Page 1

DIGITAL

6 de octubre de 2013 Nツコ 1029 窶「 Aテ前 XXI

A LAS PERIFERIAS EXISTENCIALES

CULTOS A LA VIRGEN DEL ROSARIO CARTA TRAS UN SECUESTRO

1

Semanario de las Iglesias de Granada y Guadix-Baza


vozdelPapa

“Ser catequista es una vocación” Congreso Internacional Miles de participantes en el Congreso Internacional sobre la Catequesis, celebrado en Roma a finales del mes de septiembre, escucharon al Papa decir que “ser catequista” es una vocación y no un trabajo.

el testimonio. Ser catequista significa dar testimonio de la fe; ser coherente con la propia vida. Y esto no es fácil. ¡No es fácil! Nosotros ayudamos, nosotros guiamos hacia el encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio.

Ayudar a los niños, a los muchachos, a los jóvenes, a los adultos a conocer y a amar cada vez más al Señor, es una de las aventuras educativas más bellas, ¡se construye la Iglesia! ¡“Ser” catequistas! No trabajar como catequistas, ¡eh! ¡Eso no sirve! Yo trabajo como catequista porque me gusta enseñar... pero tú no eres catequista, ¡no sirve! ¡No serás fecundo! ¡No serás fecunda!

Me gusta recordar aquello que San Francisco de Asís decía a sus frailes: “Prediquen siempre el Evangelio y si fuese necesario también con las palabras”.

Catequista es una vocación: “ser catequista”, esa es la vocación; no trabajar como catequista. Entiendan bien, no he dicho “hacer” el catequista, sino “serlo”, porque envuelve la vida. Se guía al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio. Recuerden aquello que Benedicto XVI nos ha dicho: “la Iglesia no crece por proselitismo. Crece por atracción”. Y eso que atrae es

2

Pero antes el testimonio: que la gente vea en sus vidas el Evangelio, pueda leer el Evangelio. Y “ser” catequistas requiere amor, amor a Cristo cada vez más fuerte, amor a su pueblo santo. Y este amor no se compra en las tiendas; no se compra ni siquiera aquí en Roma. ¡Este amor viene de Cristo! ¡Es un regalo de Cristo! ¡Es un regalo de Cristo! Y si viene de Cristo parte de Cristo y nosotros debemos volver a partir desde Cristo, de este amor que nos da. Para un catequista, para ustedes, también para mí, porque también yo soy catequista.


Editorial

Francisco y las periferias existenciales…. Han pasado seis meses desde que el Santo Padre Francisco relevara al Papa emérito Benedicto XVI en la Silla de Pedro para guiar la barca que es la Iglesia. La elección trajo un Papa desde el otro lado del Atlántico; su cercanía y sencillez con las personas han despertado la curiosidad de muchos, cristianos y no cristianos, que buscan renovar su fe cada día o encontrarse con aquella que un día dejaron, relegaron o sencillamente no encontraron. La personalidad afable y natural del Papa Francisco ha sido un aliciente para que algunos piensen que la Iglesia “se moderniza”, típico tópico de quienes no atisban que la Iglesia somos todos los bautizados que vivimos de Cristo y lo testimoniamos al mundo, porque el cristianismo no es un estilo de vida, sino la vida misma. La Iglesia es mucho más que la personalidad de los hijos de Dios; por eso, no hay diferencia entre el Papa emérito Benedicto XVI y el Papa Francisco, porque cada uno con su temperamento y personalidad, dones del Señor, ha servido a la Iglesia y ha amado al Señor con corazón sincero. Por eso, el gesto libre del Papa emérito sigue siendo un testimonio cierto de que quien guía la barca es el Señor y no el Santo Padre. Por su parte, Francisco con su carácter extrovertido y cercano nos está enseñando, con su propia vida, a estar allí donde se nos necesita, a mirar a la otra

persona por su condición de hijo de Dios y a vivir de lo que sacia nuestro corazón, que es Cristo. Francisco nos ha invitado reiteradamente a salir a las periferias del mundo, a las periferias existenciales, es decir, a mezclarnos y a salir en busca de la oveja perdida, viviendo, proponiendo y testimoniando la fe en nuestros ambientes en los que nos hallemos. No hay distinción entre unos hombres y otros, salvo en que unos han conocido el amor de Dios y pueden estar seguros de su destino, y los otros no. Pero el Señor se manifiesta con el método que Él quiso darse a conocer al mundo: haciéndose hombre, uno como nosotros, para ser nuestro Salvador. Y ese mismo método es el que utiliza hoy cuando nos encontramos con el prójimo. Incluso con nuestras limitaciones, imperfecciones y pecados, el Señor siempre rescata al hombre a través de personas, momentos de personas y circunstancias para que descubramos que sólo en Él consiste la vida y nuestro corazón no reposa hasta descansar en Él, como decía San Agustín. La nueva evangelización sigue tan actual y necesaria como cuando de ella hablaba el beato Juan Pablo II, el Papa emérito Benedicto XVI y ahora el Santo Padre Francisco. Por eso, y para comprender qué nos propone el Papa cuando habla de periferias existenciales ofrecemos una conferencia de este verano a cargo del Secretario de la Comisión Pontificia para América Latina, Guzmán Carriquiry, pronunciada ante miles de personas.

3


Sumario Directora: Paqui Pallarés García Redacción: Rosa Die Alcolea Pedro Flores Medina Delegado en Guadix: Antonio Gómez Casas

Edita: ARZOBISPADO DE GRANADA Plaza Alonso Cano, s/n 18001 GRANADA tel.: 958 215 675 e-mail: mcsgranada@planalfa.es • revistafiestadigital@gmail.com www.diocesisgranada.es Diseño y maquetación: Secretariado de Medios de Comunicación de la Archidiócesis de Granada

Sumario 02. La voz del Papa “Ser catequista es una vocación” 03. Editorial Francisco y las periferias existenciales... 05. Mirada • Muestra de grabados • VII Marcha Juvenil de la Diócesis de Guadix • Cultos a la Virgen del Rosario • La parroquia de San Miguel de Guadix cumple un año en la red • Día del Pilar y de la Hispanidad • Patronos de la Policía Nacional y Local • Víznar celebra la Virgen del Pilar • Escuela “San Gregorio de Elvira” • Comisión Permanente en Madrid - Agenda

4

10. Textos Los mártires del siglo XX en España, firmes y valientes testigos de la fe 13. A fondo Con la “Lumen Fidei” a las periferias existenciales Conferencia del profesor Guzmán M. Carriquiry 18. Cultura Descubrió, siguió, amó y transmitió a Cristo San Francisco de Asís 21. Testimonio “Espero de Dios el milagro que ya ha obrado con nosotros” 23. Signo y Gracia Vestirse para la vida 25. Luz de la Palabra “Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer”


Mirada

Muestra de grabados de artistas internacionales La inauguración tendrá lugar el día 11 y con ella se quiere mostrar una variedad de temas y motivos para los artistas, desde los de inspiración bíblica hasta cualquier otra expresión del misterio y del drama humano. Se titula En busca del Paraíso perdido. El Centro Cultural del Arzobispado (Plaza Alonso Cano, s/n. Edificio Curia Metropolitana) es el lugar que albergará esta exposición, organizada por el Centro Internacional para el Estudio del Oriente Cristiano, en colaboración con la Fundación Tipoteca Italiana, que podrá visitarse gratuitamente hasta el 7 de enero. La muestra expone obras de 27 artistas internacionales de grabado, procedentes de países como Bielorrusia, Polonia, Ucrania, Rusia, Armenia, Serbia, Bulgaria y Letonia. Sus artistas participantes son de reconocido

Inauguración en Granada prestigio de nivel internacional, premiados en todo el mundo y de gran relevancia. La mayoría de las obras son grabados y también se incluyen obras ex libris, es decir, una marca de propiedad que normalmente consiste en una estampa, etiqueta o sello que suele colocarse en el reverso de la cubierta o tapa de un libro, y que contiene el nombre del dueño del ejemplar o de la biblioteca. Por lo general el ex libris exhibe también alguna imagen. La exposición se inaugura en el Centro Cultural del Arzobispado el día 11 y la asistencia es libre, hasta completar aforo. La muestra puede visitarse gratuitamente de lunes a jueves, de 10 a 13:30 horas, los viernes de 10 a 13:30 y de 17:30 a 20 horas, y los sábados laborales y domingos no festivos de 11 a 14 horas, hasta el 7 de enero.

