Issuu on Google+

ARTE TECNOLOGÍA Y NUEVOS MEDIOS.

La Obra Social "la Caixa" muestra por primera vez un exposición en torno al concepto de Bioarquitectura. La arquitectura como reflejo del cuerpo humano , es un criterio fuertemente arraigado en el inconsciente colectivo con grandes implicaciones culturales a lo largo de la historia. La asociación entre la vivienda y el cuerpo humano ha sido algo inevitable desde los comienzos de nuestra existencia, empezando por las cavernas prehistóricas que eran habilitadas por el hombre en función de su escala y su propia anatomía, hasta las arquitecturas modernas basadas en las necesidades del hombre actual.

A lo largo de la historia encontramos grandes evidencias de ello, comenzando por nuestro sistema numérico, el hecho de que el número perfecto sea 10 no es pura casualidad, ha sido establecido a partir del número de los dedos de nuestras manos y nuestros pies. Este número ha ayudado al desarrollo de la arquitectura en su sentido métrico y espacial, como la longitud del pie del hombre, asimismo, según muestran los textos de Vitrubio, arquitecto de Julio Cesar escritor e ingeniero, un hombre correctamente proporcionado, con las 4 extremedidades extendidas encajaría perfectamente en un circulo trazado con un compás cuyo eje estuviera en el ombligo; inmediatamente después se menciona la posibilidad de hacer lo mismo con un cuadrado. El mismo afirmó que la buena disposición de los templos debe de estar basada en el cuerpo humano. Realmente, los primeros “arquitectos” no tuvieron reglas para trazar, repartir y ordenar sus edificios, de esta manera tomaron la composición del hombre como referencia, de manera que todo edificio bien ordenador y repartido es comparado al hombre bien dispuesto y proporcionado. Cabe destacar también la similitud del elemento arquitectónico de la columna con el cuerpo del hombre, y no solamente en general, sino también por distinción sexual, distinguiendo las columnas dóricas como masculinas


por no poseer ningún tipo de adorno, y las jónicas por imitar los adornos femeninos, incluso la cabellera de una mujer en la parte superior de la columna.

Poco a poco la arquitectura no solamente fue adoptando la estructura geométrica y numérica del hombre, nuevos conceptos aparecieron, como la imagen visual del cuerpo en el edificio.

ARQUITECTURA CUERPO-BIOARQUITECTURA.

1. ARQUITECTURA DE HUESOS: INTERIOR/EXTERIOR. La dureza de la piedra o del metal pueden asociarse al esqueleto, a las formaciones Oseas, ese interior duro y permanente del cuerpo tan frecuentemente comparado con la estructura arquitectónica.

Catacumbas de los Capuchinos en Palermo.

La peculiaridad de estas catacumbas es que poseen unas condiciones climáticas que permiten que se mantenga el cuerpo del difunto. Esta especial arquitectura mortuoria reúne un total de 8.000 cadáveres que se exponen como si de una galería de la muerte se tratase. Dentro de esta arquitectura encontramos hileras de cuerpos clasificados en Hombres, Mujeres, Niños, Vírgenes, Monjes y Profesionales. En el pasillo de los profesionales podemos


encontrar jueces, profesores, militares algunos incluso enterrados con sus ropas militares estilo napoleónico. La vinculación entre arquitectura y cuerpo así como los conceptos de vida-muerte, interior –exterior queda notablemente marcada.

El Osario de Sedlec Pequeña capilla católica situada bajo la Iglesia del Cementerio de Todos los Santos (Hřbitovní kostel Všech Svatých en checo), en Sedlec, un suburbio de Kutná Hora, en la República Checa. El osario contiene aproximadamente 40.000 esqueletos humanos, colocados artísticamente para formar la decoración y el mobiliario de la capilla.

2. ARQUITECTURA ORGÁNICA/VISCERAL.

Frente a la rigidez de las estructuras Oseas enfrentamos lo blando e inconsistente de los órganos internos del cuerpo humano.


Antonio Gaudi la casa Batllo. Habitante interior de un organismo. Edificio vivo, integrado por partes independientes y palpitantes, un organismo.

La fachada ondulada de Gaudí, provoca la impresión de movimiento. Unido a esto, su techo se eleva respecto de su vecina, con una piel escamosa y de colores, como la de un animal vivo como la de una arquitectura orgánica, como la de órganos vitales en la arquitectura.

Kiesler y la casa cuerpo sin fín. Frederick Kiesler (1890-1965) La “Sapace House” concebida en Nueav York en 1933 era el modelo a escala real de una vivienda unifamiliar, cuya característica principal, fue la eliminación de las líneas rectas y de los ángulos perpendiculares. La casa, escribió: “es un organismo vivo que reacciona como una criatura de sangre caliente”. Retrocedamos. Entremos en nosotros mismos. La casa es un organismo vivo y no solo un conjunto de materiales muertos. Es un ente vivo en el conjunto y en sus detalles, es una epidermis del cuerpo humano.

Roberto Matta “Matemática sensible, arquitectura del tiempo” 1938 Proponía la creación de una arquitectura blanda que aludía al interior del cuerpo, pero también seria ella misma como una anatomía acogedora y sensible en todas las acepciones de la palabra.


Ernesto Neto Trabaja con tejidos que parecen levitar en el espacio, creando paisajes orgรกnicos. Llena toda la habitaciรณn con estructuras de tela que forman laberintos espaciales, donde el espectador se puede apropiar de ellas, recorrerlas y cambiar su forma con su propio movimiento. Una experiencia sensorial que puedes ver, tocar y oler, debido a la variedad de formas, colores y aromas de azafrรกn o clavo.


3) MUEBLES CUERPO:

Hubo muchos muebles cuerpo como las sillas evocadoras de las cinturas femeninas que diseñará Arne Jacobsen, y el sofá con forma de labios diseñado por Salvador Dalí.


METAFORAS ARQUITECTÓNICAS:

Edificios cuerpo claramente metafóricos concebidos a partir de un miembro o un órgano concreto. La boca como puerta o ventana ha sido utilizada reiteradamente en la tradición visual de las arquitecturas fantásticas. Metáforas de gran intensidad que hacen pensar en la ingestión del visitante.

La Boca del Ogro en el parque de Bomarzo en Lazio, Italia.

Parque Gulliver, Valencia.

La figura está realizada en una escala tal que los visitantes semejan los habitantes de Lilliput cuando paseaban sobre el cuerpo del personaje creado por Jonathan Swift.


Fue encargado en 1990 por el Ayuntamiento de Valencia al arquitecto Rafael Rivera y al artista fallero Manolo MartĂ­n con un diseĂąo de Sento Llobell.

ÂżCuerpo referente de medida universal?


Bioarquitectura