Page 1

Painting After | Omar Rodriguez-Graham





PAINTING AFTER

Omar Rodriguez-Graham



Índice

Introducción

11

Postformalismo alegórico

15

La Exposición

25

Las Pinturas

47

Acerca del artista

81

La Galería

89

Listado de obras

95

Creditos y contribuidores

100





11

Introducción Painting After

Después de más de doce años de trayectoria, la pintura de Omar Rodriguez-Graham se encuentra en un punto de inflexión. Omar ha desarrollado una visión más-que-crítica respecto a la pintura como disciplina del arte, como campo de batalla de las ideas sobre pintura. Utiliza sus propios mecanismos para hablar acerca de su eficacia comunicativa, y de paso, ampliar su actividad hacia nuevas narrativas experimentales, que se expresan a través de la combinación entre memoria y deseo.

Desde los inicios de su trabajo como pintor, Rodriguez-Graham se ha dedicado a la exploración de los procesos y los lenguajes de la pintura. Si en la obra anterior establece la premisa de que “la pintura no debe funcionar como creación de imágenes, sino como una ‘presentación’ del lenguaje fundamental de la pintura”, su obra reciente ensaya, ya no a presentar, sino a intervenir — ¿subvertir?— el vínculo seguro entre el signo y su mundo de referencialidad.

Su obra reciente se construye bajo el concepto platónico de la anamnesis, que ha construido a través de la canibalización de imágenes icónicas tomadas del arte occidental. Al apropiarse y distorsionar las figuras, las marcas, los colores y el espacio de estas obras clásicas, el artista crea un vocabulario visual que vuelve a montar, bajo diferentes parámetros, en nuevas composiciones.

Painting After se construye como una serie de reminiscencias pictóricas, como citas pasadas por la propia visión de las obras y pensamientos admirados, con el fin de investigar su construcción visual. RodriguezGraham se propone una revisión, una forma propia de medir su contexto, ver las cosas desde otro ángulo. Al digitalizar y vectorizar obras clásicas de la pintura europea, para después devolverlas al lienzo, sopesa la forma en la que construimos nuestras visiones y percepciones a partir de datos visuales que existieron antes.





15

Postformalismo alegórico La pintura como imágen de la historia de la pintura

Este ensayo aborda la pintura de Omar Rodriguez-

sobre la imagen. A este respecto cabe referenciar la

Graham como una práctica postformalista de

explicación que da Tony Godfrey sobre el estatus de

desmontaje y remontaje de la tradición de la

la pintura hoy: “Se ha establecido que el impulso de

pintura. Por lo tanto, en ella, encontramos dos

pintar proviene, en primer lugar, del deseo de emular

polos históricamente antagónicos. ¿De qué manera

un cuadro conocido y, en segundo, del impulso de

la carnosidad que ha diferenciado a la pintura de

apretar el tubo y esparcir la pintura por el lienzo.

otros medios de reproducción de imágenes puede

El primero nos lleva a la tradición; el segundo, a la

entenderse como un vehículo potente de reflexión

materialidad”.

sobre el tejido de la pintura como montaje? Es decir, cómo emparentar a la pintura con aquellas

Tal elucidación aparentemente simplista, aporta,

prácticas que solemos asociar a otras disciplinas

no obstante, dos rutas que resultan pertinentes

vinculadas a la fragmentación, como el fotomontaje.

para reflexionar sobre la pintura reciente de Omar

Aquí nuevamente habrá que dialectizar conceptos

Rodriguez-Graham. Si por un lado repensamos

de arte contradictorios, para analizar de qué manera

el formalismo como una suerte de gusto por la

la pintura puede entenderse como una puesta en

materialidad misma, habría que reparar que tal

circulación de imágenes del pasado.

materialidad es también una condensación de imágenes. Entonces, el estatus de la materialidad,

En ese panorama, podríamos afirmar que la pintura

aún cuando tendiente a la abstracción, se nutre de

–antes que situarse en el terreno de la materialidad

fuentes que “nos llevan a la tradición”. En primer

que eventualmente fue irrumpida por la objetualidad

lugar hay que caer en cuenta de que la operación

minimalista en la década de los sesenta–, muestra

dialéctica en la cual se fundaron gran parte de los

que su persistencia hoy se repliega a la reflexión

debates de la pintura moderna, figuración versus


16

abstracción, guarda poca relevancia si lo que

el inacabado manuscrito conocido como El Libro

pretendemos es entender de qué manera la pintura

de los Pasajes. Hay que reparar en que vincular

pervive después del modernismo y el historicismo

los conceptos alegoría y montaje, tal como lo hizo

posmoderno. Así, la noción de imagen pictórica en

Benjamin, en relación a las pinturas de Rodriguez-

su vínculo con el formalismo nos puede mostrar otros

Graham, si bien a primera vista puede aparentar una

senderos para dilucidar respecto a la persistencia de

operación arriesgada, no obstante la recolocación de

la pintura en la actualidad.

