Issuu on Google+

Carlos Morago Huellas de presencia marzo mayo 2007


1

CARLOS MORAGO


4


HUELLAS DE PRESENCIAS Angel Frías

5

Adiós tarde inocua de Febrero que se va de un modo que ahora no hay que detenerse a explicar porque cambiando de inmediato en sesgo, se pone uno a pensar dónde pudo haber escuchado que el arte abstracto tiene su origen en la naturaleza mientras que el realismo suele apelar al sujeto sensitivo, pues no conviene, no, perder de vista esta información axiomática para intentar acceder a la obra de determinados artistas que no prescinden de la forma y sin embargo trabajan desde las premisas del arte contemporáneo. Tal es el caso de Carlos Morago, pintor figurativo cuyo dominio técnico resulta tan patente como asombroso, lo cual le ha supuesto una adscripción no buscada (y tampoco desdeñada, naturalmente) al grupo más sobresaliente de los llamados hiperrealistas. Buen crédito artístico, evidente pero incompleto si sólo nos quedamos aquí, porque no se trata de alguien interpretable en primera metáfora, no remite únicamente a postulados academicistas ni se recrea en una descripción minuciosa y cabal de la realidad. Requiere mayor análisis, hay mucho más. Solamente con efectuar un inventario visual de sus últimas series ya se desprende que se está ante una obra que demuestra una investigación sensorial de las parcelas marginales e insospechadas de la vida. Se trata de autor atento al versátil espectáculo del mundo, aunque no hay nada que vuelque en su obra ni directa ni inmediatamente: lo que le impresiona deja de ser materia, cosa, y pasa a ser sensación en su interioridad. En tanto que la sensación es algo propio, así se construye su personalidad artística, su individualidad. Entiende las formas como un vocabulario ilimitado que usa para expresarse, no son en sí mismas representación intencional. Lo que aparece en cada obra es algo más que realidad, es su propia visión interior manifestada en el idioma que mejor sabe utilizar: la plástica.


Pasillo en grises. Óleo / cartón pegado a tabla. 20 x 20 cms.

6


Es tanta la seducción que ejerce en él la pintura, que, cuando se enfrenta a la superficie pictórica, deja que sea ella quien le reclame la imagen del tema, y éste aflora desde la mente, consciente o inconscientemente, buscando salida libre, sin ninguna atadura a la realidad. En su obra las imágenes -muy bellas- son meditaciones sobre el tiempo, la materia, la decadencia, la luz, la degradación, etc. y son, sobre todo, expresión de una individualidad artística, emotividad y sensibilidad. Y reiterando que en su método las imágenes son resultado de un proceso emergente desde el propio soporte pictórico, no es posible dejar de consignar que Morago alquimiza un proceso en el que como en el Génesis, del origen (que es el caos) fórmase una realidad, en este caso una obra resultado de una abstracción personal. El mundo interior, clave en la identidad entre artista y obra, es previo y tiene que ver en gran medida con el estado anímico y pensamiento, pensamiento libre y creativo en cualquier circunstancia. Por ello, los verdaderos artistas tienen presente la distinción entre apariencia y realidad porque para ellos las imágenes no son cosas, son experiencias visuales: la obra de los grandes no refleja la realidad estricta sino que es conciencia y descubrimiento. La creatividad no parte de la mera observación del entorno, es interioridad expresada con conciencia de obra de arte. En el estudio de Morago le he escuchado comentar que «en algunos aspectos, el mundo del arte debería volver a reconciliarse con ese lenguaje poético del que durante algún tiempo ha habido un alejamiento como si se despreciara o avergonzase» Y desde esas palabras surge la oportunidad de referir, lo más sintéticamente posible, una serie de características observables en sus cuadros con notable regularidad: - convierte en extraño lo aparentemente conocido - descarta la figura humana y sin embargo hace clamorosa la huella de su presencia - da fe de la destrucción progresiva de lo edificado con esfuerzo humano

7


Tunel. Óleo / cartón pegado a tabla. 20 x 20 cms.

