Page 16

» El criador, convencido de las bondades de la alpaca suri, junto a su esposa Rosa y tres de sus hijos: Porfirio, Eloy y Santiago, quienes continúan la aventura comenzada por su progenitor hace más de setenta años.

Sin embargo, a pesar de su pobreza, Marcelo se siente orgulloso de su todavía reducido número de alpacas de color (una quinta parte de su rebaño). Observarlas pastar desde su atalaya rocosa lo remite irremediablemente a su niñez, cuando no levantaba un palmo del suelo y ya tenía la responsabilidad de cuidarlas, muchas veces junto a su taita, en cuyo rebaño sí predominaban los ejemplares marrones y negros. Modesto Huamán, alpaquero de toda la vida, comparte el mismo sentimiento en Nuñoa, aquel lugar donde el Programa de Pequeñas Donaciones inició la recuperación de la alpaca suri. Cree que apostando por las alpacas de color está recuperando “las costumbres antiguas de nuestros abuelitos”. Con parte del dinero desembolsado por el GEF/PNUD, la Asociación de Criadores de Camélidos Andinos (Acrican Illa),

» Juan Enríquez en un concurso ganadero en la década de los 40’, cuando ya presentaba ejemplares de alpaca suri.

otras blancas esperando mejorar sus ingresos. Después los precios se desplomaron. Actualmente los intermediarios o “compadres” que visitan las comunidades pagan por cada libra 4 soles; la de color la cotizan a la mitad. Las matemáticas pueden ser crueles: teniendo en cuenta que una alpaca produce, en promedio, el equivalente a 4 libras de fibra por esquila y que un pastor tiene entre 80 y 150 alpacas, sus ingresos anuales por la venta de fibra difícilmente superan los 1.600 soles.

28 | PROGRAMA DE PEQueñas Donaciones ► PUNO

La crianza de alpacas permite la sobrevivencia de al menos 190.000 quechuas y aimaras de diversas zonas de Puno.

—Disculpe, Marcelo, ¿pero con 1.600 soles usted puede vivir y pagar los estudios de sus hijos? —No. En la boutique de lujo Old England, en pleno Boulevard des Capucines, una de las zonas más exclusivas del centro de París, una chalina (aproximadamente unos 100 gramos de fibra) de una vuelta y treinta centímetros de ancho se vende desde 350 euros. Las más grandes alcanzan los 600 euros (unos 2.400 soles).

de la que Modesto es socio, ha adquirido 180 ejemplares de alpaca suri que han sido asignados a diferentes criadores para que aumenten la cantidad de alpacas de color de sus rebaños y evitar así su desaparición. De entre sus doscientas alpacas destaca Panchita, un ejemplar fuera de serie, de manto gris marengo, que lidera un reducido grupo de élite, al que el pastor entrena y prepara para competir en concursos locales y regionales. Las competencias son una gran motivación para estos pequeños criadores.

PUNO ◄ PROGRAMA DE PEQueñas Donaciones | 29

El Reino de los Ecologistas Eternos  

Historias de Vida del SGP Perù. Donde proteger el medio ambiente es màs que un pacto de amor

El Reino de los Ecologistas Eternos  

Historias de Vida del SGP Perù. Donde proteger el medio ambiente es màs que un pacto de amor

Advertisement