Issuu on Google+

N° 11 año II septiembre de 2013

Las Casas FOA un antes y un después en la decoración argentina Por el Arq. Carlos L. Dibar

tapa e-ArquiNoticias N°11 pasillos edificio Tornquist, lamparas de alabastro

Gr a c ia s M e c hit a , no s a be s c om o t e extrañamos desde esa la mas magnifica creación tuya que fue la “Estancia Abril” en 1996. Pero debo decirte o mas bien repetirte que a vos te debemos el antes y el después de la Decoración en la Argentina, y aunque ya lo sabrás, la de este año es MAGNIFICA. Se acabaron para siempre los volados y los moños !!!


Las Casas FOA un antes y un después en la decoración argentina Por el Arq. Carlos L. Dibar Backstage del programa de TV Diseñarte, Ximena de Corral y el arquitecto Carlos L. Dibar entrevistas a Mechita

El comienzo - Quintana 236 En 1985, la Fundación Oftalmológica Argentina Jorge Malbran a fin de poder ampliar sus objetivos de Investigación, Docencia y Banco de Ojos, decidió buscar una nueva fuente de recursos; se crea así CASA FOA , una muestra integral de decoración, inspirada en un evento similar que se llevaba a cabo, desde hacia años, en la ciudad de New York.


Para la primavera del '85 pasaba una tarde por Quintana 236, vi luz y pasé. Amante de las casas antiguas y viviendo en una que acababa de remodelar y decorar en la calle Ayacucho y Guido, salí absolutamente fascinado que en Bs. As. a la mejor manera europea esas cosas sucedieran. La idea de encontrar una antigua casona, “Petit Hotel” o “Palais Particulier” que se encontrara algo decadente y convocar a una serie de decoradores y arquitectos para que previa renovación de sus problemas primarios, estos decoraran sus ambientes con una temática y funcionalidad prevista: Comedores, Salas de Estar, Bibliotecas, Salas de Música. Y con otros temas producto de la inventiva: cuarto del polista, un lugar para el diseñador, un consultorio para la psicoanalista, un rincón para el ocio, mas los infaltables cuartos para los mas pequeños, las mas variadas cocinas, y todo lo que la prodiga imaginación de su creadora Mechita Malbran de Campos Menéndez pudiera idear junto a su principal secuaz Nené Martínez Castro, un grupo de indeclinables damas benéficas de sociedad y los decoradores de mayor conocimiento y confianza pudieran pergeñar en sus imagino interminables conciliábulos. Al año siguiente ya dedicado al periodismo de arquitectura diseño y decoración, la segunda Casa Foa de Talcahuano 1234 la publicábamos en el Suplemento de El Cronista. A partir de allí fue uno de los temas imperdibles para nuestra publicación, junto a Casa FOA todos aprendimos por donde pasaba la decoración y el diseño. Para los legos, estas muestras eran siempre uhhss & ahhss, viste que divino el escritorio y que buenas ideas para copiar!!!! “Yo llegue a casa y la di vuelta”, “los cortinados ondeados me chiflaron, encontré una Sra. que les hizo esas pantallas divinas con cordones de pasamanería”, y así fueron surgiendo nombres de decoradoras y decoradores que irían pasando al estrellato.


Mientras entre todos estos recetarios (sin menospreciarlos de ingeniosos y estéticos) nos encontrábamos con otra “raza del diseño” alli tambien estaban Eduardo Morea, German Carvajal, Alfred Fellinger, Juan Azcue, Gloria Cesar, Roxana Punta Alvarez, Susana Villaverde, Delia Tedín entre otros pródigos que eran los autores de espacios y ambientaciones incopiables y no siempre bien comprendidas o aceptadas por el publico al que este evento despertaba su “furia decorativa” que los llevaba a generar gastos imprevistos para renovar sus casas y las oficinas de sus conyugues. A esto debemos mencionar que paralelamente se desataba como principal aliado de la decoración a la iluminación, que con el advenimiento de luz halógena proyectaba fantásticos climas que bañaban con magia rasante o bien dirigían casi mágicamente hace de luz a distancia, efectos con los que nos asombraban Ernesto Diz y luego Leonor Bedel.


Asi se fueron sucediendo las casonas recuperadas del anonimato de sus propietarios que eran generalmente por no decir siempre los de la alta sociedad. Para 1989 se produce el fenómeno de tener dos Casas FOA, luego de la de calle Aguado en Barrio Parque, viene el gran estallido no solo de la decoración sino también del espacio en la arquitectura “Los LOFTS de Darwin”. Por aquel entonces yo estaba remodelando una vieja casa para que un generoso terreno me albergara junto a mi estudio en el actual barrio de Palermo Nuevo, donde paralelamente a mis ladrillos recuperados, a 150 mts Mario Roberto Alvarez levantaba sin prisa y sin pausa la torre mas alta de Latinoamérica “Le Parc”. De FOA volé a la obra para cambiar el rumbo de la misma: “paren todo que esto se convertirá en un Loft !!!”


