Issuu on Google+

1

Así se construyó La Gran Estafa del “Calentamiento Global”.

“La mayoría de la gente son otra gente. Sus pensamientos son las opiniones de otros, sus vidas un plagio y sus pasiones son eslóganes”. Oscar Wilde, filósofo y escritor

Este dossier sobre el calentamiento global desmonta una a una todas las mentiras oficiales y falsos mitos sobre la “nueva religión ambientalista” del clima. Sólo pretende humildemente contribuir a la difusión de las voces científicas disidentes con la versión oficial, respecto a las omisiones, intereses creados e intenciones ocultas tras el telón de lo que se nos ha dado en llamar: el “calentamiento global provocado por el hombre” debido a la emisión de supuestas cantidades de CO2, perjudiciales por su efecto invernadero, y por su influencia en el aumento de las temperaturas terrestres. Sin embargo los hechos demuestran, en todo caso, lo contrario: el CO2, contribuye al enfriamiento del planeta no a su calentamiento. Así como que el efecto invernadero, tal como se presenta en los medios y en el documental “Una Verdad Incómoda” de Al Gore, no existe tal y como se nos presenta; el ex-Vice-Presidente americano simplemente miente en el citado y ya tristemente fomoso trabajo audiovisual. El único responsable de este calentamiento cíclico terrestre es el Sol. De hecho, no sólo la Tierra sino todos los planetas de nuestro sistema se están calentando al unísono, debido a una fuerte actividad solar que se desarrolla en ciclos o intervalos de cientos o miles de años, uno de los cuales atravesamos ahora, según el investigador y escritor David Icke. Este escrito está basado, en parte, en el documental: The Great Global Warming Swindle (El gran fraude del calentamiento global). Escrito y dirigido en 2007 por Martin Durkin y producido por A Wag TV Production, para Channel 4 (U.K). Se incluyen, además, informaciones de autores como David Icke y Daniel Estulin, entre otros investigadores exopolíticos de campo, críticos y vetados en los medios por “conspiranóicos”, quienes, desde diferentes sectores de estudio e investigación, también avalan y demuestran la teoría de la gran estafa mediático-científica que rodea al icono ambientalista del “calentamiento global causado por el hombre”.

Traducción, adaptación literaria y redacción: Angel Contreras


2

(I) ¿En qué consiste la teoría del “calentamiento global humano” provocado por el CO2? Profesor Tim Ball, del Departamento de Climatología de la Universidad de Winnipeg (Canadá): “Cuando me preguntan si creo en el Calentamiento Global respondo: “Creo en el “calentamiento global” pero no estoy de acuerdo en que el CO2 humano esté causando este calentamiento.” Profesor Nir Shaviv, del Instituto de Física de la Universidad de Jerusalén: “Si me hubieras preguntado hace algunos años, te habría dicho que es el CO 2. ¿Por qué? Porque como cualquier otra persona escuché lo que los medios decían.” Cada día las noticias se vuelven más irreales y apocalípticas. Los políticos ya ni se atreven a expresar alguna duda sobre el cambio climático. Lord Lawson of Blaby: “Hay tanta intolerancia a cualquier opinión disidente (...) El asunto políticamente más incorrecto posible, hoy en día, es dudar de esta ortodoxia oficial del cambio climático.” El calentamiento global ha traspasado la política y se ha convertido en una nueva clase de moralidad. Pero, aunque mientras la histeria del calentamiento global, causado por el hombre, crece frenéticamente, muchos científicos expertos en clima mantienen que la base científica de la teoría del calentamiento por el CO2 es “endeble”. Profesor Nir Shaviv: “Hubo periodos en la historia de la Tierra, por ejemplo, en que tuvimos tres veces más CO2 del que tenemos ahora. O periodos donde tuvimos 10 veces más de lo que tenemos hoy; y si el CO2 tiene un gran efecto en el clima, lo deberíamos ver en la reconstrucción de la temperatura.” Profesor Ian Clark, científico del clima en el Ártico: “Si observamos el clima en tiempo geológico nunca sospecharíamos del CO2 como un gran agente climático. Ninguno de los cambios climáticos principales en los últimos 1000 años se pueden explicar por el CO 2. No podemos decir que el CO2 guía el clima; nunca lo hizo en el pasado.” Profesor John Christy, científico, escritor y científico del IPCC: “Escucho que hay un consenso de miles de científicos sobre el asunto del calentamiento global y que los humanos están causando cambios catastróficos al sistema del clima. Bueno, yo soy un científico, y hay muchos que simplemente decimos que eso no es verdad.” ¿Qué es el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas, o IPCC? El “calentamiento global causado por el hombre” no es una teoría científica comúnmente aceptada. El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, se presenta en los medios como la autoridad arrolladora de una imponente organización internacional. Profesor Philip Stott, Biogeógrafo de la Universidad de Londres: “ El IPCC como cualquier organismo de las Naciones Unidas, es político. Sus conclusiones finales están motivadas políticamente.” Profesor Paul Reiter, ex-miembro del IPCC aunque solicitó él mismo su retirada de la lista de científicos “reclutados” de este organismo, e investigador científico del Instituto Pasteur de París con numerosos presitigiosos galardones: “Esta afirmación de que el IPCC son los 1500 ó 2500 mejores científicos del mundo, si ves la bibliografía de algunos ellos te das cuenta de que no es cierto; hay una gran cantidad de pseudos-científicos.” Profesor Richard Lindzen, crítico del IPCC e investigador del M.I.T: “Para rellenar los 2500 tuvieron que empezar a añadir a científicos críticos, funcionarios de los gobiernos, y cualquier conocido cercano, y a ninguno se le pidió estar de acuerdo. Muchos están en desacuerdo.” Profesor Paul Reiter: “Aquellos que son especialistas pero no están de acuerdo con la polémica renuncian y hay muchos que conozco. Sólo los añadieron a la lista de autores para formar parte de esta lista de los “2500 científicos del más alto nivel”. Profesor Richard Lindzen, IPCC, M.I.T: “Algunos decidieron que había que convencer a otros; ya que si ningún científico está en desacuerdo, tú tampoco deberías estarlo. Pero siempre que


3

escuches eso en ciencia, es pura propaganda.” Esta es la historia de cómo una teoría sobre el clima se ha convertido en una ideología política. Patrick Moore, Cofundador de Greenpeace: “Mira, ya no me gusta llamarlo Movimiento Medioambiental; porque realmente es un movimiento de activismo político, y ha adquirido influencia a nivel mundial.” Esta es la historia de la distorsión de toda un área de la ciencia. Dr. Roy Spencer, científico de la NASA líder del equipo que controla el Satélite del Clima: “Los científicos del clima necesitan que haya un problema para obtener fondos.” Profesor John Christy: “Hay un interés creado para provocar pánico porque así fluirá dinero a la ciencia del clima”. Profesor Richard Lindzen, IPCC, M.I.T: “Hay algo que no deberías decir y eso es: puede que esto no sea un problema.” Es la historia de cómo una campaña política se convirtió en una moda burocrática. Profesor Patrick Michaels, Departamento de Ciencias Medioambientales de la Universidad de Virginia: “El asunto es que decenas de miles de trabajos dependen del “calentamiento global” ahora.” Profesor Philip Stott, Biogeógrafo de la Universidad de Londres: “Es un gran negocio. Se ha convertido en una industria en sí misma. Si toda la faramalla del calentamiento global se derrumba, habrá muchísima gente desempleada y buscando trabajo.” Esta es una historia de censura e intimidación. Nigel Calder, ex-editor de la revista New Scientist y ex-jefe de la sección científica de BBC Television: “He visto y oído que responden furiosos contra quien esté en desacuerdo con ellos; pero esa no es la manera científica.” Es una historia sobre occidentales evocando la amenaza de un desastre climatológico para evitar el progreso industrial vital en los países en vías de desarrollo. James Shikwati, Economista y escritor: “Algo que surge rápidamente de los debates mediambientales, es que hay gente dispuesta a matar el sueño africano. Y el sueño africano es desarrollarse.” Patrick Moore, Cofundador de Greenpeace: “El movimiento ambientalista ha evolucionado en la fuerza más poderosa para prevenir el progreso en los países en vías de desarrollo.” La historia del “calentamiento global” es un cuento que advierte de cómo el miedo mediático se ha convertido en la idea determinante para una generación. Nigel Calder: “Todo el negocio del calentamiento global se ha convertido como en una religión. Y aquellos que no están de acuerdo son llamados “herejes”. ¡Yo soy un hereje! Los productores de este documental. ¡Todos son herejes!”. En el año 2005 se acordó una comisión de investigación en la Cámara de los Lores (Reino Unido) para analizar la evidencia científica del calentamiento global provocado por el hombre. La figura principal en esa investigación fue Lord Lawson de Blaby, quien en los 80´s, como Ministro del Tesoro Británico, fue el primer político en disponer de fondos del Gobierno para la investigación del calentamiento global. Lord Lawson de Blaby, Cámara de los Lores Británica y ex-Ministro del Tesoro: “Realizamos una exhaustiva investigación. Tomamos evidencias de muchas personas expertas en estas áreas para redactar un informe. Lo que me sorprendió fue descubrir cuán pobre e incierto era este trabajo científico. De hecho hay más personas pensantes, algunos temerosos de hablar abiertamente que en privado, y algunos hasta en público, dicen: Un momento, esto simplemente no tiene sentido.” Se nos dice que el clima de la Tierra está cambiando, pero el clima de la Tierra siempre está cambiando. En la larga historia de la Tierra han habido incontables periodos de cambios. Períodos en los que el planeta estaba más cálido o más frío de lo que está hoy. Cuando la mayoría del mundo


4

se encontraba cubierto por bosques tropicales o por bastas capas de hielo. El clima siempre ha cambiado, y cambió sin ninguna ayuda nuestra, de los humanos. Podemos trazar la tendencia del calentamiento actual desde hasta, por lo menos, hace 200 años, hasta el final de un periodo muy frío en la historia de la Tierra. Este intervalo frío es conocido por los climatólogos como la Pequeña Era Glacial. Profesor Philip Stott: “En el Siglo XIV, Europa vivió una pequeña Era de Hielo. Y como evidencia de esto tenemos las antiguas ilustraciones, grabados y cuadros del Río Támesis. Porque durante los más duros y severos inviernos de esa pequeña era glacial el Támesis se congelaba. Se realizaban maravillosas ferias de hielo sobre el Támesis. La gente patinaba y vendía sus productos sobre el Támesis helado.” Si retrocedemos un poco más en la historia, antes de la Pequeña Era de Hielo encontramos una Era Dorada, donde las temperaturas eran más elevadas que las actuales. Un periodo conocido por los climatólogos como el Periodo Medieval Cálido. Profesor Philip Stott: “Es importante que la gente sepa que el clima permitió un estilo de vida bastante diferente en el periodo medieval. Tenemos esta creencia hoy de que un calentamiento tendría efectos apocalípticos, sin embargo, de hecho, donde quiera que se describa este periodo cálido parece estar asociado con riquezas.” En Europa fue la época de los constructores de catedrales. Un tiempo en el que, según Chaucer, florecieron viñedos incluso en el norte de Inglaterra. Profesor Philip Stott: “Por toda la ciudad de Londres hay pequeños recuerdos de los viñedos que crecieron en el Periodo Medieval Cálido (Vinery Way, Vineyard Passage, The Vineyard, Vine Hill, etc). Este fue un periodo maravillosamente rico ya que proviene de un periodo de gran abundancia . (II) Retrocediendo aún más en el tiempo, antes del Periodo Medieval Cálido, encontramos más intervalos cálidos; incluyendo uno muy prolongado durante la Edad de Bronce, conocido por los geólogos como el Holoceno Máximo, en el cual las temperaturas fueron considerablemente más altas que las de hoy durante más de tres mil años y, por supuesto, los osos polares sobrevivieron a ese periodo. Hoy siguen estando entre nosotros. Son muy adaptables y, estos periodos cálidos que llamamos hipsoterma, no les representó ningún problema. La variación del clima en el pasado es claramente natural; entonces ¿Por qué pensamos que es diferente hoy? En las actuales alarmas sobre calentamiento global el culpable es la sociedad industrial. Gracias a la industria moderna, lujos anteriormente sólo asequibles a los ricos hoy están disponibles en abundancia para la gente común. Las tecnologías han hecho la vida más fácil y abundante. El transporte y las comunicaciones modernas han hecho posible un mundo menos distante y más accesible. El progreso industrial ha cambiado nuestras vidas, pero...¿Cambió también al clima? Según la teoría del calentamiento global causado por el hombre este crecimiento industrial sería el responsable del aumento de las temperaturas en la Tierra. Pero, ¿Lo causa realmente? Profesor Patrick Michaels, del Departamento de Ciencias Medioambientales de la Universidad de Virginia: “Cualquiera que diga que el dióxido de carbono es el responsable de la mayor parte del calentamiento del pasado siglo XX, ni siquiera ha observado las cifras más básicas.” La producción industrial en las primeras décadas del siglo XX estaba aún en su infancia; restringida a sólo unos cuantos países disminuidos por la guerra y la depresión económica. Después de la II Guerra Mundial las cosas cambiaron. Bienes de consumo como frigoríficos, lavadoras, televisores y automóviles comenzaron a producirse masivamente para el mercado internacional. Los historiadores denominan esta explosión económica de actividad industrial como “el boom económico de la post-guerra”.


