Issuu on Google+


CONTENIDO CONTENIDO NOTA EDITORIAL ____________________________________________________________

3

II FORO NACIONAL DEL SERVICIO EXTERIOR “LA AGENDA POSITIVA DE LA POLÍTICA EXTERIOR COLOMBIANA” ______________

5

Medio Ambiente Reseña del Embajador Carlos Alberto Gamba ____________________________________

7

Agenda Positiva en América Latina Reseña de la Ministra Plenipotenciaria Diana Patricia Aguilar ________________________ 11 Agenda Positiva en Norteamérica Reseña de la Ministra Plenipotenciaria Luz Marina Rivera ___________________________ 13 Agenda Positiva en Europa Reseña del Ministro Consejero Alfonso Vélez Rivas _________________________________ 15 Agenda Positiva en Asia – Noroeste Pacífico Reseña de Esteban Restrepo Uribe ______________________________________________ 17 Política Migratoria en Colombia Reseña de Luz Marina Quintero ________________________________________________ 25 LA INTEGRALIDAD DE LA POLÍTICA EXTERIOR Jaime Bermúdez Merizalde _______________________________________________________ 28 EMBAJADOR CAMILO REYES: 35 AÑOS DEDICADO AL SERVICIO EXTERIOR COLOMBIANO ___________________________________________________________________ 30

ARTÍCULOS El papel de Colombia como gestora de un proyecto de seguridad integral en la Comunidad Andina de Naciones Senadora Marta Lucía Ramírez ____________________________________________________ 38 La Unión Suramericana de Naciones: Fundamentos de “Soft Law” y “Hard Law” para la Construcción Jurídica de la Integración en la Región LLM Fabián Augusto Cárdenas Castañeda ___________________________________________ 41 Colombia y la integración suramericana José Camilo Sandoval ____________________________________________________________ 51 La Publicidad de los tratados internacionales Margarita Manjarrez _____________________________________________________________ 55 Delito cibernético: tema clave de seguridad en la agenda internacional Daniel Andrés Cruz Cárdenas _____________________________________________________ 59 La nueva bipolaridad. Profesor Pío García ______________________________________________________________ 62 De acuerdo, reformemos la Cancillería Senadora Cecilia López Montaño __________________________________________________ 71 PRINCIPIOS DE LA CARRERA DIPLOMÁTICA Y CONSULAR DE COLOMBIA _______________________________________________________ 72


www.diplomaticos-colombia.org ISSN 1657-2505 Con fecha del 16 de noviembre de 2000

COMITÉ EDITORIAL Carlos Alberto Gamba Diana Patricia Aguilar Alfonso de Jesús Vélez Rivas Ana Laura Acosta Orjuela Andrea Acosta Rodríguez Daniel Andrés Cruz Cárdenas

LOGÍSTICA Martha Castañeda July Castiblanco

FOTOGRAFÍAS ENTREVISTA Juan Camilo Romero

PORTADA DE REVISTA “Cuna“ 80 x 100 cm, 2005 Esther Mosquera - Pintora colombo-venezolana

2

JUNTA DIRECTIVA Presidente FERNANDO ALZATE DONOSO

Primer Vocal (s) CARLOS ALBERTO GAMBA

Tesorero CARLOS VALERO SANDOVAL

Vicepresidente DIANA AGUILAR PULIDO

Segundo Vocal HERNÁN VARGAS MARTÍN

Tesorero (s) HERNÁN CUERVO CASTELLANOS

Secretario Ejecutivo LUZ MARINA RIVERA ROJAS

Segundo Vocal (s) RAFAEL OROZCO BARRERA

Fiscal JOSÉ SANDOVAL ROJAS

Secretario Ejecutivo (s) FRANCISCO GUTIÉRREZ PLATA

Tercer Vocal RAFAEL QUINTERO CUBIDES

Fiscal (s) CLAUDIA CUEVAS ORTIZ

Primer Vocal MANUEL SOLANO SOSSA

Tercer Vocal (s) DANIEL CRUZ CÁRDENAS

La revista Orbis es una publicación de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia y no tiene ningún vínculo institucional con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. Las opiniones expresadas en los artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el pensamiento de la asociación. Los contenidos pueden ser reproducidos total o parcialmente previa autorización de la revista y citando la fuente.


Nota editorial Dentro de la filosofía y los principios fundamentales que orientan a la Asociación Diplomática y Consular de Colombia, el aportar intelectualmente al análisis y la comprensión de los hechos y fenómenos de las Relaciones Internacionales, constituye una tarea fundamental. Con esa meta, la revista ORBIS ha sido la tribuna serena, reflexiva y plural en la cual diplomáticos, asociados o no a nuestra institución, académicos y formadores de opinión en general, han expresado sus ideas y expuesto sus posiciones con total independencia. Hoy para la Asociación es motivo de orgullo y satisfacción presentar el número 14 de la revista ORBIS, fruto de un esfuerzo mancomunado entre miembros de la casa e importantes invitados, quienes comparten con todos nuestros lectores su conocimiento especializado, experiencia y análisis personal de temas como el medio ambiente, el delito cibernético y la publicidad de los tratados internacionales, entre otros, además enriquecida con los aportes de representantes de la academia, del Congreso de la República, y de un número plural de Diplomáticos colombianos que abordan con entusiasmo la llamada “agenda positiva” en todas las latitudes del mundo.

3


Un especial agradecimiento nos merece el artículo del señor Canciller, Jaime Bermúdez Merizalde, sobre la Integralidad de la política exterior colombiana. Y es que integralidad es precisamente uno de los principios por los cuales los diplomáticos colombianos hemos clamado desde hace un largo periodo de tiempo. La Cancillería, debemos reconocerlo, ha cedido importantes competencias, y ha visto afectado su liderazgo en la planificación, definición e implementación de la política exterior del país, a favor de agencias del Estado que no siempre han tenido la perspectiva global y el tacto propio de los diplomáticos. En efecto, un diplomático de carrera es un profesional integral, altamente especializado en su ámbito de competencia, que no puede ser improvisado, sino por el contrario profesionalizado, vale decir, aquel para quien su proyecto de vida y su vocación es desempeñar la función pública del servicio exterior.

4

A propósito de los planteamientos del señor Ministro, debemos decir que han generado entre los diplomáticos de carrera grandes y optimistas expectativas, fundamentadas en la propuesta integral de devolver a la Cancillería su papel de eje articulador de la política exterior colombiana, las reiteradas manifestaciones públicas de apoyo a la Carrera y su reconocimiento del inexplicable rezago salarial frente a otros ministerios y la urgente necesidad de solucionarlo. El 2009 se presenta entonces como un año de grandes expectativas y retos para la Cancillería de San Carlos. Recuperar sus fueros, articular la política exterior, así como conducir una nueva, profunda y duradera reforma del Estatuto de la Carrera Diplomática y Consular, bajo el escrutinio de una opinión pública cada vez más interesada en su producto final. Convencidos de que esta publicación es un aporte más de la Asociación Diplomática y Consular de Colombia a la consolidación de la política exterior colombiana, deseamos al lector un buen tránsito por las temáticas planteadas.

Comité Editorial Revista Orbis


II FORO NA CIONAL NACIONAL DEL SERVICIO EXTERIOR “LA A GEND A POSITIV A AGEND GENDA POSITIVA DE LA POLÍTICA EXTERIOR COL OMBIANA OMBIANA”” COLOMBIANA Los días 27, 28 y 29 de febrero de 2008 tuvo lugar el II Foro Nacional del Servicio Exterior “La Agenda Positiva de la Política Exterior Colombiana”, organizado de manera conjunta por la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Asociación Diplomática y Consular de Colombia. 5

El Foro se constituyó en el espacio propicio para el debate sobre el papel de los temas positivos de la agenda interna dentro de la formulación de la política exterior colombiana.

El medio ambiente, la política migratoria y la agenda positiva de Colombia en América Latina, Asia, Europa y Norteamérica, fueron temas claves abordados durante el Foro. La revista ORBIS recoge a continuación importantes conceptos presentados por los ponentes, con el propósito de contribuir en el posicionamiento del país en el ámbito internacional.


6


MEDIO AMBIENTE P OR E MBAJADOR C ARLOS A LBERTO G AMBA *

ANDREA GARCÍA GUERRERO: CAMBIO CLIMÁTICO

La teoría en ese momento era que desde la Revolución Industrial, el cambio climático, el suceso natural de glaciación, la desglaciación y el calentamiento global de la tierra se

cual motivó la convocatoria del panel intergubernamental del cambio climático.

A comienzos de los años setenta, científicos del mundo empezaron Dicho panel hizo un diagnóstico del a tomar conciencia escenario del clima glosobre los efectos de bal, con un mensaje de los gases de invernaalarma muy claro para los Dicho panel hizo un diagnóstico del dero, los cuales se sigobernantes de todos los escenario del clima global, con un guen provocando con países y las Naciones Unimensaje de alarma muy claro para mayor intensidad y das. El cambio climático, los gobernantes de todos los países con lamentables conde origen antropogénico, y las Naciones Unidas. secuencias para la atse estaba dando con efecmósfera de la tierra. tos acelerados y trayendo Por este incremento, como consecuencia el inse fijó la atención de sus efectos habían incrementado en niveles cremento del nivel del mar, aproxien el cambio climático a escala muy significativos y las causas eran madamente en un metro en los global. mayormente antropogénicas, lo próximos 80 años, debido al des-

7

* Embajador de la Carrera Diplomática y Consular. Actualmente es Embajador de Colombia en El Salvador. Ha sido Embajador en Kenia y ha desempeñado cargos diplomáticos y consulares en Canadá, Honduras y Puerto Rico. En planta interna de la Cancillería ha ocupado las Jefaturas de la Sección de Europa y de la Sección de Asia, África y Oceanía de la Subsecretaría de Política Exterior.


hielo de los glaciares y de los polos; la expansión de enfermedades tropicales y la falta de seguridad alimentaria por emigración de los cultivos; la redistribución de las lluvias, incrementándolas y disminuyéndolas en aquellos climas poco lluviosos, desencadenando fenómenos de desertización, entre muchas otras consecuencias nocivas tanto para la naturaleza y los ecosistemas, como para la población mundial. Debido a que estos efectos ya han empezado a evidenciarse, es necesario desarrollar estrategias urgentes sobre el cambio climático.

8

can más hacia la exportación, mientras que una tercera línea es la de la autosuficiencia. Colombia se ubica un poco por encima de la frontera de la autosuficiencia. Desde 2006, el elevado precio del crudo ha motivado el impulso mundial de combustibles alternativos que no utilizan fuentes fósiles. Es así como en la Unión Europea se están promoviendo metas de 5,75% en consumo de biocombustibles para el sector transporte en el 2010.

vable, como las hidroeléctricas. Adicionalmente hay fuentes de energía fósil más baratas que el petróleo. En los países mucho más dependientes del petróleo es un imperativo realizar algún tipo de desarrollo en cuanto a los biocombustibles. En el caso de Colombia, existe una gran posibilidad de explorar la producción y el comercio de biocombustibles, con buenas perspectivas para la generación de empleo, si se lleva a cabo de una manera adecuada.

Por otra parte, en el futuro se vislumbran otras generaciones de combustibles como son las celdas de hidrógeno, con las cuales ya se producen baterías eléctricas ANDRÉS FELIPE GARCÍA: durables de ion líquido, cuya BIOCOMBUSTIBLES mayor dificultad es el costo que puede hacer prohibitiva su masiPropender por un desarrollo sosficación. En términos getenible en Colombia innerales, se puede pensar cluye la necesidad de en un combustible sea analizar el tema de los Colombia aparece referenciada cual sea su origen, si se biocombustibles, como como potencial productor de etanol, tienen condiciones deseavector de desarrollo y la para lo cual muestra algunas bles y favorables, pero importancia de coordiparticularidades favorables, porque que produzca baja contanar a los actores vincues autosuficiente en petróleo, y minación ambiental y alto lados con este sector aunque sus reservas son pequeñas, balance energético. La productivo. tiene muy buena capacidad idea es que la alta dispoinstalada de energía renovable, nibilidad de materias El auge del tema de los como las hidroeléctricas. primas para producción biocombustibles está lide biocombustibles genegado a la producción re un bajo impacto en el mundial de petróleo y a las políticas de la OPEP, la cual a biodiesel, usados por la mayor consumo de los alimentos. partir del 2007 se ha convertido parte de vehículos particulares en JOSÉ ANTONIO GÓMEZ: en una organización poderosa de el mundo. Le siguen Brasil y la COMERCIO DE los países exportadores dominan- Unión Europea. PRODUCTOS DE LA tes, lo que ha motivado que los países desarrollados y los países Colombia aparece referenciada BIODIVERSIDAD importadores netos impulsen es- como potencial productor de tos temas, convirtiendo al sector etanol, para lo cual muestra algu- Colombia es un país pródigo tanto de los biocombustibles en priori- nas particularidades favorables, en biodiversidad biológica como dad nacional. En hidrocarburos, se porque es autosuficiente en petró- en riqueza cultural. En biodiverobserva que existen importadores leo, y aunque sus reservas son sidad, está en los primeros luganetos, como los Estados Unidos y pequeñas, tiene muy buena capa- res, al lado de Brasil, Perú y otros la Unión Europea, y otros se acer- cidad instalada de energía reno- países del área tropical, y esta El manejo de biocombustibles está muy avanzado en unos países y atrasado en otros. Estados Unidos es el primer productor y consumidor mundial de etanol y de tecnologías comercialmente disponibles para su uso vehicular, con dos grandes productos, bioetanol y


oportunidad que tiene Colombia mercado mundial de rápido cre- grama de las Naciones Unidas debe aprovecharse. La inmensa cimiento. Los mayores clientes es- para el Medio Ambiente, donde diversidad biológica en las áreas tán en la Unión Europea, en la Colombia tiene una cara positiva de niebla, en los bosques húme- Comunidad Andina de Naciones y un papel de liderazgo en las disdos tropicales del Amazonas y del y en Estados Unidos. A veces im- cusiones que se tienen en este Pacífico, en las sabanas y los bos- portamos más productos deriva- marco. Cabe anotar que el Conques de galería de los Llanos dos de la diversidad que los que venio sobre Diversidad Biológica Orientales, en los boses un instrumento interques secos de la Guajinacional para proteger la ra y de otras regiones fauna y la flora, y ya fue Es determinante saber negociar, del país y de la Zona ratificado por 190 países, saber llegar en el momento Andina, hace que Coincluida Colombia, para oportuno a estas negociaciones y lombia refleje y reprecuya ejecución existen órsaber presentar acertada y sente una diversidad ganos técnicos y políticos, adecuadamente esta riqueza como muy importante en esceen los cuales nuestro país una oportunidad para el desarrollo narios de negociación es líder del Grupo de Paíy el bienestar del país. internacional. Sin emses Megadiversos afines. bargo es determinante Allí, se constituyó una saber negociar, saber alianza con México para llegar en el momento oportuno a deberíamos estar exportando. Im- la negociación de importantes teestas negociaciones y saber pre- portamos muchas plantas medici- mas en materia de Biodiversidad, sentar acertada y adecuadamente nales y productos de la China, Perú pues los dos países reúnen la maesta riqueza como una oportuni- o Brasil. yor cantidad de productos dad para el desarrollo y el bienbiodiversos, en relación con la parestar del país. Algunas cifras En suma, es un reto muy impor- te del planeta que ocupa su terripueden situar nuestro país en el tante para Colombia aprovechar torio. Conforman el grupo 15 mercado de los productos deriva- comercialmente su biodiversidad, países, y Colombia tiene un peso dos de la biodiversidad, y las ma- para construir y generar bienes- específico en las negociaciones. yores oportunidades están por el tar para el país. De allí nace un protocolo de delado de la industria farmacéutica sarrollo jurídico de este tratado, el mundial, la industria biotecnoProtocolo de Cartagena sobre JIMENA NIETO: AGENDA bioseguridad, cuyos temas de lógica, con el desarrollo de cultiDEL PROTOCOLO DE agenda se refieren a la regulavos, semillas, flores cortadas, CARTAGENA ción del movimiento transfronbulbos, follaje fresco cortado, entre otros productos. El mercado de En relación con la agenda positiva terizo, es decir importación y productos derivados de la biodi- de Colombia, el tema ambiental exportación de los organismos viversidad, como no maderables del es definitivamente uno de aque- vos genéticamente modificados, es bosque, semillas y plantas medici- llos en los que el país en el ámbito decir los transgénicos. nales, gomas, látex, extractos, etc., internacional tiene una cara amaalcanzan altas cifras comerciales, ble y positiva. En el tema de cam- El Protocolo de Cartagena nace con una creciente importancia por bio climático, el rol destacado de como una reacción de la comunila certificación de áreas para la la delegación colombiana le ha dad internacional a esa tecnoloagricultura y la producción soste- llevado a ser muy dinámico en las gía novedosa, basado en el nible. También hay posibilidades negociaciones, como también en principio de precaución, pues, por el lado de productos orgáni- asuntos de biocomercio y biodi- aunque no haya certeza científica cos, ecoturismo, productos para el versidad, teniendo en cuenta que del daño que puedan producir los cuidado personal, cosméticos y el Protocolo de Cartagena sobre transgénicos, la comunidad intercosmecéuticos, éstos últimos en la bioseguridad es un espacio desta- nacional sí debe hacer algo para dimensión interactiva entre lo cado en el marco de las Naciones proteger la biodiversidad del evenmedicinal y lo cosmético, con un Unidas y específicamente del Pro- tual impacto adverso que puedan

9


10

tener estos productos sobre el La primera son flores y follajes. do, además, frutas naturales no medio ambiente y la salud huma- Debemos dejar de importar estos comunes como copoazu, araza, na. En su artículo 27, este Proto- últimos, que constituyen aquello camucamu y borojó, que comiencolo dice que compromete a las que acompaña a un arreglo flo- zan a ser exhibidas en escenarios partes a desarrollar un régimen ral, siendo aproximadamente un internacionales. En Colombia hay de responsabilidad e indemniza- 65% del mismo. El reto es cómo 1300 empresas, Mipymes y ción, si ocurre un daño en la salud sustituir esas importaciones de fo- pymes de Biocomercio, de las cuahumana. En sus procedimientos, llaje, con todo el follaje que tene- les el 76% está en el sector de sisla norma indica que las partes ten- mos. Disponemos de helechos y temas agropecuarios sostenibles, drán cuatro años para determinar palmas nativos, los cuales han co- el 12% en productos no mareglas y procedimientos en materia menzado a incursionar en el mer- derables y en ecoturismo. Se rede responsabilidad e indem- cado local e internacional. quiere el apoyo de organizaciones nización por el daño no gubernamentales, unicausado por los transversidades, centros de génicos. Se creó un investigación, entidades El Protocolo de Cartagena sobre grupo ad hoc de trabajo, financieras, sector pribioseguridad es un espacio destacado de composición abierta, vado y gremios, sobre el en el marco de las Naciones Unidas y con la responsabilidad sector de biocomercio, específicamente del Programa de las de desarrollar esas redefinido en el Plan NacioNaciones Unidas para el Medio glas y procedimientos y nal de Desarrollo. Hace Ambiente, donde Colombia tiene se designó a Colombia poco se creó el Observauna cara positiva y un papel de y a los Países Bajos para torio Nacional de Bioliderazgo en las discusiones que se que lo copresidieran. comercio, de consulta Como es un convenio virtual, que mensualmentienen en este marco. puramente ambiental, te permite atender 8.000 se refiere únicamente al visitantes, 25 mil descardaño a la biodiversidad y a la res- También tenemos flores como las gas de documentos de estudios de ponsabilidad sobre este particular. heliconias, semillas y artesanías. mercado, e información de exporHasta el momento, las firmas Muchas comunidades indígenas, tación, importación de productos Monsanto, Novartis y Singenta son campesinas y afrocolombianas en derivados de la biodiversidad y foralgunas de las grandes compañías el país dependen económicamen- talecimiento de las iniciativas de que han desarrollado estos te de la artesanía y el potencial biocomercio. transgénicos. Se adelanta el de- que éste tiene en fibras y bejucos bate sobre la responsabilidad que es fundamental, como también lo Se ha definido en el país una esle corresponde al país exportador es el tema del ecoturismo. Tam- trategia para los próximos años o al país importador que autoriza bién son importantes potenciales acerca de la necesidad de difeel ingreso de productos trans- para el biocomercio: la guadua o renciar los productos. Hoy estagénicos en caso de daños o per- acero vegetal, cuyos niveles de ex- mos trabajando con productos juicios derivados de su utilización. portación todavía son pequeños, diferenciados, con productos de pero es promisorio para todos los denominación de origen, con proVENTAJAS DE COLOMBIA diseños de construcción, de ductos de denominaciones geoPARA AVANZAR EN EL artesanías y generación de vivien- gráficas con orígenes botánicos, MARCO DE LOS MERCADOS das más amigables. Se destacan como un valor agregado. Resulta INTERNACIONALES además los ingredientes naturales de la mayor importancia la distripara la industria cosmética y bución justa y equitativa de los beLas oportunidades y las potencia- farmacéutica, los productos agrí- neficios derivados de la diversidad lidades que tiene la región se fun- colas orgánicos, los peces orna- biológica como un elemento dedamentan principalmente en cinco mentales, cuyas exportaciones terminante en cualquier actividad o seis cadenas de valor, de im- ascienden a varios millones de de Biocomercio que se realice en portancia estratégica para el país. dólares. Se están comercializan- el país.


AGEND A POSITIV A GENDA POSITIVA EN AMÉRICA LA TINA LATINA P OR D IANA P ATRICIA A GUILAR *

Ser líder regional implica, en primer lugar, voluntad política, entendimiento y prospectiva de la región y en segundo lugar, capacidad de negociador, facilitador y conciliador con el resto de las regiones del mundo.

AGENDA POSITIVA EN AMÉRICA LATINA: BRASIL La presentación del Embajador de Brasil en Colombia, Valdemar Carneiro Leao, es un referente para hablar de la Agenda Positiva de Colombia. Brasil es el país-continente con la mayor cantidad de fronteras en la región suramericana y con casi todos sus miembros como vecinos, sus avances comerciales son evidentes y se destaca la estabilización económica alcanzada por la que tantos años ha luchado. Agrega el Embajador, en su presentación, que no por estos programas macroeconómicos se ha

* Licenciada en Filología e Idiomas de la Universidad Nacional de Colombia. Magíster en Análisis de Problemas Políticos, Económicos e Internacionales Contemporáneos de la Universidad Externado de Colombia. DEA en Relaciones Internacionales de la Universidad de la Sorbona. Actualmente es Ministro Plenipotenciario de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia.

descuidado atender las urgentes necesidades sociales y que la administración Lula viene

11

dando avances significativos en ese sentido. Brasil estimaa Colombia como un socio importante en el ámbito comercial, y particularmente en lo político. En este último aspecto se encuentran algunas divergencias con los intereses actuales de Planoalto. Termina el Embajador su presentación con un interrogante: ¿existe un déficit de confianza en la relación bilateral?


12

Comparto ampliamente las apreAGENDA POSITIVA EN parte de la agenda positiva de Cociaciones del Embajador sobre los AMÉRICA LATINA: EJE DE lombia en la medida en que está avances socio-económicos de COOPERACIÓN basada más en sus potencialidades Brasil y no dudo de su importany capacidades que en su problemácia regional, y por lo mismo me Cuando escuchamos presenta- tica de violencia. es curioso escucharle que su país ciones como la del Dr. Enrique no tiene intenciones de liderazgo Maruri, Director de Cooperación Los nuevos aspectos que se enfatizan regional. No pareciera por las Internacional de la Cancillería, es (entre ellos demanda, instituciones, actuaciones recientes de Brasil en verdaderamente esperanzador proyectos desarrollo técnico, etc.) las negociaciones comerciales de ver cómo la Cooperación pasó son indudablemente esenciales al la OMC, en su preocupación en de ser una ayuda de los países nuevo enfoque que se requiere para consolidar la Comunidad Sur- desarrollados y por ende de de- que la Cooperación pase a ser de americana de Naciones, ahora pendencia, a un instrumento de verdadera ayuda para el desarroUNASUR y especialmente su can- política exterior y de relación ho- llo y no para la condicionalidad. didatura como representante regional al Consejo Sin embargo, nos hizo falde Seguridad de Naciota conocer en más detalle Es verdaderamente esperanzador nes Unidas. qué resultados ha traído ver cómo la Cooperación pasó de este nuevo enfoque y ser una ayuda de los países ¿Si no existe una intencómo lo estamos finandesarrollados y por ende de ción de liderazgo, exisciando, cuáles son los acdependencia, a un instrumento de te entonces un interés tores que participan en el política exterior y de relación en imponer sus intereproceso y si el gobierno y horizontal que genera capacidades ses nacionales en la rela sociedad civil comparten y beneficios para las partes y no gión? Ser líder regional beneficios y responsabiliimplica, en primer dades en este importante sólo asistencialismo. lugar, voluntad política, aspecto de dar y no solo entendimiento y prosde recibir o de dar para pectiva de la región y en segundo rizontal que genera capacidades recibir algo mejor a cambio. lugar, capacidad de negociador, y beneficios para las partes y no facilitador y conciliador con el sólo asistencialismo. Igualmente, quisiéramos sugerir resto de las regiones del mundo. humildemente, desde este foro, que Todo esto exige compromiso a El Dr. Maruri acierta en señalar que es urgente para Colombia enfatilargo plazo y tiene altos costos la cooperación horizontal es cada zar los sectores de nuevas tecnolopolíticos y económicos. ¿Brasil no vez más importante para Colombia gías e innovación con tecnología de estará dispuesto a todo esto? por cuanto al aumentar la renta me- punta para poder reducir la nece¿Será por lo anterior que el Em- dia del país, se hace necesaria una sidad que menciona el Dr. Maruri bajador considera que existe un cooperación de intercambio más y con ello aumentar nuestros redéficit de confianza por parte de que de Ayuda Oficial para el Desa- cursos humanos, técnicos y finanrrollo – AOD y con ello se puede cieros para responder a los grandes Colombia? afirmar que la cooperación hace retos de la globalización.


AGEND A POSITIV A GENDA POSITIVA EN NORTEAMÉRICA P OR L UZ M ARINA R IVERA * Con el calificativo de “transición”, calificó el Embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, la situación de las relaciones bilaterales. En este período de transición y su proyección a 50 años, el Embajador destacó el papel de los diplomáticos de ambos países, como los mejor llamados a tramitar los cambios, los nuevos temas y las diferencias. Específicamente indicó que “…tenemos diplomáticos para pensar, analizar y formular maneras para asegurar que los intereses nacionales de los países pueden sobrevivir a esos cambios económicos...”.

Colombia, inversión de Colombia en Estados Unidos, integración internacional entre el Norte y el Sur e intercambio educativo. En este proceso se podrán incorporar asuntos no mencionados en los últimos 20 años, tal como es el caso del turismo, ante la posibilidad de que se presente una “explosión de turismo”.

