Page 1

DEFORESTACION EN VENZUELA. Creerás que es un problema que no te incumbe, o que no se percibe, pero la deforestación de nuestros árboles está más cerca de lo que crees, pus Venezuela se encuentra entre los ocho países con más deforestación de América Latina.

Venezuela es uno de los ocho países del mundo más ricos en biodiversidad. La mayor proporción de esa variedad de plantas y animales se encuentra en los bosques naturales del país. La deforestación implica la erradicación definitiva e irreversible de miles de especies. Alrededor del 40% del territorio nacional está cubierto por zonas boscosas, concentrándose en los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, con un 75% de superficie forestal. Los estados con baja proporción de bosques son Apure, Cojedes y Monagas en los llanos; Carabobo, Lara y Nueva Esparta en el centro y el norte de la República. Los demás estados tienen una proporción boscosa moderada. Pese a los esfuerzos por conservarlos, la destrucción de bosques en Venezuela continúa a tasas alarmantes. Si bien no existen estadísticas totalmente confiables,


según la Organización de Naciones Unidas nuestro país ha venido registrando en los últimos 28 años una de las tasas de deforestación más altas de América Latina. Durante la década de los 70 los bosques de Venezuela fueron talados a razón de 245 mil hectáreas por año (FAO, 1988). En la década de los 80 la destrucción aumentó en forma dramática, para alcanzar un promedio de 600 mil hectáreas por año (FAO: Forest Resource Assessment, 1993). Sólo en esta década se destruyeron en el país seis millones de hectáreas de bosques, una superficie equivalente a la de toda Costa Rica.

“Venezuela es uno de los países con las más altas tasas de destrucción de bosques de América Latina. La tasa de deforestación en Venezuela desde 1980 hasta 1995 (1.1%)” Causas de la deforestación. La agricultura migratoria y la ganadería han generado una deforestación acumulada en la Amazonía de 857.666 km2 hasta 2005, lo que equivale al 94% del territorio venezolano. En el período 2000-2005 se deforestaron 27.218 km2 anuales, precisa el informe Perspectivas del medio Ambiente en la Amazonía: Geo Amazonía, elaborado por 150 expertos con el apoyo del Pnuma y la


organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA). Consecuencias. Si la pérdida de bosques amazónicos excede al 30% de la cobertura vegetal disminuirían las lluvias y haría que la gente aumente sus prácticas de quema de bosques para liberar vapor de agua, lo que además, generaría una mayor emisión de gases invernadero, advierte el estudio. En ese sentido, los expertos afirman que si continúan las malas prácticas, el bosque húmedo amazónico podría estar deforestado en un 55% en 2030 y probablemente gran parte de la Amazonía se convertiría en una gran sabana antes de que concluya el siglo XXI. Teóricamente la tala ilegal en el Amazonas es estrictamente controlada por licencias que permiten a los explotadores recolectar la madera en ciertas áreas establecidas. Sin embargo, el grupo ecologista Greenpeace, estima que entre el 60% y el 80% de la tala que se da en el Amazonas brasileño es ilegal.

ambiente y su gente  

revista ambiental

Advertisement