Page 1

Proyecto eTwinning Plus Project MONO-LOGOS ROJO: FUTURO COVID-19 ОРАНЖЕВ: GASTRONOMÍA YELLOW: LITERATURA DISTÓPICA ORLEGI: CONTAMINACIÓN Y MEDIO AMBIENTE CYAN: EXTRANJERISMOS ‫ اﻟﻨﻴﻠﻲ‬: ALFABETIZACIÓN EN MEDIOS ФІОЛЕТОВИЙ IGUALDAD


GRUPO MIXTO INTERNACIONAL

ROJO FUTURO COVID-19

OLEKSANDRIA SCHOOL #9, Oleksandria, Ucrania Alesia O. y Denis J.

IES Etxebarri BHI, Etxebarri Naroa G. y Paula N.

IBB MIGUEL DE CERVANTES, Sofia, Bulgaria

Мarina Тiana, Мarina, Plamena P., Plamena S. Stefania, Raya, Silvia, Slaveya, Victoria K

IES JULIO CARO BAROJA (Pamplona) Yostin, Karen, Susana, Franksua, Juliana


Papel higiénico, clases en línea y la vacuna 14 de marzo de 2020. Empezaba la cuarentena y todos se lanzaron a comprar papel higiénico, y me pregunté ¿pa’ qué papel higiénico? ¿Será que la gente está obsesionada con el papel higiénico? Están todos locos o, ¿qué?, me pregunté. Fui al supermercado y todas las estanterías estaban vacías, y yo pensé: ¡Invasión zombi inminente!¿Dónde están los Zs?” Cuando empezó la cuarentena, me acuerdo de que nadie entendía nada, porque todo sucedió muy rápido y un amigo mío, que no creía demasiado en la COVID19, quiso abrazarme y yo le dije ¡¡¡NOOOOOOO!!! No me abraces que hay coronavirus. Y luego, con el paso del tiempo, mi amigo se dio cuenta de que el bicho existía realmente. Un día llegó a clase y les dijo a todos: “¡Manteneos a distancia, por favor! Tened siempre a mano el hidrogel o el hidroalcohol. Pero no os lo bebáis, es para limpiarse las manos. Esta pandemia nos ha hecho darnos cuenta de lo importante que es para nosotros tener la posibilidad de salir de casa, para ver a los amigos o ir de compras tranquilamente. A lo largo de los días más duros de la pandemia, hemos valorado como nunca la importancia de tener una familia cerca.


Yo me preguntaba cómo íbamos a pasar tantos meses en cuarentena sin tener la opción de salir y me pregunté ¿Cómo que no puedo salir y viajar como antes? Al final he entendido las medidas porque creo que lo importante es que se acabe de una vez con esta pandemia mundial y para conseguirlo tendremos que adaptarnos a la situación y esforzarnos por conseguir que baje el número de personas enfermas e infectadas. Durante los últimos meses, a menudo me he dicho a mí misma, "nunca volveremos a ser los mismos" y "el mundo nunca será el mismo", pero para comprender lo que significan estas frases, es necesario comprender qué era "antes" y qué cambios están teniendo lugar en la actualidad. La epidemia y el aislamiento afectan la forma en la que interactuamos con el cuerpo y cómo nos relacionamos con él: lavarnos las manos con más frecuencia y lavarnos después de venir de la calle; no tocarnos la cara; estornudar en el codo; todas estas medidas de preventivas se enseñan incluso en el "nivel oficial". Es sorprendente observar cómo estas reglas tienen un efecto secundario inesperado: los médicos de todo el mundo informan de una disminución en el número de casos de infecciones intestinales y por disentería. Por otra parte, ¿no se han parado a pensar dónde está la gripe? Parece ser que el coronavirus se lo ha comido a gusto, aunque fue tanta la comilona que la digestión nos está costando muy cara a todos nosotros.


De todas maneras, debo admitir que la cuarentena fue una experiencia interesante. Aunque la monotonía invadió nuestras vidas, encontramos diferentes formas de divertirnos. Para mí, la escuela en línea fue la mejor. Cada 5 minutos alguien estaba gritando “¿Me oyeeess?¿Se ve la pantalla?” En Bulgaria, por ejemplo, la frase más utilizada fue “Aloooo”...y todavía lo es... ¡Ayyy! y mis padres como trabajaban en casa… de verdad, fue una tortura. Se me ha olvidado comentaros que además, la escuela en línea dio lugar a muchas otras meteduras de pata. Quizá te preguntas cómo es posible que uno pueda quedar en ridículo en un espacio digital… Pues, créeme, si eres el “metepatas” de la clase en vivo, no será muy difícil conseguirlo en línea… ;) Una vez, cuando teníamos clase de francés, estábamos corrigiendo la tarea y sucedió lo siguiente … - Jorge, ¿puedes leer lo que has escrito sobre el tema? - Pues…, profe, la verdad es que ahora no tengo la posibilidad de hacerlo… - Pero, ¿por qué? ¿Tienes algún problema, qué pasa? - No, no, todo está bien. Es que… es que… ahora estoy en el baño…. No me he reído tanto en mi vida jajajaj. Sin la cuarentena aquel diálogo jamás se habría producido, pero, ¿sabes qué fue lo más gracioso? Tras aquella conversación, pasó un lapso de tiempo muy largo, en el que la profe ni siquiera quería darle la palabra para preguntarle, jajaja.


