Page 1

ANAQUEL did gital Nยบ. 8

REVISTA DIGITAL DEL CENTRO DE ADULTOS DE SANTANDER

Diciembre de 2013


Edita: Centro de Adultos de Santander Coordinación y realización: Julio Díaz Edición nº 8. Diciembre de 2013 Fotografías portada: Tito González (exalumno)


ÍNDICE Opinión 6 Nuestros talleres 17 Hoy hablamos con… 20 Visto y oído 24 Rincón literario 27


Opinión

Violencia de género en la juventud La violencia de género es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género. Es una violencia que se conoce desde hace miles de años en mayor o menor medida y que a día de hoy también afecta a la juventud. Se dice que más de 2000 jóvenes en España sufren violencia de género directamente.

nuevas formas de violencia de género. Porque muchos solo relacionan la violencia de género a la violencia física, cuando una mujer era golpeada por su pareja, pero en la actualidad hay una gran marco en el que se pueden generar conductas violentas y acoso que también son calificadas como violencia de género.

Existe quien piensa que la violencia de género es cosa de los "mayores", incluso entre esas personas están las propias víctimas. Chicas que apenas alcanzan la adolescencia sufren día a día malos tratos. Ven como sus parejas las insultan o golpean por algo tan normal como salir con las amigas, tener un perfil en alguna de las redes sociales de moda o una clave para proteger tu teléfono.

El auge de las nuevas tecnologías ha provocado que se genere una nueva violencia entre la juventud. Esta violencia se basa, principalmente, en acoso sexual a través de redes sociales y también en el control que llegan a ejercer las parejas de estas jóvenes en su teléfono móvil.

Las redes sociales se han convertido en un aliado para estos maltratadores, y generan

También las redes sociales pueden llegar a ser aliadas de las mujeres que son víctimas de la violencia de género. Por ejemplo es el caso de una mujer argentina que decidió subir


a una red social las fotos que reflejaban el maltrato de su ex pareja. Desde que se hizo público su caso el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción en Malvinas Argentinas, le asignó una custodia policial hasta que su ex pareja fue detenida. Las redes sociales proporcionan un anonimato a lo que muchos maltratadores se aferran para acosar a sus víctimas. Así hace unos meses en otra conocida red social se creaba un perfil bajo el nombre "mueren pocas". Lo alarmante de este caso es que en apenas unas horas paso a tener cientos de seguidores. Este perfil defendía a los maltratadores acusando a las víctimas de ser las culpables de sufrir dichos maltratos y animaban a los hombres a que la cifra de muertes no bajase. Este verano se conocía la triste noticia de la muerte de una niña de 14 años a manos de su ex pareja de 18.

Muchas chicas que sufren este tipo de violencia no saben diferenciarla e incluso algunas lo toman como un halago o muerta de amor del novio, quien según ellas se preocupan por cómo están, con quién van, etc... Muchos de los casos no se conocen porque estas jóvenes tienen miedo de contarlo; se avergüenzan o tienen miedo a no ser creídas por sus familiares. Este año ya se han llevado al juzgado cerca de 800 casos de violencia de género en el que a víctima era menor de edad.

En mi opinión la base de una buena educación en casa es primordial para poder prevenir estos casos. Educar a los jóvenes en la igualdad de sexos. El mejor ejemplo lo tienen en casa. También me parece importante una buena educación digital tanto de los hijos como de los padres. Y corregir malas conductas que se vean en casa, en el colegio y/o en el entorno familiar. EVA MÁRQUEZ (Accesos Universidad)

7


Opinión

Fin de semana; mil y un ajetreos Llegó el fin de semana; lo espero tranquilo. Además, dan buen tiempo para disfrutarlo; bueno más bien para que el sol me caliente la espalda mientras preparo los próximos exámenes. Todo empezó el viernes por la tarde, cuando mis hijos terminaron sus actividades. Nos fuimos los tres a casa de mi amiga. Llegamos a las 8:30 exactamente, pues me molesté en mirar el reloj al llegar. Estuvimos una hora aproximadamente en casa los cuatro niños -mi amiga también tiene dos hijos- y nosotras. Llegadas las 9:30, nos fuimos a la vinoteca que está debajo de su casa. Había un concierto de jazz, blues y rock en vivo, del que disfrutamos mucho. Cuando acabó subimos a casa; cansados, pero contentos. EI sábado a las 8:00 h. de la mañana me despertó el sol entrando por la ventana.

8

Me puse a estudiar hasta la hora de comer. La mañana pasó algo revuelta, pues los niños querían salir a la calle. Por la tarde continuamos estudiando hasta las 7:30, en que tuve que partir a mi trabajo a solucionar junto a mi compañero unos asuntillos. AI volver a la casa, me relajé conversando con mis amigos. EI domingo volvimos los 3 a casa de mi amiga y comimos juntas. Después de recoger la cocina volvimos a coger los libros. Nos estaba costando aprender el tema demasiados datos-, hasta la hora de cenar. Esa noche nos hicieron la cena los niños y el compañero de piso de mi amiga Juani; ¡qué suerte tuvimos!. Después de la cena mis niños y yo volvimos a casa a dormir, con los deberes hechos y la lección aprendida; esperando la llegada del lunes. MARGOT ALONSO (M. 4º ESPA) Ilustración: Juani Juez (M. 4º ESPA)


