Page 1

NOVIEMBRE 2015

Literatura de Escritores Argentinos. El Catálogo crece, crece y crece… Te invitamos a descubrir los últimos títulos que se sumaron y mucho más!!

iniciativalea.blogspot.com.ar Facebook: LEA


¿QUÉ ES LEA? Las siglas de L.E.A. significan Literatura de Escritores Argentinos. Somos un grupo de escritores que nos dedicamos a escribir cuentos, novelas y poemas de cualquier género y que, además de compartir la misma pasión, somos todos Argentinos. Creamos un espacio para disfrutar de lo que más nos gusta: LEER y, por supuesto, ESCRIBIR. Queremos compartir los frutos de nuestra imaginación, plasmados en obras literarias y, asimismo, pretendemos aunar los esfuerzos de todos los escritores noveles (y no tanto) para dar a conocer su trabajo.

DESCUBRÍ TU PRÓXIMA LECTURA EN LEA.

EQUIPO LEA: Vanina Rodríguez Gabriel Sosa – Javier Del Ponte leaorganizados@gmail.com

CATÁLOGO DE L.E.A. iniciativalea.blogspot.com.ar


FICHA LITERARIA | SOMBRAS DEL FIN DEL MUNDO de Ariel Pytrell. Arrancamos este número con una historia de fantasía urbana.

Sinopsis: Un médico, un joven colombiano y un niño de nueve años deben recordar sus identidades dimensionales lo más rápidamente posible. El trabajo de ellos es llevar a la humanidad al nuevo ciclo evolutivo. El trabajo de las sombras es la clave para el éxito del objetivo, que ya lleva milenios. Recordar las identidades anteriores sólo fue el primer paso. Las nuevas generaciones ya se han instalado, los «Dormidos» comienzan a despertar. Con el sonido de las Campanas, también llegarán ellos, los «Mensajeros», los Bindalinē que, como prometieron los Q’Erantē, están reencarnando para el final de ciclo, aunque muchos de ellos aún ignoran que son «Mensajeros Urbanos». ES TIEMPO DE ACTUAR LAS CAMPANAS ESTÁN SONANDO SI LAS OYES, ACASO SEAS UN BINDALINE

Fragmento en Mylibreto. Biografía: Ariel Pytrell es autor argentino de cuentos y novelas, dramaturgo y director de escena.Obras publicadas.- Cuentos: Antes del principio. Mitos y leyendas que contaron los griegos (Pluma y Papel, 2007) · Mitos y leyendas de los celtas (Pluma y Papel, 2007) · El portal de las hadas (Pluma y Papel, 2008) Ensayo: El profesor de los Anillos. Sobre Tolkien, la subcreación y otras hierbas (Mondragón, 2003) Teatro: Caro refugio (Mondragón, 2003) · Sócrates. Amanecer en la caverna (Hesiodo, 2015) Poesía: Los olvidos y el amante milenario (Mondragón, 2003) Sitio Web: www.arielpytrell.com


OTROS TÍTULOS DEL CATÁLOGO:

LETGRÍN 2 Diego Furbatto

DESTINO ALGUNO 2 Romina Raschini

JESÚS NUNCA EXISTIÓ . Silvina Dabini

DESCUBRÍ TU PRÓXIMA LECTURA EN L.E.A.


ENTREVISTA | Cecilia Muga Desde nuestro blog amigo “Creo en las Hadas”, nace una entrevista mágica y hoy compartimos un fragmento…