5

Entonces ¿Cómo se compara la influencia de esta explosión industrial en los registros de temperaturas? Desde mediados del siglo XIX la temperatura de la Tierra ha aumentado sólo ½ grado centígrado. Pero este calentamiento comenzó mucho antes de que los vehículos a motor y aviones fuesen inventados. Más aún, la mayoría del aumento de las temperaturas ocurrió antes de 1940, cuando la producción industrial era casi insignificante. Después de la II Guerra Mundial y en pleno auge económico de la post-guerra, en teoría las temperaturas deberían haberse disparado; pero no lo hicieron, sino que cayeron. No por uno o dos años, sino durante cuatro décadas. De hecho, paradójicamente, no fue hasta la recesión económica mundial de los 70´s cuando dejaron de bajar. Profesor Syun-Ichi Akasufo, director del Centro Internacional de Investigación Ártica: “El CO2 comenzó a aumentar exponencialmente alrededor de 1940, pero la temperatura comenzó a decreder en 1940 y continuó hasta 1975. Entonces tenemos la relación opuesta: Mientras que el CO2 aumentó rápidamente, la temperatura bajaba. Así que no podemos decir que van de la mano la producción de CO2 y el aumento de las temperaturas.” Profesor Tim Ball, climatólogo de la Universidad de Winnipeg: “La temperatura aumentó de manera importante hasta 1940 cuando la producción humana de CO2 era relativamente baja. Y luego, en los años de la post-guerra, cuando la industria y la economía mundial realmente avanzaron y la producción humana de CO2 se disparó, la temperatura mundial bajaba. En otras palabras: los hechos no encajan con la teoría.” Niger Calder: “Justo después de la II Guerra Mundial, cuando la industria crecía el dióxido de carbono aumentaba y aún así la Tierra se enfriaba y corrían rumores de poder tratarse de una era glacial. Esto no tenía ningún sentido ni aún lo tiene hoy.” ¿En qué se basan los que creen o afirman que el CO2 es responsable de un clima cambiante? El dióxido de carbono es sólo una muy pequeña parte de nuestra atmósfera. De hecho medimos los cambios en el nivel de CO2 atmosférico en décimas partes por millón. Profesor Tim Ball: “Si comparas el porcentaje de CO2 con el de todos los gases de la atmósfera: Oxígeno, argón, nitrógeno, y demás, es de 0´054%. Es una porción increiblemente pequeña. Y luego, por supuesto, tienes que tomar la porción que los humanos supuestamente agregan y que es el foco de toda la preocupación, es todavía menor.” Aunque el CO2 es un gas invernadero, los gases invernadero sólo forman una pequeña parte de la atmósfera. Es más el dióxido de carbono es un gas invernadero menor. Profesor Tim Ball: “La atmósfera la forman multitud de gases y a un pequeño porcentaje de ellos los llamamos gases invernadero. Y de ese pequeño % de gases invernadero el 95% es vapor de agua, el gas invernadero más importante.” Profesor John Christy: “El vapor de agua es un gas invernadero, con mucho el más importante.” ¿Hay alguna forma de corroborar si el reciente calentamiento fue a causa del aumento de un gas invernadero? Sólo hay una manera de saberlo y es observando el cielo, o la parte del cielo que los científicos conocen como Troposfera. Profesor Richard Lindzen: “Si es un calentamiento de invernadero la parte media de la Troposfera, los primeros diez o doce kilómetros de la atmósfera se calienta más que la superficie. Hay buenas razones teóricas para ello que tienen que ver con cómo funciona el invernadero.” El efecto invernadero funciona así: El sol emite calor hacia la Tierra y si no fuera por los gases invernadero la radiación solar rebotaría al espacio dejando al planeta frío e inhabitable. Los gases invernadero atrapan el calor saliente en la Troposfera terrestre, a sólo unas pocas millas sobre la superficie, y aquí es, según los modelos climáticos, donde las tasas de calentamiento deberían ser más altas si el causante fuese el gas invernadero. Profesor Frederick Singer: “Todos lo modelos, cada uno de ellos, calculan que el calentamiento ocurre más rápido cuanto más subes de la superficie a la atmósfera. De hecho el calentamiento


6

máximo ocurre en el Ecuador a una altitud aproximada de 10 km.” Un científico con gran responsabilidad en las mediciones de las temperaturas en la atmósfera terrestre es el profesor John Christy. En 1991 la NASA le otorgó la Medalla al Logro Científico Excepcional y en 1996 recibió el premio especial de la Sociedad Metereológica Americana por avanzar de manera fundamental nuestra capacidad de monitorear el clima. Fue uno de los principales científicos del IPCC. Hay dos formas de tomar la temperatura en la atmósfera terrestre: a través de satélites y de globos meteorológicos. Profesor John Christy: “Los resultados continuamente muestran que en una gran parte del planeta el grueso de la atmósfera no se calienta tanto como la superficie en esa región y ese realmente es un acertijo para nosotros porque la teoría es bastante directa; ésta dice que si la superficie se calienta, arriba en la atmósfera debería calentarse más rápido. El aumento de la temperatura en esa parte de la atmósfera no es de gran magnitud y realmente no concuerda con la teoría que los modelos climáticos expresan ahora.” Profesor Patrick Michaels: “Uno de los problemas que asedia a los modelos climáticos es que predicen que mientras asciendes en la atmósfera, excepto en las regione polares, la tasa de calentamiento aumenta y es muy claro observando dos fuentes de datos; no sólo los datos por satélite, de los que todos hablan, sino de datos de globos metereológicos en los que no se observa tal efecto. De hecho parece que la superficie se calienta poco más que la atmósfera de allá arriba. Eso es una gran diferencia.” Profesor Richard Lindzen: “Esos datos dan una idea del hecho de que lo que ves es un calentamiento que muy posiblemente no es causado por gases invernadero.” Profesor Frederick Singer: “Las observaciones no muestran un aumento con la altitud; de hecho muchas observaciones manifiestan una pequeña reducción en la cantidad de calentamiento con la altitud. Entonces tiene sentido concluir que la hipótesis del calentamiento global causado por el ser humano se comprueba falsa con la evidencia.” Entonces el reciente calentamiento de la Tierra sucedió en el lugar y momento equivocados. Gran parte del calentamiento sucedió a comienzos del siglo XX en la superficie de la Tierra. Exactamente lo opuesto a lo que debió haber sucedido de acuerdo a la teoría del calentamiento global causado por el hombre. (III) Mentiras indecentes y verdades “incómodas” de Al Gore La película de Al Gore, Una Verdad Incómoda, es vista por muchos como la versión popular de los defensores de la teoría del calentamiento global causado por el hombre. Su argumento se basa en una sola evidencia absoluta, tomada del análisis de las capas de hielo profundas para observar la evolución del clima desde cientos de miles de años atrás. El primer análisis de las capas de hielo se realizó en Vostok, en la Antártida. Lo que se halló, como dice Al Gore correctamente, fue una clara correlación entre el dióxido de carbono y la temperatura. Así lo resumía Al Gore, ex-vice-Presidente de los Estados Unidos: “Retrocedemos en el tiempo ahora a 650 mil años atrás. Aquí está lo que ha sido la temperatura de nuestro planeta. Hay una cosa que te llama la atención (...) La relación en realidad es muy complicada; pero hay una relación que es mucho más poderosa que las otras y es esta: cuando hay más dióxido de carbono la temperatura aumenta.” Al Gore dice que la relación entre la temperatura y el CO2 es “muy complicada” pero no explica cuáles son esas complicaciones. De hecho hay algo muy importante en los datos de los núcleos de hielo que no menciona en su documental. El profesor Ian Clark es un importante paleo-climatólogo ártico que revisa los registros de la temperatura de la Tierra decenas de millones de años atrás: “Cuando observamos el clima en ciclos largos buscamos material geológico que haya registrado el clima. Si tomáramos una muestra de hielo, por ejemplo, utilizaríamos isótopos para reconstruir la temperatura y liberamos la atmósfera que quedó ahí, atrapada en el hielo, y observamos su contenido de CO2.” El profesor Clark y otros han descubierto como dice Al Gore, un vínculo entre la temperatura y


