Page 176

Cesariny, de nuevo en Madrid

176

Todavía no hace ni tres meses que Cesariny estuvo en Madrid. Fue su último viaje a una ciudad que amaba mucho, que visitaba frecuentemente y donde dejó muchos amigos. Estuvieron aquí sus obras, su voz e imagen, la lectura de sus poemas; él, ya enfermo, se quedó en Lisboa, viendo desde lejos como finalmente le reconocían como alguien que era más que un mero amante de los mitos, la literatura, el arte español y la lengua castellana; ahora ya, rodeado del aura de los que mueren en gloria. Entre Septiembre y Noviembre, “Navío de Espejos”, fue la exposición que, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, producida por la Fundación EDP (Lisboa), sintetizó un recorrido de, exactamente 60 años de creación visual. En otras salas del edificio, otras dos exposiciones de Arp y Michaux, constituyeron la mejor compañía para el que durante toda su vida, fue surrealista, poeta, pintor y defensor de causas públicas. El surrealismo de Mário Cesariny surgió en el contexto histórico del nacimiento de este movimiento en Portugal. Después de una primera presentación en 1940 (Exposición de António Pedro y António Dacosta), las manifestaciones individuales y de grupo de los surrealistas, sólo se revelaron después de 1946 integrando el segundo soplo creativo del Surrealismo. En ese contexto, Cesariny tuvo una importancia que debe pasar a ser analizada, no sólo a nivel nacional, sino también internacional. Ya anteriormente, por intuición, esencialmente surgida después de la visita a París (1947), desenvolvió, en avance a su tiempo, soluciones de automatismo que le conducirían a lo informal y a lo informe: a la abstracción. De esta forma, su nombre es uno de los tres más significativos del surrealismo plástico portugués, con Dacosta y Fernando Lemos. Al mismo tiempo, desenvolvió una verdadera revolución en la poesía, liberándola de los temas neorrealistas; liberando a la propia lengua portuguesa de trabas sintácticas y de vocabulario, probando de esta forma, que es posible vivir la cotidianidad real, a través de la locura onírica del surrealismo. Atendiendo a todas las razones anteriormente expuestas, Cesariny se convirtió en el poeta más significativo de su generación y uno de los tres o cuatro que, con Fernando Pessoa, permanecerán del siglo XX portugués. Desde 2006, Madrid puede ver ya algunas de las obras presentadas por la Galería Perve. Es interesante poder ver de nuevo estas obras, ahora en el contexto de una Feria Internacional, ofrecidas a un público lleno de entusiastas y especialistas del arte.

Profile for Art Madrid

Art Madrid 2007  

Art Madrid 2007

Art Madrid 2007  

Art Madrid 2007

Advertisement