En materia de diferencias, es indispensable prever que también las dos naciones afronten los mismos asuntos desde diferentes ópticas. Se refirió específicamente a las visiones que sobre gobernabilidad y democracia se Del contraste entre el esplantean actualmente en la tado de las relaciones inregión. Las mismas oscilan La agenda bilateral está llamada ternacionales hace diez entre el denominado “Soa superar los marcos del Plan años y el actual, el diplocialismo para el siglo XXI”, Colombia, mediante el cual se mático deriva la necesidad frente al que proyecta el vienen tramitando las crisis, para de pensar, transformar y mercado como mecanispasar a otros más vinculados a superar un vínculo basamo principal para la ecolos temas de democracia y do en crisis: las tres crisis: nomía, menos control del economía de mercado. económica, seguridad y Estado, más papel para el sector privado y mayor integración económica y codroga ilícita, reflejadas en el Plan mercial en el hemisferio. En este * Administradora Pública de la Escuela Colombia, para pasar a uno que punto, el Embajador vuelve a desSuperior de Administración Pública. Magíster en Análisis de Problemas Pointegre los temas que es previsible tacar la importancia de la labor líticos, Económicos e Internacionales se puedan y tengan que abordar de los diplomáticos. Contemporáneos de la Universidad en los próximos 20 años: comerExternado de Colombia. Actualmente es Ministro Plenipotenciario de la Carrera cio internacional (TLC y APDEA), Desde un punto de vista crítico se Diplomática y Consular de Colombia. inversión de Estados Unidos en podría afirmar que el Embajador

13


planteó que la agenda bilateral está llamada a superar los marcos del Plan Colombia, mediante el cual se vienen tramitando las crisis, para pasar a otros más vinculados a los temas de democracia y economía de mercado.

14

como son: los flujos migratorios, las remesas, el comercio y la cooperación con el Plan Colombia. Sobre este último en particular describe como el porcentaje que se invierte para la institucionalidad democrática es mínimo. Así que lo invertido en derechos humanos no alcanza el 2% y lo orientado a democracia participativa no llega al 0,5%. ¿Si esto es así, dónde queda el eje central de la política exterior de los Estados Unidos que

tenía una visión sesgada de la Carrera Diplomática, que fue modificada al ver la labor de los funcionarios de carrera que tuvo bajo su dirección. Su manifestación queda reflejada en sus palabras: “… si hoy me preguntaran qué tipo de Cancillería necesita Colombia, Por su parte, a partir de una visión diría que es una Cancillería absode largo plazo, el analista Juan lutamente profesional, centrada en Fernando Londoño califica la reuna carrera moderna y dinámica lación bilateral como “relación de y pienso que mi opinión ha camacomodación ambigua” que le ha biado radicalmente, yo me equipermitido a Colombia, voqué y creo que es el dentro de una política de momento de reconocer acomodamiento al papel que ustedes son mucho Para cumplir el objetivo de dejar de hegemónico de los Esmejores de lo que la genpresentar a Colombia como un país tados Unidos en la rete cree que son”. Punto problema y pasar a mostrarlo como gión, mantener un cierto seguido, plantea una críuna democracia sólida, con valores nivel de dependencia e tica y una invitación a los compartidos con un actor tan clave independencia relativa. funcionarios de Carrera como los Estados Unidos, el expositor Para ilustrar esta afirmaDiplomática: “…y hay un hace recomendaciones concretas, ción, aparentemente trabajo de comunicación partiendo de la necesidad de ambigua, también, see imagen, de imagen pomejorar la capacidad institucional, ñala dos hechos que sitiva que la Carrera no atendiendo en este marco la marcaron el inicio de ha hecho, esa es la crítiesta relación: la ausenca que les estoy haciendebilidad del servicio exterior. cia de los delegados de do a ustedes…”. los Estados Unidos en el Congreso Anfictiónico y la actua- habla de la defensa y promoción Luego de manifestarse de acuerdo ción de Colombia frente a la Doc- de la democracia? con los anteriores expositores, entrina Monroe. foca la atención en el asunto de la Para cumplir el objetivo de dejar construcción de la imagen como un Ante el uso de la palabra “crisis” de presentar a Colombia como un asunto que parte de conocimiento por parte del Embajador para ca- país problema y pasar a mostrar- no sesgado de sí mismo y de las lificar la relación bilateral, plan- lo como una democracia sólida, contrapartes. Su exposición tiene tea que “…sería más conveniente con valores compartidos con un como hilo conductor las producciomencionar que hemos estado in- actor tan clave como los Estados nes del cine hechas en Hollywood, sertos en las guerras recientes de Unidos, el expositor hace reco- donde la regla es mostrar visiones Estados Unidos”. Derivado de ello, mendaciones concretas, partien- basadas en estereotipos. Ante esta se ha signado la relación como do de la necesidad de mejorar la imagen, su pregunta final es: ¿quién problematizada que debe avanzar capacidad institucional, atendien- habla por Colombia?, a lo cual poen los nuevos elementos que la do en este marco la debilidad del dríamos agregar: ¿y cómo?, desenmarcan. servicio exterior. de el punto de vista no solo de las opiniones oficiales o no, sino de la Al respecto, y teniendo en cuenta Finalmente, el ex-embajador de existencia de una línea clara de penlos temas ya mencionados por el Colombia en Francia, Miguel samiento, ejecutada por profesioEmbajador de los Estados Unidos, Gómez, hace una especie de mea nales que no actúan solo por reflejo, el profesor Londoño agregó otros culpa, al reconocer que, antes de sino en el marco de una estrategia elementos o temas de agenda ser designado en dicha disposición, general de Estado.


AGEND A POSITIV A GENDA POSITIVA EN EUROP A EUROPA P OR A LFONSO V ÉLEZ R IVAS * Al analizar las relaciones América Latina-Unión Europea, Gonzalo Fournier Conde señala que estos dos universos geopolíticos de importante afinidad cultural habían estado de espaldas desde 1898, cuando España perdió sus últimos territorios en el “nuevo mundo”, hasta 1986, año del ingreso de España y Portugal a la entonces Comunidad Económica Europea. Desde una perspectiva actual, la Unión Europea ofrece a Colombia la posibilidad de equilibrar sus relaciones exteriores, orientadas a lo largo del siglo XX con un marcado acento hemisférico al igual que su política comercial, esta última decididamente relacionada con dos mercados de exportación como lo son los Estados Unidos y Venezuela.

15 Desde una perspectiva actual, la Unión Europea ofrece a Colombia la posibilidad de equilibrar sus relaciones exteriores, orientadas a lo largo del siglo XX con un marcado acento hemisférico

* Estudió Sociología y Economía y culminó la Maestría en Análisis de Problemas Políticos, Económicos e Internacionales del Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo en Bogotá. En la actualidad, es Ministro Consejero en la Carrera Diplomática y Consular.


Esta posibilidad se vería notoriamente impulsada con la firma del Acuerdo de Asociación, que han venido negociando la Comunidad Andina y la Unión Europea, que le permitiría en particular a Colombia avanzar en la diversificación de sus mercados y de su oferta exportable.

La dimensión externa de la Unión Europea a través de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) continúa siendo una tarea en construcción que empieza con el Tratado de Maastrich y que entraña desafíos de enormes proporciones, a pesar de la comunidad de valores que integra a los 27 estados miembros y que privilegia la promoción y defensa de los derechos humanos entre los objetivos comunes de la Política Exterior.

cial Común, la Unión Europea ha suscrito 121 acuerdos bilaterales y regionales y otorga, desde la perspectiva unilateral, preferencias arancelarias de acceso a través del Sistema General de Preferencias (SGP). La Unión Europea se constituyó en el año 2007 en el tercer socio comercial de Colombia habiendo ocupado el segundo puesto en el 2006, en el cual, las exportaciones colombianas a dicho mercado superaron los 3000 millones de dólares.

Al hacer un recorrido por los hitos fundacionales de la Unión Europea, como cristalización del espíritu conciliador de la segunda postguerra, el autor analiza los El Acuerdo de Asociación pilares de la construcción permitirá no sólo pasar de un europea; en primer término la integración económimarco unilateral y temporal a ca y más recientemente los uno permanente, bilateral y otros dos pilares: el espacio negociado entre ambas partes de libertad, seguridad y jusen el plano comercial, sino que, ticia, y la Política Exterior y a través de sus otros dos de Seguridad Común.

16

El Acuerdo de Asociación permitirá no sólo pasar de un marco unilateral y temporal a uno permanente, bilateral y negociado entre ambas partes en el plano pilares, el Diálogo Político y la comercial, sino que, a traCooperación, se abre una Esa fuerza integradora ha vés de sus otros dos pilares, perspectiva sólida y promisoria permitido a la Unión Euroel Diálogo Político y la Copara el desarrollo de las pea convertirse en un giganoperación, se abre una perste comercial de cerca de relaciones futuras entre la CANpectiva sólida y promisoria 500 millones de habitantes para el desarrollo de las reUnión Europea. que representa el 20% del laciones futuras entre la total de las importaciones y de las La cooperación de la Comisión de CAN-Unión Europea. exportaciones mundiales, y al mis- la Unión Europea para Colombia mo tiempo, es considerada en alcanzará la suma de 300 millo- Se espera que el Acuerdo de Asotérminos de las relaciones inter- nes de euros aproximadamente ciación dé vía libre a una relanacionales en un “soft power” (po- para el período 2007-2013, a la ción más cualificada y madura der blando) a escala orbital, que que se agrega la cooperación brin- que amplíe la agenda temática genera la mitad de la ayuda hu- dada por los Estados miembros. más allá de los temas de comermanitaria- en el mundo y que cio e inversión a ámbitos de macuenta con la segunda moneda de De otro lado, es de destacar que yor contenido político y de reserva mundial. en el marco de la Política Comer- cooperación.

Nota aclaratoria: El proceso de negociación del Acuerdo de Asociación CAN-UE fue suspendido en abril de 2008 por falta de consenso andino en algunos puntos del pilar comercial. Frente a esta parálisis Colombia y Perú solicitaron a la UE avanzar en el pilar comercial bajo un nuevo esquema de negociación, propuesta que fue acogida por la UE; esto dio origen a la negociación del Acuerdo Comercial Multipartes ente la UE y los países andinos que quisieran avanzar y comprometerse en un acuerdo ambicioso, exhaustivo y compatible con las normas de la OMC. El nuevo esquema prevé cuatro rondas de negociación, la primera de las cuales se llevó a cabo en Bogotá, entre el 9-13 de febrero de 2009 con la participación de Colombia-Ecuador-Perú y la UE. Colombia ha propuesto que los pilares de Diálogo Político y Cooperación se sigan manejando bajo el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación suscrito en el 2003.


AGEND A POSITIV A EN ASIA GENDA POSITIVA ASIA:: NOROESTE PPA ACÍFICO P OR E STEBAN R ESTREPO U RIBE *

PRESENTACIÓN Las jornadas del II Foro Nacional del Servicio Exterior sobre la agenda positiva de la política exterior colombiana, que en buena hora organizó la Asociación Diplomática, con el auspicio de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, dieron pie a la reflexión y la discusión crítica del devenir actual de nuestra inserción en el Asia Pacífico. Para responder, así sea en forma mínima, al honroso, pero inmerecido, honor que los organizadores del evento tuvieron a bien hacerme al distinguirme como moderador de esta parte del evento, paso complacido a reseñarlo. * Abogado. Especialista en Gobierno, Gerencia y Asuntos Públicos de la Universidad Externado de Colombia. Desde 1999, Asesor de COLPECC – Consejo Colombiano de Cooperación en el Pacífico. Desde 2001 representante de Colombia en el International Advisory Group del PECC – Consejo de Cooperación del Pacífico. Actualmente se desempeña como Asesor de la Dirección de Asia, África y Oceanía del Ministerio de Relaciones Exteriores y Coordinador de REDEALAP – Red de Estudios de América Latina y el Caribe sobre Asia-Pacífico.

Las presentaciones del S.E. Li Changhua, embajador de la China, y de la doctora Olga Bula, directora de Asia, África y Oceanía, sobre la estrategia colombiana actual hacia el Pacífico, y del profesor Fernando Barbosa, sobre Japón, se refirieron a las oportunidades que presenta la región para la inserción global del país y

17


de manera particular, China, Japón y Corea. El mensaje fue claro y contundente. Aprovechar las diferentes oportunidades que ofrece nuestra inserción en la región, y especialmente con los gigantes del Este de Asia requiere un cambio de mentalidad y actitud radical y dramático. El profesor Barbosa ilustró este punto al hablar de los hilos rotos que ha dejado la historia de nuestra relación con la región desde la colonia y de lo que denomina “el síndrome Urdaneta”1 .

18

Esto es, no podemos esperar que los asiáticos nos digan qué ofrecer, o qué vender, en los mercados asiáticos. No podemos ser convidados de piedra dejándonos llevar en los procesos e instituciones de cooperación e integración económica regional. Nos corresponde decidir qué queremos intercambiar y a cambio de qué para participar activamente en los mercados. Nos corresponde definir qué aportar a la construcción de la comunidad del Asia-Pacífico. A continuación intentaré identificar las oportunidades principales alrededor de la inserción en el Pacífico, tratadas por nuestros conferencistas. LA REGIÓN Para decirlo en términos simples, el Asia-Pacífico es un mercado gigantesco. La región de APEC, dentro de la que se enmarca el noreste asiático, comprende un mercado

Se ha llamado la atención al hecho que, históricamente, desde la colonia, nuestro relacionamiento ha estado marcado por el desconocimiento y la indiferencia, asociado desafortunadamente por fantasma del contrabando.

de 2600 millones de personas, el 48% de la población mundial y una tasa de crecimiento anual entre el 8,2% y el 7,8%, que se ha duplicado en la última década. El potencial y la proyección de sus economías, sin importar su tamaño, en el sistema internacional, en el ámbito político y económico, está marcado por su pertenencia al Asia-Pacífico. No es gratuito que, contrariamente a nuestra tendencia, cuando un analista como el Embajador Changhua presenta sus percepciones y expectativas alrededor de su país, no lo considere de manera aislada. Presenta a China y sus distintos elementos domésticos e internacionales como parte de la región del Asia-Pacífico. El consenso es que si bien nos inscribimos de manera natural en la región por nuestra posición geográfica, nuestra inserción en la misma y el grado de relacionamiento con sus economías siempre han estado muy lejos de alcanzar su potencial.

El Asia-Pacífico ha sido nuestro patio de atrás, y solo en tiempos recientes estamos tratando de revertir esta situación, dándonos cuenta en el camino del cambio de mentalidad que esto significa. Por su posición geográfica, Colombia se inscribe de manera natural en la Cuenca del Pacífico, pero no basta solamente estar allí; para asegurar una inserción activa es importante no solo pertenecer sino insertarnos realmente en la Cuenca. Colombia como el resto de Latinoamérica, con las inscripciones notables de Chile, Perú y México, está considerablemente rezagada en su participación en la región; los espacios en los foros e instituciones de integración y cooperación regional son reducidos, limitados, o están en un estado incipiente. En lo comercial, si bien se ha reconocido que América Latina es una fuente importante de recursos agroindustriales y energéticos para los países asiáticos y que las empresas asiáticas pueden aportar inversión y tecnología para proyectos de infraestructura tales como puertos, redes de transporte y telecomunicaciones, el intercambio entre las dos regiones está


lejos de alcanzar todo su potencial. En el 2006 América Latina exportó 61 billones de dólares, correspondientes al 14% de su comercio, mientras que las exportaciones de Asia hacia América Latina son del orden de 69,5% billones, equivalentes al 2% de su comercio total. Para aprovechar debidamente las oportunidades del mercado del Asia-Pacífico es necesario explotar las potencialidades del país, sus recursos naturales, su capital humano calificado, su mercado potencial, convenios de acceso favorables a los mercados vecinos y el mejoramiento en las condiciones de seguridad.

y aprender de los aciertos, como lo fue la visión emprendedora del General Reyes y de don Demetrio Salamanca, al firmar el acuerdo de 1908 que inició nuestras relaciones con Japón, cuyo centenario hemos estado celebrando este año; ellos supieron anudar nuestro interés en hacer negocios con Japón, con el interés de ese gobierno en buscar un mayor reconocimiento internacional, proyectando una imagen positiva y su preocupación por las migraciones.

en Colombia, el apoyo a nuestra política cafetera, el Nambei Miracle de Kurosawa indispensable para acceder a créditos frescos durante la década perdida, y el apoyo para ingresar a PECC, PBEC y APEC. EL SURGIMIENTO DE CHINA En el concierto de los mercados potenciales que constituyen el Asia-Pacífico, China se destaca por las oportunidades únicas que presenta.

China es el primer socio comercial de Colombia en la región y el país demográficamente más denso del mundo y el cuarto país Aprovechar las diferentes más grande en extensión oportunidades que ofrece nuestra También hay que superar territorial y se ha coninserción en la región, y la escasa presencia en solidado como la cuarta especialmente con los gigantes del términos de misiones y economía mundial con Este de Asia requiere un cambio de legaciones, claramente un producto bruto mamentalidad y actitud radical y insuficientes para una yor a dos trillones de dóadecuada representación lares y una taza de dramático. de nuestros intereses y crecimiento anual al de expectativas de la región, 11,3%. De otra parte, y desarrollar una actividad más in- marcadas por una indiferencia India, como miembro de BRIC, tensa en la búsqueda de una ma- hacia el Pacífico y Asia, con cierta junto con Brasil, Rusia y China, yor cooperación. distancia, dada nuestra alineación es considerada como una de las con Washington, y con espas- economías en desarrollo de rápiEs necesario fortalecer el inter- módicos incidentes como el de la do crecimiento; la economía Incambio comercial y las relaciones construcción de la Base de Mála- dia ha presentado una excelente de todo tipo con China, Japón, ga en los ochenta, o la apertura tasa de crecimiento del 8,5% en Corea e India principalmente en de la oficina comercial en Tokio el 2007. términos bilaterales y de esa forma para representar nuestros interefacilitar las relaciones multilaterales ses comerciales en toda la región, China es ya uno de los principales y principalmente la participación por la misma época. Y más re- mercados receptores de las exporen los más importantes foros de la cientemente, la Comisión de No- taciones de varios países de la región. tables, nombrada para impulsar región de América Latina. Su conuestras relaciones con Japón, con mercio con los países de América LA HISTORIA del Sur ha sido muy favorable para ocasión de su centenario. estos últimos. Esta región sumiEntender de dónde venimos y En el balance hay que destacar el nistra más del 60% de las imdónde estamos es una oportuni- rol de socio estratégico que Japón portaciones chinas de soya, dad útil, entre otras cosas, para ha prestado a nuestro país: la pre- principalmente desde Brasil y Arno repetir los errores del pasado sencia de las empresas japonesas gentina; el 80% de harina de pesEn general, sin embargo, nuestras relaciones con Japón han estado

19


cado desde Perú y Chile; la tercera parte del cobre importado también viene de Chile, así como el 45% de vinos y uvas.

20

Después de la entrada en vigor del acuerdo de libre comercio entre China y Chile, los intercambios comerciales han experimentado un crecimiento sin precedentes. En los primeros nueve meses del 2007 Chile importó productos de China por un valor total superior a 3500 millones de dólares. A su turno, las exportaciones chilenas hacia China ascendieron a 12 mil millones de dólares, con un incremento del 104,3%. China es hoy por hoy el principal socio de exportación de Chile, y esa tendencia parece que se mantendrá por mucho tiempo. Perú ha desarrollado considerablemente la relación comercial con China. Desde principios de este año ha venido negociando acuerdo bilateral de libre comercio. El intercambio comercial de China con México se concentra en productos de tecnología mediana y alta. Con Estados Unidos, China se ha posicionado como segundo socio comercial, después de Canadá. LAS INSTITUCIONES REGIONALES Los foros y arreglos institucionales para la cooperación y la integra-

ción económica en el Pacífico representan oportunidades únicas para la inserción en la región. Es indiscutible su relevancia y protagonismo, en particular del Foro de Cooperación de Asia-Pacífico, APEC, pero hay que entender cuál es el valor agregado que

nos pueden aportar en ese sentido. Es importante sopesar adecuadamente las posibilidades reales que ofrecen los arreglos institucionales y la arquitectura regional del Asia Pacífico y no repetir debilidades recurrentes de nuestra experiencia en nuestra participación en organismos internacionales, relacionadas con la falta de visión y proyección estratégica, así como de respaldo institucional adecuado.

mia, la empresa y el gobierno, instituciones que van de la mano en estos procesos, haciéndolos mucho más vivos y dinámicos. ¿CUÁLES SON LOS FOROS DE MAYOR INTERÉS PARA COLOMBIA 2 ? a. El Consejo de Cooperación Económica del Pacífico (Pacific Economic and Cooperation Council – PECC) PECC es uno de los que más le interesa a Colombia, y del cual somos miembro desde 1994. Es una organización independiente que involucra al gobierno, la academia y el sector empresarial. Es considerado el think tank de APEC y funciona como una red de comités nacionales; en Colombia es el Consejo colombiano de Cooperación en el Pacífico –Colpecc. De ahí la gran importancia que tiene para Colombia la participación activa en sus temas entre los cuales están la movilidad laboral, la arquitectura institucional del Pacífico y la educación.

Colombia tiene que hacer grandes esfuerzos para insertarse en esta arquitectura Institucional del Pacífico. Y aunque estamos rezagados al respecto, sin duda tenemos mucho potencial para hacerlo y, por supuesto, la disposición de avanzar.

EL PECC fue creado en septiembre de 1980, por iniciativa de los Primeros Ministros de Japón y Australia, quienes organizaron en Canberra, Australia, el “Seminario de la Comunidad del Pacífico”, con la participación de 11 economías de la Cuenca, y en principio se le llamó Conferencia Económica del Pacífico, hasta 1992, cuando adoptó el nombre actual.

Estos foros son menos gubernamentales que los de otras regiones del mundo. Tienen bases tripartitas que incluyen la acade-

PECC reúne hoy día 25 comités miembros: Australia, Canadá, Indonesia, Malasia, Japón, Corea, Nueva Zelanda, Filipinas, Singapur,


Estados Unidos, Papua Nueva Guinea, Fiji, Tonga, Brunei Darussalam, Chile, China, Colombia, Ecuador, Hong Kong, México, Perú, Taipei China, Tailandia y Vietnam, los miembros asociados de Francia (Territorios del Pacífico) y Mongolia. Adicionalmente, hay dos miembros institucionales: el PAFTAD (Conferencia de Intercambio y Desarrollo del Pacífico) y el PBEC (Consejo Económico de la Cuenca del Pacífico). b . El Concejo Económico de la Cuenca del Pacífico (Pacific Basin Economic Council - PBEC)

tado. Posteriormente, en abril de 1991, bajo la dirección y coordinación de la Cámara de Comercio de Bogotá, se creó el Comité Colombiano del Consejo Económico de la Cuenca del Pacífico. La admisión como miembro pleno se formalizó en la XVII Asamblea General, en mayo de 1994. En la reunión de Hong Kong en el 2005, el PBEC decidió que para el primero de septiembre de ese año todos los Comités Nacionales tendrían que desaparecer y que las empresas se afiliarán individualmente a este organismo. La Cámara de Comercio de Bogotá

Es la institucionalización del regionalismo abierto. Carece de reglas y arreglos institucionales formalmente obligatorios –las decisiones se toman por consenso y cada miembro adopta las medidas necesarias para cumplir sus compromisos institucionales. Su agenda se orienta en gran medida a la profundización y ampliación de la agenda comercial multilateral, lo que ha llevado a que se alegue la falta de una agenda comercial propia.

Se determinó que este sería un “foro regional informal” y que los participantes serían “economías” y no Estados miembros. Con este trato, pueden ingresar Por su posición geográfica, Colombia en 1991 la R.P. Chise inscribe de manera natural en la na, Taipei chino y Cuenca del Pacífico, pero no basta Hong Kong. México solamente estar allí; para asegurar y Papúa Nueva Guiuna inserción activa es importante no nea ingresaron en 1993. solo pertenecer sino insertarnos

PBEC es un foro del sector privado exclusivamente. Es un organismo de cooperación del sector empresarial creado en el año 1967 por iniciativa del Comité Cooperativo de Negocios Japón y Australia. Fueron fundadores Estados Unidos y Japón; posteriormente ingresaron Australia, Canadá y Nueva Zelanda; en 1987, Corea del Sur y Taiwán; en 1989, Chile y México; en 1990, Hong Kong y Perú; en 1991, Malasia, Fiji y Filipinas; en 1994, Colombia, la República Popular China y Rusia; en 1995, Tailandia e Indonesia, y en 1996, Ecuador, y posteriormente Singapur. Sus objetivos son: impulsar la cooperación económica. Fortalecer y mejorar el sistema de los negocios con base en empresas. Generar un clima apropiado para los negocios. Incrementar el comercio internacional y las inversiones. En 1990, durante la administración Barco, Colombia participó en la XIII Asamblea General como país invi-

realmente en la Cuenca. ha continuado participando en las actividades del PBEC. Los otros miembros que hacían parte del Comité Nacional del PBEC se agrupan en la Fundación Colombiana del Pacífico. c. El Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (Asia Pacific Economic Cooperation - APEC) Se creó en 1989 en Seúl, a iniciativa del Primer Ministro australiano Bob Hawke. Es una organización de carácter gubernamental, del más alto nivel y peso político en la región. Hoy por hoy es la organización transpacífica por excelencia3 .

La llamada región APEC es la más dinámica del mundo. En los últimos diez años ha aportado el 70% del crecimiento global. En el mismo período, las exportaciones de la región aumentaron en un 113%, la inversión extranjera creció en un 210% y 475% en las economías de menor desarrollo. Las 21 economías miembros reúnen más de 2.600 millones de personas, registran un PIB de casi 20 trillones de dólares (un 60% del PIB del mundo) y representan casi el 50% del comercio mundial. Como lo declaran documentos oficiales de APEC, éste es el principal foro para facilitar el desarrollo económico, el comercio y

21


es que cada economía es libre de abordar la manera de cumplir con su respectiva meta. Los temas políticos tradicionalmente estuvieron excluidos de la agenda de APEC hasta el año 2001 en que EE.UU. logró introducir el tema del terrorismo (en cuanto pueda afectar al comercio) en la Reunión de Líderes de Shanghai. La agenda de APEC está diseñada para evitar caer en conflictos cuya discusión obstaculizaría el avance de la cooperación y la integración económica regional, como el de ChinaTaiwán, y evitar conflictos con otros procesos como la ASEAN + 3, o la Cumbre del Este de Asia.

22

la inversión en la región del Asia Pacífico. Su objetivo es la liberalización del comercio para promover la paz y el bienestar de las poblaciones de sus miembros. Estos se denominan economías4 y su cabeza es la reunión de los Líderes de dichas economías.