5


Mirada VII Marcha Juvenil de la Diócesis de Guadix Se recorrerán siete kilómetros, hasta la ermita de la Virgen. El Secretariado Diocesano de Juventud ha convocado para el sábado día 5 la VII Marcha Juvenil Diocesana, que tendrá lugar en Huéscar. Se recorrerán siete kilómetros, hasta la ermita de la Virgen y a ella están invitados a participar todos los jóvenes de la Diócesis accitana que quieran vivir una jornada de fiesta, de convivencia y de celebración. “Se trata de una iniciativa que busca estimular la fe de los más jóvenes, ofrecerles una jornada de convivencia y encontrar momentos para rezar y celebrar juntos. Y, por supuesto, se trata de una iniciativa que anima al deporte y a la vida sana”, explica este Secretariado.

Cultos a la Virgen del Rosario Los Cultos a la Co-Patrona de Granada, Nuestra Señora del Rosario se celebrarán del 7 al 12 de octubre en la iglesia de Santo Domingo, y los predicará Fr. Manuel Santos Sánchez O.P. Cada día, los cultos comenzarán a las 19:30 horas con el rezo del Santo Rosario, la celebración de la Eucaristía a las 20 horas, y el día 12 de octubre, Solemnidad de la Virgen, tendrá lugar la procesión con la Imagen a las 18 horas, desde el templo de Santo Domingo. El recorrido será: Plaza de Santo Domingo, Ancha de Santo Domingo, Jesús y María, San Matías, Plaza de Mariana Pineda, Ángel Ganivet, Puerta Real de España, Reyes Católicos, Plaza de Isabel la Católica, Pavaneras, Santa Escolástica, Placeta Fortuny, Carnicería y Plaza de Santo Domingo. Este año, para el cartel de los cultos, la Archicofradía del Rosario ha elegido una fotografía tomada en la S.I. Catedral el día de la Gran Peregrinación Mariana,

donde aparece la venerada Imagen de la Virgen del Rosario delante de la portada de la Capilla Real después de su traslado matutino. El día 12, a las 12 horas, se celebrará una solemne Eucaristía, presidida por D. Francisco Molina, párroco de Ntra. Sra. de las Angustias, y con la asistencia de la Real Hermandad de Ntra. Sra. de las Angustias unida a la Real Archicofradía del Rosario.

La parroquia de San Miguel de Guadix cumple un año en la red El pasado día 29, fiesta de San Miguel, la parroquia accitana que tiene por titular a este Arcángel celebró el primer aniversario de su presencia en Internet, en la dirección www.sanmigueldeguadix.org. Han sido 365 días en los que ha habido algo más de 45.000 visitas, que han hecho que la Parroquia de San Miguel Arcángel de Guadix se posicione entre las más vistas de la diócesis accitana. En la web parroquial hay distintas secciones que ofrecen información sobre la diócesis, la fe y la parroquia de San Miguel y su templo. También hay secciones sobre la vida de la parroquia, sus Hermandades de Semana Santa y Gloria, las actividades parroquiales y noticias vinculadas a la Diócesis y a la Santa Sede.

6


Mirada Día del Pilar y de la Hispanidad en la Capilla Real

El próximo día 12 es la festividad de Nuestra Señora del Pilar, día también de la Hispanidad y Fiesta Nacional de España. Esta fiesta mariana tiene una especial significación para la Iglesia en España y en los países hispanos. Para los granadinos las tres dimensiones de esta fiesta son una llamada a celebrarla de modo especial, dirigiendo su mirada a la Capilla Real. Ahí conserva Granada el símbolo en que convergen los profundos sentimientos de devoción mariana, de expansión evangelizadora y de unidad entre los pueblos hispanos. La memoria y los restos mortales de los reyes fundadores de la misma y, sobre todo, el recuerdo de la persona, la vida y obra de la Sierva de Dios Isabel nos invitan a celebrar en la Capilla esta festividad.

cantará un Tedeum y se hará la ofrenda floral a los restos de los monarcas que impulsaron el descubrimiento y evangelización del Nuevo Mundo.

En la Capilla se celebrará la Eucaristía a las 11 horas con los Cabildos de la Capilla y de la Catedral y otros sacerdotes. Posteriormente, a las 12:15 horas, con presencia de la Corporación municipal y representaciones institucionales de la ciudad, se tendrá la tradicional tremolación del estandarte de Castilla, se

La comunidad católica granadina tiene en esta solemne celebración de la Virgen del Pilar y del inicio de la evangelización de América una buena ocasión para unirse en oración: que Santa María del Pilar nos acompañe en el fortalecer de nuestra fe, en el impulso evangelizador y en el camino de la unidad.

La Policía Nacional y Local celebran a sus patronos, los Santos Ángeles Custodios nuel Reyes; y con la Policía Nacional, Mons. Javier Martínez presidió la Eucaristía el día 4 en la iglesia de San Jerónimo, ya que antes no pudo realizarse por encontrarse en la Comisión Permanente en la Conferencia Episcopal Española.

En Granada y Guadix. Las Policías Nacional y Local de las Diócesis de Granada y Guadix han festejado a sus patronos: los Santos Angeles Custodios. En Granada, la Policía Local celebró a su patrón el pasado día 2 con la Eucaristía en la iglesia del Sagrario, presidida por el Vicario D. Ma-

En Baza la Eucaristía tuvo lugar en la parroquia Mayor, a la que asistieron el Subdelegado de Gobierno en Granada, Santiago Pérez, y el alcalde de esta ciudad bastetana, Pedro Fernández, que acompañaron a estas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Fue presidida por D. Rafael Tenorio, quien agradeció la labor que desempeña la Policía. También en Zújar se celebró el patrón con la Eucaristía y después la procesión, en la que participaron, junto al párroco, el alcalde, el capitán de la Guardia Civil y el Juez de Paz, y el reparto de 14.000 rosquillas.