¡¡Bienvenida, Ceci!! Contame un poco sobre la autora tras el libro y cómo nació esta historia. Gracias por la invitación. Es difícil presentarme pues me cuesta hablar de mí, prefiero mostrarme a través del libro. Solamente te diré que soy graduada universitaria de carreras relacionadas con la tecnología y los números, además de una Capacitación Pedagógica en Formación Docente, sin embargo mi vocación está en la literatura, y te lo cuento como una manera de decirle a todos que no importa ni el pasado ni la edad, cuando uno encuentra su camino debe seguir adelante. Tengo algunas poesías y cuentos aún no publicados, y “La ciudad misteriosamente encantada” es mi primera novela publicada. Sobre el origen de la historia puedo decirte que el mundo que se desarrolla en esta ciudad misteriosamente encantada nació como idea para un concurso de cuentos, pero la pasión por escribir me llevó a desarrollarlo cada vez más, nuevas páginas se iban sumando, nuevos personajes, convirtiéndose así en una novela. Desde entonces he descubierto el amor en la creación de las grandes aventuras, donde la continuidad es la clave, y momentáneamente los cuentos duermen en el rincón de los recuerdos. Para que una gran historia como esta cobre vida, primero tiene que haberse despertado el interés por la literatura. Leer, escribir… ¿cómo fue esa experiencia en tu caso? ¿Desde cuándo? ¿Hay algún libro o autor que haya dejado su huella en vos y, quizás también, en tus escritos? Me apasionan los libros desde siempre, te diría que desde antes de aprender a leer, pues mi abuela me leía pequeños cuentos que como atractivo estaban ilustrados con muchos dibujitos, clásico en la más tierna edad, y luego de un rato, yo decía “Abuela ¿querés que te lea?” Y le contaba la historia a mi manera con el libro en la mano simulando leer las letras que aún desconocía. Los libros siempre me acompañaron a lo largo de toda la vida, tanto que me deslumbraba por conocer librerías pero jamás imaginé que podía ser capaz de convertirme en escritora. Entre mis primeros libros, y que aún conservo algunos, está la clásica colección Robin Hood, y también Cuentorregalo que dirigía la autora Syria Poletti, o libros de Poldy Bird, ellos han dejado un hermoso recuerdo de mi niñez.


Por momentos parece inevitable que un escritor refleje un poco de su alma y su entorno en sus obras. ¿Cuánto de Cecilia está incluido en “La ciudad misteriosamente encantada”? ¿Qué me podés contar sobre algún personaje? El que te guste más o tenga “más de vos”, por ejemplo. Ojo con los spoilers! Es verdad, es inevitable cuando uno escribe. En este caso, gran parte de mi alma está en “La ciudad misteriosamente encantada” porque tiene una historia detrás, y mientras se iba gestando, es un libro que AMO demasiado y ha salido a la luz al mismo tiempo que parte de mí lo ha hecho. Esta obra ha sido el inicio de una carrera en el mundo literario y a la vez un despertar de abrir puertas en varios caminos de la vida. Los personajes de mi novela fueron naciendo de a poco, antes de decidir que vivirían en una ciudad fantasmal para los mapas de viajeros e inexistente para muchos otros, la dulce maléfica había festejado un raro cumpleaños sin saber qué le ocurriría en su futuro, ignorando si Enrique sería parte o no, de su particular mundo. Ellos fueron los primeros en aparecer en mi mente, sumando seres extraños, ángeles y hasta un duende que llegó mágicamente, todos fueron decidiendo qué y cómo hacerlo, mi tarea como escritora fue prestarles atención para oír sus ideas, son los personajes quienes cobran vida dentro de uno y con paciencia debo ayudarlos a salir a través de las palabras y el relato. También es un desafío publicar las novelas y llegar a los lectores. ¿Cómo has vivido esa experiencia? Si tenés alguna anécdota que nos quieras compartir, ¡me encantaría! La emoción de publicar una novela es un sueño concretado, luego hay otra etapa más dura quizá que escribir o publicar, el encargarse de promocionar, distribuir y vender, al ser escritora independiente me ocupo personalmente de esas tareas y me apasiona hacerlo. El contacto con los lectores es una experiencia maravillosa, con algunos es a través de la pantalla del facebook y con otros es personalmente, en la “vida real” por decirlo de cierta manera. Lo más enriquecedor que me ha sucedido es ir a visitar a los alumnos y alumnas de un colegio secundario donde el docente les dio a leer mi novela para trabajar sobre el texto. Primeramente enterarme que los adolescentes lo leerían “obligatoriamente” de cierta forma, fue sorprendente, y luego saber que ellos y sus padres querían conocerme, y mostrarme una exposición de maquetas que elaboraron con escenas de la novela, donde descubrí que los mismos alumnos propusieron hacerlas. Que todo eso me sucediera se transformó en uno de los mejores premios literarios que he recibido. Los únicos trofeos que deseo, y ya los estoy teniendo, son las opiniones de los lectores y el cariño que me demuestran sin conocerme, no puedo pedir nada más.


Por último, y no por eso menos importante, quisiera saber y si deseas regalarle algún mensaje a quienes se acerquen a esta hermosa entrevista. Mi mensaje es algo que siempre les digo: No dejen que sus sueños duerman en lo profundo de la almohada, intenten por todos los medios de llevarlos a la luz de la realidad y disfruten del camino que hay que recorrer para tratar de conquistarlos. Si el sueño no se cumpliera, habrán gozado del trayecto por lograrlo, y entonces un nuevo anhelo surgirá. De nuevo, muchas gracias. Siempre es un placer conocer a una autora y obviamente este caso no ha sido la excepción!! ;)

LES COMPARTIMOS UN FRAGMENTO:


ESPECIAL AUTORAS |María Martha Paz y Mercedes Ruíz Luque.