Opinión

La importancia de la lectura Cuando somos pequeños, en la escuela siempre nos inculcan la lectura como hábito diario, pero con los años una mayoría considerable enterramos esta práctica. En miles de hogares tienen estanterías llenas de libros que no se leen nunca. Algunos aún mantienen el precinto de plástico; otros libros se han comenzado a leer pero lo han aparcado por desinterés o por no haber escogido el libro adecuado. Dedicamos demasiado tiempo a la televisión; multitud de programas, películas y videojuegos… La inmensa mayoría no nos ofrecen ningún beneficio para nuestro intelecto. Y esto no es lo peor, sino lo que infundimos a las nuevas generaciones, a nuestros hijos. Debemos introducirles en la rutina de una lectura diaria, pues existen divertidos libros para niños, que son beneficiosos para su desarrollo intelec

9

tual y para su propia formación como personas. De este modo, se puede conseguir seguridad, confianza en sí mismos y una amplia fluidez verbal y escrita. Para los adultos existen libros de temas muy dispares, se nos abren mundos diferen tes con enseñanzas, de todas las categorías y novelas hermosas de amor, terror, policíacas, etc. Abrir un libro, oler sus páginas… Cuando vas por la mitad del libro y te sientes enganchado, estás deseando que llegue la noche para continuar ese libro de misterio, que te hace sentir y mantenerte en vilo, hasta altas horas de la madrugada; te encuentras ansioso por descubrir el enigma que envuelve a la historia. La lectura habitual de libros supone adquirir conocimientos muy amplios. Quizá hoy en día comprar un libro es casi un lujo, pero existen bibliotecas o


también se puede pedir prespre tado. Yo propongo la idea de ini tercambiar libros, que ya no deseamos, como antiguamenantiguame te hacíamos multitud de niños con los cromos. Sería algo muy positivo como estrategia para la educación social y culcu tural. Virginia de la Calle (Acceso a la Universidad) Ilustraciones /www.google.es/imgres?imgurl=http://2.bp. blogspot.com/ :

10


Opinión

Diáspora; la fuga de cerebros España se presenta como un país rico en jóvenes científicos, altamente cualificados, que cada vez buscan más en el exterior una oportunidad de trabajar o de continuar su preparación. ¿Qué está pasando? ¿Nos quedaremos sin personal altamente cualificado para trabajar en nuestras empresas? En el siglo XX y XXI, siempre hemos escuchado hablar de la inmigración, del éxodo masivo. Este tipo de movimientos solía estar ocasionado por motivos religiosos, políticos y económicos. Pero en los últimos años, llama la atención en nuestro país un continuo hablar de que los jóvenes científicos tienen que marchar fuera para trabajar o para continuar con las investigaciones. Ello se debe a que, a pesar de que contamos con instalaciones altamente equipadas, no cuentan con los suficientes presupuestos para llevar a cabo sus proyectos. ¿Cómo es posible que nuestro

11

gobierno invierta tanto dinero en formar y en crear los laboratorios, y luego no cuente que hay que mantener los sueldos de los científicos y de los materiales que necesitan para su labor. Al final todos acabamos perdiendo: - Los padres, que se han sacrificado para pagar las carreras de sus hijos, y luego se encuentran que éstos se tienen que ir fuera para trabajar y vivir dignamente. La unidad familiar española se rompe. - El gobierno, que invierte en la educación con los impuestos que pagamos religiosamente todos los ciudadanos, y los éxitos los disfrutan otras empresas y países. - Los jóvenes científicos, que después de unos arduos años, se encuentran desmotivados por la situación laboral y personal que se les avecina,


puesto que la marcha de su país acarrea muchas consecuencias a nivel humano que no se contemplan en ningún lugar. Una planificación mejor de los presupuestos y, por supuesto, una integridad y honradez de nuestros dirigentes haría que nuestro país fuera una poten-

cia en primera línea en todos los aspectos: económico, político e intelectual. Debería hacer un apoyo a la pequeña y mediana empresa, lo cual fomentaría puestos de trabajo. También son necesarios más recortes en armamento y más apoyo a la industria y a la educación.

Eva María González Zambrana (Acceso a Universidad) Ilustraciones: www.google.es/imgres?imgurl=http://images.eldiario.es/

12


Opinión

Dichoso tabaco Quien crea que el tabaco no es perjudicial, que tire la primera piedra… Yo le podría rebatir uno a uno todos sus argumentos, dado que virtudes a día de hoy no tiene ninguna. Si bien es cierto que el dichoso tabaco está muy arraigado en la sociedad, desde tiempos inmemorables. Ello no implica que, a día de hoy, deba permanecer en nuestra sociedad. El tabaco mata, y no solo al fumador, pues si fuera así el problema ya estaría solucionado, dado que solo te destruiría si caes en esa droga. El problema está en que se puede uno sentir como en el típico expreso del antiguo oeste, y como si uno estuviera tomando tranquilamente un café en una terraza. Pero lo cierto es que las bocanadas no solo contaminan los pulmones y el oxigeno de su alrededor, sino los tuyos, los de tus hijos y todo el que se encuentre por el lugar. Pero si el “arma” que se usa resulta ser un habano, mejor paga la

cuenta, levántate, y vete a casa a ver Breaking Bad. El tabaco es un negocio, y si don dinero está de por medio… Poderoso caballero que no será aniquilado, ya que tiene fuertes aliados y no son precisamente ni el Cid, ni Sancho Panza. Más bien es el gobierno, que, también como las tabacaleras, no deja de llenar las arcas a costa de la salud de las personas. Y es que esto es un círculo; primero pagas al diablo para que te mate lentamente y luego posiblemente, con una seria afección, termines pagando a su aliado, por vivir, o vivir a duras penas. Mi única esperanza pasa porque se legalice la marihuana, y no soy fumador. Pero el caso es que al menos se ha demostrado científicamente que alguna virtud tiene. Y si no es así, al menos cuando nos contaminen unas risas nos echaremos... Raúl Blanco Martín (Acceso a Universidad)

