Page 1

SEN. MANLIO FABIO BELTRONES RIVERA PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL CONGRESO DE LA UNION PRESENTE De los Senadores Luis Alberto Coppola Joffroy, Humberto Andrade Quezada, y Sebastián Centeno Calderón, Jaime Rafael Díaz Ochoa, de la Diputada Augusta Valentina Díaz de Rivera Hernández y de los Diputados José Manuel Marroquín Toledo y Miguel Martín López integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional de la LXI Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en el artículos 8 fracción II, 109 y 276 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración de esta soberanía el siguiente: Punto de Acuerdo por el que se exhorta a la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación a considerar en la formulación del presupuesto para su ejercicio público del 2012, una partida específica al Instituto Nacional de Pesca, para la adquisición de un buque de investigación oceanográfica pesquera para operar en aguas del Golfo de México y Mar Caribe, así como a diversas Comisiones de la Cámara de Diputados a considerar y aprobar en el marco de la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal para ese mismo año, el presupuesto que permita la adquisición de dicho buque, con el principal objetivo de cumplir con su principal encomienda de investigación científica en nuestros mares a favor del sector pesquero nacional. Lo anterior, al tenor de la siguiente: EXPOSICIÓN DE MOTIVOS De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), a nivel mundial nuestro país destaca por la extensión de sus litorales al poseer 11, 122 km de los cuales 7,828 km corresponden al Océano Pacifico y 3,294 km al Golfo de México y Mar Caribe. Conjuntamente adopta la jurisdicción en sus aguas marinas correspondientes a las 200 millas de Zona Económica Exclusiva, que cubren aproximadamente 2 millones 900 mil km2. Estas características geográficas, aunadas a las ambientales y ecológicas permiten que en nuestros litorales, la actividad pesquera continúe siendo una fuente generadora de alimento, empleo e ingreso para cientos de miles de mexicanos que dependen directa e indirectamente de esta noble actividad. Además en algunas regiones por sus limitadas, carentes e inexistentes actividades productivas, la pesca se ha consolidado en el presente como el único medio de subsistencia para los miles de habitantes de un gran número de comunidades costeras. En diversas zonas localizadas en los extensos litorales, la pesca actualmente es una actividad productiva de suma importancia, además de constituirse como la mejor opción para el desarrollo económico y social de la población local y regional de los sectores más desfavorecidos asentados en nuestras costas. Adicional a esto, el aprovechamiento de los recursos pesqueros permite proveer de alimento con alto contenido proteínico a la población nacional, contribuyendo a subsanar el grave problema de la producción de alimentos nutritivos que cada vez son más necesarios debido a los grandes problemas de salud causados por la escases de alimentos saludables y por la mala y deficiente alimentación. De acuerdo con datos oficiales, en los últimos años, la producción pesquera nacional se ha estabilizado en alrededor de 1.4 millones de toneladas anuales, aportando cerca del 1.1 % de la producción pesquera y acuícola mundial, esto le ha permitido situarse entre los veinte países con mayor producción pesquera y tercero en América Latina. La aportación al Producto Interno Bruto (PIB) nacional de este sector es de alrededor del uno por ciento, con la contribución de más de un millón de empleos u ocupaciones directos e indirectos. En el litoral del Pacifico se concentra la mayor parte de la actividad pesquera nacional, en estos mares se extrae alrededor del 76 % de la producción pesquera, principalmente de los estados costeros del noroeste del territorio, destacando las entidades de Sonora y Sinaloa, los cuales aportan cerca del 50 % de la producción; en tanto el Golfo y Caribe se captura el 20 %, principalmente de los estados de Veracruz y Tamaulipas. Entre las principales especies que sostienen la producción pesquera nacional están: la sardina, atún y similares, camarón, calamar, mojarra, ostión, carpa, tiburón y cazón. En el caso del Pacifico se encuentran la

