Issuu on Google+

Acrílico en lienzo, 1,70 X 1,84 mts., 2010.

Esta obra de Fabio Avella conlleva un análisis conceptual y social de las corrientes migratorias que enriquecen el ambiente socio-político pluralista y cosmopolita de las nuevas sociedades de esta aldea global. Las migraciones son, sin duda, fenómenos de la mayor trascendencia en la actual política internacional.Las aves migratorias viajan -sin fronteras- miles de kilómetros en busca del calor de los países del sur durante los fríos inviernos del norte, para luego regresar a sus lugares de origen. Esta pintura de los “Fous de Bassan”, de la familia de los alcatraces, originarios del norte de Canadá, realizada en material acrílico y formato gigante, es una obra llena de mucho color,infinitos contrastes y un perpetuo movimiento. El Embajador Fabio Avella, después de haber sido miembro de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia por más de 30 años, decidió dedicarse por completo a su pasión por la pintura. Su obra se inspira en los trazos, las pinceladas y la riqueza cromática de grandes maestros colombianos como Alejandro Obregón, Enrique Grau, Carlos Jacanamijoy, Ana Mercedes Hoyos y Juan Antonio Roda. En lo internacional, sigue con devoción a los otrora vanguardistas Cézanne, Gauguin y Van Gogh. El Embajador Avella se describe como un ''pintor expresionista - figurativo'' al que le encanta la belleza de la realidad que lo rodea, la cual trabaja de una manera abstracta con el fin de dejar espacio a la imaginación y las emociones de los observadores.

No. 17 • Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia Orbis No. 16 • EDICIÓN ESPECIAL • Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Orbis Colombia

“Les Oiseaux Cosmiques”

Año 17 • No. 17 • Abril 2012

Revista Revista de de la la Asociación Asociación Diplomática Diplomática yy Consular Consular de de Colombia Colombia

SEPARATA

Cumbre de las Américas


Revista de la Asociaci贸n Diplom谩tica y Consular de Colombia

RBIS


Año 17 • No. 17 • Abril 2012 Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

RBIS

La Revista Orbis es una publicación de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia y no tiene ningún vínculo institucional con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. Las opiniones expresadas en los artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el pensamiento de la Asociación. Los contenidos pueden ser reproducidos total o parcialmente previa autorización de la Revista y citando la fuente.

JUNTA DIRECTIVA 2011-2012

Comité Editorial

PRESIDENTE

Sonia Marina Pereira Portilla, Embajadora

Embajadora Sonia Marina Pereira Portilla

VICEPRESIDENTE Embajador José Renato Salazar Acosta

Diana Carolina Kecán Cervantes, Segundo Secretario Andrés Fernando Gáfaro Barrera, Consejero

VICEPRESIDENTE (R) Primer Secretario Álvaro Alejandro Gómez Ocampo

SECRETARIO EJECUTIVO PRINCIPAL Segundo Secretario Diana Carolina Kecán Cervantes

SECRETARIO EJECUTIVO SUPLENTE

Iván Alejandro Trujillo Acosta, Tercer Secretario María Juliana Tenorio Quintero, Segundo Secretario Juan José Álvarez López, Tercer Secretario

Primer Secretario Juan Carlos Rojas Arango

PRIMER VOCAL PRINCIPAL Tercer Secretario Miguel Ángel González Ocampo

PRIMER VOCAL SUPLENTE Tercer Secretario Ana María Cristancho Rocha

SEGUNDO VOCAL PRINCIPAL Primer Secretario María del Pilar Cruz Silva

SEGUNDO VOCAL SUPLENTE

Juan Carlos Rojas Arango, Primer Secretario Geovanny Guillén Mendoza, Primer Secretario Miguel Ángel Rodríguez Melo, Ministro Consejero Comunicaciones Asociación Diplomática July Paulin Castiblanco Quintero

Primer Secretario Andrés Diez Martínez

TERCER VOCAL PRINCIPAL Ministro Consejero Pablo Antonio Rebolledo Schloss

Dirección y Diseño Editorial Paula Camila Restrepo Orozco - arkacreativa@gmail.com Asesora en Comunicaciones Asociación Diplomática

TERCER VOCAL SUPLENTE Primer Secretario Geovanny Guillén Mendoza

TESORERO PRINCIPAL Tercer Secretario Diana Catalina Dávila Suárez

FISCAL PRINCIPAL Ministro Consejero Miguel Ángel Rodríguez Melo

FISCAL PRINCIPAL (R) Tercer Secretario Libardo Ospina Pinto

FISCAL SUPLENTE Tercer Secretario Iván Alejandro Trujillo Acosta

FISCAL SUPLENTE (R) Tercer Secretario Ana Laura Acosta Orjuela

Portada Orbis Cortesía del Embajador (R) Fabio Avella Acrílico en lienzo “Les Oiseaux Cosmiques”, 2010 Portada Separata Cumbre de las Américas Cortesía de Eduardo Fuentes Fotografía Ciudad Amurallada, Cartagena de Indias, enero 2012 Impresión Litografía Vanegas ISSN 1657-2505 © Asociación Diplomática y Consular de Colombia

www.diplomaticos-colombia.org

Teléfonos: +571 3814298 / 571 3814000 ext.1843-1844 Correos electrónicos: asodiplo@gmail.com /comunicacionesasodiplo@gmail.com

Cra. 6 No. 9-46 Palacio de San Carlos – Patio de Palma Bogotá, Colombia, Suramérica


Contenido

Contenido Editorial........................................................................................ 4

6

Sonia Marina Pereira Portilla y José Renato Salazar Acosta

Órbita Internacional ¿Cómo avanzar en la Justicia Penal Internacional?...................................... 6 Juez Sang-Hyun Song, Presidente de la Corte Penal Internacional (CPI)

¿Hacia la fragmentación del Derecho Internacional Público?......................... 12 María Juliana Tenorio Quintero

La integración en tiempos de la convergencia. Retrospectivas y perspectivas desde la Comunidad Andina................................................................ 18

¿Cómo avanzar en la Justicia Penal Internacional?

18

Álvaro Alejandro Gómez Ocampo

El desarrollo como derecho humano y los pueblos autóctonos de la Amazonía fronteriza......................................................................... 28 Germán Federico Grisales Jiménez

Las amenazas tradicionales y no tradicionales en Asia.................................. 38

La integración en tiempos de la convergencia. Retrospectivas y perspectivas desde la Comunidad Andina

Mauricio Franco De Armas

La indignación en los tiempos de la globalización....................................... 44 Andelfo García

Nuestro lugar en el mundo. Cortas observaciones al Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014..................................................................................... 50 Andrés Fernando Gáfaro Barrera

Reseñas Los desafíos del desarrollo en América Latina Libro de Carlos Quenan y SebastienVelut (Coordinadores)

28 El desarrollo como derecho humano y los pueblos autóctonos de la Amazonía fronteriza

50

Por Beethoven Herrera

Música y Política. Análisis de una relación en una introducción y tres movimientos........................................................................... 70 Libro de HernánVásquez Rocha Por José Renato Salazar Acosta

In Memoriam: Embajador Sergio Díaz.................................................... 63 Por Beatriz Helena Calvo Villegas

Nuestro lugar en el mundo. Cortas observaciones al Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014

65

Academia Diplomática de San Carlos: forjadora del deber diplomático........................................................... 65 Por: Academia Diplomática de San Carlos

Especial

Separata “VI Cumbre de las Américas”, Cartagena de Indias, Abril 2012........... 67

Separata “VI Cumbre de las Américas”, Cartagena de Indias, Abril 2012 3


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Editorial Por Sonia Pereira Portilla* y José Renato Salazar Acosta**

T

En la foto Embajadores Sonia Pereira Portilla y Renato Salazar Acosta. Foto por July Castiblanco.

enemos el honor de presentar

en esta oportunidad la Edición No. 17 de la Revista Orbis, publicación académica de la Asociación Diplomática, cuyo contenido esperamos sea de interés y utilidad para todos sus lectores. La Asociación Diplomática y Consular, a la que en adelante nos referiremos simplemente como “la Asociación”, es una organización profesional que agrupa a los funcionarios de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia, vinculados al Ministerio de Relaciones Exteriores, y que prestan sus servicios tanto en la sede de la Cancillería en Bogotá, como en las Embajadas y Consulados de Colombia en el exterior. Para ingresar a la Carrera Diplomática sólo hay una puerta de entrada: un concurso público de méritos, seguido de un año de formación en la Academia Diplomática, en los cuales a través de un proceso transparente y exigente, se evalúan las distintas aptitudes de los candidatos, en busca de la vocación de servicio, profesionalismo y desempeño académico que requiere nuestro país para la ejecución de su política exterior y la atención de sus connacionales en el exterior. Los funcionarios de Carrera Diplomática son un grupo de profesionales altamente calificados al servicio del Estado colombiano. La Carrera tiene un carácter jerárquico, y sus miembros son evaluados anualmente para garantizar la calidad del servicio que prestan, y cada cuatro años para ascender en el escalafón deben realizar cursos de actualización y exámenes, hasta llegar al máximo rango “Embajador”, después de aproximadamente 25 años de servicio. Actualmente solo el 20% de los cargos de Embajadores en el servicio exterior colombiano está ocupado por Embajadores de Carrera, el 80% restante son de libre nombramiento y remoción. Así pues, la Carrera Diplomática y Consular constituye la columna vertebral que asegura la continuidad y coherencia de la política exterior del Estado, apoyando a las diferentes administraciones, con la capacidad y experiencia de sus miembros, en la defensa de los intereses del Estado y representándolo con compromiso y entrega. Durante el año 2011, la Asociación celebró su Trigésimo Aniversario. Para tal efecto, la Junta Directiva concentró sus esfuerzos en proyectar externamente a la Asociación con el objetivo de dar a conocer no sólo a la Asociación sino a la Carrera Diplomática, a través de actividades académicas, culturales, sociales y deportivas, que tuvieron una gran acogida. Los 16 funcionarios que durante este periodo 2011-2012 formaron parte de la Junta Directiva, se pusieron como fin trabajar conjuntamente para sacar adelante las iniciativas propuestas, y los resultados han sido exitosos, por lo que hoy podemos decir que la Asociación está fortalecida y es reconocida en distintos ámbitos nacionales e internacionales. Entre las actividades realizadas, se destaca la conferencia del reconocido periodista Andrés Oppenheimer, quien durante la mañana del 10 de febrero de 2012, nos habló sobre “Las claves para el desarrollo en América Latina”. En su charla, Oppenheimer hizo un llamado serio, urgente y necesario para mejorar la calidad de la educación, invertir en ciencia y tecnología, y entre otros, fomentar la meritocracia, como fórmula que puede ayudarnos a superar la pobreza. Para la Asociación es motivo de orgullo poder contribuir a través de este tipo de actividades en la reflexión nacional sobre cómo lograr el objetivo de la prosperidad para todos. La Edición No. 17 de la Revista Orbis es una edición especial, pues es el fruto del trabajo académico de algunos de los funcionarios de la Carrera, sumado al reconocimiento que representa para la Asociación el contar con artículos de altos funcionarios internacionales como el Presidente de la Corte Penal Internacional, y el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, entre otros destacados autores.

4


Editorial

En ese sentido, presentamos esta edición en dos partes, una primera dedicada a temas internacionales, y una separata dedicada a la VI Cumbre de las Américas (Cartagena de Indias, abril de 2012). El primer artículo ¿Cómo avanzar en la Justicia Penal Internacional?, del Juez Sang-Hyun Song, Presidente de la Corte Penal Internacional, es la transcripción de la conferencia organizada por la Asociación y la Universidad de los Andes, llevada a cabo el 18 de mayo de 2011 en Bogotá. El Comité Editorial quiso incluir este artículo, para compartir con todos los lectores de la Revista el importante mensaje y enseñanzas que nos fueron transmitidas en esa oportunidad. Por su parte los artículos de Germán Grisales, Álvaro Alejandro Gómez, María Juliana Tenorio y Mauricio Franco de Armas son una excelente muestra del trabajo de nuestros funcionarios de la Carrera Diplomática y Consular, que se desempeñan en las diferentes áreas de las relaciones internacionales. Igualmente, el ensayo de Andrés Gáfaro, elaborado en el marco de sus exámenes de ascenso, analiza de forma clara y concisa aspectos generales de nuestra política exterior. El artículo de Andelfo García “La indignación en los tiempos de la globalización” es de suyo un muy interesante artículo académico que expone el tema de los Indignados, del cual se habla mucho, pero se sabe poco. En la sección de reseñas de libros, se incluyó un artículo en el cual el Doctor Beethoven Herrera comenta el libro de Carlos Quenan y Sebastien Velut “Los desafíos del Desarrollo en América Latina”, y una reseña del libro sobre “Música y Política - análisis de una relación en una introducción y tres movimientos” de Hernán Vásquez Rocha. Finalmente, se incluye en el Obituario un homenaje a nuestro colega y amigo, el Embajador de Carrera Sergio Díaz Aguilera, quien falleció a finales del 2011, dejando en los corazones de sus compañeros y amigos una huella imborrable por su gran calidad humana y ejemplo de vocación y servicio. La Separata sobre la Cumbre de las Américas, con su correspondiente traducción al inglés, francés y portugués, es una edición especial motivada por la importancia que representa para Colombia el ser anfitriona de esta VI Cumbre de las Américas, cuyo lema es: “Conectando las Américas: socios para la prosperidad”. Al respecto, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo –BID, Luis Alberto Moreno, se han referido a la década de América Latina, considerando las condiciones económicas y de progreso de esta región que hacen que se esté pasando por un buen momento pese a las crisis financieras, y por tal motivo estamos llamados a ser un actor importante en el escenario mundial. Es ese enfoque positivo el que se quiso imprimir a esta VI Cumbre de las Américas.Y es que nuestro continente ofrece muchas oportunidades para la economía mundial como una población joven, recursos naturales, economías sanas, regímenes democráticos, entre muchos otros factores. El principal obstáculo es que aún no logramos sacar de la pobreza a grandes sectores de la población y es allí donde las reflexiones de Andrés Oppenheimer vienen a hacer una contribución. No obstante, considerando las carencias que aún tenemos debemos potenciar esas oportunidades. Una de la formas de potenciar esas fortalezas es promoviendo la integración. Dadas las actuales diferencias políticas que implica ese proceso se ha identificado una dimensión sobre la cual hay consenso general: se trata de la integración física, la cual es un interés común y una necesidad sentida en todo el continente. En ese sentido, los cinco ejes temáticos propuestos para esta Cumbre son: en primer lugar, la infraestructura física de integración a través de carreteras, oleoductos, interconexión eléctrica, puertos, etc. Los cuatro ejes restantes surgieron del análisis de las carencias más sentidas del hemisferio, a saber: seguridad ciudadana, índice pobreza e inequidad, desastres naturales, rezago de las comunidades apartadas de los centros urbanos en materia de acceso a las tecnologías, educación y salud. Un ingrediente común a todos estos ejes es la cooperación solidaria. Sobre estos temas, y más, contamos con el gusto de presentar un saludo de la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, señora María Ángela Holguín, un artículo central del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos –OEA, señor José Miguel Insulza, titulado: “La Sexta Cumbre de las Américas: cooperación interamericana a través de alianzas”; un artículo de los Embajadores de Carrera Fulvia Benavides, Jaime Girón y Alejandro Borda, organizadores de la Cumbre, titulado “Colombia, Presidente de la VI Cumbre de las Américas”; otro artículo sobre “El Protocolo de Estado como herramienta de apoyo para la articulación y desarrollo de procesos institucionales, convencionales y empresariales” del Embajador de Carrera César Felipe González, y finalmente un artículo del profesor Diego Cardona, titulado “Las Cumbres de las Américas no son incompatibles con otras cumbres regionales: la experiencia de los comienzos”. Para nosotros los funcionarios de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia es motivo de orgullo presentar a ustedes esta edición No. 17 de la Revista Orbis, y resaltar la importancia de trabajar todos unidos con seriedad, responsabilidad y compromiso para sacar adelante nuestra región, encaminarnos en la ruta al desarrollo y la prosperidad, y darle el justo valor al mérito derivado del sentido de pertenencia, la prevalencia del interés general sobre el particular, y la experticia y profesionalismo que caracterizan nuestro trabajo profesional. *La Embajadora Sonia Pereira Portilla es la Presidente de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia. Es abogada y profesional en Relaciones Internacionales y Diplomacia de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y magíster en Análisis de Problemas Políticos, Internacionales, Económicos del Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo -IAED. Se desempeña como Coordinadora del Grupo de Asuntos ante la Corte Internacional de Justicia, y durante su Carrera ha sido Coordinadora de Tratados, y ha prestado su servicio exterior en las misiones de Colombia en Suecia, Países Bajos y Honduras. ** El Embajador José Renato Salazar Acosta es Vicepresidente de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia. Es ingeniero civil, con un postgrado en Relaciones Internacionales. Se desempeña como Coordinador del Grupo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y durante su Carrera ha trabajado en la Dirección de Asuntos Multilaterales y fue Director de Europa. Igualmente, ha prestado su servicio exterior en las misiones en Ginebra-Suiza, en la misión ante las Naciones Unidas -NuevaYork, y en la Embajada ante Bélgica y la Unión Europea. 5


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

¿ Cómo avanzar en la

Justicia Penal

Internacional?

C

*

Por Juez Sang-Hyun Song** **Presidente de la Corte Penal Internacionl -CPI-

omo Presidente de la Corte Penal Internacional -CPI-, me complace

dirigirme a esta distinguida audiencia generosamente acogida por la Universidad de las Andes. Quiero agradecer a la Universidad y a los coorganizadores, la Asociación Diplomática y Consular de Colombia, por darme esta oportunidad. Para mi es siempre un gran placer visitar una universidad prestigiosa como ésta y dar una conferencia en su facultad de Derecho. Verán, por más de 30 años fui profesor de Derecho, al principio en la Universidad Nacional de Seúl. He enseñado en muchas otras universidades, como la Escuela de Derecho de Harvard, NYU, Columbia, la Universidad de Melbourne, y la Universidad de Victoria en Wellington, Nueva Zelanda. Desde 2003 he sido juez de la CPI, pero cada vez que tengo la oportunidad, me gusta regresar por un momento al mundo académico donde siempre me siento como en casa.

Sede de la Corte Penal Internacional. La Haya.

* Transcripción de la Conferencia organizada por la Asociación Diplomática y Consular de Colombia, y la Universidad de los Andes, el 18 de mayo de 2011.Traducción de cortesía al idioma español realizada por el Consejero de Relaciones Exteriores Andrés Gáfaro, y revisada por el Primer Secretario Carlos Andrés Hurtado Pérez.


¿Cómo avanzar en la Justicia Penal Internacional?

Informar a las audiencias interesadas como ustedes sobre el trabajo de la CPI es parte de mis labores como Presidente de la misma. Soy la cabeza pública de la Corte y como tal hago esfuerzos para llevar al mundo el trabajo de la CPI. De hecho, este es uno de los dos principales motivos de mi viaje a Colombia. Estoy muy agradecido con los organizadores de este evento por facilitar mi tarea. La segunda razón por la que vine a Bogotá es para firmar un acuerdo sobre cumplimiento de sentencias entre Colombia y la CPI. Esto último concluyó ayer con el Presidente Santos. Su país ha sido el primero de toda América en suscribir este importante acuerdo con la CPI, y realmente espero que otros países sigan este ejemplo.

Todas esas experiencias me dejaron una duradera impresión y afectaron decisiones que tomé durante mi vida adulta. Este fue uno de los factores que me llevaron a hacer la carrera de leyes y finalmente convertirme en juez de la CPI. En mi calidad actual de Presidente de la Corte, tuve la oportunidad de visitar comunidades afectadas y poblados de víctimas en Uganda y la República Democrática del Congo, como parte de las actividades adicionales de la CPI. Me he encontrado con antiguos niños combatientes y con otras víctimas que ahora intentan rehacer sus vidas. A algunos de los sobrevivientes les fueron intencionalmente cercenados sus miembros, orejas, narices y labios. Y como los viejos recuerdos del sufrimiento venían a mí, tuve que preguntarme: ¿cómo pueLas cuestiones de Paz, Derechos Huma- den los seres humanos ser tan brutales nos, y el imperio de la Ley han estado y crueles con sus congéneres? ¿Seremos muy cerca de mi corazón desde que era capaces alguna vez de detener esos acniño. Desafortunadamente, he visto a tos? Afortunadamente los humanos personas cercanas a mí sufrir inmensa- también tienen la capacidad de aprenmente por la injusticia y crueldad huma- der del pasado. Luego de la Segunda na. Mi propio abuelo fue severamente Guerra Mundial, el mundo profirió un torturado por su liderazgo en el movi- clamor sin precedentes por justicia. miento coreano para la independencia. Cuando tenía 9 años, una guerra esta- La justicia era vista, por primera vez, lló en mi país. Era muy joven para ser como prerrequisito de una paz duradereclutado pero suficientemente grande ra. Y de la muerte y destrucción surgió para darme cuenta de los horrores de la un poderoso movimiento para responguerra. Por tres meses, durante la bata- sabilizar individualmente a las personas lla por Seúl, mi familia se escondió en por los crímenes que cometieran. Se un sofocante y húmedo bunker subte- constituyeron tribunales en Núremrráneo. Mi tarea era salir a la superficie berg (Alemania) y Tokio (Japón) y los y buscar comida para llevarla al bunker. perpetradores fueron llevados ante la Para hacer esto tenía que caminar cerca justicia. En sus sentencias, el Tribunal de 16 km al día. En esos recorridos pasé de Núremberg famosamente declaró lo por encima de cientos de cadáveres ya- que cito textualmente a continuación: ciendo en las calles. Aún hoy puedo re- “los crímenes en contra del Derecho Incordar con precisión el horrible hedor ternacional son cometidos por los homde los cuerpos descomponiéndose en bres, no por entidades abstractas; y soesos calurosos días de verano. lamente castigando a los individuos que

cometieron estos crímenes pueden ser cumplidas las providencias del Derecho Internacional”. La semilla del Derecho Penal Internacional había sido sembrada. Los principios de Núremberg fueron codificados por la Comisión de Derecho Internacional y la Convención contra el Genocidio, las Convenciones de Ginebra y la Declaración Universal de los Derechos Humanos fueron construidos bajo el progreso de los procesos de Núremberg y Tokio. El Derecho Penal Internacional empezó a emerger con el reconocimiento de que los más oscuros crímenes, tales como el de agresión, crímenes de lesa humanidad, genocidio y crímenes de guerra, debían ser respondidos con juicios justos e imparciales. Luego, casi inmediatamente, la Guerra Fría congeló por décadas la expectativa de la responsabilidad individual por estos crímenes. El mundo fue vastamente polarizado entre dos campos opuestos y, como resultado, se dieron numerosas guerras de proximidad en Asia, África y América Latina. Intereses creados impidieron el actuar de la justicia allí donde tenían lugar las atrocidades. En consecuencia, no hubo justicia para nadie. Eventualmente, la Guerra Fría tuvo un fin aunque las atrocidades y las guerras continuaron en muchos rincones del mundo, pero ahora la amplia mayoría de la comunidad internacional fue capaz de ponerse de acuerdo en qué acciones concretas debían llevarse a cabo para responsabilizar a los perpetradores de los crímenes más inhumanos. Tribunales internacionales ad-hoc o líneas internacionales de procedimiento, con diversas variaciones, fueron instaurados para juzgar los crímenes cometidos en la antigua Yugoslavia, Ruanda, 7


¿Cómo avanzar en la Justicia Penal Internacional?

Presidente de la Corte Penal Internacional, Juez Sang-Hyun Song durante la conferencia en Bogotá, mayo de 2011.

Sierra Leona, Kosovo, Bosnia, Timor Oriental, Camboya y Líbano. Con una velocidad impresionante, el nuevo movimiento por la justicia internacional condujo a la adopción del Estatuto de Roma en 1998 y a la creación de la CPI en 2002. Permítanme enfatizar en que esto no pudo haberse llevado a cabo sin el esfuerzo incansable de activistas, diplomáticos, abogados y académicos de todo el mundo. Uno de ellos fue el señor Arthur Robinson, ex Presidente y Primer Ministro de Trinidad y Tobago. En 1989 lideró una propuesta en la Asamblea General de la ONU para reiniciar los trabajos conducentes a la creación de una CPI, una tarea que la Comisión de Derecho Internacional había empezado luego de la II Guerra Mundial pero que había sido ignorada durante el periodo de la Guerra Fría. Fue esta proposición 8

en particular, hecha por un estadista proveniente de un país pequeño, la que eventualmente llevó a las negociaciones de Roma en las que se estableció el Estatuto de la CPI. Hace solamente dos días, he tenido el privilegio de volver a encontrarme con el ex Presidente Robinson, en la capital de Trinidad y Tobago, donde habló en forma conmovedora acerca de la necesidad de una justicia global para todos los seres humanos. Y de eso es de lo que se trata la CPI: prevenir la impunidad para los más graves crímenes internacionales y proveer justicia en cualquier lugar del mundo, sin distingos de nacionalidad, origen étnico o credo religioso de los perpetradores o de sus víctimas. Los crímenes del Estatuto de Roma abarcan a toda la humanidad.

El 1º de julio 2002 entró en vigor el Estatuto de Roma y, en consecuencia, fue creado el primer Tribunal Internacional permanente. Dicho Estatuto contiene varias y diferentes innovaciones que ponen a la CPI a la vanguardia del desarrollo del Derecho Penal Internacional. Dos de las más progresistas características del Estatuto de Roma establecen la participación de las víctimas y la reparación del daño causado. Este es el primer tribunal internacional que permite a las víctimas participar en los procedimientos legales y en ejercicio de su derecho, no sólo como testigos. En el estrado, las víctimas son representadas por abogados que pueden someter sus casos a consideración a lo largo del proceso criminal. Uno de los principales objetivos de la participación de las víctimas es permitir a éstas la solicitud de repa-


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

raciones por crímenes cometidos en su contra. Por eso, los convictos pueden ser obligados a pagar reparaciones. Pero la CPI también en su rol de administrador del fondo de víctimas puede buscar donaciones y proveer asistencia y ayuda a las víctimas y sus comunidades sin importar el resultado de los juicios.

Permítanme hacer uso de esta oportunidad para explicar la forma cómo las investigaciones pueden ser abiertas en la CPI. Es la oficina del Fiscal, un órgano independiente de la CPI, la que conduce un examen preliminar de toda situación que llame su atención. La investigación preliminar de una situación puede ser iniciada, en primer lugar, por referencia de un actor estatal. Segundo, por referencia del Consejo de Seguridad de la ONU. Tercero, por una decisión del Fiscal bajo su propia iniciativa y tomando en consideración cualquier información sobre crímenes cometidos bajo la jurisdicción de la CPI, incluyendo información enviada por individuos, Estados, o grupos intergubernamentales o no gubernamentales.

Adicionalmente, el Estatuto de Roma pone mucha atención en los problemas de género y a los derechos de la infancia. El Estatuto garantiza total respeto de las normas internacionalmente reconocidas sobre juicios justos para los acusados. Hoy la CPI es una institución que funciona plenamente. Seis situaciones son actualmente investigadas por la CPI. Son estas: Uganda, la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Darfur-Sudán, Kenia y Una vez que la situación ha sido así identificada, la oficina del Fiscal determina Libia. si hay motivo para proceder a la apertuEstas investigaciones, junto con los car- ra de una investigación bajo el Estatuto gos presentados ante los jueces, con- de Roma. El fiscal considerará, en priciernen crímenes terribles tales como mer lugar, si la información disponible genocidio, asesinatos en masa, viola- proporciona bases razonables de credición, reclutamiento de niños etc, etc. bilidad de que un crimen bajo la jurisTres juicios se están llevando a cabo, dicción de la CPI ha sido o está siendo dos de los cuales están llegando a sus cometido. Pero igualmente importante alegatos finales. Cuatro casos más están es determinar si el caso es o podría ser en espera, subsanando las varias etapas admisible de acuerdo con el artículo 17 previas al juicio. 2011 ha sido hasta aho- del Estatuto de Roma.Y esto nos lleva al ra el año más atareado para la CPI y el principio crucial de la complementarietrabajo de la Corte no deja de crecer. dad sobre el que la totalidad del sistema Adicionalmente a las seis situaciones del Estatuto de Roma está construido. bajo investigación, el Fiscal de la CPI, La CPI es una Corte de última instanseñor Luis Moreno Ocampo, ha dicho cia (recurso) y los Estados, dentro de públicamente que él está llevando a su jurisdicción nacional, siempre llevan término investigaciones preliminares y la responsabilidad primaria de asegurar monitoreando los desarrollos en algunas la responsabilidad criminal por delitos situaciones en muchos otros países y en graves del resorte de la comunidad invarios continentes, incluyendo Afganis- ternacional como un todo. tán, Georgia, Guinea, Costa de Marfil, la península coreana, Nigeria, Honduras Esto también quiere decir que la CPI y Colombia. solamente puede intervenir cuando un Estado no es capaz o simplemente no

quiere investigar o enjuiciar verdaderamente crímenes tomados como tales por el Estatuto de Roma y bajo su jurisdicción. En cuanto a las situaciones referidas por los Estados Parte o por el Consejo de Seguridad, el Fiscal de la CPI puede proceder de oficio si considera que ello es justificado con base en la información disponible. Sin embargo, si el Fiscal quiere abrir una investigación por su propia iniciativa “motu propio”, con lo cual se entiende que la situación no ha sido denunciada por el Consejo de Seguridad o algún Estado Parte, debe solicitar primero autorización de la Sala de Instrucción de la CPI antes de que pueda hacerlo. Los jueces de la Sala de Instrucción solamente autorizarán la apertura de dicha investigación si determinan o encuentran motivos razonables para hacerlo. Este es uno de los importantes contrapesos y balances introducidos por el Estatuto de Roma para aliviar una preocupación posible acerca de investigaciones motivadas por razones políticas o casos no basados en evidencia apropiada, lo que haría perder el dinero de los contribuyentes. Entonces, como pueden verlo, si, por ejemplo, mañana el Fiscal de la CPI quiere abrir una investigación sobre la situación en Colombia u otro país actualmente bajo examen preliminar por ese motivo, deberá solicitar la aprobación de la Sala de Instrucción. Pero aún antes de que el Fiscal haga esto, los jueces de la CPI no tienen participación en forma alguna en el proceso. Soy un juez, no soy la excepción. Por esta razón he venido insistiendo a lo largo de mi visita a Bogotá, que no tengo mandato para evaluar o valorar el progreso de los procedimientos judiciales nacionales en Colombia. Y sería absolutamente impropio de mi parte hacer algo así. Al menos en teoría, el problema podría presentárseme en mi 9


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

En la foto, los miembros de la mesa principal de la conferencia, junto con el honorable ponente. De izquierda a derecha: Diego López Medina y Esteban Restrepo Saldarriaga, Catedráticos de la Universidad de los Andes; Helena Alviar García, Decana de la Faculta de Derecho de la Universidad de los Andes; Juez Sang Hyun Song, Presidente de la Corte Penal Internacional; Embajadora Sonia Pereira Portilla, Presidente de la Asociación Diplomática y el Embajador Álvaro Sandoval Bernal, Director de Asuntos Jurídicos Internacionales de la Cancillería.

calidad de juez de apelaciones de la CPI si la Sala de Apelaciones fuese llamada a determinar si un caso relativo a Colombia puede o no ser admitido por la CPI, tomando en cuenta posibles procesos en el sistema judicial colombiano. Déjenme enfatizar una vez más que el examen preliminar de la situación en Colombia está únicamente en las manos del Fiscal de la CPI que es completamente independiente y yo no tengo participación alguna en ese asunto. La CPI está tomando fuerza y se está convirtiendo en una gran institución mundial, dado que 114 países han ratificado el Estatuto de Roma. Sin duda 10

muy pronto veremos a otros Estados adhiriendo a la CPI. De hecho, el pasado lunes escuché la excelente noticia de que Granada había adoptado la decisión sobre la adhesión al Estatuto de Roma y es probable que depositará el instrumento legal en la sede de la ONU en los días venideros.

sión al Estatuto de Roma. Además, representantes oficiales de Túnez y Egipto han anunciado la intención de sus respectivos países de unirse a la CPI y esperamos que muy pronto estos anuncios se materialicen. Otro fuerte indicador entre la comunidad internacional del crecimiento de la confianza en la CPI fue la reciente y unánime decisión del ConseTambién me complace informar que el jo de Seguridad de la ONU de remitir Gobierno de Malasia ha adoptado la de- toda la situación de Libia a la CPI. Diez cisión formal de adherir al Estatuto de países miembros a la vez de la CPI y del Roma. Y en las Filipinas, el Presidente Consejo de Seguridad, incluyendo a CoAquino pasó el instrumento de ratifica- lombia, votaron a favor de esta decisión, ción al Senado de ese país que, espera- pero también lo hicieron las otras cinco mos, será ratificado muy pronto. Igual- naciones que no son parte de la CPI: los mente, en Maldivas la legislatura está EE.UU, la Federación Rusa, China, Líconsiderando muy activamente la adhe- bano e India.


¿Cómo avanzar en la Justicia Penal Internacional?

Desde mi punto de vista, todos estos acontecimientos muestran que el Estatuto de Roma y la CPI representan un elemento crucial en la comunidad global de valores compartidos. Cada vez más, el mundo reconoce que las atrocidades en masa, como el genocidio y los crímenes de lesa humanidad, no pueden ser toleradas y que tales crímenes no son parte de los asuntos internos de cada Estado soberano. Por el contrario, son problemas de preocupación global que requieren una respuesta global. La CPI no puede acabar con la impunidad en sí misma. Lejos de ello. Quisiera resaltar que la CPI no es un sustituto de los sistemas nacionales de justicia, sino que simplemente los complementa. Por ello, resulta crucial que los Estados fortalezcan sus sistemas internos de justicia, para que puedan enjuiciar los crímenes indicados en el Estatuto de Roma en sus propias Cortes cuando sea necesario. Para que una jurisdicción nacional pueda atacar los crímenes de lesa humanidad se necesita un adecuado marco legal, investigadores profesionales, jueces y fiscales, varios recursos materiales y, finalmente, el deseo de enjuiciar estos crímenes en los que personas poderosas y tal vez representantes del Estado puedan estar implicados. La asistencia y ayuda de las organizaciones internacionales y regionales y de varios grupos de la sociedad civil a menudo tienen gran significado en el proceso de construcción de la capacidad nacional. Otro asunto de inmensa importancia para el efectivo funcionamiento del sistema del Estatuto de Roma es la completa cooperación de los Estados con la CPI. La cooperación estatal es una firme obligación bajo el Estatuto de Roma. La CPI no tiene fuerza de policía ni algún

otro mecanismo coercitivo y la CPI no puede operar sin la efectiva cooperación estatal. Esta cooperación significa, por ejemplo, la ejecución por parte del Estado de las órdenes de arresto, de congelación de activos, u otras solicitudes de la Corte. El Estatuto de Roma también requiere de los Estados Parte que instauren procedimientos internos para todas estas formas de cooperación. El año pasado, Colombia se comprometió a adoptar una legislación con este propósito y tuve la satisfacción de escuchar ayer, de parte del Presidente Santos, que él espera que el proyecto de ley de la cooperación de la CPI sea presentado al Congreso Nacional antes del final de año.

bajo la bandera de la ONU, entre ellos estaba Colombia. Fue el único país de toda Latinoamérica que envió soldados, tropas de a pié, hasta Corea que queda en el otro lado del globo. 165 jóvenes vidas colombianas fueron sacrificadas buscando la paz en mi país natal. Y fue esa paz la que sembró los cimientos del progreso y estabilidad que hoy tiene y disfruta Corea del Sur. Quiero valerme de esta oportunidad para agradecer a su gran nación desde lo profundo de mi corazón. Les aseguro que hasta el día de hoy, cada coreano guarda gratitud para Colombia por el sacrificio que hizo para ayudar a mi nación, a mi país. En los dos últimos días he oído bastante del terrible sufrimiento humano que Colombia ha visto en tiempos recientes. He escuEstos principios de cooperación y com- chado también acerca de los esfuerzos plementariedad fueron poderosamen- para proveer justicia, así como los retos te reconfirmados en la Conferencia de existentes en ese proceso. Sinceramente Revisión del Estatuto de Roma que tuvo tengo fe en que los principios de la Juslugar en Kampala, Uganda, en junio del ticia Penal Internacional, entronizados año pasado. Contribuyen en la estruc- en el Estatuto de Roma que Colombia tura de nuestra comunidad de valores ratificó en 2002, ayudarán a su país a que ha sido adoptada con el Estatuto conseguir una paz duradera de tal forde Roma y su puesta en marcha. Con el ma que las generaciones futuras de este fin de realizar verdaderos avances en la país puedan crecer y vivir sin temor de lucha global contra la impunidad, nece- la violencia. sitamos fortalecer el trabajo de la CPI y trabajar en paralelo el desarrollo de las No cabe duda de que la justicia es uno legislaciones internas. Siempre pode- de los prerrequisitos clave de una paz mos hacer más y mejor y no podemos duradera, una justicia comprensiva que descansar, en tanto haya un perpetrador respete el derecho fundamental de toque no haya respondido por sus críme- das las partes de responsabilizar a todos nes o una víctima cuyo sufrimiento no los perpetradores y de proveer repahaya sido escuchado. La justicia debe raciones a las víctimas. Ese es nuestro objetivo conjunto, en el que seguimos prevalecer. trabajando. Muchas gracias por su atenPermítanme concluir mi conferencia ción. con una acotación personal. Hace 61 *** años, cuando una guerra estalló en Corea, varios países de diferentes partes del mundo vinieron a ayudar a mi país 11


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

¿Hacia la del

fragmentación

Derecho Internacional Público?

R

Por María Juliana Tenorio Quintero* *María Juliana Tenorio Quintero es Segundo Secretario de Relaciones Exteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. Como funcionaria de la Carrera Diplomática y Consular ha desempeñado funciones en el Despacho de la Secretaría General, en la Misión Permanente de Colombia ante la Organización de Estados Americanos y en el Grupo Interno de Trabajo de Asuntos ante la Corte Internacional de Justicia. Egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad San Buenaventura – Seccional Cali, con un Magister en Análisis de Problemas Políticos, Económicos e Internacionales Contemporáneos del Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo (IAED) y un LL.M en Derecho Internacional Público de la Universidad de Leiden (Países Bajos).También ha sido docente de las Universidades ICESI, Rosario, Sergio Arboleda y Jorge Tadeo Lozano.

ecientemente, las Universidades han sido testigos de un boom en la in-

vestigación y estudio de un área que poco atraía a nuestros académicos en el pasado: el Derecho Internacional Público. Hoy, las Facultades de Derecho se preparan para brindar a sus estudiantes conocimientos especializados de las normas internacionales, que no se habían vislumbrado 10 o 15 años atrás. De aspectos netamente conceptuales y básicos sobre la Teoría General del Derecho Internacional Público, se pasó a currículos que incluyen asignaturas como Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Derecho Comercial Internacional, Derecho Internacional Ambiental, Derecho Penal Internacional, Derecho Institucional o de las Organizaciones Internacionales, entre otras.


¿Hacia la fragmentación del Derecho Internacional Público?

Lo anterior es la consecuencia lógica del proceso de especialización que ha sufrido el Derecho Internacional Público en los últimos cincuenta años y que gracias al fenómeno de la globalización, que facilitó la apertura no sólo del comercio sino también del universo académico, ha logrado permear también la investigación jurídica internacional.

de la siguiente forma: “el valor de derecho internacional y también su miseria recae en ser aquella superficie frágil de la comunidad política entre los agentes sociales – Estados, otras comunidades, individuos – que no están de acuerdo en sus preferencias, pero lo hacen dentro de una estructura que los invita a discutir en términos de una universalidad supuesta”1.

¿Un derecho internacional poco coherente?

Ya desde los años cincuenta se identificó de manera preliminar esta problemática. Wilfred Jenks habló en un principio de esta cuando señaló como una de las más serias amenazas al desarrollo progresivo del derecho internacional la falta de coherencia (inconsistency)2. El debate Este proceso no ha sido ajeno a la crítica. En efecto, muchos se han pregunta- De esta forma, ha sido el Derecho In- continuó a través de los años, hasta el do si esta acentuada especialización del ternacional aquella única estructura que punto que mereció un Reporte de la Derecho Internacional en tan diversas ha logrado ponerse por encima de los ya mencionada Comisión de Derecho ramas podría llevar a su futura fragmen- Estados orgullosos que, bajo el manto Internacional, la cual, en el año 2006, tación y, en consecuencia, amenazar su de una soberanía impenetrable, habían bajo la dirección del Dr. Koskenniemi, querido permanecer intocables, actuan- presentó su Informe denominado “Frageficacia. mentación del Derecho Internacional: do a sus anchas y sin límite alguno. Dificultades derivadas de la diversificaUna crítica más contra Esta estructura en un principio sólo ción y expansión del Derecho”. el Derecho Internacional contemplaba aspectos de carácter gene- Entonces, la fragmentación en el Dereral: aquellos sobre los cuales los Estados Público cedían sus competencias naturales para cho Internacional no es de ningún modo ser regulados por un cuerpo de normas un fenómeno nuevo. Es consecuencia Una de las disciplinas jurídicas con más de aplicación universal. Basta mirar los primordialmente de la ausencia de un críticos es el Derecho Internacional Pú- temas de trabajo de la Comisión de De- órgano legislativo universal. blico. Estas críticas surgen especialmen- recho Internacional (CDI), órgano por te del hecho de que, a pesar de formar excelencia de promoción y codificación No obstante, la fragmentación no es una parte del universo normativo, en princi- del Derecho Internacional, que estudia problemática exclusiva de la legislación pio vinculante, en la práctica no siempre aspectos prevalentemente de Derecho internacional. La CDI es consciente de es respetado, lo que en consecuencia Internacional Público general. Sin em- ello y por eso afirma en su Reporte que hace que su efectividad sea frecuente- bargo, las necesidades del sistema inter- “una paradoja bien conocida de la munmente cuestionada. nacional y la evolución de las relaciones dialización es que si bien ha conducido a entre los sujetos de Derecho Internacio- una creciente uniformidad de la vida soA pesar de lo anterior, el consenso gene- nal, obligaron a que se crearan distintos cial en todo el mundo, también ha conral es que en un sistema internacional de niveles de especialización para estudiar ducido a su creciente fragmentación, es tal manera interconectado, su existen- y tratar diferentes temáticas y, de paso, decir, a la aparición de esferas de acción cia está más que justificada. Uno de los dieron lugar al surgimiento de la deno- social y estructuras especializadas y re3 tratadistas más vanguardistas de nuestra minada “fragmentación” del Derecho lativamente autónomas” . época, Martti Koskenniemi, lo explica Internacional.

(1) Koskenniemi, Martti; What is International Law for?, En: International Law, 3rd edition, Editado por Malcolm D. Evans (Oxford University Press, 2010, p. 52.) (2) Jenks,Wilfried;The Conflict of Law-Making Treaties (BYBIL vol. 30, 1953, p. 403) (3) Informe del Grupo de Estudio de la Comisión de Derecho Internacional (CDI) en su 58° período de sesiones, Elaborado por Martti Koskenniemi, Fragmentación del Derecho Internacional: dificultades derivadas de la diversificación y expansión del Derecho Internacional, A/CN.4/L.682, 13 de abril de 2006, para. 7. En adelante Informe de la CDI. 13


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Ilustración: Sachin Ghodke. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/sachyn

Así las cosas, los avances y retrocesos del Derecho Internacional son sólo el reflejo de lo que sucede en el Sistema Internacional: un sistema internacional fragmentado no podría tener como marco regulador otra cosa diferente a una normativa fraccionada. De esta forma, lo que antes aparecía regido por el “Derecho Internacional general”, se ha convertido en campo de operaciones para sistemas especialistas tales como el “Derecho Mercantil”, el “Derecho de los Derechos Humanos”, el “Derecho Ambiental”, el “Derecho del Mar”, el “Derecho Europeo” e incluso conocimientos tan exóticos y sumamente especializados como el “Derecho de las Inversiones” o el “Derecho Internacional de los Refugiados”, etc. cada uno de los cuales posee sus propios principios e instituciones4. (4) Informe de la CDI, para. 8 (5) Ibíd., para. 8 (6) Ibíd., para. 486 14

Ahora bien, las dificultades no surgen del solo hecho que exista tal diversidad de regímenes jurídicos especializados con sus correspondientes instituciones especializadas a cargo de su desarrollo. El problema surge cuando tales regímenes se crean y desenvuelven con “relativa ignorancia de las actividades legislativas e institucionales en los campos adyacentes de los principios y prácticas generales del derecho internacional. El resultado son conflictos entre normas o sistemas de normas, prácticas institucionales desviadas y quizá la pérdida de una perspectiva general del derecho”5.

del cumplimiento de las normas?, ¿cuál ente coordinará todos estos regímenes? Claramente no existe un Parlamento Universal ni, mucho menos, un sistema judicial con competencia y jurisdicción sobre todos los actores del sistema internacional, que puedan ejercer de cierto modo una labor de coordinación. Todo lo contrario. Los conflictos de normas son precisamente frecuentes en el Derecho Internacional. Al respecto, el Informe de la Comisión de Derecho Internacional aludido señala: “debido a la naturaleza espontánea, descentralizada y carente de jerarquía de la formación del Derecho Internacional -derecho que se forma por medio de la costumbre y el tratado- los juristas siempre han tenido que habérselas con materiales heterogéneos de diferentes niveles de generalidad y de diferente fuerza normativa”6.

Posibles causas de la fragmentación

Aunque la CDI solo aborda una de las causas de la fragmentación (los diferentes regímenes especializados del Derecho Internacional), la fragmentación también puede obedecer a otros factores, en particular a la proliferación de organismos internacionales y de mecanismos internacionales de resolución pacífica de conflictos (especialmente Cortes Internacionales). De hecho, la fragmentación solo podría materializarDe lo previamente expuesto surgen, se en el eventual caso que un conflicto entre otros, los siguientes interrogan- fuese llevado ante tribunales internaciotes ¿cuáles serían las implicaciones de nales con competencia en la controverla fragmentación para la seguridad jurí- sia, los cuales, para resolverlo, deberán dica y la implementación y exigibilidad determinar si aplican las disposiciones


¿Hacia la fragmentación del Derecho Internacional Público?

del Derecho Internacional general o de los regímenes más especializados: Si dos Cortes revisan una misma controversia, existe la posibilidad de que sus fallos sean contradictorios. Casos insignes donde se ha producido semejante dificultad son el Mox Plant y el Tadic. La cuestión de los posibles efectos ambientales del funcionamiento de la instalación nuclear “MOX Plant” en Sellafield, Reino Unido, se planteó en tres escenarios institucionales diferentes: un tribunal de arbitraje creado en virtud del anexo VII para la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar; el procedimiento de arreglo obligatorio de controversias en virtud del Convenio para la Protección del Medio Ambiente Marino del Atlántico del Nordeste (Convenio OSPAR); y el Tribunal de Justicia Europeo. Así, en este litigio, se enfrentaron las normas universales del Derecho del Mar y las normas regionales del Convenio OSPAR y de la Comunidad Europea/ EURATOM. Al respecto, el Tribunal de

Arbitraje creado en virtud del anexo VII de la Convención sobre el Derecho del Mar señaló que el Convenio OSPAR, el Tratado de las Comunidades Europeas y el Tratado del EURATOM, a pesar de contener derechos y obligaciones similares o idénticos a los establecidos en la Convención sobre el Derecho del Mar, tienen una existencia independiente de la Convención de las Naciones Unidas7; y, que la aplicación de las mismas normas por varias instituciones puede ser diversa debido a las “diferencias en los respectivos contexto, objeto y práctica prevista y posterior de las partes, y de los trabajos preparatorios”8. En palabras más sencillas, el Tribunal declaró que no podría existir uniformidad de interpretación, puesto que cada Tribunal sería libre de interpretar las mismas normas en forma diferente dependiendo del contexto sobre el cual se construyó cada uno de estos instrumentos internacionales. La CDI lo explicó con claridad: “el Tribunal de Arbitraje de la Convención sobre el Derecho del Mar reconoció que el significado de las nor-

mas y principios jurídicos dependen del contexto en que se aplican”9. A contextos diferentes, diferentes interpretaciones de la misma norma. Pero, ¿cuáles son las implicaciones de estos argumentos?, ¿prevalece el Derecho Internacional especializado (regímenes autónomos o self-contained regimes) sobre el Derecho Internacional General?, ¿pueden las partes de una controversia escoger el tribunal de su preferencia dependiendo de sus intereses?, ¿cuál fallo prevalece? La coherencia del orden jurídico internacional podría estar en juego y, por ende, su efectividad. Por otro lado, en el caso Tadic la Corte Internacional para la Antigua Yugoslavia (ICTY por su sigla en inglés), a diferencia de la Corte Internacional de Justicia, encontró que el “control general” (overall control), más que el “control efectivo” (effective control10), de una organización militar es criterio suficiente para que un Estado sea responsable

(7) MOX Plant case, Request for Provisional Measures Order, Ireland c. the United Kingdom, 3 de diciembre de 2001,Tribunal Internacional del Derecho del Mar, I.L.R., vol. 126 (2005), p. 273, para. 50. (8) Ibíd., págs. 273 y 274, para. 51 (9) Informe de la CDI, para. 12. 15


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

internacionalmente por todos los actos de dicha organización11. La Corte Internacional de Justicia, consciente del fallo de la ICTY, insistió nuevamente en su posición de control efectivo en el caso de Genocidio12. ¿Qué criterio seguir en un futuro? Si la Corte Penal Internacional tuviese que abordar un caso donde se tuviera que analizar circunstancias similares, ¿cuál de los dos criterios adoptaría? Estos claros ejemplos reflejan las preocupaciones que existen en la Academia respecto de la jurisprudencia desviada y la búsqueda del foro más favorable por las partes en una controversia. Tales comportamientos afectan seriamente la seguridad jurídica, por cuanto “los derechos y obligaciones de los sujetos jurídicos puede depender del órgano al que se recurra para reconocerlos”13. Todo lo anterior sumado al carácter anárquico del sistema internacional, donde los conflictos de interpretación de la normativa general por diferentes instituciones no pueden someterse a un sistema constitucional de revisión que culmine en una autoridad suprema. Cuando esos conflictos aparecen y se consideran un problema (lo que no siempre sucede), sólo se pueden resolver con medios legislativos o administrativos. O bien los Estados adoptan

una nueva ley que resuelva el conflicto o ternacional general, que deberá ser el bien las instituciones tendrán que coor- punto de partida y de unión entre todos dinar su jurisprudencia en el futuro14. los regímenes especializados.

¿Callejón sin salida? A pesar de lo antes expresado, muchos especialistas del área consideran que la disponibilidad de diversos tribunales internacionales y el que los Estados estén acudiendo a ellos, podrían promover seguramente el fortalecimiento del imperio de la ley (Rule of law) en las relaciones internacionales15. Los regímenes especializados en el Derecho Internacional no surgieron por accidente. Tal y como la CDI nos relata en su Informe, estos regímenes responden a nuevas necesidades técnicas y funcionales. El problema realmente surge cuando cada complejo de normas o “régimen” llega con sus propios principios, su propia forma de pericia profesional y su propia “ética”, que no coincide necesariamente con la ética de la especialización vecina […] Cuando esas desviaciones se producen o resultan generales y frecuentes, la que padece es la unidad del Derecho16. De ahí la importancia de la defensa de los principios básicos del Derecho In-

Algunas reflexiones sobre la proliferación de Organizaciones Internacionales Por último, es importante reflexionar sucintamente sobre el papel que jugaría la proliferación de Organizaciones Internacionales en la fragmentación del Derecho Internacional. Si bien existe la presunción de que esta proliferación debilitaría la unidad e integridad del Derecho Internacional, ciertos autores piensan lo contrario. Mario Prost y Paul Kingsley Clark consideran que para que esto efectivamente suceda se necesita que se cumplan los siguientes supuestos: “Primero, debe existir evidencia de duplicación o traslape en las varias competencias de las Organizaciones Internacionales. Segundo, se necesita probar que, en los eventos en que las actividades de las Organizaciones Internacionales efectivamente se traslapan, tal traslape se traduce en competencia, divergencia o conflicto. Por último, y lo más importante, las actividades rivales u opuestas deben tener algún significado normativo”17.

(10) Case Concerning Military and Paramilitary Activities in and Against Nicaragua (Merits), judgment of 27 June 1986, paras. 105 – 115. (11) Tribunal Internacional para la AntiguaYugoslavia, Sala de Apelaciones,Tadic , 15 Julio 1999 (Caso No. IT-94-1-A), paras. 97, 120, 131, 137. (12) Corte Internacional de Justicia, Case Concerning the Application of the Convention on the Prevention and Punishment of the Crime of Genocide (Bosnia and Herzegovina v. Serbia and Montenegro), 26 Febrero 2007, paras. 403-406 (13) Informe de la CDI, para. 489 (14) Ibíd., para. 52 (15) Kingsbury, Benedict, Foreword. Is the proliferation of International Courts and Tribunals a systemic problem?, International Law and Politics,Vol. 31, 1999, p. 688. (16) Informe de la CDI, para. 15 (17) Prost, Mario, Clark, Paul Kingsley; Unity, Diversity and the Fragmentation of International Law: How Much Does the Multiplication of International Organizations Really Matter?, Chinese Journal of International Law, Oxford University PressVol. 5, No. 2, 12 Junio 2006, p. 341 16


¿Hacia la fragmentación del Derecho Internacional Público?

Ilustración: Sachin Ghodke. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/sachyn

Aquí la clave está en determinar cuál es el rol de las Organizaciones Internacionales en la creación de Derecho Internacional. Para estos autores, las Organizaciones Internacionales son más formadores (shapers) que creadores (makers) del Derecho Internacional y su multiplicación, por tanto, no sería una fuente más del caos que experimenta la normatividad internacional18.

Conclusión: ¿realmente se está fragmentando el Derecho Internacional? Las anteriores reflexiones son un punto de partida para generar el debate sobre la referida fragmentación del Derecho Internacional Público. Se han presentado varias visiones, unas a favor y otras en contra. La CDI incluso ha sido consciente de la ambivalencia de este fenómeno cuando en su Informe manifestó qué “por una parte, la fragmentación crea el peligro de normas, principios, sistemas de normas y prácticas institucionales contradictorias e incompatibles entre sí. Por otra parte, refleja la rápida expansión de la actividad jurídica internacional en nuevos ámbitos y la diversificación de esos objetos y técnicas”19. Así, la fragmentación no es sino el ejemplo perfecto de la diversidad que identifica al mundo social internacional.

Así las cosas, los Estados continúan siendo los principales creadores del Derecho Internacional. En un sistema internacional donde los Estados se aferran con todo su poder a su soberanía, no podría ser de otra forma. Sin embargo, la posibilidad que la proliferación de Organismos Internacionales - especialmente de carácter regional o a cargo de la defensa y promoción de un régimen especializado (como por ejemplo el PNUMA en relación con el Derecho Internacional Ambiental)- pudiese generar conflictos normativos internacionales y fragmentación subyace, siempre y cuando se cumplan los supuestos antes Es importante destacar que el Derecho Internacional, por más que quiera evitar referidos.

su fragmentación, no puede quedarse de brazos cruzados frente a la evolución de un sistema internacional en constante cambio. Por eso, “la diversidad y el pluralismo […] no deben ser vistas como amenazas sino, más bien, como desarrollos inherentes en la naturaleza misma del Derecho Internacional”20 aunque persista el temor natural que tal diversidad lleve a su fragmentación, a la inseguridad jurídica y a la posible inhibición de la capacidad del Derecho Internacional de “fomentar la regulación pacífica de las relaciones internacionales” objeto principal de su existencia21. La ironía que presentan todas estas reflexiones es evidente: “Los logros obtenidos por el Derecho Internacional podrían ser aquellos causantes de su propia caída”22. Mas el Derecho Internacional debe estar a la altura del desafío, tomar la iniciativa, no estancarse, y asumir con valentía estos riesgos. ***

(18) Ibíd., p. 341. (19) Informe de la CDI, para. 14 (20) Prost, Clark, p. 342 (21) Ibíd., p. 342 (22) Ibíd., p. 343 17


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

La integración en tiempos

convergencia

de la Retrospectivas y perspectivas

S

desde la

Comunidad Andina Por Álvaro Alejandro Gómez Ocampo* * Álvaro Alejandro Gómez Ocampo es Primer Secretario de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia y Coordinador de Relaciones Externas de la Secretaría General de la Comunidad Andina.

oñar ha sido una manera de afrontar nuestra realidad. Los procesos de integración en América Latina han sido parte de las aspiraciones de unidad de una región que ha tratado de definirse como más que una entidad geográfica al sur del Río Bravo muy a pesar de sí misma, de su heterogeneidad y las asimetrías de sus países en la dotación de recursos, la manera de insertarse en el panorama internacional, las diversas orientaciones políticas y la concepción del papel que el Estado debe jugar como agente promotor del desarrollo, al igual que en la forma en que cada uno ha decidido asociarse entre ellos mismos.

Foto: Henk L. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/Henkster

Nota: los conceptos y opiniones del autor no comprometen la posición oficial de la Secretaría General de la Comunidad Andina ni del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

18


La integración en tiempos de la convergencia. Retrospectivas y perspectivas desde la Comunidad Andina

“Dentro de un panorama mundial cada vez más perturbado, América Latina tiene que considerar su situación con inmenso cuidado (…) y debemos interesar a todos los sectores de la opinión pública para crear una conciencia sobre los beneficios de la integración (…) Debemos estar conscientes de que estamos creando una conciencia del continente. América tiene que tener su propia política, su propia vida, su propio desarrollo; esto es cuestión esencial y así lo están entendiendo los dirigentes latinoamericanos que han venido colaborando en todo este proceso y así es necesario que se siga entendiendo”. Carlos Lleras Restrepo, Ex presidente de Colombia (1968-1972)

surge la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio -Alalc, un proyecto fuertemente promovido por Argentina, Brasil y México, al que paulatinamente se fueron uniendo otros países, incluEn un discurso pronunciado en 1984, yendo a los andinos. Carlos Lleras Restrepo, Ex presidente de Colombia (1968-1972) y uno de Desde la perspectiva teórica del razonalos promotores y fundadores del Grupo miento económico, prevalece la idea del No obstante, en los últimos dos años se Andino, afirmaba que “desde el inicio de centro-periferia, situándose en el cenha marcado una tendencia a privilegiar la integración europea, con la creación tro los países desarrollados, con altos estadios más amplios de integración y de la zona de libre comercio en Europa niveles de diversificación de la produccooperación intrarregional y se han em- y la unión económica europea, se vieron ción, innovación y exportaciones con pezado a hacer llamados para la converlas enormes ventajas que podrían deri- valor agregado; y una periferia, en la gencia del proceso andino hacia el Mervarse de una cooperación de esta clase y que se ubican los países con estructuras cosur y la Unasur. se empezó a discutir en América Latina productivas primarias, especializadas en la posibilidad de adelantar un proceso la exportaciones de insumos y producFrente a esta coyuntura, es importantos agrícolas, con bajo valor agregado y de integración”1. te revisar la pertinencia y utilidad de bajo nivel de tecnificación. la Comunidad Andina, un proceso que durante sus casi cuarenta y tres años de Los primeros avances se presentaron al El trabajo académico que se originó en existencia ha debido adaptarse a la co- inicio de la década de los sesenta, con yuntura de sus países miembros, y que la participación activa de la Comisión la Cepal contribuyó a revisar un paraha afrontado el reto permanente de de- Económica para América Latina y el Ca- digma de la economía mundial, según el mostrar sus ventajas y beneficios al igual ribe –Cepal- y una fuerte influencia de cual se consideraba que el mayor desaque su capacidad para aportar y comple- los postulados de Raúl Prebisch. Estos rrollo de los países industrializados immentar las otras instancias de integra- esfuerzos culminaron con la suscripción pulsaría un mayor nivel de intercambio del Tratado de Montevideo en el que comercial y un menor costo para los ción subregional y regional. La Comunidad Andina, que en sus orígenes fue pensada un proceso de integración subregional de carácter económico y comercial, fue ampliando paulatinamente sus ámbitos de acción a otras áreas complementarias como la integración física, el desarrollo fronterizo y los temas sociales.

Retrospectiva desde la visión de Carlos Lleras Restrepo

(1) Carlos Lleras Restrepo,“La integración andina y la creación de una conciencia americana: un mismo propósito” en Seminario sobre la participación social y política en la nueva estrategia andina de integración” (Bogotá: Junta del Acuerdo de Cartagena y Universidad de Los Andes, octubre 22 de 1984). 19


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

países en vía de desarrollo, cuando en la realidad la tecnificación y la innovación habían generado mayor valor agregado y mayores costos que eran asumidos éstos últimos. Desde la Cepal, se fomentó la implementación del modelo de sustitución de importaciones-ISI como la base del desarrollo de los países latinoamericanos, a través de un fuerte apoyo a los sectores de bienes intermedios y de capital, y en consecuencia, se estimuló el proteccionismo como un instrumento de política comercial y el papel del Estado como ente regulador del mercado. Surge así una paradoja de la integración latinoamericana, en donde las políticas proteccionistas terminan siendo un obstáculo para la propuesta de la Alalc de crear una zona de libre comercio regional; al respecto Lleras Restrepo señalaba que “más adelante, y vistos los resultados muy limitados de la Alalc, comprendimos que la integración debería realizarse […] en distintos grados, en distintos niveles y siempre concebimos la integración en el Grupo Andino como parte del gran proceso de integración latinoamericano”. El Acuerdo de Cartagena suscrito en 1969, con el que nace el Grupo Andino -también denominado Pacto Andino-, asoció a países con un nivel económico similar (Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú), todos ellos miembros de la Alalc, pero con diferencias en su estabilidad y orientación política. Los países del grupo no siempre han sido democráticos, políticamente estables ni coincidentes frente a diversos temas o actores externos. No obstante, hasta la década de los ochentas, y de acuerdo con Lleras Restrepo “los tres 20

Los países del Grupo Andino en la época de su creación Bolivia. Al igual que otros países del continente, presentaba una frecuente alternación entre gobiernos elegidos constitucionalmente y gobiernos de facto; su presidente Luis Adolfo Siles, pertenecía al Partido Social Demócrata, con una línea de pensamiento apegada a los preceptos de un estado intervencionista. Siles fue derrocado en 1969. Colombia. La década de los sesentas marcaron la consolidación del denominado Frente Nacional, caracterizado por la alternación en el poder de los dos partidos dominantes, liberal y conservador. El gobierno de Lleras Restrepo (1966-1970) se caracterizó por reformas al Estado y por la estabilización y el crecimiento de la economía. Ecuador. Una situación política opuesta a la de Colombia se vivía en el Ecuador, en donde prevalecía una gran inestabilidad de sus gobiernos constitucionales; a pesar de ello, en los últimos años de la década de los 60s se hicieron grandes esfuerzos por recuperar la confianza inversionista en este país; en 1968 asume la presidencia José María Velasco Ibarra, depuesto posteriormente en 1972. Perú. El gobierno militar de Juan Velasco Alvarado -quien había derrocado a Fernando Belaúnde Terry en 1968-, promovió la política de ISI y dispuso la expropiación de compañías petroleras estadounidenses instaladas en ese país. Chile. El gobierno de Eduardo Frei, elegido constitucionalmente en 1964, inició una serie de reformas orientadas al desarrollo de programas socio-económicos, especialmente en los sectores agropecuario, de vivienda y educación, bajo la consigna Revolución en Libertad; sin embargo, el posterior gobierno de Salvador Allende enfrentó una fuerte oposición por parte de grupos tanto de izquierda como de derecha y en 1973 fue derrocado por los militares. El nuevo gobierno, presidido por el general Augusto Pinochet, decide hacer un giro en materia de política económica dirigido al libre comercio y la apertura y que resultaba incompatible con la orientación económica de los países del Grupo Andino, lo que motivó su retiro del mismo. Venezuela. En el año en que se retira Chile ingresa Venezuela, después de haber denunciado un tratado de reciprocidad comercial que tenía con los Estados Unidos al no ser compatible con la creación del un mercado especial subregional que se buscaba con el Grupo Andino y que requería que se restringiera la entrada de mercancías de un tercer país que compitiera con los productos de sus países miembros. El gobierno del entonces presidente Rafael Caldera era favorable a la diversificación económica, el aumento de las exportaciones y a la disminución de la vulnerabilidad alimenticia, por lo que terminó privilegiando la adhesión al Acuerdo de Cartagena.

rasgos fundamentales del Pacto Andino fueron: primero, buscar una capacidad de negociación mayor; segundo, evitar la duplicación de esfuerzos por la introducción de una nueva concepción: la de

la programación sectorial de desarrollo industrial; y, tercero, aceptar dentro del movimiento de integración un trato diferencial de acuerdo con el grado de desarrollo de los participantes”.


La integración en tiempos de la convergencia. Retrospectivas y perspectivas desde la Comunidad Andina

La capacidad de negociación a la que se refería el ex presidente colombiano era en un ámbito comercial y se basaba, en parte, en la búsqueda de la conformación de un arancel externo mínimo común (AEMC), que en el caso andino estuvo previsto como una etapa previa a la adopción de un arancel externo común (AEC) y los avances en su preparación fueron lentos y se paralizaron a finales de los años setenta y gran parte de los ochenta; es a finales de ésta última década, cuando se ha superado la crisis de la deuda externa latinoamericana y se presenta una coyuntura internacional que propende hacia la liberalización del comercio; cuando la política de apertura de los países del grupo generó la necesidad de introducir cambios en las estructuras arancelarias vigentes y retomar el interés por la adopción de una AEC con características acordes con esos cambios2.

mayor carácter político, preservando su acervo comercial; aquí se adopta del nombre de Comunidad Andina y se establece su composición actual. En la década del dos mil, se intentó perfeccionar la unión aduanera, esta vez con la participación de todos los países miembros, con el reto de avanzar hacia la conformación de un mercado común y de mantener una posición conjunta en las negociaciones internacionales en curso; como la del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) –que se suspendieron en 2005 y en las que la Comunidad Andina actuó en bloque- y en el inicio de las negociaciones conjuntas de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea –en las que Colombia y Perú terminan negociando bilateralmente un acuerdo comercial.

Un hecho que empieza a determinar el rumbo de las relaciones comerciales de Es así como en 1995 Bolivia, Colom- la Comunidad Andina hacia el exterior bia, Ecuador y Venezuela adoptaron un es la adopción de la Decisión 598 de AEC3, configurando una unión adua- 2004, mediante la que los países miemnera imperfecta, en virtud de los trata- bros establecen la libertad para negociar mientos especiales requeridos por cada acuerdos bilaterales con terceros, figuuno, y sin la participación del Perú –país ra adoptada por Perú y Colombia en la que en 1993 se había marginado de sus negociación de sus Tratados de Libre obligaciones comerciales en el marco Comercio con los Estados Unidos y con del Acuerdo de Cartagena, hasta 1997 la Unión Europea, y que en la práctica que se reintegra y entra a hacer parte redujeron las posibilidades reales de nede la zona de libre comercio y aunque gociación en bloque hacia el futuro. preserva su autonomía sobre su política Posteriormente, en 2007 se suspendió arancelaria-. la normatividad comunitaria sobre el Paralelo a la evolución de la política arancel externo común por solicitud del Ecuador, país que adujo encontrarse arancelaria, es importante mencionar implementando cambios en sus políticas que en 1996 los países miembros introarancelarias que se alejaban de lo hasta dujeron reformas al Acuerdo de Cartaentonces acordado por el grupo; esta gena, con el fin de adaptarlo a la nueva suspensión del AEC se ha venido prorealidad de la región y dotarlo de un rrogando y se encuentra vigente hasta diciembre de 2014. (2) Fuente: www.comunidadandina.org/comercio/union.htm

La Comunidad Andina es una organización internacional con personería o personalidad jurídica internacional conformada por los cuatro países miembros (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) y por los órganos e instituciones del Sistema Andino de Integración (SAI) que se pueden clasificar así: los órganos decisorios son el Consejo Presidencial Andino, el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, y la Comisión –que reúne a las autoridades en materia de comercio-. El órgano ejecutivo de la Comunidad Andina es la Secretaría General – que tiene sede en Lima-; el órgano jurisdiccional es el Tribunal de Justicia, con sede en Quito; y el órgano deliberativo es el Parlamento Andino, con sede en Bogotá. Por su parte las instituciones consultivas que se encuentran activas en este momento son el Consejo Consultivo Empresarial, el Consejo Consultivo Laboral, el Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas, y la Mesa de Pueblos Afro-descendientes. Las instituciones financieras son la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Fondo Latinoamericano de Reservas (Flar). La entidad educativa es la Universidad Andina Simón Bolívar, con sedes en Bolivia y Ecuador; y, finalmente, se encuentra el Organismo Andino de Salud Convenio Hipólito Unanue (Oras-Conhu), con sede en Lima.

(3) Decisión 370 de 1995. 21


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Desde otro ámbito, la Comunidad Andina ha tenido que afrontar situaciones críticas como fue el retiro de Venezuela en 2006 y la ruptura de relaciones entre Colombia y Ecuador, pero al mismo tiempo logró diversificar su agenda, procurando hacer de la integración un proceso más comprehensivo, inclusivo y participativo.

so andino, el mercado subregional sigue siendo muy importante para los países miembros, gracias a las ventajas ofrecidas por la cercanía geográfica –que actúa como un facilitador natural del comercio- como por el carácter supranacional de la normativa andina y sus sistemas de solución de controversias.

En una coyuntura difícil, los cuatro países miembros pudieron acordar la Agenda Estratégica Andina (AEA) en el año 2010, en la que se plasman doce áreas de acción sobre las que existe consenso y la voluntad política para avanzar, a saber: participación ciudadana; política exterior común; integración comercial y complementación económica, promoción de la producción, el comercio y el consumo sostenibles; integración física y desarrollo de fronteras; desarrollo social; medio ambiente; turismo; seguridad; cultura; cooperación; integración energética y recursos naturales; y desarrollo institucional de la Comunidad Andina. Así mismo, en 2011 se logró culminar un Plan de Implementación de la AEA en el que se especifican acciones y se establecen plazos para su ejecución. Esta es la máxima expresión de un cambio de paradigma que se ha denominado la “integración integral”.

Es por ello que, al margen de la no existencia de un arancel externo común, la Comunidad Andina tiene el potencial de servir de marco para sostener el crecimiento económico, preservar y generar nuevas fuentes de empleo, impulsar políticas para el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, facilitar los flujos de comercio, y para desarrollar actividades conjuntas de promoción comercial tanto al interior del grupo como hacia el exterior, mediante la participación conjunta en ferias internacionales y la penetración de mercados no tradicionales.

Subregiones, Mecanismos de Integración y Convergencia

Sin embargo, dicho crecimiento económico sigue estando basado en la demanda de materias primas y productos primarios de Asia, y al interior de la región continúan persistiendo las asimetrías entre los países. En medio de su propia heterogeneidad, en América Latina existen subregiones cuya caracterización se configura por factores adicionales a los geográficos, entre los que se encuentran el idioma, los procesos de colonización y descolonización, el interés nacional y las visiones particulares sobre la inserción y el liderazgo dentro de la comunidad internacional, la distribución de recursos naturales, la forma de relacionarse con terceros y con los centros de poder político y económico como los Estados Unidos, Europa y ahora con el Asia, los procesos de inmigración y el grado de mestizaje, entre otros. De esta conjugación de factores se generan vínculos, identidades y diferencias que configuran las subregiones fácilmente reconocibles: Centroamérica, Foto fuente: http://www.sxc.hu/profile/kliverap

En una coyuntura internacional bastante diferente a la de la década de los ochenAunque el comercio dejó de ser el único ta, en la que la crisis económica ha tepilar bajo el que se sustentaba el proce- nido su origen en los países del norte

y no en los del sur -antes denominados ‘periféricos’-, la región latinoamericana se ha visto beneficiada por haber aprendido las lecciones de sus crisis pasadas, tener un sistema financiero mejor regulado, y un crecimiento económico sostenido.

22


La integración en tiempos de la convergencia. Retrospectivas y perspectivas desde la Comunidad Andina

el Caribe y dentro de Suramérica el eje suramericano… En ese sentido y ante la conformado entre Argentina y Brasil y el invitación del Mercosur de que Ecuador otro entre los países andinos del norte. pase a ser miembro pleno del Mercosur, Ecuador asume esa propuesta y señala su Lo anterior puede ayudar a explicar la voluntad política de ser miembro pleno abundancia de mecanismos de integra- del Mercosur. Creemos que este paso ción, concertación, cooperación y diá- consolida la integración de la América logo político en toda América Latina, del Sur”5. muchos de ellos con objetivos iguales o similares, y por lo tanto, la común ocu- Por su parte, en el mismo evento, el Prerrencia de duplicidad de esfuerzos que, sidente del Ecuador, Rafael Correa, maentre otras razones, ha motivado los lla- nifestó que desde el Ecuador se cree que mados a la convergencia de los mecanis- “que la integración económica y comermos subregionales en otros procesos de cial suramericana debe necesariamente integración más amplios como la Una- hacerse a través de la convergencia de sur y la Celac. los dos logros subregionales: CAN y Mercosur”; el mandatario ecuatoriano Es así como en el marco de la Reunión también indicó que es necesario llevar Extraordinaria del Consejo Presidencial a cabo un proceso de armonización enAndino celebrada el 6 de noviembre tre la CAN y el Mercosur y advirtió que de 2011 en Bogotá, los Jefes de Estado éste no es un proceso sencillo debido a solicitaron al Secretario General de la que “la visión comercial de Mercosur no Comunidad Andina que conjuntamente sólo no coincide con la visión comercial con la Secretaría General del Mercosur de algunos miembros de la Comunidad y la Secretaría General de la Unasur, se Andina sino que probablemente son ex“identifiquen elementos comunes, de cluyentes (…) es innegable que existen complementariedad y diferencias con países que tienen otra visión con absomiras a una futura convergencia de los luto derecho en uso de su soberanía, de tres procesos”4. su capacidad de decisión, de su autodeterminación, y esto hace muy difícil la De manera particular, el Ecuador ha convergencia al menos en este aspecto sido el país que de forma enfática ha de CAN y Mercosur a ese nuevo univermanifestado su visión de avanzar hacia so integrador que es la Unasur”6. una convergencia de la CAN -con el Mercosur- en la Unasur. Al respecto, El discurso de la integración latinoaen el marco de la Cumbre del Mercosur mericana no es nuevo ni mucho menos celebrada en Montevideo, Uruguay, el reciente; sus orígenes se remontan a la 19 y 20 de diciembre de 2011, el viceépoca de las independencias y recurrencanciller ecuatoriano, Kintto Lucas, expresó lo siguiente: “Vemos necesario una temente ha estado asociado tanto a los confluencia de la Comunidad Andina y el anhelos por un mayor nivel de desarroMercosur, y para fortalecer ese proceso llo como a una diferenciación y/o reicreemos importante y fundamental con- vindicación frente a poderes hegemónisolidar estratégicamente un Mercosur cos, bien sean países o instituciones.

Hay que tener en cuenta que en el caso de la Comunidad Andina el Acuerdo de Cartagena plantea como objetivos primordiales “promover el desarrollo equilibrado y armónico de los Países Miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación económica y social; acelerar su crecimiento y la generación de ocupación; facilitar su participación en el proceso de integración regional, con miras a la formación gradual de un mercado común latinoamericano. Asimismo, son objetivos de este Acuerdo propender a disminuir la vulnerabilidad externa y mejorar la posición de los Países Miembros en el contexto económico internacional; fortalecer la solidaridad subregional y reducir las diferencias de desarrollo existentes entre los Países Miembros. Estos objetivos tienen la finalidad de procurar un mejoramiento persistente en el nivel de vida de los habitantes de la Subregión”7. La vocación hacia la integración latinoamericana ha estado siempre presente en el proceso andino y, en este sentido, habría que contar como aportes los casos de las instituciones que nacieron en el seno de la CAN y que de acuerdo con su razón de ser han expandido su membresía y su campo de acción, como son los casos de la Corporación Andina de Fomento (CAF), del Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) y, en cierta medida, del Organismo Andino de Salud. Ahora bien, entre 2005 y 2006 las Secretarías Generales de la Comunidad Andina, el Mercosur y la Aladi, participaron activamente en la elaboración de un proyecto de visión compartida de los organismos regionales y subregionales

(4) Declaración de Bogotá, Reunión Extraordinaria del Consejo Presidencial Andino, 8 de noviembre de 2011. En www.comunidadandina.org (5) Intervención delVice Ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, Kintto Lucas, ante la XLII Reunión del Consejo del Mercado Común, Montevideo, 19 de diciembre de 2011. (6) Ibíd. 23


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

de integración para la construcción de la Comunidad Sudamericana de Naciones, que posteriormente derivó en la creación de la Unasur. Así mismo, las tres Secretarías Generales realizaron un taller de trabajo sobre “Temas Jurídico Institucionales de la Convergencia Suramericana” y, en ese mismo período, se completó la asociación recíproca Comunidad Andina – Mercosur con la que cada organismo reconoce como estado asociado a los estados parte del otro.La creación de la Unasur en 2008 como un foro de diálogo político con un formato ágil, sin burocracia, y con una respuesta rápida frente a diversas crisis sucedidas los últimos tres años, ha contribuido a generar un clima de confianza entre los países de la región necesario para avanzar en diversas iniciativas desde sus 7 Consejos Sectoriales (desarrollo social; salud; infraestructura y planificación; energía; defensa; educación, cultura, ciencia, tecnología e innovación; y, economía y finanzas) logrando también adquirir una visibilidad y percepción bastante positiva de este mecanismo. Sin embargo, se debe ser cauto frente a tres aspectos: El primero, es sobre un crecimiento exagerado de las actividades que se quieran emprender en el marco de la Unasur, y que podría conllevar a que ésta empiece a demandar una mayor dotación de recursos financieros, materiales y humanos, y a afrontar mayores presiones para satisfacer el interés nacional de cada uno de sus miembros. El segundo, es el tema de las asimetrías, pues cuando se suman las estadísticas de todo el continente suramericano las cifras son inspiradoras: un territorio de

17.8 millones de km², una población cercana a los 400 millones de habitantes; un PIB de USD 1,939,192; y una inversión extranjera neta (IED) de USD 55,632 millones; pero las diferencias entre países siguen siendo enormes; por ejemplo, de los indicadores descritos anteriormente, la mitad en cada uno de ellos la aporta un solo país: Brasil; el 70% del PIB suramericano es generado por dos países: Brasil y Argentina; el 80% de las reservas de petróleo de la región se encuentra en Venezuela; Brasil acapara el 66% de la IED, y Argentina, Chile y Perú otro 33.6%8.

El tercero es sobre la manera en que se puede lograr una convergencia de los mecanismos subregionales de integración y que no se trata simplemente de un ejercicio de sumas, sustracciones o fusiones, por varias razones: 1) Hay objetivos de la integración que no son viables en el corto o mediano plazo a nivel continental, pero que si pueden serlo a nivel regional, dependiendo de la forma como los países se beneficien de la acción colectiva. Por ejemplo, resulta más fácil adoptar políticas conjuntas para prevenir o mitigar los efectos de la crisis financiera internacional -un tema que afecta a todos los países del continen-

te- y en los que las acciones de prevención y reacción colectiva pueden ser ejecutadas rápidamente. Por el contrario, resulta difícil negociar una zona de libre comercio continental perfecta, porque las asimetrías son grandes y existe un evidente costo político y económico en virtud de ciertos sectores vulnerables o que en razón a un interés nacional deban ser protegidos. 2) La institucionalidad es un patrimonio útil y difícil de construir. Las instituciones técnicas son un apoyo importante en la construcción de consensos y en la ejecución de las acciones. Su existencia es o debe ser una garantía de imparcialidad para los países miembros, y su eficiencia no depende de sí mismas, sino de la voluntad política que tengan los países para avanzar en una determinada dirección. 3) Los costos de eliminar un mecanismo y/o sus instituciones pueden ser mayores que el costo de no tenerlos. Al menos, bajo el principio de que la autarquía en relaciones internacionales es una utopía, las relaciones entre países siempre van a existir, con encuentros y diferencias, y siempre existirá un costo por asumir, medible en términos de recursos. El ejercicio que usualmente no se hace es la medición de los ahorros que las instituciones y sus instituciones generan; por ejemplo, en el caso de un sistema de solución de controversias, el solo hecho de que exista una normativa supranacional que puede ser aplicada por un juez local y un órgano jurisdiccional de última instancia, de por sí ya es una garantía de ahorro para las partes en litigio, en tanto no tienen que acudir a otras soluciones mucho más engorrosas. 4) Desde el punto de vista legal, cada país y cada grupo tiene un entramado jurídico y unos intereses políticos que

(7) Acuerdo de Cartagena, Capítulo I “Objetivos y Mecanismos”, Artículo 1, en http://www.comunidadandina.org/normativa/tratprot/acuerdo.htm 24


La integración en tiempos de la convergencia. Retrospectivas y perspectivas desde la Comunidad Andina

comprometen tres niveles: el nacional, el subregional, y el extra-regional, que no siempre son compatibles cuando se tiene la intención de negociar un tema. Aunque en el derecho se aplica el principio de que ‘las cosas se deshacen como se hacen’, la eliminación de un marco jurídico supranacional representa un gran esfuerzo que en virtud de varios factores puede conducir al mismo punto de partida. Por ejemplo, la salida de Venezuela de la Comunidad Andina obligó a los países a negociar bilateralmente acuerdos de comercio sustitutivos; mientras se produjo dicha negociación Venezuela aplicó con cada parte lo mismo que contemplaba la norma andina, y el resultado de los nuevos acuerdos ha sido similar a lo que se tenía en 2006 cuando el Gobierno de Caracas denunció el Acuerdo de Cartagena, probablemente porque el interés nacional de los cinco países no ha variado mucho frente a los sectores que considera importante defender.

