Page 1

Número 28

4 de febrero de 2013

PLEA El Plan de Lectura y Escritura y Acceso a la Información es una iniciativa con la que se pretende coordinar todas y cada una de las actividades encaminadas al fomento de la lectura, la escritura y los procesos de acceso a la información en general. Nace circunscrito a un determinado espacio social y cultural, y con una temporalización a corto, medio y largo plazo. El plan supone la coordinación de cualquiera de los proyectos o actuaciones ya en marcha, así como el estudio e implementación de propuestas para el futuro. A menudo, las acciones tanto de las administraciones públicas como de las empresas privadas o de las iniciativas ciudadanas crean una marea revuelta de actividades y eventos de

todo tipo en que no se tienen en cuenta unas a otras, perdiendo así la posibilidad de sumar fuerzas, aprovechar recursos y orientar la acción.

Lo que un PLEA supone es ante todo la capacidad de reunir y hacer confluir la multitud de sinergias puestas en marcha por tales iniciativas. De este modo, se podrán rentabilizar recursos y potenciar esfuerzos co-

munes. Además, el Plan hace posible «enfocar» mejor cada una de las dianas de estas actividades y establecer un «sentido común», unos mismos objetivos y un horizonte unificado que evite la pérdida de coherencia, la redundancia innecesaria y la colisión de intereses. El Plan coordina, dinamiza y evalúa las distintas tareas, así como el desarrollo de los proyectos, proveyendo las medidas correctivas y potenciadoras adecuadas en cada caso. Este Belvedere es su carta de presentación. Y como de escritura, lectura y acceso a la información se trata, lo dedicaremos a la base fundamental de todo ello, el documento escrito: de la letra a la composición textual. Belvedere elaborado por Serafín Portillo, Alfonso Pomet, Isabel Martín y Javier Ridruejo

DECÁLOGO DEL PENDOLARIO, RASGUEADOR, CALÍGRAFO O PENDOLISTA A ser posible, trabaja con luz solar, que debe llegarte desde el lado opuesto al de la escritura, para que no forme sombras. Si trabajas con luz artificial, evita los ángulos oscuros. Apoya el antebrazo sobre la superficie de la mesa y procura que el codo forme un ángulo recto. Necesitas mantener el hombro fijo mientras mueves el codo y la muñeca. Desplaza el papel hacia la derecha, o hacia la izquierda, si eres zurdo, en línea con el antebrazo que corresponda. Coloca tu cabeza a unos 25 cm del papel, siguiendo la línea de inclinación de la espalda. Sujeta el papel con la mano izquierda si eres diestro, o con la contraria si eres zurdo. Usa un papel que permita el deslizado suave de la mano. Decide si debe tener rayas, cuadrículas o estar en blanco. Utiliza una plantilla para seguir las líneas y mantener los márgenes. Utiliza un bolígrafo con un diámetro que te resulte cómodo. Vigila también su punta, para procurar que la línea de tinta tenga el grosor adecuado a tus necesidades. Sujeta de forma correcta el bolígrafo: colócalo entre el pulgar y el índice y utiliza como apoyo el dedo corazón. Deja que tu escritura fluya con ritmo. Es preferible que escribas menos contenidos a que lo hagas de forma precipitada y confusa. No aprietes demasiado. Comprueba si puedes seguir con tus dedos en el reverso del papel lo que has escrito. En ese caso, disminuye la presión.


P叩gina 2

Recuerda que c,m,u,単,r,s,v,x,z tienen todas la misma altura.

Traza las astas ascendentes de b, d, h, k, l y t con la misma altura

Cierra el bucle de la e, o a

Dibuja un travesa単o suficiente en la t y la q.

Las astas descendentes de g, j, p y q deben de tener la misma altura.

Dibuja con suavidad las curvas ascendentes de la m, n y 単.

Escribe las vocales con un solo trazo


Número 28

Página 3

Esta plantilla muestra la inclinación y desviación del folio respecto al eje del cuerpo. Utilízala para escribir sobre ella. (Podéis descargar de nuestro blog una plantilla para zurdos)


