Page 267

Las Heras, un espacio público valorado y, por tanto, más vulnerable al desarrollo inmobiliario. Este cambio de escala irrumpe en el imaginario urbano de los habitantes, provocando pérdida del arraigo con su territorio. Los proyectos inmobiliarios construidos en los barrios norte han provocado gentrificación debido al aumento en la oferta de viviendas enfocadas en un grupo de mayor poder adquisitivo. Este proceso se ha visto en la Comuna de Santiago luego del Programa de Repoblamiento impulsado por dicha municipalidad. La diferencia con el desarrollo inmobiliario santiaguino es que en Talca ha proliferado un tipo de construcción nueva, cerrada, de baja altura, compuesta por unidades de viviendas aisladas, tipología que en Santiago es vista en sectores periféricos y que en Talca está presente dentro de barrios históricos como alternativa al departamento. La tipología ha sido bien recibida por el principal grupo gentrificador (profesionales y parejas jóvenes C2) y corresponde a la mayor parte del desarrollo inmobiliario de los barrios norte, siendo bien vendida pues se trata de una vivienda nueva que no irrumpe demasiado en la imagen urbana del barrio al mantener la altura y la fachada continua. Este fenómeno fomenta un tipo de gentrificación “amigable” con el entorno, pero igualmente negativa para su estructura social, pues logra extenderse sin notoriedad, desplazando igualmente al habitante original. La segregación se da debido al precio y a las características de las nuevas viviendas, independientemente de la tipología, gracias al alto costo del suelo y a la necesidad de las inmobiliarias de obtener rentabilidad construyendo unidades muy pequeñas a gran costo (Boyco & Letelier, 2013), apuntando sólo a un grupo socioeconómico de clase media-alta e impidiendo la llegada de grupos de menores recursos. Asimismo, no se observan iniciativas destinadas a incorporar viviendas sociales dentro del barrio, aun cuando existen terrenos disponibles. Conclusiones A partir del análisis realizado, es posible afirmar que actualmente no existe una real integración entre los instrumentos de planificación y las políticas públicas de acuerdo a las necesidades de la ciudad desde el punto de vista económico, social y territorial. Las estrategias promovidas por el gobierno local se enfocan en un progreso que incluye repoblamiento y densificación de barrios históricos, sin un plan integral de rehabilitación, dejando éste a criterio de empresas privadas y fomentando la gentrificación y la segregación. Se hace urgente la existencia de una gestión que incluya la densificación urbana, la protección del patrimonio y la integración social a través de viviendas sociales y la creación de espacios públicos de calidad. Entre las consecuencias positivas de esta gestión, además de la mejora en la calidad de vida de los habitantes, se contarían los beneficios económicos y culturales para las comunas, fomentando áreas poco exploradas, como el turismo en el caso de Talca, actividad que se promueve únicamente en sectores rurales asociados a la producción vitivinícola y la gastronomía tradicional. Además se observa la pérdida de la cohesión, las redes sociales y el sentimiento de seguridad, fenómenos asociados al éxodo de vecinos y la llegada de personas nuevas, quienes tienen un estilo de vida diferente y con los cuales es difícil relacionarse. Una iniciativa para mejorar esta situación podría ser la creación de instancias que mezclen los intereses de los grupos existentes, fomentando la vida de barrio perdida. Para ello, la organización vecinal es fundamental.

Política Pública y Sociedad

265

26

Arquitectura no es solo obra  

27 investigaciones seleccionadas para la XIX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de 2015

Arquitectura no es solo obra  

27 investigaciones seleccionadas para la XIX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de 2015

Advertisement