¿Cómo debe trabajarse y lograrse esta convergencia? Esta es una pregunta que los países y los organismos comprometidos deben responder y asumir sin demoras pero de manera pausada y responsable. Como lo advirtiera el Ex presidente Carlos Lleras Restrepo en su discurso de 1984, el de la integración no es un proceso fácil y no se puede esperar que en América Latina no se tengan obstáculos y dificultades; lo importante, de acuerdo con Lleras, es adquirir la consciencia de que éstos son propios de todo proceso integracionista y de habrá permanentemente diferentes intereses económicos que será necesario conciliar.

La convergencia debe tomarse para el beneficio de todos los países al igual que en beneficio de los mecanismos de integración subregional, lo que puede lograrse a través de la especialización en temas de acuerdo al grado de consenso que se identifique. En este sentido, los temas de mayor consenso son susceptibles de converger en estadios ampliados de integración como la Unasur o la Celac, y los asuntos donde primen caracterizaciones subregionales pueden seguir manejándose en el ámbito de los mecanismos y organismos subregionales respectivos.

A manera de conclusiones El llamado a la convergencia no da espera ni tampoco hacerse con prisa; debe ser un trabajo conjunto, coordinado y transparente; debe realizarse basado en la búsqueda de la eficiencia de los recursos de los países y de los mecanismos e instituciones de integración de la región.

Las asimetrías son el mayor reto por superar en la subregión andina, en el continente suramericano y en toda la América Latina; por ello, la convergenEl diálogo sobre convergencia debe cia debe tener en cuenta el criterio de la apuntar a la eficiencia y a evitar la du- especialización, determinando quien es plicidad de funciones. Para ello, se re- más apto para liderar un tema y cuál es quiere mayor comunicación e intercam- escenario es más propicio para el diálobio de información sobre los planes y go político y los compromisos que éste programas de acción de los mecanismos esfuerzo implica. regionales, de tal forma que se facilite la identificación de áreas donde se pueda El proceso de convergencia debe tomaraprovechar mejor los recursos dispo- se como una oportunidad para que los nibles y en las que sea posible generar mecanismos subregionales maximicen su capacidad de aportar a los estadios sinergias. ampliados de la integración. “Unidos Los países también deben darle espa- seguimos siendo más que separados” cio a los organismos técnicos de los manifestó en 2003 el entonces Secremecanismos subregionales, facilitando tario General de la Comunidad Andina, su participación en las reuniones de Guillermo Fernández de Soto, al claulos Consejos Sectoriales y Cumbres de surar el Consejo Presidencial Andino de Unasur, tanto como observadores al Quirama. igual que como instancias de apoyo y coordinación. Es necesaria la partici- Su frase hoy más que nunca está vigenpación de todos los mecanismos de in- te y acorde con el anhelo de la unidad, tegración subregional y regional; cada la integración y la convergencia, para uno de ellos tiene una experiencia, una que los sueños del desarrollo andino, visión y un legado que compartir y con suramericano, pasen a ser una realidad, nuestra realidad. los cuales realizar su aporte. ***

(8) Anuario Estadístico de América Latina y el Caribe (CEPAL, 2011). 25


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

El desarrollo

derecho humano y los pueblos autóctonos de como

la Amazonía fronteriza

¿

Por: Germán Federico Grisales Jiménez* *Germán Grisales es Consejero de la Carrera Diplomática de Colombia, en donde se ha desempeñado como Cónsul en Tabatinga (Amazonía del Brasil), y Encargado de Negocios en Jamaica. Actualmente es el Punto Focal de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica en la Dirección de Soberanía Territorial y Desarrollo Fronterizo del Ministerio. Es Sociólogo, Arquitecto, Ph. D. en Antropología Social de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París - EHESS, Magister en Etnología, Magister en Análisis de Problemas Políticos, Económicos e Internacionales Contemporáneos; Especialista en Filosofía de la Educación, investigador con su tesis de Maestría en Filosofía, aprobada. Es profesor e investigador en reconocidas universidades colombianas. Autor de varios libros sobre la historia de la Amazonía y es miembro del grupo de investigación, Etnología y Lingüística Amazónica de la Universidad Nacional.

Cómo se construye un derecho humano?, ¿es el Derecho al Desarrollo positivo e histórico

26

Foto: Alisson Ferreira. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/amferreira

o inmanente a la naturaleza humana? Esta discusión, que ha perseguido al conjunto de los derechos humanos desde los albores de los tiempos modernos, nos obliga a reflexionar hoy sobre el método de construcción de un valor que al final se transforma en universal pero que es construido, en realidad, por personas de carne y hueso, cada una con su carga cultural y las limitaciones históricas de su tiempo. Igualmente, nos obliga a reparar en las modificaciones constitucionales que en algunos países de América Latina se están llevando a cabo con la recuperación de conceptos indígenas que son usados para darle una dirección más acorde a su implementación mediante valores muy profundos de los pueblos originarios. Dos ideas subyacen en el Derecho al Desarrollo: el papel central del Estado en la construcción de la felicidad y la esencialidad de la cooperación internacional en la reducción o solución de la inequidad. En el fondo, la aplicación de este derecho se encuentra permeada por la visión diferente que existe entre la tradición de pensadores de la filosofía política contemporánea y la más reciente descripción de las sociedades desde el punto de vista de la antropología política. Su validez deontológica, es decir como concepto guía de lo justo y adecuado para el mundo, forma parte de una gran discusión que atraviesa a la filosofía. Y, la plena efectividad de aquél derecho se muestra en toda su complejidad en contextos multiculturales y transfronterizos como los de la Amazonía.


El desarrollo como derecho humano y los pueblos autóctonos de la Amazonía fronteriza

ca de Max Weber, Talcott Parsons y R. K. Merton, influidos por una idea de Emilio Durkheim, cuyo pensamiento novedoso consistió en que más allá de lo individual existía algo que era social, La transformación del concepto de de- el hecho, susceptible de ser estudiado sarrollo en un derecho humano en di- como una substancia aparte de lo indiciembre de 19861, mediante una Decla- vidual. ración del Sistema de Naciones Unidas, nos brinda una lección acerca de la ma- En el pensamiento indígena tradicional, nera tan humana en que se puede cons- vale la pena acotar, la sociedad tiene nitruir un Derecho Humano. veles verticales, mundos subterráneos, inframundos, supramundos, seres que A diferencia de lo que se creería, el conviven en distintos planos o con disDerecho al Desarrollo no fue precisa- tintas características, es decir, tal sociemente consensual al momento de ser dad es imaginada de manera diferente. votado en la Asamblea General de la Si el progreso había sido una idea antiONU: Estados Unidos votó en contra gua y clásica – convertida en un ícono y nueve países europeos se abstuvieron durante el siglo XVIII-, la sociedad de por razones ideológicas. Muchas manos manera moderna fue reinventada por la participaron. Pero fue construido, esen- tradición sociológica estructural-funcialmente, por un equipo de veintiún cionalista, como algo dividido en áreas: técnicos cada cual en representación de lo político, lo social, lo económico y lo los Estados nacionales que se atribuían cultural. Y por ello, no es extraño que la vocería de más de cuatro mil millones se interprete el bienestar de un conglode seres humanos, incluidos incontables merado humano que debe tener garanpueblos autóctonos, indígenas y triba- tizados sus derechos políticos, sociales, les; algunos ni siquiera contaban en sus económicos y culturales, a través de la lenguajes con el concepto de desarrollo. palabra desarrollo que como valor absoEse equipo técnico transfirió, discreta- luto es incluso más joven; nació, según mente, mediante un complejo sistema las enseñanzas de Gilbert Rist, en 1949, de negociaciones, la autoría a la Asam- con el famoso punto IV del discurso a la blea de la ONU, el mayor laboratorio nación, pronunciado por el Presidente deontológico del mundo actual. Truman2. Cada etapa de la construcción de ese derecho, en el campo de la Ese derecho rápidamente se convirtió historia de las ideas, tiene un origen hisen desarrollo político, económico, so- tórico muy preciso: el lapso comprendicial y cultural marchando de consuno do entre el nacimiento de la disciplina con la división de la estructura social sociológica -con Comte y Durkheim construida por la tradición sociológi- junto a su evolución-, el momento del

El nacimiento oficial de un derecho humano en la ONU

nacimiento de la Carta Universal de los Derechos Humanos de 1948 y el del discurso de Truman, un año después. Antes de ello, podía desarrollarse, crecer, desplegarse en todo su potencial una ecuación o cualquier otra cosa, pero no la sociedad entera como hoy se presume, a través de ese concepto convertido en derecho humano. Y si alguien expresara que no cree en el desarrollo como valor universal, seguramente sería mirado con un asombro cercano a la burla, excepto si se tratara de un filósofo provocador.

La definición del desarrollo en la Declaración del Derecho al Desarrollo En 1986, este concepto sería definido casi de una manera similar a aquella en que se entendía el progreso en el siglo XVIII3 como un “proceso global, económico y social, cultural y político con miras a mejorar sin cesar el bienestar del conjunto de la población y de todos los individuos, sobre la base de su participación activa, libre y significativa en el desarrollo y sobre la base de su participación equitativa en los beneficios que de él se desprenden”. Sería, en sí, una promesa de la modernidad que no vislumbraría aún la complejidad de los contextos multiculturales y de las diferentes representaciones mentales de los pueblos para lograr la felicidad.

(1) Resolución 41/128 de diciembre de 1986. (2) El punto IV de aquel famoso discurso dividía a la humanidad en dos clases de países, los desarrollados y los subdesarrollados.Truman proponía implícitamente una solución: reproducir las condiciones de los países que habían avanzado, mediante la industrialización, la técnica, la modernización de la agricultura, la urbanización, el crecimiento de la producción material, la modernización de los valores, es decir el cambio social del cual provendría el aumento en el nivel de vida, el bienestar. Hoy, si esta solución se pusiera en práctica, sería irónicamente el fin de los Pueblos Autóctonos. (3) Avance sin cesar del bienestar hacia lo mejor.“Una marcha hacia delante que garantiza un incesante bienestar a cada paso que da”, como lo definiera Robert Nisbet. Progreso en el lenguaje filosófico significa, según el Gran Diccionario de P. Larousse, 1982: 224,“la marcha del género humano hacia la perfección y hacia la felicidad. La humanidad es perfectible y va de menos a más, de la ignorancia a la ciencia, de la barbarie a la civilización”. 27


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

El nacimiento ideológico del Derecho al Desarrollo

tal le fuera negado a los países pobres dad frente a la naturaleza. De manera con base en un argumento ambiental. sintética, en aquel entonces, esto era lo Por ello, al calor de la repercusión de más característico de su ideario: la Conferencia de Estocolmo, realizada El desarrollo como derecho humano, - La persona humana es el sujeto en 1972, afirmaría: “Si para preservar el en verdad, nació en África. Y, particucentral del desarrollo y debe ser el partimedio ambiente debo darle menos pan larmente, en la Conferencia Económica cipante activo y el beneficiario del Derea los argelinos, entonces estoy en condel Grupo de los 77; fue atribuido a una cho al Desarrollo7. tra del medio ambiente”. También fue propuesta de Doudou Thiam, Ministro - Existe la necesidad de un nuevo apropiado por los juristas de los Estados de Relaciones Exteriores de Senegal, orden económico internacional8. pobres, y por algunos antropólogos latiquien entonces proclamaba la necesidad - El Derecho al Desarrollo implica noamericanos que construirían gradualde crear este nuevo derecho, denomila realización del derecho de los pueblos mente el concepto de “etnodesarrollo”4 nado desarrollo, como reivindicación a la libre determinación9. en un intento artificial de fundir dos de los países pobres frente al bienestar - El Estado tiene un rol central en categorías profundamente históricas y alcanzado por los países colonialistas e la construcción y garantía de las condifalsificadas: la etnia y el desarrollo.5 industrializados de entonces. ciones del desarrollo. Tiene el deber de crear condiciones favorables al desarrollo de los pueblos y las personas. Sin embargo, adquirió una gran curio- Las ideas implícitas en el - La igualdad de oportunidades sidad en la doctrina jurídica europea desarrollo como derecho para el desarrollo es una prerrogativa cuando el abogado y filósofo africano humano tanto de las naciones como de los indiviKeba M’baye realizó su lección inauduos que componen las naciones. (Preámgural en el Instituto Internacional de bulo). Derechos del Hombre en Estrasburgo, El Derecho al Desarrollo no constituía - Los Estados tienen el derecho y el un enunciado simple. En sí mismo, traía Francia, en 1972. deber de formular políticas de desarrollo una serie de afirmaciones dadas por nacional adecuadas con el fin de mejorar Rápidamente fue apropiado por el Mo- irrefutables y universales, ratificando la constantemente el bienestar de la poblavimiento de Países No Alineados, que legitimidad del orden internacional función entera y de todos los individuos sobre por esa época exigía un nuevo orden damentado en la figura de los Estados, la base de su participación activa, libre económico internacional, por algunos la defensa de su soberanía y la integriy significativa en el desarrollo y en la países africanos que planteaban una dad de su territorialidad. Poseía tantas equitativa distribución de los beneficios propuesta inédita “¿por qué negarnos el limitaciones al momento de su naciresultantes de éste10. confort que otras sociedades obtuvie- miento, que ni siquiera revelaba nada de - Los Estados tienen el deber de ron?”, por Presidentes como H. Bou- lo que un año más tarde traería el Inadoptar, individual y colectivamente, memedien, que se rebelaban incluso ante forme Brundtland6, la solidaridad entre didas para formular políticas adecuadas la posibilidad de que el bienestar otor- generaciones llamada sostenibilidad en de desarrollo internacional a fin de facigado por el desarrollo al estilo occiden- nombre de los derechos de la humani(4) Guillermo Bonfil Batalla, 1982:“El Etnodesarrollo: sus premisas jurídicas, políticas y de organización”; América Latina: Etnodesarrollo y Etnocidio: 133-145. Ediciones FLACSO. (5) En el trabajo de campo de la antropología realizado en África, la invención de la “etnia” sirvió para restarle la denominación de nación a pueblos que no contaban con Estado, especialmente en los tiempos de la Antropología Social Inglesa. (De aquí han derivado palabras como etnoeducación, etnomedicina, etnonacionalismo, etc.). (6) Desarrollo sostenible: «Aquel que responde a las necesidades del presente sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras puedan responder a las suyas». (7) Art. 2, N° 1. Declaración del Derecho al Desarrollo. (8) Art. 3, N° 3:“(…) Los Estados deben realizar sus derechos y sus deberes de modo que promuevan un nuevo orden económico internacional basado en la igualdad soberana, la interdependencia, el interés común y la cooperación entre todos los Estados, y que fomenten la observancia y el disfrute de los derechos humanos”. (9) Se entiende como el derecho de disponer de sí mismos y de tener soberanía sobre sus riquezas y recursos naturales pero en la condición de Estado-Nación, en la que usualmente un pueblo o nación unificada cuenta con un Estado y esas riquezas son administradas por éste, que representa a la Nación, y no por los miembros directos de esa Nación. (10) Art. 2, N° 3. Declaración del Derecho al Desarrollo. 28


El desarrollo como derecho humano y los pueblos autóctonos de la Amazonía fronteriza

litar la plena realización del Derecho al Desarrollo11. - Los Estados tienen el deber de cooperar entre sí12. - Los Estados deben adoptar, en el plano nacional, todas las medidas necesarias para la realización del Derecho al Desarrollo y garantizarán, entre otras cosas, la igualdad de oportunidades para todos en cuanto al acceso a los recursos básicos, la educación, los servicios de la salud, los alimentos, la vivienda, el empleo y la justa distribución de los ingresos13. - Los Estados deben reorientar los recursos que se utilizan en la guerra hacia el desarme y la paz. - Los Estados tienen el deber de promover los derechos humanos y la eliminación de los obstáculos que los impiden. - Los Estados tienen el derecho de actuar en contra de las amenazas contra la soberanía, la unidad de la nación y la integridad territorial. - Nada de lo dispuesto en la presente Declaración debe ser interpretado en menoscabo de los propósitos y principios de las Naciones Unidas, ni en el sentido de que cualquier Estado, grupo o persona tiene derecho a desarrollar cualquier actividad o realizar cualquier acto cuyo objeto sea la violación de los derechos establecidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos14.

Rápidamente este derecho concebido así demostró ser superado por varias situaciones históricas: la conciencia creciente de que el planeta se encontraba en riesgo, que lo obligó en los años siguientes a ser concebido como Derecho al Desarrollo Sostenible; la percepción colectiva de que el mundo debía ser concebido de manera multiétnica o multicultural –ante el gran número de grupos autóctonos que la misma ONU encontró-, lo que lo transformó en Derecho al Desarrollo Sostenible y Multicultural, y la facilidad con la que Estados aparentemente sólidos y estables fluidamente terminaron perdiendo sus fronteras, las modificaron o las hicieron desaparecer, como sucedió a partir de la década de los noventa con la antigua Yugoeslavia, la antigua URSS y tantas naciones nuevas que surgieron por razones esencialmente políticas acompañadas de la reinvención de sus mitos de origen nacional.

Pero, el grupo de trabajo sobre poblaciones autóctonas de Naciones Unidas descubriría que requería de una redefinición de los contenidos y que se trataba de un número descomunal lleno de gente diferente, difícil de clasificar: 300 millones de seres humanos, repartidos en 5 mil grupos, distribuidos en 70 países. No era nada fácil definir el “bienestar” para cada uno de estos miembros de la comunidad. ¿Quién finalmente y de manera legítima podía definir “la vida buena”, la felicidad, hacia la cual debía volcarse el desarrollo entre tantas culturas específicas? No era nada fácil, a menos que se transformase en un concepto vacío de contenido, abierto a que cada cultura lo definiera.

Si el desarrollo llevaba a un fin y la humanidad contaba con la capacidad de perfeccionarse a través del desarrollo o del progreso en la medida en que pasaba el tiempo (es decir, la historia), algunos A partir de los años ochentas del siglo filósofos, como Gianni Vattimo, comenXX, implícitamente se extendería des- zaron a proponer que “la crisis de la idea de la ONU la posibilidad de entender el de la Historia llevaba consigo la crisis de desarrollo como “aplicable” de manera la idea de progreso; y si no había un dediferenciada a la vida de los pueblos au- curso unitario de las vicisitudes humatóctonos. Es decir, estos grupos podían nas, no se podría sostener siquiera que acceder a “su propio” desarrollo, si se avanzaban hacia un fin, que realizaban acomodaba éste a su condición particu- un plan racional de mejora, de educalar. La única condición consistía en que ción o de emancipación”15. se realizara con su consentimiento o de acuerdo con sus pautas culturales.

(11) Art. 4, N°1. Declaración del Derecho al Desarrollo. (12) Art. 4, N° 2. Declaración del Derecho al Desarrollo y Art. 6 N° 1, de la misma. (13) El artículo 8, N° 1 sigue así:“Deben adoptarse medidas eficaces para lograr que la mujer participe activamente en el proceso del desarrollo. Deben hacerse reformas económicas y sociales adecuadas con objeto de erradicar todas las injusticias sociales.” (14) Art. 9, N° 2. Declaración del Derecho al Desarrollo. (15) GianniVattimo,“Postmodernidad, ¿una sociedad transparente?” En:Varios, En torno de la Posmodernidad. Madrid: Anthropos, 1994, p.11. 29


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

La difusión universal del Derecho al Desarrollo

de definir los indicadores de bienestar de acuerdo con su tradición institucional pero sin renunciar a lo gaseosamente sostenible, hasta que se enfrentó a la diGradualmente, se apropiarían de la idea versidad cultural. de desarrollo sostenible como valor absoluto las instituciones multilaterales, el Banco Mundial, los gobiernos, los inte- El Derecho al Desarrollo lectuales y las ONG incluso en la Ama- en algunos países con zonía. Pero la idea de desarrollo que tanto prometía como sostenible perdió un gran componente buena parte de su sentido alternativo indígena, tribal o cuando los países industrializados más emisores terminaron no comprome- autóctono tiéndose a cumplir con metas precisas en la lucha contra la emisión del car- Gradualmente, algunos Estados –con bono y, por tanto, contra el cambio cli- abundante población originaria- han comático, a lo largo del camino que llevó locado a la cabeza del desarrollo nuevos desde Kioto hasta Durbán. principios éticos o conceptos guías. Dos

Ñandereko (vivir armoniosamente), Teko Kavi (vida buena) Ibi Maraei (tierra sin mal, tomado de la tradición mítica tupi- guaraní), así como Chapaj Ñan (camino o vida noble). A su vez, Ecuador apeló a la tradición kichwa. Hizo surgir un concepto rector, “Sumak Kawsay” (el buen vivir), como objetivo fundamental de la planificación del desarrollo nacional, la erradicación de la pobreza, la promoción del desarrollo sustentable y la redistribución equitativa de aquél en el artículo 2, numeral 5 de la Constitución del año 2008. Se trataba de re-significaciones del concepto de desarrollo en un contexto global en el que era muy difícil “oponerse” al desarrollo pero fácil apelar a la cultura ancestral. Sólo el futuro dirá qué será de ellas. Y si las constituciones occidentales clásicas colocaban en el centro de los derechos al hombre, en estas, la naturaleza se convirtió también en un sujeto de derechos como en el artículo 10 de la Constitución ecuatoriana donde aparece adicionalmente un conjunto de derechos pioneros: al agua, al acceso seguro y permanente a alimentos sanos, suficientes y nutritivos (surgidos de la Pachamama) y hasta al derecho de ver prohibida la introducción de material genético.

Detalle de la presentación de una danza tradicional del grupo folclórico de la comunidad indígena del Kilómetro 11, en el Trapecio Amazónico. Foto: Germán Grisales.

Sin embargo, durante los últimos años hubo toda clase de maneras de bautizar a este concepto: Desarrollo Humano, Eco-Desarrollo, Etno-Desarrollo, Desarrollo con Equidad, Desarrollo Alternativo, Desarrollo Durable, Sostenido o Sostenible, cada cual con sus maneras 30

de ellos han sido Bolivia y Ecuador, sin entrar en contradicción con el concepto de desarrollo. La Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia, en su artículo 8, recogió del idioma aymara la concepción central de Suma Qamaña (vivir bien), pero también otras como

El Derecho al Desarrollo y la filosofía En la actualidad, hay tantos detractores como devotos de los conceptos de Derechos Humanos y de Desarrollo. Entre los fieles figuran Norberto Bobbio, Eduardo Rabossi, J. Habermas, seguido-


El desarrollo como derecho humano y los pueblos autóctonos de la Amazonía fronteriza

res de la filosofía optimista de Kant16 y del principio de la dignidad. Entre los detractores, G. Vattimo, Luc Ferry, A. McIntyre, A. Papachini y muchos más que no profesan una fe en la universalidad de metarrelatos como éstos, ni en la historia lineal del progreso y han bebido en las fuentes del pensamiento pesimista de Nietzsche17. Para éstos, no puede haber un solo ideal de humanidad y los seres humanos no necesariamente marchan hacia lo mejor.

mada de normas diversas- si el primer derecho es el de no ver fragmentada la relación entre sus miembros? De otro lado, el derecho a la educación, un indicador del desarrollo en Occidente, se realiza en la escuela, con sus tiempos de estudio y sus desplazamientos infantiles, que muchas veces son contrarios a los lapsos manejados por indígenas entre quienes la producción no está desligada de la educación porque aquella, por ejemplo entre los Murui, se lleva a cabo con base en consejos (rafue) mientras En las sociedades patriarcales amazóni- se trabaja o se descansa y no con base Algunas especificidades cas, las reglas de juego sociales no se ex- en aquella escuela que genera desprenen entornos fronterizos presan por mínimos éticos o Derechos dimiento y finalmente deserción de la Humanos sino por un código de con- sociedad originaria. y amazónicos ductas prohibidas y conductas aceptaEn la actualidad hay tantas vías imagina- bles relacionadas con el mito de origen Otro asunto complejo es el manejo del bles para el desarrollo y la construcción porque el mito es esencial para la regula- tiempo y el uso de la planificación estide bienestar como representaciones ción de la sociedad; la política no puede mulados en el Derecho al Desarrollo. La mentales, teorías económicas18, políti- aislarse del parentesco; y, finalmente, su concepción del tiempo nunca ha coincicas económicas y tradiciones intelectua- economía –en un sentido ideal- no está dido con la de los Estados republicanos, les o científicas. Además de no depender ligada a la ambición de la generación aunque en la actualidad los indígenas de un solo Estado o de una sola variable de valor sino a la búsqueda de una vida acepten la planificación estatal por una –como todos los derechos de tercera auto-subsistente, “buena” y armónica, razón pragmática mediante la cual puey cuarta generación19-, la realidad da a pesar de los cambios que han llegado den exigirle a aquéllos el cumplimiento cuenta de una serie de temas o aspectos con la aparición de los poblados urbanos de acuerdos en lapsos determinados. implícitos en el Derecho al Desarrollo de la Amazonía, distribuidores de bienes que enseñan las complejidades y las con- y servicios por la vía del comercio. En Al volver operativo este Derecho al Detradicciones de tal valor en contextos de dichas culturas, el parentesco transna- sarrollo, se incluyen -usualmente- asuncional es más profundo que su sentido tos como la elaboración de políticas, culturas amazónicas. de pertenencia al resto de la nación. planes, programas y estrategias para el El primero de los postulados contrastan- ¿Cómo garantizar, entonces, una plena ejercicio de tal derecho en lapsos defi21 tes es el relacionado con la persona hu- protección familiar en la frontera inter- nidos , pero la planificación de la vida mana como sujeto central del desarrollo nacional –es decir, en una división col- colectiva a partir de tales parámetros no y la construcción de bienestar, contemplado en el Derecho al Desarrollo20. En el mundo indígena, el ser humano no es el centro de nada. Está en igualdad de condiciones con el resto de los seres animados e inanimados que cuentan con su dueño o con su madre.Tiene límites que cumplir, negocia pagos por extraer de la naturaleza un ser animal o vegetal que cuenta con su propia dignidad; respeta un complejo sistema de interacción en el que debe desenvolverse.

(16) Kant consideraba que todos los seres humanos poseían una tendencia moral, por la cual finalizarían compartiendo los mismos valores traducibles en una misma constitución que pudiera evitar la guerra, garantizar el respeto a las naciones y consolidar la cooperación: la constitución republicana. Igualmente, entendía que podía construirse una “República Universal” que algunos han intentado percibir en el sistema de Naciones Unidas. (En el sentido de una “Federación de Estados Libres”). (17) El eterno retorno. (18) Entre otras, el mercantilismo, la fisiocracia, la escuela clásica, el marxismo, el keynesianismo, la teoría de Rostow, la de la CEPAL, las teorías de la dependencia, y hasta las mil perspectivas teóricas relacionadas con el neoliberalismo. (19) Como el Derecho a la Paz. (20) Artículo 2, N° 1 (21) Un plan de desarrollo corresponde a un programa de gobierno que se ejecuta en un número determinado de años y se aplica a una unidad administrativa territorial.Tiene metas evaluables y estrategias anuales medibles. 31


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

parece haber sido parte de la tradición ancestral de muchos pueblos de selva. Los recientes planes de vida han sido productos de una situación muy especial22. Por lo demás, el desarrollo, como marcha hacia delante que garantiza el bienestar sin cesar, no es parte de la historia de muchos pueblos amazónicos; ni siquiera se encuentra en algunos de sus lenguajes y, en ellos, hasta la concepción del tiempo es diferente. En el idioma Bue, por ejemplo, no parece haber diferencia entre la idea de pasado y de presente, aunque sí entre ese presente -que

Un tema igualmente contrastante frente al Derecho al Desarrollo es el de la representación mental de la pobreza.

Karl Polanyi, quien -igual que Maurice Godelier- le brindó un gran aporte a la Antropología Económica, expresaba que todo sistema económico hundía sus Habitualmente, no existe una defini- raíces en un ambiente cultural particución de lo que es pobreza entre el mun- lar ligado a relaciones sociales y a repredo indígena, que en todo caso debe ser sentaciones específicas, también; prodiferente a la de la tradición occiden- ponía que las categorías de la economía tal definida por el sistema de Naciones política no eran aplicables sino a la ecoUnidas; tampoco, indicadores culturales nomía de mercado. En tal sentido uno diferenciados para medirla, lo que nos debería preguntarse: ¿es la pobreza una permitiría saber si una política de de- categoría aplicable apenas a sociedades sarrollo o una actividad con impacto inmersas en la economía de mercado, pero no a sociedades con ambientes culturales más específicos, excepto cuando hay procesos de globalización artificialmente transferidos? En un medio muy frágil como el de las fronteras amazónicas, donde diferentes tipos de población coinciden hoy, es cada vez más difícil garantizarlo todo de manera simultánea –derechos sociales, económicos y culturales para la población ancestral y generación de valor -a través del intercambio- para los neocolonos- en un contexto regional que demanda el derecho al trabajo, mayores flujos de capital, gente, bienes y servicios.

Un ejemplo de esta complejidad se halla en el manejo territorial propiciado por En la foto, Doña Lucinda, dirigente cultural de la comunidad indígena del Kilómetro 11 en compañía del autor del el Estado con base en la soberanía y en presente ensayo. Foto: Germán Grisales. el interés de la nación en los alrededores sobre los indígenas ha contribuido realde Leticia: la expansión de los resguaral mismo tiempo es pasado- (ite) y el futuro (iite).Y en algunos casos, cuando mente a avanzar en el vivir bien, en el dos -para garantizar el bienestar- sólo se se brinda el derecho a la plena y efectiva buen vivir, o simplemente en la calidad podría realizar interviniendo en áreas participación en la formulación, imple- de vida y en el crecimiento del bienes- naturales protegidas ubicadas en la vementación y evaluación de los planes del tar, de acuerdo a cómo sea definido el cindad, interviniendo en territorio de colonización ya privatizado o en terriEstado que puedan afectarles, las con- desarrollo. torio urbano de la capital.Y el casco ursultas previas no son de carácter vinculante, por lo que el interés de lo parti- ¿Puede la concepción de la pobreza ser bano de la capital, Leticia, no podría obcular no coincide con lo descrito como útil para describir el mundo indígena y tener más territorio –a pesar de recibir interés nacional. “mejorarlo”? una creciente población23 - porque su (22) Nacen de las luchas históricas indígenas (entendidas como procesos y escenarios) y de la tradición estatal que ha llegado hasta nosotros desde los Estados como planificación del desarrollo, en calidad de valor absoluto, desde 1949. 32


El desarrollo como derecho humano y los pueblos autóctonos de la Amazonía fronteriza

capacidad de expansión territorial está limitada taxativamente por la delimitación internacional con Brasil, por el río Amazonas, por las tierras escrituradas a las Fuerzas Armadas -en razón de la soberanía nacional- y sólo podría lograrlo allanando los territorios de Resguardos.

sarrollo más rápido de los países en desarrollo, y que como complemento de los esfuerzos (…) era indispensable una cooperación internacional eficaz para proporcionar a esos países los medios y las facilidades adecuados para fomentar su desarrollo global”25.

¿Cómo preservar el Derecho al Desarrollo con enfoque diferencial en un contexto territorial tan limitado? ¿Cómo preservar derechos sociales, como el derecho al trabajo, a la alimentación, a la cultura, al agua, en un contexto en el cual los términos de la economía de mercado y de las decisiones políticas que impactan sobre la frontera se salen de las manos de los indígenas locales y se definen en otros contextos del mundo y quien abandone su territorio lo pierde? 24

Ésta idea no sólo llegó al Amazonas, a través de los Ministerios del Gobierno y las Gobernaciones, sino que arribó adobando el discurso de las ONG. Y, pronto, merced a casos de corrupción, muchas gobernaciones y alcaldías se cerraron -solitas- las puertas de la cooperación.

Junto a ellas, por razones mesiánicas, una serie de órdenes religiosas internacionales influyen, igualmente, en el micro-desarrollo, transformando en más complejo el panorama de quienes se disputan el derecho a interpretar la dirección que debe tomar la búsqueda de bienestar de los pueblos amazónicos.

Conclusiones

El Desarrollo y los Derechos Humanos, desde hace algún tiempo han sido el centro de un gran debate sobre su validez deontológica. Los Estados creen en ellos y tratan de aplicarlos como lo conApoderadas de un discurso antropológi- sideran adecuado. Pero en la mayoría de co simple y de una gestión más eficaz los casos, luego de cada intervención para conseguir cooperación en nombre no hay seguimiento ni monitoreo de su de “la luz que lleva Europa a los pueblos impacto en el bienestar -leído desde lo sumidos en la obscuridad”, irrumpieron diferencial-, porque no ha existido inteFinalmente, en buena parte de las fron- algunas organizaciones no gubernamen- rés en construir indicadores especiales teras amazónicas colombianas ya el Esta- tales, que en algunos casos han termina- con la participación de las comunidades do -representado por las Gobernaciones do manejando más recursos de coope- mismas o, simplemente, porque se trata y los municipios- no es el único actor ración internacional que el presupuesto de mundos totalmente diferentes. que habla, decide y actúa en nombre de oficial de las gobernaciones amazónicas, El universo completo de los filósofos las oportunidades de desarrollo o los influyendo sobre las políticas públicas, permanece dividido respecto de la vaderechos de la población, utilizando un sobre las alianzas, sobre la organización lidez del desarrollo. También, el de los factor estratégico, la cooperación. de los indígenas, sobre su empoderaantropólogos, después de un largo pemiento -aunque también sobre su frag- ríodo de ejercicio instrumental de la anCon base en la representación mental de mentación, clientelización y despojo de tropología del desarrollo26. La esencia Truman en el punto IV de su discurso la palabra-. Ellas han logrado sustraer la de esta discusión se encuentra siempre de 1949, que dividía al mundo en países educación indígena a la Iglesia católica aquí: ¿son universales o específicos, los desarrollados y países subdesarrollados, -en el pasado privilegiada por los Go- valores que se despliegan desde el sisla Declaración del Derecho al Desarro- biernos. Y van por más, por las bandeas tema de Naciones Unidas, incluidos el llo de 1986, señaló que “se requería una atractivas de la lucha contra el cambio desarrollo y los derechos humanos? Y, acción sostenida para promover un de- climático. de acuerdo a la respuesta con la que (23) A diferencia del Departamento Archipiélago, en la Constitución de 1991, no se creó un estatuto especial que restringiera el ingreso de nueva población de carácter permanente. (24) La razón por la cual los Cocama y los Ticuna del área de Los Lagos, dejó de ser seminómada o poliresidencial y transfronteriza parece haber sido ésta: la presencia de las cercas de los colonos en sus alrededores. Si abandonaban la tierra, la perdían. Otros, la habrían declarado propias. (25) Art. 4, N° 2. Declaración del Derecho al Desarrollo. (26) Puede citarse la obra de Arturo Escobar, que describe muy claramente las limitaciones del desarrollo percibidas desde la Antropología. 33


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Foto:Penny Mathews. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/ZoofyTheJi

abordemos este asunto, es posible o no formular un tipo de actuación con mucho de axiología.

posibilidad de diálogo entre sociedades diferentes. Ella genera la necesidad de crear medidas urgentes en contra del desplazamiento, en defensa del terri¿Qué debe protegerse y qué debe cam- torio, en protección de agresiones adibiar, al introducir un nuevo derecho? y, cionales a las que son inherentes a la ¿quién puede decidirlo con legitimidad relación desigual entre sociedades con y sin coacción? diferente poder, en el deseo de fortalecer los planes integrales de vida. La culNo es fácil responderlo porque a veces tura del trámite en Colombia dificulta, las mismas autoridades tradicionales se igualmente, la fluidez de un diálogo enencuentran en crisis de legitimidad, los tre el gobierno y los grupos étnicos de pueblos patrimoniales no son similares, la frontera amazónica, para garantizar algunos generan resistencias, otros se las soluciones con un enfoque diferenapropian y se adaptan a los cambios, la ciado. Pero, al mismo tiempo, plantea mayoría de ellos es creativa para sobre- marcos legales inadecuados que son difívivir y sacarle provecho a tales transfor- ciles de superar. El desconocimiento de maciones, y otros pueblos desaparecen las costumbres por parte de los funciosilenciosamente mientras entre los to- narios públicos respecto de las culturas madores de decisiones permanece la di- autóctonas y, lo que es peor, su usual auficultad de medir el índice de bienestar sencia de interés, no aportan demasiado específico que se logró o que se perdió al buen resultado de los experimentos en cada caso. en el plano del desarrollo nacional. La introducción del ganado, donde éste no Al margen de la discusión filosófica, ha sido parte de la tradición o el suelo algunos Estados y sociedades han visto no tiene aptitud para ese tipo de proaceleradas las necesidades de articular ducción, por ejemplo, en varios casos ha las exigencias del desarrollo con un en- significado la dilapidación de recursos. foque diferencial. En sociedades como La subvención de productos lácteos a la colombiana, la violencia agrava la comunidades que no tienen tradición de 34

ingesta de este tipo de alimentos es una agresión aunque sea realizada de buena voluntad, de la misma manera que la introducción de enlatados en la selva. Los indígenas intentan construir procesos educativos y salubritarios propios que requerirán esfuerzos creativos de los gobiernos y de los dirigentes indígenas en la construcción de modelos pedagógicos, sanitarios, y administrativos novedosos que combinen los recursos tradicionales y los que ha producido occidente. La construcción de guardias indígenas para la defensa y organización del territorio propio es otro desafío creativo en su relación con la Fuerza Pública que reclama la potestad legal de proteger a toda la nación. Todos estos son algunos desafíos de esa relación entre desarrollo, instituciones y especificidad cultural. De cualquier manera, en la implementación del Derecho al Desarrollo, permanecerán muchas preguntas sin respuestas a la luz de la cultura, que durante años nos invitarán a continuar reflexionando sobre ello.


El desarrollo como derecho humano y los pueblos autóctonos de la Amazonía fronteriza

Bibliografía Alberto Acosta y Esperanza Martínez (Comp.), El buen vivir: una vía para el desarrollo (Quito: Editorial AbyaYala, febrero de 2009). Angelo Papachini, Filosofía y Derechos Humanos (Cali: Ediciones Univalle, 1994). Arturo Escobar, El desarrollo sostenible: Diálogo de discursos (Bogotá: Foro, 1995). Enmanuel Kant,“Replanteamiento de la cuestión sobre si el género humano se halla en continuo progreso hacia lo mejor”, Historia Profética de la Humanidad (Madrid: Aguilar, 1930). Elvira Gangulia, “Lingüística y Progreso Social”, Revista Internacional de Sociología, 37,31 (Madrid, Julio-Septiembre de 1979): 369 - 383. Federico Nietzsche, El Eterno Retorno (Madrid: Aguilar, 1932). Fernando Huanacuni,Vivir bien/buen vivir (La Paz: Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, 2010). F. Rousso-Lenoir, Minorités et Droit de l´Homme (Paris: Bruylant, 1999). Germán Grisales, Sin Maldad y Colmado de Frutales (Quito: Editorial AbyaYala, 2008). ------------------------, Algo tan duro como dudar (Bogotá: Alma Mater, 1999). -------------------------, Nada Queda, Todo es desafío (Colección Pensamiento Latinoamericano. Bogotá: Editorial del Convenio Andrés Bello, 2000). Gilbert Rist, Le développement: Histoire d’une Croyance Occidentale (Paris: Presses de Sciences Po, 1990). Jürgen Habermas, El Discurso Filosófico de la Modernidad (Barcelona: Taurus, 1987). J. B. Bury,The idea of Progress (London: University Press, 1920). Javier Muguerza (et. a.), El Fundamento de los Derechos Humanos (Madrid: Debate, 1994). Gianni Vattimo, En torno de la Posmodernidad (Barcelona: Anthropos, 1994). Robert Nisbet, Historia de la idea de progreso (Barcelona: Gedisa, 1981).

Foto: Por Fernando Bermúdez. Detalle de textura de tela indígena.

35


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Las amenazas tradicionales y no tradicionales

E

en Asia Por Mauricio Franco De Armas*

*Mauricio Franco De Armas es Segundo Secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. Como funcionario de la Carrera Diplomática y Consular ha desempeñado funciones en la Coordinación de Asuntos Institucionales de la Dirección de Asuntos Políticos Multilaterales y en la Misión de Colombia ante el Gobierno de India. Estudió Administración de Empresas en la Universidad del Norte de Colombia y realizó su pasantía en la Universidad Rennes 2 de Bretaña en Francia. Alumni del Zeit - Stiftung Ebelin und Gerd Bucerius de Alemania y el Observer Reseach Foundation - ORF de India.

ntre el 16 y el 25 de octubre de 2011,

se llevó a cabo el evento auspiciado por dos importantes think-tanks de Alemania e India, una iniciativa del Stiftung Ebelin und Gerd Bucerius y el Observer Research Foundation –ORF. El Seminario, llamado Primer Foro de Asia en Gobierno Global, congregó a diferentes académicos y líderes globales con el fin de conocer las actuales tendencias en materia de amenazas tradicionales y no tradicionales de Asia. Este texto es, entonces, una aproximación a la perspectiva general de las principales preocupaciones que en materia de política exterior existen en esta región del planeta en lo que se refiere a las amenazas tradicionales y no tradicionales. Se define como “amenaza tradicional” a la seguridad, cuando existen tres elementos: el enemigo es conocido (generalmente es un Estado), ambos conocen el significado de disuasión y los objetivos no son los civiles. En contraste, el concepto “amenaza no tradicional” a la seguridad se refiere a amenazas asimétricas que pueden venir de zonas grises, provenientes de lugares desconocidos o de situaciones inesperadas (como las pandemias, la seguridad alimentaria, los desastres ambientales, entre otros). (1) Stiftung Ebelin und Gerd Bucerius, consultada en octubre de 2011: http://www.zeit-stiftung.de/home/start.php (2) Observer Research Foundation -ORF, consultada en octubre de 2011: http://www.orfonline.org/ (3) Asia Forum on Global Governance, consultada en octubre de 2011: http://www.asiangovernanceforum.com/h/

Foto: Matias Sanchez. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/juannomore 36


Las amenazas tradicionales y no tradicionales en Asia

El análisis hará énfasis en dos casos puntuales de actualidad. Un primer caso abordará aspectos de las amenazas tradicionales, a saber: las tensiones entre India y China en el Mar del Sur de China, particularmente las tensiones en todo el Estrecho de Malaca, y el segundo caso, en materia de amenazas no tradicionales, estará relacionado con los retos de India para el 20224. El objetivo de este artículo es conocer, a través del análisis de dos casos específicos, cómo Asia enfrenta estos retos, y si está siendo conducida hacia un escenario de mayor cooperación en los diferentes foros diplomáticos existentes ó si, por el contrario, las tensiones se dirigen hacia un punto álgido donde las potencias se encuentran fabricando un teatro de guerra inevitable.

El caso de las tensiones India y China en el Mar del Sur de China

con sus vecinos, sino también con países a lo largo de las rutas de acceso al petróleo, “el corredor estratégico”, comenzando desde los países del Golfo Pérsico hasta los países de Asia Central. En relación entre China e India, se pueden traer a colación: la guerra Sino-India de 1962, la posición de China sobre Cachemira, las tensiones fronterizas y la presencia del Dalai Lama desde su escape del Tíbet en marzo de 1959, entre otras. Todas ellas, evidentemente ponen de plano una gran diferencia de percepción en materia de seguridad y la respectiva visión de política exterior de estos dos grandes e importantes países sobre temas que les son comunes. Por lo cual, las tensiones en el Mar del Sur de China, son sólo un componente del abanico de diferencias existente entre ambos países.

El origen de las tensiones

Entre finales de julio y octubre de 2011, una serie de cables noticiosos reflejaban la tensión que iba en aumento en el Mar Esta región asiática se caracteriza por un del Sur de China con tres países como alto porcentaje histórico de tensiones y protagonistas: India, China y Vietnam. eventos bélicos. Por ejemplo, entre In- Desde la perspectiva india, su gobierno dia y Paquistán la relación ha sido con- y sector privado tienen la necesidad de flictiva desde la partición en 1947, con que sus compañías puedan explorar en guerras en 1947, 1965, 1971 y la última, regiones costeras de esa región5 cercala del Karguil, en 1999, por motivos re- nas a Vietnam —quien las reclama como ligiosos, políticos, o por los ensayos nu- suyas al igual que China— haciendo alucleares de ambos países como muestra sión a sus territorios desde un punto de de fuerza, etc. Sin embargo, para India vista histórico. Por su parte, la compaes importante tener estabilidad no sólo ñía India ONGC Videsh, considera ex-

plorar petróleo en zona de potenciales reservas. Ante esta situación, en declaraciones del portavoz del Gobierno de China y de su Cancillería se ha reiterado que su Gobierno no acepta esta intervención. Estados Unidos, por su parte, ha llevado a cabo por primera vez en muchos años ejercicios navales conjuntos con Vietnam6, e India se apresta a hacer lo mismo próximamente. La importancia del estrecho radica en que tanto en el Estrecho de Malaca junto con el Estrecho de Ormuz, se tranza el mayor tránsito de petróleo del mundo, en cifras el Estrecho de Malaca representa el más largo y uno de los más transitados, cerca de un tercio del comercio global y la mitad del los flujos de petróleo en el mundo pasa a través de él. Este estrecho conecta al Océano Índico con el Mar del Sur de China, con aproximadamente 800 kilómetros de largo, se ubica entre la Península Malaya y la Isla Indonesia de Sumatra”7. Es necesario resaltar también los pasos positivos de la relación bilateral entre India y China. El año 2010 marcó el aniversario de los 60 años del establecimiento de lazos diplomáticos entre ambos países. Con este motivo se celebraron el “Festival de India” y el “Festival de China”8, llevados a cabo en Beijing y Nueva Delhi, respectivamente. El 2010 fue un año muy positivo para las relaciones bilaterales: hubo varios encuentros entre Jefes de Estado, Primeros Ministros y empresarios de ambos países.

(4) Sunjoy Joshi, Rajeswari Pillai,Wilson John, Lydia Powell, Samir Saran.“Navigating the near. Non-Traditional Security Threats to India 2022”: Study prepared for the Integrated Defence Staff, Ministry of Defence by Observer Research Foundation. (Nueva Delhi: 2011). (5) No es la intención del autor que este artículo hacer referencia a ninguna zona marítima de acuerdo con lo señalado en la Convención sobre Derecho del Mar de 1982, el propósito es acercar al lector a una noción general de lo que ocurre actualmente en el Estrecho de Malaca. (6) Patrick Barta.“U.S.,Vietnam in Exercises Amid TensionsWith China”.TheWall Street Journal. Asia News. 16 de julio de 2011, consultado en octubre de 2011. http://online.wsj.com/ article/SB10001424052702304223804576447412748465574.html. (7) Vivan Sharan y Nicole Thiher.“Oil Supply Routes in the Asia Pacific: China’s Strategic Calculations”. Observer Research Foundation Occasional Paper # 24. Nueva Delhi, septiembre de 2011, p.11. (8) 60Years of China- India relations & China Festival. http://in.china-embassy.org/eng/zt/zyjj/. 17 de octubre de 2010. 37


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

A pesar de lo anterior, se puede decir que, si bien existen iniciativas bilaterales India-China, India-EE.UU, e India-Vietnam; para India deben existir iniciativas en los diferentes foros multilaterales donde se discutan políticas comunes en materia de suministros de energía y de recursos como el petróleo.

Foto: smJet Fuente: http://www.sxc.hu/profile/smJet

Sin embargo, no se cree que hayan disminuido las tensiones a la fecha. Por el contrario, se ha mantenido un status quo. Cada país de la zona- además de India y China- velando por su interés en el estrecho de Malaca, ha llevado a cabo iniciativas bilaterales desde el Estrecho de Ormuz, pasando por el Océano Índico, hasta llegar al Mar del Sur de China. Así, en este contexto, el pasado 12 de octubre de 2011, el Primer Ministro de India, Manmohan Singh, recibió la visita del Presidente de Vietnam Truong Tang Sang; una visita que duró cerca de tres días con la firma de varios acuerdos, entre los que se destaca el Memorando de Entendimiento para la Exploración de Petróleo en el Mar del Sur de China.

Es necesario resaltar que la zona natural de seguridad marítima mediata de India es el Océano Índico, en el cual, desde la perspectiva de este país, se observan diferentes amenazas como la piratería originaria de Somalia, el establecimiento y financiación por parte China de los puertos de Sri Lanka (Hambantota), Bangladesh (Chittangon) y recientemente el puerto en Paquistán (Gwadar)9.

Por otro lado, India ha establecido diferentes iniciativas y proyectos de iguales características en países con los cuales tiene fronteras marítimas en el Océano Índico. Al mismo tiempo, las Armadas de los países se han fortalecido o repotenciado: India pronto se dotará de un Durante la visita del Presidente de Viet- submarino nuclear, China ya cuenta con nam, se relanzó, asimismo, el esquema este, y se dice que en la región se han del Plan de Seguridad Bianual entre los llevado a cabo patrullajes; lo cual, sudos países y se manifestó que el fortale- mado a los cerca de 60.000 barcos que cimiento de sus relaciones se constituye transitan anualmente, podría ocasionar en un factor de paz para la región del un incidente en cualquier momento. Asia Pacífico.

Con respecto a esto último, para el caso de India, la Asociación para la Cooperación del Sur de Asia (SAARC), es su escenario natural para discutir este tema. Asimismo, la Asociación de las Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) y el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), podrían jugar un rol importante como escenarios donde discutir las tensiones en el estrecho de Malaca. También considerar a la Shanghai Cooperation Organization (SCO) puede ser una opción, aunque debe tenerse en cuenta que India por el momento ha solicitado el status de observador. Adicionalmente, en el marco de los BRICS10, India y China sostuvieron el Primer Diálogo Económico Estratégico el 26 y 27 de septiembre de 2011, donde el tema central lo constituyó la exploración de petróleo en el mar de China. Se espera que este diálogo económico estratégico sirva para limar las asperezas entre ellos. Cualquiera de las razones que aduzcan los países, no es excusa o motivo para no implementar medidas de confianza. Por ejemplo, que China no haga parte de SAARC o que India no sea parte de APEC, no justifica no traer como tema de la Agenda del Asia Pacífico, tensiones como estas. La Cumbre de Asia Oriental (EAS), se presenta, entonces, como el

(9) Para India es importante mantener vigente su Política de “Look East Policy”, énfasis en Política Exterior desde 1911, que hace referencia al relacionamiento de India con sus vecinos del Asia Oriental y de las Naciones del Sudeste Asiático. Aunque es una política de integración con su región natural implica que la zona sea armoniosa y poder llevar a cabo sus objetivos en la consecución de objetivos comerciales y consecución de recursos. (10) BRIC (Brasil, Rusia, India y China) – Grupo de países emergentes. 38


Las amenazas tradicionales y no tradicionales en Asia

mecanismo más apropiado para discutir estas tensiones a futuro. El EAS no es más que la ASEAN más tres miembros adicionales y hacen parte de ella 18 países incluidos India, China y Vietnam. Como precedente, en temas de energía, se firmó una declaración conjunta en Filipinas, la “Cebu Declaration on East Asian Energy Security”, por cerca de 16 países, los cuales se comprometieron a buscar energías alternativas diferentes a los combustibles fósiles. Esta iniciativa podría ser el comienzo del diálogo en otros temas energéticos, incluidas las tensiones ya mencionadas. Por su parte, recientemente el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante una visita oficial a Australia, manifestó que con respecto a las tensiones en el Pacífico, que su país expandiría su presencia en la región y se quedaría de manera permanente. Una salida de los Estados Unidos no es probable, por el contrario se incrementará. Sobre China manifestó:“The United States would seek to work with China to ensure economic prosperity and security in the region, but would speak candidly about issues such as human rights in China and raise security issue like the South China Sea”11.

Foto: Atif Gulzar. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/gul791

que tuvo lugar en Nusa Dua (Bali, Indonesia), el 19 de noviembre de 201112. El Presidente Obama consideró la EAS como el espacio apropiado para discutir las tensiones en la región Asia Pacífico incluyendo la situación en el Mar del Sur de China.

Lo que dicen los expertos sobre las tensiones India China

Desde una perspectiva académica estadounidense, Lisa Curtis, investigadora y miembro de la Heritage Foundation de Estados Unidos, parafraseando a la Secretaria de Estado Hilary Clinton en Luego de su paso por Australia, el Pre- su vista a India en 201113, calificó “la sidente estadounidense y el Primer Mi- relación India – Estados Unidos como nistro chino se entrevistaron al margen la asociación estratégica más imporde la Cumbre de Asia Oriental (EAS) tante del siglo XXI”14. Esto, debido a

que ambos países comparten puntos comunes en materia de seguridad y estabilidad en la región y de acuerdo con opciones asertivas se puede lidiar con el aumento de la importancia de China en esta región. De la misma forma, Curtis considera que sería muy positivo un ambiente de diálogo y concertación entre los Estados Unidos, China e India, para mantener la estabilidad en la Región y sobrellevar las tensiones actuales. Por su parte, Timothy Hoyth, profesor asociado de estrategia y política de la Escuela de Guerra de la Armada de Estados Unidos, mencionó que el aumento de poder en los países emergentes ha ocasionado que existan puntos de estrés que hacen más complejo el panorama de la seguridad de la región. La emergencia de Asia pone en la mesa el aumento de las amenazas militares ante la adquisición de mayor poder bélico de estos países.

(11) Caren Bohan and Laura MacInnis.“Obama tells Asia, U.S: Here to stay”. Reuters, 17 de noviembre de 2011. http://www.reuters.com/article/2011/11/17/us-obama-asia-idUSTRE7AF32X20111117. (12) Keith B. Richburg. “Obama,Wen Jibao talk economics, South China Sea.Washington Post”. 19 de noviembre de 2011. http://www.washingtonpost.com/world/asia_pacific/obamawen-jiabao-discuss-economics-south-china-sea/2011/11/19/gIQAxZSwaN_story.html (13) Durante el mes de julio de 2011, la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton visitó India. La visita hizo parte de los diálogos estratégicos India-Estados Unidos que fueron lanzados enWashington en 2010. Clinton invitó a la India a tener un rol más activo en la Región. Los Estados Unidos cooperan con India en materia nuclear desde el Acuerdo firmado en 2008, que incluye cooperación en energía nuclear civil y aún queda por negociar el acceso de India a ciertos materiales provistos por el NSG (Nuclear Supliers Group). Jyoti (14) Thottam. Six Things to watch from Hillary Clinton’s India Tour.Time Magazine. julio 19 de 2011. Consultado en octubre de 2011. http://globalspin.blogs.time. com/2011/07/19/six-things-to-watch-from-hillary-clintons-india-tour/ 39


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Esto es mencionado en el estudio publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en Shifting Wealth en 201115, que señala que existe un claro traslado de la riqueza hacia un nuevo epicentro: Asia.

Desde una perspectiva académica china El profesor Zhang Qingmingin, de la Escuela de Estudios Internacionales de Pekín (Universidad de China), manifestó que entre ambos países, muy a pesar de su relación milenaria, existe un claro “déficit de confianza”; y que las tensiones reflejan la falta de medidas para fortalecerla. Lo anterior, se refleja en las diferentes disputas y tensiones territoriales, tanto marítimas como terrestres, a través de la historia. Asimismo, observó que, tanto para su país como para India, es preocupante el arribo de ambos al status de potencia, concluyendo así que el fortalecimiento de la confianza es clave para ambos países.

seguridad nacional que garanticen acceso a las diferentes rutas en Asia. Desde la perspectiva india, el éxito del manejo de las diferencias en la región, depende de cómo se manejen las tensiones IndoPacífico. Para evitar que las tensiones escalen, se debe implementar un canal del diálogo y el desarrollo de medidas preventivas al orden del día.

Las Amenazas no tradicionales en Asia (Seguridad Humana): Caso India En toda Asia, igual a como ha ocurrido en el planeta, la concepción tradicional de seguridad ha sufrido significativos cambios que obligan a los Estados a cambiar el eje de seguridad centrada en el Estado, para ser reorientada y priorizada en los seres humanos acorde con el concepto de la Seguridad Humana.

Es importante mencionar entonces que para el caso de India16, estudios relacionados con las problemáticas derivadas Desde la perspectiva india de las amenazas no tradicionales, hacen referencia al término “Déficit de CaEl almirante retirado de la Armada India pacidad”17 utilizado por politólogos y S.K. Das, hace referencia a la importan- académicos de India, como la falta de cia de las relaciones India-Pacífico, cuya capacidad efectiva de responder a los región se caracteriza principalmente diferentes “drivers” que amenazan la sepor ser el nodo donde existen 4 países guridad del país. Entre estos se encuenque mantienen una constante tensión en tran fenómenos demográficos, la segulas zonas marítimas del Mar Oriental de ridad alimentaria, el medio ambiente, el China y en el Mar del Sur de China y cambio climático y las pandemias, entre mantienen sus propias iniciativas geopo- otros. De cómo India defina estas polílíticas, con sus respectivas políticas de ticas y enfrente las amenazas no tradi-

cionales dependerá el lugar que ocupe hacia el futuro. En cuanto al fenómeno demográfico, India es un país con cerca de 1.2 billones de habitantes, donde coexiste la multiculturalidad y religión, con unos rasgos sociales y problemas respecto de los cuales no se vislumbran planes de prevención de los gobiernos. En 2022 India tendrá un 50% más que su población actual, por lo que superará a China. Será una población joven, principalmente alojada en las grandes metrópolis, con necesidad de mayor infraestructura, nuevos empleos, etc. En cuanto a la seguridad alimentaria, algunas de las políticas e iniciativas centrales a destacar del Gobierno del Primer Ministro para contrarrestar el problema del hambre y la desnutrición en India como elemento de la seguridad humana, es el Proyecto de Ley de Seguridad Alimentaria, radicado en el Congreso de India desde las sesiones del monzón del Congreso (Lok Sabha – parlamento indio) del año 2010 ante el Consejo Nacional Asesor de India, presidido a su vez por la Presidenta del Partido del Congreso Sonia Gandhi. Este es tal vez el proyecto más ambicioso desde la Revolución Verde del país en los años 60. El proyecto, con el objetivo de asegurar la alimentación y la nutrición para la población, busca la cobertura de alimentación para cerca de 800 millones de personas del total de cerca de 1.2 billones de la población actual18.

(15) OCDE: Perspectives on Global Development 2010: ShiftingWealth. http://www.oecd.org/dataoecd/30/38/45451514.pdf. (16) Sunjoy Joshi y otros, Navigating the near, p. 116. (17) Ibíd., p. 116. (18) India es uno de los países donde hay menor rotación y distribución de ingresos; es menor que en África Subsahariana: unos 300 millones de personas aún viven con menos de un dólar diario, y el índice calórico por consumo de alimentos en India es muy bajo. Lo anterior, contrasta con su estatus de economía de gran relevancia en el planeta. De igual manera, en India existe un gran debate por las grandes pérdidas de alimentos almacenados por falta de mejores prácticas en materia de calidad que falta de los estándares, grandes toneladas de comida se pierde al año sólo por condiciones inadecuadas de almacenamiento. 40


Las amenazas tradicionales y no tradicionales en Asia

En materia medioambiental, India sufre las consecuencias del cambio climático. Uno de los ejemplos más destacables relacionado con la seguridad alimentaria fue la escasez de azúcar en el 2008, debido a la ausencia de las lluvias que cada año acompañan al fenómeno vital del “Monzón”. Ese mismo año, India, paradójicamente, siendo uno de los primeros productores del mundo de azúcar, tuvo que importar de diferentes países, principalmente del Brasil, debido al daño de sus propios cultivos. La crisis, generó una debacle económica, por lo cual, las medidas para enfrentar el cambio climático tomaron gran relevancia para la seguridad nacional. En la pasada reunión sobre cambio climático de Durban, COP17/CMP 7, India expuso su posición siempre destacándose como país emergente, lo cual legitima el desarrollo antes que cualquier tratado vinculante.

Foto: Cortesía de Fernando Bermúdez

ellos provenientes del Himalaya, considerada la reserva de agua más grande en esta región. Las tensiones internas provienen del manejo del recurso hídrico para la agricultura y el uso eficiente que evite el desperdicio. Por su parte, las tensiones externas se mantienen con sus vecinos por grandes proyectos hiPor su parte, en cuanto a un escenario droeléctricos al lado de la frontera. Sin de pandemia, India tiene una alta sensi- mencionar un caso en particular: existe bilidad debido a la gran cantidad de po- un nutrido número de cables periodístiblación y situación sanitaria del país. Al cos que confirman que esta situación se respecto varios grupos de científicos es- está presentando y que a futuro ocasiotudian el comportamiento de enferme- nará fricciones entre los países. dades infecciosas alrededor de la India. Por ejemplo, en 2010 se encontró la llamada NDM1 super bug ó superbacteria En conclusión como también se le conoce19. La superbacteria es resistente a los antibióticos y Al parecer, las preocupaciones que más es calificada como de alta peligrosidad. ocupan “la psiquis” de los países emerAun así, este es sólo uno de los diferen- gentes de Asia, son aquellas derivadas tes casos que, en este campo, se presen- de la percepción de amenazas tradiciotan en este país, donde el surgimiento nales, reflejadas en tensiones entre Estade nuevas enfermedades potencialmen- dos por la competencia por los recursos te convertidas en “pandemias” sería sin disponibles en la zona. El incremento duda un gran reto a contrarrestar. del pie de fuerza de los ejércitos están al orden del día y el gasto militar registra En cuanto a recursos hídricos, India está un impresionante aumento. En paraleatravesada por diversos ríos, algunos de lo, en cuanto al bienestar económico, se

puede constatar que existe una mudanza de recursos financieros y de riqueza en el planeta, como lo menciona el Informe “Shifting Wealth” de la OCDE publicado en 2010. Existe, entonces, una clara tendencia a privilegiar más las amenazas tradicionales en las agendas políticas de los países que las amenazas no tradicionales. Sin embargo, debido al aumento de la incertidumbre (producto de las amenazas no tradicionales), los formuladores de políticas de los países de Asia deben establecer, casi de manera obligada, estas amenazas a la par de aquellas que son del tipo tradicional. A lo largo de este análisis se describieron dos casos: en cuanto al primero, relacionado con las tensiones en el mar del sur de China, se mencionó que la solución a la disputa en el Estrecho de Malaca no parece estar en el corto plazo y allí las fricciones seguirán escalando en las próximas dos décadas, hasta tanto no se cree una real voluntad de diálogo en los espacios mencionados o se descubran otras fuentes de energía alternativa a los combustibles fósiles. Por su parte, en el segundo, sobre los principales retos en materia de amenazas no tradicionales de India muestran los retos para el país donde es claro que el “déficit de capacidad”, definirá la posición de India a futuro. Finalmente, es claro que por el momento los países de Asia deben lidiar tanto con las amenazas tradicionales como con las no tradicionales y que para ambos casos un escenario de cooperación es el más deseable para la que representa la zona más poblada y recientemente con mayor proyección de riqueza del planeta.

(19) Super - Bug named after New Delhi Bugs India. Agosto 13 de 2010. Consultado en octubre de 2011. http://www.ndtv.com/article/india/super-bug-named-after-new-delhi-bugsindia-44043 41


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

La

indignación en los tiempos de la globalización

U

Por: Andelfo García* *Andelfo García es miembro del Centro de Pensamiento Estratégico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. Sus opiniones se formulan a título personal y por tanto no comprometen la posición oficial del Ministerio sobre estas materias.

El fantasma de la protesta social

n fantasma recorre el mundo: el fantasma de la protesta social. Hoy, a diferencia

de la Europa de mediados del siglo XIX que motivó la frase de Marx y Engels con la que inician su Manifiesto Comunista, no es el comunismo el fantasma que quita el sueño a las dirigencias de numerosos países del mundo, es una espontánea y creciente protesta social1. Esta protesta es visible en los cuatro puntos cardinales, pero las banderas, reivindicaciones y los actores de las protestan son diversos. Los manifestantes de la Plaza Tahrir no son los mismos que sacuden a Rusia y no exigen lo mismo que los indignados de la Puerta de Sol, los manifestantes de Zuccotti Park, ni los de la Catedral de St. Paul, y todos estos se diferencian de los estudiantes que marcharon en Santiago y Bogotá.

(1) “Un fantasma recorre a Europa: el fantasma del comunismo.Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar ese fantasma: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.” Este primer párrafo del Manifiesto Comunista escrito por Marx y Engels por encargo hecho a ellos por la Asociación Obrera Internacional, la Liga de los Comunistas, en el Congreso celebrado en Londres en noviembre de 1847, constituye el programa del partido.Tal es el origen del Manifiesto, cuyo manuscrito fue enviado a Londres para ser impreso algunas semanas antes de la revolución de febrero. Escrito originalmente en alemán, entre diciembre de 1947 y enero de 1948, fue publicado por vez primera como folleto en Londres en febrero de 1848.

42

Foto: David Mackenzie. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/valkarie


La indignación en los tiempos de la globalización

La primavera árabe, amplio despertar social que puso en jaque a los regímenes autoritarios que por décadas se perpetuaron en el poder y abusaron de él, fue la primera manifestación visible de un proceso de acumulación de fuerzas sociales contrarias al statu quo, principalmente en Egipto, Túnez, luego en Libia y más recientemente en Siria. En Europa, agobiados por las inclemencias de la crisis económica, la protesta social se hizo sentir muy temprano en Grecia, animada por una agenda doméstica, pero luego se fue extendiendo progresivamente a diversas ciudades europeas y fue tomando unas características que trascienden los ámbitos nacionales. Y en Rusia, el modelo vigente enfrenta por vez primera en una década una enorme ola de protesta popular como resultado del reciente proceso electoral, con un agudo sentido político que cuestiona el orden establecido.

dignados”, denominación que muchos le atribuyen al pensamiento del escritor francés Stéphane Hessel, plasmado en un libro cuya versión al español se titula “Indignaos”. Hessel equipara la resistencia y la lucha contra la injusticia al propio movimiento de la resistencia francesa contra la ocupación nazi, resistencia de la que hizo parte, alegando que la barbarie fascista no ha desaparecido y se manifiesta en numerosas expresiones de la sociedad en que vivimos, el consumismo, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura2.

mer periodo de la crisis de la burbuja inmobiliaria. Alimentada por la primavera árabe y el movimiento de los Indignados en España, la ola mundial de protesta llegó también a Estados Unidos, por donde llega casi todo lo nuevo a ese país, Nueva York.

El Movimiento para ocupar Wall Street tuvo su origen en julio de 2011 en una revista alternativa llamada “Adbusters”, encabezada por Kalle Lasn, un inmigrante estonio, de 69 años, radicado en Vancouver. La revista había nacido en 1994 en esa ciudad para luchar por un El movimiento de los indignados tiene mundo sin McDonald´s ni Nike, en el además algún sabor de reminiscencias que nadie conduzca un carro, en el que anarquistas, algunas canciones, algunas la televisión se haya extinguido. En los tonadas, algunas banderas rojo y negro años siguientes intentaron movimientos con el símbolo de la A en medio de un para romper las tarjetas de crédito, apacírculo, algunos estribillos. Pero más gar la televisión, y no comprar nada3. allá de eso, representan una protesta anticapitalista que tiene en la mira a los Adbusters convocó una manifestación bancos como expresión genuina del ca- en Wall Street para protestar contra los Indignados y Okupas pitalismo. abusos del sector financiero. Publicaron un anuncio en la Revista de septiembre La protesta en España se inicia el 30 de marzo de 2011 con una moviliza- No hay que olvidar que España es el úni- invitando a la toma de Wall Street, el ción contra el desempleo y los recortes co país del mundo en el que el anarquis- 17 de ese mes. En el aviso se invitaba a presupuestales a la educación. La pro- mo ha desempeñado responsabilidades traer carpa. La invitación fue promovida testa escala y convoca a otros sectores gubernamentales. Los anarquistas tu- a través de Internet y se creó el hashtag sociales que desembocan en la toma de vieron gran protagonismo en la política en Twitter “occupywallstreet”. El tercer la Puerta del Sol el 15 de mayo, que se española de la primera mitad del siglo día de la convocatoria habían llegado va tornando como un movimiento que XX e hicieron parte del Gobierno de la 5.000 personas, que más adelante se triplicaron hasta llegar a 15.000, que percuestiona el modelo económico y social República española (1936-1939). manecieron hasta hace poco tiempo en imperante, un movimiento con ribetes Pero además los indignados tienen un el Zuccotti Park, lugar del que fueron anticapitalistas. antecedente conocido, el de los okupas, desalojados. El grupo heterogéneo que ha expresa- que reivindican el derecho a la vivienda do su protesta contra el statu quo recibe y que literalmente ocuparon en grupos En Londres la protesta se instaló a mepor los medios la denominación de “In- viviendas abandonadas, durante el pri- diados de octubre frente a la emblemá-

(2) Stéphane Hessel,Time for Outrage: Indignez-vous!, (Francia, 2010). (3) En: [http://www.adbusters.org/] 43


Revista Revista de de la la Asociación Asociación Diplomática Diplomática yy Consular Consular de de Colombia Colombia

tica Catedral de St. Paul con una denominación similar: “Occupy London”. La inspiración es también similar, una protesta contra el estado de cosas, contra el desempleo, contra los privilegios del sistema financiero. En Inglaterra, la instalación de la protesta ha sido motivo de discusiones que han llegado hasta la propia Iglesia. Se han presentado debates e incluso renuncias de funcionarios y clérigos a cargo de la Catedral de St. Paul que pidieron que no se usara la fuerza para desalojar a los manifestantes.

corazón de Londres… Reconocemos el derecho de la autoridad local a intervenir como lo ha hecho hoy. Siempre hemos deseado una solución pacífica y los religiosos continuarán manteniendo reuniones periódicas con representantes de los manifestantes. Estamos comprometidos a continuar y desarrollar la agenda sobre algunos de los asuntos importantes formulados en la protesta”4. En Italia la protesta se dio en alrededor de 60 ciudades contra los recortes económicos y “el gobierno de los bancos”. En Florencia los estudiantes portaban pancartas en las que se leían lemas contra el nuevo Primer Ministro: “Monti, siervo del capitalismo”, “La crisis es de ellos y el dinero nuestro” o “Contra banqueros y patrones”.

so en algunos países tiene algunas coincidencias con los movimientos sociales que alimentaron la llamada Primavera de las Naciones de la segunda mitad del siglo XIX y con algunas movilizaciones sociales del siglo XX, particularmente con la corriente antiglobalización posterior a la Guerra Fría, como se recontará continuación.

La primavera de las naciones

A mediados del siglo XIX el mundo occidental presenciaba lo que se conoció como la primavera de las naciones, la El tema cobró tal nivel que las autoriprimavera de los pueblos, o en el caso dades eclesiásticas publicaron una declade 1848, el año de la revolución. Los ración en la página web de la Catedral, movimientos sociales en Europa exiel 16 de noviembre, en los siguientes términos: Partiendo de este relato, es posible veri- gían la república. Por primera vez en ficar cómo la movilización social en cur- occidente, particularmente en Europa, las instituciones se vieron en peligro de “Estamos comprometidos para mantener colapsar; empezando por la revolución San Pablo como un lugar sagrado en el (4) En: [http://www.stpauls.co.uk/] de febrero en Francia, que se extendió a varios rincones de Europa. ¿Qué indignaba a la sociedad europea de mediados del Siglo XIX? Había insatisfacción con el funcionamiento del sistema y las instituciones. Se exigía democracia, las fuerzas nacionalistas crecían en varios países, había un rechazo a los regímenes que conservaban características del viejo feudalismo. La burguesía, otras fuerzas sociales y diversas fuerzas políticas, luchaban de la manera más decidida contra las monarquías que se resistían a dar paso a nuevas formas de organización social, económica y política.

Foto: StefanWagner. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/Stefan 44

La indignación trajo de la mano la acción social y esta condujo a una airada reacción estatal que dio como resultado la muerte de miles de personas. Hubo verdaderas revoluciones en Francia, Prusia, Austria y los Estados italianos, lideradas


La indignación en los tiempos de la globalización

por intelectuales, estudiantes y destacados dirigentes políticos. El ciclo se cerró con la Comuna de París (1871) que se construyó sobre las ruinas de la derrota francesa en la guerra franco-prusiana de 1870. Los parisinos tomaron el control de la ciudad y organizaron el gobierno de la Comuna, un régimen autogestionario que permaneció en control de la ciudad por tres meses.

amplios: ni más ni menos que el fin del llamado campo socialista y de la propia Unión Soviética. Es sintomático además que se dé apenas unos meses después de la histórica movilización de los estudiantes chinos en la Plaza de Tian´anmen.

Es con posterioridad a la caída del muro de Berlín, y a la desintegración de la Unión Soviética y del campo socialista, que el debate en torno a las falencias del capitalismo se libera de la lógica esteoeste y se empieza a constituir un cues-

El debate antiglobalización El debate político del siglo XX estuvo signado desde muy temprano por el contraste entre el capitalismo y el socialismo. Primero con el triunfo de la revolución bolchevique, luego con la aparición del llamado campo socialista en las postrimerías de la segunda guerra mundial y con el surgimiento de la guerra fría. Pero ese debate político terminó siendo esclavo de la lógica de la guerra fría. Aún los movimientos de los años 60 contra la guerra de Vietnam, el movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos, el fenómeno “hippie” de los 60 y 70, el mayo francés de 1968, su correspondiente primavera de Praga, y la movilización estudiantil en diversos rincones de América Latina, entre ellos la histórica de Tlatelolco y el Cordobazo, fueron apenas relámpagos que se diluyeron en la lógica de la Guerra Fría. Sin embargo, la caída del muro de Berlín marca un hito, y se constituye en un punto de quiebre de la historia de la protesta social. Es uno de esos puntos críticos de la movilización social que determina cambios estructurales más

Foto: Gary Cowles. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/shortsands

(5) The Economist.“Capitalism and its critics, Rage against the machine”, Edición impresa, octubre 22 de 2011. 45


Revista Revista de de la la Asociación Asociación Diplomática Diplomática yy Consular Consular de de Colombia Colombia

tionamiento desde la democracia, en otras palabras, se empiezan a cuestionar los efectos colaterales de la globalización.

Las protestas tienen origen inmediato distinto en diferentes ciudades y países, pero son de carácter global. Están indignados con el desempleo, no obstante que los jóvenes de esta generación tieLa primera manifestación de sabor an- nen más formación académica que los tiglobalizador se da en la antesala de de cualquier generación que les haya la caída del muro de Berlín, en la pro- precedido. pia capital alemana, frente a la sede de la reunión anual del FMI y del Banco Están indignados con la crisis de las hiMundial, en 1988; luego en Madrid en potecas. Están indignados del contraste 1994 con motivo del 50 aniversario del entre las ganancias y primas de los banBanco Mundial, y retoma intensidad en 1999 con motivo de la Conferencia de la queros y la crisis que están capoteando millones de ciudadanos del mundo. OMC en Seattle. Quieren más impuestos para los más Desde entonces cada Cumbre del G-7, ricos y mayor responsabilidad al sector luego del G-8 y posteriormente del financiero. Están indignados con la coG-20, ha sido visitada por la protesta rrupción, están indignados con el deteantiglobalizadora. Lo propio se puede rioro ambiental. decir de las protestas que han acompañado al Foro Económico Mundial, al El motor son los jóvenes, naturalmente que le han replicado las protestas con el hay que tener en cuenta que en Estados Foro Social Mundial y la Cumbre de los Unidos el 17% de los jóvenes menores pueblos. de 25 años está desempleado, en Europa alrededor del 21%, y en España Aun cuando los activistas del mayo fran- el 46.2%. El desempleo solamente es cés y los de la lucha antiglobalización no relativamente bajo entre los jóvenes en son iguales, formalmente, a los indigna- Alemania, Austria y Holanda, lo que se dos del 2011, si han sido sus precursores refleja en el menor impacto de la proen numerosos aspectos. testa en estos países5.

¿Quiénes son, qué los indigna, qué proponen, para donde van? Los indignados, los okupas y similares, son auténticos y diversos. Son estudiantes, desempleados, migrantes, pero ante todo inconformes, que cuestionan el sistema económico, político y social. Los mueven muchas cosas, pero no tienen una aspiración común más allá de una sociedad más justa e incluyente. 46

Son diversas las iniciativas concretas conocidas. Aun cuando se les ha calificado de antisistema, algunos promueven una democracia más representativa y hablan de democracia directa y aun el uso de referéndums para temas que afecten de manera decisiva el bienestar de los ciudadanos. Buscan el control a las entidades bancarias, impuesto a las transacciones financieras (Tasa Tobin), garantías al acceso a la educación y la vivienda dignas, reducción del gasto militar, libertad de expresión y comunicaciones y medidas eficaces contra la corrupción.

Esas multitudes, que llegan a algunos miles, nacen y renacen al ritmo de las crisis económicas y sociales. El destino de indignados y okupas no será común, no transitarán los mismos caminos, no los mueven necesidades inmediatas iguales más allá del desempleo y la desesperanza. Los desalojarán de unos sitios y se instalarán en otros, pero a pesar de la simpatía que despiertan en muchos lugares, la ocupación de plazas no puede ser indefinida, las plataformas que soportan tienen que evolucionar. Algunos incluso abandonarán la protesta pacífica. A pesar de sus manifestaciones globales, a pesar de Twitter y Facebook, nada apunta todavía a que haya condiciones y tengan capacidad de articularse como una fuerza única. En algunas latitudes engrosarán las filas de los inconformes que no participan en política electoral o se unirán a partidos de izquierda; o en el mundo árabe, se unirán a los partidos islamistas; en otras latitudes, seguirán la lógica libertaria, que propugna por la democracia directa y la autogestión. Pero, por fuera de la primavera árabe, o la protesta rusa, la mayoría de los indignados no tiene una ambiciosa proyección de poder. El poder no es lo que buscan. Por lo pronto buscan una democracia auténtica y participativa, la libertad, o lo que cada uno de ellos sueña como tal.

Comentarios finales Los indignados son la generación posterior a la Guerra Fría (buena parte de ellos está entre los 18 y los 25 años). Están familiarizados con las nuevas tecnologías de las comunicaciones, que se


La indignación en los tiempos de la globalización

La sociedad, los medios de comunicación, los académicos y los políticos no logran descifrarlos. No logran entender, ni explicar, qué significan, más allá de generalizaciones y viejos estereotipos. El dilema de los indignados no es, como en la Guerra Fría, capitalismo o comunismo. Su reto es cómo insertarse integralmente en una sociedad y en un sistema en crisis, sin tener muy claro, aún, como construir una alternativa.

Foto: Holger Dieterich. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/holger

convierten en un catalizador relevante Estos manifestantes, para tomar la expara ampliar el ámbito de su acción. presión de la revista Time, cuestionan de muchas maneras al sistema y al EstaLos indignados, para calificarlos de la do, cuestionan la autoridad imperante, manera más genérica, solo tienen en cuestionan las falencias del capitalismo, algunos pocos países líderes internacio- pero no necesariamente la democracia. nalmente reconocidos. Tal es el caso de Cuestionan y constituyen un reto para Tawakakul Karman, periodista Yemení, los partidos que, por fuera de la primaque recibió de manera compartida el vera árabe, o de la actual movilización Premio Nobel de la Paz 2011. A otro en Rusia, miran atónitos desde las acenivel, el regional, hay líderes reconoci- ras como crece una protesta popular dos como Camila Vallejo, dirigente es- que solo en contadas excepciones lotudiantil chilena. gran capitalizar.

47


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Nuestro lugar en el mundo. Cortas observaciones al

Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014

E

POR: ANDRÉS FERNANDO GÁFARO BARRERA* * Andrés Gáfaro es Consejero de Relaciones Exteriores. Se desempeñó como Tercer Secretario en la Embajada de Colombia en Francia y fueVicecónsul en París. Becario de la Academia Diplomática de Chile. Agregado Comercial y Cultural en Managua, Nicaragua. Actualmente se desempeña como Secretario General del Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo – IAED.

l presente documento está dividido en tres partes. La primera resume los diagnósti-

cos hechos por el actual Plan Nacional de Desarrollo (PND), en su componente de política exterior y las metas trazadas por el Gobierno Santos para responder a ellos. La segunda, evalúa tal diagnóstico en términos de su precisión y de sus posibles omisiones, así como la pertinencia y factibilidad de ejecución de las líneas de política y acción trazadas. Finalmente, se aportan las conclusiones pertinentes, incluyendo una reflexión analítica sobre la relación entre desarrollo y política exterior.

Foto: Gabriel Pico. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/al3xand3r

En su componente de política exterior, el PND presenta un diagnóstico para cada una de sus tres partes constitutivas. En la primera, el documento establece la necesidad de que nuestro país acelere su inserción en los mercados internacionales. Lo anterior no sólo como consecuencia de la tendencia mundial de liberalización de todas las economías, sino también como herramienta efectiva de desarrollo interno. Como metas de esta parte, se espera que Colombia, para finales del 2014 haya incrementado y diversificado su exportación de servicios y bienes e incentivado la Inversión Extranjera Directa (IED) a niveles superiores a los vistos hasta ahora.

