Issuu on Google+


EDITORIAL: Deseo que todos los lectores de esta revista que estan involucrados en educación vean y les sirva de reflexión, a primera instancia es facil decir trabajo en educacion pero recuerdo una megacualidad de un maestro exitoso es amar su trabajo y eso significa amar a sus discipulos, tiene el arte de enseñar con amor, por algo dice un dicho “más se hace con miel que con hiel”. Muchas personas trabajan con maquinas, con libros, con accesorios, con diversas cosas, pero los maestros trabajamos formando vidas humanas y eso se hace con mucho amor; aprendamos del mejor maestro “Jesús” “El Shadai”. Licda. María Luisa Chacón Carné: 1775-93-27965


El maestro debe estar cerca de sus discípulos. ¿Qué necesitas? ¿Qué no entiendes? ¿Qué te pasa? ¿Cómo puedo ayudarte? Cerca a la altura de él; no que nos miren de abajo hasta arriba. Que te sienta tu amigo.


CORINTIOS 13 Este texto bíblico no enseña que un maestro que tiene amor espera lo mejor de su discípulo; no lo etiqueta y lo hace a un lado y piensa “Con este es por demás”; así que debemos esperar lo mejor de nuestros alumnos, infundamos pensamientos positivos; no creen que ellos están cansados de que en su casa los traten mal como para seguir el castigo con su maestro. Un alumnos es alguien sediento de enseñanza con amor; amor y disciplina para poderlo formar bien. Y el amor permanece para siempre no guarda rencor, no busca la venganza, busca el bien del otro olvidando el suyo propio.


Aunque el maestro de maestros nos dejo muchas de sus enseñanzas escritas, nos dejo más que eso su ejemplo. Que cualidades podríamos aprender de este maestro, acaso su sencillez en sus palabras para enseñar; su interés por las necesidades de cada persona, cuando habla por medio de parábola él busca la estrategia más sencilla que es la misma naturaleza para enseñarnos la disciplina, el orden y sobre todo su amor por nosotros; dice que no hay mayor amor que el que uno ponga su vida por otro.

PARA REFLEXIONAR: Esta siguiendo usted las huellas del mejor maestro o quiere usted ser recordado como aquellos maestros que deseamos no se nos vuelvan a cruzar en el camino.


EDUCA CON AMOR