Issuu on Google+

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA FACULTAD DE EDUCACIÓN ESCUELA DE ORIENTACIÓN Y EDUCACIÓN ESPECIAL OE-2054 Taller de Investigación en Orientación

Estudiantes: Joseline Brenes C. Vivian Fallas L. Priscila Fernández G. Joliem Figueroa S. María Elena Guzmán S. Karol Méndez J.

ELABORACIÓN DEL PROYECTO DE TFG

Profesora: M.Sc. Alejandrina Mata

II semestre 2009


DEFINICIÓN DE UN TEMA DE ESTUDIO Las características de personalidad de las estudiantes y los estudiantes de cuarto año en los ambientes educativos de las Facultades de Educación e Ingeniería de la Universidad de Costa Rica de acuerdo con el Modelo Vocacional propuesto por John Holland.

ANTECEDENTES

Turner, Conkel, Starkey, et.al (2008) realizan un estudio con el propósito de examinar las diferencias étnicas y de género en el desarrollo de los tipos de personalidad propuestos por Holland entre los adolescentes de zonas urbanas. Las personas que participan en el estudio fueron 152 estudiantes de octavo y noveno grado de tres escuelas intermedias en dos ciudades en el medio oeste de los Estados Unidos, de las personas participantes 69 eran hombres y 83 eran mujeres, entre estos 47 personas eran afroamericanas, 33 asiático-americanas, 5 blancas, 12 hispanas y 55 indígenas; la edad promedio fue de 13,13 años. Debido a la poca población de personas blancas e hispanas no se toman como referente de análisis. El instrumento por el cual se recopila la información es el “Self-Directed Search”, establecido por Holland y entre los resultados se encuentra que no hubo diferencias étnicas en las personalidades de formación profesional entre las personas afroamericanas, asiático-americanas, y las indígenas americanas. Se observa que los hombres se muestran

más realistas e investigativos y las mujeres

artísticas e

interesadas por las actividades de tipo emprendedor. Los intereses en las ocupaciones y los intereses en las actividades predijo fuertemente los tipos de personalidad diferentes, en cuento a género se muestran diferencias en los intereses de los tipos de personalidad, los resultados de este estudio sugieren que las personas tienen algunas diferencias de género en la forma en que su personalidad profesional se desarrolla.


Se menciona como una de las limitaciones del estudio el hecho de utilizar un instrumento que es catalogado como “autoinforme” el cual puede ser influenciado por las expectativas y la influencian social. Uno de los principales aportes de este estudio es la implicación del genero en la formación de las características de personalidad, lo cual constituye un aspecto de análisis a tomar en cuenta al trabajar con las personas universitarias en la presente investigación. Por otra parte, Martínez, J y Valls, F (2001) realizaron un estudio bajo el nombre de validez transcultural del modelo hexagonal de personalidad propuesto en la teoría tipológica de elección vocacional de John Holland, el cual partía del propósito de comparar di la estructura de personalidad propuesta en la teoría tipológica de Holland mediante el modelo hexagonal se verifica en la población seleccionada Las personas que participan en el estudio fueron 778 sujetos seleccionados de forma aleatoria que se encuentran dentro del sistema educativo cursando sus estudios en la provincia de Almería con edades entre los 12 y 50 años, de los cuales 320 son hombre y 458 son mujeres, el 86% tiene edades entre 12 y 21 años. El instrumento por el cual se recopila la información es el “Self-Directed Search” de Holland, en versión realizada para hispanohablantes. El procedimiento que se llevo a cabo para realizar la comprobación de la estructura de los tipos de personalidad propuesta por Holland, se basó en: obtener las puntuaciones totales en cada una de las escalas que corresponden a los tipos de personalidad; intercorrelacionar las puntuaciones totales de cada una de las escalas; correlacionar la matriz elaborada de intercorrelaciones con la obtenida por Holland en sus normativas; y comprobar el grado de ajustes de las interrelaciones obtenidas con el modelo Hexagonal de Holland. Entre los resultados obtenidos se puede señalar que existe una similitud entre la muestra española y americana. En hombre y mujeres de secundaria se ha obtenido similitudes idénticas, mientras que en mujeres universitarias han obtenido una mayor correlación que los varones, esta diferencia de géneros e lo que respecta a estudios universitarios puede deberse al tamaño de la muestra seleccionada que es significativamente menor en los hombres. Por otro lado se comprueba que la


disposición hexagonal de los tipos de personalidad, en términos generales, se mantiene según lo indicado por Holland. Otro estudio es el realizado por Able y Sedlacek (1985) que inspirados en la creciente importancia

del rol de las computadoras en la preparación vocacional y el valor

práctico de determinados currículos y en las bases de los intereses vocacionales de los estudiantes, elaboran una investigación que trata de las diferencias en las actitudes computacionales entre los estudiantes dependiendo de su tipo de personalidad según Holland y su sexo. Los datos fueron recolectados de una muestra de 289 estudiantes de primer ingreso (44% hombres, 56% mujeres) de la universidad de Maryland. Los sujetos del estudio completaron la escala de actitud computarizada (Loyd and Gressard, 1984), y luego fueron asignados en un tipo de personalidad según Holland (realista, investigador, artístico, social, emprendedor, convencional), basados en sus respuestas a un ítem que les preguntaba que hicieran una lista de las 3 fantasías vocacionales en orden de prioridad. Los resultados indicaron que: 1. Las mujeres son significativamente más ansiosas, menos confiadas de sí mismas y con menor agrado hacia las computadoras que los hombres. 2. El tipo de personalidad emprendedor es significativamente más ansioso, menos confiando de sí mismo y con menor agrado hacia las computadoras que un tipo realista o investigador, 3. El tipo artístico es significativamente menos ansiosos que el tipo realista; menos confiando en sí mismos y con un menor gusto por las computadoras que los tipos realista e investigador. Dicha investigación nos aproxima a una temática de suma importancia a tomar en cuenta para nuestro estudio, primero por el gusto por las computadoras (y su relación directa con la Ingeniería informática específicamente, y con otras ingenierías en menor grado) y segundo por la implicación de los diferentes tipos de personalidad y el género. También, El Sistema de Orientación Vocacional Informatizado, forma parte de un programa utilizado por el Centro de Orientación Vocacional Ocupacional de la Oficina de Orientación de la Universidad de Costa Rica, dentro del cual se implementan una