48


Nuestro lugar en el mundo. Cortas observaciones al Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014

De acuerdo con la segunda parte del diagnóstico, en los últimos años Colombia logró cambiar el punto de vista de la comunidad internacional en temas internos tan sensibles como la seguridad hemisférica y la lucha contra el terrorismo, lo que le permitió mostrarse al mundo como un país confiable para la inversión extranjera. Ello propició la negociación de alianzas estratégicas importantes que, dada su posición geoestratégica privilegiada, la convertirían en eje articulador del hemisferio en diferentes temas. Así, las metas fijadas para este segmento son las de incrementar el retorno positivo de colombianos, ofrecer mayor cooperación Sur-Sur, expandir la experiencia del país en materia de paz, seguridad y reinserción, buscar nuevas fuentes de cooperación en temas de la nueva agenda y participar en actividades diplomáticas en las áreas geográficas prioritarias.

establecidas aquí son la readecuación institucional respecto de los asuntos fronterizos, la formalización de un plan que consolide estrategias diferenciadas en cada tramo de frontera y la elaboración de un documento que defina el ámbito fronterizo como tal. Veamos ahora las metas de cada parte,

rrecta. Lo mismo parece decir el rumbo favorable que aparentemente van a tener la aprobación y puesta en vigor de los Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados por Colombia. Una nueva capa de optimismo parece añadirse con el futuro dinamismo de la economía mundial jalonada por la cuenca de AsíaPacífico, en la que Colombia espera insertarse muy pronto. Finalmente, la confianza inversionista y la reciente baja de la calificación riesgo-país parecen marcar una tendencia favorable en el tema.

De otro lado, si bien este optimismo puede ser explicable, es pertinente mencionar que no se puede decir lo mismo de las metas fijadas respecto de la política internacional. Pretende el Gobierno, por ejemplo, propiciar el retorno positivo de más de 6400 colombianos en este cuatrienio y, a la vez, que dicho retorno se convierta en el indicador del impulso a la política Por último, la tercera parte del migratoria. Lo anterior es indiagnóstico versa específicacoherente e incompleto puesto mente sobre políticas de desaque el retorno de colombianos rrollo fronterizo, basada en el es sólo un detalle del flujo mihecho de que la inserción de Cogratorio y porque no se tienen lombia en el mundo pasa primepautas para medir su efecto ro por dinamizar sus zonas fronreal. Respecto de ampliar el núterizas marítimas y terrestres y Foto: Benjamin Earwicker. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/bjearwicke mero de países beneficiados por mantener las mejores relaciones con sus vecinos. De acuerdo con el do- en términos de su pertinencia y facti- la cooperación colombiana, parecieran cumento, se hace necesario primero, bilidad de ejecución. En cuanto al in- ser metas excesivas cuyo cumplimiento definir el ámbito fronterizo y promover cremento de exportaciones de bienes obligaría a buscar países necesitados de las reformas internas necesarias; segun- y servicios y el aumento de la IED las cooperación en continentes como Asia do, incentivar el desarrollo mediante el metas fijadas para el 2014 esperan su- y África, pero ¿cómo llegar a ellos con fortalecimiento institucional y la plani- perar en más de un 50% (en promedio) tan poca presencia diplomática en esas ficación de políticas acordes; tercero, las líneas de base desde las cuales fue- regiones? Siguiendo con la participaintegrar el territorio fronterizo a las ron establecidas. Al respecto, si toma- ción del país en actividades diplomátidinámicas regionales y nacionales y, fi- mos como indicador el reciente dato de cas, la meta propuesta es vaga pues si nalmente, fortalecer la seguridad fron- crecimiento de la economía, que fue de bien es probable que Colombia particiteriza y la soberanía nacional. Las metas más del 5%, estaríamos por la senda co- pe en más de las 389 actividades fijadas, 49


Revista Revista de de la la Asociación Asociación Diplomática Diplomática yy Consular Consular de de Colombia Colombia

lo importante es la calidad del aporte y no la aparición en la foto oficial. Finalmente, la única parte realista y coherente es la de la búsqueda de nuevas fuentes de cooperación en temas de la nueva agenda no sólo por el interés genuino que despierta sino por la capacidad de países más avanzados en hacer un aporte significativo. Por su parte, las metas de proceso relativas a las políticas de desarrollo fronterizo si bien están acordes con el texto que las preceden, parecen repetirse en sí mismas. No de otra forma se puede explicar la reiteración de la necesidad de suscribir un documento que defina el “ámbito fronterizo coordinado con entidades nacionales y territoriales” y otro “con propuestas sobre readecuación institucional”. En el papel, al menos, parecieran ser lo mismo y si no lo fueran, resulta inexplicable que gobiernos anteriores no hubiesen ya definido el ámbito mencionado y hecho las adecuaciones institucionales pertinentes. Finalmente, es incomprensible que no haya metas trazadas respecto de la salvaguarda de la seguridad fronteriza, tantas veces mencionada como un punto sensible en la lucha contra el crimen transnacional. Con todo, es loable el esfuerzo del Gobierno plasmado en el Plan Fronteras para la prosperidad, actualmente en ejecución, que busca la reinserción de las zonas de frontera en el contexto socio-económico nacional.

Finalmente, para concluir y estimular el debate, creo importante agregar a continuación algunas reflexiones puntuales acerca de lo escrito en los párrafos anteriores. Pero el análisis y crítica que se hace aquí quedaría incompleto si no hiciéramos una reflexión previa sobre la relación entre desarrollo y política exterior. Al respecto, a estos dos conceptos es necesario agregar el de política interna pues los tres son engranajes de un mecanismo que describe círculos virtuosos en su andar. En efecto, si el desarrollo proveniente de una política interna encaminada al bien común es equitativo, tanto en los sectores de la economía como en la distribución de la riqueza, y si responde a las necesidades de una sociedad, la inserción externa es madura, útil al progreso y generadora de bien común allende las fronteras. Respecto de los diagnósticos presentados, se podrá decir tal vez que son retóricos y repetitivos. No obstante, el PND apunta a objetivos de prosperidad y desarrollo ambiciosos y optimistas que en mayor medida son ejecutables en el corto, mediano y largo plazo. Sobre las metas planteadas, es necesario que estén en permanente evaluación y que se vayan reajustando a la realidad nacional y del Plan en sí.

En efecto, algunas de estas metas se basan en supuestos de crecimiento y de desarrollo de las relaciones económicas internacionales sobre las cuales no tenemos injerencia alguna y que, de fallar, podrían retrasar las intenciones de nuestro país. Por eso se requiere adoptar políticas internas coherentes, acorde con nuestras necesidades y responsabilidades futuras. En este sentido, el Gobierno actual ha hecho esfuerzos para corregir desviaciones de gobiernos anteriores. Para terminar, todo lleva a una última conclusión y es la necesidad apremiante, que debe ser liderada por el Gobierno nacional pero en la que todos debemos encontrar cabida para participar, de establecer políticas de Estado que marquen el hilo rector de una conducta interna e internacional, que se conviertan en un mínimo común ciudadano y que definan mejor nuestro lugar en el mundo. ***

Foto: KecMec. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/KecMec 50


Nuestro lugar en el mundo. Cortas observaciones al Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014

Fotos: Zsuzsanna Kilian y Len-ka Fuente: http://www.sxc.hu

ReseĂąas

51


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Los desafíos del desarrollo 1 en América Latina Por: Beethoven Herrera Valencia* *Beethoven Herrera Valencia es Doctor en Economía del Instituto de Estudios Políticos de Paris, es Profesor Titular y responsable de los cursos de economía en los Doctorados de Derecho y Estudios políticos de la Universidad Externado de Colombia. Es además profesor Emérito de la Universidad Nacional de Colombia responsable de los cursos sobre Globalización y Crisis Financiera Internacional. Es Miembro de Número de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas y columnista del diario económico Portafolio. Fue coordinador académico del diseño del Examen de calidad de Educación Superior para la carrera de economía y fue distinguido como Mejor Docente Universitario en 2009.

La complejidad de una agenda integral

L

o primero que

cabe destacar de la obra en mención es la amplia y compleja serie de temas que abarca, de modo tal que puede afirmarse con certeza que trata de manera muy completa cuestiones planteadas en diversas áreas del desarrollo del continente, y que el tratamiento que se hace de las mismas tiene rigor conceptual y se apoya en un fundamento empírico sólido que convierte esta obra en un valioso instrumento de apoyo para diseñadores de política, analistas, académicos y líderes de la sociedad civil.

Foto: Cortesía de Fernando Bermúdez 52

(1) QUENAN, Carlos yVELUT Sébastien (Coordinadores), “Los desafíos del desarrollo en América Latina”, Institut des Amériques, con la participación del GRET, A Savoir 04, Traducción Mónica Rollinger. Agence Française de Dévelppement (Francia: septiembre 2011).


Los desafíos del desarrollo en América Latina

Los desafíos al desarrollo en América Latina es un estudio coordinado por los profesores Carlos Quenan y Sebastien Velut, del IHEAL, en el que se analizan las relaciones entre las dinámicas económicas y sociopolíticas del desarrollo en América Latina y su impacto en el rol del Estado y las políticas públicas. El documento establece que la región, si bien ha logrado una dinámica de modernización económica y consolidación democrática desde 1980, aún enfrenta retos de desarrollo en materia de desigualdad social y regional, medio ambiente e investigación, ciencia e innovación2. A pesar de la gran riqueza en recursos naturales con la que cuenta América Latina los estudios incluidos en el libro constatan un nivel de desarrollo inferior a las posibilidades de la región. Los autores encuentran un nuevo dualismo entre sectores avanzados como la producción aeronáutica en algunos países, coexistiendo con una extendida econoEl manejo que cada uno de los autores mía informal que en la mayoría de países muestra en el desarrollo de su tema ha- puede cubrir más de la mitad de la actibla bien de los largos años que han de- vidad económica. dicado al estudio de nuestro continente y a la visión respetuosa -aunque muchas El libro destaca la importancia que ha veces crítica-, de nuestra propia identi- tenido para el continente el auge de la demanda china, pero faltaría analizar dad y diversidad. en esa misma línea en el proceso de reprimarización de las exportaciones que El escenario económico está ocurriendo. La creciente exportaEn el campo económico el texto mues- ción de productos energéticos y minetra que América Latina ha logrado man- ros (muchas veces con modalidad de tener un crecimiento aceptable, y que a enclaves productivos) se ha acompañado pesar de las oscilaciones propias del ci- de una severa crisis en la manufactura, clo económico, ha sido menos afectada por ejemplo textil (en algunos países), por la última crisis financiera interna- justamente por la importación masiva cional de lo que pudo preverse en sus de productos chinos. inicios. Un continente que representa 7,5% de la producción mundial y reali- En este ámbito es notable el aporte que za el 5% del comercio internacional se hace el estudio al mostrar que mientras mantiene con indicadores deficientes en para México su principal socio comerproductividad y con un rezago notable cial es Estados Unidos (80,7% del total de exportaciones), de igual manera en la innovación tecnológica. Durante mis estudios doctorales en Francia tuve ocasión de compartir con Bruno Lutier y con Jaime Marques Pereira, coautores de esta obra, y así mismo he tenido la ocasión de estudiar los trabajos de otros coautores y puedo asegurar que cada uno, en el dominio de su especialidad, son autoridades conocidas.

que para Colombia (39,9% del total de exportaciones); para el caso de Brasil y Chile las exportaciones a la Unión Europea y China se colocan por delante de las que envían a Estados Unidos; en tanto que para Uruguay y Argentina, Brasil y la Unión Europea se constituyen en sus principales socios. En el campo de la inversión directa, el estudio muestra que Europa vivió un boom hacia América Latina, la cual ha decaído en el último período y lanza la pregunta, que a mi juicio constituye el principal interrogante del libro, acerca de si se está produciendo una ‘desvinculación’ de América Latina respecto de Europa, de la misma forma que ello ocurre respecto de Estados Unidos3. Cito el texto de la conclusión de la página 383: A pesar del discurso europeo sobre la asociación estratégica y a pesar de la importancia que representan los intercambios múltiples (económicos, culturales, universitarios…) con América Latina, ésta no es una de las prioridades comerciales de la Unión Europea. A nivel político, cabe preguntarse si no somos testigos de una cierta desilusión compartida. Los euro-

(2) Trujillo Acosta Iván Alejandro,Tercer Secretario de Relaciones Exteriores de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia. Enero de 2012. (3) Quenan, Los desafíos del Desarrollo, 383. 53


Revista Revista de de la la Asociación Asociación Diplomática Diplomática yy Consular Consular de de Colombia Colombia

peos pensaban que América Latina se organizaría y se estructuraría como ellos lo hicieron y por su parte los latinoamericanos esperaban mucho de la Unión Europea, en especial en materia económica. En el análisis interno de las economías latinoamericanas los estudios que aporta el libro muestran que el empleo es en alta medida de baja calidad, y que existe una fiscalidad limitada pues está por debajo de 20%, en comparación con niveles de 40% o más que se tributan en Estados Unidos y en Europa. Adicionalmente, se lamenta por la persistente y creciente desigualdad: Mientras en Europa después de aplicar los impuestos la desigualdad se reduce, en América Latina, la misma medida —basada en el índice de Gini—, después de aplicar los impuestos, se aumenta. El libro destaca el ejemplo de Chile que ahorró los ingresos en tiempo de bonanza y pudo contrarrestar con ellos los efectos de la pasada crisis internacional. El estudio sostiene que hay un subdesarrollo financiero, posiblemente refiriéndose a la escasa bancarización que hay en nuestros países, pero considero que existen algunas zonas grises: - Es cierto que el continente está en este momento mejor preparado para resistir el impacto de la crisis internacional. Pero había vivido antes su propia crisis financiera por las quiebras bancarias que afectaron a todos los países del continente en los años ochenta y noventa, en todos 54

los casos derivados de prácticas corruptas y tasas de interés superiores a las tasas de ganancia de la inversión productiva.

Demografía y Balance social

- Los sistemas de corrección monetaria o indexación de la tasa de interés de los créditos hipotecarios se aplicaron sin que estuvieran indexados los salarios de los trabajadores y esto condujo a que millones de ciudadanos de América Latina perdieran sus viviendas.

El trabajo muestra cómo la tendencia consistente de baja de la mortalidad y la fecundidad en América Latina ha llevado a un promedio de 2,3 hijos por mujer con variaciones de unos países a otros; pero advierte con preocupación que la mayor longevidad que vive el continente no está siendo correspondida con políticas previsionales de atención a los adultos mayores y el continente no parece estar aprovechando, del modo deseado, esta oportunidad demográfica.

- Las inadecuadas políticas monetarias y cambiarias (como la convertibilidad argentina) derivaron en la incautación de los ahorros de los ciudadanos, como fue el caso del corralito adoptado por el Ministro Cavallo en el Gobierno de Menem. - Un aspecto que no se destaca es el análisis del proceso de privatización de empresas públicas que ha abarcado desde puertos, energía y telecomunicaciones y en algunos países llegó hasta el caso

Foto: Centro de Bogotá. Cortesía de Eduardo Fuentes.

del petróleo. No existe una lectura cierta acerca de la transparencia con la que se adelantaron esos procesos, ni de los usos productivos de los bienes heredados.

Se anota una recuperación de las clases medias que habían sido muy afectadas por el periodo neoliberal, pero deja planteada la necesidad de fortalecer su capacitación a través de mecanismos de formalización laboral; se anota asimismo que hay una desaceleración de la migración del campo a la ciudad, frenando el crecimiento urbano, lo cual bien podría aprovecharse para mejorar los servicios públicos de agua y procesamiento de residuos sólidos, al mismo tiempo que se impulsan programas de renovación urbana. El trabajo pone de presente el volumen de remesas que los países reciben pero no se ahonda en los posibles programas para la utilización productiva de las mismas. El estudio no ahonda en las gravísimas consecuencias de la fractura familiar que ha causado la migración al


Los desafíos del desarrollo en América Latina

Se anota en el estudio la importancia de haber incluido en los censos la identificación de los indígenas, cuyo registro se acerca a los 30 millones y se valora la importancia que ello tiene a efecto de fortalecer las identidades y el pluralismo en los países. Pero cabe destacar que el estudio hace caso omiso del rezago que existe en identificación de poblaciones de origen árabe, aunque también se ha avanzado en la identificación de poblaciones afrodescendientes.

Foto: Palacio de Justicia de Bogotá. Cortesía de Eduardo Fuentes.

exterior de jóvenes y adultos que han salido por motivos políticos y económicos, y algunos de los cuales en su traumático retorno han dado origen a las pandillas o maras, a las que sí se refiere el estudio. El estudio muestra que para 2008 el 33% de latinoamericanos o sea 180 millones estaban en la pobreza y el 12% o sea 72 millones estaban en la indigencia; y que mientras la desigualdad es mayor en Brasil, Chile, Colombia (países económicamente exitosos), dicha desigualdad es menor en Costa Rica, El Salvador y Uruguay (países de menor tamaño).

suelo podrían estar pendientes. A este aspecto Uruguay acaba de proponer un impuesto a las grandes propiedades de tierras.

Al saludar la experiencia centenaria que ha tenido América Latina en la vigencia de sus constituciones el texto señala un cierto mimetismo a copiar modelos del exterior.

Estado gobierno y gestión pública

En mi modesto juicio sería deseado en un futuro completar este análisis con el estudio de la tendencia generalizada El estudio en mención destaca el cie- a reemplazar las constituciones (no sorre del ciclo de dictadores militares4 lamente a hacerle reformas) y que ha que vivió el continente hasta los años hecho que a excepción de Uruguay en El texto valora positivamente los pro- ochenta y aventura la hipótesis de que todo Suramérica se haya modificado la gramas de transferencia monetaria en el continente se han extinguido las estructura constitucional, incluso con condicionados a la asistencia escolar y perspectivas de gobiernos militares y reajustes ulteriores para introducir la muestra así mismo que los programas entiende que los intentos golpistas de reelección presidencial (Perú, Colomno pueden entenderse como un reem- Lino Oviedo en 1996 en Paraguay, de bia, Ecuador, Bolivia, República Domiplazo de la escasa contribución fiscal. Lucio Gutiérrez en 2009 en Ecuador, la nicana) además del fallido intento de Extrañamente el texto no aborda el pro- deposición de Manuel Zelaya en 2009 hacerlo en Panamá. blema de la tierra, cuya concentración, y el motín en Ecuador en el 2010 no escasa productividad y casi nula tributa- logran poner en cuestión dicha hipóte- El estudio es contundente en mostrar la ción, constituyen uno de los rezagos del sis. Análisis especial merecen el caso de fortaleza constitucional de países como continente que obliga a pensar que re- Hugo Chávez en Venezuela y de FujimoColombia en donde la Corte negó una formas estructurales de la tenencia del ri en 1992. segunda reelección presidencial o en

(4) Ibíd., 115. (5) Ibíd., 114. (6) Ibíd., 114. 55


Revista Revista de de la la Asociación Asociación Diplomática Diplomática yy Consular Consular de de Colombia Colombia

Argentina en donde la Corte derogó las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, lo cual permitió llevar a juicio a militares anteriormente amnistiados. Igualmente impidió la creación del Fondo del Bicentenario, lo cual habría permitido al gobierno tomar reservas para pagar la deuda externa. El documento analiza en profundidad el presidencialismo que impera en la mayor parte de la región, pero avanza poco en el fenómeno de choque entre poderes públicos (ejecutivo y las cortes) y no considera lo que algunos llaman la esquizofrenia entre Constitución y Cortes con una visión garantista, de salvaguarda de los derechos fundamentales, frente a una legislación gubernamental de inspiración muchas veces neoliberal. Ha habido protestas indígenas en Bolivia por la construcción de una carretera que a su juicio afectaba sus territorios, y protestas y muertos generados por los decretos del Presidente Alan García que permitirían la explotación turística de las selvas de la Amazonía peruana. En el caso colombiano la Corte Constitucional ha declarado inexequible la ley forestal y el código minero por haberse procesado sin la consulta con las (7) Ibíd., 364. 56

comunidades afectadas como lo ordenan el artículo 330 de la Constitución y el Convenio 169 de la OIT, ratificado por Colombia. Justamente, a finales de año 2011, en el país se vivió un debate por la propuesta de construcción de un hotel en el Parque Natural del Tayrona.

con las fuerzas armadas decidió romper con esa política de olvido plasmada por la dirección de leyes”5.

Para el caso colombiano considero ambiguo usar la expresión “en Colombia surgió un gobierno de jueces”6 la cual es utilizada en Colombia por los críticos El texto congratula el hecho de que en de la Corte Constitucional que estiman Chile, después de la caída de la dicta- que dicha Corte debe asegurarse de que dura, se hayan logrado eliminar algunos existan los fondos fiscales antes de re‘enclaves’ autoritarios presentes en la conocer los derechos fiscales de los deConstitución redactada por Pinochet, mandantes. El estudio da cuenta de los temas de la corrupción del narcotráfico y la violencia del Estado citando casos en varios países: el de Tlatelolco, en México en 1968, el ‘Caracazo’ en Venezuela, y el de El Alto en Bolivia en 2003; pero faltaría mencionar las masacres en las cárceles en Perú. Foto: Puente en Puerto Madero, Buenos Aires. Por Enrique Botta. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/egbotta Y se coloca como ejemplo paradigmático, los casos pero es evidente, en la actual oleada de de corrupción contra tres presidentes protestas de estudiantes, que en algunos de Costa Rica pertenecientes a diversos campos como el de la educación, aún partidos políticos. quedan cosas que cambiar. En el campo de las experiencias poLos autores saludan el hecho de que fi- sitivas los autores destacan el avance nalmente se haya podido llevar a juicio del voto electrónico en Brasil, que ha a militares autores de violaciones de permitido el acceso de los analfabetas derechos humanos, como es el caso de al ejercicio del proceso electoral y los Argentina, pero parece un poco ligero avances en cultura ciudadana del Alcalde afirmar que ello se explica por qué Nés- Mockus en Bogotá. tor Kirchner “deseoso de enfrentarse


Los desafíos del desarrollo en América Latina

Integración, cohesión social y balance regional

ra); y esta brecha se ha agravado tras la entrada en vigencia del Tratado de Libre comercio con el Norte.

El estudio destaca la importancia que tiene el desarrollo de infraestructura física como es el caso del Proyecto Mesoamérica (al cual ha sido aceptado por Colombia) y del programa IIRA que busca comunicar los dos océanos a través de diversos ejes viales.

- Entre el menor nivel de desarrollo de la costa de Ecuador y Perú (Guayaquil, Lima-El Callao respectivamente) y las regiones de la Sierra (Ayacucho y Quito respectivamente), hay tal diferencia que se ha reflejado recientemente en las elecciones presidenciales.

Así mismo el estudio destaca la importancia de la defensa de los abundantes recursos naturales que tiene el continente y propone una política sustentable, al tiempo que muestra cómo el conflicto por una planta papelera entre Argentina y Uruguay generó una polarización política que afectó a Mercosur y facilitó la firma de una acuerdo bilateral entre Uruguay y Estados Unidos7.

- Entre el gran Buenos Aires y la zona conurbana de la Capital Federal hay una gran brecha de desarrollo con respecto a provincias como Misiones, Catamarca y Cocuy al norte.

El documento es generoso en los análisis sobre desigualdad social, pero quedaría para futuras ocasiones el estudio sobre los severos desbalances regionales existentes y que se agravan con los procesos de apertura comercial al exterior. - Entre el sur desarrollado de Brasil (Porto Alegre, Río de Janeiro) y la pobreza del nordeste (Pernambuco, Ceará, Recife) hay una diferencia similar a la que ocurre entre el sur pobre de México (Guerrero, Chiapas), en comparación con el mayor desarrollo de los estados del Norte (Nuevo León, Coahuila, Sinaloa y Sono-

- En el caso de Colombia, el estudio de Adolfo Meisel ha mostrado que las dos Costas y la Orinoquia y Amazonía colombianas, tienen tal nivel de retraso en su desarrollo respecto de la región del interior, que ha obligado al gobierno a modificar la distribución de las regalías buscando cerrar esta brecha entre regiones.

Conclusión: Lo que América Latina y Europa pueden hacer juntas América fue por siglos receptora de emigrantes europeos que vinieron a nuestras tierras en busca de un mejor destino, huyendo de la persecución política o buscando una mejor vida. América Latina tiene la mayor reserva biológica y de diversidad que la constituye en el mayor pulmón del planeta: la protección de estos recursos es obligación de todos, tanto europeos como americanos. Europa ha aportado a América su tradición constitucional y ha sido en el periodo reciente la principal proveedora de ayuda al desarrollo. La experiencia europea de fondos estructurales para la cohesión social y el balance regional, ha permitido construir la Casa Común Europea, la cual aún con los actuales problemas sigue siendo el paradigma que guía su acción. La concreción de los acuerdos mutuos que están en curso entre América y Europa, habrán de servir a la construcción de un destino común de democracia y equidad alimentada por la cooperación.

Foto: Jardín Botánico de Río de Janeiro. Por: Felipe Daniel Reis. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/felipedan

57


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Reseña

Música y Política

Análisis de una relación en una introducción y tres movimientos”

A

Libro De B. Hernán Vásquez Rocha* EDITORIAL ESAP 2009, ISBN 9789586522182

*HernánVásquez es Sociólogo de la Universidad Javeriana, tiene Maestrías de FLACSO Chile y del Instituto de Altos Estudios para el desarrollo –IAED-; ha sido Decano de Ciencias Políticas y Administrativas de la ESAP donde también ha sido profesor. Igualmente ha sido catedrático en la Universidad Externado de Colombia, el IAED y la Academia Diplomática de San Carlos.

Foto: “El piano de Manuelita Sáenz” Cortesía de Fernando Bermúdez.

ntes de abordar un libro denominado Música y Política, lo primero que puede preguntarse cualquier potencial lector es cuál puede ser la relación entre una cosa y la otra. Sin embargo, bastan unas pocas palabras de la introducción para descubrir cómo las preguntas que se tratan de resolver a lo largo del camino, son cuestiones que tal vez cualquiera, con algo de interés por ambos temas del título, se haya planteado casi de manera inconsciente.

58


Música y Política. Análisis de una relación en una introducción y tres movimientos.

Reseña Por: José Renato Salazar Acosta**

** José Renato Salazar Acosta es Embajador de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia y durante el periodo 2011-2012 ha desempeñado el cargo de Vicepresidente de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia.

Preguntas relativas a la manera como ciertas formas de Estado producen un tipo de arte determinado el cual excluye otras manifestaciones artísticas, o qué se entiende por libertad del arte o libertad del artista, o de qué manera el arte de una región y no de otra termina imponiéndose como modelo y por lo tanto, si se puede hablar de arte universal, entre otras, tratan de ser resueltas en una obra que, en palabras del autor, está escrita en tres movimientos, cada uno dedicado a tres representantes emblemáticos de la música de su propio tiempo: Franz Joseph Haydn, Richard Wagner y Dmitri Shostakovich. Para semejante empresa, se parte del concepto de “la música como un problema de administración pública” planteado por el sociólogo alemán Norbert Elias. A partir de este, el autor describe cómo el Estado, en general y los estados absolutistas, en particular, participan en la producción musical, y a través de dicha participación se convierte esta en un tema de administración pública. Uno podría imaginarse que los músicos suelen componer sus obras como resultado de la apreciación de algún paisaje sublime, o a causa de un corazón roto por cuenta de un rompimiento amoroso, o abandonados en la enfermedad y llenos de deudas; pero este libro nos sitúa en la realidad, un poco menos romántica pero no por ello menos interesante, de que la música no es el producto del talento aislado de un artista, sino que hay una interacción entre el poder de turno, la sociedad en que se ejerce y el individuo que produce la obra.

El libro presenta entonces la obra musical de Haydn como el resultado de la relación del músico con la casa de los Esterházy durante el Imperio Austriaco del siglo XVIII, la de Wagner con el rey Luis II de Baviera durante la época del nacionalismo en Alemania en el siglo XIX y la de Shostakovich con el socialismo soviético en el siglo XX.

Queda claro, en todo caso, que ya sea por necesidad o convicción, los tres músicos produjeron su música, no en una burbuja, sino imbuidos en las circunstancias reales de su propio tiempo y espacio. Sus luchas internas producto de esas circunstancias, fueron probablemente más terribles que aquellas de nuestro imaginario de compositores atormentados y, tal vez nunca sabremos Con la advertencia de que no se trata de hasta donde su aporte e influencia muhacer la biografía de los músicos men- sical hubieran sido los mismos sin una cionados o de llevar a cabo estudios de cierta “injerencia” política. ideas políticas o de historia, elementos de cada una de estas disciplinas se van En últimas, el autor nos da espacio para entretejiendo para tratar de demostrar que saquemos nuestras propias conclula manera como la política y la música, siones respecto de algunas de las preespecialmente en los regímenes absolu- guntas planteadas al inicio y nos queda tistas, se mezclan hasta el punto en que, tal vez el deseo de profundizar más en en algunas ocasiones podría llegar a ser cómo la política ha influenciado la músimuy difícil saber cuál es la verdadera inca en regímenes más democráticos, o de fluencia de la una en la otra. entender mejor cómo el arte impuesto en una región por un poder político En el caso de Haydn, por ejemplo, se fuerte puede terminar considerándose observa una actitud servil del músico universal o aún, tal vez, ir más allá y enhacia sus mecenas que al final parece transformarse en un deseo de indepen- tender mejor cómo la música puede ser dencia. De la misma manera, vemos a un elemento para contribuir a construir Shostakovich pasar por períodos de elo- paz. gio y sumisión al régimen socialista y a su vez de crítica subliminal e incluso abierta contra el régimen, de manera que al final, no existe claridad sobre el verdadero pensamiento político del músico. El caso de Wagner parece, en cambio, un poco diferente, por cuanto aprovecha el espíritu nacionalista de la época, al cual se adhiere totalmente, para casi imponer su propio estilo gracias al apoyo de un príncipe cuyos ideales se complementan con los suyos.

Quedamos pues a la espera de un estudio anunciado por el autor sobre varios países de América Latina que seguramente aportará nuevas respuestas a este tema de la relación entre la música y la política.

***

59


In Memoriam 60

Foto: Alicia Jo McMahan. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/ajmac

Revista de la Asociaci贸n Diplom谩tica y Consular de Colombia


In Memoriam: Embajador Sergio Díaz

Embajador Sergio Díaz 22 de febrero de 1962 - 15 de agosto de 2011 Por: Beatriz Helena Calvo Villegas* *Beatriz Helena CalvoVillegas es Ministro Consejero de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia. Actualmente se desempeña como Coordinadora de Asuntos Institucionales en la Dirección de Asuntos Políticos Multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Q

Foto: Cortesía del Fondo de Empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores pertenecientes a la Carrera Diplomática y Consular de Colombia –FEMDI–

uienes tuvimos el privilegio de conocer de cerca a Sergio Díaz, no podemos me-

nos que extrañar su paso fatigado pero siempre entusiasta por los edificios de la Cancillería, promoviendo encuentros e incentivando sentimientos de amistad, con su generosidad y buen humor.

En sus veintidós años de meritoria carrera diplomática y consular que empezó como Segundo Secretario y culminó felizmente en el rango de Embajador, Sergio Díaz prestó sus servicios en la Subsecretaría de Relaciones Exteriores, en la Dirección de América, en la Academia Diplomática y en la Dirección de Soberanía Territorial y Desarrollo Fronterizo del Ministerio de Relaciones Exteriores. Sus destinos en el servicio exterior: Jamaica y Brasil lo enamoraron y tuvo la oportunidad se seguir vinculado a ellos, a través de sus cargos como Secretario Ejecutivo de las respectivas Comisiones de Vecindad de Colombia con esos países. Asumía sus labores con tranquilidad y prudencia, con pasión contagiosa sus actividades en la Asociación Diplomática de la que fue presidente y con dedicación ejemplar sus responsabilidades en el Fondo de Empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores Pertenecientes a la Carrera Diplomática y Consular de Colombia (FEMDI) donde, como gerente, le dio gran impulso a los seminarios de cooperativismo y de integración laboral que quedaron marcados perennemente con su recuerdo. Sus amigos recordamos su constante aspiración a posiciones que le permitieran buscar el beneficio colectivo y le seguimos dando nuestro voto de confianza a su memoria, inspiradora de unión y de armonía, de cooperación y solidaridad. Gracias, Embajador Sergio Díaz por ese legado.

61


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Academia Diplomática de San Carlos:

forjadora del deber diplomático POR: ACADEMIA DIPLOMÁTICA DE SAN CARLOS

E

Foto: Fachada Academia Diplomática de San Carlos. Cortesía de July Castiblanco.

Albores de nuestra historia

n el año de 1960 y luego de fallidos y casi olvidados intentos por formar un servicio exterior ba-

sado en el mérito, el primer gobierno del Frente Nacional decretó que la Carrera Diplomática y Consular de Colombia fuera un cuadro especial de la Carrera Administrativa. Para tal efecto, creó por la misma vía el Instituto Colombiano de Estudios Internacionales (ICEI) como parte de la Escuela Superior de Administración Pública y como entidad responsable de la formación y la preparación de los futuros cuadros diplomáticos de nuestro país. No obstante el hecho de que la medida encontró su más fuerte resistencia en la repartición milimétrica de los cargos públicos entre liberales y conservadores, es innegable que este acto administrativo fue el primer esfuerzo normativo que tuvo algún resultado en nuestro país y que sentó las bases de lo que más tarde sería la Academia Diplomática. En efecto, el ICEI inició labores con el estudio de las necesidades prácticas del Ministerio y del estado de la formación en otros países, así como con la elaboración de un currículo basado en el patrón usual de las universidades norteamericanas. Incluso, se programaron cursos de preparación para el ingreso a la carrera diplomática pero sus egresados nunca pudieron ser nombrados en el Ministerio por falta de normas y reglamentación al respecto.

62


Academia Diplomática de San Carlos: forjadora del deber diplomático

Del ICEI a la Academia Diplomática Ochos años después, bajo el Gobierno de la transformación nacional del Presidente Lleras Restrepo y con la necesidad de reorganizar el servicio civil y consolidar la carrera administrativa que finalmente dio vida a la Carrera Diplomática en el país, el ICEI pasó a ser parte integral de la Cancillería como órgano específico para la adecuada organización del servicio exterior, a través de los mecanismos de selección y profesionalización. Treinta años después, luego de dificultades propias del ajuste político, el Gobierno del Presidente Virgilio Barco creó la Academia Diplomática y unificó en ella las funciones que venían desempeñando separadamente el ICEI y el Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo (IAED), ente que había sido creado en 1980 como resultado del desarrollo del Convenio de Cooperación Académica firmado entre Colombia y la República Francesa. Durante esa década de labores paralelas y aún después, el ICEI y el IAED erraron por la ciudad. Conforme las vicisitudes del presupuesto y la disponibilidad de las sedes, los antecesores de nuestra Academia se situaron primero en los pisos 11, 12 y 13 del edificio de la carrera 7 con calle 6 y luego en la calle 49 entre carreras 13 y 14. Consciente de la necesidad de dar un toque de tradición a la formación de los futuros diplomáticos, el Presidente Samper Pizano inauguró en el año 1998 la actual sede de la calle 10 con carrera 5.

Funciones Desde su creación y luego de diferentes reestructuraciones ministeriales e institucionales, la Academia Diplomática de San Carlos ha tenido básicamente las siguientes funciones: convocar y realizar los concursos anuales de ingreso a la Carrera Diplomática y Consular de la República;

capacitar a los funcionarios de la planta interna del Ministerio y selección de los candidatos a becas de estudio en el exterior; preparar y realizar los cursos y exámenes de ascenso de los funcionarios inscritos en el escalafón; organizar los estudios de postgrado a nivel de Maestría en análisis de problemas políticos, económicos e internacionales contemporáneos en asocio con la Universidad Externado de Colombia y el IHEAL de París; y promover la investigación en temas de interés para la Cancillería. Además, la Academia Diplomática de San Carlos ha suscrito convenios de cooperación académica con numerosas universidades colombianas, entre ellas encontramos la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad Externado de Colombia, la Universidad de los Andes, la Universidad del Rosario, la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Pontificia Universidad Javeriana. En el plano internacional, ha suscrito convenios de cooperación académica con las siguientes instituciones: Academia Diplomática del Perú, Instituto del Servicio Exterior de la Nación (Argentina), Instituto del Servicio Exterior “Manuel María de Peralta” (Costa Rica), Instituto de Altos Estudios Diplomáticos “Pedro Gual” (Venezuela), Academia Diplomática “Antonio J. Quevedo” (Ecuador), Academia Diplomática “Andrés Bello” (Chile), Academia Diplomática del Ministerio de Relaciones Exteriores (Federación Rusa), Instituto “Matías Romero” de Estudios Diplomáticos (México), Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García” (Cuba) y el Instituto Artigas del Servicio Exterior (Uruguay).

Las tareas presentes y futuras Una reciente e importante decisión tomada por la Ministra de Relaciones Exteriores, señora María Ángela Holguín, ha venido a resaltar la actividad de la Academia en el actual Gobierno: con el ánimo

de dar a la Carrera Diplomática el espacio necesario para su desarrollo, ampliación y necesaria renovación, se dispuso que en los próximos tres años más de cien nuevos funcionarios nombrados en el cargo de Tercer Secretario se integren a la Carrera. Adicionalmente su dispuso también que al menos la primera fase del concurso para el Curso de Formación fuera descentralizada. Por tal motivo, el concurso abierto en el año 2011 para el Curso de Formación tuvo una primera fase en las ciudades de Barranquilla, Bogotá, Cali, Cúcuta, Medellín y Pasto. Más de novecientos aspirantes se inscribieron y cerca de ochocientos cincuenta presentaron efectivamente los exámenes en cuatro materias: Economía, Relaciones Internacionales, Ciencia Política y Derecho Internacional. En la segunda fase llevada a cabo exclusivamente en Bogotá, se presentaron a prueba de idiomas y entrevista cerca de cuatrocientas personas para seleccionar finalmente cincuenta y un alumnos del Curso de Formación, que este 2012 competirán por hasta treinta y cinco plazas efectivas como Terceros Secretarios, que serán nombrados en el año 2013. De esta forma, a partir del pasado mes de enero, además de los alumnos de la Maestría del IAED, la Academia recibe diariamente a los alumnos del Curso de Formación, sumando así más de un centenar de alumnos. El reto es entonces grande: por un lado, la Academia debe asegurar la calidad educativa y formativa de quienes apenas llegan y por el otro debe también organizar y administrar las pruebas de ascenso de quienes aspiran a mejores cargos en la Carrera Diplomática. Así, la labor de la Academia, lejos de estar terminada con el términos del los semestres, está en permanente revisión y en mejora continua de sus procedimientos.

63


Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA

Fotografía: Murallas de Cartagena. Cortesía Eduardo Fuentes


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Contenido Saludo de la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia............... 3 María Ángela Holguín Cuéllar La Sexta Cumbre de las Américas: cooperación interamericana a través de alianzas..................................................................5 José Miguel Insulza Colombia, Presidente de la VI Cumbre de las Américas.................... 11 Fulvia Benavides, Alejandro Borda y Jaime Girón

Fotografía:Torre del Reloj. Cartagena. Cortesía Eduardo Fuentes

El Protocolo de Estado como herramienta de apoyo para la articulación y desarrollo de procesos institucionales, convencionales y empresariales................................................. 15 César Felipe González Hernández Las Cumbres de las Américas no son incompatibles con otras cumbres regionales: la experiencia de los comienzos........................19 Diego Cardona Cardona

ENGLISH VERSION..............................................................23 The Sixth Summit of the Americas: Inter-American Cooperation through the Lens of Partnership // Colombia, President of the Sixth Summit of the Americas // State Protocol as a tool to support the development and coordination of institutional, convention and business processes // // The Summits of the Americas are not incompatible with other regional summits: the early experience //

VERSION FRANÇAISE........................................................... 33 Le Sixième Sommet des Amériques: coopération interaméricaine par le biais d’alliances // La Colombie, Président du VI Sommet des Amériques // Le Protocole d’état comme un outil d’aide à l’articulation et le développement de processus, institutionnel, classique et d’affaires. // Les Sommets des Amériques ne sont pas incompatibles avec d’autres sommets régionaux: l’expérience du début des années //

VERSION PORTUGAISE........................................................44 A Sexta Cúpula das Américas: cooperação interamericana por meio de alianças // O Protocolo de Estado como ferramenta de apoio para a articulação e para o desenvolvimento de processos institucionais, convencionais e empresariais // As Cúpulas das Américas não são incompatíveis com outras Cúpulas regionais: a experiência dos inícios *** AGRADECIMIENTO ESPECIAL A la Asociación Colombiana de Traductores e Intérpretes y a la Cámara de Comercio e Integración Colombo Brasilera por su colaboración con las traducciones al inglés, francés y portugués de los artículos de esta separata. 2

Saludo de la Ministra de

Relaciones Exteriores de Colombia

A

pocas semanas

de la celebración de la VI Cumbre de las Américas en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia despliega sus mejores esfuerzos para ultimar los detalles del mayor evento internacional que se haya realizado en su territorio en los últimos años. Los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas se reunirán los días 14 y 15 de abril para analizar los desafíos y situaciones que más interesan al hemisferio y debatir acerca de los temas seleccionados para la VI Cumbre de las Américas. Colombia se ha propuesto celebrar una Cumbre con resultados concretos y, con este objetivo en mente, planteó a los países miembros del Proceso de Cumbres de las Américas una agenda orientada a promover la integración del continente a partir de la infraestructura y de la efectiva y eficiente utilización de las tecnologías, y a definir acciones y estrategias para ofrecer mejores niveles de bienestar y seguridad a los ciudadanos de las Américas. Este doble propósito está condensado en el lema escogido para la Cumbre de Cartagena: “Conectando las Américas: Socios para la Prosperidad”. El encuentro de Presidentes y Primeros Ministros en Cartagena de Indias ofrece, asimismo, una oportunidad única para que las naciones americanas envíen un mensaje al mundo que presente al hemisferio como un territorio de oportunidades, con grandes fortalezas y con un potencial que hacen de las Américas un factor insoslayable de poder económico y político en el escenario internacional. Saludo y extiendo la más cordial bienvenida a Colombia a las señoras y señores Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas. Les deseo a ellos, a todas las delegaciones de los países y organizaciones internacionales participantes, a sus comitivas, a los representantes de los distintos sectores de la sociedad civil y a quienes nos visiten con ocasión de la VI Cumbre de las Américas, una grata estancia en Cartagena de Indias. Y formulo mis mejores votos porque los resultados de este importante encuentro hemisférico contribuyan a la prosperidad y al desarrollo integral de los pueblos de las Américas.

María Ángela Holguín 3


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Contenido Saludo de la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia............... 3 María Ángela Holguín Cuéllar La Sexta Cumbre de las Américas: cooperación interamericana a través de alianzas..................................................................5 José Miguel Insulza Colombia, Presidente de la VI Cumbre de las Américas.................... 11 Fulvia Benavides, Alejandro Borda y Jaime Girón

Fotografía:Torre del Reloj. Cartagena. Cortesía Eduardo Fuentes

El Protocolo de Estado como herramienta de apoyo para la articulación y desarrollo de procesos institucionales, convencionales y empresariales................................................. 15 César Felipe González Hernández Las Cumbres de las Américas no son incompatibles con otras cumbres regionales: la experiencia de los comienzos........................19 Diego Cardona Cardona

ENGLISH VERSION..............................................................23 The Sixth Summit of the Americas: Inter-American Cooperation through the Lens of Partnership // Colombia, President of the Sixth Summit of the Americas // State Protocol as a tool to support the development and coordination of institutional, convention and business processes // // The Summits of the Americas are not incompatible with other regional summits: the early experience //

VERSION FRANÇAISE........................................................... 33 Le Sixième Sommet des Amériques: coopération interaméricaine par le biais d’alliances // La Colombie, Président du VI Sommet des Amériques // Le Protocole d’état comme un outil d’aide à l’articulation et le développement de processus, institutionnel, classique et d’affaires. // Les Sommets des Amériques ne sont pas incompatibles avec d’autres sommets régionaux: l’expérience du début des années //

VERSION PORTUGAISE........................................................44 A Sexta Cúpula das Américas: cooperação interamericana por meio de alianças // O Protocolo de Estado como ferramenta de apoio para a articulação e para o desenvolvimento de processos institucionais, convencionais e empresariais // As Cúpulas das Américas não são incompatíveis com outras Cúpulas regionais: a experiência dos inícios *** AGRADECIMIENTO ESPECIAL A la Asociación Colombiana de Traductores e Intérpretes y a la Cámara de Comercio e Integración Colombo Brasilera por su colaboración con las traducciones al inglés, francés y portugués de los artículos de esta separata. 2

Saludo de la Ministra de

Relaciones Exteriores de Colombia

A

pocas semanas

de la celebración de la VI Cumbre de las Américas en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia despliega sus mejores esfuerzos para ultimar los detalles del mayor evento internacional que se haya realizado en su territorio en los últimos años. Los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas se reunirán los días 14 y 15 de abril para analizar los desafíos y situaciones que más interesan al hemisferio y debatir acerca de los temas seleccionados para la VI Cumbre de las Américas. Colombia se ha propuesto celebrar una Cumbre con resultados concretos y, con este objetivo en mente, planteó a los países miembros del Proceso de Cumbres de las Américas una agenda orientada a promover la integración del continente a partir de la infraestructura y de la efectiva y eficiente utilización de las tecnologías, y a definir acciones y estrategias para ofrecer mejores niveles de bienestar y seguridad a los ciudadanos de las Américas. Este doble propósito está condensado en el lema escogido para la Cumbre de Cartagena: “Conectando las Américas: Socios para la Prosperidad”. El encuentro de Presidentes y Primeros Ministros en Cartagena de Indias ofrece, asimismo, una oportunidad única para que las naciones americanas envíen un mensaje al mundo que presente al hemisferio como un territorio de oportunidades, con grandes fortalezas y con un potencial que hacen de las Américas un factor insoslayable de poder económico y político en el escenario internacional. Saludo y extiendo la más cordial bienvenida a Colombia a las señoras y señores Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas. Les deseo a ellos, a todas las delegaciones de los países y organizaciones internacionales participantes, a sus comitivas, a los representantes de los distintos sectores de la sociedad civil y a quienes nos visiten con ocasión de la VI Cumbre de las Américas, una grata estancia en Cartagena de Indias. Y formulo mis mejores votos porque los resultados de este importante encuentro hemisférico contribuyan a la prosperidad y al desarrollo integral de los pueblos de las Américas.

María Ángela Holguín 3


SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

La Sexta Cumbre de las Américas:

cooperación interamericana

C

a través de alianzas Por: José Miguel Insulza Secretario General de la Organización de los Estados Americanos -OEA-

uando los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas se reúnan en Cartagena de Indias, Colombia, en abril de 2012, para la Sexta Cumbre de las Américas, considerarán el significativo proceso de evolución socioeconómica y política por el que atraviesa el hemisferio y sus perspectivas para el futuro. Los niveles de pobreza están en descenso, los ciudadanos participan activamente en el escenario político, los países avanzan en la consolidación de la democracia y los grupos subregionales amplían el diálogo interamericano. Por ello, podría decirse que el lema de la Cumbre, “Conectando las Américas: Socios para la Prosperidad”, pone de manifiesto el optimismo, así como la dinámica inter-Americana de cambio que pone énfasis en la cooperación y las alianzas.

asesoría Lingüística S.a.S.

Las Cumbres suelen tener objetivos ambiciosos que son objeto de severas críticas si no se producen resultados pronto. Sin embargo, la realidad es que el éxito de la Cumbre suele hacerse patente meses o años más tarde cuando se puede hacer un análisis objetivo de sus resultados. Dieciocho años de Cumbres interamericanas proporcionan material suficiente para la reflexión y el análisis.

Las Cumbres y su impacto ALaS Asesoría Lingüística S.A.S. es el brazo comercial de la Asociación Colombiana de Traductores e Intérpretes, ACTI. Contribuimos al fortalecimiento del sector de la traducción y la interpretación en Colombia, y por lo tanto, al desarrollo del país al ofrecer servicios de traducción e interpretación con profesionalismo, calidad y ética.

Servicios · · · · · 4

Traducción Interpretación Servicios de valor agregado Capacitación empresarial Alquiler de equipos de interpretación

A pesar de los retos que sigue enfrentando la región, es innegable que ha habido avances significativos desde que el Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, convocó a la Primera Cumbre de las Américas realizada en Miami en 1994. El ímpetu que despertó ese encuentro y las subsiguientes reuniones de Jefes de Estado y de Gobierno sigue desempeñando un papel importante, aunque tal vez subvaluado, en los asuntos políticos de la región.

ContaCto • 

• 

• 

• 

  irección  D Cra. 7G No. 151A - 07 Of. 502 Bogotá - Colombia   eléfonos T (57 1) 704 17 17 / 669 81 13   ax  F (57 1) 704 17 17   orreos electrónicos  C contacto@alasasesorialinguistica.com asesor@alasasesorialinguistica.com

A

C

T

I

Asesoría Lingüística S.A.S.

Asociación Colombiana de Tr a d u c t o r e s e I n t é r p r e t e s

Foto: Simeon Eichmann. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/Simeon Asesoría Lingüística S.A.S.

5


SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

La Sexta Cumbre de las Américas:

cooperación interamericana

C

a través de alianzas Por: José Miguel Insulza Secretario General de la Organización de los Estados Americanos -OEA-

uando los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas se reúnan en Cartagena de Indias, Colombia, en abril de 2012, para la Sexta Cumbre de las Américas, considerarán el significativo proceso de evolución socioeconómica y política por el que atraviesa el hemisferio y sus perspectivas para el futuro. Los niveles de pobreza están en descenso, los ciudadanos participan activamente en el escenario político, los países avanzan en la consolidación de la democracia y los grupos subregionales amplían el diálogo interamericano. Por ello, podría decirse que el lema de la Cumbre, “Conectando las Américas: Socios para la Prosperidad”, pone de manifiesto el optimismo, así como la dinámica inter-Americana de cambio que pone énfasis en la cooperación y las alianzas.

asesoría Lingüística S.a.S.

Las Cumbres suelen tener objetivos ambiciosos que son objeto de severas críticas si no se producen resultados pronto. Sin embargo, la realidad es que el éxito de la Cumbre suele hacerse patente meses o años más tarde cuando se puede hacer un análisis objetivo de sus resultados. Dieciocho años de Cumbres interamericanas proporcionan material suficiente para la reflexión y el análisis.

Las Cumbres y su impacto ALaS Asesoría Lingüística S.A.S. es el brazo comercial de la Asociación Colombiana de Traductores e Intérpretes, ACTI. Contribuimos al fortalecimiento del sector de la traducción y la interpretación en Colombia, y por lo tanto, al desarrollo del país al ofrecer servicios de traducción e interpretación con profesionalismo, calidad y ética.

Servicios · · · · · 4

Traducción Interpretación Servicios de valor agregado Capacitación empresarial Alquiler de equipos de interpretación

A pesar de los retos que sigue enfrentando la región, es innegable que ha habido avances significativos desde que el Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, convocó a la Primera Cumbre de las Américas realizada en Miami en 1994. El ímpetu que despertó ese encuentro y las subsiguientes reuniones de Jefes de Estado y de Gobierno sigue desempeñando un papel importante, aunque tal vez subvaluado, en los asuntos políticos de la región.

ContaCto • 

• 

• 

• 

  irección  D Cra. 7G No. 151A - 07 Of. 502 Bogotá - Colombia   eléfonos T (57 1) 704 17 17 / 669 81 13   ax  F (57 1) 704 17 17   orreos electrónicos  C contacto@alasasesorialinguistica.com asesor@alasasesorialinguistica.com

A

C

T

I

Asesoría Lingüística S.A.S.

Asociación Colombiana de Tr a d u c t o r e s e I n t é r p r e t e s

Foto: Simeon Eichmann. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/Simeon Asesoría Lingüística S.A.S.

5


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Foto: Petr Kovar. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/kovik

Muchas iniciativas interamericanas exitosas y aún en marcha tienen su origen en deliberaciones de la Cumbre, aunque las mismas no sean ampliamente conocidas. Entre ellas, cabe mencionar las siguientes:

ciendo –testimonio de su importancia e impacto– y gozan de la participación de muchos países y del apoyo de diversos organismos interamericanos e internacionales del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres (GTCC)4.

• Como comunidad de naciones, en la Primera Cumbre, los países expresaron su preocupación e hicieron un llamado a combatir conjuntamente la amenaza del terrorismo. Luego se llevaron a cabo una serie de reuniones especializadas sobre la lucha contra el terrorismo que culminaron con la aprobación del “Compromiso de Mar del Plata” en el cual se determinó el establecimiento del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE) en el ámbito de la Organización de Estados Americanos. El CICTE sigue desempeñando un papel importante en la promoción de la cooperación regional e internacional en la lucha contra el terrorismo.

Todas estas iniciativas han sido factores de cambio al estar orientadas hacia la búsqueda de soluciones a los problemas que enfrentan y preocupan a los líderes y ciudadanos del hemisferio.

En 1998, la Cumbre de Santiago sentó las bases para la crea• ción de lo que se convertiría en un importante instrumento para definir la estrategia anti-drogas: el Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM)1. El proceso de evaluación multilateral y multidisciplinario que se realiza a través del MEM es un análisis objetivo que permite formular recomendaciones a los Estados Miembros para mejorar el control del tráfico y abuso de drogas y para reforzar la cooperación multilateral. • La Carta Democrática Interamericana, aprobada por la Asamblea General de la OEA en un período extraordinario de sesiones celebrado en Lima, Perú en 2001, surgió de un mandato de la Tercera Cumbre en Quebec. La Carta Democrática se ha convertido en un valioso instrumento para la salvaguardia y consolidación de la democracia en la región. La propuesta y aprobación de este instrumento fue toda una proeza y,“a pesar de su complejidad, tiene el enorme mérito de haber sido aprobada por consenso, sin reservas, ni pies de página”2. • Podría decirse que el énfasis que se dio al comercio en la Cumbre de Miami en 1994, reiterado en la Segunda Cumbre de las Américas -realizada en Santiago, Chile en 1998-, dio lugar al incremento en el número de tratados de libre comercio (TLC) bilaterales y regionales: de tan sólo dos que existían en 19943, a la fecha se han firmado 75, de los cuales 64 ya están en vigor. • En fecha más reciente, la Cumbre de 2009 en Puerto España creó el marco para el lanzamiento de la Red Interamericana de Protección Social (IASP por sus siglas en inglés) y de la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA por sus siglas en inglés). Ambas iniciativas siguen cre-

Aunque ha habido mejoras significativas, la región aún enfrenta grandes retos. La desigualdad sigue siendo un gran motivo de preocupación, pese a que la pobreza se redujo en un 15% entre el 2002 y 2011. El acceso desigual a la tecnología contribuye a la marginación de amplios sectores de la población. La delincuencia y la violencia asedian a muchos países, poniendo en peligro la seguridad pública y “afectan[do]... al desarrollo social, económico y político de nuestras sociedades”5. Las redes de delincuencia organizada transnacional constituyen una amenaza para la gobernabilidad y el orden social, además de que socavan el Estado de derecho. Los desastres naturales parecen ir en aumento y sus efectos son mayores también debido a una serie de factores climatológicos, así como de infraestructura, urbanización y la concentración de la población, entre otros.

Temas de interés para la Sexta Cumbre Ante este panorama de logros y desafíos, el tema “alianza para la prosperidad” que se ha escogido para la Sexta Cumbre tiene resonancia particular en el siglo XXI para todos los países del hemisferio. La Sexta Cumbre de las Américas será la primera en llamar la atención sobre los mecanismos conjuntos de integración física y cooperación regional como medio para lograr mayores niveles de desarrollo y para superar los retos que enfrenta el hemisferio en materia de desastres naturales, pobreza y desigualdad, acceso a la tecnología y seguridad ciudadana. La decisión de los Estados miembros de centrar su atención en estas cuatro áreas temáticas es un reconocimiento implícito que, pese a las evidentes diferencias en tamaño y desarrollo económico, estos temas presentan retos comunes cuyos efectos trascienden fronteras. Los temas no son nuevos, pero el contexto en el que se presentan, su magnitud e implicaciones

1. En materia de desastres naturales, desde la última Cumbre celebrada en abril de 2009, los pueblos de las Américas han experimentado más de 240 tipos diferentes de desastres - incluidos terremotos, inundaciones, sequías, deslizamientos de tierra, huracanes y tormentas- que han afectado a casi 23 millones de personas, ocasionando cerca de 250.000 muertes de las cuales un estimado del 95% fueron consecuencia directa o indirecta de un solo evento catastrófico6. El terremoto de magnitud 7,0 registrado en Haití en enero de 2010 y las inundaciones en Centroamérica en 2011 ocasionaron una gran pérdida de vidas y un sinnúmero de daños a la infraestructura física, además de que pusieron a prueba la capacidad de los esfuerzos humanitarios internacionales. La convocatoria de una Cumbre Extraordinaria de los líderes centroamericanos en octubre de 2011 para tratar específicamente el tema de los desastres naturales es un claro indicio de que este asunto es prioritario para los Estados y de que es necesario unir esfuerzos en los planos regional y multilateral para complementar las capacidades nacionales de cada país7. Estos sucesos recientes han puesto de relieve la necesidad de una estrategia interamericana integral que fomente la innovación y las alianzas haciendo hincapié en una mejor coordinación. La mejora en los sistemas de alerta temprana, las capacidades de monitoreo, la planificación y preparación para desastres, la adecuada zonificación y códigos de construcción, así como la concienciación de los ciudadanos contribuirán positivamente a todos los aspectos de la prevención, mitigación y recuperación en casos de desastres. Los gobiernos nacionales, las instituciones internacionales, las organizaciones humanitarias y las sociedades han acumulado una gran cantidad de conocimientos a partir de la experiencia adquirida en las respuestas ante desastres. Es necesario aprovechar esta amplia base de conocimientos en el diseño de planes regionales. Considerando que ahora las políticas están más encaminadas hacia la prevención, la mitigación y la recuperación de desastres naturales, éste es el momento oportuno para que los países echen un vistazo a algunos instrumentos existentes, incluida la Convención Interamericana para Facilitar Asistencia en Casos de Desastre8: la única convención en su tipo en todo el mundo que establece procedimientos claros respecto a la “dirección, control, coordinación y supervisión de la asistencia” en un territorio afectado.

Los niveles de desigualdad, tanto reales como percibidos, así como las tensiones inherentes están dañando a nuestras democracias. El hecho de que en muchos países menos del 5% de la población obtiene más del 50% del ingreso nacional no concuerda con un discurso democrático9. La democracia y el progreso económico y social deben avanzar simultáneamente si se ha de cumplir esta promesa en las Américas. En todo el mundo se observan diversos movimientos sociales que llama nuestra atención a la cuestión de la desigualdad. Por su propio beneficio, los gobiernos deben adelantarse a formular e implementar políticas y programas que brinden mayores oportunidades y acceso a todos los ciudadanos. Dada la fuerza que ha demostrado América Latina ante la crisis financiera mundial, existe un gran optimismo de que la región va por buen camino y que tal vez la década que recién comienza sea “la década de las Américas”, en la que las democracias consolidadas de la región puedan avanzar hacia un futuro más próspero. Para hacer realidad esta promesa, la visión del futuro debe ser incluyente, con un claro compromiso con la igualdad social y económica y los derechos humanos, con dedicación y empeño en pro de la integración de grupos tradicionalmente marginados y vulnerables al mercado de las oportunidades. 3. Mejorar el acceso a la tecnología representa un importante paso adelante en la democratización, la expansión de oportunidades y la provisión de herramientas para mejorar la competitividad de los ciudadanos y la capacidad de los gobiernos para estar más cerca de la gente a la que sirven. La idea de promover la conectividad y las sociedades basadas en el conocimiento en el hemisferio surgió por primera vez hace una década, en la Cumbre de Quebec, en 2001, en la que se propuso “el uso de la tele-medicina como un medio para conectar las poblaciones remotas y proporcionar servicios e información de salud a los grupos subatendidos”10. Desde entonces, grandes avances en la innovación tecnológica aunados a los esfuerzos de los gobiernos, las instituciones y la iniciativa privada han dado lugar a importantes progresos en diversas áreas. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha logrado grandes avances en las iniciativas que apoyan la cibersalud y la tele-medicina, ampliando así el acceso a la asistencia sanitaria de calidad. En los últimos diez años, el Portal Educativo de las Américas de la OEA, en alianza con un consorcio de universidades, ha proporcionado una serie de programas de formación, educación a distancia, cursos en línea y becas a miles de personas que de otro modo no habrían tenido acceso a estas oportunidades educativas. Del mismo modo, los programas de gobierno electrónico en América Latina y el Caribe (en los que la OEA y otras organizaciones internacionales cooperan) han ayudado a las autoridades a ser más accesibles para la población y han mejorado la transparencia y la eficiencia en la prestación de servicios.

(3) En 1994, sólo existían dos zonas de libre comercio: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos e Israel.Véase www.sice.oas.org

2. Si bien es cierto que los desastres naturales pueden afectar profunda y notablemente el desarrollo, los niveles persistentes de pobreza y desigualdad son la principal fuente de vulnerabilidad en nuestra región, la más desigual del mundo en términos de la distribución del ingreso.

(4) El GTCC está compuesto por doce instituciones interamericanas e internacionales que brindan apoyo técnico a los países en el proceso de Cumbres y llevan a cabo proyectos e iniciativas para implementar los compromisos de las Cumbres.

(6) EM-DAT: International Disaster Database OFDA/CRED. Université Catholique de Louvain, Bruselas (Bélgica): 2011.

(1) Plan de Acción, Segunda Cumbre de las Américas. Santiago, Chile. 1998. (2) De Zela, Hugo.“10 años de la Carta Democrática Interamericana”. 2011.Véase www.summit-americas.org

(5) Declaración de San Salvador sobre Seguridad Ciudadana en las Américas; cuadragésimo primer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11). San Salvador, El Salvador. 7 de junio de 2011. 6

indican que su efecto sobre el desarrollo económico, la gobernabilidad democrática y la estabilidad social en las Américas es cada vez más profundo.

(7) Declaración de Comalapa, Cumbre Especial Jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Comalapa, El Salvador. 25 de octubre de 2011. (8) Esta convención entró en vigor después de la Cumbre Extraordinaria sobre Desarrollo Sostenible, en Santa Cruz, Bolivia, en 1996. 7


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Foto: Petr Kovar. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/kovik

Muchas iniciativas interamericanas exitosas y aún en marcha tienen su origen en deliberaciones de la Cumbre, aunque las mismas no sean ampliamente conocidas. Entre ellas, cabe mencionar las siguientes:

ciendo –testimonio de su importancia e impacto– y gozan de la participación de muchos países y del apoyo de diversos organismos interamericanos e internacionales del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres (GTCC)4.

• Como comunidad de naciones, en la Primera Cumbre, los países expresaron su preocupación e hicieron un llamado a combatir conjuntamente la amenaza del terrorismo. Luego se llevaron a cabo una serie de reuniones especializadas sobre la lucha contra el terrorismo que culminaron con la aprobación del “Compromiso de Mar del Plata” en el cual se determinó el establecimiento del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE) en el ámbito de la Organización de Estados Americanos. El CICTE sigue desempeñando un papel importante en la promoción de la cooperación regional e internacional en la lucha contra el terrorismo.

Todas estas iniciativas han sido factores de cambio al estar orientadas hacia la búsqueda de soluciones a los problemas que enfrentan y preocupan a los líderes y ciudadanos del hemisferio.

En 1998, la Cumbre de Santiago sentó las bases para la crea• ción de lo que se convertiría en un importante instrumento para definir la estrategia anti-drogas: el Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM)1. El proceso de evaluación multilateral y multidisciplinario que se realiza a través del MEM es un análisis objetivo que permite formular recomendaciones a los Estados Miembros para mejorar el control del tráfico y abuso de drogas y para reforzar la cooperación multilateral. • La Carta Democrática Interamericana, aprobada por la Asamblea General de la OEA en un período extraordinario de sesiones celebrado en Lima, Perú en 2001, surgió de un mandato de la Tercera Cumbre en Quebec. La Carta Democrática se ha convertido en un valioso instrumento para la salvaguardia y consolidación de la democracia en la región. La propuesta y aprobación de este instrumento fue toda una proeza y,“a pesar de su complejidad, tiene el enorme mérito de haber sido aprobada por consenso, sin reservas, ni pies de página”2. • Podría decirse que el énfasis que se dio al comercio en la Cumbre de Miami en 1994, reiterado en la Segunda Cumbre de las Américas -realizada en Santiago, Chile en 1998-, dio lugar al incremento en el número de tratados de libre comercio (TLC) bilaterales y regionales: de tan sólo dos que existían en 19943, a la fecha se han firmado 75, de los cuales 64 ya están en vigor. • En fecha más reciente, la Cumbre de 2009 en Puerto España creó el marco para el lanzamiento de la Red Interamericana de Protección Social (IASP por sus siglas en inglés) y de la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA por sus siglas en inglés). Ambas iniciativas siguen cre-

Aunque ha habido mejoras significativas, la región aún enfrenta grandes retos. La desigualdad sigue siendo un gran motivo de preocupación, pese a que la pobreza se redujo en un 15% entre el 2002 y 2011. El acceso desigual a la tecnología contribuye a la marginación de amplios sectores de la población. La delincuencia y la violencia asedian a muchos países, poniendo en peligro la seguridad pública y “afectan[do]... al desarrollo social, económico y político de nuestras sociedades”5. Las redes de delincuencia organizada transnacional constituyen una amenaza para la gobernabilidad y el orden social, además de que socavan el Estado de derecho. Los desastres naturales parecen ir en aumento y sus efectos son mayores también debido a una serie de factores climatológicos, así como de infraestructura, urbanización y la concentración de la población, entre otros.

Temas de interés para la Sexta Cumbre Ante este panorama de logros y desafíos, el tema “alianza para la prosperidad” que se ha escogido para la Sexta Cumbre tiene resonancia particular en el siglo XXI para todos los países del hemisferio. La Sexta Cumbre de las Américas será la primera en llamar la atención sobre los mecanismos conjuntos de integración física y cooperación regional como medio para lograr mayores niveles de desarrollo y para superar los retos que enfrenta el hemisferio en materia de desastres naturales, pobreza y desigualdad, acceso a la tecnología y seguridad ciudadana. La decisión de los Estados miembros de centrar su atención en estas cuatro áreas temáticas es un reconocimiento implícito que, pese a las evidentes diferencias en tamaño y desarrollo económico, estos temas presentan retos comunes cuyos efectos trascienden fronteras. Los temas no son nuevos, pero el contexto en el que se presentan, su magnitud e implicaciones

1. En materia de desastres naturales, desde la última Cumbre celebrada en abril de 2009, los pueblos de las Américas han experimentado más de 240 tipos diferentes de desastres - incluidos terremotos, inundaciones, sequías, deslizamientos de tierra, huracanes y tormentas- que han afectado a casi 23 millones de personas, ocasionando cerca de 250.000 muertes de las cuales un estimado del 95% fueron consecuencia directa o indirecta de un solo evento catastrófico6. El terremoto de magnitud 7,0 registrado en Haití en enero de 2010 y las inundaciones en Centroamérica en 2011 ocasionaron una gran pérdida de vidas y un sinnúmero de daños a la infraestructura física, además de que pusieron a prueba la capacidad de los esfuerzos humanitarios internacionales. La convocatoria de una Cumbre Extraordinaria de los líderes centroamericanos en octubre de 2011 para tratar específicamente el tema de los desastres naturales es un claro indicio de que este asunto es prioritario para los Estados y de que es necesario unir esfuerzos en los planos regional y multilateral para complementar las capacidades nacionales de cada país7. Estos sucesos recientes han puesto de relieve la necesidad de una estrategia interamericana integral que fomente la innovación y las alianzas haciendo hincapié en una mejor coordinación. La mejora en los sistemas de alerta temprana, las capacidades de monitoreo, la planificación y preparación para desastres, la adecuada zonificación y códigos de construcción, así como la concienciación de los ciudadanos contribuirán positivamente a todos los aspectos de la prevención, mitigación y recuperación en casos de desastres. Los gobiernos nacionales, las instituciones internacionales, las organizaciones humanitarias y las sociedades han acumulado una gran cantidad de conocimientos a partir de la experiencia adquirida en las respuestas ante desastres. Es necesario aprovechar esta amplia base de conocimientos en el diseño de planes regionales. Considerando que ahora las políticas están más encaminadas hacia la prevención, la mitigación y la recuperación de desastres naturales, éste es el momento oportuno para que los países echen un vistazo a algunos instrumentos existentes, incluida la Convención Interamericana para Facilitar Asistencia en Casos de Desastre8: la única convención en su tipo en todo el mundo que establece procedimientos claros respecto a la “dirección, control, coordinación y supervisión de la asistencia” en un territorio afectado.

Los niveles de desigualdad, tanto reales como percibidos, así como las tensiones inherentes están dañando a nuestras democracias. El hecho de que en muchos países menos del 5% de la población obtiene más del 50% del ingreso nacional no concuerda con un discurso democrático9. La democracia y el progreso económico y social deben avanzar simultáneamente si se ha de cumplir esta promesa en las Américas. En todo el mundo se observan diversos movimientos sociales que llama nuestra atención a la cuestión de la desigualdad. Por su propio beneficio, los gobiernos deben adelantarse a formular e implementar políticas y programas que brinden mayores oportunidades y acceso a todos los ciudadanos. Dada la fuerza que ha demostrado América Latina ante la crisis financiera mundial, existe un gran optimismo de que la región va por buen camino y que tal vez la década que recién comienza sea “la década de las Américas”, en la que las democracias consolidadas de la región puedan avanzar hacia un futuro más próspero. Para hacer realidad esta promesa, la visión del futuro debe ser incluyente, con un claro compromiso con la igualdad social y económica y los derechos humanos, con dedicación y empeño en pro de la integración de grupos tradicionalmente marginados y vulnerables al mercado de las oportunidades. 3. Mejorar el acceso a la tecnología representa un importante paso adelante en la democratización, la expansión de oportunidades y la provisión de herramientas para mejorar la competitividad de los ciudadanos y la capacidad de los gobiernos para estar más cerca de la gente a la que sirven. La idea de promover la conectividad y las sociedades basadas en el conocimiento en el hemisferio surgió por primera vez hace una década, en la Cumbre de Quebec, en 2001, en la que se propuso “el uso de la tele-medicina como un medio para conectar las poblaciones remotas y proporcionar servicios e información de salud a los grupos subatendidos”10. Desde entonces, grandes avances en la innovación tecnológica aunados a los esfuerzos de los gobiernos, las instituciones y la iniciativa privada han dado lugar a importantes progresos en diversas áreas. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha logrado grandes avances en las iniciativas que apoyan la cibersalud y la tele-medicina, ampliando así el acceso a la asistencia sanitaria de calidad. En los últimos diez años, el Portal Educativo de las Américas de la OEA, en alianza con un consorcio de universidades, ha proporcionado una serie de programas de formación, educación a distancia, cursos en línea y becas a miles de personas que de otro modo no habrían tenido acceso a estas oportunidades educativas. Del mismo modo, los programas de gobierno electrónico en América Latina y el Caribe (en los que la OEA y otras organizaciones internacionales cooperan) han ayudado a las autoridades a ser más accesibles para la población y han mejorado la transparencia y la eficiencia en la prestación de servicios.

(3) En 1994, sólo existían dos zonas de libre comercio: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos e Israel.Véase www.sice.oas.org

2. Si bien es cierto que los desastres naturales pueden afectar profunda y notablemente el desarrollo, los niveles persistentes de pobreza y desigualdad son la principal fuente de vulnerabilidad en nuestra región, la más desigual del mundo en términos de la distribución del ingreso.

(4) El GTCC está compuesto por doce instituciones interamericanas e internacionales que brindan apoyo técnico a los países en el proceso de Cumbres y llevan a cabo proyectos e iniciativas para implementar los compromisos de las Cumbres.

(6) EM-DAT: International Disaster Database OFDA/CRED. Université Catholique de Louvain, Bruselas (Bélgica): 2011.

(1) Plan de Acción, Segunda Cumbre de las Américas. Santiago, Chile. 1998. (2) De Zela, Hugo.“10 años de la Carta Democrática Interamericana”. 2011.Véase www.summit-americas.org

(5) Declaración de San Salvador sobre Seguridad Ciudadana en las Américas; cuadragésimo primer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11). San Salvador, El Salvador. 7 de junio de 2011. 6

indican que su efecto sobre el desarrollo económico, la gobernabilidad democrática y la estabilidad social en las Américas es cada vez más profundo.

(7) Declaración de Comalapa, Cumbre Especial Jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Comalapa, El Salvador. 25 de octubre de 2011. (8) Esta convención entró en vigor después de la Cumbre Extraordinaria sobre Desarrollo Sostenible, en Santa Cruz, Bolivia, en 1996. 7


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Dado su predominio e impacto, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están llamadas a integrarse más a los planes de desarrollo nacionales y regionales. El acceso fácil es bueno para las políticas públicas, apoya una mejor comunicación entre gobierno y ciudadanos, así como entre los mismos ciudadanos, brinda a las comunidades las herramientas que les permiten mejorar sus capacidades para contribuir al desarrollo, el fortalecimiento de las instituciones democráticas y la inclusión social. 4. Si el concepto de alianzas es importante para enfrentar la pobreza y la desigualdad, así como para facilitar el acceso a la tecnología y atender los desastres naturales, éste es imprescindible para la seguridad ciudadana y en el apoyo a los esfuerzos para combatir la delincuencia y la violencia que han aumentado a niveles alarmantes en y entre países. Las encuestas de Latinobarómetro indican que más de una de cada tres personas fueron afectadas por delitos violentos en 2010. El 29,6% de los 19.000 encuestados por Latinobarómetro en 2011 indicaron que la inseguridad es el principal problema que afecta a su país, en comparación con el 19,6% hace dos años11. El aumento de la delincuencia y la violencia en el hemisferio–ya sea de origen transnacional o local– afecta la integridad física de millones de personas, atenta contra las libertades individuales y los derechos básicos, afecta negativamente al desarrollo económico y amenaza la integridad misma del Estado y de las instituciones democráticas en muchos países de nuestra región. El reto es múltiple. El narcotráfico, el lavado de dinero, los secuestros, la piratería intelectual, las actividades de las pandillas juveniles, la trata de personas y el contrabando de armas forman parte de las múltiples expresiones de la delincuencia organizada considerada por los ciudadanos de toda la región como uno de nuestros más graves problemas. Desde la Declaración de Bridgetown de 2002, cuando se propuso por primera vez la perspectiva multidimensional de la seguridad pública, los países de las Américas han reiterado en diversos foros de alto nivel que se requiere “la participación y cooperación de múltiples actores, tales como el individuo, los gobiernos a todos los niveles, la sociedad civil, las comunidades, los medios de comunicación, el sector privado y académico, a fin de fortalecer la promoción de una cultura de paz y no violencia, y responder de manera efectiva y participativa a las necesidades de la sociedad en su conjunto”12. En años recientes, nuestros ministros de seguridad pública se han reunido varias veces para estrechar sus lazos de cooperación y encontrar formas de enfrentar la creciente amenaza de la delincuencia organizada. El año pasado nuestra Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) aprobó una nueva estrategia para combatir el narcotrá-

fico y la drogadicción, fortaleciendo así las acciones en las que se destaca la responsabilidad compartida. La Conferencia de Presidentes de Centroamérica sobre delincuencia y la Tercera Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública realizadas en el 2011 son los ejemplos más recientes de la creciente cooperación institucional, el intercambio de información y el desarrollo de capacidades en la materia. Los líderes deben pedir a sus ministros que refuercen estas iniciativas (sin dejar de reconocer las preocupaciones y jurisdicciones nacionales) y, de esta manera, mejorar sus esfuerzos en la lucha contra esta plaga que amenaza la democracia.

Conclusión Aunque con justa razón se presta mucha atención a la reunión de Jefes de Estado y de Gobierno, la Cumbre es más que una simple reunión: es un proceso continuo e incluyente en el que la cooperación ha estado presente desde sus inicios como eje central. Se han aprendido algunas lecciones importantes en dieciocho años de Cumbres: • Una gama de nuevos mandatos sin financiamiento claro no es viable. Una alianza consolidada entre las instituciones políticas (la OEA), económicas (la CEPAL) y financieras (el BID) del sistema interamericano -aunado a las alianzas entre el sector público y privado- ayudaría a resolver este problema. • La participación ciudadana es parte integral del proceso de Cumbres. Los procesos inclusivos son benéficos para la formulación de políticas y los ciudadanos se interesaran más en los resultados cuando contribuyen al diálogo sobre políticas. El proceso de Cumbres representa una oportunidad para que los pueblos del hemisferio involucren activamente a los líderes políticos en cuestiones cruciales que contribuyen a la sostenibilidad y desarrollo de la democracia en la región. • Los países y las instituciones interamericanas deben hacer más énfasis en la recopilación de datos y en la elaboración de informes sobre la implementación de mandatos a fin de medir el progreso. La vinculación de ideas, esfuerzos y capacidades a través de una mayor cooperación regional y un nuevo llamado a la integración física nunca han sido tan vitales ni tan necesarios como lo son hoy. La audacia de esta Cumbre radicará en su moderación. Al limitar el debate a unos cuantos temas que son importantes cada uno, pero que también están intrínsecamente vinculados, la Sexta Cumbre de Cartagena de Indias puede cumplir su objetivo de orientarse a resultados concretos y, al hacerlo, dar paso a una nueva era para el proceso de Cumbres de las Américas.

(9) Insulza, José Miguel.“El fortalecimiento de la democracia en el sistema interamericano.” Conferencia dictada en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Santiago, Chile. 2010. (10) Plan de Acción,Tercera Cumbre de las Américas. Ciudad de Quebec, Canadá. 2001. (11) Latinobarómetro. Banco de datos 2011. Santiago (Chile): 2011. (12) Declaración de San Salvador sobre Seguridad Ciudadana en las Américas; cuadragésimo primer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), párrafo 5. San Salvador, El Salvador. 7 de junio de 2011. 8

9


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Dado su predominio e impacto, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están llamadas a integrarse más a los planes de desarrollo nacionales y regionales. El acceso fácil es bueno para las políticas públicas, apoya una mejor comunicación entre gobierno y ciudadanos, así como entre los mismos ciudadanos, brinda a las comunidades las herramientas que les permiten mejorar sus capacidades para contribuir al desarrollo, el fortalecimiento de las instituciones democráticas y la inclusión social. 4. Si el concepto de alianzas es importante para enfrentar la pobreza y la desigualdad, así como para facilitar el acceso a la tecnología y atender los desastres naturales, éste es imprescindible para la seguridad ciudadana y en el apoyo a los esfuerzos para combatir la delincuencia y la violencia que han aumentado a niveles alarmantes en y entre países. Las encuestas de Latinobarómetro indican que más de una de cada tres personas fueron afectadas por delitos violentos en 2010. El 29,6% de los 19.000 encuestados por Latinobarómetro en 2011 indicaron que la inseguridad es el principal problema que afecta a su país, en comparación con el 19,6% hace dos años11. El aumento de la delincuencia y la violencia en el hemisferio–ya sea de origen transnacional o local– afecta la integridad física de millones de personas, atenta contra las libertades individuales y los derechos básicos, afecta negativamente al desarrollo económico y amenaza la integridad misma del Estado y de las instituciones democráticas en muchos países de nuestra región. El reto es múltiple. El narcotráfico, el lavado de dinero, los secuestros, la piratería intelectual, las actividades de las pandillas juveniles, la trata de personas y el contrabando de armas forman parte de las múltiples expresiones de la delincuencia organizada considerada por los ciudadanos de toda la región como uno de nuestros más graves problemas. Desde la Declaración de Bridgetown de 2002, cuando se propuso por primera vez la perspectiva multidimensional de la seguridad pública, los países de las Américas han reiterado en diversos foros de alto nivel que se requiere “la participación y cooperación de múltiples actores, tales como el individuo, los gobiernos a todos los niveles, la sociedad civil, las comunidades, los medios de comunicación, el sector privado y académico, a fin de fortalecer la promoción de una cultura de paz y no violencia, y responder de manera efectiva y participativa a las necesidades de la sociedad en su conjunto”12. En años recientes, nuestros ministros de seguridad pública se han reunido varias veces para estrechar sus lazos de cooperación y encontrar formas de enfrentar la creciente amenaza de la delincuencia organizada. El año pasado nuestra Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) aprobó una nueva estrategia para combatir el narcotrá-

fico y la drogadicción, fortaleciendo así las acciones en las que se destaca la responsabilidad compartida. La Conferencia de Presidentes de Centroamérica sobre delincuencia y la Tercera Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública realizadas en el 2011 son los ejemplos más recientes de la creciente cooperación institucional, el intercambio de información y el desarrollo de capacidades en la materia. Los líderes deben pedir a sus ministros que refuercen estas iniciativas (sin dejar de reconocer las preocupaciones y jurisdicciones nacionales) y, de esta manera, mejorar sus esfuerzos en la lucha contra esta plaga que amenaza la democracia.

