Page 1

N°3

Las joyas de la corona. por el arq. Carlos Sánchez Saravia

Desde tiempos inmemoriales las joyas han ido unidas a los monarcas y gente de mucho poder (a veces conseguidas por medio de tesoros arrancados a países en guerras de conquistas y otras veces realizadas por encargo). Símbolo de poder de reyes y gobernantes, son principalmente sus mujeres las que las ostentan en ceremonias y reuniones especiales. A fines del siglo XIX Cartier gana fama gracias a sus creaciones, deseadas por la aristocracia europea y la élite americana.

El Museo Marítimo de Dinamarca en Helsingor y el Navy Pier de Chicago sobre el lago Michigan.

paginas 75 a 82

BIG Bjarke Ingels Group Carlos Sánchez Saravia.(9-6-1946)

e-ArquiNoticias N° 3 enero 2013 año 2 N° 3

Arquitecto, Universidad Nacional de Buenos Aires, estudios, de publicidad en la Escuela Superior de Publicidad y de marketing en la Universidad de Belgrano. Producción de contenidos sobre temas de arquitectura, diseño, arte, patrimonio, turismo, para diversos medios como los diarios La Nación, Clarín y El Cronista, revistas del sector y programas de TV. Actualmente escribe para las revistas LMD Arquitectura y Habitat.


Las joyas de la corona. por el arq. Carlos Sánchez Saravia

Desde tiempos inm monarcas y gente d medio de tesoros ar y otras veces realiza Símbolo de poder d sus mujeres las qu especiales. A fines del siglo XIX deseadas por la aris sus clientes se en Emperador Napoleó Princesa rusa Olga precisamente otro m encargó a Cartier n coronación en 1937 acuñado en honor joyeros, joyero de proveedor de la Cas fue seguido del re Portugal, Rusia, Bél entre otras.

El broche ''''Flamenco'''' (1940), de la duquesa de Windsor, Wallis Simpson, que le regalo su marido, el nunca coronado Eduardo VIII

Elisabeth, Reina de los Belgas © Collection Cyrille Boulay, Cartier pag.75

E R e a c c


memoriales las joyas han ido unidas a los de mucho poder (a veces conseguidas por rrancados a paises en guerras de conquistas adas por encargo). de reyes y gobernantes, son principalmente ue las ostentan en ceremonias y reuniones

X Cartier gana fama gracias a sus creaciones, stocracia europea y la élite americana. Entre ncontraban la Princesa Matilde, prima del ón III, la Reina Alejandra de Inglaterra, la a Paley y Elisabeth, reina de Bélgica. Fue miembro de la realeza, el Rey Jorge VI, quien numerosas tiaras para los invitados de su 7. Años antes, su abuelo Eduardo VII había de Cartier la conocida frase: “Rey de los los reyes” le honró con el primer título de sa Real de Inglaterra. Muy pronto, este título econocimiento de las Cortes de España, lgica, Grecia, Italia y el Principado de Mónaco,

En 1956, Grace Kelly se casó con el príncipe Rainiero de Mónaco, y para la ocasión el príncipe encargó a Cartier la sortija de compromiso. El ajuar de la novia incluía asimismo un gran collar con un brazalete de diamantes y tres broches de clip de diamantes y rubíes

Elizabeth Taylor fue igualmente una fiel clienta de Cartier. Su pasión por las joyas fue legendaria, y se vio satisfecha por los hombres de su vida. En 1957 Mike Todd le regaló un rubí de Cartier y un collar de diamantes

pag.76


Retrato de familia de Alfred Cartier con sus tre hijos, Pierre, Louis y Jacques, (1922).

En 1847 Louis-François Cartier (1819-1904) era empleado en el taller de j número 29 de la Rue Montorgueil de París. Cuando el maestro Picard s joven al cargo del negocio. Seis años después, Louis-François Cartier se del Palais Royal. El refinamiento de las joyas de Cartier, de inspiración llamar la atención de una clientela elegante. La princesa Matilde, prim llegó a ser cliente habitual de Cartier: los libros de cuentas de la compañía parte de más de doscientas piezas. En 1859 la emperatriz Eugenia de M plata para el té. Ese mismo año, Cartier se trasladó al número 9 del Bo barrio de moda. Alfred (1841-1925), hijo de Louis-François, se hizo Paralelamente, el descubrimiento a finales de los años 1860 de yacimien tuvo un impacto enorme en el mundo de la joyería al proporcionar una re de gran calidad. Las joyas de ese periodo estaban montadas en guarnición de la época, y estaban inspiradas en el estilo Louis XV, también conoci alcanzó su punto culminante en 1890 y seguiría de moda hasta la Primer para resolver el problema de oxidación de la plata, Cartier empezó a usar blancura y resistencia le permitieron realizar monturas etéreas que pa diamantes. pag.77


es

joyería de Adolphe Picard, en el se trasladó a otro local, dejó al estableció por su cuenta cerca n antigua y clásica, no tardó en ma del emperador Napoleón III, a registran la adquisición por su Montijo encargó un servicio de oulevard des Italiens, el nuevo o cargo del negocio en 1874. ntos de diamantes en Sudáfrica epentina abundancia de piedras n de plata y oro, características ido como estilo Guirnalda, que ra Guerra Mundial. Entretanto, r el platino, cuyas maleabilidad, arecían encajes y guirnaldas de pag.78


