__MAIN_TEXT__

Page 1

PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

Pregón de Semana Santa Santisteban del Puerto (Jaén)

(sábado 7 de abril de 2001)

FRANCISCO MIGUEL MÁRQUEZ GIL

1


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

I.- CONSIDERACIONES PREVIAS Y AMBIENTALES

II.- PASOS, COMENTARIOS Y VIDA PERSONAL 1.- ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN, (Domingo de Ramos) 2.- LA ORACIÓN: Jesús de la Oración en el Huerto, (Martes Santo) a) Oración b) Eucaristía c) Sacramento de la Reconciliación

3.- JESUCRISTO, EL ROSTRO HUMANO DE DIOS: -Cristo de Medinaceli - Cristo del Perdón y la Misericordia - Nuestro Padre Jesús de la Cruz de Guía - Nuestro Padre Jesús de la caída - Nuestro Padre Jesús Nazareno - Nuestro Padre Jesús Yacente

4.- MARÍA, MADRE DE TODOS: - Santísima Virgen de los Dolores y S. Juan Apóstol - Santísima Virgen de la Amargura - Santísima Virgen de las lágrimas - Nuestra Señora de la Soledad

5.- CRISTO VENCEDOR: Nº Padre Jesús Resucitado (Domingo de Resurrección)

III.- EPÍLOGO

IV.- BIBLIOGRAFÍA

1


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

I.- CONSIDERACIONES PREVIAS Y AMBIENTALES

a) Definición de Pregón: (del latín Praeconium ) 1.-Promulgación o publicación que en voz alta se hace en los sitios públicos de una cosa que conviene que todos sepan. 2.- Discurso elogioso en que se anuncia al público la celebración de una festividad y se le incita a participar en ella. 3.- Alabanza hecha en público de una persona o cosa. Pregonar: Hacer notoria una cosa en voz alta para que llegue a conocimiento de todos. [Fray Justo Pérez de Urbel, D. Ramón Guixá Tobar, D. Vicente Herrera del Real] b) Introducción a los pasos: Los pasos son como un retablo de imágenes que corresponden a los últimos acontecimientos de la vida de Jesús. Cada año, con la Cuaresma, se inicia la preparación para la Pascua, que se intensifica conforme se acerca la Semana Santa. Cada año, por este tiempo, las imágenes santas (retratos esculpidos de quienes vivieron por primera vez los misterios) bajan de sus hornacinas sobre los altares, en donde son veneradas, para salir a fuera, a las calles y plazas, evocando la historia que redimió al hombre y actualizando el misterio de salvación que le devuelve la vida para siempre. Son el evangelio escrito a golpe de cincel, que proclama la buena noticia con toda la fuerza de la fe que tiene la simple mirada del que al verlas pasar se clava sin moverse, entrando así en el mundo que desfila ante sus ojos, invitándole a salir al encuentro del Señor,que continúa dando (al salir a la calle) el primer paso. Formando en su conjunto, un auténtico retablo itinerante, el paso del tiempo ha acumulado muchas veces el polvo de la incomprensión en figuras que, aún siendo extremadamente familiares, para algunos se van convirtiendo poco a poco en extrañas o, por lo menos, no muy bien conocidas. Desde la calle, en esas noches de primavera, he querido explicárselas a mi vecino, junto al que las veo pasar, como lo haría un guía para poner a su alcance, no todo el arte que encierran, sino la salvación que atesoran. He querido ir más allá del sentimiento, un tanto efímero, con frecuencia pasajero, inmerso en toda una cultura religiosa, en ocasiones mal entendida o mal explicada. He querido “sonorizar” el paso de la imagen para que “hable” dentro de todos los que la ven pasar conmigo, y al compartir mi fe con ellos, he querido “escuchar” lo que dice la talla. c) Iremos paso a paso, como en la procesión. Una cita bíblica encabeza y conduce todas las consideraciones que se pueden hacer en torno a cada cuadro que pasa ante nosotros; es la que va marcando la pauta, tiene siempre total prioridad. Como Palabra de Dios ilumina y dirige siempre todos los comentarios, derivados de 2


