Page 1

Page 1 of 4

Introducción Desde los albores de la sociedad humana, el hombre se ha esmerado en buscar compañía. Esto resultó crucial en la formación de la sociedad humana, y en la evolución de la misma, hasta nuestros días. Por otro lado, ante aquellos hechos naturales de gran trascendencia, la figura de un Creador Todopoderoso permitió llenar el vacío respecto al control de las fuerzas que gobernaban tales fenómenos. La posterior inferencia de las dimensiones del universo descubierta por los sabios griegos, y posteriormente por los genios renacentistas, trajo de manera casi espontánea una de las preguntas más trascendentales de la historia: Estamos Sólos en el Universo?. En este hilo inédito desentrañaremos los aspectos históricos y científicos más importantes que involucran la resolución de esta interrogante. El Camino de la Ciencia en la Resolución de la Gran Interrogante Estamos Solos en el Universo? Ante esta pregunta tan crucial, la ciencia tomó el bastión y el desafío de obtener la respuesta. El término de la Segunda Guerra Mundial dejaba un impresionante avance tecnológico y un par de bloques ideológicos dispuestos a obtener el dominio mundial a costa la superioridad de uno sobre el otro. La filtración de rumores sobre el posible contacto extraterrestre post-guerra alimentado por el incidente de Roswell (1947), acrecentó las ansias a resolver el misterio. En 1958 nacía entonces la Carrera Espacial, en donde la gran interrogante habría de jugar un papel central. La comunidad científica entonces, comenzó una desenfrenada competencia por obtener algún indicio sobre un patrón lógico que permitiera conducir la búsqueda de inteligencia extraterrestre. En los Estados Unidos se conformaba el proyecto SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence) (http://www.seti.org/), institución destinada exclusivamente a la búsqueda y comprensión de los procesos que podrían llevar a encontrar vida en el universo. Una de las primeras preguntas que surgieron en los inicios de la búsqueda de indicios de vida inteligente. provocó grandes dolores de cabeza en los entusiasmados colaboradores: De qué Forma una Civilización Extraterrestre se Comunicaría con Nuestro Planeta? Tras barajar diversas hipótesis, la solución surgió de uno de los ingenieros y posterior director del proyecto SETI, Frank Drake. El propuso que, una civilización inteligente ubicada en alguna región del universo, DEBERIA utilizar mecanismos de radiofrecuencia para la búsqueda de contacto con otras especies inteligentes. Con la recolección de múltiples financiamientos de diversas instituciones alrededor del mundo, se logró la instalación de estaciones de recepción de radiofrecuencia cósmica en diversas partes del globo. Con el apoyo de NASA se consiguió la construcción del radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico) que ha sido el centro de recolección de radiofrecuencias cósmicas más importante en esta aventura de la búsqueda extraterrestre.

Una Propuesta Matemática para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre

http://clubdeastronomia.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=675&action=edit

11/10/2010


Page 2 of 4

Radiotelescopio de Arecibo (NASA-SETI)

Una Propuesta Matemática para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre En 1961, Frank Drake propone un modelo matemático revolucionario que permitiría, en teoría, obtener un valor numérico de civilizaciones extraterrestres en el universo:

Ecuación de Drake

Donde N sería el número de civilizaciones con un desarrollo tecnológico suficientemente avanzado como para realizar el contacto con la especie humana. R* es el ritmo anual de formación de estrellas con condiciones similares al sol fp es la fracción de estrellas que tienen planetas en su órbita. ne es el número de esos planetas orbitando en la estrella en órbitas propicias para la formación de vida). fl es la fracción de esos planetas donde la vida YA se ha desarrollado. fi es la fracción de esos planetas en los que la vida inteligente se ha desarrollado. fc es la fracción de esos planetas donde la vida inteligente ha desarrollado una tecnología e intenta comunicarse. L es el lapso de tiempo, medido en años, durante el que una civilización inteligente y comunicativa puede existir. Con la utilización actual de sondas dedicadas a la búsqueda de planetas extrasolares (la más emblemática, la moderna Sonda Kepler), la cuenta actual de cuerpos con condiciones propicias para la vida (ne ) permite aumentar el valor final de N, que es ajustado por SETI anualmente.

http://clubdeastronomia.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=675&action=edit