13


Opinión

Animales domésticos y del espectáculo Los animales de compañía como “Mascotas”: perros, gatos, loros, periquitos, caballos, etc., pueden -gracias al adiestramiento o enseñanzas que recibe de su dueño- convertirse en un animal doméstico y/o casero. En cambio, los animales del espectáculo, suelen ser animales salvajes en cautividad y semidomesticados o domados, puesto que nunca pierden su condición salvaje por naturaleza, pues siempre estarán enjaulados o encadenados. Por cierto, también los gatos no pierden esa naturaleza salvaje, aunque es la mascota que más abunda en los hogares de todo el mundo. Desde mi punto de vista, el crear leyes prohibitivas cuando existen leyes que regulan y revisan, tanto, a las mascotas como a los animales del espectáculo, es irrisorio en el ca-

14

so del Mundo Circense. Se olvidan otros espectáculos: la Hípica, los Hipódromos con sus apuestas, el Mundo del Cine y la publicidad. Es importante no pasar por alto, el uso que se hace de los animales, sean salvajes o mascotas Vivimos en una sociedad donde tener una mascota se convirtió en una moda caprichosa y pasajera, además de masiva. Durante los años 80, hubo una moda o tendencia por poseer un animal en casa. Ya podía ser una serpiente, un pájaro exótico o sencillamente un gato o un perro. El gran error ha sido la mala educación que ha demostrado la sociedad; desde las clínicas veterinarias, pasando por las “Tiendas” de animales y por supuesto la Administración. La obligación de llevar un chip todos los animales, siempre fue bien acogida.


Pero no pueden considerarse otras conductas basadas en obligaciones administrativas como la solución para este problema. Me refiero a las personas que poseen mascotas y las sienten, cuidan y aman como a uno más de la familia. Hay personas que entienden la convivencia de animales y personas con la sociedad, de forma que su mascota no moleste o “rompa” la libertad de los demás; en referencia a los ataques de “mascotas” a personas o a otros animales. Puedo asegurar que disfrutar de la convivencia de una mascota ayuda y modifica la actitud de los dueños, aparte de que favorece a los animales. En cambio, existe una parte de la sociedad extravagante y/o elitista que puede tener en casa, como animal doméstico, a una pitón, tortugas, caimanes y hasta tigres… Este tipo de situaciones debería estar mejor regulado.. Volviendo a los Circos, es evidente que han entrado en decadencia desde hace bastantes años. El mundo circense dejó de ser el “Mayor Es-

15

pectáculo del Mundo”, a partir de que el público perdió interés en ver a dichos animales salvajes, y también a la aparición de otros espectáculos u otras formas de entender el entretenimiento. Los Circos se vaciaron de público y muchos desaparecieron, en parte, por no poder mantener dignamente a dichos animales. Así es que bastantes de ellos terminaron sus días en Zoológicos o en Parques de la Naturaleza. Conseguir comprar un animal exótico (que en realidad deja de ser una mascota o animal doméstico en cuanto recibe adiestramiento) es bastante fácil. Rellenando impresos y pagando alguna tasa para su control, puedes tener en tu casa desde 250 arañas y tarántulas de todos los continentes del mundo, hasta tres tigres enjaulados en una finca de Córdoba. Las personas que tienen a su cargo este tipo de animales, sacan un beneficio económico sustancial; el que posee arañas también las cría y las vende; el dueño de los tristes tigres enjaulados te cobra una pequeña cantidad, por solo


verlos y no muy de cerca. Pero el caso es que los riesgos no los tiene ni calculados, ni asegurados. Lo que ocurre es que estas personas propietarias se aprovechan de ciertas “lagunas jurídicas”. Al no ser esta posesión tan espectacular y tan fácil de atacar como los Circos, parece que los propietarios no son tan vulnerables legalmente. Insisto en compararlo con el mundo circense, al cual adoro. El Mundo circense, ha sobrevivido hasta nuestros días; adaptándose como pocos, a los tiempos, con mucho esfuerzo, arriesgando ahorros de toda una vida o al obligado pago de créditos. Pero, sobre todo, subsisten gracias a una gran dosis de creatividad. Es cierto que obtienen poca recompensa desde el punto de vista económico, pero en cambio obtienen una recompensa gracias al aplauso y gratitud del público que asiste a sus espectáculos. Por otro lado, existe otro mundo del espectáculo donde nadie mira y todos vemos: el mundo del cine y la T.V., donde se encuentra la publicidad y donde se utilizan muchas veces animales. Y también existen las competiciones hípicas,

las carreras de caballos y de galgos. Es algo que desanima y crea gran impotencia, el saber y comprobar cómo la propia Administración se contradice. Pero también podemos ver que los defensores de los animales más radicales enturbian practicando la demagogia, dando importancia a unas cosas sí y a otras, no tanto. Y por ahí podemos entrar en el mundo de la Tauromaquia. Es un problema de costumbres, tradiciones, modas, ideologías y por supuesto un problema socio-económico. La mala educación de las personas o su falta de escrúpulos, que no tienen por qué ir unidas, son el principio del problema y parte de la solución. La sociedad o parte de ella debe cambiar o re-educarse. La doble moral existente – sobre todo en su sentido conceptual- tampoco ayuda a cambiar. Deben ser la Administración y la ciudadanía las que se responsabilicen de llegar al siglo XXI con maneras y costumbres no tan decepcionantes. David Álvarez Carrasco (Acceso a Universidad)