serie de herramientas de exploración vocacional en cuanto a intereses, aptitudes, valores, forma de ser entre otros aspectos que influyen en los momentos de toma de decisiones. El Sistema llamado por sus siglas SOVI,tiene dos versiones dirigidas a dos poblaciones específicas, las y los estudiantes de los colegios nacionales enfocándose en ese momento de finalización de estudios secundarios y enfrentando la decisión de iniciar estudios universitarios y la estudiantes universiitarios que desean reafirmar o cambiar de carrera o planear nuevos proyectos vocacionales. (Manual COVO-SOVI, 2006) Como parte del proceso de orientación vocacional realizado con el SOVI se busca responder a nueve variables en donde una de ellas es el entendimiento de “mi forma de ser” para lo cual se implementa la búsqueda de información personal por medio de la Guía de Planeamiento Vocacional de Holland con dos propósitos principales: relacionar el tipo de personalidad del o la estudiante con las diferentes ocupaciones y mostrar según el tipo de personalidad las opciones para ilustrar nuevas ocupaciones. Con respecto a los resultados obtenidos por la aplicación de dicha herramienta la pobalción usuaria de los servicios ydel SOVI recibe una explicación clara de los seis tipos de personalidad y su cercanía o lejanía para ubicarle con las ocupaciones que mas se acercan a sus resultados. Se utilizan diversos criterios para la interpretación de los resultados, entre ellos la congruencia,la consistencia y la diferenciación según el índice del modelo Hexagonal, el índice de Zener-Schulle, el de Lachan, y reglas prácticas como la regla de ocho para decidir y diferenciar resultados suficientemente grandes o que se encuentarn en los límites del error. Al obtener resultados con la combinación de la letras de los seis tipos de personalidades se definen dos o tres letras dominantes, las cuales dan a la persona uan serie de ocupaciones según su resultado específico que se trabaj en conjunto con el o la orientadora que estimula la exploración de todas las posibilidades ocupaciones que encierra la combinación de las letras de las personalidades.


DEFINICIÓN CONCEPTUAL DEL TEMA DE ESTUDIO

La teoría de Holland acerca de la elección vocacional según Osipow (1981) representa una síntesis entre dos corrientes de pensamiento de la psicología vocacional. La concepción popular que Holland emplea en su teoría es una elaboración de la hipótesis que afirma que la elección de una carrera representa una extensión de la personalidad y un intento por implementar ampliamente el estilo de comportamiento personal en el contexto de nuestra vida laboral. El nuevo rasgo que Holland introduce es la noción de que la gente proyecta sobre títulos ocupacionales sus puntos de vista acerca de ella misma y del mundo laboral que prefiere. Holland asigna a las personas estilos personales que tienen implicaciones teóricas para la personalidad y la elección vocacional. Holland citado por Osipow (1981) menciona que el desarrollo vocacional tiene su origen a partir de sus experiencias con las personas implicadas en la toma de decisiones relativas a las carreras. Es así como se plantea que la mayoría de las personas ven su mundo ocupacional en términos de estereotipos que confunden a las personas. Holland invirtió el proceso de los estereotipos a su favor y supuso que éste se basa en las experiencias individuales con el trabajo; así pues, los estereotipos de fundamentan en la realidad y poseen un alto grado de utilidad y precisión. Este modelo está basado en los planteamientos de Parsons aunque más elaborado y actualizado que el esquema clásico de rasgos y factores. Es un modelo de ajuste que no se adecua a una concepción evolutiva del desarrollo vocacional, dice que una persona vocacionalmente madura es aquella que manifiesta un alto grado de congruencia en su elección vocacional. Según el mismo, las personas se pueden clasificar por su semejanza en seis tipos de personalidad, cada tipo es el producto de una interacción característica entre una gran variedad de fuerzas culturales y personales, a partir de esas experiencias la persona aprende a primeramente a preferir ciertas actividades, y no otras. Más tarde esas actividades se convierten en intereses, que llevan a un grupo especial de capacidades y finalmente los intereses y capacidades de la persona le crean una particular disposición. Lo que se acepta es un


esquema de seis categorías que pueden tener variaciones o configuraciones. Holland (1975) Consistencia: (Correspondencia) en una persona o en un medio algunas parejas se relacionan más estrechamente que otras. Diferenciación: Algunas personas o medios se definen más claramente que otras, una persona puede tener más de un tipo, lo mismo que el ambiente; pero una persona un medio que cuanta con muchos tipos se definirá como indiferenciada. Congruencia: diferentes tipos de individuo requieren diferentes ambientes, la incongruencias viene cuando un individuo vive en un ambiente que le proporciona oportunidades ajenas a sus preferencias. Cálculo: Las relaciones que se dan dentro de los tipos o medios pueden ordenarse en un modelo hexagonal. Por esto, con este estudio se pretende conocer las características de personalidad de los sujetos de investigación para contratarlos con la teoría y principios expuestos por Holland (1978) que se profundizarán en el marco teórico de nuestra propuesta.

JUSTIFICACIÓN

En la elaboración del presente proyecto de TFG, es preciso indicar que se parte de una conceptualización clara de la disciplina, a saber: “La orientación es un proceso integrado al currículo, con énfasis en los principios de prevención, desarrollo y atención a la diversidad y en las áreas afectiva-emocional, escolar y vocacional del educando, con el objeto de que perciba sus reales y potenciales aptitudes para una mejor comprensión de su situación socio-educativa y toma de decisiones pertinentes, en aras de su desarrollo personal, social y profesional” (Molina, 2004, p.8) Por lo que se retoma especialmente su componente vocacional para la satisfacción laboral de las personas, procurando que la toma de decisiones de las mismas sea con información verdadera y fundamentada científicamente en marco teórico respaldado.