7


Mirada Víznar celebra la Virgen del Pilar en una semana de festejos La comunidad parroquial de Víznar ha organizado una serie de actividades con las que quieren festejar la Virgen del Pilar, cuya fiesta tiene lugar el próximo 12 de octubre, que es también fiesta nacional y Día de la Hispanidad. Para ello han organizado una serie de de actividades, bajo el lema María, Pilar de la Fe, que comienzan el día 5 y se prolongarán hasta el día 13. Entre otras cosas, habrá conciertos, como el del Coro de Cámara Tomás Luis de Victoria de Granada, en el propio templo parroquial, y charlas-coloquio, como el dedicado a la Iconografía de la Virgen María en la Parroquia de Víznar y Santos en casa. Diariamente se rezará el Rosario a la Virgen y se celebrará la Eucaristía. El día 12 a las 12 horas se rezará el Ángelus y habrá un repique general de fiesta. Por la tarde, a las 18 horas, con el título Flores, piropos y poemas de los niños de Víznar a la Virgen del Pilar, los niños de la localidad entregarán las flores de papel que diariamente habrán ido realizando para entregarlas en la fiesta del Pilar a la Patrona. Ese día habrá Misa Mayor y procesión extraordinaria de la Virgen del Pilar y de San Blas.

El último día de celebraciones será el día 13, con la Misa de Acción de Gracias a las 11 horas y un concierto en el templo parroquial. Los festejos de toda la semana concluirán con una chocolatada y dulces obsequiados por los panaderos de Víznar, en el salón parroquial. “La razón de la presencia de San Blas en la fiesta de la Virgen del Pilar es que ambos patronos son los iconos o imágenes de la fe en nuestra parroquia. La Virgen del Pilar y San Blas materializan esa realidad espiritual que es la devoción o piedad cristiana. Ante ellos se han encomendado generaciones de vecinos, sus nombres son los nombres de muchos conciudadanos, sus memorias marcan el calendario religioso y laboral de Víznar”, explica su párroco D. David Cuerva.

Curso pastoral en la Escuela de Teología y Pastoral Diocesana “San Gregorio de Elvira” El plazo para inscribirse continúa abierto, en esta Escuela diocesana que quiere ser un espacio de renovación, profundizando en la fe, para quienes trabajan en cualquier ámbito de la pastoral, y en muchos casos, de encuentro con lo esencial de la fe en personas inquietas por sostener su propia vida creyente. Ante la invitación del Papa a vivir el Año de la Fe, el equipo organizador de la Escuela anima a comenzar este curso pastoral con una motivación especial: “Ofrecer la belleza de la fe y animar a vivirla con alegría, en compañía de muchos adultos, laicos y religiosos, que viven en búsqueda del Dios de Jesús y que, en muchos casos, le han consagrado la vida para anunciar su Reino”.

8

Asignaturas A los que inician su formación se les ofrece una serie de asignaturas muy básicas a lo largo de tres cursos. Para este curso académico, se abordará El misterio de Jesucristo (Cristología); Nuevo Testamento. La Iglesia y su misión evangelizadora en el mundo (Eclesiología); El hombre a la luz de Dios: creación, gracia escatología (Antropología teológica); La Virgen María (Mariología) y como materia de especialización Nueva evangelización. Las clases se imparten los martes de 18 a 20:40 horas, en el Colegio Virgen de Gracia (calle Músico Vicente Zarzo). Para más información sobre los trámites de matriculación, pueden llamar al teléfono 658-110888.


Mirada Comisión Permanente en Madrid

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha celebrado su CCXXVIII, en Madrid, en la que se ha fijado una nueva fecha a celebrar de Asamblea Plenaria para no hacerla coincidir con la Visita ad Limina Apostolorum al Papa por parte de los obispos españoles. La Permanente ha determinado que la Plenaria se celebre del 11 al 14 de marzo de 2014. También se han establecido los grupos de obispos que visitarán cada día al Santo Padre y que se darán a conocer cuando se reciba la aprobación de la Prefectura de la Casa Pontificia. Asimismo, la Comisión Permanente ha aprobado el temario de la CII Asamblea Plenaria de la CEE (18-22 de noviembre de 2013), en la que se procederá a la elección del nuevo Secretario General de la CEE, estableciéndose el procedimiento a seguir. Por otra parte, la Comisión Permanente ha aprobado el proyecto de la Subcomisión Episcopal de Catequesis para que se presente a la Asamblea Plenaria una Instrucción Pastoral ante la próxima publicación del Catecismo Testigos del Señor. Testigos del Señor es un Catecismo para la iniciación cristiana, destinado a niños y adolescentes entre los 10 y 14 años. La redacción y divulgación de este Catecismo es una de las acciones recogidas en el vigente Plan Pastoral de la CEE (2011-2015). En él se puede leer que “la propuesta de la nueva evangelización afecta profundamente a la catequesis, dilatando su concepto mismo y extendiéndolo al de la transmisión de la fe”.

Otros temas Los obispos han conocido y dado el visto bueno a un informe elaborado por la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe con motivo del Encuentro de los Presidentes de las Comisiones Doctrinales de las Conferencias Episcopales de Europa, que tendrá lugar en Budapest en octubre de 2014. Tal y como se había solicitado a la CEE, el informe explica cómo está organizada y cómo funciona la Comisión Doctrinal de la propia Conferencia Episcopal; cuáles son los problemas teológicos, dogmáticos y morales más importantes, afrontados por esta Comisión en los últimos años; y cuáles son los temas que valdría la pena tratar en el próximo encuentro en Budapest, teniendo en cuenta los problemas actuales en el ámbito doctrinal y moral. Los obispos han aprobado que la Jornada de Vocaciones Nativas se siga celebrando el último domingo de abril y han abordado otros temas como las próximas beatificaciones del Año de la fe, que tendrá lugar el día 13 en Tarragona, y la situación actual de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Agenda • Inauguración curso. Los Centros de Estudios Superiores de la Diócesis e Instituciones Educativas Católicas inauguran el curso con la Eucaristía que tendrá lugar el día 10 a las 20 horas, en la S.I Catedral, presidida por Mons. Javier Martínez. • Un Dios prohibido. Proyección en Baza y Puebla de Don Fabrique de esta película que aborda el martirio de los 51 claretianos de Barbastro (Huesca). Los días 5 y 6 en Cine Ideal de Baza y el día 12 en Puebla de Don Fabrique, en Granada.

• Jornada sacerdotal. Primer encuentro del curso de los presbíteros diocesanos el día 7 en el Seminario Mayor, con el saludo y presentación del Arzobispo y posterior presentación de la Encíclica Lumen Fidei, a cargo de la Hermana Teresa Rodríguez, FMVD. Asimismo, se presentará a los sacerdotes la librería Cruz de Elvira y Viajes San Cecilio, obras diocesanas impulsadas en el Arzobispado, y se abordará la colaboración pastoral de medios de comunicación diocesano.