éstos nos permite diferenciar el sentido de la alegoría pictórica en este campo de la reflexión teórica sobre

Si bien la narrativa formalista de la pintura parece

la imagen.

haberse agotado en tanto visión teleológica que culminaría en su propia autodefinición, en los últimos

Por lo tanto, vale aclarar que, en términos

años hemos visto emerger prácticas que reviven

metodológicos, aplicar la alegoría en el sentido

aspectos de la pintura abstracta. No obstante, lejos

benjaminiano del fragmento, podría aparentar un

de perpetrar las superposiciones de planos acorde a

esfuerzo dudoso. Mientras que para el filósofo

los imaginarios constructivistas de la mecanización

de la modernidad, la alegoría se refería a la

industrial o inspirado en las creencias teológicas,

fragmentación, es decir, la ruina. En las pinturas

o bien, suponer la expresión de la subjetividad sin

de Rodriguez-Graham el ejercicio de montaje y

interferencias externas, estas prácticas son más

desmontaje obedece a principios pictóricos cuyo

propensas al ejercicio analítico que han caracterizado

resultado forzaría a pensar en términos estrictos de

los procedimientos minimalistas y conceptuales.

la dialéctica de la imagen. Si bien hay fragmentación, las imágenes que elabora pictóricamente muestran

Tal vez el concepto clave para entender este

un carácter distinto a aquello que observaba

procedimiento de reinvención de la materialidad

Benjamin en los pasajes parisinos, las mercancías o

pictórica –en el sentido formalista–, tenga su

en la obra vanguardista.

correspondiente dialéctico en las alegorías. En la teoría del arte mencionar este andamiaje dialéctico

A este respecto hay que entender que, en esta serie

trae a la mente cómo Walter Benjamin acuñó

de pinturas, las nociones de montaje y desmontaje

el concepto de alegoría para reflexionar sobre

de alegorías nos remite a las representaciones

la modernidad y el procedimiento del montaje,

tomadas de la historia de la pintura. Por lo tanto,

temas desarrollados ampliamente en textos como

hay que tener en cuenta que el “modelo” del que

el El origen del drama barroco alemán y luego en

parte el artista es una construcción digital, o bien,


17

un montaje fragmentado de tales referencias

volverse abstracta y plana, un proceso “evolutivo”

historiográficas. Estas “construcciones” creadas por

que ilustra la transfiguración de una alegoría en

el propio artista a partir de la manipulación de las

materialidad pictórica. Podríamos constatar que esta

pinturas alegóricas para consecuentemente pintarlas

obra, un referente del advenimiento conceptual de

sobre un lienzo, se repliegan, paradójicamente,

la pintura, es un antecedente para los artistas que

al léxico de la abstracción. Esta operación de

trabajan la pintura a partir de imágenes de su propia

desmontaje y remontaje de las imágenes de cuadros

historia.

originales, habilita el alejamiento de la noción de copia del modelo canónico. La noción de montaje,

Sin embargo, la diferencia entre la apuesta de

por lo tanto, está en este caso emparentada a una

Richter y las pinturas alegóricas de Rodriguez-

condición paradojal, es decir, enlazada a la tradición

Graham, resulta en que la fragmentación digital que

de la materialidad formalista como consecuencia

propone el segundo, las acerca a los procedimientos

pictórica de la fragmentación. Este procedimiento a

del

su vez da cabida a la construcción de una obra única

alegóricas dejan entrever el contorno de algunas

sobre el lienzo, lo que históricamente ha legitimado

figuras escorzadas entre las formas delimitadas por

a la pintura como un objeto aurático, irrepetible.

colores, a veces un caballo o la insinuación de una

montaje.

La

combinación

de

imágenes

lanza. En estas, las alegorías devienen formaciones Sobre esta acepción de la alegoría clásica –

abstractas que recuerdan las composiciones teatrales

diferenciada de la noción benjaminiana– , es difícil no

barrocas que tensaban a las figuras para dotarlas

mencionar obras que, de manera similar, invierten la

de dramaticidad. Paradójicamente, este ejercicio

máxima de la reproducción, al revertir la fotografía

repliega la reproducción digital hacia la obra única.

–un medio indéxico–, en materialidad pictórica

Aquí es cuando las referencias benjaminianas cobran

irrepetible, al grado de desvanecer los referentes de

sentido, puesto que estamos frente a un modo de

la imagen en el lenguaje de la abstracción. Un caso

montaje pictórico alegorista que, aún cuando ligado

paradigmático que viene al caso mencionar es el

a la abstracción, sorprendentemente se concibe

políptico de Gerhard Richter en el que “reproduce”

desde la fragmentación de la imagen.