Es por ello que existe una relevancia teórica de la presente investigación que no puede negarse, como profesionales en Orientación le otorgamos gran importancia al contexto en el que se desenvuelve la persona, a la cultura de la cual forma parte. Es preciso que, como un compromiso ético, generemos conciencia de los recursos que aplicamos en la práctica profesional, en este caso vocacional. La teoría de las personalidades de Holland puede constituir una estrategia valiosa para el trabajo desde Orientación, sin embargo es necesario sustentar teóricamente la validez de dicho insumo para el contexto costarricense. Dicho valor teórico retoma fuerza al integrar no solamente a estudiantes universitarios, sino a expertos o profesionales consolidados de los campos de estudio analizados. Además el aporte metodológico que brinda el estudio es fundamental para el inicio y continuación de la validación de la teoría de las personalidades a nuestra realidad inmediata, metodología con la que actualmente la disciplina no cuenta y que puede ser extrapolada a todas las diferentes personalidades propuestas. Además, el estudio adquiere importancia para los sujetos de la investigación ya que, al analizar las características de la personalidad de los y las estudiantes de cuarto año de las carreras pertenecientes a las Facultades de Educación y de Ingeniería de la Universidad de Costa Rica, en sus ambientes educativos, se brinda la posibilidad para que comparen sus expectativas iniciales con el ambiente en el que se están formando, reflexionando sobre que tan satisfactoria a sido su elección vocacional, dándoles la oportunidad de visualizar la manera en que desean desenvolverse como profesionales, por ejemplo, pensando en que especialidad desearían ubicarse en sus últimos años de formación académica y que áreas de su profesión les gustaría fortalecer para sentirse realzados con su elección vocacional, teniendo presente que el hecho de que como ser humano tiene la posibilidad de autorrealizarse en diferentes áreas y que no necesariamente debe mantenerse en una sola opción vocacional complementando de esta manera su desarrollo vocacional. Ahora bien, es importante mencionar, que la población participante, podrá, mediante esta investigación, hacer una reflexión sobre la manera que el ambiente educativo ha influido sobre ellos y ellas, analizando las destrezas adquiridas durante sus años de


formación y cuáles de sus habilidades personales han favorecido su formación en la carrera, de manera que al unir las características de personalidad que posee con las habilidades desarrolladas puedan fortalecer su identidad como futuros profesionales. Es necesario señalar que como profesionales en Orientación, contar con la posibilidad de realizar un acercamiento entre la teoría de las personalidades vocacionales de Holland con el contexto costarricense, dentro del ambiente académico como laboral, abre una oportunidad para el crecimiento profesional así como representa una satisfacción personal al incursionar por medio del trabajo investigativo en un área poco analizada dentro de la disciplina orientadora. Pereira (1998), apunta que la actitud que asume la persona profesional de orientación, está influida por su nivel de autoestima, por su concepto sobre el ser humano y por sus valores y motivaciones. Por lo tanto se considera que como profesionales el hecho de investigar, además de representar una de las funciones principales de la disciplina, viene a generar aprendizajes valiosos y significativos que realzan las capacidades personales y la motivación hacia la vida profesional de las participantes e incentivan la necesidad de no detenerse ante la búsqueda de conocimiento, sino que con cada etapa superada, plantearse retos profesionales que podrán ser resultos con una constante actitud de indagación. Es importante mencionar que como parte de la formación continua de cualquier profesional el formularse hipótesis, el cuestionarse sobre cómo mejorar su labor, que le lleven a analizar situaciones específicas y encontrar resultados acorde a las necesidades que se presenten por los cambios en las corrientes de pensamiento nacionales o mundiales, lo cual viene a convertirse en una realidad cuando de seleccionar carrera o introducirse al mercado laboral se trata, por ello los esfuerzos que se hagan para la actualización de teorías vocacionales representará una realidad de todos los tiempos que debe ser satisfecha con una actitud permanente de renovación por parte de profesionales en Orientación. Además, el poner en ejecución un proyecto de investigación como el presente, genera sentimientos de incertidumbre pero a la vez fortalece la autoconfianza,

que como

señala De Mezerville (2004) es la idea de creer que una puede hacer bien distintas


cosas y sentirse segura de realizarlas; como lo menciona el autor, dicha confianza se traduce en creer en sí mismas y en las propias capacidades para enfrentar distintos retos, lo cual nos está motivando a buscar las oportunidades que permitan demostrar áreas de competencia y a disfrutar al hacerlo logrando la satisfacción personal, grupal y profesional, tal y como es el reto que como profesionales nos estamos enfrentando con este proyecto.

ESQUEMA DEL MARCO TEÓRICO:

1. Orientación La disciplina de la Orientación busca facilitar procesos en sus orientadas y orientados que aporten a su crecimiento personal, emocional, social entre otras áreas así como la profesional; es decir, busca favorecer el desarrollo pleno en las diferentes etapas de vida. Además una de las tareas se enfoca en prevenir las situaciones que puedan generar un conflicto en sus orientados o las que les expongan a riesgos, por ello dentro de los principios que envuelven a la Orientación se encuentra los citados por Álvarez (1995) los cuales son: 

El Principio de Prevención: el cual supone actuaciones de tipo proactivo; se trata de actuar antes de que surja el problema. La prevención como concepto comunitario, pone su énfasis en el grupo o comunidad, pretende reducir los riesgos de la totalidad de los miembros de un sistema, mejorando las condiciones existentes o previniendo posibles problemas. Así también la Orientación se basa en un desarrollo integral de sus orientados atendiéndoles en situaciones personales, académicas, sociales, familiares, respondiendo a otro de sus principios.

