Page 1

CAMPAÑA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL

EL RÍO ES LA VIDA

TYTO ALBA

Apartado de Correos 303 24400 - PONFERRADA (León)


EL RÍO ES LA VIDA Hola amigos de la Naturaleza, aquí me encontráis de nuevo. Supongo que os acordaréis de mi, de Tyto alba, o de la lechuza, nombre con el cual también me conocéis en la comarca berciana. Acabo de dejar a mis cuatro polluelos bien cebados, y he decidido volar hasta esta rama de humera a ver si consigo evadirme del ajetreo diario. ¡Uh! qué bien se está en este lugar, observar las formas del agua y escuchar su continuo murmullo llega a relajarme. Tal estado me permite pensar detenidamente, aunque he de confesaros que de tanto pensar termino poniéndome muy triste y, ocasionalmente, no puedo impedir que se me escape una lágrima y se mezcle con las aguas del torrente. Asolados los montes por los incendios forestales, gran parte de los animales hemos tenido que buscar refugio en los sotos de los ríos, donde todavía abunda la comida y al fuego le cuesta penetrar. Pero estos cursos de agua continua, que desbordan vida y riqueza por donde transcurren, están seriamente amenazados. En mis vuelos nocturnos he comprobado las mil heridas que los hombres infringen a los ríos. Enormes muros que retienen y desvían el cauce por kilómetros de canales, dejando los ríos secos, dragados y rectificaciones de cauces para intensificar los cultivos agrícolas y las urbanizaciones, desagües, talas indiscriminadas, basuras por doquier,... Los ríos agonizan, son incapaces de autodepurarse con tanto atentado. La desaparición de los sotos fluviales y de la fauna asociada es una realidad. Estamos todos los animales muy preocupados, por tal motivo nos hemos prestado para ayudar a los miembros de la Asociación Tyto alba para editar este cuadernillo. Así conoceréis y comprenderéis mejor cómo se desarrolla la vida en los ríos y cuáles son sus problemas. Y por supuesto os presentaré a mis compañeros de los ríos y riberas, ellos os darán unos excelentes consejos que esperamos plasméis en la realidad.

Redacción: Dibujos:

Carlos Martínez, Miguel A. Gallego Juan M. Gómez, Toño y Javier Nespral, Alicia Campomanes

-2-


LOS RÍOS EN LA HISTORIA Las riberas de los ríos, desde siempre, han sido elegidas como lugar de asentamiento por las comunidades humanas, siendo la base del desarrollo de las civilizaciones a lo largo de la historia. El río nos suministra un recurso vital para la vida como es el agua, y nos proporciona otros muchos como la pesca, la caza, la leña y numerosos frutos que recogemos en sus orillas. Más adelante el hombre comprende la importancia del río como productor de energía, inventándose los molinos, donde los campesinos transformaban el cereal en harina. La caída del agua también era aprovechada en las herrerías para mover los grandes mazos que forjaban el hierro, con la ayuda por supuesto del hábil herrero. Los Bercianos somos testigos de la fuerza del agua en el paraje de las Médulas, donde se hacía desembocar el agua de sopetón tras ser conducida por una compleja red de canales.

-3-


A finales del siglo pasado se comienza a aprovechar los caudales para producir otro tipo de energía: la electricidad. Un invento sensacional que revolucionaría la sociedad y que provocaría grandes cambios en los ríos. Los ríos poseen además una enorme importancia ecológica y paisajista. En sus aguas se reproducen numerosas especies y en sus orillas se asienta una compleja comunidad vegetal que, si se mantiene en buen estado de conservación, cobija a un amplio conjunto de seres vivos, cada uno con sus adaptaciones específicas, es decir, sus habilidades.

Pero será otro pájaro, el Martín pescador, seguramente el que mejor conoce el ecosistema fluvial, quien nos va a explicar este tema.

¡JO, QUÉ MARRÓN!

-4-


Bueno, vale, ejem. Soy Martín Pescador Nato. Vivo, mejor dicho sobrevivo, en un tramo del río Sil, ese que está hecho una caca, pues en ése. Tengo ya muchas primaveras, mi destreza y mi maestría pescando me hizo famoso en mi juventud por todas las riberas del río Sil y sus afluentes. Por modestia, no voy a contaros aquella vez en que en una zambullida luché con una trucha de por lo menos 10 kilos y la vencí. Pero voy a tratar de explicaros la importancia de los bosques de ribera, esos preciosos árboles que yo utilizo para vigilar y lanzarme al agua tras algún ingenuo alevín. Estos sotos tienen otros nombres: bosques de galería, bosques de ribera, bosques riparios. ¡Jolín, qué será eso!, que acompañan al cauce en su recorrido. Junto al agua aparecen los Sauces y los Alisos. Ambos defienden la orilla de la fuerza del agua. En la retaguardia aparecen los Chopos y los Fresnos, especies que precisan suelos buenos y no encharcados. Aparecían también los Olmos o Negrillos, pero éstos están prácticamente extinguidos a causa de un hongo. Chopo Aliso