1


especies de camarón, atún, sardina, calamar, tiburón y cazón, en el caso del Golfo y Mar Caribe se encuentran el ostión, pulpo, mero, camarón, lisa, lebrancha, sierra, tiburón, cazón, rubia y jaiba. Con base a los datos estadísticos preliminares del volumen de la producción pesquera nacional del 2009, la producción total fue de 1,768 toneladas, de las cuales 1,943 toneladas correspondieron al Pacifico y 238 mil toneladas al Golfo y Caribe. En el caso del Golfo de México y Caribe las entidades federales con la mayor producción fueron Veracruz y Tamaulipas que en conjunto aportaron cerca del 50 % y las entidades de Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo contribuyeron en suma, con el restante 50%. Cabe aclarar que cinco de las entidades de este litoral se encuentran dentro de las diez entidades que aportan los mayores volúmenes de producción nacional, es decir, a nivel de litoral, estos estados son de gran importancia para el total de la producción nacional. Los datos anteriores pueden ser alentadores para la actividad pesquera que se presenta en nuestros litorales, sin embargo, la pesca a nivel nacional, en general continua enfrentando graves problemas ambientales, ecológicos y socioeconómicos tales como: la sobreexplotación y deterioro de especies; afectación de ecosistemas; deterioro de pesquerías; sobre capitalización y sub utilización; flota excedente y caduca; sobreesfuerzo pesquero, así como la falta de financiamiento y apoyos para su desarrollo e investigación científica y tecnológica. A ello se debe agregar, los efectos por el cambio climático, que ya no son una novedad en algunas zonas de la República Mexicana y que están teniendo graves repercusiones con importantes consecuencias para la seguridad alimentaria de algunas poblaciones. Entre los efectos observados se encuentran las variaciones en los procesos climáticos y en los fenómenos meteorológicos (El niño) que han aumentado en frecuencia e intensidad, golpeando y causando grandes desastres a las comunidades pesqueras. Además de los cambios registrados en la distribución de los peces en respuesta a las variaciones climáticas, desplazándose las especies a diferentes zonas ausentándose de los caladeros habituales de alta producción pesquera. En el caso específico del Golfo de México y Caribe, en la problemática pesquera identificada en las últimas décadas, se ha detectado el descenso de las capturas de una fracción importante de sus principales pesquerías, el esfuerzo pesquero se ha incrementado notablemente, también se ha provocado una sobrepesca de los recursos, un sobredimensionamiento del esfuerzo pesquero y se han generado notorios conflictos sociales. Adicional a la problemática anterior, se continúan presentando grandes dificultades entre la pesca ribereña y de altamar o mediana altura por la aplicación de medidas regulatorias como es el establecimiento de vedas, tal es el caso particular de la pesquería de camarón que se realiza en los sistemas lagunarios estuarinos y el de altamar. A todo esto hay que añadir los grandes problemas ecológicos y ambientales causados en estas aguas por los derrames petroleros que han contaminado y provocado graves e incalculables daños a la biodiversidad de la zona, dentro de estas especies, a sus recursos pesqueros de peces, crustáceos y moluscos. Entre las principales consecuencias están los deterioros e impactos causados a las especies pesqueras de mayor importancia de las que dependen miles de familias de la región, como el camarón, atún, tiburón, pulpo y ostión, así como a otras especies de tortugas y mamíferos marinos, además de otras que se encuentran en peligro de extensión. Es preciso mencionar, que en general, la pesca en nuestros litorales, actualmente presenta la carencia y rezago de desarrollo científico e innovación tecnológica que ha provocado innegables atrasos y a limitado su modernidad y competitividad internacional, además de obstaculizar que exista un mayor crecimiento y un mejor aprovechamiento sustentable. Todo esto en perjuicio directo del sector pesquero, el medioambiente nacional y por ende del país. De acuerdo con el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), que por precepto es la institución responsable de diseñar conducir e instrumentar la política en investigación pesquera y acuícola de país; la situación de los recursos pesqueros es preocupante y delicado, ya que investigaciones y evaluaciones realizadas por este mismo instituto, así como por diversas instituciones académicas y de investigación, han determinado y concordado que aproximadamente el 65% de las pesquerías marinas están al máximo sustentable y el 23% muestran indicios de sobreexplotación, y sólo un 12% de las pesquerías en operación podrían crecer en cuanto