7

el CO2. Pero lo que Gore no dice es que el vínculo es justo al revés. Profesor Clark: “Aquí vemos los registros de los núcleos de hielo de Vostok. En rojo se observa la temperatura subiendo de atrás hacia adelante en el tiempo, en un intervalo clave. Cuando salimos de una glaciación vemos la temperatura subiendo y luego vemos el CO2 subiendo. Luego el aumento de CO2 se atrasa, tiene un retraso de 800 años; la temperatura precede al CO2 con 800 años de ventaja.” Han habido varios análisis importantes de núcleos de hielo, todos muestran lo mismo, esto es la temperatura aumenta o disminuye y después de varios cientos de años el dióxido de carbono la sigue. Profesor Frederick Singer: “Por eso, obviamente, el dióxido de carbono no es el causante de ese calentamiento. De hecho podemos afirmar que es el propio calentamiento el que produce el aumento de CO2.” Profesor Ian Clark: “Claramente el CO2 no puede provocar cambios de temperatura; es un producto de la temperatura. Reponde a los cambios, sigue a los cambios de temperatura.” Profesor Tim Ball, del Departamento de Climatología de la Universidad de Winnipeg (Canadá): “Los registros de los núcleos de hielo van al corazón del problema. Se dice que si el CO2 aumenta en la atmósfera como un gas invernadero, la temperatura sube. Pero los registros de hielo muestran lo contrario. Así que el supuesto fundamental, el principal de toda la teoría del cambio climático debido a los humanos se comprueba errónea.” Pero ¿Cómo ocurre para que temperaturas más altas produzcan a su vez más CO2 en la atmósfera? Para entender esto, en primer lugar tenemos que volver a mencionar el punto obvio de que el CO2 es un gas natural producido por todos los seres vivos. Investigador Niger Calder: “Pocas cosas me molestan más que escuchar a la gente decir que el dióxido de carbono es un contaminante. Tú estás hecho de dióxido de carbono. Yo estoy hecho de dióxido de carbono. El CO2 es lo que permite que los organismos crezcan.” Es más, los humanos no somos la fuente principal de CO2. Profesor John Christy: “Los seres humanos producen una pequeña fracción en términos de un dígito porcentual del CO2 que se produce en la atmósfera.” Los volcanes producen más CO2 al año, que todas las fábricas, automóviles, aviones y las otras fuentes de CO2 producido por el hombre, juntas. Más aún, proviene de los animales y bacterias que producen más de 150 gigatones por año, comparado con tan sólo 6.5 gigatones que producimos los humanos. Incluso una de las mayores fuentes de CO2 proviene de la vegetación muerta; por ejemplo de hojas que cayeron en el otoño. Pero la fuente más grande de CO2, con mucho, son los océanos. Carl Wunsch, es profesor de oceanografía en el M.I.T. También fue profesor visitante en las Universidades de Harvard y Londres y un veterano visitante de matemáticas y física en la Universidad de Cambridge. Autor de cuatro importantes libros de texto de oceanografía: “El océano es la mayor reserva de depósitos de CO2 hacia donde éste va cuando sale de la atmósfera o de donde sale cuando se reintroduce en la atmósfera. Si calientas la superficie del océano tiende a emitir CO2. De forma similar si se enfría la superficie del océano este disuelve más dióxido de carbono.” Por tanto, cuanto más calientes los océanos, mayor cantidad de dióxido de carbono producen. Cuanto más frío más CO2 absorben. Pero, ¿por qué se produce el retraso de cientos de años entre el cambio de temperatura y la cantidad de CO2 que entra o sale del océano? La razón es que los océanos son tan grandes y tan profundos que tardan cientos de años en calentarse o enfriarse. Este retraso en el tiempo significa que los océanos tienen lo que se conoce como memoria de los cambios de temperatura. Profesor Carl Wunsch: “El océano tiene memoria de los eventos pasados que abarca hasta 10.000 años. Por ejemplo, si alguien dice estar viendo cambios en el Atlántico Norte, quiere decir


8

que algo sucedió en un lugar remoto hace décadas o cientos de años en el océano y cuyos efectos comienzan a verse ahora en el norte del Atlántico.” El calentamiento actual comenzó mucho antes de que la gente dispusiera de coches o electricidad. Desde hace 150 años la temperatura terrestre se ha incrementado medio grado centígrado. Pero la mayor parte de ese incremento sucedió antes de 1940. Desde ese momento la temperatura ha disminuido durante cuatro décadas y se ha incrementado durante tres décadas. No hay ninguna prueba, en la larga historia de las temperaturas de la Tierra, que evidencie que el dióxido de carbono haya alguna vez determinado la temperatura terrestre. Por tanto, si el dióxido de carbono no conduce la temperatura de la Tierra, ¿Qué la conduce, entonces? La creencia común de que el CO2 dirige el cambio climático es refutada por la mayoría de la evidencia científica, con datos de satélites, de globos atmosféricos y mediciones de núcleos de hielo y de registros históricos de temperatura. Pero si el CO2 no está cambiando el clima, entonces: ¿Qué produce ese cambio? Profesor Philip Stoot: “¿No es absurdo pensar que somos los humanos, al usar nuestros autos, al usar la electricidad, los que controlamos el clima? Sólo vuelvan la cara hacia el cielo y vean esa cosa masiva, el Sol. Incluso los humanos con los más de 6.000 millones que somos, somos diminutos comparado con eso.” A finales de los 80´s, el físico solar Piers Corbyn decidió probar una nueva forma radical de pronosticar el clima. A pesar de los enormes recursos de la Oficina Meteorológica oficial, la nueva técnica de Corbyn consistentemente producía resultados más certeros. Fue elogiado en la prensa nacional como “el súper hombre del clima”. El secreto de su éxito era el Sol. Profesor Piers Corbyn: “El origen de la técnica solar para pronósticos del clima a largo plazo vino originalmente del estudio de las manchas solares y el deseo de predecirlas. Luego comprendí que era mucho más interesante usar el Sol para predecir el clima.” Las manchas solares, se sabe que son campos electromagnéticos que aparecen en los momentos de mayor actividad solar. Pero durante muchos cientos de años, probablemente mucho antes de que esto fuera comprendido, astrónomos alrededor del mundo solían contar el número de manchas solares bajo la creencia de que cuantos más manchas, más caluroso sería el clima. En 1893 el astrónomo británico Edward Maunder observó que durante la Pequeña Era Glacial casi no había manchas solares. Un periodo de inactividad solar que fue conocido como “El Mínimo de Maunder”. (IV) Entonces ¿Qué fiabilidad tienen las manchas solares como indicadores del clima? Piers Corbyn: “Yo decidí probar esto mediante una apuesta sobre el clima. Por medio de William Hill contra lo que dijo la oficina meteorológica que debía ser una expectativa normal, y ganamos dinero mes tras mes. Muchos de la Oficina Meterorológica dijeron: “este prodría ser, puede ser, un invierno excepcionalmente frío.” Nosotros dijimos: “no, eso no es así, será muy cercano a lo normal” y dijimos específicamente que cuando sería frío, sería entre después de Navidad y Febrero. Nosotros acertamos y ellos se equivocaron.” En 1991, científicos del Instituto Meteorológico danés compararon los registros de las manchas solares del siglo XX con los registros de temperatura. Lo que descubrieron fue una correlación increíblemente cercana entre lo que estaba haciendo el Sol y los cambios de temperatura en la Tierra. Encontraron que la actividad solar se elevó un poco hasta 1940, cayó durante cuatro décadas hasta los 70´s. Posteriormente volvió a elevarse. Profesor Eigil Friis-Christensen, Director del Centro Espacial Nacional Danés: “Cuando vimos esta correlación entre la temperatura, la actividad solar y los ciclos de las manchas solares, la gente nos dijo: Bueno, esto puede ser una coincidencia; así que ¿cómo podemos comprobar que


9

eso no es una coincidencia? Bien, algo obvio es tener una serie de largo tiempo; todas las series de diferentes épocas y luego remontarnos en el tiempo.” Así que el profesor Christensen y sus colegas examinaron 400 años de registros astronómicos para comparar la actividad de las manchas solares con las variaciones de temperatura. Una vez más encontraron que las variaciones en la actividad solar estaban íntimamente relacionadas con los cambios de temperatura en la Tierra. Era el Sol, al parecer, no el dióxido de carbono ni cualquier otra cosa, lo que estaba generando los cambios en el clima. En cierta forma, esto no supuso una sorpresa. El Sol nos afecta directamente, por supuesto, cuando nos envía su calor y lo que sabemos ahora es que también el Sol nos afecta indirectamente por medio de las nubes. Las nubes tienen un gran poder enfriador, pero ¿cómo se forman? En los inicios del siglo XX los científicos descubrieron que la Tierra está siendo constantemente bombardeada por partículas subatómicas. Estas partículas, bautizadas con el nombre de “rayos cósmicos”, se creyó que estaban originadas por la explosión de las súpernovas muy lejos del sistema solar. Cuando las partículas bajan, necesitan agua que sube desde el mar y forman gotitas de agua que son las nubes. Pero cuando el Sol estaba más activo y el viento solar era más fuerte, menos partículas atraviesan y menos nubes se forman. El verdadero poder de este efecto se comprobó recientemente cuando el astrofísico Nir Shaviv comparó su propio registro de formación de nubes por rayos cósmicos, con el registro de temperaturas confeccionado por el geólogo Ian Weitzer que se remonta a 600 millones de años atrás. Descubrieron que cuando los rayos cósmicos se incrementan, la temperatura de la Tierra desciende y cuando éstos decrecen la temperatura de la Tierra se incrementa. Las nubes y el clima de la Tierra están estrechamente relacionados. Para establecer hasta qué punto esto es así, sólo hay que rotar las líneas: comparar los gráficos y colocarlos uno encima de otro. Profesor Nir Shaviv, del Instituto de Física de la Universidad de Jerusalén: “Y es simplemente asombroso...Ian Weitzer me miró y dijo: ¿Sabes qué?, tenemos datos muy explosivos aquí.”Profesor Ian Clark, del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Ottawa (Canadá): -“Nunca he visto unos registros tan diferentes, convergiendo tan perfectamente para mostrar qué era lo que realmente había pasado en ese largo periodo de tiempo.” Así pues, el clima está controlado por las nubes, las nubes están controladas por los rayos cósmicos y los rayos cósmicos están controladas por el Sol. Todo viene a dar al Sol. Nigel Calder: “Si tuvieras ojos de Rayos X, lo que aparece como una bonita y amistosa bola amarilla, sería como un tigre salvaje. El Sol es una bestia increiblemente violenta y exhala grandes explosiones y gas tóxico. El viento solar alcanza la Tierra apresudaramente. Estamos, en cierto sentido, dentro de la atmósfera del Sol. La intensidad de su campo magnético aumentó a más del doble durante el siglo XX.” En el año 2005, astrofísicos de la Universidad de Harvard publicaron la siguiente gráfica en el diario oficial de la Unión Americana de Geofísicos: “La línea azul representa los cambios de temperatura en el Ártico, en los pasados 100 años. Aquí está el aumento del dióxido de carbono en el mismo periodo. Las dos obviamente no están conectadas. Pero ahora vean de nuevo el registro de las temperaturas y esta línea roja que representa las variaciones en la actividad solar durante el siglo pasado, registrado de forma independiente por científicos de la NASA y la Administración Nacional Atmosférica y Oceanográfica de Estados Unidos. Ian Clark: “La actividad solar durante los últimos 100 o cientos de años se relaciona muy bien con muestras base de décadas de hielo oceánico y de temperaturas árticas.” Para los astrofísicos de Harvard y para muchos otros científicos la conclusión es inevitable: es el Sol el que conduce los cambios climáticos; el CO2 es irrelevante. Si esto es así, ¿por qué estamos siendo bombardeados día tras día con nuevos artículos sobre el calentamiento climático global provocado por el hombre? ¿Por qué tanta gente cree en los medios y donde quiera lo consideran un hecho indiscutible?