Sauce

-5-

Fresno


EL ALISO El Aliso, al que también se le conoce como Humera, es un árbol de modesta apariencia que vive prácticamente en todas las riberas, desde un gran río hasta un pequeño arroyo, eso sí, preferentemente por debajo de los 1.200 metros de altitud. Es fácil identificarlo por una serie de características. Sus hojas ovaladas presentan en la punta una particularidad única, pues en lugar de acabar en punta como el resto de las hojas, acaba casi formando un corazón, y en primavera la hoja del aliso está más o menos pegajosa, de ahí su nombre científico de glutinosa. Si el aliso ha bebido mucha agua y ya es mayorcito, podemos distinguir en sus ramas, durante los meses de febrero y marzo, los amentos masculinos y femeninos, y el fruto de la combinación de éstos, “los estróbilos”, que son unos frutos en forma de cono y muy parecidos a minúsculas piñitas. De sus semillas dan buena cuenta en los inviernos miles de Lúganos, pájaros que escapan de los rigurosos inviernos de sus países de origen en el norte de Europa. Lúgano comiendo semillas de Aliso. El pájaro colilargo es un Mito que se ha colado

evitar que cedan irremediablemente bajo el ataque de las riadas. Pero este árbol sujetarriberas posee una madera de escaso interés en la ebanistería, es quebradiza, se deforma fácilmente y se degrada y pudre con rapidez, aunque es muy fácil de modelar, por lo que se usa en madreñas, si-6-

Al Aliso le encanta que sus raíces estén en contacto con el agua, por lo que tiene una enorme capacidad para consolidar las riberas y


llas, lápices, juguetes, ... En la actualidad ha caído en desuso, utilizándose para hacer palés y tablas de tercera categoría. El hombre trata de sustituirlo por otras especies más rentables como el chopo, olvidándose de su gran valor ecológico.

EL ALISO SE RESISTE A MORIR El Aliso es un árbol que podría llegar a los 100 años, pero su gran enemigo es la motosierra. Uno tras otro los alisos son abatidos en las riberas. Y he aquí una curiosidad, una vez talado su madera comienza a cambiar de color al entrar en contacto con el aire, en unas horas pasa de un blanco amarillento a un rojo ladrillo intenso. ¿Pero una vez cortado muere el aliso? Pues no, el sistema radicular del tocón permanece intacto, y a la primavera siguiente comienza a salir alrededor de él unas pequeñas yemas, son los nuevos vástagos, que crecerán con gran rapidez y ya el primer año alcanzarán más de un metro de altura, y vuelta a empezar.

HAY QUE ECHARLE UNA MANO AL ALISO Plantar Alisos es muy fácil, y no hace falta ninguna semilla, sólo una varita mágica, una vulgar ramita de Aliso.

CÓMO HACER: Escoged un ejemplar vigoroso y alcanzad una rama, mirad bien, la

extremidad de vuestra rama está constituida por lo que se llama “la madera del año”. Es la parte que ha crecido en la última primavera y verano, se reconoce con facilidad por su color más verde. Entre esta rama de un año y la de dos años se aprecia una cicatriz bien visible. Cortadla limpiamente con un cuchillo o con unas tijeras de podar, nunca con una sierra, y ya no nos queda más que clavar la varita mágica inclinada en la tierra, teniendo en cuenta que la parte enterrada debe tener al menos tres yemas. De ellas crecerán en primavera nuevas raíces. De las yemas que quedan al exterior nacerán las futuras ramas.

-7-


GUÍA DE LOS ÁRBOLES DE RIBERA DE EL BIERZO Identifica los árboles que puedes encontrar en los ríos

ALISO:

FRESNO:

- Hojas anchas y acorazonadas - Frutos con forma de piña

- Hojas estrechas y emparejadas

CHOPO NEGRO:

SAUCE:

- Hojas anchas y acabadas en punta

- Hojas estrechas acabadas en punta muy afilada y alternas

Los bosques de ribera cumplen también numerosas funciones en la dinámica fluvial. Estabilizan márgenes y forman parte del ecosistema fluvial. La presencia de estas formaciones de ribera disminuye considerablemente el efecto erosivo de las avenidas y favorece la sedimentación en los terrenos anejos. -8-


LOS INSECTOS DE LA CHARCA Rabón

Caballitos del diablo

Las grandes larvas de los plecópteros viven en las aguas frías y rápidas de los arroyos de montaña. Llegada la madurez la larva repta por las piedras no cubiertas de agua, y allí se transformará en un insecto alado. Su vida como insecto volador será breve, lo justo para alcanzar la última fase de su ciclo: la reproducción.

Tenemos que distinguir entre las libélulas normales y los caballitos. Una receta infalible es que los caballitos cuando se posan pliegan una contra otra sus dos pares de alas. Su especialidad son las acrobacias aéreas. Planean tranquilamente sobre el agua y, de repente, despegan bruscamente como un rayo.

Gusarapas y rabiscas Son larvas de efémeras, los famosos mosquitos o moscas que utilizan los pescadores. En estado de larva llegan a vivir hasta 3 años, sin embargo el mosquito apenas pasa un día de vida, de ahí su nombre de efémeras.

Zapateros Su afición es el esquí acuático. Andan por la superficie del agua sin hundirse. Lo logran porque su cuerpo está cubierto de pelillos aceitosos que actúan como flotadores sin jamás mojarse.

Notonecta Remo bajo el agua. No tocar, pica. Pero no os preocupéis, nada grave, aunque lo suficientemente doloroso para que no se os ocurra volverla a tocar.

Maravayos

Nada acostado sobre la espalda, justo debajo de la superficie, para atacar mejor a todo insecto caído a la charca.

