Page 1

SEMANA EUCARÍSTICA ARQUIDIOCESANA CORPUS CHRISTI Lima 2013

ARZOBISPADO DE LIMA www.arzobispadodelima.org

Domingo, 2 de junio de 2013 9:30 a.m. - Plaza Mayor de Lima


SEMANA EUCARÍSTICA ARQUIDIOCESANA 2013


Semana Eucarística Arquidiocesana

SEMANA EUCARÍSTICA ARQUIDIOCESANA 2013 1. OBJETIVOS:

1.1. General: Ayudar a vivir el Año de la Fe como un año intensamente eucarístico, redescubriendo la centralidad de la Eucaristía como fuente y cima de toda la vida cristiana.

1.2. Específicos: 1. Revitalizar la participación activa, consciente y fructuosa de los fieles en la celebración de la Santa Misa dominical. 2. Reavivar en las parroquias el culto a la Eucaristía fuera de la Misa, a través de la Exposición del Santísimo Sacramento los días jueves eucarísticos. 3. Animar en los creyentes la práctica de la visita frecuente al Santísimo Sacramento en las capillas de adoración que deben estar abiertas a los fieles el mayor tiempo posible. 4. Profundizar en la importancia de la comunión frecuente, así como en la conciencia de la preparación del alma para recibir a Jesús mediante el recurso periódico del sacramento de la reconciliación.

2. FECHAS: La Semana Eucarística Parroquial se llevará a cabo desde el lunes 27 de Mayo hasta el domingo 2 de Junio.

-5-


Semana Eucarística Arquidiocesana

3. DINAMICA:

Las parroquias de la Arquidiócesis organizarán en esta semana estas actividades: 3.1. Misa diaria profundizando en un tema eucarístico (ver propuesta). 3.2. Hora Santa el jueves 30 de Mayo con meditaciones y cantos apropiados. 3.3. Adoración permanente en las capillas de adoración perpetua, estableciendo turnos para los diversos grupos y fieles de la parroquia. 3.4. Una charla sobre el tema: “La Eucaristía, Corazón de la Familia Católica”. 3.5. Organizar una nutrida delegación de fieles para participar en la Misa Solemne y Procesión de Corpus Christi el día 2 de Junio a las 10:00 am en la Plaza Mayor de Lima. 3.6. Procesión de Corpus Christi parroquial el domingo 9 de Junio, después de la celebración de la Santa Misa.

4. MISA DIARIA CON UN TEMA EUCARÍSTICO Respetando las lecturas que corresponden a cada día según el calendario litúrgico, proponemos un tema de meditación para la homilía de cada día, así como una intención especial que será desarrollada en la oración de los fieles.

-6-


Semana Eucarística Arquidiocesana

Lunes 27 de Mayo Tema: La Eucaristía, el gran tesoro de la Iglesia Intención: Por el Papa Francisco, el Cardenal Juan Luis Cipriani, los obispos del mundo entero, la santificación de los sacerdotes y las vocaciones al sacerdocio. Lecturas: Eclesiástico 17,20-28, Salmo 31, Marcos 10,17-27. Guión para la homilía: • Jesús promete al joven rico un tesoro en el cielo. • Él nos alienta a no acumular riquezas en la tierra, sino a acumular riquezas en el cielo. Porque donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón. (Ver Mt 6,20-21). • Jesús en la Eucaristía es la perla preciosa y el tesoro escondido por el cual vale la pena venderlo todo. (Mt 13,45-46). • La Eucaristía es el gran tesoro de la Iglesia, pues Ella contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir Cristo mismo, nuestra Pascua (Ver P.O. n. 5). • El joven rico no pudo recibir este tesoro como un don de Dios porque tenía el corazón apegado a los bienes materiales. • Es necesario tener un espíritu de pobre para valorar y recibir este maravilloso misterio y acercarnos a la mesa del Señor como mendigos de su amor. Peticiones: R/ Jesús Sacramentado, escucha nuestra oración. 1. Por el Papa Francisco, para que el Espíritu Santo lo ilumine y pueda guiar con sus enseñanzas y testimonio a la Iglesia, suscitando un nuevo ardor evangelizador y un gran amor a Jesús Eucaristía. -7-