Conclusión Aunque con justa razón se presta mucha atención a la reunión de Jefes de Estado y de Gobierno, la Cumbre es más que una simple reunión: es un proceso continuo e incluyente en el que la cooperación ha estado presente desde sus inicios como eje central. Se han aprendido algunas lecciones importantes en dieciocho años de Cumbres: • Una gama de nuevos mandatos sin financiamiento claro no es viable. Una alianza consolidada entre las instituciones políticas (la OEA), económicas (la CEPAL) y financieras (el BID) del sistema interamericano -aunado a las alianzas entre el sector público y privado- ayudaría a resolver este problema. • La participación ciudadana es parte integral del proceso de Cumbres. Los procesos inclusivos son benéficos para la formulación de políticas y los ciudadanos se interesaran más en los resultados cuando contribuyen al diálogo sobre políticas. El proceso de Cumbres representa una oportunidad para que los pueblos del hemisferio involucren activamente a los líderes políticos en cuestiones cruciales que contribuyen a la sostenibilidad y desarrollo de la democracia en la región. • Los países y las instituciones interamericanas deben hacer más énfasis en la recopilación de datos y en la elaboración de informes sobre la implementación de mandatos a fin de medir el progreso. La vinculación de ideas, esfuerzos y capacidades a través de una mayor cooperación regional y un nuevo llamado a la integración física nunca han sido tan vitales ni tan necesarios como lo son hoy. La audacia de esta Cumbre radicará en su moderación. Al limitar el debate a unos cuantos temas que son importantes cada uno, pero que también están intrínsecamente vinculados, la Sexta Cumbre de Cartagena de Indias puede cumplir su objetivo de orientarse a resultados concretos y, al hacerlo, dar paso a una nueva era para el proceso de Cumbres de las Américas.

(9) Insulza, José Miguel.“El fortalecimiento de la democracia en el sistema interamericano.” Conferencia dictada en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Santiago, Chile. 2010. (10) Plan de Acción,Tercera Cumbre de las Américas. Ciudad de Quebec, Canadá. 2001. (11) Latinobarómetro. Banco de datos 2011. Santiago (Chile): 2011. (12) Declaración de San Salvador sobre Seguridad Ciudadana en las Américas; cuadragésimo primer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), párrafo 5. San Salvador, El Salvador. 7 de junio de 2011. 8

9


SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Colombia, Presidente de la VI Cumbre de las Américas

L

Por: Fulvia Benavides, Alejandro Borda Y Jaime Girón*

* Fulvia Benavides, Alejandro Borda y Jaime Girón son Embajadores de Carrera Diplomática y Consular de Colombia. Asesores del Equipo Nacional para la Cumbre de las Américas.

a celebración de la VI Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Cartagena de Indias los días 14 y 15 de abril, será la concreción de un trascendental compromiso adquirido por el Gobierno colombiano en 2009, al recibir de Trinidad y Tobago la presidencia del proceso. Valga decir que, vista la importancia política que la Cumbre de la Américas reviste por ser el único foro hemisférico que reúne a todos los Jefes de Estado y de Gobierno elegidos democráticamente, constituye un enorme desafío para la política exterior colombiana. Colombia otorga la mayor importancia al proceso de Cumbres de las Américas: se identifica con los objetivos que le dieron origen, particularmente con el de constituir una “asociación para la prosperidad” sustentada en la práctica y el fortalecimiento de las instituciones democráticas. Una asociación de las naciones americanas y de sus esfuerzos para mejorar la calidad de vida de sus pueblos. Una asociación al más alto nivel político, para dialogar acerca de los problemas más acuciantes del continente y la mejor manera de darles solución. Una asociación inspirada en y orientada hacia la gente de las Américas. El equipo diplomático encargado de proponer los ejes temáticos de la VI Cumbre y llevarlo como iniciativa del Gobierno colombiano a los Estados parte del proceso basó sus propuestas en un cuidadoso y detenido análisis de la situación general del Hemisferio, con miras a identificar sus fortalezas y los problemas más acuciantes que requiriesen la atención y la decisión de los mandatarios. Para ello se basó en análisis y estudios que investigadores, académicos, centros de pensamiento, varias entidades del sistema interamericano y técnicos de diferentes países americanos llevaron a cabo por expresa solicitud del Ministerio de Relaciones de Colombia. El alto Gobierno colombiano coincidió en que, en la Declaración de Cartagena, el Hemisferio debería proyectarse como un todo ante el resto del mundo y, en su VI Cumbre de las Américas, enviar un mensaje de unidad y de oportunidades a la comunidad internacional. Lo anterior, en el contexto de una “Declaración” muy breve y concreta que transmitiese a los pueblos de las Américas y del mundo un mensaje político claro del Hemisferio como un territorio de oportunidades y determinado a superar sus dificultades a través de la cooperación y la asociación de esfuerzos para alcanzar mejores niveles de crecimiento y prosperidad. Asimismo, que proveyese soluciones efectivas a problemas que lo afectan mediante mandatos concretos, realizables y medibles que contasen con los recursos necesarios para su ejecución y mecanismos idóneos para su monitoreo.

Foto: Cartagena. Eduardo Fuentes 11


SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Colombia, Presidente de la VI Cumbre de las Américas

L

Por: Fulvia Benavides, Alejandro Borda Y Jaime Girón*

* Fulvia Benavides, Alejandro Borda y Jaime Girón son Embajadores de Carrera Diplomática y Consular de Colombia. Asesores del Equipo Nacional para la Cumbre de las Américas.

a celebración de la VI Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Cartagena de Indias los días 14 y 15 de abril, será la concreción de un trascendental compromiso adquirido por el Gobierno colombiano en 2009, al recibir de Trinidad y Tobago la presidencia del proceso. Valga decir que, vista la importancia política que la Cumbre de la Américas reviste por ser el único foro hemisférico que reúne a todos los Jefes de Estado y de Gobierno elegidos democráticamente, constituye un enorme desafío para la política exterior colombiana. Colombia otorga la mayor importancia al proceso de Cumbres de las Américas: se identifica con los objetivos que le dieron origen, particularmente con el de constituir una “asociación para la prosperidad” sustentada en la práctica y el fortalecimiento de las instituciones democráticas. Una asociación de las naciones americanas y de sus esfuerzos para mejorar la calidad de vida de sus pueblos. Una asociación al más alto nivel político, para dialogar acerca de los problemas más acuciantes del continente y la mejor manera de darles solución. Una asociación inspirada en y orientada hacia la gente de las Américas. El equipo diplomático encargado de proponer los ejes temáticos de la VI Cumbre y llevarlo como iniciativa del Gobierno colombiano a los Estados parte del proceso basó sus propuestas en un cuidadoso y detenido análisis de la situación general del Hemisferio, con miras a identificar sus fortalezas y los problemas más acuciantes que requiriesen la atención y la decisión de los mandatarios. Para ello se basó en análisis y estudios que investigadores, académicos, centros de pensamiento, varias entidades del sistema interamericano y técnicos de diferentes países americanos llevaron a cabo por expresa solicitud del Ministerio de Relaciones de Colombia. El alto Gobierno colombiano coincidió en que, en la Declaración de Cartagena, el Hemisferio debería proyectarse como un todo ante el resto del mundo y, en su VI Cumbre de las Américas, enviar un mensaje de unidad y de oportunidades a la comunidad internacional. Lo anterior, en el contexto de una “Declaración” muy breve y concreta que transmitiese a los pueblos de las Américas y del mundo un mensaje político claro del Hemisferio como un territorio de oportunidades y determinado a superar sus dificultades a través de la cooperación y la asociación de esfuerzos para alcanzar mejores niveles de crecimiento y prosperidad. Asimismo, que proveyese soluciones efectivas a problemas que lo afectan mediante mandatos concretos, realizables y medibles que contasen con los recursos necesarios para su ejecución y mecanismos idóneos para su monitoreo.

Foto: Cartagena. Eduardo Fuentes 11


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Cuenta con un capital humano joven y bien calificado;

Es rico en recursos naturales;

Crece económicamente a tasas consistentes;

• Constituye un mercado atractivo por el considerable tamaño de su población y su capacidad para generar y modificar patrones de producción y consumo; • Ofrece abundantes recursos naturales, incluidos los energéticos, para atender la creciente demanda mundial; •

Ofrece grandes oportunidades para la inversión;

• Está en capacidad plena de emprender acciones conjuntas orientadas a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes; • Brinda oportunidades a quienes quieran vincularse a su propósito de bienestar y desarrollo integral; • Mandatarios y gobiernos, instituciones financieras de desarrollo y analistas económicos en general, coinciden en concluir que, gracias a las medidas de carácter contra-cíclico adoptadas oportunamente por sus gobiernos, la mayor parte de los países de América Latina sortearon con éxito indiscutible la más reciente crisis financiera, lo cual les ha otorgado estabilidad y solidez comparativa en el escenario internacional. Estas fortalezas hicieron prever que la presente sería no solamente la “Década de América Latina”, sino una verdadera “Década de las Américas”. Ahora bien, si bien es cierto que los análisis de coyuntura llevados a cabo permitieron concluir que el panorama general del Hemisferio era promisorio y atractivo para el resto del mundo, el equipo dilomático no podia soslayar que que coexisten en él países con índices de desarrollo bajo, de desarrollo medio y países de elevado desarrollo; que hay fenómenos negativos de carácter tanto social como físico que afectan gravemente y debilitan a la región, entre otros:

Los altos índices de pobreza y grandes desigualdades al interior de • ellos, incluidas en el desarrollo regional y en la distribución del ingreso, lo cual dificulta el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; • La inseguridad que generan la delincuencia común y las distintas manifestaciones del crimen transnacional organizado, que afectan al individuo y atentan contra la institucionalidad democrática y la existencia misma de los Estados; • La brecha en el acceso a las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, en particular en las zonas rurales, hoy indispensables para el desarrollo; y, • Los desastres naturales causados por fenómenos telúricos o por el cambio climático, y el insuficiente acceso a los recursos hídricos, incluida el agua potable, en ciertas regiones. Más importante aún, se puso de presente con especial realce que América Latina y el Caribe adolecen de un grave rezago en materia de integración física, como motor del crecimiento y el desarrollo e indispensable como plataforma estratégica en el contexto mundial. Era urgente, pues, que en el mediano y en el largo plazo, aumentasen los niveles de desarrollo y equidad en el Continente mediante la cooperación solidaria, y avance sustantivo en materia de su integración física.

¿Por qué estos dos hilos conductores? Por una parte, es un hecho que muchos de los países americanos estaban en condiciones de ofrecer esquemas y programas adicionales de cooperación en distintas áreas, en términos favorables y exentos de condicionamientos políticos. La identificación de la oferta y la demanda de cooperación genera una relación hemisférica más fluida y productiva, a favor de la “asociación para la prosperidad” que anima al Proceso de Cumbres, contribuyendo a disminuir las asimetrías prevalentes en el Hemisferio. Este principio de “cooperación solidaria”, acordado de tiempo atrás en la Organización de Estados Americanos, debería animar transversalmente a todas las acciones que emanasen como mandatos de la Cumbre. Adicionalmente, se hacía patente la necesidad de continuar el diseño de instrumentos y programas innovadores de ayuda a la reducción de los niveles de pobreza y desigualdad social, ya fuese en el contexto de las entidaFoto: Cartagena. Eduardo Fuentes

des multilaterales de fomento al desarrollo o en los marcos subregionales o bilaterales. Para este propósito, se recomendó mantener estrecha coordinación con los socios institucionales del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres – GTCC, el cual reúne a la Organización de Estados Americanos, al Banco Interamericano de Desarrollo, la Comisión Económica para la América Latina – Cepal, la Organización Panamericana de la Salud – OPS, al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura – IICA, al Banco Centroamericano de Integración Económica – BCIE, a la Corporación Andina de Fomento – CAF, al Banco Caribeño de Desarrollo – BCD, al Banco Mundial, a la Organización Internacional para las Migraciones – OIM, a la Organización Internacional del Trabajo – OIT, y al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD. En cuanto a la integración física, se identificó la urgencia de emprender esfuerzos adicionales para continuar desarrollándola, con miras a mejorar la competitividad y lograr tasas altas de crecimiento, teniendo en cuenta que en el contexto sub-regional ya había ejemplos que demuestran la bondad de las acciones conjuntas y de la ejecución de proyectos que, por su magnitud y costos, exceden las capacidades nacionales, como son Cosiplan en Unasur, y el Proyecto Mesoamérica, una de las más importantes iniciativas de integración física en el Hemisferio, la cual incluye interconexiones por carretera—para beneficio de los flujos comerciales intra y extrarregionales—, eléctrica y de banda ancha. Un adecuado desarrollo de la infraestructura portuaria y aeroportuaria, de la conectividad aérea, terrestre y marítima, de la interconexión energética, entre otras, haría más competitivos a los países americanos, atraería recursos de inversión y, consecuentemente, generaría empleo y bienestar. Con este curso de acción: El Hemisferio se posicionará como actor de primer orden en el escena• rio mundial; • A partir de acciones necesarias y resultados concretos, el Proceso de Cumbres de las Américas se fortalecerá y generará mayor confianza; • Se promoverá la competitividad en el continente, para actuar en pie de igualdad en el escenario internacional. Tras intensas consultas diplomáticas, la propuesta de Colombia convocó en los Estados parte del Proceso de Cumbres un sólido consenso, y fue así como en la Primera Reunión Ordinaria del Grupo de Revisión de Cumbres – GRIC de 2011, celebrada en la ciudad de Washington el 11 de abril de 2011, los Estados miembros del proceso adoptaron los ejes temáticos propuestos por la Presidencia. Asimismo, coincidieron en que la declaración que emanase de la VI Cumbre debería ser breve, concreta, y en que de ella se derivasen mandatos cortos, realistas, centrados, medibles y con financiación asegurada. La Cancillería colombiana consideró necesario que, con el objeto de llevar a la práctica dichas decisiones, la VI Cumbre de las Américas debería adoptar un nuevo formato para su documento final, con miras a hacerlo más ágil, claro, conciso y enfocado a resultados. Un tal nuevo formato constaría de dos elementos, a saber: Declaración Política: mediante un documento sucinto y sustancioso se transmitiría a la comunidad internacional un mensaje claro: el Hemisferio como un territorio de oportunidades, determinado a superar sus dificulta-

12

des mediante la cooperación solidaria y la asociación de esfuerzos para alcanzar mejores niveles de crecimiento y prosperidad. Sendos Capítulos, correspondientes a los ejes temáticos adoptados: cada uno de ellos constaría, a su vez, de dos partes: una primera, que contendría un diagnóstico fundamental de la problemática sometida a la consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno, incluida una breve descripción de su estado actual; y una segunda, en la cual se enumerarían las acciones específicas que los Jefes de Estado y de Gobierno determinasen, enunciadas en pocos mandatos, los cuales, a su vez, deberían ser realizables, focalizados, concretos y medibles. Cada mandato incluiría las indicaciones pertinentes a su financiación, su implementación y su seguimiento. Foto: Cartagena. Eduardo Fuentes

Fue así como, en la identificación de los ejes temáticos, se partió del hecho innegable de que nuestro Hemisferio tiene grandes fortalezas, que a su vez ofrecen grandes oportunidades de mercado y de inversión, entre otras:

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Una vez más, tras las consultas de rigor, la propuesta colombiana concitó sólido consenso, el cual fue avalado a por los Cancilleres, reunidos en San Salvador, con ocasión de la Asamblea General de la OEA en junio de 2011. Fue así como se estableció un cronograma de negociación con miras a abordar cada eje temático consecutivamente, en consideración a sus respectivas particularidades y a las delegaciones que no estuviesen en capacidad de participar en negociaciones simultáneas, el cual permite espacios de interacción con los expertos e investigadores que elaboraron los estudios de soporte técnico de las propuestas de documentos objeto de negociación, y la activa participación de los Actores Sociales en el proceso de negociación. Con miras a garantizar el carácter incluyente de la VI Cumbre, las reuniones denominadas “diálogos de política” coinciden con las sesiones de negociación del Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres GRIC, de tal forma que las recomendaciones y sugerencias de los actores sociales pueden ser transmitidas a las mesas de negociación. Para ello, al inicio de cada sesión de negociación un representante o vocero de los actores sociales expone a las delegaciones sus observaciones y sugerencias respecto de la negociación en curso. Finalmente, y con miras a que los aportes de los actores sociales pudiesen ser considerados por los Estados oportuna y efectivamente, se estableció una fecha límite para formular ellos sus sugerencias y comentarios finales, con debida antelación a la celebración de la VI Cumbre. En el momento de escribir esta breve reseña, el proceso de negociación avanza muy satisfactoriamente, con la participación activa de los Estados y de los otros actores ya descritos. Cartagena espera a los Jefes de Estado y de Gobierno con su proverbial hospitalidad, y existe plena confianza en que la VI Cumbre marcará un hito histórico en el proceso de Cumbres, al hacer realidad el lema que, también por sólido consenso, los Estados parte acogieron en su momento: “Conectando las Américas, socios para la prosperidad”. 13


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Cuenta con un capital humano joven y bien calificado;

Es rico en recursos naturales;

Crece económicamente a tasas consistentes;

• Constituye un mercado atractivo por el considerable tamaño de su población y su capacidad para generar y modificar patrones de producción y consumo; • Ofrece abundantes recursos naturales, incluidos los energéticos, para atender la creciente demanda mundial; •

Ofrece grandes oportunidades para la inversión;

• Está en capacidad plena de emprender acciones conjuntas orientadas a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes; • Brinda oportunidades a quienes quieran vincularse a su propósito de bienestar y desarrollo integral; • Mandatarios y gobiernos, instituciones financieras de desarrollo y analistas económicos en general, coinciden en concluir que, gracias a las medidas de carácter contra-cíclico adoptadas oportunamente por sus gobiernos, la mayor parte de los países de América Latina sortearon con éxito indiscutible la más reciente crisis financiera, lo cual les ha otorgado estabilidad y solidez comparativa en el escenario internacional. Estas fortalezas hicieron prever que la presente sería no solamente la “Década de América Latina”, sino una verdadera “Década de las Américas”. Ahora bien, si bien es cierto que los análisis de coyuntura llevados a cabo permitieron concluir que el panorama general del Hemisferio era promisorio y atractivo para el resto del mundo, el equipo dilomático no podia soslayar que que coexisten en él países con índices de desarrollo bajo, de desarrollo medio y países de elevado desarrollo; que hay fenómenos negativos de carácter tanto social como físico que afectan gravemente y debilitan a la región, entre otros:

Los altos índices de pobreza y grandes desigualdades al interior de • ellos, incluidas en el desarrollo regional y en la distribución del ingreso, lo cual dificulta el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; • La inseguridad que generan la delincuencia común y las distintas manifestaciones del crimen transnacional organizado, que afectan al individuo y atentan contra la institucionalidad democrática y la existencia misma de los Estados; • La brecha en el acceso a las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, en particular en las zonas rurales, hoy indispensables para el desarrollo; y, • Los desastres naturales causados por fenómenos telúricos o por el cambio climático, y el insuficiente acceso a los recursos hídricos, incluida el agua potable, en ciertas regiones. Más importante aún, se puso de presente con especial realce que América Latina y el Caribe adolecen de un grave rezago en materia de integración física, como motor del crecimiento y el desarrollo e indispensable como plataforma estratégica en el contexto mundial. Era urgente, pues, que en el mediano y en el largo plazo, aumentasen los niveles de desarrollo y equidad en el Continente mediante la cooperación solidaria, y avance sustantivo en materia de su integración física.

¿Por qué estos dos hilos conductores? Por una parte, es un hecho que muchos de los países americanos estaban en condiciones de ofrecer esquemas y programas adicionales de cooperación en distintas áreas, en términos favorables y exentos de condicionamientos políticos. La identificación de la oferta y la demanda de cooperación genera una relación hemisférica más fluida y productiva, a favor de la “asociación para la prosperidad” que anima al Proceso de Cumbres, contribuyendo a disminuir las asimetrías prevalentes en el Hemisferio. Este principio de “cooperación solidaria”, acordado de tiempo atrás en la Organización de Estados Americanos, debería animar transversalmente a todas las acciones que emanasen como mandatos de la Cumbre. Adicionalmente, se hacía patente la necesidad de continuar el diseño de instrumentos y programas innovadores de ayuda a la reducción de los niveles de pobreza y desigualdad social, ya fuese en el contexto de las entidaFoto: Cartagena. Eduardo Fuentes

des multilaterales de fomento al desarrollo o en los marcos subregionales o bilaterales. Para este propósito, se recomendó mantener estrecha coordinación con los socios institucionales del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres – GTCC, el cual reúne a la Organización de Estados Americanos, al Banco Interamericano de Desarrollo, la Comisión Económica para la América Latina – Cepal, la Organización Panamericana de la Salud – OPS, al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura – IICA, al Banco Centroamericano de Integración Económica – BCIE, a la Corporación Andina de Fomento – CAF, al Banco Caribeño de Desarrollo – BCD, al Banco Mundial, a la Organización Internacional para las Migraciones – OIM, a la Organización Internacional del Trabajo – OIT, y al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD. En cuanto a la integración física, se identificó la urgencia de emprender esfuerzos adicionales para continuar desarrollándola, con miras a mejorar la competitividad y lograr tasas altas de crecimiento, teniendo en cuenta que en el contexto sub-regional ya había ejemplos que demuestran la bondad de las acciones conjuntas y de la ejecución de proyectos que, por su magnitud y costos, exceden las capacidades nacionales, como son Cosiplan en Unasur, y el Proyecto Mesoamérica, una de las más importantes iniciativas de integración física en el Hemisferio, la cual incluye interconexiones por carretera—para beneficio de los flujos comerciales intra y extrarregionales—, eléctrica y de banda ancha. Un adecuado desarrollo de la infraestructura portuaria y aeroportuaria, de la conectividad aérea, terrestre y marítima, de la interconexión energética, entre otras, haría más competitivos a los países americanos, atraería recursos de inversión y, consecuentemente, generaría empleo y bienestar. Con este curso de acción: El Hemisferio se posicionará como actor de primer orden en el escena• rio mundial; • A partir de acciones necesarias y resultados concretos, el Proceso de Cumbres de las Américas se fortalecerá y generará mayor confianza; • Se promoverá la competitividad en el continente, para actuar en pie de igualdad en el escenario internacional. Tras intensas consultas diplomáticas, la propuesta de Colombia convocó en los Estados parte del Proceso de Cumbres un sólido consenso, y fue así como en la Primera Reunión Ordinaria del Grupo de Revisión de Cumbres – GRIC de 2011, celebrada en la ciudad de Washington el 11 de abril de 2011, los Estados miembros del proceso adoptaron los ejes temáticos propuestos por la Presidencia. Asimismo, coincidieron en que la declaración que emanase de la VI Cumbre debería ser breve, concreta, y en que de ella se derivasen mandatos cortos, realistas, centrados, medibles y con financiación asegurada. La Cancillería colombiana consideró necesario que, con el objeto de llevar a la práctica dichas decisiones, la VI Cumbre de las Américas debería adoptar un nuevo formato para su documento final, con miras a hacerlo más ágil, claro, conciso y enfocado a resultados. Un tal nuevo formato constaría de dos elementos, a saber: Declaración Política: mediante un documento sucinto y sustancioso se transmitiría a la comunidad internacional un mensaje claro: el Hemisferio como un territorio de oportunidades, determinado a superar sus dificulta-

12

des mediante la cooperación solidaria y la asociación de esfuerzos para alcanzar mejores niveles de crecimiento y prosperidad. Sendos Capítulos, correspondientes a los ejes temáticos adoptados: cada uno de ellos constaría, a su vez, de dos partes: una primera, que contendría un diagnóstico fundamental de la problemática sometida a la consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno, incluida una breve descripción de su estado actual; y una segunda, en la cual se enumerarían las acciones específicas que los Jefes de Estado y de Gobierno determinasen, enunciadas en pocos mandatos, los cuales, a su vez, deberían ser realizables, focalizados, concretos y medibles. Cada mandato incluiría las indicaciones pertinentes a su financiación, su implementación y su seguimiento. Foto: Cartagena. Eduardo Fuentes

Fue así como, en la identificación de los ejes temáticos, se partió del hecho innegable de que nuestro Hemisferio tiene grandes fortalezas, que a su vez ofrecen grandes oportunidades de mercado y de inversión, entre otras:

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Una vez más, tras las consultas de rigor, la propuesta colombiana concitó sólido consenso, el cual fue avalado a por los Cancilleres, reunidos en San Salvador, con ocasión de la Asamblea General de la OEA en junio de 2011. Fue así como se estableció un cronograma de negociación con miras a abordar cada eje temático consecutivamente, en consideración a sus respectivas particularidades y a las delegaciones que no estuviesen en capacidad de participar en negociaciones simultáneas, el cual permite espacios de interacción con los expertos e investigadores que elaboraron los estudios de soporte técnico de las propuestas de documentos objeto de negociación, y la activa participación de los Actores Sociales en el proceso de negociación. Con miras a garantizar el carácter incluyente de la VI Cumbre, las reuniones denominadas “diálogos de política” coinciden con las sesiones de negociación del Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres GRIC, de tal forma que las recomendaciones y sugerencias de los actores sociales pueden ser transmitidas a las mesas de negociación. Para ello, al inicio de cada sesión de negociación un representante o vocero de los actores sociales expone a las delegaciones sus observaciones y sugerencias respecto de la negociación en curso. Finalmente, y con miras a que los aportes de los actores sociales pudiesen ser considerados por los Estados oportuna y efectivamente, se estableció una fecha límite para formular ellos sus sugerencias y comentarios finales, con debida antelación a la celebración de la VI Cumbre. En el momento de escribir esta breve reseña, el proceso de negociación avanza muy satisfactoriamente, con la participación activa de los Estados y de los otros actores ya descritos. Cartagena espera a los Jefes de Estado y de Gobierno con su proverbial hospitalidad, y existe plena confianza en que la VI Cumbre marcará un hito histórico en el proceso de Cumbres, al hacer realidad el lema que, también por sólido consenso, los Estados parte acogieron en su momento: “Conectando las Américas, socios para la prosperidad”. 13


SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

El Protocolo de Estado

como herramienta de apoyo para la articulación

y desarrollo de procesos institucionales, convencionales y empresariales. Por César Felipe González Hernández*

D

* César Felipe González Hernández es Embajador de la Carrera Diplomática de Colombia. Actualmente se desempeña como Ministro Plenipotenciario en la Embajada de Colombia ante el Gobierno de Canadá. Como funcionario de la Carrera Diplomática y consular ha desempeñado las funciones de Coordinador de Ceremonial Diplomático, Coordinador de Privilegios e Inmunidades de la Dirección General del Protocolo, Coordinador Ejecutivo Nacional por Colombia para la XXXVIII Asamblea General de la OEA, Medellín, junio de 2008, en Comisión como Primer Coordinador de la Oficina del Protocolo del Ministerio de Defensa Nacional 2006 – 2007 y en el Servicio Exterior se ha desempeñado como Ministro Consejero en la Embajada de Colombia en Jamaica 2003, Cónsul General de Colombia en la Ciudad de Atlanta 1999 - 2003, Cónsul de Colombia en Nueva York (Encargado de la Oficina de Asistencia a Connacionales) 1995 – 1997,Vicecónsul de Colombia en México, D.F. 1991 – 1992. Egresado de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá y Premio Andrés Bello de la Academia Diplomática de Chile 1989, también ha sido docente de la Cátedra de Protocolo de la Universidad del Norte.

esde la realización del Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826 y durante la Firma de la Carta de

Foto: Entrada del Palacio de San Carlos - Cancillería colombiana. Cortesía de Alejandro Gómez

la Organización de Estados Americanos -OEA en Bogotá el 30 de abril de 1948, la aprobación del “Protocolo de Cartagena de Indias” el 5 de diciembre de 1985, la Conmemoración de los 50 años de la OEA en Bogotá en 1998, la realización del XXXVIII Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la OEA, en la ciudad de Medellín en junio de 2008, hasta la fecha, cuando Cartagena de Indias se constituye como la anfitriona de la VI Cumbre de las Américas, se reconoce el esfuerzo del Estado colombiano por consolidar la integración hemisférica y contribuir con la experiencia como país sede de innumerables cumbres, convenciones y congresos Internacionales, para la formulación de consensos entre las cuales se pueden mencionar las Cumbres de Unctad – 1992, NOAL – 1995, y Grupo de Río en el 2000, entre muchas otras.

15


SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

El Protocolo de Estado

como herramienta de apoyo para la articulación

y desarrollo de procesos institucionales, convencionales y empresariales. Por César Felipe González Hernández*

D

* César Felipe González Hernández es Embajador de la Carrera Diplomática de Colombia. Actualmente se desempeña como Ministro Plenipotenciario en la Embajada de Colombia ante el Gobierno de Canadá. Como funcionario de la Carrera Diplomática y consular ha desempeñado las funciones de Coordinador de Ceremonial Diplomático, Coordinador de Privilegios e Inmunidades de la Dirección General del Protocolo, Coordinador Ejecutivo Nacional por Colombia para la XXXVIII Asamblea General de la OEA, Medellín, junio de 2008, en Comisión como Primer Coordinador de la Oficina del Protocolo del Ministerio de Defensa Nacional 2006 – 2007 y en el Servicio Exterior se ha desempeñado como Ministro Consejero en la Embajada de Colombia en Jamaica 2003, Cónsul General de Colombia en la Ciudad de Atlanta 1999 - 2003, Cónsul de Colombia en Nueva York (Encargado de la Oficina de Asistencia a Connacionales) 1995 – 1997,Vicecónsul de Colombia en México, D.F. 1991 – 1992. Egresado de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá y Premio Andrés Bello de la Academia Diplomática de Chile 1989, también ha sido docente de la Cátedra de Protocolo de la Universidad del Norte.

esde la realización del Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826 y durante la Firma de la Carta de

Foto: Entrada del Palacio de San Carlos - Cancillería colombiana. Cortesía de Alejandro Gómez

la Organización de Estados Americanos -OEA en Bogotá el 30 de abril de 1948, la aprobación del “Protocolo de Cartagena de Indias” el 5 de diciembre de 1985, la Conmemoración de los 50 años de la OEA en Bogotá en 1998, la realización del XXXVIII Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la OEA, en la ciudad de Medellín en junio de 2008, hasta la fecha, cuando Cartagena de Indias se constituye como la anfitriona de la VI Cumbre de las Américas, se reconoce el esfuerzo del Estado colombiano por consolidar la integración hemisférica y contribuir con la experiencia como país sede de innumerables cumbres, convenciones y congresos Internacionales, para la formulación de consensos entre las cuales se pueden mencionar las Cumbres de Unctad – 1992, NOAL – 1995, y Grupo de Río en el 2000, entre muchas otras.

15


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Es de suyo, una responsabilidad del Estado, pero principalmente de la Cancillería colombiana generar las sinergias pertinentes, para que el continente entero, representado en los Jefes de Estado y de Gobierno, los Ministros de Relaciones Exteriores, Embajadores, enviados especiales y demás altos dignatarios y personalidades de los sectores público y privado, como también de diferentes actores sociales; sostengan de manera eficiente y eficaz las reuniones que corresponden al formato de la Cumbre de las Américas, para el logro de los compromisos que resulten en acciones concretas y sostenibles, de cara a un continente que exige esfuerzos importantes para resolver los grandes paradigmas del siglo XXI. Para ello, se hace necesario concretar desde la Secretaría General de la Cancillería, esfuerzos administrativos que conlleven a la estructuración de unos mecanismos de control e interventoría, suficientes y necesarios para el logro de un ejercicio diplomático transparente, eficiente y limpio desde el punto de vista ecológico; los cuales deben estar integrados a la multiplicidad de controles establecidos por los proveedores de los diferentes bienes y/o servicios, que genera la ciudad sede, para que respondan a los estándares internacionales establecidos por una serie de asociaciones y organizaciones internacionales de congresos, convenciones, centros y palacios de convenciones y de “Conventions and Visitors Bureaus”, entre las cuales se destacan, entre otras: la Asociación Internacional de Palacios de Congresos (AIPC)1, la Asociación Internacional de Organizadores Profesionales de Congresos (IAPCO)2, International Congress & Convention Association (ICCA)3, Union of International Associations (UIA)4, International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB)5, International Society of Meeting Planners (ISMP)6 y Association Meetings International7. Como se puede observar, la construcción de un sistema internacional en este ámbito, es creciente y tiende a unificarse y los actores principales dentro del proceso de convocatoria, coordinación y ejecución de este sector deben enfocarse en revisar los diagramas de flujo y “scorecards” de la actividad convencional en general; puesto que aunque el optimismo de los recientes logros en el incremento de indicadores los alienta, no se debe perder de vista que el país: 1) aún carece del perfil bilingüe que este mercado en particular requiere, 2) tiene muy pocos procesos de gestión de calidad certificados en el área de servicios del sector de turismo de negocios, congresual y convencional, y 3) que inevitablemente, en algunos entornos se ha generado (1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl (4) http://www.uia.org (5) http://www.iacvb.org (6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com (8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012 (9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012 (10) http://www.bogotacb.com (11) Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. Documentos Comunidad Clúster No. 1: Clúster, una estrategia para crear ventaja competitiva. 2006 y Documentos Comunidad Clúster No. 5: Avances de la estrategia Clúster de Medellín y Antioquia. 2009. Versiones digitales disponibles en www.camaramedellin.com. 16

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

un círculo vicioso para reducir los costos de los servicios convencionales, a través de un procedimiento, que a manera de subasta hacia abajo, termina por favorecer la reducción del precio y no el mejoramiento de la calidad del servicio al cliente (el cual es uno de los mayores valores agregados con los que cuenta este sector en Colombia). En este contexto, el país debe reconocer el esfuerzo que viene realizando el sector privado (especialmente durante la última década) al integrarse de manera colegiada alrededor de los “Conventions and Visitors Bureaus” que existen en Colombia, dentro de los cuales se destacan: 1) el Convention and Visitor Bureau de Cartagena de Indias, Institución privada sin ánimo de lucro, creada en agosto de 19978; 2) el Convention and Visitors Bureau de la Ciudad de Medellín, Institución privada sin ánimo de lucro vinculada al proceso de promoción internacional de la vitrina de la estrategia de Clústeres9; a la cual se hará referencia más adelante y lógicamente, 3) el Convention and Visitors Bureau de la Ciudad de Bogotá10 el cual cuenta con 104 empresas afiliadas y pertenece al International Congress and Convention Association (ICCA). Sus socios estratégicos son la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la Alcaldía de Bogotá y empresas privadas del sector que le apoyan. Si bien, la productiva labor de los “Conventions and Visitors Bureaus” se ha visto favorecida por un incremento en la oferta, también tiene mérito en ello la forma como las ciudades de Cartagena de Indias, Bogotá y principalmente Medellín, han venido adecuando sus líneas de Gobierno para estimular el sector privado; para dar mayor atención a estas vitrinas de congresos, conferencias, convenciones internacionales; y, con un grado mayor de exigencia logística y protocolaria, a las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno; vitrinas que la cancillería colombiana se encuentra empeñada en impulsar. En el caso de Medellín, el interés de los “paisas” por sacar adelante un proyecto de ciudad-región, movió diferentes estamentos hacia un esquema de cooperación que le permite orientar sus vitrinas de producción de manera más eficiente, de tal manera que la internacionalización termina siendo una herramienta, más que un fin en sí y es allí precisamente donde el Protocolo de Estado juega un rol articulador con el entorno internacional gubernamental e intergubernamental, fortaleciendo con el músculo que el Estado le concede, la actividad o conjunto de actividades que la ciudad sede de eventos internacionales que fueren del caso, llegue a desarrollar. A pesar de haberlo materializado en una norma municipal (línea internacional No. 5), Medellín no se conformó con enunciar las premisas, sino que hizo un esfuerzo real de comprometer a los sectores académico, empresarial y estatal, en un proyecto de ciudad clúster; que ha beneficiado a más de 20.000 empresas en la ciudad – región, alrededor de seis clústeres específicos, a saber: energía eléctrica; textiles, confecciones, diseño y moda; construcción; turismo de negocios, ferias y convenciones; servicios de medicina y odontología; y tecnología, información y comunicaciones (TIC).

El clúster turismo de negocios, ferias y convenciones De acuerdo con un documento elaborado por la dirección del clúster de turismo11, el cual depende directamente de la Cámara de Comercio de Medellín, se define el turismo como: “Una actividad vinculada al desarrollo económico, la innovación y la tecnología. En particular, el Turismo de Negocios, Ferias y Convenciones (turismo grupal) referido a los viajes realizados por motivos comerciales, profesionales y

Comunidad clúster: participación en la economía de Antioquia Clúster

Energía eléctrica

No. Empresas 2010 (1)

Activos (USD mill) (1)

Participación en el total Activos (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

Construcción

10.463

Turismo de Negocios, Ferias y Convenciones

Exportaciones 2010 (USD mill) (3)

Participación en total exportaciones (%)

Participación en el PIB Antioquia (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

2.164

1.659

1,2%

Tecnología de Información y Comunicación

3.633

3.282

2,4%

SUBTOTAL

39.708

45.875

36%

Textil/Confección Diseño y moda

Servicios de Medicina y Odontología

No disponible 20

0,4% No disponible

834

17,7%

3,9%

2,6% 2,3% 3,5% 28,7%

Fuentes: (1) Cámaras de Comercio de: Aburrá Sur, Medellín para Antioquia y Oriente Antioqueño. (2) Cálculo realizado a partir de la información de empresas renovadas y matriculadas a diciembre 31 de 2010, suministrada por las Cámaras de Comercio de: Aburrá Sur, Magdalena Medio y Nordeste Antioqueño, Medellín para Antioquia, Oriente Antioqueño, y Urabá. (3) DANE – Cálculos Unidad de Investigación Económicas CCMA. (4) DANECuentas Departamentales 2009, base 2005.

otros relacionados con temas de trabajo, se diferencia de otros tipos de turismo por su alta especialización en su contexto de alta competencia, lo que por ende, estimula la inversión, afianza los lazos empresariales, contribuye a la regeneración urbana y del entorno y es complemento del turismo de ocio tradicional.

El primer esfuerzo podría concentrarse en la actualización de las normas que rigen el protocolo de Estado (incluyendo las directivas que regulan el Protocolo Militar) para adecuarlas a un mundo globalizado y que exige una modernización cuantitativa y cualitativa.

La apuesta del Clúster Turismo de Negocios, Ferias y Convenciones por una ciudad – región como Destino de Reuniones de Negocios Internacionales, se basa en tres pilares principalmente:

Otro esfuerzo importante, es el de convocar los actores principales del protocolo de Estado, tales como: oficiales de protocolo, prensa y seguridad del Estado, quienes en muchas ocasiones, sobreponen sus intereses y prioridades generando un crecimiento del mapa de riesgos, con el único fin de unificar criterios y establecer códigos comunes, que permitan el desarrollo profesional de cada una de estas actividades.

Talento humano con competencias internacionales. Con el propósito 1. de promover programas de formación con perfil internacional para los actores que conforman la cadena turística. Sistema de Gestión de Destinos. Con el objetivo de favorecer el acceso 2. a mercados nacionales e internacionales para las empresas del sector por medio de tecnologías de información, conocimiento e innovación, desarrollo de nuevas redes de negocios y articulación de productos y servicios de los proveedores de la cadena turística. 3. Desarrollo de Nuevos Productos. Para desarrollar productos turísticos permanentes que incrementen el flujo de turistas nacionales e internacionales en la ciudad - región y motiven la atracción de eventos”.

El rol de la Cancillería colombiana La cancillería de San Carlos y específicamente la Dirección General del Protocolo ha jugado un rol importante en estos desarrollos y ha adquirido una madurez reconocida en la planeación, ejecución e interventoría de eventos de talla internacional; sin embargo, son varios los retos que tiene por delante, para poder favorecer de manera articulada el impulso a estas vitrinas internacionales.

“Sotto Voce”, el sector privado de las ciudades con vocación internacional, ha manifestado el interés de contar con la presencia descentralizada de la Cancillería, pues es evidente que cada día se genera una mayor interlocución, aumenta la inversión directa y la cooperación internacional, como también se incrementa la relación consular, bilateral y multilateral, las cuales exigen una mayor dinámica y articulación en las líneas de comunicación desde y hacia el interior de la Cancillería colombiana, la cual cuenta en el caso de Cartagena, con una sede alterna, que ha jugado históricamente un rol más administrativo que diplomático y/o protocolario. Por su parte Medellín no tiene sede alterna de Cancillería, pero se encuentra dispuesta y a la altura de las circunstancias para contar con un instrumento funcional que facilite, promueva y articule “In Situ” las relaciones internacionales de los diferentes sectores productivos establecidos en el formato clúster. Durante los años ochenta, la Cancillería contó también con sede alterna en la isla de San Andrés para efectos de facilitación del flujo migratorio de extranjeros hacia Colombia. En conclusión, la posibilidad de promover la descentralización funcional de la Cancillería, bien podría merecer una reflexión para extender de manera directa, el alcance de la diplomacia colombiana a los lugares en que se escribe la historia productiva del país.

17


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Es de suyo, una responsabilidad del Estado, pero principalmente de la Cancillería colombiana generar las sinergias pertinentes, para que el continente entero, representado en los Jefes de Estado y de Gobierno, los Ministros de Relaciones Exteriores, Embajadores, enviados especiales y demás altos dignatarios y personalidades de los sectores público y privado, como también de diferentes actores sociales; sostengan de manera eficiente y eficaz las reuniones que corresponden al formato de la Cumbre de las Américas, para el logro de los compromisos que resulten en acciones concretas y sostenibles, de cara a un continente que exige esfuerzos importantes para resolver los grandes paradigmas del siglo XXI. Para ello, se hace necesario concretar desde la Secretaría General de la Cancillería, esfuerzos administrativos que conlleven a la estructuración de unos mecanismos de control e interventoría, suficientes y necesarios para el logro de un ejercicio diplomático transparente, eficiente y limpio desde el punto de vista ecológico; los cuales deben estar integrados a la multiplicidad de controles establecidos por los proveedores de los diferentes bienes y/o servicios, que genera la ciudad sede, para que respondan a los estándares internacionales establecidos por una serie de asociaciones y organizaciones internacionales de congresos, convenciones, centros y palacios de convenciones y de “Conventions and Visitors Bureaus”, entre las cuales se destacan, entre otras: la Asociación Internacional de Palacios de Congresos (AIPC)1, la Asociación Internacional de Organizadores Profesionales de Congresos (IAPCO)2, International Congress & Convention Association (ICCA)3, Union of International Associations (UIA)4, International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB)5, International Society of Meeting Planners (ISMP)6 y Association Meetings International7. Como se puede observar, la construcción de un sistema internacional en este ámbito, es creciente y tiende a unificarse y los actores principales dentro del proceso de convocatoria, coordinación y ejecución de este sector deben enfocarse en revisar los diagramas de flujo y “scorecards” de la actividad convencional en general; puesto que aunque el optimismo de los recientes logros en el incremento de indicadores los alienta, no se debe perder de vista que el país: 1) aún carece del perfil bilingüe que este mercado en particular requiere, 2) tiene muy pocos procesos de gestión de calidad certificados en el área de servicios del sector de turismo de negocios, congresual y convencional, y 3) que inevitablemente, en algunos entornos se ha generado (1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl (4) http://www.uia.org (5) http://www.iacvb.org (6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com (8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012 (9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012 (10) http://www.bogotacb.com (11) Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. Documentos Comunidad Clúster No. 1: Clúster, una estrategia para crear ventaja competitiva. 2006 y Documentos Comunidad Clúster No. 5: Avances de la estrategia Clúster de Medellín y Antioquia. 2009. Versiones digitales disponibles en www.camaramedellin.com. 16

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

un círculo vicioso para reducir los costos de los servicios convencionales, a través de un procedimiento, que a manera de subasta hacia abajo, termina por favorecer la reducción del precio y no el mejoramiento de la calidad del servicio al cliente (el cual es uno de los mayores valores agregados con los que cuenta este sector en Colombia). En este contexto, el país debe reconocer el esfuerzo que viene realizando el sector privado (especialmente durante la última década) al integrarse de manera colegiada alrededor de los “Conventions and Visitors Bureaus” que existen en Colombia, dentro de los cuales se destacan: 1) el Convention and Visitor Bureau de Cartagena de Indias, Institución privada sin ánimo de lucro, creada en agosto de 19978; 2) el Convention and Visitors Bureau de la Ciudad de Medellín, Institución privada sin ánimo de lucro vinculada al proceso de promoción internacional de la vitrina de la estrategia de Clústeres9; a la cual se hará referencia más adelante y lógicamente, 3) el Convention and Visitors Bureau de la Ciudad de Bogotá10 el cual cuenta con 104 empresas afiliadas y pertenece al International Congress and Convention Association (ICCA). Sus socios estratégicos son la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la Alcaldía de Bogotá y empresas privadas del sector que le apoyan. Si bien, la productiva labor de los “Conventions and Visitors Bureaus” se ha visto favorecida por un incremento en la oferta, también tiene mérito en ello la forma como las ciudades de Cartagena de Indias, Bogotá y principalmente Medellín, han venido adecuando sus líneas de Gobierno para estimular el sector privado; para dar mayor atención a estas vitrinas de congresos, conferencias, convenciones internacionales; y, con un grado mayor de exigencia logística y protocolaria, a las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno; vitrinas que la cancillería colombiana se encuentra empeñada en impulsar. En el caso de Medellín, el interés de los “paisas” por sacar adelante un proyecto de ciudad-región, movió diferentes estamentos hacia un esquema de cooperación que le permite orientar sus vitrinas de producción de manera más eficiente, de tal manera que la internacionalización termina siendo una herramienta, más que un fin en sí y es allí precisamente donde el Protocolo de Estado juega un rol articulador con el entorno internacional gubernamental e intergubernamental, fortaleciendo con el músculo que el Estado le concede, la actividad o conjunto de actividades que la ciudad sede de eventos internacionales que fueren del caso, llegue a desarrollar. A pesar de haberlo materializado en una norma municipal (línea internacional No. 5), Medellín no se conformó con enunciar las premisas, sino que hizo un esfuerzo real de comprometer a los sectores académico, empresarial y estatal, en un proyecto de ciudad clúster; que ha beneficiado a más de 20.000 empresas en la ciudad – región, alrededor de seis clústeres específicos, a saber: energía eléctrica; textiles, confecciones, diseño y moda; construcción; turismo de negocios, ferias y convenciones; servicios de medicina y odontología; y tecnología, información y comunicaciones (TIC).

El clúster turismo de negocios, ferias y convenciones De acuerdo con un documento elaborado por la dirección del clúster de turismo11, el cual depende directamente de la Cámara de Comercio de Medellín, se define el turismo como: “Una actividad vinculada al desarrollo económico, la innovación y la tecnología. En particular, el Turismo de Negocios, Ferias y Convenciones (turismo grupal) referido a los viajes realizados por motivos comerciales, profesionales y

Comunidad clúster: participación en la economía de Antioquia Clúster

Energía eléctrica

No. Empresas 2010 (1)

Activos (USD mill) (1)

Participación en el total Activos (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

Construcción

10.463

Turismo de Negocios, Ferias y Convenciones

Exportaciones 2010 (USD mill) (3)

Participación en total exportaciones (%)

Participación en el PIB Antioquia (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

2.164

1.659

1,2%

Tecnología de Información y Comunicación

3.633

3.282

2,4%

SUBTOTAL

39.708

45.875

36%

Textil/Confección Diseño y moda

Servicios de Medicina y Odontología

No disponible 20

0,4% No disponible

834

17,7%

3,9%

2,6% 2,3% 3,5% 28,7%

Fuentes: (1) Cámaras de Comercio de: Aburrá Sur, Medellín para Antioquia y Oriente Antioqueño. (2) Cálculo realizado a partir de la información de empresas renovadas y matriculadas a diciembre 31 de 2010, suministrada por las Cámaras de Comercio de: Aburrá Sur, Magdalena Medio y Nordeste Antioqueño, Medellín para Antioquia, Oriente Antioqueño, y Urabá. (3) DANE – Cálculos Unidad de Investigación Económicas CCMA. (4) DANECuentas Departamentales 2009, base 2005.

otros relacionados con temas de trabajo, se diferencia de otros tipos de turismo por su alta especialización en su contexto de alta competencia, lo que por ende, estimula la inversión, afianza los lazos empresariales, contribuye a la regeneración urbana y del entorno y es complemento del turismo de ocio tradicional.

El primer esfuerzo podría concentrarse en la actualización de las normas que rigen el protocolo de Estado (incluyendo las directivas que regulan el Protocolo Militar) para adecuarlas a un mundo globalizado y que exige una modernización cuantitativa y cualitativa.

La apuesta del Clúster Turismo de Negocios, Ferias y Convenciones por una ciudad – región como Destino de Reuniones de Negocios Internacionales, se basa en tres pilares principalmente:

Otro esfuerzo importante, es el de convocar los actores principales del protocolo de Estado, tales como: oficiales de protocolo, prensa y seguridad del Estado, quienes en muchas ocasiones, sobreponen sus intereses y prioridades generando un crecimiento del mapa de riesgos, con el único fin de unificar criterios y establecer códigos comunes, que permitan el desarrollo profesional de cada una de estas actividades.

Talento humano con competencias internacionales. Con el propósito 1. de promover programas de formación con perfil internacional para los actores que conforman la cadena turística. Sistema de Gestión de Destinos. Con el objetivo de favorecer el acceso 2. a mercados nacionales e internacionales para las empresas del sector por medio de tecnologías de información, conocimiento e innovación, desarrollo de nuevas redes de negocios y articulación de productos y servicios de los proveedores de la cadena turística. 3. Desarrollo de Nuevos Productos. Para desarrollar productos turísticos permanentes que incrementen el flujo de turistas nacionales e internacionales en la ciudad - región y motiven la atracción de eventos”.

El rol de la Cancillería colombiana La cancillería de San Carlos y específicamente la Dirección General del Protocolo ha jugado un rol importante en estos desarrollos y ha adquirido una madurez reconocida en la planeación, ejecución e interventoría de eventos de talla internacional; sin embargo, son varios los retos que tiene por delante, para poder favorecer de manera articulada el impulso a estas vitrinas internacionales.

“Sotto Voce”, el sector privado de las ciudades con vocación internacional, ha manifestado el interés de contar con la presencia descentralizada de la Cancillería, pues es evidente que cada día se genera una mayor interlocución, aumenta la inversión directa y la cooperación internacional, como también se incrementa la relación consular, bilateral y multilateral, las cuales exigen una mayor dinámica y articulación en las líneas de comunicación desde y hacia el interior de la Cancillería colombiana, la cual cuenta en el caso de Cartagena, con una sede alterna, que ha jugado históricamente un rol más administrativo que diplomático y/o protocolario. Por su parte Medellín no tiene sede alterna de Cancillería, pero se encuentra dispuesta y a la altura de las circunstancias para contar con un instrumento funcional que facilite, promueva y articule “In Situ” las relaciones internacionales de los diferentes sectores productivos establecidos en el formato clúster. Durante los años ochenta, la Cancillería contó también con sede alterna en la isla de San Andrés para efectos de facilitación del flujo migratorio de extranjeros hacia Colombia. En conclusión, la posibilidad de promover la descentralización funcional de la Cancillería, bien podría merecer una reflexión para extender de manera directa, el alcance de la diplomacia colombiana a los lugares en que se escribe la historia productiva del país.

17


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Las Cumbres de las Américas no

son incompatibles con otras cumbres regionales:

la experiencia de los comienzos

D

Por: Diego Cardona C*

*Diego Cardona es PhD en Relaciones Internacionales. Profesor e Investigador. Ex Viceministro de Relaciones Exteriores de Colombia. Actualmente, miembro del Centro de Pensamiento Estratégico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

esde hace algunos años, los ciudadanos de nuestros países se preguntan por la utilidad de cumbres diversas que

se suceden con acuciante periodicidad. A más de las numerosas reuniones bilaterales, se encuentran las cumbres sub-regionales (Mercosur, Comunidad Andina, Sistema Centroamericano, Cumbres Caribeñas, Nafta) y también deben añadirse las cumbres regionales de más amplia cobertura (UNASUR, Iberoamericana, Alianza del Pacífico, Mesoamérica, Alba, Celac, y por supuesto, la Cumbre de las Américas). Ello implica en promedio para nuestros países, entre 5 a 15 reuniones bilaterales por año, y una cantidad semejante de cumbres multilaterales que los Jefes de Estado deben atender. Ello sin contar las cumbres con actores de fuera de la región, y las muy incontables reuniones de Cancilleres. Por lo anterior, es explicable que algunos se pregunten con ocasión de cada reunión-cumbre a nivel de Jefes de Estado o de Gobierno, por la pertinencia de su continuidad y participación, y de momento, en lo que se refiere a la Cumbre de las Américas, que es el evento de más amplia cobertura en el continente americano. El debate, abierto desde hace varios años, sobre la conveniencia de la inclusión de todos los países del hemisferio en dichas reuniones, es pertinente y probablemente pueda despejarse de manera gradual. Pero lo que interesa resaltar en este escrito, es que justamente, la Cumbre de las Américas es el único mecanismo multilateral que los latinoamericanos y caribeños tenemos para un diálogo al más alto nivel con Estados Unidos y Canadá. Y en esa medida, constituye una fuente de oportunidades de negociación, de planteamiento de posiciones y de búsqueda de consensos que, obviamente, deben tener por su parte un complemento bilateral. Lo dicho, sin desconocer que algunos gobiernos le darán a lo bilateral una mayor importancia, dado el buen estado de su relacionamiento con los dos países mencionados. Ningún mecanismo subregional o regional (incluso la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que nos reúne a casi todos, sin exclusiones), sustituye al mecanismo de las Cumbres de las Américas.Y la mejor demostración de que pueden ser mecanismos complementarios, la da el examen de los comienzos de este proceso, con la preparación de la primera Cumbre de las Américas, en 1994. De allí podemos extraer los latinoamericanos y caribeños, una lección de extraordinaria valía. Veamos: Transcurría la segunda mitad del mes de agosto de 1994. Unas semanas antes, Brasil había asumido la Secretaría pro-témpore anual del Grupo de Río G-Río-, compuesto en ese entonces por la casi totalidad de los países latinoamericanos, a los cuales se añadía un representante por los centroamericanos y otro por los países del Caribe Insular. Pese a que la representación en los dos últimos casos, no era plena a nivel individual y que algunos otros países no eran miembros del grupo, lo cierto es que el G-Río tuvo importantes iniciativas, desde su conformación en la década de los ochenta luego del proceso de Contadora, hasta finales del siglo. Como sabemos, el G-Río ha sido hoy día, en buena hora, subsumido por la Celac.

Desde finales de ese agosto y durante la primera semana de septiembre de 1994, el gobierno de los Estados Unidos (la administración Clinton) puso en ejecución una importante iniciativa diplomática, con visitas de diversos funcionarios a diez países latinoamericanos, y con contactos en el resto del continente, para gestionar la posible realización de una cumbre inter-americana. Proponían como sede, una ciudad caribeña: Miami. Y se comenzó a hablar de la primera semana de diciembre, como la época ideal para dicha reunión. Obviamente, en algunas cancillerías y por parte de algunos Jefes de Estado, el tema parecía tener interés, si bien todos se preguntaban por los objetivos de la reunión más allá de la fotografía oficial y los usuales actos protocolares. Para algunos era evidente que se trataba de una feliz oportunidad para sostener eventuales reuniones bilaterales (mecanismo muy útil y frecuente en todas las cumbres multilaterales del mundo). Para otros, era la ocasión de introducir algunos temas que pudieran ser de interés para sus respectivos países. Para las cancillerías, era un reto importante. Para el Grupo de Río, se trataba de una oportunidad con miras a plantear posiciones unificadas -si podía llegarse a ellas en tan breve tiempo- frente a los socios estadounidenses. El caso es que en reunión presidencial del Grupo de Río, en el mes de septiembre, celebrada casualmente en Río de Janeiro, bajo presidencia brasileña, los países del Grupo decidieron asumir el reto de garantizar una exitosa Cumbre de las Américas, a condición de que pudieran implementarse los mecanismos para plantear posiciones claras y unificadas por parte del G-Río. Se emitieron instrucciones claras a los Cancilleres y a los coordinadores nacionales del Grupo, para desarrollar todos los esfuerzos conducentes al logro de ese propósito. Fue así como se promovieron, entre septiembre y noviembre, siete reuniones de coordinadores nacionales y dos reuniones de Cancilleres, para ir avanzando en posiciones comunes. Dichas reuniones se intercalaron con cinco sesiones de trabajo de las 34 delegaciones comprometidas con la cumbre. Existieron tres asuntos centrales que es bueno resaltar para que la historia de la diplomacia de nuestros países tome nota al respecto:

Primero: La propuesta de Estados Unidos. La propuesta de Estados Unidos de celebrar la Cumbre de las Américas, se aceptó pero con la condición de que hubiera una agenda temática importante, y que la reunión no fuera solo un encuentro más o menos protocolar de los Jefes de Estado y de Gobierno. Al respecto, en los Estados Unidos se habían efectuado algunas consultas con agencias del gobierno, ONGs y miembros de la sociedad civil. La sumatoria de esas ideas particulares -y por ende asistemáticas dado el poco tiempo disponible-, constituía el núcleo de su iniciativa temática. Canadá comenzó a mostrar interés, hacia el mes de noviembre. Por su parte, el Grupo de Río tenía, para finales de octubre, propuestas para que hubiera una declaración de principios si se quería, y un plan de acción con temas concretos, que llegaban a un poco más de una decena. Sobre la marcha, y llegada ya la segunda semana de noviembre, es decir a menos de un mes de la cumbre, existían sobre el tapete, dos documentos: Uno, propuesto por Estados Unidos con algunas iniciativas de Canadá; y otro, presentado por el Grupo de Río. Luego de largas, y en ocasiones estériles discusiones, con un avance mínimo en los acuerdos, la delegación

20

Foto: Andre Carvalho. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/Andreqc

de Colombia hizo caer en cuenta de que, probablemente era necesario despejar ante todo el problema de la óptica metodológica de los negociadores, fruto a su vez de aproximaciones culturales a la realidad: los diplomáticos estadounidenses y canadienses, habían operado de manera inductiva, recogiendo iniciativas particulares para elaborar luego su propuesta general.Y los miembros del G-Río, tenían en su mayoría una visión deductiva, es decir que tenían interés en discutir primero la concepción general y la aproximación metodológica, antes de entrar en detalles particulares. Pero era evidente que todos querían una cumbre con temas interesantes y con tareas a futuro. Ventilado el asunto, las discusiones avanzaron finalmente, con tropiezos, salvo en un tema como se verá luego.

Segundo: La estrategia negociadora de los latinoamericanos y caribeños. Como se ha dicho, el Grupo de Río acordó apoyar la iniciativa, pero al mismo tiempo insistió en la necesidad de plantear posiciones comunes. Todos los temas de negociación entre los 34 países participantes, eran precedidos de reuniones exhaustivas del G-Río. Sobre los 23 temas de la primera Cumbre de las Américas, vale decir que los países del G-Río actuaron de común acuerdo en la totalidad de la agenda. Ello implicaba posiciones claras y previamente concertadas, y en especial, vocería claramente definida. Se daba en las reuniones del G-Río, un mandato para que la Secretaría Pro-Tempore (Brasil en este caso) expusiera la posición acordada, luego de lo cual los representantes de países que quisieran intervenir, podían hacerlo. Como las posiciones habían sido previamente acordadas en el Grupo, no hubo la menor nota discordante, pese a que en algunas ocasiones los debates al interior del G-Río fueron agudos. Es decir, el G-Río habló con coordinación plena y vocería unificada. Ello pudo garantizarse por las consultas permanentes de los coordinadores nacionales con sus Cancilleres y de estos con sus Jefes de Estado, los cuales mantuvieron un alto nivel de diálogo permanente en todo el proceso negociador. Durante los últimos tres días y noches de noviembre, a una semana de la cumbre, se efectuó una productiva reunión final de todos los negociadores y sus equipos en Airlie House, en el Estado de Virginia, reunión de la cual salió el documento consolidado que grosso modo suscribieron los Jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre. El único tema que no fue posible despejar fue el relacionado con Drogas y delitos conexos. El problema radicó en que la delegación de los Estados Unidos lo presentó como un problema derivado únicamente de la existencia de la producción y de los carteles. Los países latinoamericanos asumieron una posición clara sobre el tema: se requería una visión equilibrada que tratara el problema en todos los eslabones de la cadena, incluyendo también el consumo, el lavado de activos, el problema de la falta de control sobre los envíos de precursores químicos por parte de los países desarrollados, y el serio asunto de la proveniencia de las armas que finalmente iban a parar a manos de las organizaciones criminales. Luego de difíciles discusiones, y de expresiones claras de los Presidentes andinos, se llegó a la conclusión que el tema debía tratarse de manera más amplia y completa, en el seno de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad) de la OEA. Así se hizo, y año y medio más tarde, en la Cicad, luego de siete rondas de trabajo, se suscribiría una Estrategia Antidrogas de las Américas, que constituye el primer 21


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Las Cumbres de las Américas no

son incompatibles con otras cumbres regionales:

la experiencia de los comienzos

D

Por: Diego Cardona C*

*Diego Cardona es PhD en Relaciones Internacionales. Profesor e Investigador. Ex Viceministro de Relaciones Exteriores de Colombia. Actualmente, miembro del Centro de Pensamiento Estratégico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

esde hace algunos años, los ciudadanos de nuestros países se preguntan por la utilidad de cumbres diversas que

se suceden con acuciante periodicidad. A más de las numerosas reuniones bilaterales, se encuentran las cumbres sub-regionales (Mercosur, Comunidad Andina, Sistema Centroamericano, Cumbres Caribeñas, Nafta) y también deben añadirse las cumbres regionales de más amplia cobertura (UNASUR, Iberoamericana, Alianza del Pacífico, Mesoamérica, Alba, Celac, y por supuesto, la Cumbre de las Américas). Ello implica en promedio para nuestros países, entre 5 a 15 reuniones bilaterales por año, y una cantidad semejante de cumbres multilaterales que los Jefes de Estado deben atender. Ello sin contar las cumbres con actores de fuera de la región, y las muy incontables reuniones de Cancilleres. Por lo anterior, es explicable que algunos se pregunten con ocasión de cada reunión-cumbre a nivel de Jefes de Estado o de Gobierno, por la pertinencia de su continuidad y participación, y de momento, en lo que se refiere a la Cumbre de las Américas, que es el evento de más amplia cobertura en el continente americano. El debate, abierto desde hace varios años, sobre la conveniencia de la inclusión de todos los países del hemisferio en dichas reuniones, es pertinente y probablemente pueda despejarse de manera gradual. Pero lo que interesa resaltar en este escrito, es que justamente, la Cumbre de las Américas es el único mecanismo multilateral que los latinoamericanos y caribeños tenemos para un diálogo al más alto nivel con Estados Unidos y Canadá. Y en esa medida, constituye una fuente de oportunidades de negociación, de planteamiento de posiciones y de búsqueda de consensos que, obviamente, deben tener por su parte un complemento bilateral. Lo dicho, sin desconocer que algunos gobiernos le darán a lo bilateral una mayor importancia, dado el buen estado de su relacionamiento con los dos países mencionados. Ningún mecanismo subregional o regional (incluso la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que nos reúne a casi todos, sin exclusiones), sustituye al mecanismo de las Cumbres de las Américas.Y la mejor demostración de que pueden ser mecanismos complementarios, la da el examen de los comienzos de este proceso, con la preparación de la primera Cumbre de las Américas, en 1994. De allí podemos extraer los latinoamericanos y caribeños, una lección de extraordinaria valía. Veamos: Transcurría la segunda mitad del mes de agosto de 1994. Unas semanas antes, Brasil había asumido la Secretaría pro-témpore anual del Grupo de Río G-Río-, compuesto en ese entonces por la casi totalidad de los países latinoamericanos, a los cuales se añadía un representante por los centroamericanos y otro por los países del Caribe Insular. Pese a que la representación en los dos últimos casos, no era plena a nivel individual y que algunos otros países no eran miembros del grupo, lo cierto es que el G-Río tuvo importantes iniciativas, desde su conformación en la década de los ochenta luego del proceso de Contadora, hasta finales del siglo. Como sabemos, el G-Río ha sido hoy día, en buena hora, subsumido por la Celac.

Desde finales de ese agosto y durante la primera semana de septiembre de 1994, el gobierno de los Estados Unidos (la administración Clinton) puso en ejecución una importante iniciativa diplomática, con visitas de diversos funcionarios a diez países latinoamericanos, y con contactos en el resto del continente, para gestionar la posible realización de una cumbre inter-americana. Proponían como sede, una ciudad caribeña: Miami. Y se comenzó a hablar de la primera semana de diciembre, como la época ideal para dicha reunión. Obviamente, en algunas cancillerías y por parte de algunos Jefes de Estado, el tema parecía tener interés, si bien todos se preguntaban por los objetivos de la reunión más allá de la fotografía oficial y los usuales actos protocolares. Para algunos era evidente que se trataba de una feliz oportunidad para sostener eventuales reuniones bilaterales (mecanismo muy útil y frecuente en todas las cumbres multilaterales del mundo). Para otros, era la ocasión de introducir algunos temas que pudieran ser de interés para sus respectivos países. Para las cancillerías, era un reto importante. Para el Grupo de Río, se trataba de una oportunidad con miras a plantear posiciones unificadas -si podía llegarse a ellas en tan breve tiempo- frente a los socios estadounidenses. El caso es que en reunión presidencial del Grupo de Río, en el mes de septiembre, celebrada casualmente en Río de Janeiro, bajo presidencia brasileña, los países del Grupo decidieron asumir el reto de garantizar una exitosa Cumbre de las Américas, a condición de que pudieran implementarse los mecanismos para plantear posiciones claras y unificadas por parte del G-Río. Se emitieron instrucciones claras a los Cancilleres y a los coordinadores nacionales del Grupo, para desarrollar todos los esfuerzos conducentes al logro de ese propósito. Fue así como se promovieron, entre septiembre y noviembre, siete reuniones de coordinadores nacionales y dos reuniones de Cancilleres, para ir avanzando en posiciones comunes. Dichas reuniones se intercalaron con cinco sesiones de trabajo de las 34 delegaciones comprometidas con la cumbre. Existieron tres asuntos centrales que es bueno resaltar para que la historia de la diplomacia de nuestros países tome nota al respecto:

Primero: La propuesta de Estados Unidos. La propuesta de Estados Unidos de celebrar la Cumbre de las Américas, se aceptó pero con la condición de que hubiera una agenda temática importante, y que la reunión no fuera solo un encuentro más o menos protocolar de los Jefes de Estado y de Gobierno. Al respecto, en los Estados Unidos se habían efectuado algunas consultas con agencias del gobierno, ONGs y miembros de la sociedad civil. La sumatoria de esas ideas particulares -y por ende asistemáticas dado el poco tiempo disponible-, constituía el núcleo de su iniciativa temática. Canadá comenzó a mostrar interés, hacia el mes de noviembre. Por su parte, el Grupo de Río tenía, para finales de octubre, propuestas para que hubiera una declaración de principios si se quería, y un plan de acción con temas concretos, que llegaban a un poco más de una decena. Sobre la marcha, y llegada ya la segunda semana de noviembre, es decir a menos de un mes de la cumbre, existían sobre el tapete, dos documentos: Uno, propuesto por Estados Unidos con algunas iniciativas de Canadá; y otro, presentado por el Grupo de Río. Luego de largas, y en ocasiones estériles discusiones, con un avance mínimo en los acuerdos, la delegación

20

Foto: Andre Carvalho. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/Andreqc

de Colombia hizo caer en cuenta de que, probablemente era necesario despejar ante todo el problema de la óptica metodológica de los negociadores, fruto a su vez de aproximaciones culturales a la realidad: los diplomáticos estadounidenses y canadienses, habían operado de manera inductiva, recogiendo iniciativas particulares para elaborar luego su propuesta general.Y los miembros del G-Río, tenían en su mayoría una visión deductiva, es decir que tenían interés en discutir primero la concepción general y la aproximación metodológica, antes de entrar en detalles particulares. Pero era evidente que todos querían una cumbre con temas interesantes y con tareas a futuro. Ventilado el asunto, las discusiones avanzaron finalmente, con tropiezos, salvo en un tema como se verá luego.

Segundo: La estrategia negociadora de los latinoamericanos y caribeños. Como se ha dicho, el Grupo de Río acordó apoyar la iniciativa, pero al mismo tiempo insistió en la necesidad de plantear posiciones comunes. Todos los temas de negociación entre los 34 países participantes, eran precedidos de reuniones exhaustivas del G-Río. Sobre los 23 temas de la primera Cumbre de las Américas, vale decir que los países del G-Río actuaron de común acuerdo en la totalidad de la agenda. Ello implicaba posiciones claras y previamente concertadas, y en especial, vocería claramente definida. Se daba en las reuniones del G-Río, un mandato para que la Secretaría Pro-Tempore (Brasil en este caso) expusiera la posición acordada, luego de lo cual los representantes de países que quisieran intervenir, podían hacerlo. Como las posiciones habían sido previamente acordadas en el Grupo, no hubo la menor nota discordante, pese a que en algunas ocasiones los debates al interior del G-Río fueron agudos. Es decir, el G-Río habló con coordinación plena y vocería unificada. Ello pudo garantizarse por las consultas permanentes de los coordinadores nacionales con sus Cancilleres y de estos con sus Jefes de Estado, los cuales mantuvieron un alto nivel de diálogo permanente en todo el proceso negociador. Durante los últimos tres días y noches de noviembre, a una semana de la cumbre, se efectuó una productiva reunión final de todos los negociadores y sus equipos en Airlie House, en el Estado de Virginia, reunión de la cual salió el documento consolidado que grosso modo suscribieron los Jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre. El único tema que no fue posible despejar fue el relacionado con Drogas y delitos conexos. El problema radicó en que la delegación de los Estados Unidos lo presentó como un problema derivado únicamente de la existencia de la producción y de los carteles. Los países latinoamericanos asumieron una posición clara sobre el tema: se requería una visión equilibrada que tratara el problema en todos los eslabones de la cadena, incluyendo también el consumo, el lavado de activos, el problema de la falta de control sobre los envíos de precursores químicos por parte de los países desarrollados, y el serio asunto de la proveniencia de las armas que finalmente iban a parar a manos de las organizaciones criminales. Luego de difíciles discusiones, y de expresiones claras de los Presidentes andinos, se llegó a la conclusión que el tema debía tratarse de manera más amplia y completa, en el seno de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad) de la OEA. Así se hizo, y año y medio más tarde, en la Cicad, luego de siete rondas de trabajo, se suscribiría una Estrategia Antidrogas de las Américas, que constituye el primer 21


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

documento en la diplomacia mundial, que abordó el complejo asunto en su integridad, con inclusión de todos los problemas en cada eslabón de la cadena. La discusión tuvo un aporte importante: no se plantearon después de la misma, las acusaciones unilaterales que pretendían ingenuamente que la única responsabilidad provenía “del otro”, y las posiciones mostraron finalmente algún equilibrio. A partir de esas discusiones, los latinoamericanos pudieron impulsar un acuerdo con la Unión Europea, en una célebre reunión bi-regional de Cancilleres en Cochabamba (1996), que fue la primera instancia multilateral en aceptar la vigencia del principio de co-responsabilidad en estos temas. Ese acuerdo, abrió a su vez el espacio para llevar el tema, meses más tarde, a una posterior sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

para dialogar con Estados Unidos y Canadá a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno. En especial, no existe incompatibilidad entre estas cumbres y las de la Celac. Por el contrario, si en la Celac y en otras agrupaciones (sub-regionales, por ejemplo) se implementan mecanismos de consenso suficientemente claros, según el tema de que se trate, esos consensos pueden ser llevados de manera creativa a los diálogos con Estados Unidos y Canadá. El ejemplo de la actuación ejemplar del G-Río en la primera Cumbre de las Américas, podría ser elocuente para la diplomacia latinoamericana y caribeña del próximo futuro.

english version The Sixth Summit of the Americas: Inter-American Cooperation through the Lens of Partnership...................................................... 24

Tercero: El paradójico asunto del comercio.

Colombia, President of the Sixth Summit of the Americas....................... 26

Los países latinoamericanos y caribeños, parecían estar de acuerdo en ese momento, en que era necesario comprometer a los Estados Unidos con acceso comercial abierto y estable, mediante un acuerdo, de preferencia multilateral. El gobierno Clinton llegaba a la Cumbre de las Américas, un mes después de haberse comprometido a un espacio de libre comercio en la Cuenca del Pacífico, para el año 2025. Hoy día parecerá curioso, pero en ese momento los países latinoamericanos y caribeños pretendían un acuerdo similar, a la mayor brevedad, mientras la delegación estadounidense manifestaba que les parecía conveniente, pero no antes de 2020. Luego, gracias a la mediación del delegado presidencial Thomas McLarthy Jr., quien tenía instrucciones precisas del Presidente Clinton, de garantizar el éxito de la cumbre, las autoridades de comercio de ese país, presentaron propuestas que hubieran llevado el proceso hasta 2015. Los latinoamericanos indicaron su profunda decepción, y se oyeron incluso voces de delegados que, con instrucciones presidenciales, manifestaban que sus países no veían ningún sentido a una cumbre si el tema del comercio no se incluía.

State Protocol as a tool to support the development and coordination of institutional, convention and business processes................ 28 The Summits of the Americas are not incompatible with other regional summits: the early experience ...................................... 31

Como conclusión, es claro que no tiene por qué existir incompatibilidad entre la Cumbre de las Américas y las cumbres regionales y sub-regionales, dado que es el único mecanismo multilateral general que tenemos 22

Now that the VI Summit of the Americas in Cartagena is only a few weeks away, Colombia is making every effort to perfect every detail of the most important international event that it has hosted in recent years. The Heads of State and Government of the Americas will meet on April 14 and 15 to analyze the challenges and situations of greatest interest to the Hemisphere, and to debate the issues selected for the VI Summit of the Americas. Colombia intends to hold a Summit that achieves concrete results, and with this in mind, it has proposed an agenda to the Member Countries of the Summit of the Americas Process, designed to promote the integration of the Continent based on infrastructure and the effective and efficient use of technology; and to define actions and strategies to offer better welfare and security to the citizens of the Americas. These twin purposes are condensed in the slogan chosen for the Cartagena Summit: “Connecting the Americas; Partners for Prosperity”. The meeting of Presidents and Prime Ministers in Cartagena also offers a unique opportunity for the nations of the Americas to send a message to the world that presents our hemisphere as a territory of opportunities with great strengths, and with a potential that makes us an undeniable factor in economic and political power on the international stage.

Lo interesante del proceso es que por razones comprensibles, las posiciones cambiaron en el curso de los dos años siguientes: Estados Unidos, pasó de querer darle largas al proceso, a apoyar el libre comercio en las Américas (como lo había hecho Bush padre), y a plantear que ello debería garantizarse en pocos años. Y por su parte, algunos latinoamericanos, comenzando por Brasil, cabeza visible del G-Río en ese entonces, pasaron de promover un acuerdo comercial de las Américas, ojalá en el corto plazo, a posiciones más cautas y a veces proteccionistas, dados los pocos avances en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Para algunos de los gobiernos suramericanos era preferible consolidar el ámbito regional, como un mejor mecanismo negociador, para desde allí poder converger en espacios más grandes, incluso continentales. El cambio de posiciones en materia comercial, fue evidente para la tercera cumbre. Desde entonces, algunos países han avanzado con acuerdos bilaterales de libre comercio, incluso con numerosos actores extra-regionales, en varios casos. Otros, con acuerdos comerciales diversos entre ellos. Algunos países han sido cautelosos e incluso contrarios a dichos acuerdos. Por ello, quizás, lo procedente ha sido trabajar sobre temas diferentes al comercio, en los cuales puedan promoverse consensos importantes y concretos.

A message of welcome from Colombia´s Foreign Minister

I offer the Heads of State and Government of the Americas our greetings and a most cordial welcome. I trust that they, and all the national delegations and international organizations taking part, their entourages, the representatives of the whole range of sectors of civil society, and all those who would visit us on the occasion of the VI Summit of the Americas, will enjoy a pleasant stay in Cartagena. And I offer my heartfelt wish that the results of this important encounter of the Hemisphere will contribute to the prosperity and integral development of the peoples of the Americas.

Imagen: Barun Patro. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/barunpatro

María Ángela Holguín Foto: Dani Simmonds. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/penywise 23


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

documento en la diplomacia mundial, que abordó el complejo asunto en su integridad, con inclusión de todos los problemas en cada eslabón de la cadena. La discusión tuvo un aporte importante: no se plantearon después de la misma, las acusaciones unilaterales que pretendían ingenuamente que la única responsabilidad provenía “del otro”, y las posiciones mostraron finalmente algún equilibrio. A partir de esas discusiones, los latinoamericanos pudieron impulsar un acuerdo con la Unión Europea, en una célebre reunión bi-regional de Cancilleres en Cochabamba (1996), que fue la primera instancia multilateral en aceptar la vigencia del principio de co-responsabilidad en estos temas. Ese acuerdo, abrió a su vez el espacio para llevar el tema, meses más tarde, a una posterior sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

para dialogar con Estados Unidos y Canadá a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno. En especial, no existe incompatibilidad entre estas cumbres y las de la Celac. Por el contrario, si en la Celac y en otras agrupaciones (sub-regionales, por ejemplo) se implementan mecanismos de consenso suficientemente claros, según el tema de que se trate, esos consensos pueden ser llevados de manera creativa a los diálogos con Estados Unidos y Canadá. El ejemplo de la actuación ejemplar del G-Río en la primera Cumbre de las Américas, podría ser elocuente para la diplomacia latinoamericana y caribeña del próximo futuro.

english version The Sixth Summit of the Americas: Inter-American Cooperation through the Lens of Partnership...................................................... 24

Tercero: El paradójico asunto del comercio.

Colombia, President of the Sixth Summit of the Americas....................... 26

Los países latinoamericanos y caribeños, parecían estar de acuerdo en ese momento, en que era necesario comprometer a los Estados Unidos con acceso comercial abierto y estable, mediante un acuerdo, de preferencia multilateral. El gobierno Clinton llegaba a la Cumbre de las Américas, un mes después de haberse comprometido a un espacio de libre comercio en la Cuenca del Pacífico, para el año 2025. Hoy día parecerá curioso, pero en ese momento los países latinoamericanos y caribeños pretendían un acuerdo similar, a la mayor brevedad, mientras la delegación estadounidense manifestaba que les parecía conveniente, pero no antes de 2020. Luego, gracias a la mediación del delegado presidencial Thomas McLarthy Jr., quien tenía instrucciones precisas del Presidente Clinton, de garantizar el éxito de la cumbre, las autoridades de comercio de ese país, presentaron propuestas que hubieran llevado el proceso hasta 2015. Los latinoamericanos indicaron su profunda decepción, y se oyeron incluso voces de delegados que, con instrucciones presidenciales, manifestaban que sus países no veían ningún sentido a una cumbre si el tema del comercio no se incluía.

State Protocol as a tool to support the development and coordination of institutional, convention and business processes................ 28 The Summits of the Americas are not incompatible with other regional summits: the early experience ...................................... 31

Como conclusión, es claro que no tiene por qué existir incompatibilidad entre la Cumbre de las Américas y las cumbres regionales y sub-regionales, dado que es el único mecanismo multilateral general que tenemos 22

Now that the VI Summit of the Americas in Cartagena is only a few weeks away, Colombia is making every effort to perfect every detail of the most important international event that it has hosted in recent years. The Heads of State and Government of the Americas will meet on April 14 and 15 to analyze the challenges and situations of greatest interest to the Hemisphere, and to debate the issues selected for the VI Summit of the Americas. Colombia intends to hold a Summit that achieves concrete results, and with this in mind, it has proposed an agenda to the Member Countries of the Summit of the Americas Process, designed to promote the integration of the Continent based on infrastructure and the effective and efficient use of technology; and to define actions and strategies to offer better welfare and security to the citizens of the Americas. These twin purposes are condensed in the slogan chosen for the Cartagena Summit: “Connecting the Americas; Partners for Prosperity”. The meeting of Presidents and Prime Ministers in Cartagena also offers a unique opportunity for the nations of the Americas to send a message to the world that presents our hemisphere as a territory of opportunities with great strengths, and with a potential that makes us an undeniable factor in economic and political power on the international stage.

Lo interesante del proceso es que por razones comprensibles, las posiciones cambiaron en el curso de los dos años siguientes: Estados Unidos, pasó de querer darle largas al proceso, a apoyar el libre comercio en las Américas (como lo había hecho Bush padre), y a plantear que ello debería garantizarse en pocos años. Y por su parte, algunos latinoamericanos, comenzando por Brasil, cabeza visible del G-Río en ese entonces, pasaron de promover un acuerdo comercial de las Américas, ojalá en el corto plazo, a posiciones más cautas y a veces proteccionistas, dados los pocos avances en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Para algunos de los gobiernos suramericanos era preferible consolidar el ámbito regional, como un mejor mecanismo negociador, para desde allí poder converger en espacios más grandes, incluso continentales. El cambio de posiciones en materia comercial, fue evidente para la tercera cumbre. Desde entonces, algunos países han avanzado con acuerdos bilaterales de libre comercio, incluso con numerosos actores extra-regionales, en varios casos. Otros, con acuerdos comerciales diversos entre ellos. Algunos países han sido cautelosos e incluso contrarios a dichos acuerdos. Por ello, quizás, lo procedente ha sido trabajar sobre temas diferentes al comercio, en los cuales puedan promoverse consensos importantes y concretos.