APEC divide sus actividades en tres áreas de acción: Cooperación Técnica y Económica (ECOTECH), Facilitación y Liberalización del Comercio (TILF) y Facilitación de Negocios.

el 2001 fue China, en el 2002 México, en el 2003 Tailandia, en el 2004 Chile, en el 2005 Corea, en el 2006 es Vietnam y en el 2007 Australia. Algunos de los actuales temas de discusión en APEC son: impulsar la reforma estructural de APEC, para fortalecer el marco institucional y el funcionamiento de los mercados; respaldar las negociaciones para la liberalización del comercio en la OMC y la agenda de desarrollo de Doha; luchar contra la corrupción y asegurar la transparencia para promover la gobernabilidad; comercio seguro: ratificar todas las convenciones universales básicas antiterroristas, como soporte del crecimiento económico; promoción de la sociedad basada en el conocimiento, y la contribución de los acuerdos regionales y bilaterales de comercio (Regional Trade Agreements (RTAs) y Free Trade Agreements (FTAs)) al proceso de liberalización comercial y a la creación de un Área de Libre Comercio del Asia-Pacífico.

Hay que superar la escasa presencia en términos de misiones y legaciones, claramente insuficientes para una adecuada representación de nuestros intereses y expectativas de la región, y desarrollar una actividad más intensa en la búsqueda de una mayor cooperación.

Para alcanzar dicho objetivo en la reunión de Bogor (Indonesia) en 1994 se estableció que las grandes economías abrirán sus puertas para las demás en el año 2010 y que el resto lo harán en el año 2020. Aunque para ello se han ensayado diversas estrategias colectivas e individuales, la idea

Una Economía ejerce la Dirección Ejecutiva de APEC, la cual se rota anualmente y alberga las reuniones Cumbres y de Ministros; la Subdirección Ejecutiva le corresponde a la economía sucesora. En

APEC es prioritario para Colombia. Tanto en el documento Colombia 2019, como en las metas estratégicas del Ministerio en las últimas administraciones, uno de los primeros objetivos es el ingreso a este foro. Sin embargo, actualmente existe una moratoria para el ingreso de nuevos miembros que se extiende hasta el 2010, aunque Colombia sigue a la espera de poder ingresar. Los países latinoamericanos que ya pertenecen son México, Chile y Perú.


A la espera de poder ingresar al foro, Colombia debe insistir en fortalecer y avanzar en las relaciones bilaterales con los países claves de la región y por supuesto participar en todos los demás foros alrededor de APEC. d. El Foro de Cooperación América Latina – Asia del Este (FOCALAE)

Funcionarios (SOM), una vez al año y de manera concurrente con dos reuniones de Ministros de Relaciones Exteriores (2001 y 2004), las cuales tienen lugar cada dos años. Actualmente Brasil, por América Latina, y Corea, por Asia del Este, son los coordinadores, reemplazando a Colombia y Filipinas, respectivamente.

cialmente ingresaron Guatemala y Nicaragua. e. El Acuerdo de Cooperación Económica Estratégica entre Chile, Singapur, Nueva Zelanda y Brunei Darusalam (P4)

El P4 es un acuerdo transpacífico reciente de asociación económiLa Primera Reunión de Ministros ca y estratégica entre Chile, NueFOCALAE es otro de los foros im- de Relaciones Exteriores aprobó la va Zelanda, Singapur y Brunei, en portantes que nació en 1998, fue creación de los grupos de trabajo cuanto a servicios e inversión, que propuesto por Singapur y Chile. de Educación, Ciencia y Tecnolo- incluye temas ambientales y laEn este, la participación borales y tiene como por parte de Colombia propósito invitar a más es muy amplia. Este año miembros; Chile ha inNuestras relaciones con Japón han co-presidimos junto a vitado a Perú, y Colomestado marcadas por una Indonesia el grupo de bia, quien tiene todo el indiferencia hacia el Pacífico y trabajo en política, culinterés de participar de Asia, con cierta distancia, dada tura y educación. Este es este acuerdo. nuestra alineación con Washington. un foro de cooperación que sin duda permite El Ministerio de Comanejar diversos temas, mercio ha empezado a a través de universidades y otras gía –presidido por Australia y Costa abrir campo en su agenda a esinstituciones del gobierno. Rica–; Economía y Sociedad –por tas importantes negociaciones. Japón y Perú–; y Política y Cultura Estados Unidos también ha iniFOCALAE fue propuesto por –por Singapur y Chile–. En la VI ciado negociaciones en P4 [al Singapur y Chile en 1998 como SOM llevada a cabo en Manila tiempo de la conferencia, iniciaun foro de diálogo y cooperación en enero de 2004 se designa- ba sus negociaciones en servientre América Latina y Asia del ron los nuevos Copresidentes de cios financieros e inversión, pero Este, en temas políticos, culturales, los Grupos de Trabajo, así: Polí- con ocasión de las reuniones de sociales, económicos, educativos, tica, Cultura y Educación, Colom- la Asamblea General de la sociales y de ciencia y tecnología, bia y Singapur; Economía y ONU en septiembre de este año entre otros, para facilitar el co- Sociedad, Argentina y Japón; y se anunció que Estados Unidos mercio, las inversiones, el turismo Ciencia y Tecnología, Costa Rica intentaba hacer parte del acuery los intercambios en diversas y Tailandia. do en su totalidad] 5 . áreas. Se crea oficialmente en Santiago de Chile el 30 de marzo Los miembros son: Argentina, Teniendo en cuenta que algunos del 2001 con la Primera Reunión Australia, Bolivia, Brasil, Brunei, de los demás intentos de tratados de Ministros de Relaciones Camboya, Colombia, Corea del de libre comercio transpacíficos Exteriores. Sur, Costa Rica, Cuba, Chile, Chi- están en un estado incipiente, y que na, Ecuador, El Salvador, Filipi- la ronda de DOHA sigue paraliEste mecanismo funciona a través nas, Indonesia, Japón, Laos, zada, P4 puede ser la alternativa de países coordinadores, uno por Malasia, México, Myanmar, Nue- hacia un área de libre comercio Asia del Este y otro por América va Zelanda, Panamá, Paraguay, del Asia-Pacífico, por lo que sería Latina, designados cada dos años. Perú, Singapur, Tailandia, Uru- de gran importancia para ColomHasta ahora, FOCALAE ha desa- guay, Venezuela y Vietnam. En la bia hacer parte de tan importanrrollado seis reuniones de Altos Reunión Ministerial de Manila ofi- tes negociaciones.

23


CONCLUSIÓN Finalmente, es importante mencionar que la inserción en la cuenca del Pacífico es uno de nuestros mayores retos políticos ya que esta zona es el epicentro de la geopolítica mundial actual. El siglo XXI debe ser el siglo del Pacífico y debemos no sólo insertarnos sino también contribuir a la definición de esta comunidad diversa que aborda tantos temas en términos de desarrollo humano, libre comercio, apertura económica, corrupción, terrorismo y construcción de paz.

Para alcanzar este reto, es fundamental avanzar en nuestras agendas bilaterales y aprovechar al máximo nuestras relaciones principalmente con China, Japón, Corea, India, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Tailandia y Vietnam, fortaleciéndolas cada vez más. Debemos entonces instrumentar una estrategia integral que se enfoque en el ingreso de Colombia a APEC en el 2010 o cuando sea posible, sin olvidar que el Pacífico colombiano es nuestra puerta de entrada y cara a Asia.

Entre los principales temas a tratar se encuentra la infraestructura de telecomunicaciones, el transporte marítimo y el aprovechamiento de la diversidad que sería una gran fortaleza del país; debemos, entonces, aprovechar todo este desarrollo para apoyar algunas de las comunidades más desprotegidas y vulnerables de Colombia. En esto consiste la inserción provechosa de Colombia en la Cuenca del Pacífico como eje de la política exterior colombiana del siglo XXI.

24

Notas 1

Referencia a la denuncia del tratado de 1908 de 1934 en la que el Canciller Urdaneta, luego de llamar la atención por la asimetría en el intercambio entre las dos naciones, añade que agradece a Japón le indique a Colombia qué productos podría comprarle.

2

La información institucional de los foros ha sido tomada de la página institucional del Ministerio, con incorporación literal de textos.

3

Sus miembros son: Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, República Popular China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, China-Taipéi, Tailandia, Estados Unidos de América, Vietnam.

4

Este fue un mecanismo ideado para incluir a un tiempo a China continental y Taiwán, que para dichos propósitos es una suerte de territorio aduanero autónomo.

5

N. del E. Es interesante anotar que al momento de lanzarse la iniciativa y anunciarse la negociación de lo que hoy en día es P4, los Estados Unidos eran uno de sus promotores, pero salió al inicio de las negociaciones.


POLÍTICA MIGRA TORIA MIGRAT EN COL OMBIA COLOMBIA P OR L UZ M ARINA Q UINTERO *

“Hemos subido en escalera mientras nuestras migraciones han ido en ascensor”1

* Politóloga de la Universidad Nacional de Colombia, actualmente vinculada al Centro de Estudios Sociales –CES– de la Universidad Nacional de Colombia en el programa Ecología Histórica y Movilidad Humana, quien ha trabajado en los últimos años en investigaciones acerca del tema migratorio.

Durante el II Foro Nacional del Servicio Exterior, realizado en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, el 27 de febrero de 2008, uno de los módulos a discutir fue el de Política Migratoria de Colombia, en el que participaron el Embajador Fernando Alzate, la Doctora Jaifa Mezher y la Senadora Alexandra Piraquive. Ponencias a las cuales haré referencia en este artículo. La intervención del Embajador Alzate, quien abrió el módulo, da razón de los esfuerzos que se han hecho por parte del servicio consular colombiano, el cual ha tenido que duplicar su capacidad en los últimos ocho años, contando con el mismo personal de apoyo para atender las necesidades de nuestros connacionales en el exterior. Y aunque el Embajador Alzate reconoce los valiosos esfuerzos hechos, por parte del servicio y de la política exterior colombianos, también identifica que estos no han sido suficientes debido a la falta de apoyo humano y recursos financieros teniendo en cuenta el creciente número de colombianos que han salido del país en las últimas décadas. El Embajador Alzate menciona que tradicionalmente las migracio-

25


26

nes se han considerado un proce- Así es que en pocas ocasiones la trás de ese número de 3,5 milloso interdependiente de las reali- migración termina siendo una nes, hay 3,5 millones de colomdades económicas, sociales y elección voluntaria y deseada, bianos que han dejado a su familia políticas del país de origen frente porque priman razones no del todo por perseguir un sueño. Es por este el país receptor, complementando anheladas que obligan a salir del motivo, que si bien, como lo dice esta visión con una caracterización país: la falta de empleo, la mejo- el Embajador Alzate, la cifra no de las causas de la emigración ra de las condiciones de vida, la debe ser lo más importante, sí es desde el mundo globalizado, don- búsqueda de una mejor calidad en pertinente tenerla en cuenta si de el incremento de las migracio- la educación o la adquisición de queremos mejorar la capacidad nes corresponde al del servicio consular en resultado de la era del el exterior, y para que conocimiento. Pero en éste, al igual que la parEl servicio consular colombiano este aspecto, debo detida presupuestal, se ha tenido que duplicar su capacidad cir que, desafortunadacorresponda con el núen los últimos ocho años. mente en Colombia, mero de migrantes que podemos identificar las están por fuera y pueprincipales causas de la dan ser realmente de emigración dentro de lo que el una nueva lengua que permita ayuda para los colombianos que Embajador Alzate subraya como superiores posicionamientos en el lo necesitan. tradicional, y no un producto de la campo laboral. Por lo anterior, era del conocimiento. Muchos, si deben ser estos migrantes no vo- Otro de los temas tratados duranno la mayoría, de nuestros luntarios el objetivo de la acción te esta mesa, y el cual genera conconnacionales salen del país en del Estado y de su política exte- troversias a la hora de su análisis, búsqueda de una mejor calidad de rior, de la mano con la interna, es el de las remesas que llegan a vida, tanto para ellos como para para mirar las falencias estructu- Colombia como fruto del trabajo sus familias, y a la vez escapando rales del país que llevan a los y el esfuerzo de nuestros connade un contexto de pobreza que los connacionales a emigrar en bús- cionales en el exterior. En su inrodea. queda de un mejor vivir. tervención, el Embajador Alzate hace referencia a que en el diseEl mundo globalizado y la era del En cuanto al controvertido tema de ño de la Política Integral Migratoria conocimiento han generado una la cifra de colombianos en el ex- (PIM) no solamente se debe mirar sobrevaloración del vivir en el ex- terior, el Embajador Alzate nos a los colombianos como receptoterior, lo que provoca en muchas dice que es más importante saber res de servicios del Estado, sino de las personas que salen en bus- cómo integramos a nuestros como emisores de remesas, punto ca de un “sueño americano o eu- migrantes en su país de destino, de vista compartido por la Doctoropeo” un choque con la realidad cómo les prestamos los servicios ra Jaifa Mezher quien expone en a la cual se tienen que enfrentar que cada uno de ellos requiere en su intervención que las remesas en el país de llegada; donde los el exterior de manera eficaz, deben ser canalizadas hacia ahoinmigrantes se ven obligados a cómo ayudamos a sus familias en rro e inversión; lo que nos lleva a emplearse en trabajos no califi- Colombia, en vez de discutir si la pensar que se busca trasladar a cados, subvalorando los conoci- cifra presentada por el Departa- las manos, o mejor a los bolsillos mientos y estudios adquiridos, y mento Administrativo Nacional de de los emigrantes, la responsabisometiéndose a descender de Estadística, por la Cancillería o por lidad que el Estado tiene con sus estatus por la necesidad de sobre- los académicos es o no correcta. ciudadanos de mejorar las fallas vivir en un mundo extraño para Lo cual no implica dejar de lado, estructurales del sistema. En este ellos y para poder enviar a sus y desconocer, la importancia de aspecto comparto la opinión de la familias, en Colombia, las saber cuántos colombianos están Senadora Moreno Piraquive, quien remesas que tanto se necesitan por fuera, porque no estamos ha- en su intervención dice que debe para tener una vida digna y suplir blando simplemente de una cifra; ser una decisión voluntaria si el las necesidades básicas. hay que tener en cuenta que de- migrante quiere o no invertir sus


remesas en proyectos productivos, teniendo en cuenta que la mayoría de las remesas son utilizadas para suplir las necesidades básicas de sus familiares que se encuentran en Colombia como, por ejemplo, transporte, comida, mejoras en vivienda, salud, educación, diversión. De esta forma y en palabras de la Senadora Moreno, no se debe permitir entregar en manos del sector financiero un recurso que es de la familia de todos los colombianos.

bilaterales con los países de acogida para que los colombianos puedan contar con servicios de salud, pensión, mejorar sus condiciones laborales dependiendo de la experiencia y estudios adquiridos y para ayudarlos a mejorar sus condiciones de vida teniendo en cuenta que han salido del país por necesidad.

servicios, porque si bien es cierto que el trabajo se ha triplicado muchas veces, como lo decía el Embajador Alzate, es importante buscar mecanismos para que estas personas sean cada vez más eficientes y conozcan del tema migratorio para poder ayudar de forma eficaz a los connacionales en el extranjero; como decía el Embajador Alzate, es necesario poner En cuanto a las propuestas pre- en marcha un proceso de modernisentadas por la Senadora Moreno zación del sistema de atención a los ciudadanos en los despachos en Colombia y en los conEl mundo globalizado y la era del sulados en el exterior.

Otro de los temas al conocimiento han generado una cual quiero referirme sobrevaloración del vivir en el exterior, es el de la Política InPor último quisiera lo que provoca en muchas de las tegral Migratoria comencionar la popersonas que salen en busca de un lombiana (PIM), cuya sibilidad de hacer “sueño americano o europeo” un choque elaboración se encumplir la responsacuentra a cargo del bilidad compartida, con la realidad a la cual se tienen que Programa Colombia referenciada por la enfrentar en el país de llegada Nos Une. Dicho proSenadora Moreno, grama fue creado en en cuanto al tema el año 2003 con la del narcotráfico; intención de promover el bienes- Piraquive en su intervención, qui- responsabilidad que tienen todos tar del migrante y sus familias, siera rescatar el tratamiento espe- los países del mundo y la cual no hacerlo sujeto de políticas públi- cial que se debe tener con los debe recaer solamente en Cocas y vincularlo con su país de ori- deportados, los cuales también de- lombia como país productor de gen, como lo explicó la Doctora ben ser objetivo en la formulación drogas, sino también en los paíMezher, su Coordinadora. Al ha- de acciones para ayudarlos al ses de tránsito, comercialización cer referencia a la PIM, la Docto- momento de regresar al país y y consumo. Países que han conra Mezher comenta que la política brindarles la ayuda necesaria de tribuido, de una u otra manera, migratoria tiene como eje verte- reinserción en la sociedad. al conflicto colombiano y al desbral el reconocimiento y el bienesplazamiento de gran parte de la tar de todos los colombianos en el También hay que tener en cuenta población, ya sea hacia el exteexterior y de sus familias que per- que más allá de la cantidad de rior como hacia el interior, emmanecen en Colombia. Respecto cónsules y embajadores que se pobreciendo las vidas y los sueños a este tema la Senadora Moreno encuentran trabajando en el ser- de todos los que de una u otra propone una política más agresi- vicio exterior, se debe ver la cali- forma hemos tenido que cargar va en cuanto a lograr convenios dad de la prestación de sus con sus consecuencias.

Notas 1

Palabras del Embajador Fernando Alzate Donoso en: II Foro Nacional del Servicio Exterior, Agenda Positiva de la Política Exterior Colombiana, Universidad Jorge Tadeo Lozano. Febrero 27 de 2008.

27


LA INTEGRALID AD INTEGRALIDAD DE LA POLÍTICA EXTERIOR P OR : J AIME B ERMÚDEZ M ERIZALDE *

Hace más de seis meses propusimos fundamentar el trabajo de la Cancillería en el principio de la integralidad de la política exterior y sus tres aspectos. El primero es la integralidad funcional y consiste en trabajar de manera coordinada con los otros Ministerios, instituciones del Estado, organismos

El segundo aspecto es la integralidad del mensaje. Quienes nos dedicamos al ejercicio de la diplomacia, y en especial aquellos que lo han hecho durante años, hemos podido comprobar que Colombia ocupa hoy un lugar distinto en el escenario internacional. El país ha logrado recuperar el res-

28

internacionales y no gubernamentales, sector privado, y demás actores que participan y adelantan acciones vinculadas con las relaciones internacionales del país. Esto es, la Cancillería como ente articulador de la política exterior. * Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia.

peto y la confianza, y muchos reconocen las nuevas oportunidades que ofrece. Estoy seguro de que la mejor política exterior es una buena política interna; de ahí el interés en aprovechar el buen momento para difundir un mensaje integral y audaz, de una nación que ha hecho avances significativos para garantizar la seguridad

democrática, promover la inversión y el crecimiento económico, y proteger los derechos humanos de todos los colombianos. El tercero y último es la consolidación de una política exterior de mediano y largo plazo que implica hacer más eficiente la gestión del Ministerio, fortalecer la carrera diplomática y consular, y profesionalizar aún más a los funcionarios. Dicha consolidación necesita, también, espacios de discusión de alto nivel para tener otra visión de la forma en que el país debiera enfrentar los desafíos que impone el variado y complejo conjunto de relaciones. Como avances concretos del trabajo integral de la Cancillería, el pasado mes de agosto el Presidente de la República firmó el decreto 2884 que crea el Sistema Administrativo Nacional de Política Exterior y Relaciones Internacionales, y busca coordinar las actividades estatales y de los particulares relacionadas con esas áreas. En diciembre instalamos la Misión de Política Exterior que convoca a un grupo de expertos nacionales y extranjeros para que realicen un ejercicio académico y


de reflexión rigurosa y exhaustiva, y nos ayuden a pensar en la presencia geoestratégica del país de los próximos años. En seis meses esperamos contar con un conjunto de recomendaciones viables, concretas y específicas, de carácter no vinculante, que sirvan de insumo a la Cancillería, al Gobierno, y al país, para consolidar una política exterior de mediano y largo plazo.

de las drogas, y su impacto negativo en el cambio climático, la gobernabilidad y la democracia.

Para construir agendas positivas, concertar y liderar nuevos mensajes y posiciones en escenarios de importancia, queremos aproTrabajaremos para que la comu- vechar las potencialidades de la nidad internacional comprenda biodiversidad del país, y la fuente de mejor manera la iniciativa, de agua, energía y alimentos que transparencia y apertura del Go- constituye. Los más de tres millobierno frente al tema de los De- nes y medio de colombianos que rechos Humanos, y se conozcan viven en el exterior ocupan un lulos innumerables esfuerzos que gar prioritario en la agenda estaaquí realizamos para defender la tal. De la mano de las distintas vida y la dignidad de todos los co- instituciones públicas y privadas Somos conscientes de que la lombianos sin distinción alguna. con interés y competencia en el agenda y los retos de Colombia Frente a la actual crisis económi- tema, queremos atender de mecon los distintos países y jor forma sus necesidades, regiones del mundo son difomentar sus vínculos con el versos, y que requieren de país, prestar mejores serviEl país ha logrado recuperar trabajo integral y coorcios de atención, e impleel respeto y la confianza, dinado, de dedicación, mentar una política pública y muchos reconocen las nuevas creatividad y persistencia, y migratoria. oportunidades que ofrece. en muchos casos, de la participación, entusiasmo y Para ser el eje articulador gestión del sector privado. En ca de los grandes países del mun- de la política exterior, para difunmateria de comercio e inversión do, es un reto poder mantener y dir un mensaje integral del país, queremos encaminar nuestros es- obtener nuevos recursos de co- para consolidar una política de fuerzos para ingresar a la APEC, operación para programas de mediano y largo plazo, y para negociar y firmar nuevos tratados desarrollo alternativo, y para alcanzar los retos de nuestra de libre comercio, y acuerdos que continuar la lucha contra el nar- agenda, necesitamos pensar en promuevan inversiones hacia el cotráfico y el terrorismo. Quere- grande, y trabajar bajo criterios país. Colombia tiene toda la dis- mos ser no sólo receptores sino de planeación, flexibilidad, y posición para normalizar las rela- también oferentes de coopera- eficiencia. Aprovecho este esceciones con sus vecinos, y para ción técnica porque contamos con nario para reiterar todo el seguir transmitiendo en distintos es- una lista de buenas prácticas y ex- compromiso del equipo de la cenarios el mensaje de la respon- periencias exitosas para compar- Cancillería de trabajar por el país sabilidad compartida del problema tir en regiones como el Caribe. y defender siempre sus intereses.

29


¿Cuáles han sido las lecciones más valiosas que le ha dejado esta amplia trayectoria en el mundo diplomático?

EMBAJADOR

CAMILO REYES: 35 AÑOS DEDICADO AL SERVICIO EXTERIOR COL OMBIANO COLOMBIANO

30

E N T R E V I S TA REALIZADA POR EL COMITÉ EDITORIAL DE ORBIS AL VICEMINISTRO CAMILO REYES AL FINALIZAR SU GESTIÓN EN EL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES.

Son muchas. La verdad es que se tiene que reconocer, primero que todo, que la Carrera Diplomática es una oportunidad muy evidente para aprender. Se aprende mucho a través de la Carrera y si se tiene la oportunidad de mezclar las experiencias, se enriquece tanto el conocimiento profesional como unos conocimientos aledaños que contribuyen luego al desempeño en la Carrera Diplomática y Consular de la República. Yo diría que además del conocimiento que tiene que ver con las Relaciones Exteriores se van aprendiendo cosas que tienen que ver con las Relaciones Internacionales. Tal vez, lo más importante, es que este oficio requiere de mucha serenidad. Es muy arriesgado tomar decisiones sin que no se haya tenido la oportunidad de darse a sí mismo un espacio y una posibilidad de analizar con serenidad los factores bajo los cuales se van a tomar. La verificación es otro aspecto muy importante en nuestro oficio: verificar la información, los factores, hechos, circunstancias dentro de las cuales se va a tomar una decisión que pueda afectar los intereses del país y de los colombianos, con la situación y la capacidad de gestión de Colombia como actor internacional. Yo creo que otra lección que queda es que, además de la serenidad y de la necesidad de verificación, es muy importante oír la


opinión de los demás. A mí me da la sensación de que en nuestro oficio nunca se sabe lo suficiente, nunca nos las sabemos todas. Es muy difícil tener todos los factores en la cabeza. Es indispensable preguntarle a los compañeros, a los colegas que han tenido experiencias similares, que han estudiado los temas y que tienen circunstancias parecidas en la cabeza. Otro factor que también es una lección es el hecho de mantener la confidencialidad. La confidencialidad es un elemento característico de las Relaciones Internacionales y yo no digo que no se deba tener un constante contacto con los medios, la prensa, la opinión pública en general, pero en la construcción de las posiciones del país y en la medida en que se aclaran los elementos y las circunstancias dentro de las cuales se toma una decisión, es trascendental la confidencialidad. La reacción pública conlleva un riesgo muy alto, es muy fácil generar reacciones. Comprendo muy bien que la respuesta resulta muy general. Puedo decir que esos factores ayudaron mucho a tomar decisiones o dar indicaciones que contribuyeran, en lugar de que crearan, circunstancias más difíciles para el país. ¿Esto opera tanto para las decisiones de corto plazo como para las de largo plazo? Considero que esos factores contribuyen siempre a la posibilidad de una respuesta acertada. La serenidad, la verificación, la confidencialidad, el hecho de

ser humilde y dentro de esos factores preguntar a los demás. Cuando menos se piensa le iluminan las posibles soluciones las opiniones de otras personas que han vivido situaciones similares, inclusive personas que conocen más o menos el medio pero que le pueden ayudar mucho. Entonces, preguntar no quita nada. La dificultad está en hacer todo esto manteniendo el equilibrio entre dichos factores. Algún logro de su gestión del cual se haya sentido particularmente orgulloso Hay algunas cosas de las cuales estoy orgulloso. Por ejemplo, haber negociado, con un equipo que me acompañó en 1996, el mandato de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Esa fue una instrucción que recibimos del Gobierno de entonces, del doctor Rodrigo Pardo García-Peña y del doctor Samper, en ese momento Presidente de la República. Fuimos con Pilar Gaitán, Sonia Lajas y Carlos Vicente de Roux a Ginebra y negociamos el mandato que permitió la apertura de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Colombia. Lo negociamos con el doctor José Haya, que era en esa época el Alto Comisionado para los Derechos Humanos y ex canciller ecuatoriano. Creo que esa oficina, reconociendo que ha habido momentos polémicos y dificultades, ha jugado un papel muy importante y es un buen ejemplo de cómo el campo multilateral puede contribuir al cumplimiento, defensa y promoción de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario en el país.