María Martha Paz siempre leyó y escribió mucho, pero recién hace pocos años se animó a mostrar sus textos. Colaboró con el diario La voz de los Andes y algunos de sus cuentos recibieron menciones. Les presentamos su primera novela “Cíclopes del mar”, publicada por Ediciones La Grieta.

Mercedes Ruiz Luque es una apasionada del mundo de los libros; desde la escritura hasta las correcciones; las frecuentes visitas a bibliotecas y librerías; y, por supuesto, el olor a libro nuevo. Trenzando caminos es su primera publicación en formato de libro.


BIOGRAFÍA | Daniel Tórtora Daniel Alejandro Tórtora nació en Morón en junio de 1961. Durante su etapa escolar, pasó por varios colegios de Ramos Mejía hasta graduarse en el Colegio Belgrano. Poco después de concluir con sus estudios secundarios, se casó. Estudió algunos años la Licenciatura en Historia, pero Artaud, Carver, Faulkner y Onetti le tiraron más que Marc Bloch y Lucien Febvre, así que se dedicó a leer y luego a escribir. En este periodo de su vida comenzó a trabajar en su primera novela y en revistas literarias zonales. Varios años después, ya con una hija, se separó de su primera esposa, trasladándose a San Martín de los Andes (provincia de Neuquén). Allí formó una nueva familia con su actual esposa y su segunda hija. En el 2002, junto con otros colegas, fundó la revista La Grieta, que por esas vueltas de la vida, y gracias al continuo trabajo de Daniel, se ha convertido en Ediciones De La Grieta, una empresa zonal que consta ya con alrededor de 100 títulos y cuya sede se encuentra en pleno centro de San Martín de los Andes. Entre viaje y viaje a Buenos Aires, Daniel editó un libro de cuentos, la historia del Club Social de Villa Sarmiento y tres novelas: - La respuesta por la cosa rara: Fermín Prieto, en un aparentemente arbitrario derrotero, nos pasea, desde la vereda del fracaso, por la pampa argentina. Sin duda, esta novela es un simulacro donde confluyen el último viaje de Fermín y este país que nos duele y nos cuesta tanto asumir. La novela, a través de arquetipos pueblerinos, alterna el drama y el humor, consiguiendo, como toda historia de fracasos, destellos de ternura. Es la típica novela que no termina de saciar el hambre del lector y produce un vacío que, más allá de lo literal, obliga a buscar otros significados que la apuntalen. - Más vale nunca: Un profesor de historia (Alejandro), llega a un pueblo perdido en la Patagonia en donde el ferrocarril es la única conexión con el mundo. La novela, narrada en forma de vasos comunicantes, se desarrolla entre los años 1974 y 1994, cuando en pleno menemismo se levanta el ramal y deja al pueblo sin ninguna oportunidad para sostenerse. La historia es atravesada por los vaivenes de esos años, por la amistad entre el profesor y Raúl (el poeta), por un amor frustrado entre el profesor y Susana (alumna e hija de la directora del colegio) y por lazos de amores y odios que se confunden en una línea delgada en donde entran el negro, Susana, Alejandro, el poeta y la madre de Susana. - Luna en los charcos: Los clubes de barrio fueron -ante los ojos inquietos del autor- el símbolo de la sociedad argentina que encontraba en ese espacio físico y, a la vez, espiritual, el bien común. Estos espacios comunitarios fueron el emblema de la tradición barrial a partir de la década del ’40 y el último baluarte de aquel modo de vida que fue desapareciendo a partir de la década del ’80. Esta novela, narrada en primera persona bajo el recurso de la rememoración, es la historia de un grupo de adolescentes que atraviesan esa etapa imprescindible de la vida, bajo el hechizo de la eternidad que finalmente choca con la vida real. El autor no se priva de detallar, bajo el rasgo ficcional de la novela, cómo fue la muerte de una época irrecuperable para nuestra sociedad: el club social, los bailes de carnaval, los amores adolescentes, la amistad, los celos, los silencios, las fiestas, el deporte, el tiempo libre; en fin, una cultura sepultada bajo el individualismo y el consumismo. Además, ganó algunos premios y menciones por sus textos.


FICHA LITERARIA | Alessandra Waitomo Ahora le tocó el turno a “A la luz del sol”, una novela muy especial.