Semana Eucarística Arquidiocesana

2. Pedimos por nuestro Pastor, el cardenal Juan Luis, para que encuentre en la Eucaristía, la fuerza para apacentar la grey que el Señor le confía. 3. Por los obispos del Perú y del mundo entero, para que unidos en la comunión de la fe y la Eucaristía, se entreguen con generosidad a su ministerio episcopal. 4. Por todos los sacerdotes, para que con su vida ejemplar y su trabajo pastoral logren los frutos de conversión que necesita la Iglesia. 5. Por las vocaciones al sacerdocio y por todos los seminaristas que se forman en el Seminario de Santo Toribio, para que crezca en ellos el amor a la Eucaristía y la caridad con los más necesitados.

Martes 28 de Mayo Tema: La Eucaristía, Prenda de la Vida Futura. Intención: Por la conversión de los pueblos a la fe, los cristianos más alejados y las almas del purgatorio. Lecturas: Eclesiástico 35,1-15, Salmo 49, Marcos 10,28-31. Guión para la homilía: • Jesús promete a todos los que lo siguen el ciento por uno en esta vida y en la edad futura, la vida eterna. Nos llama a ser felices en esta vida y luego a una felicidad eterna. • La felicidad terrena se da en medio de sufrimientos y persecuciones. En este camino nos vemos sostenidos por la Eucaristía que es cibus viatorum, es decir el alimento del peregrino. • La Eucaristía es “prenda de la gloria futura” (SC n. 47), pues Jesús prometió el que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día (Jn 6,54). -8-


Semana Eucarística Arquidiocesana

• Al participar en la mesa eucarística nos unimos en comunión con los hermanos y hermanas que gozan ya del banquete del reino de los cielos. • Dios que no se deja vencer en generosidad, nos invita a ser generosos para compartir nuestro tiempo y nuestros bienes con los más necesitados. • En la Eucaristía nos manifiesta la sobreabundancia de su amor y nos invita a ofrecer un sacrificio de acción de gracias; presentándonos ante el altar, no con las manos vacías, sino con las manos llenas de obras de caridad.

Peticiones: R/ Escucha Señor, nuestra súplica 1. Por la Iglesia, pueblo peregrino de Dios, para que celebre con fe el sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo y se vea impulsada a predicar el Evangelio. 2. Por todos los bautizados que no conocen el don de Dios que es la Eucaristía, para que participando de la misa dominical puedan crecer en la fe y amistad con el Señor Jesús. 3. Por todos los pueblos que aún no conocen a Cristo, para que la Eucaristía sea un faro luminoso que atraiga a hombres y mujeres a la fe en el Señor Resucitado. 4. Por todos los pueblos que se encuentran en guerra o viven conflictos internos, para que encuentren caminos de paz y reconciliación. 5. Para que los frutos de esta Eucaristía alcance también a las almas del purgatorio, para que puedan gozar del banquete del reino de los cielos.

-9-


Semana Eucarística Arquidiocesana

Miércoles 29 de Mayo Tema: La Eucaristía, Memorial del Sacrificio de la Cruz. Intención: Por los pobres, los enfermos, las familias separadas y desamparadas y por todos los que sufren. Lecturas: Eclesiástico 36,1-2a.5-6.13-19, Salmo 78, Marcos 10,32-45 Guión para la homilía: • Jesús anuncia a los apóstoles camino a Jerusalén que va a sufrir la pasión, morirá en la Cruz y al tercer día resucitará de entre los muertos. • Jesús se encamina a la pasión con plena conciencia de lo que significa su entrega: A mí nadie me quita la vida, yo la entrego voluntariamente (Jn 10,18). • Jesús nos enseña en la Cruz que Él no vino a ser servido sino a servir y a entregar su vida por amor a nosotros. • Ese sacrificio se representa (hace presente) en cada Eucaristía, en la que se ofrece su “cuerpo entregado” y su “sangre derramada” por nosotros. • En la última Cena, “la noche en que fue entregado” (1 Co 11,23), quiso dejar a la Iglesia, su esposa amada, un sacrificio visible donde sería representado el sacrificio sangriento que iba a realizarse una única vez en la cruz, cuya memoria se perpetuaría hasta el fin de los siglos (1 Co 11,23) y cuya virtud saludable se aplicaría a la redención de los pecados de la humanidad. (Cc. de Trento: DS 1740). • El sacrificio de Cristo y el sacrificio de la Eucaristía es un único sacrificio. Es una y la misma víctima, que se ofrece ahora por el ministerio de los sacerdotes, y que se ofreció a sí misma entonces sobre la cruz. • Para seguir al Señor, no debemos buscar los primeros puestos. Él nos enseña a ofrecer nuestro servicio y los sacrificios de la - 10 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