Otro ejemplo de una gestión de la cual estoy orgulloso, que ha sido significativa y que puede ser muy significativa, fue haber presidido la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en todos sus aspectos. Esa Presidencia fue muy difícil y luchada. No fue fácil lograr que Colombia se quedara con la Presidencia y tampoco que se aprobara por consenso un documento como el Plan de Acción. Ese también fue un trabajo entre varios: no tengo ninguna pretensión de indicar que fue un logro individual; fue un logro de la Cancillería como tal. Siempre le estaré muy agradecido a Camilo Ruiz, a los doctores Nicolás Rivas, José Renato Salazar, Roa, también a una persona ya retirada de la Cancillería, Graciela Lozano. Ellos jugaron un papel substancial y el resultado hoy ya lo reconoce la Comunidad Internacional. El Programa de Acción sobre Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras es un referente para todos los países que intentan enfrentar el flagelo del tráfico ilícito de armas con consecuencias desastrosas en la sociedad. ¿Cuál fue el momento más difícil que tuvo que vivir en materia de política exterior colombiana? Creo que ha habido varios momentos en los cuales las circunstancias políticas hacían muy difícil la representación del país. Recuerdo cuando tuvimos que enfrentar una crisis interna en Colombia que afectó la capacidad de gestión del país en el exterior, su credibilidad y la vigencia de sus instituciones. Fue el momento más álgido de la lucha contra el narcotráfico en el Gobierno del

31


Presidente Barco. En ese año, 1989, en el que asesinaron en Colombia a cuatro candidatos a la Presidencia de la República, se presentaron índices altísimos de homicidios, masacres, en que la mafia del narcotráfico ponía bombas en los supermercados de las diferentes ciudades, en un momento que resolvieron asesinar policías en una ciudad como Medellín y llegaron a matar 200 policías en una semana, teniendo un presidente de enorme valor como fue el Doctor Virgilio Barco, nos veían internacionalmente con enormes dudas sobre la capacidad de nuestras instituciones para enfrentar esa situación. Lo anterior fue muy grave y agudo.

32

Otra época muy difícil, sin duda alguna, fue la época del proceso 8000. No sólo era el narcotráfico sino un desprestigio de las instituciones nuestras, un Estado que luchaba internacionalmente por demostrar su viabilidad. Diría que esos son dos ejemplos de épocas muy difíciles. Cada día estaba lleno de afanes y retos. El Canciller de entonces tenía que imaginarse soluciones, respuestas y buscar apoyos para preservar un mínimo de capacidad internacional del país.

Viceministro, ¿usted cree que la diplomacia colombiana pasó del pantalón corto al pantalón largo en la crisis del Presidente Samper, el haberse puesto al lado de los No Alineados, el haberse defendido como lo hizo? Sí, creo que fue una demostración importante y que la diplomacia colombiana sí puede demostrar hoy día unos avances significativos donde el país ha ganado muchísimo en respetabilidad y prestigio internacional. Eso queda demostrado con el número, por ejemplo, de visitantes que ha tenido Colombia últimamente. No hay duda que el gobierno del Presidente Uribe logró avanzar en

lo que tiene que ver con la universalización de las relaciones y con la presencia y la capacidad de interlocución del país. Nada más se debe estudiar la agenda reciente del país: la visita el año pasado del presidente de Alemania y su Primera Ministra; la del Primer Ministro canadiense y su Ministro de Relaciones Exteriores; y el número de veces que han venido los presidentes de la región, el Presidente del Perú, la señora Presidente de Chile o el Presidente Lula. Todo eso demuestra una pluralidad de relaciones del país. Tenemos una muy buena relación con los Estados Unidos, pero también con Cuba, Brasil, Perú, Chile, una excelente relación con México… Entonces si se compara esa agenda, el nivel de las visitas, los tratados internacionales que hemos firmado, el hecho de haber firmado el Tratado de Libre Comercio con Canadá, EFTA y Estados Unidos, lo que acaba de suceder en Lima: un Tratado de Protección de Inversiones con China, eso demuestra que el país sí ha ganado mucho. Podemos


hacer mucho más, hay una gran expectativa sobre lo que se puede hacer internacionalmente. El país hoy tiene mucho prestigio por fuera, una gran relación con Europa y la Unión Europea, ha extendido sus relaciones con Asia… Hay que reconocer que últimamente el país se supo posicionar bien. ¿Qué hubiera querido hacer y no alcanzó a lograr? ¿Qué se le quedó en el tintero? Muchísimas cosas se quedaron en el tintero. Empecemos por una que usted ya enunció: consolidar en una forma más definitiva y profunda la Carrera Diplomática y Consular de la República. Me hubiera gustado ver no el 50% de los funcionarios perteneciendo a la Carrera sino el 80, 85 o 90%, me hubiera gustado ver muchos más Embajadores de Carrera que los que hay hoy en día. También uno se queda pensando en que Colombia ya llegó a la mayoría de edad, es un país con una economía muy importante, con 43 millones de habitantes y las exportaciones han crecido en forma significativa en los últimos años. El esfuerzo que ha hecho el Gobierno hay que reconocerlo. Estamos bordeando los 40 mil millones de dólares en exportaciones cuando veníamos de escasamente 10 mil en 2002. Esa no es una labor menor haber multiplicado las exportaciones de esa manera. Hay que ver lo que se ha logrado en Inversión Extranjera Directa, ésta no llegaba en el año 2002 a los 2000 millones de dólares; hoy ya estamos hablando de 10 mil

millones de dólares por año. Esto se debe también al prestigio, seguridad, coherencia del Gobierno y a unos logros innegables. ¿Pero claro usted me dice qué se quedó en el tintero? Yo quisiera comentar que hay que trabajar bastante en tener una política multilateral activa y comprometida. Hacemos parte de la gran mayoría de tratados multilaterales que tienen que ver con la implementación, divulgación y materialización de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, hacemos parte de la gran mayoría de los tratados que tienen que ver con la preservación del medio ambiente, control del cambio climático, de la gran mayoría de tratados que han ido internacionalizando la justicia, pero a veces me parece que el país tiende a dejar un vacío, asumir compromisos internacionales y después no implementarlos efectivamente internamente. Aquí hay un gran trabajo para hacer, no porque lo hagamos sin convencimiento o a la ligera, lo hacemos con convencimiento, juicio, empeño y con todas las consultas, pero queda faltando un ulterior esfuerzo que muchas veces es muy difícil de implementar: realmente trasladar todos esos compromisos internacionales al escenario interno y lograr que éstos hagan, de verdad, una diferencia para todos los ciudadanos internamente. Anecdótico: “Metida de pata” de la cual haya sido protagonista durante su carrera Hay varias posiciones en las cuales cometemos errores, lo que us-

ted llama concretamente “metida de pata”. Me acuerdo de una ocasión en la cual una carta que debía empezar por la frase “de la manera más atenta”, se fue diciendo “de la mamera más atenta” (risas); eso es simplemente una confusión editorial pero una vez que se ha ido la carta se empieza a sufrir, y hacerle firmar eso a un jefe es una cuestión sumamente grave. Con el tema de la producción de documentos, con frecuencia queda la angustia de qué documento se fue sin el anexo o sin la última revisión y puede llevar errores conceptuales o de forma o gramaticales. Hay otra historia que es también muy dramática. En esa ocasión yo salvé la cara porque me di cuenta a tiempo. La nota no se alcanzó a ir pero estaba dirigida a un ilustre personaje que se llama Aníbal, se iba a ir firmada por el jefe con la palabra animal (risas), en esa ocasión alcanzamos a detener el mensaje y la carta no se alcanzó a ir. Tengo muy presente también una ocasión en la cual, y eso fue una real metida de pata, la secretaria de entonces me anunció que me pasaba al teléfono a una persona muy amiga mía y de mucha confianza. Me pasó a un ex Presidente de la República con el mismo apellido de un amigo. La forma como yo inicié la conversación con ese Presidente no demostraba ni el respeto ni la consideración que había que tener con él (risas); afortunadamente él me entendió y eso no pasó a mayores. Ustedes saben que uno está hablando con el doctor López y cree que esta hablando con uno de sus hijos y

33


resulta que le pasaron al papá. O estar hablando con el doctor Pastrana, resulta que estaba convencido que estaba hablando con el hermano del presidente, Hernando Pastrana y era el Presidente Pastrana, Misael. Hay muchas circunstancias en las cuales se puede, como usted bien dice, “meter las patas”. Afortunadamente nunca las metí en materia muy grave, por lo menos eso creo, pero sí se generan circunstancias incómodas en las cuales se dice: “Dios mío, cómo me pudo suceder esto”. En su opinión, ¿cuáles han sido los avances en la diplomacia colombiana?

34

Creo que hay muchos avances, entre otras cosas, porque cada vez hay más funcionarios de Carrera y porque la Carrera también se ha ido consolidando. En la medida en que ha pasado el tiempo, la Política Exterior de Colombia tiene unos parámetros claros, más de Estado que de Gobierno. A mí me parece que la Política Exterior ha avanzado en el sentido de que todos sabemos que es una política comprometida, primero que todo, con los prin-

cipios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y en la Carta de la Organización de Estados Americanos. Es una Política Exterior diseñada basándose en el pacifismo y apoyo y respeto al multilateralismo. También viene buscando, desde hace muchos años, su universalización. Colombia busca tener relaciones con todos los países, ser compañero de trabajo con toda la región, con los países en desarrollo, pero sin que esto le obstaculice la posibilidad de tener una buena relación con Estados Unidos o con otros países más poderosos. Creo que de ese complejo hemos ido saliendo; hoy tenemos una estupenda relación con los países conocidos como los BRIC (Brasil, Rusia, India y China). También una estupenda

relación con Europa. Entonces, a mí me parece que estos parámetros ya están claros. Entonces somos pacifistas, universalistas, comprometidos con el multilateralismo, con los principios con los cuales se inicia la carta de la ONU y la OEA, tenemos una agenda muy importante en lo que tiene que ver con la integración y estamos haciendo todo lo posible para ser un país integracionista, que firma tratados ambiciosos en relación con las posibilidades de integración que tenemos con el resto de la región, de la subregión y con otras partes del mundo. Estamos trabajando intensamente. Hemos sido protagonista en la creación de UNASUR, en el desarrollo de la Comunidad Andina de


Naciones y en su relacionamiento con muchos países, estamos implementando un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, un acuerdo muy importante con el resto de Centroamérica, tenemos una relación importante a nivel de Comunidad Andina con MERCOSUR y como les decía, acabamos de firmar con Canadá y con EFTA. También estamos haciendo un esfuerzo muy grande para lograr la integración a APEC, o sea la Cuenca del Pacífico. Hay un compromiso muy evidente con una agenda nueva, constructiva, que busque desarrollar agendas internacionales en lo social, en lo que es educación y salud a nivel de integración. También estamos profundamente comprometidos con una agenda internacional que tiene que ver con la preservación del medio ambiente, el control al cambio climático y la generación de energía renovable. En esto último, hemos encontrado planes importantes donde hay un entendimiento absoluto con Brasil, Estados Unidos y últimamente Europa. Sí hay un progreso notorio en el sentido de que los parámetros dentro de los cuales la política exterior del país y la diplomacia, que es un instrumento para implementar esa política exterior, son hoy en día más claros, permanentes y sólidos. Ahora cada uno de esos elementos genera un campo de trabajo que implica muchas horas y esfuerzo. ¿Cuál es la importancia de la Carrera Diplomática y Consular en el servicio exterior colombiano? Creo que hoy día los Cancilleres y Embajadores colombianos reconocen el enorme valor que tiene la

Carrera para el servicio exterior. Aunque falte información para la opinión pública, sí creo que es el soporte más sólido de la Cancillería: el acervo de conocimiento y experiencia que van recogiendo los funcionarios diplomáticos de Carrera y especialmente los más jóvenes. En la medida en que se ha ido cumpliendo con el Estatuto de Carrera, la calidad de los funcionarios y el nivel de compromiso han mejorado. Creo que el país debería hacer un esfuerzo por aumentar el número de funcionarios y embajadores de Carrera que representan a nuestro país, pero eso no es un invento mío: todos los países desarrollados lo están haciendo; los países en desarrollo también están haciendo un esfuerzo al respecto. No es sino comparar o revisar la situación de las Carreras Diplomáticas en América Latina. ¿Considera que debe reformarse el estatuto que rige la Carrera Diplomática y Consular con el ánimo de fortalecerla? ¿En caso de ser necesario, en qué sentido? Es una pregunta difícil porque he participado en varias reformas al Estatuto. Me parece que lo que hace diferencia es que se les dé la posibilidad a los funcionarios de Carrera de cumplir con la Carrera y de desarrollarse profesionalmente, y para eso hay que proveer las circunstancias que así lo permitan. Hay que mejorar el nivel de salarios. Cometemos un error cuando establecemos esa diferencia entre las circunstancias económicas del funcionario en el exterior en comparación con aquellas del funcionario en planta interna. En

ambos sitios debería tener un sueldo que le permitiera vivir con un nivel adecuado y al mismo tiempo que tuviera suficiente seguridad jurídica y estabilidad laboral para dedicarse a su trabajo, para investigar más, estudiar más, trabajar con más empeño y concentración. Todo lo que se haga en ese sentido es poco. La Carrera se puede reformar para asegurar que los funcionarios mejoren su nivel académico y su capacidad de producción, que la estabilidad interna y las relaciones entre las personas en el Ministerio sean cada vez mejores y se acabe la tensión que hay entre los funcionarios de Carrera y los que no hacen parte de ella. Entonces, creo que el Estatuto se puede mejorar pero lo más importante es generar unas circunstancias para que la Carrera sea suficientemente atractiva para muy buenos profesionales con suficiente preparación y capacidad de estudio y de investigación dentro del Ministerio. Ojalá podamos hacer eso. ¿En qué ha cambiado la Carrera Diplomática y Consular desde su ingreso a la Cancillería? Los nuevos diplomáticos se sienten más seguros que quienes entraron tiempo atrás. Antes había demasiadas circunstancias en las que las normas de la Carrera no se cumplían. Hoy hay más permanencia, constancia, respeto por el Estatuto. Falta mucho por hacer, pero, por ejemplo, los concursos para ingreso se están llevando a cabo

35


¿Usted considera que la receta para tener un mejor servicio exterior solamente debería venir del país, o deberíamos consultar experiencias de otras partes? Sé que se han sostenido reuniones con Itamaraty, y eso es muy importante. Tenemos que tener en la cabeza cómo están entendiendo otros países la formulación de la política exterior, puesto que ésta se ha transformado para ampliarse y diversificarse. La preservación del medio ambiente, el comercio, los derechos humanos, el derecho internacional humanitario, la migración, refugio, entre otros, son temas en los que la Cancillería debe estar inmersa. La globalización conlleva la internacionalización de temas que antes eran nacionales, y la Constitución señala que es el Ministerio de Relaciones Exteriores, bajo las órdenes del Presidente de la República, la entidad que debe construir la posición nacional frente a todos estos asuntos.

36

¿Cuál es el aspecto más complejo de la relación entre la vida diplomática y la vida familiar?

regularmente; lo mismo sucede con los ascensos; incluso los recursos que los funcionarios tienen cuando sienten que algo no está funcionando correctamente también han avanzado.

Hoy son más y mejores funcionarios, se aplica de forma más ordenada y estricta la normatividad de la Carrera, y por lo tanto hay mayor claridad en el futuro y en las posibilidades que ofrece la misma.

Creo que la vida diplomática ofrece unas oportunidades muy buenas para un profesional quien puede realmente ampliar en una forma impresionante sus conocimientos. Como dije al principio, no sólo los que tienen que ver con la propia profesión sino que se puede enriquecer con las personas que conoce, por las ciudades en que vive, o en que va a poder vivir. Hay un montón de circunstancias que bien aprove-


chadas van a enriquecer mucho a la persona. Pero también es cierto que hay sacrificio. No siempre es fácil el tema de los traslados porque a partir de cierto momento la familia resiente eso. No es fácil sacar a los muchachos de una ciudad, un país y volver a conseguir dónde educarlos, colegios o universidades. No es fácil tampoco para los cónyuges quienes en muchas ocasiones se ven obligados a rearmar su vida cada vez que los trasladan, conseguir oportunidades laborales, y volver a hacer una rutina cualquiera en relación con los factores que afectan la vida diaria. El Ministerio y la Carrera deberían tener muy en cuenta los sacrificios para minimizar el trauma que genera estarse trasladando de un país a otro, de una ciudad a otra, y muchas veces cambiar de ambiente, compañeros y estilos de trabajo. Esa es una parte difícil y exigente de la Carrera y muchas veces los sacrificios son dolorosos. Hay familias que se ven seriamente afectadas. A veces los muchachos sufren gravemente por la disrupción que genera el estar moviendo la familia en una Carrera; sucede fácilmente cinco, seis o siete veces.

¿Qué recomendaciones haría a los funcionarios que comienzan su vida profesional en Cancillería? No hay nada que remplace el trabajo juicioso. Como alguien afirmaba, para ser exitoso, el 10% es inspiración y el 90% es trabajo. Esto se refleja en el estudio. El diplomático de hoy tiene que estar actualizado, y así lo exige el Estatuto de la Carrera: antes de ser Embajador se realizan siete evaluaciones, y al final se realiza una comprobación de capacidad de producción de documentos e investigación. Es muy importante que los funcionarios de Carrera tengan en cuenta que son servidores públicos y que están llamados a defender los intereses del país y de los colombianos, generar desarrollo. Nuestro trabajo es incrementar el prestigio del país en el exterior. Cuando esta labor se realiza con seriedad, por lo general el mismo Ministerio lo retribuye: muchos de mis compañeros que se han esmerado por representar con altura, empeño y dignidad al país, han tenido un buen camino dentro de la Carrera.

¿Cuáles son sus planes a futuro? Estoy muy contento en la Universidad del Rosario. Mi primer proyecto, con el apoyo de la Universidad, es la creación de un observatorio de armas pequeñas y ligeras que incluye el análisis de la problemática en el país. También lo que tiene que ver también con explosivos y municiones. La idea es construir desde el observatorio posibilidades de cooperación con el Estado y la sociedad civil. Es un intento de materializar en el ámbito nacional los compromisos y trabajos en los que se ha avanzado en el campo internacional. Colombia lideró la redacción y aprobación del Programa de Acción de las Naciones Unidas, fue líder en la negociación y posterior aprobación de la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros materiales –CIFTA, y también jugó un papel importante en la adopción de la resolución 552 de la Comunidad Andina relativa a la materia. También quiero dedicarle tiempo a otras actividades intelectuales, labor que era muy difícil intentar desde el Ministerio.

37


EL PPAPEL APEL DE COL OMBIA COMO GEST ORA COLOMBIA GESTORA DE UN PRO YECT O DE SEGURID AD PROYECT YECTO SEGURIDAD INTEGRAL EN LA COMUNIDAD ANDINA DE NACIONES P OR M ART A L UCÍA R AMÍREZ * ARTA

38

Tras la gran catástrofe que representó para la humanidad la II Guerra Mundial, las grandes potencias de aquel entonces se pusieron a la tarea de crear un sistema de comunidad de naciones que impidiese que esta gran tragedia se volviera a repetir. Es por esta razón que en aquel momento histórico, surgieron los grandes organismos multilaterales que han direccionado el rumbo de las naciones a partir de la segunda mitad del siglo pasado hasta la actualidad. Los países reconocieron que sólo forjando alianzas y trabajando en un mismo sentido, como una gran hermandad de países, o una comunidad de naciones independientes, se podría prevenir un cataclismo semejante en el futuro. De esta manera, surgieron en la década de los años cuarenta, la Organización de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, el Acuerdo Ge-

* Senadora de la República. Exministra de Defensa. Exministra de Comercio, Industria y Turismo.

neral Sobre Aranceles Aduaneros y de Comercio y la Comunidad Europea del Carbón y del Acero. Dichos organismos fueron los ejes alrededor de los cuales se estructuró posteriormente el sistema internacional que hoy en día intenta organizar y dirigir el desarrollo de la comunidad global, basado en los principios de la democracia, la libertad y la paz, entre otros. Fue dentro de este marco que se creó en el año de 1969 el Pacto Andino, que hoy conocemos como Comunidad Andina (CAN), con el Acuerdo de Cartagena, ya que los países de la región se percataron de que la creación de organismos multilaterales era una gran herramienta para generar desarrollo social y económico, al igual que para conservar la paz. De esta manera, la idea principal de la CAN es fomentar la integración regional integral, buscando generar un desarrollo sostenible y duradero no sólo en el ámbito económico, sino también en las áreas social, ambiental, política e institucional. Siendo la integración comercial fundamental, la CAN también se ha preocupado por buscar una


Desde el año 2002, en Colombia se ha venido aplicando la Política de Defensa y Seguridad Democrática introducida por el Presidente Álvaro Uribe Vélez en su primer mandato. Ésta se estructura sobre elementos tales como la seguridad humana, la seguridad estatal y la cooperación de la población civil con las autoridades, con el fin de garantizar, como su objetivo principal, el Estado de Derecho en todos los rincones del territorio nacional con el absoluto respeto de la dignidad de todos los habitantes país y de sus derechos fundamentales. Es sólo desde que se empezó a implementar esta política, en la que se reconoce que todas las entidades estatales deben actuar de manera conjunta y cada una en su respectiva área con el fin de lograr un bienestar social que cree un desarrollo sostenible y una conectividad en

General de las Fuerzas Militares, el General Freddy Padilla de León. Solamente generando un verdadero desarrollo comercial, cultural, educativo y de salud, y sobre todo, garantizando el imperio de la justicia en todos y cada uno de los rincones de la geografía nacional, se puede alcanzar una seguridad integral, que a su vez traerá un desarrollo sostenible, generando el círculo virtuoso anhelado por todas las naciones del mundo. Lo anterior resulta ser cierto ya que, sólo en los lugares donde hay desconectividad, donde no hay imperio de la ley ni de la autoridad, donde no hay progreso ni orden social y se rompe el tejido de la sociedad misma, es donde el terrorismo encuentra terreno fértil para crecer y echar raíces.

verdadera integración para velar por la Atendiendo la coyuntura actual, garantía de los principios Latinoamérica vive tal vez el más reconocidos consensualpeligroso proceso de polarización mente como los pilares desde que, a mediados del siglo fundamentales y estrucXX, la comunidad interturales de la sociedad nacional se percató sooccidental, tales como la bre la necesidad de democracia, el respeto Los países de la región se trabajar de manera conde los derechos humajunta en la búsqueda del percataron de que la creación de nos y la libertad econóimperio de los ideales organismos multilaterales era una mica. Precisamente, los estructurantes comunes. gran herramienta para generar mecanismos de integraDe esta manera, las nadesarrollo social y económico, al ción buscan impedir que ciones que han acogido igual que para conservar la paz. movimientos temporales como propios el socialisautoritarios surgidos en mo del siglo XXI, luchan algún país miembro sean por introducir principios capaces de transformar el siste- todo el país, que empezaron a ser muchas veces opuestos a los posma interno de un país, de tal for- derrotados los grupos narco- tulados sagrados por los cuales ma que el mismo se convierta en terroristas que tenían de rodillas a vela la comunidad internacional, un transgresor de los valores ca- la nación, hasta el punto que hoy perjudicando las libertades ecotalogados consensualmente por nos encontramos en el “fin del fin” nómicas e individuales, la liberla comunidad internacional de nuestro conflicto interno, tal y tad de prensa y la independencia como inviolables. como lo afirmó el Comandante judicial, entre otras.

39


Sin embargo, la Comunidad Andina pactó dentro de sus postulados y lineamientos de políticas comunes, la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos, al igual que la lucha conjunta contra los flagelos de crimen transnacional tales como el terrorismo y el narcotráfico, y prevé estipulaciones dirigidas a buscar la seguridad de la región y a evitar los conflictos entre sus miembros.

40

Colombia debe buscar, como primera medida, que todos los miembros de la CAN defiendan las democracias en sus países, velando ante todo por aquellos postulados sagrados a los que ya varias veces me he referido, tales como la libertad individual, de prensa, la justicia, el respeto de los derechos humanos y de la dignidad del hombre, al igual que de la propiedad privada.

De la mano con el imperio de la democracia y con la inversión en programas sociales, con la integración comercial y con el desarrollo, debe generarse un verdadero sistema de seguridad que trabaje de manera coordinada entre los países miembros, y que con la cooperación estrecha de la población civil, busque erradicar de la región los flagelos del terrorismo y el narcotráfico, entre otros.

Una vez los sistemas democráti- Bolivia y Ecuador, al igual que Perú, Es esta, pues, una oportunidad sin cos se encuentren a salvo, se deben reconocer que estas ameigual para que Colombia entre a debe propugnar por buscar la in- nazas son comunes para todos, y jugar en la Comunidad Andina un tegración en materia de seguri- que sólo mediante una verdadera papel fundamental, que es el de dad, ya prevista en documentos cooperación en su lucha, se podrá introducir y fomentar la garantizar su exterminio aplicación de las lecciode la zona. Las amenanes aprendidas con la Pozas transnacionales deben La Comunidad Andina pactó dentro lítica de Defensa y contrarrestarse con mede sus postulados y lineamientos Seguridad Democrática canismos de seguridad de políticas comunes, la defensa en la región, con el fin común, y no de manera de la democracia y el respeto a los de generar un estado de aislada e independiente, derechos humanos, al igual que la seguridad integral que ya que sus tentáculos son lucha conjunta contra los flagelos impulse el círculo virtuograndes y tienen alcance de crimen transnacional so de seguridad y desamás allá de las jurisdicciorrollo para el cual se nes nacionales. creó la organización. jurídicos tales como las Decisiones 458 y 505 que hacen refe- De la anterior manera, Colombia Lejos de militarizar a las nacio- rencia a los Lineamientos de liderará la imposición de la búsquenes miembros de la CAN o de Política Externa Común y al Plan da del ideal de la seguridad intecrear un sistema de defensa co- Andino de Cooperación para la gral en la región, de un reinado del mún, tal y como se ha propuesto Lucha contra las Drogas Ilícitas y Estado de Derecho en todos los paípara el ALBA (Alternativa Boli- Delitos Conexos. ses miembros y asociados, fomenvariana para los pueblos de tando la cooperación no sólo de nuestra América), se debe bus- La Seguridad y Zona Andina de Gobierno a Gobierno, sino entre las car capacitar y asesorar a los Paz se estableció en el “Com- entidades de cada uno de los Estademás miembros de la Organi- promiso de Lima: Carta Andina dos y entre la población civil de tozación, en la consolidación en para la Paz y la Seguridad, Li- dos ellos, en aras de lograr las sus países de los mecanismos ne- mitación y Control de los Gas- condiciones propicias para facilitar cesarios para generar una ver- tos Destinados a la Defensa un verdadero desarrollo social y dadera coordinación de todos los Externa”, razón por la cuál, no económico, para que la democraentes estatales para que, a tra- es necesario realizar modifica- cia viva su imperio en el continente, vés de la cooperación de la po- ción jurídica alguna para aco- y para que amenazas como el teblación civil, se logre establecer ger dicha propuesta, ya que la rrorismo y el narcotráfico, además el imperio del Estado de Dere- misma conforma un pilar estruc- de los conflictos externos, sean cho en todos los rincones de sus tural dentro de los objetivos erradicadas para siempre de las tieterritorios. principales de la CAN. rras latinoamericanas.