NOVELA / AUTOAYUDA Sinopsis: Jerime Dallier es un hombre joven, residente en Vancouver, Canadá, trabajador en una empresa de bienes raíces, quien ha perdido sus incentivos de vida pese a que recientemente le diagnosticaran cáncer en uno de sus riñones. Durante un receso en su trabajo, escapándose del agobio de sus preocupados amigos, Jerime sube a la terraza de la empresa y allí conoce a una mujer, Lisange Skewes, también empleada del mismo lugar, quien le dará una esperanza al enseñarle la práctica de la contemplación del sol, un viejo y eficiente conocimiento de cura natural pero del que pocas personas han oído hablar. Biografía de la autora: Alessandra Waitomo, nació el 22 de octubre de 1983, en Paraná, Entre Ríos, Argentina. Sus estudios universitarios están orientados a las Ciencias Naturales, siendo la escritura su pasatiempo favorito. Participaciones con nombre real: - Cuaderno de poesías Reflejos de Antorchas del Milenio, año 2002, de Asociación Entrerriana de Escritores. - Antología Rumor de Letras, año 2003, de Asociación Entrerriana de Escritores. - Tomo seis de la antología Letras del Mundo, año 2004. Con nombre artístico: - Novela: "A la luz del sol". - Participó en el concurso El Arte de Escribir, durante el año 2010, quedando finalista con su poema Un año más, el cual fue publicado luego en la antología Más que palabras, volumen 1 - España. - Antología Con otra voz, Éxtasis Poético, de Latin Heritage Foundation, año 2011, Nueva York - Estados Unidos. - Antología poética Yo soy Mujer, del Movimiento Mujeres Poetas Internacional, año 2012 - República Dominicana.


NOTICIAS LEA

Nuestros libros, varios autores, charlas, lectura de fragmentos y muchas sorpresas en el Castillo LEA…

¡Sí! Estuvimos presentes en la Feria de Literatura Fantástica Argentina del partido de San Martín. ¡¡TE INVITAMOS A VER LAS FOTOS Y VIDEOS!!

Gabriel Sosa, Sandra López, Vanina Rodríguez y Cristian Arlia Ciommo


ENTREVISTA | Verónica Gómez Vergagni Disfrutá de estas preguntas muy divertido a la autora de Cuentos de Vero Humor.

¡¡Bienvenida a Creo en las hadas, Vero!! Muchas gracias por regalarnos un ratito de tu tiempo. Nos gustaría que te presentaras con toda esa gracia y buena onda que te caracteriza… ;) V: Bueno, para empezar, “Yo creo en las hadas” se los juro, no vaya a ser cosa que por no manifestarlo suspendas la entrevista antes de contestar la primera pregunta. Me llamo Verónica Virginia Gómez Vergagni, acuso cuarenta años, aún mi cabello tiene su color castaño natural, pero ya estoy planeando un platinado con tres mechoncitos de colores diferentes para los setenta. No, no estoy loca, ya les dije que creo en las hadas, eso debería ser suficiente para ustedes, porque saben muy bien que los que no creen en ellas son los que tienen serios problemas. ¿Decía? Virgo/Libra, Conejo, me gustan las ciencias humanísticas, estudié un tiempo filosofía hasta que decidí que mi vocación real no era la de ser profesora y opté por ser autodidacta. Mis lecturas son muy variadas pero por sobretodo LIBRES. Soy dependiente de algo, del café, y el brownie de chocolate me puede. Ah, sí, sí, soy escritora. Mmm… ¿se podría decir que sos muy lectora o nada que ver? ¿Qué libros/autores han dejado su marca en tu vida? V: Creo que habría que ponerse de acuerdo en cuántas lecturas por mes o año son necesarias para ser muy lectora. Conozco personas que todos los días buscan un momento para leer, comúnmente por las noches. Si ése es un ejército, a mi me robaron las botas. Digo, ni leo todos los días, ni rápido excepto que me apasione una trama cosa que no me sucede a menudo. Soy de las que leen varios libros a la vez con grandes pausas intermedias, tengo un archivo donde anoto en cuales páginas me detuve en cada uno. Mm, voy a pensar esto de la marca de los autores... se me figura amplio lo que abarca así que voy a tomarlo como viene a mi mente, por el lado de la emoción. En primer lugar María Elena Walsh, teníamos sus libros en casa pero además en la escuela, en segundo grado, nos leyeron en clase gran parte de “Dailan Kifki” y le guardo un amor insólito a ese libro. Otra marca pero sufrida fue leer “Mujercitas” y “Mujercitas se casan”, de Louisa M. Alcott, fue un golpe bajo lo de la hermana menor de las cuatro, y terrible que Laurie, bueno, ¡¡no se casara con Jo!! ¡Dónde se ha visto! En serio, me sentí re-mal. Y no continué con “Hombrecitos”, tomen nota los escritores de sagas, algunos no soportamos mucha frustración. Luego, no sé que otros autores mencionar ahora mismo, quizá algún libro de filosofía, cuando vas madurando necesitás darle vueltas a algunos temas espirituales. Creo que en mi vida las marcas no se las debo precisamente a los libros.