pictóricamente

la

Anunciación

de

Tiziano,

Anunciación después de Tiziano (1973), teniendo

Con base en lo anterior podríamos decir que cuando

como “modelo” la reproducción fotográfica del

nos referimos a ciertas prácticas de la pintura de

cuadro original. En esta obra, la figura alegórica se

hoy, nos situamos incuestionablemente en el campo

borra paulatinamente de cuadro en cuadro hasta

de la producción de imágenes. Pero, hay que matizar


18

que tal producción recurre a la reproductibilidad

de participar en el flujo de las imágenes históricas.

de las imágenes con el propósito de devolver éstas

A diferencia de otras épocas que ha enmarcado

a la obra única que, consecuentemente, revive

la historia del arte, la conciencia de los artistas

la ideología de la subjetividad del artista y de la

contemporáneos de pertenecer a una tradición hace

originalidad. Aquí hay que aclarar que si bien

que el juego de manipulación de las imágenes para

el mito del genio se fundamenta en la idea de la

su eventual traspaso a la materialidad del cuadro

originalidad, como si las imágenes aparecieran por

devenga en una analítica pictórica de las imágenes

arte de magia en la psique del sujeto creador, hoy

de la historia de la pintura.

día se ha vuelto común pensar que la configuración de los imaginarios se debe a flujos históricos en los

El ejercicio de pintar es una milenaria cadena de

que las imágenes se reproducen, tal como ha sido el

traducción de los imaginarios. Esta condición la

caso de las alegorías antiguas. Si el artista clásico era

vemos en el caso particular de esta serie de pinturas,

el que con su destreza técnica traducía los mitos o los

en la medida en que el gesto pictórico se convierte

textos bíblicos a la forma sensible de la escultura y la

en un incesante ejercicio de reconstrucción de

pintura, habría que entender que las imágenes que

las alegorías fundacionales. Si echamos mano del

configuraban provenían de fuentes distantes, sujetas

concepto acuñado por el historiador Aby Warburg,

siempre a transmutarse en relación a los distintos

la pathosformel entenderíamos este encadenamiento

marcos ideológicos en turno.

como un contenido patológico que se transmuta a medida que las imágenes viajan en el tiempo. Con

Así, la historiografía ha mostrado la persistencia

esto en mente, podemos repensar la noción de

del arte antiguo en el clasicismo renacentista, luego

fragmentación de la imagen en la práctica analítica

en sucesivas reconfiguraciones de los imaginarios

de Rodriguez- Graham, entrecruzando conceptos

clasicistas en el abigarramiento Barroco y el

benjaminianos con nociones warburguianas que, en

Neoclasicismo decimonónico. También en ese mismo

términos estrictos, se contraponen al entendimiento

andamiaje narrativo se ha analizado el imaginario de

hegeliano o formalista de la historia.

la hagiografía en la formación de nuevos cánones o visualidades en estilos y épocas, a la par que la

Según explica Linda Báez, las alegorías, los

resignificación de las alegorías de la antigüedad

símbolos, o bien, los engramas, permiten que la

grecorromana. Tomando en consideración esta

carga emotiva de las obras viaje en el tiempo. El

pauta, no sería desatinado pensar que la pintura de

soporte de los engramas es la Mnemosine, esto es,

Rodriguez-Graham puede leerse como un modo

la memoria. Según esta teoría, estos inventarios de


19

símbolos tales como las alegorías, son repertorios

el Desnudo bajando la escalera (1912) de Marcel

que el artista reclama “para rechazar o comulgar, a

Duchamp, tendríamos que repensar de qué manera

partir del impulso que ofrece ese conglomerado de

estas imágenes viajan y se reconfiguran por medio

impresiones”. Aquí podríamos empezar a reflexionar

de lo que aquí hemos señalado como una analítica

sobre cómo las obras de Rodriguez-Graham,

pictórica. Lo relevante de este procedimiento

aún cuando analíticas, resultan paradójicamente

resulta en cómo las pinturas de Rodriguez-Graham

expresivas. Antes que pensar que esto se debe a la

adquieren expresividad sin supeditarse al mito del

subjetividad del artista plasmada sobre el lienzo, tal

impulso romántico que presupone el traspaso de la

como presupone el lenguaje expresionista, tal vez

subjetividad atormentada del artista sobre el lienzo.

convenga entender que lo que está en juego es el

Traer la iconología warburguiana a este análisis

viaje de las formas antiguas que el artista manipula

viene también a colación, sobre todo, por su interés

de tal suerte que su expresividad adquiera un nuevo

en los vestigios de la Antigüedad Clásica. De ahí que

pathos.

la noción de “imagen superviviente” (Nachleben), es decir, la huella de las alegorías antes que los

Ahora, si pensamos esta concepción warburguiana

objetos en sí, o bien, “la tradición antes que la

con respecto a las imágenes del pasado que

materialidad”, adquieren una nueva relevancia en

selecciona Omar Rodriguez-Graham tales como:

tanto que formaciones psíquicas. Esta explicación

la pintura rococó de François Boucher como su

del viaje de la carga emotiva en el tiempo a través

Triunfo de Venus (después de 1743); la Torre

de las imágenes supervivientes que se contraponen

de Babel (1563) de Peter Brueghel el Viejo, una

en el montaje, guarda también estrecha relación con

alegoría sobre el orgullo humano frente a lo divino;

la manera en que Rodriguez-Graham confronta las

el tríptico de la Batalla de San Romano (1456-60)

imágenes del pasado al grado de construir un nuevo

del pintor cuatrocentista Paolo Uccelo en que se

símbolo expresivo.

