Page 67

2 Prologo Jacobo final_Antologia fantastica 19/09/13 09:56 Página 63

gen antropológico de tal pulsión ha de rastrearse en la antigua creencia sobre la transformación de las brujas en animales (gatos, perros, cerdos...) durante el aquelarre. Lutero arrojó un perro negro por la ventana al creer que se trataba de una encarnación del demonio. Pero la creencia en la licantropía viene de más atrás. Ya en época romana encontramos alusiones en Ovidio y, sobre todo, en Petronio. Cervantes, en Los trabajos de Persiles y Segismunda, alude, en boca de un astrólogo, a una enfermedad que los médicos llaman «manía lupina», lo que denota que en el siglo XVII la leyenda aún seguía viva. Los ejemplos literarios más célebres son Olalla, de Stevenson; Lokis, de Mérimée; El lobo blanco de las Montañas de Hartz, de Frederick Marryat; Gabriel-Ernest, de Saki, y, más recientemente, El cuento del licántropo, de Landolfi, o En compañía de lobos, de Angela Carter. –Las casas o lugares hechizados son un motivo clásico de la literatura vitoriana, herencia de la novela gótica. El castillo de Otranto, la casa Usher, la mansión de Otra vuelta de tuerca, La casa en el confín de la tierra, de Hodgson; o la morada de Las ratas de las paredes, de Lovecraft; el hotel de El resplandor, de Stephen King, o las casas de muchos otros relatos. Las casas embrujadas ocupan un lugar central en la literatura fantástica. A veces son pisos o habitaciones, como la que ocupa el estudiante de La araña, o el del joven escritor del relato de Onions. En realidad, el tamaño o la forma carecen de importancia. Algunas historias nos hablan de cierta cualidad especial que tienen los lugares, y que los antiguos romanos llamaban genius loci. Así lo da a entender el escritor indio Nayer Masud (n. 1936) en Lo oculto, donde un joven de la India contemporánea, que ha conseguido un trabajo relacionado con la inspección de viviendas, descubre asombrado que en ciertas habitaciones hay zonas que provocan miedo o un deseo desconocido. Tan sólo se trata de una sensación, pero es tan intensa que el protagonista le concede una total credibilidad.20 20. Nayer Masud nació en Lucknow (India). Se doctoró en urdu y persa y, como su padre, ha sido un destacado catedrático de literatura persa hasta su jubilación en 1997. Además de traductor de Kafka y literatura persa al urdu, ha escrito varios libros de ensayos y cuentos in-

63

79 issuu antologia  
79 issuu antologia