Por fin era viernes. Todos estábamos muy cansados de la escuela en línea. Como última clase, teníamos Química (mi modalidad es Biología y Química). No recuerdo qué estábamos comentando, pero mientras la profesora estaba explicando, de repente se oyó: “Aaaahhhhh , сasi llego el primero” . Así que todos en la sala virtual nos empezamos a reír. Pues, sin la cuarentena y la educación en línea esto jamás habría ocurrido, ¿no os parece? Pandemia, clases en línea y ahora la vacuna. Os cuento: Ayer me encontré con una amiga y me dice: Hola, guapa. ¿Qué tal? ¿Qué te pasa? Hola, acabo de vacunarme con la vacuna rusa Sputnik (Спутник) y me duele un poco la cabeza. Ayy, ¿vacunarte? ¿Estás loca? Tranqui, estoy hasta las narices del miedo que tiene todo el mundo por ponerse la vacuna. Pues, claro que tengo miedo, ¿quién no lo tendría con esas agujas tan largas que tienen en el hospital? Tía, no te hablo de las agujas, por Dios, te hablo de toda la conspiración alrededor de la vacuna. Cons… ¿qué? Pues ya sabes… efectos secundarios, la teoría de que te ponen un microchip en la sangre para seguirte y todo eso. Aah sí, efectos secundarios, hablaban de algo así por la tele el otro día. Decían que empiezas a vomitar, que te mareas. ¡Ay! Y, tú me has dicho que te duele la cabeza. Quizás no deberías ponértela. ¡Qué error más grande! No, no, qué dices, son tonterías, no hay efectos secundarios. ¿Hablas ruso?


No… pero… supongo que lo he aprendido con la vacuna… Ayy, qué bien, tres en uno. Te dan tu propio micro… ¿cómo has dicho… chip?... Estás vacunada y aprendes ruso. Me voy a vacunar, ya no me dan miedo las agujas. En realidad, como no somos médicos, no podemos estar totalmente seguros del contenido de esa vacuna tan criticada por todos. Incluso los especialistas no pueden asegurar que el gobierno no haya introducido un chip con el objetivo de confundir nuestros pensamientos. El resultado de todo esto es que ahora el mundo está dividido en dos partes: las personas que quieren vacunarse y las que están en contra. Todo el mundo está sumergido en una gran crisis debido a la pandemia de la COVID-19 y por tanto, no es el momento de imponer ideas, sino de unirnos y vencer al virus.


FIN


GRUPO MIXTO INTERNACIONAL

ОРАНЖЕВ

GASTRONOMÍA

IES Etxebarri BHI, Etxebarri Ane X. y Nora N.

IBB MIGUEL DE CERVANTES, Sofia, Bulgaria Vasiliki, Yasen S, Kalina, Kristina M, Victoria T,Yasen, Bozhidara, Maria, Yoana

IES JULIO CARO BAROJA (Pamplona) Eduardo, Siham, Yuliana, María Cruz, Adam

OLEKSANDRIA SCHOOL #9, Oleksandria, Ucrania Eva P. y Maria K.


¡QUE NO TE DEN CALABAZAS! Llevo todo el año esperando este día: ¡¡Carnavales!! Después de tanto tiempo pensando en el disfraz, por fin he encontrado el perfecto. ¡Sí, sí! Como lo oís. Me estuve preparando durante varias horas comprando el maquillaje, el vestuario, yendo a la peluquería… A las 18:00 empezaba el concurso de disfraces de nuestro pueblo, el que se hace todos los años y en los que he ganado dos veces consecutivas. Estaba segura de que esta sería la tercera. Llegó mi turno de salir al escenario, cuando un miembro del público gritó: “¡Me encanta tu disfraz de calabaza!”. Me entró la furia y le contesté: ”No voy de calabaza, sino de zanahoria!”. En ese momento me sentí muy mal y fui al McDonald 's para ahogar las penas. Me pedí un “Happy Meal” y me lo terminé en diez minutos, pero seguía triste. Entonces me di cuenta de que debía empezar a cambiar mi dieta y quedé con unos amigos, para que me diesen algunos consejos sobre ello. Fuimos al bar Manolo, y según entramos, el camarero nos dijo: ¿Qué quieren ustedes? Mi amigo le preguntó: ¿Tiene alitas? - Sí, señor, respondió el camarero. Y mi amigo le ordenó: - Entonces, ¡tráigame cuatro cervezas volando!


Nos sentamos los 4 en la mesa y les comenté lo que me pasó el día de Carnaval. Después de escucharme atentamente, una amiga me dijo: -Yo creo que mi dieta es saludable. Soy pescetariana, significa que yo como mariscos y verduras, pero no como carne, como pollo o bistec. Tampoco ingiero muchos azúcares, “el veneno blanco”. A veces bebo alcohol, pero no con mucha frecuencia. Casi siempre, suelo comprar muchas verduras cultivadas de forma ecológica, sin pesticidas. He leído que los productos químicos pueden causar cáncer. Además, trato de cocinar todas mis comidas, porque cuando están en el congelador o son productos precocinados, no conozco bien todos los ingredientes. Muchos de vosotros coméis comida rápida en McDonald's o Burger King, porque no tenéis mucho tiempo para cocinar. Esa comida no es saludable. Cuando mi padre me invita a una barbacoa, donde comen mucha carne como hamburguesas, salchichas de Frankfurt, y costillas, yo suelo llevar una ensalada. Mi familia me llama “la herbívora”, ni que fuera una oveja... Tras lo cual, otro de mis amigos me comentó lo siguiente:


Un día quería medir mi cintura con una cinta métrica, pero la cinta no era suficientemente larga. Compré una báscula china, si te paras en ella, suena una melodía. Me subí a la balanza, sonó la melodía de la canción infantil "33 vacas" y… Me di cuenta de que era hora de bajar de peso. Primero fui al gym. Hice solo el primer ejercicio: tumbarse en el suelo… Pasé muchas horas navegando por Internet en busca de dietas, me gustó la dieta que se llama “Todo incluido”: puedes comer de todo, pero tú no puedes tragar... Decidí probar la dieta japonesa del arroz: por la mañana comí arroz japonés hervido y ya por la noche era capaz de hablar japonés. Tres palabras: "quiero mucho calne". Luego seguí una dieta de bayas y comí: fresas, frambuesas y arándanos todo el día, pero por la noche tuve hambre y comí mis bayas favoritas: salchichas, cerdo hervido y croquetas. Probé una dieta líquida: no puedes comer nada, así que en el primer plato, bebí té verde, luego una compota, luego un cubo de sopa de lentejas y otro de gazpacho. No me ayudó. Cuando terminé de comer en el restaurante y después de escuchar a mis amigos, llegué una conclusión: La vida es un cacahuete. Hay un pequeño detalle, un matiz insignificante que es que a veces a algunos se les olvida el ¨huete¨. Sí, ya ves cómo cambia todo si restas cinco letras, ¿verdad?, pero es que están todos amargados. Más amargados que un café sin edulcorante, el que te tomas a las seis de la mañana. Que no te enteras de qué es lo que te sabe peor: el café o la vida. Y decides buscarte un poco de miel o lo que sea porque las ganas de vivir ya lo tienes claro que no las hallarás.


Añadir No están… Como no está en ese momento el ¨huete¨ del cacahuete. Gracias a sus consejos pude preparar mi propia dieta, adecuada a mis características, la que espero que funcione, y que nunca más me vuelvan a confundir cuando voy disfrazada de zanahoria con una calabaza, ¡que le den calabazas a otra!. un poco de texto


FIN


GRUPO MIXTO INTERNACIONAL

YELLOW LITERATURA-DISTOPÍA

IBB MIGUEL DE CERVANTES, Sofia, Bulgaria Stefan, Toma, Toni, Tseno, Petar, Sotir, Velin, Svetoslav

IES JULIO CARO BAROJA (Pamplona) Sherif, Oumnia, Cristian, Elisabeth, Alis, Luis

OLEKSANDRIA SCHOOL #9, Oleksandria, Ucrania Misha K. y Nastia S.

IES Etxebarri BHI, Etxebarri Ane B.


ENCERRADA ENTRE CUATRO PAREDES ¿Quién no ha visto alguna serie o película distópica alguna vez en su vida? Películas como “Los juegos del hambre”, “El corredor del laberinto” y “MATRIX” o grandes series como “Los 100” ,“The walking Dead” y “Black mirror” son probablemente la adicción de muchos cinéfilos. Y, ¿quién no se ha quedado alucinado después de ver una de esas maravillas, pensando qué haría él/ella si estuviera en esa situación? En la primera película de “Los juegos del hambre”, podemos ver cómo Katniss salva a Peeta en más de una situación y con su gran valentía gana los Juegos. Yo me imagino a mí misma en esa situación y seguramente acabe tirada en el suelo llorando porque se me ha metido tierra entra las uñas o porque me he dado con el dedo gordo contra una piedra. Por otro lado, en el “Corredor del Laberinto” podemos ver la gran valentía de Thomas al escabullirse dentro del laberinto. Entonces, pienso: “Si hubiera sido yo, habría acabado como potitos para niños pequeños aplastada contra las paredes que se van cerrando”. Dejando todo este narcisismo de lado, me cuesta imaginarme un futuro en el que los robots sean nuestro mejor amigo. Sería un tanto extraño contarle tus problemas a un portátil gigante, o imaginarte la hipotética situación de ir a la playa con tus amigos y que entre ellos haya un robot…


Sería un poco incómodo, ya que no se pueden mojar. Aunque para qué negarlo, quién no ha querido desde siempre inventar una máquina que le haga los deberes o que le haga la cama de esa habitación tuya llamada “Leonera”. Y ni hablar de la ventaja que puede ser tener mascotas robots, así ya no tendríamos todas las calles infectadas de pienso para perros descompuesto y no tendríamos que limpiar nuestra suela de los zapatos. Aunque, ahora que me doy cuenta, ya no tendría sentido el dicho de “pisar mierda da buena suerte”. Si nos fijamos en la Literatura, y en las novelas distópicas que han escrito, nos damos cuenta de que les ha fascinado cuánto puede aguantar una persona antes de volverse loca y han estado inventando escenarios oscuros e historias trágicas. Pero, ¿por qué? ¿Por qué a la gente le gusta leer sobre mundos donde nada está bien? ¿Es porque quieren vivir en un mundo así? ¿O porque les gusta pensar que les irá mejor que a los personajes de esos libros y películas? ¿O quizás es una advertencia de lo que no se debe hacer?