combinan perspectivas y el escorzo característico del Renacimiento; la pintura romántica con

A este respecto también vale recordar que Warburg,

temática orientalista, el Baño turco (1863) de Jean-

al estudiar iconológicamente la reaparición de la

Auguste-Dominique Ingres; las pintura rococó de

cultura clásica en el Renacimiento italiano, deja a la

las alegorías de Rinaldo y Armida (1745) y Apolo,

vista la manifestación sintomática e inconsciente del

los planetas y los continentes (1752) del veneciano

flujo de imágenes en tanto fenómeno de la emotividad

Giovanni Battista Tiepolo; así como también

colectiva. Otra constatación de que la expresividad

algunas referencias de la pintura moderna como

poco tiene que ver con la subjetividad individual. Por


20

otro lado, en estas reapariciones de los símbolos, se

del devenir de la pintura, supone una operación

desarticula la noción de historia lineal. Ahora, ¿qué

evolutiva, teleológica. Las pinturas de Rodriguez-

podemos decir sobre la obra de Rodriguez-Graham

Graham colocan en marcha el ejercicio de la

con base en estos supuestos de la carga psíquica de

reformulación de las imágenes pictóricas antiguas

las reconfiguraciones de las imágenes en el tiempo?

al favorecer la puesta en evidencia del lenguaje

Aquí cabe destacar que, al contrario del ejercicio

formalista de la abstracción, resulta sorprendente

iconológico, las imágenes vuelven pero como amasijo

cómo estas son capaces de colocar en operación

de formas y colores en las que la iconicidad cede a

la “supervivencia de las imágenes” de la pintura

la composición postformalista. Sin embargo, con

histórica. Esta formalización no es otra que la

base en la teoría de la obra como una reactivación

esencialización del efecto pictórico, la carga emotiva

de cargas expresivas de otras épocas, habría que

de la fórmula reducida ahora a la experiencia del

constatar que, si bien la materialidad formal se

material de la pintura que, aún cuando abstracta,

constituye como una analítica, es decir, consecuente

se supedita al fantasma viajero que transporta la

con el concepto de la pintura como medio; la

emotividad de las alegorías.

expresividad de las pinturas bebe directamente de procedimientos simbólicos de encadenamiento de

Por lo tanto, el ejercicio de anacronización se vuelve

alegorías. En este sentido podríamos entender a la

doble. Por un lado, persiste la trasposición psíquica

pintura de Rodriguez-Graham como una analítica

de los símbolos expresivos, mientras que por el otro,

de la historia de la pintura.

la reducción de la emotividad al arquetipo formalista relativiza las narrativas históricas, al grado que la

En la concepción warburguiana de la historia existe

analítica pictórica se vuelve un esquema capaz de

la idea de desorientación temporal, para la cual

transmigrar el afecto de las imágenes. Al reafirmar el

no puede haber un sentido evolutivo, sino antes

anacronismo de las alegorías, la historia de la pintura

bien, anacronismos. Entonces, el procedimiento de

puede mostrarse por medio de un engrama abstracto

pintar la historia de la pintura deviene en un gesto

en el que el torrente de imágenes y su expresividad

viajero que, al relativizar el anclaje del original,

se condensan en una fórmula esquemática. Lo que

restituye la acumulación energética del símbolo al

aquí hemos llamado “postformalismo alegórico”.

volverlo anacrónico. Pero, lo curioso en las obras de Rodriguez-Graham es que no sólo las imágenes

Otra manera de entender cómo la expresividad

devienen anacrónicas, sino también la narrativa

deviene esquema, es decir, fórmula, surge del proceso

formalista que, en tanto concepto historiográfico

de superposición de imágenes al grado de construir


21

una nueva composición. Al diluir la figuración, esta

históricas y el formalismo, aquí se reformulan en

operación resta a la imagen su narrativa, pero sin

una síntesis que sólo es viable después del fin de la

perder la expresividad de las alegorías. Si pensamos

pintura tanto en su sentido clásico como formalista.

este ejercicio en relación al estudio iconológico de la historia del arte -por lo tanto no lineal-, notamos que

Por lo tanto, en la rearticulación pictoricista que

durante el montaje de las imágenes, estas padecen

vemos en esta serie de obras, las figuras barroquizantes

una transmutación al grado de perder su iconicidad.