Para el año '92 se realizaba la muestra en los Silos de Minetti en la calle Dorrego, para aquel entonces ya todos éramos conocedores de la decoración y en varias oportunidades le había podido decirle personalmente a Mechita que a ella le debíamos que la decoración tuviera un “antes y un después de Casa FOA”, a lo que respondía siempre con humildad pero sin negarlo totalmente. Para aquel entonces yo ya publicaba dos notas de Casa FOA, una de opinión coincidente con su inauguración y a la semana siguiente otra donde mayormente publicábamos los espacios que mas nos habían gustado mas grandes y primero y así sucesivamente los siguientes hasta llegar “casi” a nombrar al menos a todos los participantes.

Ese año en nues la revis pareci “Contra A la ta corresp un llam concien “Hola C nos pr particip Mechita muchís sus par moviliz todo au que apr gusto d Y lo apr sino tam


o ya sobre el cierre de la primer publicación, la de la crítica, encontramos stro estudio-redacción una nota fantástica en sta española Arquitectura Viva, de Ginés Sánchez Hevia, de la que nos ó oportuno transcribir algunos párrafos de lo que ella llama adecoradores” arde de la publicación ya estábamos en el estudio preparando las pondientes notas del siguiente suplemento, cuando mi secretaria me pasa mado: “Te llama una Sra. de Malbrán……” se me paralizó el corazón, tome ncia que muchas veces lo que escribía también se leía !!!! Carlos habla Mechita, ante todo quería agradecerte la nota que publicaste, romovió un fuerte intercambio y reflexión entre el grupo de los pantes.” a era fantástica, siempre la había admirado y respetado simo. Tantas veces dialogamos sobre las criticas que realizaba a varios de rticipantes y también defendía a los mas transgresores que a veces a ella la zaban un poco y me decía asi:” mirá Carlos hay que ser comprensivo, ante unque yo coincido generalmente con tus opiniones hay una cosa que tenés render y es que nadie es dueño del gusto, no es ni bueno ni malo, es el de cada uno. rendí y lo lo principal es que lo pude aplicar no solo para escribir las criticas mbién para otras cosas mucho mas importantes en la vida.

Gracias Mechita, no sabes como te extrañamos desde esa la mas magnifica creación tuya que fue la “Estancia Abril” en 1996. Pero debo decirte o mas bien repetirte que a vos te debemos el antes y el después de la Decoración en la Argentina, y aunque ya lo sabrás, la de este año es MAGNIFICA. Se acabaron para siempre los volados y los moños !!!


Y acá te transcribo también aquella f Cronista de 1992 que como me di “suspendió el almuerzo de los deco ocasionó una revolución, pero oc reflexión que siempre es necesaria y p

El mundo de los decoradores

Como increíble y alucinante describió lugar elegido por Casa FOA para esta Efectivamente, se trata de un lugar o riqueza espacial, poco usual en trazado en damero con manzanas ce la de Buenos Aires. Los antiguos mo Minetti del barrio de Colegiales, lind Viejo, sirvieron de escenario para evento decorativo-social, estupenda por Mercedes Malbrán de Campo beneficio de la Fundación Malbrá reciclaje del lugar está a cargo de t arquitectura asociados para esta o trata del grupo Solsona integrado por Manteola, Sánchez Gómez, Santos estudio de los arquitectos Dujovne estudio del arquitecto Juan Ca Asociados. El tema de los lofts fue un éxito en decoradores se sintieron más libres y fueron más desahogadas, algunas m y menos estereotipadas que en el intervenciones Releyendo el número 15 del 90 de la r Arquitectura Viva, nos encontramos Ginés Sánchez Hevia, de la que nos p transcribir algunos párrafos de lo Contradecoradores. “No nos engañemos: antes vivíamo menos, cada uno tenía lo que le apetec


famosa nota del ijeras entonces. oradores porque casionó mucha positiva”

ó un matutino al su versión 1992. original de gran una ciudad de erradas como es olinos harineros deros a Palermo este tradicional amente liderado os Menéndez, a án. La obra de tres estudios de oportunidad, se r los arquitectos y Solsona; del y Hirsch, y del arlos López y