LA UNIÓN SURAMERICANA DE NA CIONES NACIONES FUND AMENT OS DE ““SOFT LAW” Y “HARD LAW” PARA LA FUNDAMENT AMENTOS CONSTRUCCIÓN JURÍDICA DE LA INTEGRACIÓN EN LA REGIÓN P OR : LLM F ABIÁN A UGUSTO C ÁRDENAS C ASTAÑEDA *

El 23 de mayo de 2008 tuvo lu- El presente documento tiene contexto institucional sobre el que gar en Brasilia uno de los eventos como finalidad hacer una lectura se inserta la UNASUR, para posmás importantes para la construc- jurídica de la integración teriormente hacer una lectura jución del sueño de la Integración suramericana, mediante la iden- rídica de los elementos Suramericana: la firma del trata- tificación de los instrumentos que constitutivos de esta Organización do constitutivo de la Unión de Na- tienen significancia a la luz del Internacional regional, con miras ciones Suramericanas a concluir que en adi(UNASUR)1 . A partir ción al tratado constitudel que constituye un tivo de la UNASUR (hard ¿Será este un evento jurídico-político hito en el proceso de law), existen una multique marcará el comienzo de una evolución política y juplicidad de documentos realidad integracionista, o es rídica de la región, se que no se ajustan a las simplemente un sofisma creado en el empiezan a generar fuentes tradicionales del contexto de las crisis diplomáticas por diversas ilusiones y exderecho internacional las que atraviesan diversos estados pectativas. ¿Tendrá pero de los cuales no se de la Región? Suramérica en un fupuede predicar una total carencia de efectos juríturo cercano una ordicos (soft law). La incluganización de los alcances de la Unión Europea? derecho internacional público. sión de un concepto propio de la ¿Será este un evento jurídico-po- Para tales efectos se acudirá a la doctrina contemporánea como el lítico que marcará el comienzo de utilización de las doctrinas tradi- de “soft law” resulta ser una heuna realidad integracionista, o es cionales de las fuentes del dere- rramienta imprescindible para el simplemente un sofisma creado en cho internacional (hard law), así análisis jurídico internacional de las el contexto de las crisis diplomáti- como al inicio en el estudio de dinámicas que caracterizan el procas por las que atraviesan diver- tendencias progresistas interna- ceso de integración en Suramérica. sos estados de la Región? cionales que abogan por la inclusión de nuevas dinámicas de APROXIMACIÓN HISTÓRICA implicación jurídica propias de la sociedad internacional contempo- En sus inicios, la idea de la inte* Legum Magíster en Derecho Internagración en Suramérica no presenránea (soft law). cional Público de la Universidad de tó mayores complicaciones Leiden (Países Bajos), Abogado (Diploma de Honor) de la Universidad NaCon la finalidad de introducir un jurídicas ya que la práctica estatal cional de Colombia. Ha sido funcionario estudio organizado de la integra- ratificó que los tratados internaciodel Ministerio de Relaciones Exteriores ción suramericana, se hará un nales eran el único mecanismo por de la República de Colombia, actualmente es Profesor Asociado de la Fabreve repaso del proceso históri- medio del cual se podían hacer cultad de Derecho de la Universidad de co vivido en la región, así como acercamientos de este tipo con los Bogotá “JorgeTadeo Lozano”, encarde los principales mecanismos de otros países de la región. Los prigado de la Coordinación del Área de Derecho Internacional Público. integración subregional que han meros esfuerzos por la integración (fabian.cardenas@utadeo.edu.co promovido la evolución integra- fueron liderados por el Libertador fabianagustocardenas@gmail.com) cionista, permitiendo ubicar el Simón Bolívar, quien convocó el

41


ampliamente conocido Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826, cuya finalidad era lograr que los Estados del continente firmaran lo que se conocería como el Tratado de Unión, Liga y Confederación. Lamentablemente el instrumento internacional únicamente fue ratificado por la Gran Colombia2 .

La constitución de Organizaciones Internacionales con fines integracionistas por medio de la utilización de tratados internacionales ha mostrado ser la manera más efectiva de brindar legalidad y pragmatismo a los deseos de integración

Así mismo, los antecedentes inmediatos del actual proceso de integración fueron fundados en las más inveteradas e indiscutibles formas del derecho internacional. La Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC) fue insti-

42

tuida por medio del Tratado de Montevideo de 19693 y posteriormente sustituida por la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), establecida por medio del Tratado de Montevideo de 1980 4 . Los espacios subregionales siguieron iguales estructuras jurídicas: la Comunidad Andina fue creada por el Acuerdo de Cartagena de 19695 , mientras que el Mercado Común

del Sur (MERCOSUR) fue constituido mediante el denominado Tratado de Asunción de 1991 6 .

El estatus jurídico de los tratados como fuente de obligaciones internacionales es innegable, encontrándose revestidos de uno de los más reconocidos principios del derecho internacional como el pacta sunt servanda7 , lo que generalmente se convierte en garantía de su cumplimiento y ejecución exitosa8 . En efecto, el artículo 38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia al determinar las fuentes jurídicas de las obligaciones internacionales que aplicará en el ejercicio de sus funciones enlista en primer lugar “las Convenciones


internacionales, sean generales o particulares, que establecen reglas expresamente reconocidas por los estados litigantes”9 . Las mismas estarán sujetas al régimen jurídico de la Convención de Viena sobre el Derecho de los tratados de 1969, donde a su vez se define “tratado internacional” como “un acuerdo internacional celebrado por escrito entre estados y regido por el derecho internacional, ya conste en un instrumento único o en dos o más instrumentos conexos y cualquiera que sea su denominación particular”10 . A la luz de lo anterior, la constitución de Organizaciones Internacionales con fines integracionistas por medio de la utilización de tratados internacionales ha mostrado ser la manera más efectiva de brindar legalidad y pragmatismo a los deseos de integración, debi-

do a que los objetivos de los instrumentos dejan de ser meros enunciados políticos para convertirse en verdaderas obligaciones internacionales que pueden ser ejecutadas en escenarios de justicia internacional u otros mecanismos de solución pacífica de conflictos a que hubiere a lugar. Por esta razón, la consolidación de los desarrollos contemporáneos de la integración regional suramericana mediante la firma del Tratado de Brasilia de 2008 constituye un paso de enorme importancia para la incorporación legal de los procesos que desde el año 2000 fueron consignados en declaraciones políticas. Al efecto se puede reiterar que los compromisos estrictamente políticos –en derecho internacional tradicional– únicamente pueden ser objeto de

La firma del Tratado de Brasilia de 2008 constituye un paso de enorme importancia para la incorporación legal de los procesos que desde el año 2000 fueron consignados en declaraciones políticas.

reclamo ante instancias diplomáticas no vinculantes, lo que en esencia implica el ejercicio de la discrecionalidad por las partes de dichos compromisos.

43


El tratado constitutivo, los instrumentos adicionales y los acuerdos celebrados entre los Estados con base en éstos son fuente indiscutible de derecho internacional para el proceso de integración

44

Así mismo, en los antecedentes subregionales inmediatos sobre los que se basa la UNASUR se incluyeron las aspiraciones integracionistas en cláusulas indiscutiblemente de naturaleza jurídica. El Acuerdo de Cartagena constitutivo de la Comunidad Andina establece: “El presente acuerdo tiene por objetivos promover el desarrollo equilibrado y armónico de los Países Miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación económica y social; acelerar su crecimiento y la generación de ocupación; facilitar participación en el proceso de integración regional, con miras a la formación gradual de un mercado común latinoamericano”11 . Por su parte el Tratado de Asunción de 1991 contiene una afirmación más sencilla pero no menos jurídicamente vinculante: “Los estados Partes deciden constituir un Mercado Común, que deberá estar conformado al 31 de diciembre de 1994, el que se denominará ‘Mercado Común del Sur’ (MERCOSUR)”12 . No obstante las anteriores experiencias subregionales, este proceso histórico antecedente del actual sistema de integración regional tuvo un periodo transitorio

de difícil lectura a la luz del derecho internacional. Tal etapa se dio entre la firma del último de los dos acuerdos subregionales de integración que constituyen la base de la UNASUR 13 (MERCOSUR, 1991) y la aprobación del Tratado de Brasilia (2008). Esta etapa, que considero de crisis jurídica, altamente influenciada por las enormes complicaciones de índole política que se agudizaron entre diversos gobiernos de la región, se caracterizó por la carencia de tratados internacionales por un lado, y la multiplicidad de declaraciones políticas por el otro. Así, como resultado de la interacción política14 y jurídica15 que se presentó entre la CAN y el MERCOSUR –principalmente de carácter comercial–, se celebró la I Cumbre Suramericana llevada a cabo en Brasilia en el año 200016 , la cual inició una serie de reuniones presidenciales que contaron con la participación de todos los Jefes de Estado de la región, y que finalmente redundaron en la creación de la Comunidad Suramericana de Naciones en el marco de la III Cumbre Presidencial Suramericana celebrada en el año 200417. El documento constitutivo de la Comunidad –de naturaleza política– establecía: “Los Presidentes de los países de América del Sur reunidos en la ciudad del Cuzco en ocasión de la celebración de las gestas libertarias de Junín y Ayacucho y de la convocatoria del Congreso Anfictiónico de Panamá, siguiendo el ejemplo de El Libertador Simón Bolívar, del Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre, del Libertador José de San

Martín, de nuestros pueblos y héroes independentistas que construyeron, sin fronteras, la gran Patria Americana e interpretando las aspiraciones y anhelos de sus pueblos a favor de la integración, la unidad y la construcción de un futuro común, hemos decidido conformar la Comunidad Sudamericana de Naciones”18 . A partir de entonces, y fundados en los principios políticos establecidos en la Declaración de 2004, empezó a intensificarse la producción de instrumentos declarativos políticos que fueron desarrollando el diálogo, la cooperación y la integración de los Estados de Suramérica. Entre otros se aprobaron declaraciones concernientes a los siguientes temas: armonización de leyes, integración física, desarrollo infraestructural, protección del medio ambiente, integración energética, la cohesión social, políticas de educación, financiamiento regional, seguridad civil, políticas públicas y de convergencia institucional. La alta producción de declaraciones adoptadas en el marco de diversas reuniones cumbre, ministeriales y sectoriales obtuvo tal vez su máximo alcance en la Declaración de Margarita de 2007 en donde los Jefes de Estado de la región decidieron rebautizar la Comunidad Suramericana de Naciones y llamarla Unión de Naciones Suramericanas19 , un nombre que genera muchas expectativas. Muchos hablaron entonces de la creación de la Unión, pero como es apenas lógico, los cuestionamientos jurídicos acerca de las fuentes creadoras no se hicieron esperar. La existencia jurídica de la UNASUR en el 2007 era iluso-


ria, ya que por lo menos bajo la perspectiva de las fuentes tradicionales del derecho internacional público, el documento constitutivo no era más que una declaración política, carente de efectos vinculantes. Finalmente, con la aprobación del tratado de Brasilia en marzo de 2008, se superó la duda acerca de la existencia de la UNASUR. Sin embargo los cuestionamientos jurídicos persisten: ¿cuál es el contenido jurídico del tratado?; ¿posee enunciados contentivos de obligaciones internacionales concretas?; ¿qué valor jurídico se le puede dar a todas las declaraciones adoptadas en el marco de las denominadas cumbres presidenciales y antes de la entrada en vigencia del tratado de Brasilia?; ¿ha hecho tabla rasa en el proceso de integración regional suramericano la firma del Tratado de Brasilia de 2008, o debe ser este analizado en conjunto con la experiencia ganada a partir del año 2000? Si bien no se pretende dar una solución definitiva, se sugerirán elementos que se consideran imprescindibles para su estudio. El tratado constitutivo de la UNASUR El Tratado de Brasilia establece: “Los estados partes del presente tratado deciden constituir la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) como una organización dotada de personalidad jurídica internacional”20 . Dada la forma usada para su adopción (tratado internacional), resulta evidente la creación de una Organización Internacional con fines integracionistas frente a la cual, los estados partes han decidido asumir obligaciones internacionales sus-

ceptibles de ser alegadas en diversos escenarios previstos por el derecho internacional. La Organización, de conformidad con las reglas del derecho internacional institucional, deberá circunscribir sus funciones a los objetivos previstos por el mismo tratado constitutivo, de modo que cualquier actividad que sobrepase tal marco institucional será considerada como ultra vires y por lo tanto carente de fuerza jur��dica.

La existencia jurídica de la UNASUR en el 2007 era ilusoria, ya que por lo menos bajo la perspectiva de las fuentes tradicionales del derecho internacional público, el documento constitutivo no era más que una declaración política, carente de efectos vinculantes.

El artículo 2 del tratado cita: “La Unión de Naciones Suramericanas tiene como objetivo construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del

fortalecimiento de la soberanía e independencia de los Estados”21 . Respecto de las funciones de la UNASUR, es interesante anotar que usualmente los tratados constitutivos de Organizaciones Internacionales contienen enunciados generales que limitan y así mismo habilitan sus facultades, tales como “mantener la paz y la seguridad internacionales”22 o simplemente “afianzar la paz y la seguridad del continente”23 . Sin embargo el tratado de Brasilia, en adición de su objetivo general anteriormente reproducido, contiene una lista de 21 objetivos específicos más detallados, lo que sin lugar a duda constituye un margen funcional muchísimo más estricto sobre el cual se podrían justificar las facultades y poderes de la Organización. No cabe duda que es precisamente el establecimiento de objetivos generales lo que ha permitido el dinamismo de muchas Organizaciones Internacionales, como aquel que reporta en la práctica internacional las Naciones Unidas24 . Dentro del contexto establecido por el Tratado de Brasilia, se han creado de manera taxativa los elementos que permiten la identificación de lo que constituye el ordenamiento jurídico de la Organización, poniendo un parámetro de distinción concreto entre lo que es y lo que no es jurídicamente vinculante para los Estados. El Tratado de Brasilia cita: “Artículo 11. Fuentes Jurídicas. Las fuentes jurídicas de la UNASUR son las siguientes: 5. El tratado Constitutivo de UNASUR y los demás instrumentos adicionales;

45


6. Los Acuerdos que celebren los Estados Miembros de la UNASUR sobre la base de los instrumentos mencionados en el punto precedente. 7. Las Decisiones del consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno; 8. Las Resoluciones del Consejo de Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores; y 9. Las Disposiciones del Consejo de Delegadas y Delegados” 25 .

46

Resoluciones y Disposiciones, el artículo 12 en su inciso final establece que “los actos normativos emanados de los órganos de UNASUR, serán obligatorios para los Estados Miembros una vez que hayan sido incorporados en el ordenamiento jurídico de cada uno de ellos, de acuerdo a sus respectivos procedimientos internos”26 . Así las cosas, resulta ser que es finalmente la discrecionalidad del Estado la que determina el valor jurídico y la eficacia de las medi-

mientas dotadas por el derecho internacional. Adicionalmente, en tanto que el mismo tratado establece que tales medidas adquieren obligatoriedad solo a partir de la incorporación en los ordenamientos internos de los Estados, es finalmente la Ley nacional de los Estados miembros de la UNASUR, y no el Tratado de Brasilia per se la que le otorga efectos de fuentes jurídicas a estas disposiciones.

Una vez transcurridos los procedimientos internos de aprobación, las Decisiones, Estos documentos que no se Resoluciones y DisposicioEl tratado constitutivo, los ajustan a las fuentes nes serán finalmente Leyes instrumentos adicionales tradicionales del derecho Nacionales de los Estados, y los acuerdos celebrados internacional, pero que no que constituyen medidas entre los Estados con obstante se consideran portadores unilaterales contentivas de base en estos, son fuente obligaciones internacionade efectos jurídicos, es lo que indiscutible de derecho les debidas a otros Estados algunos académicos progresistas internacional para el prode la Región. Pero, ¿cuál es del derecho internacional han ceso de integración, ya el valor jurídico de tales deque están dotados de las denominado derecho suave, en su cisiones desde su adopción vestiduras formalistas formulación en inglés “soft law”. en el Consejo respectivo y que les otorga el tratado hasta su incorporación en internacional. los ordenamientos internos? das tomadas por consenso en los Sabido es que incluso en los evenPor conexidad, las Decisiones (JeConsejos de Jefes de Estado, Mitos de mayor disposición política fes de Estado), Resoluciones (Cannistros de Relaciones Exteriores y un procedimiento de aprobación cilleres) y Disposiciones (Delegados) Delegados. Por lo tanto, si el misal interior de un Estado puede tartendrían exactamente el mismo mo tratado le otorga valor jurídico dar años. efecto, ya que su valor jurídico fue otorgado por el mismo tratado a tales actos únicamente desde que constitutivo de la UNASUR. No obs- los Estados facultativamente deci- En el marco de los objetivos integratante, parece presentarse un fenó- den incorporarlos a su ordena- cionistas suramericanos, existe la nemeno de incoherencia lógica entre miento jurídico, resulta lógico cesidad de no dejar totalmente las vestiduras formales de dichas determinar que tales Decisiones, desprovistas de efectos jurídicos las disposiciones y los mecanismos que Resoluciones y Disposiciones des- medidas adoptadas en los Consejos establece el mismo Tratado de Bra- de el momento en que fueron acor- de la UNASUR. Sin embargo, es clasilia para su entrada en vigor. Al dadas en la reunión respectiva y ro que tales documentos no podrían parecer, estas últimas le restan hasta que un Estado decide incor- ser del todo catalogados dentro de porarlas en su ordenamiento inter- alguna de las fuentes tradicionales efecto jurídico a las primeras. no, son meros compromisos del derecho internacional, ya que Mientras que el artículo 11 del diplomáticos cuyo cumplimiento el tratado mismo no les otorga ninTratado le otorga el carácter de puede exigirse únicamente por vías gún efecto jurídico y mucho menos “fuente jurídica” a las Decisiones, políticas, escapándose a las herra- pueden ser considerados costumbre


Decisiones, Resoluciones y Disposiciones desde el momento en que fueron acordadas en la reunión respectiva y hasta que un Estado decide incorporarlas en su ordenamiento interno, son meros compromisos diplomáticos

internacional o principios generales del derecho. Se estima que las Decisiones, Resoluciones y Disposiciones hasta antes de su aprobación por leyes nacionales de los Estados se encuentran en un limbo jurídico, así como lo están todas las declaraciones políticas adoptadas por los Jefes de Estado de Suramérica a partir del año 2000 y hasta la aprobación del Tratado de Brasilia de 200827 . Este tratado es sin duda el fundamento jurídico de la integración, pero sus disposiciones son apenas el marco para el desarrollo de los objetivos, ya que los escenarios donde se han tomado medidas concretas son las múltiples declaraciones políticas adoptadas desde el año 2000 y hasta ahora, así como funcionalmente serán ahora los Consejos los órganos competentes para tomar medidas dinamizadoras que hagan de la integración en Suramérica una realidad. Estos documentos que no se ajustan a las fuentes tradicionales del derecho internacional, pero que no obstante se consideran portadores de efectos jurídicos, es lo que

algunos académicos progresistas del derecho internacional han denominado derecho suave, en su formulación en inglés “soft law”. Este parámetro de análisis deberá ser introducido en el estudio jurídico internacional de la integración suramericana so pena de tener que convivir con un sistema carente de fuerza ejecutoria. El “Soft law ”: herramienta para el análisis de la integración suramericana Tal vez la primera y más completa definición de “soft law” planteada en la doctrina internacional fue la propuesta por C.M. Chinkin en 1989 en los siguientes términos: “Instruments ranking from treaties, but which include only soft obligations (legal soft law) to non binding or voluntary resolutions and codes of conduct formulated and accepted by international and regional organizations (non-legal soft law), to statements prepared by individuals in a non-governmen-

tal capacity, but which purport to lay down international law principles”28 . Uno de los antecedentes más ilustrativos de los denominados instrumentos de “soft law” que han sido mencionados en dicha esfera fue la propia Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, la cual no obstante ser un mero enunciado político ha sido en múltiples ocasiones citada por diversos tribunales internacionales con el objeto de otorgarle fuerza jurídica. Sin embargo, vale la pena aclarar que para los académicos tradicionales la mención a la Declaración Universal de los Derechos Humanos no es otra cosa que una referencia a la costumbre internacional como fuente de derecho internacional tal como se consigna en el artículo 38. 2. del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia29 .

47


valor jurídico que interesa al estudio del derecho internacional en el proceso de integración. Y si bien existe diversidad de opiniones en relación con el surgimiento de obligaciones positivas emanadas de los documentos, hay claridad respecto de la obligación negativa que tienen los Estados de no tomar medidas manifiestamente contrarias a los preceptos de tales instrumentos de Es indudable que la multiplicidad derecho suave.

Lo cierto es que pasadas varias décadas desde su adopción, en ocasiones es citada directamente por tribunales internacionales e instancias diplomáticas como fuente de derecho internacional, sin mencionar expresamente su caracterización como costumbre internacional. Tal limbo jurídico es lo que en ocasiones se cataloga como “soft law”.

48

UNASUR antes de su incorporación en las legislaciones nacionales, si bien no tienen fuerza jurídica per se, integran el sistema integracionista cuyo punto de referencia es el Tratado de Brasilia y eventualmente podrían constituir criterios –aunque no del mismo nivel de las fuentes tradicionales–

El contenido estrictamente normativo de los instrumentos de “soft law”, así de declaraciones políticas CONSIDERACIONES como de las instituciones de adoptadas desde el año 2000 “soft law” no es totalmenFINALES hasta la adopción del Tratado de te claro en la doctrina. Sin Brasilia aportaron al contexto Aunque no se pretende embargo, es aceptado que internacional suramericano los –por ahora– realizar un eséste efectivamente ejerce elementos vertebrales de la tudio minucioso del “soft presión jurídica sobre las constitución de la Unión law”, es preciso celebrar la fuentes tradicionales del Suramericana de Naciones. firma del Tratado de Brasiderecho internacional bien lia Constitutivo de la sean tratados, costumbre internacional o simplemente crite- para la demanda de responsabili- UNASUR, motivando a la comunidad académica internacional para rios auxiliares como los principios dad internacional. que se profundicen los estudios de generales del derecho, la doctrina y la jurisprudencia internacional30 . Tanto aquellas declaraciones polí- los más novedosos conceptos del ticas que han venido detallando derecho internacional, que de De la misma manera como la De- muchos sectores de la integración, acuerdo con las dinámicas de la claración Universal de Derechos como las decisiones que adopten sociedad internacional contemporáHumanos fue la antesala del Pacto por consenso los Consejos previs- nea, puedan otorgar explicaciones de Derechos Civiles y Políticos y el tos en el Tratado de Brasilia, tienen jurídicas a los fenómenos atípicos Pacto de Derechos Económicos, sin lugar a duda un papel impor- que presenta el proceso de integraSociales y Culturales, es indudable tantísimo en el análisis jurídico de ción en Suramérica. Las institucioque la multiplicidad de declaracio- la integración suramericana. Bien nes jurídicas internacionales son nes políticas adoptadas desde el año porque pueden ir formando parte esencialmente cambiantes y debe 2000 hasta la adopción del Trata- de la opinio juris y práctica estatal ser el derecho el que se vaya ajusdo de Brasilia aportaron al contex- requerida para la determinación tando a las necesidades vigentes y to internacional suramericano los de principios de costumbre inter- no los presentes desarrollos del sielementos vertebrales de la consti- nacional que aviven el proceso de glo XXI a pétreos conceptos juríditución de la Unión Suramericana integración en la región, o por- cos internacionales. El derecho de Naciones, al punto que no son que en conjunto con las fuentes internacional debe ser estudiado meros antecedentes, pero hacen indiscutibles de derecho integra- como una ciencia dinámica y apliparte integral del conjunto inte- cionista suramericano –tratados in- cable a nuestras realidades presengracionista cuyo epicentro es el Tra- ternacionales– operan como tes y futuras. criterios insoslayables para la intado de Brasilia. terpretación e implementación de BIBLIOGRAFÍA Igualmente, y bajo similares crite- la integración en Suramérica. Inrios, se considera que las decisio- discutiblemente tales documentos M.N. SHAW, International Law, Camnes tomadas por los órganos de la de “soft law” portan consigo un bridge University Press, 2003.


M. Sorensen, Manual de Derecho Internacional Público, Fondo de Cultura Económica, Séptima reimpresión, México, 2000, traducido del texto original “Manual of Public International Law”, Mcmillan, Londres, 1968. C.M. CHINKIN, The Challenge of Soft Law, Development and Change in International Law, en Int’l & Comp. L.Q. 38, 850-866, 1989, pág. 850. C. INGELSE, Soft Law?, en Polish Yearbook of International Law No. XX, 75-90, 1993, pág. 74. Carta de las Naciones Unidas, San Francisco, 1945. Carta de la Organización de Estados Americanos, Bogotá D.C., 1948. Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, Instrumento integrante de la Carta de las Naciones Unidas, 1945, artículo 38, disponible en http://www.icj-cij.org/documents/ index.php?p1=4&p2=2&p3=0. Consultado el 19 de marzo de 2008. Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, 1969, artículo 2, 1 (a). Disponible en http://www. treaty.un.org/LibertyIMS::/Cmd= Request;Request=TREATYBYLOC; Form=none;VF_Volume=UNVOL29; VF_File= 00001375;Page=1;Type= page Consultada el 14 de noviembre de 2007. Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, Brasilia, mayo 23 de 2008, disponible en http://www.comunidadandina.org/ unasur/tratado_constitutivo.htm Consultado en junio 1 de 2008.