Página 4

TIPOGRAFÍA

GLOSARIO

Redonda: Es la forma básica del tipo de letra y la que se usa normalmente en el cuerpo del texto. Cursiva: Es la letra cuyos terminales adoptan a menudo una forma curva, como si quisieran unirse a la letra siguiente o anterior al estilo de la escritura caligráfica. Lo que caracteriza la cursiva no es, como se piensa normalmente, la inclinación, sino la forma de los terminales y el diseño general. Negrita : Tiene los trazos más gruesos que la redonda y su aparición es relativamente reciente, de finales del siglo XIX. Es adecuada para resaltar algo que se pretende que el lector encuentre fácilmente Versalita: Mayúscula igual en tamaño a la minúscula de la misma clase. Mayúscula o versal: La que, a diferencia de la minúscula, tiene mayor tamaño y por lo general distinta forma. Las letras mayúsculas provienen de un tipo de escritura utilizado en Roma llamado “capital”, que se utilizaba para usos solemnes, como era el grabar en piedra una ley o un acontecimiento. Nosotros hemos tomado como base este alfabeto, al que hemos añadido algunos signos (J, U, W, Z, Ñ). Minúscula: Las minúsculas provienen de la letra cursiva moderna latina. El nombre de cursiva tiene que ver con “cursus”, que significa “carrera”, porque este tipo de letra se escribía sin levantar la pluma del papel, o el “estilo” de la tablilla, para ser más precisos. Este era el tipo de letra utilizado normalmente por los romanos para lograr escribir con rapidez. Por eso las letras se ligaban unas a otras.

Estamos en la Web http:// iesalagon. juntaextremadura.net

La tipografía es el arte de diseñar y disponer las letras de un texto para su impresión. Nace con el más destacado de los ingenios renacentistas, creado por Johannes Gutenberg a mediados del siglo XV, la imprenta de tipos móviles. Hasta su aparición, los libros (llamados códices) se copiaban a mano y lo que actualmente es diseño tipográfico era entonces caligrafía. Una extraordinaria caligrafía, llena de dificultades y filigranas que los monjes dominaban con una destreza hoy desusada. ¡Paciencia aquella! La tipografía comprende principalmente el diseño de tipos, es decir, letras-modelo, que se agrupan en fuentes y familias tipográficas. Una fuente define el estilo o apariencia de un grupo completo de caracteres, números y signos. La familia, a su vez, es un conjunto de tipos basados en una misma fuente, con algunas variaciones en el grosor, la anchura, la angulación y demás. Así tenemos, por ejemplo, Romana Antigua, Romana Moderna, Egipcia, Palo Seco, Fantasía...El diseño comprende además la disposición de tales tipos en la página, el interlineado, el interletrado, alineación y maquetación en general. Saber usar con acierto estas fuentes es lo que garantiza su eficacia. En según qué manos, pueden sucederse en ligeros renglones o trastabillar bajo tumultuosas proliferaciones cacográficas. Hoy que todos estos recursos están tan al alcance de cualquiera en los ordenadores, conviene alguna prudencia a la hora de administrarse. En los enlaces de este artículo podrá el prevenido lector encontrar sabios consejos y eficaces normas para no incurrir en excesos ni en simplezas. Enlaces de interés http://www.tdmm2.fba.unlp.edu.ar/TDMM2/tipografia_teorico.pdf http://www.imageandart.com/tutoriales/tipografia/variables_tipograficas/index.htm http://www.unostiposduros.com/ http://www.dirinfo.unsl.edu.ar/introdg/wp-content/apuntes/Clase_3_-_Tipografias.pdf

SANGRÍAS Y MÁRGENES Uno de los grandes errores que se comenten al escribir, tanto a mano como en forma tipográfica, es el olvido de los márgenes y sangrías. Los textos deben de ir organizados en “cajas”, es decir, alineados por todos sus lados. Esta estructura da coherencia al texto a la hora de entenderlo como un todo organizado. Sangría es el espacio blanco que se deja al inicio de algunas líneas, habitualmente tras un punto y aparte. En el párrafo ordinario esta sangría afecta sólo a la primera línea, mientras en el párrafo francés lo hace a la segunda y siguientes.

La sangría es importante porque remarca el origen de un nuevo párrafo, de una nueva idea compleja. Esto a la hora de leer o de estudiar es francamente importante. El párrafo alemán o tipografía alemana evita el uso de sangrías por considerarlas “ornamentales”, nada más lejos de la realidad. Igualmente, los márgenes no tienen una utilidad exclusivamente estética. Permiten concentrar el campo de visión sobre el texto al dejar espacios sin escritura en los laterales.

Un texto de lado a lado de una hoja entraña una mayor dificultad en su lectura pues la vista ha de moverse siguiendo la línea. Pero también los márgenes son muy útiles en nuestro trabajo escolar: permiten realizar anotaciones sobre el texto, hacer signos de realce o subrayado lateral o, como profesores, establecer los criterios de corrección.

PLEA  

Plan de lectura, escritura y acceso a la información

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you