Page 1

MITSUBISHI MONTERO Aventura garantizada

Año 2 • No.19 • Febrero 08• $30.00

www.autoexplora.com

autos & estilo de vida

CORVETTE 2008 y Eduardo Santamarina Sensuales y deportivos

Autoshow

Detroit Preludio de sorpresas en 2008

Altea XL vs. Grandis Opciones encontradas Jaguar XF Reclama su lugar


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

Mitsubishi Grandis vs. Seat Altea XL

2

Familiares totalmente opuestos Por: Marcos Martínez / Fotos: Oscar García

Cuando pensamos en un vehículo para transportar a nuestra familia, buscamos uno que esté equipado con la mayor cantidad de dispositivos de seguridad pasiva y activa y que al mismo tiempo nos ofrezca un amplio espacio interior para garantizar nuestra comodidad y la de los nuestros. Pero también juegan un papel importante a la hora de decidirnos la imagen que proyecta, la cual debe ir a tono con nuestro estilo de vida moderno y divertido, y que posea un motor potente, pero con un consumo bajo de combustible. Por esta razón, en esta edición te traemos un comparativo en el que enfrentamos dos filosofías opuestas, dos maneras de ver un auto para la familia y con diferentes soluciones de practicidad. Así que te damos nuestras impresiones del enfrentamiento entre Seat Altea XL y Mitsubishi Grandis. 42


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

ASPECTOS GENERALES Este par de familiares se enfrentan a una tarea muy complicada porque su segmento no es de los más dinámicos, además de toparse con las minivans cuyo mercado está saturado de ofertas japonesas y estadounidenses. Sin embargo, tienen a su favor mecánicas más pequeñas de 4 cilindros y también un tamaño y un peso menor. En el caso del Seat, una de sus últimas novedades es la del Altea XL, la versión larga del Altea. La Grandis, al igual que el Altea de Seat, es la oferta más orientada a la familia de la gama Mitsubishi; su caso es el más interesante de los dos, ya que el contraste de su interior con el de su imagen es el más marcado de este comparativo.

43


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

DISEÑO EXTERIOR Seat Altea XL

Su estilo no cambia mucho con relación al Altea versión corta y su tendencia es la misma que caracteriza a los modelos del fabricante español, con una imagen muy parecida entre ellos, aspecto que le resta atractivo porque no tiene una personalidad propia como la puede poseer otro vehículo al compararlo con el resto de su gama. En este comparativo, la Altea XL es la que ofrece la imagen más deportiva gracias a las líneas que le dan otra dimensión a sus costados o a la tapa de su motor, además de que su frente gana mucho en vista gracias a los trazos curvos de su cofre o a la entrada de aire que va debajo de la fascia y que le imprime cierta tesitura deportiva. Los ligeros, pero importantes, cambios en su fisonomía los encontramos en la parte trasera y la hacen ver más seria al abandonar las calaveras del modelo anterior por unas rectangulares que ocupan parte de la tapa de la cajuela.

La Mitsubishi Grandis es muy atractiva, con sus largas calaveras de tecnología Led pegadas al ras de la carrocería. La Altea XL es la que ofrece la imagen más deportiva gracias a las líneas que le dan otra dimensión a sus costados 44

Mitsubishi Grandis

Su imagen es la más discreta de las dos, ya que en ella no hay líneas rebuscadas o que tengan mayor protagonismo, aunque gana mucho en apariencia gracias a sus ventanas laterales más grandes con un marco muy delgado. Sólo le dan vida a las puertas unas líneas ubicadas en la parte de los costados, así como los espejos laterales que cuentan con luz intermitente integrada. Por el frente, lo más interesante son sus faros en forma de diamante, ya que la superficie del cofre es plana. En cambio atrás, la solución de todo su conjunto es muy atractiva, con sus largas calaveras de tecnología Led pegadas al ras de la carrocería.


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

DISEÑO INTERIOR Seat Altea XL

La atmósfera interior se percibe más actual; sin embargo, la diferencia de diseño es casi nula en relación con sus hermanos. Los asientos son más duros y esto puede ser apreciado por unos y condenado por otros. En mi opinión, la dureza es la ideal para soportar trayectos largos y de esta manera no fastidiarse con asientos suaves en los que al cabo de un rato nos vamos hundiendo y terminan por cansarnos. En la primera fila, carece de reposa-brazo para el asiento del conductor, además de que sus ajustes son manuales. El volante puede moverse para lograr la altura y profundidad requeridas y tiene controles en el mismo, una ventaja sobre su competidor. Únicamente cuenta con dos filas de asientos, pero presume de una pantalla de DVD para los pasajeros traseros; además, esta segunda fila está dividida en una proporción 60/40 y puede ajustarse hacia atrás o adelante, con lo que ganamos espacio para las piernas o para carga.