devienen abstractas, aún cuando perturbadoramente

Esta pérdida se debe a una clara convicción estética,

reminiscentes de las temáticas alegóricas. En esta

empeñada en redirigir la carga simbólica de la

suerte de “alegorismo abstracto” la imagen pierde

imágenes de la pintura en una circularidad que se

iconicidad a favor de la simplificación de las figuras

nutre de los repertorios históricos para desmontarlos

en remontajes que escudriñan las tensiones, los giros

y remontarlos en “apariencia abstracta”. A grandes

y los ritornelos de los cuerpos barrocos y los escorzos

rasgos lo que también se desdibuja es el sentido

renacentistas.

hegeliano de la narrativa única, universal, de la cual

En este sentido, sería pertinente afirmar que esta

se nutre el formalismo.

serie reformula los esquemas clásicos desde la óptica del montaje y del formalismo matérico, de ahí la

Tal estrategia pictórica también adquiere mérito

caracterización anacrónica de la obra para indicar

a medida que da oportunidad de recurrir a los

que estas obras hay que situarlas al margen de la

repertorios clásicos sin caer en el callejón sin salida

historia.

de la pintura que hoy tiende a emular el virtuosismo académico de antaño. Revirar los repertorios de la

En relación a estos procedimientos vale la pena

Gran Pintura Europea por medio de un proceder

referirnos nuevamente a otro concepto que EEUUba

analítico, abre brecha a formas de la pintura que

Warburg: el “nudo de anacronismos”; es decir, una

resultan más abiertas en la medida en que eluden

mezcla de cosas pasadas y presentes. A este respecto

inscribirse a la óptica efectista del claroscuro. La

y una vez superadas las narrativas de la pintura como

óptica que propone Rodriguez-Graham es, antes

definición de sí misma, las imágenes se liberan de

que una tendenciosa hazaña académica, fruto del

la historia de la pintura. Si llevamos esta reflexión

desmontaje y el remontaje. Este procedimiento que

a sus últimas consecuencias, un soporte plano es,

en términos teóricos se ha comprendido de manera

antes que la reducción de la pintura a su esencia,

opuesta a la pintura abstracta, o bien, como una

una imagen del concepto modernista de pintura.

diferenciación tácita entre las llamadas vanguardias

Con base en este análisis, el trabajo de Rodriguez-


22

Graham trae a la vista la organización de los

crear un modelo al margen de la tradición y la

planos de color por remontaje, un postformalismo

materialidad? Al parecer el pintor hoy día no tiene

desatento a la historicidad enunciada por la

de otra más que negociar con la larga historicidad de

teleológica de la pintura. En este sentido sería válido

la tradición pictórica occidental. O bien, pensar que

concluir que, al desprenderse de la vieja EEUUnza

es posible pintar sin negociar con la historia del arte,

del telos modernista, el artista “anacroniza” tanto al

pero eso es un sinsentido. Las pinturas de Rodriguez-

clasicismo como a las vertientes de la abstracción.

Graham son por lo tanto una reiteración que no sólo reafirma la supervivencia de los símbolos pictóricos

También podríamos considerar que la enseñanza

antiguos, sino que también incitan a reflexionar sobre

académica en tanto copia de los modelos ha

la persistencia de la pintura después del agotamiento

desencadenado la supervivencia de la imágenes

de las narrativas modernas.

como también su condición anacrónica. Los “grandes maestros” de la pintura europea han sido,

Según Didi-Huberman la supervivencia, tal y

en este sentido, el canon de sucesivos desmontajes

como la entiende Warburg, no nos ofrece ninguna

que, a su vez, reafirman la persistencia de la

posibilidad de simplificar la historia: “impone

tradición por medio de la elaboración continua

una desorientación temible para toda veleidad de

de nuevas fórmulas. Didi-Huberman, al referirse

periodización. Es una noción transversal a toda

a la tesis iconológica warburguiana, explica que:

división cronológica”. Aquí es cuando vale la pena

“Constatar todo esto es rendirse a la evidencia

preguntarse nuevamente qué significa la práctica

de que las ideas de tradición y transmisión son

pictórica que propone Rodriguez-Graham. Si la

de una complejidad temible [...] están hechas de

pensamos como una operación analítica que abre

procesos conscientes y procesos inconscientes,

la posibilidad de rearticular la pintura en tanto

de olvidos y redescubrimientos, de inhibiciones y

que imagen de la historia de la pintura, habría

destrucciones, de asimilaciones e inversiones de

que retomar la idea de que la oposición entre el

sentido, de sublimaciones y alteraciones”. En esta

formalismo y los procedimientos de montaje que

misma dirección el teórico se pregunta si “¿No

reconocemos en los procesos fotográficos de las

habrá un tiempo para los fantasmas, un retorno de

vanguardias históricas, se diluyen. Para semejante

las imágenes, una supervivencia (Nachleben) que no

reflexión también habría que entender que estamos

esté sometida al modelo de transmisión que supone

frente a la pintura después del fin de la pintura, es

la imitación (Nachahmung) de las obras antiguas

decir, en un periodo de desorientación para el cual

por obras más recientes?”. Entonces, ¿qué supone

no hay una normativa única. Nos encontramos ya


23

muy lejos del agotamiento histórico de su concepción modernista. Por lo tanto, pintar hoy es una práctica que entiende a su propia historia no como una condición de avance, sino de posicionamiento analítico

-

autoconsciente-,

después

de

la

posmodernidad. En este sentido, tal como enunciara Gofrey, la tradición y la materialidad coexisten. Esta condición la constatamos en el modus operandi de esta serie de pinturas, en el sentido en que ponen en evidencia una síntesis entre los opuestos que para la modernidad eran irreconciliables.

