Issuu on Google+

Hípica

Carrera de caballos. La hípica o el hipismo, es un deporte ecuestre que se ha practicado durante toda la historia, las cuadrigas en la época romana fueron un claro ejemplo, así como las carreras en honor al dios Odín y al gigante Hrungnir en la mitología nórdica. También está asociado al mundo del juego y las apuestas. La cría, doma y carreras de caballos es una gran actividad económica en diversos países. Caballos de pureza excepcional pueden costar millones y generarlos con facilidad como sementales. El estilo de carrera y la forma de desenvolverse varía de un país a otro.

Historia El origen de estas carreras asciende a la más remota antigüedad. Fueron el objeto principal de las fiestas de Grecia y cantadas por sus poetas. La fábula de los centauros parece probar que ciertos pueblos de este país, particularmente los tesábanos, habían adquirido desde muy temprano una grande habilidad en el arte de la equitación. Varios pasajes de Homero, de Píndaro y de Sófocles, atestiguan que las carreras de caballos estaban ya muy en boga cuando fueron introducidas en los juegos olímpicos, hácia la olimpiada 85. De la Grecia pasó el gusto de estos ejercicios a los romanos quienes los hicieron entrar en sus festejos públicos. La carrera consistía en dar siete veces la vuelta al circo; los caballos iban atados a carros ligeros y encontraban en cierto paraje del tránsito límites colocados de tal manera, que sin una destreza infinita de parte del conductor, el carro podía hacerse pedazos. Muchas veces se inmolaba al dios Marte el caballo vencedor, y su propietario recibía en cambio otros caballos, coronas de oro, de plata, vestidos, etc.


Las brillantes luchas del hipódromo en Roma, fueron trasladadas a las orillas del Bósforo pero la importancia que algunos emperadores dieron con frecuencia a esta institución, fue tal vez una de las causas que contribuyeron a la caída del imperio romano. Durante la edad media, las carreras de caballos cayeron en un profundo olvido; no reaparecieron en parte, sino en la época de los torneos y de las fiestas caballerescas, de las que tanto tiempo se mostró tan pródiga la Europa medieval. En nuestros días a los ingleses se les debe la resurrección de las carreras, pero bajo un punto de vista diferente al de los antiguos. Para éstos dichos juegos no eran más que un medio de desarrollar el valor, la fuerza, la destreza, y la agilidad de los luchadores y de los guerreros; para los modernos se considera como un medio de mejorar la especie caballar así como un medio de diversión.

Equitación

Concurso Internacional de salto en Zuidlaren, Holanda. La equitación es el arte de mantener el control preciso sobre un caballo,[1] así como los diferentes modos de manejarlo. La equitación implica también los conocimientos para cuidar caballos y el uso del equipo apropiado.

Deporte


La equitación es un deporte ecuestre regido por la Federación Ecuestre Internacional, y es uno de los deportes olímpicos desde 1900. Incluye tres disciplinas: salto, doma clásica y concurso completo.

Historia Durante milenios, el caballo no fue más que una pieza de caza para servir de alimento al hombre prehistórico. Su velocidad de galope no permitía abatirle fácilmente con los medios rudimentarios de entonces, pero más tarde la astucia y las emboscadas preparadas por el hombre permitieron hacerse con las manadas de caballos que caían bajo los certeros golpes de los cazadores. Después sobrevino un período de calma, porque el hombre nómada se volvió sedentario, pastor y agricultor, y el caballo, más libre, sufrió una transformación, y por razones inexplicables las manadas disminuyeron, aunque las condiciones de vida deben haber mejorado.

Jinete y caballo. De la serie de fotografías de Eadweard Muybridge. En la Edad de bronce el hombre se percató de que el caballo podría convertirse en un elemento utilitario y no sólo con base en su alimento. El caballo empezó a emplearse como elemento de trabajo. En la historia de la humanidad, el caballo se convirtió en pieza vital de una nueva era. Según todos los indicios, el caballo no tuvo su origen en Europa, sino que se importó de algunas apartadas regiones orientales para su utilización doméstica. En la Edad Antigua el caballo se utilizó para la guerra. Los principales ejércitos contaban con caballería, en esta época aparece el primer caballo famoso en la historia: Bucéfalo, el caballo de Alejandro Magno, capturado y sólo domado por él. El estribo probablemente inventado en China supuso una revolución en las artes ecuestres: el guerrero a caballo podía arremeter más fácilmente con su lanza en ristre o, especialmente (como hicieron los hunos


