Page 1


Donde todo es posible… por la arquitecta Luciana Machado

La Navidad es linda y emo tiene algo especial: cient ponen garra y ganas al fes espíritu navideño se palpe veo a Manhattan en Navid diría, sin dudarlo, que en sueños posibles. Todos q cielo nocturno, creer en las


otiva en todo el mundo. Pero en Nueva York tos de miles de habitantes de la ciudad le stejo. Quieren que sea lindo, alegre, y que el e en todos lados. Si me preguntaran cómo dad, luego de vivir aquí más de una década, n Navidad Manhattan es la ciudad de los queremos ver el trineo de Noel surcando el s promesas, volver a ser niños…


El abeto rojo, de 23 me esta instalando en e viene de Shelton, Conn distancia., "La ceremon árbol está program diciembre. El árbol exhibición hasta el 07 de

Por estos días, en muchas esquinas de Manhattan los coros de niños entonan villancicos, los vecinos engalanan sus puertas con motivos alusivos –algunos de dudoso buen gusto, pero siempre rutilantes, a giorno-, cada comercio hace un regalito a sus clientes, y las calles se llenan de cuánto elemento navideño se nos ocurra. Tómalo o déjalo, pero es así: la Navidad cambia la cara de la ciudad, transformándola, por un largo mes. Todo comienza cuando termina Acción de Gracias. Luego del pavo y la tradicional fiesta familiar de agradecimiento, los festejos navideños largan en punta, imparables. El 4 de diciembre se enciendieron las luces del pino instalado en el Rockefeller Center. Un verdadero “encendido”, que convoca, para iluminar como es debido ese gigante, 5 millas de cable y 40.000 lámparas LED. Los preparativos para instalar los adornos y las luces comenzaron a mediados de noviembre. El árbol que vemos este año mide 23 m. de alto y 14m. de diámetro, fue cortado la mañana del 9 en Connecticut e instalado en la plaza central del Rockefeller Center el viernes 15, luego de un enorme operativo de traslado desde el vivero donde


etros de altura que se el Rockefeller Center necticut - a 70 km de nia de iluminación del mada para el 4 de l permanecerá en e enero.

creció hasta su destino urbano. Ese operativo demandó un carretón de traslado y custodias especiales para que el traslado no signifique una grave interrupción del tránsito en Manhattan. La tradición de que la ciudad cuente con un árbol gigante, convocante y emblemático en este lugar, centro social de Manhattan, comenzó en 1933. Desde entonces, cada año, el ejemplar es elegido por el jefe de jardinería del RC, quien sobrevuela en helicóptero por los estados de Nueva York, Connecticut, New Jersey, Vermont y hasta Ottawa, en Canadá, eligiendo desde el aire, por altura, porte y copa, el mejor árbol para que luzca como emblema navideño en Manhattan.


Los festejos de las fiestas en New York comienzan con el desfile de Macy´s d de noviembre) fiesta organizada por Macy's con desfile desde Central Pa encendido del Arbol de Navidad del Rockefeller Center, el primer miercoles de un nuevo aùo en el Times Square.


del Día de Acción de Gracias el cuarto jueves de Noviembre (este año el 28 ark West por Broadway, hasta la calle 34, donde se encuentra Macy's, el s luego del desfile, este año el 4 de diciembre y el 31 de diciembre la espera


Lincoln Center

Macy's Herald Square

6th Avenida

Radio City

Grand Central Station

vidrieras

Wall street


Pero, hablando de árboles, no sólo el del RC se adorna y luce en Manhattan. Independientemente de los más modestos en tamaño y adornos que vemos en cientos de calles, jardines, comercios y shoppings, están otros, capaces de disputarle la atención al mencionado. El que brilla en el gran atrio del Lincoln Center es magnífico. Enorme y muy iluminado, con su presencia cambia totalmente la fisonomía de esa gran plaza seca, donde en verano se puede asistir, cómodamente sentado, a eventos culturales de primera línea totalmente gratis. El árbol armado en el City Hall es imposible de no verlo durante casi cualquier recorrido que hagamos por la ciudad: ya desde la puerta, el mítico complejo artístico nos comparte su espíritu navideño. Mi preferido, sin embargo, no es ninguno de esos dos. Mi corazón elige el del Bryant Park, cercano al RC pero lleno de la mística del parque que aloja también el edificio de la biblioteca de la ciudad. Su presencia, rodeado del verde del parque, es simplemente muy especial. Las películas suelen mostrar las imágenes navideñas de Manhattan con la pista de hielo del RC plena de gente patinando bajo las luces del pino iluminado. Lo mismo, disfrutar del árbol, patinar en la pista de hielo, además de tomar los más exquisitos cocteles o chocolate caliente en la confitería, puede hacerse en el Bryant, con algo más de intimidad y sabor localista. Lo recomiendo… Terminando con los árboles navideños, no podemos olvidar los de los comercios más grandes. Macy´s y Saks Fifth Avenue se llevan las palmas. ¡Y el de la Grand Central Station, no dejen de visitarlo!


Volviendo a las tiendas… Nueva York es la ciudad donde to posible. Si algo existe, aquí está. Y si ustedes no lo encuent piden y de algún lugar lo traerán. Es así… Como de la galera mago o el surtidor de los deseos cumplidos, ustedes sólo que alguien lo hará posible. Entrar a las grandes tiendas en estas fechas no es recomen para ansiosos ni para antojadizos. Son tantas las cosas exp que resulta imposible mirar todo, probarse todo, pregun precios de todo. Lo mejor es ir a lo que uno busca, calzarse u par de anteojeras para no perder el rumbo y recordar que an las fiestas ya hemos tenido nuestra oportunidad de aprovec “gran barata comercial”. El viernes siguiente a Acción de G es el famoso “viernes negro”, donde los comercios re liquidaciones tan asombrosas que han provocado literal estampidas de gente que en su decisión de entrar a un terminó aplastando a quienes se ubicaba en su camino pasán por encima al abrir las puertas del comercio. Es que desafo hay en todo el mundo… Pero sin llegar a esos extremos to que más o el que menos, aprovechamos algo del “viernes ne sus antológicas liquidaciones para paliar el costo de los reg para el árbol. Sigamos en la onda económica y cuidando nuestros dó Muchas de las cosas que podemos hacer por aquí en esto son muy baratas y hasta gratuitas. Los días previos a Nav especialmente a Año Nuevo, una cita imperdible son los incr shows de luces láser en la Gran Estación Central, entre lugares. Con un eggnog latte –bebida tradicional para estas fe comprado en cualquiera de los cientos de Starbucks de la c en mano, podemos caminar por la Quinta Av o por Park comprar por unas monedas un cucurucho de castañas s calientes


odo es tran, lo a de un pidan,

ndable puestas ntar los un buen ntes de char la Gracias, ealizan lmente n local ndoles orados odos, el egro” y galitos

ólares... os días vidad y reíbles e otros

Macy´s

6th Avenida

Bloomingdale 5th avenue

vidrieras en Manhattan

Rockefeller Center

vidrieras en Manhattan

echasciudad k Av y saladas las calles en Manhattan


Un ca “M

Ta co qu po


n Santa Claus en cada esquina nos atraerá con sus achetes colorados por el frío mientras nos dedica un Merry Christmas” con voz gruesa y dulzona.

al vez, quién les dice, justo en ese momento omenzarán a caer unos tímidos copos de nieve… Es ue estamos en Manhattan, es Navidad y todo es osible!


Baùos y cocinas N° 1 enero 2014

Propuesta barugel azulay borrador  

borrador propuesta

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you