En mi opinión, la fascinación humana por la literatura distópica proviene de nuestro deseo natural de explorar otras realidades. Sí, poca gente elegiría vivir en un mundo donde las máquinas tengan el control o donde el aire no se pueda respirar, pero nos gusta pensar en ello. Nos gusta imaginar cómo será un mundo así, y luego observar nuestro mundo y descubrir lo cercanos que parecen los dos. Lo hacemos para asegurarnos de que estamos dirigiendo nuestro mundo correctamente, para recordar lo que podría ser y para experimentar una leve satisfacción cuando nos damos cuenta de que nuestro mundo es de alguna manera mejor. Después de todo, los humanos quieren vivir en el mejor de los mundos que puedan crear, pero también estamos hechos para sobrevivir en cualquier circunstancia en la que nos veamos involucrados. ¿Significa eso que no podemos decir si un mundo es realmente una distopía o no? Todos estamos de acuerdo con que en nuestro propio mundo hay toneladas de problemas. Constantemente tratamos de lidiar con ellos de diferentes maneras y eso es lo que hace que nuestra vida sea plena. Intentamos cambiar las cosas y hacerlas bien, de acuerdo con nuestras propias creencias. Irónicamente, la conclusión resulta ser que tal vez el único mundo verdaderamente distópico es un mundo sin problemas, un mundo de rutina y que nunca cambia la pseudo-felicidad. Y así es ese mundo distópico explicado por la Literatura.


Pero, cambiando de tema y para no seguir siendo tan filósofos. Quiero confesaros que yo sé qué es vivir en una distopía. Escuchad, escuchad: 1782 Encerrado entre cuatro paredes. Era un día caluroso en Los Ángeles, California. Era un día normal y rutinario. Estaba tan relajada que me dormí, y cuando me desperté, me dolía mucho la cabeza y todo el cuerpo y no sabía por qué. En cuanto abrí los ojos, vi que me encontraba en un lugar extraño. Estaba rodeado de cuatro paredes gigantes, eran enormes. Entré en pánico porque me sentía atrapada. Después se me acercó un grupo de personas y yo estaba asustada. Ellos me dijeron que me calmara. Yo les preguntaba dónde estaba, qué pasaba, por qué estaba ahí. Me cogieron de los brazos y me llevaron a una cabaña, y me dieron una especie de zumo verde asqueroso, repugnante. Luego sonó una especie de alarma incómoda, y me doy cuenta de que todos se marchan y yo también salgo para ver lo que pasa y veo que se abre la muralla. o estaba sorprendida porque pensé que podía salir y corrí con todas mis fuerzas y todo el mundo me decía no, no, no, para, no vayas. Yo no le di importancia a lo que me decían y seguí corriendo con todas mis fuerzas. Mientras corría, el muro se estaba cerrando y al fondo se veía una especie de laberinto.


Seguí corriendo hasta que llegué al final y veo muchas piezas de robot por el suelo y de repente me ataca un perro robot y yo lanzo un grito de miedo e intento defenderme hasta que logro quitarme el perro de encima y corro todo lo que puedo porque tenía una jauría de perros robot siguiéndome. Me fijé que dos chicos, que estaban detrás de mí, estaban luchando contra los perros robots y yo decidí ayudarlos pero no encontraba con qué. Estaba muy asustada, por eso me quedé detrás hasta que ellos terminaron de luchar contra los perros robots. Cuando se fijaron en mí, me preguntaron qué hacía allí y yo les dije no sabía cómo, pero había aparecido en una especie de jaula, encerrada entre cuatro paredes, en una especie de cuadrado gigante. Les pregunté qué lugar era ese y me respondieron, “estás en Los juegos del hambre”. NOOOOOOOOOO!!!Yo sólo quería imaginarme un mundo donde las dietas no importen...


FIN


GRUPO MIXTO INTERNACIONAL ORLEGI CONTAMINACIÓN Y MEDIAMBIENTE OLEKSANDRIA SCHOOL #9, Oleksandria, Ucrania Nicolas G. y Roman I.

IES ETXEBARRI BHI, Etxebarri Markel P.

ES JULIO CARO BAROJA, Pamplona Habed, Lorena, Anthony, Santiago, Julia, Valeria

IBB MIGUEL DE CERVANTES, Sofia, Bulgaria Kristiyan, Liubomira, Martin.P, Nikola, Radoslava, Michael, Nadia, Sofia, Sheni


ESCUCHA A TU DUENDE Esto pasó en un verano MUY pero que MUY caluroso. Hacía tanto calor que me fui a dar un paseo por el bosque para despejarme. Había una gran variedad de animales. Y, de repente, sentí que alguien me saludaba: “¡Hola!”. Yo, confundido, rápidamente dije: “¿Quién anda ahí?” Y no me respondió nadie. Claro, mi cabeza automáticamente parecía un queso rallado. Volví a preguntar: “¿Quién anda ahí?” Y de nuevo escuché esa vocecilla chillona que venía de mi hombro. Imagínate la situación: estás en un bosque solo y escuchas una voz junto a tu oído. Entonces me doy cuenta de que es una personita sentada en mi hombro derecho. Pensé que el calor que hacía me podría estar provocando alucinaciones … De hecho, me pellizqué y me golpeé un poco en la cara para ver si espabilaba un poco pero nada, seguía atontado por el calor.


