Issuu on Google+


NAVIDAD EN LA JUNGLA Adina Trupina. Había una vez una familia que se tuvo que ir a la jungla,porque el padre tenia que hacer un reportaje de las plantas salvajes. Cuando llegaron ahí era navidad,pero, como no sabían que era navidad no la celebraban. La hija se acercó a un muhacho más o menos de su edad. -¡Hola! Soy Petula y voy a estar aquí un mes. -Hola, yo soy George y vivo aquí -dice George. -¿Sabes lo que es la navidad?-dice Petula. -La navidad...¿qué es eso?-dice George con cara de extrañeza. -La navidad es la estación mas bonita del año, recibimos regalos, cantamos villancicos, decoramos las casas y ponemos árbol de navidad.dice Petula emocionada. -¡Guauuu!-dice George alucinando. Se pusieron a decorar toda la jungla. Cuando terminaron decidieron celebrar la navidad todo los días. Petula estaba muy enfadada y se fue a su cuarto. Pasaron 2 semanas y todos los animales se aburrieron de la navidad. George aprendió que la navidad es solo 1 dia. Petula ya se tenia que ir. -Adiós George te echaré de menos.- dijo Petula subiéndose al helicóptero.

UN BUEN REGALO ANA MORENTE. Érase una vez hombre llamado Antonio. Antonio es un hombre mayorcito, tenia 64 años. Él iba a pasar la navidad solo en su casa porque su familia vivía en otro país. Cuando se acercaba la navidad él se ponía triste. El 31 de Diciembre pegaron en su casa. Él abrió y apareció toda su familia entera hasta niños pequeños que él no conocia. Antonio se emocionó tanto que empezó a llorar de emoción. Él quería que se quedaran a dormir en su casa, pero ellos compraron una casa para quedarse para siempre. El día de los reyes el lo iba a pasar muy mal pero lo está pasando muy bien. Él dice que ha sido un buen regalo.


EL REGALO DE NAVIDAD. David Sánchez Moya Había una vez un pobre vagabundo que vivía en la calle con su perro. Todo el mundo se reía de él. Tenía un amigo que era un niño y siempre le llevaba comida y se sentaba a su lado y escuchaba sus historias. El día de navidad, el niño lo llevó a su casa. Allí le estaba esperando su regalo. El padre le iba a hacer una casa de madera. El vagabundo lloraba a lágrimas viva porque nadie le regalaba nada.

LA AVENTURA DE PAPÁ NOEL Francisco Javier Jiménez Era la noche del 25 de diciembre, estaba lloviendo y Papa Noel venía de Roma para La Línea pero yendo por Madrid le cogió una gran nevada y se tuvo que quedar en Madrid. Mientras tanto en La Línea los niños jugaban, las madres bailaban y todo el mundo era feliz. Papá Noel seguía luchando con su trineo para salir de la nieve. El 30 de diciembre Papá Noel vio una luz, fue corriendo pero al llegar vio que todo era obra del Papá Noel malvado que odiaba a los niños y no quería que Papá Noel llegara a tiempo a entregar los regalos. El malvado Papá Noel verde, ató al Reno de Papá Noel para que no llegara a tiempo. El malvado Papá Noel quería darle carbón a los niños y el duende malvado quería robarles el dinero. Papá Noel se pudo escapar, se encontró a seis perros de las nieves y consiguió llegar a tiempo a La Línea para repartir los juguetes.


“UNA FELIZ NAVIDAD” Adrián Galán Fernández. Habia una vez un niño que cuando llegaba la navidad se volvía triste porque no sabia si el padre o la madre le iba a comprar el árbol o el portal de belén . Entonces un día se levantó y tenia un árbol de navidad y un portal de belén . Aquel día el era muy feliz el pobre, Amador que así se llamaba é,l el por fin ya tenia lo que quería . El día 24 la familia iba allí a su casa para cenar pero el primo chico era muy juguetón. Con el andador le dio al árbol y lo rompió. Amador estaba muy cabreado y con su dinero compró uno pero este era de verdad y cuando lo decoró era el árbol más bonito del mundo. El día 31 era para él, el día más especial porque el día uno de enero era su cumpleaños y el 6 los reyes . Él estaba contento porque a él le gustan mucho las uvas y ya eran las uvas. Se celebró su cumpleaños y el seis los reyes . El guardó el árbol pero la madre llamó a toda la familia para que le ayudase a plantarlo porque era muy grande y todos se reunieron merendando y lo pasaron genial. La navidad es eso, toda la familia reunida al calor del árbol de navidad.

