Issuu on Google+

¿Te veré en el desayuno? La preguntaba estaba rondando mi cabeza, sería posible que de pronto ya no estabas presente en mi vida, en qué momento el amor se derrumbo, de pronto el libro se había cerrado se había acabado la historia. Sería que ¡Algún día te volvería a ver? Que sencillo era cuando estábamos juntos de pronto te veía, te observaba en cada sueño no necesitaba estar frente a ella para observarla mi mente la tenía guardada como el mayor tesoro. Sus gestos, su mirada su sonrisa. Sabía que movimientos hacia su rostro incluso con solo escuchar su voz. Ya han pasado varios meses ya no he observado su rostro ya no la encuentro en mis sueños ya no está presente en mis recuerdos, ¿Qué pasa? Acaso se cambio el tiempo ¿En dónde quedaron las promesas que nos hicimos?.Un día prometí que estaríamos juntos siempre en el presente en el futuro, será entonces que alguien juega con el tiempo, o simplemente la promesa se desvaneció como el amor. ¿Cómo fue que llegamos a este punto?.Nos convertimos en dos extraños después de conocernos tanto de saber noche tras noche que había pasado con nuestro día, de escuchar el momento en que dormías. Y ahora eres una extraña mas, nos encontramos por la calle tu me desconoces sonríes como siempre con esa luz que me atrajo a ti, ya no me saludas tu voz ya no se dirige a mi alma, tu mirada no hace latir mi corazón ya no. El juego de miradas se acabo ya ninguno busca ver el alma, ya no hay comida juntos ya no somos cómplices de risas de bromas de llanto. No soy tu protector, caminas frágil como siempre quieres hacerte fuerte, cuando se que eres tan frágil tan suave. Sé que me miras de reojo pero tu orgullo es más grande, nunca pediste una sola disculpa siempre tan detallista una sonrisa tu forma perfecta de pedir perdón. ¿Algún día te podre observar de nuevo? podré compartir una tarde mas, regalarte mis sueños, mis estrellas mis noches. Parece que no, ahí estas abrazando a alguien más me encuentro dormido es tan solo un sueño te miro a mi lado te lleno de besos y mi cuerpo se llena de alegría al saber que esta mañana podre observarte en el desayuno.


Te vere en el desayuno