Ilustraciones: http://www.fotocommunity.es http://www.google.es/imgres?imgurl=http

16


Nuestros talleres

Dibujo y pintura Se ha presentado una exposición del taller de pintura

Siguiendo con nuestro recorrido por los diferentes talleres del Centro, hoy hemos recalado en uno de los de más reciente creación: Dibujo y Pintura. Subimos hasta la última planta y en el aula dedicada habitualmente al Programa Mentor, encontramos a Pedro Martínez con un grupo de talleres, que trabaja y se concentra en torno a un ejercicio de dibujo. Son las 4,20 minutos de un miércoles. Pedro nos expone las características y peculiaridades del curso que imparte: “Este taller lo inauguramos en el curso anterior. En realidad, puede entenderse como la continuación de otro similar que impartían otros compañeros, bajo el título de Expresión Plástica. Está orientado al alumnado de niveles iniciales. Pero ocurre que si no se

17

cubren todas las plazas, se pueden integrar alumnos de otras enseñanzas”. El aula está bien dotada; tiene varios equipos informáticos, más proyector-cañón. Pedro tiene una amplia experiencia en educación de adultos; lleva muchos años impartiendo docencia en Iniciales y es, además, el responsable del Proyecto Mentor. En el aula se encuentran trabajando en ese momento seis alumnas y un solo alumno, pero la matrícula llega hasta los doce alumnos.“No se exige ninguna habilidad o preparación previa para ingresar en el curso. Lo que se pretende –sigue informándonos Pedro- es que el alumnado adquiera una cierta destreza en el dibujo y la creación plástica. Es un curso eminente-


mente práctico, pero naturalmente se intenta impartir algunos conceptos y técnicas que resultan básicos en una actividad como esta. Lo ideal sería que, al final del curso, los que participan en el taller pudieran llegar a apreciar y valorar la expresión artística en toda su dimensión. En realidad, ellos mismos van a ser los creadores de sus propias realizaciones y cuadros”. En efecto, durante los pasados días de setiembre y octubre hemos tenido ocasión de comprobar el trabajo y el proceso de elaboración que han seguido los alumnos de Pedro durante el año pasado: bocetos, dibujos, ensayos, cuadros… Todo ello ha estado expuesto en el pasillo central del Cepa, y desde luego hemos podido comprobar que el curso pasado ha estado bien aprovechado y bien repleto de obras y trabajos. Justamente en estas primeras semanas del curso, se están trabajando técnicas de trazado y dibujo de figuras geométricas, con escuadra y con medidas prefijadas. “Se trata de ir paso a paso, e ir practicando las técnicas más elementales. El concepto del volumen es básico; así que pretendemos que adquieran la mayor destreza posible con este tipo de prácticas. También resulta esencial practi-

18

car las perspectivas con uno o dos puntos de fuga. Luego, más tarde, vendrán los dibujos con carboncillo, a través de modelos o formas que hay que ensombrecer convenientemente”. Entretanto, Pedro y alguna de las alumnas nos van enseñando algunos dibujos hechos a carboncillo el curso anterior. Los modelos iniciales los toman de fotografías realizadas al natural, a las que se les elimina el color y se muestran como si fuera un boceto básico,con cuadrícula incluida. Todo está preparado con mucho rigor para que los alumnos vayan aprendiendo las técnicas más elementales. Continuamos conversando con Pedro Martínez: “En el tercer trimestre será ya cuando se llegue a la pintura con témpera y óleo. El año pasado, el motivo principal y el trabajo final consistieron en pintar una marina… En realidad, muchas de las clases y técnicas que expongo en el aula las tomo de mi experiencia y formación personal, pero también aplico las enseñanzas que nos daban en la Escuela de Magisterio. En lo que se refiere a plástica y dibujo, era una enseñanza bastante completa”. Aparte de las clases en el aula, el profesor ha elaborado un completo dosier en su blog personal (pedromartinezbarreda.blospot.com). Allí se pueden seguir, paso a paso,


las técnicas de dibujo y pintura, que son un complemento ideal a las tareas lectivas en el aula. Esta herramienta constituye también un canal muy efectivo para la comunicación entre el profesor y el alumnado. Pues después de esta agradable conversación, les dejamos a todos ellos enfrascados en sus dibujos, diseños y trabajos. Se está ya fraguando otra buena muestra pictórica y artística para final de curso.

19

Así que quedamos emplazados para observar los progresos de este grupo de alumnos, que se reúnen todas las semanas en lo más alto del viejo caserón del Cepa Muchas gracias y mucho arte.


Hoy hablamos con…

Roberto Río; lector 1000 La Biblioteca alcanza un récord de usuarios De vez en cuando se producen ocasiones muy especiales en la vida de un Centro. Y suele ocurrir cuando se consigue una marca o un hito que se considera singular e importante. Esta vez ese acontecimiento lleva una cifra y un número redondo: 1000. La Biblioteca alcanza el millar de lectores y no ha querido dejar pasar la ocasión sin hacer algún tipo de celebración por muy modesta que sea. En realidad, era algo previsible. Hace tiempo que se preveía que iba a llegar ese momento tan señalado. Más de un alumno y profesor llevaban un tiempo haciendo cábalas, echando cálculos, previsiones y cuadrando datos a toda prisa. La expectación era innegable en la planta baja del Cepa. Los cálculos se iban desgranando en forma de dígitos y en un goteo lento pero constante. Empezamos el curso con una marca: 985. A partir de aquí fueron cayendo los números y carnets uno a uno. La suerte y el azar han querido que sea un alumno de 2º ESPA el “afortunado” de una lotería que no lleva premio ni ganancias; tan solo un carnet de Biblioteca y el acceso a cerca de 10.000 materiales catalogados. La ruleta dejó de girar el viernes 8 de noviembre por la mañana. Podemos dar fe de que el agraciado alumno no cabía en sí de gozo y de alegría; casi como si se hubiera tratado del “gordo” navideño… En fin; que no hemos podido por menos de invitar al afortunado a que pasara un rato en la redacción de ANAQUEL, antes del pequeño acto protocolario. Estas son las palabras de un hombre a quien la suerte le ha sonreído… Roberto; para empezar nos gustaría que te presentaras a los lectores de ANAQUEL; ¿Qué estudios haces? ¿Por qué has elegido el CEPA? ¿Qué perspectivas tienes cuando se acaben tus estudios? Estoy estudiando 2º de ESPA. Escogí este Centró por su proximidad a mi casa. Creo que puedo tener más oportunidades laborables si consigo el título de Graduado en Secundaria.

20


La suerte ha hecho que tú hayas logrado el carnet nº. 1000 de nuestra Biblioteca. Sabemos que para celebrar este acontecimiento has elegido un libro e E. A. Poe. ¿Por alguna razón especial? ¿Ya conocías a este autor? ¿Qué es lo que te llama la atención en él? Me gusta Poe. Su manera de ver la vida es muy característica y personal. Así que puede que me gusten sus relatos.

Roberto, con algunos de sus compañeros de 2º ESPA

¿Tú crees en la suerte? Creo en algo llamado suerte. Pero, sobre todo, creo en algo que se llama esfuerzo. Tú te haces tu propia suerte trabajando y esforzándote un poco cada día.

¿Cuál es el género narrativo que más te gusta: policíaco, intriga, terror, aventuras, romántico...? No podría decirte uno en particular. Todos los géneros tienen apasionantes historias, por ello no me podría decantar por uno.

21


¿Puedes decirnos el título de alguna obra que hayas leído últimamente? Paraíso inhabilitado de Ana María Matute.

¿Y qué nos dices de la escritura? ¿Escribes habitualmente? ¿Has escrito alguna vez algo creativo: relato, poesía, guiones...?

Roberto recibe una edición de E. A. Poe, de manos de la profesora Yolanda Pérez

Tengo algo… Pero debo madurarlo más antes de darlo a conocer.

¿Por qué crees que muchos jóvenes no tienen el hábito de leer? Creo que leer es un hábito, y como hábito conlleva un esfuerzo. Eso no le gusta a todo el mundo.

¿Es cierto que una imagen vale más que mil palabras?

22


Sí; creo que muchas veces resulta cierto. Pero leer es otra dimensión; te transporta a mundos imaginarios más intensos. Por tanto, no resultan incompatibles.

¿Qué piensas del libro electrónico? ¿Crees que habrá algún día en que desaparezca el libro de papel? Los libros electrónicos son un gran avance, ya que gracias a ellos la lectura es más accesible a todo el mundo. Pero también digo que los libros tradicionales tienen su encantó. No creo que los sustituyan; pienso que todo tiene su lugar.

Decía Joseph Roux que todos los libros podían dividirse en dos clases; libros del momento y libros de todo momento. ¿Qué te parece que quiso decir? Pienso que quiere decir que hay libros que están de moda y otros que son atemporales. En ese caso da igual cuando sé lean; siempre gustan.

Bien, Roberto; no queremos cansarte más. Te damos la enhorabuena por el carnet y te deseamos que pases un buen rato leyendo a Poe. ¡Ah...! No te olvides que nos has prometido hacer un pequeño comentario sobre la obra. Seguro que los lectores de ANAQUEL tendrán curiosidad por saber cómo te ha ido con el libro.

23


Visto y oído

Mi afición, buscar fósiles Voy a empezar comentándoos mi afición y su origen. A mí me toco nacer en un medio rural, en el cual los libros escaseaban; los amigos y la tele también. Básicamente lo único que teníamos para entretenernos era el trabajo que hacíamos, mientras ayudábamos y acompañábamos a nuestros padres. Soy del Real Valle de Valderredible, situado al sur de Cantabria y muy conocido por sus patatas. Lo cierto es que, a día de hoy, no son tantas las que se siembran, pues la agricultura y la ganadería en este valle han cambiado bastante en treinta años. Cuando digo que los libros escaseaban no es porque no les hubiera, pues tener sí que había en la escuela, pero a ver quién se atrevía a coger uno y llevárselo para su casa a leerlo… Pudiera ser que te acusaran de querer apropiártelo. Así es que permanecieron intactos durante años, hasta que un día desaparecieron. Los amigos no existían; los niños del pueblo eran mis hermanos, primos y si acaso un niño más. La tele existía aunque en mi casa eran estrictos y solo nos dejaban ver las noticias y alguna película.

24

Mi afición comienza en verano junto a una prima. Yo tenía como unos doce años. Empezamos a descubrir los fósiles cuando subíamos a la meseta de la Lora. Íbamos en el tractor con mi padre, y como la carretera estaba construida con la misma tierra de la montaña, cada vez que subía un tractor o coche iban quedando al descubierto estas maravillas del pasado. Siempre que mi padre veía alguno, nos decía: “Mirad, ahí tenéis un fósil”. Entonces, nosotras bajábamos rápidamente. Un día, al mediodía, en vez de quedarnos en el pueblo, se nos ocurrió ir a buscarlos. Al principio los cogíamos en la subida a la Lora; en concreto en Cascajares, que está a dos kilómetros de distancia de Rebollar, mi pueblo. A plena testera, un día tras otro nos íbamos andando, y felices, a ver si encontrábamos una mínima marca en una piedra que nos pareciera que era un fósil. Íbamos recogiendo todo lo que encontrábamos por insignificante o pequeño que fuera; todo nos valía. Almacenamos en una maleta, que guardábamos en el desván.


Recuerdo un día que vino mi padre y nos dio dos fósiles ya grandes y con una forma muy bonita; todavía los guardo un gran cariño. A día de hoy, uno de ellos es mi favorito. Se trata de un gusano enroscado. Aquí finaliza mi primera etapa y contacto con el mundo de la geología. Pasaron aproximadamente unos veintisiete años, hasta que yo volviera a recobrar mi afición. Pero esta vez en solitario; primero fue el trabajo quien me aparto de ello y luego curiosamente fue la falta de trabajo, por lo cual volví a ello. Todos los veranos voy a mi pueblo, me levanto y bajo a ayudar en la ganadería. Después ya me encargo de buscar un hueco para marcharme a hacer lo que tanto me gusta. Es tal el interés que tengo que, por medio de un hermano, me ha puesto en contacto con un agricultor de un pueblo de Burgos que tiene esta misma afición. El primer día que subí a Hoyos del Tozo fue un doce de agosto del dos mil diez. Me llevé conmigo a mi marido, mi hija y dos sobrinas. Recorrimos las tierras sin encontrar nada, y para ellas fue un día horrible; en especial para mi hija, que celebraba precisamente su cumpleaños. Luego nos fuimos a casa del agricultor (Florencio); me enseñó su colección; me indicó por dónde podría encontrar más fósiles y finalmente me regaló

25

unos cuantos. Recuerdo su cara y su sonrisa al ver la ilusión que me hizo. A pesar de aquel día un tanto frustrante, no me di por vencida. Cada vez que piso el pueblo, yo me voy a recorrer la Lora y a ver si hay suerte y encuentro alguno. En este tiempo ha llegado a mis manos alguno que merezca la pena; me puedo pasar tranquilamente cinco o seis horas seguidas buscándolos. Un día quedé con Florencio y nos fuimos camino de Burgos. Antes de llegar a Poza de la Sal, me explicó un poco acerca de todos los fósiles que íbamos cogiendo. Me llevé la sorpresa de tener en casa un fósil de navaja que yo había cogido, sin saberlo ya que me pareció una piedra muy bonita y distinta. Tengo que reconocer que tengo un verdadero pique por buscarlos. Ciertamente ahora ya no “engaño” a nadie para que me acompañe. Me da igual ir sola. Cojo el coche y voy donde se tercie. El tipo de fósiles recogidos pertenecen a la época jurásica. Los que yo he encontrado hasta el momento son: Distintos tipos de caracoles, caracolas, bivalvos (mejillones por una sola cara y completos, distintas clases de almejas), corales, colmillos, tres tipos de erizos, hojas, trozos de árboles, huesos, fósil de navajas, puntillas, gusa-


nos, algunos en relieve y otros en bajorrelieve. La Lora tiene una altitud de mil metros sobre el nivel del mar, y casi todos estos fósiles son del mundo marino, la gente de la zona me recalca que todas estas tierras estaban cubiertas de agua. Finalmente os digo algunas anécdotas que yo viví. Llego al pueblo de San Andrés de Paredes, en donde había caído mucha lluvia. Pregunto dónde puedo buscar fósiles y un señor me responde: “Chica, pero tu estas bien… Venir hoy a buscar fósiles…” Yo ni corta ni perezosa le digo que sí; que ya estoy viendo que ha llovido mucho pero que en Rebollar no había caído ni gota. El buen hombre me indica por dónde puedo buscarlos, pero me añade que para qué los quiero; que si voy a hacer como su nieta: hoy cogerlos y

mañana tirarlos. Entonces, le expliqué que no; que hacia colección de ellos. Allá va otra historia curiosa: Inma baja de la Lora con sus fósiles; los saca, los pone encima de la mesa y los enseña a toda la familia. Los miran; “¡Qué bonito, que feo, que grande, que pequeño…!”. Pero ahora ya no cuela, y me dicen: “Anda, coge tus piedras y llévatelas a tu habitación”. En esta afición, como en tantas otras, no todos los días son alegrías. A veces te pasas muchas horas andando y no encuentras nada que merezca la pena. Pero la afición sigue a pesar de los contratiempos. Es una buena manera de interesarse por los tesoros que guarda la tierra. y por los seres que vivieron hace miles de años.

INMA AMIGO (Preparación G.E.S.)

26


Rincón literario

LA ESTRELLA QUE NO BRILLÓ

Todo empezó un día como otro cualquiera, en un lugar del bosque, una noche tormentosa. Fuimos todos a refugiarnos en las cuevas de las montañas, donde siempre íbamos cuando llovía. Yo era un tierno jabalí con ganas de sentir el amor y la pasión de una jabalina que me volvía loco. Con gran astucia me acerqué a ella para oler su gran aroma de hembra. No hice más que acercarme y la bestia se me echó encima. Intenté defenderme con las pezuñas y los dientes, pero era más fuerte que yo y no podía ni moverme; me dejó para el arrastre. El jefe de la manada me ordenó que me alejara del lugar, por perder ante una hembra. Allí ya no pintaba nada. Con pena dejé a mi familia y amigos; me fui con el rabo entre las piernas. “¡Qué fracaso!” -repetía una y otra vez- “¿Qué será ahora de mí?; un alma en pena, sin fuerza, sin protección…” Caminé durante horas sin rumbo. De pronto, oí un sonido a lo lejos, me fui acercando y….¡qué ven mis ojos!, ¡un cachorro de hombre! Mil ideas rondaban mi cabeza: “Me lo como, paso de él, ¿le mato?...” Estas cosas pensaba, cuando de repente, se me acerca y me abraza. Me quedé de piedra; ¿qué hago con el cachorro?. De cualquier forma lo primero será darle de comer. Como no sabía nada le pregunté al búho y él me contestó que debía darle leche. Ni siquiera sabía de dónde sacarla. Él me comento que cerca de allí había una loba que había tenido cachorros y que seguro que allí conseguiría la leche.

