Page 29

valientes en los comics de los 50s, aunque algunas encontraron trabajo en los nuevos productos románticos que promulgaban un retorno a “los niños, la tarta y la iglesia”. El mensaje en la mayoría de los comics de aquella época rezaba: el único “final feliz” de toda mujer consiste en encontrar al hombre correcto, casarse, formar un hogar y tener hijos. En los 70s llegó la crisis en el mercado de los comics románticos, y la industria se concentró casi exclusivamente en el género de los superhéroes, dirigido a un público mayoritariamente joven y masculino. Dado que muchas FRAN HOPPER Camilla, del Jungle Comics, 1947 mujeres tenían problemas para dibujar tipos musculosos de mentones prominentes vestidos con mallas y golpeándose entre sí, en esta etapa hubo poco trabajo para las mujeres dentro de la industria. Los editores, sucumbiendo a la amnesia colectiva, insistían en que las chicas nunca habían leído comics y que las mujeres jamás los habían sabido dibujar. ¡Este era un trabajo para el Wimmen’s Comix Collective! En 1972 un grupo de mujeres se reunió en San Francisco para producir un libro de comics feministas. El resultado fue Wimmen’s Comix, una antología underground de tiras cómicas que circuló durante 20 SHELBY SAMPSON años. Wimmen’s Comix abrió un Cubierta, Wimmen’s Comix, 1973 tipo de puerta diferente para las mujeres. Atrás habían quedado los chicos tiernos, las chicas guapas o las mujeres enamoradizas, las nuevas mujeres caricaturistas trataban temas como el aborto, el control de la natalidad, la homosexualidad femenina y el abuso sexual a los menores. Hoy en día hay más mujeres que nunca haciendo comics en Norteamérica, pero debido a que la mayoría de las mismas trabajan en circuitos underground, en pequeñas editoriales o se autoeditan, no resulta fácil encontrar sus creaciones en las tiendas, que aún suministran gran cantidad de superhéroes a los jovencitos. La mayor esperanza para las mujeres caricaturistas se encuentra en las novelas gráficas, que se venden en librerías y están disponibles en las bibliotecas, con lo cual se prescinde de las tiendas de cómic para su distribución. Sin embargo, algunas cosas no cambian nunca. En Los Ángeles, desde noviembre de 2005 hasta marzo de 2006, el Hammer Museum y el Museum of Contemporary Arts organizaron una exposición conjunta titula-

LILY RENEE Señorita Rio, del Fight Comics, 1945

da Masters of American Comics, una muestra que reuniría a los dibujantes más importantes del siglo XX y en la que no se incluyó a ninguna mujer. Aún así, el New York Museum of Comic y el Cartoon Art (MoCCA) presentan actualmente una gran exposición exclusivamente compuesta por mujeres. Se trata de She Draws Comics, que estará abierta al público entre mayo y septiembre de 2006. Con suerte las mujeres no tendrán que esperar hasta el siglo XXII para que los hombres dejen de cubrirse los ojos. 1. Flapper: nombre popular de las chicas desenfadadas de los años 20, muy habituales en los libros de Scott Fitzgerald. (N. del T.) *Escritora e historiadora de la cultura pop femenina, Trina Robbins es experta en el tema de las mujeres y el cómic. También es autora de relatos de mujeres asesinas y diosas oscuras. (Imágenes cortesía de la autora.)

DOSSIER · ARTECONTEXTO · 29

Profile for ARTEHOY Publicaciones y Gestion SL

ARTECONTEXTO Nº10.  

Dossier: COMIC WORLD / MUNDO CÓMIC 2006

ARTECONTEXTO Nº10.  

Dossier: COMIC WORLD / MUNDO CÓMIC 2006

Advertisement