Issuu on Google+

calentamiento global puede estar amenazando a la vida animal y vegetal incluso en zonas muy ricas en biodiversidad y que hasta ahora se creía que eran menos vulnerables al cambio climático, como es el caso de Madagascar Ésta es la conclusión a la que se ha llegado en una nueva investigación efectuada por Amy Dunham, profesora de ecología y biología evolutiva en la Universidad Rice, y su equipo. El estudio ha detallado por primera vez una correlación directa entre la frecuencia del fenómeno climático de El Niño y una amenaza para la vida silvestre en Madagascar, una isla tropical que actúa como un refugio natural para muchas especies endémicas que no existen en ninguna otra parte del mundo. En este caso, el lémur desempeña el papel del canario en la mina de carbón. La mayoría de los estudios sobre el calentamiento global se centra en los efectos sufridos por las zonas templadas, ya que las regiones tropicales han sido consideradas a menudo como menos amenazadas dadas su aparente condición de refugios durante grandes alteraciones climáticas del pasado. Por ello, no se les ha prestado tanta atención, y sólo recientemente ha comenzando a surgir el temor de que resulten seriamente afectadas. Dunham, Elizabeth Erhart (de la Universidad Estatal de Texas en San Marcos) y Patricia Wright (de la Universidad de Stony Brook) han cómo los patrones de El Niño afectan a las precipitaciones en el sudeste de Madagas

Las investigadoras han encontrado que en la selva del sudeste de Madagascar, al contrario de lo que se esperaba, El Niño intensifica la pluviosidad en las estaciones lluviosas. Cuando llueve mucho, los lémures no están activos. Se limitan a acomodarse y aguardar a que la lluvia se detenga, agrupándose estrechamente para darse calor unos a otros. Algunas evidencias sugieren que las lluvias intensas hacen caer las frutas de los árboles cuando los lémures lactantes más las necesitan, y pueden incluso causar daños mortales a los árboles. Las investigadoras han constatado que los ciclones que llegan a la isla tienen un efecto negativo directo en la fecundidad (o capacidad reproductiva potencial) de los lémures. También han descubierto que la fecundidad se ve afectada negativamente cuando el fenómeno de El Niño se manifiesta en el período previo a la concepción, alterando quizás incluso la ovulación, o durante el segundo semestre de vida de las crías, reduciendo con gran probabilidad la supervivencia de éstas durante el período inmediatamente posterior al fin de la lactancia. La biodiversidad de Madagascar es un tesoro ecológico. Pero su flora y fauna ya afrontan la extinción producto de la rápida deforestación y explotación de los recursos naturales. Los efectos negativos adicionales del cambio climático hacen que las medidas de conservación que hay que emprender sean aún más urgentes. Análisis: Lo que hoy en día pasa en Madagascar es terrible al igual que en el planeta. Los lémures son animales que han durado por muchos siglos en Madagascar y ahora están a punto de extinguiese ya que el fenómeno del niño, causa que los lémures corran a refugiarse en los arboles y vallan tumbando los frutos de aquellos para dar más espacio y como consecuencia los arboles pueden morir y esto acabaría con la biodiversidad de la isla y a animales que solo son habitables allí. Conclusión:


flasascoop1000