La serie de piezas que conforman Anamnesis de Omar Rodriguez-Graham participan de una época en la que pintar después de la historia se debe de comprender como pintar la historia misma. Pero, esta aproximación no debe limitarse sólo a la reflexión analítica sobre la tradición pictórica, sino también en tanto que acto de goce estético. El desplazamiento de la subjetividad en el gesto revela cómo la poética pictórica puede ser un acto desorientador, cuyo fin reside en resignificar el sentido de las alegorías de tal suerte que su carga emotiva –psíquica y mnemónica–, encuentre nuevas fórmulas de materialización pictórica. Por lo tanto, las obras analíticas de Omar Rodriguez-Graham son una puesta en evidencia de cómo la expresividad alegórica de lo pictórico persiste después del fin de la pintura modernista y la posmodernidad. Una constatación de que la pintura, en tanto gesto poético o impulso alegorista, no tiene fin.



25

La Exposiciรณn























47

Las Pinturas


48

In the Morning We Will Awake to Find Ourselves Devoured by Father Time Ă“leo sobre lino 220 x 300 cm (86.6 x 118.1 in) 2017





52

Shall Star-Like Rise As Great In Flame Óleo sobre lino 250 x 220 cm (98.4 x 86.6 in) 2017





56

Terremoto Ă“leo sobre lino 190 x 160 cm (74.8 x 63 in) 2016





60

In the Beginning there Was Flame Ă“leo sobre lino ø 150 cm (59 in) 2017





64

Moire Óleo sobre lino ø 140 cm (55.1 in) 2017





68

And the Waves... Ă“leo sobre lino 200 x 168.5 cm (78.7 x 66.3 in) 2017





72

Science, Fiction, Memories Ă“leo sobre lino 100 x 83 cm (39.4 x 32.7 in) 2016





76

As the Knights Dance Ă“leo sobre lino 150 x 135 cm (59 x 53.1 in) 2017






81

Acerca del artista



83

Omar Rodriguez-Graham Mxico, 1978

Rodriguez-Graham estudió la Licenciatura en la Universidad Drew en Madison, Nueva Jersey, y una maestría en Bellas Artes en Tyler School of Art en Philadelphia, Pennsylvania. Ha sido acreedor a la beca Jóvenes Creadores del FONCA en dos ocasiones. Entre las residencias a las que ha asistido destacan The Skowhegan School of Painting and Sculpture y otra en The Banff Centre. En 2017 será residente de Casa Wabi.

Su obra ha sido expuesta de manera individual y colectiva en México, Estados Unidos, Europa y Sudamérica, y es parte de colecciones públicas y privadas en Brasil, Colombia, Alemania, México, Perú, Singapúr, Estados Unidos, Venezuela, entre las cuales destacan la Colección JUMEX, México; SPACE Collection (anteriormente Sayago & Pardon), EEUU; Museo de Arte Moderno, México; y la Colección Jorge Pérez, EEUU.

El trabajo de Rodriguez-Graham es el resultado de una exploración en curso del lenguaje inherente de la pintura; con la esperanza de encontrar el punto de encuentro entre lo reconocible y lo abstracto. Su proceso comienza con el uso de imágenes reconocibles como cimiento, sobre el cual coloca marcas de referencia, rastros del acontecimiento de la pintura original. En conjunto, estas marcas construyen una silueta que actúa no como un reemplazo o suplente de la figuración inicial, sino como un recuerdo o reminiscencia. Una amalgama entre la traducción de un recuerdo y la construcción de algo nuevo.

Dentro de su obra reciente, el artista ha abordado un grupo de pinturas basadas en construcciones físicas —esculturas que presentan una experiencia puramente pictórica— que al ser representadas sobre un lienzo, sugieren una nueva realidad que presenta una coexistencia compleja entre lo reconocible y lo abstracto.

Dentro de sus exposiciones recientes destacan: Anamnesis, Museo de la Ciudad de Querétaro y la Casa del Lago UNAM (México); El Manto, Galería Macca (Italia); Rafagas, Wu Galería (Perú); Mise en Abyme, Galería Nueve Ochenta (Colombia) y Pintura Construida, Galería Libertad (México).


84

Currículum

FORMACIÓN 2005

Maestría en Bellas Artes, Tyler School of Art, Temple University. Philadelphia, EEUU.

2003

Licenciatura en Artes, Drew University. Nueva Jersey, EEUU.

