Page 11

informe especial|HERRAMIENTAS DE MARKETING JURÍDICO

Recomendaciones Casi todos los abogados encuentran recomendaciones de sus antiguos clientes, pero mucho más importante, muchos de esos clientes despotrican contra sus representantes legales a voz o teclado en cuello. La recomendación positiva es buena, pero no suficiente. Más teniendo en cuenta que la negativa puede ser devastadora. Por eso, hay que saber enfrentarla con una estrategia clara y contundente. • Organización de seminarios, desayunos o congresos. • Publicidad en medios de comunicación técnicos o generales. • Aparición en medios masivos de comunicación. • Publicación de artículos de doctrina. • Participación académica. • Actividad en cámaras empre-

sarias o espacios sociales de interacción. • Participación en rankings y guías (ver página 14). • Networking on y off line (ver “Qué se valora y qué se hace”, en la página siguiente). De las herramientas anteriores –que no son todas las que hay–, bien vale remarcar la importancia de accionar y activar aquellos resortes que sean útiles para el propio negocio. No todos tienen que hacerlo todo. Por ejemplo: son comunes las “listas de espera” para salir en los grandes medios de comunicación, cuando en la mayoría de los casos es probable que el mensaje a transmitir sea para un nicho específico que consume otro tipo de contenidos. También es usual el desembolso de varios miles en brochures o en la elaboración de newsletters con información inconducente para quienes los reciben. Acciones de responsabilidad

social por parte de estudios jurídicos, utilización de nuevos medios y de espacios de interacción social parecen, aun, estar lejos de las opciones que se barajan en nuestro medio. ¿Por qué? En la respuesta se encuentra una multiplicidad de causas. Probablemente, la más certera esté vinculada a lo que denominamos “efecto clonación”, por el cual se compite para ser lo más parecido posible a los líderes del segmento de mercado que nos interesa, en lugar de hacerlo para ser diferente y fácilmente recordable por el potencial comprador de los servicios legales que se tienen para ofrecer. Tal vez, cuando el servicio legal deje de pensarse en función de las propias comodidades y de lo que diga la competencia, y se vuelque verdaderamente a los intereses del cliente, habrá quienes se destaquen mucho más rápidamente y ganen en market share.

w w w. e s t u d i o d u r r i e u . c o m

11

Auno 2011 nro 04  

Revista Auno Abogados 04 2011

Auno 2011 nro 04  

Revista Auno Abogados 04 2011

Advertisement