A message of welcome from Colombia´s Foreign Minister

I offer the Heads of State and Government of the Americas our greetings and a most cordial welcome. I trust that they, and all the national delegations and international organizations taking part, their entourages, the representatives of the whole range of sectors of civil society, and all those who would visit us on the occasion of the VI Summit of the Americas, will enjoy a pleasant stay in Cartagena. And I offer my heartfelt wish that the results of this important encounter of the Hemisphere will contribute to the prosperity and integral development of the peoples of the Americas.

Imagen: Barun Patro. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/barunpatro

María Ángela Holguín Foto: Dani Simmonds. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/penywise 23


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

The Sixth Summit of the Americas: Inter-American Cooperation through the Lens of Partnership José Miguel Insulza*

*Secretary General, Organization of American States

When the Heads of State and Government of the Americas meet in Cartagena, Colombia in April 2012 for the Sixth Summit of the Americas, it will be to consider the way forward at a time when the Americas is undergoing a process of significant socio-economic and political evolution. Poverty levels are on the decline, citizens are engaging actively in policy debate, countries continue to work toward consolidating democracy and sub-regional groups have broadened the inter-American dialogue. Consequently, the Summit’s overarching theme, “Connecting the Americas: Partners for Prosperity,” reflect both a sense of optimism as well as a recognition of a changing inter-American dynamic that places emphasis on cooperation and partnership. Summits tend to be ambitious in their objectives, giving rise to heightened expectations that can later give way to severe criticism if the results do not appear immediately. t. Realistically, however, the success of a Summit usually becomes apparent months or years later, when objective analyses can be conducted. Eighteen years of inter-American Summitry provide adequate material for reflection and analysis.

Summitry and its Impact Despite the challenges that the Americas continues to face, it is nevertheless true that there has been significant progress since US President Bill Clinton convoked the First Summit of the Americas in 1994 in Miami.The impetus from that encounter and subsequent meetings of Heads of State and Government continue to play an important, though perhaps underappreciated, role in inter-American policy affairs. Many successful and ongoing inter-American initiatives have their roots in Summit deliberations, although those links are perhaps not well known. Several examples bear mentioning: • As a community of nations, the Americas first jointly registered concern and called for a cooperative approach to combating the threat of terrorism at the First Summit of the Americas. A series of specialized meetings on terrorism subsequently took place, culminating with the adoption of the “Commitment of Mar del Plata” which called for establishment of an Inter-American Committee against Terrorism (CICTE) to be headquartered at the Organization of American States. CICTE continues to play an important role in propelling regional and international cooperation in the fight against terrorism. In 1998, the Santiago Summit laid the groundwork for the crea• tion of what would become a defining instrument in the anti-drug strategy – the Multilateral Evaluation Mechanism (MEM)1. The multilateral, multi-disciplinary evaluation process provides objective analysis on country and regional evaluations which allows the MEM to make recommendations to Member States on improving their capacity to control drug trafficking and abuse and enhance multilateral cooperation. 24

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

• The inter-American Democratic Charter, which was adopted at a Special General Assembly in Lima, Peru in 2001, grew out of a mandate from the Third Summit in Quebec. The Charter has become an invaluable instrument for the safeguarding and consolidation of democracy in the region. The proposal and adoption of this instrument was no small feat, and “despite its complexity, [it] has the great merit of having been adopted by consensus, without reservation, or footnotes2” . • Arguably, the momentum created by the emphasis on trade at the Miami Summit in 1994 and reinforced in the Second Summit of Santiago, Chile in 1998, contributed to an expansion in the number of bilateral and regional free trade agreements (FTAs) from only two in 19943 to 75 FTAs having been signed to date by countries of the region, of which 64 are now in force. • Most recently, the 2009 Summit in Port of Spain created the framework for launching the Inter-American Social Protection Network (IASPN) and the Energy and Climate Partnership Agreement (ECPA). Both of these initiatives continue to grow, a testament to their importance and impact, and both benefit from multi-country participation and the support of multiple interAmerican and international institutions of the Joint Summit Working Group4. All these initiatives have been change leaders, oriented toward finding solutions to issues of concern for the Hemisphere’s leaders and citizens alike. Yet, while there have been significant areas of improvement, the region continues to confront a range of tough challenges. Inequality continues to be a major concern although poverty declined by 15% between 2002 and 2011. Uneven access to technology contributes to the marginalization of large swaths of the population. Crime and violence plague many countries, threatening public security and “impair[ing] the social, economic, and political development of their societies5”. Transnational organized criminal networks threaten governability and social order, and undermine the rule of law. Incidences of natural disasters appear to be on the increase and their impact is greater today due to a range of climatological, infrastructural, urbanization and population concentration factors, among others.

The Areas of Focus for the Sixth Summit Against this backdrop of accomplishment and challenge, the Sixth Summit’s focus on partnership for prosperity has particular 21st century resonance for the continental and island countries that comprise the Western Hemisphere. The Sixth Summit of the Americas will be the first such meeting to draw focused attention to the joint mechanisms of physical integration and regional cooperation as a means to achieve greater levels of development and to overcome the Hemisphere’s challenges in the areas of natural disasters, poverty and inequality, access to technology, and citizen security. The decision by Member States to focus on these four thematic areas is an implicit recognition that, despite recognized asymmetries in size and economic development, these thematic issues represent commonalities of challenge with cross-border implications. These topics are hardly new but the context in which they occur, the potency of these challenges and their ramifications have an increasingly profound impact on economic development, democratic governance and social stability in the Americas. 1.- In the area of natural disasters, since the last Summit in April 2009, the peoples of the Americas have experienced over 240 different kinds of

disasters, including earthquakes, floods, droughts, landslides, hurricanes and storms affecting almost 23 million people and resulting in approximately 250,000 fatalities, almost 95% of which were the direct or indirect result of a single, catastrophic event6. The magnitude 7.0 earthquake in Haiti in January 2010 and the 2011 floods in Central America resulted in loss of life and widespread damage to physical infrastructure, and tested the capacity of international humanitarian efforts. The convocation of a Special Summit of Central American leaders in October 2011 to specifically deal with the issue of natural disasters is a clear indication of the topic’s ongoing priority for states and further make the case for regional and multilateral approaches to complement the national capacities of individual countries7. These recent incidents have underscored the need for an integrated InterAmerican strategy that encourages innovation and partnership, and places a premium on improved coordination. Improved early warning systems, monitoring capacity, preparedness and planning, disaster-aware zoning and building codes, and related citizen education would contribute positively to all aspects of disaster prevention, mitigation and recovery. National governments, international institutions, humanitarian organizations and societies have accumulated a wealth of knowledge from experience gained in responding to disasters. The designing of regional plans should tap into this broad based knowledge. Given the renewed policy focus on natural disaster prevention, mitigation and recovery, the time is right for countries to take another look at some existing instruments, including the Inter-American Convention to Facilitate Disaster Assistance8, the only convention of its kind globally, which has clear procedures regarding “the overall direction, control, coordination and supervision of assistance within an affected territory.” 2.- While natural disasters can profoundly and dramatically impact development, persistent levels of poverty and inequality are the main source of vulnerability in our region, the most unequal in the world in terms of income distribution. Both the real and perceived levels of inequality and tensions attached thereto are damaging to our democracies. The fact that in many countries less than five percent of the population makes more than 50 percent of the national income is not consistent with a democratic discourse9. Democracy, economic and social development must advance jointly if the Americas is to achieve its promise. Worldwide, various social movements are drawing increasing attention to the issue of inequality. It is in the interests of governments to proactively formulate and implement programs and policies that provide greater opportunity and access for all citizens. Given Latin America’s sturdy response to the global financial crisis, there is great optimism that the region has found its path and that the decade that just begun might be “the decade of the Americas” – one in which the region’s consolidated democracies can advance toward a more prosperous future. To realize its promise, that vision of the future should be inclusive, with a clear commitment to social and economic equality, and human rights and with dedicated efforts toward integrating vulnerable and traditionally marginalized groups into the marketplace of opportunity. 3,- Improving access to technology represents an important step forward in democratizing access, expanding opportunity, providing citizens with the tools that can improve their competitiveness and governments with the capacity to be more connected to the people they serve. The idea of promoting connectivity and knowledge-based societies in the Western Hemisphere was first mentioned a decade ago, at the 2001 Summit in Quebec which proposed “the use of tele-health as a means to connect

remote populations and to provide health services and information to under-served groups”10. Since then, huge leaps in technological innovation combined with the efforts of governments, institutions and private partners have led to significant advances in a number of areas. The Pan American Health Organization (PAHO) has made great strides in initiatives that support e-health and telemedicine, expanding access to quality healthcare. The OAS’ Educational Portal of the Americas, working with a consortium of universities for the past ten years, has provided training, distance learning, online classes, and scholarships to thousands of recipients who may not otherwise have had access to those educational opportunities. Likewise, e-government programs in Latin America and the Caribbean (the OAS and other international organizations have important cooperation programs in this field) have helped governments become more accessible to constituents and have improved efficiency in service delivery and government transparency. Given the prevalence and impact of information and communication technologies (ICTs), these technologies will necessarily become more integrated into national and regional development agendas. The facilitation of access is good for public policy, is supportive of enhanced governmentcitizen and citizen-citizen communication, and provides communities with tools that can enhance their capacities to contribute to development, democratic strengthening and social inclusion. 4.- If the concept of partnership is important for addressing poverty and inequality, access to technology and disasters, it is critical to citizen security and to support efforts to combat crime and violence that have risen to alarming levels both within and across borders. Latinobarómetro surveys indicate that more than one in every three people was affected by crime in 2010. 29.6% of the 19,000 individuals polled by Latinobarómetro in 2011 identified insecurity as the most salient problem affecting their country as compared to 19.6% two years earlier11. The increase in crime and violence in the Americas – whether transnational in origin or local − affects the physical safety of millions of people, undermines individual freedoms and basic rights, negatively affects economic development, and threatens the very integrity of the State and of democratic institutions in many countries of our region. The challenge is multiple as drug trafficking, money laundering, kidnappings, intellectual piracy, youth gang activities, human trafficking, gun smuggling are the multiple expressions of organized crime, which citizens across the region consider one of our biggest problems. Since the Bridgetown Declaration in 2002 when the multidimensional approach to public security was first advanced, countries of the Americas have reiterated in various high level forums that “the participation and cooperation of multiple actors, such as individuals, government at all levels, civil society, communities, the mass media, the private sector, and academia in order to reinforce promotion of a culture of peace and non-violence and respond effectively and in a participatory manner to the needs of society as a whole”12. In recent years, our Ministers of Public Security have met several times to increase their cooperation and find ways to confront the growing challenge of organized crime, Our Inter American Drug Abuse Control Commission approved last year a new strategy to fight drug traffic and dependence, strengthening actions that emphasize shared responsibility. The recent Crime Conference of the Presidents of Central America and the Third Meeting of Ministers of Public Security are the most recent instances of growing institutional cooperation, information sharing and capacity building. Leaders may wish to call on their Ministers to stren25


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

The Sixth Summit of the Americas: Inter-American Cooperation through the Lens of Partnership José Miguel Insulza*

*Secretary General, Organization of American States

When the Heads of State and Government of the Americas meet in Cartagena, Colombia in April 2012 for the Sixth Summit of the Americas, it will be to consider the way forward at a time when the Americas is undergoing a process of significant socio-economic and political evolution. Poverty levels are on the decline, citizens are engaging actively in policy debate, countries continue to work toward consolidating democracy and sub-regional groups have broadened the inter-American dialogue. Consequently, the Summit’s overarching theme, “Connecting the Americas: Partners for Prosperity,” reflect both a sense of optimism as well as a recognition of a changing inter-American dynamic that places emphasis on cooperation and partnership. Summits tend to be ambitious in their objectives, giving rise to heightened expectations that can later give way to severe criticism if the results do not appear immediately. t. Realistically, however, the success of a Summit usually becomes apparent months or years later, when objective analyses can be conducted. Eighteen years of inter-American Summitry provide adequate material for reflection and analysis.

Summitry and its Impact Despite the challenges that the Americas continues to face, it is nevertheless true that there has been significant progress since US President Bill Clinton convoked the First Summit of the Americas in 1994 in Miami.The impetus from that encounter and subsequent meetings of Heads of State and Government continue to play an important, though perhaps underappreciated, role in inter-American policy affairs. Many successful and ongoing inter-American initiatives have their roots in Summit deliberations, although those links are perhaps not well known. Several examples bear mentioning: • As a community of nations, the Americas first jointly registered concern and called for a cooperative approach to combating the threat of terrorism at the First Summit of the Americas. A series of specialized meetings on terrorism subsequently took place, culminating with the adoption of the “Commitment of Mar del Plata” which called for establishment of an Inter-American Committee against Terrorism (CICTE) to be headquartered at the Organization of American States. CICTE continues to play an important role in propelling regional and international cooperation in the fight against terrorism. In 1998, the Santiago Summit laid the groundwork for the crea• tion of what would become a defining instrument in the anti-drug strategy – the Multilateral Evaluation Mechanism (MEM)1. The multilateral, multi-disciplinary evaluation process provides objective analysis on country and regional evaluations which allows the MEM to make recommendations to Member States on improving their capacity to control drug trafficking and abuse and enhance multilateral cooperation. 24

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

• The inter-American Democratic Charter, which was adopted at a Special General Assembly in Lima, Peru in 2001, grew out of a mandate from the Third Summit in Quebec. The Charter has become an invaluable instrument for the safeguarding and consolidation of democracy in the region. The proposal and adoption of this instrument was no small feat, and “despite its complexity, [it] has the great merit of having been adopted by consensus, without reservation, or footnotes2” . • Arguably, the momentum created by the emphasis on trade at the Miami Summit in 1994 and reinforced in the Second Summit of Santiago, Chile in 1998, contributed to an expansion in the number of bilateral and regional free trade agreements (FTAs) from only two in 19943 to 75 FTAs having been signed to date by countries of the region, of which 64 are now in force. • Most recently, the 2009 Summit in Port of Spain created the framework for launching the Inter-American Social Protection Network (IASPN) and the Energy and Climate Partnership Agreement (ECPA). Both of these initiatives continue to grow, a testament to their importance and impact, and both benefit from multi-country participation and the support of multiple interAmerican and international institutions of the Joint Summit Working Group4. All these initiatives have been change leaders, oriented toward finding solutions to issues of concern for the Hemisphere’s leaders and citizens alike. Yet, while there have been significant areas of improvement, the region continues to confront a range of tough challenges. Inequality continues to be a major concern although poverty declined by 15% between 2002 and 2011. Uneven access to technology contributes to the marginalization of large swaths of the population. Crime and violence plague many countries, threatening public security and “impair[ing] the social, economic, and political development of their societies5”. Transnational organized criminal networks threaten governability and social order, and undermine the rule of law. Incidences of natural disasters appear to be on the increase and their impact is greater today due to a range of climatological, infrastructural, urbanization and population concentration factors, among others.

The Areas of Focus for the Sixth Summit Against this backdrop of accomplishment and challenge, the Sixth Summit’s focus on partnership for prosperity has particular 21st century resonance for the continental and island countries that comprise the Western Hemisphere. The Sixth Summit of the Americas will be the first such meeting to draw focused attention to the joint mechanisms of physical integration and regional cooperation as a means to achieve greater levels of development and to overcome the Hemisphere’s challenges in the areas of natural disasters, poverty and inequality, access to technology, and citizen security. The decision by Member States to focus on these four thematic areas is an implicit recognition that, despite recognized asymmetries in size and economic development, these thematic issues represent commonalities of challenge with cross-border implications. These topics are hardly new but the context in which they occur, the potency of these challenges and their ramifications have an increasingly profound impact on economic development, democratic governance and social stability in the Americas. 1.- In the area of natural disasters, since the last Summit in April 2009, the peoples of the Americas have experienced over 240 different kinds of

disasters, including earthquakes, floods, droughts, landslides, hurricanes and storms affecting almost 23 million people and resulting in approximately 250,000 fatalities, almost 95% of which were the direct or indirect result of a single, catastrophic event6. The magnitude 7.0 earthquake in Haiti in January 2010 and the 2011 floods in Central America resulted in loss of life and widespread damage to physical infrastructure, and tested the capacity of international humanitarian efforts. The convocation of a Special Summit of Central American leaders in October 2011 to specifically deal with the issue of natural disasters is a clear indication of the topic’s ongoing priority for states and further make the case for regional and multilateral approaches to complement the national capacities of individual countries7. These recent incidents have underscored the need for an integrated InterAmerican strategy that encourages innovation and partnership, and places a premium on improved coordination. Improved early warning systems, monitoring capacity, preparedness and planning, disaster-aware zoning and building codes, and related citizen education would contribute positively to all aspects of disaster prevention, mitigation and recovery. National governments, international institutions, humanitarian organizations and societies have accumulated a wealth of knowledge from experience gained in responding to disasters. The designing of regional plans should tap into this broad based knowledge. Given the renewed policy focus on natural disaster prevention, mitigation and recovery, the time is right for countries to take another look at some existing instruments, including the Inter-American Convention to Facilitate Disaster Assistance8, the only convention of its kind globally, which has clear procedures regarding “the overall direction, control, coordination and supervision of assistance within an affected territory.” 2.- While natural disasters can profoundly and dramatically impact development, persistent levels of poverty and inequality are the main source of vulnerability in our region, the most unequal in the world in terms of income distribution. Both the real and perceived levels of inequality and tensions attached thereto are damaging to our democracies. The fact that in many countries less than five percent of the population makes more than 50 percent of the national income is not consistent with a democratic discourse9. Democracy, economic and social development must advance jointly if the Americas is to achieve its promise. Worldwide, various social movements are drawing increasing attention to the issue of inequality. It is in the interests of governments to proactively formulate and implement programs and policies that provide greater opportunity and access for all citizens. Given Latin America’s sturdy response to the global financial crisis, there is great optimism that the region has found its path and that the decade that just begun might be “the decade of the Americas” – one in which the region’s consolidated democracies can advance toward a more prosperous future. To realize its promise, that vision of the future should be inclusive, with a clear commitment to social and economic equality, and human rights and with dedicated efforts toward integrating vulnerable and traditionally marginalized groups into the marketplace of opportunity. 3,- Improving access to technology represents an important step forward in democratizing access, expanding opportunity, providing citizens with the tools that can improve their competitiveness and governments with the capacity to be more connected to the people they serve. The idea of promoting connectivity and knowledge-based societies in the Western Hemisphere was first mentioned a decade ago, at the 2001 Summit in Quebec which proposed “the use of tele-health as a means to connect

remote populations and to provide health services and information to under-served groups”10. Since then, huge leaps in technological innovation combined with the efforts of governments, institutions and private partners have led to significant advances in a number of areas. The Pan American Health Organization (PAHO) has made great strides in initiatives that support e-health and telemedicine, expanding access to quality healthcare. The OAS’ Educational Portal of the Americas, working with a consortium of universities for the past ten years, has provided training, distance learning, online classes, and scholarships to thousands of recipients who may not otherwise have had access to those educational opportunities. Likewise, e-government programs in Latin America and the Caribbean (the OAS and other international organizations have important cooperation programs in this field) have helped governments become more accessible to constituents and have improved efficiency in service delivery and government transparency. Given the prevalence and impact of information and communication technologies (ICTs), these technologies will necessarily become more integrated into national and regional development agendas. The facilitation of access is good for public policy, is supportive of enhanced governmentcitizen and citizen-citizen communication, and provides communities with tools that can enhance their capacities to contribute to development, democratic strengthening and social inclusion. 4.- If the concept of partnership is important for addressing poverty and inequality, access to technology and disasters, it is critical to citizen security and to support efforts to combat crime and violence that have risen to alarming levels both within and across borders. Latinobarómetro surveys indicate that more than one in every three people was affected by crime in 2010. 29.6% of the 19,000 individuals polled by Latinobarómetro in 2011 identified insecurity as the most salient problem affecting their country as compared to 19.6% two years earlier11. The increase in crime and violence in the Americas – whether transnational in origin or local − affects the physical safety of millions of people, undermines individual freedoms and basic rights, negatively affects economic development, and threatens the very integrity of the State and of democratic institutions in many countries of our region. The challenge is multiple as drug trafficking, money laundering, kidnappings, intellectual piracy, youth gang activities, human trafficking, gun smuggling are the multiple expressions of organized crime, which citizens across the region consider one of our biggest problems. Since the Bridgetown Declaration in 2002 when the multidimensional approach to public security was first advanced, countries of the Americas have reiterated in various high level forums that “the participation and cooperation of multiple actors, such as individuals, government at all levels, civil society, communities, the mass media, the private sector, and academia in order to reinforce promotion of a culture of peace and non-violence and respond effectively and in a participatory manner to the needs of society as a whole”12. In recent years, our Ministers of Public Security have met several times to increase their cooperation and find ways to confront the growing challenge of organized crime, Our Inter American Drug Abuse Control Commission approved last year a new strategy to fight drug traffic and dependence, strengthening actions that emphasize shared responsibility. The recent Crime Conference of the Presidents of Central America and the Third Meeting of Ministers of Public Security are the most recent instances of growing institutional cooperation, information sharing and capacity building. Leaders may wish to call on their Ministers to stren25


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

gthen these and initiatives to, while recognizing national concerns and jurisdictions, and improve their common fight against this hemispheric threat to democracy.

Conclusion While much attention is rightly focused on the meeting of Heads of State and Government, the Summit is more than a single meeting. It is an ongoing and inclusive process with a unifying thread of cooperation that has been present since its inception. In 18 years of Summitry, some important lessons have been learned • An overabundance of new mandates with no clear financing is an unworkable recipe. A strengthened partnership between the political (the OAS), economic (ECLAC) and financing institutions (the IDB) of the inter-American system combined with public-private partnerships would help to address this issue. • Citizen participation is integral to the Summits process. Inclusive processes benefit policy making and citizens are also more invested in outcomes when they have contributed to the policy dialogue.The Summits process provides an opportunity for the peoples of the Americas to actively engage political leaders on the critical issues that support sustainable and democratic development in the Americas. • Countries and inter-American institutions must place more emphasis on collecting data and reporting on implementation of mandates in order to measure progress.

Connecting ideas, efforts, and capabilities through strengthened regional cooperation and a new call for physical integration has never been as vital or as necessary as it is today. The boldness of this Summit may lie in its restraint. By focusing the discussion to a few thematic issues of individual importance but which are also intrinsically linked, the Sixth Summit in Cartagena de Indias may fulfill its objective of being results-oriented and, in so doing, usher in a new era in inter-American Summitry. (1) Plan of Action, Second Summit of the Americas. Santiago, Chile. 1998. (2) De Zela, Hugo. “10 Years of the Inter-American Democratic Charter.” 2011. See www.summit-americas.org (3) In 1994, there were only two free trade areas (FTAs) in force, the North American Free Trade Agreement (NAFTA) and the U.S.-Israel FTA. See www.sice.oas.org (4) The Joint Summit Working Group (JSWG) is comprised of twelve Inter-American and international institutions that provide technical support to countries in the Summits process and carry out projects and initiatives to implement Summit commitments. (5) Declaration of San Salvador on Citizen Security in the Americas, XLI Regular Session of the OAS General Assembly. AG/DEC. 66 (XLI-O/11). San Salvador, El Salvador. June 7, 2011. (6) EM-DAT: The OFDA/CRED “International Disaster Database.” Université Catholique de Louvain, Brussels (Belgium): 2011. (7) Declaration of Comalapa, Special Summit of Central American Integration System (SICA) Heads of State. Comalapa, El Salvador. October 25, 2011. (8) The Inter-American Convention to Facilitate Disaster Assistance entered into force following the Special Summit on Sustainable Development in Santa Cruz, Bolivia in 1996. (9) Insulza, José Miguel.“El Fortalecimiento de la Democracia en el Sistema Interamericano.” Conference at the Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC) Headquarters. Santiago, Chile. 2010.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Colombia, President of the Sixth Summit of the Americas Fulvia Benavides, Alejandro Borda And Jaime Girón* The Sixth Summit of the Americas, which will take place in Cartagena de Indias on April 14 and 15, will constitute the fulfillment of a transcendental commitment acquired by the Colombian government when it received the presidency of the Process from Trinidad and Tobago in 2009. Suffice it to say that the Summit of the Americas constitutes an enormous challenge for Colombian foreign policy, given its political importance as the only hemispheric forum that brings together all of the democratically elected Heads of State and Government. Colombia attaches the greatest importance to the Summits of America Process, and identifies with the objectives that gave rise to it, particularly that of building a “partnership for prosperity” based on the practice and strengthening of democratic institutions. A partnership of the American nations and their efforts to improve the quality of life of their peoples. A partnership for dialogue at the highest political levels about the continent’s most pressing problems and the best way of solving them. A partnership inspired by and directed to the people of the Americas. The diplomatic team charged with proposing the central themes of the Sixth Summit and presenting them to the Member States as an initiative of the Colombian government has based its proposals on a careful and thorough analysis of the general state of the Hemisphere, in order to identify its strengths and the most pressing problems that require its leaders’ attention and decisions. The team based its proposals on analyses and studies carried out by researchers, academics, think tanks, various entities of the Inter-American System and experts from different American countries, at the express request of the Ministry of Foreign Affairs of Colombia. Senior Colombian government officials agreed that the Declaration of Cartagena should project the Hemisphere to the rest of the world as a unified whole, and that the Sixth Summit of the Americas should send a message of unity and opportunities to the international community. This will be done in the context of a very brief and specific “Declaration”, which will transmit to the peoples of the Americas and the world a clear political message portraying the Hemisphere as a region of opportunities that is determined to overcome its difficulties through cooperation and a partnership of efforts to achieve higher levels of growth and prosperity. In addition, it will convey the message that the Hemisphere will provide effective solutions to its problems through specific, attainable and measurable mandates backed by the resources necessary for their execution and appropriate mechanisms for their monitoring.

(10) Plan of Action,Third Summit of the Americas. Quebec City, Canada. 2001. Latinobarómetro.“Data Bank 2011.” Santiago (Chile): 2011. (11) Declaration of San Salvador on Citizen Security in the Americas, XLI Regular Session of the OAS General Assembly. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), paragraph 5. San Salvador, El Salvador. June 7, 2011. (12) Declaration of San Salvador on Citizen Security in the Americas, XLI Regular Session of the OAS General Assembly. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), paragraph 5. San Salvador, El Salvador. June 7, 2011. 26

* Fulvia Benavides, Alejandro Borda and Jaime Girón are Ambassadors in the Diplomatic and Consular Corps of Colombia and advisors to the National Team for the Summit of the Americas.

In identifying the central themes, the team thus proceeded from the undeniable fact that our Hemisphere has the following great strengths, which in turn offer great market and investment opportunities: •

It has young and well-qualified human capital;

It is rich in natural resources;

It enjoys consistent economic growth;

• It constitutes an attractive market because of the considerable size of its population and its capacity to generate and modify production and consumption patterns; • It offers abundant natural resources, including energy resources, to meet growing worldwide demand; •

It offers great investment opportunities;

• It is fully capable of undertaking joint actions to improve the conditions of life of its inhabitants; • It provides opportunities to those who wish to join its efforts to improve well-being and comprehensive development; • Presidents and governments, development finance institutions and economic analysts in general agree with the conclusion that, thanks to the counter-cyclical measures that were timely adopted by their governments, most Latin American countries avoided the most recent financial crisis with indisputable success, providing them with comparative strength and stability on the international stage. These strengths have made this not only the “Decade of Latin America”, but a true “Decade of the Americas”. Now, while it is true that the analyses carried out led to the conclusion that the Hemisphere’s general outlook is promising and attractive for the rest of the world, the diplomatic team could not overlook the fact that different countries in the Hemisphere have low, medium and high rates of development, and that there are negative social and physical phenomena that seriously affect and weaken the region, such as: • High rates of poverty and great inequality, including in regional development and income distribution, which have hindered the achievement of the Millennium Development Goals; • Insecurity generated by common crime and the different manifestations of transnational organized crime, which affect individuals and threaten democratic institutions and the very existence of the States; • The gap, particularly in rural areas, in access to the information and telecommunications technologies that are essential for development today; and Natural disasters caused by telluric phenomena or climate change, and • insufficient access to water resources, including drinking water, in certain regions.

More importantly, it became especially clear that Latin America and the Caribbean suffer from a serious lag with respect to physical integration as an engine of growth and development and as an essential strategic platform in the global context. It is thus urgent that the levels of development and equity on the American Continent be increased in the medium and long term through supportive cooperation and substantive progress in terms of physical integration.

Why these two themes? On the one hand, it is a fact that many American countries are able to offer additional cooperation plans and programs in different areas, under favorable terms and free of political conditions. The identification of the supply and demand of cooperation will generate more fluid and productive hemispheric relations, in favor of the “partnership for prosperity” that animates the Summit Process, helping to reduce the asymmetries prevalent in the Hemisphere.This principle of “supportive cooperation”, agreed to some time ago in the Organization of American States, should be encouraged across all actions that emanate as Summit mandates. In addition, it is obvious that we need to continue to design innovative instruments and programs to help reduce the levels of poverty and social inequality, whether in the context of multilateral entities that promote development or in sub-regional or bilateral frameworks. For this purpose, it was recommended that close coordination be maintained with the institutional partners of the Joint Summit Working Group (JSWG), which brings together the Organization of American States, the Inter-American Development Bank, the Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC), the Pan American Health Organization (PAHO), the Inter-American Institute for Cooperation on Agriculture (IICA), the Central American Bank for Economic Integration (CBEI), Corporación Andina de Fomento (CAF) [Andean Development Corporation], the Caribbean Development Bank (CDB), the World Bank, the International Organization for Migration (IOM), the International Labour Organization (ILO), and the United Nations Development Programme (UNPD). The analysis also identified the urgent need to make additional efforts to continue developing physical integration in order to improve competitiveness and achieve higher growth rates. There are examples in the sub-regional context that demonstrate the benefit of undertaking joint actions and project execution when the magnitude and cost of the endeavors exceed national capacities. These include COSIPLAN, UNASUR and the Mesoamerica Project, one of the most important physical integration initiatives in the Hemisphere, which includes interconnections by road – for the benefit of intra- and extra-regional commercial flows – as well as by electricity and broadband. The proper development of port and airport infrastructure; air, land and sea connectivity; and energy interconnections, among others, will make the American countries more competitive, attract investment resources and, consequently, generate employment and well-being. With this course of action: The Hemisphere will be positioned as a leading actor on the world • stage; • Based on necessary actions and concrete results, the Summit of the Americas Process will be strengthened and will generate greater confidence; and • The competitiveness of the American Continent will be promoted to place it on an equal footing in international markets. After intense diplomatic consultations, Colombia’s proposal achieved a

solid consensus among the Member States of the Summits Process.

Thus, at the First Regular Meeting of the Summit Implementation Review Group (SIRG) held in Washington, D.C. on April 11, 2011, the Member

27


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

gthen these and initiatives to, while recognizing national concerns and jurisdictions, and improve their common fight against this hemispheric threat to democracy.

Conclusion While much attention is rightly focused on the meeting of Heads of State and Government, the Summit is more than a single meeting. It is an ongoing and inclusive process with a unifying thread of cooperation that has been present since its inception. In 18 years of Summitry, some important lessons have been learned • An overabundance of new mandates with no clear financing is an unworkable recipe. A strengthened partnership between the political (the OAS), economic (ECLAC) and financing institutions (the IDB) of the inter-American system combined with public-private partnerships would help to address this issue. • Citizen participation is integral to the Summits process. Inclusive processes benefit policy making and citizens are also more invested in outcomes when they have contributed to the policy dialogue.The Summits process provides an opportunity for the peoples of the Americas to actively engage political leaders on the critical issues that support sustainable and democratic development in the Americas. • Countries and inter-American institutions must place more emphasis on collecting data and reporting on implementation of mandates in order to measure progress.

Connecting ideas, efforts, and capabilities through strengthened regional cooperation and a new call for physical integration has never been as vital or as necessary as it is today. The boldness of this Summit may lie in its restraint. By focusing the discussion to a few thematic issues of individual importance but which are also intrinsically linked, the Sixth Summit in Cartagena de Indias may fulfill its objective of being results-oriented and, in so doing, usher in a new era in inter-American Summitry. (1) Plan of Action, Second Summit of the Americas. Santiago, Chile. 1998. (2) De Zela, Hugo. “10 Years of the Inter-American Democratic Charter.” 2011. See www.summit-americas.org (3) In 1994, there were only two free trade areas (FTAs) in force, the North American Free Trade Agreement (NAFTA) and the U.S.-Israel FTA. See www.sice.oas.org (4) The Joint Summit Working Group (JSWG) is comprised of twelve Inter-American and international institutions that provide technical support to countries in the Summits process and carry out projects and initiatives to implement Summit commitments. (5) Declaration of San Salvador on Citizen Security in the Americas, XLI Regular Session of the OAS General Assembly. AG/DEC. 66 (XLI-O/11). San Salvador, El Salvador. June 7, 2011. (6) EM-DAT: The OFDA/CRED “International Disaster Database.” Université Catholique de Louvain, Brussels (Belgium): 2011. (7) Declaration of Comalapa, Special Summit of Central American Integration System (SICA) Heads of State. Comalapa, El Salvador. October 25, 2011. (8) The Inter-American Convention to Facilitate Disaster Assistance entered into force following the Special Summit on Sustainable Development in Santa Cruz, Bolivia in 1996. (9) Insulza, José Miguel.“El Fortalecimiento de la Democracia en el Sistema Interamericano.” Conference at the Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC) Headquarters. Santiago, Chile. 2010.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Colombia, President of the Sixth Summit of the Americas Fulvia Benavides, Alejandro Borda And Jaime Girón* The Sixth Summit of the Americas, which will take place in Cartagena de Indias on April 14 and 15, will constitute the fulfillment of a transcendental commitment acquired by the Colombian government when it received the presidency of the Process from Trinidad and Tobago in 2009. Suffice it to say that the Summit of the Americas constitutes an enormous challenge for Colombian foreign policy, given its political importance as the only hemispheric forum that brings together all of the democratically elected Heads of State and Government. Colombia attaches the greatest importance to the Summits of America Process, and identifies with the objectives that gave rise to it, particularly that of building a “partnership for prosperity” based on the practice and strengthening of democratic institutions. A partnership of the American nations and their efforts to improve the quality of life of their peoples. A partnership for dialogue at the highest political levels about the continent’s most pressing problems and the best way of solving them. A partnership inspired by and directed to the people of the Americas. The diplomatic team charged with proposing the central themes of the Sixth Summit and presenting them to the Member States as an initiative of the Colombian government has based its proposals on a careful and thorough analysis of the general state of the Hemisphere, in order to identify its strengths and the most pressing problems that require its leaders’ attention and decisions. The team based its proposals on analyses and studies carried out by researchers, academics, think tanks, various entities of the Inter-American System and experts from different American countries, at the express request of the Ministry of Foreign Affairs of Colombia. Senior Colombian government officials agreed that the Declaration of Cartagena should project the Hemisphere to the rest of the world as a unified whole, and that the Sixth Summit of the Americas should send a message of unity and opportunities to the international community. This will be done in the context of a very brief and specific “Declaration”, which will transmit to the peoples of the Americas and the world a clear political message portraying the Hemisphere as a region of opportunities that is determined to overcome its difficulties through cooperation and a partnership of efforts to achieve higher levels of growth and prosperity. In addition, it will convey the message that the Hemisphere will provide effective solutions to its problems through specific, attainable and measurable mandates backed by the resources necessary for their execution and appropriate mechanisms for their monitoring.

(10) Plan of Action,Third Summit of the Americas. Quebec City, Canada. 2001. Latinobarómetro.“Data Bank 2011.” Santiago (Chile): 2011. (11) Declaration of San Salvador on Citizen Security in the Americas, XLI Regular Session of the OAS General Assembly. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), paragraph 5. San Salvador, El Salvador. June 7, 2011. (12) Declaration of San Salvador on Citizen Security in the Americas, XLI Regular Session of the OAS General Assembly. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), paragraph 5. San Salvador, El Salvador. June 7, 2011. 26

* Fulvia Benavides, Alejandro Borda and Jaime Girón are Ambassadors in the Diplomatic and Consular Corps of Colombia and advisors to the National Team for the Summit of the Americas.

In identifying the central themes, the team thus proceeded from the undeniable fact that our Hemisphere has the following great strengths, which in turn offer great market and investment opportunities: •

It has young and well-qualified human capital;

It is rich in natural resources;

It enjoys consistent economic growth;

• It constitutes an attractive market because of the considerable size of its population and its capacity to generate and modify production and consumption patterns; • It offers abundant natural resources, including energy resources, to meet growing worldwide demand; •

It offers great investment opportunities;

• It is fully capable of undertaking joint actions to improve the conditions of life of its inhabitants; • It provides opportunities to those who wish to join its efforts to improve well-being and comprehensive development; • Presidents and governments, development finance institutions and economic analysts in general agree with the conclusion that, thanks to the counter-cyclical measures that were timely adopted by their governments, most Latin American countries avoided the most recent financial crisis with indisputable success, providing them with comparative strength and stability on the international stage. These strengths have made this not only the “Decade of Latin America”, but a true “Decade of the Americas”. Now, while it is true that the analyses carried out led to the conclusion that the Hemisphere’s general outlook is promising and attractive for the rest of the world, the diplomatic team could not overlook the fact that different countries in the Hemisphere have low, medium and high rates of development, and that there are negative social and physical phenomena that seriously affect and weaken the region, such as: • High rates of poverty and great inequality, including in regional development and income distribution, which have hindered the achievement of the Millennium Development Goals; • Insecurity generated by common crime and the different manifestations of transnational organized crime, which affect individuals and threaten democratic institutions and the very existence of the States; • The gap, particularly in rural areas, in access to the information and telecommunications technologies that are essential for development today; and Natural disasters caused by telluric phenomena or climate change, and • insufficient access to water resources, including drinking water, in certain regions.

More importantly, it became especially clear that Latin America and the Caribbean suffer from a serious lag with respect to physical integration as an engine of growth and development and as an essential strategic platform in the global context. It is thus urgent that the levels of development and equity on the American Continent be increased in the medium and long term through supportive cooperation and substantive progress in terms of physical integration.

Why these two themes? On the one hand, it is a fact that many American countries are able to offer additional cooperation plans and programs in different areas, under favorable terms and free of political conditions. The identification of the supply and demand of cooperation will generate more fluid and productive hemispheric relations, in favor of the “partnership for prosperity” that animates the Summit Process, helping to reduce the asymmetries prevalent in the Hemisphere.This principle of “supportive cooperation”, agreed to some time ago in the Organization of American States, should be encouraged across all actions that emanate as Summit mandates. In addition, it is obvious that we need to continue to design innovative instruments and programs to help reduce the levels of poverty and social inequality, whether in the context of multilateral entities that promote development or in sub-regional or bilateral frameworks. For this purpose, it was recommended that close coordination be maintained with the institutional partners of the Joint Summit Working Group (JSWG), which brings together the Organization of American States, the Inter-American Development Bank, the Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC), the Pan American Health Organization (PAHO), the Inter-American Institute for Cooperation on Agriculture (IICA), the Central American Bank for Economic Integration (CBEI), Corporación Andina de Fomento (CAF) [Andean Development Corporation], the Caribbean Development Bank (CDB), the World Bank, the International Organization for Migration (IOM), the International Labour Organization (ILO), and the United Nations Development Programme (UNPD). The analysis also identified the urgent need to make additional efforts to continue developing physical integration in order to improve competitiveness and achieve higher growth rates. There are examples in the sub-regional context that demonstrate the benefit of undertaking joint actions and project execution when the magnitude and cost of the endeavors exceed national capacities. These include COSIPLAN, UNASUR and the Mesoamerica Project, one of the most important physical integration initiatives in the Hemisphere, which includes interconnections by road – for the benefit of intra- and extra-regional commercial flows – as well as by electricity and broadband. The proper development of port and airport infrastructure; air, land and sea connectivity; and energy interconnections, among others, will make the American countries more competitive, attract investment resources and, consequently, generate employment and well-being. With this course of action: The Hemisphere will be positioned as a leading actor on the world • stage; • Based on necessary actions and concrete results, the Summit of the Americas Process will be strengthened and will generate greater confidence; and • The competitiveness of the American Continent will be promoted to place it on an equal footing in international markets. After intense diplomatic consultations, Colombia’s proposal achieved a

solid consensus among the Member States of the Summits Process.

Thus, at the First Regular Meeting of the Summit Implementation Review Group (SIRG) held in Washington, D.C. on April 11, 2011, the Member

27


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

States of the Process adopted the central themes proposed by the Presidency. They also agreed that the declaration adopted by the Sixth Summit should be brief and specific, and that it should lead to short, realistic, centered, measurable, and adequately funded mandates. The Colombian Foreign Ministry believed that in order to carry out these decisions, the Sixth Summit of the Americas should adopt a new format for its final document that would make it clearer and more agile, concise and results-oriented. Such a new format would include the following two elements: A Political Declaration, which, through a succinct and substantial document, would send a clear message to the international community that the Hemisphere is a region of opportunities determined to overcome its difficulties through supportive cooperation and a partnership of efforts to achieve higher levels of growth and prosperity. Individual Chapters, corresponding to the adopted themes, each of which would consist of two parts: the first would contain a basic diagnosis of the issue submitted to the consideration of the Heads of State and Government, including a brief description of its current status; and a second would enumerate the specific actions that the Heads of State and Government have decided to take through the issuance of a few mandates that should be feasible, focused, concrete and measurable. Each mandate would include instructions related to its funding, implementation and monitoring. Once again, after the required consultations, a strong consensus emerged for the Colombian proposal, which was endorsed by the Foreign Ministers meeting in San Salvador on the occasion of the General Assembly of the OAS in June 2011. A negotiation timetable was established for addressing each central theme consecutively, in consideration of their particularities and the delegations that were not able to participate in simultaneous negotiations. This allowed for spaces for interaction with the experts and researchers who prepared the technical studies that supported the negotiated proposals, and the active participation of social actors in the negotiation process. In order to ensure the inclusive character of the Sixth Summit, the meetings known as “policy dialogues” will coincide with the negotiation sessions of the Summit Implementation Review Group (SIRG), so that the recommendations and suggestions of the social actors can be transmitted to the negotiating tables. To this end, at the beginning of each negotiation session, a representative or spokesperson of the social actors will be able to present to the delegations their observations and suggestions concerning the ongoing negotiations. Finally, in order to ensure that the contributions of the social actors will be given timely and effective consideration by the States, a deadline was established for the formulation of the social actors’ final suggestions and comments in due time before the commencement of the Sixth Summit. As of the writing of this brief review, the negotiation process has been proceeding very satisfactorily, with the active participation of the States and the other actors described above. Cartagena awaits the Heads of State and Government with its proverbial hospitality, and there is every confidence that the Sixth Summit will mark a historic milestone in the Summits Process by making the slogan “Connecting the Americas, Partners for Prosperity”, which was also adopted by the strong consensus of the Member States, a reality. 28

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

State Protocol as a tool to support the development and coordination of institutional, convention and business processes. César Felipe González Hernández* From the holding of the Anfictiónico Congress of Panama of 1826, to the signing of the Charter of the Organization of American States (OAS) in Bogotá on April 30,1948, the approval of the “Protocol of Cartagena de Indias” on December 5, 1985, the commemoration of the 50th anniversary of the OAS in Bogotá in 1998, the holding of the 38th Period of Sessions of the General Assembly of the OAS in the city of Medellín in June 2008, until today, when Cartagena de Indias will serve as the host of the Sixth Summit of the Americas, the Colombian State has been recognized for its efforts to consolidate hemispheric integration and contribute its experience in achieving consensus as the host country of countless summits, conventions and international congresses, including the Summits of UNCTAD (1992), NOAL (1995), and the Rio Group (2010). It is the responsibility of the State, but mainly of the Colombian Ministry of Foreign Affairs, to generate the relevant synergies to enable the entire continent, represented by Heads of State and Government, Foreign Affairs Ministers, ambassadors, special envoys and other high dignitaries and personalities from the public and private sectors, as well as different social actors, to conduct the meetings that correspond to the format of the Summit of the Americas in an efficient and effective manner, in order to achieve commitments that will result in concrete, sustainable actions for a continent that requires significant efforts to resolve the great paradigms of the 21st century. For this purpose, the General Secretariat of the Ministry of Foreign Affairs must undertake administrative efforts that will lead to the structuring of some control and supervision mechanisms that are necessary and sufficient for the achievement of a transparent, efficient and clean diplomatic exercise from an ecological point of view. These * César Felipe González Hernández is Ambassador in the Diplomatic Corps of Colombia. He currently serves as Minister Plenipotentiary in the Colombian Embassy in Canada. As an official of the Diplomatic and Consular Corps he has performed the functions of Coordinator of Diplomatic Ceremonial, Coordinator of Privileges and Immunities of the General Directorate of Protocol, and National Executive Coordinator for Colombia for the 38th General Assembly of the OAS held in Medellín in June 2008. He was also commissioned as the First Coordinator of the Office of Protocol of the Ministry of National Defense (2006 – 2007), and he has served in the Foreign Service as Minister Counselor in the Colombian Embassy in Jamaica (2003), Consul General of Colombia in the City of Atlanta (1999 – 2003), Consul of Colombia in New York (in charge of the Office of Compatriot Assistance) (1995 – 1997), and Vice Consul of Colombia in Mexico, D.F. (1991 – 1992). He is a graduate of the School of International Affairs of Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, and the winner of the Andrés Bello Award of the Diplomatic Academy of Chile in 1989. He has also been a Professor of Protocol at Universidad del Norte.

mechanisms must be integrated with the multiplicity of controls established by the providers of the different goods and/or services generated by the host city, in order to meet the international standards established by a number of international associations and organizations of congresses, conventions, convention centers and halls, and convention and visitors bureaus, including the International Association of Congress Centres (AIPC)1, the International Association of Professional Congress Organisers (IAPCO)2, the International Congress & Convention Association (ICCA)3, the Union of International Associations (UIA)4, the International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB)5, the International Society of Meeting Planners (ISMP)6, and Association Meetings International7.

which will be discussed below; and, logically, 3) the Convention and Visitors Bureau of the City of Bogotá10, which has 104 affiliated companies and belongs to the International Congress and Convention Association (ICCA). The latter’s strategic partners are the Chamber of Commerce of Bogotá (CCB), the Bogotá Mayor´s Office, and the private companies in the sector that support it. While the productive work of the Convention and Visitors Bureaus has led to an increase in supply, it is also to be commended for the way in which the cities of Cartagena de Indias, Bogotá and, primarily, Medellín have adapted their lines of government to encourage the private sector to give greater attention to these showcases for congresses, conferences, and international conventions, and, with a greater degree of logistical and protocol demands, to the Summits of Heads of State and Government, showcases that the Colombian Foreign Ministry is committed to promoting.

As can be seen, the construction of an international system in this field is growing and becoming unified, and the main actors involved in the convening, coordination and execution processes in this sector must focus on reviewing the flowcharts and scorecards of convention activity in general, because although the optimism generated by recently achieved increases in indicators is encouraging, we cannot lose sight of the fact that the country: 1) still lacks the bilingual profile that this market in particular requires; 2) has very few certified quality management processes in the services area of the business tourism, congress and convention sector; and 3) has, inevitably, seen the generation of a vicious cycle in some environments in order to reduce the costs of convention services, through a procedure that, like a descending price auction, ends up reducing the price without improving the quality of customer service (which is one of the greatest added values of this sector in Colombia).

In the case of Medellín, the interest of the “paisas” in proceeding with a city-region project moved different political classes towards a cooperation plan that would enable them to orient their production showcases in a more efficient manner, in such a way that internationalization ends up being a tool more than an end in itself. This is precisely where State Protocol can play a coordinating role with the international governmental and intergovernmental environment, using the State’s muscle to strengthen the activity or set of activities that the city hosting international events performs. Despite having materialized in a municipal standard (international line No. 5), Medellín was not content to simply enunciate the premises, but rather made a real effort to engage the academic, business and state sectors in a cluster city project, which has benefited more than 20,000 businesses in the city-region, around the following six specific clusters: electric energy; textiles, apparel, design and fashion; construction; business tourism, fairs and conventions; medical and dental services; and information and communications technology (ICT).

In this context, the country should recognize the efforts of the private sector (especially during the last decade) to become collegially integrated around the Convention and Visitors Bureaus that exist in Colombia, which include: 1) the Convention and Visitors Bureau of Cartagena de Indias, a private non-profit institution created in August 19978; 2) the Convention and Visitors Bureau of the City of Medellín, a private non-profit institution involved in the international promotion of the cluster strategy8,

Cluster Community: participation in Antioquia’s economy Clúster

Electric Energy

No. Companies 2010 (1)

Assets (USD mill) (1)

Share of total assets (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

Construction

10.463

Business Tourism, Fairs and Conventions Medical and Dental Services

Textiles/Apparel Design and Fashion

Information and Communications Technology

SUBTOTAL

Exports 2010 (USD mill) (3)

Share of total exports (%)

Share of Antioquia GDP (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

2.164

1.659

1,2%

3.633

3.282

2,4%

39.708

45.875

36%

Not available 20

0,4% Not available

834

17,7%

3,9%

2,6% 2,3% 3,5% 28,7%

Sources: (1) Chambers of Commerce of: Aburrá Sur, Medellín for Antioquia and Eastern Antioquia. (2) Calculation based on information about company registrations and renewals as of December 31, 2010 provided by the Chambers of Commerce of: Aburrá Sur, Magdalena Medio and Northeast Antioquia, Medellín for Antioquia, Eastern Antioquia, and Urabá. (3) DANE – Calculations of the CCMA Economic Research Unit. (4) DANE – 2009 Departmental Accounts, 2005 basis. 29


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

States of the Process adopted the central themes proposed by the Presidency. They also agreed that the declaration adopted by the Sixth Summit should be brief and specific, and that it should lead to short, realistic, centered, measurable, and adequately funded mandates. The Colombian Foreign Ministry believed that in order to carry out these decisions, the Sixth Summit of the Americas should adopt a new format for its final document that would make it clearer and more agile, concise and results-oriented. Such a new format would include the following two elements: A Political Declaration, which, through a succinct and substantial document, would send a clear message to the international community that the Hemisphere is a region of opportunities determined to overcome its difficulties through supportive cooperation and a partnership of efforts to achieve higher levels of growth and prosperity. Individual Chapters, corresponding to the adopted themes, each of which would consist of two parts: the first would contain a basic diagnosis of the issue submitted to the consideration of the Heads of State and Government, including a brief description of its current status; and a second would enumerate the specific actions that the Heads of State and Government have decided to take through the issuance of a few mandates that should be feasible, focused, concrete and measurable. Each mandate would include instructions related to its funding, implementation and monitoring. Once again, after the required consultations, a strong consensus emerged for the Colombian proposal, which was endorsed by the Foreign Ministers meeting in San Salvador on the occasion of the General Assembly of the OAS in June 2011. A negotiation timetable was established for addressing each central theme consecutively, in consideration of their particularities and the delegations that were not able to participate in simultaneous negotiations. This allowed for spaces for interaction with the experts and researchers who prepared the technical studies that supported the negotiated proposals, and the active participation of social actors in the negotiation process. In order to ensure the inclusive character of the Sixth Summit, the meetings known as “policy dialogues” will coincide with the negotiation sessions of the Summit Implementation Review Group (SIRG), so that the recommendations and suggestions of the social actors can be transmitted to the negotiating tables. To this end, at the beginning of each negotiation session, a representative or spokesperson of the social actors will be able to present to the delegations their observations and suggestions concerning the ongoing negotiations. Finally, in order to ensure that the contributions of the social actors will be given timely and effective consideration by the States, a deadline was established for the formulation of the social actors’ final suggestions and comments in due time before the commencement of the Sixth Summit. As of the writing of this brief review, the negotiation process has been proceeding very satisfactorily, with the active participation of the States and the other actors described above. Cartagena awaits the Heads of State and Government with its proverbial hospitality, and there is every confidence that the Sixth Summit will mark a historic milestone in the Summits Process by making the slogan “Connecting the Americas, Partners for Prosperity”, which was also adopted by the strong consensus of the Member States, a reality. 28

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

State Protocol as a tool to support the development and coordination of institutional, convention and business processes. César Felipe González Hernández* From the holding of the Anfictiónico Congress of Panama of 1826, to the signing of the Charter of the Organization of American States (OAS) in Bogotá on April 30,1948, the approval of the “Protocol of Cartagena de Indias” on December 5, 1985, the commemoration of the 50th anniversary of the OAS in Bogotá in 1998, the holding of the 38th Period of Sessions of the General Assembly of the OAS in the city of Medellín in June 2008, until today, when Cartagena de Indias will serve as the host of the Sixth Summit of the Americas, the Colombian State has been recognized for its efforts to consolidate hemispheric integration and contribute its experience in achieving consensus as the host country of countless summits, conventions and international congresses, including the Summits of UNCTAD (1992), NOAL (1995), and the Rio Group (2010). It is the responsibility of the State, but mainly of the Colombian Ministry of Foreign Affairs, to generate the relevant synergies to enable the entire continent, represented by Heads of State and Government, Foreign Affairs Ministers, ambassadors, special envoys and other high dignitaries and personalities from the public and private sectors, as well as different social actors, to conduct the meetings that correspond to the format of the Summit of the Americas in an efficient and effective manner, in order to achieve commitments that will result in concrete, sustainable actions for a continent that requires significant efforts to resolve the great paradigms of the 21st century. For this purpose, the General Secretariat of the Ministry of Foreign Affairs must undertake administrative efforts that will lead to the structuring of some control and supervision mechanisms that are necessary and sufficient for the achievement of a transparent, efficient and clean diplomatic exercise from an ecological point of view. These * César Felipe González Hernández is Ambassador in the Diplomatic Corps of Colombia. He currently serves as Minister Plenipotentiary in the Colombian Embassy in Canada. As an official of the Diplomatic and Consular Corps he has performed the functions of Coordinator of Diplomatic Ceremonial, Coordinator of Privileges and Immunities of the General Directorate of Protocol, and National Executive Coordinator for Colombia for the 38th General Assembly of the OAS held in Medellín in June 2008. He was also commissioned as the First Coordinator of the Office of Protocol of the Ministry of National Defense (2006 – 2007), and he has served in the Foreign Service as Minister Counselor in the Colombian Embassy in Jamaica (2003), Consul General of Colombia in the City of Atlanta (1999 – 2003), Consul of Colombia in New York (in charge of the Office of Compatriot Assistance) (1995 – 1997), and Vice Consul of Colombia in Mexico, D.F. (1991 – 1992). He is a graduate of the School of International Affairs of Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, and the winner of the Andrés Bello Award of the Diplomatic Academy of Chile in 1989. He has also been a Professor of Protocol at Universidad del Norte.

mechanisms must be integrated with the multiplicity of controls established by the providers of the different goods and/or services generated by the host city, in order to meet the international standards established by a number of international associations and organizations of congresses, conventions, convention centers and halls, and convention and visitors bureaus, including the International Association of Congress Centres (AIPC)1, the International Association of Professional Congress Organisers (IAPCO)2, the International Congress & Convention Association (ICCA)3, the Union of International Associations (UIA)4, the International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB)5, the International Society of Meeting Planners (ISMP)6, and Association Meetings International7.

which will be discussed below; and, logically, 3) the Convention and Visitors Bureau of the City of Bogotá10, which has 104 affiliated companies and belongs to the International Congress and Convention Association (ICCA). The latter’s strategic partners are the Chamber of Commerce of Bogotá (CCB), the Bogotá Mayor´s Office, and the private companies in the sector that support it. While the productive work of the Convention and Visitors Bureaus has led to an increase in supply, it is also to be commended for the way in which the cities of Cartagena de Indias, Bogotá and, primarily, Medellín have adapted their lines of government to encourage the private sector to give greater attention to these showcases for congresses, conferences, and international conventions, and, with a greater degree of logistical and protocol demands, to the Summits of Heads of State and Government, showcases that the Colombian Foreign Ministry is committed to promoting.

As can be seen, the construction of an international system in this field is growing and becoming unified, and the main actors involved in the convening, coordination and execution processes in this sector must focus on reviewing the flowcharts and scorecards of convention activity in general, because although the optimism generated by recently achieved increases in indicators is encouraging, we cannot lose sight of the fact that the country: 1) still lacks the bilingual profile that this market in particular requires; 2) has very few certified quality management processes in the services area of the business tourism, congress and convention sector; and 3) has, inevitably, seen the generation of a vicious cycle in some environments in order to reduce the costs of convention services, through a procedure that, like a descending price auction, ends up reducing the price without improving the quality of customer service (which is one of the greatest added values of this sector in Colombia).

In the case of Medellín, the interest of the “paisas” in proceeding with a city-region project moved different political classes towards a cooperation plan that would enable them to orient their production showcases in a more efficient manner, in such a way that internationalization ends up being a tool more than an end in itself. This is precisely where State Protocol can play a coordinating role with the international governmental and intergovernmental environment, using the State’s muscle to strengthen the activity or set of activities that the city hosting international events performs. Despite having materialized in a municipal standard (international line No. 5), Medellín was not content to simply enunciate the premises, but rather made a real effort to engage the academic, business and state sectors in a cluster city project, which has benefited more than 20,000 businesses in the city-region, around the following six specific clusters: electric energy; textiles, apparel, design and fashion; construction; business tourism, fairs and conventions; medical and dental services; and information and communications technology (ICT).

In this context, the country should recognize the efforts of the private sector (especially during the last decade) to become collegially integrated around the Convention and Visitors Bureaus that exist in Colombia, which include: 1) the Convention and Visitors Bureau of Cartagena de Indias, a private non-profit institution created in August 19978; 2) the Convention and Visitors Bureau of the City of Medellín, a private non-profit institution involved in the international promotion of the cluster strategy8,

Cluster Community: participation in Antioquia’s economy Clúster

Electric Energy

No. Companies 2010 (1)

Assets (USD mill) (1)

Share of total assets (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

Construction

10.463

Business Tourism, Fairs and Conventions Medical and Dental Services

Textiles/Apparel Design and Fashion

Information and Communications Technology

SUBTOTAL

Exports 2010 (USD mill) (3)

Share of total exports (%)

Share of Antioquia GDP (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

2.164

1.659

1,2%

3.633

3.282

2,4%

39.708

45.875

36%

Not available 20

0,4% Not available

834

17,7%

3,9%

2,6% 2,3% 3,5% 28,7%

Sources: (1) Chambers of Commerce of: Aburrá Sur, Medellín for Antioquia and Eastern Antioquia. (2) Calculation based on information about company registrations and renewals as of December 31, 2010 provided by the Chambers of Commerce of: Aburrá Sur, Magdalena Medio and Northeast Antioquia, Medellín for Antioquia, Eastern Antioquia, and Urabá. (3) DANE – Calculations of the CCMA Economic Research Unit. (4) DANE – 2009 Departmental Accounts, 2005 basis. 29


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

The business tourism, fairs and conventions cluster According to a document prepared by the management of the tourism cluster11, which reports directly to the Chamber of Commerce of Medellín, tourism is defined as: “An activity linked to economic development, innovation and technology. In particular, Business Tourism, Fairs and Conventions (group tourism), related to travel undertaken for commercial, professional and other work-related purposes, differs from other types of tourism due to its high specialization in its context of high competition, which thereby encourages investment, strengthens business ties, contributes to urban and environmental regeneration, and complements traditional leisure tourism. The stake of the Business Tourism, Fairs and Conventions Cluster for a cityregion as an International Business Meeting Destination is based mainly on three pillars:

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

lar, bilateral and multilateral relations, which require more dynamic and coordinated lines of communication to and from the Colombian Foreign Ministry. The Ministry has an alternate site in Cartagena which has historically played more of an administrative role than a diplomatic and/or protocol one. For its part, Medellín does not have an alternate Foreign Ministry office, but it is ready and able to rise to the occasion of having a functional tool that can facilitate, promote and coordinate in situ the international relations of the different productive sectors established in the cluster format. During the eighties, the Foreign Ministry also had an alternate site on San Andrés Island to facilitate the flow of foreign immigration to Colombia.

The Summits of the Americas are not incompatible with other regional summits: the early experience

In conclusion, the possibility of promoting the functional decentralization of the Foreign Ministry is worth reflecting on in order to directly extend the reach of Colombian diplomacy to the places in which the country’s productive history will be written.

Diego Cardona C.*

Human talent with international skills. For the purpose of promoting 1. training programs with an international profile for the actors who make up the tourism chain. Destination Management System. In order to favor access to national 2. and international markets for firms in the sector, by means of information technology, knowledge and innovation, the development of new business networks, and the coordination of the products and services of the providers in the tourism chain.

***

The role of the Colombian Foreign Ministry

The first effort would focus on updating the rules governing State Protocol (including the directives that govern Military Protocol) in order to adapt them to a globalized world that requires quantitative and qualitative modernization. Another important effort involves convening the main State Protocol actors, such as protocol, press and State security officials, who in many cases give preference to their own interests and priorities, generating growth of the risk map, for the sole purpose of unifying criteria and establishing common codes, which will enable the professional development of each of these activities. “SottoVoce”, the private sectors of cities with an international vocation have expressed interest in the decentralized presence of the Foreign Ministry, since it is evident that each day brings more dialogue, increased direct investment and international cooperation, as well as an increase in consu30

This means that our countries are involved in an average of between 5 and 15 bilateral meetings each year, and a similar number of multilateral summits that the Heads of State must attend. This does not include the summits held with actors outside the region, and the countless meetings of foreign ministers. It is therefore understandable why some wonder about the continued relevance and wisdom of participating in each meeting-summit of Heads of State or Government, and now, the Summit of the Americas, the event with the widest coverage on the American continent. The debate waged over the last several years about the advisability of including all countries of the hemisphere in these meetings is relevant, and will likely be resolved gradually.

Development of New Products. In order to develop permanent tourism 3. products that increase the flow of national and international tourists in the city – region and attract events”.

The Foreign Ministry, and specifically the Directorate General of Protocol, has played an important role in these developments, and has acquired a recognized maturity in the planning, execution and supervision of international events. However, various challenges lie ahead in promoting these international showcases in a coordinated manner.

For some years, the citizens of our countries have wondered about the usefulness of the different summits that occur with pressing frequency. In addition to numerous bilateral meetings, there are the sub-regional summits (MERCOSUR, the Andean Community, the Central American System, Caribbean Summits, and NAFTA), as well as the broader regional summits (UNASUR, Ibero-American, Alliance of the Pacific, Mesoamerica, ALBA, CELAC, and, of course, the Summit of the Americas).

(1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl (4) http://www.uia.org (5) http://www.iacvb.org

But what I wish to emphasize in this paper is precisely that the Summit of the Americas is the only multilateral mechanism that Latin Americans and Caribbean peoples have for engaging in dialogue with the United States and Canada at the highest levels. And to that extent it constitutes a source of opportunities for negotiation and the establishment of positions and consensus building which, obviously, a bilateral complement should offer. This does not ignore the fact that some governments will give greater importance to bilateral events because of their good relations with these two countries.

(10) http://www.bogotacb.com

No regional or sub-regional mechanism (including the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC), which brings almost all of us together, without exclusions), can replace the mechanism of the Summits of the Americas. And the best evidence that such mechanisms can serve a complementary role is provided by an examination of the beginning of this process, with the preparation of the first Summit of the Americas in 1994, from which Latin Americans and Caribbean peoples can draw an extraordinarily valuable lesson. Let’s see: It was the second half of August 1994. Some weeks earlier, Brazil had assumed the annual Secretariat Pro Tempore of the Rio Group, comprised

(11) Medellin Chamber of Commerce for Antioquia. Community Cluster No. 1 Documents: Cluster, a Strategy for Creating Competitive Advantage (2006) and Community Cluster No. 5 Documents: Progress of the Cluster Strategy of Medellín and Antioquia (2009). Digital versions available at www.camaramedellin.com

*Diego Cardona holds a PhD in International Relations. He is a Professor and Researcher, and a formerVice Minister of Foreign Affairs of Colombia. He currently serves as a member of the Strategic Think Tank of the Ministry of Foreign Affairs of Colombia.

(6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com (8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012 (9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012

at that time by almost all of the Latin American countries, along with a representative of the Central American countries and a representative of the countries of the insular Caribbean. Although the latter two regions did not have full individual representation and some countries were not members of the group, the fact is that the Rio Group took important initiatives, from its establishment in the eighties following the Contadora process until the end of the century. As we all know, the Rio Group has been subsumed today by the CELAC. From the end of August through the first week of September 1994, the United States government (the Clinton administration) implemented an important diplomatic initiative, with visits by various officials to ten Latin American countries, and by establishing contacts in the rest of the continent, in order to arrange for a possible inter-American summit. They proposed site was a Caribbean city: Miami. And they began to talk about the first week in December as the ideal time for this meeting. Obviously, the subject was of interest to some foreign ministries and Heads of State, while everyone wondered what the objectives of the meeting would be, beyond the official photograph and the usual ceremonial events. For some, it was evident that it would offer a welcome opportunity to hold bilateral meetings (a very useful and frequent mechanism in all multilateral summits around the world). For others, it offered an opportunity to introduce some issues that could be of interest to their respective countries. For the foreign ministries, it posed a significant challenge. And for the Rio Group, it presented an opportunity to establish unified positions – if they could be arrived at in such a short time – with their United States partners. In fact, at the Rio Group’s presidential meeting, coincidentally held in Rio de Janeiro in September under the Brazilian presidency, the member countries decided to assume the challenge of ensuring a successful Summit of the Americas, on the condition that mechanisms could be implemented to enable them to put forth clear and unified positions. Clear instructions were issued to the foreign ministers and the Group’s national coordinators to undertake all efforts conducive to the achievement of this purpose. Thus, between September and November, seven meetings of national coordinators and two meetings of foreign ministers were held in order to establish common positions. These meetings were interspersed with five working sessions of the 34 delegations committed to the summit. Three central issues should be highlighted for the history of diplomacy in our countries: First: The United States’ proposal for a Summit of the Americas was accepted, but only on the condition that it have an important thematic agenda, and that it would not amount to a more or less ceremonial meeting of Heads of State and Government. In this regard, some consultations were held in the United States with government agencies, NGOs and civil society members. The sum of these individual ideas, which, given the short time available, were unsystematic, constituted the core of the thematic initiative. Canada began to show interest in November. By the end of October, the Rio Group had proposals for a declaration of principles, if desired, and a plan of action that addressed a little more than a dozen concrete issues. By the second week of November, less than a month from the summit, there were two documents on the table: one was a proposal by the United States with some initiatives from Canada; and the other was presented by the Rio Group. After lengthy and sometimes fruitless discussions, with minimal progress on the agreements, the Colombian delegation made the case that it was probably necessary to deal first with the issue of the 31


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

The business tourism, fairs and conventions cluster According to a document prepared by the management of the tourism cluster11, which reports directly to the Chamber of Commerce of Medellín, tourism is defined as: “An activity linked to economic development, innovation and technology. In particular, Business Tourism, Fairs and Conventions (group tourism), related to travel undertaken for commercial, professional and other work-related purposes, differs from other types of tourism due to its high specialization in its context of high competition, which thereby encourages investment, strengthens business ties, contributes to urban and environmental regeneration, and complements traditional leisure tourism. The stake of the Business Tourism, Fairs and Conventions Cluster for a cityregion as an International Business Meeting Destination is based mainly on three pillars:

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

lar, bilateral and multilateral relations, which require more dynamic and coordinated lines of communication to and from the Colombian Foreign Ministry. The Ministry has an alternate site in Cartagena which has historically played more of an administrative role than a diplomatic and/or protocol one. For its part, Medellín does not have an alternate Foreign Ministry office, but it is ready and able to rise to the occasion of having a functional tool that can facilitate, promote and coordinate in situ the international relations of the different productive sectors established in the cluster format. During the eighties, the Foreign Ministry also had an alternate site on San Andrés Island to facilitate the flow of foreign immigration to Colombia.

The Summits of the Americas are not incompatible with other regional summits: the early experience

In conclusion, the possibility of promoting the functional decentralization of the Foreign Ministry is worth reflecting on in order to directly extend the reach of Colombian diplomacy to the places in which the country’s productive history will be written.

Diego Cardona C.*

Human talent with international skills. For the purpose of promoting 1. training programs with an international profile for the actors who make up the tourism chain. Destination Management System. In order to favor access to national 2. and international markets for firms in the sector, by means of information technology, knowledge and innovation, the development of new business networks, and the coordination of the products and services of the providers in the tourism chain.

***

The role of the Colombian Foreign Ministry

The first effort would focus on updating the rules governing State Protocol (including the directives that govern Military Protocol) in order to adapt them to a globalized world that requires quantitative and qualitative modernization. Another important effort involves convening the main State Protocol actors, such as protocol, press and State security officials, who in many cases give preference to their own interests and priorities, generating growth of the risk map, for the sole purpose of unifying criteria and establishing common codes, which will enable the professional development of each of these activities. “SottoVoce”, the private sectors of cities with an international vocation have expressed interest in the decentralized presence of the Foreign Ministry, since it is evident that each day brings more dialogue, increased direct investment and international cooperation, as well as an increase in consu30

This means that our countries are involved in an average of between 5 and 15 bilateral meetings each year, and a similar number of multilateral summits that the Heads of State must attend. This does not include the summits held with actors outside the region, and the countless meetings of foreign ministers. It is therefore understandable why some wonder about the continued relevance and wisdom of participating in each meeting-summit of Heads of State or Government, and now, the Summit of the Americas, the event with the widest coverage on the American continent. The debate waged over the last several years about the advisability of including all countries of the hemisphere in these meetings is relevant, and will likely be resolved gradually.

Development of New Products. In order to develop permanent tourism 3. products that increase the flow of national and international tourists in the city – region and attract events”.

The Foreign Ministry, and specifically the Directorate General of Protocol, has played an important role in these developments, and has acquired a recognized maturity in the planning, execution and supervision of international events. However, various challenges lie ahead in promoting these international showcases in a coordinated manner.

For some years, the citizens of our countries have wondered about the usefulness of the different summits that occur with pressing frequency. In addition to numerous bilateral meetings, there are the sub-regional summits (MERCOSUR, the Andean Community, the Central American System, Caribbean Summits, and NAFTA), as well as the broader regional summits (UNASUR, Ibero-American, Alliance of the Pacific, Mesoamerica, ALBA, CELAC, and, of course, the Summit of the Americas).

(1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl (4) http://www.uia.org (5) http://www.iacvb.org

But what I wish to emphasize in this paper is precisely that the Summit of the Americas is the only multilateral mechanism that Latin Americans and Caribbean peoples have for engaging in dialogue with the United States and Canada at the highest levels. And to that extent it constitutes a source of opportunities for negotiation and the establishment of positions and consensus building which, obviously, a bilateral complement should offer. This does not ignore the fact that some governments will give greater importance to bilateral events because of their good relations with these two countries.

(10) http://www.bogotacb.com

No regional or sub-regional mechanism (including the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC), which brings almost all of us together, without exclusions), can replace the mechanism of the Summits of the Americas. And the best evidence that such mechanisms can serve a complementary role is provided by an examination of the beginning of this process, with the preparation of the first Summit of the Americas in 1994, from which Latin Americans and Caribbean peoples can draw an extraordinarily valuable lesson. Let’s see: It was the second half of August 1994. Some weeks earlier, Brazil had assumed the annual Secretariat Pro Tempore of the Rio Group, comprised

(11) Medellin Chamber of Commerce for Antioquia. Community Cluster No. 1 Documents: Cluster, a Strategy for Creating Competitive Advantage (2006) and Community Cluster No. 5 Documents: Progress of the Cluster Strategy of Medellín and Antioquia (2009). Digital versions available at www.camaramedellin.com

*Diego Cardona holds a PhD in International Relations. He is a Professor and Researcher, and a formerVice Minister of Foreign Affairs of Colombia. He currently serves as a member of the Strategic Think Tank of the Ministry of Foreign Affairs of Colombia.

(6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com (8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012 (9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012

at that time by almost all of the Latin American countries, along with a representative of the Central American countries and a representative of the countries of the insular Caribbean. Although the latter two regions did not have full individual representation and some countries were not members of the group, the fact is that the Rio Group took important initiatives, from its establishment in the eighties following the Contadora process until the end of the century. As we all know, the Rio Group has been subsumed today by the CELAC. From the end of August through the first week of September 1994, the United States government (the Clinton administration) implemented an important diplomatic initiative, with visits by various officials to ten Latin American countries, and by establishing contacts in the rest of the continent, in order to arrange for a possible inter-American summit. They proposed site was a Caribbean city: Miami. And they began to talk about the first week in December as the ideal time for this meeting. Obviously, the subject was of interest to some foreign ministries and Heads of State, while everyone wondered what the objectives of the meeting would be, beyond the official photograph and the usual ceremonial events. For some, it was evident that it would offer a welcome opportunity to hold bilateral meetings (a very useful and frequent mechanism in all multilateral summits around the world). For others, it offered an opportunity to introduce some issues that could be of interest to their respective countries. For the foreign ministries, it posed a significant challenge. And for the Rio Group, it presented an opportunity to establish unified positions – if they could be arrived at in such a short time – with their United States partners. In fact, at the Rio Group’s presidential meeting, coincidentally held in Rio de Janeiro in September under the Brazilian presidency, the member countries decided to assume the challenge of ensuring a successful Summit of the Americas, on the condition that mechanisms could be implemented to enable them to put forth clear and unified positions. Clear instructions were issued to the foreign ministers and the Group’s national coordinators to undertake all efforts conducive to the achievement of this purpose. Thus, between September and November, seven meetings of national coordinators and two meetings of foreign ministers were held in order to establish common positions. These meetings were interspersed with five working sessions of the 34 delegations committed to the summit. Three central issues should be highlighted for the history of diplomacy in our countries: First: The United States’ proposal for a Summit of the Americas was accepted, but only on the condition that it have an important thematic agenda, and that it would not amount to a more or less ceremonial meeting of Heads of State and Government. In this regard, some consultations were held in the United States with government agencies, NGOs and civil society members. The sum of these individual ideas, which, given the short time available, were unsystematic, constituted the core of the thematic initiative. Canada began to show interest in November. By the end of October, the Rio Group had proposals for a declaration of principles, if desired, and a plan of action that addressed a little more than a dozen concrete issues. By the second week of November, less than a month from the summit, there were two documents on the table: one was a proposal by the United States with some initiatives from Canada; and the other was presented by the Rio Group. After lengthy and sometimes fruitless discussions, with minimal progress on the agreements, the Colombian delegation made the case that it was probably necessary to deal first with the issue of the 31


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

methodological viewpoint of the negotiators, which was in turn the product of cultural approaches to reality. The United States and Canadian diplomats had been operating inductively, gathering individual initiatives in order to later develop their general proposal. And the members of the Rio Group had a mostly deductive point of view, meaning that they were interested in first discussing the general concept and the methodological approach before entering into particular details. But it was evident that everyone wanted a summit that would address interesting issues and prescribe tasks for the future. With some setbacks, the discussions finally progressed, except on one issue, as will be seen later. Second: the negotiating strategy of the Latin Americans and Caribbean peoples. As noted, the Rio Group agreed to support the initiative, but at the same time insisted on the need to establish common positions. All of the issues to be negotiated among the 34 participating countries were first discussed in exhaustive meetings of the Rio Group. Suffice it to say that the countries of the Rio Group acted in concert on the entire agenda of the 23 issues of the first Summit of the Americas. They took clear, previously defined positions and had a clearly defined spokesman. In their meetings they approved a mandate to have the Secretariat Pro-Tempore (in this case Brazil) explain the positions adopted, after which the country representatives who wanted to express themselves could do so. As the positions had been previously agreed to in the Group, there was not the slightest discordant note, although the debates within the Rio Group were sometimes fierce. All this is to say that the Rio Group spoke in a coordinated manner and through a single spokesman. This could be ensured through continuous consultations by the national coordinators with their foreign ministers, and the latter with their Heads of State, who maintained a high level dialogue throughout the negotiating process. During the last three days and nights of November, a week before the summit, a productive final meeting of all of the negotiators and their teams was held at Airlie House in the State of Virginia, which produced the consolidated document that was broadly endorsed by the Heads of State and Government at the summit. The only issue that could not be resolved was the issue of drugs and related crimes. The difficulty was that the United States delegation presented the issue as a problem derived exclusively from production and the cartels. The position of the Latin American countries was clear: a balanced view was required that addressed all links of the problem’s chain, including consumption, money laundering, the developed countries’ lack of control over shipments of chemical precursors, and the serious matter of the provenance of the weapons that were ending up in the hands of criminal organizations. After difficult discussions and clear statements by the Andean presidents, it was decided that the issue should be addressed in the broadest and most complete manner by the Inter-American Commission for the Control of Drug Abuse (CICAD) of the OAS. This was done, and a year and a half later, after seven rounds of work, the members of CICAD signed an AntiDrug Strategy of the Americas, which was the first document in world diplomacy that addressed this complex issue in its entirety, including all of the problems in each link of the chain. There was an important contribution to the discussion: there were no unilateral accusations that naively sought to tag “the other” with exclusive responsibility for the problem, and the positions finally showed some balance. Based on these discussions, the Latin Americans were able to promote an agreement with the European Union, in a celebrated bi-regional meeting of foreign ministers in Cochabamba (1996), which was the first multilateral forum to accept the

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

validity of the principle of co-responsibility in these matters. That agreement in turned opened the space for raising the issue months later at special session of the United Nations General Assembly. Third: The paradoxical issue of trade. At the time, the Latin American and Caribbean countries appeared to agree that it was necessary to provide the United States with an agreement, preferably a multilateral one, which would ensure stable trade access. The Clinton administration came to the Summit of the Americas a month after having committed to the establishment of a free trade area in the Pacific Basin by 2025. It might seem strange today, but at that time the Latin American and Caribbean countries sought a similar agreement, in the shortest time possible, while the United States delegation stated that such an agreement was advisable, but not before 2020. Later, thanks to the mediation of presidential delegate Thomas McLarthy Jr., who had received specific instructions from President Clinton to ensure the success of the summit, the United States trade authorities proposed putting off such an agreement until 2015. The Latin Americans expressed their deep disappointment, and some delegates, on instruction of their presidents, were even heard to say that their countries did not see any point in holding a summit if the issue of trade would not be included. The interesting thing about the process is that, for understandable reasons, the positions changed during the course of the next two years: the United States went from wanting a lengthy process to supporting free trade in the Americas (as Bush senior had done), and to proposing that this be accomplished within a few years. And for their part, some Latin Americans, starting with Brazil, the visible head of the Rio Group at the time, went from promoting a trade agreement of the Americas, hopefully in the short term, to more cautious and, at times, protectionist positions, given the little progress that was being made in negotiations of the World Trade Organization (WTO). For some South American governments, it was preferable to consolidate the regional sphere as a better negotiating mechanism, and from there converge in larger spaces, including continental ones.

version française Le Sixième Sommet des Amériques: coopération interaméricaine par le biais d’alliances ............................................................. 34 La Colombie, Président duVI Sommet des Amériques...........................37 Le Protocole d’état comme un outil d’aide à l’articulation et le développement de processus, institutionnel, classique et d’affaires. .........39 Les Sommets des Amériques ne sont pas incompatibles avec d’autres sommets régionaux: l’expérience du début des années ...............41

Bienvenue de la Ministre Colombienne des Affaires Etrangères À quelques semaines de l’ouverture officielle du VIème Sommet des Amériques à Carthagène des Indes, la Colombie met tout en œuvre pour régler les derniers détails du plus grand événement international réalisé sur son territoire au cours des dernières années. Les chefs d’État et de gouvernement des Amériques se réuniront les 14 et 15 avril prochains pour analyser les défis et les situations qui concernent le plus l’hémisphère et pour débattre les thèmes sélectionnés pour le VIème Sommet des Amériques. La Colombie s’est engagée à organiser un Sommet pour y obtenir des résultats concrets et, c’est dans le cadre de cet objectif qu’elle a proposé aux pays membres du processus des Sommets des Amériques un ordre du jour orienté à promouvoir l’intégration du continent à partir de l’infrastructure et de l’utilisation effective et efficace des technologies, et à définir des actions et des stratégies visant à offrir les meilleures conditions de vie et de sécurité aux citoyens des Amériques. Ce double objectif est condensé dans le slogan choisi pour le Sommet de Carthagène: “Connexion des Amériques: Des partenaires pour la prospérité”. La réunion des présidents et des premiers ministres à Carthagène des Indes offre, en outre, une chance unique pour que les nations américaines envoient un message au monde, présentant l’hémisphère comme une terre d’opportunités, avec de grands atouts et un énorme potentiel qui font des Amériques un facteur incontournable de pouvoir économique et politique sur la scène internationale.

The changes of positions on trade were evident by the third summit. Since then, some countries have reached bilateral free trade agreements, even with numerous extra-regional actors, in several cases. Others have reached different trade agreements among themselves. Some countries have been cautious about and even antagonistic towards such agreements. So perhaps the appropriate thing has been to work on issues other than trade, on which an important, concrete consensus can be promoted.