vida cotidiana en cada misa, sabiendo que los últimos serán los primeros. Peticiones: R/ Jesús, Pan de vida, escucha nuestra oración 1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que el Señor la gobierne, la purifique de toda culpa y la renueve por la acción del Espíritu Santo. 2. Te pedimos, Señor, por todos los pobres que carecen de empleo, para que encuentren un trabajo digno puedan satisfacer sus necesidades. 3. Por los enfermos para que encuentren en la Eucaristía fortaleza y consuelo para sus dolores, y en sus familiares el apoyo para salir adelante. 4. Por los que consagran su vida al servicio de los enfermos y de los ancianos: para que los atiendan siempre con celo y amor. 5. Te pedimos por las familias que están pasando por un momento de crisis, para que los esposos luchen por su matrimonio y encuentren en la Eucaristía una fuente de perdón y unidad. 6. Por los esposos separados, las madres solteras, los hijos que crecen alejados de sus padres, para que encuentren en la gran familia de la Iglesia el apoyo que necesitan.

- 11 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Jueves 30 de Mayo Tema: La Eucaristía, Misterio Luminoso que sana el corazón Intención: Por las familias católicas y para que los gobernantes defiendan la familia y el valor sagrado de la vida humana. Lecturas: Eclesiástico 42,15-26, Salmo 32, Marcos 10,46-52 Guión para la homilía: • Hoy la primera lectura nos recuerda que la gloria del Señor se refleja en todas sus obras y que todos los santos de Dios proclaman las maravillas de Dios. • Una de las obras más maravillosas de Dios, que refleja su gloria y su amor misericordioso, es la Eucaristía. • El Papa Juan Pablo II propuso la Eucaristía como el quinto misterio luminoso, porque toda la grandeza y la gloria de Dios Invisible, se hace presente en el misterio eucarístico, bajo la sencilla apariencia del pan y del vino. • Que podamos descubrir en la Eucaristía ese faro luminoso que al mismo tiempo manifiesta y oculta la belleza del rostro de Jesús. • Como el ciego Bartimeo debemos pedirle a Jesús: ¡Que pueda ver! • En el camino de la vida el corazón humano experimenta profundas heridas, fruto de los propios pecados o del mal en sus diversas formas. • Jesús en la Eucaristía sana las heridas de nuestro corazón e ilumina nuestra ceguera. • Por eso la Eucaristía es salud y consuelo para los enfermos. • Que podamos acercarnos con fe a este misterio y experimentar su poder sanante en nuestras vidas, heridas por la amargura y el pecado. - 12 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Peticiones: R/ Renueva, Señor, nuestras familias 1. Por la santa Iglesia de Dios: para que todos los creyentes encontremos en la Eucaristía un faro luminoso y que irradiemos esa luz con nuestras palabras y obras. 2. Por los gobernantes de todas las naciones, para que valoren y respeten el derecho a la vida de todo ser humano desde el mismo instante de su concepción y promuevan leyes que lo defiendan. 3. Para que en nuestra patria, los legisladores protejan la familia, como la célula fundamental de la sociedad, fruto del amor conyugal del hombre y la mujer. 4. Por los padres de familia para que participando todos los domingos en la Santa Misa sepan inculcar en sus hijos el amor a Jesús en la Eucaristía. 5. Por los esposos, para que recuerden sus promesas matrimoniales y permanezcan unidos por un auténtico amor y respeto. 6. Por los frutos del Congreso de Familias del siglo XXI, para que todos los católicos protejamos el futuro de nuestros hijos, defendiendo la vida y la familia.

