Issuu on Google+

@ArtesVanguardia

foto: vanguardia-marco medina

artesvanguardia

6 VANGUARDIA Martes 26 de junio de 2012

‘las aves’ trinos para niños Un libro introduce la música de concierto, basado en el canto de los pájaros; su autora Ana Gerhard habla con VANGUARDIA de este inicio de más disco-libros

Livio Ávila

S

i hay un músico nato entre los animales es el pájaro: sus trinos han inspirado a grandes compositores como Mozart, Vivaldi y Tchaikovksy, y por esta virtud nace ahora el libro “Las Aves” (Océano, 2012), donde la pianista mexicana Ana Gerhard introduce a los niños a la música de orquesta. Ella habla en entrevista con VANGUARDIA sobre esta publicación que es inevitablemente acompañada por música: un disco con las piezas que acompañan al texto y las ilustraciones. Desde “Pedro y el Lobo” de Serguei Prokofiev, hasta “El Lago de los Cisnes” de P. I. Tchaikovsky, la idea es decirles a los pequeños que la llamada “música clásica” no es algo aburrido. “El objetivo fue acercar esta música a los niños, porque siento que si desde pequeños están abiertos a ella, cuando sean grandes no van a tenerle miedo; omitirán la etiqueta que de es para gente aburrida o seria”, dice la autora. “Me pareció mejor darles una form a d iferente, porque sí hay algunos libros que buscan introducirlos a la música clásica, pero siento que los que más hay son biografías de los compositores, que dan muchos datos, como al decir: ‘en 1821 Tchaikovsky...’; como que eso finalmente a los niños no les dice tanto”, explica. Los pájaros fue una estrategia cien por ciento fructífera: “Valiéndonos de las aves y el canto de los pájaros, podemos llamar la atención de los niños puede llamar la atención de sobre la música directamenlos niños. te; decir: ‘Fíjate si recono“Seguiría otra sobre el ces el pájaro’, y una agua, hay muchísima música vez que tienes sobre lluvia, ríos, mar, la atención tormentas, etcétera, es el del niño tema que viene mucho al caso puedes porque también se inculca de alguna forma el cuidado del agua. Después viene uno sobre bichos, curiosamente hay mucha música. Y finalmente unos obre juguetes y juegos. Puede ser una colección muy completa”.

Y continúan los duendes > La pianista Ana Gerhard dice a VANGUARDIA que éste es sólo el inicio de una serie de más discolibros: “Se pretende publicar cinco disco-libros como éste, con diferentes temas; el que sigue, sería con un libro posiblemente a finales de este año o a principios del siguiente, de los seres fantásticos en la música clásica; compositores que se han inspirado en duendes, en hadas, en elfos, un tema que

Los libros deben buscar divertir a los niños y que al mismo tiempo enseñen, es mi pretensión. El poder combinar la ilustración con el disco, y la información, pueden ser experiencias más completas”. Ana Gerhard, pianista y autora del libro ‘Las Aves’

Estrategia. A  na Gerhard trabajó en radio infantil y fue allí donde nació la idea.

El libro ‘Las Aves. Introducción a la Música de Orquesta’ n Año: 2012 n Editorial: Océano

decirle ‘aquí es un violín el que imita el canto del pájaro, aquí es una flauta, o la misma voz’. Es una manera para que ellos tengan qué fijarse”, desentraña la idea del libro. Artistas por naturaleza Para Gerhard fue difícil hacer una selección, pues hay “muchísima” producción basada en este ser vivo, y tuvo que elegir entre las más conocidas, como “La Primavera” de Vivaldi, donde se imita el canto del pájaro; “Pedro y el Lobo” de Prokoiev; y otras tantas para poner distintos pájaros: gallinas, grullas, ruiseñores… desde música del siglo 16 hasta el 20, pasando por diferentes géneros; con una semblanza del autor. “Hay variedad de instrumentos, para que los niños escuchen que se puede imitar con la voz, la flauta, el órgano, el clavecín, el piano...; que conozcan los diferentes instrumentos, géneros: hay ballet, ópera, concierto, música para un instrumento solo”. Ésta es una experiencia enriquecedora para su labor como difusora musical. “Yo soy pianista, estudié la carrera de piano, y he dado muchos cursos, talleres didácticos; un tiempo estuve haciendo títeres, haciendo adaptaciones de ópera o de ballet, de música clásica para acercarla a los niños y también programas de radio”. Fue en la radio, donde el reto es estimular la imaginación, cuando comenzó la idea. “Me di cuenta que hay muchos temas con los que puedes apelar a la imaginación de ellos y el más obvio, me pareció, es el de los pájaros; muchos compositores se inspiraron en éstos para hacer música y para los niños es algo muy inmediato, lo reconocen enseguida”.

Desafío. A pesar del calor, el público disfrutó a la Orquesta Filarmónica de Saltillo.

