Page 1

ernesto intriago POESĂ?A


AGUA CANÍBAL © Ernesto Intriago Diseño de portada: Fidel Intriago Zambrano Diseño interior: Ernesto Intriago Zambrano Correctora: Diana Zavala Derecho autoral: 004237 ISBN: 978-9942-13-421-9 Edición virtual Impreso en Ecuador Calceta, Manabí


PRESENTACIÓN Para autores y autoras, para la mayoría que publica una obra, tiene significación de hijo espiritual, per se masculino. Eso dicen… Históricamente se le ha atribuido ese sexo. No es para menos. Los escritores eran los que escribían y los impresores los que publicaban… y entre machos nos entendemos mejor, por lo tanto hijo pródigo saldrá, con mayor razón si de poesía se trata; poesía escribe el poeta, las que escriben se las llaman poetisas. Así pasa en mi terruño, Portoviejo. La historia cuenta que en la antigüedad la palabra poetisa se usaba como un peyorativo para referirse a las mujeres que escribían versos. Poeta, incluye también gramaticalmente lo femenino. Valga la aclaración para un pueblo anquilosado en su rica (pobre) cultura machista, en sus poetas coronados y sus jovencitas poetisas coronadas por los poetisos. ¿A qué viene todo esto? A nada. El Agua Caníbal que está en tu pantalla (desearía que esté en tus manos), este texto que se llama poemario o libro, sencillamente, tiene desde su concepción más de hembra que de macho, por tanto, este tercer solitario es mi hija espiritual, libro, -como cualquier otra- que precisa el deseo del autor: plasmar su amor y su rabia. En lo que se pueden llamar poemas, está el pasado, la his-


toria que naturaliza actitudes hoy impenzadas, está el paso y la estancia de personas, sobre todo mujeres, que me marcaron la vida, el corazón, con amor, dolor, sueños, equis… Quienes me acercaron al feminismo y por quienes -más la convicción propia- he decidido llevar esa bandera violeta con todas sus mariposas emplumadas. Está y allí quedó. Creo necesaria esta breve seudointroducción por cuanto no habrá, de esta obra, presentaciones en auditorios, ferias, tarimas, recitales... para situarme ante el lector, la lectora, más no, situar mis textos en un contexto que podría ser forzado por puro pretexto, dígase literatura feminista o lo que se le parezca. La literatura es lo que es punto Agradezco a Roy Sigüenza, con quien trabajé una parte de esta edición. Presento esta versión, que fue pensada para ser impresa, mas la academia absorbe, con el justificativo de la calidad, en este país que nos absorbe, la academia peligra. Hoy que nos quieren hacer científicos a la fuerza peligra hasta la misma ciencia. Publicaciones de este carácter no se indexan en catálogos. Aquí tienen el libro hembra, la hija del padre que la parió. Siento que la debo soltar, ahora, y que se defienda sola, sin mayores ni menores comentarios que la alabe, avale, sobrevalore. Aquí no hay ciencia. El Autor Calceta, una semana después del día de la mujer, de 2014


índice

ZURCIR CON SAL Zurcir Sal

9 11

TRÍPTICO PARA KENIA Noviembre Diciembre Con ovarios en los testículos

51 53 55

TRÍPTICO PARA NATHALY Solución Resolución Disolución

59 61 63

RECORDATORIA Caminata del macho In memoriam

65 69

PLURALES Esto es un saludo al sur Fue muleta como cualquiera Morir Frente al espejo me repito M aquí Pachamama Caminaron Descubriste Bebí Flotaste Supimos Reímos

73 75 77 79 81 83 87 89 93 95 97 99


ZURCIR CON SAL


zurcir

AGUA CANĂ?BAL

Zurcir con sal la herida abierta.

9


10

sobra la zozobra, el alimento en silos bajo tierra, por si la derrota acude rota a despertar el hambre del hombre.

ernesto intriago


sal

AGUA CANĂ?BAL

Incertidumbre: piquero de patas verdes un filosofar haciendo el ridĂ­culo ninguna pregunta a cuestas tener todas las respuestas posibles, letras que no son letras bajan desde La Negra

11


12

lentamente como se pronuncia la palabra pasa la infancia lentamente como se pronuncia la palabra pasa la adolescencia agotada juventud que pasa.

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

¿Qué queda?  

13


14

La incertidumbre es una mutante peligrosa.

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Te saludo mar frente a frente.  

15


16

Si hay nubes, aves un sol de este tama単o 多hay algo nuevo sobre bajo tu sal?

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

¿lo hay?  

17


18

Si acaso levanto la espuma de la orilla para guardar el polvo  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

para buscar a Dios.  