Viernes 31 de Mayo: Fiesta de la Visitación de la Virgen María Tema: María, Mujer Eucarística Intención: Por la nueva evangelización en el mundo entero, por la vida consagrada en la Iglesia y por todas las obras de apostolado en la Arquidiócesis de Lima Lectura: Sofonías 3,14-18, Cántico de Isaías 12,2-6, Lucas 1,39-56. - 13 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Guión para la homilía: • El Papa Juan Pablo II, titula el capítulo VI de su encíclica Ecclesia de Eucharistia: En la escuela de María, Mujer “eucarística”. • Nos dice que Ella «puede guiarnos hacia este Santísimo Sacramento porque tiene una relación profunda con él». • El Papa nos dice que «María concibió en la Anunciación al Hijo divino, incluso en la realidad física de su cuerpo y su sangre, anticipando en sí lo que en cierta medida se realiza sacramentalmente en todo creyente que recibe, en las especies del pan y del vino, el cuerpo y la sangre del Señor». • En la VISITACIÓN a su prima Isabel podemos descubrir a la Madre como «el primer “tabernáculo” de la historia» donde el Señor Jesús, todavía oculto a los ojos y oídos de los hombres, «se ofrece a la adoración de Isabel, como “irradiando” su luz a través de los ojos y la voz de María». María es verdaderamente la “Custodia viva del Señor”, el «admirable ostensorio del Cuerpo de Cristo». • Ella nos enseña a recibir al Señor y también a ser portadores del Señor, sagrarios vivientes que irradiemos como María la presencia viva de Jesús a través del servicio humilde a los hermanos. • Como en el per ipsum de la misa, María alaba al Padre por Cristo, con Él y en Él, en la unidad del Espíritu Santo, dándole todo honor y toda gloria, por los siglos de los siglos. Así pues, «¡La Eucaristía se nos ha dado para que nuestra vida sea, como la de María, toda ella un magnificat!». Peticiones: R/ Por la intercesión de María, escucha nuestra oración 1. Por la santa Iglesia de Dios, para que sea como María, portadora de alegría y esperanza para la humanidad. - 14 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

2. Por todos los obispos y sacerdotes, para que impulsen en su labor pastoral la nueva evangelización a la que nos convoca el Señor. 3. Por todos aquellos que han consagrado su vida a Dios, para que cada día renueven su fidelidad a Jesús y encuentren en la Eucaristía la fuente y cima de su apostolado. 4. Por todos los movimientos eclesiales y grupos apostólicos en nuestra Arquidiócesis, para que en comunión con el Pastor, desplieguen sus carismas en el anuncio del Evangelio. 5. Por las misiones y por todos los que anuncian a Jesucristo en los lugares más pobres y alejados, para que sostenidos por el Pan Vivo bajado del cielo, perseveren en su ardor evangelizador.

Sábado 1 de Junio Tema: La Eucaristía, Pan Vivo que sacia el hambre interior. Intención: Por los niños que se preparan para la primera comunión y por el incremento de las capillas de Adoración Perpetua en la Arquidiócesis de Lima. Lecturas: Eclesiástico 51,17-27, Salmo 18,8-11, Mc 11,27-33 Guión para la homilía: • En la primera lectura tomada del libro del Eclesiástico, el hombre bendice a Dios porque desde niño deseo la Sabiduría y pudo saborear sus delicias. • Mi alma saboreó sus frutos, y jamás me apartaré de ella; mi alma la siguió desde el principio y la poseyó con pureza. • La Sabiduría se deja encontrar por aquellos que la buscan con humildad y perseverancia. - 15 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

• Esa humildad que contrasta con la soberbia de aquellos que le exigen a Jesús que acredite su autoridad y se niegan a creer en Él. • Ante el misterio eucarístico podemos darnos cuenta que “para el que cree ningún argumento es necesario y para el que no cree ningún argumento es suficiente”. • Pidámosle a la Virgen que nos ayude a tener la humildad, la fe y la pureza de los santos y de los niños que reciben por primera vez a Jesús en la Eucaristía. • Preguntémonos si experimentamos un profundo anhelo interior cuando nos acercamos a recibir la comunión, o si quizás hemos caído en la rutina. • La Eucaristía nos recuerda el milagro de la multiplicación de los panes en el que las manos de Cristo se convierten en el lugar donde la gracia mana sin agotarse, como aquella alcuza del profeta Elías en la que nunca faltaba el aceite. • La Eucaristía es el Pan Vivo bajado del cielo que saciando el hambre, suscita en el corazón un deseo más ardiente de recibirlo. Peticiones: R/ Pan de Vida Eterna, escucha nuestra oración 1. Para que en toda la Iglesia, crezca el amor a Jesús en la Eucaristía, que impulse a un renovado servicio evangelizador y solidario. 2. Por todos los niños que en este Año de la Fe se preparan para recibir a Jesús en la primera comunión, para que perseveren en su amistad. 3. Para que crezca en nuestro corazón el hambre y la sed del Dios Vivo y sacudamos toda rutina y mediocridad en nuestra participación en la misa. - 16 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

