Page 1

EDAD ANTIGUA En un coliseo de Roma, vivía el rey Pompeyo, tenía dos hijos. Roma era bonita, había un montón de gente y era grande. El coliseo era enorme y moderno. El rey era gordo, tenía los ojos grandes, la nariz y la boca pequeña, el pelo blanco, las piernas alargadas y los brazos cortos. María, la hija de Pompeyo, era delgada, con los ojos azules y pequeños, pelo rubio, la nariz respingona y la boca redonda con labios carnosos. Manuel, el hijo de Pompeyo, era delgado como María, tenía los ojos grandes, la nariz pequeña y la boca grande como los ojos. Era miedoso y reservado. Una mañana de verano con un sol radiante, el rey anunció que se iba a celebrar una lucha de gladiadores en el coliseo. Se presentaron dos gladiadores muy fuertes, Romo y Remo. Uno iba vestido con una coraza de color oro, y el otro, con una coraza de color plata. El que perdiera saldría desterrado de Roma, el ganador se casaría con la hija del rey. Llego la hora de luchar, empezaron a pegarse, estuvieron un buen rato se pegaban tan fuerte que cada dos minutos alguno de los dos se caía mareado pero se levantaban porque eran fuertes, en la mayoría de veces se calló Remo el que le gustaba a la hija del rey, pasaron unos veinte minutos y a continuación fue Remo se mareo y callo inconsciente al suelo, se torció el pie pero Remo se levantó y siguió luchando. Remo era el más joven y era el que más daño cogía, pasaron cincuenta minutos y remo cogió mucho daño porque se rompió un brazo en ese instante Remo se rindió y le desterraron de Roma, la hija del rey se enfadó mucho y fue en busca de Remo en seguida le encontró porque tenía daño y no podía ir muy rápido la reina le ayuda diciendo que quería una revancha cuando se le cure el brazo. Pues así fue y esa vez fue que la anterior, esa vez tenía el apoyo de la princesa y lo gano así se casó con el Remo fueron felices ata que murió Remo y la princesa se suicidó para ir con el (Remo).

EDAD MEDIA


Había una vez un pueblo muy bonito llamado Almeida, tenía una muralla que tenía forma de estrella de ocho puntas. La anchura de la muralla era de diez metros y tenía búnkeres muy largos que iban muy bien para protegerse de los ataques. En ese pueblo vivía un caballero que se llamaba el Cid campeador, era un hombre muy noble, listo, fuerte, valiente… a su lado tenía un escudero muy hábil con las armas cuyo nombre era Pol, tenía diez años que venía de una familia de campesinos. El cid y Pol estaban diseñando un arma para ganar la guerra que había estallado entre su valle y el valle de Irlanda. Al amanecer el Cid y su escudero fueron a probar el arma que habían construido y llamado Escorpión. Cuando probaron el Escorpión se dieron cuenta de dos cosas, la primera cosa era que el Escorpión era la solución para ganar la guerra, y la segunda que el valle de Irlanda estaba atacando el castillo. Fueron corriendo al castillo y consiguieron entrar y con el Escorpión la guerra y vivieron felices y comieron muchos pollos aplastados asados.

ELCANO


En el siglo XV, había un hombre que se llamaba Juan Sebastián Elcano. Nació en Getaria en 1475. Vivía en Getaria. Tenía un pelo tan largo que no podía andar porque tocaba el suelo. Los ojos que tenía eran azules, alegres y brillantes. La nariz muy larga y la boca grande, con labios rojos y dientes blancos. Elcano, cuando tenía 18 años, decía que iba a dar la vuelta al mundo. Y sus 200 amigos empezaron a hacer carabelas. Era una embarcación ligera, alta y larga, estrecha, con tres mástiles y la utilizaremos para transportar mercancías. Sobre la popa se eleva una especie de castillo desde donde se divisa todo. En el año 1519, con 43 años, con las carabelas preparadas y con sus armas de fuego, fueron a Sevilla desde donde salieron del puerto saludando a la gente y despidiéndose de sus familias. Cuando estaban a medio camino, el cielo se oscureció y los tripulantes cogieron sus armas de fuego por que no sabían con que se podían encontrar delante. Entonces, chocaron con otro barco con pasajeros. Elcano preguntó al otro capitán que como se llamaba. El otro capitán le contestó que se llamaba Cristóbal Colón y que él conquistó América y si quería conocerlo, no tenía más que seguirle con su carabela. Era muy bonita con muchas playas y montes. Más tarde, continuaron el viaje y terminaron de dar la vuelta al mundo. Cuando no les quedaba mucho por terminar, se encontraron con una tormenta y murieron muchas personas, pero, Elcano y Colón llegaron vivos.