9


Textos

Los mártires del siglo XX en España, firmes y valientes testigos de la fe

Mensaje de los Obispos españoles

Por la fe, los mártires entregaron su vida como testimonio de la verdad del Evangelio, que los había transformado y hecho capaces de llegar hasta el mayor don del amor, con el perdón de sus perseguidores. Extracto del Mensaje de los Obispos españoles con motivo de las beatificaciones de 522 mártires que dieron su vida por amor a Jesucristo, en diversos lugares de España, durante la persecución religiosa de los años treinta del siglo XX, que tendrán lugar el 13 de octubre en Tarragona. (…) 2. (…) Según recuerda Benedicto XVI, los mártires, después de María y los Apóstoles -en su mayoría, también mártires- son ejemplos señeros de santidad, es decir, de la unión con Cristo por la fe y el amor a la que todos estamos llamados. 3. El Concilio Ecuménico Vaticano II habla repetidamente de los mártires. Entre otros motivos, celebramos el Año de la fe para conmemorar los cincuenta años de la apertura del Concilio y recibir más y mejor sus enseñanzas. Por eso, es bueno recordar ahora el precioso pasaje en el que el Concilio, al exhortar a todos a la santidad, nos presenta el modelo de los mártires:

10

4. “Jesús, el Hijo de Dios, mostró su amor entregando su vida por nosotros. Por eso, nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus hermanos (cf. 1 Jn 3, 16 y Jn 15, 13). Pues bien: algunos cristianos, ya desde los primeros tiempos, fueron llamados y serán llamados siempre, a dar este supremo testimonio de amor delante de todos, especialmente, de los perseguidores. En el martirio el discípulo se asemeja al Maestro, que aceptó libremente la muerte para la salvación del mundo, y se configura con Él derramando también su sangre. Por eso, la Iglesia estima siempre el martirio como un don eximio y como la suprema prueba de amor. Es un don concedido a pocos, pero todos deben estar dispuestos a confesar a Cristo delante de los hombres y a seguirlo en el camino de la Cruz en medio de las persecuciones, que nunca le faltan a la Iglesia”.


Textos

5. Además de modélicos confesores de la fe, según la enseñanza del Concilio, los mártires son también intercesores principales en el Cuerpo místico de Cristo: “La Iglesia siempre ha creído que los Apóstoles y los mártires, que han dado con su sangre el supremo testimonio de fe y de amor, están más íntimamente unidos a nosotros en Cristo (que otros hermanos que viven ya en la Gloria). Por eso, los venera con especial afecto, junto con la bienaventurada Virgen María y los santos ángeles, e implora piadosamente la ayuda de su intercesión”.

10. Como Pedro, mártir de Cristo, o Esteban, el protomártir, nuestros mártires fueron también valientes. Aquellos primeros testigos, según nos cuentan los Hechos de los Apóstoles, “predicaban con valentía la Palabra de Dios” (Hch 4, 31) y “no tuvieron miedo de contradecir al poder público cuando éste se oponía a la santa voluntad de Dios: ‘Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres’ (Hch 5, 29). Es el camino que siguieron innumerables mártires y fieles en todo tiempo y lugar”. Así, estos hermanos nuestros tampoco se dejaron intimidar por coacción ninguna, ni moral ni física. Fueron fuertes cuando eran vejados, maltratados o torturados. Eran personas sencillas y, en muchos casos, débiles humanamente. Pero en ellos se cumplió la promesa del Señor a quienes le confiesen delante de los hombres: “No tengáis miedo... A quien se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos” (Mt 10, 31-32); y abrazaron el escudo de la fe, donde se apagan la flechas incendiarias del maligno (cf. Ef 6, 16).

(….) Firmes y valientes testigos de la fe 9. La vida y el martirio de estos hermanos, modelos e intercesores nuestros, presentan rasgos comunes, que haremos bien en meditar en sus biografías. Son verdaderos creyentes que, ya antes de afrontar el martirio, eran personas de fe y oración, particularmente centrados en la Eucaristía y en la devoción a la Virgen. Hicieron todo lo posible, a veces con verdaderos alardes de imaginación, para participar en la Misa, comulga o rezar el rosario, incluso cuando suponía un gravísimo peligro para ellos o les estaba prohibido, en el cautiverio. Mostraron en todo ello, de un modo muy notable, aquella firmeza en la fe que San Pablo se alegraba tanto de ver en los cristianos de Colosas (cf. Col 2, 5). Los mártires no se dejaron engañar “con teorías y con vanas seducciones de tradición humana, fundadas en los elementos del mundo y no en Cristo” (Col 2, 8). Por el contrario, fueron cristianos de fe madura, sólida, firme. Rechazaron, en muchos casos, los halagos o las propuestas que se les hacían para arrancarles un signo de apostasía o simplemente de minusvaloración de su identidad cristiana.

11


Textos

El martirio de San Mateo.Caravaggio.

Una hora de gracia 11. La Beatificación del Año de la fe es una ocasión de gracia, de bendición y de paz para la Iglesia y para toda la sociedad. Vemos a los mártires como modelos de fe y, por tanto, de amor y de perdón. Son nuestros intercesores, para que pastores, consagrados y fieles laicos recibamos la luz y la fortaleza necesarias para vivir y anunciar con valentía y humildad el misterio del Evangelio (cf. Ef 6, 19), en el que se revela el designio divino de misericordia y de salvación, así como la verdad de la fraternidad entre los hombres. Ellos han de ayudarnos a profesar con integridad y valor la fe de Cristo. 12. Los mártires murieron perdonando. Por eso, son mártires de Cristo, que en la Cruz perdonó a sus perseguidores. Celebrando su memoria y acogiéndose a su intercesión, la Iglesia desea ser sembradora de humanidad y reconciliación en una sociedad azotada por la crisis religiosa, moral, social y económica, en la que crecen las tensiones y los enfrentamientos. Los mártires invitan a la conversión, es decir, “a apartarse de los ídolos de la ambición egoísta y de la codicia que corrompen la vida de las personas y de los pueblos, y a acercarse a la libertad espiritual que permite querer el bien común y la justicia, aun a costa de su aparente inutilidad material inmediata”. No hay mayor libertad espiritual que la de quien perdona a los que les quitan la vida. Es una libertad que brota de la esperanza de la Gloria. (…)

12


aFondo

Con la “Lumen Fidei” a las periferias existenciales

“El obispo Bergoglio no teorizaba nunca sobre la nueva evangelización; compartía el Evangelio en primera persona, en medio de su gente, con gran amor hacia la grey concreta que le había sido confiada, animando a sus sacerdotes a salir a las encrucijadas y periferias de la vida de la ciudad”. Las palabras del Secretario de la Comisión Pontificia para América Latina en la conferencia que este verano ofreció ante miles de personas en el Meeting para la Amistad entre los Pueblos, que todos los años se celebra en la ciudad italiana de Rímini, nos acercan a conocer la persona del Santo Padre. Cuando se escucha hablar de la experiencia del Padre Pepe en las “Villas Miseria”, que es experiencia pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires en las “Villas Miseria”, dan ganas de exclamar: ¡esto es toda otra cosa que pauperismo ideológico, que populismo pauperista! Dicha experiencia nos ayuda a ver al obispo Jorge Mario Bergoglio mientras recorre las Villas Miseria, cerca de sus sacerdotes, entrando en las casas de los más pobres, compartiendo con ellos el pan y celebrando la Eucaristía. Por otra parte, es la misma imagen del Papa Francisco que lava los pies de los

Conferencia del profesor Guzmán M. Carriquiry

presos en la cárcel de menores de Roma, y que visita Lampedusa, la favela de Varginha o el hospital para tóxico dependientes en Río de Janeiro. Para hacer estas cosas no es necesaria una teología de la liberación. Basta el Evangelio vivido, el abrazo de la caridad, el don conmovido de sí mismo. Basta ser discípulo y dar testimonio de un Dios que siendo rico se hace pobre hasta lo inverosímil, “segunda eucaristía” en todos aquellos que siguen padeciendo en su propia carne lo que falta a la pasión de Cristo. Nos lo dijo el Señor: por lo que hayamos hecho, o no, por los pequeños y necesitados, seremos juzgados. Tal vez ésta ha sido y es la contribución más importante de la Iglesia latinoamericana a la catolicidad: volver al Evangelio y a la tradición católica por una “Iglesia pobre y para los pobres”. (…) El obispo Bergoglio no teorizaba nunca sobre la nueva evangelización; compartía el Evangelio en primera persona, en medio de su gente, con gran amor hacia la grey concreta que le había sido confiada, animando a sus sacerdotes a salir a las encrucijadas y periferias de la vida de la ciudad, con la grata y alegre convicción, –como dice ahora el Papa Francisco– “de que la verdad cristiana es atrayente y persuasiva porque responde a las necesidades profundas de la existencia humana”.

