Page 1

Arzobispado de Lima

Semana EucarĂ­stica Parroquial - 2011 Oficina de Pastoral


Semana Eucarística Parroquial - 2011

PRESENTACIÓN Todas las parroquias e iglesias de la Arquidiócesis de Lima se unirán durante la Semana Eucarística para hacer de nuestra Ciudad un verdadero centro de espiritualidad en el que se desarrolle una intensa catequesis que profundice el misterio del Santísimo Sacramento, se aliente la adoración eucarística y la celebración de la Santa Misa. Preparados de esta manera, el Domingo 26 de junio próximo, con entusiasmo y verdadero espíritu de adoración, daremos testimonio público de nuestro amor a Cristo presente y vivo en la Eucaristía.

PROGRAMA DE LA SEMANA EUCARÍSTICA PARROQUIAL La Catequesis eucarística Es el tiempo dedicado al estudio y reflexión del misterio más importante de nuestra fe. El presente folleto propone ocho catequesis diferentes, que tienen como hilo conductor el tema de la santidad. La Santa Misa La celebración de la Santa Misa será el núcleo de cada día. Se propone una Misa específica, con intención y lecturas especiales, así como la Oración de los Fieles. Exposición del Santísimo y adoración La segunda actividad más importante será la adoración del Santísimo Sacramento, como prolongación de la Misa. Es el tiempo dedicado a la profundización y asimilación del misterio eucarístico. Es un momento de profunda oración personal y también de fervorosa oración comunitaria. Ambos momentos deben tenerse en cuenta. Confesiones Es la ocasión para ofrecer a los fieles el encuentro con la infinita misericordia de Dios. Durante esta Semana los sacerdotes deben ofrecer horarios de Confesión e instruir a los fieles en el examen de consciencia basado en el Decálogo.

-3-


Arzobispado de Lima

Comunión de los Enfermos A largo de esta semana, llevar el Viático o Comunión a los enfermos o moribundos, como signo de solicitud pastoral y de caridad de la comunidad parroquial. Solemnidad del Corpus Christi El domingo 26 de junio es el día para dar testimonio público de nuestro amor a Jesús Eucaristía. Cada Parroquia y Grupo Eclesial deberá convocar para ese día una numerosa delegación integrada por religiosos, religiosas, fieles en general y, muy en especial, de jóvenes. Animamos a la Parroquia a facilitar la asistencia de los fieles y ayudarlos en la movilización hacia la Plaza de Armas. De antemano, agradecemos la participación de todos los fieles, muy en especial a los señores Párrocos y sus Vicarios parroquiales, a los equipos de liturgia y de catequesis, a quienes encargamos encarecidamente la organización de esta Semana especial. OFICINA DE PASTORAL

-4-


Semana Eucarística Parroquial - 2011

DOMINGO 19 La fiesta de la Santísima Trinidad celebra el misterio inefable de Dios revelado por Jesucristo: Dios es uno y es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y así como Dios es uno, también nosotros unidos a Cristo debemos ser uno y debemos vivir en el amor, en el encuentro fraternal en la familia y la comunidad.

CATEQUESIS 1: FAMILIA CRISTIANA: PRIMERA EDUCADORA DE LA SANTIDAD

Evangelio de San Lucas 2, 52. Jesús bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres. S. S. Benedicto XVI «La familia cristiana tiene, hoy más que nunca, una misión nobilísima e ineludible, como es transmitir la fe que implica la entrega a Jesucristo, muerto y resucitado, y la inserción en la comunidad eclesial. Los padres son los primeros evangelizadores de los hijos, don precioso del creador, comenzando por las primeras oraciones». (Benedicto XVI, 17 de mayo de 2005) San Juan María Vianney «Abrid las Escritura, y allí veréis que, cuando los padres fueron santos, también lo fueron los hijos. Cuando el Señor alaba a los padres o madres que se distinguieron por su fe o piedad, jamás se olvida de hacernos saber que los hijos y los servidores siguieron también sus huellas». SANTA MISA: Solemnidad de la Santísima Trinidad Ver MR. pág. 398. Leccionario: T. I, pág. 169 Oración universal de los fieles - Por la Semana Eucarística que hoy iniciamos en nuestra Arquidiócesis, para a través de sus catequesis comprendamos que la Eucaristía conduce a los hombres a la comunión con Cristo y en Él, con el Padre y con el Espíritu Santo. Roguemos al Señor. - Para que a través de la adoración eucarística se afiance nuestra fe, se acreciente nuestra esperanza y se avive nuestra caridad. -5-