Tratado de Unión, Liga y Confederación Perpetua, preparado por la Asamblea Americana del Congreso de Panamá, 1826, artículo 2. Disponible en http://www.granma. cubaweb.cu/secciones/alba/ant/ 2antec-01.htm Consultado en febrero 12 de 2008. Tratado de Montevideo Constitutivo de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, 1969. Tratado de Montevideo, agosto 12 de 1980. Disponible en http:// www.aladi.org/nsfaladi/perfil.nsf/ inicio2004?OpenFrameSet&Frame= basefrm&Src= %2Fnsfaladi%2F perfil.nsf%2 Fvsitioweb2004%2 Fintroduccion%3 FOpenDocument% 26AutoFramed Consultado en noviembre 29 de 2007. Acuerdo de Cartagena constitutivo de la Comunidad Andina, mayo 26 de 1969. Disponible en http:// www.comunidadandina.org/normativa/tratprot/acuerdo.htm Consultado en febrero 12 de 2008. Tratado de Asunción Constitutivo del MERCOSUR, marzo 26 de 1991. Disponible en http://www.mercosur. int/msweb/portal%20intermediario/ es/index.htm Consultado en febrero 12 de 2008. Acuerdo de Complementación Económica No. 59 suscrito entre los gobiernos de la República de Argentina, de la República Federativa del Brasil, de la República del Paraguay y de la República Oriental del Uruguay, Estados Partes del MERCOSUR, y los Gobiernos de la República de Colombia, de la República del Ecuador y de la República Bolivariana de Venezuela, Paí-

ses Miembros de la Comunidad Andina”, octubre 18 de 2004, Montevideo, Uruguay, http://www. comunidadandina.org/documentos/actas/ACE59.pdf Consultado el 22 de febrero de 2008. Decisión 315 del Consejo Andino de Ministros, Comunidad Andina. Decisión 18/04 del Consejo del Mercado Común del Sur, MERCOSUR. I Cumbre Suramericana, Comunicado de Brasilia, 2004. Disponible en http://www.comunidadandina. org/ documentos/dec_int/di1-9-00. htm Consultado el 16 de febrero de 2008. Declaración de Cusco sobre la Comunidad Suramericana de Naciones, diciembre 8 de 2004, artículo 1. Disponible en http://www. comunidadandina.org/documentos/dec_int/cusco_sudamerica.htm Consultada el 1 de marzo de 2008. Decisiones alcanzadas en el Marco del Diálogo Político de los Jefes de Estado durante la I Cumbre Energética Suramericana, Islas Margarita, Venezuela, abril 16 de 2007, párrafo 1. Disponible en http// www.comunidadandina.org/ingles/ documentos/documents/unasur1604-07.htm Consultada el 12 de febrero de 2008. Informe del Grupo de Alto Nivel sobre las amenazas, los desafíos y el cambio. “Un mundo más seguro: La responsabilidad que compartimos”. Resolución de la Asamblea General A/59/565, diciembre 2 de 2004, p. 11, disponible en http:// www.un.org/spanish/secureworld/ report_sp.pdf Consultada el 12 de febrero de 2008.

Notas 1

Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, Brasilia, mayo 23 de 2008, disponible en http:// www.comunidadandina.org/unasur/tratado_constitutivo.htm

2

Tratado de Unión, Liga y Confederación Perpetua, preparado por la Asamblea Americana del Congreso de Panamá, 1826, artículo 2. Disponible en http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/alba/ant/2antec-01.htm

3

Tratado de Montevideo Constitutivo de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, 1969.

49


50

4

Tratado de Montevideo, agosto 12 de 1980. Disponible en http://www.aladi.org/nsfaladi/perfil.nsf/inicio2004? OpenFrameSet&Frame=basefrm&Src=%2Fnsfaladi%2Fperfil.nsf%2Fvsitioweb2004%2Fintroduccion%3 FOpenDocument%26AutoFramed

5

Acuerdo de Cartagena constitutivo de la Comunidad Andina, mayo 26 de 1969. Disponible en http://www. comunidadandina.org/normativa/tratprot/acuerdo.htm

6

Tratado de Asunción Constitutivo del MERCOSUR, marzo 26 de 1991. Disponible en http://www.mercosur.int/msweb/ portal%20intermediario/es/index.htm

7

Textualmente: “los tratados son para cumplirlos”. Ver por ejemplo, M. Sorensen, Manual de Derecho Internacional Público, Fondo de Cultura Económica, Séptima reimpresión, México, 2000, traducido del texto original “Manual of Public International Law”, Mcmillan, Londres, 1968, p. 158, “los Estados y demás personas internacionales quedan obligadas por los tratados celebrados en forma regular y que hayan entrado en vigor: ellos deben cumplirse de buena fe”.

8

M.N. SHAW, International Law, Cambridge University Press, 2003, pág. 254.

9

Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, Instrumento integrante de la Carta de las Naciones Unidas, 1945, artículo 38, disponible en http://www.icj-cij.org/documents/index.php?p1=4&p2=2&p3=0.

10

Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, 1969, artículo 2, 1 (a). Disponible en http://www.treaty.un.org/ LibertyIMS::/Cmd=Request;Request=TREATYBYLOC ;Form=none;VF_Volume=UNVOL29;VF_File=00001375; Page=1;Type=page

11

Acuerdo de Cartagena, op. cit. 4, artículo 1.

12

Tratado de Asunción, op. cit. 5, artículo 1.

13

Ver Tratado Constitutivo de la UNASUR, preámbulo “… la integración suramericana debe ser alcanzada a través de un proceso innovador, que incluya todos los logros y lo avanzado por los procesos de MERCOSUR y CAN, así como la experiencia de Chile, Guyana y Suriname, yendo mas allá de la convergencia de los mismos”.

14

Generalmente a través de la participación que tienen los países miembros de la Comunidad Andina en el MERCOSUR y viceversa. Vea Decisión 315 del Consejo Andino de Ministros y Decisión 18/04 del Consejo del Mercado Común del Sur.

15

Acuerdo de Complementación Económica No. 59 suscrito entre los gobiernos de la República de Argentina, de la República Federativa del Brasil, de la República del Paraguay y de la República Oriental del Uruguay, Estados Partes del MERCOSUR, y los Gobiernos de la República de Colombia, de la República del Ecuador y de la República Bolivariana de Venezuela, Países Miembros de la Comunidad Andina, octubre 18 de 2004, Montevideo, Uruguay, disponible en http:// www.comunidadandina.org/documentos/actas/ACE59.pdf

16

Vea la I Cumbre Suramericana, Comunicado de Brasilia, 2004. Disponible en http://www.comunidadandina.org/documentos/dec_int/di1-9-00.htm

17

Ver Declaración de Cuzco sobre la Comunidad Suramericana de Naciones, diciembre 8 de 2004, artículo 1. Disponible en http://www.comunidadandina.org/documentos/dec_int/cusco_sudamerica.htm

18

Ibíd. Preámbulo.

19

Decisiones alcanzadas en el Marco del Diálogo Político de los Jefes de Estado durante la I Cumbre Energética Suramericana, Islas Margarita, Venezuela, abril 16 de 2007, párrafo 1. Disponible en http//www.comunidadandina.org/ingles/documentos/documents/unasur16-04-07.htm

20

Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, op. cit. 1, artículo 1.

21

Ibíd. Artículo 2.

22

Carta de las Naciones Unidas, San Francisco, 1945, artículo 1.

23

Carta de la Organización de Estados Americanos, Bogotá D.C., 1948, artículo 2.

24

Dentro de los ejemplos más representativos se encuentra la evolución que ha venido teniendo el concepto de seguridad, el cual si bien en un principio tuvo connotaciones únicamente militares, actualmente incluye campos como la seguridad alimentaria, ambiental, democrática, biológica, humana, internacional etc. Ver Informe del Grupo de Alto Nivel sobre las amenazas, los desafíos y el cambio. «Un mundo más seguro: La responsabilidad que compartimos». Resolución de la Asamblea General A/59/565, diciembre 2 de 2004, p. 11, disponible en http://www.un.org/spanish/secureworld/ report_sp.pdf

25

Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, op. cit. 1, artículo 11.

26

Ibíd. Artículo 12.

27

Ver consideraciones del subtítulo anterior.

28

C.M. CHINKIN, The Challenge of Soft Law, Development and Change in International Law, en Int’l & Comp. L.Q. 38, 850866, 1989, pág. 850.

29

Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, op. cit. 9, artículo 38.

30

C. INGELSE, Soft Law?, en Polish Yearbook of International Law No. XX, 75-90, 1993, pág. 74.


COL OMBIA Y LA INTEGRA CIÓN COLOMBIA INTEGRACIÓN SURAMERICANA P OR J OSÉ C AMILO S ANDOVAL R OJAS * Este ensayo de opinión recopila algunas consideraciones respecto a lo que significa para Colombia promover una integración suramericana a través de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), teniendo como antecedente el decaimiento que ha mostrado la Comunidad Andina (CAN) como organización subregional frente a los intereses particulares de los Estados miembros, que no han podido llevar a la práctica los principios de solidaridad y cooperación estipulados en el acervo comunitario en medio de los cambios políticos de la última década, cambios que, hasta ahora, no son propiamente fuente de estabilidad. Por su parte, la CAN no ha sido un medio de inserción en la globalización ni una herramienta que haya garantizado el acceso de la ciudadanía a la democracia en sus respectivos países, tampoco ha servido de marco a la complementariedad económica que se * Tercer Secretario de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia. Estudió pregrado en Relaciones Internacionales y especialización en Negociación y Cooperación con la Unión Europea en la Universidad del Rosario. Participó en el Curso Internacional en Diplomacia que ofrece la Academia Diplomática de Chile y se encuentra optando por el título de la Maestría del Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo en Bogotá.

buscó con el Acuerdo de Cartagena (AC) en 1969, hecho notorio con sólo observar los sectores de la economía de los países miembros, todavía en etapa pre-industrial, compitiendo entre sí en los

51 mismos sectores tradicionales y por los mismos mercados de destino. La CAN no ha sido un eje articulador de políticas comunes, aunque haya servido de escenario para su redacción, ni tampoco como organización fue adquiriendo autonomía frente a los Estados miembros en ninguna materia. Además de lo anterior, ninguna de las dificultades que tenemos en común con el resto de América Latina, tales como la desigualdad económica, la inserción inequitativa en la globalización de una ciu-


pensable crear una nueva entidad suramericana La CAN no ha sido un eje si su propósito expreso no articulador de políticas es establecer un Área de comunes, aunque haya Libre Comercio y, a larservido de escenario para su go plazo, pasando por redacción una Unión Aduanera y una Zona Económica, implantar lineamientos para dadanía poco educada, bajos índi- alcanzar una Unión Económica y ces de participación política y, lo Monetaria, que sí son objetivos que hace particular el caso de Co- congruentes si es que se piensa lombia, elevados índices de darle un lugar en el mundo a violencia provenientes de grupos ar- Suramérica bajo una dinámica de mados ilegales y delincuencia bloques. En la UNASUR se ha llecomún, se ha abordado con una gado a compromisos en materia lógica subregional.

52

Ante este diagnóstico, considerar que la integración y el discurso de la integración es el camino para que la población acceda plenamente a la democracia y al desarrollo sería casi como afirmar que los países suramericanos rigen sus relaciones internacionales con criterios de solidaridad y cooperación entre ellos, cuando lo que prevalece, ya se hizo evidente en la CAN, es el interés nacional. De esta manera, vale la pena preguntarse si significa algún avance reemplazar la lógica subregional de la CAN en materia de integración por una lógica suramericana, de acuerdo a los siguientes planteamientos: 1. El tipo de integración que supone la UNASUR no supera los avances en materia económica y política que pudo alcanzar la CAN La CAN ya negoció un Acuerdo de Complementación Económica con MERCOSUR, lo que no hace indis-

energética y a intervenir al unísono para tratar de dar solución a crisis políticas, hechos que la asemejan más a un grupo de concertación política y económica y no a una organización de integración.

to, es importante resaltar que la CAN supuso una reproducción del modelo europeo bajo unas condiciones estructurales muy diferentes. Es decir, su inicio ya suponía cierto riesgo dadas las evidentes desventajas sociales, económicas y políticas que caracterizan a los Estados miembros. 2. No existe un motor aglutinador en la región Es claro que Brasil ha logrado posicionarse en Suramérica como un Estado con una diplomacia profesionalizada, hecho que le ha permitido ejercer la vocería internacional de la región en escenarios como la Conferencia de Versalles en 1918 y tener un rol preponderante en la actual reforma del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), promoviendo su candidatura como miembro permanente con adeptos como Chile y Venezuela. Sin embargo, países como Perú, México y Colombia no apoyan esa propuesta y prefieren conservar el statu quo en materia de distribución de poder en la ONU, puede afirmarse que en favor de Estados Unidos (EE.UU.), país que ha utilizado su brazo político y económico para sacar adelante el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), propósito que se ha ido materializando poco a poco con la ratificación de varios Tratados de Libre Comercio (Nafta, Cafta,

Al respecto, basta ver lo que ha significado la integración para la Unión Europea (UE) en materia de infraestructura física, humana, monetaria, y muLa integración no puede ser chas otras, luego de sinónimo de dependencia ceder soberanía a la Comisión Europea con un económica o de criterio claro de supranadiscriminación política. cionalidad. En este pun-


Perú y Chile) y que, entre otras, tiene ya un terreno ganado frente a la misma Unasur.

sanciones y otorgue beneficios, inclinan su accionar hacia la consecución de aliados y no de socios; de relaciones de dependencia más que de reunión de intereses.

No obstante, no es de esperar que el Continente americano evolucione de la misma manera que la UE y que EE.UU. genere unidad en el Hemisferio. Precisamente, la integración no puede ser sinónimo de dependencia económica o de discriminación política.

4. No se mencionan criterios de convergencia previos

En este orden de ideas, está por definirse cuál será el país o grupo de países que sirvan de aglutinadores en la región, así como reflexionar acerca de si en el nuevo contexto internacional una integración suramericana es más conveniente que una hemisférica, y si para Colombia en este momento no es importante también promover una integración más profunda con el Caribe o Centroamérica. 3. La integración energética no es garantía de una interdependencia clara y permanente A pesar de que Suramérica cuenta con vastos recursos minerales y naturales, la explotación, distribución y aprovechamiento de recursos como el petróleo, el gas, el carbón, el oro y el cobre tienen una orientación comercial internacional de tipo centro-periferia,

dinámica que impide generar sinergias interestatales, similares a las que se generaron en Europa con la creación de la Comunidad Económica del Carbón y del Acero (CECA), la EURATOM y la Comunidad Europea en los años cincuenta, esfuerzo claramente dirigido a redistribuir las ventajas de unos en beneficio del conjunto.

Al mismo tiempo, los países que cuentan con los medios para favorecer una interdependencia económica Colombia debe preguntarse regulada por un órgano si la confianza que no ha supranacional, por ejemlogrado como país andino se plo creando un comité logrará en el ámbito suramericano de sostesuramericano. nibilidad ambiental y energética, que imponga

La integración suramericana que plantea la Declaración de Cuzco menciona criterios de convergencia políticos tales como el respeto a la democracia como mecanismo de participación ciudadana y otros similares, pero no contempla criterios de convergencia económicos relativos a metas en materia de inflación, deuda externa y devaluación, indispensables para evitar que se presenten o profundicen crisis económicas y financieras, siempre en latencia tratándose del mundo en desarrollo, y siempre generadoras de profundos cambios políticos e institucionales. Además, la convergencia política en materia de democracia y otros temas ya se encuentra regulada en el Sistema Interamericano. Entonces, ¿cómo puede Colombia balancear el apoyo a UNASUR frente a sus compromisos adquiridos en la CAN y su proyección hemisférica? En primer lugar, aun cuando un proceso de integración de por sí se concibe como un proyecto en constante perfeccionamiento del que se esperan críticas, y aunque algunos miembros de la CAN vean como legítimo hacerse a un lado del proceso de integración andino y hagan uso de su derecho de escoger frente a otras

53


alternativas de asociación, cuestión que es bastante válida, Colombia debe preguntarse si la confianza que no ha logrado como país andino se logrará en el ámbito suramericano. En segundo lugar, comprometerse con un proyecto de integración suramericano no debe significar para Colombia perder autonomía en el manejo de asuntos que tradicionalmente se han abordado subregionalmente, en particular, en materia de lucha contra el tráfico de drogas ilícitas, donde Colombia ha ejercido un liderazgo claro, debido a su involucramiento en el problema. Colombia debe estar alerta para que el escenario político suramericano no se convierta en un espacio para cuestionamientos a las políticas frente a la lucha antidrogas y la lucha antiterrorista.

54

Colombia ha expresado estar de acuerdo con ejercer un gobierno transparente y permitir el escrutinio de la comunidad internacional, siendo, entre otras, bastante desprendida frente al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En tercer lugar, Colombia no sólo cuenta con proyección surame-

Comprometerse con un proyecto de integración suramericano no debe significar para Colombia perder autonomía en el manejo de asuntos que tradicionalmente se han abordado subregionalmente.

ricana sino centroamericana, a través del Plan Puebla Panamá, caribeña, a través de la Asociación de Estados del Caribe y Pacífico, si es que se logra el ingreso a APEC. De la misma manera, la normalidad en las relaciones bilaterales con Perú y México debería convencer a Colombia de la necesidad de orientar mucho más su comercio hacia la costa oeste de los EE.UU., que junto a la UE absorben una gran parte de las exportaciones del país. En consecuencia, tal como está planteado, el proceso de integración suramericano significa un reto para Colombia en términos del pa-

pel que ha desempeñado en la dinámica política y económica andina, que por mucho tiempo le significó un activo en términos de influencia en la subregión y el calificativo de motor en esta organización. Además de lo anterior, Colombia, por los problemas que debe enfrentar, requiere del concurso de países comprometidos con esfuerzos transnacionales de largo plazo y ese compromiso no se percibe ante la coyuntura política actual. Por estas y otras razones y frente al razonamiento según el cual la integración es una alternativa al desarrollo, amén de los excelentes resultados que se logran cuando Estados ricos encuentran en el apoyo a Estados pobres una manera de fortalecerse frente al mundo, no se ha logrado que la integración ayude al crecimiento económico y el bienestar de la población suramericana. Se plantean muchos retos como levantar trabas al comercio internacional, regular el movimiento de capitales de forma tal que ni se afecte la inversión extranjera directa ni tampoco el mercado cambiario, financiero y/o bursátil; también es indispensable el buen gobierno y la eliminación de las malas costumbres políticas.

Colombia no sólo cuenta con proyección suramericana sino centroamericana, a través del Plan Puebla Panamá, caribeña, a través de la Asociación de Estados del Caribe y Pacífico, si es que se logra el ingreso a APEC.


LA PUBLICID AD DE LLOS OS PUBLICIDAD TRA TADOS INTERNA CIONALES TRAT INTERNACIONALES P OR : M ARGARIT A M ANJARREZ * ARGARITA

EL PRINCIPIO DE PUBLICIDAD El Principio de Publicidad es una garantía constitucional fundamental en el Estado de Derecho que, entre otros objetivos, apunta a facilitar el control ciudadano de las decisiones y actuaciones de las autoridades y, por ende, es necesario para el ejercicio de varios derechos fundamentales. Este Principio está reconocido en el Decreto 1 de 1984, por el que se reformó el Código Contencioso Administrativo, que establece en el artículo 3° los principios objeto de amplios estudios por orientadores de las actuaciones parte de teóricos del derecho, así como de análisis jurisprudencial. administrativas, las cuales se deben desarrollar “…con arreglo a los principios de econo“El fortalecimiento de una mía, celeridad, eficacia, democracia constitucional imparcialidad, publicidad y guarda una estrecha contradicción y, en general, relación con la garantía del conforme a las normas de esta derecho de todas las parte primera”. “En virtud del Principio de Publicidad, las autoridades deben dar a conocer sus decisiones mediante las comunicaciones, notificaciones o publicaciones que ordenen el Código y la ley”. Igualmente, dada su importancia, el Principio de Publicidad ha sido

* Ministra Consejera de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia.

personas a acceder a los documentos públicos.

La Corte Constitucional1 ha expresado que: “El fortalecimiento de una democracia constitucional guarda una estrecha relación con la garantía del derecho de todas las personas a acceder a los documentos públicos, salvo los casos que establezca la ley. La

publicidad de la información permite que la persona pueda controlar la gestión pública, en sus diversos órdenes: presupuestal, grado de avance en los objetivos planteados, planes del Estado para mejorar las condiciones de vida de la sociedad, entre otros. En tal sentido, el control efectivo de los ciudadanos sobre las acciones públicas requiere no sólo una abstención por parte del Estado de censurar la información sino que demanda una acción positiva consistente en proporcionarle a los individuos los medios para que accedan a los archivos y documentos en los cuales se plasma, día a día, la actividad estatal”. Igualmente, ha enfatizado la Corte en la sentencia citada que: “Al respecto, la Constitución de 1991 consagra a la democracia participativa como uno de los principios fundamentales del Estado colombiano. De allí que, en consecuencia, en su artículo 74 establezca, como regla general, que las personas tienen derecho a acceder a los documentos públicos, y que únicamente por voluntad del legislador y de manera excepcional, algunos de aquellos estarán sometidos a reserva. En tal sentido, uno de los propósi-

55


tos de los delegatarios a la Asamblea Nacional Constituyente fue aquel de desterrar la llamada ‘cultura del secreto’, característica de sociedades de tendencia antidemocrática en las cuales no existe publicidad de los actos de las autoridades públicas, ya que toda información en poder del Estado es reservada, salvo algunas excepciones”. En sentencia C- 038 de 1996, con ponencia del Magistrado Eduardo Cifuentes Muñoz, la Corte consideró lo siguiente:

56

na no se reduce al derecho a intervenir por medio del sufragio en la constitución de los poderes públicos; además de ello, los ciudadanos tienen la facultad de ejercer una vigilancia sobre la conducta pública de los agentes del Estado y el derecho a controvertir o discutir privada o públicamente las actuaciones y las decisiones de los gobernantes y en general de todos los órganos investidos de autoridad pública. En desarrollo de este principio general del derecho constitucional que constituye como un supuesto esencial de nuestro régimen

sico, que la actividad pública no se desarrolle secretamente o bajo el sigilo sino que como pública que es, así se ejercite y de esta forma quede constancia de ella. Se entiende que en un sistema totalitario o absolutista de gobierno el calificativo de pública aplicado a la actividad sólo tenga el sentido de lo atinente a la ‘res pública’, pero bajo un régimen democrático y representativo que reconoce y garantiza la libertad, ese calificativo adquiere además otra dimensión: la de aquello que debe y puede ser conocido por todos, por el público. Estas consideraciones le permiten a la Sala afirmar que en la Constitución colombiana está ínsito el principio general según el cual la actividad de los órganos del Estado no es reservada, ni secreta y que, por lo tanto, los ciudadanos salvo excepción constitucional o legal, tienen acceso a todos los documentos o instrumentos en donde conste su ejercicio”. (Subrayado fuera de texto)

“En realidad, no sería posible en ningún sistema La publicidad de las excluir una instancia o funciones públicas (C.P. art. momento de control social y político (…). Si el des209), es la condición empeño del poder, en los esencial del funcionamiento distintos ámbitos del Estaadecuado de la democracia do, fuera clandestino y sey del Estado de derecho. creto, no sería posible que el ciudadano pudiera ‘participar en la conformación, ejerpolítico, la Constitución colomcicio y control del poder biana prescribe la responsabipolítico’ (C.P. art. 40). La pulidad de los funcionarios, en los blicidad de las funciones públitérminos que defina la ley (art. cas (C.P. art. 209), es la 62) por infracción de aquélla y condición esencial del funciode ésta, ya sea por extralimita- ¿Cómo opera en Colombia la namiento adecuado de la deción de funciones o por omi- publicidad de los Tratados Intermocracia y del Estado de sión en su ejercicio (art. 20); nacionales? derecho; sin ella, sus instituciocorrelativamente la propia nes mutan de naturaleza y deConstitución les confiere a los La Convención de Viena de 1969 jan de existir como tales”. particulares la facultad de for- sobre el Derecho de los Tratados (Subrayado fuera de texto) mular denuncias y quejas con- (aprobada por Ley 32 de 1985), tra los funcionarios (art. 102) y dispone en su artículo 2, párrafo El Consejo de Estado también ha les reconoce la libertad de ex- 1, literal a), que: seguido esta línea y en sentencia presar sus opiniones, sin excluir del 21 de mayo de 1976, con las que puedan formarse sobre “Para los efectos de la presente ponencia del Consejero Carlos los actos del Gobierno o de la Convención: Galindo Pinilla, manifestó: administración pública, y sobre a) se entiende por ‘tratado’ un la conducta de sus agentes. “En un régimen de democracia Naturalmente el ejercicio de acuerdo internacional celebrado por escrito entre Estados y participativa como el que nos tales facultades y derechos reregido por el derecho internarige, la participación ciudadaquiere, como presupuesto bá-


cional, ya conste en un instrumento único o en dos o más instrumentos conexos y cualquiera que sea su denominación particular”. Adicionalmente, la Convención de Viena de 1986 (aprobada por la Ley 406 de 1997), sobre los tratados celebrados entre Estados y Organizaciones Internacionales o entre estas últimas, dispone de manera similar lo que debe entenderse por “tratado”. De conformidad con el artículo 189, numeral 2, de la Constitución Política, corresponde al Presidente de la República como Jefe de Estado el manejo de las Relaciones Internacionales y la celebración con otros Estados y entidades de derecho Internacional, de tratados o convenios que se someten a la aprobación del Congreso cuando el Ejecutivo toma la decisión de presentarlos para tal efecto. Bajo el principio de la división de las ramas del Poder Público, esta competencia resulta exclusiva de la rama ejecutiva, mientras que la participación de la rama legislativa está prevista constitucionalmente con el sometimiento del Tratado o Convenio suscrito (firmado) a su consideración (artículo 150.16). Por último, se surte el control por parte de la Corte Constitucional (artículo 241.10). En el ámbito internacional, debe perfeccionarse el vínculo internacional que liga a Colombia con el instrumento, mediante la ratificación, la adhesión o cualquier otra formalidad equivalente.