2


a captura tales como la merluza, pelágicos menores, calamar, cangrejo de profundidad y langostilla, entre otras De las pesquerías del Golfo de México y Mar Caribe que mayores indicios de sobreexplotación y deterioro presentan se encuentra el pulpo, los ostiones y el camarón, de estas el camarón ha sido en los últimos años la más vulnerable. Otro aspecto a considerar, es que la pesca en nuestros país se ha caracterizado por la captura tradicional y aprovechamiento de ciertos recursos pesqueros de valor comercial que han sostenido las principales pesquerías de sus mares, pero no se han explorado desde hace mucho tiempo zonas en las que se estima existe un gran número de especies factibles de ser aprovechadas a través de su industrialización y comercialización, mismas que contribuirían a minimizar el esfuerzo aplicado a los recursos que son capturados habitualmente, así como a disminuir la presión de estos mismos por las grandes flotas, con lo que se permitiría inducir a la recuperación de sus poblaciones. Expertos nacionales e internacionales, advierten que debido al estado en el que actualmente se encuentran los recursos pesqueros de zonas costeras, es indispensable llevar a cabo investigación y exploración de nuevas pesquerías esencialmente de especies de aguas profundas que se localizan alejadas de la costa. Esta es la alternativa más viable para el mejor y amplio conocimiento de nuestros mares y de nuevas especies marinas; así como poder incrementar los volúmenes de captura, diversificar las pesquerías y minimizar los esfuerzos pesqueros en diversas zonas costeras que han sido y continúan sido sumamente afectadas. Los mismos especialistas indican que con base a los resultados de los estudios de investigación y exploración que se lleven a cabo, se apoyaría en la toma de decisiones para el mejor manejo de las zonas costeras, como la reducción de la presión de pesca de las pesquerías tradicionales del país, las cuales en su mayoría se encuentran al máximo sostenible o sobre explotadas, mismas que se capturan en las primeras 25 millas de la costa, y también se induciría al conocimiento de otros recursos potenciales susceptibles de ser aprovechados y que se encuentran en aguas profundas de nuestros litorales. En el Golfo y el Mar Caribe algunos buques de investigación han realizado diferentes estudios referentes a diferentes áreas o disciplinas de ciencias del mar como oceanografía física, oceanografía química, oceanografía biológica y pesquera, entre otras, mismos que han contribuido al conocimiento de estos mares, pero en la actualidad aparte de continuar con dichos estudios es necesario buques de investigación modernos para realizar trabajos científicos que estén enfocados con aguas profundas, entre otros aspectos para el conocimiento de especies de profundidad marina, el sustrato de estas zonas, así como recabar información científica para la determinación de los efectos causados por el fenómeno del cambio climático y contaminación e impacto de los derrames petroleros, y que estén equipados con tecnología de punta,. Además nuestros litorales tienen diferentes particulares y en el caso concreto de las aguas del Golfo de México y Mar Caribe las características geográficas, ambientales y oceánicas, las hacen peculiares y distintas a las de otras zonas litorales, sus amplias plataformas continentales de aguas cálidas y abundantes arrecifes de coral, en las que abundan especies asociadas a estos ecosistemas de arrecife y plataforma, con un gran número de especies y pocos individuos, así como sus diversas corrientes. Asimismo el relieve de la zona costera es bastante amplio si se le compara con el del Pacífico, siendo este último más estrecho y pronunciado, tales características implican la necesidad de características diferentes y adecuadas para la operación de buques de investigación específicos. Sin embargo, desde hace muchos años, México no cuenta con buques modernos de investigación apropiados y equipados con tecnología de vanguardia y con las características especificas que son necesarias para realizar este tipo de prospecciones de gran profundidad, además muchos de los buques de investigación con que se cuenta son muy antiguos, algunos ya son obsoletos y/o cercanos a cumplir con su vida funcional y operativa, además debido a que por diferentes causas y diversos problemas desde hace muchos años ya no operan para la realización de estudios de investigación y prospección pesquera y oceanográfica. De la misma forma es preciso aclarar, que no obstante a que el país cuenta una gran infraestructura de universidades e instituciones de investigación en ciencias del mar distribuidas en el territorio nacional,