Vero, ¿recuerdas cómo/cuándo arrancan esas ganas de volcar al papel tus ideas? V: Tengo poca memoria infantil pero recuerdo que ya a los siete años decía que quería ser escritora. ¿Qué noción podía tener de lo que significaba? Mi familia siempre nos regaló muchos cuentos e historietas a mi hermana (mayor) y a mí. Cuando dormíamos en casa de mi abuela materna, ella siempre nos contaba cuentos antes de dormir, estos eran improvisados y bastante entretenidos, con los años explicó que muchas eran travesuras de sus hermanos y había muchas porque ellos eran doce hermanos. Supongo que hay herencia genética, a algunas tías abuelas también les gustaba la escritura y a mi madre también solo que no pasó de ser un pasatiempo. Pero ojo, también creo probable la teoría de la reencarnación y persistencia de una vocación a través de muchas vidas. ¿Cuándo las ganas concretas de volcar al papel? En la infancia, sí, jugando, tengo por algún rincón un librito que armé con tapitas de cartón. Has publicado dos maravillosos libros de cuentos. ¿Cómo describirías tu proceso de escritura? Me intriga saber si los tienes mucho tiempo dando vueltas por la cabeza o si enseguida se te ocurre la idea y la anotas, etc. V: Toda regla tiene excepciones pero en general no escribo sin un plan, una idea general de lo que quiero transmitir. Esto no quiere decir pensar la trama completa, sino simplemente un eje o un objetivo. Hay un par de cosas que a mí me gustan mucho, una es la crítica social, otra es jugar con el discurso, entonces podría ser que vea en la calle algo que me enoja y me diga voy a resaltar esta actitud de algún modo, o que leyendo o escribiendo se me ocurran giros lúdicos en el lenguaje o el relato, entonces al tomar consciencia de ello puedo decir voy a emplear esta técnica en un cuento y luego pienso qué necesito o encaja en esa idea. Las ideas creativas a veces llegan y a veces no, tengo bloqueos como casi todos los escritores. Habitualmente necesito pensar varios días antes de escribir un cuento corto. Pero una vez que tengo clara la idea el texto fluye con naturalidad y anoto cualquier idea espontánea, luego ya vendrá el tiempo de corrección y/o autocensura. Quiero agregar que las fuentes de inspiración son infinitas por lo que claro, también tomo notas de frases que oigo, ideas del momento o hasta sueños. Todos los cuentos son independientes entre sí o hay un hilo conductor. ¿Con qué nos vamos a encontrar?


V: Los cuentos son independientes entre sí, y muy diferentes entre sí, los hay muy intelectuales, otros sencillos, otros de entretenimiento llano (lo que para mí es llano que a veces puede tornarse complejo para otros porque demanda atención en la lectura). Me gusta mucho la fantasía, la ciencia ficción, así que hay un poco de todo. ¿Con qué se van a encontrar? Con algo que definitivamente no esperan y los va a sorprender. A menudo la gente subestima al humor, por lo que si se dice que algo es gracioso entonces pasa a ser una pavada. Este prejuicio cae rotundamente al leer cosas como “Mafalda” ¿verdad? Bueno, en mis cuentos también hay muchas verdades para reflexionar, muchas veces como metáforas. El humor puede surgir en diferentes formas, básicas o elaboradas. Con mis libros podrán entretenerse un buen rato y si les apetece, quedarse pensando un poco después. Cuando decimos “cuentos” y “humor” podemos imaginar que tus historias no tienen edad pero, ¿a qué público piensas que están dirigidos? V: Para explicar esto me gusta la comparación con dibujos animados como Los Simpson, porque puede vérselos y tener un entendimiento solo de la generalidad de la acción (lectores niño-jovenzuelos) o se puede tener un entendimiento más completo, apreciar la acción a la vez que a las aristas intelectuales, muchas veces irónicas(lectores adultos con instrucción). Para apreciar mis cuentos completamente el lector debe poseer una cultura media, sin embargo algunos de los cuentos son sencillos y pueden ser comprendidos en buena medida por los niños que gustan de las lecturas. Y para las hadas curiosas también, ¿no? ;) Muchas veces es inevitable dejar un pedacito del autor o su entorno en las obras, ¿qué opinás? ¿Hay algo “muy tuyo” en estos cuentos? V: A las hadas les encantarían mis cuentos porque son muy traviesas y tendrían motivos para reír. Tengo una amiga que me conoce hace décadas y dice que hablo tal cual escribo, y debe ser cierto porque se ríe tanto si me lee ¡como si me escucha!... ¿algo muy mío? Todo. ¡Soy terrible! ¿Nos vas a sorprender con alguna novela o definitivamente preferís los cuentos? También me gustaría conocer tu opinión acerca del fenómeno de las “sagas o libros autoconclusivos”. V: Bueno, con esta entrevista podría escribir mi primera saga, jaja, pero parece que les ha tocado en suerte leer el gran tomo de la entrevista completa. Puede ser que los sorprenda con una novela y en el mismo acto me sorprenda a mi misma. Me siento a gusto con los cuentos, logro decir lo que quiero y despegar antes de cansarme de los personajes o la trama. Tiendo a escribir más diálogos que largos pasajes descriptivos. Ello me llevó a escribir obras de teatro (aun sin estrenar) pero esto mismo me da confianza a la hora de pensar en desarrollar una novela.