J’adresse un chaleureux message de bienvenue en Colombie à Mesdames et Messieurs les chefs d’États et de gouvernements des Amériques. Je leur souhaite, ainsi qu’à toutes les délégations des pays et des organisations internationales participantes, à leur suite, aux représentants des différents secteurs de la société civile et à tous ceux qui viendront nous rendre visite à l’occasion du VIème Sommet des Amériques, un très agréable séjour à Carthagène des Indes.

In conclusion, it is clear that there is no reason why any incompatibility should exist between the Summit of the Americas and the regional and sub-regional summits, given that the former is the only general multilateral mechanism that we have for engaging in dialogue with the United States and Canada at the level of Heads of State and Government. In particular, there is no incompatibility between these summits and the CELAC. On the contrary, if sufficiently clear consensus-building mechanisms can be implemented in the CELAC and other groups (sub-regional, for example), depending on the issue in question, the consensus reached could be creatively introduced in dialogues with the United States and Canada. The example of the exemplary action of the Rio Group in the first Summit of the Americas could be meaningful for Latin American and Caribbean diplomacy in the near future.

Enfin, j’émets le vœu que les résultats de cette importante réunion hémisphérique contribuent à la prospérité et au développement intégral des peuples des Amériques.

***

María Ángela Holguín 32

Foto:ThomasWang. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/blunt-mag

33


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

methodological viewpoint of the negotiators, which was in turn the product of cultural approaches to reality. The United States and Canadian diplomats had been operating inductively, gathering individual initiatives in order to later develop their general proposal. And the members of the Rio Group had a mostly deductive point of view, meaning that they were interested in first discussing the general concept and the methodological approach before entering into particular details. But it was evident that everyone wanted a summit that would address interesting issues and prescribe tasks for the future. With some setbacks, the discussions finally progressed, except on one issue, as will be seen later. Second: the negotiating strategy of the Latin Americans and Caribbean peoples. As noted, the Rio Group agreed to support the initiative, but at the same time insisted on the need to establish common positions. All of the issues to be negotiated among the 34 participating countries were first discussed in exhaustive meetings of the Rio Group. Suffice it to say that the countries of the Rio Group acted in concert on the entire agenda of the 23 issues of the first Summit of the Americas. They took clear, previously defined positions and had a clearly defined spokesman. In their meetings they approved a mandate to have the Secretariat Pro-Tempore (in this case Brazil) explain the positions adopted, after which the country representatives who wanted to express themselves could do so. As the positions had been previously agreed to in the Group, there was not the slightest discordant note, although the debates within the Rio Group were sometimes fierce. All this is to say that the Rio Group spoke in a coordinated manner and through a single spokesman. This could be ensured through continuous consultations by the national coordinators with their foreign ministers, and the latter with their Heads of State, who maintained a high level dialogue throughout the negotiating process. During the last three days and nights of November, a week before the summit, a productive final meeting of all of the negotiators and their teams was held at Airlie House in the State of Virginia, which produced the consolidated document that was broadly endorsed by the Heads of State and Government at the summit. The only issue that could not be resolved was the issue of drugs and related crimes. The difficulty was that the United States delegation presented the issue as a problem derived exclusively from production and the cartels. The position of the Latin American countries was clear: a balanced view was required that addressed all links of the problem’s chain, including consumption, money laundering, the developed countries’ lack of control over shipments of chemical precursors, and the serious matter of the provenance of the weapons that were ending up in the hands of criminal organizations. After difficult discussions and clear statements by the Andean presidents, it was decided that the issue should be addressed in the broadest and most complete manner by the Inter-American Commission for the Control of Drug Abuse (CICAD) of the OAS. This was done, and a year and a half later, after seven rounds of work, the members of CICAD signed an AntiDrug Strategy of the Americas, which was the first document in world diplomacy that addressed this complex issue in its entirety, including all of the problems in each link of the chain. There was an important contribution to the discussion: there were no unilateral accusations that naively sought to tag “the other” with exclusive responsibility for the problem, and the positions finally showed some balance. Based on these discussions, the Latin Americans were able to promote an agreement with the European Union, in a celebrated bi-regional meeting of foreign ministers in Cochabamba (1996), which was the first multilateral forum to accept the

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

validity of the principle of co-responsibility in these matters. That agreement in turned opened the space for raising the issue months later at special session of the United Nations General Assembly. Third: The paradoxical issue of trade. At the time, the Latin American and Caribbean countries appeared to agree that it was necessary to provide the United States with an agreement, preferably a multilateral one, which would ensure stable trade access. The Clinton administration came to the Summit of the Americas a month after having committed to the establishment of a free trade area in the Pacific Basin by 2025. It might seem strange today, but at that time the Latin American and Caribbean countries sought a similar agreement, in the shortest time possible, while the United States delegation stated that such an agreement was advisable, but not before 2020. Later, thanks to the mediation of presidential delegate Thomas McLarthy Jr., who had received specific instructions from President Clinton to ensure the success of the summit, the United States trade authorities proposed putting off such an agreement until 2015. The Latin Americans expressed their deep disappointment, and some delegates, on instruction of their presidents, were even heard to say that their countries did not see any point in holding a summit if the issue of trade would not be included. The interesting thing about the process is that, for understandable reasons, the positions changed during the course of the next two years: the United States went from wanting a lengthy process to supporting free trade in the Americas (as Bush senior had done), and to proposing that this be accomplished within a few years. And for their part, some Latin Americans, starting with Brazil, the visible head of the Rio Group at the time, went from promoting a trade agreement of the Americas, hopefully in the short term, to more cautious and, at times, protectionist positions, given the little progress that was being made in negotiations of the World Trade Organization (WTO). For some South American governments, it was preferable to consolidate the regional sphere as a better negotiating mechanism, and from there converge in larger spaces, including continental ones.

version française Le Sixième Sommet des Amériques: coopération interaméricaine par le biais d’alliances ............................................................. 34 La Colombie, Président duVI Sommet des Amériques...........................37 Le Protocole d’état comme un outil d’aide à l’articulation et le développement de processus, institutionnel, classique et d’affaires. .........39 Les Sommets des Amériques ne sont pas incompatibles avec d’autres sommets régionaux: l’expérience du début des années ...............41

Bienvenue de la Ministre Colombienne des Affaires Etrangères À quelques semaines de l’ouverture officielle du VIème Sommet des Amériques à Carthagène des Indes, la Colombie met tout en œuvre pour régler les derniers détails du plus grand événement international réalisé sur son territoire au cours des dernières années. Les chefs d’État et de gouvernement des Amériques se réuniront les 14 et 15 avril prochains pour analyser les défis et les situations qui concernent le plus l’hémisphère et pour débattre les thèmes sélectionnés pour le VIème Sommet des Amériques. La Colombie s’est engagée à organiser un Sommet pour y obtenir des résultats concrets et, c’est dans le cadre de cet objectif qu’elle a proposé aux pays membres du processus des Sommets des Amériques un ordre du jour orienté à promouvoir l’intégration du continent à partir de l’infrastructure et de l’utilisation effective et efficace des technologies, et à définir des actions et des stratégies visant à offrir les meilleures conditions de vie et de sécurité aux citoyens des Amériques. Ce double objectif est condensé dans le slogan choisi pour le Sommet de Carthagène: “Connexion des Amériques: Des partenaires pour la prospérité”. La réunion des présidents et des premiers ministres à Carthagène des Indes offre, en outre, une chance unique pour que les nations américaines envoient un message au monde, présentant l’hémisphère comme une terre d’opportunités, avec de grands atouts et un énorme potentiel qui font des Amériques un facteur incontournable de pouvoir économique et politique sur la scène internationale.

The changes of positions on trade were evident by the third summit. Since then, some countries have reached bilateral free trade agreements, even with numerous extra-regional actors, in several cases. Others have reached different trade agreements among themselves. Some countries have been cautious about and even antagonistic towards such agreements. So perhaps the appropriate thing has been to work on issues other than trade, on which an important, concrete consensus can be promoted.

J’adresse un chaleureux message de bienvenue en Colombie à Mesdames et Messieurs les chefs d’États et de gouvernements des Amériques. Je leur souhaite, ainsi qu’à toutes les délégations des pays et des organisations internationales participantes, à leur suite, aux représentants des différents secteurs de la société civile et à tous ceux qui viendront nous rendre visite à l’occasion du VIème Sommet des Amériques, un très agréable séjour à Carthagène des Indes.

In conclusion, it is clear that there is no reason why any incompatibility should exist between the Summit of the Americas and the regional and sub-regional summits, given that the former is the only general multilateral mechanism that we have for engaging in dialogue with the United States and Canada at the level of Heads of State and Government. In particular, there is no incompatibility between these summits and the CELAC. On the contrary, if sufficiently clear consensus-building mechanisms can be implemented in the CELAC and other groups (sub-regional, for example), depending on the issue in question, the consensus reached could be creatively introduced in dialogues with the United States and Canada. The example of the exemplary action of the Rio Group in the first Summit of the Americas could be meaningful for Latin American and Caribbean diplomacy in the near future.

Enfin, j’émets le vœu que les résultats de cette importante réunion hémisphérique contribuent à la prospérité et au développement intégral des peuples des Amériques.

***

María Ángela Holguín 32

Foto:ThomasWang. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/blunt-mag

33


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Le Sixième Sommet des Amériques : Coopération interaméricaine au moyen d’alliances José Miguel Insulza* *Secrétaire Général, Organisation des États Américains

Lorsque les chefs d’État et de gouvernement des Amériques se réuniront à Cartagena de Indias, Colombie, en avril 2012, pour le Sixième Sommet des Amériques, ils se pencheront sur le remarquable processus d’évolution socioéconomique et politique que l’hémisphère connaît actuellement, et sur les perspectives pour l’avenir. Les niveaux de pauvreté sont en baisse, les citoyens participent activement à la vie politique, les pays progressent dans la consolidation de la démocratie, et les groupes sous-régionaux approfondissent le dialogue interaméricain. Pour cette raison on peut dire que le thème du Sommet : « Connecter les Amériques. Associés pour la Prospérité » traduit l’optimisme et la dynamique interaméricaine de changement, où l’accent est mis sur la coopération et les alliances. Chaque Sommet se fixe des objectifs ambitieux, qui font l’objet de sévères critiques si les résultats ne se produisent pas rapidement. Dans la réalité cependant, la réussite d’un Sommet n’apparaît nettement que des mois ou des années plus tard, lorsqu’on peut faire une analyse objective de ses résultats. Dix-huit années de Sommets interaméricains fournissent un matériel suffisant pour la réflexion et l’analyse.

Les Sommets et leur impact Malgré les défis auxquels la région continue à faire face, il est indéniable que des progrès significatifs ont été réalisés depuis que le Président des États-Unis Bill Clinton a convoqué le Premier Sommet des Amériques, qui s’est tenu à Miami en 1994. L’élan suscité par cette rencontre et les réunions suivantes de chefs d’État et de gouvernement continue à jouer un rôle important, quoique peut-être sous-évalué, dans les affaires politiques de la région. De nombreuses initiatives interaméricaines réussies, dont certaines sont encore en marche, ont leur origine dans les débats du Sommet, même si elles ne sont pas amplement connues. Citons notamment les suivantes : • Comme communauté de nations, lors du Premier Sommet les pays exprimèrent leur préoccupation et lancèrent un appel à combattre ensemble la menace du terrorisme. Ensuite se tinrent une série de réunions spécialisées sur la lutte contre le terrorisme, qui aboutirent à la signature de l’Engagement de Mar del Plata, décidant de créer le Comité interaméricain contre le terrorisme (CICTE) dans le cadre de l’Organisation des États Américains. Le CICTE continue à jouer un rôle important dans la promotion de la coopération régionale et internationale dans la lutte contre le terrorisme. 34

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

• En 1998, le Sommet de Santiago a jeté les bases de la création de ce qui allait devenir un instrument important pour définir la stratégie antidrogues : le Mécanisme d’évaluation multilatéral (MEM)1. Le processus d’évaluation multilatéral et multidisciplinaire mis en œuvre grâce au MEM est une analyse objective qui permet de formuler des recommandations aux États membres pour améliorer le contrôle du trafic et abus de drogues et renforcer la coopération multilatérale. • La Charte démocratique interaméricaine, approuvée par l’Assemblée générale de l’OEA lors d’une période extraordinaire de sessions à Lima en 2001, est issue d’un mandat du Troisième Sommet à Québec. La Charte démocratique est devenue un précieux instrument pour la sauvegarde et la consolidation de la démocratie dans la région. La proposition et l’approbation de cet instrument représentèrent une véritable prouesse et « malgré sa complexité, il a l’énorme mérite d’avoir été approuvé par consensus, sans réserves ni notes de pied de page»2. • On pourrait dire que l’accent mis sur le commerce au Sommet de Miami en 1994, et réitéré lors du Deuxième Sommet des Amériques, à Santiago du Chili en 1998, a suscité l’accroissement du nombre de traités de libre commerce (TLC) bilatéraux et régionaux : alors qu’il n’en existait que deux en 19943, à ce jour 75 ont été signés, dont 64 sont déjà en vigueur. • Plus récemment, en 2009, le Sommet de Port of Spain a créé le cadre pour le lancement du Réseau interaméricain de protection sociale (IASP selon le sigle en anglais) et de l’Alliance de l’énergie et du climat (ECPA selon le sigle en anglais). Ces deux initiatives, qui continuent à se développer -preuve de leur importance et impact–, bénéficient de la participation de nombreux pays et de l’appui de divers organismes interaméricains et internationaux du Groupe de travail conjoint des Sommets (GTCS)4. Toutes ces initiatives ont été des facteurs de changement du fait qu’elles recherchent des solutions aux problèmes qui touchent et préoccupent les dirigeants et les populations de l’hémisphère. Malgré les progrès significatifs réalisés, la région doit encore relever de grands défis. Même si la pauvreté a baissé de 15% entre 2002 et 2011, l’inégalité reste un motif de profonde préoccupation. L’accès inégal à la technologie contribue à la marginalisation de vastes secteurs de la population. La délinquance et la violence frappent de nombreux pays, mettant en péril la sécurité publique et «affect[ant le développement social, économique et politiques de nos sociétés»5. Outre qu’ils minent l’État de droit, les réseaux de la délinquance organisée transnationale constituent une menace pour la gouvernabilité et l’ordre social. Les désastres naturels paraissent se multiplier, et leurs effets sont plus grands également, en raison d’une série de facteurs climatiques ou liés aux infrastructures, à l’urbanisation et la concentration de la population, entre autres.

Thèmes d’intérêt pour le Sixième Sommet Face à ce panorama de réussites et de défis, le thème ‘Alliance pour la prospérité‘ choisi pour le Sixième Sommet prend une résonance particulière au XXIe siècle pour tous les pays de la région. Le Sixième Sommet des Amériques sera le premier à attirer l’attention sur les mécanismes conjoints d’intégration physique et de coopération régionale comme moyen pour obtenir de meilleurs niveaux de développement et relever les défis auxquels fait face l’hémisphère en matière de désastres naturels, pauvreté et inégalité, accès à la technologie et sécurité publique.

La décision des États membres de centrer leur attention sur ces quatre thématiques est la reconnaissance implicite que, en dépit des différences évidentes de taille et développement économique, ces questions présentent des défis communs dont les effets transcendent les frontières. Ces thèmes ne sont pas nouveaux, mais le contexte dans lequel ils se présentent, leur magnitude et leurs implications indiquent que leurs effets sur le développement économique, la gouvernabilité démocratique et la stabilité sociale dans les Amériques sont de plus en plus profonds. 1. En matière de désastres naturels, depuis le dernier Sommet, en avril 2009, les peuples des Amériques ont subi plus de 240 types différents de catastrophes -tremblements de terre, inondations, sécheresses, glissements de terrains, ouragans et tempêtes, entre autres– qui ont touché près de 23 millions de personnes et causé près de 250.000 morts, dont environ 95% furent la conséquence directe ou indirecte d’une seule catastrophe6. Le séisme de magnitude 7,0 survenu en Haïti en janvier 2010 et les inondations en Amérique centrale en 2011 ont causé de grandes pertes humaines et des dégâts incalculables aux infrastructures physiques, et mis à rude épreuve la capacité des efforts humanitaires internationaux. La convocation d’un Sommet extraordinaire des dirigeants centre-américains en octobre 2011 pour aborder spécifiquement le thème des désastres naturels est un indice clair du caractère prioritaire de cette question pour les États et qu’il est nécessaire d’unir les efforts aux niveaux régional et multilatéral pour compléter les ressources nationales de chaque pays7. Ces évènements récents ont mis en évidence la nécessité d’une stratégie interaméricaine intégrale pour encourager l’innovation et les alliances en insistant sur une meilleure coordination. Les améliorations en matière de systèmes d’alerte précoce, capacités de monitoring, planification et préparation aux désastres, zonification et codes de construction appropriés, ainsi que la conscientisation du public contribueront positivement à tous les aspects de la prévention, atténuation et récupération en cas de désastre. Les gouvernements nationaux, les institutions internationales, les organisations humanitaires et les sociétés ont amassé une grande quantité de connaissances à partir de l’expérience acquise dans les réactions aux désastres. Il convient de tirer profit de cette vaste base de connaissances dans la conception de plans régionaux. Comme à présent les politiques sont davantage orientées vers la prévention, atténuation et récupération des désastres naturels, c’est le moment opportun pour que les pays examinent quelques instruments existants, en particulier la Convention interaméricaine visant à faciliter l’assistance en cas de catastrophe8, seule convention de ce genre dans le monde, qui établit des procédures claires en matière de ‘direction, contrôle, coordination et supervision de l’assistance’ sur un territoire affecté. 2. Si les désastres naturels peuvent affecter de manière profonde et notable le développement, cependant les niveaux persistants de pauvreté et d’inégalité sont la principale source de vulnérabilité dans notre région, qui est la plus inégale du monde en termes de la distribution du revenu. Les niveaux d’inégalité, aussi bien réels que perçus, et les tensions inhérentes nuisent gravement à nos démocraties. Le fait que dans de nombreux pays moins de 5% de la population obtient plus de 50% du revenu national ne concorde pas avec un discours démocratique9. La démocratie et le progrès économique et social doivent avancer simultanément si l’on veut accomplir cette promesse dans les Amériques. On observe dans le monde entier divers mouvements sociaux qui attirent notre attention sur la question de l’inégalité. Pour leur propre bien, les gouvernements doivent prendre l’initiative de concevoir et mettre en œuvre des politiques et des programmes offrant davantage d’opportunités et d’accès à toute la population.

Vu la force dont a fait preuve l’Amérique latine face à la crise financière mondiale, on peut être très optimiste et penser que la région est sur le bon chemin, que la présente décennie est peut-être ‘la décennie des Amériques’, où les démocraties consolidées de la région peuvent avancer vers un avenir plus prospère. Pour concrétiser cette promesse, la vision de l’avenir doit être incluante, avec un engagement clair sur l’égalité sociale et économique et les droits humains, et sur un effort total et constant pour intégrer des groupes traditionnellement marginalisés et vulnérables au marché des opportunités. 3. Améliorer l’accès à la technologie constitue un important pas en avant vers la démocratisation, l’accroissement des opportunités et l’offre d’outils pour améliorer la compétitivité des personnes et la capacité des gouvernements à se rapprocher des populations qu’ils servent. L’idée de promouvoir la connectivité et les sociétés basées sur la connaissance dans l’hémisphère est apparue pour la première fois il y a une décennie, en 2001 au Sommet de Québec, où fut proposé « l’usage de la télémédecine comme un moyen pour connecter les populations éloignées et fournir des services et informations de santé aux groupes mal servis»10. Depuis lors, les grandes avancées dans l’innovation technologique, conjuguées aux efforts des gouvernements, des institutions et du secteur privé, ont permis d’importants progrès dans divers domaines. L’Organisation panaméricaine de la santé (OPS) a fortement progressé dans les initiatives de soutien à la cybersanté et la télémédecine, élargissant ainsi l’accès aux soins de santé de qualité. Au cours des dix dernières années, le Portail éducationnel des Amériques, en alliance avec un consortium d’universités, a proposé toute une série de programmes de formation, éducation à distance, cours en ligne et bourses à des milliers de personnes qui autrement n’auraient pas eu accès à ces possibilités éducatives. De même, les programmes de gouvernement électronique en Amérique latine et les Caraïbes (auxquels l’OEA et d’autres organisations internationales coopèrent) ont aidé les autorités à être plus accessibles pour la population et ont amélioré la transparence et l’efficience dans la prestation des services. Étant donné leur prédominance et leur impact, les technologies de l’information et de la communication (TIC) sont appelées à être intégrées davantage aux plans de développement nationaux et régionaux. L’accès aisé est bon pour les politiques publiques, il favorise une meilleure communication entre gouvernement et citoyens, et entre les citoyens euxmêmes, il offre aux communautés les outils pour accroître leur capacité de contribuer au développement, au renforcement des institutions démocratiques et à l’inclusion sociale. 4. Si le concept d’alliances est important pour affronter la pauvreté et l’inégalité, faciliter l’accès à la technologie et réagir aux désastres naturels, il est indispensable pour la sécurité publique et comme appui aux efforts déployés pour combattre la délinquance et la violence qui ont augmenté dans des proportions alarmantes dans et entre les pays de la région. Les sondages de Latinobarómetro indiquent qu’une personne sur trois a été affectée par un délit violent en 2010. Pour 29,6% des 19.000 personnes interrogées par Latinobarómetro en 2011 l’insécurité est le principal problème qui affecte leur pays ; il y a deux ans ce chiffre était de 19,6%11. La hausse de la délinquance et de la violence dans l’hémisphère –qu’elle soit d’origine transnationale ou locale– affecte l’intégrité physique de millions de personnes, attente aux libertés individuelles et aux droits fondamentaux, nuit au développement économique et menace l’intégrité même de l’État et des institutions démocratiques dans de nombreux pays de notre région. Le défi à relever est multiple. Narcotrafic, blanchiment d’argent, kidnappings, piraterie intellectuelle, activités des bandes de jeunes, traite des êtres humains et contrebande d’armes sont quelques-unes 35


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Le Sixième Sommet des Amériques : Coopération interaméricaine au moyen d’alliances José Miguel Insulza* *Secrétaire Général, Organisation des États Américains

Lorsque les chefs d’État et de gouvernement des Amériques se réuniront à Cartagena de Indias, Colombie, en avril 2012, pour le Sixième Sommet des Amériques, ils se pencheront sur le remarquable processus d’évolution socioéconomique et politique que l’hémisphère connaît actuellement, et sur les perspectives pour l’avenir. Les niveaux de pauvreté sont en baisse, les citoyens participent activement à la vie politique, les pays progressent dans la consolidation de la démocratie, et les groupes sous-régionaux approfondissent le dialogue interaméricain. Pour cette raison on peut dire que le thème du Sommet : « Connecter les Amériques. Associés pour la Prospérité » traduit l’optimisme et la dynamique interaméricaine de changement, où l’accent est mis sur la coopération et les alliances. Chaque Sommet se fixe des objectifs ambitieux, qui font l’objet de sévères critiques si les résultats ne se produisent pas rapidement. Dans la réalité cependant, la réussite d’un Sommet n’apparaît nettement que des mois ou des années plus tard, lorsqu’on peut faire une analyse objective de ses résultats. Dix-huit années de Sommets interaméricains fournissent un matériel suffisant pour la réflexion et l’analyse.

Les Sommets et leur impact Malgré les défis auxquels la région continue à faire face, il est indéniable que des progrès significatifs ont été réalisés depuis que le Président des États-Unis Bill Clinton a convoqué le Premier Sommet des Amériques, qui s’est tenu à Miami en 1994. L’élan suscité par cette rencontre et les réunions suivantes de chefs d’État et de gouvernement continue à jouer un rôle important, quoique peut-être sous-évalué, dans les affaires politiques de la région. De nombreuses initiatives interaméricaines réussies, dont certaines sont encore en marche, ont leur origine dans les débats du Sommet, même si elles ne sont pas amplement connues. Citons notamment les suivantes : • Comme communauté de nations, lors du Premier Sommet les pays exprimèrent leur préoccupation et lancèrent un appel à combattre ensemble la menace du terrorisme. Ensuite se tinrent une série de réunions spécialisées sur la lutte contre le terrorisme, qui aboutirent à la signature de l’Engagement de Mar del Plata, décidant de créer le Comité interaméricain contre le terrorisme (CICTE) dans le cadre de l’Organisation des États Américains. Le CICTE continue à jouer un rôle important dans la promotion de la coopération régionale et internationale dans la lutte contre le terrorisme. 34

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

• En 1998, le Sommet de Santiago a jeté les bases de la création de ce qui allait devenir un instrument important pour définir la stratégie antidrogues : le Mécanisme d’évaluation multilatéral (MEM)1. Le processus d’évaluation multilatéral et multidisciplinaire mis en œuvre grâce au MEM est une analyse objective qui permet de formuler des recommandations aux États membres pour améliorer le contrôle du trafic et abus de drogues et renforcer la coopération multilatérale. • La Charte démocratique interaméricaine, approuvée par l’Assemblée générale de l’OEA lors d’une période extraordinaire de sessions à Lima en 2001, est issue d’un mandat du Troisième Sommet à Québec. La Charte démocratique est devenue un précieux instrument pour la sauvegarde et la consolidation de la démocratie dans la région. La proposition et l’approbation de cet instrument représentèrent une véritable prouesse et « malgré sa complexité, il a l’énorme mérite d’avoir été approuvé par consensus, sans réserves ni notes de pied de page»2. • On pourrait dire que l’accent mis sur le commerce au Sommet de Miami en 1994, et réitéré lors du Deuxième Sommet des Amériques, à Santiago du Chili en 1998, a suscité l’accroissement du nombre de traités de libre commerce (TLC) bilatéraux et régionaux : alors qu’il n’en existait que deux en 19943, à ce jour 75 ont été signés, dont 64 sont déjà en vigueur. • Plus récemment, en 2009, le Sommet de Port of Spain a créé le cadre pour le lancement du Réseau interaméricain de protection sociale (IASP selon le sigle en anglais) et de l’Alliance de l’énergie et du climat (ECPA selon le sigle en anglais). Ces deux initiatives, qui continuent à se développer -preuve de leur importance et impact–, bénéficient de la participation de nombreux pays et de l’appui de divers organismes interaméricains et internationaux du Groupe de travail conjoint des Sommets (GTCS)4. Toutes ces initiatives ont été des facteurs de changement du fait qu’elles recherchent des solutions aux problèmes qui touchent et préoccupent les dirigeants et les populations de l’hémisphère. Malgré les progrès significatifs réalisés, la région doit encore relever de grands défis. Même si la pauvreté a baissé de 15% entre 2002 et 2011, l’inégalité reste un motif de profonde préoccupation. L’accès inégal à la technologie contribue à la marginalisation de vastes secteurs de la population. La délinquance et la violence frappent de nombreux pays, mettant en péril la sécurité publique et «affect[ant le développement social, économique et politiques de nos sociétés»5. Outre qu’ils minent l’État de droit, les réseaux de la délinquance organisée transnationale constituent une menace pour la gouvernabilité et l’ordre social. Les désastres naturels paraissent se multiplier, et leurs effets sont plus grands également, en raison d’une série de facteurs climatiques ou liés aux infrastructures, à l’urbanisation et la concentration de la population, entre autres.

Thèmes d’intérêt pour le Sixième Sommet Face à ce panorama de réussites et de défis, le thème ‘Alliance pour la prospérité‘ choisi pour le Sixième Sommet prend une résonance particulière au XXIe siècle pour tous les pays de la région. Le Sixième Sommet des Amériques sera le premier à attirer l’attention sur les mécanismes conjoints d’intégration physique et de coopération régionale comme moyen pour obtenir de meilleurs niveaux de développement et relever les défis auxquels fait face l’hémisphère en matière de désastres naturels, pauvreté et inégalité, accès à la technologie et sécurité publique.

La décision des États membres de centrer leur attention sur ces quatre thématiques est la reconnaissance implicite que, en dépit des différences évidentes de taille et développement économique, ces questions présentent des défis communs dont les effets transcendent les frontières. Ces thèmes ne sont pas nouveaux, mais le contexte dans lequel ils se présentent, leur magnitude et leurs implications indiquent que leurs effets sur le développement économique, la gouvernabilité démocratique et la stabilité sociale dans les Amériques sont de plus en plus profonds. 1. En matière de désastres naturels, depuis le dernier Sommet, en avril 2009, les peuples des Amériques ont subi plus de 240 types différents de catastrophes -tremblements de terre, inondations, sécheresses, glissements de terrains, ouragans et tempêtes, entre autres– qui ont touché près de 23 millions de personnes et causé près de 250.000 morts, dont environ 95% furent la conséquence directe ou indirecte d’une seule catastrophe6. Le séisme de magnitude 7,0 survenu en Haïti en janvier 2010 et les inondations en Amérique centrale en 2011 ont causé de grandes pertes humaines et des dégâts incalculables aux infrastructures physiques, et mis à rude épreuve la capacité des efforts humanitaires internationaux. La convocation d’un Sommet extraordinaire des dirigeants centre-américains en octobre 2011 pour aborder spécifiquement le thème des désastres naturels est un indice clair du caractère prioritaire de cette question pour les États et qu’il est nécessaire d’unir les efforts aux niveaux régional et multilatéral pour compléter les ressources nationales de chaque pays7. Ces évènements récents ont mis en évidence la nécessité d’une stratégie interaméricaine intégrale pour encourager l’innovation et les alliances en insistant sur une meilleure coordination. Les améliorations en matière de systèmes d’alerte précoce, capacités de monitoring, planification et préparation aux désastres, zonification et codes de construction appropriés, ainsi que la conscientisation du public contribueront positivement à tous les aspects de la prévention, atténuation et récupération en cas de désastre. Les gouvernements nationaux, les institutions internationales, les organisations humanitaires et les sociétés ont amassé une grande quantité de connaissances à partir de l’expérience acquise dans les réactions aux désastres. Il convient de tirer profit de cette vaste base de connaissances dans la conception de plans régionaux. Comme à présent les politiques sont davantage orientées vers la prévention, atténuation et récupération des désastres naturels, c’est le moment opportun pour que les pays examinent quelques instruments existants, en particulier la Convention interaméricaine visant à faciliter l’assistance en cas de catastrophe8, seule convention de ce genre dans le monde, qui établit des procédures claires en matière de ‘direction, contrôle, coordination et supervision de l’assistance’ sur un territoire affecté. 2. Si les désastres naturels peuvent affecter de manière profonde et notable le développement, cependant les niveaux persistants de pauvreté et d’inégalité sont la principale source de vulnérabilité dans notre région, qui est la plus inégale du monde en termes de la distribution du revenu. Les niveaux d’inégalité, aussi bien réels que perçus, et les tensions inhérentes nuisent gravement à nos démocraties. Le fait que dans de nombreux pays moins de 5% de la population obtient plus de 50% du revenu national ne concorde pas avec un discours démocratique9. La démocratie et le progrès économique et social doivent avancer simultanément si l’on veut accomplir cette promesse dans les Amériques. On observe dans le monde entier divers mouvements sociaux qui attirent notre attention sur la question de l’inégalité. Pour leur propre bien, les gouvernements doivent prendre l’initiative de concevoir et mettre en œuvre des politiques et des programmes offrant davantage d’opportunités et d’accès à toute la population.

Vu la force dont a fait preuve l’Amérique latine face à la crise financière mondiale, on peut être très optimiste et penser que la région est sur le bon chemin, que la présente décennie est peut-être ‘la décennie des Amériques’, où les démocraties consolidées de la région peuvent avancer vers un avenir plus prospère. Pour concrétiser cette promesse, la vision de l’avenir doit être incluante, avec un engagement clair sur l’égalité sociale et économique et les droits humains, et sur un effort total et constant pour intégrer des groupes traditionnellement marginalisés et vulnérables au marché des opportunités. 3. Améliorer l’accès à la technologie constitue un important pas en avant vers la démocratisation, l’accroissement des opportunités et l’offre d’outils pour améliorer la compétitivité des personnes et la capacité des gouvernements à se rapprocher des populations qu’ils servent. L’idée de promouvoir la connectivité et les sociétés basées sur la connaissance dans l’hémisphère est apparue pour la première fois il y a une décennie, en 2001 au Sommet de Québec, où fut proposé « l’usage de la télémédecine comme un moyen pour connecter les populations éloignées et fournir des services et informations de santé aux groupes mal servis»10. Depuis lors, les grandes avancées dans l’innovation technologique, conjuguées aux efforts des gouvernements, des institutions et du secteur privé, ont permis d’importants progrès dans divers domaines. L’Organisation panaméricaine de la santé (OPS) a fortement progressé dans les initiatives de soutien à la cybersanté et la télémédecine, élargissant ainsi l’accès aux soins de santé de qualité. Au cours des dix dernières années, le Portail éducationnel des Amériques, en alliance avec un consortium d’universités, a proposé toute une série de programmes de formation, éducation à distance, cours en ligne et bourses à des milliers de personnes qui autrement n’auraient pas eu accès à ces possibilités éducatives. De même, les programmes de gouvernement électronique en Amérique latine et les Caraïbes (auxquels l’OEA et d’autres organisations internationales coopèrent) ont aidé les autorités à être plus accessibles pour la population et ont amélioré la transparence et l’efficience dans la prestation des services. Étant donné leur prédominance et leur impact, les technologies de l’information et de la communication (TIC) sont appelées à être intégrées davantage aux plans de développement nationaux et régionaux. L’accès aisé est bon pour les politiques publiques, il favorise une meilleure communication entre gouvernement et citoyens, et entre les citoyens euxmêmes, il offre aux communautés les outils pour accroître leur capacité de contribuer au développement, au renforcement des institutions démocratiques et à l’inclusion sociale. 4. Si le concept d’alliances est important pour affronter la pauvreté et l’inégalité, faciliter l’accès à la technologie et réagir aux désastres naturels, il est indispensable pour la sécurité publique et comme appui aux efforts déployés pour combattre la délinquance et la violence qui ont augmenté dans des proportions alarmantes dans et entre les pays de la région. Les sondages de Latinobarómetro indiquent qu’une personne sur trois a été affectée par un délit violent en 2010. Pour 29,6% des 19.000 personnes interrogées par Latinobarómetro en 2011 l’insécurité est le principal problème qui affecte leur pays ; il y a deux ans ce chiffre était de 19,6%11. La hausse de la délinquance et de la violence dans l’hémisphère –qu’elle soit d’origine transnationale ou locale– affecte l’intégrité physique de millions de personnes, attente aux libertés individuelles et aux droits fondamentaux, nuit au développement économique et menace l’intégrité même de l’État et des institutions démocratiques dans de nombreux pays de notre région. Le défi à relever est multiple. Narcotrafic, blanchiment d’argent, kidnappings, piraterie intellectuelle, activités des bandes de jeunes, traite des êtres humains et contrebande d’armes sont quelques-unes 35


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

des multiples expressions de la délinquance organisée considérée par les populations de toute la région comme l’un de nos plus graves problèmes. Depuis la Déclaration de Bridgetown de 2002, où on a proposé pour la première fois la perspective multidimensionnelle de la sécurité publique, les pays des Amériques ont, dans diverses réunions de haut niveau, réitéré la nécessité de « la participation et la coopération de multiples acteurs : l’individu, les gouvernements à tous les niveaux, la société civile, les communautés, les médias, le secteur privé et académique, afin de renforcer la promotion d’une culture de paix et non-violence, et de répondre de manière effective et participative aux besoins de la société dans son ensemble»12. Ces dernières années, nos ministres en charge de la sécurité publique se sont réunis plusieurs fois pour resserrer leurs liens de coopération et définir les modalités de la lutte contre la menace croissante de la délinquance organisée. L’an dernier, notre Commission interaméricaine pour le contrôle de l’abus des drogues (CICAD) a adopté une nouvelle stratégie pour combattre le narcotrafic et la toxicomanie, renforçant ainsi les actions où prime la responsabilité partagée. La Conférence des Présidents d’Amérique centrale sur la délinquance et la Troisième Réunion des Ministres en matière de sécurité publique réalisées en 2011 sont les exemples les plus récents de la croissante coopération institutionnelle, de l’échange d’informations et du développement des capacités en ce domaine. Les dirigeants des pays doivent demander à leurs ministres de renforcer ces initiatives (sans cesser de reconnaître les préoccupations et les juridictions nationales) afin d’améliorer ainsi les efforts déployés pour combattre ce fléau qui menace la démocratie.

Conclusion L’on accorde à juste titre une grande attention à la réunion des chefs d’État et de gouvernement ; cependant, le Sommet est plus qu’une simple réunion : c’est un processus continu et incluant, où depuis ses débuts est présente la coopération comme axe central. En dix-huit années de Sommets, plusieurs leçons importantes ont été apprises: • Une gamme de nouveaux mandats sans financement garanti n’est pas viable. Une alliance renforcée entre les institutions politiques (l’OEA), économiques (la CEPAL) et financières (la BID) du système interaméricain –conjuguée aux alliances entre les secteurs public et privé- aiderait à résoudre ce problème.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Il existe un capital humain jeune et qualifié;

Il y a abondance de ressources naturelles;

(1) Plan d’Action, Deuxième Sommet des Amériques, Santiago du Chili, 1998.

La Colombie préside le VI Sommet des Amériques

Les taux de croissance économique sont en augmentation soutenue.

(2) De Zela Hugo,”10 años de la Carta Democrática Interamericana”, 2011. Cf. www. summit-americas.org

Fulvia Benavides, Alejandro Brode Et Jaime Girón*

• C’est un marché attractif grâce à la taille considérable de sa population et à sa capacité de créer et modifier ses modèles de production et de consommation;

Le VI Sommet des Amériques, qui sera célébré à Carthagène des Indes les 14 et 15 avril prochains, concrétise les engagements pris par le Gouvernement colombien en 2009 lorsque Trinidad et Tobago lui a transmis la présidence de ce processus. Le Sommet des Amériques revêt une importance politique de premier plan puisqu’il réunit au sein d’une tribune hémisphérique unique tous les chefs d’État et de Gouvernement élus démocratiquement et représente ainsi un défi majeur pour la politique étrangère colombienne.

• Il existe d’abondantes ressources naturelles disponibles, y compris énergétiques, pour faire face à la demande mondiale en pleine croissance;

(3) En 1994 il existe seulement deux zones de libre commerce : le Traité de libre commerce d’Amérique du Nord (TLCAN, ou ALÉNA, Accord de libre-échange nord-américain) et le Traité de libre commerce entre les États-Unis et Israël. Cf. www.sice.oas.org (4) Le GTCS comprend 12 institutions interaméricaines et internationales qui fournissent un appui technique aux pays dans le processus de Sommet et mènent à bien des projets et initiatives pour la mise en œuvre des engagements des Sommets. (5) Déclaration de San Salvador sur la Sécurité des populations des Amériques ; 41e période ordinaire de sessions de l’Assemblée générale de l’OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), San Salvador, El Salvador, 7 juin 2011. (6) EM-DAT: International Disaster Database OFDA/CRED. Université Catholique de Louvain, Bruxelles (Belgique): 2011. (7) Déclaration de Comalapa, Sommet spécial des chefs d’État du Système de l’intégration centre-américaine (SICA). Comalapa, El Salvador. 25 octobre 2011. (8) Cette convention est entrée en vigueur après le Sommet extraordinaire sur le développement durable, à Santa Cruz, Bolivie, en 1996. (9) Insulza, José Miguel.“El fortalecimiento de la democracia en el sistema interamericano”. Conférence prononcée au siège de la Commission économique pour l’Amérique latine et les Caraïbes (CEPAL). Santiago du Chili. 2010. (10) Plan d’Action,Troisième Sommet des Amériques. Québec, Canada. 2001. (11) Latinobarómetro. Banque de données 2011. Santiago du Chili: 2011. (12) Déclaration de San Salvador sur la Sécurité publique dans les Amériques ; 41e période ordinaire de sessions de l’Assemblée générale de l’OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), paragraphe 5. San Salvador, El Salvador. 7 juin 2011.

• La participation citoyenne fait partie intégrante du processus des Sommets. Les processus inclusifs sont bénéfiques pour la formulation de politiques, et les citoyens s’intéressent davantage aux résultats lorsqu’ils contribuent au dialogue sur ces politiques. Le processus des Sommets représente une opportunité pour que les peuples de l’hémisphère impliquent activement leurs dirigeants politiques sur des questions cruciales qui favorisent la durabilité et le développement de la démocratie dans la région. • Les pays et les institutions interaméricaines doivent mettre davantage l’accent sur la collecte de données et l’élaboration de rapports concernant la mise en œuvre des mandats, afin de mesurer les progrès. Jamais l’interrelation d’idées, efforts et capacités grâce à une coopération régionale accrue et un nouvel appel à l’intégration physique n’ont été aussi vitaux ni aussi nécessaires qu’aujourd’hui. L’audace de ce Sommet résidera dans sa modération. En limitant le débat à quelques thèmes, dont chacun est important mais qui sont également intrinsèquement liés entre eux, le Sixième Sommet de Cartagena de Indias peut atteindre son objectif d’aller vers des résultats concrets et, ce faisant, de faire un nouveau pas vers une nouvelle ère pour le processus des Sommets des Amériques. 36

***

Pour la Colombie, le processus des Sommets des Amériques est primordial : le pays a intégré les objectifs qui sont à l’origine de ce processus, en particulier celui de fonder une «association pour la prospérité» sur la base d’expériences concrètes et pour le renforcement des institutions démocratiques. Une association de nations américaines et de leurs efforts pour améliorer la qualité de vie de la population. Une association politique au sommet de la hiérarchie favorisant le dialogue sur les problèmes majeurs du continent et sur les meilleures solutions proposées pour les résoudre. Une association qui tire son inspiration et qui est guidée par le peuple des Amériques. L’équipe de diplomates, en charge de proposer les axes thématiques du VI Sommet et de porter cette initiative du Gouvernement colombien auprès des États engagés dans le processus, a élaboré ses propositions en analysant scrupuleusement et de manière approfondie la situation générale de l’Hémisphère afin de mettre en avant les atouts et les problèmes primordiaux qui exigent vigilance et décision de la part des dirigeants. Pour faire ces propositions, l’équipe a eu recours à des travaux de recherche et à des analyses réalisés par des chercheurs, des universitaires, des groupes d’experts, diverses entités du système interaméricain et des techniciens de plusieurs pays américains, commandités expressément par le Ministère des Affaires Étrangères de Colombie. Dans la Déclaration de Carthagène, les hauts dignitaires du Gouvernement colombien ont convenu que l’Hémisphère devait se projeter comme un bloc face au reste du monde et transmettre un message d’unité et d’opportunités lors du VI Sommet des Amériques. Ces projections doivent se refléter dans le contexte d’une « Déclaration » brève et concrète, portant un message politique clair auprès des peuples d’Amérique et du monde, que l’Hémisphère est une terre d’opportunités et qu’il est résolu à surmonter ses difficultés en coopérant et en associant les efforts nécessaires à une croissance et une prospérité accrues. De la même façon, elle doit apporter des solutions efficaces aux problèmes qui affligent l’Hémisphère par des mandats concrets, réalisables, mesurables et dotés des ressources nécessaires pour leur mise en place ainsi que de mécanismes de contrôle appropriés. C’est dans ce sens que lors de la définition des axes thématiques, le point de départ adopté a été celui du fait indéniable que l’Hémisphère avait de grands atouts ouvrant, entre autres, de grandes opportunités d’échanges et d’investissements :

Les opportunités d’investissement sont considérables;

• Il existe un grand potentiel pour mettre en place des actions communes qui visent à améliorer les conditions de vie des habitants; • Des nombreuses opportunités s’offrent à tous ceux qui souhaitent se joindre aux objectifs de développement intégral et de bien-être; • Les hauts dignitaires et gouvernements, les institutions financières de développement ainsi que les analystes économiques en général partagent l’avis que grâce à l’adoption opportune de mesures gouvernementales de nature anticyclique, une grande majorité des pays d’Amérique Latine a pu éviter avec succès la plus récente crise financière. Ils ont ainsi gagné une relative stabilité et résistance face au reste du monde.

Tous ces atouts nous laissent entrevoir que la décennie actuelle sera non seulement la « Décennie de l’Amérique Latine » mais aussi une véritable « Décennie des Amériques ». Cela dit, bien que les analyses de conjoncture aient permis de conclure que le panorama global de l’Hémisphère était prometteur et attractif pour le reste du monde, l’équipe de diplomates n’a pas pu éviter de mentionner que des pays à niveaux de développement bas, moyen et élevé coexistent et que des phénomènes négatifs tant au niveau social qu’au niveau des infrastructures affaiblissent gravement la région, tels que: • Les indices élevés de pauvreté et les grandes inégalités au sein de ces pays, notamment au niveau du développement régional et de la répartition des revenus, font obstacle aux Objectifs de Développement du Millénaire; • L’insécurité due à la délinquance commune et les différentes formes de crime organisé transnational affligent l’individu et portent atteinte à l’institutionnalisation démocratique ainsi qu’à l’existence propre des États. • Le fossé dans l’accès aux technologies de l’information et les télécommunications, dans les zones rurales en particulier, sont aujourd’hui indispensables au développement; • Les catastrophes naturelles déclenchées par des phénomènes sismiques ou par le changement climatique ainsi que l’accès insuffisant aux ressources hydriques y compris à l’eau potable dans certaines régions.

Il est un phénomène encore plus important et plus particulièrement mis en avant ces derniers temps, c’est le grave retard en matière d’intégration physique dont souffrent l’Amérique Latine et les Caraïbes, une intégration physique qui est entendue comme moteur de la croissance et du développement et qui est indispensable pour une plateforme stratégique dans le contexte mondial. Il est nécessaire que les niveaux de développement et d’équité à moyen et long terme du Continent augmentent par le biais de la coopération solidaire et grâce à une avancée de taille en matière d’intégration physique.

* Fulvia Benavides, Alejandro Borda et Jaime Girón sont des ambassadeurs et consuls de Colombie. Conseillers de l’équipe nationale duVI Sommet des Amériques. 37


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

des multiples expressions de la délinquance organisée considérée par les populations de toute la région comme l’un de nos plus graves problèmes. Depuis la Déclaration de Bridgetown de 2002, où on a proposé pour la première fois la perspective multidimensionnelle de la sécurité publique, les pays des Amériques ont, dans diverses réunions de haut niveau, réitéré la nécessité de « la participation et la coopération de multiples acteurs : l’individu, les gouvernements à tous les niveaux, la société civile, les communautés, les médias, le secteur privé et académique, afin de renforcer la promotion d’une culture de paix et non-violence, et de répondre de manière effective et participative aux besoins de la société dans son ensemble»12. Ces dernières années, nos ministres en charge de la sécurité publique se sont réunis plusieurs fois pour resserrer leurs liens de coopération et définir les modalités de la lutte contre la menace croissante de la délinquance organisée. L’an dernier, notre Commission interaméricaine pour le contrôle de l’abus des drogues (CICAD) a adopté une nouvelle stratégie pour combattre le narcotrafic et la toxicomanie, renforçant ainsi les actions où prime la responsabilité partagée. La Conférence des Présidents d’Amérique centrale sur la délinquance et la Troisième Réunion des Ministres en matière de sécurité publique réalisées en 2011 sont les exemples les plus récents de la croissante coopération institutionnelle, de l’échange d’informations et du développement des capacités en ce domaine. Les dirigeants des pays doivent demander à leurs ministres de renforcer ces initiatives (sans cesser de reconnaître les préoccupations et les juridictions nationales) afin d’améliorer ainsi les efforts déployés pour combattre ce fléau qui menace la démocratie.

Conclusion L’on accorde à juste titre une grande attention à la réunion des chefs d’État et de gouvernement ; cependant, le Sommet est plus qu’une simple réunion : c’est un processus continu et incluant, où depuis ses débuts est présente la coopération comme axe central. En dix-huit années de Sommets, plusieurs leçons importantes ont été apprises: • Une gamme de nouveaux mandats sans financement garanti n’est pas viable. Une alliance renforcée entre les institutions politiques (l’OEA), économiques (la CEPAL) et financières (la BID) du système interaméricain –conjuguée aux alliances entre les secteurs public et privé- aiderait à résoudre ce problème.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Il existe un capital humain jeune et qualifié;

Il y a abondance de ressources naturelles;

(1) Plan d’Action, Deuxième Sommet des Amériques, Santiago du Chili, 1998.

La Colombie préside le VI Sommet des Amériques

Les taux de croissance économique sont en augmentation soutenue.

(2) De Zela Hugo,”10 años de la Carta Democrática Interamericana”, 2011. Cf. www. summit-americas.org

Fulvia Benavides, Alejandro Brode Et Jaime Girón*

• C’est un marché attractif grâce à la taille considérable de sa population et à sa capacité de créer et modifier ses modèles de production et de consommation;

Le VI Sommet des Amériques, qui sera célébré à Carthagène des Indes les 14 et 15 avril prochains, concrétise les engagements pris par le Gouvernement colombien en 2009 lorsque Trinidad et Tobago lui a transmis la présidence de ce processus. Le Sommet des Amériques revêt une importance politique de premier plan puisqu’il réunit au sein d’une tribune hémisphérique unique tous les chefs d’État et de Gouvernement élus démocratiquement et représente ainsi un défi majeur pour la politique étrangère colombienne.

• Il existe d’abondantes ressources naturelles disponibles, y compris énergétiques, pour faire face à la demande mondiale en pleine croissance;

(3) En 1994 il existe seulement deux zones de libre commerce : le Traité de libre commerce d’Amérique du Nord (TLCAN, ou ALÉNA, Accord de libre-échange nord-américain) et le Traité de libre commerce entre les États-Unis et Israël. Cf. www.sice.oas.org (4) Le GTCS comprend 12 institutions interaméricaines et internationales qui fournissent un appui technique aux pays dans le processus de Sommet et mènent à bien des projets et initiatives pour la mise en œuvre des engagements des Sommets. (5) Déclaration de San Salvador sur la Sécurité des populations des Amériques ; 41e période ordinaire de sessions de l’Assemblée générale de l’OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), San Salvador, El Salvador, 7 juin 2011. (6) EM-DAT: International Disaster Database OFDA/CRED. Université Catholique de Louvain, Bruxelles (Belgique): 2011. (7) Déclaration de Comalapa, Sommet spécial des chefs d’État du Système de l’intégration centre-américaine (SICA). Comalapa, El Salvador. 25 octobre 2011. (8) Cette convention est entrée en vigueur après le Sommet extraordinaire sur le développement durable, à Santa Cruz, Bolivie, en 1996. (9) Insulza, José Miguel.“El fortalecimiento de la democracia en el sistema interamericano”. Conférence prononcée au siège de la Commission économique pour l’Amérique latine et les Caraïbes (CEPAL). Santiago du Chili. 2010. (10) Plan d’Action,Troisième Sommet des Amériques. Québec, Canada. 2001. (11) Latinobarómetro. Banque de données 2011. Santiago du Chili: 2011. (12) Déclaration de San Salvador sur la Sécurité publique dans les Amériques ; 41e période ordinaire de sessions de l’Assemblée générale de l’OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), paragraphe 5. San Salvador, El Salvador. 7 juin 2011.

• La participation citoyenne fait partie intégrante du processus des Sommets. Les processus inclusifs sont bénéfiques pour la formulation de politiques, et les citoyens s’intéressent davantage aux résultats lorsqu’ils contribuent au dialogue sur ces politiques. Le processus des Sommets représente une opportunité pour que les peuples de l’hémisphère impliquent activement leurs dirigeants politiques sur des questions cruciales qui favorisent la durabilité et le développement de la démocratie dans la région. • Les pays et les institutions interaméricaines doivent mettre davantage l’accent sur la collecte de données et l’élaboration de rapports concernant la mise en œuvre des mandats, afin de mesurer les progrès. Jamais l’interrelation d’idées, efforts et capacités grâce à une coopération régionale accrue et un nouvel appel à l’intégration physique n’ont été aussi vitaux ni aussi nécessaires qu’aujourd’hui. L’audace de ce Sommet résidera dans sa modération. En limitant le débat à quelques thèmes, dont chacun est important mais qui sont également intrinsèquement liés entre eux, le Sixième Sommet de Cartagena de Indias peut atteindre son objectif d’aller vers des résultats concrets et, ce faisant, de faire un nouveau pas vers une nouvelle ère pour le processus des Sommets des Amériques. 36

***

Pour la Colombie, le processus des Sommets des Amériques est primordial : le pays a intégré les objectifs qui sont à l’origine de ce processus, en particulier celui de fonder une «association pour la prospérité» sur la base d’expériences concrètes et pour le renforcement des institutions démocratiques. Une association de nations américaines et de leurs efforts pour améliorer la qualité de vie de la population. Une association politique au sommet de la hiérarchie favorisant le dialogue sur les problèmes majeurs du continent et sur les meilleures solutions proposées pour les résoudre. Une association qui tire son inspiration et qui est guidée par le peuple des Amériques. L’équipe de diplomates, en charge de proposer les axes thématiques du VI Sommet et de porter cette initiative du Gouvernement colombien auprès des États engagés dans le processus, a élaboré ses propositions en analysant scrupuleusement et de manière approfondie la situation générale de l’Hémisphère afin de mettre en avant les atouts et les problèmes primordiaux qui exigent vigilance et décision de la part des dirigeants. Pour faire ces propositions, l’équipe a eu recours à des travaux de recherche et à des analyses réalisés par des chercheurs, des universitaires, des groupes d’experts, diverses entités du système interaméricain et des techniciens de plusieurs pays américains, commandités expressément par le Ministère des Affaires Étrangères de Colombie. Dans la Déclaration de Carthagène, les hauts dignitaires du Gouvernement colombien ont convenu que l’Hémisphère devait se projeter comme un bloc face au reste du monde et transmettre un message d’unité et d’opportunités lors du VI Sommet des Amériques. Ces projections doivent se refléter dans le contexte d’une « Déclaration » brève et concrète, portant un message politique clair auprès des peuples d’Amérique et du monde, que l’Hémisphère est une terre d’opportunités et qu’il est résolu à surmonter ses difficultés en coopérant et en associant les efforts nécessaires à une croissance et une prospérité accrues. De la même façon, elle doit apporter des solutions efficaces aux problèmes qui affligent l’Hémisphère par des mandats concrets, réalisables, mesurables et dotés des ressources nécessaires pour leur mise en place ainsi que de mécanismes de contrôle appropriés. C’est dans ce sens que lors de la définition des axes thématiques, le point de départ adopté a été celui du fait indéniable que l’Hémisphère avait de grands atouts ouvrant, entre autres, de grandes opportunités d’échanges et d’investissements :

Les opportunités d’investissement sont considérables;

• Il existe un grand potentiel pour mettre en place des actions communes qui visent à améliorer les conditions de vie des habitants; • Des nombreuses opportunités s’offrent à tous ceux qui souhaitent se joindre aux objectifs de développement intégral et de bien-être; • Les hauts dignitaires et gouvernements, les institutions financières de développement ainsi que les analystes économiques en général partagent l’avis que grâce à l’adoption opportune de mesures gouvernementales de nature anticyclique, une grande majorité des pays d’Amérique Latine a pu éviter avec succès la plus récente crise financière. Ils ont ainsi gagné une relative stabilité et résistance face au reste du monde.

Tous ces atouts nous laissent entrevoir que la décennie actuelle sera non seulement la « Décennie de l’Amérique Latine » mais aussi une véritable « Décennie des Amériques ». Cela dit, bien que les analyses de conjoncture aient permis de conclure que le panorama global de l’Hémisphère était prometteur et attractif pour le reste du monde, l’équipe de diplomates n’a pas pu éviter de mentionner que des pays à niveaux de développement bas, moyen et élevé coexistent et que des phénomènes négatifs tant au niveau social qu’au niveau des infrastructures affaiblissent gravement la région, tels que: • Les indices élevés de pauvreté et les grandes inégalités au sein de ces pays, notamment au niveau du développement régional et de la répartition des revenus, font obstacle aux Objectifs de Développement du Millénaire; • L’insécurité due à la délinquance commune et les différentes formes de crime organisé transnational affligent l’individu et portent atteinte à l’institutionnalisation démocratique ainsi qu’à l’existence propre des États. • Le fossé dans l’accès aux technologies de l’information et les télécommunications, dans les zones rurales en particulier, sont aujourd’hui indispensables au développement; • Les catastrophes naturelles déclenchées par des phénomènes sismiques ou par le changement climatique ainsi que l’accès insuffisant aux ressources hydriques y compris à l’eau potable dans certaines régions.

Il est un phénomène encore plus important et plus particulièrement mis en avant ces derniers temps, c’est le grave retard en matière d’intégration physique dont souffrent l’Amérique Latine et les Caraïbes, une intégration physique qui est entendue comme moteur de la croissance et du développement et qui est indispensable pour une plateforme stratégique dans le contexte mondial. Il est nécessaire que les niveaux de développement et d’équité à moyen et long terme du Continent augmentent par le biais de la coopération solidaire et grâce à une avancée de taille en matière d’intégration physique.

* Fulvia Benavides, Alejandro Borda et Jaime Girón sont des ambassadeurs et consuls de Colombie. Conseillers de l’équipe nationale duVI Sommet des Amériques. 37


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Pourquoi suivre ces deux fils conducteurs? D’une part, il est bien connu que beaucoup de pays américains étaient en position d’offrir des schémas et des programmes supplémentaires de coopération dans différents domaines, dans des conditions favorables et exonérées d’influences politiques. Une relation hémisphérique plus fluide et productive est le résultat de la détermination de l’offre et de la demande de coopération et joue en faveur de l’« association pour la prospérité », fil conducteur du Processus des Sommets, en contribuant à réduire les asymétries qui prévalent dans l’Hémisphère. Ce principe de « coopération solidaire » que l’Organisation des États Américains a reconnu jadis, devrait être le moteur transversal de toutes les actions qui émanent des mandats du Sommet. De surcroît, la nécessité de continuer à développer des instruments et des programmes innovants pour réduire les taux de pauvreté et d’inégalités sociales est devenue manifeste, tant dans le contexte des entités multilatérales de développement que dans les cadres sous-régionaux et bilatéraux. Dans ce sens, il a été recommandé d’entretenir une étroite collaboration entre les partenaires institutionnels du Groupe de Travail Mixte sur les Sommets (GTCC), qui rassemble les organismes suivants : l’Organisation des États Américains, la Banque Interaméricaine de Développement, la Commission Économique pour l’Amérique Latine (Cepal), l’Organisation Panaméricaine de la Santé (OPS), l’Institut Interaméricain de Coopération pour l’Agriculture (IICA), la Banque Centraméricaine d’Intégration Économique (BCIE), la Corporation Andine de Développement (CAF), la Banque Caribéenne de Développement (BCD), la Banque Mondiale, l’Organisation Internationale pour les Migrations (OMI), l’Organisation Internationale du Travail (OIT) et le Programme des Nations Unies pour le Développement (PNUD). Il y a urgence à faire davantage d’efforts pour continuer le développement de l’intégration physique qui vise à améliorer la compétitivité et à atteindre des taux de croissance élevés. Il ne faut pas oublier que dans le contexte sous-régional des exemples ont démontré les bienfaits des actions conjointes et de la réalisation de projets qui, en raison de leur taille et de leurs coûts, dépassent les capacités nationales, tels que Cosiplan pour les pays de l’Unasur et le Projet Méso-Amérique. Ce dernier est une des initiatives les plus importantes d’intégration physique dans l’Hémisphère, elle comprend l’interconnexion terrestre – pour faciliter les flux commerciaux intra- et extrarégionaux-, électrique et numérique. Les pays américains seraient plus compétitifs, attireraient plus de revenus d’investissement et créeraient davantage d’emploi et de bien-être si le développement de l’infrastructure portuaire et aéroportuaire, de la connectivité aérienne, terrestre et maritime ainsi que de l’interconnexion énergétique était mené de manière appropriée. Dans cette ligne d’action: • L’hémisphère se positionnera en tant qu’acteur de premier plan sur la scène mondiale; • Le Processus de Sommets des Amériques se renforcera et créera de la confiance sur la base d’actions essentielles et de résultats concrets;

38

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

d’accord sur le fait que la déclaration qui serait rédigée lors du VI Sommet devrait être concise, concrète et qu’elle devrait produire des mandats courts, réalistes, équilibrés, mesurables et garantis financièrement. La Chancellerie colombienne considère que pour mettre en pratique ces décisions, il est primordial que le VI Sommet des Amériques adopte un nouveau format de document final afin de le rendre plus rapidement exécutable, clair, concis et tournés vers des résultats.

Ce nouveau format serait composé de deux éléments, c’est-à-dire: Une Déclaration Politique : un message clair sera envoyé à la communauté internationale grâce à un document bref et sérieux : l’Hémisphère est une terre d’opportunités, prête à surmonter ses difficultés en coopérant solidairement et en mettant en commun ses efforts pour atteindre des niveaux de croissance et de prospérité accrus. Des chapitres correspondant aux axes thématiques adoptés. Chacun de ces chapitres sera composé à son tour de deux parties : une première partie présentant le diagnostique fondamental de la problématique soumise au jugement des Chefs d’État et de Gouvernement, comprenant une brève description de l’état actuel de cette dernière et une seconde partie présentant les actions spécifiques définies par les Chefs d’État et de Gouvernement, formulées en mandats courts qui devront à leur tour être réalisables, équilibrés, concrets et mesurables. Chaque mandat comprendra les précisions pertinentes concernant son financement, sa mise en œuvre et son suivi. Une fois de plus, à l’issue des examens de rigueur, les Ministres des affaires étrangères ont cautionné la proposition colombienne qui a recueilli un large consensus lors d’une réunion au San Salvador à l’occasion de l’Assemblée Générale de l’OEA en juin 2011. Le chronogramme de négociation s’est élaboré ainsi afin de traiter chaque axe thématique de manière consécutive et de prendre en considération chacune de leurs particularités respectives tout comme celles des délégations qui ne pouvaient pas participer aux négociations simultanées. Ce mécanisme a permis de créer des espaces d’interaction entre les experts et les chercheurs à l’origine des études techniques des propositions des documents en cours de négociation et d’impliquer activement les Acteurs Sociaux dans ce processus de négociation. Afin de garantir le caractère inclusif du VI Sommet, les réunions dénommées « dialogues de politique » correspondent aux sessions de négociations du Groupe d’évaluation de la mise en œuvre des initiatives des sommets – GRIC pour que les recommandations et les suggestions des acteurs sociaux soient relayées aux tables de négociations. Pour suivre cette méthodologie, au début de chaque session de négociation un représentant ou porte-parole des acteurs sociaux présentent ses observations et suggestions sur la négociation en cours directement aux délégations. Pour que les États puissent effectivement prendre en compte la contribution des acteurs sociaux, une date limite a été établie pour qu’ils formulent leurs suggestions et commentaires finaux avant la tenue du VI Sommet.

• La promotion de la compétitivité sur le continent sera assurée pour jouer à égalité sur la scène internationale.

Au moment même de ce compte-rendu, le processus de négociation avance de manière très satisfaisante et est nourri par la participation active des États et des autres acteurs décrits auparavant.

Après d’intenses négociations diplomatiques, la proposition de la Colombie a recueilli un solide consensus auprès des États membres au Processus des Sommets et c’est ainsi que lors de la Première Réunion Ordinaire du Groupe de Révision des Sommets – GRIC en 2011, qui s’est tenue à Washington le 11 avril 2011, les États membres du processus ont adopté les axes thématiques proposés par la Présidence. Ils se sont également mis

Carthagène attend les Chefs d’État et de Gouvernement avec son hospitalité légendaire. En toute sécurité nous pouvons affirmer que le VI Sommet restera dans les annales du processus des Sommets en transformant la devise « Connectons les Amériques, des partenaires pour la prospérité » en réalité, devise qui a d’ailleurs recueilli un grand consensus de la part des États membres.

Le Protocole d’Etat comme outil d’aide pour l’articulation et le développement de processus institutionnels, conventionnels et entrepreneuriaux. César Felipe González Hernández* Du Congrès de Panama de 1826, en passant par la signature de la Charte de l’Organisation des États Américains -OEA- à Bogotá le 30 avril 1948, l’approbation du « Protocole de Cartagena de Indias » le 5 décembre 1985, la Commémoration du 50e anniversaire de l’OEA à Bogotá en 1998, la réalisation de la XXXVIIIe Session de l’Assemblée générale de l’OEA à Medellín en juin 2008, jusqu’à aujourd’hui, quand Cartagena de Indias est accueille le VIe Sommet des Amériques, on peut se rendre compte de l’effort de l’État colombien pour consolider l’intégration à l’échelle du continent latinoaméricain et contribuer par son expérience acquise comme siège de nombreux sommets, conventions et congrès internationaux, à la formulation de consensus comme ceux, des Sommets de l’Unctad en 1992, la NOAL en 1995 et le Groupe de Rio en 2000, parmi bien d’autres. Il relève de la responsabilité de l’État -de la chancellerie en particulier- de générer les synergies pertinentes pour l’ensemble du continent -représenté par les chefs d’État et de gouvernement, les ministres des Affaires étrangères, les ambassadeurs, les envoyés spéciaux et autres hauts dignitaires et personnalités des secteurs publics ou privés, ainsi que de divers acteurs sociaux- de soutenir de manière efficiente les réunions qui correspondent à l’esprit du Sommet des Amériques pour que les engagements puissent se traduire en en actions concrètes et soutenables, dans un continent qui exige des efforts importants pour pouvoir répondre aux grands paradigmes du vingt-et-unième siècle. Pour ce faire, un effort dans le domaine administratif est nécessaire au Secrétariat général du ministère des Affaires étrangères pour aller vers une structuration des mécanismes de contrôle qui soient suffisants pour une pratique diplomatique transparente, efficiente et écologiquement propre et qui devraient s’intégrer à l’ensemble des contrôles mis en * César Felipe González Hernández est Ambassadeur de la carrière diplomatique de Colombie. Il est actuellement ministre Plénipotentiaire à l’ambassade de Colombie auprès du gouvernement du Canada. En tant que fonctionnaire de la carrière diplomatique et consulaire il a assuré les fonctions de Coordinateur du cérémonial diplomatique, Coordinateur de privilèges et immunités de la Direction générale du Protocole, Coordinateur exécutif national pour la Colombie, à l’occasion de la XXXVIIIe Assemblée générale de l’OEA, en 2008 à Medellín, en Commission comme Coordinateur principal du Bureau du Protocole du ministère de la Défense nationale en 2006 – 2007 et dans le service à l’étranger il a rempli les fonctions de ministre Conseiller à l’ambassade de Colombie en Jamaïque en 2003, de consul général de la Colombie dans la ville d’Atlanta de 1999 à 2003, Consul général de Colombie à NewYork (chargé du Bureau d’assistance aux compatriotes) de 1995 à 1997,Vice-consul de la Colombie à Mexico (district fédéral) de 1991 à 1992. Diplômé de la Faculté de Relations Internationales de l’Université Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, et prix Andrés Bello de l’Académie diplomatique du Chili en 1989, il a également été professeur du Département du Protocole de l’Université du Nord.

place par les différents fournisseurs de biens et/ou services que génère la ville d’accueil pour répondre aux normes internationales établies par un ensemble d’associations et organisations internationales de congrès, conventions, centres et palais de conventions et de “Conventions and Visitors Bureaus”, dont, entre autres, l’Association internationale de Palais des Congrès (AIPC)1, l’Association internationale d’Organisateurs Professionnels de Congrès (IAPCO)2, l’International Congress & Convention Association (ICCA)3, l’Union of International Associations (UIA)4 , l’International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB)5, l’International Society of Meeting Planners (ISMP)6 et l’Association Meetings International7. Comme on peut s’en rendre compte, la mise en place d’un système international en ce domaine se développe et tend à s’unifier et, les principaux acteurs dans le processus de rassemblement, coordination et mise en oeuvre de ce secteur doivent se centrer sur l’examen des diagrammes de flux et de “scorecards” de l’activité conventionnelle en général car, malgré l’optimisme dû aux résultats récents encourageants des indicateurs de croissance, il ne faut pas oublier que le pays: 1) n’a pas encore le profil bilingue que requiert ce marché particulier, 2) possède très peu de processus de gestion de qualité certifiés dans le domaine des services du secteur du tourisme d’affaires, de congrès et conventions, et 3) qu’inévitablement, dans certains milieux, s’est installé un cercle vicieux pour réduire les coûts des services conventionnels selon un processus de surenchère à la baisse qui finit par favoriser la baisse des prix mais non l’amélioration de la qualité du service au client (ce qui et l’une des principales valeurs ajoutées qu’offre ce service en Colombie). Dans ce contexte, le pays doit reconnaître l’effort réalisé par le secteur privé (en particulier lors de la dernière décennie) lorsqu’il s’est intégré de manière collégiale autour des “Conventions and Visitors Bureaus” qui existent en Colombie, comme, en particulier : 1) le Convention and Visitor Bureau de Cartagena de Indias, organisme privé à but non lucratif, créé en août 19978, 2) le Convention and Visitors Bureau de la ville de Medellín, Institution privée à but non lucratif liée au processus de promotion internationale de la vitrine de la stratégie de Clusters9 qui sera évoqué plus loin et, bien sûr, 3) le Convention and Visitors Bureau de la ville de Bogotá10 avec ses 104 entreprises affiliées et qui appartient à l’International Congress and Convention Association (ICCA) avec comme partenaires stratégiques la Chambre de commerce de Bogotá (CCB), la Mairie de Bogotá et des entreprises privées du secteur qui l’appuient. Bien que le travail fructueux des “Conventions and Visitors Bureaus” ait été favorisé par une augmentation de l’offre, il faut aussi accorder leur part de mérite aux villes de Cartagena de Indias, Bogotá et surtout Medellín, qui ont ajusté l’orientation de leurs gouvernements pour stimuler le secteur privé, accorder davantage d’attention à ces vitrines que sont les congrès, conférences et conventions internationales et avec encore plus d’exigence logistique et protocolaire pour les sommets de chefs d’État et de gouvernement, vitrines que la Chancellerie colombienne s’engage à promouvoir. Dans le cas de Medellín, l’intérêt des « Paisas » pour mener à bien un projet de ville-région, a poussé différentes corporations vers un modèle de coopération qui lui permette d’orienter ses vitrines de production d’une manière plus efficiente, de telle sorte que l’internationalisation devienne un outil plus qu’une fin en soi et c’est précisément en cela que le Protocole d’État est amené à jouer un rôle de relais avec le monde international gouvernemental et intergouvernemental, en renforçant le pouvoir que l’État lui concède, l’activité ou ensemble d’activités que la ville, siège des manifestations internationales, le cas échéant, parvient à développer. 39


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Pourquoi suivre ces deux fils conducteurs? D’une part, il est bien connu que beaucoup de pays américains étaient en position d’offrir des schémas et des programmes supplémentaires de coopération dans différents domaines, dans des conditions favorables et exonérées d’influences politiques. Une relation hémisphérique plus fluide et productive est le résultat de la détermination de l’offre et de la demande de coopération et joue en faveur de l’« association pour la prospérité », fil conducteur du Processus des Sommets, en contribuant à réduire les asymétries qui prévalent dans l’Hémisphère. Ce principe de « coopération solidaire » que l’Organisation des États Américains a reconnu jadis, devrait être le moteur transversal de toutes les actions qui émanent des mandats du Sommet. De surcroît, la nécessité de continuer à développer des instruments et des programmes innovants pour réduire les taux de pauvreté et d’inégalités sociales est devenue manifeste, tant dans le contexte des entités multilatérales de développement que dans les cadres sous-régionaux et bilatéraux. Dans ce sens, il a été recommandé d’entretenir une étroite collaboration entre les partenaires institutionnels du Groupe de Travail Mixte sur les Sommets (GTCC), qui rassemble les organismes suivants : l’Organisation des États Américains, la Banque Interaméricaine de Développement, la Commission Économique pour l’Amérique Latine (Cepal), l’Organisation Panaméricaine de la Santé (OPS), l’Institut Interaméricain de Coopération pour l’Agriculture (IICA), la Banque Centraméricaine d’Intégration Économique (BCIE), la Corporation Andine de Développement (CAF), la Banque Caribéenne de Développement (BCD), la Banque Mondiale, l’Organisation Internationale pour les Migrations (OMI), l’Organisation Internationale du Travail (OIT) et le Programme des Nations Unies pour le Développement (PNUD). Il y a urgence à faire davantage d’efforts pour continuer le développement de l’intégration physique qui vise à améliorer la compétitivité et à atteindre des taux de croissance élevés. Il ne faut pas oublier que dans le contexte sous-régional des exemples ont démontré les bienfaits des actions conjointes et de la réalisation de projets qui, en raison de leur taille et de leurs coûts, dépassent les capacités nationales, tels que Cosiplan pour les pays de l’Unasur et le Projet Méso-Amérique. Ce dernier est une des initiatives les plus importantes d’intégration physique dans l’Hémisphère, elle comprend l’interconnexion terrestre – pour faciliter les flux commerciaux intra- et extrarégionaux-, électrique et numérique. Les pays américains seraient plus compétitifs, attireraient plus de revenus d’investissement et créeraient davantage d’emploi et de bien-être si le développement de l’infrastructure portuaire et aéroportuaire, de la connectivité aérienne, terrestre et maritime ainsi que de l’interconnexion énergétique était mené de manière appropriée. Dans cette ligne d’action: • L’hémisphère se positionnera en tant qu’acteur de premier plan sur la scène mondiale; • Le Processus de Sommets des Amériques se renforcera et créera de la confiance sur la base d’actions essentielles et de résultats concrets;

38

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

d’accord sur le fait que la déclaration qui serait rédigée lors du VI Sommet devrait être concise, concrète et qu’elle devrait produire des mandats courts, réalistes, équilibrés, mesurables et garantis financièrement. La Chancellerie colombienne considère que pour mettre en pratique ces décisions, il est primordial que le VI Sommet des Amériques adopte un nouveau format de document final afin de le rendre plus rapidement exécutable, clair, concis et tournés vers des résultats.

Ce nouveau format serait composé de deux éléments, c’est-à-dire: Une Déclaration Politique : un message clair sera envoyé à la communauté internationale grâce à un document bref et sérieux : l’Hémisphère est une terre d’opportunités, prête à surmonter ses difficultés en coopérant solidairement et en mettant en commun ses efforts pour atteindre des niveaux de croissance et de prospérité accrus. Des chapitres correspondant aux axes thématiques adoptés. Chacun de ces chapitres sera composé à son tour de deux parties : une première partie présentant le diagnostique fondamental de la problématique soumise au jugement des Chefs d’État et de Gouvernement, comprenant une brève description de l’état actuel de cette dernière et une seconde partie présentant les actions spécifiques définies par les Chefs d’État et de Gouvernement, formulées en mandats courts qui devront à leur tour être réalisables, équilibrés, concrets et mesurables. Chaque mandat comprendra les précisions pertinentes concernant son financement, sa mise en œuvre et son suivi. Une fois de plus, à l’issue des examens de rigueur, les Ministres des affaires étrangères ont cautionné la proposition colombienne qui a recueilli un large consensus lors d’une réunion au San Salvador à l’occasion de l’Assemblée Générale de l’OEA en juin 2011. Le chronogramme de négociation s’est élaboré ainsi afin de traiter chaque axe thématique de manière consécutive et de prendre en considération chacune de leurs particularités respectives tout comme celles des délégations qui ne pouvaient pas participer aux négociations simultanées. Ce mécanisme a permis de créer des espaces d’interaction entre les experts et les chercheurs à l’origine des études techniques des propositions des documents en cours de négociation et d’impliquer activement les Acteurs Sociaux dans ce processus de négociation. Afin de garantir le caractère inclusif du VI Sommet, les réunions dénommées « dialogues de politique » correspondent aux sessions de négociations du Groupe d’évaluation de la mise en œuvre des initiatives des sommets – GRIC pour que les recommandations et les suggestions des acteurs sociaux soient relayées aux tables de négociations. Pour suivre cette méthodologie, au début de chaque session de négociation un représentant ou porte-parole des acteurs sociaux présentent ses observations et suggestions sur la négociation en cours directement aux délégations. Pour que les États puissent effectivement prendre en compte la contribution des acteurs sociaux, une date limite a été établie pour qu’ils formulent leurs suggestions et commentaires finaux avant la tenue du VI Sommet.

• La promotion de la compétitivité sur le continent sera assurée pour jouer à égalité sur la scène internationale.

Au moment même de ce compte-rendu, le processus de négociation avance de manière très satisfaisante et est nourri par la participation active des États et des autres acteurs décrits auparavant.

Après d’intenses négociations diplomatiques, la proposition de la Colombie a recueilli un solide consensus auprès des États membres au Processus des Sommets et c’est ainsi que lors de la Première Réunion Ordinaire du Groupe de Révision des Sommets – GRIC en 2011, qui s’est tenue à Washington le 11 avril 2011, les États membres du processus ont adopté les axes thématiques proposés par la Présidence. Ils se sont également mis

Carthagène attend les Chefs d’État et de Gouvernement avec son hospitalité légendaire. En toute sécurité nous pouvons affirmer que le VI Sommet restera dans les annales du processus des Sommets en transformant la devise « Connectons les Amériques, des partenaires pour la prospérité » en réalité, devise qui a d’ailleurs recueilli un grand consensus de la part des États membres.

