Page 122

Paul SharItS Castellón EACC – Espai d´Art Contemporani de Castelló

Casi un suicidio MENENE GRAS BALAGUER “Casi un suicidio” –sentenció Eugeni Bonet durante la inauguración en el EACC de la exposición de Paul Sharits (1943-1992), respondiendo a mi pregunta sobre las extrañas condiciones de la muerte del artista. Yo había formulado mis dudas sobre si Sharits se suicidó o si su muerte se atribuía a una enfermedad mortal o accidente que hubiera acabado con él. Las verdaderas circunstancias en que éste había muerto no parecían haberse aclarado aún públicamente. Más bien la sospecha acerca del desenlace real que había puesto fin a la vida y a la trayectoria del artista era una manifestación de la vaguedad e incertidumbre acerca de tales circunstancias, antes que un hecho claro y manifiesto. El ayudante de Sharits, Henry Jesionka, venido de Nueva York para el montaje de la exposición, me dijo que después de la cena me contaría la historia real. Yo creía que su desaparición después de tantos años había dejado de ser un misterio y que mi pregunta podía resultar más bien ingenua. Me extrañó darme cuenta de que en realidad ese desconocimiento era más común de lo que parecía. Paul Sharits murió de una sobredosis de píldoras, inducido al parecer por el compromiso con una verdad, la suya, la que buscó en su obra, y la renuncia a aceptar una situación vital y profesional sin salida a la que había dedicado la mayor parte de su vida. Aún así, probablemente, hay razones más oscuras que le llevaron a suicidarse, antes de cumplir los cincuenta años. Esta circunstancia podría considerarse sin importancia, pero creo que es un dato a tener en cuenta, como ha sucedido a la hora de considerar la trayectoria de ciertos artistas y compositores de los siglos XIX y XX que escogieron este trágico destino. La muerte voluntaria agrega cierta información a la trayectoria de un artista como Sharits, aportación decisiva en los años sesenta y setenta del siglo pasado. En la filosofía analítica, la lingüística, el estructuralismo y el psicoanálisis, Sharits encuentra apoyo para la descomposición en elementos de la narrativa cinematográfica, sin dejar de relacionar el discurso pictórico con el simulacro de realidad que el cine aparenta. Gloria Moure, comisaria de la muestra, se anticipó a rescatar la obra de Sharits en la exposición INTERFUNKTIONEN, donde procedió a su contextualización, caracterizándola por su valor experimental y por abordar el cine como un medio que se podía desterritorializar y descomponer en sus elementos, instrumentalizando el lenguaje cinematográfico, para hacer evolucionar las prácticas artísticas. En una dirección opuesta a la que los géneros convencionales lo habían hecho hasta entonces, Sharits intenta invertir la narratividad que caracteriza el cine y desarticular los elementos que contribuyen a la 122 · ARTECONTEXTO · REVIEWS

síntesis del lenguaje cinematográfico. Su trabajo tiene fundamentalmente el valor del experimento, en el que arriesga el desarrollo de su obra y la propia vida, como se desprende de la decisión que toma sobre ella en un momento crucial, sin vuelta atrás. Michael Show, Bruce Nauman y Dan Graham se sitúan en un contexto análogo, en el que tienen cabida sus experimentos, al igual que los inicios del cine independiente, entre los que destaca especialmente Jonas Mekas, a cuya recuperación contribuyó decisivamente la última Documenta de Kassel. No es casual que la obra que se exhibe proceda en su totalidad de los Anthology Film Archives de Nueva York, también conocidos como Archivos Mekas, salvo Shutter Interface, uno de los trabajos más representativos, que el Whitney Museum ha cedido para esta exposición. La exposición del EACC significa también la recuperación de un artista y de una problemática vigente en la era de la imagen, conocida como la era de la información y de la comunicación, en la que el consumo de imágenes ha supeditado el consumo de creencias y convicciones, obviamente liberalizando el mundo de algunos fanatismos exterminadores, que han reaparecido en otras zonas de conflicto oponiendo resistencia a su desaparición y reforzándose en idéntica medida. Ver una relación o varias relaciones entre el suicidio y su obra orienta un cierto sentido de su trabajo en general, pero también el sentido que adquirió para él una manera de concebir e interiorizar su proyecto. La idea inicial era para Sharits deslocalizar el cine de su lugar habitual de exhibición. Esta deslocalización era para él imprescindible, de lo contrario, no veía ninguna posibilidad para salir de la sala convencional y proponer alternativas con el fin de asimilar el cine a las prácticas artísticas que sólo a través de su negación podían acceder a su legitimidad. Esto pasaba por demostrar que el cine podía ocupar otros espacios y formar parte de este espacio como un elemento que introducía el movimiento y la temporalidad en la quietud de una arquitectura dada. De ahí nace su concepto de “Location Film”, con el que también se proponía mostrar que el cine podía formar parte de un lugar específico, sin tener que sugerir o evocar otros espacios o localizaciones donde transcurre supuestamente la acción. A esto se suma el concepto de “Flicker Film”, que muestra pasajes alternativos de campos de color e imágenes fotográficas en forma de torpes secuencias que desintegran el lenguaje pictórico. Para Sharits, del boceto a la película y de la película al boceto, lo que se ve en la pantalla es el proceso del pensamiento mismo. De acuerdo con sus escritos, Sharits no podía aceptar un modo de concebir el arte sin el compromiso del artista, aunque fuera a costa de renuncias, tantas veces necesarias, para romper los límites que no se cree posible traspasar. En marzo de 1972 hizo su primera instalación multipantalla –como él la describe– en el Contemporary Arts Museum de Huston, donde por primera vez pudo poner a prueba al público que asistió a la inauguración que, según él, se interesó por lo que había tratado de hacer. Lo que plantea Sharits es de una actualidad y una vigencia radicales, por tratar-

Profile for ARTEHOY Publicaciones y Gestion SL

ARTECONTEXTO Nº10.  

Dossier: COMIC WORLD / MUNDO CÓMIC 2006

ARTECONTEXTO Nº10.  

Dossier: COMIC WORLD / MUNDO CÓMIC 2006

Advertisement