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

este texto sagrado orientados para ir desbrozando el camino para revivir los misterios. Revivir ésa es la palabra clave. Ése es el principal objetivo de la Iglesia año tras año: revivir lo que conmemora, conmemorar lo que revive. No se trata de un mero recuerdo histórico; de ser así. los hechos quedarían reducidos a una arcaica evocación del pasado, con el peligro de verse fosilizados y despojados de su savia vital. Tampoco puede ser una simple contemplación externa, balanceándose entre la admiración y la indiferencia, convirtiéndonos en espectadores de un drama lejano, históricamente. Por el contrario, la intención de la Iglesia (que procura llevar a cabo por todos los medios a su alcance) es permitir a sus fieles celebrar estos misterios, de tal modo que el poder de Dios despliegue su fuerza salvadora, a fin de que la Pascua (el paso del Señor), no sólo se realice en las calles (marco externo de algo pasajero), sino que Cristo recorra la zona más íntima del alma, reviviendo allí, con la potencia transformante de su gracia, su Paso de este mundo al Padre, su Pascua de la muerte a la vida y de la vida nueva para Dios. d) Esta es la Pascua del cristiano con Cristo; iniciada con el bautismo, desgranada cada día de su existencia, culminada el día de su muerte. Esta Semana es Santa porque es tiempo de revivir todo esto y celebrarlo con más intensidad. No sólo es retablo de Pasión, es de Resurrección y de Gloria. No es historia ajena que desfila, estampas, con personajes en el fondo ajenos, aunque bien conocidos. Es nuestra misma historia, enterrada muy dentro, en las propias raíces, la que va discurriendo por las calles, al aire libre, como espejo para verla mejor. Cada “paso” en un trozo de nuestra vida; enferma y curada por Cristo. Sufriente y resucitado en cada uno de nosotros. e) Jesucristo, muerto y resucitado es tan inagotable como el amor de Dios: anunciarlo puede ser; proclamación de la salvación, catequesis, Vía Crucis o reflexión personal para el mutuo encuentro. Y si todos los pasos ofrecen una riqueza inmensa, el de la crucifixión es tan desbordante que sobrepasa la capacidad de una sola imagen. Por éso, se ha de contemplar a Jesús en la cruz desde distintos ángulos, para poder hacerse una idea aproximada de todo lo que significa para el hombre. f) La Semana Santa hay que vivirla “paso a paso”, sin prisas, como el que bebe algo refrescante, sorbo a sorbo. Pero sabiendo que: del mismo modo que el sonido de cornetas y tambores se acercan a la puerta de tu casa sin darte cuenta; Cristo se acerca también a la puerta de tu corazón, a la puerta de tu vida para sacarte de tu sufrimiento, para sacarte de tu esclavitud, para sacarte de tu miedo, para regalarte ¡la felicidad!. Es Cristo que pasa, ni siquiera tenemos la fuerza de dirigirnos hacia Él. Es Cristo, el que viene a nuestro encuentro. Sólo nos pide abrir la puerta. Sólo nos pide fiarnos como María. Ójala salgamos a tiempo…a ver el “Paso” … a coger el Paso del Señor. 3


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

g) Lo demás, corre de su cuenta. Su regalo es la Pascua. Si hoy escucháis su voz, no endurezcáis el corazón …