10

Para entender el poder de la teoría del calentamiento global causado por el hombre, debemos conocer cómo surgió esta teoría. Las predicciones sobre el cambio climático no son nuevas. En 1974, la BBC nos advirtió sobre desastres venideros que pueden parecernos extrañamente familiares. Una y otra vez las noticias han estado mostrándonos desastres climatólogicos: “El medio oeste de Estados Unidos ha sufrido su peor sequía desde 1930...Los tornados están muy alborotados.” ¿Cuál sería la causa de estos desastres? El principal hombre detrás de estas noticias era el exjefe de noticias científicas de la BBC, Nigel Calder: “En The Weather Machine (programa de la época en la BBC Television) informábamos sobre la corriente principal de la opinión de los principales medios de ese tiempo que era el enfriamiento global y la amenaza de una nueva era de hielo.” Después de cuatro décadas seguidas de descenso de las temperaturas, los expertos advirtieron que un mundo más frío traería consecuencias catastróficas. BBC, The Weather Machine 1974: “La amenaza siempre presente de un gran congelamiento traerá como resultado el advenimiento de una nueva era glacial que enterrará nuestros campos y ciudades...” Entre la fatalidad y la tristeza había una voz de “esperanza”. Un científico suizo llamado Berth Bowling sugirió apresudaramente que el dióxido de carbono generado por el hombre podría ayudar a calentar el planeta, aunque no estaba seguro: “...hay mucho pertróleo y una gran cantidad de carbón que parece estar siendo quemado en un grado siempre creciente, si seguimos haciendo esto, dentro de 50 años el clima puede estar unos cuantos grados más caliente que en la actualidad. Simplemente no lo sabemos.” Niger Calder: “También fuimos los primeros en hablar en Berlín, en Suecia, en la televisión internacional, sobre los peligros de CO2 y yo recuerdo haber sido duramente criticado por expertos de primer nivel por consentir su “fantasía.” En el punto álgido del pánico por el enfriamiento de los 70´s, la excéntrica teoría de Berth Bowling sobre el calentamiento global causado por el hombre parecía absurda. Para cambiar eso ocurrieron dos cosas: Primero, las temperaturas empezaron a aumentar. Segundo, los mineros se fueron a la huelga en Inglaterra. Para Margaret Thatcher, la primera ministra del páis, la energía era un problema político. En los inicios de los setentas, la crisis del petróleo había lanzado al mundo a la recesión y los mineros habían golpeado a los gobiernos conservadores. La Sr. Thatcher estaba determinada a que no le ocurriese lo mismo a su gobierno y dijo que ese poder tenía que ser destruído. Margaret Thatcher: “Lo que estamos presenciando en este país es el surgimiento de una revolución organizada por las minorías que se preparan para explotar disputas industriales. Pero lo que es en verdad, es una violación de la Ley y el orden y la destrucción del gobierno democrático parlamentario.”(V) Niger Calder: “La politización del asunto empezó con Margaret Thatcher...” Lord Lawson of Blaby: “Ella siempre estaba muy preocupada, recuerdo cuando yo era Secretarío de Energía, en la promoción de la energía nuclear, desde mucho antes de que viniera el asunto del cambio climático; porque ella estaba muy preocupada por la seguridad energética y no confiaba en el Medio Oriente ni tampoco en el sindicato nacional de mineros. No confiaba en el petróleo ni en el carbón. Así que ella pensaba que, realmente, deberíamos impulsar la energía nuclear. Y después cuando surgió el asunto del cambio climático, el calentamiento global, pensó que eso era bueno, genial, era otro argumento para defenderse ya que la energía nuclear no tiene ninguna emisión de dióxido de carbono, por lo que deberíamos ir por lo nuclear. Y eso era lo que ella estaba tratando de decir realmente y esto ha sido distorsionado desde entonces. Así que le dijo a los científicos en la Royal Society de Londres: Hay dinero sobre la mesa para que lo comprueben. Así que claro que lo hicieron.”


11

Profesor Philip Stott, biogeófrafo de la Universidad de Londres: “Inevitablemente en el momento que los políticos apoyan algo y le ponen su nombre, por así decirlo, el dinero va a fluir. Así es como funciona. Inevitablemente estudios, desarrollo, instituciones empezaron a desbordarse con investigaciones climáticas, pero con énfasis particular en la relación entre el dióxido de carbono y la temperatura.” A petición de Thatcher, la Oficina Metererológica del Reino Unido creó una unidad de modelo climático que sentó las bases para un nuevo comité internacional: El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Niger Calder: “Sacaron un primer informe extenso que predecía el desastre climático como resultado del calentamiento global. Recuerdo haber asistido a la conferencia de prensa científica y me quedé impresionado por dos cosas: primero por la simpleza y elocuencia del mensaje y el fanatismo con el que se pronunciaron; y segundo por el desprecio total hacia toda la ciencia climática anterior a ese momento, incluyendo, por cierto, el papel del Sol, que había sido el tema de debate de una enorme reunión científica en la Royal Society meses antes.” Pero el nuevo énfasis en el dióxido de carbono generado por el hombre, como posible problema ambiental, no solo le atraía a la primera ministra inglesa. Niger Calder: “ Ciertamente le favorecía también a los ambientalistas, a los que llamo “ambientalistas medievales”, los que quieren regresar a como era todo en la época medieval y deshacernos de todos estos “carros y máquinas horribles”. Les encantaba la idea, ya que el dióxido de carbono les parecía un emblema de la industralización.” Profesor Frederick Singer, ex-director del Servicio Nacional del Clima de Estados Unidos: “El dióxido de carbono es claramente un gas industrial y va relacionado con el crecimiento económico, el transporte, los automóviles; con lo que llamamos civilización y hay fuerzas dentro del movimiento ambientalista que simplemente están en contra del crecimiento económico, creen que es malo.” Profesor Philip Stott: “Se podía utilizar para legitimar toda una gama de mitos ya existentes: anti-automóviles, anti-crecimiento, anti-desarrollo; sobre todo en contra del gran demonio: los Estados Unidos.” Patrick Moore es considerado como uno de los ambientalistas más importantes de su generación. Es cofundador de Greenpeace: “El cambio para hacer del clima un punto central proviene de dos razones muy claras principalmente: la primera era que para mediados de los ochenta la mayoría de la gente estaba de acuerdo con las cosas razonables que nosotros en el movimiento ambientalista estábamos diciendo que se deberían hacer. Ahora, cuando la mayoría de la gente está de acuerdo contigo es bastante difícil permanecer confrontados. Así que la única forma de seguir en contra del stablishment (el sistema) era adoptar posturas cada vez más extremas. Cuando dejé Greenpeace fue en medio de una campaña para prohibir el uso del cloro a nivel mundial. Dije: saben que ese es un elemento de la Tabla Periódica, no sé si este asunto está dentro de nuesra jurisdicción el prohibir todo un elemento de la Tabla Periódica. La otra razón del surgimiento del ambientalismo radical fue la caída del comunismo. El muro cayó y muchos activistas pacíficos y políticos entraron al movimiento ambientalista trayendo consigo su neomarxismo. Y aprendieron a usar un lenguaje verde de manera muy hábil para encubrir programas que tienen que ver más con anti-capitalismo y anti-globalización, que con la ecología o la ciencia.”Lord Lawson of Blaby: “La izquierda estaba muy desorientada por la gran caída del socialismo y el comunismo, tal como se había aplicado hasta entonces; así que todavía seguían siendo anticapitalistas. Pero necesitaban un nuevo disfraz para su anti-capitalismo.” Niger Calder: “Y fue una alianza increíble entre Thatcher por la derecha y los ambientalistas anti-capitalistas de izquierdas, lo que creó este ímpetu tras una idea descabellada.” A principios de los 90,s el calentamiento global generado por el hombre ya no era una astuta teoría excéntrica sobre el clima. Era una verdadera campaña política que atraía la atención


12

mediática, el resultado: más financiación gubernamental. Profesor Richard Lindzen, del Departamento de Meteorología del Instituto de Tecnología de Massachussets: “Antes de Bush padre creo que el nivel de financiación para el clima y ciencias relacionadas era del orden de 117 millones de dólares al año, más o menos, que era razonable para la ciencia. Dio un salto de 2 mil millones al año; màs de diez veces. Y sí, cambió mucho, muchos trabajos, atrajo a muchos que de otra manera no estaban interesados. Así que crearon cuadros de gente cuyo único interés en el campo era la existencia del calentamiento global.” Niger Calder: “ Si quería hacer una investigación sobre, digamos, las ardillas, lo que tenía que hacer, y esto se aplica dese 1990 en adelante, era escribir en mi solicitud de fondos diciendo que planeaba investigar el comportamiento de no recolección de las ardillas con referencia particular en los efectos del calentamiento global. Y así obtengo mi dinero.” Patrick Singer: “No tengo dudas de que las grandes sumas de dinero inyectados en este campo en particular , si bien pequeño de la ciencia, ha distorsionado el esfuerzo científico total.” Profesor Richard Lindzen: “Todos competimos por financiación y si tu campo está en el centro de atención te cuesta mucho menos trabajo racionalizar ¿por qué se debe financiar?” Durante la década de los 90´s, decenas de miles de millones de dólares procedentes de los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra y de otros países, se desviaban para el estudio e investigación del calentamiento global. Gran parte de dichos fondos iban destinados a la creación de modelos computerizados para pronosticar el clima del futuro. Pero, ¿Cuál fue el grado de fiabilidad de estos modelos...? El doctor Roy Spencer es un prestigioso científico muy reconocido en el ámbito de los estudios climáticos. Se le han otorgado medallas por sus logros científicos tanto por parte de la NASA, como por la Sociedad Meteorológica de Estados Unidos. Doctor Roy Spencer: “Los modelos climáticos son tan buenos como los supuestos de ellos y hay cientos de supuestos; sólo se necesita que un supuesto sea incorrecto para que el pronóstico sea errado.” Los pronósticos climáticos no son nuevos, pero en el pasado los científicos eran más modestos en cuanto a su habilidad para predecir el clima. The Weather Machine, BBC Television: “ Cualquier intento de pronosticar cambios climáticos se topa co el escepticismo por parte de los hombres que modelan el clima por computadora: Al tomar decisiones que afectan a la gente, una predición errónea acerca del clima futuro puede resultar mucho peor que no hacer ninguna. Me temo que nuestro entendimiento de la compleja máquina climática no es lo suficientemente buena todavía, como para hacer una declaración fiable sobre el futuro.” Todos los modelos suponen que el CO2 provocado por el hombre es la causa principal del cambio climático en vez del Sol o las nubes. Profesor Tim Ball: “La analogía que utilizo es: Si mi coche no funciona bien ¿voy a ignorar el motor, que es el Sol en este caso?¿Voy a ignorar la transmisión que es el vapor de agua? ¿Y voy a fijarme en un golpe que tiene la llanta derecha trasera que es el CO2 producido por el hombre? Así de mal está la ciencia.” Ian Clark: “Si no has entendido el sistema climático; si no entiendes todos los componentes, los rayos cósmicos solares, el CO2, el vapor de agua, las nubes...y los reúnes; si no los tienes entonces tu modelo no vale nada.” (VI) El rango de pronósticos climáticos varía mucho. Estas variaciones son el resultado de sutiles alteraciones en los supuestos en los que se basan los modelos. Éstos son tan complejos que los puedes ajustar. Profesor Carl Wunsch, del Departamento de Oceanografía del Instituto de Tecnología de Massachussets: “Los puedes ajustar de manera que produzcan algo emocionante.”