4. Para que en todas las parroquias de nuestra Arquidiócesis haya una capilla de adoración de modo que los fieles puedan visitar frecuentemente a Jesús Sacramentado. 5. Para que la celebración del Corpus Christi sea una hermosa fiesta en la que Jesús Sacramentado bendiga todos los hogares de nuestra ciudad. Domingo 2 de Junio Tema: La Eucaristía, Corazón de la Familia Católica Intención: Por el Santo Padre Francisco y por todas sus intenciones para la Iglesia Universal. Lecturas: Gen 14, 18-20; Salmo 109, 1 Co 11,23-26; Lc 9,51-62. Guión para la homilía: Extracto de Conferencia “La Eucaristía y la Familia” de Mons. José Antonio Eguren, Arzobispo de Piura. • La familia humana está invitada a participar de manera activa en la Eucaristía, y al hacerlo, refuerza su identidad como miembros particulares y como comunidad familiar. • En el contacto con la Eucaristía, los padres humanos descubren el maravilloso don de la paternidad/maternidad tomando contacto con Dios Padre, que les muestra su vocación de ser “colaboradores de Dios creador en la concepción y generación de un nuevo ser humano”, como enseña muy bien el Papa Juan Pablo II, recordando además que “en la paternidad y maternidad humanas Dios mismo está presente”. • Los hijos (¡todos, absolutamente todos, somos hijos!) están invitados a reforzar su identidad en el Hijo, haciendo suyas las actitudes de obediencia, amor filial y servicio que a lo largo de su vida terrena mostró el Señor Jesús, Hijo de Dios y también, hijo de María y de José. - 17 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

• Y tanto los padres como los hijos, y en general todos los miembros de la familia han de vivir el amor, que como don de Dios viene del Espíritu Santo: «porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado» • “Animo de modo particular a las familias para que este Sacramento sea fuente de fuerza e inspiración. El amor entre el hombre y la mujer, la acogida de la vida y la tarea educativa se revelan como ámbitos privilegiados en los que la Eucaristía puede mostrar su capacidad de transformar la existencia y llenarla de sentido”. Benedicto XVI, Sacramentum Caritatis n. 79 . Peticiones: 1. Hoy nos unimos en oración con el Papa Francisco, oramos por sus intenciones y pedimos al Señor que lo sostenga con su gracia. 2. Oremos por todos los hijos de la Iglesia, para que la Eucaristía sea el centro de sus vidas y los impulse a dar un testimonio alegre del Evangelio. 3. Por todas las familias católicas, para que encuentren en la Eucaristía, el corazón que une y vivifica a todos los miembros del hogar. 4. Para que el Señor Jesús, presente en la Eucaristía, siga llamando a muchos jóvenes al sacerdocio, sirviendo a sus hermanos en las cosas de Dios. 5. Oremos por los pobres, los enfermos y todos los que sufren, para que uniendo sus dolores al sacrificio del Señor, descubran el valor salvífico del sufrimiento.