EL ÁRBOL MÁGICO Alba González Melero En un lugar muy frìo se reunieron para poner el àrbol de navidad entre todas la familia y el niño se puso a llorar porque no le dejaban poner el àrbol y entonces se enfadó y se fue de la casa. Entonces como el niño se fue la familia estaba llorando porque no lo encontraban. Llamaron a la policía y la policía no venia y la llamaron otra vez hasta que vino y la policía no lo encontraba y se asustaron. De repente el niño regresó, estaba todo el mundo en la puerta y al verlo se pusieron muy contento y le preguntaron que donde estaba y él dijo que se había perdido. El niño se puso a llorar porque el árbol que él tanto quería estaba muy triste. Su madre lo abrazó y le dijo que él era la estrella que le faltaba al árbol de navidad. Cuando el árbol vio a la familia unida brilló con mucha más fuerza.


NAVIDADES CON SUERTE Amanda Rivas Morente. Érase una vez una familia que era muy pobre y al ver a toda la gente comprando cacharro y ropa estaban muy triste porque ellos no se lo podian comprar a sus hijos Tom y jack. Un dia iba la madre andando por la calle y se encontró un décimo que se sorteaba al otra dia. La familia estaba entusiasmada esperando que se celebrara el sorteo. El décimo salió premiado. Arreglaron su casa ,le compraron a los niños los regalos para los Reyes y ropa para ellos.Ya tenían para vivir tranquilos y no pasar más hambre a sí siempre estaban contentos con el dinero. Ellos decían: “el dinero no es la felicidad” pero si no tienes dinero para comer tampoco eres Feliz sin dinero. Los niños cuando vieron los regalos se quedaron sorprendidos de lo que le habían regalado. Porque nunca le habían traído ropa abrigada y juguetes bonitos. Así siempre fueron felices y pasaron una Feliz Navidad y un prospero año nuevo.

Milagro en navidad. Melina Rodríguez Del Cid y Saray Olivero Un niño muy pobre llamado Nodi que miraba por las ventanas de la gente para ver a los niños con su familia y por eso miraba por las ventanas. Los niños se lo pasaban muy bien montando el árbol de navidad, cenando, y colgando los calcetines de navidad. Era noche buena le pasó una estrella fugaz y pedió un deseo. -Estrellita yo quiero regalos como los otros niños y comida porque no tengo nada ni familia . - ¿Quieres vivir con nosotros? Te hemos visto por la ventana rezando y nos has dado lástima. -dijo la estrella. -¡ Muchas gracias! No me lo creo El niño inició el viaje junto a la estrella. Llegaron a una hermosa casa y allí cenaron. En navidad nadie debe de estar solo.


LA NAVIDAD ESPECIAL DEL VAGABUNDO Cristián Torcuato Hidalgo. Se acercaba el día de la navidad, la ciudad estaba toda llena de luces decoradas con una gran árbol en medio. La gente cantaba villancicos, compraban regalos y también compraba comida de la navidad para la familia . Todos estaban muy felices menos el vagabundo que estaba triste. Vivía en la calle con su casa de cartón. El vagabundo deseaba tener amigos para celebrar la navidad y otra vez estará solo . La misma noche de navidad se le apareció un ángel . -¿Por qué lloras? -Lloró porque estoy solo – dijo el vagabundo. -Sigue esta estrella- dijo el ángel. El vagabundo siguió la estrella. Llegó a una casa especial . Allí estaba la estrella. La puerta se abrió y se vio una familia que invitó al vagabundo a cenar. -adelante . Siéntate con nosotros – dijo el niño dios.

Mi amigo especial Yerai Fernández Heredia. Habia una vez un año de reyes en el que todo el mundo teniamos cohetes y un niño pobre no tenia y le pregunté: -¿No tienes cohetes? -No - me dijo. Y le dije - Espera. Toma. Le di 2 cajas de globitos,3 cajas de batman 1 mecha verde,4 cajas de chinos y un mechero. Al dia de reyes lo vi de nuevo le dije: -¿No te han comprado nada los reyes? - No - Espera que en mi casa me han traido 3 regalos que no tienen nombre. ¿Tú te llamas Carlos Fernández? - Sí. Se los traí y me dio mucha pena pero después cuando lo abrió me entró mucha alegría, de no tener nada a tener 3 regalos. Siempre lo llevaba a mi casa a jugar con mis juguetes mientras mi madre estaba haciendo magdalenas de chocolate. Me lo llevé para mi cuarto y jugamos a la play 3. Jugamos al pron 2010 y después jugamos los dos en pareja al call of duty. Era muy bueno, siempre comía en mi casa. Cuando mi padre me compró el grand thef auto