El Museo Thyssen Bornemisza está presentando, del 24 de octubre de 2012 al 17 de febrero de 2013, la exposición “El Arte de Cartier”, develando más de 420 piezas de la Colección Cartier, desde sus orígenes hasta nuestros días. Esta exposición, una de las más importantes organizadas hasta la fecha por el número de piezas expuestas, refleja el espíritu y la evolución artística de Cartier desde su fundación en París en1847. El dinamismo de los hermanos Cartier y su interés por el arte de las culturas lejanas o antiguas sentaron las bases de la identidad artística de la Maison, del estilo Guirnalda al Art Déco de los años 30, de la inspiración china al estilo Tutti Frutti, son más de 165 años de creatividad que esta

El diseño y creación de relojes ha estado presente en la casa Cartier desde sus inicios; relojes de bolsillo primero y muy pronto también de pulsera, que aparecen ya en los libros de contabilidad en 1888 aunque su uso generalizado no llegaría hasta la década de 1910. Paralelamente surge también un nuevo tipo de reloj de sobremesa, inspirado con frecuencia en motivos orientales, reproduciendo formas arquitectónicas egipcias o japonesas.

pag.79

Reloj Egipcio con sonería. Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier

B P


retrospectiva realza en un amplio recorrido por las múltiples manifestaciones, técnicas y estilos de diseño de sus creaciones. Provenientes de coleccionistas privados, de joyeros o de subastas, las más de 1.450 piezas que forman la Colección Cartier han sido seleccionadas, una a una, de acuerdo con unos criterios de estilo e inspiración, origen, materiales y maestría en su realización. Un tesoro de piezas tan rico y variado que es testigo de cada fase de la evolución del diseño y las técnicas que Cartier ha utilizado a lo largo de su historia y, hoy en día, representa un patrimonio artístico y cultural excepcional.

Broche Escarabajo Propiedad Cartier Londres, 1924

La fascinación de Louis Cartier por la civilización egipcia y su herencia cultural se manifiesta a partir de 1910, cuando incorpora un toque específicamente egipcio en sus joyas. Sin embargo, en 1922, cuando Howard Carter descubrió la tumba de Tutankamón, volvió a colocar a Egipto en el centro de su atención creativa. Las piezas de inspiración egipcia de Cartier pueden dividirse en dos grupos distintos: las joyas y objetos decorados con adornos egipcios como los que figuraban en las obras de consulta, y aquellos que incorporaban una antigüedad egipcia auténtica, como fragmentos de cerámica azul pag.80


En 1933, Louis nombró a Jeanne Toussaint (1887-1978) directora del departamento de Alta Joyería de Cartier. Desde entonces hasta los años sesenta,Toussaint —apodada “la pantera”— gozó de un enorme éxito en este cargo gracias a su notable inteligencia y creatividad. El estilo Toussaint fue tal que dio lugar a un nuevo gusto conocido como goût Toussaint. Muchas de las joyas de la duquesa de Windsor fueron diseñadas en colaboración con ella, como su broche Pantera, con el felino encaramado a un cabujón de zafiro de Cachemira de 152,35 quilates.

Entre los años cincuenta y setenta, los encargos más atrevidos fueron los de la actriz mexicana María Félix. Fascinada por los reptiles, recurrió a Cartier para crear su excepcional collar Serpiente con los pendientes a juego, así como su collar Cocodrilo pag.81

En 1911, Jacques Cartier v donde fue testigo del gran parisienses suscitaban en invertían grandes sumas en sus propias piedras para contemporáneas, generalm con la India también insp magníficos aderezos de es mediante técnicas lapida abrieron nuevas vías a la zafiros y esmeraldas eran cuentas gallonadas y enga frutas y frondas conocidas


viajó por primera vez a la India, n respeto que las joyas y relojes n los marajás. Esos soberanos n piezas de Cartier y le confiaban a que las montara en piezas mente en platino. Este contacto piró a Cartier en el diseño de stilo hindú. Las piedras labradas arias tradicionales de la India creatividad de Cartier. Rubíes, n cinceladas formando hojas o astadas en joyas con motivos de como las piezasTutti Frutti

Muchas piezas excepcionales fueron encargadas a Cartier con ocasión de importantes eventos del mundo del arte, la literatura, la política, el deporte y la ciencia. Un ejemplo que se conserva en la Colección Cartier es la espada de académico de Jean Cocteau

pag.82


a単o 2 - numero 3 - enero de 2013


Las joyas de la corona por el arq. Carlos Sánchez Saravia  

Desde tiempos inmemoriales las joyas han ido unidas a los monarcas y gente de mucho poder (a veces conseguidas por medio de tesoros arrancad...