El principio de desarrollo: que implica una Orientación que atienda a todos los aspectos del desarrollo humano. Supone considerar al individuo en un continuo crecimiento y la Orientación como un proceso continuo dirigido al desarrollo integral de la persona. Dentro de este proceso, en algunos «momentos críticos» la orientación ha de ser particularmente intensa. Y sin dejar de lado que el ser


humano no se desarrolla aislado sino dentro de un contexto inmediato como la escuela o uno permanente como la familia se sustenta el trabajo orientador desde el conocimiento del contexto de sus orientadas y orientados, desde el siguiente principio. 

El principio de intervención social: donde según este principio la Orientación no sólo ha de tener en cuenta el contexto en que se realiza, sino también la posibilidad de intervenir sobre el propio contexto. La actividad orientadora estará dirigida a la modificación de aspectos concretos del contexto. Así mismo, la orientación, desde esta perspectiva, tratará de ayudar a la persona orientada a concienciarse sobre los obstáculos que se le ofrecen en su contexto y le dificultan el logro de sus objetivos personales, para que pueda afrontar el cambio necesario de dichos obstáculos.

Basadas en los principios de nuestra disciplina creemos que es necesario incluir este apartado teórico para definir la disciplina de la Orientación, con el fin de justificar nuestra intervención en la población con la cual realizaremos nuestro TFG. 2. Orientación Vocacional Las personas profesionales en Orientación tenemos facilitar procesos de ayuda al individuo para que sepa elegir y prepararse a una profesión o trabajo determinado tomando en cuenta las actitudes e intereses del sujeto, su personalidad y las probabilidades profesionales existentes. Como lo menciona Germain citado por Mora (1984) la Orientación Vocacional es una: “actuación científica completa, actual y persistente, destinada a conseguir que cada sujeto se dedique con libertad, pero con conocimiento, al tipo de trabajo profesional para el cual se está más dotado y en el que con menos esfuerzo pueda conseguir mayor rendimiento y mayor provecho, así como mayor satisfacción para sí mismo, al tiempo que el máximo éxito en el ambiente social”. Además, Súper citado por Álvarez (1995:31) plantea que la Orientación Vocacional Profesional es: “el proceso mediante el cual se ayuda a una persona a desarrollar y aceptar una imagen completa y adecuada de si mismo y de su papel en el mundo laboral, a


poner a prueba este concepto frente a la realidad cotidiana y a convertirlo en una realidad para su satisfacción personal y para beneficio de la sociedad” Por los principios que sustentan la Orientación y las definiciones expuestas anteriormente es del interés para nuestro TFG definir la Orientación Vocacional como eje en el que se basará nuestra investigación, y siendo que la disciplina de la Orientación facilita también procesos vocacionales en sus orientados y orientadas, podemos decir que le compete al profesional de Orientación llevar a cabo un proceso vocacional el cual se sustente en teorías vocacionales. 3. Etapa del desarrollo vocacional Es necesario incluir la etapa del desarrollo vocacional ya que como parte del desarrollo personal, la persona como ser en un continuo proceso de cambio y de aprendizaje experimenta momentos de vida donde es necesaria la realización de una o mas tareas que le hagan crecer con el fin de cumplir con lo que se espera de ella a una edad cronológica determina, es lo que se puede entender como cumplir tareas propias de la etapa del desarrollo en la que se encuentre. En el caso específico de la población con la cual se trabajará se puede delimitar la edad cronológica entre los 21 a los 24 años aproximadamente donde como parte del desarrollo personal y físico se establece por Erickson (1968) que la persona se encuentra en la etapa de adultez joven viviendo la crisis de “Intimidad versus Aislamiento”, en la cual se está ansiosa y dispuesta a fundir su identidad con la de los otros individuos. Erickson plantea ciertas tareas que corresponden a esta etapa, como son: búsqueda de una pareja estable, procreación, trabajo, estudios superiores, la recreación a fin de asegurar un desarrollo satisfactorio. Por su parte, Sheehy (1984) subdivide lo que Erickson, plantea como la Etapa de Intimidad versus Aislamiento; en “Arrancar Raíces” de 18 años a los 19 años y los “Penosos Veinte” de 20 años a antes de los treinta. Después de los 18 años se empieza a “Arrancar Raíces” con agrado; la universidad, el trabajo, son habitualmente los medios que proporciona nuestra sociedad para dar los primeros viajes de ida y vuelta entre la familia y la independencia. En el período “de los penosos veinte”, que es el más prolongado y estable, Sheehy (1984) indica que las tareas a realizar son tan grandiosas como vigorizantes, por ejemplo el dar forma a un sueño, esa propia visión


de sí mismos o sí mismas que generará energía, vitalidad y esperanzas; prepararse para una vida de trabajo. Además de lo destacado anteriormente por los autores dentro del desarrollo personal se presenta también la finalización de la formación profesional y las primeras experiencias de incorporación al mundo del trabajo como parte del desarrollo vocacional. Es importante señalar que son diversas las teorías que señalan aspectos de tipo social y psicológico influyentes en el desarrollo vocacional, aunque en la presente descripción se tomará en cuenta la teoría que señale lo vocacional como parte de un proceso de desarrollo y no como decisión influencia únicamente por el azar, lo económico, familiar o social. Y aunque si bien es cierto lo vocacional está ligado a la elección de una profesión, esta elección es solamente un paso de todo un proceso a lo largo de la vida que continúa con la formación profesional en un contexto educativo y se ejecuta en un ambiente laboral que permite a la persona comprobar los conocimientos adquiridos y obtener satisfacción laboral como personal. Ante lo cual el desarrollo vocacional es planteado así por autores como Super (1957) y Hall (1978) citados por Salvador y Peiró (1986:198). Al visualizar el proceso vocacional como parte del desarrollo evolutivo de las personas es donde Super y Bohn (1973) citado por Gavilán (2006:98) señala el término desarrollo de la carrera en cinco etapas y sus respectivas subetapas, diferenciadas entre si tanto por la edad cronológica como por las tareas propias esperadas que se citan a continuación: 1. Etapa de crecimiento: De 0 a 14 años conformada por: 1.1 el período de fantasía de los 4 a los 10 años 1.2 el período de intereses a los 11 y 12 años 1.3 el período de capacidad-aptitudes a los 13 y 14 años. 2. Etapa de Exploración: De los 15 a los 24 años con las subetapas siguientes 2.1 período de tentativa de los 15 a los 17 años. 2.1 el período de transición de los 18 a los 21 años.