Total, empecé a hablar con el “pequeñito”: “¿Qué quieres?”, le dije. A lo que él me responde: “mira tu cara, ¡estás acojonado, jajajja!, (me dice mientras me pegaba en la cabeza). Además de ser pequeño era bastante debilucho, así que no me hacía ni cosquillas. Vamos, que le tiré al suelo de un manotazo. El duende, muy enfadado, me pregunta: “¿Te acuerdas del árbol que quemaste en este bosque? ¡Ese era mi hogar!”. -Sí, (yo tartamudeando…) p-pero, p-pero no era mi intención. Yo de p-pequeño no era consciente de lo que-que hacía. No te enfades... Entiendo el desastre de los incendios. Y el bicho me contesta agresivamente: “¿Eres tonto? ¡Yo no estoy hablando de eso! ¡QUE TE ESTOY DICIENDO QUE HAS QUEMADO MI CASA! ¡Y yo he quemado la tuya, mendrugo! Pero, si acabo de salir de casa, ¿cómo la has podido quemar? Entonces le pregunté: - A ver, listillo, ¿cómo es mi casa? ¿De qué color es la fachada? Él me respondió (mosqueado): - Es de color rojo, es pequeña y fea y está a lado de un chalet blanco.


Acertó en todo lo que dijo, así que en ese momento salí corriendo hacia mi casa. El bicho decidió seguirme. No sabía qué hacer con él pero por el momento pasé de él para ver qué estaba ocurriendo en mi casa. Llegamos a mi casa. Y por lo que veía no salía ni una sola llama de fuego, ni una sola chispa. Estaba más apagada que yo en clase a las 8:00 de la mañana. El duende me dijo: ¡Anda, que te lo has creído! Cree el ladrón… Ven conmigo que tenemos que hablar de un tema muy importante. Lo seguí hasta un pequeño banco, “banco de sentarse”, al lado de mi portal. Y me comentó que últimamente estaba descuidando mucho las cosas que hacía. Vamos, despistado como pulpo en un garaje. Me echó en cara, por ejemplo, que no era consciente de los bricks de zumo y el papel de aluminio que estaba tirando al suelo. “¡Cada vez que vas al río con tus amigos, lo dejáis como una pocilga! ¡oink-oink!”, “¡Esto afecta al medio ambiente!”, me chillaba. “Los residuos que acaban en el mar van a hacer que los peces muerdan con gusto el anzuelo con tal de no vivir en aguas tan contaminadas”. Yo pensaba que tampoco tiraba tantas cosas. Pero echando la vista atrás, debo admitir que cada cosa que uno tira, hace que aumente la basura, que aumenten los residuos.


Y me quedé callado por unos instantes. “¿Sabes por qué se le llama medio ambiente?”- me dice el elfo“porque la otra mitad se ha convertido en plástico”. El duende me gritó: ¿Cómo te imaginas la vida de los seres como yo? ¿Qué sabes de nosotros? Y eso que la Ciencia dice que los seres humanos son los más inteligentes… Pero ya veo que no. ¿Acaso un ser inteligente puede hacer tonterías como las que hacéis? A veces me da la sensación de que no pensáis antes de hacer las cosas. ¿Un ser inteligente puede dejar los residuos en los ríos? ¡Nuestros ríos alimentan la tierra y el mundo submarino! ¿Sabéis de la existencia del mundo submarino o solo pensáis en vuestro único bien? “Desde luego, los pulpos del Atlántico no van a salir de la crisis con el petróleo que habéis vertido al océano durante los últimos años”. Soy pequeño y mis hermanos también, pero tenemos nuestro mundo y queremos protegerlo… Entonces, reflexioné sobre lo que me había dicho y le contesté: - Vale, soy culpable, pero sé que puedo hacer algo para cambiar la situación... Pensamos en un plan fantástico y lo suficientemente bueno como para que todo el mundo sea consciente y deje de tirar los residuos tanto al mar como al río. ¡Haremos unos pósters ! -le dije-.


Junté a unos cuantos amigos y les expliqué la situación y me ayudaron a dibujar los pósters. En nuestro instituto se realizaron charlas, incluso se pusieron papeleras nuevas y más bonitas. Gracias a eso salimos en la televisión y di un pequeño discurso, el cual ayudó a otros países . El duende se volvió hacia mí y me dijo que me agradecía todo lo que había hecho. Había un cambio muy grande en mi vida después de empezar a reciclar, ya que cada vez que íbamos a la playa o al río de mi pueblo, el agua estaba mucho más limpia... Hasta los peces nadaban más contentos, y eso que en tres segundos se les olvidaba... EL monstruito contestó que aún había residuos, pero que poco a poco los iríamos eliminando La conciencia social es indispensable para frenar esta catástrofe global. Si ya tienes tu duendecito, ayuda a difundir esta información, como hemos hecho en eTwinning. Unidos podemos frenar la crisis climática, pero para eso debemos tener un objetivo común.

¡Disfruta y comparte a tu elfo!


