Page 102

En la misma medida que las actitudes pasivas requieren una gran atención por parte de los adultos, las conductas agresivas también la precisan con la misma intensidad.

Aunque parezca obvio, los niños tienen que comprender que si desean que los demás les respeten, deben respetarlos de igual forma. Por tanto, la utilización de la fuerza física debe ser erradicada de su repertorio conductual.

Para enseñar a los niños a defender sus derechos sin manifestar conductas agresivas, es necesario que tengáis presente los siguientes principios relacionados con las habilidades de solución de problemas interpersonales que trabajarán en edades posteriores:

Cuando observéis que vuestro hijo utiliza la fuerza física con otro niño, no le reprendáis con violencia, no os olvidéis que sois sus modelos principales. Por tanto, no hagáis lo que no queréis que hagan ellos. Dadle las indicaciones necesarias para que finalice la disputa con un semblante serio pero en un tono de voz normal. Jamás utilicéis con ellos la fuerza física, resultaría un contrasentido que no beneficia en absoluto el aprendizaje de una conducta asertiva. Inmediatamente hay que reflexionar con los implicados sobre el mejor modo de solucionar el problema. Para ello, tienen que explicar primeramente la causa de la pelea y, posteriormente, con la ayuda del adulto, plantear las posibles soluciones. Llevar a la práctica la solución elegida.

102

HHSS. Down  

habilidades sociais

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you