Son larvas de tricópteros, se fabrican su casa en forma de tubo de distintos materiales, ya sean trocitos de hojas recortadas, palitos o, sobre todo, pequeñas piedras. -9-


LA NUTRIA La nutria es un mamífero que vive discretamente en los ríos, pero no es nada fácil observar su elegancia en los ríos bercianos, ya que a doña nutria, sólo le gustan los ríos claros, con abundancia de peces, unas buenas piedras y vegetación tupida donde refugiarse. Estoy perfectamente diseñada para capturar peces, me encantan las truchas y las anguilas, aunque no desdeño ranas o cangrejos, a los que detecto con la vista o con mis sensibles bigotes que captan el menor movimiento de las aguas. A la hora de comer no juego, y muestro mis cualidades para la pesca. Nado muy deprisa gracias a mi cola y a mis palmeadas patas. Aguanto largo tiempo bajo el agua y me es igual que esté muy fría ya que mi tupida piel me protege. No obstante la escurridiza y escasa nutria deja algunas pistas delatadoras de su presencia. Huellas en la arena y, sobre todo, unas cagadas con un fuerte olor a sardina en lo alto de las piedras. Con este olor nauseabundo la nutria trata de fijar su territorio.

LAS NUTRIAS DESAPARECEN - Malos pescadores las acusan de despoblar los ríos de truchas, y no dudan en matarlas si se topan con ellas. Lo cierto es que es una buena competidora y esto fastidia a los malos pescadores.

- Ha sido perseguida para arrancarle su bella piel, que es muy apreciada por marujas sin escrúpulos. - Pero su mayor desgracia está en la construcción de fábricas contaminantes, los pantanos, los insecticidas y las basuras que han acabado prácticamente con los peces. Aquellas nutrias que supieron esquivar al hombre y a sus trampas, se mueren ahora de hambre.

LA NUTRIA ESTÁ PROTEGIDA POR LA LEY DESDE 1973 - 10 -


EL DESMÁN DE LOS PIRINEOS

Es un pequeño mamífero parecido a una rata de agua, aunque más menudo y simpático. Destaca por poseer un hocico en forma de trompa y vivir únicamente en los ríos que mantienen sus aguas limpias y bien oxigenadas. Es pues un excelente indicador de la pureza de las aguas. Vive en galerías bajo las raíces de los arbustos situados en los bordes de los ríos, y se desplaza par el agua impulsado por su cola y por unas membranas interdigitales que posee en sus patas. Prefiere salir por las noches para alimentarse a base de invertebrados acuáticos (insectos, larvas, crustáceos) a los cuales detecta con su original hocico, que posee una especial sensibilidad táctil, que también usa para detector obstáculos a un metro de distancia mediante la ecolocalización. Además tiene bien desarrollado el sentido del olfato, pero es bastante sordo y cegarato. Sus territorios son relativamente pequeños, unos 200m, delimitándolo en las piedras con una sustancia que segrega de las glándulas de la base de la cola, o con excrementos. Es una especie ya rara en El Bierzo, y se le ve de casualidad en los ríos de alta montaña. La contaminación le pasó factura, y entre sus enemigos destaca su vecina la Nutria, el Visón y la Cigüeña.

LOS GALÁPAGOS EUROPEO Y LEPROSO

Dos son las especies de galápagos, o tortugas de agua, que aparecen en los cursos fluviales de El Bierzo, son el Galápago Leproso y el Galápago Europeo. Su alimento consiste en insectos, larvas, peces, renacuajos, algas, plantas acuáticas y animales muertos. Son amigos del agua tranquila y de reposar tomando el sol en las orillas. Cuando llega el frío y la temperatura del agua desciende, hibernan. Un competidor peligroso es el Galápago de Florida, una tortuga muy conocida, ya que se exportan millones de ellas desde los criaderos de Estados Unidos y se venden en casi todas las tiendas de animales. Por desgracia, en muchas ocasiones cuando quienes las compran se cansan de tenerlas, terminan por soltarlas en el primer río, lago o estanque que encuentran. NUNCA SUELTES UN GALÁPAGO DE FLORIDA EN NUESTROS RÍOS O LAGOS. NO OLVIDES QUE ES UNA ESPECIE EXÓTICA QUE PONE EN PELIGRO LA SUPERVIVENCIA DE LOS GALÁPAGOS AUTÓCTONOS. - 11 -


LOS PECES Por fin, ya tardábamos en hablar de los peces; por si no lo

sabéis el experto en peces soy yo. La nutria es una torpe cegarata a mi

lado. ¡Eh, pero qué pasa!, ¿qué monstruo es ese que se me viene encima?, ... ¡Socorroooooooo!.

Glú, glú, gracias a mi primo el “piraña” he conseguido que se vaya el

Martín. ¡Qué sabrá ese bandolero, asaltador de peces!. Glú, yo soy un pez llamado Gobio. Soy nuevo en los ríos bercianos y paso muy desapercibido,

es más, seguro que muy pocos pescadores saben de mi existencia, bueno, mejor para mí. Para identificarme sólo tenéis que fijaros en mi pequeño

tamaño y en mis lindos bigotes. Por supuesto, ni se os ocurra confundirme con el barbo, que es de mayor tamaño y que no existe en los ríos bercianos.

Para aprender algo sobre los peces os recomiendo que cada vez que cru-

céis un puente os fijéis un buen rato en el agua, allí nos encontraréis. Glú, glú, yo prefiero quedarme cerca del fondo sobre las grandes piedras; mis colegas

las bogas y las bermejuelas también quieren aguas tranquilas, a diferencia de

las pintadas truchas que gustan de aguas rápidas y se atreven a ascender por los torrentes de montaña. ¡Qué locura!, con lo tranquilo que se puede estar cobijado junto a los pilares de un puente.

Las truchas también se diferencian

del resto de los peces en que tienen una forma distinta de propagar su especie,

optan por tener proles pequeñas y crecer rápidamente. Por el contrario el resto de los peces autóctonos nos dedicamos a tener

muchos descendientes y crecer lentamen-

te formando grandes bancos, especialmente cuando llega la época de la reproducción o freza. Glu, glu, vais listos si esperáis que el dibujante os vaya a mostrar unas escenas de nuestra vida

íntima. La reproducción en la mayoría de los peces consiste en que las hembras depositan los huevos en pequeñas pozas de la arena y los machos los fecundan.

