Page 18

Actualidad mandante del Departamento de Policía Sucre, cargo que desempeñó desde el 5 de enero de 1999 hasta el 31 de octubre del año 2000. El balance entregado por el Coronel Palomino daba cuenta de 4.931 capturas, 567 armas de fuego incautadas y 68.098 gramos de estupefacientes incautados, además de la recuperación de cerca de 4.500 millones de pesos en mercancías hurtadas. El agradecimiento de la comunidad del departamento de Sucre se vio representado en las 4 condecoraciones que le fueron entregadas por su gestión. Finalizando el milenio fue nombrado Director de la Escuela Provincia de Vélez, donde implementó un programa de construcciones que no sólo revolucionó la Escuela en términos arquitectónicos sino que además permitió un ahorro del 35 % en el presupuesto destinado para tal fin. Mientras permaneció en este centro docente se hizo acreedor a 3 condecoraciones más, de las cuales sobresale la Orden al Mérito Custodio García Rovira, máxima distinción entregada por la Gobernación de Santander. En el año 2002 ascendió al grado de Coronel dando inició a una nueva etapa operativa que lo llevó a comandar el Departamento de Policía Caldas por un espacio de 950 días, tiempo suficiente para lograr niveles de reducción sin precedentes en los delitos de mayor impacto, especialmente homicidio y lesiones personales. Enfrentó a grupos armados ilegales como las FARC y las AUC, además de propiciar la génesis del programa de erradicación manual de cultivos de coca como estrategia para consolidar la seguridad rural del departamento de Caldas. Con base en sus logros institucionales fue seleccionado para desempeñarse como Agregado Policial en la República de México, país donde permaneció 420 días y en el cual desarrolló dos trabajos académicos denominados “Importancia de la Comunicación en la labor policial” y “Valor de la Autoridad Moral”. Este último ensayo fue ampliamente difundido por la Revista de la Policía Bancaria y Comercial de México. Antes de retornar a Colombia fue galardonado con la condecoración “Guerrero Águila” de la Asociación de Agregados de México. El primero de enero de 2007 arribó a Colombia para asumir la Coordinación del Programa Departamentos y Municipios Seguros, una estrategia diseñada para la articulación de gobernadores, alcaldes y autoridades de Policía para la atención oportuna de problemáticas locales de seguridad. El devenir institucional lo preparó para uno de los cargos de mayor responsabilidad en la Policía Nacional. El 19 de mayo de 2007 fue designado como Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, logrando durante los dos años de su gestión una considerable mejoría en la seguridad y convivencia de la capital, implantando un modelo de dirección fundado en el humanismo, la responsabilidad y el compromiso de los hombres y mujeres policías con la comunidad capitalina. En cada momento de su gestión siempre profesó a los policías la necesidad imperiosa de servir a la comunidad con vocación y entrega, de hecho, las cifras respaldaron en todo momento su gestión, en los dos años que estuvo al frente del Comando de la Policía Metropolitana de Bogotá se dio captura a 60.233 personas que se vieron inmersas en la comisión de diversos delitos; se incautaron 11.473 armas de fuego y 8.715 kilos de estupefacientes. En mayo de 2009, el Brigadier General Rodolfo Palomino, asumió la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional. Las personas que conocen al General Palomino dan cuenta de su indeclinable compromiso al servicio de la comunidad. La honestidad, vocación y amor con los cuales asume todos los retos que le ha impuesto la vida, se ven representados en la consolidación de una familia unida conformada por la señora Eva Ardila Castillo, de quien se enamoró hace más de 25 años, y sus hijos Iván Andrés, Juan Sebastián y José David, fruto del amor de dos personas que saben de sobra que “el valor y el querer facilitan el vencer”. *Reseña suministrada por la Oficina de Prensa de la Policía de Tránsito.

18

INSPECCIÓN Vehicular

Revista9  
Revista9  
Advertisement