Page 1

N° 15

Navegar detrás de un sueño por Carmen Verlichak

año III abril de 2014

Cómo se formará una personalidad tan particular como la de Nicolás Mihanovich? Su sueño estuvo con él siempre o se fue haciendo lugar? Son preguntas de difícil respuesta. Desde luego que por el tiempo transcurrido nos quedan tantísimo más las obras que su personalidad, sin embargo sí sabemos que tuvo sueños o, mejor, un sólo sueño que lo envolvió todo.

Terminal 3 Aeropuerto Shenzhen China Maximiliano y Doriana Fuksas


Navegar detrás de un sueño por Carmen Verlichak

Nicolas Mihanovich 21-1-1846 Cómo se formará una personalidad tan particular como la de Nicolás Mihanovich? Su sueño estuvo con él siempre o se fue haciendo lugar? Son preguntas de difícil respuesta. Desde luego que por el tiempo transcurrido nos quedan tantísimo más las obras que su personalidad, sin embargo sí sabemos que tuvo sueños o, mejor, un sólo sueño que lo envolvió todo. Por lo demás, que era tenaz y arrojado lo demostró cuando a los 12 años decibió salir de su hermosa aldea cerca de Dubrovnik y andar por el mundo a pesar – según se dice - de la oposición de la familia. Buscó su destino, y así fue que navegó el Adriático, el Mar Negro y se aventuró hasta el Cabo de Hornos. Y un día, el destino lo enfrentó, aquí estoy, le dijo. Se presentó en las personas del matrimonio italiano Lavarello, Juan Bautista y Catalina Balestra. Nicolás tenía en ese entonces 20 años y el señor Lavarello lo encontró oportuno como aprendiz para su empresa. Rápidamente, como el mejor y más despierto de entre todos los aprendices, Nicolás escaló cuanta posición hubo hasta llegar a ser socio del italiano. Y luego, a la muerte inesperada de Lavarello, fue su sucesor en la empresa y en la familia; ya que también fue el marido de la viuda Lavarello y padrastro de los seis hijos de ese apellido. Y más tarde la señora Catalina Balestra tuvo seis más de apellido Mihanovic. Puede resultar sorprendente el que Nicolás pasara a ser el suegro de su hermano Bartolomé; sucedió cuando Bartolomé se casó una de las hijas de Lavarello y Balestra.


Muchos croatas habían llegado desde Dubrovnik, y muchísimos de Doli, la aldea de los Mihanovich. Fueron tantos en una época que el restaurante de Miseta y Huljeć —El americano— en Barracas 1865 del barrio de La Boca empezó a llamarse la pequeña Doli; ya que podía haber comensales de otros lugares pero invariablemente la mayoría era de Doli.

Miguel Mihanovich 1862


Logros

Nicolás, el hombre qu emprendimientos del d cincuenta barcos, ent Argentino, el Montana, vapor Toro, de 500 tone el Watergeus de 1500 to toneladas y el Austria, d 1879, después de la C extendieron las exp ganaderas, se constru Bahía Blanca. Y Nicolá navegación mercante re Bahía Blanca y Patago transporte de materiale muelle provisorio del General Roca). Con el auge que se reg entresiglo XIX y XX, el ca marítimo— cobró gran puertos, el tráfico se actividades de Mihanov con mucho ritmo. En 19 a un millón ochocientos transformó en la Compa Mihanovich, Ltd. anglo–argentina, con Buenos Aires, y en Mihanovich.


ue de noche pensaba los día, llegó a tener trescientos tre ellos los vapores Sol , el Satélite, el Enriqueta, el eladas, y muy luego añadiría oneladas, el Dalmacia de 500 de 1000. Cuando a partir de Conquista del Desierto, se plotaciones agrícolas y uyó también el ferrocarril a ás Mihanovich organizó la egular en la costa sur hasta ones, y se hizo cargo del es para la construcción del l Ferrocarril del Sur (hoy

gistró en la Argentina en el abotaje —tanto fluvial como movimiento. Hubo nuevos volvió más intenso y las vich siguieron aumentando 909 el capital de su flota llegó s pesos oro y la empresa se añía de Navegación Nicolás . Era una compañía directorios en Londres y los dos presidía Nicolás


Pero Nicolás no se limitó a las actividades navieras y se extendió en directorios de varias empresas, entre ellas Campos y Quebrachales de Puerto Sastre, Grandes Molinos Porteños, Introductora de Productos Austro–Húngaros, Banco de Italia, La Positiva, La Orhídrica" y Frigorífico La Blanca. Construyó entonces el primer hotel en Punta del Este, y en Colonia del Sacramento levantó un complejo de hotel casino, dotado de todo cuanto exigía la belle époque —en ese momento el más lujoso del cono sur—, corridas de toros y un enorme frontón de pelota vasca con graderías. Construyó, además, un muelle de madera para sus propios barcos y una usina eléctrica que daría corriente a la ciudad por mucho tiempo. Esa fue en realidad la culminación de lo que comenzó en 1887. (Ver LOS CROATAS DE LA ARGENTINA, de Carmen Verlichak).


Cuando en octubre de 1918 Nicolás se retiró de los negocios, la compañía tenía también varios buques de ultramar. Entre tripulantes y empleados trabajaban con Mihanovich cinco mil personas; la mayoría eran croatas. Esto es sólo parte de su obra pero es su sueño hecho realidad. Un Nicolás retirado ya, solía contar a sus nietos que había soñado con un puerto en el que todas las chimeneas tuvieran la letra M. Y esa fue su realidad; hubo un momento en que las chimeneas de todos los barcos fondeados en el Río de la Plata ostentaron la insignia de la compañía: una M sobre fondo rojo. Quizá le importó más eso que todas las condecoraciones que recibió y el nombramiento como barón que le hiciera el emperador Francisco José de Austria. Ese había sido su sueño.


a単o 3 - numero 15- abril de 2014

e-AN N° 15 nota n° 4 navegar detras de un sueño por Carmen Verlichak  

Cómo se formará una personalidad tan particular como la de Nicolás Mihanovich? Su sueño estuvo con él siempre o se fue haciendo lugar? Son p...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you