13


aFondo En óptimas relaciones con los eparcas ortodoxos de la región, encontrándose una vez al mes con los pastores evangélicos para orar juntos, ligado por profunda amistad con el rabino jefe de Buenos Aires, muy respetado por el imán de la ciudad, Bergoglio practicó en su diócesis el diálogo con todos, “sin negociar la pertenencia”. Políticos, sindicalistas, empresarios, periodistas y mucha gente común querían encontrarse con él personalmente porque era reconocido como la persona más creíble y confiable de Argentina, custodio de la libertas ecclesiae y del bien de su pueblo. Además, el Cardenal Bergoglio ha sido siempre no sólo argentino, sino también de fuerte conciencia latinoamericana, protagonista de aquel evento de madurez de la Iglesia de América Latina que fue la Conferencia de Aparecida. Quien lee el “Documento de Aparecida” está en mejores condiciones para conocer su determinación pastoral. Toda su intencionalidad y su contenido están centrados en la tríada “encuentro, discipulado y misión”. Si a su formación jesuítica y a su larga experiencia sacerdotal y pastoral se agrega su experiencia “romana” como miembro de varios dicasterios de la Santa Sede y su tarea como “relator” en la Asamblea del Sínodo mundial de los Obispos, donde se ocupó precisamente del tema de la figura del Obispo en el alba del nuevo milenio, podemos reconocer que la

14

Providencia de Dios había preparado muy bien a Jorge Mario Bergoglio para el papado. Luego, la gracia que asiste al Sucesor de Pedro lo ha rejuvenecido, lo ha hecho más comunicativo y expresivo en sus afectos, más libre, alegre y determinado en el ministerio que le ha sido confiado, con una paz, una serenidad y un dispendio de energías que solamente puede provenir de la profundidad de su relación con Dios. (…) La elección de Jorge Mario Bergoglio como Sucesor de Pedro ha sido para casi todos en la Iglesia un imprevisto. En efecto, no estaba considerado entre los grandes candidatos papables. Pero me refiero al “imprevisto” en su sentido más profundo, como “algo nuevo que entra en nuestra vida: no previsto, no definido antes”, que sucede de manera sorpresiva, que rompe nuestros esquemas personales, que nos sacude de las comodidades en las que siempre estamos tentados de refugiarnos, que pone delante de nosotros realidades que no habíamos tomado seriamente en consideración. Hoy Francisco, Sucesor de Pedro, es para nosotros este acontecimiento, la persona real, humanidad concreta y singular que hace presente y cercana la compañía de Cristo al hombre, que custodia y muestra el Misterio que salva.


aFondo

(…) Dejémonos sorprender junto con las multitudes que le manifestaron una extraordinaria acogida, con un ánimo abierto, alegre, lleno de expectativas, también por aquellos que se habían alejado de la fe o de aquellos que pensaban haber definitivamente cerrado las cuentas con la Iglesia. ¿Qué es la misión sino una atracción, la atracción de una verdad, de una belleza, que despierta “corazones anestesiados”, que rompe la capa de la indiferencia, que pone en movimiento los deseos, que suscita un presentimiento curioso, una pregunta cargada de esperanzas? “La gente sencilla tiene siempre espacio para albergar el misterio (…). En la casa de los pobres, Dios siempre encuentra sitio”, afirmó el Papa Francisco en su extraordinario discurso programático al episcopado brasileño. Por ello, se necesita una “una iglesia que da espacio al misterio de Dios; una iglesia que alberga en sí misma este misterio, de manera que pueda maravillar a la gente, atraerla. Sólo la belleza de Dios puede atraer. El camino de Dios es el de la atracción. (…) Él despierta en el hombre el deseo de tenerlo en su propia vida, en su propio hogar, en el propio corazón. Él despierta en nosotros el deseo de llamar a los vecinos para dar a conocer su belleza. La misión nace precisamente de este hechizo divino, de este estupor del encuentro.”. Si se quiere atraer a la gente hacia Dios no se puede partir de los “no”, ni siguiera de aquellos “no” descontados en una Iglesia que sabe que no puede negociar nada de aquello que es sustancial en su doctrina.

(…) Al mismo tiempo, ¡cómo no admirar el hecho de que se sucedan pontífices de tan diversas biografías, venidos de contextos culturales tan diversos, de temperamentos, formación, sensibilidad y estilos tan distintos, al punto que cada uno de ellos parece diseñado y definido como la persona adecuada para responder tempestivamente a las necesidades de la misión de la Iglesia en las diversas coyunturas históricas! Por ello es obra del demonio –príncipe de la mentira y la división– concentrarse obsesivamente en la confrontación entre el Obispo emérito de Roma y su sucesor, tanto para permanecer nostálgicamente aferrados al Papa precedente –y ésta se vuelve “nostalgia canalla” cuando degenera en juicios farisaicos sobre el Papa actual– como para exaltar al Papa actual hasta el punto de denigrar a los predecesores, considerando todas las novedades y reformas que lleva consigo como una ruptura revolucionaria con la tradición de la Iglesia, con esa historia ininterrumpida de amor que es ella misma. Hoy tenemos un solo Papa, Francisco, protagonista de una Iglesia que, por gracia de Dios, se auto-reforma in capite e in membris. El pontificado de Benedicto XVI, que fue para aquel hombre santo, humilde y sabio una especie de via crucis, en medio a un clima tenso y dramático en la vida eclesial, deja el paso a la inesperada pero deseada explosión de alegría y esperanza del pon

15


aFondo tificado de Francisco, sorpresa del Espíritu de Dios que sabe cuándo y cómo provocar un resurgimiento cristiano en las almas. La extraordinaria renuncia del Papa Benedicto “por el bien de la Iglesia” adquiere una nueva luz con el pontificado de Francisco. Cuando Benedicto llega a ser dramáticamente consciente, en su diálogo personal con Dios, de su falta de fuerzas para afrontar tareas y decisiones necesarias, su libertad y humildad –¡la conciencia de que es Dios, y no el Papa, quien conduce su Iglesia!– preparan el camino para que el timón de la barca de Pedro sea llevado por quien, por gracia de Dios, es capaz de hacerlo en mejores y sorprendentes condiciones. Después del santo magister, el santo pastor, padre cercano a su pueblo… La más grande teología ratzingeriana, que es una riqueza del magisterio para la Iglesia de hoy y de mañana, deja el paso a la predicación vivida del Evangelio “sine glosa”, que es su fuente. La sólida formación teológica y filosófica del Papa jesuita se hace de este modo esencialidad evangélica, en su peculiar “gramática de la simplicidad”, con un renovado ímpetu y frescura apostólica en el estar entre la gente –jamás apartado, jamás refugiado en la retórica de los “principios”– con gestos llenos de afecto, consuelo y ternura. Es padre imprevisto e imprevisible, porque siempre en búsqueda, guiada por Dios y por su experiencia pastoral, de nuevas vías para llegar a los hombres que tiene delante. Y la gente se siente tocada al percibir el abrazo de una misericordia misteriosa y desbordante. Francisco prefiere la medicina de la misericordia al rigor de la actitud severa y enjuiciadora. “Dios perdona siempre, perdona todo. Somos nosotros –repite– quienes nos cansamos de pedir perdón. De allí la necesidad de