FIN


GRUPO MIXTO INTERNACIONAL CYAN EXTRANJERISMOS EN NUESTAS LENGUAS OLEKSANDRIA SCHOOL #9, Oleksandria, Ucrania Volodia Z. y Vlad J. IES ETXEBARRI BHI, Etxebarri Iñigo G. y Eneko M. ES JULIO CARO BAROJA, Pamplona Ismael, Valeria, Iñaki, Juan, Sara IBB MIGUEL DE CERVANTES, Sofia, Bulgaria

Denis K, Dimitar V, Iva, Ivet, Kaloyan, Kosara, Kristian G, Lea, Martin, Matea


MI FAMILIA NO ME ENTIENDE… El otro día vino mi tía Mari a casa y le dije: - Mañana mi bro y yo nos vamos de shopping, ¿nos llevas?. ¡Ah!, y luego voy a comprarme un videogame en la tienda de videojuegos. Me dijo que sí, pero no la vi muy convencida... Al poco rato le dije: - Tía, ¿es normal que mi novia esté online pero que no abra el chat? Me puso una cara… que mejor no seguí preguntando. Pues llegó el día de shopping. Llegué al mall con mi tía y mi hermano y dije: -Tía, mira este hall, es cool, ¿verdad?. Ni contestó. Un par de horas más tarde mi tía Mari nos dejó en casa. Al cabo de un rato sonó el móvil de mi madre (¡ring, ring!); era ella diciendo que no quería saber nada más de mí… Otro día me pasó algo muy curioso. Un amigo y yo estábamos hablando en una clase de francés. Yo le dije: “¿te gusta mi nuevo outfit? Estaba muy hyped cuando fui al shopping el otro día y compré ese hoodie”.


Él comenzó a responderme, y fue en ese momento cuando la profesora nos interrumpió bruscamente diciendo que la tarea para la próxima semana era una presentación sobre las regiones francesas. Nos dijo también que debía tener al menos 10 slides y que debíamos poner el file en el chat en Teams. De verdad, ¡es lo único que entendimos de toda la clase! Entonces, una chica la llamó: "profesora, yo he olvidado el password de mi account en Teams." Y la profe le contestó "OK, OK ... os escribiré mi e-mail en la Smartboard ... mándame la task allí y no olvidéis hacer un slide con el link de las fuentes en las que puedo hacer click para ver si habéis hecho copy-paste del Google/Internet." Cuando llegué a casa, mi padre me preguntó si tenía tareas del instituto. Le repetí exactamente lo que nos dijo la profesora y me respondió que no sabía que ahora en el Centro se dieran clases de chino, porque él no entendía nada. Hablando de mi padre… Ayer estuvimos hablando y la conversación fue tal que así: -¡Hola, papá! -¡Hola, hijo! -Oye, papá, recuerda que hoy voy a casa de mi amigo Freddy a hacer un cosplay. - A hacer, ¿un qué? Eso, ¿es legal? No tomas drogas, ¿verdad? -¡Qué dices! Un cosplay es disfrazarse de un personaje de anime, videogame o simplemente que no sea real. La convención es en un rato, así que see you later.


Después de esta conversación no se quedó muy tranquilo, pero me fui a casa de Freddy, que me estaba esperando really anxious. Toqué el timbre y me abrió la puerta. Ya en la habitación de Freddy retocamos los últimos detalles de los disfraces que nos quedaron amazing y partimos a la convention. Tuvimos que usar el bus y en él había mucha más gente que iba a la convención, pero también había personas que no sabían del evento. Entre ellas, había una señora mayor, de la edad de mi abuela, la cual se extrañó al ver nuestro outfit y nos preguntó por qué íbamos vestidos así. A lo que Freddy respondió: -Estamos haciendo un cosplay para ir a la convention. Es un poco creepy y freaky, pero es funny. - Pero, ¿eso es legal? Nos contestó la mujer, como si estuviéramos anunciando una nueva crisis. Le dijimos que le preguntara a Siri o lo googleara, que en un click en el link tendría la respuesta. Nos miró de una forma muy rara; pulsó el botón de parada y salió despavorida del autobús. Freddy me dijo que con su abuela le pasaba algo parecido. No entendía por qué se hacía llamar Freddy si se llamaba Alfredo, como su abuelo, un nombre como Dios manda, y no esos nombres raros en extranjero que se gastan ahora.


¡Qué le iba a contar yo de mi abuela! No puede ver a mi tía Amelia, que ahora se hace llamar Amelie porque se ha casado con un francés, que en lugar de caracoles come Escargots de Bourgogne. Será que son de digestión lenta… Pues lo dicho, cada año que viene mi tía, lo mismo que con los caracoles, vivimos en un continuo déjà vu. Pero, bueno, la family es una de las cosas más importantes de la vida, así que os dejo porque voy a llamar a mi tía Mari a ver si de nuevo somos friends.


FIN


GRUPO MIXTO INTERNACIONAL ‫اﻟﻨﻴﻠﻲ‬-- AÑIL ALFABETIZACIÓN IES ETXEBARRI BHI, Etxebarri Asier A. ES JULIO CARO BAROJA, Pamplona Javi, Albert, Nohemí, Alejandro, Adrián, Noura IBB MIGUEL DE CERVANTES, Sofia, Bulgaria

Asen, Borislav, Celine, Darina, Denis St, Dimitar Iv, Erik, Boyan OLEKSANDRIA SCHOOL #9, Oleksandria, Ucrania Sasha K.