3


ninguna de estas instituciones de investigación y/o académicas, cuenta con algún buque de investigación que pueda realizar este tipo de investigaciones, principalmente porque no tienen el equipo y la tecnología de vanguardia apropiada, como la que es necesaria para operar equipos y sistemas de captura y prospección en aguas profundas. Además los buques existentes fueron adquiridos, construidos y diseñados en su momento para la realización de otro tipo de estudios de investigación, enfocados a pesquerías específicas y en referencia con otras necesidades y problemáticas de antaño. Esto es importante resaltar toda vez que este tipo de buques de investigación son necesarios para los trabajos y estudios de investigación que son requeridos en nuestros mares y como se ha mencionado ninguna institución del país cuenta con este tipo de embarcaciones; no obstante de que México posee extensos litorales con recursos potenciales, en comparación con otros países pesqueros del mismo continente y del mundo. A este respecto, los estudios que desarrollan los buques de investigación pesquera y oceanográfica en las zonas de pesca nacionales e internacionales adquieren una gran relevancia al suministrar de valiosa información científica a las autoridades pesqueras de los países, afín de adoptar las medidas regulatorias y de manejo que garanticen el desarrollo y uso sostenible de los recursos pesqueros. Por la importancia que tiene la investigación de los mares, en los foros internacionales existe cada vez una mayor insistencia y preocupación en que las medidas de administración y gestión de los recursos deben basarse en la mejor información científica disponible. Ello implica que la gestión de la actividad pesquera tenga que sustentarse sobre una investigación solida que esté sostenida en el mejor conocimiento de la actividad pesquera, con respecto a la biología de los recursos pesqueros, las artes pesca empleadas, su medio ambiente y los ecosistemas en que se asientan, para poder hacer una adecuada evaluación biológica y pesquera de tales recursos. Es por ello, que organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), insta a los estados a proveer a sus instituciones responsables de la investigación pesquera, de los incentivos y recursos presupuestales necesarios para llevar a cabo investigaciones que tengan como objetivo primordial el conocimiento de los recursos pesqueros y sus pesquerías en beneficio de los pescadores y sus flotas, con el propósito de obtener la sustentabilidad del aprovechamiento, a través del uso responsable de los recursos pesqueros, respetando y cuidando el medio ambiente y los ecosistemas y teniendo presente que la pesca como ya se ha mencionado es una actividad económica con un fuerte componente social. A nivel mundial, la mayor parte de las potencias pesqueras, poseen flotas de investigación científica marina, con un gran número de buques de investigación pesquera y oceanográfica, modernos y sofisticados con equipos con tecnología avanzada y altamente especializada que los convierte en verdaderos laboratorios y estaciones flotantes para el conocimiento de los mares y sus especies, siendo esto uno de los ejes prioritarios para la salvaguardia y aprovechamiento sostenido de sus recursos marinos en beneficio de su actividad pesquera y su soberanía alimentaria. Estas naciones no han escatimado las aplicación y orientación de recursos presupuestales para la construcción y/o adquisición de estos buques, considerando la importancia que la investigación y desarrollo tecnológico en estos sectores implica y que cada vez son más necesarios para el mejor aprovechamiento de sus recursos marítimos. La investigación científica en el mar no es, como se le considera, “costosa” sino una inversión que exige de apoyo tecnológico y cooperación. El monto del presupuesto que normalmente asigna el Estado a la investigación científica marina en México es mínimo. En México, a diferencia de los países desarrollados, la inversión pública que se hace en el área de ciencia y tecnología es baja; actualmente se invierte menos del 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto. De esta inversión, se considera que para los aspectos de pesca y acuacultura son mínimos estos recursos. Si se aspira a un desarrollo integral y sustentable del País es fundamental se incremente la inversión pública en investigación, además de fortalecer y dotar a las instituciones oficiales responsables en la materia, con los recursos necesarios que permitan enfrentar las situaciones actuales y los retos que en materia pesquera y acuícola tendrán que enfrentar.

4


Como legisladores de ambas Cámaras del Congreso estamos convencidos que es apremiante que debido a la importancia que la ciencia y tecnología pesquera y acuícola significan para el desarrollo de país, aunado a la situación por la que actualmente atraviesa la pesca en nuestros litorales, es necesario que se incremente el presupuesto público que se otorga a las instituciones responsables de la investigación pesquera y acuícola afín de que cuente con los recursos presupuestales necesarios para desarrollar con eficiencia las funciones que por ley le fueron encomendadas y para que cumplan con el objetivo para el cual fueron creadas. Por todo lo anteriormente expuesto, sometemos a la consideración de esta Soberanía el siguiente Punto de Acuerdo: PUNTO DE ACUERDO ÚNICO. Se hace un respetuoso exhorto: a.

A la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación para que en la formulación y evaluación del presupuesto para el ejercicio fiscal del 2012 contemple una partida especial al Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) para la adquisición de un buque de investigación oceanográfica pesquera para operar en el litoral del Golfo de México y Caribe.

b.

A las Comisiones de Pesca, Ciencia y Tecnología, así como de Presupuesto y Cuenta Pública de de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, para que en el marco de la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2012, consideren y apruebe un incremento al presupuesto destinado al Instituto Nacional de la Pesca (INAPESCA), para la adquisición de dicho buque de investigación, por el orden de los 150 millones de pesos, etiquetando dichos recursos.

Dado en el Salón de sesiones de la H. Cámara de Senadores, sede de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a los 18 días del mes de mayo de 2011.

5

Punto de Acuerdo para la Adquisición de un buque para la investigación oceanográfica  

18 de Mayo 2011

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you