Page 136

Trópika: una pequeña ciudad autosuficiente 1 36

En el 2012, durante un viaje de estudios en Europa el ingeniero en diseño industrial Juan Carlos Martí tuvo la oportunidad de asistir, en Madrid, al Solar Decathlon Europe. Su pasión por los temas tecnológicos y las energías renovables hizo que quedara maravillado por la competición y a su regreso al país inició conversaciones con el vicerrector de investigación del TEC para postularse en la siguiente edición. Emanuel Salazar Ceciliano

C

on el aval del vicerrector, Martí inició la búsqueda de un grupo de locos que, al igual que él, estuviesen interesados en generar una propuesta que cambiara al TEC, al país y, porque no, al mundo. Hizo imprimir entonces una serie de afiches que fueron colocados en las distintas escuelas. Los recuerdo con bastante gracia porque Juan Carlos se preocupó por hacerlos lo más llamativos posibles. ¿Quién se iba a negar ante la oferta de ir a Francia y que el mismo proyecto funcionara como tesis?... Definitivamente era un negocio redondo. Llegada la fecha de la convocatoria, un grupo de estudiantes nos reunimos en las aulas del Tecnológico en Cartago para conocer más sobre el proyecto que nos habían “vendido”. A esa reunión le siguieron otras en las que trabajamos

Edición 87 Revista Habitar