La aventura de Isabel y su familia


Había una vez una princesa que se llamaba Isabel II, era la princesa de Aragón. Cuando ella no estaba nacida su madre Isabel la primera huyo de Madrid en una guerra. En cinco años ella nació, una niña con ojos marrones brillantes y los labios rojos y finos al lado, sus mejillas rosas. Vivian en un palacio enorme con un jardín y también una piscina interior y otra exterior.

flores de todo tipo,

En sus cumples le regalaron un panda y le puso jazz de nombre. A Jazz le gustaba dormir y jugar. Un día, cuando estaba de vacaciones en un pueblo llamado Ataun, oyó un ruido muy fuerte y por detrás unos gritos. La madre de Isabel le cogió de la mano y con su padre se metieron en un sitio, oscuro, Isabel preguntó: –¿Dónde estamos? ¿Qué pasa? Pero nadie le respondió. De repente se oyó otro ruido muy fuerte, Isabel vió una niña corriendo pero le cayó algo y la niña murió. Cuando pasaron unas horas todos salieron a fuera para volver a casa. Volvieron a Madrid pero tenían mucho miedo y pensaron cerrar las puertas del palacio, hasta que pasó la guerra. Después de terminar la guerra, abrieron las puertas y empezaron a ayudar a la gente que más lo necesitaba.


LA PREHISTORIA Mi nombre es Panne, nuestra casa está situada en JentilBaratza vivimos en una cueva. Tengo 10 años, mi familia es muy pequeña mi madre, mi padre, mi hermano Otz y yo Panne. Mi madre tiene un pelo muy largo, mi padre tiene una barba enorme y blanca. A mi hermano no le gusta nada ayudar y siempre está con sus juegos que a mí no me gustan nada. Yo le ayudo a mi madre a coger frutos secos y con flores hacemos collares para decorar la cueva. Nuestra vida siempre es igual. A la mañana nuestro padre sale a cazar y yo y mi hermano Otz quedamos con nuestra madre decorando la cueva, haciendo fuego para mantenerla calentita, limpiando la cueva con la escoba de hierba… Cuando nuestro padre

sale

a

cazar

hacemos

dibujos en las paredes de la cueva. Un día Otz y mi padre fueron a cazar y Otz se perdió en el monte. Mi padre empezó a gritar y al fin lo encontró. -Otz, que susto me has dado! Bueno da igual estamos aquí, otra vez juntos. -Papa, pero yo estaba cazando y tu si que me has dado

un buen

susto! Otz y su padre fueron a la cueva, y contaron lo que había sucedido. Decidieron a hacer una cabaña para estar más calentitos. Y ya nuestra vida cambió. Empezamos a trabajar la tierra, plantamos hierbas que después comíamos; hicimos nuevos utensilios para trabajar la tierra, más duros y resistentes. Construimos una valla de madera donde estaban los animales. De ellos conseguíamos la carne y la leche. Al rededor vivieron más familias y formamos un pequeño pueblo. No nos aburríamos, lo pasamos bien aunque también había disputas.


LA VIDA DE IBAN En un pueblo que se llamaba Loarre, la mayoría de la gente vivía del campo, tenían, vacas, cabras y también trabajaban mucho en el campo. El pueblo Loarre estaba situado debajo de una gran montaña que casi todo el año estaba nevada, también había muchos bosques y muchos animales salvajes, podían ver ardillas, corzos, jabalíes

y

muchas especies más. La familia Tune, vivía en un caserío. Los padres vivían del campo, tenían dos niños y todos juntos trabajaban mucho en el caserío. Todos los días iban al colegio para aprender mucho. Iban, era el hijo mayor del caserío, siempre le daban envidia porque jugaban mucho en el parque. Jugaban al football y él como tenía mucho trabajo en el caserío no podía quedarse a jugar con ellos. En verano iba al monte a buscar las cabras, y al anochecer veía las luces de las ciudades grandes, le daba envidia la vida de la ciudad. Cuando le llegó la edad de estudiar bachiller tuvo que ir a la ciudad. Al principio, le interesó la vida en la ciudad, jugaba mucho con los amigos y quedaban para ir a los bares. Pronto se dio cuenta que la vida en la ciudad era muy estresante, había muchos coches, semáforos, autobuses, ruido etc. La familia estaba contenta, porque Iban, había acabado sus estudios y tuvo ocasión de trabajar en un taller, como mecánico, pero él echa en falta cada vez más la vida tranquila que tuvo de pequeño.


OTZ y

PANNE

Yo soy Otz, me gusta pescar, tengo ojos de color marrón oscuro, el pelo lo tengo negro y bastante largo y tengo la nariz pequeña. Tengo una hermana, se llama Panne, le gusta mucho ayudar a la gente que lo necesita tiene los ojos de color marrón verdoso, el pelo marrón claro y la piel de color bastante blanca. Vivimos en una cueva llamada Bisonte en el barrio cazadores IV, la cueva tiene paredes viejas y por el techo cuelgan unas estalactitas muy bonitas que con el reflejo del sol hacen mucha luz, nos gusta mucho estar mirando las estalactitas que cuelgan por el techo. Todo nos iba bien, hasta que aparecieron los pomutes, los pomutes son unas criaturas que son mezcla de mamut y cuervo. Nos robaron todo hasta las estalactitas que colgaban por el techo. Yo y Panne fuimos en busca de todo lo que nos habían robado, estuvimos buscando al menos cinco horas , y al final encontramos una cueva, dentro había todo lo que nos había robado. Y de repente se oyó un grito de Pomut; nosotros cogimos nuestras cosas y nos fuimos a casa, y nunca más volvimos a ver los Pomut.


CUENTOS CON HISTORIA  

LH 5 A ipuinak

CUENTOS CON HISTORIA  

LH 5 A ipuinak

Advertisement