Arzobispado de Lima

-

Para que las familias vivan en la unidad, la paz y el amor a imagen de la unidad de la Trinidad. Por los esposos, para que día a día crezcan en su amor, que es el vínculo de la perfección, teniendo como pilar la fidelidad a Dios y a su familia. Por todos los novios, para que el Espíritu Santo los ayude a construir sobre roca su futura familia.

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO. (Ver pág. 15)

LUNES 20 El agua y la sangre que brotan del costado abierto de Jesús crucificado son signo del comienzo y crecimiento de la Iglesia (LG 3; Catecismo 766). CATEQUESIS 2: LA IGLESIA: COMUNIDAD DONDE SE ENCUENTRA A JESÚS, FUENTE Y ORIGEN DE LA SANTIDAD. Evangelio de San Juan 15, 4-5 Permanezcan en mí, como yo permanezco en ustedes. Así como el sarmiento no puede dar fruto si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí. Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. El que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer. Catecismo de la Iglesia 824. La Iglesia, unida a Cristo, está santificada por Él; por Él y con Él, ella también ha sido hecha santificadora. Todas las obras de la Iglesia se esfuerzan en conseguir “la santificación de los hombres en Cristo y la glorificación de Dios” (SC 10). En la Iglesia es donde está depositada “la plenitud total de los medios de la salvación” (UR 3). Es en ella donde “conseguimos la santidad por la gracia de Dios (LG 48). Beato Juan Pablo II La Iglesia vive de la Eucaristía. Esta verdad no expresa solamente una experiencia cotidiana de fe, sino que encierra en síntesis el núcleo del misterio de la Iglesia. (Encíclica Ecclesia de Eucharistia 1)

-6-


Semana Eucarística Parroquial - 2011

SANTA MISA: Por la Iglesia local Ver MR. pág. 905 E. Leccionario: T. IV págs. 104 s: 389 Oración universal de los fieles - Por la Santa Iglesia: para que con su ejemplo y testimonio manifieste en la Eucaristía la unidad que viene de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. - Por nuestros Pastores: para que el Espíritu Santo ilumine su ministerio pastoral y por el ejemplo de su palabra y de su vida nos guíen hacia la vida eterna. - Por nuestros padres, por todas aquellas personas que tienen la misión de educar, para el fortalezca su espíritu EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO (Ver pág. 15)

MARTES 21 CATEQUESIS 3: EL CRISTIANO: SIGNO Y MEDIO PARA LA CONSAGRACIÓN DEL MUNDO

Evangelio según san Juan 17, 18-21 Como Tú me enviaste al mundo, así los he enviado yo al mundo. Por ellos yo me santifico, para que también ellos sean santificados en la verdad. No ruego sólo por éstos, sino por los que han de creer en mí por su palabra: que todos sean uno; como Tú, Padre, en mí y yo en Ti, que así ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que Tú me has enviado. S.S. Benedicto XI La misión universal implica a todos, todo y siempre. El Evangelio no es un bien exclusivo de quien lo ha recibido; es un don que se debe compartir, una buena noticia que es preciso comunicar. Y este don-compromiso está confiado no sólo a algunos, sino a todos los bautizados, los cuales son "linaje elegido, nación santa, pueblo adquirido por Dios" (1P 2, 9), para que proclame sus grandes maravillas. (Benedicto XI, 6 de enero de 2011) San Agustín «¿Qué pensar de los que se adornan con un nombre y no lo son? ¿De qué sirve el nombre si no se corresponde con la realidad? [...]. Así, muchos se llaman cristianos, pero no son hallados tales en realidad, porque no son lo que dicen, en la vida, en las costumbres, en la esperanza, en la caridad» (San Agustín, Trat. sobre la 1ª. Epístola de San Juan 4, 4) -7-