16

la oración humilde, fuerte y valiente, para que Jesús pueda realizar el milagro del cambio en nuestra propia existencia. (…) El Papa Francisco nos llama a la conversión, confiándonos a la gracia para ser liberados de los ídolos y reconquistar la verdadera libertad. Esta revolución de la gracia es fruto del encuentro con Cristo, como no cesa de enseñar y de invitar Francisco, y no de la exaltación de la voluntad (¡pelagianismo!) o de la mera sabiduría humana (¡gnosis!). Ella es la fuente de la misión: comunicar el don del encuentro con Cristo, por “un desbordar de alegría y de gratitud” (como se lee en el documento de Aparecida). “Salir” es el verbo más frecuente en Francisco: salir de nuestra autosuficiencia, salir de la auto-referencialidad, salir de nuestras comunidades autocomplacientes, salir hacia las periferias existenciales en las que está en juego la vida de los hombres y los pueblos. No podemos dejar de plantearnos las preguntas que el Papa Francisco se planteó a sí mismo y a los Obispos brasileños sobre “el misterio difícil de quien abandona la Iglesia; de aquellos que, tras haberse dejado seducir por otras propuestas, creen que la Iglesia (…) ya no puede ofrecer algo significativo e importante (…). Tal vez la Iglesia se ha mostrado demasiado débil, demasiado lejana de sus necesidades, demasiado pobre para responder a sus inquietudes, demasiado fría para con ellos, demasiado autorreferencial, prisionera de su propio lenguaje rígido; tal vez el mundo parece haber convertido a la Iglesia en una reliquia del pasado, insuficiente para


aFondo

las nuevas cuestiones (…)”. (…) Tiene razón mi amigo Lucio Brunelli cuando escribe que la originalidad de este pontificado es la de ser “el papa de los alejados, el buen pastor de las noventainueve ovejas que se han alejado del recinto”, para lo cual “no hay acción o palabra de Francisco que no tenga este horizonte, este corazón misionero”. Este es el verdadero cambio que el Espíritu está suscitando hoy en la vida de la Iglesia, abriendo enormes posibilidades de evangelización. Es un cambio que no pasa principalmente y ante todo por los cambios del equipo de gobierno o de las estructuras de la Iglesia, ni por las intervenciones en el IOR, ni por otras iniciativas de transparencia y limpieza, ni por el desmantelamiento de la pomposidad del aparato de representación y seguridad. Sin embargo, todo ello es indispensable para que la libertad y ejemplaridad del Papa se muestren también como liberación de muchos lastres que han ido cargándose en la Curia. Era necesario liberar a la fe de las incrustaciones mundanas para hacerla de nuevo atractiva. Cierto, ya sus predecesores –escribe

Antonio Socci– “iniciaron el progresivo desmantelamiento de la pesadez palaciega de la Curia. Juan Pablo II prefería estar por los caminos del mundo, más que en el Vaticano. Y Benedicto XVI disparó rayos contra el carrerismo, el clericalismo, la mundanidad, las divisiones, las ambiciones de poder (…), y toda suciedad en la Iglesia”. Ahora el papa Francisco realiza aquello que su predecesor pidió tantas veces… y mucho más. Todo ello forma parte de la “revolución evangélica” que marca un profundo cambio “en el modo mismo de ser Papa”. (…) ¡Recemos por el Papa Francisco!

Guzmán M. Carriquiry Secretario de la Comisión Pontificia para América Latina Rímini, 21 de agosto de 2013

Consideración sobre la Encíclica “Lumen Fidei” “Una última consideración: la Encíclica Lumen Fidei es un gesto de extraordinario reconocimiento y humildad por parte del Papa Francisco. Si bien la mayor parte del texto es del Obispo emérito de Roma, el Papa Francisco lo completó, le dio unidad y lo firmó como la primera Carta Encíclica de su pontificado. Y es hermoso que así sea, porque el Magisterio de Benedicto, pero también el de todos sus predecesores, no es cosa del “ayer”, sino contemporáneo a toda la Iglesia. Al mismo tiempo, sin embargo, parece muy importante que la lectura de esta Encíclica no se cierre en hermenéuticas y exégesis del pensamiento ratzingeriano, en un cierto estilo “retró”, sino que se realice a la luz del acontecimiento del pontificado del Papa Francisco, de las perlas de sus homilías cotidianas, de sus catequesis, de ese “salir” misionero para compartir la luz de la fe ad gentes. Hoy la luz de la fe brilla gracias al testimonio, a las palabras, a los silencios, a los gestos del Papa Francisco y hace luminoso este tiempo de gracia y de esperanza que estamos viviendo”.

17


Cultura

La donación de la capa (1297-99). Giotto

Descubrió, siguió, amó y transmitió a Cristo La cita anual en el calendario litúrgico de la Iglesia en torno a la fiesta de San Francisco de Asís es una convocatoria siempre gozosa y festiva. Evocar y celebrar a Francisco es sumergirse en el manantial de la gracia de Dios, en las fuentes del verdadero y apasionado seguimiento de Jesucristo. Francisco de Asís siempre llega a la comunidad cristiana y a tantas y tantas otras personas como una bocanada de aire puro, fresco, fragante y renovador. El 4 de octubre es San Francisco de Asís, el santo que no pasa de moda, el cristiano que más se ha parecido a Cristo. Decir Francisco es decir Evangelio, evangelio sin glosa, evangelio vivo, vivido y transmitido. Es decir radicalidad, idealismo, fraternidad, pobreza, paz, humildad, minoridad, conversión, cruz, gracia. Es decir, Dios, “mi Dios y mi todo”. Es decir el Dios que es “todo Bien, sumo Bien, Dios vivo y verdadero”. Con razón el pobrecillo de Asís –il poverello-, el “mínimo y dulce Francisco” –en hermosa y acertada frase del poeta Rubén Darío- ha sido considerado como el

18

San Francisco de Asís cristiano que más se ha parecido a Jesucristo y como el principal o, al menos, uno de los principales personajes de todo el segundo milenio de la era cristiana. Francisco es amado no solo por la gran familia franciscana y por los miembros de la Iglesia, sino por tantas otras personas, cristianas o no, creyentes o no creyentes. Y es que Francisco ha llegado y llega al corazón de pobres y de ricos, de intelectuales y de iletrados, de laicos y de consagrados, de sacerdotes y de vocacionados, de nobles y de plebeyos. Prueba de ello es la fecundidad casi inagotable de su carisma, traducido a Órdenes e Institutos consagrados y laicales masculinos y femeninos, a movimientos, patronazgos, asociaciones… ¿Cuántas personas integran la gran familia franciscana? Se habla de más de setecientos mil seglares afiliados formalmente a ella. Los religiosos son en torno a cincuenta mil entre menores, conventuales, capuchinos, franciscanos de la TOR, franciscanos de la Cruz Blanca, Franciscanos de María… Todas estas