19


20

¿Por qué hago esto?  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

El cielo me escupe ceguera.  

21


22

Hola mar. Caben aquí discernimientos cotidianos risas para un risueño triste la carcajada fría empieza-acaba ¿se juntarán horizonte y orilla? vendrá huirá …cualquier cosa será mi todo.  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Cuando se acaba la poesía queda hacer el ridículo mejor es no hacer nada amigos mieles de un panal banal mejor es no hacer nada.  

23


24

¿? o ¡!  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Quererse sostener en la duda en el asombro.  

25


26

–Hay hermetismo en el nacer del medio día. Se torna vital ese solitario hormigueo cala se cuela impávido:  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Hondo es el hueco del hambre vate viviente de viveza te conozco te concebí no cruces la cadena es una máscara del hielo nada está dicho pero estará hecho.  

27


28

ÂĄSal!  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

A propósito de la soledad y el solitario, queda ir a despejarme/despojarme/mojarme comparar mi sombra con la de un pez

29


30

divagar en sal.  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

¿Vale la pena?  

31


32

Un gran pez rodea un pequeño pez mariposas en el agua caníbal a final de cuentas ir es un deseo. Como del pequeño pez, del gran pez.  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

–Sal a divagar nada. pierdes/nada. ganas nada nada valdrá la pena si orilla y horizonte se juntan.  

33


34

ayeres

Hola ola Quepo yo con mi risa helada al acecho de los pĂĄjaros con la hoja en blanco presto a dibujar los

con la hoja en blanco presto a dibujar la estancia

con la hoja en blanco presto a dibujar lo que no sĂŠ.  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

–Los pájaros gobernarán alcahuetes de los pescadores vienen desde la playa mientras tanto arman su coartada respiran/aspiran/conspiran. Las aves gobernarán.

35


36

Si el agua es irrepetible/el viento es irrepetible siempre habrĂĄ algo nuevo.  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Hablaré del poeta que poseía la poesía sepultarán sus plumas los pájaros grises ni pedazo ni pan probará tu esqueleto rapsoda incauto ¿recuerdas tu ímpetu rapaz?  

37


38

ÂĄSal!  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Sé de un subsuelo si hay un subcielo habrá un submar en el inmenso me inmerso/me subsumerjo pelícano seducido por el espejismo ¿por qué hago esto? pensar que pensar se compensa (tal vez vivir. tal vez morir) así es la vida porque así no es la muerte así es la muerte porque así no es la vida creer que amar se compensa y yo creo en la precreación de la procreación  

39


40

¡cómo me enseñaron a amar! a que me amen consecuencia del dolor. Yo llevaría las estrellas en el hombro. ¿Cuándo me enseñaron a doler? ¿cuánto he dolido? pactar y romperlo todo amar y hacer el ridículo. Yo llevo las estrellas sobre el lomo.

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Eres temor no amor inanimado cuerpo alma desmayada  

41


42

ÂĄSal!  

ernesto intriago


AGUA CANĂ?BAL

el cielo es un espejo el agua es un espejo el aire es un espejo el piso es un espejo  

43


44

La esperanza se crea se rompe se arma se desarma y no tiene escudos.  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

¡Desparasito mi espíritu de un solo golpe!  

45


46

(filosofar y hacer el ridĂ­culo) Mirarse: inscribible papel en blanco aferrarse al cielo al agua al aire al piso a olvidar como si olvidar fuera La Cura sacerdotisa endemoniada‌  

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Abrazarse: pañuelo que no se empapa. No cabe la duda/el asombro. Mírate que te miras conmigo

47


48

o

r

i

z

o

n

t

e

o

r

i

i

l

l

a

h

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

¿valdrá la pena?

49


TrĂ­ptico para Kenia


noviembre

AGUA CANÍBAL

La mar ennegreciéndose desde el edificio el oficio de poeta bajando por el ascensor desde el piso Plutón. Medito me digo me dicto “veo la mar, en la mar tus ojos, cuán distinto veo esas mismas olas a través de tus ojos y océanos de océanos en océanos” allá está el mar sosteniendo luces ebrias el puerto y el progreso que apesta el pescador de bote y su aroma a rabia viendo las luces que yo veo.

51


52

con qué esperanzas va con qué virgen esperando qué milagro volver importa más que la pesca pero la luz roja...

Allá va

“una costa me llevó tus labios por tus finos labios a costa del olvido que no olvido” la ciudad carga sus propias luces la mar me respira en la oreja estoy atrás de un vidrio. hoy no veré la mar azularse como se azula el sol en tu mirada lo que no hace la presencia el buen recuerdo calma la presencia que no haces no sabes lo que hace.

ernesto intriago


diciembre

AGUA CANÍBAL

“Hay una luz tras los que vienen y van y hay una sombra en los que buscan guarida la lluvia nunca vuelve hacia arriba” Pedro Guerra

Sollozo en tiempo real de un hombre roto que se arma a sí mismo con gotas de su lluvia que no llueve. Lluvia que hace llover olores de la tierra de una infancia miedosa. Lluvia para besar a quien pase bajo la lluvia lluvia para hacerle el amor a la nube lluvia corista del zinc verdad de los sapos.

53


54

Lluvia Dios meando cielo que llora de risa lรกgrima de mi gato.

ernesto intriago


con ovarios en los testículos

AGUA CANÍBAL

Soy tu hermana. Le dije a Karla para ver su sonrisa de niña te lo dije a vos así curamos/curaste tus crisis mujer emancipada de sí misma soy la luna le dije a nuestra amiga en las noches que tú no aparecías te lo dije soy el África seca negra blanca empapada se lo digo a mi madre basta con el corazón y la piel para que burra o imbécil atraviese el alma blanda sólida.

55


56

No basta el ya basta de la furia. Él sabe bien que sabe todos nosotros machos de todos los tiempos sabemos: la palabra tan solo la palabra es un misil

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

(una misiva en sobre violeta) de paz de guerra. Sabes que a Eva no le alcancé a decir que fui desnuda.

57


TrĂ­ptico para Nathaly


solución

AGUA CANÍBAL

mis yo van en procesión los pasos que soportan las calles son tú tu ausencia en las faroles tu presencia en el asfalto desolaciones mis desolaciones

59


60

enjambre de silencios zumbando gritos vocecillas de รกngeles que advierten la disoluciรณn de todo tiempo la soluciรณn estรก no estรก en los brazos abiertos

ernesto intriago


resolución

AGUA CANÍBAL

inestable me equilibro así no caigo tú estable ¿has tropezado en las piedras? (el sollozo amorfo finge que calla)

61


62

te d

s

i

e m g en la grieta

a

j

a

s

ya que estás ahí escríbelo en tu sólido suelo: el polvo no se revierte cuando desaparezcas me avisarás lo sé

ernesto intriago


disolución

AGUA CANÍBAL

desaparezco sin previo aviso de lo contrario fuera un escape de ansiedad premeditada.

63


Recordatoria


caminata del macho

AGUA CANÍBAL

“Las novias que me abandonaron están casadas con zarrapastrosos” Jota Mario Arbeláez

En el trillo no hay nadie ni un mínimo sapo acosando a una máxima rana ni un grillo y hay montes es invierno y hay truenos los perros no se escuchan ni una gata en celo ni un gato celador la luz amarilla de las lámparas me deja la curva tras los trigales una luz señala mi camino con el viento enciende la oscuridad con el viento así de intermitente es cada paso así de danzarines como el trigo voy recordando viejos amores en un orden pasional más que cronológico porque tengo un frío igual al que me causaron es mejor dejar de pensar en esas cosas no me acuerdo por ejemplo de la que me dejó porque estaba embarazada de otro de la que dejé porque me dejó de otra que no dejó que la deje porque estaba embarazada de otro yo nunca le dije a ninguna perra yo nunca le dije a ninguna gata

65


66

que una mujer me había abandonado no quise crear discordia entre animales entre la gata gris y la perra gris ellas se veían blancas cuando había relámpagos como estos nunca de los nuncases voy a olvidar al primer amor ni al séptimo ni al tercero ni al octavo aquí hubo quinta y fue mala la quinta me hacía el amor cada vez que yo quería ella nunca lo quiso hacer por sí sola jamás tenemos sexo la quinta no tiene sexo mugre y muerde recuerdo al primer amor tenía 14 años ella los años rosados hasta los 17 de ella toda mi humedad se secó en los calzoncillos la amé como la perra gris ama a la gata gris cronológicamente solo recuerdo al primer amor justamente ahora sé por qué no se olvidan los amores primeros y es que son agrios como el químico de las lámparas estudié el químico de las lámparas en bachillerato

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

en ese tiempo no tuve un amor colegial intenté hasta el cansancio conquistar a María en el primer día de clases María me vio besándome con Daniela por eso se resistió siempre María desde allí a tres años no me cansé de mirar a la María Magdalena con una vela encendida con los ojos aguaditos de paciencia a Daniela nunca más volví a verla yo quería en ese tiempo tener amores al 2x1 fantasear no es malo en una noche así con media luna o mejor dicho con una tajada de luna me asustan los truenos le sonrío a los relámpagos aquí abajo también hay relámpagos la lámpara piña cierra los ojos a machote los abre como lechuza los gallos no cantan y eso que aclarece el amor es una luz intermitente e interminable de madrugada el cerebro es diminuto como el cariño de la cuarta por eso nos dejamos al mismo tiempo

67


68

todo disminuye cuando no se ama la novena no supo de lo contrario la novena se fue persiguiendo el asombro pobre niña no sabía que cuando el hombre siente de verdad su diminutivo deja de ser diminutivo llegué a la máxima potencia de mis actos actos en beneficio del placer siempre fui generoso con ellas jamás supieron que cuando en sus sueños caían yo les daba una mano no hubo a quien no le diera una mano la izquierda la derecha las dos al mismo tiempo en fin a mí ninguna me dio la mano las miserables me dieron tan solo dedos sigo caminando por el recodo hacia la Gloria ni una paloma vuela y eso que hay palomeras.

ernesto intriago


in memoriam1

AGUA CANÍBAL

A Horacio Gandhi Hidrovo Peñaherrera

Haciendo memoria en la imprenta de mi padre deambulaban libros libros libros Mi infancia respiró plomo y gasolina mi infancia poblada de desiertos saboreó eructos de serpiente con olor a elefante mi infancia de rieles rotos respiró vapor de Los trenes de la infancia Fuimos vecinos en el mismo árbol de Tamarindo nunca me dijiste que necesitaba manzanas verdes para ser feliz me bastó mango con sal para hacer una fiesta Horacio fue mi profesor recuerda mi madre Horacio me despreció como poeta cuenta mi padre Madre Horacio no me enseñó que la o es redonda Padre Horacio elogió con creces mi poesía

Este poema fue leído en la Casa de la Cultura de Manabí, en el marco de la del festival La Flor Septiembre y homenaje a Horacio Hidrovo P., fundador del festival. 1

69


70

Así pasa cuando sucede me dijo una amante -la hija de un poetaHaciendo memoria fui olmedino por ende de tu flor un candor de pétalo como buen olmedino declamé sobre todo reclamé tiré piedras blancas icé banderas rojas hice rojas las banderas blancas como buen olmedino fui de izquierda sin saber qué mismo es la izquierda Tu hija me dio clases en la universidad por ella supe que la resistencia Manteña superó la estupidez española y otras verdades y otras mentiras que nos clavaron como verdades Haciendo memoria Horacio fue Presidente de esta Casa Bajo estos techos de galpón por no ser nieto de poeta coronado me robaron de frente la cima del podio pero gané una Membresía

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

¡oh! Cualquiera no habita en esta casa de culto a la cultura Fui invitado a recordar a Horacio Solicitan poema para el poeta haciendo memoria yo estuve en un taller literario Horacio dirigió el departamento hasta el último respiro con qué sosiego con qué ganas hasta el último respiro En la invisible malla curricular del taller no había la materia “Cómo adular colegas” Lo siento Horacio eso es innato y mi nata es otra nota. Haciendo memoria coincidíamos en los buses dormías-tosías-te golpeabas el corazón-tosías-dormías ¡eso no se hace poeta! el poeta apuñala corazones con la palabra Horacio arrancó de raíz del centro de la tierra una flor violeta la plantó en la memoria ¡qué bonita le quedó!

71


plurales


esto es un saludo al sur

AGUA CANÍBAL

A Hugo Mayo

Ausencia: te doy el adiós de los patos un surco seco que ha dejado el sol aún no llueve pero siempre se está inundando un pueblo.

73


74

Esto es un saludo al sur el mundo es un sur redondo no importa dónde esten las monarcas esa es la lección que escojo de tu lucidez no importa dónde estén las monarcas las alas cerradas de los ángeles se inclinan ante las alas abiertas del papagayo.

ernesto intriago


fue muleta como cualquiera

AGUA CANÍBAL

Textualizadoras de la imaginación pensaron sintieron rieron cuerpos que no han visto buscando orillas hallaron horizontes los dedos largos quedan cortos les nacen cola de iguana huesudas para qué jaladora de pelos de cuartos de siglo de héroes de Eros la que heredó lunares pasa más tiempo en el bolsillo la otra fabricó cicatrices y caligrafía horrenda esa pasa más tiempo de safari (la aniquiladora odia la ortografía) la politiquera levantó a mi hermano fue muleta como cualquiera que ve a su hermano (de)caído arrojaron monedas -nadie les ha leído la desdicha ni el desdestinola inútil pensó este verso esa que piensa está ocupada pensando qué pensar la inútil vuelve a intentarlo esa que piensa está ocupada pensando qué pensar la inútil es libre 75


76

esa que piensa está ocupada pensando qué pensar así sucesivamano.

ernesto intriago


morir

AGUA CANÍBAL

Sombra sembrada sin semilla especie de madreselva sin selvas-sin madre trepando almas ¿aferrado a qué? ¿lo sé? Morir: querer sostenerse en lo cierto.

77


LABÍNAC AUGA

’otiper em ojepse la etnerf‘ oñitaP aniloraC

oev eM amupse al etna sirg etnerapsnart amurb al a etnerf emodnéicid recah a sav éuq“ ”arutircse atse adot noc emodnéicid recah euq ognet ogla“ ”arutircse atse adot noc éetloV zev arto are y oy iuf on y sámaj oy :otiper em ojepse la etnerF agos al ne emodnácilpitlum yos zep nap .otisárap y


‘frente al espejo me repito’

AGUA CANÍBAL

Carolina Patiño

Me veo ante la espuma gris transparente frente a la bruma diciéndome “qué vas a hacer con toda esta escritura” diciéndome “algo tengo que hacer con toda esta escritura” Volteé y era otra vez yo y no fui jamás yo Frente al espejo me repito: multiplicándome en la soga soy pez pan y parásito. 79


m aquí

AGUA CANÍBAL

A Daniel, Paúl, Leonardo y Fidel

Para desgracia y bendición de mis hermanos aquí se gesta una agria batalla agreste entre razón y corazón matausencia

mataidioma

una nube me dio por ido

81


82

M aquí con el amor odiando al destino creausencia creyendo en la energía hasta las letras hasta los destellos de sus pupilas hombres míos la bicicleta está en su rincón M aquí pedaleando en falso en la poesía.

ernesto intriago


pachamama2

AGUA CANÍBAL

“Te agradezco aunque me voy avergonzado por ser parte de la especie, que hoy te viola en un patético festín” Bersuit Vergarabat

¿Cuánto da la suma: desidia más desidia? si ella intuye que algunos como ambos significamos nada. Si álguienes como nosotros sigue pisándole los talones   l c oa s b e l l o s.

2

Autoplagio

83


84

En esta caminata hemos visto demasiado reĂ­do hasta la saciedad comido como los gallinazos. Estamos tambiĂŠn aquĂ­ estamos con la palabra letal entre los ojos la cachetada inconclusa en la mano esperando cualquier rostro montaĂąa sol o mar.

ernesto intriago


AGUA CANÍBAL

Con la venia de Dolores que cree en la especie (la que te engaña madre) marcho porque las lunas parieron crepúsculos y malparieron auroras los soles Sabes madre suelo creer que el suelo no me enlaza entre la especie sin embargo me pertenece la partícula de un verso frío esencia del verso fogoso.

85


86

Sábelo: Tu lágrima me inunda y el llanto no cabe en un día. Mira la vida del árbol hecho leña la leña del árbol hecho fuego el fuego echó humo natural los homosexuales conmemoran la vida y aman. Hay colores-sabores nuevos en cada amanecer. Te agradezco avergonzado de la especie que me pertenece como tu trecho hecho de dolor y amor soy un lugar común.

ernesto intriago


caminaron

AGUA CANĂ?BAL

mis dedos en busca de horizontes que dejaron de ser horizontales.

87


disparé

AGUA CANÍBAL

a quemarropa donde tu cuerpo quema

89


descubriste

AGUA CANĂ?BAL

un temblor de largo viaje

91


bebí

AGUA CANÍBAL

lluvia de la cascada

93


flotaste

AGUA CANÍBAL

en ríos blancos.

95


supimos

AGUA CANĂ?BAL

que las manos solamente no hacen desayunos.

97


reímos

AGUA CANÍBAL

de tu carne en demasía para mi alma en decandecia.

99


© Alexandra Vivanco

Duvál Ernesto Intriago Zambrano, Director de Comunicación y Cultura de la Escuela Superior Politécnica Agropecuaria de Manabí Manuel Félix López. Editor de Fotograma, revista iberoamericana de cine. Ha publicado Gimen de amor los muertos, poesía (2008), coautor de Soledumbre, poesía y cuento (2009), Dedicadencia, poesía (2011). Amor Escupido, poesía y cuento (2013). Consta en antologías nacionales e internacionales. Docente universitario, editorialista y Vicepresidente de Negocios JCI Portoviejo 2014. @intriagoernesto intriago.ernesto@gmail.com

Agua canibal ernesto intriago  

Tercer poemario

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you