FAKEBOOK ¿Sabéis quién es la reina Isabel ll? ¡Ha fallecido por el coronavirus! No os lo creéis ¡Que sí que es cierto! ¡Que lo he leído el fakebook! ¿Has pensado alguna vez en cómo nacen las noticias falsas? Imaginemos la situación… El autor de la noticia trabaja desde su oficina, en casa, es un freelance de las fake news. Se rasca la barba gris, examina los marcadores en su navegador y mientras tanto, bebe algo caliente y suspira. Luego se conecta a una de sus muchas web y a publicar lo que se le ocurra, en modo incógnito, ¡por supuesto! Damos noticias falsas, pero no la cara. Un día me saltó una noticia mientras miraba Instagram. Me dejó “ojiplático”: el “fifu” o el “fabuk” este iba a quitar cuentas con faltas de ortografía. Pues se van a quedar sin contenidos… Sobre todo si el que publica es un influencer… Luego me encontré otra noticia en Facebook sobre un grupo de personas que vieron un fantasma en un cumpleaños. Parecía ser que era “el alma de la fiesta”. Creo que el programa “Cuarto Milenio” lo está investigando…


Fakebook, fakebook, fakebook… Cada día estoy más seguro de que esta red social me toma o mejor dicho, nos toma el pelo… Me salen más noticias. Que un hombre se había suicidado desde un barco, y el titular de la noticia era: “El hombre está que lo borda”. Otra noticia: “El primer viaje de dos menores a Marte”. No nos dejan estar en la calle más tarde de las 22:00h con la alarma sanitaria, como para ir a Marte… Estos se piensan ¡que soy un ser inocente! Pues la verdad es que sí soy inocente, pero esto no me lo creo, a tanto no llego. Y encima mi amigo Fran me contó que Google Maps permitirá que cualquier usuario añade calles o las elimine. ¿Te imaginas? Si ya me pierdo en un centro comercial, no te cuento en una ciudad nueva donde cambien las calles constantemente. ¡La locura! Pero entre las fake news que más se están extendiendo son sobre la reina Isabel II de Inglaterra. No sé si por el Brexit o porque no hay quien la eche del trono, 69 años lleva ya.


Por ejemplo, ayer en Facebook me saltó una noticia sobre el hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, Carlos. Decía la publicación que había fallecido por el coronavirus, pero según fuentes oficiales, el príncipe de Gales ordenó que le llevasen el desayuno a su cuarto. Por lo visto su cocinero confundió la sacarina con los laxantes, y no salía de la habitación. Al menos la comida estaba que te cagas. Pero, en el fondo, os tengo que confesar una cosa: a mí me encantan las noticias falsas y creo que cuanto más absurdas son, tanto más divertidas. A veces se trata de política como que algún actor o cantante famoso se postula para presidente de EEUU. ¡Uy! ¡Que eso ha pasado de verdad! y si no recordad a Ronald Reagan o al gobernador de California :”Gobernator”, ¡sayonara baby! Otras veces se trata de deporte, como que van a exigir a los futbolistas una carrera universitaria para jugar… Seguro, la única carrera que hacen esos es por la banda. En fin, hay también fake news de conspiraciones como que según los mayas, llegaría el fin del mundo en el 2012, pero creo que el maya que lo dijo era disléxico y por lo que estamos viviendo era en realidad el 2021. No penséis mal, no estoy de acuerdo con la desinformación, mientras podamos discriminar lo que leemos, las noticias falsas son una forma más de entretenimiento. .


Es muy importante que las “fake news” no se utilicen para generar tensión en la sociedad. Una noticia de apocalipsis, de muerte o similar podría estresar a la gente y tener consecuencias graves. Crear situaciones de pánico general. Por eso, si te salta el Fakebook, ten cabeza y piensa primero si es cierto o no. Isabel II te agradecerá no tener que desmentir cada poco tiempo lo que sale sobre ella en las redes sociales.


FIN


GRUPO MIXTO INTERNACIONAL

ФІОЛЕТОВИЙ

IGUALDAD-MUJER ES JULIO CARO BAROJA (Pamplona) Maricela Espinales, Denis, Yahara, Eder, Víctor

IBB MIGUEL DE CERVANTES, Sofia, Bulgaria

Alexander. S, Angela, Anita, Alexander T, Angela Z, Atina, Karina, Katrina.

OLEKSANDRIA SCHOOL #9, Oleksandria, Ucrania Yakov y Vasilishyn

IES Etxebarri BHI, Etxebarri Uxia M. yAinhoa Z.


SOY FEMINISTA ¡Malditas feministas! Nunca están contentas. Ya hay igualdad, ¿no? Mamá, ¿qué hay de comer? ¿Ya está planchada mi camisa blanca? ¡Qué no te ha dado tiempo a lavarla! ¡Si limpia la lavadora! Ya el mundo no es lo que era…

¿Feminismo? ¿Qué es eso? ¿Se come?

-

Hablando de comida, si te preguntas qué se siente siendo un ángel de Victoria's Secret, ya te lo digo yo:

¡¡Hambre!!.

¡

- Ayyy! Ya el mundo no es lo que era… Es lo que siempre escucho cuando comento que soy feminista.

Es extraño la manera en la que los demás, sobre todo, los hombres, reaccionan o parecen ofendidos cuando comento mii opinión

respecto

a

escucho comentarios

desigualdad de género. Siempre como, “¡Sois unas exageradas!”.“¡Yo no

la

¡

soy machista!”. “ Claro que hay igualdad!” Incluso se excusan y se defienden diciendo que como lavan o barren en casa, no son

machistas,

y con el simple hecho de que relacionen esas

cosas con mujeres, están siendo machistas, incluso sin darse cuenta.