Es necesario precisar que se entiende por perfeccionamiento del vínculo internacional de un tratado internacional, el conjunto de actos jurídicos en virtud de los cuales un sujeto de derecho internacional manifiesta su voluntad de obligarse por ese tratado. Del procedimiento descrito están exentos los acuerdos intergubernamentales o tratados de procedimiento breve o de forma simplificada2 .

diante el canje de ratificaciones o el depósito de los instrumentos de ratificación u otra formalidad equivalente”. (resaltado fuera de texto) En cuanto a la vigencia para Colombia de los tratados aprobados por ley, el artículo 1º de la ley 7 señala que tales “tratados” no se consideran vigentes como leyes internas mientras no hayan sido perfeccionados por el Gobierno nacional mediante el canje de ratificaciones o el depósito de los instrumentos de ratificación u otra formalidad equivalente. En consecuencia, para su validez interna, los tratados requieren de ley aprobatoria y perfeccionamiento del vínculo internacional3 . De la lectura del artículo 1° citado, se evidencia que la ley 7 de 1944 se refiere a “las leyes aprobatorias de tratados” o a “los tratados aprobados por ley”. El artículo 2º de la ley en mención prevé:

En el artículo 1° de la ley 7 del 15 de noviembre de 1944 se dispuso que: “Los Tratados, Convenios, Convenciones, Acuerdos, Arreglos u otros actos internacionales aprobados por el Congreso, de conformidad con los artículos 69 y 116 de la Constitución, no se considerarán vigentes como leyes internas, mientras no hayan sido perfeccionados por el Gobierno en su carácter de tales, me-

“Tan pronto como sea perfeccionado el vínculo internacional que ligue a Colombia por medio de un Tratado, Convenio, Convención, etc., el Órgano Ejecutivo dictará un decreto de promulgación, en el cual quedará insertado el texto del Tratado o Convenio en referencia, y en su caso, el texto de las reservas que el Gobierno quiera formular o mantener en el momento de depósito de ratificaciones”. (resaltado fuera de texto) Es necesario precisar que se entiende por perfeccionamiento del

57


58

vínculo internacional de un tratado hayan sido ratificados por Colom- marse que con esta publicación se internacional, el conjunto de actos bia son objeto de promulgación cumple plenamente con el princijurídicos en virtud de los cuales un mediante decreto. Se concluye pio de publicidad, puesto que para sujeto de derecho internacional entonces que con el decreto de ese momento, la ley aprobatoria manifiesta su voluntad de obligar- promulgación se cumple con aún debe ser objeto de estudio por se por ese tratado. Tal voluntad se la finalidad de dar publici- parte de la Corte Constitucional y manifiesta “mediante la firma, el dad al tratado, puesto que solo si esta la encuentra exequible, aún canje de instrumentos que consti- a través de tal decreto puede el debe manifestarse el consentituyan un tratado, la ratificación, la ciudadano conocer completamen- miento del Estado en obligarse por el tratado a través de la aceptación o la aceptación, aceptación, adhesión, ratila aprobación o la adhesión Es con el Decreto de Promulgación ficación, etc., con la posio cualquiera otra forma que que se cumple a cabalidad con el bilidad de que se formulen se hubiere convenido” de principio de publicidad. reservas. conformidad con los artículos 11, 12, 13, 14, 15, de la Convención de Viena sobre el te el Instrumento del cual Colom- De no expedirse el decreto de Derecho de los Tratados4 . bia es parte y que se encuentra promulgación, tal y como se ordena por la ley 7 de 1944, la ciuvigente. dadanía no conocería el texto Lo anterior quiere decir que el mandato legal consignado en el El Decreto 110 de 2004 sobre la completo que obliga a Colombia artículo 2 de la ley 7 de 1994 está estructura del Ministerio de Rela- salvo que por solicitud expresa fueorientado a exigir al Gobierno ciones Exteriores dispone dentro ra requerido en ejercicio, por Nacional que, una vez cumplido de las funciones de la Oficina Ase- ejemplo, del derecho de petición lo previsto en el artículo 1°, expi- sora Jurídica la de “realizar, de o de información. da un decreto de promulgación del conformidad con las disposiciones instrumento internacional de que legales vigentes, los trámites para De esta manera, es con el Decrese trate, incluidas las reservas o la promulgación de los tratados to de Promulgación que se cumple a cabalidad con el principio de declaraciones que quiera mante- internacionales”. publicidad, puesto que en su texto ner o formular. Si bien es cierto que la ley se incluyen las reservas, declaraDe esta manera, los tratados apro- aprobatoria del tratado se publica ciones, notificaciones y el texto bados por Ley de la República que en el diario oficial, no puede afir- mismo del tratado.

Notas 1

Sentencia C-872/03. DEMOCRACIA CONSTITUCIONAL-Relación con el derecho de acceso a documentos públicos/ PUBLICIDAD DE LA INFORMACIÓN-Control de la gestión pública.

2

Esta clase de acuerdos tiene su fundamento en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969, en la doctrina internacional y en la jurisprudencia de la Corte Constitucional.

3

Además se requiere que tanto la ley como el Tratado sean revisados por la Corte Constitucional, y ésta los declare exequibles.

4

La Corte Constitucional mediante sentencia C-457/93 destacó que el “proceso de formación de los tratados se divide, por regla general, en dos etapas: la primera comprende la elaboración, la negociación y firma del tratado mientras la segunda abarca los actos de ratificación o adhesión y el canje de ratificaciones, a través de los cuales se perfecciona el trámite del tratado con la consecuente obligatoriedad para sus miembros. En todo este proceso interviene el Presidente de la República directamente o por intermedio de sus delegados, como Jefe de Estado y director de las relaciones internacionales (CP art. 189 núm. 2).2. Las leyes aprobatorias de los tratados traducen la función normativa inherente al Congreso y, además, articulan una especie de control político a la actuación cumplida por el Presidente en el campo internacional. En virtud de la ley, se opera la incorporación del acuerdo internacional al ordenamiento jurídico interno (CP art. 150-16). Sin embargo, su vigencia se encuentra condicionada a la declaratoria de exequibilidad de la Corte Constitucional y al perfeccionamiento del tratado por el Gobierno mediante el canje de ratificaciones u otra formalidad equivalente de conformidad con el art. 1 de la ley 7 de 1944”.


DELIT O CIBERNÉTICO DELITO CIBERNÉTICO:: TEMA CLA VE DE SEGURID AD EN LA CLAVE SEGURIDAD A INTERNA CIONAL AGEND GENDA INTERNACIONAL P OR D ANIEL A NDRÉS C RUZ C ÁRDENAS * El derecho se ha desarrollado a través de la historia para brindarle herramientas a los seres humanos para dirimir sus diferencias frente a nuevas realidades, como por ejemplo la existencia de fronteras físicas. Sobre la solidez de estos avances y su capacidad de adaptarse a circunstancias muchas veces irrefutables, se ha erigido el actual sistema internacional.

trónico, intercambiar información a través de cualquier medio de almacenamiento digital o efectuar una simple llamada telefónica, son actividades

Es importante resaltar que los delitos cibernéticos son cometidos en tres dimensiones: a través del uso de sistemas informáticos, los ataques contra la información, o contra el sistema informático en sí.

Hoy la humanidad enfrenta una nueva realidad: el uso de las tecnologías de la información y la comunicación se ha constituido, sin duda, en parte integral de la

cotidianidad y, de manera directa o indirecta, todos los seres humanos estamos relacionados con sistemas y datos informáticos. Recibir o enviar un correo elec* Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, candidato a Magíster en análisis de problemas políticos, económicos e internacionales contemporáneos del Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo. Tercer Secretario de Relaciones Exteriores de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia.

Paradójicamente, los avances logrados por la humanidad en el campo técnico han ido de la mano del aumento de su uso por parte de los delincuentes, quienes día a día ingenian nuevas formas de cometer actos ilícitos en un entorno virtual de aparente anonimato e impunidad.

Esta realidad plantea enormes retos nacionales e internacionales: hacer frente de manera coordinada a delitos pluriofensivos, dinámicos por naturaleza, y que no conocen barreras físicas. hoy tan naturales que no requieren mayor justificación. Señalar el tipo de datos manejados por individuos y organizaciones sociales es una amplia labor: datos biográficos, fotografías, bases de datos oficiales, infraestructura crítica1 para el funcionamiento de un país, entre muchos otros, son ejemplos de información con diferentes grados de sensibilidad en su uso.

Colombia no es un país ajeno a esta realidad: las autoridades nacionales enfrentan de manera cada vez más frecuente el acceso abusivo a sistemas informáticos, la suplantación de identidad con fines ilícitos, la estafa informática, la difusión de pornografía infantil a través de internet, seguido de un extenso etcétera. En consecuencia, es de suma importancia avanzar en la consoli-

59


La Organización de Estados Americanos Paradójicamente, los avances –OEA, mediante la logrados por la humanidad adopción de la Estrateen el campo técnico han ido gia Integral para Comde la mano del aumento de batir las Amenazas a la su uso por parte de los Seguridad Cibernética delincuentes en 2004, ha instado a los Estados del hemisferio a avanzar en tres didación de una política nacional mensiones: el fortalecimiento de los contra la ciberdelincuencia acor- instrumentos jurídicos necesarios de con las tendencias internacio- para proteger a los usuarios de nales, atendiendo las necesidades Internet y las redes de información del sector público, el sector privado y los aportes de la academia, y que gire en torno a la prevención, atención y judicialización del delito.

60

sus esfuerzos en la promoción del examen de las amenazas reales y potenciales en el ámbito de la seguridad de la información, y las posibles medidas de cooperación para enfrentarlas. Así mismo la Unión Internacional de Telecomunicaciones UIT, en el seno de Naciones Unidas, en desarrollo del Programa de acciones de Túnez para la sociedad de la información de 2005, emanado de la Cumbre mundial sobre la sociedad de la información, tiene como

Esto implica generar una conciencia social sobre los riesgos potenciales del uso de sistemas informáticos sin las medidas de seguridad necesarias, continuar fortaleciendo las capacidades técnicas en la respuesta efectiva contra el delito, dotar las entidades públicas de sistemas confiables para el almacenamiento y manejo de información sensible, entre otros aspectos. Sin duda uno de los principales retos es la adopción y adecuación de la legislación nacional en la materia, ardua labor que requiere considerar la seguridad en el ciberespacio en el lugar donde debe estar: un asunto de seguridad nacional. Basta con imaginar los efectos de un bloqueo al sistema financiero de un país o a cualquier servicio público para dimensionar la potencialidad de estos actos. No en vano en el escenario internacional el delito cibernético cobra espacios, y términos como “ciberterrorismo” son de uso más frecuente.

de los delincuentes y los grupos finalidad la construcción de un condelictivos organizados que utilizan senso en materia de ciberseestos medios, la creación de una guridad en el contexto de la red de Equipos de Respuesta a In- cooperación internacional. cidentes de Seguridad Informática, y la identificación y adopción de Los delitos cibernéticos son normas técnicas para cometidos en tres una arquitectura segura dimensiones: a través del uso de Internet. Por su parte, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas ha concentrado

de sistemas informáticos, los ataques contra la información, o contra el sistema informático en sí.


Adicionalmente, el Consejo de Europa, ente creado el 5 de mayo de 1949, en el año 2001 adoptó el Convenio sobre Ciberdelincuencia2 , único instrumento internacional vinculante para las partes, que apunta a crear un cuerpo penal común contra el delito cibernético, establecer disposiciones comunes de derecho procesal, y allanar líneas de cooperación entre Estados. Este Convenio se ha constituido en el instrumento marco para el desarrollo de diferentes legislaciones nacionales, y ha sido suscrito por Estados Unidos y Japón, entre otros Estados no miembros del Consejo.

El delito cibernético se constituye en un tema clave dentro de la esfera de temas relativos a la seguridad en la agenda internacional, al ser una amenaza real para una sociedad cada

Establecido de manera sucinta el panorama nacional e internacional que enmarca el delito cibernético, cabe responderse una pregunta para claridad del lector: ¿cuál es la relevancia de este

vez más interconectada.

tema en una publicación sobre política exterior colombiana? La respuesta debe ser concreta: el delito cibernético se constituye en un tema clave dentro de la esfera de temas relativos a la seguridad en la agenda internacional, al ser una amenaza real para una sociedad cada vez más interconectada. Es posible afirmar, a manera de conclusión, que quienes utilizan los sistemas informáticos con fines delictivos intercambian experiencias e información de manera rápida y eficiente, y están dispuestos a actuar en cualquier escenario desprovisto de las disposiciones legales y técnicas necesarias para una protección adecuada. En consecuencia, es labor del Estado dirigir sus esfuerzos hacia la lucha contra este delito, en el marco de la cooperación internacional.

61

Notas 1

De acuerdo con la Comisión Europea, las infraestructuras críticas son aquellas instalaciones, redes, servicios y equipos físicos y de tecnología de la información cuya interrupción o destrucción pueden tener una repercusión importante en la salud, la seguridad o el bienestar económico de los ciudadanos o en el eficaz funcionamiento de los gobiernos de los Estados.

2

El Consejo de Europa adoptó en noviembre de 2001 el Convenio sobre Ciberdelincuencia, entrando en vigor desde el 1° de julio de 2004, y su Protocolo para la criminalización de actos de racismo y xenofobia cometidos a través de sistemas informáticos de 2003. Cabe resaltar que si bien el Convenio tuvo su origen en el ámbito regional europeo, es un instrumento abierto para su adhesión a todos los países del mundo.


LA NUEV A NUEVA BIPOLARID AD BIPOLARIDAD P OR P ÍO G ARCÍA *

Estamos ante la existencia de tres grandes mercados, pero no tres grandes poderes, porque Asia carece aún de la integración política y Europa no cuenta como bloque político o militar, dada la injerencia en esos asuntos de Estados Unidos.

62

Si observamos el título de esta exposición con cierto cuidado, advertimos que hay por lo menos una afirmación fuerte de entrada: existe un “nuevo contexto internacional”. Pero, hemos de preguntarnos: ¿desde cuándo es nuevo?, ¿qué es lo nuevo? Y, una segunda suposición, según la cual en ese

* Estudió filosofía y letras y obtuvo la Maestría del Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo, en Bogotá. Adelantó estudios de especialización en asuntos japoneses, en El Colegio de México y la Universidad de Tsukuba (Japón). Fue investigador invitado por el Instituto de Economías en Desarrollo en Tokio y director de Asia y África en el Ministerio de Relaciones Exteriores. En la actualidad es el coordinador de la Línea de Estudios Asiáticos de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

sistema quizás Asia tenga alguna influencia que sea digna de considerar. Entonces, cabe preguntar aún más: ¿qué tiene que ver Asia con el nuevo contexto internacional?, ¿qué puede estar pasando en Asia y el ámbito externo cómo puede condicionar a ese conjunto de países? Y, un último interrogante: ¿qué cabe entender por Asia? El sistema mundial contemporáneo, nadie duda de ello, tiene su punto de partida en la disolución de la Unión Soviética, hecho que puso fin a la confrontación EsteOeste, o entre el capitalismo y el comunismo. Sin embargo, las explicaciones de la naturaleza y dinámica de este orden mundial son motivo de teorizaciones disímiles. Hay tres visiones fundamentales acerca del mundo en que vivimos: la teoría unipolar, el trípode de poderes regionales y la multipolaridad. Para la faceta de la escuela neoconservadora que encabeza Francis Fukuyama, con la caída del bloque soviético se abrió para el mundo un horizonte ilimitado de paz y progreso, gerenciado por Estados Unidos y el llamado mundo libre, portadores de los valores de la libertad política y la construcción del bienestar colectivo por la vía de la competencia del mercado. Este estadio no es de simple fin de la competencia entre los bloques ideológicos, sino

el fin de la historia misma, gracias al triunfo de la ideología liberal y las instituciones universales nacidas en Europa y Estados Unidos, que él llama, en la consabida simplicidad conceptual, instituciones occidentales1 . La creciente integración de las economías asiáticas ha dado las pautas para que algunos autores vengan planteando de tiempo atrás la conformación de un sistema mundial tripolar. Las tres aristas del triángulo mundial del poder las constituirían la Unión Europea, Estados Unidos y Asia del Este. Estos tres centros económicos tendrían tamaños similares: 8, 7,8 y 6,3 billones de dólares de PIB respectivamente. Fred Bergsten señala que “sin que el resto del mundo se haya dado cuenta, los países de Asia Oriental están logrando sus propios arreglos económicos”. Como resultado, por vez primera en la historia, el mundo se está configurando en tres bloques. No solamente sus relaciones económicas, sino las políticas, se orientarán en la dirección que estos acuerdos tomen y la forma como a ellos respondan Estados Unidos y otros países no pertenecientes a la región. La existencia de tres ejes económicos mundiales como los indicados lleva a la confusión de pensar que corresponden a unidades políticas. En realidad, sí estamos ante la existencia de tres grandes mercados, pero no tres grandes poderes, porque Asia carece aún de la integración política y Europa no cuenta como bloque político o militar, dada la injerencia en esos asuntos de Estados Unidos. De igual modo, la multipolaridad ha hecho bastante carrera, en la


búsqueda de sistemas pentapolares o septapolares: EUA, Rusia, China, Brasil, Japón, India… Por supuesto, es una versión resumida de la lectura ingenua de la teoría del caos. Cree poder poner al mismo nivel a todos, para tratar de explicar la disminución de poder de Estados Unidos y Europa, o para animar el avivamiento hegemónico contra las reacciones que puedan forjar los poderes antagónicos por parte de China, India o Rusia. La interpretación culturalista ve un conjunto mayor de centros de poder, con intereses contrapuestos, desde los cuales se erigen las grandes confrontaciones del siglo XXI. En palabras de Samuel P. Huntington, “la fuente de conflicto del nuevo mundo no será en principio ni ideológica ni económica.

Las grandes divisiones entre la humanidad y la fuente dominante del conflicto será cultural. Los estados nacionales permanecerán como los actores más poderosos en los asuntos mundiales, pero los conflictos de las políticas globales ocurrirán entre naciones y grupos de diferentes civilizaciones. El choque de civilizaciones dominará las políticas globales. Las líneas de fisura serán las líneas de batalla del futuro”2 . Este autor es en realidad vocero de una forma de doctrina cínico-social que trata de justificar como los neoconservadores la supremacía de los llamados “valores occidentales”, que en últimas es la legitimación del poder mundial anglosajón. Hace falta ver las cosas de una forma más objetiva e informada. Todo el sistema, como un sistema

cualquiera, se mueve, es obvio, por el juego de sus fuerzas en lucha tras la supremacía. Pero no todas las fuerzas tienen igual magnitud, intensidad y radio de acción. Hay, por ello, poderes mayores y menores, rectores y subalternos. Brasil tiene cierto radio de acción y el control de ciertas variables de su juego interno y de las relaciones externas, pero desde el punto de vista de la geopolítica es un poder subsidiario de Estados Unidos; es un poder regional subalterno de un poder mundial. En una perspectiva a estos planteamientos, nuestra hipótesis afirma que, en esencia, el poder mundial actual está determinado por la contraposición de la política hegemónica de Estados Unidos, en alianza con varios socios americanos y extramericanos, que por

63


el grado de presión (mejor dicho, agresividad), acelera la formación de fuerzas contrahegemónicas de otros grandes poderes, encabezados, hoy día, por los caprichos del destino, por China.

64

1. EL ASCENSO DE ASIA Y LA INTEGRACIÓN ASIÁTICA

Es cierto que la crisis financiera del Este de Asia de 1997 produjo una conmoción regional y paraliEl examen de lo que viene pasan- zó varios de los proyectos ambido en Asia nos lleva a revisar cua- ciosos de algunos países. Los más tro variables: la transformación afectados fueron, en su momeneconómica, las relaciones políticas to, Tailandia, donde empezó el Es preciso aclarar antes de conti- y culturales, la posición en la es- problema de la devaluación manuar que el marco conceptual se tructura de poder regional y la di- siva del bath (la moneda nacioubica lo más cerca posible a una námica de conjunto, como una nal), Indonesia, Filipinas y Corea, explicación física, porque cuando región con alguna posibilidad de países éstos con las más altas exhablamos de los “caprichos” de la movimiento centrípeto. posiciones por haber permitido, historia advertimos que la contracomo consecuencia del ingreso de posición de China se fue imponien- En primer lugar, cabe afirmar que capitales especulativos en la prido de forma inexorable por la la transformación económica de mera mitad de los noventa, la presión de las fuerzas externas, Asia se da en una forma escalo- revaluación de sus monedas. La sin obedecer a un plan espeposición firme de China y cial por parte de ese país para Malasia detuvo la expansión El poder mundial actual está llegar hasta esa posición. Las del contagio, mientras Japón determinado por la reformas de Deng sólo busprocuró medidas de ayuda caban el desarrollo económiextraordinaria a sus socios, sin contraposición de la política co para suplir las necesidades mayores posibilidades de inhegemónica de Estados de una población tan vasta y cidir en forma contundente ya Unidos humillada en los dos últimos que el país venía desde 1990 siglos, pero sin las pretensioafectado por su propia crisis, nes de constituirse en un gran po- nada o de “vuelo de gansos”, se- representada en la caída de la acder mundial o arrebatarles el gún los japoneses, porque tras la tividad inmobiliaria y la consiliderazgo a los soviéticos o los ame- recuperación económica de Japón guiente contracción bancaria ricanos. Eso mismo pensaban los siguió la industrialización de después del estallido de su propia norteamericanos en 1823: alejar Corea, Taiwán, Hong Kong y burbuja especulativa con la proa los europeos, distanciarse de Singapur. La ola más reciente está piedad raíz. Diez años después de ellos, pero sin arrebatarle el do- impulsada por Malasia, Tailandia, la crisis, en el 2007, Asia Orienminio mundial a los ingleses. Con Vietnam y, sobre todo, China. El tal seguía creciendo a un ritmo el paso del tiempo, sus ansias de movimiento hacia la producción anual de 6%, el mayor para repoder se tornaron, sin embargo, moderna ha sido continuo y cre- gión alguna en el mundo actual. infinitas, para desgracia del resto ciente, y en él participan cada vez de pueblos, empezando por las más personas. Con el ingreso de Mucho es lo que se puede hablar sociedades islámicas, la raza ama- China en la etapa de industriali- del modelo de modernización ecorilla, los hermanos del sur del con- zación regional ya son alrededor nómica de Asia, imposible de pretinente americano y el planeta de mil millones los asiáticos vincu- sentar en este examen general de todo, porque el gobierno norte- lados al sector de transformación la región. Lo básico se puede examericano sigue inconmovible y de servicios, un contingente la- plicar por el modelo desarrollista, ante la tragedia ambiental mun- boral que representa la sexta par- en el que hay una convergencia dial de la cual Estados Unidos es te de la humanidad, con todas las entre los intereses de cierto grupo el mayor causante. ventajas que para esa población político, con el empresariado y la significa el patrimonio de una fuer- burocracia. Este modelo político El objetivo es, pues, explicar en za trabajadora tan vasta como la restrictivo no hubiera podido funqué consiste el “nuevo” contexto incidencia en otras regiones que cionar sin una estrategia rediso sistema mundial y el papel que ven perder millones de empleos tributiva que diera respuesta a las a Asia le cabe en él. productivos. expectativas populares que, en


general, se han cumplido. Aún en la misma China, la restricción política se compensa con el aumento del nivel de bienestar, lo que, sin embargo, no puede llevarse a términos absolutos, y de ahí la progresiva apertura en el sistema de elección de autoridades locales amparado por el Partido Comunista Chino.

En segundo lugar, en el aspecto político es clara la tensión por el liderazgo regional, que durante varias décadas fue buscado pero no alcanzado por Japón, país impedido para ello por dos grandes barreras: una, el peso de la historia; es decir, el ingrato recuerdo de los vecinos de la expansión agresiva desde 1895, cuando tomó a Taiwán como colonia aprovechándose de la debilidad china, hasta 1945, cuando cayó derrotado y tuvo que abandonar los territorios tomados por la fuerza durante medio siglo. Segunda, su falta de independencia, al ser visto y funcionar en la realidad como

pieza clave del dominio mundial estadounidense. Por esta doble desconfianza, la proyección japonesa se dio a través de la diplomacia económica (comercio, inversiones y ayuda para el desarrollo) y no tuvo igual desarrollo en términos políticos. Al correr el tiempo, ese espacio estratégico viene siendo cubierto por China;

intrarregionales han sido amplificadas por la vinculación con los intereses externos, es decir, la presencia extranjera que agudiza las contradicciones internas. Así, la alianza militar de Estados Unidos con Japón, Corea y Taiwán ha sido el factor primordial de choque en la región, que llevó al enfrentamiento directo de los grandes poderes en plena guerra fría en Vietnam y el Sudeste Asiático. Por un tiempo funcionó el esquema anticomunista (contra la Unión Soviética y China), por un temor manipulado para darle vida a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático –ASEAN. Como los chinos han podido demostrar que los comunistas no son ogros y, más bien están resultando bastante rentables para las multinacionales, las cosas han venido cambiando y el recelo frente a China se ha apaciguado, mientras la posición de Estados Unidos y su proyección estratégica en Asia se debilita en forma imparable.

su influencia en la región es milenaria, pero se detuvo por cinco siglos, desde la llegada de los europeos en el siglo XVI hasta fines del siglo XX, lapso durante el cual el país pasó de la reclusión voluntaria al sometimiento externo, al no poder contener la ofensiva expansionista europea. A partir de las Guerras del Opio (1842, 1849), los británicos primero y luego los franceses, alemanes, estadounidenses y, más adelante, los japoneses, dispusieron de los chinos a su antojo.

Las tensiones políticas propias, aumentadas por la injerencia externa, tuvieron anclajes en las supuestas justificaciones culturales, de tal modo que se exacerbaron los conflictos entre hindúes y musulmanes en Asia del Sur, musulmanes y confuciano-budistas en China o Birmania, o cristianos e islámicos en Filipinas. Para sacar a los rusos de Afganistán los norteamericanos fortalecieron la línea islámica radical, los Talibanes, hasta permitirles la toma del poder. En muchos casos, una búsqueda insensata de identidad cultural dio lugar a justificaciones nacionalistas en Japón, Corea y Singapur, entre otros.