Debo confesarles que últimamente me estoy rodeando de muchos escritores de sagas de aventuras y siento una especie de contagio (estoy a pasitos de convertirme en una esponja, en Bob Esponja probablemente) lo cual me preocupa porque si mañana todos se tiran al río, jajaja, no, no, no me voy a tirar, pero una novelita... “Sagas o libros autoconclusivos” parece una competencia que no debería ser tal, la elección es subjetiva tanto para los lectores como para los escritores. Lo que suscita polémica es que pareciera haber un fenómeno que sería el surgir en muy poco tiempo de muchos escritores de sagas, modalidad no tan acostumbrada entre los escritores argentinos. Esto algunos lo vemos como una moda e intentamos buscar una razón, allí es donde uno podría extenderse demasiado con hipótesis, digamos que algunas rondarían el tema dinero y otras la admiración por el talento de quienes se han destacado como escritores de sagas. Aunque francamente, si nos ubicamos en la realidad de Argentina es poco probable aspirar a conseguir fortuna con una saga así que bien podríamos apostar por la admiración a autores extranjeros de sagas, pero seguimos necesitando un por qué, ¿por qué ahora? Quizá sea que el conocimiento de esos autores admirados sea consecuencia de una moda extranjera motivada sí, por causas económicas. Esta no es una afirmación, sino tan solo una sospecha, es un tema muy complejo donde la visión de uno solo no puede estatuirse en estudio sociológico. De músico, poeta y loco, todos tenemos un poco. ¿Cómo definirías a un escritor? ¿O qué representa para vos escribir…? V: Yo pienso que un escritor, como todo artista, es alguien con necesidad de comunicarse. El por qué mejor se lo dejo a la terapia psicoanalítica de cada quién. Pero caramba, quiero darte esa cuota extra romántica que vivifica al mundo hádico. Más allá de interpretaciones del inconsciente, a mí me pasa que escribir me da felicidad, amo las letras, pasearme por sus contornos, es hasta difícil de describir el disfrute, pero es pleno, es grande, es hermoso, es el Bien, lo Bueno, es Amor. A este amor se le suma la gran satisfacción que me da saber que mis lectores pasaron momentos gratos con mis escritos. Allí quizá aparece la palabra Arte, escribir para mí entonces representa un arte que amo manifestar. Por último, este es tu espacio para que nos cuentes lo que quieras y/o les dejes un mensaje a los lectores. V: Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña... Piensen en eso. Si desean seguir mis pasos en las letras pueden sumarse a mi página en facebook: https://www.facebook.com/pages/Cuentos-de-Vero-Humor ¿Y pensaban que no les iba a dejar un mensaje? “Heal the world, make it a better place” (Sanen al mundo, hagan de éste un lugar mejor) ya lo dijo Michael Jackson pero inténtenlo en serio che. Me sentí muy a gusto con tu cálida entrevista, ojalá haya sido del agrado de los habitantes del bosque, los saluda Vero. De nuevo, ¡¡muchísimas gracias por dejar tu huella en Creo en las hadas!! Invitamos a todos a dejarse envolver por este torbellino de humor y creatividad…


ENTREVISTA | Cristian Arlia Ciommo. Para los amantes de la magia, aventuras, distopia... hoy les presentamos a Cristian Arlia Ciommo, autor de La prisión de las sombras.

