Issuu on Google+

APERTURA

DE LA CASA DEL ENCUENTRO

RADICAL

ASAMBLEA DE AFILIADOS (Av. Entre Ríos 215- Ciudad de Salta.)

CRÓNICA DE UN DÍA LLUVIOSO DE LA ALEGRIA DEL RADICALISMO POPULAR Y EN LA CALLE, Al ESPANTO DEL “RADICALISMO DE CLAUSURA” Y “CONTUBERNIO” (En los próximos días podrán ver la filmación de la totalidad del acto en nuestra página de internet: http://ateneoillia.blogspot.com/)

El día jueves 25 de febrero, casi a las 21,00 horas, bajo un cielo que amenazaba desplomarse y un notable descenso de la temperatura, se realizó el acto de apertura de la 8° Casa Radical, denominada del ENCUENTRO RADICAL, nombre solicitado por el correligionario Fredy Guibergia, quien abrió las puertas de su domicilio para que los ciudadanos de Salta, encuentren un lugar para expresar sus preocupaciones y anhelos.


Al acto se realizó levantando un palco en una de las avenidas de mayor tránsito de la ciudad para que un grupo de significativos correligionarios pudieran hablar libremente sobre la situación política del país y de nuestro partido, mientras más de medio centenar de jóvenes seguían con atención las palabras de los distintos oradores y varios transeúntes se detenían a escucharlas.

Minutos antes un grupo de baile amigo del PANCHITO LAISECA, presidente del Ateneo de la Juventud Radical “Dr. Osvaldo Alvarez Guerrero” dio alegría y color a la fiesta radical, ante la mirada sorprendida de los viejos dirigentes y los festejos de la J.R y la Franja Morada.


Rubén Emilio Correa, presidente del Ateneo Dr. Arturo Illia, inició el acto señalando los objetivos de las Casas Radicales y reseño brevemente las actividades realizadas durante el año 2009 por el Ateneo Illia: la recolección de agua potable y ropa para los damnificados del alud de Tartagal, los talleres de “LECTURA EN LOS BARRIOS”, el programa de suelta de libros en espacios públicos denominado “LECTURAS EN LIBERTAD”, el taller de dibujo en Barrio Cabildo, los talleres de historia oral en los Barrios, la publicación del Boletín LA REPÚBLICA para mantener la comunicación con los afiliados, los paneles debates en el Comité Provincial, los Seminarios de Formación y Discusión Política, con la presencia de dirigentes políticos nacionales y provinciales, la campaña de AFILIACIÓN, iniciada en enero y que continuará en los próximos meses.

Rodeaban el palco, antiguos dirigentes del radicalismo salteño.


Entre ellos, el Dr. Bernardo Sola quien con sus casi 80 años y desafiando al clima hostil, fue el primero en ocupar la tribuna cívica, para desgranar sus agudas consideraciones sobre el papel de la UNIÓN CÍVICA RADICAL en la defensa de las instituciones republicanas y democráticas. Resaltando el valor y el esfuerzo de la Juventud Radical y Franja Morada en protagonizar el evento que ponía nuevamente al Radicalismo en el espacio público, señalo el antiguo dirigente, espacio que nunca debió abandonar el partido radical.

A continuación habló el ex presidente del Comité Provincial, el escribano Mario Rondoni aludiendo a la necesidad de unificar al radicalismo, apeló a recordar el origen de la Unión Cívica Radical en su lucha por constituir la corriente orgánica de los reclamos más profundos de justicia y libertad de la sociedad argentina y exigió la inmediata normalización del partido radical.


Entre el público también se encontraban dirigentes de distintos departamentos del interior de la provincia, entre ellos, el ingeniero Carlos Rodríguez (Tartagal, departamento de San Martín) y

Ramón Alarcón de Hipólito Yrigoyen (departamento de Orán), este último subió al palco para transmitir las preocupaciones y expectativas del radicalismo del norte provincial.

El dirigente ratificó la convocatoria a la cuarta reunión de los dirigentes de los departamentos de Orán y San Martín que se desarrollará el día viernes 5 de marzo en la localidad de Gral. Mosconi. Alarcón invitó a despertar al “gigante dormido,” al radicalismo como partido nacional y reiteró el pedido a elecciones internas para encauzar la euforia de un radicalismo que se siente alternativa en el 2011. Con voz vibrante y emocionada, ocupó la tribuna del dirigente Gabriel Martínez, quien señaló que es “criminal haber mantenido durante un año encerrada la Unión Cívica Radical” en referencia al Interventor nombrado por el ex presidente de la UCR, Gerardo Morales. Le pidió enérgicamente que convoque elecciones y que se vaya de Salta, para que los dirigentes y afiliados decidan por si mismos los destinos del partido.