n el año 90, los y las propuestas más innovadoras l común de las

revista española con una nota de pareció oportuno que ella llama

os mejor. Por lo cía tener. El sofá

tal vez no era muy bonito, pero uno se podía echar siestas de muerte; la cama no era de diseño, pero te acogía como el padre al hijo pródigo. Había habitaciones de recibo, siempre cerradas, impecables o inútiles, con esa gelidez de los objetos que no se usan, donde los niños tenían prohibida la entrada bajo pena de los más severos castigos. “Decorar la casa en serio tiene dos fases: una primera exultante, cuando los dueños compran cuatro revistas de decoración en el quiosco de la esquina e incorporan a su vocabulario términos como chintz, tapizado a la inglesa y decapado, mientras se tiran en picada a ver tiendas y a consumir indiscriminadamente por encima de sus medios. Estas alegrías de la economía de mercado suelen terminar en una especie de museo de los horrores, donde nada rima con nada, y el estampado verde, tan mono en el muestrario, en casa parece un ataque de bilis crónico; y el coqueto sofacito de la tienda se ha convertido en un catafalco con almohadones. Como admitir los fracasos es duro, la solución pasa por hacerse una cirugía estética o llamar a un profesional “Como no se exige un título universitario que respalde unos conocimientos mínimos, cualquiera decora hoy, de tal modo que entran en el mismo cesto profesionales magníficos con cualquier niña linda descerebrada, que en lugar de hacerse el ajuar, se lanza al proceloso mundo del interiorismo. “Gracias a una pléyade de chicas de buena familia que tuvieron que ganarse la vida, aparece ese personaje del etéreo, esnobísimo y mítico del decorador. (sigue en la próxima pagina)


El mundo de la decoración tiene dos vías: una. Configurar espacios, relaciones volumétricas, como en el caso de la idea miquelangelesca de la escultura. La segunda vía consiste en poner todos los trapos posibles: es la solución habitual de los decoradores. Todo lo arreglan poniendo cortinas, estores, visillos y lazos en las ventanas. El número de mesas camillas y/o mesas vestidas es inversamente proporcional al talento del decorador. Como en este mundo es mucho más importante el esnobismo que la calidad, cada vez hay más casas llenas de trapos, tanto que algunas parecen la orgía de un “Por esto del trapo sí, trapo no, es bastante fácil distinguir los trabajos de los arquitectos y los decoradores” podría decir que fundamentalmente hay dos categorías “los voladomoño” y “los aireados”. En número ganan los primeros, pero los segundos van ganando adeptos año tras año, si recordamos las primeras muestras, los transgresores casi no existían, solo Morea hacía punta incorporando alguna plancha de granito rústico en un clásico comedor e incluyendo alguna de sus audaces hojas curdas de acero inoxidable. Con el tiempo los transgresores se fueron sumando a la lista: Interieur Forma con los diseños de Cassina, de Ettore Sottsassy otros contemporáneos; Delia Tedin con gracia y realismo, como aquel loft para la costurera; Gloria César con su humor y desparpajo; y muchos otros que se fueron sumando a la lista, hasta llegar a esta décima versión de Casa FOA, donde han tomado fuerza conjunta y ya no son transgresores, son “profesionales” creativos, frescos, pensantes, que proponen nivelarnos con las tendencias y los gustos de los países cultos y evolucionados. Nuestro tercermundismo es el “trapo sí, trapo no”. De aquellos que prefieren el volado, el moño y la cortina, no les hablamos, descúbranlos ustedes. Sí les hablamos de la desintoxicación de Alfred Fellinger, estupendo en su propuesta de dúplex tecnológico; de Eduardo Morea, un maestro de los climas, la iluminación, los colores y la incorporación de “estilo” en sus modernos espacio; de Valeria Janover; de Mónica Schuvaks en sus logradas oficinas empresariales de la Fundación Malbrán; de Solsona (junior) junto a Dines (hija), Arévalo y Gentile con esmero en el diseño; de Gloria y Chapete César Lacroze con su descontracturado loft de los 60, audaz, in genioso y humorístico; del logrado Bar del Sol y de la Luna de las arquitectas Melhem – Bazan; y de muchos otros que se suman a la lista de los pensantes del “trapo no”. Carlos L. Dibar


Transcripción del primer aviso de DArA.

¿Que pasa con los decoradores en la Argentina? La profesión de decorador de interiores ha sido considerada durante mucho tiempo como una simple expresión del buen gusto, de talento natural e individual y por eso, accesible a cualquiera que gozara de esas cualidades o creyera tenerlas. Felizmente, la opinión del público ha ido modificando esta imagen y ha empezado a ser vista como lo que realmente es, un trabajo altamente profesional y orientado a prestar un servicio responsable y especifico. Un grupo de especialistas en el tema ha decidido, por primera vez en el país, unirse en una Asociación que proveea información asesoramiento y respaldo a sus miembros y clientes. El proyecto es ambicioso, pero creemos que es factible: en una sociedad moderna es necesario el trabajo organizado y en equipo para que la comunidad y las partes resulten beneficiadas. Si a usted le interesa la decoración y equipamiento de residencias, oficinas, fabricas, lugares públicos, etc.; si tiene una larga experiencia o si recién empieza y le interesa saber más sobre este proyecto, dirijase a nosotros. Nodudamos que su inquietud sera de mutuo beneficio. firmado DArA Decoradores Argentinos Asociados Presidente : Rafael Cash Secretario: German Carvajal Rtesorero: Natasha Quiroga Vocales: Celina A. de Pirovano y Roberto Otero

DARrA, fue fundada por un grupo de decoradores que partciparon en Casa FOA , en el año 1986, un año despues de la primera Casa FOA. Seguramente otro de los legados que dejo “Mechita”


a単o 2 - numero 11 - septiembre de 2013


E an n° 11 30 las casas foa un antes y un después en la decoración argentina por el arq carlos dibar