Ante todo, muchas gracias por brindarme este espacio de difusión que siempre es muy valioso para un autor emergente. La mayoría de nosotros no tenemos la posibilidad de dedicarnos a tiempo completo a esta bella pasión que es el oficio de escribir; y por ello, cada nota, cada entrevista, es un aporte muy importante que nos ayuda enormemente a que lleguemos al público lector. Bien, sabemos que sos de Lanús y que muchas veces los autores reflejan su entorno, sus costumbres, un pedacito de su alma en sus obras. ¿Hay algo del barrio que te haya inspirado? ¿Considerás que algún personaje se asemeja más a vos? Soy partidario de creer que todo está en todo. Es imposible que una cuota de nosotros, de esa esencia que muchas veces está en el aire de las ciudades que conocimos, las personas con las que nos encontramos, no se refleje; todo eso siempre está en la atmósfera del escritor. Casi de forma invisible... pero irrefrenablemente latente. A pesar de que ya no vivo hace tiempo en Lanús, creo que “La prisión de las sombras” conserva un pedacito de mi ciudad natal en sus páginas. ¿Con qué nos vamos a encontrar al sumergirnos en esta realidad paralela? Cuéntanos acerca de la trama, por favor… Creo que el lector se va a encontrar con un rompecabezas que, lejos de ser un manojo de situaciones aisladas, se centra en conectar dos puntos. Ya sumergido en el texto, el lector, comenzará a descifrar que hay algo que nuestro enigmático narrador no nos está contando. Y quizás, la gran apuesta del libro fue proponerle al lector que descubra aquel misterioso secreto y se sorprenda con él, dentro de un entorno de magia y aventura. En “La prisión de las sombras”, ¿hay espacio para la reflexión? ¿Y con la identificación? Producto de la esencia de la obra se recrean diálogos que motivan constantemente a la reflexión de un sentido que va más allá de la literalidad.


En la prisión de las sombras los personajes obran mayormente con sus pensamientos. Por ejemplo, pueden acceder con total libertad a las mentes de otros reclusos producto de una fuerte conexión psíquica que los une. Uno de los grandes misterios, aunque no el principal, es descubrir por qué todos los personajes están interconectados. Si el panóptico se consideraba la mejor forma de contener a los cautivos de un sistema penitenciario, mucho peor sería un universo en donde nadie pueda siquiera pensar libremente lo que quiera por temor a ser descubierto, expuesto y condenado. Te invitamos, si lo deseas, a compartir un fragmento… ¡Por supuesto! Este fragmento forma parte del apartado “Suplicio” y se llama “primer Suplicio: el cielo y el infierno”. Este es el castigo que recibían los condenados por el simple hecho de querer existir. Serían sometidos a él intermitentemente y en forma indefinida, en ciclos regulares, hasta que perdieran la voluntad de vivir: “Primer suplicio El Cielo y el Infierno Un olor nauseabundo se desprendía de centenares de cuerpos en estado de putrefacción. Mientras la oscuridad me envolvía, descubrí que una hilera de dientes giraba a mi alrededor como un espiral siniestro. Encajaban perfectamente, unos sobre otros, como engranajes. Por encima de aquel umbral sombrío se alzaban mil ojos que me guiaban, lentamente, hacia la oscuridad y el frío de los errores del pasado. Justo en el centro, la luz brillaba y la iluminaba solo a ella. La mujer, como si fuera un recuerdo de otro tiempo, resplandecía bajo la tenue luz, que le daba todo el aspecto de un ángel caído. Si abrazaba su cuerpo, seguro me quemaría. Al sentir el hermoso brillo de su luz, ambos comenzaríamos a arder. Bajo los efectos de un impulso genuino acepté lo que me deparaba la suerte y, con una prisa pocas veces vista en un condenado, abandoné mi temor y salí corriendo con todas mis fuerzas hacia su encuentro. Fui herido levemente por la pila de dientes y juzgado por los miles de ojos. Por alguna razón, mi cuerpo resistía aquel dolor y extendía mi vida más allá los límites de la agonía solo para poder tocarla. Durante un brevísimo instante pude sentir su luz. Y es que eso era todo para mí. Una vez en el centro, cuando la toqué, el tiempo se diluyó y nos quemamos muy lentamente, juntos. Los dientes, cual máquina infernal, trituraron y desmembraron lo quedaba de mí de un solo golpe. Como un mecanismo activado por el tiempo, estaba condenado a pasar por ese efímero ciclo una y otra vez, por toda la eternidad; entre las huellas de sus pasos y los míos, en algún rincón olvidado entre la vida y la muerte, más allá de los límites del tiempo, corriendo a su encuentro hasta que se borrara todo rastro de mi existencia. Hasta que la soledad y el miedo fueran mi única compañía. Y siempre antes de volver a morir me alegraría saber que por fin había encontrado el Cielo.”