Le Protocole d’Etat comme outil d’aide pour l’articulation et le développement de processus institutionnels, conventionnels et entrepreneuriaux. César Felipe González Hernández* Du Congrès de Panama de 1826, en passant par la signature de la Charte de l’Organisation des États Américains -OEA- à Bogotá le 30 avril 1948, l’approbation du « Protocole de Cartagena de Indias » le 5 décembre 1985, la Commémoration du 50e anniversaire de l’OEA à Bogotá en 1998, la réalisation de la XXXVIIIe Session de l’Assemblée générale de l’OEA à Medellín en juin 2008, jusqu’à aujourd’hui, quand Cartagena de Indias est accueille le VIe Sommet des Amériques, on peut se rendre compte de l’effort de l’État colombien pour consolider l’intégration à l’échelle du continent latinoaméricain et contribuer par son expérience acquise comme siège de nombreux sommets, conventions et congrès internationaux, à la formulation de consensus comme ceux, des Sommets de l’Unctad en 1992, la NOAL en 1995 et le Groupe de Rio en 2000, parmi bien d’autres. Il relève de la responsabilité de l’État -de la chancellerie en particulier- de générer les synergies pertinentes pour l’ensemble du continent -représenté par les chefs d’État et de gouvernement, les ministres des Affaires étrangères, les ambassadeurs, les envoyés spéciaux et autres hauts dignitaires et personnalités des secteurs publics ou privés, ainsi que de divers acteurs sociaux- de soutenir de manière efficiente les réunions qui correspondent à l’esprit du Sommet des Amériques pour que les engagements puissent se traduire en en actions concrètes et soutenables, dans un continent qui exige des efforts importants pour pouvoir répondre aux grands paradigmes du vingt-et-unième siècle. Pour ce faire, un effort dans le domaine administratif est nécessaire au Secrétariat général du ministère des Affaires étrangères pour aller vers une structuration des mécanismes de contrôle qui soient suffisants pour une pratique diplomatique transparente, efficiente et écologiquement propre et qui devraient s’intégrer à l’ensemble des contrôles mis en * César Felipe González Hernández est Ambassadeur de la carrière diplomatique de Colombie. Il est actuellement ministre Plénipotentiaire à l’ambassade de Colombie auprès du gouvernement du Canada. En tant que fonctionnaire de la carrière diplomatique et consulaire il a assuré les fonctions de Coordinateur du cérémonial diplomatique, Coordinateur de privilèges et immunités de la Direction générale du Protocole, Coordinateur exécutif national pour la Colombie, à l’occasion de la XXXVIIIe Assemblée générale de l’OEA, en 2008 à Medellín, en Commission comme Coordinateur principal du Bureau du Protocole du ministère de la Défense nationale en 2006 – 2007 et dans le service à l’étranger il a rempli les fonctions de ministre Conseiller à l’ambassade de Colombie en Jamaïque en 2003, de consul général de la Colombie dans la ville d’Atlanta de 1999 à 2003, Consul général de Colombie à NewYork (chargé du Bureau d’assistance aux compatriotes) de 1995 à 1997,Vice-consul de la Colombie à Mexico (district fédéral) de 1991 à 1992. Diplômé de la Faculté de Relations Internationales de l’Université Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, et prix Andrés Bello de l’Académie diplomatique du Chili en 1989, il a également été professeur du Département du Protocole de l’Université du Nord.

place par les différents fournisseurs de biens et/ou services que génère la ville d’accueil pour répondre aux normes internationales établies par un ensemble d’associations et organisations internationales de congrès, conventions, centres et palais de conventions et de “Conventions and Visitors Bureaus”, dont, entre autres, l’Association internationale de Palais des Congrès (AIPC)1, l’Association internationale d’Organisateurs Professionnels de Congrès (IAPCO)2, l’International Congress & Convention Association (ICCA)3, l’Union of International Associations (UIA)4 , l’International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB)5, l’International Society of Meeting Planners (ISMP)6 et l’Association Meetings International7. Comme on peut s’en rendre compte, la mise en place d’un système international en ce domaine se développe et tend à s’unifier et, les principaux acteurs dans le processus de rassemblement, coordination et mise en oeuvre de ce secteur doivent se centrer sur l’examen des diagrammes de flux et de “scorecards” de l’activité conventionnelle en général car, malgré l’optimisme dû aux résultats récents encourageants des indicateurs de croissance, il ne faut pas oublier que le pays: 1) n’a pas encore le profil bilingue que requiert ce marché particulier, 2) possède très peu de processus de gestion de qualité certifiés dans le domaine des services du secteur du tourisme d’affaires, de congrès et conventions, et 3) qu’inévitablement, dans certains milieux, s’est installé un cercle vicieux pour réduire les coûts des services conventionnels selon un processus de surenchère à la baisse qui finit par favoriser la baisse des prix mais non l’amélioration de la qualité du service au client (ce qui et l’une des principales valeurs ajoutées qu’offre ce service en Colombie). Dans ce contexte, le pays doit reconnaître l’effort réalisé par le secteur privé (en particulier lors de la dernière décennie) lorsqu’il s’est intégré de manière collégiale autour des “Conventions and Visitors Bureaus” qui existent en Colombie, comme, en particulier : 1) le Convention and Visitor Bureau de Cartagena de Indias, organisme privé à but non lucratif, créé en août 19978, 2) le Convention and Visitors Bureau de la ville de Medellín, Institution privée à but non lucratif liée au processus de promotion internationale de la vitrine de la stratégie de Clusters9 qui sera évoqué plus loin et, bien sûr, 3) le Convention and Visitors Bureau de la ville de Bogotá10 avec ses 104 entreprises affiliées et qui appartient à l’International Congress and Convention Association (ICCA) avec comme partenaires stratégiques la Chambre de commerce de Bogotá (CCB), la Mairie de Bogotá et des entreprises privées du secteur qui l’appuient. Bien que le travail fructueux des “Conventions and Visitors Bureaus” ait été favorisé par une augmentation de l’offre, il faut aussi accorder leur part de mérite aux villes de Cartagena de Indias, Bogotá et surtout Medellín, qui ont ajusté l’orientation de leurs gouvernements pour stimuler le secteur privé, accorder davantage d’attention à ces vitrines que sont les congrès, conférences et conventions internationales et avec encore plus d’exigence logistique et protocolaire pour les sommets de chefs d’État et de gouvernement, vitrines que la Chancellerie colombienne s’engage à promouvoir. Dans le cas de Medellín, l’intérêt des « Paisas » pour mener à bien un projet de ville-région, a poussé différentes corporations vers un modèle de coopération qui lui permette d’orienter ses vitrines de production d’une manière plus efficiente, de telle sorte que l’internationalisation devienne un outil plus qu’une fin en soi et c’est précisément en cela que le Protocole d’État est amené à jouer un rôle de relais avec le monde international gouvernemental et intergouvernemental, en renforçant le pouvoir que l’État lui concède, l’activité ou ensemble d’activités que la ville, siège des manifestations internationales, le cas échéant, parvient à développer. 39


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Communauté cluster : part dans l’économie du département d’Antioquia Cluster

Energie électrique

N° entreprises 2010 (1)

Actifs (milliers de USD) (1)

Part du total d’Actifs (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

Construction

10.463

Tourisme d’affaires, foires et conventions Services médicaux et dentaires

Exportations 2010 (milliers de USD) (3)

Part du total d’exportations (%)

Part du PIB Antioquia (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

Sans information

2,6%

2.164

1.659

1,2%

0,4%

2,3%

Information and Communication Technologie

3.633

3.282

2,4%

SOUS-TOTAL

39.708

45.875

36%

Textiles, Confection, Couture et Mode

20

Sans information 834

17,7%

plus important, augmente l’investissement direct et la coopération internationale, ainsi que les relations consulaires bilatérales et multilatérales qui exigent une plus grand dynamique et une meilleure articulation dans les lignes de communication à partir de, et vers, la chancellerie colombienne, qui, dans le cas de Cartagena dispose d’un siège annexe qui, historiquement, a joué un rôle administratif plutôt que diplomatique et/ou protocolaire. Medellín, quant à elle, n’a pas

3,9%

3,5% 28,7%

* Sources : (1) Chambres de commerce de : Aburrá Sur, Medellín pour l’Antioquia et l’Oriente Antioqueño. (2) Calcul effectué à partir de l’information d’entreprises rénovées et enregistrées au 31 décembre 2010, fournie par les Chambres de commerce de : Aburrá Sur, Magdalena Medio et le Nordeste Antioqueño, Medellín pour l’Antioquia, l’Oriente Antioqueño, et l’Urabá. (3) DANE – Calculs de l’Unité de recherches économiques CCMA. (4) DANEComptes départementaux, 2009, sur la base 2005.

de siège annexe de la Chancellerie, mais est disposée, et à la hauteur des circonstances pour compter avec un outil fonctionnel qui facilite, promeuve et articule “In Situ” les relations internationales des divers secteurs productifs définis selon le schéma cluster. Pendant les années quatre-vingt la Chancellerie disposait également d’une annexe dans l’île de San Andrés pour améliorer le flux migratoire des étrangers vers la Colombie. Pour conclure, la décentralisation fonctionnelle de la Chancellerie mériterait réflexion pour étendre de manière directe la portée de la diplomatie colombienne là où s’écrit l’histoire productive du pays.

(1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl

Développement de nouveaux produits. Pour développer des produits 3. touristiques permanents qui puissent augmenter le flux de touristes nationaux et internationaux dans la ville – région et contribuer à attirer des événements”.

(8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012

Selon un document élaboré par la direction du cluster de tourisme , qui dépend directement de la Chambre de commerce de Medellín, le tourisme se définit comme:

La chancellerie du Palais San Carlos et en particulier la Direction générale du Protocole a joué un rôle important dans ces évolutions et son expérience est désormais reconnue dans l’organisation, la planification et la réalisation d’événements d’une dimension internationale. Néanmoins, il reste de nombreux paris pour favoriser de manière coordonnée l’impulsion de ces vitrines internationales.

“Une activité liée au développement économique, à l’innovation et à la technologie ; en particulier le tourisme d’affaires, foires et conventions (tourisme de groupe) fait référence aux voyages effectués pour raisons commerciales, professionnelles et autres liées aux thèmes du travail ; il se distingue d’autres formes de tourisme par sa haute spécialisation et son contexte de forte concurrence, ce qui, en fin de compte, stimule l’investissement, renforce les liens entre entrepreneurs et contribue à la régénération urbaine commerciale et ’environnementale et est complémentaire du tourisme traditionnel. Le pari du Cluster de Tourisme d’affaires, foires et conventions pour une ville – région comme destination de Réunions d’Affaires internationales, repose sur trois piliers principaux : Le savoir faire humain avec des compétences internationales pour 1. promouvoir des programmes de formation d’un profil international pour les acteurs de la chaîne touristique.. 40

(5) http://www.iacvb.org

Le cluster tourisme d’affaires, foires et conventions 11

Cela représente pour nos pays une moyenne annuelle de 5 à 15 réunions bilatérales et autant de sommets multilatéraux et de chefs d’État, sans oublier les réunions avec des acteurs extérieurs à la région, et d’innombrables réunions de chanceliers.

Un système de gestion de destinations pour favoriser l’accès à des mar2. chés nationaux et internationaux pour les entreprises du secteur au moyen de technologies d’information, connaissance et innovation, développement de nouveaux réseaux d’affaires et articulation de produits et services des fournisseurs de la chaîne touristique.

Le rôle de la Chancellerie colombienne

L’effort pourrait d’abord se concentrer à l’actualisation des normes qui régissent le protocole d’État (incluant les directives qui régulent le Protocole militaire) pour les ajuster à un monde globalisé et qui exige une modernisation tant qualitative que quantitative. Un autre effort important consiste à réunir les principaux acteurs du protocole d’État comme : Officiers du protocole, Presse et Sécurité de l’État, -qui très souvent, mettent en avant leurs intérêts et priorités entraînant une augmentation de la carte de risques- à seule fin d’unifier des critères et d’établir des codes communs qui permettent le développement professionnel de chacune de ses activités. “Sotto Voce”, le secteur privé des villes à vocation internationale a exprimé son intérêt de pouvoir compter avec la présence d’une Chancellerie décentralisée, car il est évident que chaque jour se développe un dialogue

Diego Cardona C.* Depuis quelques années, les citoyens de nos pays s’interrogent sur l’utilité des divers sommets qui se tiennent avec une fréquence accrue. Outre de nombreuses réunions bilatérales, les sommets sous-régionaux (Mercosur, Communauté andine, système de l’Amérique centrale, Sommets caribéens, Nafta) sans oublier les sommets régionaux plus larges (UNASUR, l’Amérique latine, l’Alliance du Pacifique, la Méso-Amérique l’Alba, la Celac, et bien sûr, le Sommet des Amériques).

(4) http://www.uia.org

Bien qu’elle se soit matérialisée dans une norme municipale, (ligne internationale nº 5) Medellín ne s’est pas contentée d’énoncer les prémisses mais a fait un réel effort pour convaincre et rassembler les secteurs universitaire, entrepreneurial et de l’État en un projet de ville – cluster qui a été avantageux pour plus de 20.000 entreprises de la ville – région, autour de six clusters spécifiques, à savoir : énergie électrique ; textiles, confection, couture et mode ; construction ; tourisme d’affaires, foires et conventions ; services médicaux et dentaires ; et enfin, technologie, information et communication (TIC).

Les Sommets des Amériques ne sont pas incompatibles avec d’autres sommets régionaux: l’expérience des débuts

(6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com

(9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012 (10) http://www.bogotacb.com (11) Chambre de commerce de Medellín pour l’Antioquia. Documents Communauté Clúster Nº 1 : Cluster, une stratégie pour créer un avantage compétitif, 2006 ; et Documents Communauté Cluster Nº 5 : Progrès de la stratégie Cluster de Medellín et Antioquia. 2009.Versions numériques disponibles sur www.camaramedellin.com

***

Par conséquent, il est compréhensible que certains s’interrogent, lors de chaque sommet de chefs d’État ou de gouvernement, sur la pertinence de leur maintien et leur participation, et actuellement, au sujet du Sommet des Amériques, événement du continent le plus largement couvert. Le débat est ouvert depuis plusieurs années sur l’opportunité d’inclure tous les pays de l’hémisphère lors de ces réunions et sans doute pourra-t-il se préciser peu à peu. Mais je tiens à souligner dans le présent document, que le Sommet des Amériques est précisément le seul mécanisme existant de dialogue multilatéral entre les Latino-américains, Caribéens, et les États-Unis et le Canada. Dans cette mesure, il est donc une source d’opportunités pour la négociation, le rapprochement de positions diverses et la recherche d’un consensus qui, de toute évidence, devrait avoir un complément bilatéral. Cela dit, sans ignorer que certains gouvernements accorderont plus d’importance à l’aspect bilatéral, compte tenu de leurs bonnes relations avec ces deux pays. Aucun mécanisme sous-régional ou régional (y compris la Communauté des pays latino-américains et caribéens d’Amérique -Celac-, qui nous regroupe presque tous, sans exception) ne peut se substituer au mécanisme du Sommet des Amériques. Et la meilleure preuve qu’ils peuvent être complémentaires nous est donnée par le rappel des débuts de ce processus, avec la préparation du premier Sommet des Amériques en 1994 dont nous pouvons, Latino-américains et Caribéens tirer une leçon d’une valeur extraordinaire : C’était la seconde quinzaine du mois d’août. Quelques semaines auparavant, le Brésil avait assuré le Secrétariat annuel pro-tempore du Groupe de * Diego Cardona est docteur en relations internationales. Professeur et chercheur. Ex secrétaire d’Etat aux Affaires étrangères de Colombie. Actuellement, membre du Centre pour la Réflexion Stratégique du ministère des Affaires étrangères de Colombie. 41


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Communauté cluster : part dans l’économie du département d’Antioquia Cluster

Energie électrique

N° entreprises 2010 (1)

Actifs (milliers de USD) (1)

Part du total d’Actifs (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

Construction

10.463

Tourisme d’affaires, foires et conventions Services médicaux et dentaires

Exportations 2010 (milliers de USD) (3)

Part du total d’exportations (%)

Part du PIB Antioquia (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

Sans information

2,6%

2.164

1.659

1,2%

0,4%

2,3%

Information and Communication Technologie

3.633

3.282

2,4%

SOUS-TOTAL

39.708

45.875

36%

Textiles, Confection, Couture et Mode

20

Sans information 834

17,7%

plus important, augmente l’investissement direct et la coopération internationale, ainsi que les relations consulaires bilatérales et multilatérales qui exigent une plus grand dynamique et une meilleure articulation dans les lignes de communication à partir de, et vers, la chancellerie colombienne, qui, dans le cas de Cartagena dispose d’un siège annexe qui, historiquement, a joué un rôle administratif plutôt que diplomatique et/ou protocolaire. Medellín, quant à elle, n’a pas

3,9%

3,5% 28,7%

* Sources : (1) Chambres de commerce de : Aburrá Sur, Medellín pour l’Antioquia et l’Oriente Antioqueño. (2) Calcul effectué à partir de l’information d’entreprises rénovées et enregistrées au 31 décembre 2010, fournie par les Chambres de commerce de : Aburrá Sur, Magdalena Medio et le Nordeste Antioqueño, Medellín pour l’Antioquia, l’Oriente Antioqueño, et l’Urabá. (3) DANE – Calculs de l’Unité de recherches économiques CCMA. (4) DANEComptes départementaux, 2009, sur la base 2005.

de siège annexe de la Chancellerie, mais est disposée, et à la hauteur des circonstances pour compter avec un outil fonctionnel qui facilite, promeuve et articule “In Situ” les relations internationales des divers secteurs productifs définis selon le schéma cluster. Pendant les années quatre-vingt la Chancellerie disposait également d’une annexe dans l’île de San Andrés pour améliorer le flux migratoire des étrangers vers la Colombie. Pour conclure, la décentralisation fonctionnelle de la Chancellerie mériterait réflexion pour étendre de manière directe la portée de la diplomatie colombienne là où s’écrit l’histoire productive du pays.

(1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl

Développement de nouveaux produits. Pour développer des produits 3. touristiques permanents qui puissent augmenter le flux de touristes nationaux et internationaux dans la ville – région et contribuer à attirer des événements”.

(8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012

Selon un document élaboré par la direction du cluster de tourisme , qui dépend directement de la Chambre de commerce de Medellín, le tourisme se définit comme:

La chancellerie du Palais San Carlos et en particulier la Direction générale du Protocole a joué un rôle important dans ces évolutions et son expérience est désormais reconnue dans l’organisation, la planification et la réalisation d’événements d’une dimension internationale. Néanmoins, il reste de nombreux paris pour favoriser de manière coordonnée l’impulsion de ces vitrines internationales.

“Une activité liée au développement économique, à l’innovation et à la technologie ; en particulier le tourisme d’affaires, foires et conventions (tourisme de groupe) fait référence aux voyages effectués pour raisons commerciales, professionnelles et autres liées aux thèmes du travail ; il se distingue d’autres formes de tourisme par sa haute spécialisation et son contexte de forte concurrence, ce qui, en fin de compte, stimule l’investissement, renforce les liens entre entrepreneurs et contribue à la régénération urbaine commerciale et ’environnementale et est complémentaire du tourisme traditionnel. Le pari du Cluster de Tourisme d’affaires, foires et conventions pour une ville – région comme destination de Réunions d’Affaires internationales, repose sur trois piliers principaux : Le savoir faire humain avec des compétences internationales pour 1. promouvoir des programmes de formation d’un profil international pour les acteurs de la chaîne touristique.. 40

(5) http://www.iacvb.org

Le cluster tourisme d’affaires, foires et conventions 11

Cela représente pour nos pays une moyenne annuelle de 5 à 15 réunions bilatérales et autant de sommets multilatéraux et de chefs d’État, sans oublier les réunions avec des acteurs extérieurs à la région, et d’innombrables réunions de chanceliers.

Un système de gestion de destinations pour favoriser l’accès à des mar2. chés nationaux et internationaux pour les entreprises du secteur au moyen de technologies d’information, connaissance et innovation, développement de nouveaux réseaux d’affaires et articulation de produits et services des fournisseurs de la chaîne touristique.

Le rôle de la Chancellerie colombienne

L’effort pourrait d’abord se concentrer à l’actualisation des normes qui régissent le protocole d’État (incluant les directives qui régulent le Protocole militaire) pour les ajuster à un monde globalisé et qui exige une modernisation tant qualitative que quantitative. Un autre effort important consiste à réunir les principaux acteurs du protocole d’État comme : Officiers du protocole, Presse et Sécurité de l’État, -qui très souvent, mettent en avant leurs intérêts et priorités entraînant une augmentation de la carte de risques- à seule fin d’unifier des critères et d’établir des codes communs qui permettent le développement professionnel de chacune de ses activités. “Sotto Voce”, le secteur privé des villes à vocation internationale a exprimé son intérêt de pouvoir compter avec la présence d’une Chancellerie décentralisée, car il est évident que chaque jour se développe un dialogue

Diego Cardona C.* Depuis quelques années, les citoyens de nos pays s’interrogent sur l’utilité des divers sommets qui se tiennent avec une fréquence accrue. Outre de nombreuses réunions bilatérales, les sommets sous-régionaux (Mercosur, Communauté andine, système de l’Amérique centrale, Sommets caribéens, Nafta) sans oublier les sommets régionaux plus larges (UNASUR, l’Amérique latine, l’Alliance du Pacifique, la Méso-Amérique l’Alba, la Celac, et bien sûr, le Sommet des Amériques).

(4) http://www.uia.org

Bien qu’elle se soit matérialisée dans une norme municipale, (ligne internationale nº 5) Medellín ne s’est pas contentée d’énoncer les prémisses mais a fait un réel effort pour convaincre et rassembler les secteurs universitaire, entrepreneurial et de l’État en un projet de ville – cluster qui a été avantageux pour plus de 20.000 entreprises de la ville – région, autour de six clusters spécifiques, à savoir : énergie électrique ; textiles, confection, couture et mode ; construction ; tourisme d’affaires, foires et conventions ; services médicaux et dentaires ; et enfin, technologie, information et communication (TIC).

Les Sommets des Amériques ne sont pas incompatibles avec d’autres sommets régionaux: l’expérience des débuts

(6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com

(9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012 (10) http://www.bogotacb.com (11) Chambre de commerce de Medellín pour l’Antioquia. Documents Communauté Clúster Nº 1 : Cluster, une stratégie pour créer un avantage compétitif, 2006 ; et Documents Communauté Cluster Nº 5 : Progrès de la stratégie Cluster de Medellín et Antioquia. 2009.Versions numériques disponibles sur www.camaramedellin.com

***

Par conséquent, il est compréhensible que certains s’interrogent, lors de chaque sommet de chefs d’État ou de gouvernement, sur la pertinence de leur maintien et leur participation, et actuellement, au sujet du Sommet des Amériques, événement du continent le plus largement couvert. Le débat est ouvert depuis plusieurs années sur l’opportunité d’inclure tous les pays de l’hémisphère lors de ces réunions et sans doute pourra-t-il se préciser peu à peu. Mais je tiens à souligner dans le présent document, que le Sommet des Amériques est précisément le seul mécanisme existant de dialogue multilatéral entre les Latino-américains, Caribéens, et les États-Unis et le Canada. Dans cette mesure, il est donc une source d’opportunités pour la négociation, le rapprochement de positions diverses et la recherche d’un consensus qui, de toute évidence, devrait avoir un complément bilatéral. Cela dit, sans ignorer que certains gouvernements accorderont plus d’importance à l’aspect bilatéral, compte tenu de leurs bonnes relations avec ces deux pays. Aucun mécanisme sous-régional ou régional (y compris la Communauté des pays latino-américains et caribéens d’Amérique -Celac-, qui nous regroupe presque tous, sans exception) ne peut se substituer au mécanisme du Sommet des Amériques. Et la meilleure preuve qu’ils peuvent être complémentaires nous est donnée par le rappel des débuts de ce processus, avec la préparation du premier Sommet des Amériques en 1994 dont nous pouvons, Latino-américains et Caribéens tirer une leçon d’une valeur extraordinaire : C’était la seconde quinzaine du mois d’août. Quelques semaines auparavant, le Brésil avait assuré le Secrétariat annuel pro-tempore du Groupe de * Diego Cardona est docteur en relations internationales. Professeur et chercheur. Ex secrétaire d’Etat aux Affaires étrangères de Colombie. Actuellement, membre du Centre pour la Réflexion Stratégique du ministère des Affaires étrangères de Colombie. 41


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Rio (G-Rio), regroupant alors la quasi totalité des pays d’Amérique latine auxquels s’étaient joints un représentant de l’Amérique centrale et un autre de la Caraïbe insulaire. Bien que la représentation de ces deux derniers n’avait pas été totale à niveau individuel, et que d’autres pays n’aient pas été membres du groupe, le fait est que le G-Rio a pris des initiatives importantes, depuis sa création dans les années quatre-vingt, après le processus de Contadora et jusqu’à la fin du siècle. Comme nous le savons, le G-Rio a été absorbé par la Celac, ce qui est une bonne chose. Dès la fin de ce mois d`Août et la première semaine de Septembre 1994, le gouvernement des États-Unis (administration Clinton) a déployé une importante activité diplomatique, avec visites de plusieurs responsables de dix pays latino-américains, et des contacts dans le reste le continent, pour envisager la possibilité d’un sommet inter-américain. Ils proposaient que Miami, ville des Caraïbes, en soit le siège. Et on a commencé à parler de la première semaine de Décembre, comme période idéale pour cette réunion. Évidemment, dans certaines chancelleries et pour certains chefs d’État, le sujet semblait être intéressant, bien que tous s’interrogeassent sur les objectifs d’une telle réunion au-delà de la photo officielle et des actes protocolaires d’usage. Pour quelques-uns, il était évident qu’il s’agissait d’une bonne occasion de contact pour prévoir d’éventuelles réunions bilatérales (ce qui est très utile et commun à tous les sommets multilatéraux du monde). Pour d’autres, c’était l’occasion d’aborder quelques sujets qui pourraient présenter quelque intérêt pour leurs pays respectifs. Pour les chancelleries, c’était un défi important. Pour le Groupe de Rio, il s’agissait d’une occasion d’envisager des positions communes –dans la mesure où cela serait possible en si peu de temps, face aux membres états-uniens. Le fait est que, lors de la réunion présidentielle du Groupe de Rio, en Septembre, qui par hasard, s’est tenue à Rio de Janeiro, sous la présidence du Brésil, les pays du Groupe ont décidé de relever le défi d’assurer le succès du Sommet des Amériques, à la condition qu’ils puissent mettre en place des mécanismes leur permettant de définir des positions claires et unifiées. Des instructions claires ont été adressées aux chanceliers et coordinateurs nationaux du Groupe, pour déployer tous les efforts possibles en vue de la réalisation de cet objectif. Ainsi, de septembre à novembre, sept rencontres des coordonnateurs nationaux et deux réunions de chanceliers ont été organisées pour avancer sur des positions communes. En outre, cinq séances de travail des 34 délégations engagées à la participation de ce sommet sont venues s’y intercaler Pour l’histoire de la diplomatie de notre pays trois questions centrales méritent d’être soulignées :

Premièrement: La proposition des États-Unis d’accueillir le Sommet des Amériques a été acceptée à la condition qu’il y ait un agenda thématique important, et que la réunion ne soit pas seulement une réunion plus ou moins protocolaire de chefs d’Etat et de Gouvernement. À ce sujet, aux Etats-Unis, des organismes gouvernementaux, des ONG et des membres de la société civile avaient été consultés. La somme des idées particulières, et donc non systématiques, compte tenu du peu de temps disponible, constituaient le noyau de leur proposition thématique. Vers le mois de Novembre ce Sommet a éveillé l’intérêt du Canada. Le Groupe de Rio, quant à lui avait, dès la fin octobre, avait des propositions pour faire une déclaration de principes et un plan d’action avec un peu plus d’une dizaine de thèmes concrets. En même temps, courant novembre, c’est-à-dire à moins d’un mois après le Sommet deux documents étaient sur la table : le premier présenté par les 42

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Etats-Unis avec quelques initiatives canadiennes, et un autre par le Groupe de Rio. Après de longues discussions, parfois stériles, et avoir peu progressé sur les accords, la délégation de Colombie a fait considérer qu’il était probablement nécessaire avant tout de clarifier le problème de l’approche méthodologique des négociateurs, et par conséquent des diverses manières culturelles d’approcher la réalité : les diplomates états-uniens et canadiens avaient procédé d’une manière inductive, partant d’initiatives particulières avant d’élaborer leur proposition générale tandis que les membres du GRio, dans leur majorité, avaient une approche déductive, c’est-à-dire qu’ils préféraient d’abord discuter de la conception générale et de l’approche méthodologique, avant d’entrer dans les détails particuliers. Mais il était clair que tout le monde voulait un sommet avec des thèmes intéressants et des tâches à venir. Une fois cette question déblayée, les discussions ont pu avancer -sauf sur un point que nous verrons plus loin- avec quelques accrochages.

Deuxièmement: La stratégie de négociation des Latino-américains et Caribéens. Comme il a été mentionné, le Groupe de Rio a accepté de soutenir l’initiative, mais tout en soulignant la nécessité de définir des positions communes. Chacun des thèmes de négociation des 34 pays participants était précédé de réunions exhaustives du G-Rio. Sur les 23 thèmes du premier Sommet des Amériques, il faut souligner que les pays du G-Rio ont agi d’un commun accord pour la totalité de l’agenda. Cela impliquait d’avoir des positions claires et préalablement concertées et, en particulier, un rapporteur clairement défini. Lors des réunions du G-Rio, un mandat été accordé pour que le Secrétariat pro-tempore (en l’occurrence le Brésil) expose la position sur laquelle les membres s’étaient mis d’accord, après quoi les pays qui le désiraient pouvaient intervenir. Comme les positions avait été préalablement convenues par le Groupe, il n’y avait pas la moindre note discordante, même si parfois les débats au sein du Groupe de Rio ont été agités. Cela signifie que le porte-parole du G-Rio a présenté un point de vue unifié résultat d’une coordination parfaite. Cela a été possible grâce à des consultations permanentes des coordinateurs nationaux avec leurs chanceliers et de ceux-ci avec leurs chefs d’Etat, lesquels ont maintenu un haut niveau de dialogue permanent tout au long du processus de négociation. Les trois derniers jours et nuits de novembre, soit une semaine avant le Sommet, s’est tenue une fructueuse réunion de tous les négociateurs et de leurs équipes à Airlie House, dans l’état de Virginie, à l’issue de laquelle un document consolidé a été établi, auquel ont souscrit, grosso modo, les chefs d’État et de gouvernement présents au Sommet. La seule question sur laquelle il n’a pas été possible d’avancer fut celle liée aux drogues et délits connexes. Le problème venait de ce que la délégation des États-Unis le présentait comme un problème ne découlant que de l’existence de la production et des cartels. Les pays latino-américains ont adopté une position claire sur le sujet : il fallait une vision équilibrée qui aborderait la question en incluant tous les maillons de la chaîne, y compris la consommation, le blanchiment d’argent, le problème de l’absence de contrôle sur les envois par les pays développés de produits chimiques et la question sérieuse de la fourniture des armes qui terminaient aux mains d’organisations criminelles. Après des discussions difficiles et des interventions claires des présidents andins, on est parvenu à la conclusion que la question devrait être plus globale et complète, au sein de la Commission interaméricaine de l’abus des

drogues (Cicad) de l’ OEA. Ce qui s’est fait, et un an et demi plus tard, dans la Cicad, après sept sessions de travail, serait souscrite une Stratégie antidrogue des Amériques, premier document dans la diplomatie mondiale, abordant la question complexe dans son intégralité, incluant tous maillons de la chaîne. Ce débat a été un apport important dans la mesure où, par la suite, les accusations unilatérales simplistes selon lesquelles l’unique responsabilité relevait « de l’autre », et les positions ont été plus nuancées. A partir de ces discussions, les Latino-américains sont parvenus à convaincre l’Union européenne de signer un accord, lors d’une réunion bi-régionale restée célèbre des ministres des Affaires étrangères à Cochabamba (1996), et qui fut la première instance multilatérale à accepter la validité du principe de co-responsabilité sur le sujet. Cet accord, à son tour, a ouvert l’espace pour porter la question, quelques mois plus tard, à une session extraordinaire ultérieure de l’Assemblée générale des Nations Unies.

Pour conclure, il n’y a pas de raison pour qu’il y ait incompatibilité entre le Sommet des Amériques et les sommets régionaux et sous-régionaux, étant donné que c’est le seul mécanisme multilatéral général dont nous disposions pour un débat avec les États-Unis et le Canada au niveau des chefs d’État et de gouvernement. Il n’existe aucune incompatibilité particulière entre ces sommets et ceux de la Celac. Au contraire, si à la Celac et dans d’autres groupements (sous-régionaux, par exemple) ont été mis en place des mécanismes de consensus suffisamment clairs, selon le thème abordé, ces consensus peuvent être portés de manière créative aux pourparlers avec les États-Unis et le Canada. L’exemple de l’action exemplaire du G-Rio lors du premier Sommet des Amériques, pourrait servir d’exemple pour la diplomatie de l’Amérique latine et des Caraïbes de l’avenir proche.

Troisièmement: La question paradoxale du commerce. Les pays latino-américains et les Caraïbes semblaient d’accord à l’époque, sur le fait qu’il était nécessaire d’impliquer les Etats-Unis par un accès au commerce ouvert et stable, par le biais d’un accord, de préférence multilatéral. L’administration Clinton s’y est résolue au Sommet des Amériques, un mois après avoir promis, pour 2025, une zone de libre-échange dans la région du Pacifique ; à cette époque, les pays latino-américains et les Caraïbes souhaitaient un accord identique, mais le plus rapidement possible tandis que la délégation des États-Unis déclarait que serait possible, mais pas avant 2020. Puis, grâce à la médiation du délégué présidentiel Thomas McLarthy Jr., qui avait reçu des instructions précises du président Clinton, pour assurer le succès du sommet, les autorités commerciales de ce pays, firent des propositions qui auraient reporté le processus jusqu’en 2015. Les Latino-américains ont exprimé leur profonde déception, et on a même entendu des délégués, sur instruction présidentielle, déclarer que leurs pays ne voyaient aucun intérêt à un sommet dont le sujet du commerce serait exclu.

***

L’intérêt de ce processus réside en ce que, pour des raisons compréhensibles, les positions ont évolué au cours des deux années suivantes : la position des Etats-Unis a changé et alors qu’ils voulaient d’abord évacuer la question de cette procédure ils en sont venus à soutenir le libre-échange dans les Amériques (comme l’avait fait Bush père) et a prévoir qu’il devrait être assuré dans quelques années. De leur côté, plusieurs Latino-américains, à commencer par le Brésil, chef de file visible d’alors du G-Rio, en sont venus à promouvoir un accord commercial des Amériques, espérons-le à court terme, et à des positions prudentes et parfois même protectionnistes, étant donné les timides progrès des négociations de l’Organisation mondiale du commerce (OMC). Pour quelques gouvernements sud-américains il était préférable de consolider le niveau régional, comme un meilleur mécanisme de négociation avant de pouvoir s’orienter vers des espaces plus vastes, voire continentaux. Le changement des positions sur le commerce, fut évident lors du troisième sommet. Depuis lors, certains pays ont avancé par des accords bilatéraux de libre-échange, et même, dans plusieurs cas, avec de nombreux acteurs extra-régionaux. D’autres, par des accords commerciaux réciproques divers. Quelques pays ont été prudents et parfois même opposés à ces accords. Pour cela, sans doute, il a été pertinent de travailler sur des thèmes autres que celui du commerce et à propos desquels il était possible de parvenir à des consensus importants et concrets.

43


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Rio (G-Rio), regroupant alors la quasi totalité des pays d’Amérique latine auxquels s’étaient joints un représentant de l’Amérique centrale et un autre de la Caraïbe insulaire. Bien que la représentation de ces deux derniers n’avait pas été totale à niveau individuel, et que d’autres pays n’aient pas été membres du groupe, le fait est que le G-Rio a pris des initiatives importantes, depuis sa création dans les années quatre-vingt, après le processus de Contadora et jusqu’à la fin du siècle. Comme nous le savons, le G-Rio a été absorbé par la Celac, ce qui est une bonne chose. Dès la fin de ce mois d`Août et la première semaine de Septembre 1994, le gouvernement des États-Unis (administration Clinton) a déployé une importante activité diplomatique, avec visites de plusieurs responsables de dix pays latino-américains, et des contacts dans le reste le continent, pour envisager la possibilité d’un sommet inter-américain. Ils proposaient que Miami, ville des Caraïbes, en soit le siège. Et on a commencé à parler de la première semaine de Décembre, comme période idéale pour cette réunion. Évidemment, dans certaines chancelleries et pour certains chefs d’État, le sujet semblait être intéressant, bien que tous s’interrogeassent sur les objectifs d’une telle réunion au-delà de la photo officielle et des actes protocolaires d’usage. Pour quelques-uns, il était évident qu’il s’agissait d’une bonne occasion de contact pour prévoir d’éventuelles réunions bilatérales (ce qui est très utile et commun à tous les sommets multilatéraux du monde). Pour d’autres, c’était l’occasion d’aborder quelques sujets qui pourraient présenter quelque intérêt pour leurs pays respectifs. Pour les chancelleries, c’était un défi important. Pour le Groupe de Rio, il s’agissait d’une occasion d’envisager des positions communes –dans la mesure où cela serait possible en si peu de temps, face aux membres états-uniens. Le fait est que, lors de la réunion présidentielle du Groupe de Rio, en Septembre, qui par hasard, s’est tenue à Rio de Janeiro, sous la présidence du Brésil, les pays du Groupe ont décidé de relever le défi d’assurer le succès du Sommet des Amériques, à la condition qu’ils puissent mettre en place des mécanismes leur permettant de définir des positions claires et unifiées. Des instructions claires ont été adressées aux chanceliers et coordinateurs nationaux du Groupe, pour déployer tous les efforts possibles en vue de la réalisation de cet objectif. Ainsi, de septembre à novembre, sept rencontres des coordonnateurs nationaux et deux réunions de chanceliers ont été organisées pour avancer sur des positions communes. En outre, cinq séances de travail des 34 délégations engagées à la participation de ce sommet sont venues s’y intercaler Pour l’histoire de la diplomatie de notre pays trois questions centrales méritent d’être soulignées :

Premièrement: La proposition des États-Unis d’accueillir le Sommet des Amériques a été acceptée à la condition qu’il y ait un agenda thématique important, et que la réunion ne soit pas seulement une réunion plus ou moins protocolaire de chefs d’Etat et de Gouvernement. À ce sujet, aux Etats-Unis, des organismes gouvernementaux, des ONG et des membres de la société civile avaient été consultés. La somme des idées particulières, et donc non systématiques, compte tenu du peu de temps disponible, constituaient le noyau de leur proposition thématique. Vers le mois de Novembre ce Sommet a éveillé l’intérêt du Canada. Le Groupe de Rio, quant à lui avait, dès la fin octobre, avait des propositions pour faire une déclaration de principes et un plan d’action avec un peu plus d’une dizaine de thèmes concrets. En même temps, courant novembre, c’est-à-dire à moins d’un mois après le Sommet deux documents étaient sur la table : le premier présenté par les 42

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Etats-Unis avec quelques initiatives canadiennes, et un autre par le Groupe de Rio. Après de longues discussions, parfois stériles, et avoir peu progressé sur les accords, la délégation de Colombie a fait considérer qu’il était probablement nécessaire avant tout de clarifier le problème de l’approche méthodologique des négociateurs, et par conséquent des diverses manières culturelles d’approcher la réalité : les diplomates états-uniens et canadiens avaient procédé d’une manière inductive, partant d’initiatives particulières avant d’élaborer leur proposition générale tandis que les membres du GRio, dans leur majorité, avaient une approche déductive, c’est-à-dire qu’ils préféraient d’abord discuter de la conception générale et de l’approche méthodologique, avant d’entrer dans les détails particuliers. Mais il était clair que tout le monde voulait un sommet avec des thèmes intéressants et des tâches à venir. Une fois cette question déblayée, les discussions ont pu avancer -sauf sur un point que nous verrons plus loin- avec quelques accrochages.

Deuxièmement: La stratégie de négociation des Latino-américains et Caribéens. Comme il a été mentionné, le Groupe de Rio a accepté de soutenir l’initiative, mais tout en soulignant la nécessité de définir des positions communes. Chacun des thèmes de négociation des 34 pays participants était précédé de réunions exhaustives du G-Rio. Sur les 23 thèmes du premier Sommet des Amériques, il faut souligner que les pays du G-Rio ont agi d’un commun accord pour la totalité de l’agenda. Cela impliquait d’avoir des positions claires et préalablement concertées et, en particulier, un rapporteur clairement défini. Lors des réunions du G-Rio, un mandat été accordé pour que le Secrétariat pro-tempore (en l’occurrence le Brésil) expose la position sur laquelle les membres s’étaient mis d’accord, après quoi les pays qui le désiraient pouvaient intervenir. Comme les positions avait été préalablement convenues par le Groupe, il n’y avait pas la moindre note discordante, même si parfois les débats au sein du Groupe de Rio ont été agités. Cela signifie que le porte-parole du G-Rio a présenté un point de vue unifié résultat d’une coordination parfaite. Cela a été possible grâce à des consultations permanentes des coordinateurs nationaux avec leurs chanceliers et de ceux-ci avec leurs chefs d’Etat, lesquels ont maintenu un haut niveau de dialogue permanent tout au long du processus de négociation. Les trois derniers jours et nuits de novembre, soit une semaine avant le Sommet, s’est tenue une fructueuse réunion de tous les négociateurs et de leurs équipes à Airlie House, dans l’état de Virginie, à l’issue de laquelle un document consolidé a été établi, auquel ont souscrit, grosso modo, les chefs d’État et de gouvernement présents au Sommet. La seule question sur laquelle il n’a pas été possible d’avancer fut celle liée aux drogues et délits connexes. Le problème venait de ce que la délégation des États-Unis le présentait comme un problème ne découlant que de l’existence de la production et des cartels. Les pays latino-américains ont adopté une position claire sur le sujet : il fallait une vision équilibrée qui aborderait la question en incluant tous les maillons de la chaîne, y compris la consommation, le blanchiment d’argent, le problème de l’absence de contrôle sur les envois par les pays développés de produits chimiques et la question sérieuse de la fourniture des armes qui terminaient aux mains d’organisations criminelles. Après des discussions difficiles et des interventions claires des présidents andins, on est parvenu à la conclusion que la question devrait être plus globale et complète, au sein de la Commission interaméricaine de l’abus des

drogues (Cicad) de l’ OEA. Ce qui s’est fait, et un an et demi plus tard, dans la Cicad, après sept sessions de travail, serait souscrite une Stratégie antidrogue des Amériques, premier document dans la diplomatie mondiale, abordant la question complexe dans son intégralité, incluant tous maillons de la chaîne. Ce débat a été un apport important dans la mesure où, par la suite, les accusations unilatérales simplistes selon lesquelles l’unique responsabilité relevait « de l’autre », et les positions ont été plus nuancées. A partir de ces discussions, les Latino-américains sont parvenus à convaincre l’Union européenne de signer un accord, lors d’une réunion bi-régionale restée célèbre des ministres des Affaires étrangères à Cochabamba (1996), et qui fut la première instance multilatérale à accepter la validité du principe de co-responsabilité sur le sujet. Cet accord, à son tour, a ouvert l’espace pour porter la question, quelques mois plus tard, à une session extraordinaire ultérieure de l’Assemblée générale des Nations Unies.

Pour conclure, il n’y a pas de raison pour qu’il y ait incompatibilité entre le Sommet des Amériques et les sommets régionaux et sous-régionaux, étant donné que c’est le seul mécanisme multilatéral général dont nous disposions pour un débat avec les États-Unis et le Canada au niveau des chefs d’État et de gouvernement. Il n’existe aucune incompatibilité particulière entre ces sommets et ceux de la Celac. Au contraire, si à la Celac et dans d’autres groupements (sous-régionaux, par exemple) ont été mis en place des mécanismes de consensus suffisamment clairs, selon le thème abordé, ces consensus peuvent être portés de manière créative aux pourparlers avec les États-Unis et le Canada. L’exemple de l’action exemplaire du G-Rio lors du premier Sommet des Amériques, pourrait servir d’exemple pour la diplomatie de l’Amérique latine et des Caraïbes de l’avenir proche.

Troisièmement: La question paradoxale du commerce. Les pays latino-américains et les Caraïbes semblaient d’accord à l’époque, sur le fait qu’il était nécessaire d’impliquer les Etats-Unis par un accès au commerce ouvert et stable, par le biais d’un accord, de préférence multilatéral. L’administration Clinton s’y est résolue au Sommet des Amériques, un mois après avoir promis, pour 2025, une zone de libre-échange dans la région du Pacifique ; à cette époque, les pays latino-américains et les Caraïbes souhaitaient un accord identique, mais le plus rapidement possible tandis que la délégation des États-Unis déclarait que serait possible, mais pas avant 2020. Puis, grâce à la médiation du délégué présidentiel Thomas McLarthy Jr., qui avait reçu des instructions précises du président Clinton, pour assurer le succès du sommet, les autorités commerciales de ce pays, firent des propositions qui auraient reporté le processus jusqu’en 2015. Les Latino-américains ont exprimé leur profonde déception, et on a même entendu des délégués, sur instruction présidentielle, déclarer que leurs pays ne voyaient aucun intérêt à un sommet dont le sujet du commerce serait exclu.

***

L’intérêt de ce processus réside en ce que, pour des raisons compréhensibles, les positions ont évolué au cours des deux années suivantes : la position des Etats-Unis a changé et alors qu’ils voulaient d’abord évacuer la question de cette procédure ils en sont venus à soutenir le libre-échange dans les Amériques (comme l’avait fait Bush père) et a prévoir qu’il devrait être assuré dans quelques années. De leur côté, plusieurs Latino-américains, à commencer par le Brésil, chef de file visible d’alors du G-Rio, en sont venus à promouvoir un accord commercial des Amériques, espérons-le à court terme, et à des positions prudentes et parfois même protectionnistes, étant donné les timides progrès des négociations de l’Organisation mondiale du commerce (OMC). Pour quelques gouvernements sud-américains il était préférable de consolider le niveau régional, comme un meilleur mécanisme de négociation avant de pouvoir s’orienter vers des espaces plus vastes, voire continentaux. Le changement des positions sur le commerce, fut évident lors du troisième sommet. Depuis lors, certains pays ont avancé par des accords bilatéraux de libre-échange, et même, dans plusieurs cas, avec de nombreux acteurs extra-régionaux. D’autres, par des accords commerciaux réciproques divers. Quelques pays ont été prudents et parfois même opposés à ces accords. Pour cela, sans doute, il a été pertinent de travailler sur des thèmes autres que celui du commerce et à propos desquels il était possible de parvenir à des consensus importants et concrets.

43


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

version

portugaise A Sexta Cúpula das Américas: cooperação interamericana por meio de alianças.................................................................... 45 Colômbia, Presidente daVI Cúpula das Américas .................................. 48 O Protocolo de Estado como ferramenta de apoio para a articulação e para o desenvolvimento de processos institucionais, convencionais e empresariais........................................................... 50 As Cúpulas das Américas não são incompatíveis com outras Cúpulas regionais: a experiência dos inícios................................................... 52

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Cumprimentos da Ministra das Relações Exteriores da Colômbia

A Sexta Cúpula das Américas: cooperação interamericana por meio de alianças*

A poucas semanas da celebração da VI Cúpula das Américas na cidade de Cartagena de Indias, a Colômbia faz os seus melhores esforços na preparação dos últimos detalhes do maior evento internacional realizado no seu território nos últimos anos.

José Miguel Insulza

Os Chefes de Estado e de Governo das Américas se reunirão nos dias 14 e 15 de abril para analisar os desafios e situações que mais interessam ao hemisfério e debater sobre os temas escolhidos para a VI Cúpula das Américas. A Colômbia se propôs celebrar uma Cúpula com resultados concretos e, com este objetivo em mente, colocou à consideração dos países membros do Processo de Cúpulas das Américas uma agenda voltada a promover a integração do continente a partir da infraestrutura e da efetiva e eficiente utilização das tecnologias, e a definir ações e estratégias para oferecer melhores níveis de bem-estar e segurança aos cidadãos das Américas. Este duplo propósito está condensado no lema escolhido para a Cúpula de Cartagena: “Conectando as Américas: Sócios para a Prosperidade”. O encontro de Presidentes e Primeiros Ministros, em Cartagena de Indias, oferece, igualmente, uma oportunidade única para que as nações americanas enviem uma mensagem ao mundo que apresente o hemisfério como um território de oportunidades, com grandes fortalezas, e com um potencial que torne as Américas um fator ineludível de poder econômico e político no cenário internacional. Cumprimento e dou as mais cordiais boas-vindas à Colômbia às senhoras e senhores Chefes de Estado e de Governo das Américas. Desejo a eles, a todas as delegações dos países e organizações internacionais participantes, às suas comitivas, aos representantes dos diferentes setores da sociedade civil e àqueles que nos visitarem por ocasião da VI Cúpula das Américas, uma grata estadia em Cartagena de Indias e desejo os meus melhores votos porque os resultados deste importante encontro hemisférico contribuam para a prosperidade e para o desenvolvimento integral dos povos das Américas.

María Ángela Holguín

Secretário-geral, Organização dos Estados Americanos

Quando os Chefes de Estado e de Governo das Américas se reunirem em Cartagena de Indias, Colômbia, em abril de 2012, para a Sexta Cúpula das Américas, considerarão o significativo processo de evolução socioeconômica e política pelo qual atravessa o hemisfério e suas perspectivas para o futuro. Os níveis de pobreza estão em descenso, os cidadãos participam ativamente do cenário político, os países avançam na consolidação da democracia, e os grupos sub-regionais ampliam o diálogo interamericano. Por isso, poderia dizer-se que o tema da Cúpula, “Conectando as Américas: sócios para a prosperidade”, faz referência ao otimismo, assim como à dinâmica inter-Americana de mudança que está enfatizada na cooperação e nas alianças. As Cúpulas costumam ter objetivos ambiciosos que são objeto de duras críticas se não se produzirem resultados rapidamente. Contudo, a realidade é que o sucesso da Cúpula torna-se palpável meses ou anos mais tarde, quando se pode fazer uma análise objetiva de seus resultados. Dezoito anos de Cúpulas interamericanas proporcionam material suficiente para a reflexão e a análise.

As Cúpulas e seu impacto Apesar dos desafios que a região continua enfrentando, é inegável que tem havido avanços significativos desde que o Presidente dos Estados Unidos da América, Bill Clinton, convocou a Primeira Cúpula das Américas realizada em Miami em 1994. O ímpeto que despertou esse encontro e as subsequentes reuniões de Chefes de Estado e de Governo continua desempenhando um papel importante, ainda que talvez subavaliado, nos assuntos políticos da região. Muitas iniciativas interamericanas de sucesso e ainda em processo têm sua origem em deliberações da Cúpula, mesmo que as mesmas não sejam amplamente conhecidas. Entre elas, cabe mencionar as seguintes:

Foto: Jean Carneiro. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/jpaulocv

• A Carta Democrática Interamericana, aprovada pela Assembleia Geral da OEA em um período extraordinário de sessões celebrado em Lima, Peru, em 2001, surgiu de um mandato da Terceira Cúpula em Quebec. A Carta Democrática se converteu em um valioso instrumento para a salvaguarda e consolidação da democracia na região. A proposta e aprovação desse instrumento foi uma proeza e, “apesar de sua complexidade, tem o enorme mérito de ter sido aprovada por consenso, sem reservas, nem notas de rodapé” 2. • Poderia dizer-se que a ênfase que se deu ao comércio na Cúpula de Miami, em 1994, reiterado na Segunda Cúpula das Américas – realizada em Santiago, Chile, em 1998 –, deu lugar ao aumento no número de tratados de livre comércio (TLC) bilaterais e regionais: de somente dois que existiam em 19943, até a presente data, assinaram-se 75, dos quais 64 já estão em vigor. • Em data mais recente, a Cúpula de 2009, em Porto Espanha, criou as condições para o lançamento da Rede Interamericana de Proteção Social (IASP por suas siglas em inglês) e da Aliança de Energia e Clima das Américas (ECPA por suas siglas em inglês). Ambas as iniciativas continuam crescendo – testemunha de sua importância e impacto – e desfrutam da participação de muitos países e do apoio de diversos organismos interamericanos e internacionais do Grupo de Trabalho Conjunto de Cúpulas (GTCC)4. Todas essas iniciativas têm sido fatores de mudança ao estarem orientadas à busca de soluções para os problemas que enfrentam e preocupam os líderes e cidadãos do hemisfério. Ainda que tenha havido melhorias significativas, a região ainda enfrenta grandes desafios. A desigualdade continua sendo um grande motivo de preocupação, apesar de a pobreza ter reduzido 15% entre 2002 e 2011. O acesso desigual à tecnologia contribui para a marginalização de amplos setores da população. A delinquência e a violência assediam muitos países, pondo em perigo a segurança pública e “afetam[ndo]... o desenvolvimento social, econômico e político de nossas sociedades”5. As redes de delinquência organizada transnacional constituem uma ameaça para a governabilidade e a ordem social, além de que afetam o Estado de direito. Os desastres naturais parecem aumentar e seus efeitos são maiores também devido a uma série de fatores climáticos assim como de infraestrutura, urbanização e concentração da população, entre outros.

Temas de interesse para a Sexta Cúpula

• Como comunidade de nações, na Primeira Cúpula, os países expressaram sua preocupação e fizeram um chamado para combater conjuntamente a ameaça do terrorismo. Logo após, levaram a cabo uma série de reuniões especializadas sobre a luta contra o terrorismo que culminaram com a aprovação do “Compromisso de Mar del Plata”, no qual se determinou o estabelecimento do Comitê Interamericano contra o Terrorismo (CICTE) no âmbito da Organização de Estados Americanos. O CICTE continua desempenhando um papel importante na promoção da cooperação regional e internacional na luta contra o terrorismo.

Diante desse panorama de conquistas e desafios, o tema “aliança para a prosperidade”, que se escolheu para a Sexta Cúpula, tem ressonância particular no século XXI para todos os países do hemisfério.

Em 1998, a Cúpula de Santiago determinou as bases para a criação • do que se converteria em um importante instrumento para definir a estraté-

A decisão dos Estados-membros de centrar sua atenção nessas quatro temáticas é um reconhecimento implícito que, ainda com evidentes diferenças em tamanho e desenvolvimento econômico, esses temas apresentam desafios comuns cujos efeitos transcendem fronteiras. Os temas

* Traduzido ao português por Roanita Dalpiaz – roanitad@yahoo.com.br 44

gia antidrogas: o Mecanismo de Avaliação Multilateral (MEM)1. O processo de avaliação multilateral e multidisciplinar que se realiza através do MEM é uma análise objetiva que permite formular recomendações aos Estados-membros para melhorar o controle do tráfico e abuso de drogas e para reforçar a cooperação multilateral.

A Sexta Cúpula das Américas será a primeira em chamar a atenção sobre os mecanismos conjuntos de integração física e cooperação regional como meio para atingir maiores níveis de desenvolvimento e para superar os desafios que enfrenta o hemisfério em matéria de desastres naturais, pobreza e desigualdade, acesso à tecnologia e segurança cidadã.

45


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

version

portugaise A Sexta Cúpula das Américas: cooperação interamericana por meio de alianças.................................................................... 45 Colômbia, Presidente daVI Cúpula das Américas .................................. 48 O Protocolo de Estado como ferramenta de apoio para a articulação e para o desenvolvimento de processos institucionais, convencionais e empresariais........................................................... 50 As Cúpulas das Américas não são incompatíveis com outras Cúpulas regionais: a experiência dos inícios................................................... 52

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Cumprimentos da Ministra das Relações Exteriores da Colômbia

A Sexta Cúpula das Américas: cooperação interamericana por meio de alianças*

A poucas semanas da celebração da VI Cúpula das Américas na cidade de Cartagena de Indias, a Colômbia faz os seus melhores esforços na preparação dos últimos detalhes do maior evento internacional realizado no seu território nos últimos anos.

José Miguel Insulza

Os Chefes de Estado e de Governo das Américas se reunirão nos dias 14 e 15 de abril para analisar os desafios e situações que mais interessam ao hemisfério e debater sobre os temas escolhidos para a VI Cúpula das Américas. A Colômbia se propôs celebrar uma Cúpula com resultados concretos e, com este objetivo em mente, colocou à consideração dos países membros do Processo de Cúpulas das Américas uma agenda voltada a promover a integração do continente a partir da infraestrutura e da efetiva e eficiente utilização das tecnologias, e a definir ações e estratégias para oferecer melhores níveis de bem-estar e segurança aos cidadãos das Américas. Este duplo propósito está condensado no lema escolhido para a Cúpula de Cartagena: “Conectando as Américas: Sócios para a Prosperidade”. O encontro de Presidentes e Primeiros Ministros, em Cartagena de Indias, oferece, igualmente, uma oportunidade única para que as nações americanas enviem uma mensagem ao mundo que apresente o hemisfério como um território de oportunidades, com grandes fortalezas, e com um potencial que torne as Américas um fator ineludível de poder econômico e político no cenário internacional. Cumprimento e dou as mais cordiais boas-vindas à Colômbia às senhoras e senhores Chefes de Estado e de Governo das Américas. Desejo a eles, a todas as delegações dos países e organizações internacionais participantes, às suas comitivas, aos representantes dos diferentes setores da sociedade civil e àqueles que nos visitarem por ocasião da VI Cúpula das Américas, uma grata estadia em Cartagena de Indias e desejo os meus melhores votos porque os resultados deste importante encontro hemisférico contribuam para a prosperidade e para o desenvolvimento integral dos povos das Américas.

María Ángela Holguín

Secretário-geral, Organização dos Estados Americanos

Quando os Chefes de Estado e de Governo das Américas se reunirem em Cartagena de Indias, Colômbia, em abril de 2012, para a Sexta Cúpula das Américas, considerarão o significativo processo de evolução socioeconômica e política pelo qual atravessa o hemisfério e suas perspectivas para o futuro. Os níveis de pobreza estão em descenso, os cidadãos participam ativamente do cenário político, os países avançam na consolidação da democracia, e os grupos sub-regionais ampliam o diálogo interamericano. Por isso, poderia dizer-se que o tema da Cúpula, “Conectando as Américas: sócios para a prosperidade”, faz referência ao otimismo, assim como à dinâmica inter-Americana de mudança que está enfatizada na cooperação e nas alianças. As Cúpulas costumam ter objetivos ambiciosos que são objeto de duras críticas se não se produzirem resultados rapidamente. Contudo, a realidade é que o sucesso da Cúpula torna-se palpável meses ou anos mais tarde, quando se pode fazer uma análise objetiva de seus resultados. Dezoito anos de Cúpulas interamericanas proporcionam material suficiente para a reflexão e a análise.

As Cúpulas e seu impacto Apesar dos desafios que a região continua enfrentando, é inegável que tem havido avanços significativos desde que o Presidente dos Estados Unidos da América, Bill Clinton, convocou a Primeira Cúpula das Américas realizada em Miami em 1994. O ímpeto que despertou esse encontro e as subsequentes reuniões de Chefes de Estado e de Governo continua desempenhando um papel importante, ainda que talvez subavaliado, nos assuntos políticos da região. Muitas iniciativas interamericanas de sucesso e ainda em processo têm sua origem em deliberações da Cúpula, mesmo que as mesmas não sejam amplamente conhecidas. Entre elas, cabe mencionar as seguintes:

Foto: Jean Carneiro. Fuente: http://www.sxc.hu/profile/jpaulocv

• A Carta Democrática Interamericana, aprovada pela Assembleia Geral da OEA em um período extraordinário de sessões celebrado em Lima, Peru, em 2001, surgiu de um mandato da Terceira Cúpula em Quebec. A Carta Democrática se converteu em um valioso instrumento para a salvaguarda e consolidação da democracia na região. A proposta e aprovação desse instrumento foi uma proeza e, “apesar de sua complexidade, tem o enorme mérito de ter sido aprovada por consenso, sem reservas, nem notas de rodapé” 2. • Poderia dizer-se que a ênfase que se deu ao comércio na Cúpula de Miami, em 1994, reiterado na Segunda Cúpula das Américas – realizada em Santiago, Chile, em 1998 –, deu lugar ao aumento no número de tratados de livre comércio (TLC) bilaterais e regionais: de somente dois que existiam em 19943, até a presente data, assinaram-se 75, dos quais 64 já estão em vigor. • Em data mais recente, a Cúpula de 2009, em Porto Espanha, criou as condições para o lançamento da Rede Interamericana de Proteção Social (IASP por suas siglas em inglês) e da Aliança de Energia e Clima das Américas (ECPA por suas siglas em inglês). Ambas as iniciativas continuam crescendo – testemunha de sua importância e impacto – e desfrutam da participação de muitos países e do apoio de diversos organismos interamericanos e internacionais do Grupo de Trabalho Conjunto de Cúpulas (GTCC)4. Todas essas iniciativas têm sido fatores de mudança ao estarem orientadas à busca de soluções para os problemas que enfrentam e preocupam os líderes e cidadãos do hemisfério. Ainda que tenha havido melhorias significativas, a região ainda enfrenta grandes desafios. A desigualdade continua sendo um grande motivo de preocupação, apesar de a pobreza ter reduzido 15% entre 2002 e 2011. O acesso desigual à tecnologia contribui para a marginalização de amplos setores da população. A delinquência e a violência assediam muitos países, pondo em perigo a segurança pública e “afetam[ndo]... o desenvolvimento social, econômico e político de nossas sociedades”5. As redes de delinquência organizada transnacional constituem uma ameaça para a governabilidade e a ordem social, além de que afetam o Estado de direito. Os desastres naturais parecem aumentar e seus efeitos são maiores também devido a uma série de fatores climáticos assim como de infraestrutura, urbanização e concentração da população, entre outros.

Temas de interesse para a Sexta Cúpula

• Como comunidade de nações, na Primeira Cúpula, os países expressaram sua preocupação e fizeram um chamado para combater conjuntamente a ameaça do terrorismo. Logo após, levaram a cabo uma série de reuniões especializadas sobre a luta contra o terrorismo que culminaram com a aprovação do “Compromisso de Mar del Plata”, no qual se determinou o estabelecimento do Comitê Interamericano contra o Terrorismo (CICTE) no âmbito da Organização de Estados Americanos. O CICTE continua desempenhando um papel importante na promoção da cooperação regional e internacional na luta contra o terrorismo.

Diante desse panorama de conquistas e desafios, o tema “aliança para a prosperidade”, que se escolheu para a Sexta Cúpula, tem ressonância particular no século XXI para todos os países do hemisfério.

Em 1998, a Cúpula de Santiago determinou as bases para a criação • do que se converteria em um importante instrumento para definir a estraté-

A decisão dos Estados-membros de centrar sua atenção nessas quatro temáticas é um reconhecimento implícito que, ainda com evidentes diferenças em tamanho e desenvolvimento econômico, esses temas apresentam desafios comuns cujos efeitos transcendem fronteiras. Os temas

* Traduzido ao português por Roanita Dalpiaz – roanitad@yahoo.com.br 44

gia antidrogas: o Mecanismo de Avaliação Multilateral (MEM)1. O processo de avaliação multilateral e multidisciplinar que se realiza através do MEM é uma análise objetiva que permite formular recomendações aos Estados-membros para melhorar o controle do tráfico e abuso de drogas e para reforçar a cooperação multilateral.

A Sexta Cúpula das Américas será a primeira em chamar a atenção sobre os mecanismos conjuntos de integração física e cooperação regional como meio para atingir maiores níveis de desenvolvimento e para superar os desafios que enfrenta o hemisfério em matéria de desastres naturais, pobreza e desigualdade, acesso à tecnologia e segurança cidadã.

45


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

não são novos, mas o contexto no qual se apresentam, sua magnitude e implicações indicam que seu efeito sobre o desenvolvimento econômico, a governabilidade democrática e a estabilidade social nas Américas é cada vez mais profundo. 1. Em matéria de desastres naturais, desde a última Cúpula celebrada em abril de 2009, os povos das Américas experimentaram mais de 240 tipos diferentes de desastres – incluídos terremotos, inundações, secas, deslizamentos de terra, furacões e tormentas –, que afetaram quase 23 milhões de pessoas, ocasionando cerca de 250 mil mortes das quais um valor estimado de 95% foram consequência direta ou indireta de um só evento catastrófico6. O terremoto de magnitude 7.0 registrado em Haiti, em janeiro de 2010, e as inundações na América Central, em 2011, ocasionaram uma grande perda de vidas e um número incalculável de danos na infraestrutura física, além de que puseram à prova a capacidade dos esforços humanitários internacionais. A convocação de uma Cúpula Extraordinária dos líderes centro-americanos em outubro de 2011, para tratar especificamente o tema dos desastres naturais, é um claro indício de que esse assunto é prioritário para os Estados e de que é necessário unir esforços nos planos regional e multilateral para complementar as capacidades nacionais de cada país7. Esses acontecimentos recentes têm ressaltado a necessidade de uma estratégia interamericana integral que fomente a inovação e as alianças chamando a atenção para uma melhor coordenação. A melhoria nos sistemas de alerta prévio, as capacidades de monitoramento, o planejamento e preparação para desastres, a adequada zonificação e códigos de construção, assim como a conscientização dos cidadãos contribuirão positivamente em todos os aspectos da prevenção, mitigação e recuperação em caso de desastres. Os governos nacionais, as instituições internacionais, as organizações humanitárias e as sociedades vêm acumulando uma grande quantidade de conhecimento a partir da experiência adquirida nas respostas ante desastres. É necessário aproveitar essa ampla base de conhecimentos no desenho de planos regionais. Considerando que agora as políticas estão mais dirigidas à prevenção, à mitigação e à recuperação de desastres naturais, este é o momento oportuno para que os países deem uma olhada em alguns instrumentos existentes, incluindo a Convenção Interamericana para Facilitar Assistência em Casos de Desastre8: a única convenção em seu tipo em todo o mundo que estabelece procedimentos claros a respeito da “direção, controle, coordenação e supervisão da assistência” em um território afetado. 2. Embora os desastres naturais possam afetar profunda e notavelmente o desenvolvimento, os níveis persistentes de pobreza e desigualdade são a principal fonte de vulnerabilidade em nossa região, a mais desigual do mundo em termos da distribuição do ingresso. Os níveis de desigualdade, tanto reais quanto percebidos, assim como as tensões inerentes estão prejudicando nossas democracias. O fato de que em muitos países menos de 5% da população obtém mais de 50% do ingresso nacional não é coerente com um discurso democrático9. A democracia e o progresso econômico e social devem avançar simultaneamente caso queira se cumprir essa promessa nas Américas. Em todo o mundo se observam diversos movimentos sociais que chamam nossa atenção para a questão da desigualdade. Por seu próprio benefício, os governos devem se adiantar na formulação e implementação de políticas e programas que ofereçam maiores oportunidades e acesso a todos os cidadãos. Dada a força que a América Latina tem demonstrado diante da crise financeira mundial, existe um grande otimismo de que a região vá por bom caminho e que, talvez, a década que recém começa seja “a década das Amé46

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

ricas”, na qual as democracias consolidadas da região possam avançar a um futuro mais próspero. Para fazer realidade essa promessa, a visão do futuro deve ser incluente, como um claro compromisso com a igualdade social e econômica e com os direitos humanos, com dedicação e empenho em prol da integração de grupos tradicionalmente marginalizados e vulneráveis ao mercado das oportunidades. 3. Melhorar o acesso à tecnologia representa um importante passo na democratização, expansão de oportunidades e provisão de ferramentas para melhorar a competitividade dos cidadãos e da capacidade dos governos para estarem mais próximos da população a que servem. A ideia de promover a conectividade e as sociedades baseadas no conhecimento no hemisfério surgiu, pela primeira vez, há uma década, na Cúpula de Quebec, em 2001, na qual se propôs “o uso da telemedicina como um meio para conectar populações remotas e proporcionar serviços de informação de saúde aos grupos subatendidos”10. Desde então, grandes avanços na inovação tecnológica unidos aos esforços dos governos, das instituições e da iniciativa privada têm dado lugar a importantes progressos em diversas áreas. A Organização Pan-americana da Saúde (OPS) conseguiu avanços nas iniciativas que apoiam a cibersaúde e a telemedicina, ampliando assim o acesso à assistência sanitária de qualidade. Nos últimos dez anos, o Portal Educativo das Américas da OEA, em aliança com um consórcio de universidades, tem proporcionado uma série de programas de formação, educação a distância, cursos on-line e bolsas de estudos a milhares de pessoas que, de outro modo, não teriam tido acesso a essas oportunidades educativas. Da mesma maneira, os programas de governo eletrônico na América Latina e no Caribe (nos quais a OEA e outras organizações internacionais cooperam) têm ajudado as autoridades a serem mais acessíveis à população e têm melhorado a transparência e a eficiência na prestação de serviços. Dado seu predomínio e impacto, as tecnologias da informação e da comunicação (TIC) estão chamadas a se integrarem mais aos planos de desenvolvimento nacionais e regionais. O acesso fácil é bom para as políticas públicas, apoia uma melhor comunicação entre governo e cidadãos, assim como entre os mesmos cidadãos, oferece às comunidades as ferramentas que lhes permitem melhorar suas capacidades para contribuir para o desenvolvimento, o fortalecimento das instituições democráticas e para a inclusão social. 4. Se o conceito de alianças é importante para enfrentar a pobreza e a desigualdade, assim como para facilitar o acesso à tecnologia e atender os desastres naturais, este é imprescindível para a segurança cidadã e no apoio aos esforços para combater a delinquência e a violência que vêm aumentando em níveis alarmantes em e entre países. As pesquisas de Latinobarómetro indicam que mais de uma de cada três pessoas foram afetadas por delitos violentos em 2010. 29,6% dos 19 mil pesquisados por Latinobarómetro em 2011 indicaram que a segurança é o principal problema que afeta seu país, em comparação com 19,6% de dois anos atrás11. O aumento da delinquência e da violência no hemisfério – seja de origem transnacional ou local – afeta a integridade física de milhões de pessoas, atenta contra as liberdades individuais e os direitos básicos, afeta negativamente o desenvolvimento econômico e ameaça a integridade em si do Estado e das instituições democráticas em muitos países de nossa região. O desafio é múltiplo. O narcotráfico, a lavagem de dinheiro, os sequestros, a pirataria intelectual, as atividades das quadrilhas juvenis, o tráfico de pessoas e o contrabando de armas formam parte das múltiplas expressões da delinquência organizada considerada pelos cidadãos de toda a região como um de nossos problemas mais graves.

Desde a Declaração de Bridgetown de 2002, quando se propôs pela primeira vez a perspectiva multidimensional da segurança pública, os países das Américas têm reiterado em diversos fóruns de alto nível que se requer “a participação e cooperação de múltiplos atores, tais como o indivíduo, os governos em todos os níveis, a sociedade civil, as comunidades, os meios de comunicação, o setor privado e acadêmico, a fim de fortalecer a promoção de uma cultura de paz e não de violência, e responder de maneira efetiva e participativa às necessidades da população em seu conjunto”12. Em anos recentes, nossos ministros de segurança pública se reuniram várias vezes para estreitar laços de cooperação e encontrar formas de enfrentar a crescente ameaça da delinquência organizada. No ano passado, nossa Comissão Interamericana para o Controle do Abuso de Drogas (CICAD) aprovou uma nova estratégia para combater o narcotráfico e a toxicomania, fortalecendo, assim, as ações nas quais se destaca a responsabilidade compartilhada. A Conferência de Presidentes da América Central sobre delinquência e a Terceira Reunião de Ministros em Matéria de Segurança Pública, realizadas em 2011, são exemplos mais recentes da crescente cooperação institucional, o intercâmbio de informação e o desenvolvimento de capacidades na matéria. Os líderes devem pedir a seus ministros que reforcem essas iniciativas (sem deixar de reconhecer as preocupações e jurisdições nacionais) e, dessa maneira, melhorar seus esforços na luta contra esta praga que ameaça a democracia.

Conclusão Ainda que com justa razão se preste muita atenção na reunião de Chefes de Estado e de Governo, a Cúpula é mais que uma simples reunião: é um processo contínuo e incluente no qual a cooperação está presente desde seus inícios como eixo central. Algumas lições importantes foram aprendidas em dezoito anos de Cúpulas: • Uma gama de novos projetos sem financiamento claro não é viável. Uma aliança consolidada entre as instituições políticas (a OEA), econômicas (a Cepal) e financeiras (o BID) do sistema interamericano – unido a alianças entre o setor público e privado – ajudaria a resolver esse problema. • A participação cidadã é parte integral do processo de Cúpulas. Os processos inclusivos são benéficos para a formulação de políticas, e os cidadãos se interessarão mais nos resultados quando contribuírem para o diálogo sobre políticas. O processo de Cúpulas representa uma oportunidade para que os povos do hemisfério envolvam ativamente os líderes políticos em questões cruciais que contribuam para a sustentabilidade e o desenvolvimento da democracia na região.

(1) Plano de Ação, Segunda Cúpula das Américas. Santiago, Chile. 1998. (2) De Zela, Hugo. “10 anos da Carta Democrática Interamericana”. 2011. Disponível em: www.summit-americas.org (3) Em 1994, só existiam duas zonas de livre comércio: o Tratado de Livre Comércio da América do Norte (TLCAN) e oTratado de Livre Comércio entre os Estados Unidos e Israel. Veja www.sice.oas.org (4) O GTCC está composto por doze instituições interamericanas e internacionais que dão apóio técnico aos países no processo de Cúpulas e fazem projetos e iniciativas para implementarem os compromissos das Cúpulas. (5) Declaração de São Salvador sobre Segurança Cidadã nas Américas; quadragésimo primeiro periodo ordinário de sessões da Assambléia Geral da OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11). São Salvador, O Salvador. 7 de junho de 2011. (6) EM-DAT: International Disaster Database OFDA/CRED. Université Catholique de Louvain, Bruxelas (Bélgica): 2011. (7) Declaração de Comalapa, Cúpula Especial Chefes de Estado do Sistema da Integração Centro-americana (SICA). Comalapa, El Salvador. 25 de outubro de 2011. (8) Esta convenção entrou em vigor depois da Cúpula Extraordinária sobre Desenvolvimento Sustentável, em Santa Cruz, Bolívia, em 1996. (9) Insulza, José Miguel. “O fortalecimento da democracia no sistema interamericano.” Conferência ditada na sede da Comissão Econômica para América Latina e o Caribe (Cepal). Santiago, Chile. 2010. (10) Plano de Ação,Terceira Cúpula das Américas. Cidade de Quebec, Canadá. 2001. (11) Latinobarómetro. Banco de dados 2011. Santiago (Chile): 2011. (12) Declaração de San Salvador sobre Segurança Cidadã nas Américas; quadragésimo primeiro período ordinário de sessões da Assembleia Geral da OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), parágrafo 5. San Salvador, El Salvador. 7 de junho de 2011.

***

• Os países e as instituições interamericanas devem dar mais ênfase à recopilação dos dados e à elaboração de relatórios sobre a implementação de projetos a fim de medir o progresso. A vinculação de ideias, esforços e capacidades por meio de uma maior cooperação regional e um novo chamado à integração física nunca foram tão vitais nem tão necessários como são hoje. A audácia desta Cúpula radicará em sua moderação. Ao limitar o debate em poucos temas, os quais individualmente são importantes, mas que também estão intrinsecamente vinculados, a Sexta Cúpula de Cartagena de Indias pode cumprir seu objetivo de buscar resultados concretos e, ao fazer isso, dar um passo a mais à nova era para o processo de Cúpulas das Américas.

***

47


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

não são novos, mas o contexto no qual se apresentam, sua magnitude e implicações indicam que seu efeito sobre o desenvolvimento econômico, a governabilidade democrática e a estabilidade social nas Américas é cada vez mais profundo. 1. Em matéria de desastres naturais, desde a última Cúpula celebrada em abril de 2009, os povos das Américas experimentaram mais de 240 tipos diferentes de desastres – incluídos terremotos, inundações, secas, deslizamentos de terra, furacões e tormentas –, que afetaram quase 23 milhões de pessoas, ocasionando cerca de 250 mil mortes das quais um valor estimado de 95% foram consequência direta ou indireta de um só evento catastrófico6. O terremoto de magnitude 7.0 registrado em Haiti, em janeiro de 2010, e as inundações na América Central, em 2011, ocasionaram uma grande perda de vidas e um número incalculável de danos na infraestrutura física, além de que puseram à prova a capacidade dos esforços humanitários internacionais. A convocação de uma Cúpula Extraordinária dos líderes centro-americanos em outubro de 2011, para tratar especificamente o tema dos desastres naturais, é um claro indício de que esse assunto é prioritário para os Estados e de que é necessário unir esforços nos planos regional e multilateral para complementar as capacidades nacionais de cada país7. Esses acontecimentos recentes têm ressaltado a necessidade de uma estratégia interamericana integral que fomente a inovação e as alianças chamando a atenção para uma melhor coordenação. A melhoria nos sistemas de alerta prévio, as capacidades de monitoramento, o planejamento e preparação para desastres, a adequada zonificação e códigos de construção, assim como a conscientização dos cidadãos contribuirão positivamente em todos os aspectos da prevenção, mitigação e recuperação em caso de desastres. Os governos nacionais, as instituições internacionais, as organizações humanitárias e as sociedades vêm acumulando uma grande quantidade de conhecimento a partir da experiência adquirida nas respostas ante desastres. É necessário aproveitar essa ampla base de conhecimentos no desenho de planos regionais. Considerando que agora as políticas estão mais dirigidas à prevenção, à mitigação e à recuperação de desastres naturais, este é o momento oportuno para que os países deem uma olhada em alguns instrumentos existentes, incluindo a Convenção Interamericana para Facilitar Assistência em Casos de Desastre8: a única convenção em seu tipo em todo o mundo que estabelece procedimentos claros a respeito da “direção, controle, coordenação e supervisão da assistência” em um território afetado. 2. Embora os desastres naturais possam afetar profunda e notavelmente o desenvolvimento, os níveis persistentes de pobreza e desigualdade são a principal fonte de vulnerabilidade em nossa região, a mais desigual do mundo em termos da distribuição do ingresso. Os níveis de desigualdade, tanto reais quanto percebidos, assim como as tensões inerentes estão prejudicando nossas democracias. O fato de que em muitos países menos de 5% da população obtém mais de 50% do ingresso nacional não é coerente com um discurso democrático9. A democracia e o progresso econômico e social devem avançar simultaneamente caso queira se cumprir essa promessa nas Américas. Em todo o mundo se observam diversos movimentos sociais que chamam nossa atenção para a questão da desigualdade. Por seu próprio benefício, os governos devem se adiantar na formulação e implementação de políticas e programas que ofereçam maiores oportunidades e acesso a todos os cidadãos. Dada a força que a América Latina tem demonstrado diante da crise financeira mundial, existe um grande otimismo de que a região vá por bom caminho e que, talvez, a década que recém começa seja “a década das Amé46

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

ricas”, na qual as democracias consolidadas da região possam avançar a um futuro mais próspero. Para fazer realidade essa promessa, a visão do futuro deve ser incluente, como um claro compromisso com a igualdade social e econômica e com os direitos humanos, com dedicação e empenho em prol da integração de grupos tradicionalmente marginalizados e vulneráveis ao mercado das oportunidades. 3. Melhorar o acesso à tecnologia representa um importante passo na democratização, expansão de oportunidades e provisão de ferramentas para melhorar a competitividade dos cidadãos e da capacidade dos governos para estarem mais próximos da população a que servem. A ideia de promover a conectividade e as sociedades baseadas no conhecimento no hemisfério surgiu, pela primeira vez, há uma década, na Cúpula de Quebec, em 2001, na qual se propôs “o uso da telemedicina como um meio para conectar populações remotas e proporcionar serviços de informação de saúde aos grupos subatendidos”10. Desde então, grandes avanços na inovação tecnológica unidos aos esforços dos governos, das instituições e da iniciativa privada têm dado lugar a importantes progressos em diversas áreas. A Organização Pan-americana da Saúde (OPS) conseguiu avanços nas iniciativas que apoiam a cibersaúde e a telemedicina, ampliando assim o acesso à assistência sanitária de qualidade. Nos últimos dez anos, o Portal Educativo das Américas da OEA, em aliança com um consórcio de universidades, tem proporcionado uma série de programas de formação, educação a distância, cursos on-line e bolsas de estudos a milhares de pessoas que, de outro modo, não teriam tido acesso a essas oportunidades educativas. Da mesma maneira, os programas de governo eletrônico na América Latina e no Caribe (nos quais a OEA e outras organizações internacionais cooperam) têm ajudado as autoridades a serem mais acessíveis à população e têm melhorado a transparência e a eficiência na prestação de serviços. Dado seu predomínio e impacto, as tecnologias da informação e da comunicação (TIC) estão chamadas a se integrarem mais aos planos de desenvolvimento nacionais e regionais. O acesso fácil é bom para as políticas públicas, apoia uma melhor comunicação entre governo e cidadãos, assim como entre os mesmos cidadãos, oferece às comunidades as ferramentas que lhes permitem melhorar suas capacidades para contribuir para o desenvolvimento, o fortalecimento das instituições democráticas e para a inclusão social. 4. Se o conceito de alianças é importante para enfrentar a pobreza e a desigualdade, assim como para facilitar o acesso à tecnologia e atender os desastres naturais, este é imprescindível para a segurança cidadã e no apoio aos esforços para combater a delinquência e a violência que vêm aumentando em níveis alarmantes em e entre países. As pesquisas de Latinobarómetro indicam que mais de uma de cada três pessoas foram afetadas por delitos violentos em 2010. 29,6% dos 19 mil pesquisados por Latinobarómetro em 2011 indicaram que a segurança é o principal problema que afeta seu país, em comparação com 19,6% de dois anos atrás11. O aumento da delinquência e da violência no hemisfério – seja de origem transnacional ou local – afeta a integridade física de milhões de pessoas, atenta contra as liberdades individuais e os direitos básicos, afeta negativamente o desenvolvimento econômico e ameaça a integridade em si do Estado e das instituições democráticas em muitos países de nossa região. O desafio é múltiplo. O narcotráfico, a lavagem de dinheiro, os sequestros, a pirataria intelectual, as atividades das quadrilhas juvenis, o tráfico de pessoas e o contrabando de armas formam parte das múltiplas expressões da delinquência organizada considerada pelos cidadãos de toda a região como um de nossos problemas mais graves.

Desde a Declaração de Bridgetown de 2002, quando se propôs pela primeira vez a perspectiva multidimensional da segurança pública, os países das Américas têm reiterado em diversos fóruns de alto nível que se requer “a participação e cooperação de múltiplos atores, tais como o indivíduo, os governos em todos os níveis, a sociedade civil, as comunidades, os meios de comunicação, o setor privado e acadêmico, a fim de fortalecer a promoção de uma cultura de paz e não de violência, e responder de maneira efetiva e participativa às necessidades da população em seu conjunto”12. Em anos recentes, nossos ministros de segurança pública se reuniram várias vezes para estreitar laços de cooperação e encontrar formas de enfrentar a crescente ameaça da delinquência organizada. No ano passado, nossa Comissão Interamericana para o Controle do Abuso de Drogas (CICAD) aprovou uma nova estratégia para combater o narcotráfico e a toxicomania, fortalecendo, assim, as ações nas quais se destaca a responsabilidade compartilhada. A Conferência de Presidentes da América Central sobre delinquência e a Terceira Reunião de Ministros em Matéria de Segurança Pública, realizadas em 2011, são exemplos mais recentes da crescente cooperação institucional, o intercâmbio de informação e o desenvolvimento de capacidades na matéria. Os líderes devem pedir a seus ministros que reforcem essas iniciativas (sem deixar de reconhecer as preocupações e jurisdições nacionais) e, dessa maneira, melhorar seus esforços na luta contra esta praga que ameaça a democracia.

Conclusão Ainda que com justa razão se preste muita atenção na reunião de Chefes de Estado e de Governo, a Cúpula é mais que uma simples reunião: é um processo contínuo e incluente no qual a cooperação está presente desde seus inícios como eixo central. Algumas lições importantes foram aprendidas em dezoito anos de Cúpulas: • Uma gama de novos projetos sem financiamento claro não é viável. Uma aliança consolidada entre as instituições políticas (a OEA), econômicas (a Cepal) e financeiras (o BID) do sistema interamericano – unido a alianças entre o setor público e privado – ajudaria a resolver esse problema. • A participação cidadã é parte integral do processo de Cúpulas. Os processos inclusivos são benéficos para a formulação de políticas, e os cidadãos se interessarão mais nos resultados quando contribuírem para o diálogo sobre políticas. O processo de Cúpulas representa uma oportunidade para que os povos do hemisfério envolvam ativamente os líderes políticos em questões cruciais que contribuam para a sustentabilidade e o desenvolvimento da democracia na região.