Cultura Instituciones tienen, a su vez, rama femenina, bien poblada y frondosa. Asimismo, a partir del siglo XIX, al autorizarse la vida consagrada activa para las mujeres, surgieron numerosas congregaciones de matriz franciscana, que sumaban muchos miles de consagradas. ¿Hasta un millón de católicos están jurídicamente relacionados con San Francisco? ¿Y cuántos más lo están –lo estamos- en el corazón? San Francisco de Asís es patrono de los ecologistas, de los agentes forestales, de parroquias, de ciudades –como San Francisco, en USA, una de las principales metrópolis del país-, de los veterinarios, de los escultistas, de los pacifistas, de los belenistas… Como escribía el sacerdote y poeta catalán del siglo XIX -uno de los referentes de la literatura catalana- Jacinto Verdaguer, terciario franciscano, “quien por fraile quien por hermano, todo el mundo es franciscano”. De todas las ramas franciscanas, han florecido en santidad 571 santos y beatos, al menos. Ninguna otra familia religiosa tiene tantos. Y algunos, como Santa Clara de Asís, San Pedro de Alcántara, San Maximiliano María Kolbe, o San Pío de Pietrelcina, de un nivel tan elevado y tan próximo al mismo Francisco.

San Francisco de Asís rezando (1645-50). Murillo.

El clamor de la historia y de la humanidad Otro ejemplo de este clamor de la historia y del presente lo podemos encontrar en la riqueza y vitalidad de la iconografía franciscana. ¿Quién no ha oído hablar de la Tau, del cordón franciscano, del sayal, de los estigmas o del Cristo de San Damián? Pero mayor clamor aún lo encontramos en la repercusión y huella de Francisco en la historia de la cultura. Giotto, Velázquez, Murillo, Zurbarán lo pintaron con primor y, en estela de estos grandísimos de la pintura, José Segrelles y hasta el mismo Joan Miró plasmaron a Francisco en sus creaciones. Al menos media docena de películas de gran metraje se han hecho sobre él: desde Il poverello d´Assisi, ya en 1911, en los mismos albores del cine, hasta Francesco, de Liliana Cavani, en 1989, o la película que más ha influido en el fervor popular por Francisco Hermano sol, hermana luna de Franco Zeffirelli, en 1972, o Francisco, juglar de Dios, de Roberto Rosellini, en 1959. Hasta el extinto grupo musical Mecano le dedicó hace dos décadas una hermosa canción, Hermano sol, hermana luna. Hasta el dramaturgo agnóstico y a veces irreverente Darío Fo, italiano como Francisco

San Francisco de Asís (1645). Zurbarán.

19


Cultura y premio Nobel de literatura, hizo y representó una bella obra teatral sobre él. Las páginas de los musicales de las tres últimas décadas contienen asimismo memorables escenificaciones y recreaciones como la juvenil obra Forza, venite gente, con admirables canciones como Luna, Laudato sia, mi Signore, cuajadas de belleza y de contenidos e invitaciones pastorales. Literatos tan extraordinarios como Dante, Todi, Tasso, Chesterston, Rubén Darío, Valle Inclán, Julien Green, Kazantzakis, escribieron espléndidas páginas de la mejor literatura en memoria y honor del Poverello. El mismo Miguel Cervantes, que fue terciario franciscano, pudo inspirarse en él para reflejar alguno de los rasgos de su inmoral Don Quijote de la Mancha. Hasta José Saramago y Álvaro Pombo lo han hecho y con respeto. Diríase que todos ellos y tantos otros han querido rendir un homenaje al autor del Cántico a las criaturas y de Las florecillas. Diríase que, desde sus situaciones personales de creencia o de increencia, se han acercado reverencialmente, respetuosamente, admirativamente, a este creyente, a este cristiano por antonomasia, sobre quien han escrito también extraordinarias biografías autores religiosos tan relevantes como Ignacio Larrañaga, Eloi Leclerq, Carlo Carreto…

fundamento y su dirección de marcha. Francisco es testimonio elocuente y grandioso de que Dios es, de que Dios existe, de que Dios es amor, de que no podemos vivir sin este amor, sin este Dios. Francisco es anhelo y realización, desde este Dios del Amor, de las aspiraciones más profundas y más nobles del corazón del hombre. Francisco expresa y ejemplariza además las dos tendencias y tensiones del creyente en busca del equilibrio y de la propia vocación: la ascética y la mística, la misión y la contemplación, la oración y la caridad. Y lo demás -que en su vida fue tanto y tan grande- a él se le dio y a nosotros se nos dará y vendrá por añadidura: la paz, la fraternidad, la pobreza, la humildad, la caridad, el respeto y la promoción de la naturaleza. Y todo porque Francisco descubrió, siguió, amó y transmitió al Cristo total: al Amor Encarnado, al Amor Crucificado y al Amor Resucitado. Jesús de las Heras M.

¿Cuál es el secreto de Francisco? Sí, todo esto es verdad. Pero ¿cómo es posible? ¿Cuál es la razón, la clave, el misterio de Francisco? ¿Cómo es posible que ocho siglos después siga de moda, vivo, fresco, atrayente, interpelador? ¿Cuál es su secreto? La respuesta es sencilla: su condición de enamorado y apasionado de Jesucristo, su Dios y su todo. Francisco no es una “marca” de moda, una referencia sólo humanamente atractiva. Sí, lo es, pero lo es desde su radicalidad en la imitación de Jesucristo pobre y crucificado. Lo es desde su itinerario de permanente conversión, desde su búsqueda de la santidad, desde su seguimiento fiel y fecundo del Evangelio “sin glosa”. Cercano ya al final de su vida, Francisco recibió en el monte Alverna los estigmas de la cruz. Pero antes, mucho antes, el corazón y el alma de Francisco habían sido ya “heridos” y transfigurados por las llagas del Señor. La historia de Francisco es la historia de la gracia y de la conversión. Es la historia de la respuesta fiel, generosa y abnegada de quien se siente irresistiblemente atraído por Jesús. Es la historia de un hombre para los demás, que y porque fue un hombre para Dios y de Dios, sin Quien el mundo y el hombre pierden su

20

Ilustración de José Segrelles para Las Florecillas.


Testimonio

“Espero de Dios el milagro que ya ha obrado con nosotros”

Carta tras un secuestro

El padre Giuseppe Berton, misionero javeriano en Sierra Leona, falleció este año a los 81 años. Tras de sí ha dejado su fuerte fe testimoniada con su tarea con los niños-soldado en un país destrozado por la guerra. Nació en 1932 en la provincia italiana de Vicenza, entró en la Orden de los javerianos y en 1964 se marchó a Sierra Leona, donde dos décadas después se estableció definitivamente. Creó una asociación de hogares familiares que acogen a menores en situación de dificultad y un centro de acogida para huérfanos y ex niños soldados. En 1999 sufrió un secuestro que duró diez días en Freetown. Tras su liberación escribió una carta, que reproducimos a continuación. Queridos amigos, os escribo desde Lungi, desde la paz de nuestra casa. Desde aquí vemos Freetown todavía atormentada por las bandas de rebeldes. Los diez días de terror pasados junto con las seis hermanas de la Madre Teresa, el hermano Guri (posteriormente liberado; ndr.) y un grupo de indios que aún permanecen en manos de los rebeldes siguen ocupando mi mente y mis preocupaciones.

