Page 1

CICLO I Bloque II

Fundamentando la Fe

Principios de la Red Asís

3. Francisco, discípulo de Jesús Ser discípulo de Jesús presupone que en un momento de nuestra vida hemos tenido una experiencia de encuentro con Él a partir de la cual nos sentimos atraídos por su persona y su mensaje y nuestro horizonte se abre a una nueva realidad hasta entonces desconocida. Así ocurre con los primeros apóstoles tal y como nos lo cuentan los evangelios. Ser discípulo es ser elegido por Jesús para compartir vida y destino. Sin embargo, es un proceso sometido a prueba porque los caminos de Dios no son nuestros caminos. Sólo si permanecemos, lo que no entendemos ahora lo podremos entender más adelante. El itinerario de fe de Pedro ilustra cual es el camino del discípulo de todo tiempo. -Pedro, un pescador pobre, es llamado por Jesús, a seguirle y compartir su proyecto mesiánico de liberación de los oprimidos. Pero sus ideas sobre el Reino con coincidían exactamente con la de Jesús. Pedro pensaba que Jesús venía a dar solución a las grandes calamidades de su tiempo, pero el modo de actuar de Jesús no responde a lo que él esperaba. Pese a todo, Pedro, sin entender y atraído por Jesús, permanece junto a Él. -En Cesarea de Felipe cuando Jesús pregunta: ¿Quién decís vosotros que soy yo? (Mc 8,27-30), Pedro le confiesa como el Mesías. Poco después, cuando Jesús anuncia la muerte en cruz que va a sufrir en Jerusalén, Pedro, escandalizado por el anuncio de Jesús, intentará apartarle de

ese camino y será objeto de la recriminación de Jesús. -En la Última Cena, Pedro no quiere que Jesús le lave los pies y en el amor que profesa a Jesús le dice que dará su vida por Él, pero poco después le negó tres veces. La mirada de Jesús y su llanto alejaron de él la decepción y mantuvieron el vínculo con Jesús. -Cuando Jesús resucitado se le apareció, sintió como renacía su esperanza, y lo que no entendía antes comienza ahora a ser comprendido, y Pedro se entrega al anuncio de la Buena Nueva de Jesús. Así es también nuestro camino. Deseamos acoger a Jesús, ir con Él, continuar su labor a favor de la humanidad doliente, pero experimentamos que nuestra fe no es siempre firme. Como tantos personajes del Evangelio necesitamos gritar a Jesús para que nos de una fe que no pretenda calcularlo todo. Es conveniente liberarnos de nuestros propios esquemas, de nuestras palabras, abrir los oídos a la Palabra, meditarla en el corazón como lo hacia María, así podremos también un día proclamarla. Ser discípulo tiene que ver con buscar la intimidad con Jesús para dejarme conducir por Él, al principio entre tanteos y oscuridades, guiados solo por intuiciones, pero con la serena certeza de que un día, veré claramente tal y como le ocurrió a Pedro. Y entonces ya no podremos sino anunciar con gozo aquello que nos da vida y que no es sino la persona de Jesús y su Evangelio.

Red Asis


CICLO I

Fundamentando la Fe Bloque II

Francisco enuncia su ideal de vida y el de sus hermanos de la siguiente manera: «Guardar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo» (1 R 1 ; 2 R 1). Para Francisco vivir según la forma de vida del santo evangelio se concreta en un seguimiento incondicional de Cristo. Su aventura humana y espiritual es la es la de un creyente que se decide a toma en serio el seguimiento de Jesús. “Un día, durante la celebración de la misa, escuchó las palabras que Cristo había dicho a sus discípulos cuando les envió a predicar, es decir que no poseyeran oro ni plata, que no llevaran en la ruta alforjas, ni bolsa, ni bastón, ni pan, que no tuvieran ni sandalias ni dos túnica….habiendo comprendido plenamente estas palabras…se sintió invadido de un gozo indecible: ‘Esto es exac-

Principios de la Red Asís

tamente, dice lo que busco y lo que yo deseo en el fondo de mi corazón’” (Julian de Spira, Vita santii Francisci 15-16). Para Francisco ser discípulo de Jesús supone al menos dos cosas: La primera es aceptar la iniciativa de Dios en su vida. Así lo expresa en el Testamento cuando dice “nadie le mostraba lo que debía hacer, sino que el mismo Altísimo me reveló que debía vivir según la forma del santo Evangelio” (Test 14) Francisco acepta con gozo seguir a Jesús y que sea Él quien le vaya mostrando el camino. Pero para Francisco, ser discípulo supone también ser mensajero del evangelio. A Francisco se le ha llamado el “juglar de Dios” porque con su vida y su predicación sencilla mostró a Jesús a los hombres y les enseñó el camino del Evangelio.

Para el trabajo personal y en grupo ·¿Cómo vives tu ser discípulo de Jesús? ¿Puedes recordar algún momento de tu vida en el que te hicieses consciente de que querías vivir según el estilo y mensaje de Jesús? ·¿Te sientes identificado/a con el proceso creyente de Pedro? ¿Aporta alguna luz a tu vida ·Lee Jn 15, 1-17, un hermoso texto en el que van apareciendo las características del verdadero discipulado. ·Cuando miramos a Francisco podemos sentirnos atraídos por su pobreza, libertad, sencillez, alegría… Pero no podemos perder de vista que todo esto nace de la experiencia de encuentro con Jesús. ¿Cuándo miras a Francisco lo haces viendo en él un seguidor de Jesús o te quedas más en lo externo?

Red Asis

Ciclo I BloqueII ficha3  

Fichas para el trabajo personal o en grupo. Fundamentar la fe.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you