Glú, glú. Últimamente la barriada anda revuelta, no sólo por los cada vez más abundantes

pescadores y la contaminación de las aguas ..., el problema es que están apareciendo hordas de invasores. No nos hace ninguna gracia que percas, carpas, cangrejos rojos y truchas arcoiris in-

vadan nuestros territorios, glú, glú, es que aparte de tener cara de pocos amigos, tienen mucha jeta y nos desalojan de nuestros territorios.

GLÚ, lo siento pero tengo que irme a toda pastilla, me parece

que el martín pescador ha avisado a su prima la garza, ... ¡pirañaaaaa!, ¿dónde te has escondido? - 12 -


PECES DE EL BIERZO

Nombre

TRUCHA

ANGUILA

BOGA DE RÍO

BORDALLO

BERMEJUELA

Nombre en El Bierzo

TRUCHA

ANGUILA

PEZ

BOGA

BERMEJUELA

Nombre científico

Salmo trutta

Anguilla anguilla

Situación actual

En regresión Prácticamen- En ligera te extinguida regresión

Lugares Todos los donde verlo ríos de El Bierzo, salvo si presenta contaminación elevada Tamaño

15-25 cm

Chondrostoma polylepis

Únicamente aparecen ejemplares aislados

Tramos lentos de los ríos

30-40 cm

20-25 cm

Leucicus carolitertii

GOBIO

Rutilus arcasi Gobio gobio

En regresión En fuerte regresión

En regresión

Río Sil. Cada Río Burbia vez más escaso

Tramos inferiores de los ríos Sil y Selmo

15-20 cm

8-9 cm

8-10 cm

PECES INTRODUCIDOS EN EL BIERZO

Nombre

CARPA

Nombre en El Bierzo

CARPA

GAMBUSIA

BLACK-BASS PERCA

TRUCHA ARCO IRIS

BLAS-BLAS

TRUCHA DE PISCIFACTORÍA Salmo gairdneri

Nombre científico

Cyprinus carpio Bambusia holbrooki

Micropterus salmoides

Situación actual

En expansión

Estable

Fecha aproximada de introducción Lugares donde verlo

Tamaño

1970

Estable 1940

1970

Pantano de Lago de Caru- Pantano de Bárcena. Peña- cedo. Lagunas Bárcena. Lago rrubia de Médulas y de Carucedo Montearenas. 25-30 cm

3-4 cm - 13 -

20-40 cm

Escaso 1990

Río Sil-Selmo. Ejemplares escapados de piscifactorías 20-25 cm


EL ABUELO MARTÍN Estos lechuzos de Tyto alba andan un poco despista-

dos. No entiendo para qué quieren que os explique cómo pescábamos las truchas cuando yo era mozo. Qué buenos

tiempos aquellos, cuando los pescadores nos conocíamos todos, había fraternidad y lo más importante, los ríos estaban llenos de peces.

La pesca se diferencia de la caza en que al pez hay

que engañarle para que “pique” el anzuelo. No se trata de Marca con una X los métodos de pesca furtiva y relaciónalos con una flecha al dibujo

□ Lejía □ Dinamita □ Caña □ Tenedor □ Cucharilla □ Arpón □ Lombriz □ Red

ir pegando tiros a todo bicho

que circule par el río. Eso sí,

reconozco que los pescadores

son también algo fanfarrones.

Para pescar se utilizaban siempre los cebos naturales: los insectos y otros invertebrados que había en los ríos. También se utilizaban las melucas o lombrices de tierra. Los más efectivos, sin duda, eran las larvas de los insectos, lo que nosotros llamábamos gusarapas, rabiscas y maravayos. De estos bichejos es de donde salen los mosquitos o efémeras que tanto les gustan a las truchas. Los manitas se han encargado de imitarlos con las plumas de los gallos leoneses.

La lejía

y la dinamita

matan indiscriminadamente cientos de peces y

miles de microorganismos que mantienen limpia el agua. Su utilización como método de pesca furtiva está severamente castigada. La utilización del tenedor

o el arpón

, está prohibido ya que producen

graves bajas, principalmente entre las truchas y su utilización no es una forma de pesca deportiva. - 14 -


Pinzas, el cangrejo de río autóctono Hola, soy el cangrejo autóctono*, el Astropotamobius palli-

pes. ¡A que mola mi nombre en latín! Tranquilos, vosotros podéis

llamarme Pinzas. Seguramente no me conocéis ya que sólo sobrevivo en los criaderos especializados, pues en los ríos me mata un virus que portan los cangrejos americanos.

Los de mi cuadrilla nos dedicábamos a

limpiar los ríos de toda planta o bicho moribundo, ¡uh!, qué sabrosas estaban

*¿Qué significa autóctono?

a los piensos que nos dan en este criadero.

pio de la zona

aquellas truchas del Sil, de rica carne asalmonada y que en nada se parecen Como os decía, fueron los cangrejos yanquis los que provocaron que

nuestra especie casi acompañase a los dinosaurios. Fue por la década de los 80 cuando el hombre introdujo en los ríos europeos el Cangrejo Señal y el

Cangrejo Rojo. Malditos bichejos, a la vez que ellos invadían España, mi especie reculaba hacia los torrentes de montaña.