- 18 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

5. HORA SANTA (JUEVES 30 DE MAYO) ADORACIÓN EUCARÍSTICA DE JUAN PABLO II Señor Jesús: Nos presentamos ante ti sabiendo que nos llamas y que nos amas tal como somos. «Tú tienes palabras de vida eterna y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Hijo de Dios» (Jn. 6,69). Tu presencia en la Eucaristía ha comenzado con el sacrificio de la última cena y continúa como comunión y donación de todo lo que eres. Aumenta nuestra FE. Por medio de ti y en el Espíritu Santo que nos comunicas, queremos llegar al Padre para decirle nuestro SÍ unido al tuyo. Contigo ya podemos decir: Padre nuestro. Siguiéndote a ti, «camino, verdad y vida», queremos penetrar en el aparente «silencio» y «ausencia» de Dios, rasgando la nube del Tabor para escuchar la voz del Padre que nos dice: «Este es mi Hijo amado, en quien tengo mi complacencia: Escuchadlo» (Mt. 17,5). Con esta FE, hecha de escucha contemplativa, sabremos iluminar nuestras situaciones personales, así como los diversos sectores de la vida familiar y social. Tú eres nuestra ESPERANZA, nuestra paz, nuestro mediador, hermano y amigo. Nuestro corazón se llena de gozo y de esperanza al saber que vives «siempre intercediendo por nosotros» (Heb. 7,25). Nuestra esperanza se traduce en confianza, gozo de Pascua y camino apresurado contigo hacia el Padre. Queremos sentir como tú y valorar las cosas como las valoras tú. Porque tú eres el centro, el principio y el fin de todo. Apoyados en esta ESPERANZA, queremos infundir en el mundo esta escala de valores evangélicos por la que Dios y sus dones salvíficos ocupan el primer lugar en el corazón y en las actitudes de la vida concreta. - 19 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Queremos AMAR COMO TÚ, que das la vida y te comunicas con todo lo que eres. Quisiéramos decir como San Pablo: «Mi vida es Cristo» (Flp. 1,21). Nuestra vida no tiene sentido sin ti. Queremos aprender a «estar con quien sabemos nos ama», porque «con tan buen amigo presente todo se puede sufrir». En ti aprenderemos a unirnos a la voluntad del Padre, porque en la oración «el amor es el que habla» (Sta. Teresa). Entrando en tu intimidad, queremos adoptar determinaciones y actitudes básicas, decisiones duraderas, opciones fundamentales según nuestra propia vocación cristiana. CREYENDO, ESPERANDO Y AMANDO, TE ADORAMOS con una actitud sencilla de presencia, silencio y espera, que quiere ser también reparación, como respuesta a tus palabras: «Quedaos aquí y velad conmigo» (Mt. 26,38). Tú superas la pobreza de nuestros pensamientos, sentimientos y palabras; por eso queremos aprender a adorar admirando el misterio, amándolo tal como es, y callando con un silencio de amigo y con una presencia de donación. El Espíritu Santo que has infundido en nuestros corazones nos ayuda a decir esos «gemidos inenarrables» (Rom. 8,26) que se traducen en actitud agradecida y sencilla, y en el gesto filial de quien ya se contenta con solo tu presencia, tu amor y tu palabra. En nuestras noches físicas y morales, si tú estás presente, y nos amas, y nos hablas, ya nos basta, aunque muchas veces no sentiremos la consolación. Aprendiendo este más allá de la ADORACIÓN, estaremos en tu intimidad o «misterio». Entonces nuestra oración se convertirá en respeto hacia el «misterio» de cada hermano y de cada acontecimiento para insertarnos en nuestro ambiente familiar y social y construir la historia con este silencio activo y fecundo que nace de la contemplación. Gracias a ti, nuestra capacidad de silencio y de adoración se convertirá en capacidad de AMAR y de SERVIR. - 20 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Nos has dado a tu Madre como nuestra para que nos enseñe a meditar y adorar en el corazón. Ella, recibiendo la Palabra y poniéndola en práctica, se hizo la más perfecta Madre. Ayúdanos a ser tu Iglesia misionera, que sabe meditar adorando y amando tu Palabra, para transformarla en vida y comunicarla a todos los hermanos. Amén. OTRAS ORACIONES EUCARISTICAS Acto de adoración Vengo, Jesús mío, a visitarte. Te adoro en el sacramento de tu amor. Te adoro en todos los Sagrarios del mundo. Te adoro, sobre todo, en donde estás más abandonado y eres más ofendido. Te ofrezco todos los actos de adoración que has recibido desde la institución de este Sacramento y recibirás hasta el fin de los siglos. Te ofrezco principalmente las adoraciones de tu Santa Madre, de San Juan, tu discípulo amado, y de las almas más enamoradas de la Eucaristía. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Ángel de mi Guarda, ve y visita en mi nombre todos los Sagrarios del mundo. Di a Jesús cosas que yo no sé decirle, y pídele su bendición para mí. Oración de san Alfonso María Ligorio Señor mío Jesucristo, que por amor a los hombre estás noche y día en este sacramento, lleno de piedad y de amor, esperando, llamando y recibiendo a cuantos vienen a visitarte: creo que estás presente en el sacramento del altar. Te adoro desde el abismo de mi nada y te doy gracias por todas las mercedes que me has hecho, y especialmente por haberte dado tu mismo en este sacramento, por haberme concedido por mi abogada a tu amantísima Madre y haberme llamado a visitarte en esta iglesia. Adoro ahora a tu Santísimo corazón y deseo adorarlo por tres fines: el primero, en acción de gracias por este insigne beneficio; en segundo lugar, para resarcirte de todas las injurias que recibes de tus enemigos en este sacramento; y finalmente, deseando adorarte con esta visita en todos los lugares de la tierra donde estás sacramentado con menos culto y abandono. - 21 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Oración al Santísimo Sacramento Te doy gracias Señor, Padre Santo, Dios Todopoderoso y eterno porque aunque soy un siervo pecador y sin mérito alguno, has querido alimentarme misericordiosamente con el cuerpo y la sangre de tu hijo Nuestro Señor Jesucristo. Que esta sagrada comunión no vaya a ser para mi ocasión de castigo sino causa de perdón y salvación. Que sea para mí armadura de fe, escudo de buena voluntad; que me libre de todos mis vicios y me ayude a superar mis pasiones desordenadas; que aumente mi caridad y mi paciencia mi obediencia y humildad, y mi capacidad para hacer el bien. Que sea defensa inexpugnable contra todos mis enemigos, visibles e invisibles; y guía de todos mis impulsos y deseos Que me una más íntimamente a ti, único y verdadero Dios y me conduzca con seguridad al banquete del cielo, donde tu, con tu hijo y el Espíritu Santo, eres luz verdadera, satisfacción cumplida gozo perdurable y felicidad perfecta. Por Cristo, Nuestro Señor Amén. Alma de Cristo Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame. - 22 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Pasión de Cristo, confórtame. ¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de Ti. Del maligno enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. Y mándame ir a Ti. Para que con tus santos te alabe. Por los siglos de los siglos. Amén Oración a Jesús en el sagrario de Santa Teresita de Lisieux ¡Oh Dios escondido en la prisión del sagrario!, todas las noches vengo feliz a tu lado para darte gracias por todos los beneficios que me has concedido y para pedirte perdón por las faltas que he cometido en esta jornada, que acaba de pasar como un sueño… ¡Qué feliz sería, Jesús, si hubiese sido enteramente fiel! Pero, ¡ay!, muchas veces por la noche estoy triste, porque veo que hubiera podido responder mejor a tus gracias… Si hubiese estado más unida a ti, si hubiera sido más caritativa con mis hermanas, más humilde y más mortificada, me costaría menos hablar contigo en la oración. Sin embargo, Dios mío, lejos de desalentarme a la vista de mis miserias, vengo confiada, acordándome de que «no tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos». Te pido, pues, que me cures, que me perdones, y yo, Señor, recordaré que «el alma a la que más has perdonado debe amarte también más que las otras…» Te ofrezco todos los latidos de mi corazón como otros tantos actos de amor y de reparación, y los uno a tus méritos infinitos. Y te pido, divino Jesús, que seas tú mismo el Reparador de mi alma y que actúes en mí sin hacer caso a mis resistencias. En una palabra, ya no quiero tener más voluntad que la tuya. Y mañana, con la ayuda de la gracia, volveré a comenzar una vida nueva, cada uno de cuyos instantes será un acto de amor y de renuncia. Después de haber venido así, cada noche, al pie de tu altar, llegaré por fin a la última noche de mi vida, y entonces comenzará para mí el día sin ocaso de la eternidad, en el que descansaré sobre tu divino Corazón de las luchas del destierro… Amén. - 23 -


Semana Eucarística Arquidiocesana

Arzobispado de Lima Oficina de Pastoral Visita nuestra página web: www.arzobispadodelima.org Escríbenos a: secpast.arzobispadolima@gmail.com www.facebook.com/arzobispadodelima - 24 -

Semana Eucarística Arquidiocesana 2013  

Presentamos el subsidio Semana Eucarística Arquidiocesana 2013, elaborado por la oficina de Pastoral del Arzobispado de Lima como material d...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you