II.- PASOS, COMENTARIOS Y VIDA PERSONAL 1.- ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN , DOMINGO DE RAMOS

“Y cuando estuvieron cerca de Jerusalén y llegaron a Betfagé, al monte de los Olivos, entonces Jesús envió a dos discípulos diciéndoles: `` Id a la aldea que está frente a vosotros, y enseguida encontraréis un asna atada y un pollino con ella: desatadlos y traédmelos; y si alguien os pregunta algo, diréis: el Señor los necesita, y enseguida los devolverá´´ (…) Una inmensa multitud tendió sus mantos en el camino; otros cortaban ramas de árboles … gritaban diciendo: ``¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!” Mt 21, 1-9 (como profetiza Zacarías) “Alégrate sin medida Sión, lanza gritos de júbilo, Jerusalén. He aquí que viene a ti tu Rey: justo y victorioso, humilde y montado en un asno. Él suprimirá los carros de Efraím y los caballos de Jerusalén; será suprimido el arco del combate, y Él proclamará la paz a las naciones. Su dominio irá de mar a mar .. hasta los confines de la tierra” Zac. 9,9-10 a) Zacarías pinta al futuro Mesías como un Rey humilde que anuncia la paz. Quizá haya que decir algo de la humildad de Jesús, puesto que ocupa el centro de todo el paso. b) La humildad, como todos sabemos es lo opuesto a la soberbia. Una y otra se conocen por sus frutos. c) El soberbio se cree Dios. Su persona se sostiene en la propia seguridad, en ser siempre querido y en dominar a todas horas sobre los que le rodean; quien no acepte estas reglas de juego será siempre su enemigo; no importa si es el Dios mismo. Si alguna vez se somete a sus principios es porque no tiene más remedio 4


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

d)Por el contrario, el humilde, conocedor perfecto; nunca de buena gana. de sí mismo, sabe que no es Dios, y lo acepta de buen grado; es consciente de que es de su Creador de quien lo recibe todo: su vida y su dignidad. Por eso, espera que el Señor que le dio el ser, será la fuente de la seguridad que necesita para vivir; y el manantial del amor para el que ha sido creado. La humildad así entendida es sinónimo de pobreza, no sólo como carencia y desprendimiento de los bienes materiales, sino como abandono a la bondad del Señor. Con estos dos modos de ser nos encontraremos continuamente, en nuestra vida y en el itinerario de la Semana Santa. e) Por otro lado, dirigir el domingo de Ramos la aclamación de “¡Viva el Mesías que Dios nos manda!” hacia Jesús, cuando se recorren las calles acompañándole: equivale a reconocer que Dios nos ha salvado por Jesucristo, su enviado, que da la victoria a los humildes. Salir en procesión empuñando una palma es proclamar que la regeneración del hombre sólo tiene un camino: el de la entrega, que siempre llevará aparejado un sufrimiento. Además la palma también indica la fe en la meta a la que conduce esta actitud.

2.- LA ORACIÓN: Jesús de la oración en el huerto, (martes santo) “Salió y como de costumbre, fue al monte de los Olivos, y los discípulos le siguieron Llegados al lugar les dijo: ``Pedid que no caigáis en tentación´´ …y oraba diciendo: ``Padre si quieres aparta de mi este cáliz; pero no se haga mi voluntad sino la tuya´´… Y sumido en agonía insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra.” Lc. 22, 39-47 a) En este retablo móvil de la Pasión del Señor, el cuadro reproduce ahora la Oración en el Huerto. Si desde el instante de su nacimiento aparece Jesús hombre, a medida que nos vamos adentrando en su Pasión se nos muestra su humanidad, cada vez con mayor nitidez. ¿Qué vemos en la escena del huerto? A un hombre doblegado ante Dios, sacudido por el vendaval de la tentación, dirigida al punto más doloroso de su alma, el santuario de su encuentro con su Creador, donde se escucha con toda su avasalladora fuerza la pregunta que todo hombre le dirige cuando se presenta el sufrimiento: “ si me quieres ¿por qué tengo que sufrir? ¿es realmente necesario todo esto?

5


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

Cristo cae de rodillas, agobiado, como si estas preguntas fueran amarras que tirasen de él hacia el suelo con una fuerza irresistible. Eso es la tentación con toda su seriedad y su crudeza: invitar al hombre a que reniegue de Dios. b) - La oración es: desear, hablar, pedir, ansiar; aceptar escuchar y recibir. - No es sólo encontrarse a sí mismo, sino encontrar a Dios, encontrarse con Dios y adorarle y amarle. - La oración (en este caso) es como un salto en el vacío, pero se comprueba que el vacío está lleno de luz y del ser de Dios. - Orar es elevarse a Dios, pararse y elevarse ante Él. - Orar es abrir el corazón a los sentimientos del amor, de alabanza, de gratitud y de confianza. - Orar es participar de la vida íntima de Dios. - La oración es un grito a dos voces; la nuestra y la del Espíritu Santo.