OFS

‘Veranea’ en Catedral Livio Ávila

La Orquesta Filarmónica de Saltillo decidió cambiar de aires y tocar en uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad: en la Catedral, este domingo, congregó una gran cantidad de público, llenando el recinto religioso, quien estuvo atento al concierto ofrecido, a pesar del calor que se vivía adentro. La agrupación, dirigida por Marco Natanael Espinoza, ejecutó piezas de Mozart y Tchaikovsky y dio realce al solista invitado Robert Hoit al clarinete, quien vino desde Nuevo León para mostrar sus dotes en este instrumento de viento; esto a la vista de niños con sus familias y personas en lugares reservados para invitados especiales por el Patronato de la Filarmónica, que difundió la música “clásica” a todos. Abriendo con una melodía de cuerdas, pasadas las 20:30 horas, el director dio pie a esta nueva presentación en esta nueva sede, donde participó la iniciativa privada y la Secretaría de Cultura, según el programa de mano. En el lugar, niños corrían por entre los bancos o algunos otros dormían con el arrullo de los músicos, quienes mantuvieron en vilo a los presentes; el público desafió el calor con un poco de aire agitando los folletos o sus abanicos. Algunos demostraron su descontento a este medio, pues la manta publicitaria al exterior de Catedral marcaba un horario erróneo: citaba a las 18:30 horas, dos horas antes de la hora correcta. Sin embargo, público hubo y agradeció el espectáculo con fuertes aplausos.

festival Morena

Arte en campaña

Este sábado y domingo se desarrolló el Festival Cultural Morena a favor del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Saltillo; fue en el Centro Cultural Casa Tiyahui donde se desarrollaron eventos artísticos durante dos jornadas, sábado y domingo, en los que los seguidores de Andrés Manuel López Obrador mostraron su apoyo e instaron a la sociedad a decidir a favor de este movimiento en las elecciones. El tenor Armando Martínez desarrolló este domingo una velada de ópera a las 20:00 horas y fue acompañado por Armando “Cuty” Martínez, padre del músico, quien interpretó trova y música de protesta; también estuvieron alumnos invitados de la Escuela Superior de Música. La cartelera la realizaron MorenaJE (Jóvenes) y Morena Cultura Saltillo. —Livio Ávila

Foto: Vanguardia-Cortesía/Océano

planeta personal Claudia Luna Fuentes

Amarillo Lima Para Alfonso Eduardo Femat, hermano de esa soledad que alimenta Las flores con sus faldas blancas caen como campanas en las noches de mar, o se mueven ayudadas por el viento. Ellas danzan un ritmo de hadas. Son las flores del floripondio en el jardín.

Madera brillante cubre el piso de la casa. El viejo reloj de Anette da un tic tac que la devuelve a su infancia en Marl, Alemania. Cuelgan peces de metal en el patio trasero. Un traductor joven y silencioso se guarda al fondo, en una habitación que parece una postal por la belleza de los marcos de ma-

dera y las cortinas de algodón bordado que lo contienen. Arriba, justo debajo del cielo gris y fresco, duerme un actor. Nosotros estamos en la casa central, donde el arte se pasea en pinturas de Juan Milla Jara con sus perros de colores, con papas o ese trío de peces que vuela en sus tamaños inmensos sobre la ciudad. Estamos en Lima, ciudad amplia que pinta de amarillo mostaza sus labios puertas, sus piernas columnas, sus aretes farolas. Amarillo Lima. Amarillo y pelirrojo. Amarillo y chocolate. Estamos en San Isidro, resguardadas por la forja negra y las

flores del ojo de cuculí. Esta casa guarda la piel del amor: Anette de ojos verdes, piel rosa y cabello rojo. Ayanna, su hija, que cuando sonríe, ríe también su cuerpo de chocolate recién nacido. Es una danza de colores este amor, los ojos de la madre que a veces se esmeraldan y otras se vuelven mineral mientras abrazan a la pequeña. Ayanna floreciendo en sus pestañas largas y curveadas pegada al pecho de su madre, con esos rizos de un cabello abundante y suave. La casa amanece con esos latidos. Estamos envueltas en leche, en vegetales macerados

que alimentan a la pequeña. Hay tanto amor. El perro Negro, acompaña con sus movimientos lentos los ritmos de la casa. Hay granadillas y chirimoyas para desayunar; el café peruano nos alimenta desde su aroma. Estamos esperando a Lily, Virgilio generoso. Con ella volveremos a La Punta, donde el mar tiene una playa de piedras redondas y suaves de múltiples tonos, esa playa que con cada ola despliega el canto de esos guijarros; al punto exacto donde nos encontramos con una medusa que se daba un baño del sol que asomaba de a poco, sin quemar,

tímido, amable. Volveremos al mercado de La Punta, puesto 21, donde trabajadores de la construcción, vigilantes de la escuela de marina y extranjeros, conversamos y reímos y comemos esas papas a la huancaína, esa crema que cae como regalo de dioses sobre vegetales, arroz, frijoles o pescado por siete soles. Esa Punta donde Lily ríe mientras busca rostros de hombres y animales en las piedras, mientras canta y nos pone jazmines en el cabello a todas, recordándome a mi madre. claudiadesierto@gmail.com


6 c vmas p int 26 06 125 color 1