CANGREJO DE RÍO AUTÓCTONO

Aprende a distinguir los cangrejos americanos

- 15 -

□ *Nativo, o pro□ *Empresario

autónomo de la construcción

□ *Cangrejo

que usa boina


RANAS, SAPOS Y SALAMANDRAS

Cuentan las antiguas creencias que las brujas utilizaban a los sapos para sus hechizos y que las salamandras que caían a los pozos envenenaban el agua. En realidad, estos vertebrados que pasan su infancia dentro del agua, son unos seres muy beneficiosos para la agricultura.

INSECTICIDAS NATURALES

Con su insaciable apetito se convierten en eficaces destructores de insectos. Son auténticos insecticidas, que además de NO costar dinero, no contaminan el medio ambiente. Todos los anfibios son útiles sin excepción.

VENENOS PARA DEFENDERSE

... afíliate al “sindicato de las Ranas de Boca Grande”, juntos lucharemos contra la “banda de los cortarranas”.

El temor al veneno de los sapos y salamandras es injustificado. En la piel de los anfibios existen unas glándulas mucosas, aisladas y pequeñas, que segregan una sustancia transparente y viscosa, que mantiene resbaladiza la piel y les permite escapar cuando se les agarra. Esta secreción puede irritar las mucosas humanas por contacto, causando, como mucho, lagrimeo, estornudos o picor. Otras glándulas son granulosas, grandes y capaces de segregar sustancias tóxicas de aspecto lechoso que son nocivas por vía digestiva y que lo hace repelente para ciertos depredadores. Pero el hombre no corre ningún peligro, al no comer sapos; en cuanto a las manos, se deben lavar después de tocar a los sapos.

ESTÁN EN PELIGRO

A causa de los pesticidas que inundan el ambiente. Los insecticidas no son sólo nocivos para las plagas de los insectos a los que se pretende combatir; son también tóxicos para las aves y los anfibios que comen estos insectos. Además, son frecuentes víctimas de la carretera, y eso que ni beben ni conducen.

EL DRAMA DE LAS RANAS VERDES

ES FÁCIL VERLOS

Cada año miles de ranas son cazadas Especialmente por la noche, acercon crueldad para cortarles las patas trasecándonos con linternas a charcas que ras (las famosas ancas de rana). Las ranas son parecen deshabitadas durante el día, nos atrozmente mutiladas y les espera una agonisorprenderemos al ver sus orillas frecuenzante muerte. tadas por ranas y sapos. LA PESCA DE RANAS ESTA PROHIBIDA EN EL BIERZO

- 16 -


PEQUEÑA GUÍA DE ANFIBIOS DE EL BIERZO Identifica las Ranas, Sapos y Tritones valiéndote de las claves que te damos (Señala con una X el nombre correcto) RANITA DE SAN ANTONIO • Color verde intenso • Rana trepadora. Tiene ventosas en los dedos.

SALAMANDRA

□ TRITÓN JASPEADO □ SALAMANDRA □ TRITÓN IBÉRICO □ RANA COMÚN □ SAPO COMÚN □X RANA BERMEJA

RANA BERMEJA

□ RANA COMÚN □ SAPO COMÚN □ RANITA DE SAN

• Rana de color “ocre” (bermejo) • Manchas oscuras en la espalda • Banda oscura desde el ojo al tímpano • Rana típica de los ríos de montaña

ANTONIO

□ TRITÓN JASPEADO □ SALAMANDRA □X TRITÓN IBÉRICO

□ TRITÓN JASPEADO □ SALAMANDRA □ TRITÓN IBÉRICO

• Es la típica rana verde • El canto de los machos es el re-

petitivo “crrroak, croak”.

□ SAPO PARTERO □ SAPO COMÚN □ RANITA DE SAN ANTONIO

- 17 -

TRITÓN JASPEADO • Grande, 16 cm • Coloración verde • Los machos tienen cresta en el dorso con rayas oscuras TRITÓN IBÉRICO

□ RANA COMÚN □ SAPO COMÚN □ RANA BERMEJA

RANA COMÚN

• Grande, de color negro con manchas amarillas • A diferencia del resto de los anfibios no pone huevos, sino que pare larvas • Es mala nadadora

• Pequeño, 8 cm • Vientre amarillo con manchas negras SAPO COMÚN • Grande y corpulento • Coloración parda • Hembra mayor que el macho • Durante el celo se ve con frecuencia a la hembra llevando “a caballito” al macho


AVIFAUNA DE LAS RIBERAS Somos numerosos los pájaros que dependemos directa o

indirectamente de los cursos de agua.

Que seamos muchos, no quiere decir que volemos

revueltos. Con el paso del tiempo nos hemos ido especiali-

zando en diferentes técnicas de caza, y así nos ganamos el sustento diario.

Muchas aves menos exquisitas que un servidor se alimentan de bayas, brotes e insectos, sobre todo moscas y mosquitos.

Me cruzo cada día por el ramaje de la arboleda con currucas, pa-

porrubios, camachuelos y mosquiteros, con los pájaros carpinteros y, siempre que puedo felicito al ruiseñor, ya que sus sinfonías me hacen superagradables las noches veraniegas.

Este martín pescador se olvida de nosotras, las lavanderas, o sea, mi prima la cascadeña, que gusta de las aguas moviditas, y de mí, la blanca, que prefiero posarme sobre una piedra de un cauce tranquilo, para desde allí capturar centenares de mosquitos dando sólo pequeños vuelos.

Martín también se olvida de mí, la oropéndola. Será porque mi plumaje es más bonito que el suyo. Además, poseo un canto potente y aflautado difícil de superar por el mejor tenor.

