Page 14

Ciertamente, algunas formas de discapacidad presentan mayores dificultades que otras para ver crecer de una manera más o menos espontánea las habilidades sociales. En tanto en cuanto la discapacidad intelectual significa una merma en la capacidad adaptativa –es decir, el análisis de situación, la selección de la mejor solución, el aprendizaje inmediato a partir de una buena o mala experiencia- se hace preciso ofrecer el aprendizaje de un proceso tempranamente iniciado, convenientemente sistematizado y ricamente dotado para que, desde las primeras edades, el niño con discapacidad intelectual conozca y crezca en un ambiente que cultive su desarrollo en habilidades sociales. Porque las habilidades sociales, íntimamente introducidas, sinceramente comprendidas y, sobre todo, plenamente vividas van a ser sus grandes recursos para mejorar su capacidad adaptativa; y consiguientemente, para facilitar la aceptación y la convivencia en sociedad.

Ello exige, ciertamente, conocer y poner en práctica un programa de habilidades sociales que tenga muy en cuenta las características de los niños y jóvenes con discapacidad intelectual; algunas de sus cualidades pueden facilitar la adquisición de estas habilidades, pero otras las pueden dificultar. Seguir un programa significa, primero, reconocer su necesidad y, después, aplicar una sistemática y una pedagogía que se adapte exigentemente a las realidades vividas de una persona concreta. Pero la experiencia nos dice que cuando familia y escuela analizan conjuntamente la personalidad del niño o del joven, sus cualidades, necesidades y carencias consiguen cincelar y enriquecer la capacidad de convivencia.

Comprobar, por tanto, cómo un equipo de profesionales ha captado esa necesidad imperiosa y, a partir de un estudio de campo, ha desarrollado un programa de ofrecimiento y vivencia de aprendizajes de habilidades sociales para niños con discapacidad intelectual, ha sido un hallazgo feliz y enormemente gratificante. El equipo liderado por Lola Izuzquiza y Raquel Ruiz, del Colegio María Corredentora, ha elaborado un trabajo de exquisita finura. No se limita a dar “recetas”. Valora la razón y el fondo que subyacen en cada una de las habilidades sociales que analiza, para destacar su rico contenido desde una perspectiva

14

HHSS. Down  

habilidades sociais

HHSS. Down  

habilidades sociais

Advertisement