y mongoles) disparar con precisión flechas desde sus difícilmente tensables arcos sin detenerse en pleno galope. La Edad Media, época en que tomaron gran prestigio los caballeros, se caracterizó por la caballería española o "Escuela de Caballeros" en donde se entrenaba a los mencionados caballeros para que actuaran en el combate. Después de mucho tiempo, después de muchas batallas, se generalizó el empleo del corcel en torneos y juegos a caballos para el tiempo de paz, para el entrenamiento en tiempos de guerra. En la Edad Media surgieron dos formas típicas de cabalgar: la montura a la brida (procedente del Este) y la montura a la jineta importada por los bereberes zenatas. Nació así la equitación como deporte. La primera escuela de equitación fue fundada por el conde de Fiaschi en el año 1539 en la ciudad Italiana de Ferrara; todo apunta a que fue la primera escuela de equitación en cuanto deporte de la que se tiene noticia. La caballería en el estamento militar tocaba a su fin con la aparición de la caballería blindada. Actualmente, aunque existen militares que dominan el arte ecuestre, el elemento civil impone criterios propios y a él le corresponde buena parte del resurgimiento competitivo en lo ecuestre. Hasta 1900 se adoptó una nueva técnica en el arte de montar. La postura elemental de inclinarse hacia adelante cuando el caballo está saltando fue introducida en el año 1902 por el italiano Federico Caprilli. Antes de la Segunda Guerra Mundial, la mayor parte de las competencias ecuestres internacionales eran exclusividad de oficiales de caballería. Desde que los eventos ecuestres se incluyeron en el programa olímpico en Estocolmo 1912 hasta los juegos de Helsinski 1952, cuando el francés Pierre Jonqueres d´Óriola ganó las preseas doradas, los militares dominaron las presentaciones olímpicas. Al fundarse la Federación Ecuestre Internacional (FEI) en 1921, se homologaron las reglamentaciones de las competencias internacionales, Juegos Olímpicos y otras disciplinas ecuestres.[2] Para los juegos de Melbourne 1956, comenzó la participación de las mujeres en la equitación, disciplina de gran aceptación y jerarquía en las citas olímpicas.


Rodeo estadounidense De Wikipedia, la enciclopedia libre Saltar a: navegación, búsqueda Para otros usos de este término, véase Rodeo.

Prueba clásica de Caballo con Montura, en donde el jinete debe permanecer 8 s sobre el bronco. El rodeo es un deporte estadounidense tradicional con influencias de la historia de los vaqueros mexicanos y de los vaqueros canadienses. Consiste en montar a pelo potros salvajes o reses vacunas bravas (como novillos y toros) y realizar diversos ejercicios, como arrojar el lazo, rejonear, etc. sin matar el animal. Hoy en día la exposición del rodeo más grande en el mundo es el Houston Livestock Show and Rodeo en los Estados Unidos.

Descripción e historia El estilo más difundido es el estadounidense debido a la influencia de ese país, pero tiene distintas variantes.


La capital del rodeo en México es el estado norteño de Chihuahua, del cual proviene el atuendo del vaquero que después sería adoptado por los estadounidenses. Se estima que este rodeo es seguido por alrededor de 30 millones de aficionados, quienes asisten a grandes festivales realizados principalmente en el oeste de EE.UU. El rodeo se originó como extensión de las vidas cotidianas de vaqueros estadounidenses; los ganados que calificaban y el montar a caballo y el entrenamiento los caballos bucking jóvenes hicieron una progresión natural a la competición entre los vaqueros. Los españoles que colonizaron el gran norte de la Nueva España que incluía Tejas, Nuevo México, California y el norte del actual México, llevaron grandes cabezas de ganado para poblar las vastas llanuras. Teniendo como antecedente la charrería de los llanos de Apan, surgen las suertes y los coleaderos como actividad de trabajo y recreo entre los vaqueros españoles y mexicanos del Valle del Pecos. Después de que aquel extenso territorio mexicano pasó a formar parte de los Estados Unidos, muchos inmigrantes britanicos e irlandeses se establecieron en los nuevos territorios incorporándose rápidamente a las actividades vaqueras de los tejanos. El término "rodeo", del mismo vocablo castellano, hace referencia al evento anual en que los vaqueros rodean los ganados para conducirlos al mercado. [1] Comenzó a utilizarse en los Estados Unidos a partir del territorio tomado a México en el siglo XIX. Estos eventos se convertieron en exposiciones de deporte para los vaqueros y fiestas para las comunidades. El jaripeo, que dio origen al rodeo y a la fiesta de los charros, data del México de principios del siglo XIX e incluso de la época de la Colonia Española, a partir de faenas que los vaqueros y domadores de caballos realizaban en corrales y ruedos. El jaripeo como deporte se practica en pueblos y barrios de ciudades provincianas en espacios improvisados a diferencia del rodeo estilo estadounidense (que también es practicado en México) y de la charrería. En Perú en la Región de Arequipa se celebran las tradicionales Peleas de toros, las cuales se celebran en un Rodeo. Todos llevan un sombrero "characato" o tipo "chalan" de copa ancha de finas o sencillas pajas. Algunos aficionados llevan sus sombreros costosísimos entre US$25- US$300). La


Pelea de Toros es una celebración imprescindible, desfogue de los ganaderos los vaqueros Arequipeños "Characatos". Cabe mencionar que en Chile tienen como deporte nacional al rodeo chileno. Deporte que es practicado por personajes equivalentes a los vaqueros, llamados huasos; pero que es practicado con características distintas a las que presenta el rodeo del norte del continente.


Hipica i altres coses