Issuu on Google+

- número dos - septiembre 2013

,

De ilusion “...porque el placer nos usa...”

Tendremos un gato en el jardín Tendremos un hijo si quiere venir Mucho desayunos y ningún Clarín No solo del hombre vive el pan Y cuando tenga ganas iré a trabajar Cuando tenga ganas no me importará. No llores nena que no es la muerte bajo los techos alumbra el sol estoy en busca de amor naranja y verde bajo las sábanas pasa la noche azul. Si viene bien que sigamos juntos haremos todo a pesar del mundo y no habrá penas para ninguno y no seremos los inmaduros. “Pequeñas Delicias de la Vida Conyugal” Sui Generis

Elegimos, seguimos eligiendo... CHE MERCHANDISING - JACQUES PREVERT VIDA SUI - TENY ALOS - RISAS - ERROR 404

... época de cálculos numéricos y no de palabras...

...sin embargo... tan sólo unas palabras alcanzan para intervenir en la línea del manual de historia, ya que lo sabemos, junto a Galileo: eppur si muove ("sin embargo se mueve").


EL SISTEMA DEL MERCHANDISING

¿Hasta cuándo el Che Guevara? Vicente Ulive-Schnell (Caracas, Venezuela, 1976) Escritor, cineasta y filósofo venezolano. Es autor de varias novelas de ficción así como cuentos, artículos de opinión, cortometrajes y ensayos filosóficos.

Si algo es fascinante en el capitalismo globalizado, es su capacidad de tomar íconos que lo critican y lo adversan, convertirlos en productos capitalistas, restarles su función y su contenido semántico y luego, jaque mate, venderlos como un producto capitalista. Una de las más recientes víctimas de la vampirización liberal es sin duda, el argentino Ernesto "Ché" Guevara. Si existe una gran diferencia entre los dos mastodontes contemporáneos, el capitalismo liberal y el socialismo en cualquiera de sus vertientes, es a nivel moral. En el capitalismo manda el dinero, y cualquier cosa que pueda crear cobres, desde una crítica virulenta de Michael Moore hasta una sátira de Jon Stewart, será bien recibida, incluida en el sistema y rápidamente atacada por los paladines de la derecha que dirán que Moore es gordo y Stewart marihuanero confeso. Por supuesto que esto dista mucho de la censura que prevalecía en los estados soviéticos del siglo pasado. ¿Crítica al sistema? Seguro. Pregúntenle al chino que fue preso por publicar un blog diciendo que no estaba enteramente de acuerdo con las políticas de su país o pregúntenle a un

,

2

De ilusion

alemán del este. Dinero o no dinero, el sistema es intocable, se alza como una bandera roja que ondea el camarada Stalin en la mano, a la cual rendiremos pleitesía. Tal vez es por eso que el capitalismo ha llegado más lejos, porque ha sabido combatir al enemigo endógeno. La idea es sencilla: Cualquier movimiento periférico o underground que critique y cuestione al sistema debe ser transformado en moda, en artefacto de consumo, en moneda de cambio rigurosamente controlada por el sistema. De esta manera, el movimiento pierde su razón de ser, al ser engullido, con todo y pellejo, por el Estado mismo que criticaba. Pero tal vez el ícono más paradójico en esta cadena de incongruencias sea la figura de Ernesto Ché Guevara. Amén de lo que usted pueda pensar del tipo: que era un revolucionario libertario/loco asesino; que liberó a Cuba/que instauró a Fidel; que murió por sus ideas/que murió por criminal; todos, absolutamente todos los que conozcan su figura, sean del bando que sean, podemos estar de acuerdo en que al Ché no le gustaba el dinero. Que, idea loca o no, planteaba la abolición de la moneda e intentó durante un breve lapso reformar la economía cubana.


PROPONGO INCORPORAR A LOS DISCURSOS DE ALGUNOS POLÍTICOS RISAS GRABADAS

,

De ilusion

3


Ellos fueron los creadores de la "World Wide Web", conocida mundialmente como WWW o "la web". Es decir, los muchachos idearon todo un sistema de comunicaciones de datos que no solo les solucionó el problema, sino que, una vez abierto al público en general y treinta años más tarde, goza de una inmejorable salud. Este puñado de jóvenes mentes brillantes eran renuentes revelar su progreso (y fracasos) al mundo, por lo que comenzaron a desarrollar su protocolo en un ambiente cerrado: la red interna de la CERN. Mucha agua debía pasar debajo del puente antes de que se convirtiese en una red con acceso a cada hogar, distribuyendo documentos multimedia. Usando la disposición física de la red y de los edificios de la CERN como metáfora para el "mundo real" situaron diversas funciones del protocolo en diversas oficinas dentro de la CERN. En una piso, estaba ubicada la World Wide Web: era encaminado a esa personas (¡sí, m a n u a l m e n t e parecen medievales y red, a la persona que Esta habitación era (Sitio 404).

oficina, situada en el cuarto base de datos central del cualquier pedido de ficheros oficina, en donde dos o tres personas!) lo localizaban utilizando métodos que hoy los transferirían, mediante la había realizado la petición. conocida como "Room 404"

Inevitablemente, la base de datos comenzó a crecer, y también la cantidad de gente con acceso a los documentos que en ella se almacenaba. Y también comenzaron a aparecer algunos problemas: había gente poco familiarizada con el sistema que efectuaba peticiones de documentos que no existían, o con nombres de archivo escritos incorrectamente. El personal a cargo de la "Room 404" enviaba, en esos casos, una nota explicando que el documento no podría ser hallado. Rápidamente, estas peticiones erróneas fueron contestadas con un mensaje estándar: "Sitio 404: archivo no encontrado". Tiempo más tarde, cuando los procesos de respuesta fueron automatizados y los trabajadores del cuarto piso fueron reemplazados por ordenadores, los usuarios de la red pudieron acceder directamente a los documentos almacenados en la base de datos. Sin embargo, el mensaje de error estándar para indicar que un documento determinado no podía ser hallado siguió siendo el mismo: "404: file not found".

Error 404 ,

4

De ilusion

Error:

página no encontrada


Teny Alós Mientras un paraninfo de naipes refugia su cuerpo inédito en la piel de la letra. La escritura del poeta nos permite pensar los errores 404.

Estamos vigilados. Vigilados por la educación recibida. Por la premiación de los resultados. Por el follaje de la moral. Por la memoria. Por la ley. No somos libres. Estamos vigilados. Vigilados por la conciencia. Por el pudor. Por la censura social. Por la delincuencia. Por los relojes. Por los almanaques. Por la coacción política. Actuamos por reflejo. Estamos vigilados. Vigilados por la luz de neón. Por los alambrados. Por los carteles. Por las cámaras ocultas. Por la sistematización de los alcahuetes. Por la dedicación exclusiva. Por el contrato social. Tememos. Estamos vigilados. Vigilados por las fronteras. Por los derechos individuales. Por los satélites. Por los inspectores. Por los mandamientos. Por la mortalidad infantil. Corremos delante de la fatalidad. Estamos vigilados. Vigilados por el documento de identidad. Por el analfabetismo. Por los contratos basura. Por las dictaduras. Por la truculencia detrás de la persiana. Por la insatisfacción. Por el consumo. Nos miramos de reojo. Estamos vigilados. Vigilados por el oportunismo. Por el silencio. Por la corrupción. Por las estaciones. Por los cuidadores que pagamos. Por el temor a la revolución. Por el arte clásico. Por los profetas. Somos presuntos reos. Estamos vigilados. Vigilados por la palabra. Por el egoísmo. Por las vanguardias. Por el costo de las entradas. Por la miseria. Por las drogas. Por la mirada de Freud. Por el insomnio. Interpretados y reasignados. Estamos vigilados. Vigilados por los pleonasmos. Por los sueldos. Por los diccionarios. Por los aportes jubilatorios. Por las metáforas. Por las reales academias. Por la averiguación de antecedentes. Por el miedo a caer. Estamos vigilados. Nuestra inocencia no vale nada. Teny Alós (poeta mendocino)

,

De ilusion

5


En un discurso de graduación en la universidad de Stanford Jobs dijo: "Recordar que te vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder”

No, no vamos a hablar de los muertos, el silencio nos convoca. Lo homenajeamos escuchándolo. El fotógrafo III Es un hombrecito en puntas de pie, un esquimal tratando de aprenderse el prospecto de un bronceador, un paracaidista virtual gritándole procacidades a las aves en pleno vuelo, un pingüino cruzando (como monje autoflagelado) el Sahara, una metáfora intentando tramoyar lo significados deliberadamente a su favor. De repente detiene su voracidad y congela las imágenes elegantes, perversas, irrenunciables, apunta con su corazón a la lente mágica, pretendiendo hurgar en los secretos insepultos, en los oasis espectrales que nadie ve. Se sorprende fisgoneando en la cerradura de su propia puerta. Frecuencia modulada de la incertidumbre que lo tiene en la mira. La luna lo mira con piedad y también con lujuria, abre en su silueta el deseo eterno de la sed cortesana. Su ojo ciego sabe con ironía que sólo lo salvarán su intuición o su impaciencia. Las madrugadas le taladrán el costado bandoneón de la energía con disparos sordos de óxido que recibe en su energúmeno sable. Saltan caprichosamente los vahídos del sol Sobre el lomo de una diosa de pantalones negros. Ella ríe a la superficie de la inocencia, donde los misterios flotan indemnes para el ángel tuerto que suspira regocijado de latidos indoloros. El día baña augurios en sus lágrimas secas. Lastres indefensos, fuera de foco, afilando el arpegio de los recuerdos. Una aurora de quietudes soplonas girando su pálida sombrilla para que flash perenne del arco iris refleje e imprima en la memoria psico un movimiento en verdadero. Teny Alós

,

6

De ilusion


Teny Alós “El sonido natural del bisturí en la carne viva."

,

De ilusion

7


Neuilly-sur-Seine, 4 de febrero de 1900 París, 11 de abril de 1977.

Poeta, dramaturgo, letrista y guionista francés de carácter rebelde, que frecuentó todos los géneros. Cuando llegó a París no le resultó fácil que le admitieran en los cenáculos de moda, ya fuera por parte de los surrealistas de la calle Château, con quienes después entablaría amistad, o en las tabernas literarias de Saint-Germaindes-Prés. Durante mucho tiempo la gente de las letras le mantuvo aparte porque consideraban que su poesía era "repugnante" por el hecho de ser popular. De modo que entró en la literatura por la puerta de atrás. En 1930 rompió con André Breton, el representante de los surrealistas, pues le resultaba demasiado autoritario. Un poco más tarde se alejó también del Partido Comunista, en el que nunca llegó a militar, ya que su proverbial inconformismo le hizo sospechoso de trotskismo.

Un poetè en liberté En plena ocupación nazi y en condiciones precarias rodaron las joyas cinematográficas El muelle de las brumas y Las puertas de la noche (1942), y antes de la liberación Los niños del Paraíso (1945), considerada una de las mejores películas de la historia del cine. Apreciado en los estudios fílmicos como guionista y como letrista en el mundo de la música, la categoría y la fama como escritor le llegó tras la guerra con el libro de poemas Palabras (1946). Participó en los debates políticos e intelectuales con su sentido de la imagen insólita y del humor crítico. Con un estilo sencillo, cercano al lenguaje de la calle, Prévert reconstruye la vida cotidiana y se acerca al lector.


Deilusion numero 2 pdf