13

Profesor Ian Clark: “Trabajo con modelos y modelaje; y con un modelo matemático de parámetros retorcidos puedes hacer lo que sea; puedes hacer que sea más cálido o que sea más frío cambiando las cosas.” Como todos los modelos suponen que el CO2 generado por el hombre causa el calentamiento, una manera de producir un pronóstico más impresionante es aumentar la cantidad de CO2 humano que va a la atmósfera. Profesor Patrick Michaels, del Departamento de Ciencias Medioambientales de la Universidad de Virginia: “Ponemos un aumento de dióxido del 1% anual, en los últimos 10 años ha sido del 0`49% anual, 0`42% anual para los diez años anteriores y 0`43% para los diez anteriores; así que los modelos tienen el doble de radiación de gases invernadero de lo que realmente sabemos que hay. No debería impresionarte, pues, que pronostiquen más calentamiento del que realmente existe”. Los modelos predicen la temperatura en 50 ó 100 años, una de las características peculiares de los pronósticos climáticos a largo plazo sólo se demuestran erróneos mucho después, cuando la gente ya se olvidó de ellos. Como resultado, existe el peligro, según el profesor Carl Wunch, de que les importe a los modeladores menos producir un pronóstico certero que uno “interesante”: “Inclusive en la comunidad científica ves que es un problema si ejecuto un modelo complicado y le hago algo, como derretir montones de hielo en el océano y no pasa nada, es muy probable que no salga en la prensa. Pero si ejecuto el mismo modelo y lo ajusto de manera que suceda algo “espectacular” en la circulación de los océanos, como que las corrientes cálidas de detengan, eso sí se va a publicar. La gente va a decir: ¡Esto sí es emocionante!, inclusive los medios lo retomarán. Así que hay una tendencia muy fuerte dentro de los medios de comunicación y dentro de la comunidad científica a que los resultados sean dramatizados. Que la Tierra se congela es una historia mucho más interesante que decir que fluctúa, decir que: Bueno a veces va 10% ó 20% abajo pero al final llega a donde estaba en un principio. ¿Cuál harías tú? De eso se trata.” Para un observador sin formación, los modelos computerizados impresionan y dan lugar a especulaciones disparatadas sobre el clima pero dan la apariencia de ciencia rigurosa. También son una fuente sin fin de historias espectaculares para los medios. Niger Calder: “Lo que más me impresiona como periodista de toda la vida, es la manera en que parecen haberse abandonado los principios más elementales del periodismo en cuanto a este tema.” De hecho la teoría del calentamiento global causado por el hombre a dado vida a una rama del periodismo completamente nueva. Niger Calder: “Tienes toda una nueva generación de periodistas: los periodista ambientales. Si eres un periodista mediambiental y desechas la historia del calentamiento global, también se desecha tu trabajo. Así de crudo es. Y sus resportajes se tienen que volver cada vez más histéricos, porque afortunadamente quedan unos cuantos editores curtidos que dicen: Esto es lo que decías hace 5 años. Y les responden sí, pero ahora es mucho peor, el nivel del mar va a aumentar tres metros el próximo martes... Tienen que ponerse más y más frenéticos.” Ahora es común en los medios culpar al calentamiento global por cada huracán o tormenta pero, ¿Hay una base científica para eso? Profesor Richard Lindzen, IPCC, M.I.T: “Solamente es propaganda. Cualquier libro de texto de meteorología te va a decir que la fuente principal de las alteraciones del clima es la diferencia de temperatura los trópicos y los polos. Se nos dice que en un mundo más caliente esta diferencia disminuirá. Ahora esto te dice que tendrías menos tormentas, menos variabilidad pero, por alguna razón eso no se considera catastrófico; por lo tanto te dicen lo contrario.” Las noticias dicen que incluso un aumento leve en la temperatura conduciría al derretimiento catastrófico de las capas de hielo. Pero, ¿Qué nos dice la historia del clima en la Tierra?. Profesor John Christy: “Groenlandia ha estado mucho más caliente. Hace sólo mil años


14

Groenlandia estaba más cálida que hoy y no sucedió ningún evento de derretimiento espectacular.” Profesor Pjilip Stott: “Incluso si hablamos de algo como el permafrost, gran parte de este, la capa glacial debajo de los bosques rusos, por ejemplo, hace 7 ó 8 mil años se derritieron mucho más de la evidencia que tenemos ahora. En otras palabras, este es patrón histórico que se repite. El mundo no entró en su casa de campo a descansar.” El profesor Shioni Yakasofu es el presidente del Centro de Investigaciones Árticas en Alaska (CIAA). El CIAA es el principal instituto de investigaciones en el Ártico. El profesor Yakasofu insiste en que las capas glaciares están siempre expandiéndose y contrayéndose: “De vez en cuando aparecen informes sobre grandes bloques de hielo que se separan del continente Antártico, pero eso ha ocurrido siempre de tiempo en tiempo; sólo porque ahora tenemos satélites que los pueden detectar, por eso salen en las noticias.” Estos datos de los satélites meteorológicos de la NASA muestran la gigantesca expansión y contracción natural del hielo polar durante los 90´s. Profesor Yakasofu: “ Todos los programas de television dirigidos al calentamiento global muestran grandes bloques de hielo separándose de las orillas de los glaciales. Pero la gente olvida que el hielo siempre está en movimiento.” News at Ten (BBC1): “Las noticias...muestran imágenes del hielo separándose del Ártico ...” Lo que no dicen es que este es un evento tan común en el Ártico como las hojas que caen de los árboles en día de otoño inglés. Profesor Yakasofu: “Me preguntan ¿Vio hielo caer de los glaciares? Digo, sí; es el comienzo de la primavera, sucede cada año. La prensa viene cada año a nosotros diciendo: quiero ver un poco de ese desastre del invernadero. Yo les digo: no existe tal.” Programas de television alarmistas sacan la temible “predicción” de que grandes olas inundarán Inglaterra. Pero, ¿Qué causa el aumento del nivel del mar y a qué ritmo cambia? Profesor Philip Stott: “En general el nivel del mar cambia a nivel mundial y responde a dos factores, lo que llamaríamos factores locales, la relación entre el mar y la Tierra que a menudo tiene que ver más con la elevación o hundimiento de la tierra con respecto al mar. Pero si hablamos de lo que llamamos cambios estáticos, los cambios mundiales en el mar se dan por la expansión térmica del océano (nada que ver con hielo derritiéndose) y ese es un proceso larguísimo y muy lento.” Profesor Carl Wunch: “La gente dice: sucedió esto en el océano el año pasado; significa que algo cambió en la atmósfera el año pasado. Esto no es forzosamente cierto, de hecho es poco probable porque puede tomar cientos o miles de años para que el océano profundo responda a las fuerzas y cambios que ocurren en la superficie.” También se sugiere que incluso un leve aumento en la temperatura conduciría a la expansión hacia el norte de enfermedades tropicales mortales originadas por insectos, como la malaria. Pero, ¿Es cierto? El profesor Paul Reiter , del Instituto Pasteur de París, está reconocido como uno de los principales expertos del mundo en malaria y otras enfermedades originadas por insectos. Es miembro del Comité de Expertos Consejeros de la Organización Mundial de la Salud. Fue presidente del Comité de Medicina Entomológica de la Sociaedad Americana de Medicina Tropical y autor principal de la sección de Salud de la Evaluación Nacional de EE.UU sobre las Consecuencias Potenciales de Variaciones Climáticas. Como el profesor Reiter ansiaba señalar, los mosquitos prosperan en temperaturas muy frías. Profesor Reiter: “Los mosquitos no sólo se dan en los trópicos. La mayoría de la gente se da cuenta de que en zonas templadas hay mosquitos, pero de hecho en las zonas árticas los mosquitos son extremadamente abundantes. La epidemia de malaria más devastadora fue en la Unión Soviética en los años 20`s. Y hubo cerca de 30 millones de afectados al año con 600.000 muertes. Fue una catástrofe tremenda que se reactivó en el Círculo Ártico. En Arcángel se produjeron 30.000 casos y 10.000 muertes. Así que no es una enfermedad tropical; y aún así estas personas de la “fraternidad del calentamiento global” inventaron la idea de que la malaria se desplazaría al


15

norte.” (VII) Las historias de terror climáticas no se pueden adjudicar solamente a un periodismo descuidado y parcial. Según el profesor Reiter, las alarmas histéricas han sido fomentadas por los informes del (IPCC) Panel Intergubernamental del Cambio Climático de las Naciones Unidas. Sobre la propagación de la malaria, el IPCC advierte que “las especies de mosquitos que transmiten la malaria usualmente no sobreviven en lugares donde la temperatura media en invierno baja de los 16 ó 18 grados centígrados”. Según el profesor Reiter esto es falso a todas luces: “Me horrorizé al leer el segundo y tercer informe de evaluación porque contienen mucha información errónea, sin ningún tipo de recurso; prácticamente sin mención del material científico publicado. El material verdaderamente científico, escrito por especialistas en sus campos.” En una carta dirigida al Wall Street Journal el profesor Frederick Seitz, ex-presidente de la Academia Nacional de Ciencias de los EE.UU, reveló que funcionarios del IPCC censuraban los comentarios de los científicos sobre los mitos del calentamiento global causado por el hombre y sobre un informe que se había hecho público en los medios. Entre otras cosas decía la carta: “Este informe no es la versión aprobada por los científicos involucrados que aparecen en el titular de la noticia.” Al menos 15 secciones claves del capítulo de ciencia se borraron. Éstas incluían declaraciones como: “Ninguno de los estudios citados ha mostrado evidencia clara de que podamos atribuir al cambio climático el aumento de los gases invernaderos...Ningún estudio hasta la fecha ha demostrado de manera concluyente que el cambio climático, en su totalidad o en parte, se pueda atribuir a causas humanas.” El profesor Seitz concluyó: “Nunca había visto una corrupción más alarmante en el proceso de revisión de los acontecimientos que concluyeron en este informe del IPCC.” En su respuesta el IPCC no niega haber suprimido las 15 secciones donde se denunciaban irregularidades, pero dijo que no hubo deshonestidad o parcialidad en el informe y que las incertidumbres acerca de las causas del calentamiento global, se habían incluído. Decía que los cambios se hicieron respondiendo a comentarios de “gobiernos, científicos particulares y ONG`s”. Profesor Paul Reiter , del Instituto Pasteur de París: “Cuando renuncié al IPCC pensé que ahí había quedado todo. Pero cuando vi la versión final, todavía contenía mi nombre así que pedí que lo quitaran y me contestaron que había contribuído, así que permanecería. Y dije no, no he contribuído porque no han escuchado nada de lo que he dicho. Al final fue todo una pelea hasta que los amenazé con tomar una acción legal en su contra; y quitaron mi nombre. Creo que esto sucede a menudo. Aquellos que sí son especialistas, pero que no están de acuerdo con la polémica y renuncian (hay varios que conozco) simplemente los ponen en la lista de autores y se convierten en parte de los 2500 científicos de primera en el mundo.” Las investigaciones del calentamiento global provocado por el hombre, son las áreas de la ciencia mejor financiadas hoy. Tan sólo el gobierno de los Estados Unidos gasta más de 4 mil millones de dólares anuales. Según el climatólogo de la NASA Roy Spencer, los científicos que van contra el calentamiento global producido por el hombre tienen mucho que perder: “Es mucho más difícil en general lograr que se financien propuestas de investigaciones por la postura que hemos tomado y hay muy pocos dispuestos a tomar una postura pública; porque sí, recortan la financiación de investigaciones.” Un perjuicio común es que los científicos que no están de acuerdo con la teoría del calentamiento global provocado por el hombre es porque deben estar recibiendo dinero de la empresa privada para mentir. Profesor Roy Spencer: “Me lo dicen todo el tiempo: Seguro estás en la nómina de las multinacionales. Tristemente, como la mayoría de los científicos con los que hablo, no he visto un solo centavo por parte de las multinacionales. Profesor Tim Ball: -“Siempre se me acusa de recibir


16

dinero de las compañías de petróleo o gas; nunca he recibido ni un cinco de las compañías. Bromeo sobre eso diciendo que desearía que me pagaran, así podría comprar sus productos.” Niger Calder: “Cuando alguien dice que estoy en la nómina de las multinacionales digo: Al gerente de mi banco le encantaría .” Casi no hay inversión privada en la climatología y aún así involucrarse en un proyecto de investigación que aglutine a una compañía mundial, no importa cuán pequeña sea, puede significar la ruina de la reputación del científico. Patrick Michaels es profesor de Ciencias Medioambientales en la Universidad de Virginia. Fue presidente del Comité de Climatología Aplicada de la Sociedad Estadounidense de Meteorología; presidente de la Asociación Estadounidense de Climatólogos del Estado; autor de tres libros sobre meteorología y autor y crítico del IPCC de las Naciones Unidas. Pero cuando hizo un estudio financiado, en parte, por la industria del carbón se encontró se vio atacado por parte de los “campañistas del clima”. Pero el debate razonable no es la única víctima de la preocupación del calentamiento global. Mientras la política pública internacional condena las emisiones industriales de dióxido de carbono, el sector en desarrollo recibe enormes presiones para no desarrollarse. Delegados de todo el mundo están en camino a Nairobi para una conferencia patrocinada por la O.N.U para hablar del calentamiento global. Funcionarios, profesionales, ONG`s, gerentes, periodistas ambientales, entre otros, discutirán cada aspecto del cambio climático “provocado por el hombre”. Desde la promoción de paneles solares en África, hasta la relación entre el calentamiento global y el sexismo. La conferencia dura 10 días, el número de delegados supera los 6.000. Profesor john Christy: “Hay miles de millones de dólares invertidos en ciencias del clima; lo que significa que hay un gigantesco grupo de gente que depende de esos dólares que querrán ver qu e el plan sigue adelante, sucede en toda burocracia.” Niger Calder: “Donde yo vivo hay un oficial del Consejo Local del Calentamiento Global (voluntarios ambientalistas promovidos por la campaña fraudulenta de Al Gore, sobre el calentamiento global), hay una cola de gente que de una u otra forma fueron reclutados en este rollo específico.” Lord Lawson de Blaby: “Cualquier persona que se detenga y diga: Un momento, veamos esto tranquilos, de manera racional, con cuidado para ver qué porcentaje de esto es cierto; será aislada.” Los científicos acostumbrados a la cortesía y tranquilidad relativa de la vida académica, de pronto se ven atacados públicamente si se atreven a desafiar la teoría del calentamiento global humano, despreciados por grupos partidistas e inclusive en sus propias universidades. Profesor Tim Ball: “Hay un viejo refrán que dice: “El que juega con fuego se quema”. Entiendo que haya un poco de eso, pero sí, se pone feo y difícil. Es muy personal. Han habido amenazas de muerte y ese tipo de cosas; así que no lo hago por razones de salud precisamente.” Patrick Moore: “Hoy en día si eres escéptico acerca de la letanía del calentamiento global, de pronto eres como si negaras el Holocausto. El movimiento ambientalista es en realidad un movimiento político activista. Han adquirido gran influencia en todo el mundo. Todo político se da cuenta de eso ya seas de izquierdas, de centro o de derechas, tienen que rendirle tributo al medioambiente.” (VIII) Los gobiernos occidentales aceptan la necesidad de acuerdos internacionales para contener la producción industrial en los países desarrollados y en vías de desarrollo, pero, ¿A qué coste? En 2006-07, la campaña del calentamiento global ganó una importante batalla. El Gobierno de los Estados Unidos, hasta entonces bastión de la resistencia, sucumbió y George Bush y el Gobierno de Estados Unidos es, desde entonces, un “aliado”. Paul Driesen es un antiguo ambientalista autor del libro: “Poder verde, muerte negra”: “Mi gran preocupación con el calentamiento global, es que las políticas impulsadas para prevenir,


17

supuestamente, el calentamiento global, tienen un efecto desastroso sobre la gente más pobre del mundo.” Los defensores de la falsa teoría del calentamiento global humano dicen que no hace daño estar del lado seguro, inclusive si la teoría del calentamiento global es errónea deberíamos imponer medidas draconianas para reducir las emisiones de carbono, por si acaso. A esto lo llaman “el principio de precaución”. Paul Driesen: “El principio de precaución es una bestia muy interesante, se le usa básicamente para promover una agenda e ideología específicas.Siempre se le usa en una sola dirección. Habla de los riesgos de utilizar una tecnología específica, combustibles fósiles, por ejemplo, pero nunca hablan de los riesgos de no utilizarla. Nunca hablan de los beneficios que da tener esa tecnología.” Anne Mugela va a hacer comida para sus hijos. Es parte de los 2 mil millones de personas, una tercera parte de la población mundial, que no tienen acceso a la electricidad. En su lugar debe quemar madera o estiercol seco de animales en sus hogares. El humo encerrado que se produce en el interior de su vivienda, es la contaminación más mortal del mundo. Según la OMS, 4 millones de niños menores de 5 años mueren cada año a causa de enfermedades respiratorias causadas por el humo encerrado, y millones de mujeres mueren prematuramente de cáncer y enfermedades pulmonares por la misma razón. Profesor James Shikwati, economista y escritor: “Si le pides a un campesino que te defina el desarrollo, te dirá que estará en otro nivel cuando tenga electricidad. El hecho de no tener electricidad genera una larga cadena de problemas, porque lo primero que te falta es la luz. Así que tienes que ir a dormir más temprano ya que al no haber luz no hay razón para mantenerse despierto; no se puede hablar en la oscuridad”. Sin refrigeración, ni modernos empaquetajes significa que no pueden guardar comida. El fuego de la casa consume demasiada madera como para poder usarse de calefacción, no hay agua caliente. En occidente no podemos imaginarnos hasta qué punto es difícil la vida sin electricidad. La esperanza de vida de las personas que viven así es espeluznante corta; su existencia se empobrece en todos los sentidos. A unos cuantos kilómetros, las Naciones Unidas tienen su conferencia sobre calentamiento global en su cuartel general. Las tiendas de regalos venden recuerdos de la vida campesina tribal, mientras los delegados discuten como promocionar lo que se describe como: “formas de generación eléctrica sostenible”. África tiene carbón, África tiene petróleo, pero los grupos ambientalistas hacen campañas contra económicas formas de energía. En lugar de eso dicen que África y el resto de los países en vías de desarrollo deberían usar solar y eólica. En un corto viaje a Nairobi encontramos el primer panel solar. Un oficial de salud pública de Kenia nos condujo a una clínica que sirve a varios pueblos. Las únicas aplicaciones eléctricas en la clínica son las luces y el refrigerador; en el cual se guardan las vacunas, las medicinas y las muestras de sangre. La electricidad es provista por dos paneles solares. ¿Qué se puede hacer con este sistema? El Doctor Samuel Mugangi es el jefe de la clínica: -Encender las luces-. ¿Sólo las luces? -Sí-. ¿Qué pasa cuando enciendes las luces con el refrigerador y otras cosas, qué sucede? -Suena una alarmaLos paneles solares le permiten al Doctor Samuel Mugangi usar las luces o el refrigerador , pero no ambos al mismo tiempo, si lo hace se apaga la electricidad. Las energías eólica y solar notablemente no son fiables como fuentes de electricidad y son por lo menos tres veces más caras que las formas convencionales de generar energía. Profesor James Shikwati: “La pregunta sería: ¿Cuántas personas en Europa y en Estados Unidos están usando este tipo de energía y a qué costo? Porque si es caro para los europeos y para los americanos, y estamos hablando de africanos pobres, no tiene sentido. Las naciones ricas pueden costearse entrar en una experimentación costosa, pero nosotros todavía estamos en la


18

étapa de sobrevivencia”. Para el ambientalista Paul Dreasson la idea que a la gente más pobre del mundo debe restringérsele el uso sólo a las formas de generación de energía más costosas e ineficientes, es el aspecto moral más repugnante de la campaña del calentamiento global. Paul Dreasson: “Permítanme poner algo perfectamente claro, si le decimos al tercer mundo que pueden tener energía eólica y solar lo que realmente estamos diciéndoles, es que no pueden tener electricidad.” Profesor James Shikwati: “El reto que tenemos cuando conocemos a ambientalistas que nos dicen que debemos comprometernos a usar paneles solares y energía eólica es ¿Cómo podemos entonces industrializar África? Porque yo no veo como un panel solar va a alimentar a la industria siderúrgica, cómo un palel solar va a alimentar a alguna red ferroviaria. Puede funcionar tal vez para un radiotransmisor”. Patrick Moore, cofundador de Greenpeace: “Pienso que uno de los aspectos más perniciosos del movimiento ambientalista es la visión romántica de la vida campesina y la idea de que las sociedades industriales son las destructoras del mundo.” Profesor James Shikwati: “Una cosa está clara de todo el debate sobre el calentamiento global, es el hecho de que hay alguien con la intención de matar el sueño africano, y el sueño africano es el desarrollo”. Patrick Moore: “El movimiento ambientalista ha evolucionado como la fuerza más grande para prevenir el desarrollo en las naciones en vías de desarrollo.” Profesor James Shikwati: “Se nos ha dicho: No toquen sus recursos, no toquen su pertróleo, no toquen su carbón. Eso es suicida”. Patrick Moore: “Y pienso que es legítimo de mi parte llamarlo anti-humano. Digamos: OK, no tienes que pensar que los humanos son mejores que las ballenas o que los búhos, o que lo que sea, si no quieres, Pero ciertamente no es buena idea pensar en el humano como si fuera escoria. Pensar que está bien que cientos de millones de personas se vuelvan ciegos o se mueran. Yo no puedo estar de acuerdo con eso”. La teoría del calentamiento global “causado por el hombre” está tan firmemente afianzada con las voces de la oposición tan eficazmente silenciadas que parece invencible. Sin ser perturbada por cualquier prueba contraria, sin importar cuán convincente sea. Ahora, la alarma sobre el calentamiento global ha sobrepasado a la razón. Doctor Frederick Singer: “Habrá gente que piense que esto es el fin del mundo. Especialmente cuando tiene a los principales científicos de Reino Unido diciéndole a la gente que para el final del siglo el único lugar habitable será la Antártida. Y que la humanidad podría sobrevivir gracias a unas cuantas parejas que procreen y se cortejen en la Antártida. Es chistoso. Sería gracioso sin fuera tan triste.” (IX) Muchos autores e investigadores exo-políticos, como Daniel Estulin, David Icke, Alex Jones y otros muchos, coinciden, a través de sus investigaciones, en que tras esta “nueva religión” ambientalista se esconde un enorme fraude científico-mediático dirigido al control de la población y a la uniformidad política de cara a la consecución del Nuevo Orden Mundial fascista que se esconde en las trastiendas del poder económico mundial. El objetivo final sería reducir el desarrollo y propiciar la imposición de nuevos impuestos dirigidos a empobrecer, aún más, a la población. Para David Icke, escritor, ex-futbolista y ex-periodista de la BBC, autor de diversos libros sobre las conspiraciones de las grandes corporaciones y sobre sociedades secretas, la teoría del calentamiento global, al igual que para los principales científicos del mundo (algunos de ellos son todos los que aparecen en capítulos anteriores), esconde una gran estafa orquestada por las principales corporaciones que dirigen los destinos de la humanidad desde la sombra. Así se refiere David Icke al calentamiento global provocado por el hombre en una de sus recientes conferencias: “...Las leyes internacionales, Calentamiento Global (con tono irónico ante


19

las risas de los asistentes)...los carbón-conservadores. Esto es un escándalo. Les conté antes sobre esta red: La Mesa Redonda y en esa red hay una sociedad llamada El Club de Roma, fundada en 1968 con gente como Henry Kissinger, el cual ha estado involucrado en todas ellas (conspiraciones contra la humanidad) activamente durante las últimas décadas. Está en el Club de Roma, tiene enchufe con los Rockefeller y con toda la gente de la que he estado hablando. Su trabajo en el Club de Roma ha sido el de manipular al movimiento ecologista. En 1991 el fundador del Club de Roma, Aurelio Peccei dijo lo siguiente, tal como aparece en los propios documentos de la organización: -En la busqueda de un nuevo enemigo que nos una (se refiere a un enemigo que haga cambiar los conceptos sociales de la gente y dirigirlos hacia la consecución, a través de la manipulación de masas, de los propios intereses particulares, no de interés público, de la organización), se nos ocurrió la idea de que la polución, el calentamiento global, la escasez de agua, el hambre y similares harían un buen papel. Este es otro miembro del Club de Roma (una imagen de Al Gore ilustra las palabras de Icke entre risas de los asistentes). Y por esto sabemos que la historia oficial del cambio climático causado por el hombre por las emisiones de carbono, o las razones que se nos cuenta, es un sin sentido tan grande como la versión oficial del 11-S. Es un problema y la solución es una ley internacional, más y más impuestos para salvar el planeta y más y más imposiciones del estado del Gran Hermano para salvar el planeta. No estoy diciendo que la polución sea algo bueno, no digo eso. Pero si hemos de ser realistas, hemos de entender que eso no está causando el cambio climático. He estado estudiando eso asunto durante 20 años y hay una cosa que empiezas a aprender sobre este tipejo: Al Gore. Si él anda por medio, es un fraude. Fin de la historia, eso es así. Es una estafa. Y por supuesto por su “documental Una Verdad Incómoda” (que incluso ha redefinido la palabra documental)le dieron el Premio Nobel de la Paz y un Oscar. ¿Por qué? Porque esta red controla todo eso. No controlan cada premio, pero si necesitan que alguien lo reciba, pueden conseguirlo. Igual que el Premio Nobel, ¡Kissinger ganó el Premio Nobel de la Paz! Un maldito criminal de guerra. Por tanto el resultado de toda esta manipulación de Al Gore, bueno también descubrimos que es una estafa porque Madonna está cantando sobre eso, ¿No?” El libro de bolsillo para sobrevivir al calentamiento global (Global Warming Survival Handbook), las falacias de Bill Gates: un informático metido a “gurú del tiempo” y la desfachatez del magnate Ted Turner. David Icke: “Este es el libro para la “supervivencia al Cambio Climático”, lleno de mentiras Al-gorianas orquestadas por Al Gore. David De Rothschil escribió el libro, ¡vamos bien! Seguro que les importa el planeta. Esta gente presta dinero que no existe y se enriquece con los intereses que vienen de dinero real.” Otro de los personajes, miembro del Club Bilderberg, aparecidos como defensores de las terorías del cambio climático provocado por el hombre y ferviente seguidor de Rockefeller en su anhelo reduccionista, es Bill Gates, aquel joven informático que ahora, tras su membresía de años en el club más importante e influyente del mundo, se nos ha revelado como un gurú climatologíco, para lo cual no le importa utilizar la mentira de la manera más descarada ante un gran número de asistentes a sus conferencias, que además aplauden hipnotizados sin asimilar siquiera lo que están oyendo, cegados por el glamur y “prestigio” de su conferenciante. Así, hace aproximadamente un año (2010) decía esto, sin que se le moviera una arruga: “El CO2 está calentando el planeta (primera mentira ya que todos los estudios indican lo contrario) (...) El incremento de CO2 provoca la subida de la temperatura y esto trae consigo algunos efectos negativos sobre el clima y provoca el colapso de los ecosistemas...” En dicha intervención, cargada de arbitrariedades e inexactitudes o medias verdades, también aboga por la reducción a 0 en emisiones de carbono y por la reducción de la población a través de las vacunas, que contribuirán a este fin en un 15% a medio plazo, según sus propias palabras. Otro personaje que le va a la zaga es el magnate de los medios de comunicación y gran


20

terrateniente Ted Tudner, propietario de la CNN y otros muchos medios. Ahora reconvertido en dios reduccionista, en un documental de 2010 titulado en inglés: “Invisible Empire” aparece Ted Turner entrevistado por el conocido periodista americano Charlie Rose. Turner mantiene que “tenemos que estabilizar a la población.” A la pregunta de por qué hay que estabilizar a la población y que hay de malo en ello, responde: “Somos mucha gente; por eso es que tenemos el calentamiento global. Tenemos el calentamiento global porque mucha gente están usando muchas cosas. Tenemos que estabilizar a la población en una base voluntaria, todos en el mundo. Teniendo un juramento consigo mismos de que uno o dos niños es todo. No hacerlo será catastrófico; tendremos 8 grados más de calor en 10...no 10, pero en 30 años o 40 años y básicamente ningún cultivo crecerá, la mayoría de la gente morirá y el resto de nosotros seremos caníbales, la civilización se hará pedazos. Las pocas personas que quedarán vivirán en un estado fallido como Somalia o Sudán...” En una reciente intervención ha llegado a decir la cifra mágica a la que aspiran tanto él como otra serie de conspiradores: reducir la población hasta los 2.000 millones de personas porque sería lo “ideal”, para lo que habría que eliminar a más de 4.000 millones. Que cómo ha llegado este señor a ser quien es, no me lo pregunten; yo tampoco puedo explicar como un merluzo tal ha podido llegar a ser el principal magnate de la industria mediática mundial de noticias. Estas palabras suyas hablan por sí mismas sobre el grado de fiabilidad que nos ofrecen los medios que controla. Ted Turner es el presidente de la Fundación de Naciones Unidas y además, el principal terrateniente que existe en el mundo. Posee más propiedades en tierras que nadie en el planeta. Modelos de medición computerizados David Icke: “Hay una cosa que les digo sobre los ordenadores: Entra mierda, sale mierda. Si pones basura en el ordenador vas a obtener basura. Así se predice el calentamiento global, con modelos computerizados. Esto se dirige hacia una Ley Internacional. Y esta es la causa del calentamiento (se proyecta una imagen del Sol). ¡Se cae de la silla por la sorpresa!.” David Icke pregunta sarcásticamente: “¿Quieres decir que el Sol afecta a la temperatura de la Tierra?¿Estás de coña? Lo que ocurre es que el Sol tiene unos ciclos y genera manchas solares, que son explosiones tremendas de energía que sale del Sol a todo el Sistema Solar; lo que llega a los planetas es realmente radiación solar. Algunas de estas explosiones forman unas manchas solares más grandes que la Tierra o incluso más grandes que Júpiter.” Júpiter, para quien no lo sepa, es tan grande que podría albergar en su interior a 1000 planetas del tamaño de la Tierra. Continúa David Icke su exposición: “Cuando hay energía explotando, las temperaturas suben. Aquí pueden ver como son esas manchas solares...igual queman un poco, no sé... Esto es una representación de un ciclo solar y su actividad. Y, por supuesto, también hay ciclos en los que las temperaturas están más o menos niveladas y otros en los que es impredecible. Eso ocurre durante lo que llamamos “tiempo”. El calentamiento no sólo se produce en el planeta Tierrra David Icke: “Ahora, muchos otros planetas del Sistema Solar están también elevando su temperatura. No sé si han visto fábricas en Marte. ¡Malditos marcianos con sus fábricas y 4x4 contaminantes ¡Qué locos irresponsables!. Pero ¿Cuál es el común denominador de estos planetas y la Tierra?...puff, ni idea...como no sea el Sol. Ahora agárrate que vienen curvas: (Como diría un “repetidor de Televisión”)”...Las temperaturas son las más altas de las que tenemos constancia...” ¿Desde cuándo empezasteis a mirar? -Desde 1862- ¿1862?; eso es hace cinco minutos si hablamos de ciclos climáticos. ¿Qué dices? Hace cientos de años de años existía el Periodo Medieval Cálido, esto es ciencia pública no son datos alternativos que me he buscado. En el Periodo Medieval Cálido la temperatura era más alta que ahora. ¿Qué hizo que las temperaturas fueran más altas que ahora? ¿Serían carromatos turborizados? Puede ser. ¿Caballos flatulentos quizás? Puedo imaginarme al hombre del tiempo llegando a un pueblo: “El caballo va cargado, parece que va a hacer calor este verano(...)


21

Empiezan a contar desde un periodo que fue llamado “La pequeña edad de hielo”. Cuando la temperatura bajó hasta el punto que el Támesis se congeló. Se puede apreciar esto en ilustraciones de tarjetas de Navidad de la época. Esto se debe a que durante el calor medieval hubo un incremento en la actividad solar y durante la pequeña Edad de Hielo hubo un descenso en la actividad solar. Si lo veis, en la línea roja, que es la temperatura de la Tierra y la verde representa la actividad de manchas solares. Creo que se puede observar una correlación entre ambas. De nuevo lo mismo, la roja es la temperatura, la verde es la actividad solar. Hasta 1940 subió ya que salíamos de la pequeña Edad de Hielo. Después de la guerra cuando hubo un gran auge en la industralización y por lo tanto más emisiones de carbono, las temperaturas cayeron desde 1940 hasta 1975, hasta el punto de que la BBC no paraba de hacer documentales sobre los peligros de la inminente Edad de Hielo. Desde 1975 la temperatura sube al aumentar la actividad solar. Peter Taylor es un científico que no está pagado por las grandes compañías petrolíferas, vi su presentación hace unas semanas. Ha sido consejero en políticas ecologistas y del Medio Ambiente de las Naciones Unidas y la UE, y ha sido el líder de abogados de Greenpeace. Él fue el hombre que sacó a la luz la historia, a partir de un documental de TV hace años, cuando se hacían buenos documentales, sobre cánceres originados por un reactor al norte de Inglaterra, Windscale, ahora se llama Sellafield... Peter Taylor, ex-jefe de abogado de Greenpeace, sobre el calentamiento global: “Detrás de las cámaras hay mucha discusión entre científicos, la gente puntera en este campo dice que es una memez que no se tiene en pie, aunque tampoco les pagan también como a otros “científicos”. Paralelo a la crecida del CO2, se ha incrementado un 200% la actividad solar desde 1900, y esto no se tiene en cuenta en las simulaciones por ordenador. La temperatura ahora de hecho no sube, de hecho ha caído medio grado en los últimos 12 meses, tanto como subió los últimos 50 años. Muchas de las aparentemente aleatorias fluctuaciones de temperaturas del pasado (como cuando los vikingos cultivaron trigo en Groenlandia), tienen correlación con las variaciones del campo eléctrico del Sol. Entre 1983 y 2001, el espacio recubierto por las nubes, de acuerdo con los datos, de un proyecto internacional sobre el clima y las nubes, por satélite, bajó un 4%, suficiente para hacer calentar los océanos y, por tanto, producir el calentamiento. Nuevos descubrimientos científicos, muestran que las oscilaciones de temperatura están controladas por los ciclos solares y que las corrientes en chorro son afectadas por los rayos solares. Y que las oscilaciones pasadas de actividad solar tienen correlación con los cambios de temperatura.” David Icke: “Las temperaturas han estado cayendo recientemente, tanto que esto fue portada en el Daily Mail: El calentamiento global podría parar naturalmente durante 10 años, dicen los científicos... (Daily Mail, 1 de Mayo 2008). Y sabéis qué, dicen que aún hay que justificar el calentamiento global (...) Leyes internacionales, de eso va todo esto... Pero vamos a ver, ¿Como esto es posible? ¡Porque actuamos como ovejas! Nos tragamos lo que nos dicen, sin llegar cuestionarlo. De esta forma estamos programados para reaccionar como elejimos reaccionar (...) En pocas palabras, somos un mundo de “repetidores” . Donde la gente repite lo que otro ha dicho, sin ni siquiera llegar a verificarlo. Y nadie de los aquí presentes debe creer nada de lo que digo, sin verificarlo previamente.” (X) Daniel Estulin, periodista y escritor de investigación, de origen ruso y nacionalidad canadiense que actualmente reside en España, ha escrito varios libros donde desenmascara la agenda oculta del gobierno en la sombra de los países occidentales. En uno de ellos: “La Verdadera Historia del Club Bilderberg”, desgrana en varias páginas cuáles son las razones por las cuales, paralelamente a la creciente mentira del calentamiento global provocado por el hombre, se acrecentaba el auge internacional de las ONG`s, defensoras de la falsa teoría del incremento de CO2, denunciado por el co-fundador de Greenpeace, Patrick Moore y otros muchos ecologistas.