¿sabéis en qué En febrero porque

A todo esto,

mes los hombres hacen menos

idioteces?

sólo tiene 28 días. Bueno, 29 si

es bisiesto...


Durante muchos años, las mujeres fueron vistas sólo como un

estereotipo.

No se les permitió tener una buena educación,

tener derecho a expresarse libremente, a participar en la vida política, a crear …

Probablemente materializado,

muchas debido

ideas

a

las

maravillosas

limitaciones

no

que

se

han

sufrieron

las

mujeres en el pasado, incluso sus compañeros hombres les robaban protagonismo… Ahí está

Rosalind Franklin, sin ella ¡a

ver si Watson y Crick si se hubieran llevado el Nobel! Elemental querido Watson, que no...

Las mujeres tuvieron que luchar sin tregua por sus

derechos.

Esta lucha ha hecho que las mujeres sean extremadamente fuertes.

Sus

pensamientos

merecen

ser

determinación

de

escuchados

y

su

trabajo ser apreciado.

La

perseverancia

y

las

mujeres

han

propiciado la existencia de obras inolvidables y necesarias para

la

humanidad,

recordadas

no

sólo

y

las

como

luchadoras trabajo. ¡Yes we can! también como

mujeres

que

pensadoras

las y

crearon

creadoras,

serán sino

que lograron el éxito con mucho

En algunos países, las mujeres todavía luchan por los derechos básicos y por ser iguales que los hombres. Como las mujeres de

Arabia Saudí,

que no pueden conducir automóviles, claro

que con el velo que se les obliga a llevar, la visibilidad al volante…

Hay muuuuchhhooo por hacer...


Este movimiento es el

feminismo, el movimiento por la igualdad

de derechos entre hombres y mujeres.

¡Encima que te llamo guapa! -Si quieres decirme un piropo, halaga mi cerebro, no mi físico. Yo podría llamarle a usted Neanderthal y me callo mis opiniones.

Ser

feminista

no

debe

confundirse

con

el

hecho

de

que

las

mujeres se conviertan en la parte dominante de la población.

Como saben, las mujeres son de

Venus,

los hombres son de

Marte y no se puede hacer nada al respecto. La diferencia de pensamiento, cosmovisión y mentalidad de vez en cuando lleva a

conflictos

de

género

y

malentendidos.

Y

donde

hay

malentendidos, siempre nacen rumores y estereotipos.

Estereotipos tan tontos, equivocados, con los que, al parecer, no se puede hacer nada. Pero, de hecho, no siempre son correctos. Por ejemplo, todos piensan que el objetivo principal en la vida de toda mujer es casarse y tener hijos.

Claro que no,

¡qué

tontería! El mundo está lleno de mujeres

cuerdas que no tienen prisa por llenar sus vidas con el cuidado de un personaje dudoso.

Cuántas chicas sueñan con hacer una

carrera,

viajar, disfrutar

de la vida, y no terminar su trabajo a los 25, centrando todas sus fuerzas en la rutina de criar hijos, cocinar sopa, lavar la ropa..

¡Perdón! ¡Que lava la lavadora!


-

Otra

cosa

muy

molesta,

cuando

vemos

la

tele,

son

los

anuncios. Veamos, ¿cuántas veces habéis visto un anuncio de productos

de

limpieza

o

electrodomésticos

donde

el

protagonista es un hombre? Vamos a deciros cuántos. Cero. Bueno, menos el mayordomo de “TENN con bioalcohol”, que ya, ni eso.

La mujer es la que siempre está

fregando los

platos, lavando

la ropa, limpiando la casa y asegurándose de que el resto de la familia esté bien cuidada.

Esto es producto de la

mentalidad

que tenía la gente del

pasado, cuando se pensaba que la única responsabilidad de las mujeres era mantener el hogar y cuidar a los niños.

¿les

Pero,

abuelas entre

iría tan bien a los hombres como a nuestras madres,

y

dos

bisabuelas? personas,

No

“los

mentiré...no. chicos”

En

también

una

vida

deben:

común limpiar,

cocinar y cuidar de los niños y mayores.

Sin embargo, todavía hay gente que comparte las creencias del siglo pasado.

Evidencia de ello es que el problema sigue siendo relevante. El hecho de que la gente siga discutiendo este tema significa que

todavía

no

se

ha

conseguido

la

igualdad

por

la

que

luchamos. Incluso hay un Día Internacional para reivindicarlo: el

8 de marzo (8M).


Afortunadamente, hoy en día, en la mayor parte del mundo la mujer tiene el derecho a tomar sus propias decisiones y puede

vivir su vida como quiera. El

mérito es

de las mujeres que nos precedieron y que lucharon

por la igualdad a pesar de todas las críticas que tuvieron que sufrir. Grandes ejemplos son:

Ruth Bader Ginsburg, Emmeline

Pankhurst y Kate Sheppard.

Y no, el feminismo no se come, ¡se vive!


FIN

Profile for Aurea Garde Busom

REVISTA MONO-LOGOS  

Proyecto eTwinning Plus MONO-LOGOS. Centros socios participantes: Oleksandriya school #9 (Oleksandriya, Ucrania), IES Julio Caro Baroja (Pam...

REVISTA MONO-LOGOS  

Proyecto eTwinning Plus MONO-LOGOS. Centros socios participantes: Oleksandriya school #9 (Oleksandriya, Ucrania), IES Julio Caro Baroja (Pam...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded