Page 34

EL PULSO DE LA PALABRA

E

s claro y patente, en los momentos actuales, que intentar controlar el uso de los móviles en niños y jóvenes, es arar

en el mar. Pero no por ello debemos cejar en el intento; quizá uno de las mejores maneras de controlar su uso sea la de plantear dicho uso como premio o recompensa por logros alcanzados. De la misma manera, se podría restringir como castigo, cuando se evidencien fallos en la continuidad del esfuerzo o por incumplimiento

o

transgresiones

a

las normas establecidas. Carlos Fernández

* * *

U

n niño de diez

años puede realizar muchos juegos y actividades sin tener que llegar a utilizar el móvil. Este aparato, mal utilizado, puede servir para acceder a aplicaciones no autorizadas o recomendables. Las medidas que los padres pueden acometer deberían centrarse en la limitación de la edad de acceso de los hijos. Creo que este acceso libre nunca debería estar antes de los dieciséis años.

34

Profile for ascanio

Anaquel 20 marzo 2018  

Anaquel 20 marzo 2018  

Profile for ascn
Advertisement