Page 89

H2O propone un modelo replicable y adaptable. Es un sistema de baja tecnología que puede crecer con las ciudades y ajustarse a otros territorios con condiciones similares; a la vez que recupera el rol de la arquitectura en el desarrollo de la infraestructura, mediante sistemas naturales y artificiales que trabajan junto a una zonificación de nuevo perfil, en la que los beneficios ambientales, sociales y económicos son altos y para múltiples usuarios.

Los proyectos descriptos son ejemplos de propuestas con diversas escalas en los que la arquitectura satisface una necesidad, pero a la vez propone a la infraestructura un rol importante que beneficia a la colectividad. A la hora de abordar diseños que deben interactuar con el sistema en el que se insertan, los proyectos aumentan su complejidad y plantean nuevas formas de negociar con cada elemento del contexto particular. Los nuevos retos lideran un cambio disciplinar. La arquitectura como profesión debe redefinirse a sí misma, para dejar de lado el discurso estilístico o su lectura como objeto, para generar una infraestructura orientada al desempeño.

7.

y menos gasto energético y económico. Además, los desechos generados pueden ser utilizados para producir electricidad. H2O no solo enfrentó la situación del recurso hídrico, sino que generó un espacio público de alta calidad que conecta e integra todo el territorio con los diferentes segmentos de la sociedad, lo que genera una comunidad. De esta manera busca educar y desarrollar una conciencia sobre la importancia de proteger el agua para satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la disponibilidad del recurso para el futuro.

89 8.

Edición 87 Revista Habitar