Arzobispado de Lima

SANTA MISA: San Luis Gonzaga. Memoria Obligatoria Ver MR. pág. 661 s. Leccionario: T. IV págs. 105 s; 388 s. Oración universal de los fieles - Por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI y por nuestros Arzobispo el Cardenal Juan Luis Cipriani, para que Dios les asista en su misión de anunciar el Evangelio. - Por todos los hijos de la Iglesia, para que, por el ejemplo de San Luis Gonzaga, busquen constantemente unirse a Cristo en la Eucaristía. - Por cada uno de nosotros, para que fieles al mandato de Cristo, sepamos iluminar todos los ambientes en los que vivimos. - Por todos los difuntos, para que alcancen en plenitud el misterio que con sus vidas predicaron. EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO (Ver pág. 15)

MIÉRCOLES 22 CATEQUESIS 4: UN CRISTIANO SANTO: EL MEDIO MÁS EFICAZ PARA LA EVANGELIZACIÓN DEL MUNDO. Evangelio según san Mateo 5, 48 «Sed pues, perfectos, como perfecto es vuestro Padre celestial.» S. S. Benedicto XVI Los Santos —pensemos por ejemplo en la beata Teresa de Calcuta— han adquirido su capacidad de amar al prójimo de manera siempre renovada gracias a su encuentro con el Señor eucarístico y, viceversa, este encuentro ha adquirido realismo y profundidad precisamente en su servicio a los demás. Amor a Dios y amor al prójimo son inseparables, son un único mandamiento. Pero ambos viven del amor que viene de Dios, que nos ha amado primero. (Deus Caritas est, Nº 18) San Gregorio Magno Muchos hay en la Iglesia que se parecen a al siervo que escondió el talento que, temiendo entrar en el camino de una vida mejor, no se atreven a sacudir la pereza de su cuerpo; y creyéndose pecadores tiemblan de tomar el camino de la santidad, y no se horrorizan de permanecer en sus iniquidades. (S. Gregorio Magno, en Catena Aurea, vol. III, p. 232)

-8-


Semana Eucarística Parroquial - 2011

Beato Juan Pablo II «Todos estamos llamados a la santidad; para todos hay las gracias necesarias y suficientes; nadie está excluido [...]. La tentación más engañosa y que se repite siempre, es la de querer cambiar la sociedad, cambiando solamente las estructuras externas; querer hacer feliz al hombre en la tierra, satisfaciendo únicamente sus necesidades y sus deseos. (Juan Pablo II, Hom. 26 - X - 1980) SANTA MISA: Santo Tomás Moro y San Juan Fisher, Mártires Ver MR. pág. 663. Leccionario: T. IV págs. 107 s; 390. Oración universal de los fieles - Por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI, por nuestro Arzobispo el Cardenal Juan Luis Cipriani, para que Dios les conceda la santidad en el ejercicio de su ministerios. - Por todos los hijos de la Iglesia, para que redescubramos la llamada universal a la Santidad. - Por los cristianos perseguidos a causa de su fe, para que a ejemplo de Santo Tomás Moro y San Juan Fisher, se mantengan firmes en su fidelidad a Cristo y a su Iglesia. - Por todos los jóvenes y niños, para que en su temprana edad vivan la vocación universal a la santidad y descubran la vocación particular a la que Dios les llama. - Por quienes no han podido descubrir la Santidad de la Iglesia, en los hijos de la Iglesia, para que nuestra oración y la gracia de Cristo Eucaristía, iluminen sus corazones. EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO (Ver pág. 15)

JUEVES 23 CATEQUESIS 5: LA VOCACIÓN SACERDOTAL: PARA CONSTRUIR LA IGLESIA Y LA SOCIEDAD

Evangelio según san Mateo 9, 36 «Al ver a las multitudes se llenó de compasión por ellas, porque estaban maltratadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.»