2.3 el período de ensayo de los 22 a los 24 años. 3. Etapa de Establecimiento: de los 25 a los 44 años y dos subetapas 3.1 el período de ensayo de los 25 a los 30 años. 3.2 el período de estabilización de los 31 a los 44 años. 4. Etapa de mantenimiento: de los 45 a los 64 años sin subetapas

por ser una

continuación de lo establecido en etapas anteriores. 5. Etapa de decadencia de los 65 años en adelante y sus subetapas son: 5.1 el período de desaceleración de los 65 a los 70 años. 5.2 el período de retiro de los 71 años en adelante. El interés de nuestro TFG es enfocarse en la etapa de Exploración, dentro de la cual los ensayos de roles y la exploración ocupacional tiene lugar en la escuela, en las actividades extraescolares y en los trabajos de tiempo parcial según lo señala Salvador y Peiró (1986:203) citando a Super (1957). Además de ello específicamente la subetapa en la que se encuentran los sujetos de la investigación es en el período de ensayo que abarca de los 22 a los 24 aproximadamente, donde se espera que habiendo localizado un campo, al parecer apropiado, se encuentra iniciando tareas y se ensaya un trabajo en él como vida de trabajo. Gavilán (2006: 99) Además de las etapas descritas anteriormente Super (1953) citado por Gavilán (2006:98) introduce el término de “madurez Vocacional” para señalar aquel grado de desarrollo individual del sujeto en que se de una estabilización en el campo vocacional. Además, en este apartado del marco teórico, se pretende incluir las varaibles de la elección vocacional. 4. La teoría tipológica de J. L. Holland Es necesario incluir dentro del Marco teórico de nuestra investigación, los fundamentos de la teoría tipológica de Holland, que será utilizada en el TFG. La teoría tipológica de Holland, según menciona él mismo en 1978, consiste en varias ideas simples y en los conceptos que de ella se derivan (Holland, 1978. p. 12), en


primer lugar, continúa este autor, podemos clasificar a las personas por su semejanza en seis tipos de personalidad (realista, investigador, artístico, social, emprendedor y convencional.), mientras más se parezca una persona a un cierto tipo, más probable será que exhiba los rasgos y conductas personales asociados a dicho tipo. En segundo lugar, continúa Holland (1978), pueden clasificarse los medios en que viven las personas por su similitud con seis ambientes modelos (realista, de investigación, artístico, social, de empresa y convencional.); finalmente, continúa este autor, asociar personas y medios nos conducta a resultados que podemos predecir y comprender a partir de nuestro conocimiento de los tipos de la personalidad y de los modelos ambientales. Desde esta perspectiva, según Rodríguez (1998), una persona expresa su personalidad por la elección que hace de una profesión, pues las personas aferran sus puntos de vista estereotipados a los tipos de personalidad y a los tipos de ocupaciones para ellas relevantes, tanto psicológica como sociológicamente; de esta manera, continúa Rodríguez, para Holland el trabajo es un modo de expresar la personalidad que refleja la naturaleza básica del individuo tal como él se ve a sí mismo. 4.1 Tipos de personalidad y ambientes ocupacionales: Holland (1978), propone los siguientes tipos de personalidad: 

Tipo realista: prefiere actividades que tengan que ver con el manejo explícito, ordenado o sistemático de objetos, instrumentos, máquinas, animales y evita actividades educativas o terapéuticas.

Tipo científico: prefiere actividades que tengan que ver con la investigación fundada en la observación simbólica, sistemática y creativa de los fenómenos físicos, biológicos y culturales, para comprenderlos y controlarlos; y rechaza las actividades persuasivas, sociales y rutinarias.

Tipo artístico: prefiere actividades ambiguas, libres, desorganizadas, vinculadas al manejo de materiales físicos, verbales o humanos, para crear formas o productos artísticos, y presenta rechazo por las actividades explicitas, sistemáticas y ordenadas.


Tipo social: prefiere actividades vinculadas con el manejo de otras personas a las que pueda informar, educar, formar, curar o servir de guía, y a rechazar actividades explícitas, ordenadas y sistemáticas relacionadas con el uso de materiales, instrumento o máquinas.

Tipo emprendedor: prefiere actividades vinculadas con el manejo de otras personas, para lograr fines organizativos o beneficios económicos, así como a tener un rechazo por las actividades de observación, simbólicas y sistemáticas.

Tipo convencional: prefiere actividades vinculadas con el manejo explícito, ordenado, sistemático de datos, tales como llevar archivos, tomar notas, reproducir materiales, organizar datos escritos y numéricos conforme a un plan prescrito, operar maquinaria de las empresas y de procesamiento de datos para fines de organización económicos, y rechaza las actividades ambiguas , libres, exploratoria o poco sistemáticas.

Ahora bien, según Holland (1978), como la conducta humana depende tanto de la personalidad como del medio en que vive, hace referencia a que, para estudiar los tipos de personalidad se necesita información relativa al medio en que se desenvuelven; por lo que propone seis ambientes modelos que caracterizan lo medios comunes, sociales y físicos de nuestra cultura, de esta manera, cada ambiente modelo corresponde a los tipos de personalidad, por lo que, como menciona este autor, las descripciones de los medios modelo son similares a las que se dieron de los tipos de personalidad, pues estas descripciones se centran en las actividades, habilidades, percepciones y valores. De esta manera, como menciona Álvarez (1995:230), podríamos decir que este enfoque tipológico se estructura con base a cuatro supuestos: 

La mayoría de las personas pueden ser categorizadas en uno de los seis tipos de personalidad: realista, investigador, artístico, social, emprendedor y convencional. Estos tipos de personalidad son producto genéticas y ambientales.

de la interacción de las fuerzas


A la vez, se dan seis géneros o tipos de ambientes: realista, investigador, artístico, social, emprendedor y convencional. Cada ambiente está representado por individuos del tipo de personalidad correspondiente.