8


- sus paisajes «de abandonos y arqueologías» dejan constancia de pasados devorados por la vida presente u olvidados - el tiempo es para él un poder invisible e inevitable, que avanza mínimamente y sin apenas acontecimientos, pero imparable y destructor - ¿la destrucción causada por el tiempo no es en el fondo una reconstrucción en sentido inverso? - la iluminación está expresada en una amplia gama de matices de blancos, que a veces acaparan clamorosamente el cuadro dejando las figuras enfrentada a un gran espacio - no olvidar que muchos de sus cuadros se desvelan a partir de una zona puntual (o un collage reinterpretado) desde donde el tema se va expandiendo - constituye atmósferas como intensidades que transitan por el escenario de la obra, uniendo o compartimentando - aparte de los blancos y oscuros, el resto de colores surgen sin ansias de protagonismo; sin embargo, al prender en la mirada, se descubren dotados de inconmensurable valor estético y carga poética. Y otros aspectos más que (en esta tarde que pudo ser inocua) quisiera compensar con estas palabras de admiración por la obra de Carlos Morago, cuyo dominio técnico y sensibilidad hasta la persona más profana enseguida aprecia. Sin ellos este tipo de trabajo sería impensable: Sé que llevo impreso en el mapa de mi alma lugares donde el tiempo no existe Sé que llevo aromas de cosas cuyo significado no hay donde pueda hallarse Sé que soy parte de una música íntima, y que -por contradictorio que parezca- no tengo oídos para escucharla Y también sé que hay en mí rincones donde no habitan más que el polvo de la soledad y el silencio de la nada. Qué más da.

9


10

Cristal. Ă“leo / tabla. 60 x 100 cms.


11


12

Cierre blanco. Ă“leo / tabla. 30 x 30 cms.


13

Escalera. Óleo / collage / cartón. 30 x 30 cms.


14

Grifo. Óleo / cartón pegado a tabla. 70 x 50 cms.


15


16

Azulejos. Ă“leo / tabla. 81 x 122 cms.


17


18

Tintero rojo. Ă“leo / tabla. 50 x 50 cms.


19

Tinteros. Ă“leo / tabla. 50 x 50 cms.


Azulejos. Óleo / cartón pegado a tabla. 30 x 30 cms.

20

Zócalo azul. Óleo / collage sobre cartón pegado en tabla 30 x 30 cms.


Vestíbulo. Óleo / collage sobre cartón pegado en tabla. 30 x 30 cms.

21


22

Invernaderos. Ă“leo / collage sobre tabla. 60 x 150 cms.


23


24

Ventana en otoño. Óleo / tabla. 61 x 50 cms.


25

Maceta y cristal. Ă“leo / tabla. 150 x 150 cms.


26

Interior de noche. Ă“leo / tabla. 81 x 65 cms.


27


28

Interior en gris. Ă“leo / tabla. 97 x 100 cms.


29


30

Escaparate. Óleo / collage sobre cartón pegado a tabla. 50 x 70 cms.


31

Obras. Óleo / collage sobre cartón pegado a tabla. 50 x 70 cms.


32

Puerta blanca. Ă“leo / tabla. 81 x 130 cms.


33


34

Bola roja. Ă“leo / tabla. 50 x 50 cms.


35


36

Cajas. Ă“leo / tabla. 50 x 50 cms.


37


Entrada a la sala. Óleo / cartón pegado a tabla. 30 x 30 cms.

38

Reforma. Óleo / collage sobre cartón pegado a tabla. 30 x 30 cms.


Pasaje. Óleo / collage sobre cartón pegado a tabla. 30 x 30 cms.

39


40

Rejas. Óleo / cartón pegado a tabla. 30 x 30 cms.


41

Persiana rota. Óleo / cartón pegado a tabla. 30 x 30 cms.


42

Tres puer tas. Óleo / collage sobre cartón pegado a tabla. 50 x 70 cms. puertas.


43


44

Nave. Óleo / collage sobre cartón pegado a tabla. 50 x 70 cms.


45


46

Cierre verde. Ă“leo / collage tabla. 50 x 70 cms.


47


48


CARLOS MORAGO Madrid, 1954

Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. Exposiciones Individuales 1980 1985 1986 1987 1988 1990 1991

1992 1993

1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Sala Arboreda , El Ferrol ARCO’85 Galeria Proyección , México ARCO’86 Galeria Proyección , México Galería Analcay, Madrid Galería Espín, Bilbao Galería Puchol, Valencia Club de Prensa Canaria, Las Palmas Galería Van-Dyck , Gijón Galería Nolde, Navacerrada Madrid Galería Espín, Bilbao Galería Hynna, Rottach Egern, Munich Galería Puchol, Valencia Galería Van-Dyck , Gijón Galería Biosca, Madrid Galería Nolde, Navacerrada Madrid Galería Espín, Bilbao Galería Haurie, Sevilla Galería Espín, Bilbao Galería Nolde, Navacerrada Madrid Galería Kreysler, Barcelona Lineart, Gante Holanda Galería Susany, Vic Barcelona Galería Arcady Calzada, Olot Gerona Galería Ansorena, Madrid Galería J.M. Lumbreras, Bilbao Galería Nolde, Navacerrada Madrid Galería Ansorena, Madrid Galería Pedro Torres, Logroño