jugamos los dos en una banda matando a gente. Se fue para Jerez con su familia, ya no me pude juntar con él más. Después rejunté con mi madre y le compré la play 3 con el call of duty y ya pudimos jugar en pareja los dos en duelo por equipos. Yo lo quería como un hermano porque siempre estaba conmigo pero se fue y yo lloré mucho porque ya no lo iba a ver más.

EL SENTIMIENTO DE LA NAVIDAD Sheila Morata Sáiz. Había una vez, una niña que estaba escribiendo la carta para los reyes magos. Ella pensaba que la carta la recibirían sus padres, porque ella no creía. El día seis por la madrugada, iba a bajar para abrir los regalos. Bajó las escaleras de puntillas, y llegó hasta el árbol sin hacer ruido. Cuando iba a abrir un regalo ¡zas! Cae una sala vacía y sin puertas. Susan estaba asustada y se sentó en una esquina. A los cinco minutos llegó Samantha, una hada de la navidad. -Hola pequeña ¡no tengas miedo! Soy la hada de la navidad, me llamo Samantha, he venido para enseñarte la navidad -Pero me tienes que llevar depués con mis padres...- dijo asustada Susan -Si ,tranquila. Samantha hizo con su barita la silueta de una puerta, agarró a Susan por las manos y las dos entraron. Cuando entraron había un montón de duendes preparando los regalos para que se lo llevaran los Reyes Magos. Luego vio una escalera y Susan se dispuso a subirla. Cuando llegó arriba había una gran puerta. Ella la abrió, ahí estaban Melchor, Gaspar y Baltazar. Tuvieron una charla, ella estaba muy emocionada. Los Reyes les explicaron que los regalos no eran todo... que lo bueno era reunirse con la familia y disfrutar. A los 10 minutos Susan salió por la escalera, y Samantha chasqueó los dedos, y Susan apareció en su cama. Desde ese día Susan fue más buena y sus padres estaban muy contentos con ella, porque ya no pensaba tanto en los regalos. Se preocupaba más por sus padres. Todas las navidades ella también ponía galletas, leche y una pequeña nota para los Reyes Magos.


JACK FRÍO Vanessa Morente. Los elfos de Papa Noél estaban trabajando en la fábrica para hacer los regalos de los niños. Un día vino el maligno llamado Jake frío era un hombre que era muy malo. Jake frío no quería que le dieran juguetes a los niños. Cogía las fabrica y la congelaba el habría la boca y echaba el aliento y echaba un polvo que congelaba las cosas. Papa Noél lo pilló haciendo sus trastadas y lo encerró en el calabozo.

EL REGALO. Daniel Pérez Calvo. Érase una vez un niño que se llamaba Dani al que le gustaba la navidad. Llegó la navidad, Dani se puso todo contento. Su madre le dijo: -Venga vete a tirar cohetes con los niño y con las niñas …. - Mamá estoy aquí. ¡Qué guapa estás! -Mira debajo del árbol que hay una cosa para ti. -dijo su madre. - ¡Qué bonito! ¿Qué será mamá? - Dani ábrelo- gritó su madre. Dani lo abrió, era un hermoso regalo. Dani estaba muy contento. Después toda la familia comió junta.

EL ESPECTÁCULO DE NAVIDAD. Javier Julia Abolafio Érase una vez un niño que era muy malo,que no le hacía caso a la madre y se escapaba de su casa. Tampoco creía en la navidad , hasta que un día un hombre se mudó al lado suya. El hombre creía en la navidad, todos decían que era santa claus. Como el niño seguía sin creer en la Navidad, un día el vecino cogió al niño de la mano y lo llevó a su casa. El hombre le contó una historia de navidad. El niño no se creyó lo que le contó y se rió de el. Al día siguiente los padres llamaron al hombre ,


el hombre fue a su casa. El hombre fue al cuarto del niño y habló con él. Lo llevó a un sitio, el niño no sabía que era un espectáculo de navidad. Cuando entraron era como un cine. Papa Noel salía volando con los renos y el niño cada vez creía más en la navidad. Terminó el espectáculo y se disfrazó de Papa Noel y salió de allí sonriendo. Los padres se pusieron felices. LA FELICIDAD NUNCA MUERE Elizabeth López Martín. Érase una vez en una casa pero no en una casa cualquiera es la casa de nuestro protagonista. Era reyes y la niña se llamaba Laurena, le trajeron una muñeca idéntica a ella, la niña le tenia mucho cariño a esa muñeca ya que parecían gemelas. Al año siguiente que era navidad , estaba Laurena en su cama hablándole a su muñeca que le llamaba Laura y de repente empezó a asfixiarse hasta que soltó a Laura y dejó caer la mano hasta el suelo, dijo sus últimas palabras: -Siento no poder estar más contigo, todavía no he pedido mi deseo de navidad, espero que no sea tarde para pedirlo, mí deseo es que me sustituyas ya que yo no he podido hacer mi vida como deseaba quiero que la hagas tú, adiós-dijo Laurena muy triste. La muñeca se despertó y empezó a cobrar vida, al ver a Laurena ahí tumba intentó despertarla pero no podía y comprendió que ya no estaba en este mundo. Cumplió con su cometido, cogió a Laurena y la enterró en el patio donde estaban enterrados sus padres. Nadie sabía lo que le había pasado a Laurena ya que todo el mundo pensaba que Laura era Laurena. Laura estaba triste porque no tenia amigas. Entonces entró su primo a verla: ¡Hola! prima ¿cómo estás? Te he traído mi revista publicada-dijo el primo: -¿Tú que eres amigo o enemigo ?si eres enemigo fuera de esta casa ¡fuera de estacasa -gritó enfadada: -pero prima estás muy rara ¿qué te pasa? -dijo el primo: -¡fuera!-dijo Laura tirándole el plato Tuvo que salir el primo por patas.


Mas tarde entró su mayordomo: -señorita aquí le traigo su pastilla -dijo el mayordomo: -¿Qué haces? ¿Por qué entras? ¡Fuera!-dijo Laura gritando: -Señorita si no se porta bien los reyes magos no van a hacer su deseo realidad-dijo el mayordomo -¿Con qué los reyes magos hacen realidad tu deseo?-dijo Laura. Llegó el día de reyes y la niña fue a ver si su deseo se había hecho realidad pero no estaba, ah no os he dicho lo que pidió. Fue que Laurena volviera a estar viva. Se fue a su cuarto llorando y apareció un angelito y le dijo: -Si hubieras sido más buena se hubiera hecho realidad tu deseo, pero te vamos a hacer un pequeño regalo: llevarte con tu amiga para siempre. Entonces el espíritu salió de la muñeca y se fue, la muñeca estaba rodea de un verde oscuro e iba cayendo lentamente sobre la cama.

EL NIÑO QUE NUNCA CREYÓ EN LA NAVIDAD Zoraida Pérez Mena. Había una vez un niño, llamado Nicolás. Era muy travieso y, nunca creyó en los Reyes Magos. Cuando llego la Navidad todo el mundo estaba muy alegre, menos un niño que no le gustaba la Navidad porque decía que ni los Reyes Magos ni Papá No el existían. Por eso la madre decidió intentar que creyera pero nada, no había ningún modo, bueno si había uno. Era que se le aparecieran delante suya. Pero ¿cómo? ¡Era imposible! Un día mientras compraban las cosas de la cena del 24 el niño vio a un hombre disfrazado .Su mamá le dijo: - ¡Mira Papá No el! Y el dijo: -Mentira, es un hombre disfrazado Un niño pequeño que había allí, lo escuchó se fue para su padre y le dijo: -papá ¿que es hombre disfrazado? El padre no le respondió y el creyó que si Por la culpa de Nicolás, un niño creyó que no existían. Se sintió un poco mal pero seguía sin creer. Unos días antes de Reyes Nicolás estaba muy feliz pero..... llegó una estrella de oriente a su casa para espiarlo vio que era muy travieso y que no creía en los Reyes Magos ni en Papá Noel. La estrella de oriente fue haber a los Magos de Oriente para anunciarle de lo que pasaba con Nicolás, cuando llego a el castillo de Oriente y le contó todo lo que había pasado con Nicolás a los Magos de oriente, los Magos de Oriente dijeron: -¡Vamos a hacerle una visita al travieso de Nicolás que seguro que le hará mucha ilusión! Fueron a casa de Nicolás pero tardaron 2 días en llegar a la ciudad donde vivía Nicolás. Cuando llegaron a casa de Nicolás ya era de noche entraron en casa y dijo Melchor:


-Esta no debe de ser su casa porque está bastante decorada de Navidad Gaspar dijo: -Eso no tiene nada que ver pero sus padres si creen porque a lo mejor ellos cuando eran pequeños nos habían visto. Baltasar dijo: -Melchor, Gaspar tiene razón porque no crea en nosotros la Navidad si la celebra. Melchor dijo: -Tenéis razón pero no nos entretengamos que tenemos mucho que hacer como: aparecernos a Nicolás y luego ayudar a los nomos a fabricar juguetes para los niños. Siguieron andando hasta llegar a la habitación de Nicolás pero delante de la puerta estaba el perro de Nicolás. Ellos para que el perro no ladrase andaron lentamente hacia la puerta del dormitorio, cuando intentaron entrar en la habitación a Baltasar se le ocurrió una idea y dijo: -tengo una idea Gaspar y Melchor dijeron: -¿Cuál? Baltasar dijo: -podemos hacer algún ruido abajo para que Nicolás lo escuche y baje a ver qué es. Melchor y Gaspar dijeron: -¡Buena idea! Bajaron al salón y allí en el suelo encontraron un cascabel que era de la hermana pequeña de Nicolás que se llamaba María. Los tres Magos de Oriente cogieron el cascabel de la pequeña María y lo agitaron con fuerza para que Nicolás despertase pero... Hubo una pequeña confusión porque Nicolás no había despertado los que se habían despertado habían sido sus padres Juan y Penélope. Los Magos de Oriente no encontraron ningún escondite. Llegaron los padres de Nicolás y vieron a los Magos de Oriente, se quedaron un poco sorprendidos porque habían llegado antes del día 6 de Enero, el día de los Reyes


Magos, los padres de Nicolás ayudaron a hacer ruido. Cuando terminaron, Juan, el padre de Nicolás, tiró un juguete en su habitación y Nicolás despertó. Los padres de Nicolás ayudaron a los Magos de Oriente a buscar un escondite ellos siguieron agitando el cascabel y cuando Nicolás llegó al salón vio la capa de Baltazar. Abrió la puerta del cajón y vio a los tres Magos de Oriente. Él se puso un poco triste porque no tenia razón y había echo que un niño dejase de creer en los Reyes. Su mamá le dijo: -¿Ves lo que has hecho? Has dejado que un niño no crea en ellos y lo tienes delante de tus ojos. Él respondió, un poco triste: -Vale tenéis razón mama, yo no creía en los Reyes y ahora los tengo delante de mis propios ojos. Espera a lo mejor es un sueño- se pellizcó en la mejilla.- No, es ¡verdad! Cuando el niño los vio, los Reyes de Oriente se fueron a su casa. Y llegó el día de los Reyes Magos el 6 de Enero, los Reyes ya habían llegado a la ciudad pero había una cosa que les preocupaba mucho y era que Nicolás había pedido 23 regalos. Nicolás creyó que los Reyes no le traerían ninguno porque había sido un poco avaricioso porque pidió millones de regalos. Cuando los Reyes le pusieron los regalos, Nicolás bajo y los abrió y así el niño creyó en los Reyes y fue muy feliz y colorín colorado este cuento se ha acabado.


EL ÁRBOL DE NAVIDAD. Jonathan Vilches Arroyo y Erika Caparrós Jiménez. Érase una vez un árbol de navidad que no tenía bolas y nadie quería decorarlo. El árbol estaba muy triste, se sentía solo porque no tenía a nadie. Estaba en un rincón escondido en la tienda de los árboles. Un día un niño fue a la tienda de los árboles y se fijo en aquel árbol al que nadie quería. El niño le dijo: - Yo te voy a comprar. - Soy muy feo – dijo el árbol. - Yo te pondré muy bonito. Te compraré bolas, te adornaré con cadenetas y serás el árbol más bonito. El niño compró el árbol y lo adornó y quedó muy bonito.

LA NAVIDAD. Carlos Jesús García del Río. La navidad es bonita porque está guay. Tengo cohetes y juguetes. Me gusta que los reyes me traigan chándal y coches. En la navidad se reúne toda mi familia y es muy bonito. Me lo paso bien en navidad y por eso os deseo a todos: FELIZ NAVIDAD.


MIS CUENTOS DE NAVIDAD