Las personas se procuran ambientes que les permitan ejercitar sus destrezas y capacidades, expresar sus actitudes, valores y afrontar problemas y papeles sociales de su agrado.

La conducta de la persona está determinada por una interacción entre su personalidad y las características de su ambiente. Si se conoce la estructuración de la personalidad de un individuo y el tipo de ambiente a que pertenece, se podrá hacer un pronóstico de algunos de los resultados de dicha interrelación (Álvarez, 1995. p. 230). 4.2 Los principios según Holland (1978) son:

La elección de una vocación es expresión de la personalidad: es parte del poner en práctica el sí mismo.

Los inventarios e intereses son inventarios de la personalidad: los intereses vocacionales son una expresión de la personalidad.

Los estereotipos Vocacionales tienen significados psicológicos y sociológicos confiables

e

importantes:

nuestra

experiencia

cotidiana

a

proporcionado

conocimientos a veces imprecisos, pero aparentemente útil; los estereotipos vocacionales cambian un poco en la universidad. 

Los miembros de una vocación tienen personalidades similares e historias parecidas de desarrollo personal.

Como las personas de un grupo vocacional tienen personalidades similares, responderán a muchas situaciones y problemas de maneras análogas y crearán medios interpersonales característicos.

La satisfacción y logro profesionales dependen de la congruencia entre la personalidad y el medio en que se trabaja.


Los supuestos mencionados por Rodríguez (1998) son: 

La mayoría de las personas pueden ser categorizadas en uno de los 6 tipos de ambiente.

Hay seis tipos de medios, cada uno está dominado por cierto tipo de personalidad.

Las personas se procuran ambientes que les permitan ejercitar sus destrezas y capacidades, buscan el medio que corresponda a su personalidad.

La conducta de la persona está determinada por una interacción entre su personalidad y las características de su medio.

Aportes a la práctica orientadora mencionados por Rodríguez (1998): 1. Creación de instrumentos para el desarrollo vocacional (VPI; SDS y VEIK) 2. El desarrollo de un sistema de clasificación Ocupacional. 3. Asunción del concepto de madurez vocacional. 4. El orientador puede indicar a cada persona su profesión Las limitaciones según Rodríguez (1998): Este modelo es sexista, no explica lo suficiente como la persona cambia de estilos, la orientación necesita ser una experiencia personalizada para todos, los modelos de adecuación son estáticos y no de desarrollo y los resultados de unas investigaciones han cuestionado debido a la muestra utilizada. Además es de nuestro interés utilizar estos aportes ya que, el planteamiento de Holland, según Álvarez (1995), es considerado como uno de los más útiles en el desarrollo de programas de intervención para el desarrollo vocacional y, continúa este autor, un modelo susceptible de una significativa proyección futura.


OBJETIVOS

Objetivo General: 

Analizar las características de personalidad de las y los estudiantes de cuarto año de cinco carreras pertenecientes a la Facultad de Educación y de las carreras de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Costa Rica, en relación con la teoría tipológica de las carreras, de J. Holland y profesionales de estas carreras.

Objetivos Específicos: 

Identificar las características de personalidad de las y los estudiantes de cuarto año de cinco carreras pertenecientes a la Facultad de Educación y de las carreras de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Costa Rica.

Relacionar las características de personalidad de las y los estudiantes con la opinión de personas profesionales en estas carreras.

Contrastar las características de personalidad de las y los estudiantes con la teoría tipológica de las carreras, de J. Holland.

MARCO METODOLÓGICO

PROBLEMA DE INVESTIGACION

¿Cuáles son las características de personalidad de las y los estudiantes de cuarto año de cinco carreras pertenecientes a la Facultad de Educación y de las carreras de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Costa Rica, en relación con la teoría tipológica de las carreras, de J. Holland y profesionales de estas carreras?


SUJETOS DE INVESTIGACIÓN

Los sujetos que participan en una investigación son denominados por Hernández, Fernández & Baptista (2006) como unidades de análisis, centrando la pregunta en quienes participaran en el estudio, para definir los sujetos participantes debe hacerse referencia al planteamiento de la investigación para delimitar la población, Selltiz, et.al (1980) la define como “…conjunto de todos los casos que concuerdan con una serie de especificaciones.” (Citado por Hernández, Fernández & Baptista, 2006, p. 238). La delimitación de la población es indispensable especialmente cuando se busca generalizar los resultados a las personas que cumplen con ciertas características, al elegir al grupo de estudiantes con los que se trabajará no se realiza un muestreo del total de la población seleccionada, sino que se trabajará con el conjunto de estudiantes. En cuanto al trabajo a ejecutar con las y los profesionales de las diferentes carreras, no se realizará una muestra de los mismos, sino que se trabajará con el conjunto de casos que cumplan las características propuestas. Estudiantes: El grupo de estudiantes que participará en el estudio retoma a las y los estudiantes que cursan el plan de estudios de cuarto año de carreras de educación y de ingenierías en la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio de la Universidad de Costa Rica. Las y los estudiantes serán de las siguientes carreras: 

Ciencias de la Educación con énfasis en Orientación

Educación Especial

Educación Primaria.

Educación Preescolar.

Educación Física.

Ingeniería Civil.

Ingeniería Eléctrica.


Ingeniería Mecánica.

Ingeniería Industrial.

Ingeniería Agrícola.

Ingeniería Química.

Ingeniería Topográfica.

Computación e Informática.

Profesionales: Las y los profesionales que forman parte de la población estudiada deberán ser docentes de las carreras ya mencionadas que impartan lecciones en la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio de la Universidad de Costa Rica. Deben haber egresado de la carrera en la cual imparten lecciones y además de ello deben ejercer profesionalmente en el campo de dicha carrera, paralelamente a su labor en docencia universitaria.