c) La oración (Carta apostólica “Novo millennio ineunte” Al comienzo del nuevo milenio) - Es necesario un cristianismo que se distinga ante todo en el arte de la oración. - Oración como verdadero y propio diálogo de amor, hasta hacer que la persona humana sea poseída totalmente por el divino amado, sensible al impulso del Espíritu y abandonada filialmente en el corazón del Padre. (Noche oscura) - Nuestras comunidades cristianas tienen que llegar a ser auténticas escuelas de oración … petición, acción de gracias, alabanza, adoración contemplación, escucha y viveza de afecto hasta el arrebato del corazón. … oración intensa … abriendo el corazón al amor de Dios … al amor de los hermanos. - Pero se equivoca quien piense que el común de los cristianos se puede conformar con una oración superficial, incapaz de llenar su vida; ante tantos modos en que el mundo de hoy pone a prueba la fe, “seríamos cristianos mediocres, cristianos con riesgo “ - Comenzando con la oración de Laudes … cuánto ayudaría que en las comunidades parroquiales el ambiente espiritual estuviera marcado por la oración … valorizar las formas populares … educar en las litúrgicas. - Celebración eucarística, …Laudes y vísperas (véa. grupos de seglares, etc.) c) Eucaristía: - Es preciso darle un realce particular a la eucaristía dominical, y al domingo mismo, como día especial de fe, día del Señor resucitado y del don del Espíritu, verdadera Pascua de la semana.

6


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

- Desde hace dos mil años, el tiempo cristiano está marcado por la memoria de aquel primer día después de sábado, en el que Cristo resucitado llevó a los apóstoles el don de la paz y el Espíritu. - Que la participación en la Eucaristía sea el centro del domingo … se ha de vivir no sólo para cumplir un precepto, sino como necesidad … congregando a los cristianos como familia de Dios entorno a la mesa …es el antídoto más natural contra la dispersión … donde la comunión es anunciada y cultivada constantemente … a través de la participación eucarística, el día del Señor se convierte también en el día de la Iglesia. ( si hace falta dígase, sobre el sacramento de la Reconciliación: “que la pedagogía cotidiana de la comunidad cristiana sepa proponer de manera convincente y eficaz la práctica del Sacramento de la Reconciliación … crisis del sentido del pecado … los dones del Señor (y los Sacramentos son de lo más preciosos) vienen de Aquel que conoce bien el corazón del hombre y es el Señor de la Historia)

3.- JESUCRISTO, EL ROSTRO HUMANO DE DIOS -Cristo de Medinaceli (M) - Cristo del Perdón y la Misericordia (Mi y V) - Nuestro Padre Jesús de la Cruz de Guía (J) - Nuestro Padre Jesús de la caída (J) - Nuestro Padre Jesús Nazareno (V) - Nuestro Padre Jesús Yacente (V)

“Llegados al lugar llamado Calvario, le crucificaron allí a Él y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Jesús decía: ``Padre perdónales porque no saben lo que hacen´´ “ Lc. 23, 33-34 a) Lo había dicho siempre. No había hecho otra cosa más que predicar el perdón. Ésas eran las palabras del Mesías, ésas eran sus obras: hacer posible el perdón. Precisamente por eso estaba siendo crucificado, porque quienes le llevaron a la cruz nunca pudieron aceptar que el perdón fuera el camino para salvar al hombre, para arrancarlo de la ciénaga de la muerte y devolverlo a la vida. Lo mataron al no poder aguantar que Alguien hiciera posible el perdón. El perdón es algo que no se puede entender sin el pecado, “el salario del pecado es la muerte” Rm 6,23. En virtud de esto se comprende el perdón como una regeneración, como un antídoto a la degeneración. 7


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

Ahora se comprende el perdón como una re-creación, como solución al fracaso del hombre en la primera creación. Ahora se comprende el perdón como el resucitar a una nueva vida eterna. Ahora se comprende el perdón como un evangelio, buena noticia ansiada por toda la humanidad mientras dura su existencia en la tierra. ¿cuándo perdonamos? ¿por qué perdonamos? ¿a quién perdonamos? Ahora se comprende con claridad meridiana que sólo Dios puede perdonar; sólo Dios puede resucitar. El hombre cuando perdona por el poder de Dios, nunca se parece tanto a Dios.