-9-


Arzobispado de Lima

S.S. Benedicto XVI La gloria y la alegría del sacerdocio consisten en servir a Cristo y a su Cuerpo Místico. Esto da a lugar a una vocación bellísima y particular en el interior de la Iglesia, que hace presente a Cristo, porque participa del único y eterno Sacerdocio de Cristo. (Audiencia del Papa a los misioneros de san Carlos Borromeo, 14-02-2011)) San Juan Crisóstomo El sacerdote debe tener un alma más pura que los mismos rayos del sol para que en ninguna ocasión se vea abandonado del Espíritu Santo, y para poder decir: "Vivo yo, ya no yo, sino que vive Cristo en mí" (Siete libros sobre el sacerdocio, Libro VI, II.) SANTA MISA: En la mañana: De feria En la tarde: Solemnidad de San Juan Bautista. Misa Vespertina Ver MR. pág. 664. Leccionario: T. V, págs. 88s. Oración universal de los fieles - Por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI y por nuestros Arzobispo el Cardenal Juan Luis Cipriani, para que Dios les conceda la santidad en el ejercicio de su ministerio episcopal. - Por todas las familias, para que promuevan con fe y generosidad las vocaciones en el centro de sus familias. - Por todos los sacerdotes, para que sean siempre fieles en la santidad al ministerio que se les ha confiado. - Por todos los jóvenes, para que respondan con valentía y alegría, a la llamada que de Dios han recibido. - Por todos los seminaristas, para se preparen con seriedad y esmero a una entrega total en el servicio a Dios y su Iglesia. EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO (Ver pág. 15)

-10-


Semana Eucarística Parroquial - 2011

VIERNES 24 CATEQUESIS 6. LA EUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN SACRAMENTAL Evangelio según san Juan 20, 20-23 «Les mostró las manos y el costado. Al ver al Señor se alegraron los discípulos. Les dijo de nuevo: La paz sea con vosotros. Como el Padre me envió así os envío yo. Dicho esto sopló sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les son perdonados; a quienes se los retengáis, les son retenidos.» S.S. Benedicto XVI «La llamada de Cristo a la conversión –nos dice el Catecismo de la Iglesia católica– sigue resonando en la vida de los cristianos. (...) Es una tarea ininterrumpida para toda la Iglesia que "recibe en su propio seno a los pecadores" y que, "santa al mismo tiempo que necesitada de purificación constante, busca sin cesar la penitencia y la renovación". Este esfuerzo de conversión no es sólo una obra humana. Es el movimiento del "corazón contrito" (Sal 51, 19), atraído y movido por la gracia a responder al amor misericordioso de Dios que nos ha amado primero"(n. 1428).» (Homilía del Miércoles de Ceniza. 9 de marzo de 2011) Beato Juan Pablo II Queridísimos, tened, pues, la valentía del arrepentimiento; y tened también la valentía de alcanzar la gracia de Dios por la Confesión sacramental.¡Esto os hará libres! Os dará la fuerza que necesitáis para las empresas que os esperan, en la sociedad y en la Iglesia, al servicio de los hombres (Juan Pablo II, Discurso a UNIV, 1 l - IV - 1979) SANTA MISA: Solemnidad de Natividad de San Juan Bautista Ver MR. pág. 664. Leccionario: T. V, págs. 88s. Oración universal de los fieles - Por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI y por nuestros Arzobispo el Cardenal Juan Luis Cipriani, para que guíen siempre a todo el pueblo de Dios hacia el camino de la Misericordia divina. - Por todos los hijos de la Iglesia, para que, a ejemplo de San Juan Bautista, con humildad y sencillez, busquen el camino de la conversión de vida, acudan frecuentemente al sacramento de la Confesión, y renueven en Cristo el deseo de santidad. - Por los pueblos, para que no pierdan el sentido de pecado y descubran la verdad del ser humano en Cristo. -11-


Arzobispado de Lima

-

Por los que han sido testigos de los escándalos producidos por los hijos de la Iglesia, para que lo humano no oculte lo divino y para que nosotros sepamos desagraviar estas faltas. Por los pecadores y negligentes, para que por la gracia de Dios descubran su infinita misericordia y alcancen la paz.