ENFOQUE DE INVESTIGACIÓN:

El estudio se ubica dentro del enfoque cuantitativo; el cual tiene como característica principal el recolectar datos y analizar a partir de ellos, esto con el fin de dar respuesta a preguntas de investigación y probar hipótesis establecidas previamente. La investigación cuantitativa se asocia, entre otras técnicas de medición, con la utilización de instrumentos estandarizados. Además, dicha técnica invita a seguir investigando con el afán de mejorar el conocimiento. Una característica de la metodología cuantitativa es la descripción, lo que permite según Hernández, Fernández y Baptista (2006,p.71) pretende “analizar cómo es y se manifiesta un fenómeno y sus componentes”. Con este carácter descriptivo según Cea (1998) el investigador obtendrá información que le servirá en la caracterización del fenómeno que analiza.


Dicho estudio es de tipo descriptivo, el cual busca “especificar las propiedades, las características y los perfiles importantes de la persona, grupos, comunidades o cualquier fenómeno que se someta a un análisis.” (Hernández, Fernández & Baptista, 2006,p. 117). Y precisamente en este estudio se pretende analizar las características de personalidad de las y los estudiantes de cuarto año de cinco carreras pertenecientes a la Facultad de Educación y de las carreras de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Costa Rica, en relación con la teoría tipológica de las carreras, de J. Holland y profesionales de estas carreras.

DEFINICIÓN DE LAS VARIABLES:

Es preciso indicar que una variable, según Hernández, Fernández & Baptista (2006) “…es una propiedad que puede fluctuar y cuya variación es susceptible de medirse u observarse.” (p.123). Además se agrega que una variable puede ser aplicada a personas, seres vivos, objetos, fenómenos, hechos, entre otros. En el presente estudio se cuenta con tres variables que le dan sustento a la investigación. Al

hacer

referencia

a

las

variables

es

necesario

definirlas

conceptual

y

operacionalmente. En cuanto a las definiciones conceptuales Hernández, Fernández & Baptista (2006) menciona que se trata de definiciones de diccionario o de libro, conservan su carácter de concepto y básicamente describe la esencia sobre cómo se entenderá esa variable para ese estudio en específico. Los estudios no se pueden quedar con las definiciones conceptuales de sus variables, por ello su operacionalización es indispensable, esta definición implica las actividades que deben realizarse para medir una variable, para determinar la pertinencia de estas definiciones debe revisarse si las actividades o instrumentos a utilizar se adecuan al contexto, si captan los componentes de la variables y si son confiables y válidos (Hernández, Fernández & Baptista, 2006).


Variable

Definición conceptual

Características

Definición operacional

Consta en las características Se conocerán por medio de la

personales

de de personalidad de las y los ejecución de las y los estudiantes

las

los estudiantes que cursan el plan del test de Holland.

y

estudiantes

de estudios de cuarto año de carreras de educación y de ingenierías

en

la

Ciudad

Universitaria Rodrigo Facio de la Universidad de Costa Rica. Características de

Se refiere a las características Se identificarán por medio de la

las dadas por Holland a los tipos revisión

personalidades sociales

de

personalidad

social

teórica

y características

y realista respectivamente.

realistas.

de de

las las

personalidades social y realista estipuladas en la teoría tipológica de J. L. Holland.

Características

Enmarca

las

características El

establecimiento

de

esas

deseables en el que las y los profesionales, de características se realizará por ejercicio

las

diferentes

profesional.

tomadas

en

carreras medio de un cuestionario. cuenta,

consideran que debe tener una persona que se dedica a esas determinadas profesiones.


INTRUMENTOS

Test de Holland Con el modelo de Orientación Vocacional propuesto por Holland (1975) se han desarrollado tres instrumentos: 1. El Vocational Preference Inventory (VOI) que indica el interés o la falta de interés por 160 ocupaciones clave. 2. El Vocational Exploration and Insight Kit, está construido con el ánimo de ayudar a las personas muy preocupadas por su futuro profesional, contiene 84 ocupaciones, en 84 fichas, 3 fichas sobre lo que escogería, lo que no sabe y lo que podría ser que escogiera, entre otros y dura unas cinco horas para ser aplicado. 3. El Self- Directed Search (SDS) de 1977 que en español se denomina: La Investigación Auto-Dirigida. El Instrumento, su aplicación y tabulación. Para efectos de la presente investigación se trabajará con la aplicación del Instrumento: “La investigación Auto-Dirigida con sus siglas en inglés SDS”. El inventario está conformado por un cuadernillo que consta de cinco partes: 

Fantasías ocupacionales

Actividades

Habilidades

Ocupaciones

Autoestimaciones

Cada parte del distribuidas

cuadernillo es contestada por el orientado, las preguntas están

según los tipos de personalidad y codificadas con las iniciales de las

mismas: R. I. A. S. E. C.


Las opciones de respuesta son sólo dos: “G” para gusta o “D” para disgusta. Al final de cada columna de respuestas se suma verticalmente para obtener las puntuaciones de cada letra, tomando como respuesta solo las marcadas en la opción de “Gusta”. Cada una de las cinco secciones se suman por separado y las puntuaciones se trasladan a una hoja final de respuestas para sumar los resultados y obtener los totales de cada letra. De las puntuaciones obtenidas se toman en cuenta las tres letras con la puntuación más elevada que resumirán el estilo de la persona; en ese código la primera letra es la más importante, las dos segundas son importantes pero tienen menos influencia. Las puntuaciones obtenidas en cada letra pueden ser muy diferentes de una persona a otra aunque sean las mismas letras, por ejemplo: el código RIE con una puntuación 12, 6, 2 es distinto al RIE 12, 11,10. Cada código de tres letras tiene una correspondencia con la “Guía de las ocupaciones”. Holland en 1973 (Holland, 1975) clasifica las ocupaciones de acuerdo con las similitudes psicológicas de los trabajadores

donde

propone un ligamen entre el

individuo y el mundo del trabajo. Cuestionario El cuestionario es un instrumento que consta de una serie de preguntas escritas para ser resuelto sin intervención del investigador. Según Gómez (citado por Barrantes, 2000) las funciones básicas del cuestionario son: obtener por medio de la formulación de preguntas adecuadas, las respuestas que suministren los datos necesarios para cumplir con los objetivos de la investigación. Para ello, debe obtener información pertinente, válida y confiable. Las preguntas de un buen cuestionario deben reunir dos cualidades fundamentales: confiabilidad y validez. El cuestionario va a ser aplicado a profesionales que sean profesores y que además trabajen o hayan trabajado en la carrera correspondiente, con el propósito de contrarrestar la información obtenida en la aplicación del test de Holland y los resultados obtenidos.