EXPOSICIONES INDIVIDUALES 2017

(Próxima exposición), Drew University, Madison, EEUU. Painting After, Arróniz Arte Contemporáneo. Ciudad de México.

2016

Anamnesis, Museo de la Ciudad de Querétaro. Querétaro, México. El Manto, Galleria Macca. Cagliari, Italia. Anamnesis, Casa del Lago, UNAM. Ciudad de México.

2015

Ráfagas, Wu Galería. Lima, Perú.

2014

Eternal Return, Arróniz Arte Contemporáneo. Ciudad de México.

2013

Mise en Abyme, Galería Nueveochenta. Bogotá, Colombia.

2012

Pintura Construida, Galería Libertad. Queretaro, México.

2011

Variaciones Sobre un Tema, Arróniz Arte Contemporáneo. Ciudad de México.

2008

Reposo, Museo de la Ciudad de Querétaro. Queretaro, México. La Muerte Reina Bella y Melancólica, Galería Hilario Galguera. Ciudad de México..

2005

Live.Work Thesis Exhibition, Temple Gallery. Philadelphia, EEUU.

EXPOSICIONES COLECTIVAS 2015

El futuro no está escrito / The Future is Unwritten, Fundación Giorgio Cini. Florence, Italy. Pararrayos, Embajada de México en Alemania. Berlín, Alemania.

2014

El Hombre al Desnudo, Dimensiones de la masculinidad a partir de 1800, Museo Nacional de Arte. Ciudad de México. DOPPELGÄNGER, Arróniz Arte Contemporáneo. Ciudad de México.

2013

Rudimentum, Christinger De Mayo. Zúrich, Suiza. Yo.Contenido, CECUT. Tijuana, México. After the Object, Y Gallery. Nueva York, EEUU. Ensamble, DIAGRAMA. Ciudad de México.

2012

XV Bienal de Pintura Rufino Tamayo, Museo Tamayo. Ciudad de México. Resistencia, DIAGRAMA. Ciudad de México. Sugar and Wood: New Paintings by Anna Membrino and Omar Rodriguez-Graham, Marty Walker Gallery. Dallas, EEUU. Casa de Empeño, Anonymous Gallery. Ciudad de México. Espacios Quebrantados, Arróniz Arte Contemporáneo. Ciudad de México.

2011

XV Bienal de Pintura Rufino Tamayo, Museo de Arte Contemporáneo. Oaxaca, México.


85

2011

Entre el Arte y el Diseño, Galería Mexicana de Diseño. Ciudad de México. Naturaleza Muerta: Contemporary Mexican Painting, The Laundromat. Brooklyn, NY, EEUU.

2010

Creación en Movimiento de Jóvenes Creadores Generación 2006 - 2007, Biblioteca Vasconcelos. Ciudad de México. Bella y Terca, Nueve Argumentos Sobre la Pintura, Museo de Arte Moderno. Ciudad de México. Luna: Una expresión artística 5a Edición, Auditorio Nacional. Ciudad de México.

2009

There are false problems more than there are false solutions more than there are false solutions for true problems. Or The Fist time is already the second. Or Being must have a fundamental lapse of memory., Proyectos Monclova at NRML. Monterrey, México. IMPERIVM Capitulo I: Que Viva México!, Galeria Hilario Galguera. Spinerei, Leipzig, Alemania.

2008

Bienal De Queretaro, Julio Castillo, Galería Libertad. Queretaro, México. Index 2 : Pulsional, Galería Hilario Galguera. Ciudad de México. The U.S. Contemporary Artist in México, Museo Británico. Ciudad de México. Una Imagen, Dos Interpretaciones, Obra de Oscar Rodriguez y Omar Rodriguez-Graham, Salon de la Plástica Mexicana. Ciudad de México. Artistas Por El Medio Ambiente, Galería Metropolitana. Ciudad de México. Bienal Pedro Coronel, Museo Pedro Coronel. Zacatecas, México. La Llegada de los Bárbaros, Galería Hilario Galguera: Leipzig. Leipzig, Alemania. Artistas Por El Medio Ambiente, Galería Hecaro. Ciudad de México. Group Exhibition, Arcaute Arte Contemporáneo. Monterrey, México. Luna: Una expresión artística 4a Edición, Auditorio Nacional. Ciudad de México. Salta La Liebre, Casa del Lago Juan José Arreola. Ciudad de México.

2007

Index: Esperando A Los Bárbaros, Galería Hilario Galguera. Ciudad de México. Creación en Movimiento de Jóvenes Creadores Generación 2006 - 2007, Museo Francisco Cossio. San Luis Potosi, México. Realidad: Pendiente Galería 13, Galería 13. Ciudad de México. El Acoso de las Fantasías, El Casino Metropolitano. Ciudad de México.

2006

Another Fucking Collective Art Show, Arcaute Arte Contemporáneo. Monterrey, México.