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO (Ver pág. 15)

SÁBADO 25 CATEQUESIS 7: EN LA ESCUELA DE MARÍA: MUJER EUCARÍSTICA Evangelio de San Lucas 1, 39-46 En aquellos días, levantándose María, fue de prisa a la montaña, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarías, y saludó a Isabel. Y aconteció que cuando oyó Isabel el saludo de María, la criatura saltó en su vientre; e Isabel fue llena del Espíritu Santo, y exclamó con gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. ¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? Porque tan pronto como llegó la voz de tu saludo a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor. Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor. Beato Juan Pablo II «El Magnificat expresa la espiritualidad de María, nada nos ayuda a vivir mejor el Misterio eucarístico que esta espiritualidad. ¡La Eucaristía se nos ha dado para que nuestra vida sea, como la de María, toda ella un magnificat! (Ecclesia de Eucharistia Nº 57). "María, ayúdanos a ser testigos creíbles de su mensaje de paz y de amor, para que los hombres y las mujeres de nuestro tiempo, caracterizado aún por tensos contrastes e inauditas violencias, reconozcan en el Niño que está en tus brazos al único Salvador del mundo, fuente inagotable de la paz verdadera, a la que todos aspiran en lo más profundo del corazón". SANTA MISA. Misa de Santa María Ver MR. pág. 983. Leccionario: T. V, pág. 227 ss .

-12-


Semana Eucarística Parroquial - 2011

Oración universal de los fieles - Por el Santo Padre Benedicto XVI, por nuestro Arzobispo el Cardenal Juan Luis Cipriani, por sus Obispos Auxiliares, por todos los obispos y sacerdotes, para que en la escuela de María, descubran toda la riqueza y la relación íntima que une Iglesia y Eucaristía. Roguemos. - Por todos los consagrados en los institutos religiosos, para que descubran a María como Maestra en la contemplación del rostro de Cristo. - Por todos los fieles que trabajan por la evangelización de las personas y las estructuras sociales en las diversas comunidades eclesiales, para que en la escuela de María fortalezcan su amor a la Eucaristía. EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO. (Ver pág.15)

-13-


Arzobispado de Lima

DOMINGO 26 CATEQUESIS 8: LA EUCARISTÍA: SACRAMENTO DE UNIDAD, RECONCILIACIÓN Y DE PAZ

Evangelio según san Juan 19, 20-21 «No ruego sólo por éstos, sino por los que han de creer en mí por su palabra: que todos sean uno; como Tú, Padre, en mí y yo en Ti, que así ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que Tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que Tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno.» Concilio Vaticano II, Lumen Gentium, n° 8 La Iglesia, "va peregrinando entre las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios", anunciando la cruz y la muerte del Señor, hasta que El venga (cf. 1 Cor. 11,26). San Ignacio de Antioquía Seguid todos al obispo, como Jesucristo al Padre, y al presbiterio como a los apóstoles. Respetad a los diáconos como al mandamiento de Dios. Nada de lo que atañe a la Iglesia lo hagáis sin el obispo.(San Ignacio de Antioquía, Ad Smirn., VIII, 1-2) SANTA MISA: Solemnidad del Corpus Christi Ver MR. pág. 400. Leccionario: T. I, pág. 174. Oración universal de los fieles - Por el Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, por nuestro arzobispo Cardenal Juan Luis Cipriani, para que el encuentro cotidiano con Cristo en la Eucaristía los conforte con la fe y la esperanza de la alegría del cielo. - Por los sacerdotes, para que con la gracia de Jesús Eucaristía desempeñen su ministerio con una entrega total a Dios. - Por el aumento de vocaciones, para que surjan muchos hombres dispuestos a dejarlo todo por amor a Cristo Eucaristía. PROCESIÓN EUCARÍSTICA Jesús Eucaristía, suprema manifestación sacramental de la comunión de la Iglesia. Plaza de Armas de Lima - 10 a.m. -14-