(1) Plano de Ação, Segunda Cúpula das Américas. Santiago, Chile. 1998. (2) De Zela, Hugo. “10 anos da Carta Democrática Interamericana”. 2011. Disponível em: www.summit-americas.org (3) Em 1994, só existiam duas zonas de livre comércio: o Tratado de Livre Comércio da América do Norte (TLCAN) e oTratado de Livre Comércio entre os Estados Unidos e Israel. Veja www.sice.oas.org (4) O GTCC está composto por doze instituições interamericanas e internacionais que dão apóio técnico aos países no processo de Cúpulas e fazem projetos e iniciativas para implementarem os compromissos das Cúpulas. (5) Declaração de São Salvador sobre Segurança Cidadã nas Américas; quadragésimo primeiro periodo ordinário de sessões da Assambléia Geral da OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11). São Salvador, O Salvador. 7 de junho de 2011. (6) EM-DAT: International Disaster Database OFDA/CRED. Université Catholique de Louvain, Bruxelas (Bélgica): 2011. (7) Declaração de Comalapa, Cúpula Especial Chefes de Estado do Sistema da Integração Centro-americana (SICA). Comalapa, El Salvador. 25 de outubro de 2011. (8) Esta convenção entrou em vigor depois da Cúpula Extraordinária sobre Desenvolvimento Sustentável, em Santa Cruz, Bolívia, em 1996. (9) Insulza, José Miguel. “O fortalecimento da democracia no sistema interamericano.” Conferência ditada na sede da Comissão Econômica para América Latina e o Caribe (Cepal). Santiago, Chile. 2010. (10) Plano de Ação,Terceira Cúpula das Américas. Cidade de Quebec, Canadá. 2001. (11) Latinobarómetro. Banco de dados 2011. Santiago (Chile): 2011. (12) Declaração de San Salvador sobre Segurança Cidadã nas Américas; quadragésimo primeiro período ordinário de sessões da Assembleia Geral da OEA. AG/DEC. 66 (XLI-O/11), parágrafo 5. San Salvador, El Salvador. 7 de junho de 2011.

***

• Os países e as instituições interamericanas devem dar mais ênfase à recopilação dos dados e à elaboração de relatórios sobre a implementação de projetos a fim de medir o progresso. A vinculação de ideias, esforços e capacidades por meio de uma maior cooperação regional e um novo chamado à integração física nunca foram tão vitais nem tão necessários como são hoje. A audácia desta Cúpula radicará em sua moderação. Ao limitar o debate em poucos temas, os quais individualmente são importantes, mas que também estão intrinsecamente vinculados, a Sexta Cúpula de Cartagena de Indias pode cumprir seu objetivo de buscar resultados concretos e, ao fazer isso, dar um passo a mais à nova era para o processo de Cúpulas das Américas.

***

47


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Colômbia, Presidente da VI Cúpula das Américas*

Conta com um capital humano jovem e bem qualificado;

É rico em recursos naturais;

Cresce econômicamente a taxas consistentes;

Fulvia Benavides, Alejandro Borda E Jaime Girón**

• Constitui um mercado atrativo pelo considerável tamanho da sua população e sua capacidade para gerar e modificar padrões de produção e consumo;

A celebração da VI Cúpula das Américas, que terá lugar em Cartagena de Índias os dias 14 e 15 de abril, será a concreção dum transcendental compromisso adquirido pelo Governo colombiano em 2009, ao receber de Trindade e Tobago a presidência do processo. Vale dizer que, vista a importância política que a Cúpula das Américas reviste por ser o único fórum hemisférico que reúne a todos os Chefes de Estado e de Governo eleitos democraticamente, constitui um enorme desafio para a política exterior colombiana. Colômbia outorga a maior importância ao processo de Cúpulas das Américas: identifica-se com os objetivos que lhe deram origem, particularmente com o de constituir uma “associação para a prosperidade” sustentada na prática e o fortalecimento das instituições democráticas. Uma associação das nações americanas e de seus esforços para melhorar a qualidade de vida de seus povos. Uma associação de mais alto nível político, para dialogar sobre os problemas mais diligentes do continente e a melhor maneira de lhes dar solução. Uma associação inspirada e orientada para o povo das Américas. A equipe diplomática encarregada de propor os eixos temáticos da VI Cúpula e levá-los como iniciativa do Governo colombiano aos Estados parte do processo baseou suas propostas numa cuidadosa e detida análise da situação Geral do Hemisfério, com o objetivo de identificar suas fortalezas e os problemas mais pronunciados que precisassem da atenção e a decisão dos mandatários. Para isto baseou-se em análises e estudos que pesquisadores, acadêmicos, centros de pensamento, várias entidades do sistema interamericano, e técnicos de diferentes países americanos fizeram por expressa solicitação do Ministério de Relações da Colômbia. O alto Governo colombiano coincidiu que na Declaração de Cartagena, o Hemisfério devia se projetar como um todo perante o resto do mundo e em sua VI Cúpula das Américas, enviar uma mensagem de unidade e de oportunidades à comunidade internacional. O anterior, no contexto duma “Declaração” muito breve e concreta que transmitisse aos povos das Américas e do mundo uma mensagem política clara do Hemisfério como um território de oportunidades e determinado a superar suas dificuldades através da cooperação e a associação de esforços para atingir melhores níveis de crescimento e prosperidade. Também, que fornecesse soluções efetivas a problemas que o afetam mediante mandatos concretos, realizáveis e mensuráveis que contassem com os recursos necessários para sua execução e mecanismos idôneos para seu controle. Foi assim como, na identificação dos eixos temáticos, partiu-se do fato inegável de que nosso Hemisfério tem grandes fortalezas, que por sua vez oferecem grandes oportunidades de mercado e de investimento, entre outras:

* Traduzido por: Ximena Zuluaga – Câmara de Comércio Colombo - Brasileira ** Fulvia Benavides, Alejandro Borda e Jaime Girón são Embaixadores de Carreira Diplomática e Consular da Colômbia. Assessores da Equipe Nacional para a Cúpula das Américas. 48

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

• Oferece abundantes recursos naturais, inclusive os energéticos, para atender a crescente procura mundial; •

Oferece grandes oportunidades para o investimento;

• Está em capacidade plena de empreender ações conjuntas orientadas a melhorar as condições de vida de seus habitantes; • Oferece oportunidades a quem quiser se vincular a seu propósito de bem-estar e desenvolvimento integral; • Mandatários e governos, instituições financeiras de desenvolvimento e analistas econômicos em geral, coincidem em concluir que, devido às medidas de caráter contra-cíclico adotadas oportunamente por seus governos, a maior parte dos países da América Latina sortearam com sucesso indiscutível a mais recente crise financeira, o qual lhes outorgou estabilidade e solidez comparativa no cenário internacional. Estas fortalezas fizeram prever que a presente seria não somente a “Década da América Latina”, mas uma verdadeira “Década das Américas”. Agora, se bem é verdade que as análises de conjuntura feitas permitiram concluir que o panorama geral do Hemisfério era promissório e atrativo para o resto do mundo, a equipe diplomática não podia eludir que coexistem nele países com índices de desenvolvimento baixo, de desenvolvimento médio e países de elevado desenvolvimento; que há fenômenos negativos de caráter tanto social como físico que afeitam gravemente e enfraquecem à região, entre outros: • Os altos índices de pobreza e grandes desigualdades ao interior deles, incluídos o desenvolvimento regional e na distribuição das receitas, o qual dificulta o alcance dos Objetivos de Desenvolvimento do Milênio; • A insegurança que geram a delinqüência comum e as diferentes manifestações do crime transnacional organizado, que afetam ao indivíduo e atentam contra a institucionalidade democrática e a existência mesma dos Estados; • A brecha no acesso às tecnologias da informação e às telecomunicações, em particular nas zonas rurais, hoje indispensáveis para o desenvolvimento; e, • Os desastres naturais causados por fenômenos telúricos ou pela mudança climática, e o insuficiente acesso aos recursos hídricos, incluída água potável, em certas regiões. Mais importante ainda, ficou presente com especial realce que América Latina e o Caribe sofrem dum grave atraso en matéria de integração física, como motor do crescimento e o desenvolvimento é indispensável como plataforma estratégica no contexto mundial. Era urgente, então, que no médio e no longo prazo, aumentassem os níveis de desenvolvimento e equidade no Continente mediante a cooperação solidária, e o avanço substancial em matéria de integração física.

¿Por que esses dois fios condutores? Por uma parte, é um fato que muitos dos países americanos estavam em condições de oferecer esquemas e programas adicionais de cooperação em diferentes áreas, em termos favoráveis e isentos de condicionamentos políticos. A identificação da oferta e procura de cooperação gera uma relação hemisférica mais fluida e produtiva, em favor da “associação para a prosperidade” que anima ao Processo de Cúpulas, contribuindo a diminuir as assimetrias prevalentes no Hemisfério. Este princípio de “cooperação solidária”, concordado de tempo atrás na Organização de Estados Americanos, deveria animar transversalmente todas as ações que surgissem como mandatos da Cúpula. Adicionalmente, se fazia patente a necessidade de continuar o desenho de instrumentos e programas inovadores de ajuda à redução dos níveis de pobreza e desigualdade social, já fosse no contexto das entidades multilaterais de fomento ao desenvolvimento ou nos marcos sub-regionais ou bilaterais. Para este propósito, recomendou-se manter estreita coordenação com os sócios institucionais do Grupo de Trabalho Conjunto de Cúpulas – GTCC, o cual reúne à Organização de Estados Americanos, ao Banco Interamericano de Desenvolvimento, à Comissão Econômica para a América Latina – Cepal, a Organização Panamericana da Saúde – OPS, ao Instituto Interamericano de Cooperação para a Agricultura – IICA, ao Banco Centro-americano de Integração Econômica – BCIE, à Corporação Andina de Fomento – CAF, ao Banco Caribenho de Desenvolvimento – BCD, ao Banco Mundial, à Organização Internacional para as Migrações – OIM, à Organização Internacional do Trabalho – OIT, y ao Programa das Nações Unidas para o Desenvolvimento – PNUD. No referente à integração física, identificou-se a urgência de empreender esforços adicionais para continuar desenvolvendo-a, com o intuito de melhorar a competitividade y atingir taxas altas de crescimento, levando em conta que no contexto sub-regional já tinha exemplos que demonstram a bondade das ações conjuntas e da execução de projetos que, por sua magnitude e custos, excedem as capacidades nacionais, como são Cosiplan em Unasul, e o Projeto Meso-américa, uma das mais importantes iniciativas de integração física no Hemisfério, a qual inclui interconexões por rodovia—para beneficio dos fluxos comerciais intra e extra-regionais—, elétrica e de banda larga. Um adequado desenvolvimento da infra-estrutura portuária e aeroportuária, da conectividade aérea, terrestre e marítima, da interconexão energética, entre outras, faria mais competitivos aos países americanos, atrairia recursos de investimento e, por tanto, geraria emprego e bem-estar. Com este curso de ação: •

O Hemisfério posicionar-se-ia como ator de primeiro ordem no cenário mundial;

• A partir de ações necessárias e resultados concretos, o Processo de Cúpulas das Américas será fortalecido e gerará maior confiança;

cos propostos pela Presidência.Também, coincidiram em que a declaração que emanasse da VI Cúpula deveria ser breve, concreta, e em que dela se derivassem mandatos curtos, realistas, centrados, mensuráveis e com financiamento segurado. A Chancelaria colombiana considerou preciso que, com o objeto de levar à prática ditas decisões, a VI Cúpula das Américas deveria adotar um novo formato para seu documento final, com o intuito de fazê-lo mais ágil, claro, conciso e focado a resultados. Tal novo formato constaria de dois elementos: Declaração Política: mediante um documento sucinto e substancioso transmitir-se-ia à comunidade internacional uma mensagem clara: o Hemisfério como um território de oportunidades, determinado a superar seus dificuldades mediante a cooperação solidária e a associação de esforços para atingir melhores níveis de crescimento e prosperidade. Ambos Capítulos, correspondentes aos eixos temáticos adotados: cada um deles constaria, por sua vez, de duas partes: uma primeira, que conteria um diagnóstico fundamental da problemática submetida à consideração dos Chefes de Estado e de Governo, incluída uma breve descrição de seu estado atual; e uma segunda, na qual numerar-se-iam as ações específicas que os Chefes de Estado y de Governo determinassem, enunciadas em poucos mandatos, os quais, a sua vez, deveriam ser realizáveis, focalizados, concretos e mensuráveis. Cada mandato incluiria as indicações pertinentes ao seu financiamento, sua implementação e seu seguimento. Uma vez mais, após as consultas de rigor, a proposta colombiana concitou sólido consenso, o qual foi avalizado pelos Chanceleres, reunidos em São Salvador, com ocasião da Assambleia Geral da OEA em junho de 2011. Foi assim como estabeleceu-se um cronograma de negociação a fim de abordar cada eixo temático consecutivamente, em consideração a suas respectivas particularidades e às delegações que não estivessem em capacidade de participar en negociações simultâneas, o qual permite espaços de interação com os expertos e pesquisadores que elaboraram os estudos de suporte técnico as propostas de documentos objeto de negociação, e a ativa participação dos Atores Sociais no processo de negociação. Com o objetivo de garantir o caráter inclusivo da VI Cúpula, as reuniões denominadas “diálogos de política” coincidem com as sessões de negociação do Grupo de Revisão da Implementação de Cúpulas - GRIC, de jeito que as recomendações e sugestões dos atores sociais podem ser transmitidas às mesas de negociação. Para isto, ao início de cada sessão de negociação um representante o porta-voz dos atores sociais expõe às delegações suas observações y sugestões respeito da negociação em curso. Finalmente, e a fim de que os aportes dos atores sociais pudessem ser considerados pelos Estados oportuna e efetivamente, estableceu-se uma data limite para eles formular suas sugestões e comentários finais, com devida antecipação à celebração da VI Cúpula.

• Será promovida a competitividade no continente, para atuar em pé de igualdade no cenário internacional.

No momento de escrever esta breve resenha, o processo de negociação avança muito satisfatoriamente, com a participação ativa dos Estados e de os outros atores já descritos.

Depois de intensas consultas diplomáticas, a proposta da Colômbia convocou nos Estados parte do Processo de Cúpulas num sólido consenso, e foi assim como na Primeira Reunião Ordinária do Grupo de Revisão de Cúpulas – GRIC de 2011, celebrada na cidade de Washington el 11 de abril de 2011, os Estados membros do processo adotaram os eixos temáti-

Cartagena espera aos Chefes de Estado e de Governo com sua proverbial hospitalidade, e existe plena confiança em que a VI Cúpula fará um marco histórico no processo de Cúpulas, ao fazer realidade o lema que, também por sólido consenso, os Estados parte acolheram no seu momento: “Conectando as Américas, parceiros para a prosperidade”. 49


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Colômbia, Presidente da VI Cúpula das Américas*

Conta com um capital humano jovem e bem qualificado;

É rico em recursos naturais;

Cresce econômicamente a taxas consistentes;

Fulvia Benavides, Alejandro Borda E Jaime Girón**

• Constitui um mercado atrativo pelo considerável tamanho da sua população e sua capacidade para gerar e modificar padrões de produção e consumo;

A celebração da VI Cúpula das Américas, que terá lugar em Cartagena de Índias os dias 14 e 15 de abril, será a concreção dum transcendental compromisso adquirido pelo Governo colombiano em 2009, ao receber de Trindade e Tobago a presidência do processo. Vale dizer que, vista a importância política que a Cúpula das Américas reviste por ser o único fórum hemisférico que reúne a todos os Chefes de Estado e de Governo eleitos democraticamente, constitui um enorme desafio para a política exterior colombiana. Colômbia outorga a maior importância ao processo de Cúpulas das Américas: identifica-se com os objetivos que lhe deram origem, particularmente com o de constituir uma “associação para a prosperidade” sustentada na prática e o fortalecimento das instituições democráticas. Uma associação das nações americanas e de seus esforços para melhorar a qualidade de vida de seus povos. Uma associação de mais alto nível político, para dialogar sobre os problemas mais diligentes do continente e a melhor maneira de lhes dar solução. Uma associação inspirada e orientada para o povo das Américas. A equipe diplomática encarregada de propor os eixos temáticos da VI Cúpula e levá-los como iniciativa do Governo colombiano aos Estados parte do processo baseou suas propostas numa cuidadosa e detida análise da situação Geral do Hemisfério, com o objetivo de identificar suas fortalezas e os problemas mais pronunciados que precisassem da atenção e a decisão dos mandatários. Para isto baseou-se em análises e estudos que pesquisadores, acadêmicos, centros de pensamento, várias entidades do sistema interamericano, e técnicos de diferentes países americanos fizeram por expressa solicitação do Ministério de Relações da Colômbia. O alto Governo colombiano coincidiu que na Declaração de Cartagena, o Hemisfério devia se projetar como um todo perante o resto do mundo e em sua VI Cúpula das Américas, enviar uma mensagem de unidade e de oportunidades à comunidade internacional. O anterior, no contexto duma “Declaração” muito breve e concreta que transmitisse aos povos das Américas e do mundo uma mensagem política clara do Hemisfério como um território de oportunidades e determinado a superar suas dificuldades através da cooperação e a associação de esforços para atingir melhores níveis de crescimento e prosperidade. Também, que fornecesse soluções efetivas a problemas que o afetam mediante mandatos concretos, realizáveis e mensuráveis que contassem com os recursos necessários para sua execução e mecanismos idôneos para seu controle. Foi assim como, na identificação dos eixos temáticos, partiu-se do fato inegável de que nosso Hemisfério tem grandes fortalezas, que por sua vez oferecem grandes oportunidades de mercado e de investimento, entre outras:

* Traduzido por: Ximena Zuluaga – Câmara de Comércio Colombo - Brasileira ** Fulvia Benavides, Alejandro Borda e Jaime Girón são Embaixadores de Carreira Diplomática e Consular da Colômbia. Assessores da Equipe Nacional para a Cúpula das Américas. 48

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

• Oferece abundantes recursos naturais, inclusive os energéticos, para atender a crescente procura mundial; •

Oferece grandes oportunidades para o investimento;

• Está em capacidade plena de empreender ações conjuntas orientadas a melhorar as condições de vida de seus habitantes; • Oferece oportunidades a quem quiser se vincular a seu propósito de bem-estar e desenvolvimento integral; • Mandatários e governos, instituições financeiras de desenvolvimento e analistas econômicos em geral, coincidem em concluir que, devido às medidas de caráter contra-cíclico adotadas oportunamente por seus governos, a maior parte dos países da América Latina sortearam com sucesso indiscutível a mais recente crise financeira, o qual lhes outorgou estabilidade e solidez comparativa no cenário internacional. Estas fortalezas fizeram prever que a presente seria não somente a “Década da América Latina”, mas uma verdadeira “Década das Américas”. Agora, se bem é verdade que as análises de conjuntura feitas permitiram concluir que o panorama geral do Hemisfério era promissório e atrativo para o resto do mundo, a equipe diplomática não podia eludir que coexistem nele países com índices de desenvolvimento baixo, de desenvolvimento médio e países de elevado desenvolvimento; que há fenômenos negativos de caráter tanto social como físico que afeitam gravemente e enfraquecem à região, entre outros: • Os altos índices de pobreza e grandes desigualdades ao interior deles, incluídos o desenvolvimento regional e na distribuição das receitas, o qual dificulta o alcance dos Objetivos de Desenvolvimento do Milênio; • A insegurança que geram a delinqüência comum e as diferentes manifestações do crime transnacional organizado, que afetam ao indivíduo e atentam contra a institucionalidade democrática e a existência mesma dos Estados; • A brecha no acesso às tecnologias da informação e às telecomunicações, em particular nas zonas rurais, hoje indispensáveis para o desenvolvimento; e, • Os desastres naturais causados por fenômenos telúricos ou pela mudança climática, e o insuficiente acesso aos recursos hídricos, incluída água potável, em certas regiões. Mais importante ainda, ficou presente com especial realce que América Latina e o Caribe sofrem dum grave atraso en matéria de integração física, como motor do crescimento e o desenvolvimento é indispensável como plataforma estratégica no contexto mundial. Era urgente, então, que no médio e no longo prazo, aumentassem os níveis de desenvolvimento e equidade no Continente mediante a cooperação solidária, e o avanço substancial em matéria de integração física.

¿Por que esses dois fios condutores? Por uma parte, é um fato que muitos dos países americanos estavam em condições de oferecer esquemas e programas adicionais de cooperação em diferentes áreas, em termos favoráveis e isentos de condicionamentos políticos. A identificação da oferta e procura de cooperação gera uma relação hemisférica mais fluida e produtiva, em favor da “associação para a prosperidade” que anima ao Processo de Cúpulas, contribuindo a diminuir as assimetrias prevalentes no Hemisfério. Este princípio de “cooperação solidária”, concordado de tempo atrás na Organização de Estados Americanos, deveria animar transversalmente todas as ações que surgissem como mandatos da Cúpula. Adicionalmente, se fazia patente a necessidade de continuar o desenho de instrumentos e programas inovadores de ajuda à redução dos níveis de pobreza e desigualdade social, já fosse no contexto das entidades multilaterais de fomento ao desenvolvimento ou nos marcos sub-regionais ou bilaterais. Para este propósito, recomendou-se manter estreita coordenação com os sócios institucionais do Grupo de Trabalho Conjunto de Cúpulas – GTCC, o cual reúne à Organização de Estados Americanos, ao Banco Interamericano de Desenvolvimento, à Comissão Econômica para a América Latina – Cepal, a Organização Panamericana da Saúde – OPS, ao Instituto Interamericano de Cooperação para a Agricultura – IICA, ao Banco Centro-americano de Integração Econômica – BCIE, à Corporação Andina de Fomento – CAF, ao Banco Caribenho de Desenvolvimento – BCD, ao Banco Mundial, à Organização Internacional para as Migrações – OIM, à Organização Internacional do Trabalho – OIT, y ao Programa das Nações Unidas para o Desenvolvimento – PNUD. No referente à integração física, identificou-se a urgência de empreender esforços adicionais para continuar desenvolvendo-a, com o intuito de melhorar a competitividade y atingir taxas altas de crescimento, levando em conta que no contexto sub-regional já tinha exemplos que demonstram a bondade das ações conjuntas e da execução de projetos que, por sua magnitude e custos, excedem as capacidades nacionais, como são Cosiplan em Unasul, e o Projeto Meso-américa, uma das mais importantes iniciativas de integração física no Hemisfério, a qual inclui interconexões por rodovia—para beneficio dos fluxos comerciais intra e extra-regionais—, elétrica e de banda larga. Um adequado desenvolvimento da infra-estrutura portuária e aeroportuária, da conectividade aérea, terrestre e marítima, da interconexão energética, entre outras, faria mais competitivos aos países americanos, atrairia recursos de investimento e, por tanto, geraria emprego e bem-estar. Com este curso de ação: •

O Hemisfério posicionar-se-ia como ator de primeiro ordem no cenário mundial;

• A partir de ações necessárias e resultados concretos, o Processo de Cúpulas das Américas será fortalecido e gerará maior confiança;

cos propostos pela Presidência.Também, coincidiram em que a declaração que emanasse da VI Cúpula deveria ser breve, concreta, e em que dela se derivassem mandatos curtos, realistas, centrados, mensuráveis e com financiamento segurado. A Chancelaria colombiana considerou preciso que, com o objeto de levar à prática ditas decisões, a VI Cúpula das Américas deveria adotar um novo formato para seu documento final, com o intuito de fazê-lo mais ágil, claro, conciso e focado a resultados. Tal novo formato constaria de dois elementos: Declaração Política: mediante um documento sucinto e substancioso transmitir-se-ia à comunidade internacional uma mensagem clara: o Hemisfério como um território de oportunidades, determinado a superar seus dificuldades mediante a cooperação solidária e a associação de esforços para atingir melhores níveis de crescimento e prosperidade. Ambos Capítulos, correspondentes aos eixos temáticos adotados: cada um deles constaria, por sua vez, de duas partes: uma primeira, que conteria um diagnóstico fundamental da problemática submetida à consideração dos Chefes de Estado e de Governo, incluída uma breve descrição de seu estado atual; e uma segunda, na qual numerar-se-iam as ações específicas que os Chefes de Estado y de Governo determinassem, enunciadas em poucos mandatos, os quais, a sua vez, deveriam ser realizáveis, focalizados, concretos e mensuráveis. Cada mandato incluiria as indicações pertinentes ao seu financiamento, sua implementação e seu seguimento. Uma vez mais, após as consultas de rigor, a proposta colombiana concitou sólido consenso, o qual foi avalizado pelos Chanceleres, reunidos em São Salvador, com ocasião da Assambleia Geral da OEA em junho de 2011. Foi assim como estabeleceu-se um cronograma de negociação a fim de abordar cada eixo temático consecutivamente, em consideração a suas respectivas particularidades e às delegações que não estivessem em capacidade de participar en negociações simultâneas, o qual permite espaços de interação com os expertos e pesquisadores que elaboraram os estudos de suporte técnico as propostas de documentos objeto de negociação, e a ativa participação dos Atores Sociais no processo de negociação. Com o objetivo de garantir o caráter inclusivo da VI Cúpula, as reuniões denominadas “diálogos de política” coincidem com as sessões de negociação do Grupo de Revisão da Implementação de Cúpulas - GRIC, de jeito que as recomendações e sugestões dos atores sociais podem ser transmitidas às mesas de negociação. Para isto, ao início de cada sessão de negociação um representante o porta-voz dos atores sociais expõe às delegações suas observações y sugestões respeito da negociação em curso. Finalmente, e a fim de que os aportes dos atores sociais pudessem ser considerados pelos Estados oportuna e efetivamente, estableceu-se uma data limite para eles formular suas sugestões e comentários finais, com devida antecipação à celebração da VI Cúpula.

• Será promovida a competitividade no continente, para atuar em pé de igualdade no cenário internacional.

No momento de escrever esta breve resenha, o processo de negociação avança muito satisfatoriamente, com a participação ativa dos Estados e de os outros atores já descritos.

Depois de intensas consultas diplomáticas, a proposta da Colômbia convocou nos Estados parte do Processo de Cúpulas num sólido consenso, e foi assim como na Primeira Reunião Ordinária do Grupo de Revisão de Cúpulas – GRIC de 2011, celebrada na cidade de Washington el 11 de abril de 2011, os Estados membros do processo adotaram os eixos temáti-

Cartagena espera aos Chefes de Estado e de Governo com sua proverbial hospitalidade, e existe plena confiança em que a VI Cúpula fará um marco histórico no processo de Cúpulas, ao fazer realidade o lema que, também por sólido consenso, os Estados parte acolheram no seu momento: “Conectando as Américas, parceiros para a prosperidade”. 49


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

O Protocolo de Estado como ferramenta de apoio para a articulação e para o desenvolvimento de processos institucionais, convencionais e empresariais. César Felipe González Hernández* Desde a realização do Congresso Anfitiônico do Panamá de 1826 e durante a Assinatura da Carta da Organização dos Estados Americanos -OEA em Bogotá no dia 30 de abril de 1948, a aprovação do “Protocolo de Cartagena de Índias” no dia 05 de dezembro de 1985, a Comemoração dos 50 anos da OEA em Bogotá em 1998, a realização do XXXVIII Período de Sessões da Assembleia Geral da OEA, na cidade de Medellín em junho de 2008, até a presente data, quando Cartagena de Índias constitui-se como a anfitriã da VI Reunião de Cúpula das Américas, é reconhecido o esforço do Estado Colombiano por consolidar a integração hemisférica e contribuir com a experiência como país sede de inúmeras reuniões de cúpula, convenções e congressos internacionais, para a formulação de consensos, entre as quais podem ser mencionadas as Reuniões de Cúpula de Unctad – 1992, NOAL – 1995, e Grupo do Rio em 2000, entre muitas outras. É sua, uma responsabilidade do Estado, mas principalmente da Chancelaria colombiana gerar as sinergias pertinentes para que o continente inteiro, representado nos Chefes de Estado e de Governo, nos Ministros de Relações Exteriores, Embaixadores, enviados especiais e outros altos dignitários e personalidades dos setores público e privado, como também de diferentes atores sociais; desenvolva de maneira eficiente e eficaz as reuniões que correspondem ao formato da Reunião de Cúpula das Américas, para a conquista dos compromissos que levem a ações concretas e sustentáveis, de frente a um continente que exige esforços importantes para resolver os grandes paradigmas do século XXI. * César Felipe González Hernández é Embaixador de Carreira Diplomática da Colômbia. Atualmente, desempenha-se como Ministro Plenipotenciário na Embaixada da Colômbia ante o Governo do Canadá. Como funcionário de Carreira Diplomática e Consular desempenhou as funções de Coordenador de Cerimonial Diplomático, Coordenador de Privilégios e Imunidades da Direção Geral do Protocolo, Coordenador Executivo Nacional pela Colômbia para a XXXVIII Assembleia Geral da OEA, Medellín, junho de 2008, em Comissão como Primeiro Coordenador do Gabinete do Protocolo do Ministério de Defesa Nacional 2006 – 2007 e no Serviço Exterior desempenhou-se como Ministro Conselheiro da Embaixada da Colômbia na Jamaica 2003, Cônsul Geral da Colômbia na Cidade de Atlanta 1999 - 2003, Cônsul da Colômbia em NovaYork (Encarregado do Gabinete de Assistência a Conacionais) 1995 – 1997,Vicecônsul da Colômbia no México, D.F. 1991 – 1992. Egresso da Faculdade de Relações Internacionais da Universidade Jorge Tadeo Lozano de Bogotá e Prêmio Andrés Bello da Academia Diplomática do Chile 1989, também, foi docente da Cátedra de Protocolo da Universidade do Norte, 50

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Para isto, é necessário concretizar, desde a Secretaria Geral da Chancelaria, esforços administrativos que levem à estruturação de uns mecanismos de controle e interventoria, suficientes e necessários para a conquista de um exercício diplomático transparente, eficiente e limpo desde o ponto de vista ecológico; os quais devem estar integrados à multiplicidade de controles estabelecidos pelos fornecedores dos diferentes bens e/ou serviços, que gera a cidade sede, para que respondam aos padrões internacionais estabelecidos por uma série de associaç��es e de organizações internacionais de congressos, convenções, centros e palácios de convenções e de “Conventions and Visitors Bureaus”, entre as quais destacam-se, entre outras: a Associação Internacional de Palácios de Congressos (AIPC) , a Associação Internacional de Organizadores Profissionais de Congressos (IAPCO) , o International Congress & Convention Association (ICCA) , a Union of International Associations (UIA) , a International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB) , a International Society of Meeting Planners (ISMP) e a Association Meetings International . Como é possível observar, a construção de um sistema internacional neste âmbito, é crescente e tende a unificar-se e os atores principais dentro do processo de licitação, coordenação e execução deste setor devem estar enfocados em revisar os diagramas de fluxo e “scorecards” da atividade convencional em geral; ainda que o otimismo das recentes conquistas no incremento de indicadores deixa-os animados, não se deve perder de vista que o país: 1) ainda carece do perfil bilíngue que este mercado em particular requer, 2) tem pouquíssimos processos de gestão de qualidade certificados na área de serviços do setor de turismo de negócios, congressual e convencional, e 3) que inevitavelmente, em alguns meios foi gerado um círculo vicioso para reduzir os custos dos serviços convencionais, através de um procedimento, que a maneira de leilão para baixo, termina por favorecer a redução do preço e não à melhoria da qualidade do serviço ao cliente (o qual é um dos maiores valores agregados com que conta este setor na Colômbia). Neste contexto, o país deve reconhecer o esforço que vem realizando o setor privado (especialmente durante a última década) ao integrar-se de maneira colegiada ao redor dos “Conventions and Visitors Bureaus” que existem na Colômbia, dentro dos quais destacam-se: 1) o Convention and Visitor Bureau de Cartagena de Índias, instituição privada sem ânimo de lucro, criada em agosto de 1997 ; 2) o Convention and Visitors Bureau da Cidade de Medellín, instituição privada sem ânimo de lucro vinculada ao processo de promoção internacional da vitrina da estratégia de Clústeres ; à qual será feita referência mais adiante e, logicamente, 3) o Convention and Visitors Bureau da Cidade de Bogotá o qual conta com 104 empresas afiliadas e pertence ao International Congress and Convention Association (ICCA). Seus sócios estratégicos são a Junta de Comércio de Bogotá (CCB), a Prefeitura de Bogotá e empresas privadas do setor que oferecem apoio. É certo que o trabalho produtivo dos “Conventions and Visitors Bureaus” foi favorecido por um aumento na oferta, mas também parte deste mérito é a forma como as cidades de Cartagena de Índias, Bogotá e, principalmente, Medellín têm adequado suas linhas de Governo para estimular o setor privado; para dar maior atenção a estas vitrinas de congressos, conferências, convenções internacionais; e, com um grau maior de exigência logística e protocolaria, às Reuniões de Cúpula de Chefes de Estado e de Governo; vitrinas que a chancelaria colombiana está empenhada em impulsionar.

No caso de Medellín, o interesse dos medelhinenses de levar adiante um projeto de cidade-região, moveu diferentes setores para um esquema de cooperação que permite orientar suas vitrinas de produção de maneira mais eficiente, de tal maneira que a internacionalização termina sendo uma ferramenta, mais que um fim em si e é aí precisamente onde o Protocolo de Estado tem um papel articulador com o meio internacional governamental e intergovernamental, fortalecendo com o músculo que o Estado concede-lhe, a atividade ou conjunto de atividades que a cidade sede de eventos internacionais que for o caso, chegar a desenvolver.

Apesar de ter materializado em uma norma municipal (linha internacional No. 5), Medellín não conformou-se com enunciar as premissas, mas também fez um esforço real de comprometer os setores acadêmico, empresarial e estatal, em um projeto de cidade clúster; que beneficiou a mais de 20.000 empresas na cidade–região, aproximadamente seis clústeres específicos, a saber: energia elétrica; têxteis, confecções, desenho e moda; construção; turismo de negócios, feiras e convenções; serviços de medicina e odontologia; e tecnologia, informação e comunicações (TIC).

Comunidade clúster: participação na economia de Antióquia Cluster

Energia elétrica

No. Empresas 2010 (1)

Ativos (USD milh) (1)

Participação no total Ativos (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

10.463

Turismo de Negócios, Feiras e Convenções Serviços de Medicina e Odontologia

Têxtil/Confecção Desenho e Modamode Construção

Tecnologia de Informação e Comunicação

SUBTOTAL

Exportações 2010 (USD milh) (3)

Participação em total exportações (%)

Participação no PIB Antióquia (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

2.164

1.659

1,2%

3.633

3.282

2,4%

39.708

45.875

36%

O clúster turismo de negócios, feiras e convenções De acordo com um documento elaborado pela direção do clúster de turismo, o qual depende diretamente da Junta de Comércio de Medellín, o turismo foi definido como: “Uma atividade vinculada ao desenvolvimento econômico, à inovação e à tecnologia. Em particular, o Turismo de Negócios, Feiras e Convenções (turismo grupal) referindo-se às viagens realizadas por motivos comerciais, profissionais e outros relacionados com temas de trabalho, diferencia-se de outros tipos de turismo por sua alta especialização em seu contexto de alta competência, o que, por conseguinte, estimula o investimento, favorece os laços empresariais, contribuiu para a regeneração urbana e do meio e é complemento do turismo de ócio tradicional. A aposta no Clúster Turismo de Negócios, Feiras e Convenções por uma cidade–região como Destino de Reuniões de Negócios Internacionais, está baseada em três pilares principalmente: 1. Talento humano com competências internacionais. Com o propósito de promover programas de formação com perfil internacional para os atores que formam a cadeia turística.

Not available 20

0,4% Not available

834

17,7%

3,9%

2,6% 2,3% 3,5% 28,7%

Fontes: (1) Juntas de Comércio de: Aburrá Sul, Medellín para Antióquia e Oriente Antioquenho. (2) Cálculo realizado a partir da informação de empresas renovadas e matriculadas até 31 de dezembro de 2010, fornecida pelas Juntas de Comércio de: Aburrá Sul, Magdalena Médio e Nordeste Antioquenho, Medellín para Antióquia, Oriente Antioquenho e Urabá. (3) DANE – Cálculos Unidade de Pesquisas Econômicas CCMA. (4) DANEContas Departamentais 2009, base 2005.

2. Sistema de Gestão de Destinos. Com o objetivo de favorecer o acesso a mercados nacionais e internacionais para as empresas do setor por meio de tecnologias de informação, conhecimento e inovação, desenvolvimento de novas redes de negócios e articulação de produtos e serviços dos fornecedores da cadeia turística. 3. Desenvolvimento de Novos Produtos. Para desenvolver produtos turísticos permanentes que aumentem o fluxo de turistas nacionais e internacionais na cidade-região e motivem a atração de eventos”.

O Papel da Chancelaria Colombiana A Chancelaria de San Carlos e especificamente a Direção Geral do Protocolo jogou um papel importante nestes desenvolvimentos e adquiriu uma maturidade reconhecida no planejamento, execução e interventoria de eventos de importância internacional; porém, são vários os desafios que tem pela frente, para poder favorecer de maneira articulada o impulso a estas vitrinas internacionais. O primeiro esforço poderia ser concentrado na atualização das normas que regem o protocolo de Estado (incluindo as diretivas que regulam o Protocolo Militar) para adequá-las a um mundo globalizado e que exige uma modernização quantitativa e qualitativa. 51


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

O Protocolo de Estado como ferramenta de apoio para a articulação e para o desenvolvimento de processos institucionais, convencionais e empresariais. César Felipe González Hernández* Desde a realização do Congresso Anfitiônico do Panamá de 1826 e durante a Assinatura da Carta da Organização dos Estados Americanos -OEA em Bogotá no dia 30 de abril de 1948, a aprovação do “Protocolo de Cartagena de Índias” no dia 05 de dezembro de 1985, a Comemoração dos 50 anos da OEA em Bogotá em 1998, a realização do XXXVIII Período de Sessões da Assembleia Geral da OEA, na cidade de Medellín em junho de 2008, até a presente data, quando Cartagena de Índias constitui-se como a anfitriã da VI Reunião de Cúpula das Américas, é reconhecido o esforço do Estado Colombiano por consolidar a integração hemisférica e contribuir com a experiência como país sede de inúmeras reuniões de cúpula, convenções e congressos internacionais, para a formulação de consensos, entre as quais podem ser mencionadas as Reuniões de Cúpula de Unctad – 1992, NOAL – 1995, e Grupo do Rio em 2000, entre muitas outras. É sua, uma responsabilidade do Estado, mas principalmente da Chancelaria colombiana gerar as sinergias pertinentes para que o continente inteiro, representado nos Chefes de Estado e de Governo, nos Ministros de Relações Exteriores, Embaixadores, enviados especiais e outros altos dignitários e personalidades dos setores público e privado, como também de diferentes atores sociais; desenvolva de maneira eficiente e eficaz as reuniões que correspondem ao formato da Reunião de Cúpula das Américas, para a conquista dos compromissos que levem a ações concretas e sustentáveis, de frente a um continente que exige esforços importantes para resolver os grandes paradigmas do século XXI. * César Felipe González Hernández é Embaixador de Carreira Diplomática da Colômbia. Atualmente, desempenha-se como Ministro Plenipotenciário na Embaixada da Colômbia ante o Governo do Canadá. Como funcionário de Carreira Diplomática e Consular desempenhou as funções de Coordenador de Cerimonial Diplomático, Coordenador de Privilégios e Imunidades da Direção Geral do Protocolo, Coordenador Executivo Nacional pela Colômbia para a XXXVIII Assembleia Geral da OEA, Medellín, junho de 2008, em Comissão como Primeiro Coordenador do Gabinete do Protocolo do Ministério de Defesa Nacional 2006 – 2007 e no Serviço Exterior desempenhou-se como Ministro Conselheiro da Embaixada da Colômbia na Jamaica 2003, Cônsul Geral da Colômbia na Cidade de Atlanta 1999 - 2003, Cônsul da Colômbia em NovaYork (Encarregado do Gabinete de Assistência a Conacionais) 1995 – 1997,Vicecônsul da Colômbia no México, D.F. 1991 – 1992. Egresso da Faculdade de Relações Internacionais da Universidade Jorge Tadeo Lozano de Bogotá e Prêmio Andrés Bello da Academia Diplomática do Chile 1989, também, foi docente da Cátedra de Protocolo da Universidade do Norte, 50

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

Para isto, é necessário concretizar, desde a Secretaria Geral da Chancelaria, esforços administrativos que levem à estruturação de uns mecanismos de controle e interventoria, suficientes e necessários para a conquista de um exercício diplomático transparente, eficiente e limpo desde o ponto de vista ecológico; os quais devem estar integrados à multiplicidade de controles estabelecidos pelos fornecedores dos diferentes bens e/ou serviços, que gera a cidade sede, para que respondam aos padrões internacionais estabelecidos por uma série de associações e de organizações internacionais de congressos, convenções, centros e palácios de convenções e de “Conventions and Visitors Bureaus”, entre as quais destacam-se, entre outras: a Associação Internacional de Palácios de Congressos (AIPC) , a Associação Internacional de Organizadores Profissionais de Congressos (IAPCO) , o International Congress & Convention Association (ICCA) , a Union of International Associations (UIA) , a International Association of Convention & Visitor Bureaus (IACVB) , a International Society of Meeting Planners (ISMP) e a Association Meetings International . Como é possível observar, a construção de um sistema internacional neste âmbito, é crescente e tende a unificar-se e os atores principais dentro do processo de licitação, coordenação e execução deste setor devem estar enfocados em revisar os diagramas de fluxo e “scorecards” da atividade convencional em geral; ainda que o otimismo das recentes conquistas no incremento de indicadores deixa-os animados, não se deve perder de vista que o país: 1) ainda carece do perfil bilíngue que este mercado em particular requer, 2) tem pouquíssimos processos de gestão de qualidade certificados na área de serviços do setor de turismo de negócios, congressual e convencional, e 3) que inevitavelmente, em alguns meios foi gerado um círculo vicioso para reduzir os custos dos serviços convencionais, através de um procedimento, que a maneira de leilão para baixo, termina por favorecer a redução do preço e não à melhoria da qualidade do serviço ao cliente (o qual é um dos maiores valores agregados com que conta este setor na Colômbia). Neste contexto, o país deve reconhecer o esforço que vem realizando o setor privado (especialmente durante a última década) ao integrar-se de maneira colegiada ao redor dos “Conventions and Visitors Bureaus” que existem na Colômbia, dentro dos quais destacam-se: 1) o Convention and Visitor Bureau de Cartagena de Índias, instituição privada sem ânimo de lucro, criada em agosto de 1997 ; 2) o Convention and Visitors Bureau da Cidade de Medellín, instituição privada sem ânimo de lucro vinculada ao processo de promoção internacional da vitrina da estratégia de Clústeres ; à qual será feita referência mais adiante e, logicamente, 3) o Convention and Visitors Bureau da Cidade de Bogotá o qual conta com 104 empresas afiliadas e pertence ao International Congress and Convention Association (ICCA). Seus sócios estratégicos são a Junta de Comércio de Bogotá (CCB), a Prefeitura de Bogotá e empresas privadas do setor que oferecem apoio. É certo que o trabalho produtivo dos “Conventions and Visitors Bureaus” foi favorecido por um aumento na oferta, mas também parte deste mérito é a forma como as cidades de Cartagena de Índias, Bogotá e, principalmente, Medellín têm adequado suas linhas de Governo para estimular o setor privado; para dar maior atenção a estas vitrinas de congressos, conferências, convenções internacionais; e, com um grau maior de exigência logística e protocolaria, às Reuniões de Cúpula de Chefes de Estado e de Governo; vitrinas que a chancelaria colombiana está empenhada em impulsionar.

No caso de Medellín, o interesse dos medelhinenses de levar adiante um projeto de cidade-região, moveu diferentes setores para um esquema de cooperação que permite orientar suas vitrinas de produção de maneira mais eficiente, de tal maneira que a internacionalização termina sendo uma ferramenta, mais que um fim em si e é aí precisamente onde o Protocolo de Estado tem um papel articulador com o meio internacional governamental e intergovernamental, fortalecendo com o músculo que o Estado concede-lhe, a atividade ou conjunto de atividades que a cidade sede de eventos internacionais que for o caso, chegar a desenvolver.

Apesar de ter materializado em uma norma municipal (linha internacional No. 5), Medellín não conformou-se com enunciar as premissas, mas também fez um esforço real de comprometer os setores acadêmico, empresarial e estatal, em um projeto de cidade clúster; que beneficiou a mais de 20.000 empresas na cidade–região, aproximadamente seis clústeres específicos, a saber: energia elétrica; têxteis, confecções, desenho e moda; construção; turismo de negócios, feiras e convenções; serviços de medicina e odontologia; e tecnologia, informação e comunicações (TIC).

Comunidade clúster: participação na economia de Antióquia Cluster

Energia elétrica

No. Empresas 2010 (1)

Ativos (USD milh) (1)

Participação no total Ativos (%) (2)

2.330

23.958

17,7%

12.384

3.912

10.463

Turismo de Negócios, Feiras e Convenções Serviços de Medicina e Odontologia

Têxtil/Confecção Desenho e Modamode Construção

Tecnologia de Informação e Comunicação

SUBTOTAL

Exportações 2010 (USD milh) (3)

Participação em total exportações (%)

Participação no PIB Antióquia (4)

86

1,8%

2,9%

556

11,8%

2,6%

15.508

11,5%

172

3,7%

17,2%

8.734

839

0,6%

2.164

1.659

1,2%

3.633

3.282

2,4%

39.708

45.875

36%

O clúster turismo de negócios, feiras e convenções De acordo com um documento elaborado pela direção do clúster de turismo, o qual depende diretamente da Junta de Comércio de Medellín, o turismo foi definido como: “Uma atividade vinculada ao desenvolvimento econômico, à inovação e à tecnologia. Em particular, o Turismo de Negócios, Feiras e Convenções (turismo grupal) referindo-se às viagens realizadas por motivos comerciais, profissionais e outros relacionados com temas de trabalho, diferencia-se de outros tipos de turismo por sua alta especialização em seu contexto de alta competência, o que, por conseguinte, estimula o investimento, favorece os laços empresariais, contribuiu para a regeneração urbana e do meio e é complemento do turismo de ócio tradicional. A aposta no Clúster Turismo de Negócios, Feiras e Convenções por uma cidade–região como Destino de Reuniões de Negócios Internacionais, está baseada em três pilares principalmente: 1. Talento humano com competências internacionais. Com o propósito de promover programas de formação com perfil internacional para os atores que formam a cadeia turística.

Not available 20

0,4% Not available

834

17,7%

3,9%

2,6% 2,3% 3,5% 28,7%

Fontes: (1) Juntas de Comércio de: Aburrá Sul, Medellín para Antióquia e Oriente Antioquenho. (2) Cálculo realizado a partir da informação de empresas renovadas e matriculadas até 31 de dezembro de 2010, fornecida pelas Juntas de Comércio de: Aburrá Sul, Magdalena Médio e Nordeste Antioquenho, Medellín para Antióquia, Oriente Antioquenho e Urabá. (3) DANE – Cálculos Unidade de Pesquisas Econômicas CCMA. (4) DANEContas Departamentais 2009, base 2005.

2. Sistema de Gestão de Destinos. Com o objetivo de favorecer o acesso a mercados nacionais e internacionais para as empresas do setor por meio de tecnologias de informação, conhecimento e inovação, desenvolvimento de novas redes de negócios e articulação de produtos e serviços dos fornecedores da cadeia turística. 3. Desenvolvimento de Novos Produtos. Para desenvolver produtos turísticos permanentes que aumentem o fluxo de turistas nacionais e internacionais na cidade-região e motivem a atração de eventos”.

O Papel da Chancelaria Colombiana A Chancelaria de San Carlos e especificamente a Direção Geral do Protocolo jogou um papel importante nestes desenvolvimentos e adquiriu uma maturidade reconhecida no planejamento, execução e interventoria de eventos de importância internacional; porém, são vários os desafios que tem pela frente, para poder favorecer de maneira articulada o impulso a estas vitrinas internacionais. O primeiro esforço poderia ser concentrado na atualização das normas que regem o protocolo de Estado (incluindo as diretivas que regulam o Protocolo Militar) para adequá-las a um mundo globalizado e que exige uma modernização quantitativa e qualitativa. 51


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Outro esforço importante é o de convocar os atores principais do protocolo de Estado, tais como: oficiais de protocolo, imprensa e segurança do Estado, que em muitas ocasiões, sobrepõem seus interesses e prioridades gerando um crescimento do mapa de riscos, com o único fim, de unificar critérios e estabelecer códigos comuns, que permitam o desenvolvimento profissional de cada uma destas atividades. “Sotto Voce”, o setor privado das cidades com vocação internacional, tem manifestado o interesse de contar com a presença descentralizada da Chancelaria, uma vez que é evidente que cada dia gera-se uma maior interlocução, aumenta o investimento direto e a cooperação internacional, como também cresce a relação consular, bilateral e multilateral, as quais exigem uma maior dinâmica e articulação nas linhas de comunicação desde e para o interior da Chancelaria colombiana, a qual conta no caso de Cartagena com uma sede alterna, que historicamente tem tido um papel mais administrativo que diplomático e/ou protocolário. Por sua parte, Medellín não tem sede alterna de Chancelaria, mas está disposta e à altura das circunstâncias para contar com um instrumento funcional que facilite, promova e articule “In Situ” as relações internacionais dos diferentes setores produtivos estabelecidos no formato clúster. Durante os anos oitenta, a Chancelaria contou também com sede alterna na ilha de San Andrés para efeitos de facilitação do fluxo migratório de estrangeiros para a Colômbia. Em conclusão, a possibilidade de promover a descentralização funcional da Chancelaria, bem poderia merecer uma reflexão para estender de maneira direta, o alcance da diplomacia colombiana aos lugares onde a história produtiva do país é escrita.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

As Cúpulas das Américas não são incompatíveis com outras Cúpulas regionais: a experiência dos inícios* Diego Cardona C.** Desde faz alguns anos, os cidadãos de nossos países se perguntam pela utilidade de reuniões diversas que acontecem com diligente periodicidade. Além das numerosas reuniões bilaterais, se encontram as Cúpulas sub-regionais (MERCOSUL, Comunidade Andina, Sistema Centro - americano, cúpulas caribenhas, Nafta) e também devem se adicionar as Cúpulas regionais, de mais ampla abrangência (UNASUR, Ibero -americana, Aliança do Pacífico, Meso-américa, Alba, Celac, e claro está, a Cúpula das Américas). Isto implica, na média, para nossos países, entre 5 a 15 reuniões bilaterais por ano, e uma quantidade semelhante de reuniões multilaterais que os Chefes de Estado devem atender. Isto sem contar as Cúpulas com atores de fora da região, e as muito incontáveis reuniões de Chanceleres.

(1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl (4) http://www.uia.org (5) http://www.iacvb.org (6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com (8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012 (9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012 (10) http://www.bogotacb.com (11) Junta de Comércio de Medellín para Antióquia. Documentos Comunidade Clúster No. 1: Clúster, uma estratégia para criar vantagem competitiva. 2006 e Documentos Comunidade Clúster No. 5: Avanços da estratégia Clúster de Medellín e Antióquia. 2009.Versões digitais disponíveis em www. camaramedellin.com.

***

Pelo anterior, é explicável que alguns se perguntem com ocasião de cada reunião-Cúpula no nível de Chefes de Estado ou de Governo, pela pertinência de sua continuidade e participação, e de momento, no que faz referência à Cúpula das Américas, que é o evento de mais ampla abrangência no continente americano. O debate, aberto desde faz vários anos, sobre a conveniência da inclusão de todos os países do hemisfério em ditas reuniões, é pertinente e provavelmente possa se aclarar de maneira gradual. Mas o que interessa destacar neste escrito, é que justamente, a Cúpula das Américas é o único mecanismo multilateral que os latinoamericanos y caribenhos temos para um diálogo do mais alto nível com Estados Unidos e Canadá. E nessa medida, constitui uma fonte de oportunidades de negociação, de exposição de posições e de busca de consensos que, obviamente, devem ter por sua parte um complemento bilateral. O dito, sem desconhecer que alguns governos lhe darão ao bilateral uma maior importância, dado o bom estado de seu relacionamento com os dois países mencionados. Nenhum mecanismo sub-regional ou regional (inclusive a Comunidade de Estados Latino-americanos e Caribenhos (Celac), que *Traduzido por: Ximena Zuluaga - Câmara de Comércio Colombo - Brasileira

nos reúne a quase todos, sem exclusões), substitui ao mecanismo das Conferências das Américas. E a melhor demonstração de que podem ser mecanismos complementários, é dada pelo exame dos começos deste processo, com a preparação da primeira Cúpula das Américas, em 1994. De lá podemos extrair os latino- americanos e caribenhos, uma lição de extraordinária valia. Vejamos: Decorria a segunda metade do mês de agosto de 1994. Umas semanas antes, Brasil tinha assumido a Secretaria pro-témpore anual do Grupo do Rio - G-Rio-, composto nessa época pela quase totalidade dos países latino-americanos, aos quais se adicionava um representante pelos centro-americanos e outro pelos países do Caribe Insular. Mesmo que a representação nos dois últimos casos, não era plena a nível individual e que alguns outros países não eram membros do grupo, a verdade é que o G-Rio teve importantes iniciativas, desde sua conformação na década dos oitenta logo do processo de Contadora, até finais do século. Como sabemos, o G-Rio é hoje, em boa hora, assumido pela Celac. Desde finais desse agosto e durante a primeira semana de setembro de 1994, o governo dos Estados Unidos (a administração Clinton) pus em execução uma importante iniciativa diplomática, com visitas de diversos funcionários a dez países latino-americanos, e com contatos no resto do continente, para administrar a possível realização duma Cúpula interamericana. Propunham como sede, uma cidade caribenha: Miami. Começou-se a falar da primeira semana de dezembro, como a época ideal para dita reunião. Obviamente, em algumas chancelarias e por parte de alguns Chefes de Estado, o tema parecia ter interesse, se bem todos se perguntavam pelos objetivos da reunião além da fotografia oficial e os usuais atos protocolares. Para alguns era evidente que se tratava duma feliz oportunidade para apoiar eventuais reuniões bilaterais (mecanismo muito útil e freqüente em todas as Cúpulas multilaterais do mundo). Para outros, era a ocasião de introduzir alguns temas que pudessem ser de interesse para seus respectivos países. Para as chancelarias, era um desafio importante. Para o Grupo de Rio, tratava-se duma oportunidade com o intuito de expor posições unificadas -se podia chegar a elas em tão breve tempo- perante os sócios estadunidenses. O caso é que numa reunião presidencial do Grupo de Rio, no mês de setembro, celebrada casualmente no Rio de Janeiro, sob presidência brasileira, os países do Grupo decidiram assumir o desafio de garantir uma exitosa Cúpula das Américas, com a condição que pudessem ser implementados os mecanismos para expor posições claras e unificadas por parte do G-Rio. Foram emitidas providências claras aos Chanceleres e aos coordenadores nacionais do Grupo, para desenvolver todos os esforços conducentes ao alcance desse propósito. Foi assim como foram promovidos, entre setembro e novembro, sete reuniões de coordenadores nacionais e duas reuniões de Chanceleres, para ir avançando em posições comuns. Ditas reuniões foram intercaladas com cinco sessões de trabalho das 34 delegações comprometidas com a Cúpula. Existiram três assuntos centrais que é bom ressaltar para que a história da diplomacia de nossos países tome nota ao respeito: Primeiro: A proposta dos Estados Unidos, de celebrar a Cúpula das Américas, foi aceita, mas com a condição que tivesse uma agenda temáti-

ca importante, e que a reunião não fosse só um encontro mais ou menos protocolar dos Chefes de Estado e de Governo. Ao respeito, nos Estados Unidos foram feitas algumas consultas com agências do governo, ONGs e membros da sociedade civil. A somatória dessas idéias particulares, e por tanto assistemática devido ao pouco tempo disponível, constituía o núcleo de sua iniciativa temática. Canadá começou a mostrar interesse, para o mês de novembro. Por sua parte, o Grupo de Rio tinha, para finais de outubro, propostas para que houvesse uma declaração de princípios se era desejada, e um plano de ação com temas concretos, que atingiam a um pouco mais duma dezena. Sobre a marcha, e chegada já à segunda semana de novembro, isto é a menos dum mês da Cúpula, existiam sobre o carpete, dois documentos: Um, proposto por Estados Unidos com algumas iniciativas do Canadá; e outro, apresentado pelo Grupo de Rio. Após de longas, e em ocasiões estéreis discussões, com um avance mínimo nos acordos, a delegacia da Colômbia fez cair em conta que, provavelmente era preciso esclarecer ante tudo o problema da óptica metodológica dos negociadores, fruto por sua vez de aproximações culturais à realidade: os diplomáticos estadunidenses e canadenses operaram de maneira indutiva, recolhendo iniciativas particulares para elaborar depois sua proposta geral. E os membros do G-Rio, tinham em sua maioria uma visão dedutiva, isto é que tinham interesse em discutir primeiro a concepção geral e a aproximação metodológica, antes de entrar en detalhes particulares. Mas era evidente que todos queriam uma Cúpula com temas interessantes e com tarefas a futuro. Ventilado o assunto, as discussões avançaram finalmente, com tropeços, exceto num tema como será visto depois. Segundo: A estratégia negociadora dos latino-americanos e caribenhos. Como foi dito, o Grupo de Rio concordou apoiar a iniciativa, mas ao mesmo tempo insistiu na necessidade de expor posições comuns. Todos os temas de negociação entre os 34 países participantes eram precedidos de reuniões exaustivas do G-Rio. Sobre os 23 temas da primeira Cúpula das Américas, vale dizer que os países do G-Rio atuaram de comum acordo na totalidade da agenda. Isto implicava posições claras e previamente concertadas, e em especial, vozearia claramente definida. Dava-se nas reuniões do G-Rio, um mandato para que a Secretaria Pro-Tempore (Brasil neste caso) expusesse a posição concordada, após do qual os representantes de países que quisessem intervir, podiam fazê-lo. Como as posições foram previamente concordadas no Grupo, não houve a menor nota discordante, mesmo que em algumas ocasiões os debates no interior do G-Rio foram agudos. Isto é, o G-Rio falou com coordenação plena e vozearia unificada. Isto pôde se garantir pelas consultas permanentes dos coordenadores nacionais com seus Chanceleres e de estes com seus Chefes de Estado, os quais tiveram um alto nível de diálogo permanente em todo o processo negociador. Durante os últimos três dias e noites de novembro, a uma semana da Cúpula, foi feita uma produtiva reunião final de todos os negociadores e suas equipes em Airlie House, no Estado de Virginia, reunião da qual saiu o documento consolidado que grosso modo subscreveram os Chefes de Estado e de Governo na Cúpula. O único tema que não foi possível aclarar foi o relacionado com Drogas e delitos conexos. O problema radicou em que a delegacia dos Estados Unidos o apresentou como um problema derivado unicamente da existência da produção e dos cartéis. Os países latino-americanos assumiram

**Diego Cardona é PhD em Relações Internacionais. Professor e Pesquisador. Ex Vice- ministro de Relações Exteriores da Colômbia. Atualmente, membro do Centro de Pensamento Estratégico do Ministério de Relações Exteriores da Colômbia. 52

53


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

Outro esforço importante é o de convocar os atores principais do protocolo de Estado, tais como: oficiais de protocolo, imprensa e segurança do Estado, que em muitas ocasiões, sobrepõem seus interesses e prioridades gerando um crescimento do mapa de riscos, com o único fim, de unificar critérios e estabelecer códigos comuns, que permitam o desenvolvimento profissional de cada uma destas atividades. “Sotto Voce”, o setor privado das cidades com vocação internacional, tem manifestado o interesse de contar com a presença descentralizada da Chancelaria, uma vez que é evidente que cada dia gera-se uma maior interlocução, aumenta o investimento direto e a cooperação internacional, como também cresce a relação consular, bilateral e multilateral, as quais exigem uma maior dinâmica e articulação nas linhas de comunicação desde e para o interior da Chancelaria colombiana, a qual conta no caso de Cartagena com uma sede alterna, que historicamente tem tido um papel mais administrativo que diplomático e/ou protocolário. Por sua parte, Medellín não tem sede alterna de Chancelaria, mas está disposta e à altura das circunstâncias para contar com um instrumento funcional que facilite, promova e articule “In Situ” as relações internacionais dos diferentes setores produtivos estabelecidos no formato clúster. Durante os anos oitenta, a Chancelaria contou também com sede alterna na ilha de San Andrés para efeitos de facilitação do fluxo migratório de estrangeiros para a Colômbia. Em conclusão, a possibilidade de promover a descentralização funcional da Chancelaria, bem poderia merecer uma reflexão para estender de maneira direta, o alcance da diplomacia colombiana aos lugares onde a história produtiva do país é escrita.

SEPARATA • VI Cumbre de Las Américas

As Cúpulas das Américas não são incompatíveis com outras Cúpulas regionais: a experiência dos inícios* Diego Cardona C.** Desde faz alguns anos, os cidadãos de nossos países se perguntam pela utilidade de reuniões diversas que acontecem com diligente periodicidade. Além das numerosas reuniões bilaterais, se encontram as Cúpulas sub-regionais (MERCOSUL, Comunidade Andina, Sistema Centro - americano, cúpulas caribenhas, Nafta) e também devem se adicionar as Cúpulas regionais, de mais ampla abrangência (UNASUR, Ibero -americana, Aliança do Pacífico, Meso-américa, Alba, Celac, e claro está, a Cúpula das Américas). Isto implica, na média, para nossos países, entre 5 a 15 reuniões bilaterais por ano, e uma quantidade semelhante de reuniões multilaterais que os Chefes de Estado devem atender. Isto sem contar as Cúpulas com atores de fora da região, e as muito incontáveis reuniões de Chanceleres.

(1) http://www.aipc.org (2) http://www.iapco.org (3) http://www.icca.nl (4) http://www.uia.org (5) http://www.iacvb.org (6) http://www.iami.org (7) http://www.cat-publications.com (8) http://www.cartagenaconventionbureau.com: 2012 (9) http://www.medellinconventionbureau.com: 2012 (10) http://www.bogotacb.com (11) Junta de Comércio de Medellín para Antióquia. Documentos Comunidade Clúster No. 1: Clúster, uma estratégia para criar vantagem competitiva. 2006 e Documentos Comunidade Clúster No. 5: Avanços da estratégia Clúster de Medellín e Antióquia. 2009.Versões digitais disponíveis em www. camaramedellin.com.

***

Pelo anterior, é explicável que alguns se perguntem com ocasião de cada reunião-Cúpula no nível de Chefes de Estado ou de Governo, pela pertinência de sua continuidade e participação, e de momento, no que faz referência à Cúpula das Américas, que é o evento de mais ampla abrangência no continente americano. O debate, aberto desde faz vários anos, sobre a conveniência da inclusão de todos os países do hemisfério em ditas reuniões, é pertinente e provavelmente possa se aclarar de maneira gradual. Mas o que interessa destacar neste escrito, é que justamente, a Cúpula das Américas é o único mecanismo multilateral que os latinoamericanos y caribenhos temos para um diálogo do mais alto nível com Estados Unidos e Canadá. E nessa medida, constitui uma fonte de oportunidades de negociação, de exposição de posições e de busca de consensos que, obviamente, devem ter por sua parte um complemento bilateral. O dito, sem desconhecer que alguns governos lhe darão ao bilateral uma maior importância, dado o bom estado de seu relacionamento com os dois países mencionados. Nenhum mecanismo sub-regional ou regional (inclusive a Comunidade de Estados Latino-americanos e Caribenhos (Celac), que *Traduzido por: Ximena Zuluaga - Câmara de Comércio Colombo - Brasileira

nos reúne a quase todos, sem exclusões), substitui ao mecanismo das Conferências das Américas. E a melhor demonstração de que podem ser mecanismos complementários, é dada pelo exame dos começos deste processo, com a preparação da primeira Cúpula das Américas, em 1994. De lá podemos extrair os latino- americanos e caribenhos, uma lição de extraordinária valia. Vejamos: Decorria a segunda metade do mês de agosto de 1994. Umas semanas antes, Brasil tinha assumido a Secretaria pro-témpore anual do Grupo do Rio - G-Rio-, composto nessa época pela quase totalidade dos países latino-americanos, aos quais se adicionava um representante pelos centro-americanos e outro pelos países do Caribe Insular. Mesmo que a representação nos dois últimos casos, não era plena a nível individual e que alguns outros países não eram membros do grupo, a verdade é que o G-Rio teve importantes iniciativas, desde sua conformação na década dos oitenta logo do processo de Contadora, até finais do século. Como sabemos, o G-Rio é hoje, em boa hora, assumido pela Celac. Desde finais desse agosto e durante a primeira semana de setembro de 1994, o governo dos Estados Unidos (a administração Clinton) pus em execução uma importante iniciativa diplomática, com visitas de diversos funcionários a dez países latino-americanos, e com contatos no resto do continente, para administrar a possível realização duma Cúpula interamericana. Propunham como sede, uma cidade caribenha: Miami. Começou-se a falar da primeira semana de dezembro, como a época ideal para dita reunião. Obviamente, em algumas chancelarias e por parte de alguns Chefes de Estado, o tema parecia ter interesse, se bem todos se perguntavam pelos objetivos da reunião além da fotografia oficial e os usuais atos protocolares. Para alguns era evidente que se tratava duma feliz oportunidade para apoiar eventuais reuniões bilaterais (mecanismo muito útil e freqüente em todas as Cúpulas multilaterais do mundo). Para outros, era a ocasião de introduzir alguns temas que pudessem ser de interesse para seus respectivos países. Para as chancelarias, era um desafio importante. Para o Grupo de Rio, tratava-se duma oportunidade com o intuito de expor posições unificadas -se podia chegar a elas em tão breve tempo- perante os sócios estadunidenses. O caso é que numa reunião presidencial do Grupo de Rio, no mês de setembro, celebrada casualmente no Rio de Janeiro, sob presidência brasileira, os países do Grupo decidiram assumir o desafio de garantir uma exitosa Cúpula das Américas, com a condição que pudessem ser implementados os mecanismos para expor posições claras e unificadas por parte do G-Rio. Foram emitidas providências claras aos Chanceleres e aos coordenadores nacionais do Grupo, para desenvolver todos os esforços conducentes ao alcance desse propósito. Foi assim como foram promovidos, entre setembro e novembro, sete reuniões de coordenadores nacionais e duas reuniões de Chanceleres, para ir avançando em posições comuns. Ditas reuniões foram intercaladas com cinco sessões de trabalho das 34 delegações comprometidas com a Cúpula. Existiram três assuntos centrais que é bom ressaltar para que a história da diplomacia de nossos países tome nota ao respeito: Primeiro: A proposta dos Estados Unidos, de celebrar a Cúpula das Américas, foi aceita, mas com a condição que tivesse uma agenda temáti-

ca importante, e que a reunião não fosse só um encontro mais ou menos protocolar dos Chefes de Estado e de Governo. Ao respeito, nos Estados Unidos foram feitas algumas consultas com agências do governo, ONGs e membros da sociedade civil. A somatória dessas idéias particulares, e por tanto assistemática devido ao pouco tempo disponível, constituía o núcleo de sua iniciativa temática. Canadá começou a mostrar interesse, para o mês de novembro. Por sua parte, o Grupo de Rio tinha, para finais de outubro, propostas para que houvesse uma declaração de princípios se era desejada, e um plano de ação com temas concretos, que atingiam a um pouco mais duma dezena. Sobre a marcha, e chegada já à segunda semana de novembro, isto é a menos dum mês da Cúpula, existiam sobre o carpete, dois documentos: Um, proposto por Estados Unidos com algumas iniciativas do Canadá; e outro, apresentado pelo Grupo de Rio. Após de longas, e em ocasiões estéreis discussões, com um avance mínimo nos acordos, a delegacia da Colômbia fez cair em conta que, provavelmente era preciso esclarecer ante tudo o problema da óptica metodológica dos negociadores, fruto por sua vez de aproximações culturais à realidade: os diplomáticos estadunidenses e canadenses operaram de maneira indutiva, recolhendo iniciativas particulares para elaborar depois sua proposta geral. E os membros do G-Rio, tinham em sua maioria uma visão dedutiva, isto é que tinham interesse em discutir primeiro a concepção geral e a aproximação metodológica, antes de entrar en detalhes particulares. Mas era evidente que todos queriam uma Cúpula com temas interessantes e com tarefas a futuro. Ventilado o assunto, as discussões avançaram finalmente, com tropeços, exceto num tema como será visto depois. Segundo: A estratégia negociadora dos latino-americanos e caribenhos. Como foi dito, o Grupo de Rio concordou apoiar a iniciativa, mas ao mesmo tempo insistiu na necessidade de expor posições comuns. Todos os temas de negociação entre os 34 países participantes eram precedidos de reuniões exaustivas do G-Rio. Sobre os 23 temas da primeira Cúpula das Américas, vale dizer que os países do G-Rio atuaram de comum acordo na totalidade da agenda. Isto implicava posições claras e previamente concertadas, e em especial, vozearia claramente definida. Dava-se nas reuniões do G-Rio, um mandato para que a Secretaria Pro-Tempore (Brasil neste caso) expusesse a posição concordada, após do qual os representantes de países que quisessem intervir, podiam fazê-lo. Como as posições foram previamente concordadas no Grupo, não houve a menor nota discordante, mesmo que em algumas ocasiões os debates no interior do G-Rio foram agudos. Isto é, o G-Rio falou com coordenação plena e vozearia unificada. Isto pôde se garantir pelas consultas permanentes dos coordenadores nacionais com seus Chanceleres e de estes com seus Chefes de Estado, os quais tiveram um alto nível de diálogo permanente em todo o processo negociador. Durante os últimos três dias e noites de novembro, a uma semana da Cúpula, foi feita uma produtiva reunião final de todos os negociadores e suas equipes em Airlie House, no Estado de Virginia, reunião da qual saiu o documento consolidado que grosso modo subscreveram os Chefes de Estado e de Governo na Cúpula. O único tema que não foi possível aclarar foi o relacionado com Drogas e delitos conexos. O problema radicou em que a delegacia dos Estados Unidos o apresentou como um problema derivado unicamente da existência da produção e dos cartéis. Os países latino-americanos assumiram

**Diego Cardona é PhD em Relações Internacionais. Professor e Pesquisador. Ex Vice- ministro de Relações Exteriores da Colômbia. Atualmente, membro do Centro de Pensamento Estratégico do Ministério de Relações Exteriores da Colômbia. 52

53


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

uma posição clara sobre o tema: era precisa uma visão equilibrada que tratasse o problema em todos os elos da cadeia, incluindo também o consumo, o lavado de ativos, o problema da falta de controle sobre os envios de precursores químicos por parte dos países desenvolvidos, e o sério assunto da procedência das armas que finalmente terminavam em mãos das organizações criminais. Após de difíceis discussões, e de expressões claras dos Presidentes andinos, chegou-se à conclusão que o tema devia se tratar dum jeito mais amplo e completo, no seio da Comissão Interamericana para o Controle do Abuso de Drogas (Cicad) da OEA. Assim foi feito, e ano e meio mais tarde, na Cicad, após de sete rodadas de trabalho, subscrever-se-ia uma Estratégia Antidrogas das Américas, que constitui o primeiro documento na diplomacia mundial, que abordou o complexo assunto em sua integridade, com inclusão de todos os problemas em cada elo da cadeia. A discussão teve um aporte importante: não se expuseram após da mesma, as acusações unilaterais que pretendiam ingenuamente que a única responsabilidade provinha “do outro”, e as posições mostraram finalmente algum equilíbrio. A partir dessas discussões, os latino-americanos puderam impulsionar um acordo com a União Européia, numa célebre reunião bi-regional de Chanceleres em Cochabamba (1996), que foi a primeira instância multilateral em aceitar a vigência do principio de coresponsabilidade nesses temas. Esse acordo, abriu por sua vez o espaço para levar o tema, meses mais tarde, a uma posterior sessão especial da Assembléia Geral das Nações Unidas. Terceiro: O paradoxal assunto do comércio. Os países latino-americanos e caribenhos pareciam concordar nesse momento, em que era preciso comprometer aos Estados Unidos com acesso comercial aberto e estável, mediante um acordo, de preferência multilateral. O governo Clinton chegava à Cúpula das Américas, um mês depois de se comprometer a um espaço de livre comércio na Vazia do Pacífico, para o ano 2025. Hoje dia parecerá curioso, mas nesse momento os países latino-americanos e caribenhos pretendiam um acordo similar, à maior brevidade, enquanto a delegacia estadunidense manifestava que lhes parecia conveniente, mas não antes de 2020. Logo, devido à mediação do delegado presidencial Thomas McLarthy Jr., quem tinha providências precisas do Presidente Clinton, de garantir o sucesso da Cúpula, as autoridades de comércio desse país, apresentaram propostas que tivessem levado o processo até 2015. Os latino-americanos indicaram sua profunda decepção, e se ouviram inclusive vozes de delegados que, com instruções presidenciais, manifestavam que seus países não viam nenhum senso numa Cúpula se o tema do comércio não era incluído.

A mudança de posições em matéria comercial foi evidente para a terceira cúpula. Desde aquele tempo, alguns países avançaram com acordos bilaterais de livre comércio, inclusive com numerosos atores extra-regionais, em vários casos. Outros, com acordos comerciais diversos entre eles. Alguns países têm sido cautelosos e inclusive contrários a ditos acordos. Por isto, tal vez, o procedente tem sido trabalhar sobre temas diferentes ao comércio, nos quais podem promover consensos importantes e concretos. Como conclusão, é claro que não tem por quê existir incompatibilidade entre a Cúpula das Américas e as cúpulas regionais e sub-regionais, já que é o único mecanismo multilateral geral que temos para dialogar com os Estados Unidos e o Canadá a nível de Chefes de Estado e de Governo. Em especial, não existe incompatibilidade entre estas cúpulas e as da Celac. Pelo contrário, se na Celac e em outras agrupações (sub-regionais, por exemplo) se implementassem mecanismos de consenso suficientemente claros, segundo o tema tratado, esses consensos poderiam ser levados de maneira criativa aos diálogos com os Estados Unidos e o Canadá. O exemplo da atuação exemplar do G-Rio na primeira Cúpula das Américas podia ser eloqüente para a diplomacia latino-americana e caribenha do próximo futuro.

***

O que era interessante do processo é que por razões compreensíveis, as posições mudaram no percurso dos dois anos seguintes: Estados Unidos passou de querer lhe dar demoras ao processo, a apoiar o livre comércio nas Américas (como tinha feito Bush pai), e expor que isto devia se garantir em poucos anos. E por sua parte, alguns latino-americanos, começando por Brasil, cabeça visível do G-Rio nesse momento, passaram de promover um acordo comercial das Américas, tomara no curto prazo, a posições mais cautas e as vezes protecionistas, dados os poucos avanços nas negociações da Organización Mundial de Comercio (OMC). Para alguns dos governos da América do Sul era preferível consolidar o âmbito regional, como um melhor mecanismo negociador, para desde ali poder convergir em maiores espaços, inclusive continentais.

54

55


Asociación Diplomática y Consular de Colombia

uma posição clara sobre o tema: era precisa uma visão equilibrada que tratasse o problema em todos os elos da cadeia, incluindo também o consumo, o lavado de ativos, o problema da falta de controle sobre os envios de precursores químicos por parte dos países desenvolvidos, e o sério assunto da procedência das armas que finalmente terminavam em mãos das organizações criminais. Após de difíceis discussões, e de expressões claras dos Presidentes andinos, chegou-se à conclusão que o tema devia se tratar dum jeito mais amplo e completo, no seio da Comissão Interamericana para o Controle do Abuso de Drogas (Cicad) da OEA. Assim foi feito, e ano e meio mais tarde, na Cicad, após de sete rodadas de trabalho, subscrever-se-ia uma Estratégia Antidrogas das Américas, que constitui o primeiro documento na diplomacia mundial, que abordou o complexo assunto em sua integridade, com inclusão de todos os problemas em cada elo da cadeia. A discussão teve um aporte importante: não se expuseram após da mesma, as acusações unilaterais que pretendiam ingenuamente que a única responsabilidade provinha “do outro”, e as posições mostraram finalmente algum equilíbrio. A partir dessas discussões, os latino-americanos puderam impulsionar um acordo com a União Européia, numa célebre reunião bi-regional de Chanceleres em Cochabamba (1996), que foi a primeira instância multilateral em aceitar a vigência do principio de coresponsabilidade nesses temas. Esse acordo, abriu por sua vez o espaço para levar o tema, meses mais tarde, a uma posterior sessão especial da Assembléia Geral das Nações Unidas. Terceiro: O paradoxal assunto do comércio. Os países latino-americanos e caribenhos pareciam concordar nesse momento, em que era preciso comprometer aos Estados Unidos com acesso comercial aberto e estável, mediante um acordo, de preferência multilateral. O governo Clinton chegava à Cúpula das Américas, um mês depois de se comprometer a um espaço de livre comércio na Vazia do Pacífico, para o ano 2025. Hoje dia parecerá curioso, mas nesse momento os países latino-americanos e caribenhos pretendiam um acordo similar, à maior brevidade, enquanto a delegacia estadunidense manifestava que lhes parecia conveniente, mas não antes de 2020. Logo, devido à mediação do delegado presidencial Thomas McLarthy Jr., quem tinha providências precisas do Presidente Clinton, de garantir o sucesso da Cúpula, as autoridades de comércio desse país, apresentaram propostas que tivessem levado o processo até 2015. Os latino-americanos indicaram sua profunda decepção, e se ouviram inclusive vozes de delegados que, com instruções presidenciais, manifestavam que seus países não viam nenhum senso numa Cúpula se o tema do comércio não era incluído.

A mudança de posições em matéria comercial foi evidente para a terceira cúpula. Desde aquele tempo, alguns países avançaram com acordos bilaterais de livre comércio, inclusive com numerosos atores extra-regionais, em vários casos. Outros, com acordos comerciais diversos entre eles. Alguns países têm sido cautelosos e inclusive contrários a ditos acordos. Por isto, tal vez, o procedente tem sido trabalhar sobre temas diferentes ao comércio, nos quais podem promover consensos importantes e concretos. Como conclusão, é claro que não tem por quê existir incompatibilidade entre a Cúpula das Américas e as cúpulas regionais e sub-regionais, já que é o único mecanismo multilateral geral que temos para dialogar com os Estados Unidos e o Canadá a nível de Chefes de Estado e de Governo. Em especial, não existe incompatibilidade entre estas cúpulas e as da Celac. Pelo contrário, se na Celac e em outras agrupações (sub-regionais, por exemplo) se implementassem mecanismos de consenso suficientemente claros, segundo o tema tratado, esses consensos poderiam ser levados de maneira criativa aos diálogos com os Estados Unidos e o Canadá. O exemplo da atuação exemplar do G-Rio na primeira Cúpula das Américas podia ser eloqüente para a diplomacia latino-americana e caribenha do próximo futuro.

***

O que era interessante do processo é que por razões compreensíveis, as posições mudaram no percurso dos dois anos seguintes: Estados Unidos passou de querer lhe dar demoras ao processo, a apoiar o livre comércio nas Américas (como tinha feito Bush pai), e expor que isto devia se garantir em poucos anos. E por sua parte, alguns latino-americanos, começando por Brasil, cabeça visível do G-Rio nesse momento, passaram de promover um acordo comercial das Américas, tomara no curto prazo, a posições mais cautas e as vezes protecionistas, dados os poucos avanços nas negociações da Organización Mundial de Comercio (OMC). Para alguns dos governos da América do Sul era preferível consolidar o âmbito regional, como um melhor mecanismo negociador, para desde ali poder convergir em maiores espaços, inclusive continentais.

54

55


Impreso por:

LITOGRAFIA VANEGAS & CIA LTDA Carrera 20A No. 8 - 45 Tels.:(571) 409 2171 โ€ข (571)237 1295 Fax:(571) 560 4632 Bogotรก - Colombia


Acrílico en lienzo, 1,70 X 1,84 mts., 2010.

Esta obra de Fabio Avella conlleva un análisis conceptual y social de las corrientes migratorias que enriquecen el ambiente socio-político pluralista y cosmopolita de las nuevas sociedades de esta aldea global. Las migraciones son, sin duda, fenómenos de la mayor trascendencia en la actual política internacional.Las aves migratorias viajan -sin fronteras- miles de kilómetros en busca del calor de los países del sur durante los fríos inviernos del norte, para luego regresar a sus lugares de origen. Esta pintura de los “Fous de Bassan”, de la familia de los alcatraces, originarios del norte de Canadá, realizada en material acrílico y formato gigante, es una obra llena de mucho color,infinitos contrastes y un perpetuo movimiento. El Embajador Fabio Avella, después de haber sido miembro de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia por más de 30 años, decidió dedicarse por completo a su pasión por la pintura. Su obra se inspira en los trazos, las pinceladas y la riqueza cromática de grandes maestros colombianos como Alejandro Obregón, Enrique Grau, Carlos Jacanamijoy, Ana Mercedes Hoyos y Juan Antonio Roda. En lo internacional, sigue con devoción a los otrora vanguardistas Cézanne, Gauguin y Van Gogh. El Embajador Avella se describe como un ''pintor expresionista - figurativo'' al que le encanta la belleza de la realidad que lo rodea, la cual trabaja de una manera abstracta con el fin de dejar espacio a la imaginación y las emociones de los observadores.

No. 17 • Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia Orbis No. 16 • EDICIÓN ESPECIAL • Revista de la Asociación Diplomática y Consular de Orbis Colombia

“Les Oiseaux Cosmiques”

Año 17 • No. 17 • Abril 2012

Revista Revista de de la la Asociación Asociación Diplomática Diplomática yy Consular Consular de de Colombia Colombia

SEPARATA

Cumbre de las Américas


Revista ORBIS 17 / 2012