Gabriel Martínez convocó a todos los radicales “sin ningún tipo de exclusión ni miramientos”, teniendo en cuenta que no había nadie en el radicalismo salteño, con la suficiente conducta para “tirar la primera piedra” ante el extraordinario objetivo de reconstruir la República y al propio radicalismo. Señalo que se iban a continuar con los actos callejeros en toda la provincia hasta alcanzar la democratización de la Unión Cívica Radical en Salta. Recalcó que “la marcha iniciada” no se detiene más, porque el radicalismo es una necesidad para la sociedad argentina para garantizar, el equilibrio, la paz, la libertad y la democracia. Y señalando las banderas que agitaban la JUVENTUD RADICAL recordó que llevan el “color (por el blanco) de la pura de nuestros principios y el rojo, por el fuego de nuestras pasiones”. “EL RADICALISMO DE CLAUSURA” Mientras esto acontecía en la calle, una correligionaria informó que a pocas cuadras, en Mitre 653, sede del Comité Provincial, le habían impedido el ingreso, pues había llegado hasta el lugar el Interventor, Dr. Miguel Guibergia, quien encerrado en el salón de la presidencia, mantenía una reunión con el grupo, que luego el interventor señaló como miembros del GRUPO ROSARIO que respondían al senador Gerardo Morales, entre ellos, ESTEBAN CARRAL, CARLOS SARAVIA, DIEGO MARIÑO, FEDERICO NUÑEZ BURGOS, entre el pequeño grupo que lo rodeaba. Comunicada la noticia por el altoparlante del Acto, el Contador público Nacional, Carlos Ibarguren, salió del acto en forma apresurada, pensando que habían convocado una reunión de la ilegitima JUNTA DE ACCIÓN POLÍTICA, sin comunicarle. Ibarguren interrumpió la reunión del Interventor, produciéndose una discusión acerca de la necesidad de convocar a elecciones internas en forma inmediata. En ese interín, en la CASA DEL ENCUENTRO RADICAL, se decidió terminar la asamblea y concurrir en forma masiva hasta el Comité Provincial para peticionar ante el Interventor la convocatoria a internas. Ubicados los militantes en las puertas del Comité Provincial, el interventor Guibergia accedió a conversar con una delegación de dirigentes, ante los cuales señalo, las decisiones alcanzadas en el grupo ROSARIO: 1°.- Proscripción de los dirigentes y afiliados que hubieran concurrido a elecciones por fuera del ACUERDO CIVICO SOCIAL. A lo que los dirigentes respondieron que en el radicalismo de Salta, esa situación debía alcanzar a todos los turnos electorales, incluso al actual concejal Saravia quien ocupa la banca como extra partidario del Partido Socialista y no en nombre de la Unión Cívica Radical. El Interventor, sólo atinó a responder que era parte del “acuerdo” con el partido del proceso militar, PROPUESTA SALTEÑA.


2°.- Guibergia señaló en forma contradictoria que iba a dejar puesta la fecha de internas, en forma imprecisa, “no más allá del mes de mayo”. Pero que en su criterio sólo para convalidar la formación de una LISTA UNIDAD. 3°.- Que el presidente SANZ iba a venir a Salta para poner en funcionamiento una JUNTA NORMALIZADORA integrada por quienes ya estaban en la JUNTA DE ACCIÓN POLÍTICA y los sectores que quieran integrarse. Cuestión que fue contra-argumentada por varios de los dirigentes presentes señalando que se producía un vacío legal, pues su función como Interventor era convocar a elecciones internas, nombrar una junta electoral y retirarse del distrito. Guiberguia, señalo que el tenía que irse cuanto antes porque estaba en incompatibilidad de funciones como PROTESORERO del Comité Nacional e Interventor del distrito Salta. A lo que se le respondió que siempre estuvo incompatible, pues viene de ser el TESORERO del comité que presidió Gerardo Morales. En todo caso, afirmó el Ing. Carlos Rodríguez, si el no estaba en condiciones de ejercer sus funciones de Interventor, el Comité Nacional debería nombrar un nuevo Interventor que designe la Junta Electoral y ponga en marcha la normalización partidaria, cuestión un tanto sencilla y que era evidente que él no estaba en condiciones de cumplir. La reunión fue desprolija por la permanente agresión del Interventor, hacia los presentes, por lo cual, algunos dirigentes decidieron retirarse paulatinamente para hablar con los afiliados que esperaban en la calle, frente al Comité Provincial. Hasta aquí, la crónica de los sucesos que se iniciaron con la alegría de los radicales en la calle festejando la apertura de una nueva CASA RADICAL, mientras en el Comité Provincial, el “radicalismo de clausura” -en triste CONTUBERNIO entre cuatro paredes y con la presencia de cuatro dirigentes sin representación alguna- acordaba el próximo FRAUDE. EL FUTURO YA ES NUESTRO POR PREPOTENCIA DE TRABAJO

RADICALISMO ¡SIEMPRE!


Acto de Apertura de la Casa del Encuentro Radical