11/10/2010


Page 3 of 4

Drake atribuyó valores para las constantes, concluyendo finalmente que existen 10.2 civilizaciones extraterrestres inteligentemente avanzadas, que podrían estar en búsqueda de contacto con nosotros. Las Limitaciones y Posibles Alternativas de la Ciencia en la Búsqueda de Vida Extraterrestre El trabajo por parte de la ciencia en la búsqueda de contacto con este número preliminar de supuestas civilizaciones ha sido amplio e importante. Se ha mandado información al espacio escupida por los radiotelescopios, e incluso, se ha enviado sondas y artefactos con artículos orientativos sobre las características básicas de la civilización humana, sonidos, imágenes, y otros objetos. Sin embargo, hasta el día de hoy no ha habido respuesta, y el ruido del fondo cósmico inunda los detectores. Esto ha traído la desilución generalizada por parte de la comunidad científica, y los benefactores de los proyectos comienzan a escasear. Acaso la ciencia ha errado sus directrices en la búsqueda de vida extraterrestre?. Para responder a ésto, es necesario evaluar la tecnología que se ha empleado en la búsqueda del contacto. Para éllo, realicemos el siguiente ejercicio: Un tren de frecuencias viaja a la velocidad de la luz, es decir, a casi 300.000 kms por segundo o 9.460.000.000.000 kms al año. El primer mensaje emitido al espacio dejó la Tierra en 1974 con dirección a la galaxia de Raticulín, es decir, hace ya 36 años. Luego la señal, ha recorrido la friolera de 3.4056x10^14 kms, lo suficiente para haber llegado a un puñado de estrellas, pero insuficiente para alcanzar la mencionada galaxia, que se haya a varios miles de millones de años luz. En este sentido, la limitante del procedimiento es el propio mensaje, que, de manera paradójica, se mueve a la velocidad más rápida descubierta en el universo. Un mensaje enviado a Gliese 581g (el planeta extrasolar más parecido a la Tierra) tardaría 20.3 años en recorrer la distancia en el vacío. La supuesta respuesta tardaría otros 20.3 años. 40.6 años de viaje interestelar, sin contar el tiempo en que la supuesta civilización demore en descifrar el mensaje. Por ahora, las alternativas para solucionar el problema son escasas. De acuerdo a SETI, es cosa de tiempo. El astrónomo Seth Shostak, perteneciente a la institución, asegura que el contacto no habría de ocurrir en un plazo menor a los próximos 25-30 años. Astrofísicos más osados, han recomendado realizar actualizaciones al modelo de Drake, incluyendo los principios de la teoría de las cuerdas. Esta sería una interesante simplificación de los mecanismos que limitan no sólo el viaje interespacial, sino que omite las trabas tecnológicas que como humanidad hemos encontrado en la búsqueda de vida extraterrestre. Definido un plano astrofísico y filosófico, la ecuación de Drake bajo la visión de las cuerdas implicaría: z z

La omisión de las limitaciones técnicas (principio de mediocridad) La definición de la "vida"; si basamos el concepto de que la vida simple es la que conocemos, entonces, podemos manejar el plano de "vida inteligente" como parte de un universo "multiverso", apoyado perfectamente por la teoría de las cuerdas

De esta manera, el valor N de Drake es potenciado a un valor "U", que implica las civilizaciones extraterrestres inteligentemente avanzadas con capacidad de contacto en el conjunto de Universos donde el nuestro es sólo el "universo observable". Finalmente, esta versión rediseñada de la ecuación de Drake no descartaría la existencia de dimensiones distintas a las 4 conocidas, donde el número final de posibilidades de existencia de vida extraterrestre es desconocido, es decir, podrían ser una, cien, miles o millones. Conclusiones y Reflexiones Finales

http://clubdeastronomia.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=675&action=edit

11/10/2010


Page 4 of 4

El esfuerzo por parte de la ciencia en responder la interrogante de si estamos sólos en el universo parece haber cumplido una etapa fallida, pero las nuevas posibilidades parecen prometer algo revolucionario y crucial. La ecuación de Drake parece ser el eslabón hacia un universo de posibilidades donde la cuantificación preliminar de posiblidades sobre la existencia de vida inteligente en el universo. Por ahora, sólo miramos de reojo la ficción y los conceptos elementales de la metafísica. Pero es muy probable que en el futuro ambos sean participantes de una ciencia nueva, lejana de preceptos y prejuicios, la que finalmente encontrará el camino hacia el contacto objetivo y trascendental con los "pueblos del Cosmos" como los definía el gran divulgador científico Carl Sagan. Astro 2010

http://clubdeastronomia.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=675&action=edit

11/10/2010

Reflexiones Sobre Ufología: Una Visión Científica (I Parte)  

Reflexiones Sobre Ufología: Una Visión Científica (I Parte)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you