Mitsubishi Grandis

Por dentro el ambiente es más conservador y prueba de ello es el diseño del tablero que presenta formas más anticuadas y rectangulares, como por ejemplo la del radio colocado en la consola central que posee un estilo más cercano a los ochenta, pues parece como si lo hubieran sacado de un sedán estadounidense de aquella época. El volante no tiene el mismo tacto que el de Altea XL y eso se nota mucho porque la superficie es muy lisa y su grosor podría mejorar. La sensación de todos los asientos es muy diferente a la del Altea, debido a que son más suaves, aunque sin caer en exageraciones; el asiento del conductor sí tiene reposa-brazo y sumado a una transmisión automática, el manejo se vuelve muy relajado en carretera. Su ventaja principal es que cuenta con una tercera fila de dimensiones aceptables en donde puedes acomodar a dos menores e, incluso, a mayores de complexión regular.

45


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

EL MANEJO Seat Altea XL

En definitiva, su tren motriz es el que permite una conducción más dinámica; esta ventaja nos deja más satisfechos al manejarla en carretera, pues la firmeza de la suspensión contrarresta la natural inclinación de su carrocería. Su motor de 4 cilindros responde muy bien; su aceleración es mejor que la de Mitsubishi Grandis y su transmisión de 6 velocidades permite sacar más provecho del motor, aunque tiene en contra que puede resultar algo lenta cuando la llevamos en la posición D porque en el programa Sport los cambios son más tardados y mantienen al motor girando en la zona de mayor poder. La transmisión automática, además del programa Sport, tiene la facilidad de que podemos hacer los cambios de manera manual y una de sus principales ventajas es que los engranes entre una y otra velocidad son muy rápidos. Su motor de 2 litros genera 150 caballos de potencia y un formidable torque de 148 libras-pie.

46


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

Mitsubishi Grandis

La exponente japonesa, por su parte, tiene un manejo más relajado que el de su rival, pues su aceleración es más lenta y se percibe mayor suavidad en la suspensión. Su peso es otro aspecto que incide directamente en su desempeño, porque sus 1,620 kilos merman directamente al motor, que es más grande que el de su oponente. También cuenta con 4 cilindros, 162 hp y 159 lb-pie de torque. Tiene a favor la apertura de tiempo variable de válvulas que mejora el comportamiento del motor cuando aceleramos a fondo, pues la escalada de revoluciones es constante, pero también favorece el consumo de combustible cuando llevamos un ritmo más tranquilo. Su transmisión es de 4 velocidades, punto en el que claramente se ve desfavorecida frente a la Altea XL, pues recordemos que monta una caja de 6 marchas. Su caja de velocidades igualmente ofrece cambios de modo manual, aunque no cuenta con un programa Sport. La suspensión es mucho más suave, sin ser peligrosa o sin mostrar un balanceo excesivo en curvas que ponga en entredicho su estabilidad. Su capacidad de frenado es igual de eficiente que la de la Altea XL.

47


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

CONCLUSIÓN Aunque del mismo segmento, este par de vehículos familiares son totalmente opuestos en su filosofía. Por un lado, la española Altea XL ofrece más dinamismo y una imagen más audaz; por el otro, la japonesa Grandis busca al consumidor que piensa en la comodidad sobre la velocidad.

Seat Altea XL Versión: Stylance 2.0L FSI Producción: España Motor: 2.0 litros y 4 cilindros DOHC Potencia: 150 HP @ 6,000 rpm Torque: 148 lb-pie @ 3,500 rpm Transmisión: Automática de seis velocidades con conversión a modo manual Tracción: Delantera

Mitsubishi Grandis Versión única Japón 2.4 litros y 4 cilindros, OHC 162 HP @ 6,000 rpm 159 lb-pie @ 4,000 rpm Automática de cuatro velocidades con conversión a modo manual Delantera

DIMENSIONES Largo: 4,467 mm

4,765 mm

Ancho: 1,768 mm

1,795 mm

Alto: 1,581 mm

1,655 mm

Distancia entre ejes: 2,578 mm

2,830 mm

Peso: 1,454 kg

1,620 kg

FRENOS Y ASISTENCIAS Frenos: Discos en las 4 ruedas con ABS Rines: 17” Llantas: 225/45WR17

Discos en las 4 ruedas con ABS 17” 215/60VR17

COSTOS Tenencia: $8,175 1er. servicio 15,000 km $442

12,000 km $ 1,092

2do. servicio 30,000 km $749

24,000 km $1,207

3er. servicio 45,000 km $1,189 Garantía: 24 meses/ Ilimitado km Precio: $272,500 48

$8,355

36,000 km $1,092 36 meses/ 60,000 km $278,500


COMPARATIVO • SEAT ALTEA XL VS MITSUBISHI GRANDIS

Calificación técnica Seat Altea XL

Mitsubishi Grandis Diseño exterior:

4

4.5

Diseño interior:

4.5

4.5

Desempeño:

3.5

4.5

Rendimiento de gasolina:

4

4

Relación valor precio:

4

4.5

Calificación general:

4

4.5

VEREDICTO Concluimos que el ganador es Seat Altea XL, pues aunque su motor es menos potente, la configuración en su conjunto le permite ofrecer un manejo más entusiasta; además, su cabina de mayor tamaño permite despreocuparse por las maletas. Y para los más chicos está a la mano una pantalla de DVD.

49

SEAT Altea vs Mitsubishi Grandis  

Comparativo Autoexplora la revista No. 19 entre SEAT Altea y Mitsubishi Grandis dos familiares totalmente opuestos