El gusto por la literatura te acompaña desde pequeño, ¿es así? Pero esta novela, ¿tardaste mucho en concluirla? Me gustaría saber un poquito sobre tu forma escribir… “de corrido”, saltando de una escena a otra, con música de fondo, etc. La novela fue escrita por dos personas distintas: por un lado el adolescente de 15 años que fui y por otro, la persona adulta que soy. La composición, en realidad, la desarrollé casi en su totalidad el año pasado; pero la idea, que fue la gran apuesta de este libro, la cultivé en mi adolescencia. Cristian, ¿qué autores/libros crees que han influenciado tu escritura? Cualquier lector de apetito voraz tiene todo el derecho de reclamarme la ensalada de autores que considero que son mi principal influencia. Por supuesto, lejos estoy de considerar mi estilo cercano al de cualquiera de estos titanes: Tolkien despertó en mí la idea de que crear un mundo desde cero, desde su cultura, sus hábitos y creencias... desde la nada misma. El estilo tétrico, misterioso y desolador de Poe también fue una de mis mayores motivaciones como lector, y bueno… como escritor no podía al menos dejar de intentarlo. Lo que más admiré de Nietzsche fue el sentido metafórico de sus letras, su total desprecio por las carencias del hombre en la construcción del sentido y por cuestionar su intento de instituir un ideal superfluo de las cosas. Por eso, en “La prisión de las sombras”, vemos como se aceptan irrefutablemente paradigmas por ser simplemente “verdaderos” y también, por el mismo motivo, los combates y situaciones que suceden allí, el lector deberá identificar si responden a descripciones tan literales... Volviendo al libro; un sueño hecho realidad el verlo publicado. En tu caso, ¿cómo fue el proceso de edición? ¿De qué manera se complementan las tareas del autor/editor? En mi caso particular, también me desempeño como editor y por eso el proceso de edición no me resultó ajeno. De todos modos, así como un médico no puede operarse a sí mismo, tampoco es recomendable que un editor se edite a sí mismo. La edición del libro fue una gran hazaña: por una lado una guerra de comentarios en Word con Hernán, el editor del sello en el cual publiqué; quien, por fortuna, no fue un autómata que me dijo siempre todo que sí. Por el otro, lidiar con la enorme dificultad que tenía el personaje principal afectado por una profunda amnesia. Amnesia que no le permitía siquiera recordar su nombre, ni la naturaleza de todas las cosas, ni el sentido de su propia existencia.


Construir ese personaje, y defenderlo, requería de una perspicaz mirada ajena que le buscara “la quinta pata al gato” porque entre lo que se intuye y lo que se sabe hay un profundo abismo. Antes de despedirte, deseándote lo mejor en tu camino literario, te ofrecemos este humilde espacio para dejar un mensaje a los lectores, a contarnos algo que tengas ganas… ;) Creo que este libro es un lugar de encuentro con uno mismo. Ojalá puedan transitar por el sendero de sus letras y encontrarle ese significado que guarda en lo que respecta a la vida cotidiana. Agradezco a todas las colaboradoras de Creo en la Hadas por esta linda entrevista. Puntualmente quiero felicitar a los colaboradores de LEA, por el trabajo a pulmón que vienen realizando; y a Vanina Rodríguez por su generosa invitación a integrar dicho grupo y el inmenso gesto de contribuir a la difusión de esta obra. ¡¡Y a los lectores de este blog por destinar su tiempo en la lectura de esta entrevista!! Gracias totales. Muchas gracias, de nuevo!! Es un placer leerte y una alegría contarte entre nuestros amigos autores!

LUCIANO ARIAS desde niño se sintió atraído por los comics, la literatura fantástica y la cultura medieval que son una clara influencia en su obra. Actualmente se desempeña como profesor de historia, mientras concluye la segunda parte del libro: LEGADO.


Te invitamos a conocer a los miembros del EQUIPO LEA

MuchĂ­simas gracias por pasar.

Entrevistas realizadas por Vanina RodrĂ­guez, publicadas en el blog Creo en las hadas.

Pasen y LEAn! #11  

Noviembre | Entrevistas, fragmentos, noticias y libros de LEA.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you