49


50


2001 2002 2003 2003 2004

2005

2006

2007

Galería Haurie, Sevilla Galería J.M. Lumbreras, Bilbao Galería Estela Docal, Santander Galería Ansorena, Madrid Galería Van-Dyck , Gijón Galería Juan Amiano, Pamplona Galería Susany, Vic Barcelona Galería Clérigos, Lugo Galería Visconti, París Galería Haurie, Sevilla Galería Ansorena, Madrid Galería Visconti, París Galería Juan Amiano, Pamplona Galería J.M. Lumbreras, Bilbao Galería Arcadia, Nueva York Galería Estela Docal, Santander Galería AnaVilaseco, A Coruña Galería Nolde, Navacerrada Madrid Galería Benot, Cádiz Espacio ArteInversión, Boadilla. Madrid

Exposiciones colectivas 1978 neo, 1980 1990 1991 1993 1994

"Panorama-78" Museo de Arte ContemporáMadrid Galería Edaf, Madrid Galería Villanueva, Madrid «Cita con el dibujo» Galería Alfama, Madrid Arte Santander, Galería Biosca «Realismos», C. C. Conde Duque, Madrid» Cita con el dibujo» Galería Alfama, Madrid

51


52


1996

1997

1998

1999 2000

2001

2002

2003 2003

«Espacios para el diálogo» Galería Torres, Bilbao» Paisajes» Galería Ansorena, Madrid Lineart Bruselas, Galería Nolde Artexpo Galería Susany, Barcelona» Cita con el dibujo» Galería Alfama, Madrid «Realismos», Galería Ansorena, Madrid Arte Santander, Galería Haurie Lineart Bruselas, Galería Nolde «Ocho realidades», Casa de Vacas, Madrid» De tal palo, tal astilla» Galería Alfama, Madrid» Ocho realidades», Sala Imagen, Sevilla Paisajes Humanos, paisajes urbanos, AT Kearney, Madridç Arte Sevilla, Galería Haurie Artexpo Galería Susany, Barcelona» Cita con el dibujo» Galería Alfama, Madrid Artexpo Galería Susany, Barcelona Porto Art, Galería Haurie» Cita con el dibujo» Galería Alfama, Madrid Feria de Arte Contemporáneo de Estrasburgo, Galería Susany» En torno al bodegón», Galería Alfama, Madrid Galería María Aguilar, Cadiz Galería Brulé, Estrasburgo Galería Haurie, Sevilla Galería Visconti, París Juan Amiano, Realismos , Pamplona Feria de Arte Contemporáneo de Estrasburgo, Galería Susany Arte Sevilla, Galería Haurie

53


54


2004 2005 2006

Galería de Arte Tamenaga, Paris. Art Miami, Galería Ansorena Arte Sevilla, Galería Haurie

Premios obtenidos 1977 1980 1984 1990 1991 1994 1996 2002 2002

3º Medalla Salón de Otoño Premio Sala Macarrón Accésit Circulo 2 1º Premio Villa de Cedeira Medalla de Honor, Premio BMW Medalla de Honor, Premio BMW 1º Premio Penagos de Dibujo Pámpana de Plata, Valdepeñas 2º Premio Ciudad de Tudela 1º Premio «Viñas de Tomelloso», Tomelloso, Ciudad Real

Bibliografía CARLOS MORAGO «Colección Arte Español Contemporanéo» Ed. Fernán-Gómez CARLOS MORAGO «Monografía de Arte», Colección Quinta del Sordo CARLOS MORAGO «Agora del Arte» Ed. Arteguía Diccionario de artistas contemporáneos de Madrid, Ed. Fernán-Gómez Diccionario de pintores y escultores españoles siglo XX, Ed. Forum Artis S.A ANGEL FRÍAS. «Huellas de presencias», Catálogo, Galería ArteInversión. Marzo-2007

55


56

Este catálogo se terminó de imprimir el 1 de Marzo de 2007 Festividad de San Fernando

Título del libro:

HUELLAS DE PRESENCIAS

F otografías: Fotografías: Carlos Morago T extos: Textos: Angel Frías Diseño: Roberto Ferrer Fotomecánica e impresión: Artes Gráficas Imagen S.A. Encuadernación: Ramos Tirada: 1.000 ejemplares

Edita: ArteInversión

Especial agradecimiento: Paula y Juan Pablo

DEPÓSITO LEGAL: M-6716-2007


59

CARLOS MORAGO


CARLOS MORAGO. HUELLAS DE PRESENCIA