¡Mirad allí!, ese es el mirlo acuático. ¡Jo! Qué gordo está. No deja de sorprenderme lo bien que bucea. Por suerte para mí su especialidad es capturar pequeños insectos que viven bajo el agua. A juzgar por el barrigón del mirlo, deben de ser muy nutritivos esos bichillos. - 18 -


La polla de agua, que todavía sigue enfadada con el gracioso

que la bautizó, vive entre las espadañas que salen en los tramos más mansos del río. Allí cría numerosos polluelos, y comparte hábitat con anátidas, como el ánade real o azulón, pato bastante común, especialmente en el invierno.

También se puede ob-

servar otra ave acuática muy

peculiar, el zampullín chico, un

excelente

buceador

que

aguanta más de dos minutos bajo las aguas.

Tengo que reconocer que la envidia me

corroe por dentro cuando veo a la garza real sacar esas “pedazo de truchas” gracias

a su arponeado pico. ¡Ay! Si yo tuviera un pico igual.

Por las orillas hace camino un ave bastante cu-

riosa, el andarríos, que recorre infatigablemente las

riberas. La forma de su pico largo y curvado le permite escudriñar entre piedras y barro en busca de enfangados bichejos.

- 19 -


Pero no todo es armonía y buenas relaciones entre los vecinos. Si duro es buscarse la vida según está el río, hay que volar además con ojo avizor y no delatar tontamente tu presencia para que no te zampen. Comer y no ser comido, he ahí la cuestión del día a día. Existen por aquí varios elementos alados, pertenecientes a la temible familia de los “falconiformes” que siembran el pánico entre los más pequeños de la comunidad nada más detectar su silueta, aunque siempre aparecen cuando uno menos se lo espera, por cierto.

Hola, ¿no serás tú ese Martín pescador tan famoso?, tenía yo ganas de pescarte con mis garras y desplumarte en un periquete con mi pico. Ja, ja, ja.

EL GAVILÁN, temible y hábil cazador tanto en espacios abiertos como entre el ramaje de la arboleda. De costumbres diurnas, se deja ver por los cauces fluviales donde no le faltan asustados pajarillos a los que depredar, siempre que sean más pequeños que él, claro está.

EL ALCOTÁN, más pequeño y rápido que el gavilán, aparece de sopetón y ¡zas! Eres bocadillo. Se ha especializado principalmente en la captura de aviones y golondrinas.

Yo, el milano negro, apenas mato nada en los ríos, reconozco que soy algo torpón y que esos pajarillos son demasiado espabilados para mí. Me conformo con vadear los ríos y comerme cualquier carroña que encuentre flotando. Soy como el barrendero de los torrentes. - 20 -


El

Martín

pescador ha sa-

lido pitando tras

la aparición de su

“amigo”

el

gavilán que, al parecer, tiene ganas de saludarlo, y vuela más rápido que una flecha a

ras del agua. Su precipita-

ción en busca de refugio le hace olvidar que por los ríos

ya no se circula libremente, justamente pues pasando el

próximo meandro han construido en estos días de atrás una nueva presa, que Mar-

tín, por desgracia desconocía.

UN NUEVO PANTANO, RECTIFICACIONES DE CAUCES, TALAS DEL BOSQUE, CULTIVOS, VERTIDOS INDUSTRIALES Y URBANOS, BASURAS, Y MÚLTIPLES IMPACTOS INVISIBLES, QUE HACEN DE NUESTROS RÍOS AUTÉNTICAS CLOACAS. LA VIDA EN ESTOS ECOSISTEMAS MUERE ENVENENADA.

- 21 -


LOS PANTANOS Y LOS CANALES DE DERIVACIÓN La construcción de presas y canales para la producción de energía hidroeléctrica impacta negativamente en el río:

• Retienen y desvían las aguas por kilómetros de canales, dejando largos tramos de río prácticamente seco o con insuficiente caudal para el desarrollo de la vida.

• Impiden la libre circulación de los peces, interrumpiendo sus ciclos naturales de desove.

• Acantonan las poblaciones, haciéndolas más vulnerables y evitando su dispersión.

• Los canales de derivación que parten de estos pantanos transcurren totalmente abiertos, siendo una trampa mortal para cualquier bicho terrestre que intente cruzarlos.

• Cuando los caudales son devueltos al río lo hacen bruscamente, influyendo negativamente en sus habitantes.

• Con mínimos caudales los ríos son incapaces de oxigenar sus aguas, de autodepurarse.

- 22 -


RECTIFICACIONES DE CAUCES

SUPONEN UNA ALTERACIÓN IRREVERSIBLE DEL RÍO. PROVOCAN LA DESAPARICIÓN DE LA VEGETACIÓN, LA DESTRUCCIÓN DE REFUGIOS Y MADRIGUERAS, LA ALTERACIÓN DE LA FAUNA PISCÍCOLA. EN RESUMEN, SE PRODUCE UNA PÉRDIDA DE NATURALIDAD DEL CAUCE Y DE LAS ORILLAS.

LAS TALAS Determinadas prácticas forestales en las riberas pueden destruir la vegetación del cauce, como las talas. Además, impactan negativamente en el medio mediante el tratamiento con herbicidas, repoblaciones inadecuadas (utilizando clones de chopos y en estructura lineal).

- 23 -


LA AGRICULTURA Y LA GANADERÍA INTENSIVA •

Contaminan el agua debido a los fertilizantes, herbicidas y plaguicidas, provocando la eutrofización* y por tanto turbidez del agua y pérdida de recursos tróficos.

DESTRUYEN LOS BOSQUES DE RIBERA

Los vertidos de desechos agrícolas como los purines de las granjas tienen unos efectos nefastos en el medio ambiente.