27


Junto con el cachorro, me puse en camino, cuando encontré a la loba, le conté toda la historia. Al principio estaba un poco reacia, pero miró al cachorro (¡era tan bonito y tenía tanta hambre!) Así que decidió darle de mamar. Se quedó dormido y como hacía frío me acurruqué a su lado, para darle calor. ¡Nunca había sentido tanta ternura por un ser que no fuese de mi especie!. Nos despertó un ciervo, estaba desconcertado y me pregunto: - ¿Por qué tienes a ese bebé? Sus padres, unos campesinos de la aldea, le andan buscando; ¡están muy preocupados!. Al escucharlo, me di cuenta de que su familia le echaría de menos y que tenía que devolvérselo, pero por otro lado, pensaba en lo bonito que era; ¡tan rubio! y ¡me hacía tanta compañía….! Finalmente, hice lo que tenía que hacer: coloqué al bebé cerca de la aldea, debajo de un árbol, y enseguida lo encontró un campesino: ¡El niño está aquí!, ¡el niño está aquí!, ¡lo he encontrado!. Se llevaron al bebé a la aldea. Todos comentaban que se veía al bebé bien alimentado. No lloraba, ni quería comer. ¡Pobre de mí, qué solo me he quedado, qué tristeza más grande!, decía entre sollozos el jabalí. Pasaron años y años. Una mañana veraniega, cuando iba paseando por la orilla del río, oí detrás de los matorrales a un hombre. En sus manos cargaba un fusil. Enfurecido, le ataqué con todas mis fuerzas. Atrapado entre mis pezuñas, me di cuenta, mirándole a los ojos, de que era el cachorro humano, convertido ya en todo un hombre. Me quedé paralizado por la sorpresa y entonces el hombre cargó su fusil y… ¡pum!, disparó sin piedad su arma. LUCÍA TALLEDO DELGADO (M. 2 ESPA)

28


La hora veinticuatro de mi vida Las gotas del gotero parece que caigan despacio, pero cuando te quieres dar cuenta suena la alarma que indica que la botella está llegando a su fin. Me llamo Tomás, tengo noventa y dos años y estoy llegando al fin de mi gotero. Pronto voy a morir. La familia, los amigos, conocidos y acompañantes, acudirán muy solemnes a mi entierro. ¡Qué cosas más curiosas se dicen en estos casos!: -Era ya mayor”; era ley de vida….” Total el pobre ya solo estaba sufriendo. Ha descansado”. ¿Ha descansado? El que descansa se recupera y vuelve a vivir. El que muere deja de existir. Morir, tengas 92 ó 102 años es un drama. Todos tenemos que morir, pero no deja de ser el gran drama de la vida. Seguro que habrá desgracias que pueden ser peores que morirse, pero morirse no deja de ser el gran drama ¡y el último! -Morir joven es un robo, morir viejo es ley de vida; ¡pero no me digas que me lo tome con resignación! Me lo tomo con rebeldía, vamos ¡me lo tomo como me da la gana! Entra la enfermera a cambiarme el gotero. -Tomás qué bien le veo hoy. ¡Mentirosa! sabes de sobra que me estoy muriendo. Porque ya no puedo hablar, si no te iba yo a contestar bien, ¡bien contestada! A ratos cierro los ojos y vuelvo a tener veinte años; era grande, algo chulín, no voy a decir lo contrario, pero grande. Las chicas se morían por mis huesitos, jaja… -Tomás, le dejo con su hija, que ya ha llegado. Mi hija, una preciosa niña de apenas cinco años, pelo de oro y el cielo en sus ojos. Es feliz en su triciclo. -¡Hola papá! -¿Quién es esa señora canosa y de vista cansada? Cierro los ojos y veo otra vez a mi niña. El tiempo pasa también para los hijos. Me coloca la cama con delicadeza mientras me dice que va a venir mi hermano Manuel. Manuel, ¡qué pesado el hermano cura que tengo! “Tomás, tienes que creer en Dios. Dios tiene que ser tu consuelo”. Siempre me decía lo mismo. -“Habrá que creer en Dios si piensas que puede existir, creer por consuelo es absurdo”.

29


Carmen, mi hija, me da la mano, Manuel permanece al otro lado de la cama. Llega el final de la hora veinticuatro de mi vida ¿qué más deseo en estos momentos que estar rodeado de las personas que más quiero?, ¡vivir! Pero…. sé que eso no es posible. Poco a poco me relajo Noto que la luz de la vida Se va apagando despacio muy despacio. Ya todo terminó

.