En tercer lugar es preciso señalar que las normales tensiones

En cuarto lugar y como característica final, se debe insistir en el

65


66

hecho que Asia Oriental vive una fase de alta convergencia, en medio de sus contradicciones. Lo más evidente de este proceso es el mercado ampliado del 2010, con el ingreso de China, Japón y Corea a la ASEAN. Primero China, en ese año, un año después Japón y luego Corea; quizás India, Australia y Nueva Zelandia más adelante. De por sí, las relaciones económicas entre ellos han sido más dinámicas que con los socios extraasiáticos, pero a partir del 2010, por su volumen de producción y comercio, el bloque superará al europeo y el norteamericano. Asia es el mayor centro económico de un trípode conformado además por Europa y Norteamérica. Esta comunidad asiática posee la mayor población y producción industrial, aunque no cuenta con igual peso financiero y tecnológico frente a sus rivales, pero, por cierto, tiene a su favor la suficiente capacidad para disminuir la distancia en esos aspectos. En síntesis, Asia del Este avanza de la integración informal ocurrida en la segunda mitad del siglo XX a la integración formal en el siglo XXI. 2. LA REBIPOLARIDAD POLÍTICA Y ESTRATÉGICA Cuando se aprecia la distribución del poder económico mundial alrededor de tres grandes centros, se tiende a pensar –como hemos dicho atrás– que, de igual modo, el poder político tiene una estructura semejante. Eso es una equivocación de enfoque, puesto que en la realidad el sistema mundial contemporáneo se mueve por dos grandes fuerzas, una hegemónica, con Estados Unidos a la cabeza, y otra contrahegemónica, al

frente de la cual marcha, por razones del destino, China y su creciente área de influencia. Ambos son títeres del destino, con una diferencia temporal, en cuanto Estados Unidos tuvo la oportunidad de alzarse primero como poder mundial al heredar el desvertebrado imperio británico. Pero, frente a los chinos, su vocación de liderazgo es reciente, como lo es su ideología salvacionista del capitalismo inglés. Los norteamericanos lo justifican por su Destino Manifiesto, expuesto en 1823; en cambio, el destino manifiesto chi-

El examen de lo que viene pasando en Asia nos lleva a revisar cuatro variables: la transformación económica, las relaciones políticas y culturales, la posición en la estructura de poder regional y la dinámica de conjunto no data del siglo III a. C., cuando el emperador Qin Qi Huang-di integró en uno solo los tres reinos combatientes. Ahora bien, la fase previa a este nuevo orden (o desorden para muchos) mundial fue la guerra fría, período de postguerra que concluyó con un claro vencedor, hecho éste que por cierto, dio lugar al derroche discursivo y veleidoso de la derecha intelectual: Huntington, Fukuyama, Wohlforth3 , o los cachorros latinoamericanos al modo de Montaner, Vargas Llosa jr, y alguien no tan

junior como Plinio Mendoza. La falta de visión crítica puso a muchos teóricos a reverenciar la doctrina neoliberal económica, cuya versión política legitimó la destrucción de pueblos enteros en Yugoeslavia, Asia Central, Palestina e Iraq, al tiempo que África se sumía en la mayor de las crisis humanitarias por el hambre, la guerra y las pandemias. Se sabe muy bien que con tan sólo la décima parte del gasto militar mundial se extirparía la miseria global, pero también se sabe bien que es más rentable alimentar el complejo militar-industrial. Tras una fase de incertidumbre por la falta de claridad sobre el desempeño ruso una vez disuelta la Unión Soviética, desde la segunda administración de Clinton, Estados Unidos retomó el papel de policía mundial. Bajo las ínfulas del único poder soberano fue tomando uno a uno los objetivos estratégicos en Europa y África, en una cruel premonición de la agresividad de Bush contra cualquier sentimiento o posición en contra de su tarea imperial. Por supuesto, el mundo islámico fue su principal víctima, pero también los hispanos, los negros y los chinos. Su administración se ensañó como ninguna en impedir el acceso latinoamericano al mercado de trabajo estadounidense por medio del reforzamiento militar en la frontera con México y la construcción de un nuevo muro de ignominia internacional. China también sufrió la incertidumbre acerca de Rusia y esperó un renacimiento de ese país frente a la hegemonía norteamericana, como en la guerra fría había pasado. Esta espera fue en vano, y


poco a poco los chinos se dieron cuenta que no podían contar más con ese escudo y se vieron precisados a hacerse valer por sí mismos. De esa manera, tras una década de marasmo, advirtieron que el bombardeo de su embajada en Belgrado en marzo de 1999 y la toma estadounidense de Afganistán en 2001 no eran simples casualidades, sino el plan para “detenerlos”, como lo había propuesto Condoleeza Rice durante la campaña electoral del año 2000. Aclarada así la situación, los chinos empezaron a tratar con mucha mayor cautela a Estados Unidos y a diseñar su propio esquema estratégico para resistir los efectos sobre su nación de un imperio envalentonado. Algunos autores llevados del prurito pluralista han querido defender a capa y espada un supuesto sistema multipolar en la postguerra fría, como velo ideológico para ocultar la conducta hegemónica de Estados Unidos. Pero, aquí nos enfrentamos a dos problemas: uno de enfoque, de apreciación el otro. Por el primero, hemos de advertir que tras la globalización impuesta por los europeos y heredada por los norteamericanos, las fuerzas mundiales tenderán siempre a organizarse alrededor de macropoderes o superpotencias, sin darle posibilidades a estructuras tripolares, tetra, pentapolares, etc. Ello, por la simple razón de la distribución mundial del poder que en el siglo XIX completó Gran Bretaña, en su competencia secular con Francia y Alemania. En cuanto al problema del enfoque, estos analistas tienen razón en identificar varios poderes regionales, tales como Rusia, Francia, India, Sudáfrica,

En la realidad el sistema mundial contemporáneo se mueve por dos grandes fuerzas, una hegemónica, con Estados Unidos a la cabeza, y otra contrahegemónica, al frente de la cual marcha, por razones del destino China y su creciente área de influencia. Brasil, Indonesia, Nigeria o Turquía; pero la calidad de su apreciación se pierde cuanto pretenden, sin mayor explicación, ponerlos en un nivel igual al de los poderes mayores. Ellos, sin duda, son poderes regionales, que de una u otra forma se definen frente a los poderes superiores que los condicionan. Este espectáculo para las generaciones actuales y algunas de las venideras es lo que se debe llamar la fase de bipolaridad sino-estadounidense, heredera de la bipolaridad soviético-estadounidense. 3. LOS OTROS GRUPOS Y ACTORES Los demás países y regiones se mueven atraídos por esas gigantes esferas de influencia. Europa, por ejemplo, en términos de grupo continúa como aliado estratégico de Estados Unidos; sin embargo, esta coalición tiene sus fisuras en las preferencias nacionales, por los intereses económicos cada vez mayores en un mercado chino dinámico. Rusia

misma, otrora cabeza del polo opuesto al poder euroamericano, y que al comienzo de la toma de Afganistán previó una alianza duradera con Estados Unidos para detener la insurrección islamista, ve una relación que se deteriora a cada paso, dándole razones para acercarse a China, lo mismo que África y algunos países latinoamericanos. A su vez, la presencia estadounidense en el Medio Oriente y Asia Central ha sido tan severa que ha inhibido por varios años el acceso de China y Rusia a las mayores reservas de hidrocarburos, lo cual no implica, por supuesto, su renuncia a una región de tanta riqueza energética. Pocas disputas de influencia y territorio, como en la guerra fría, se sortean en forma directa entre los grandes poderes. Ellos insertan de manera hábil sus pretensiones en los organismos regionales, de modo que si Estados Unidos se mueve a través de la OTAN, China y Rusia le corresponden con la Organización de Cooperación de Shanghai. Nacida del temor por la expansión comunista y auspiciada por Estados Unidos y las potencias europeas, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático –ASEAN– se perfila como cuerpo subregional de soporte a la causa china, como en nuestro continente lo es la OEA para los intereses de Estados Unidos. Los organismos transpacíficos, como Asia Pacific Economic Cooperation –APEC, cumplen la función de abrir escenarios en los cuales se pueda airear la competencia, sin llegar por ello a resolver la tensión de fondo. Por su parte, el sistema de Naciones Unidas en su segmento medular del Consejo de Seguridad se mantiene neutralizado

67


mientras Estados Unidos persista en su política unilateral respecto a los problemas políticos mundiales. 4. PERSPECTIVAS O LO QUE HEMOS DE VER …

68

Diez años después de la crisis asiática, por cierto causada por la aceptación del arribo masivo de capitales especulativos, como los del señor George Soros, sobre la base del seguimiento criminal del fundamentalismo del FMI y sus prédicas de apertura sin límites al capital de riesgo, Asia parece emerger sobre una base más sólida, mientras Estados Unidos y Europa convulsionan el mundo con sus crisis económicas. No hay duda que los asiáticos no están al margen de la destorcida de la ola especulativa de la última década; sin embargo, las reservas acumuladas por los superávits comerciales van a ser claves para el autofinanciamiento de los proyectos productivos, como para oxigenar las economías externas por medio del apoyo a los bancos centrales de Europa y Estados Unidos. Ello, porque los dueños de la mayor parte de los bonos del tesoro norteamericano son China, Japón, Corea, Taiwán y algunos países árabes petroleros. En los próximos años, entonces, es probable ver el afianzamiento de Asia como un centro de poder mundial, con todas las bondades y los problemas que ello implica, dada la definición más evidente de la contraposición de los intereses estratégicos de los actores de mayor peso, implicados en la nueva dinámica mundial, a saber, Estados Unidos y China. Los cinco aspectos sobresalientes de este sistema internacional del primer

tercio del siglo XXI son: la tensión estratégica con dependencia económica de los actores, la intensificación de la integración asiática y su expresión en un cuerpo doctrinal diferenciado del euroamericano, la pérdida de peso de actores grandes como Europa y la consiguiente presión por reconstruir los mecanismos multilaterales, el apaciguamiento de las sociedades islámicas y el renacimiento del proyecto panamericano. Así, lo primero a tener en cuenta en la diferencia de la bipolaridad actual respecto a la soviético-estadounidense es la contraposición político-estratégica, dado que

Asia del Este avanza de la integración informal ocurrida en la segunda mitad del siglo XX a la integración formal en el siglo XXI.

comparten los intereses económicos, en cuanto la ampliación productiva china está montada, en lo fundamental, sobre el capital y la tecnología de las empresas transnacionales. El aprovechamiento de su mano de obra barata no implica el traslado del conocimiento avanzado, de tal manera que esa brecha seguirá siendo un obstáculo para el equilibrio chino frente a Estados Unidos o su posible superación. Ahora bien, el afán de China por preservar su autonomía en el conocimiento avanzado estimula sus planes para incrementar el patrimonio tecnológico, que, por lo demás, puede nutrirse de otras fuentes externas dada la mayor capacidad de compra. Es decir, disponer de la alta tecnología que se crea en India, Corea, Taiwán o lugares más remotos como Irlanda. Dentro del país, al igual que Estados Unidos, una forma corriente para superar la brecha tecnológica es la inversión en defensa, cuyos logros se trasladan al campo de la industria de consumo masivo.


Esta dependencia económica no está exenta de la dura competencia, por un tiempo, por el abastecimiento energético. Como la vida contemporánea está ligada al uso intensivo de los combustibles fósiles, Asia Central y Occidental serán día a día las zonas de mayor tensión por las presiones externas, y en donde chinos, rusos y, tal vez, indios, se empeñarán en tomar parte del pastel que por ahora está saciando el apetito de los norteamericanos y los europeos. En segundo lugar, al consolidarse la integración asiática a partir del año 2010, con el mercado ampliado de ASEAN +1+1+1, el interés del bloque por disponer de los recursos aledaños se incrementará en forma ostensible. Los programas de cooperación y la búsqueda de injerencia en Asia Central y los países del golfo Pérsico van tomar un carácter grupal, donde la vocería colectiva disuelve o, mejor, esconde los intereses de los urgidos de esos recursos (China, Japón, Corea, India). Este proceso de integración asiática va

a requerir un desarrollo paralelo político y cultural de “asianización”, que en términos familiares para nosotros, llegará a ser formulado así: “Asia para los asiáticos”. En este sentido, por encima de las disputas económicas se despejará la contradicción máxima que es estratégica e ideológica, detrás de la cual reposan dos grupos humanos: los representantes del credo liberal euroamericano, personificado en los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña y los aliados menores de Europa e Israel y los grupos poderosos afectados por la política hegemónica euroamericana, entre los cuales está la dirigencia del Partido Comunista Chino, como hemos dicho, y los líderes iraníes, rusos, malasios, paquistaníes y un largo etcétera. Ahora bien, identificar al grupo de mando chino es advertir la cabeza del iceberg, detrás del cual está el fenómeno de crecimiento económico y político de Asia. No todo el continente, por supuesto, pero sí el sur y el oriente, con la mitad de la población mundial y pronto quizá

con el control del 40% de la riqueza planetaria. Ese contrapeso al control mundial euroamericano tendrá la oportunidad de producir definiciones más asertivas en la medida que Estados Unidos vea decrecer su poder económico y, por ende, político, militar y cultural. No cabe pensar en una transición abrupta, es decir, que todavía en el 2020 la hegemonía contemporánea euroamericana será visible, aunque resquebrajada. Por cierto, no cabe esperar una implosión o desintegración china por el estilo de la soviética y, por el contrario, en el bloque asiático durante la fase de ascenso seguirá profundizándose la colaboración sino-india. No incluyo a Rusia, por cuanto su comportamiento externo depende de la acogida o no que Europa le pueda brindar, lo cual es factible si decrece la influencia de Washington en ese continente. En tercer lugar, esta especialización estratégica va a modificar algunas de las discusiones actuales sobre el derecho internacional, el sistema de Naciones Unidas, los derechos humanos, al visibilizarse rasgos culturales restaurados por los asiáticos de inspiración budoconfuciana y con probables reivindicaciones del humanitarismo islámico. En el 2020, los países señalados como eje del mal por G. Bush, entre ellos dos asiáticos, serán vistos como las víctimas de una ridícula satanización por parte de un megalómano irresponsable. A su vez, las sociedades europeas, grupo que ve perder su influencia internacional, tendrán también interés en la recomposición de las instituciones multilaterales como medio de protección de nuevas tendencias hegemónicas en las que ellas ya no son parte central

69


ni les son ventajosas como en el pasado. En una relación concomitante con esta des-europeización del discurso internacional, viene la morigeración del radicalismo islámico, sólo si se dan dos condiciones: una, el restablecimiento de las normas y prácticas multilaterales, en las cuales la voz islámica sea escuchada y tomada en cuenta, y, segundo, el liderazgo chino en Asia es lo suficientemente audaz para vincular en forma visible a los países islámicos al proyecto de integración asiática. Por supuesto, ya están adentro Malasia e Indonesia, pero ¿qué puede pasar con los países de Asia Central, o Paquistán y Bangladesh? ¿Cómo doblegar la injerencia externa en Afganistán, Paquistán e Iraq? Ese es el gran interrogante para Hu Jintao en estos momentos.

70

Como en el pasado, la bipolaridad alienta el interés por regiones estratégicas en recursos, pero también por numerosos países en los cuales hallar aliados. No podemos negar que África recibió más ayuda y atención durante la guerra fría que después de la caída del Muro de Berlín. Anticipándose a los hechos, China lleva a cabo una fuerte proyección en África. Estados Unidos, bajo Bush, advirtió en forma tardía la presencia china en la región y creó una nueva flota para contrarrestar la influencia asiática. Tal vez hemos de ver, en los próximos años, cómo chinos,

Algunos autores llevados del prurito pluralista han querido defender a capa y espada un supuesto sistema multipolar en la postguerra fría rusos y europeos mantendrán la injerencia en la región, con la participación aislada de los estadounidenses. Oceanía, por su parte, desde los años noventa forma parte de la esfera económica de Asia Oriental, aunque el acuerdo militar de Australia y Nueva Zelandia mantenga por unos años su vigencia. En quinto lugar, y quizás lo más importante, hemos de presentar las anticipaciones sobre América Latina. Nuestra región seguirá siendo tratada con alta discrecionalidad por parte de los chinos, porque son conscientes del desgaste que implicaría un choque en el patio trasero de los norteamericanos. Pero, en la medida que los latinoamericanos se jueguen la carta asiática, las posibilidades de una negociación de igual a igual con Estados Unidos crecerán en forma exponencial, porque van a verse forzados, por primera vez en su historia, a abrirse con generosidad a los pueblos ubicados al sur del Río Grande. Dado el fenómeno de la asianización de Asia, la interacción latinoamericana transpacífica va a chocar con los

límites naturales de una región con un mayor movimiento centrípeto, como lo es Europa en este momento. Sin embargo, la interacción con Norteamérica puede llegar a despejarse en campos hasta ahora inusitados, en cuanto la gran disponibilidad de recursos para la reindustrialización latinoamericana. En la coyuntura actual, nuestros países han tenido que profundizar su especialización en la provisión de materias primas y comodities para la insaciable industria de Asia Oriental, sacrificando su propia manufactura. Pero si Estados Unidos, en vez de financiar la industrialización de Asia, compartiera la inversión con los vecinos la región, tendría un futuro menos aciago. Cuando Estados Unidos busque a Latinoamérica con menos arrogancia y sin la odiosa intervención imperialista, se darían unas mejores condiciones para la reanudación del proyecto panamericano, desviado de sus objetivos iniciales de 1948, por la guerra fría. Crear una América unida significa que Norteamérica está dispuesta a respetar a los gobiernos latinoamericanos y a compartir con esas sociedades su bienestar. Los latinos, por su parte, ya no tendrían mayores prevenciones contra el Norte, y más bien buscarían ampliar su campo de vida con la inyección del conocimiento técnico y la disciplina propios de las sociedades anglosajonas.

Notas 1

Francis Fukuyama (1992), The End of History and the Last Man , Nueva York, Free Press.

2

Samuel P. Huntington (1993), Foreign Affairs 72, No. 3.

3

William C. Wohlforth (1999), para quien “unipolaridad es paz y estabilidad” internacionales. Cfr. International Security, 24, No. 1.


DE A CUERDO ACUERDO CUERDO,, REFORMEMOS LA CANCILLERÍA P OR C ECILIA L ÓPEZ M ONT AÑO * ONTAÑO

Ante este penoso panorama es Sí, estoy de acuerdo con el Es imperioso aclarar primero el evidente que se necesitan reGobierno en que hoy más que norte de la política exterior formas. Sin embargo, es imnunca son necesarios cambios antes de definir su instrumento, perioso aclarar primero el estructurales tanto en la polítila reforma a la Cancillería. norte de la política exterior ca exterior del país como en antes de definir su instrumenla Cancillería. En lo que no estoy de acuerdo es en la forma José Obdulio Gaviria en la políti- to, la reforma a la Cancillería. El en que el Ejecutivo quiere refor- ca exterior colombiana? ¿Acaso problema es que el Gobierno, por marlas. Otorgarle facultades ex- inmiscuirse y hacer complots en un lado, solicita facultades extraortraordinarias al Gobierno, es la actualidad política de otro país dinarias para que el Presidente exgirarle un cheque en blanco para es una forma loable de hacer po- pida normas con fuerza de ley para que haga y deshaga con la política lítica exterior y construir lazos fra- modificar los parámetros actuales exterior según sus intereses y con- ternales con un país hermano? Ni de la Cancillería y, por el otro, inveniencias. Y, desafortunadamen- hablar de la actualidad con el tegra una Misión Internacional de te, en esta materia el Gobierno no Ecuador y el distanciamiento con Expertos para sugerir líneas para se ha destacado precisamente por el gobierno boliviano. Sólo nubes un mejor funcionamiento del serobrar de acuerdo con los máximos negras se ven sobre el futuro de vicio exterior. ¿No sería mejor esintereses nacionales. Ha usado de la Comunidad Andina (CAN). A su perar primero los resultados del manera descarada esta cartera vez, es cada vez más lejana la estudio que efectúe esta Misión Incomo una fuente de empleo para anhelada unión suramericana, en ternacional de Expertos para luesus amigos, no todos con la hoja medio de tanto roce. No hay un go sí reestructurar el esquema de vida más limpia, en detrimento norte claro en relación con la po- institucional de la Cancillería? Y si de la meritocracia y la profesiona- lítica exterior con el vecindario y el Gobierno está hablando de una misión asesora para sugerir mejolización de la política exterior con Suramérica en general. ras a la actual Cancillería, ¿no decolombiana. La pregunta de fondo vuelve a ser berían participar los miembros de Esta desconfianza se ha la misma: ¿cuántos cancilleres tie- la Comisión II, órgano encargado incrementado a raíz de los recien- ne el país? Es evidente que el pro- de vigilar y debatir acerca del cotes acontecimientos con el gobier- blema no es quién asuma esa rrecto funcionamiento de la polítino venezolano, país que es el cartera sino que el Señor Presiden- ca exterior colombiana? segundo socio comercial de Co- te y su gente más cercana no quielombia. Ante una conversación in- ren soltar en lo más mínimo el No deja de generar suspicacias la terceptada, aunque violatoria de manejo de la política exterior. Pero arremetida del Gobierno para satodos los cánones diplomáticos, lo además ¿dónde está la responsabi- car al Congreso de este proceso. primero que surge es ¿qué papel lidad política de quienes como José Curiosamente muchos de los opojuega una persona tan cercana al Obdulio, con cargo de asesor, no la nentes a las facultades extraordinaPresidente de la República como asumen porque su mismo estatus no rias, pertenecientes a la coalición de se la otorga? Y son estas personas Gobierno, terminaron apoyándolas. las que más inciden en las relacio- Más desconfianza que confianza ha * Senadora de la República. Exministra de nes internacionales del país. Medio Ambiente. generado este episodio.

71


Principios de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia F UND AMENT OS Y PRINCIPIOS PROMO VIDOS UNDAMENT AMENTOS PROMOVIDOS A SOCIACIÓN D IPLOMÁTICA Y C ONSULAR

POR LA

La Asociación Diplomática y Consular de Colombia, ente que agrupa a más del 88% de los 270 funcionarios inscritos en el escalafón de la Carrera Diplomática y Consular de la República, en la búsqueda del continuo mejoramiento del servicio exterior, se permite destacar los siguientes Principios y Fundamentos.

72

A modo de introducción, por Profesionalización debe entenderse la intención, vocación y capacidad de ejercer el servicio Diplomático como profesión, tal como en nuestro caso lo comprueba el índice prácticamente inexistente de deserción del servicio por parte de sus miembros. Lo contrario a la profesionalización es su ejercicio como ocasión. En términos del servicio exterior de Colombia, la profesionalización está relacionada con la selección de los aspirantes que se presentan para ingresar, su formación, su capacitación, los procesos de ascenso y su evaluación permanente. Por fortalecimiento debe entenderse toda acción de mejoramiento de las calidades del recurso humano (incluida la capacitación y evaluación del personal de libre nombramiento y remoción), la modernización de la capacidad administrativa y la articulación de los procesos de gestión interna y gestión interinstitucional.

Por compromiso debe entenderse la obligación de actuar de forma decidida en defensa de la soberanía nacional, el bienestar y la seguridad de los colombianos, la protección del tesoro nacional, y la ejecución de la política exterior que traza el gobierno nacional. Compromiso no comprende la promoción partidista ni los intereses grupales. PRINCIPIOS Especialidad y mérito. La Carrera Diplomática y Consular es una Carrera especial y jerarquizada que funciona sobre la base del mérito. Fundados en el mérito, no puede tener mejor derecho frente a la administración quien tiene menos derechos. Ingreso. El ingreso de los funcionarios de Carrera Diplomática ha sido y debe continuar siendo democrático y por la base, a través de un proceso que realice la Academia Diplomática San Carlos, el cual implica capacitación y evaluación en busca de la excelencia del personal diplomático y consular. Provisión de cargos desde la base. Todos los cargos de Tercer Secretario que prevea la estructura del Ministerio de Relaciones Exteriores deben ser desempeñados por funcionarios de Carrera Diplomática y Consular como ma-

nera de garantizar que se abran tantos cupos como sea indispensable para su provisión. Ascenso. El ascenso se debe continuar surtiendo conforme al mérito, con el cumplimiento de los requisitos pertinentes, sin lugar a la discrecionalidad. Alternación. La alternación es un derecho consustancial a la Carrera Diplomática y por ende no puede estar sujeta a decisiones subjetivas. (La lógica del servicio exterior implica que el tiempo en planta externa debe ser superior al tiempo en planta interna. Dos y cinco años es un promedio que la región aplica). Rangos. La Carrera de los diplomáticos se consolida al llegar al grado de Embajador, cargo que, como los de menor rango, deben ser desempeñados con prioridad por funcionarios de Carrera Diplomática. Sólo ante la inexistencia de funcionarios escalafonados en un determinado rango pueden proceder los nombramientos en provisionalidad. La inversión del Estado en la formación, la experiencia de más de treinta años de servicio, la educación en universidades, exámenes de ingreso, ascensos mediante cursos y exámenes, así como evaluaciones de servicio, garantizan la idoneidad para ejercer como tales. Cargos en comisión. Como principio general los funcionarios de Carrera Diplomática deben ejercer cargos conforme a su rango. Si las necesidades del servicio requieren nombrarlos en cargos superiores deben mantener como ingreso el del rango. Sólo por excepción pueden ser designados en el rango in-


mediatamente inferior, caso en el cual deben mantener la acreditación, salarios y demás factores que componen la remuneración del rango que ocupa en la Carrera.

FUNDAMENTOS Eje articulador. La verdadera vigorización del servicio exterior y su consolidación como eje articulador comienza con la ampliación de la Carrera Diplomática y Consular, elevando su porcentaje actual del 21.6% de funcionarios del servicio exterior mediante la ampliación de los cupos de ingreso a la Carrera en el grado de Tercer Secretario, a través de los requisitos y concursos anuales organizados por la Academia Diplomática de San Carlos. Esta participación en los próximos seis años debería llegar a un mínimo de 70% del total de los cargos en el exterior. Proponemos que en la planta interna los cargos directivos sean ocupados prioritariamente por funcionarios de Carrera. La articulación se pierde cuando se dilapida la memoria institucional por el retiro de los funcionarios de libre nombramiento y remoción. Movilidad en la Carrera Diplomática. Ni los tiempos de permanencia en cada rango del escalafón, ni el sistema de ascenso en el mismo, deben ser modificados hacia su atrofia, pues ello constituiría una seria dificultad para lograr el dinamismo apropiado de la Carrera. Cursos Embajadores. Alcanzar el título de Embajador requiere 8 procesos de exámenes y capacitaciones.

Con el actual sistema de cursos y exámenes para los Embajadores, sin que tengan la posibilidad de ascender a un nuevo rango, resulta un exceso tener exámenes y calificaciones, especialmente por cuanto en muchos casos en cuestión de meses están en proceso de pensión, por que la norma dispone la desvinculación en caso de perderse los exámenes y por que las responsabilidades a ese nivel se han hecho más delicadas y mayores. En ese sentido se sugieren cursos de actualización sin que impliquen procesos calificatorios. La figura de retiro por supresión del cargo con indemnización. Ello constituiría una negación del fortalecimiento de la Carrera. Después de un largo periodo de capacitación y de adquisición de experiencia por parte del funcionario de Carrera, disponer que éste pueda ser retirado sin que se conozca de manera exacta las razones del mismo resulta una vulneración a los principios de Carrera. Además, ello impulsaría un criterio de mayor discrecionalidad que se pretende evitar con la reforma. Se presenta un posible vicio de inconstitucionalidad, ya que de facto destruye la naturaleza de esta Carrera Diplomática y Consular que es una carrera especial de creación legal, y convierte al funcionario de carrera en uno de libre nombramiento y remoción. Incorporación de Profesionales Especializados. El Decreto 274 de 2000 en su artículo 5 establece que los cargos en el Ministerio de Relaciones exteriores son de libre nombramiento y remoción, de Carrera Diplomática y Consular y de Carrera Administrativa, por tanto las personas

que no tengan la condición de ser Diplomáticos Profesionales podrán ser contratadas para desarrollar labores específicas, debidamente delimitadas en el tiempo y el espacio. Igualmente el Decreto 274 prevé la provisionalidad y la existencia de cargos de libre nombramiento y remoción, así como de Personal de Apoyo en el Exterior (cargos que comportan un grado considerable de confianza y confidencialidad). Lo anterior evidencia que no existe un impedimento, y ni siquiera una dificultad sustantiva, para poder contar con la debida asesoría en casos extraordinarios de necesidad de conocimiento especializado. Salarios e impuestos. La remuneración debe en todo tiempo y lugar garantizar la decorosa representación del país y estar acorde con la dignidad que la condición de diplomático conlleva trabajando al interior y en el exterior en representación del Estado. Los impuestos deben ser justos, teniendo presente que en el exterior existen niveles y costos de vida superiores a los colombianos. Prestaciones sociales: Dado que los impuestos a la renta y las retenciones se efectúan tomando el sueldo básico, las primas de costo de vida, y los subsidios, los aportes a pensiones y su liquidación al momento de su reconocimiento, deben tomar todos los factores salariales. (Debe existir correspondencia entre los derechos pensiónales y las normas impositivas de impuestos). Asociación Diplomática y Consular de Colombia

73



Revista ORBIS 14 / 2009