* SUSTITUIR EL USO DE PLAGUICIDAS * RESPETAR EL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO * MÁS CONTROL EN EL VERTIDO DE MATERIA ORGÁNICA Y PURINES EN LOS CURSOS FLUVIALES

LA CONTAMINACIÓN La contaminación producida por los vertidos industriales, agrícolas y urbanos, es una de las amenazas más importantes para los ríos. EL APORTE DIRECTO DE RESIDUOS AL RÍO PROVOCA: -- La disminución del oxígeno disuelto en agua -- La disminución de recursos tróficos -- Su acumulación en los tejidos de la fauna piscícola, impidiendo su reproducción, incrementando las enfermedades y produciendo alteraciones nerviosas y malformaciones. SE HA SEÑALADO QUE LOS COMPUESTOS QUE MÁS LES AFECTAN SON LOS ORGANOCLORADOS INDUSTRIALES (PCBs), AGRÍCOLAS (DDT, Aldrines, Dieldrines, Lindanos), Y LOS METALES PESADOS (Mercurio, Níquel, Cadmio).

HAY QUE EFECTUAR PLANES EFICACES DE LUCHA CONTRA LA CONTAMINACIÓN, DEPURAR LAS AGUAS RESIDUALES, SANEAR LAS CUENCAS, SUSTITUIR LOS PRODUCTOS ORGANOCLORADOS Y PRODUCIR MENOS BASURAS - 24 -


LOS COLECTORES Casi todos sabemos que el agua es un líquido indispensable para la vida, y nosotros, seres civilizados, tenemos la suerte de disponer de tal escaso recurso en nuestras casas. No conformes con despilfarrarla, nos encargamos de devolverla al río con un elevado índice de contaminación: aguas fecales, detergentes, lejía, pinturas, disolventes, aceites, pilas, y mil porquerías más (algunas inimaginables) se mezclan en los colectores, en las cloacas de pueblos y ciudades, y ¡hala! todo para el río. Todo el mundo debería acercarse alguna vez hasta uno de estos colectores, y observar la amplia gama de colores que adquiere el agua. Tu nariz no dará crédito a tales olores nauseabundos, y será tu estómago quien finalmente te obligue a escapar de tal combinación de podredumbre y dejación. Una vez visitado tan horrible lugar, deberíamos replantearnos algunas cuestiones. Por ejemplo, cuántas veces tiras al día de la cadena de tu retrete, pues multiplícalo por unos 100.000 habitantes que tiene El Bierzo. O echar un vistazo, pero sin enredar, a los productos de limpieza del hogar, y enterarse de los venenos que contienen en su interior. Es para asustarse. Imagina 5.000 lavadoras funcionando a la vez en un pequeño radio de acción,… Evidentemente hay que empezar a poner remedio a tal situación; cortarnos un poco en el maltrato del agua doméstica y empezar a ponernos cabezones para exigir a las administraciones la construcción de las prometidas depuradoras. Pero, eso sí, que depuren de verdad, porque con la vaga excusa de que son caras de mantener, no se hacen, o se hacen mal.

¿Alguien puede valorar en dinero lo que vale un río?

“NO HAGAMOS DE LOS RÍOS AUTÉNTICAS CLOACAS” “DEPURACIÓN DE AGUAS RESIDUALES, ¡YA!” - 25 -


PERO NO HAY SOLO QUE EXIGIR O SOÑAR,

HAY QUE ACTUAR

Ahora que ya sabemos más de la realidad de nuestros ríos y cómo influye en ellos nuestro tren de vida, haremos una reflexión. Si te decides a echarles una mano, habrá que empezar a cambiar nuestros hábitos cotidianos y reducir el consumo. QUÉ PUEDE HACER UN DEFENSOR DE LOS RÍOS: EN EL BAÑO: cerrar el grifo cuando uno se cepilla los dientes o cuando se enjabona en la ducha. Colocar una botella de agua en la cisterna, tirar de ella lo imprescindible y arreglar el grifo con habilidad en caso de que gotee. Aconsejar a tus tutores que no utilicen tanto producto químico en la limpieza del baño.

POR LA CASA: apagar las luces que no se utilizan y la tele que no ve nadie, no tener electrodomésticos inútiles en casa, colocar bombillas de bajo consumo,… Mejorar el aislamiento térmico del hogar sería una gran idea.

EN EL SUPERMERCADO: no comprar productos sobreempaquetados, rechazar los envases de plástico u hoja- 26 -


lata, las bandejas de corcho blanco, llevar tu propia bolsa. Elegir los envases más ecológicos (vidrio) y los productos autóctonos, evitar la compra en las grandes superficies y rechazar los productos químicos. Un defensor de los ríos además debe REUTILIZAR todo lo reutilizable. Escribir sobre el papel por las dos caras. Las del revés de las fotocopias también. Los envases de vidrio para embotellar,… Tener en casa un cargador de pilas y procurar que el próximo reloj sea solar. Aún así, guardar las pilas para cuando se va al contenedor de reciclaje a depositar los materiales sobrantes.

RECICLA EL PAPEL Y EL CARTÓN: con ello evitaremos la tala de más bosques, y también evitaremos la contaminación de millones de litros de agua. Las celulosas (fábricas de papel) vierten a los ríos aguas contaminadas.

EL VIDRIO: para su elaboración hace falta muchísima energía, pero además como se hace en gran medida con arena, ésta tiene que ser extraída de ríos y playas.

LAS PILAS: ya sabes que una pila tan familiar como “la botón” puede llegar a contaminar un millón de litros de agua, sólo con sus tres gramos de mercurio. Las que contienen níquel o cadmio también contaminan las aguas. No se deben tirar a la basura ni por cualquier sitio.