Una luz cegadora parece que me despierta. La veo, pero ya no con los ojos, pues estoy liberado de mi cuerpo, Una voz que me llama; ¡Tomás, Tomás acércate a mí! Me acerco, sabiendo que lo que me espera va a ser mucho mejor que lo vivido. Al final, el cura tenía razón. JOSÉ L.GUTIÉRREZ MARTÍN (M. 2º- ESPA) Ilustración: Gemma Cubilllos (Acceso CC FF Grado Superior)

30


Pepe y sus dos amores Se llamaba Pepe. Hombre de mediana estatura, afable, amigo de sus amigos (según contaban los que le conocían), currante, juerguista y una persona que tiene malas pulgas (a pesar de que no lo aparentaba.) Sus dos grandes amores: María y Pilar. Pilar era su amor tardío; se conocían desde niños, Mujer bella, esbelta, con largos cabellos negros, ojos negros como el azabache, boca pequeña y pechos abundantes. Pepe y Pilar, vivían en un entorno idílico, rodeados de siete lagunas unidas entre si por cascadas, envueltas entre montañas recubiertas de impresionantes encinas y pinares centenarios. El lugar se llamaba Ruidera. Pepe era una persona desarraigada de su tierra. Desde muy joven, por motivos laborables. Su aventura y odisea comienza al regresar a su ciudad natal tras seis largos años de ausencia, aprovechando un permiso militar, Sus pensamiento durante el trayecto a su ciudad, era volver a encontrase con su familia y amigos. Amigos con los que compartió sueños, sobre grandes viajes por el mundo; todos juntos tenían ilusiones por vivir una vida feliz en ese paraje inolvidable como es la comarca de Ruidera Lo primero que vio nada más descender del autobús fue una mujer que le deslumbro “como un rayo de sol que entra por la ventana, en una cálida mañana de primavera”. Él intentó disimular su interés por la dama, pero, para su asombro, cuando se disponía a marchar hacia la casa de un familiar, una voz sonó, como salida del cielo: “Pepe, Pepe; ¿es que no saludas a las amigas?”. Girándose y con disimulo, pidió disculpas. Ella le recordó su nombre: “Pilar”, y tras unos minutos de charla recordando viejos tiempos de buena amistad -ya que ella estaba esperando a una amigas- pasaron a la cafetería de la estación a esperar. Tras su llegada, y hechas las presentaciones, tomaron unas cervezas bien frías, pues era un caluroso día del mes de agosto, con treinta y cinco grados y subiendo “la temperatura de Pepe”. Un hasta luego a las amigas y por fin solos. Loco pasear por recuerdos de una infancia feliz con ella y los amigos que tenían en común. Pepe se olvido por completo del motivo de su viaje. Fue noche larga, con pensamientos de un hombre enamorado. Noche larga soñando con su negra melena, sus ojos color azabache, su voz suave y sensual… Los días que transcurrieron hasta su partida hacia Zaragoza, algo indescriptible; una dulce locura, viviendo en una nube de ensueño. Visitó familiares y amigos, pero él no estaba con ellos; estaba con su gran amor: “Pilar”.

31


Tras su marcha, sufrió un infierno interminable. Estaba de mal humor: pensamientos de deserción, días de calabozo… Todo por su gran amor: “Pilar”. Terminado su tiempo en el ejército, su primera parada, fue en la puerta de su amada. Él volvió a vivir en su ciudad, junto a Pilar desde el primer día; un sueño hecho realidad. Tenía su trabajo fuera de la ciudad, lo cual le acarreaba el inconveniente de tener que desplazarse todos los días, haciendo insoportable la separación de su amada. Muchos años felices, los cuales se vieron recompensados, con unos de esos sueños compartidos con amigos: ser padre. Ella le dio lo mejor que le podía ofrecer, un retoño, “su sol, su vida”… Rosa. Tras este feliz acontecimiento, Pilar cambio. Pasó a ser una persona malhumorada, distante, fría, obsesionada con ese ser maravilloso, fruto de su gran amor, frustrado y desencantado con la vida por lo que acontecía… Se fue alejando de ellas, hasta desaparecer. Cambió de trabajo y se trasladó a otra ciudad. Alejado de su amada, empieza su odisea particular; un largo deambular, de trabajo en trabajo, de problema en problema, un largo deambular, por este mundo infernal. En uno de esos lugares, paseando, en una noche oscura y fría, absorto en sus pensamientos, sus pasos le llevarían a un callejón oscuro. Solo se veía un luminoso que decía “BAR MARIA”, María, su primer amor; “María, mi dulce María”. Entró en el local pensando que encontraría a María. Nadie en las mesas, ni en la barra, tampoco María; solo un camarero regordete con ojos saltones y mirada desafiante, cigarro en boca y voz ronca. Tras varios tragos y una charla con dicho sujeto, alzó la vista del vaso y allí estaba, “María, mi dulce María.”... bonitas curvas, besos dulces y de buen paladar. Noche larga y fría tras ver a María. Nada más que decir de ella, pues es una botella. Su despertar amargo, cama dura, celda fría; es lo que María quería. “María, mi dulce María, mi ruina”. Tras muchos años con María, deambulando por este mundo infernal, María hizo de las suyas, terminando con la poca vida que a Pepe le quedaba. Solo, un mal despertar en un hospital; a eso le llevo su primer amor. “María, mi ruina, mi dolor”. Sus pensamientos volvieron a recordar, a su gran amor Pilar y a la pequeña Rosa. Años interminables sin verlas, por culpa de “María, mi ruina, mi dolor”. Con el tiempo, regresó a ver a su amada, pero ella, como bienvenida, solo le dijo estas palabras: “Aquí ya no vive tu gran amor, se marchó a

32


otro lugar, vuelve con tu primer amor, vuelve con María, tu dulce María, tu ruina,” Pepe marcho a otro lugar, a intentar olvidar a su gran amor “Pilar”

JOSE MARÍA DOMINGUEZ (M. 2º ESPA)

33


34

Anaquel n 8 diciembre 2013  
Anaquel n 8 diciembre 2013  
Advertisement