21


Testimonio

Le pido a Dios para que continúe protegiendo a los que aún viven en la cárcel bajo el terror. Mientras intentábamos inútilmente dormirnos, el padre Guri me decía: “Si pasara lo peor, lo que más me atormentaría es el sufrimiento de los míos. Yo no espero la muerte, quiero vivir, pero me siento tranquilo y preparado. Sólo me angustia el sufrimiento de los míos”. Espero de Dios el milagro que ya ha obrado con nosotros. Sin embargo, para una de las hermanas recién llegada aquí, tenía un designio distinto: la sepultamos ayer envuelta en un plástico. ¡Cuántas veces he rezado el Salmo 90 que nos pone al amparo de las alas de Dios! Nuestra impotencia a la hora de buscar una salida o de adivinar qué pasará es total. Ayer mismo asistí a una escena de éxodo bíblico. Hay un lugar desde donde se puede ver el doble camino que sube a Freetown. Hasta donde alcanzaba a ver, se extendía una marea de cabezas que empujaba para poder entrar en la ciudad, una avalancha de gente que huía de la furia de los rebeldes. No podemos evitar la angustia de hacer previsiones para el futuro de nuestra gente, sobre todo los jóvenes. No estoy pensando tanto en la reconstrucción material, sino en la moral. Pienso en el tremendo esfuerzo ne-

22

cesario para que jóvenes que han roto cualquier clase de regla moral, sin ningún freno y diría con gusto satánico, recuperen la conciencia del bien y del mal. Es satánico tirar a un niño al fuego, disfrutar viendo el sufrimiento y el terror de quien está amenazado de muerte, romper con una barra de hierro la cabeza de un hombre indefenso, el deseo enloquecido de quemar todo y a todos. Incluso niños han cometido estas atrocidades, niños trasformados por la corrupción y el mal en verdaderos demonios. En estos días al ver a niños ex rebeldes o ex soldados a quienes había salvado de las garras de militares o de la policía criminal, cometer semejantes maldades me preguntaba apesadumbrado cómo sería posible su recuperación. Este es un país que ha perdido a sus hijos. Me desconcierta que se haya dejado de buscar el diálogo, no el diplomático, sino el diálogo entre padres e hijos. En una nación pequeña, donde todos son más o menos familia, reanudar una posibilidad de diálogo, antes o después, llevará a una posible salida. Padre Giuseppe Berton 25 de enero de 1999


SignoyGracia

Vestirse para la vida

La vestidura en la antigüedad tenía una especial relevancia social, cultural, religiosa y cultual. Representaba el rango social y la posición del personaje que la llevaba. Muchos detalles del Nuevo Testamento, y también del mundo grecoromano, lo testifican. En el contexto histórico del Nuevo Testamento, la indumentaria definía la identidad de su portador. Hablaba un lenguaje muy evidente para sus contemporáneos. Así, revestir o desvestir a una persona de un ropaje concreto suponía un modo tanto de humillación como de glorificación. Suetonio narra cómo el emperador Calígula humillaba a los senadores que habían ejercido las más altas magistraturas a permanecer junto a él con un delantal ceñido a la cintura, mientras él comía. Apuleyo, al relatar la iniciación de Lucio a los misterios de Osiris, menciona la entrega de las 12 vestiduras que habían de ponerse una tras otra: así se simbolizaba el acceso místico a través de las 12 zonas cósmicas. Además, la Oda a Salomón hace un uso metafórico del revestimiento en relación con la ascensión del alma.

El lenguaje de las vestiduras en tiempos del Nuevo Testamento El pueblo judío también articula una estrecha relación entre la indumentaria, el culto y los ritos, especialmente en relación con la vestidura sacerdotal. Para Flavio Josefo, llevar ropa del sumo sacerdote significa apropiarse de atributos divinos, y tiene significaciones cosmológicas, como el lino que simboliza la tierra, o las telas azules, imagen el cielo, mientras que la desnudez se identifica con la destrucción de Jerusalén. En la monarquía, llevar vestiduras reales era la expresión oficial de la realeza. También el profeta Isaías asocia el hecho de tener manto a ostentar el puesto de jefe del pueblo. El libro de los Macabeos expresa el honor que se hace a Jonathán al entregarle una vestidura de color púrpura. Por el contrario, Saúl rompe el manto del profeta Samuel al intentar retenerlo y éste lo asocia al anuncio de que será despojado de su reino. Mientras que Ajías rompe su manto en 12 trozos para significar el reino de Salomón. Por otra parte, Jesús alertaba contra los escribas y fariseos, que gustaban de pasear con largas vestiduras como un modo de ostentar su elevada posición.

23


SignoyGracia Pero si la ropa expresaba la escala social, también era reflejo de la relación con Dios y la actitud religiosa. Por ejemplo, el judío lavaba su ropa para honrar el sábado, como un modo de liberarse del pecado de impureza. Además, el cambio de ropas podía expresar un estado interior de purificación, penitencia, o conversión. Si Isaías muestra que despojarse de la ropa significa arrepentirse y purificarse, el Génesis indica el repudio de las divinidades extranjeras a través del cambio de ropa. Rasgar las vestiduras es signo de duelo y desagravio hacia Dios. Sin embargo, cuando Jesús exhorta a “tener ceñidas las cinturas” se refiere a estar dispuestos a la llegada del Señor en un contexto nupcial. Revestir a otro también tenía diversas significaciones. Los profetas elegían a sus sucesores poniéndole su manto, gesto que adquiría en otros casos un sentido nupcial. Es precioso el detalle de la parábola del hijo pródigo en el que el padre ordena poner al hijo que volvía a casa “una vestidura de gala” para celebrar su retorno a la vida.

24

La ropa se constituye en expresión metafórica de vestidura divina que hace partícipe al portador del carácter celestial. El ángel viste de blanco porque proviene del cielo. En la Transfiguración, el cambio en el aspecto de la ropa se convierte en expresión externa de la gloria de Jesús. Asimismo, el Apocalipsis de Juan está plagado de referencias a las ropas nuevas y lavadas de santos y justos. El recurso al ropaje sirve en el mundo antiguo para expresar cuestiones abstractas y escatológicas, como las referencias de San Pablo a “revestirse de Cristo”. Incluso el término griego empleado para describir la realidad se refiere al ornato o revestimiento. Cuando los evangelios describen detalles sobre la ropa de los personajes bíblicos no se trata de meras referencias anecdóticas, sino de precisas matizaciones que dotan cada escena de su verdadero sentido. Descubrirlo nos conduce a palpar la autenticidad de nuestra fe.


luzdelaPalabra

El lavatorio de los pies. P. Lorenzetti.

“Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer”

Domingo XXVII del Tiempo Ordinario

Habacuc 1, 2-3; 2, 2-4 Salmos 94, 1-2. 6-9 2Timoteos 1, 6-8. 13-14 Lucas 17, 5-10 Los apóstoles dijeron al Señor: “Auméntanos la fe”. El Señor contestó: “Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: `Arráncate de raíz y plántate en el mar´, y os obedecería. Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: `Enseguida, ven y ponte a la mesa?´ ¿No le diréis: `Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo; y después comerás y beberás tú?´ ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: `Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer´”.

25


laPuntada Reflexiones para nรกufragos

No eres mรกs porque te alaben ni menos porque te vituperen, eres lo que a los ojos de Dios eres. Tomรกs de Kempis Imitaciรณn de Cristo

26

Fiesta 1029  

Revista diocesana Fiesta digital, Semanario de las Iglesias de Granada y de Guadix.