EN EL CAMPO: en el río ser respetuoso con la vida que te rodea tanto animal como vegetal. - 27 -


PLANTAR todos los años un puñado de humeras y sauces. COLOCAR cajas nido para las aves insectívoras. RECOGER LA BASURA que algunos “Homo cerdus” dejan por ahí. NO ACEPTAR la introducción de especies foráneas. DENUNCIAR las talas de los bosques de ribera, los vertidos contaminantes, los métodos furtivos de pesca,… RELAJARSE igual que lo hace la lechuza, y observar con unos prismáticos a la sombra de la humera el estallido de vida dentro y fuera de los cauces fluviales en buen estado de conservación. Si asumimos éstas y otras pequeñas actitudes, daremos un respiro a los ríos y a la vida que transportan. Cabe recordar que no existe criatura más dependiente del río que el propio Hombre.

La vida en los ríos es pura armonía. Todos los seres viven en fraternidad.

- 28 -


- 29 -


EL RÍO SIL En las vertientes leonesas de peña Ornit, picacho que limita las montañas de Babia con el parque natural de Somiedo (Asturias), un buen número de diminutos regatos van uniendo sus aguas y formando lo que se va a llamar el río Sil. Este riachuelo toma contacto rápidamente con un primer núcleo rural en la Cueta, que pasa por ser el situado a mayor altitud de la provincia. Ya crecido visita tranquilamente la localidad de Vega de Viejos, serpenteando y regando con sus aguas huertas y pastizales. Al alcanzar el pequeño pero abrupto desfiladero de Las Palomas, sus aguas se precipitan, se embravecen. Este torrente se manifiesta aquí en toda su extensión, derrochando fuerza y alegría, pero ¡ah!, poco más abajo entrando en el Valle de Laciana, el joven río Sil comienza a envejecer prematuramente. Antes de entrar en Villaseca de Laciana, una presa de 30 m de altura doma al vigoroso río, y un canal de derivación rapta gran parte de su caudal para producir energía. Sin apenas cauce sigue su descenso y nota cómo sus aguas se van ennegreciendo por los continuos vertidos que recibe de la minería del carbón. Además comenzará a saborear seriamente los aportes de mierda que salen por los colectores de las villas. Un claro ejemplo de lo que va a ser su recorrido. El pantano de las Rozas con un muro de más de 70 m, estanca nuevamente sus aguas y vuelve a desviar millones y millones de litros de agua hacia el pantano de Matalavilla a través de complejos canales. Debilitado es socorrido por las libres y limpias aguas de ríos como el de Tejedo, el Pedroso, el de Salientes o el de Valdeprado, que consiguen cambiar la imagen del Sil, hasta que poco más abajo es retenido y nuevamente desviado en la central de Ondinas. Tendrá el Sil que penetrar de nuevo en la zona minera de Toreno y recibir los desperdicios de sus habitantes con un mínimo caudal, hasta juntar de nuevo sus aguas en el pantano de Bárcena donde se mezclarán con las turbias aguas del trasvasado río Boeza con las fantasmagóricas ruinas de los pueblos anegados. - 30 -


Se prepara el Sil para entrar en la Olla berciana, no sin antes desviarle su mayor caudal en la presa del Azufre, canales para el regadío y sobre todo para la producción de electricidad, como el Canal de Cornatel que transporta un importante volumen de agua hasta el pantano de Campañana, situado en las cercanías del Lago de Carucedo. El resto del pírrico caudal que deja la presa, pasa tímidamente bajo la fábrica de Roldán. Con suerte hoy no toca vertido de ácidos y metales pesados. Poco más abajo el Sil se encuentra con su gran hermano el Boeza, al que ya conoció en el pantano de Bárcena, y que llega en un estado lamentable. Juntos inician recorrido por un cauce ordenado por el hombre y van buscando el camino de las fértiles vegas de Priaranza y Santalla, recogiendo las escasas aguas del Oza, y las innumerables aguas fecales que salen por los colectores de Ponferrada. En este lugar el río apesta, y sus aguas adquieren colores rarísimos y por tanto muy sospechosos. ¡Pobre río Sil, en qué estado te ha dejado la ciudad! Conseguirá asearse un pelín llegando a Toral de los Vados, cuando desemboquen los ríos provenientes de la Sierra de Ancares, el Cúa y el Burbia. También las aportaciones del Selmo, ayudarán a oxigenar sus aguas. Rompe el Sil la cadena montañosa en el desfiladero de la Barosa y anuncia su despedida de la comarca berciana, aunque tiene otra parada obligatoria en la presa de Peñarrubia, donde sus aguas se tiñen de ocre por los vertidos de los lavaderos de las canteras de caliza. Antes de irse definitivamente conocerá al río Cabrera, que baja muy sucio tras recoger los vertidos de las pizarreras. En tierras gallegas la vida del río no cambiará para su desgracia, con continuas alteraciones de sus cauces. Deja el Sil la comarca berciana exhausto. Es ya un río viejo y humillado. Él, que no ha dejado otra cosa que riquezas y alegrías veraniegas, nosotros se lo agradecemos de esta triste manera, degradándolo hasta límites insospechados. En su recorrido no se ha encontrado con ninguna miserable depuradora que lo sanee. Nada, ni siquiera un buen gesto como muestra de agradecimiento.

- 31 -


EL RÍO ES LA VIDA, defiéndelo

Organiza:

Colaboran:

TYTO ALBA

Apartado de Correos 303 24400 - PONFERRADA (León)

Ayutamiento de Ponferrada

El río es la Vida  

Cartilla de educación ambiental editada para los escolares del municpio de Ponferrada (El Bierzo).