TÉCNICA PARA EL ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN

Al tratarse de una investigación de tipo cuantitativa, posterior a la recolección de los datos se procesan los datos y se analizan relacionándolos con las variables que previamente se establecieron.

Una vez finalizada la fase de recogida de datos, se procederá a la codificación de los ítemes del test y los cuestionarios, posteriormente la tabulación mediante el ingreso de los datos utilizando el programa estadístico SPSS para Windows (Statistical Package for Social Sciences).

Es importante agregar que los resultados obtenidos se analizarán por cada pregunta del cuestionario utilizado. Los respectivos resultados del test de Holland se tabularán de acuerdo a lo que plantea la teoría.

Con el propósito de facilitar el análisis de los datos se procederá al etiquetado de las variables y a la descripción de cada uno de los valores otorgados a las mismas en las variables en que esto era posible.

Para efectos del análisis de la información obtenida se utilizarán elementos de la estadística descriptiva, donde los cuadros y gráficos serán los medios funcionales. La información suministrada por las personas encuestadas se considerará según la teoría desarrollada en el marco teórico de nuestra investigación. .


REFERENCIAS

Abler, R., Sedlacek, W., & Maryland Univ., C. (1985). Sex Differences in Computer Orientation by Holland Type. Research Report #3-86. Retrieved from ERIC database. Álvarez (1995) Teorías o Enfoques de la Orientación Profesional. En Frías, C (2006) Antología: Curso Orientación Vocacional. San José, Costa Rica: Universidad de Costa Rica. Álvarez, M. (1995). La Orientación Profesional. España: CEDECS. Barrantes, R. (2000). Investigación un camino al conocimiento. Un enfoque cuantitativo y cualitativo. San José, Costa Rica: EUNED. Bisquerra, R. (1989). Métodos de Investigación Educativa: Guía Práctica. Barcelona: Ediciones CEAC. Boyd, C., & Cramer, S. (1995). Relationship between Holland High-Point Code and Client Preferences for Selected Vocational Counseling Strategies. Journal of Career Development, 21(3), 213-21. Retrieved from ERIC database. Cea, M. (1998). Metodología Cuantitativa: estrategias y técnicas de investigación social. 1ª ed. 1ª reimpr.


Centro de Orientación Vocacional Ocupacional. (2006) Marco conceptual para la capacitación de profesionales en Orientación versión universitaria del Sistema de Orientación Vocacional Informatizado. Oficina de Orientación, Universidad de Costa Rica. P. 2, 25-32 Crites, J. O. (1974). Psicología Vocacional. (1° ed.) Buenos Aires: Paidós. Erickson, E. (1968) Identidad, Juventud y Crisis. Argentina: Paidós. Gavilán, M. (2006). La transformación de la Orientación Vocacional. Argentina: Homosapiens. Gelvan de Veinstein, S. (1994). La orientación vocacional- ocupacional. Buenos Aires: Marymar. Hernández, R., Fernández, C. & Baptista, P. (2006). Metodología de la Investigación. México: Mc.Graw Hill. Holland, J. (1978). Técnica de la elección vocacional: Tipos de personalidad y Modelos ambientales. México: Trillas. Holland, John. (1975) La Elección Vocacional: Teoría de las carreras. Editorial Trillas, México. Holland, Jonh (1978) Técnica de elección vocacional: tipos de personalidad y Modelos Ambientales. México: Trillas.


Martínez, J y Valls, F (2001). Validez Transcultural del Modelo Hexagonal de personalidad propuesta en la Teoría Tipológica de Elección Vocacional de John Holland: Universidad de Almería. Revista de Psicología 54 (4), 577-586. Molina, D. (2004) Concepto de Orientación Educativa: Diversidad y Aproximación. Revista Iberoamericana de Educación. ISSN: 1681-5653 Mora, J.A. (1984) Acción tutorial y Orientación Escolar. Editorial Naranjo, María Luisa; Frías, Carmen. (1989) Variables que Influyen en el desarrollo y la Elección Vocacional. Revista de Educación 13(1-2) Pág. 119-129. Osipow, S. (1981). Teorías sobre la elección vocacional. México: Trillas. Pereira, María Teresa (1998) Orientación Educativa. EUNED: Costa Rica. Rivas, F. (1988). Psicología Vocacional: Enfoques del Asesoramiento. Madrid: Morata Rodríguez (1998) Teorías del desarrollo profesional y su Aplicación a la Práctica Orientadora. En Frías, C (2006) Antología: Curso Orientación Vocacional. San José, Costa Rica: Universidad de Costa Rica. Rodríguez, M. (1998). La Orientación Profesional. Barcelona, España: Ariel Rodríguez, M. L. (1998) La orientación profesional. España: Editorial Ariel. Salvador, A. y Peiró, S. (1986) La Madurez Vocacional. España:Alhambro. Sheehy, G. (1984). Las crisis de la edad adulta. México: Grijalbo


Smart, J. (1988). Life History Influences on Holland Vocational Type Development. ASHE 1988 Annual Meeting Paper. Retrieved from ERIC database. Turner, S., Conkel, J., Starkey, M., Landgraf, R., Lapan, R., Siewert, J., Reich, A., Trotter, M., Neumaier, E. & Huang, J. (2008). Gender Differences in Holland Vocational Personality Types: Implications for School Counselors. Professional School Counseling, 11 (5), 317-326.


Tesis