22

Así, en la páginas 109-110 Daniel Estulin escribe: “¡Y eso no es todo, sin embargo! Según un informe de la Enviromental Conservation Organization (Organización para la Conservación Medio Ambiental) de enero-febrero de 1996, “la Comisión sobre el Gobierno Global cree que los eventos mundiales, desde la creación de las Naciones Unidas en 1945, junto con los avances de la tecnología, la evolución de la era de la información y la nueva conciencia medioambiental global, crearán un clima en la que la gente de todo el mundo reconocerá la necesidad y los beneficios de un Gobierno Global. El Gobierno Global sigue un procedimiento concreto y tiene unos objetivos concretos para los que emplea toda una variedad de métodos, ninguno de los cuales le ofrecen al gobernado la oportunidad de votar “Sí” o “No” a lo que se decide. Las decisiones las toman los cuerpos administrativos o los delegados “asignados” o las organizaciones civiles secretas “acreditadas” y, de hecho, ya están aplicando muchas de las recomendaciones publicadas por la Comisión.” Estulin deja medianamente claro en su libro, que el asunto del calentamiento global es una parte esencial, uno de los pilares, sobre los que se está construyendo la “ética” del Gobierno Global. Formando parte, por tanto, de un plan de manipulación global mucho más ambicioso. Se trataría de un mito más, de tantas otros, usados para conseguir un objetivo concreto por parte de las élites económicas que controlan el mundo: “El Gobierno Global”. Este investigador cita en la página 110 de su libro un informe de prensa de la Universidad de Oxford titulado “Our Global Neighborhood” (Nuestro vecindario global), en el cual se especifican a grandes rasgos los objetivos de ese Gobierno Global y en qué consistiría: “El Gobierno Global se basa en la creencia de que el mundo está preparado para aceptar “una ética civil global” basada en “un conjunto de valores” fundamentales que pueden unir a las gentes de todas las procedencias culturales, políticas, religiosas o filosóficas...” Debemos recordar aquí lo expuesto anteriormente sobre lo pactado por parte de ala conservadora del gobierno británico de Thatcher con los partidos de izquierda y ONG`s respecto a la estrategia de potenciar politicamente la gran estafa de la teoría del calentamiento global. Por tanto algún interés más poderoso se ocultaba detrás de aquellos acuerdos entre la derecha, la izquierda y las ONG`s inglesas así como en los propios sindicatos que años antes peleaban contra Thatcher, para conseguir unirlos a todos en una especie de nueva religión que, como todas, califica de hereje al que no la practica o denuncia su fraude. Pero, ¿Qué papel tendrían las ONG`s en la farsa del calentamiento global para la consecución de un Gobierno Global? Tal como señala el cofundador de Greenpeace, Patrick Moore, respecto a la conversión al activismo político de las organizaciones ambientales, y tal como atestigua la documentación aportada por Estulin en la obra citada, éste en las páginas 114-115 relata: “Para la Comisión, el estatus de ONG es elevado incluso más allá , según recomienda la Comisión (Comisión por la Gobernanza Global de la ONU). Como se verá a continuación, el objetivo último es suprimir la democracia. Entre las actividades de las ONG`s se incluye la agitación a nivel local, la agrupación por intereses a nivel nacional, la elaboración de estudios para justificar los impuestos globales a través de ciertas organizaciones de la ONU como Global Plan. La estrategia es avanzar hacia el objetivo del Gobierno Global con programas para desacreditar a individuos y organizaciones que provoquen “presión política interna” o “acciones populistas” que no apoyen a la nueva ética global...” ¿No les suena de algo?. Observen que el documento no habla de perseguir a quienes inicien esas acciones (populistas, de presión interna, etc), sólo se desacreditará a quienes las dirijan contra los intereses de ese Gobierno Global; permitiéndose, pues, cualquier tipo de demagogia, o populismo, como la del calentamiento provocado por el hombre, al defender esta las consignas del Gobierno Global, como de hecho se demuestra en los trabajos y declaraciones de los científicos que estamos presentando en este escrito. Daniel Estulin: “En el número de enero-febrero de 1996 de la revista Ecologic se explica que “el programa medioambiental de las Naciones Unidas, junto con todos los tratados mediambientales


23

bajo su jurisdicción, serán, en último extremo, gobernados por un cuerpo especial de activistas mediambientales, escogidos sólo entre ciertas ONG`s acreditadas. Estas ONG´s serán seleccionadas por delegados de la Asamblea General que, a su vez serán elegidos por el presidente de los Estados Unidos (...)Para asegurarse de que la participación de las ONG se convierte en una ventaja, la Comisión recomienda la creación de “un nuevo “Derecho de Petición” disponible por la sociedad civil internacional”. Esta recomendación sugiere la creación de un Consejo de Peticiones que se define como “un grupo de alto nivel de cinco a siete personas, independientes de gobiernos y seleccionados por su capacidad personal.” ¿Cómo serán nombrados esos representantes “acreditados” de las ONG`s? Daniel Estulin: “Serán nombrados por la Secretaría General con la aprobación de la Asamblea General. Debe tratarse de un Consejo que mantenga en fideicomiso la “seguridad de la gente” y hará recomendaciones a la Secretaría General, al Consejo de Seguridad y a la Asamblea General. Un informe de enero-febrero de 1996 de la Organización para la Conservación del Medio Ambiente afirma que “este nuevo mecanismo proporciona una vía directa de comunicación entre los afiliados de base de las ONG nacionales e internacionales y los niveles más altos del Gobierno Global”. El informe concluye con este ejemplo: “La Greater Yellowstone Coalition, un grupo de ONG afiliadas, hizo recientemente la petición al Comité del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco de intervenir en los planes de una empresa privada para explotar una mina de oro en terrenos privados cerca del parque de Yellowstone. El Comité de la Unesco intervino e inmediatamente calificó el parque de Yellowstone de “Patrimonio Mundial en Peligro”. De esta forma se impidió a un particular llevar a cabo una explotación económica en su propio terreno. Actualmente, según el investigador, periodista y productor Alex Jones el 90% del territorio estadounidense está protegido y de hecho sus propietarios no son, en la práctica, sus verdaderos dueños. La ley no sólo protege a los espacios protegidos, sino a los terrenos colindantes, incluso privados, limitando “de facto”, la propiedad privada de estos propietarios. La supresión de la propiedad privada estaría presente también en la agenda de esa Gobernanza Global. Incluso el uso del agua y de nuestro propio jardín estarán sujetos a nuevos impuestos en el caso del agua, o de los primeros impuestos por tener un jardín o cultivar una pequeña huerta por muy pequeña que sea. ¿Cuál es papel de los medios en toda esta farsa y manipulación social y cuál el objetivo de esa Gobernanza Global? Daniel Estulin en las páginas 116-117 del libro citado lo explica así: “Los medios de comunicación nacional, controlados por CFR/Bilderberg, han estado pintando sistemáticamente a las voces críticas como extremistas de extrema derecha y fanáticos de las milicias. “Las voces que hablan ahora en representación de todos los estadounidenses ante las Naciones Unidas apoyan a las fuerzas que quieren acabar con la soberanía nacional y hacer de la libertad individual y los derechos de la propiedad privada reliquias del pasado. Si las voces que, en estos momentos, están trabajando con éxito por el Gobierno Global, continúan trabajando con éxito el mundo estará abocado sin remedio a una transformación social más radical que la Revolución Bolchevique (...) Las recomendaciones de la Comisión sobre Gobernanza Global...llevarán a todos los pueblos del mundo a una Comunidad Global dirigida por una burocracia de amplitud universal, bajo la autoridad directa de un puñado de sujetos nombrados a dedo, con un brazo ejecutor formado por miles de individuos pagados por unas ONG´s acreditadas que apoyen determinado sistema de creencias...y el objetivo último de todo ello es suprimir la democracia.” No sólo científicos americanos y europeos en cantidad de miles, como se demostró en la pasada cumbre de Copenhague de diciembre de 2009, muestran su rechazo, avalado por sus investigaciones, a la teoría del calentamiento climático por el CO2 producido por el hombre. La celebración de esa cumbre por el clima tenía como uno de sus objetivos promordiales conseguir implantar una “hoja de ruta impositiva” de nuevos impuestos o taxas medioambientales sobre los


24

países, que, claro deberían pagar, en última instancia, todos y cada uno de sus habitantes. Mientras la cumbre se desarrollaba, la prensa hizo público, paralelamente, gracias a uno o varios hackers, una serie de emails donde los propios científicos negaban y ponían en duda las técnicas y conclusiones derivadas de quienes defienden el calentamiento global por CO2 provocado por el hombre. Andrei Kapitsa es un científico ruso, Profesor Emérito de la Universidad de Moscú en declaraciones a Rusia Today, decía: “El calentamiento global siempre es posible. El clima de la Tierra se compone de períodos: Congelamiento y calentamiento. Y eso no tiene nada que ver con la actividad humana. Por ejemplo en los períodos glaciales toda Europa y Rusia estaban cubiertas de hielo, luego llegó un período más caluroso. Es un ciclo natural e invevitable.” Oleg Sirotjin, experto de Instituto de Ocenografía ruso: “Hace años en Japón hicieron una excavación muy profunda del suelo terrestre que abarcó 420 mil años, y demostró que durante cierta cantidad de tiempo la concentración de dióxido de carbono en la Tierra iba cambiando. Pero al analizarlo mejor descubrieron que primero ocurre el calentamiento del aire y como consecuencia aumenta la concentración de carbono”. Varios días antes de la cumbre de Copenhague los científicos redactaron un informe donde concluían en recomendar a los líderes del mundo que en lugar de tomar medidas para seguir disminuyendo la emisión de gases, profundicen en la lucha para fomentar el desarrollo internacional y la adaptación de los países subdesarrollados. En la cumbre de 2010 celebrada en Cancún, tal como advertían Estulin y Icke en sus investigaciones, se ha cumplido una de sus “profecías”, ha dado como resultado la aprobación de un fondo de 100.000 millones de dólares, para luchar contra este calentamiento, al que tendrán que hacer frente los países. Un nuevo impuesto más sobre las cargadas espaldas esclavizadas de la población. La otra “profecía”, la del final de la democracia, sólo hay que estar ciego o loco, para no ver que ya se está produciendo. En abril de este año 2010, uno de los principales líderes verdes autor de la teoría de Gaia, James Lovelock referente del catastrofismo climático, aparecía en los medios de comunicación abogando incluso por la abolición de la democracia para salvar el planeta. En este sentido, Lovelock señala que la “democracia moderna” constituye en la actualidad uno de los principales obstáculos para llevar a cabo una acción política significativa contra el cambio climático. Por ello, afirma lo siguiente: “Incluso las mejores democracias coinciden en que cuando se aproxima una gran guerra, la democracia debe ser suspendida durante algún tiempo. Tengo la sensación de que el cambio climático puede convertirse en un problema tan grave como una guerra. Tal vez sea necesario poner la democracia en espera durante un tiempo”. Es decir, aboga por suspender los mecanismos democráticos propios de las economías avanzadas para frenar el “calentamiento global”. “Necesitamos un mundo más autoritario”, añade. Carga contra el igualitarismo que, a nivel político, gobierna el mundo. Esto es, el lema de una persona un voto, mediante el que “todos pueden expresar su opinión”: “Esto está muy bien, pero hay ciertas circunstancias [como en caso de guerra] donde eso no se puede hacer”. Tienes que disponer de un pequeño grupo de personas con autoridad en la que confíes” para que adopten las decisiones políticas precisas”. Algo que, por desgracia, para Lovelock,“no puede suceder en un democracia moderna”. Fin (FreeRightsCopy2011)


La Gran Estafa del Calentamiento Global