b) Este es el Misterio de la Redención: ( “Redemptor Hominis”) El hombre no puede vivir sin amor. Su vida está privada de sentido si no se le revela el amor, si no se encuentra con el amor, si no lo experimenta y lo hace propio. Por eso precisamente Cristo Redentor, revela plenamente el hombre al mismo hombre. Esta es la dimensión humana del Misterio de la Redención. En el misterio de la Redención el hombre es confirmado y en cierto modo nuevamente creado. Este hombre es el camino de la Iglesia, camino que conduce a todos aquellos caminos, por los que debe caminar la Iglesia. Porque el hombre (todo hombre) ha sido redimido por Cristo. Porque con el hombre (con todo hombre) se ha unido Cristo de algún modo, incluso cuando ese hombre no es consciente de ello, “Cristo, muerto y resucitado por todos, da siempre al hombre (a todo hombre)su luz y su fuerza para que puedan responder a su máxima vocación.

4.- MARÍA, MADRE DE TODOS - Santísima Virgen de los Dolores y S. Juan Apóstol - Santísima Virgen de la Amargura - Santísima Virgen de las lágrimas - Nuestra Señora de la Soledad “ Simeón les bendijo y dijo a María su madre: ``Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción -¡y a ti misma una espada te atravesará el alma!a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones´´” Lc 2, 34-35 a) La imagen de la Virgen; Dolorosa, Lacrimosa, en Soledad, nos resulta familiar, la hemos visto infinidad de veces en Iglesias y procesiones. Y sin embargo, fruto de esta convivencia tan asídua, 8


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

quizá nos hemos acostumbrado a Ella. Y sólo el sufrimiento reflejado en su rostro nos remite de lejos a pensar fugazmente, que esta Virgen afligida lleva en su cara las huellas por la muerte de Jesús. Ahora tenemos ocasión para mirarla y reflexionar más detenidamente, porque en este momento emerge en el centro de la escena, sola con su soledad y su desolación. Sostenida por la fortaleza de su fe, aunque las lágrimas le obliguen a inclinar un poco la cabeza. Algo de lo que vemos en ella nos insinúa que goza de nuestra compañía. Aunque estamos convencidos de que es ella la que nos acompaña a nosotros. En este tramo de la Pasión, al verla tan cercana, es cuando podemos empezar a descubrirla como Madre y como figura de la Iglesia Para María, la Palabra viva de Dios es su Hijo, y, al acogerlo acepta la Encarnación, la Redención y la Cruz. La cruz de su Hijo, Palabra encarnada de Dios, le atravesó el alma. Al ser Madre de tal Hijo, ya conocía el sufrimiento al que estaba expuesta. Pero este sufrimiento no sólo destrozó sus entrañas de Madre, también puso a prueba su fe. Si Jesús fue tentado, también lo fue la Virgen en soledad. Fue en ese momento cuando su maternidad alcanzó su plenitud, porque fue entonces cuando se convirtió en la primera discípula de Jesucristo. La espada puso de manifiesto un amor entrañable, una fidelidad a toda prueba, un seguimiento hasta el final, una confianza sin límites (“fiat”). Ese rostro de la Virgen dolorosa, lleno de nuestras lágrimas, puso al descubierto que lo que le había dicho el Ángel era verdad. b) (De la “Veritatis Splendor”) Por eso debemos encomendar a María, Madre de Dios y Madre de misericordia, nuestras penas, sufrimientos y alegrías. María es Madre de misericordia porque Jesús le confía su Iglesia y toda la Humanidad. A los pies de la cruz, cuando acepta a Juan como hijo; cuando junto con Cristo, pide al Padre el perdón para aquellos que no saben lo que hacen, María en perfecta docilidad al Espíritu, experimenta la riqueza y universalidad del amor de Dios, que le dilata el corazón y le capacita para abrazar a todo el género humano. De este modo se nos entrega como Madre de todos y de cada uno de nosotros.