2005

Melbourne Vs. Nueva York, Technikunst Festival. Sydney, Australia.

2003

The Brewster Project. Brewster, EEUU.

PREMIOS, BECAS Y RESIDENCIAS 2017

(Próxima residencia), Casa Wabi, Puerto Escondido, México.

2013

Residencia, Skowhegan School of Painting & Sculpture. Skowhegan, EEUU. FONCA, Beca Jovenes Creadores 2013-2014, CONACULTA. México.

2010

Residence, The Banff Centre. Banff, Canadá.

2009

Beca FONCA / The Banff Centre Residency. México.

2006

FONCA, Beca Jovenes Creadores 2006-2007, CONACULTA. México.

2003

Residencia, Sumei Art Centre. Newark, NJ, EEUU.

COLECCIONES PÚBLICAS La Colección Jumex, México. Museo de Arte Moderno, México. Colección de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, México. SPACE Collection (antes Sayago & Pardon), EEUU. Jorge Perez Collection, EEUU. Fondazione Luciano Benetton Studi Ricerche, Italia.





89

La GalerĂ­a



91

Arróniz Arte Contemporáneo

Arróniz surge a partir de un interés específico por trabajar con una nueva generación de artistas de México y Latinoamérica. Nuestro principal impulso es el apoyo y seguimiento cercano y constante de las carreras de nuestros artistas, en un escenario tanto local como internacional. Una parte fundamental de nuestra labor recae en intercambios con galerías de otros países así como la participación en ferias internacionales.

Nuestro programa local presenta exposiciones de los artistas que representamos y paralelamente una muestra en la sala de proyectos en donde se presenta una pieza o proyecto específico, expandiendo nuestra oferta a nuevos públicos y trabajando en colaboración con otros artistas, galerías, curadores e instituciones.

Artistas representados:

Daniel Alcalá José Luis Landet Marcela Armas Almudena Lobera Omar Barquet Nicola López Christian Camacho Reynoso

Pablo López Luz

Gilberto Esparza

Moris (Israel Meza Moreno)

Mónica Espinosa Mark Powell Taka Fernández Iván Puig Fernando García Correa

Ishmael Randall-Weeks

Mauro Giaconi Ricardo Rendón Agustín González Omar Rodriguez-Graham Sergio Gutiérrez Jaime Ruiz Otis





95

Listado de obras


96

Páginas 48-51 In the Morning We Will Awake to Find Ourselves Devoured by Father Time Óleo sobre lino 220 x 300 cm (86.6 x 118.1 in) 2017

Páginas 53-55 Shall Star-Like Rise As Great In Flame Óleo sobre lino 250 x 220 cm (98.4 x 86.6 in) 2017

Páginas 65-67 Moire Óleo sobre lino ø 140 cm (55.1 in) 2017

Páginas 69-71 And the Waves... Óleo sobre lino 200 x 168.5 cm (78.7 x 66.3 in) 2017


97

Páginas 57-59 Terremoto (Earthquake) Óleo sobre lino 190 x 160 cm (74.8 x 63 in) 2016

Páginas 61-63 In the Beginning there Was Flame Óleo sobre lino ø 150 cm (59 in) 2017

Páginas 73-75 Science, Fiction, Memories Óleo sobre lino 100 x 83 cm (39.4 x 32.7 in) 2016

Páginas 77-79 As the Knights Dance Óleo sobre lino 150 x 135 cm (59 x 53.1 in) 2017




100

Painting After Omar Rodriguez-Graham Créditos y contribuidores

Painting After, una exposición individual de Omar Rodriguez-Graham.

Sala Principal, Arróniz Arte Contemporáneo, Ciudad de México. 7 de febrero - 8 de abril, 2017.

Contribuidores Todas las obras por Omar Rodriguez-Graham. Introdución por María Álvarez (adaptación). Ensayo por Willy Kautz. Diseño y fotografía por Otmar Osante Mariel.

Publicación © 2017, Arróniz Arte Contemporáneo y Otmar Osante Mariel.

Todos los derechos reservados bajo convenciones internacionales de derechos de autor.

Esta publicación no puede ser reproducida o utilizada de ninguna manera, ni por ningún método, incluyendo la fotocopia, impresión o copia digital, en su totailidad o en parte, sin el permiso escrito de los contribuidores.


101

Introducción Adaptación del texto ‘Anamnesis o del ensayismo pictórico de Rodriguez-Graham’ © María Álvarez Publicado por primera vez en Anamnesis, co-editado por la Casa del Lago UNAM, la Fundación BBVA Bancomer y el Museo de la Ciudad de Querétaro. Sicomoro Ediciones, 2017.

Ensayo Postformalismo alegórico: la pintura como imagen de la historia de la pintura © Willy Kautz Publicado por primera vez en Anamnesis, co-editado por la Casa del Lago UNAM, la Fundación BBVA Bancomer y el Museo de la Ciudad de Querétaro. Sicomoro Ediciones, 2017.







Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.