Semana Eucarística Parroquial - 2011

EXPOSICIÓN COMÚN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO Para una digna y reverente exposición del Santísimo Sacramento es obligatorio el uso de la capa pluvial y el paño de hombros. El uso del incienso ayudará a los files a penetrar en el misterio de la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, y a crear el adecuado clima de adoración y oración. Entrada El sacerdote expone el Santísimo Sacramento y lo inciensa. Mientras tanto la asamblea, de rodillas, entona un himno eucarístico. DIVINO MANJAR Himno del Congreso Eucarístico y Mariano 2010

Eucaristía, Divino Alimento, celestial sustento para caminar Eucaristía, Divino Alimento, don del cielo para el mundo entero Sacramento, Divino Manjar 3. Sacerdotes, ministros de luz, consagrados por Cristo Jesús, a sus manos desciendes al oír su voz, Cordero de Dios. 4. En tu seno el Verbo se encarnó, Oh, María, Sagrario de Dios. Pura, llena de gracia, Madre virginal, Reina celestial.

1. Son tu Cuerpo y tu Sangre, Señor, maravilla y prodigio de amor. Alimento del alma, riqueza sin par, divino manjar. 2. Anunciamos tu muerte, Señor, proclamamos tu resurrección. De tu altar recibimos la fuerza, el valor para la Misión.

Exposición Expuesto el Santísimo Sacramento, se procede al momento de adoración en silencio. Bendición con el Santísimo Terminado el momento de adoración, el sacerdote procede a incensar el Santísimo Sacramento. Mientras, el pueblo siempre de rodillas, entona el Tantum ergo u otro himno eucarístico. Tantum ergo sacraméntum venéremur cérnui et antiquum documéntum novo cedat ritui; praestet fides suppleméntum sénsuum deféctui. -15-

Génitori, Genitóque laus et iubilátio, salus, honor, virtus quoque sit et benedíctio; procedénti ab utróque compar sit laudátio. Amen.


Arzobispado de Lima

V/. R/.

Les diste el Pan del cielo. Que contiene en sí todo deleite.

Oremos ¡Oh Dios! que en este Sacramento admirable nos dejaste el memorial de tu pasión, te pedimos nos concedas venerar de tal modo, los sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que experimentemos constantemente en nosotros el fruto de tu Redención. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén. El sacerdote procede a bendecir con el Santísimo Sacramento a todos los presentes. Mientras bendice, se tocan las campanillas y un ministro inciensa de rodillas el Santísimo Sacramento. Preces de alabanza Concluida la bendición, el sacerdote deja el Santísimo sobre el altar y, de rodillas, dice las preces de alabanza, que son repetidas por todos. Bendito sea Dios. Bendito sea su santo Nombre. Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre. Bendito sea el nombre de Jesús. Bendito sea su sacratísimo Corazón. Bendita sea su preciosísima Sangre. Bendito sea Jesús en el santísimo Sacramento del Altar. Bendito sea el Espíritu Santo paráclito. Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima. Bendita sea su santa e inmaculada Concepción. Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre. Bendito sea San José, su castísimo Esposo. Bendito sea Dios en sus Ángeles y Santos. Reserva Terminada las preces, el sacerdote reserva el Santísimo Sacramento en el sagrario, mientras se entona un himno eucarístico.

Semana Eucarística Parroquial 2011  

Las parroquias e iglesias de la Arquidiócesis de Lima se unirán durante la Semana Eucarística para hacer de nuestra Ciudad un verdadero cent...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you