5.- DOMINGO DE RESURRECCIÓN: - Nuestro Padre Jesús Resucitado “Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana … De pronto se produjo un gran terremoto, pues el Ángel del Señor bajó del cielo, y acercándose, hizo rodar la piedra y se sentó encima de ella. Su aspecto era como el relámpago 9


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

y su vestido, blanco como la nieve. … El Ángel se dirigió a las mujeres y les dijo: Vosotras no temáis pues sé que buscáis a Jesús, el Crucificado; no está aquí, ha resucitado, como lo había dicho … “ ha resucitado de entre los muertos e irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis … “

- La resurrección de Cristo no se describe, se celebra. No se puede hablar de lo inefable, y a duras penas se pude vivir, porque si la realidad se resiste a ser manifestada con palabras, ofrece la misma resistencia a nuestra persona limitada entender, el pasar los umbrales de la muerte. Por eso la Iglesia, transportada por el júbilo del que se siente resucitado con el Señor, sólo acierta a pregonar en el Pregón de Pascua el gozo que la embarga. La alegría desbordante de la Resurrección que rompe todas las barreras de la lógica. Exclamando: “¡Oh feliz culpa que mereció tan grande Redentor!” La Iglesia viene de la Resurrección, vive de ella, y a la resurrección se dirige. Es el pueblo de los resucitados con Cristo. Vivir de la resurrección es sentirse perdonado , “ es considerarse polvo, “ es perdonar, “ es trabajar por la paz, “ es ser misericordioso, “ es poner la otra mejilla, … Vivir de la resurrección es ver en el otro a Cristo, es morir por los hermanos; vivir de la resurrección es vivir resucitados, sabiendo que: “ el que resucitó a Jesús de entre los muertos dará también la vida a nuestros cuerpos mortales por el mismo espíritu que habita en nosotros” Rm 8, 11

III.- EPÍLOGO - Duc in altum - Un nuevo milenio se abre ante la Iglesia como un océano inmenso en el cual hay que aventurarse. - El Hijo de Dios que se encarnó hace dos mil años por amor al hombre, realiza hoy también su obra. - El Cristo contemplado y amado ahora nos invita una vez más a ponernos en camino: 10


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

“Id pues y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” Mt 28, 19 - A tener el mismo entusiasmo de los cristianos de los primeros tiempos. - Animados por Pentecostés, la esperanza que no defrauda, a la gran aventura de la evangelización. - ¡Ánimo, no temáis! nos acompaña en este camino la Santísima Virgen; “Estrella de la nueva evangelización” .. aurora luminosa y guía segura de nuestro camino. - El instrumento, el escándalo del cristianismo: “La caridad, el amor al prójimo, las bienaventuranzas”

11


PREGÓN DE SEMANA SANTA

Francisco Miguel Márquez Gil

IV.- BIBLIOGRAFÍA - JUAN PABLO II, Al comienzo del nuevo milenio, (carta apostólica) ed. B.A.C. -

, El Redentor del hombre, (carta encíclica) ed. Paulinas.

-

, El esplendor de la verdad, (carta encíclica) ed. Paulinas.

- La Biblia de Jerusalén, ed. D.D.B. - PP. DOMINICOS , Comentarios bíblicos a los pasos de la S.Santa. Sección de Valencia. -AA.VV. , El Catecismo de la Iglesia Católica, ed. Asociación de Editores del Catecismo (España) - AA.VV. La Biblia Comentada, ed. Secretariado Nacional de Catequesis - AA.VV. Catequesis de Comunidades Neocatecumenales (ad usum privatum) - GONZÁLEZ CARVAJAL,L. , Esta es nuestra fe (Teología…) ed. Sal Terrae -

, Los Cristianos del Siglo XXI ed. Sal Terrae

- FRANCISCO DE MIER, Hora Cero (relato autobiográfico de la Pasión de Jesús) ed. San Pablo - NOËL QUESSON, La Palabra de Dios para cada día ed. Paulinas - JUAN PABLO II, El Evangelio de la vida, (carta encíclica) ed. San Pablo - … Y lo que el Espíritu Santo me ha suscitado … que ha sido todo.

12

Profile for Jacinto Mercado

Pregon SS 2001  

Pregon de Semana Santa del año 2001

Pregon SS 2001  

Pregon de Semana Santa del año 2001

Profile for arriero
Advertisement