Issuu on Google+

Ama  y  defiende  tu  Fe “No todo el que me diga ‘¡Señor, Señor!’, entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumpla la voluntad de mi Padre, que está en los cielos". Mt 7, 21-27

AÑO 7 No. 361 6 de marzo de 2011 Donativo $ 7.00 SEMANARIO DE INFORMACIÓN Y EVANGELIZACIÓN DE LA ARQUIDIÓCESIS DE ACAPULCO

Cuaresma, camino de conversión personal y social 2

Tercer Encuentro Provincial de Seminarios Mayores 5

El acceso al Reino: hacer la voluntad del Padre 12

Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2011 6, 7 y 8

Dos Diáconos para la Diócesis de Cd. Altamirano 11


2

Domingo 6 de marzo de 2011

Cuaresma, camino de conversión personal y social

Querido  Lectores  de  Timonel:   Con  una  gran  esperanza  y  con  el  anhelo  de  la  conversión  llegamos  al  tiempo  de  la  Cuaresma. Desde  la  reflexión  que  hemos  venido  realizando  en  torno  a  la  construcción  de  la  paz,  en  esta  semana  iniciaremos  la  cuaresma,  los  cuarenta  días  que,   desde  el  miércoles  de  ceniza  hasta  el  Jueves  Santo,  son  un  itinerario  espiritual  de  purificación  y  conversión  personal  y  social.  Estaremos  viviendo  un   “Tiempo de Gracia”,  es  decir,  un  tiempo  de  liberación,  de  cambio;;  se  nos  presenta  la  oportunidad  de  renovación,  pretendiendo  una  nueva  manera  de   vivir,  ofreciendo  una  vida  plena  para  todos.   En  la  cuaresma  podremos  profundizar  en  la  esencia  de  la  vida  humana  y  cristiana,  este  es  un  tiempo  oportuno  para  tomar  conciencia  de   nuestras  fragilidades  y  para  crecer  en  sensibilidad  y  cercanía  a  nivel  personal,  lo  mismo  que  en  relación  a  la  violencia  que  estamos  viviendo.  Es   un  tiempo  de  preparación  para  llegar  a  sumergirnos  en  el  Misterio  de  la  Pascua  que  nos  libera,  y  nos  ofrece  el  camino  para  pasar  de  la  violencia  a   la  construcción  de  la  paz,  como  anhelado  fruto  que  nos  llevará  a  eliminar  la  discriminación  e  incluir  a  todos  y  todas,  y  volver  a  poner  toda  nuestra   confianza  en  el  Señor.   El  tema  que  el  Papa  Benedicto  XVI  nos  propone  en  su  mensaje  de  Cuaresma  de  este  año  es:  “Con Cristo sois sepultados, con Él también habéis resucitado” (cf.  Col.  2,  12).  El  Santo  Padre  nos  recuerda  que,    por  el  bautismo  participamos  de  la  muerte  y  resurrección  de  Cristo.  Misterio,   por  el  cual  se  nos  da  la  Vida  Nueva  y  Plena  inaugurada  por  Jesucristo.  Una  existencia  vivida  para  el  Amor  y  el  Servicio.  En  este  tiempo  de  cuaresma   podremos  prepararnos  para  alcanzar  que  la  Pascua  de  Cristo  nos  impulse  a  liberarnos  del  individualismo  y  a  abrirnos  al  camino  de  la  Caridad.  En  las   semanas  de  cuaresma  venzamos    la  tentación  del  poder,  del  placer  y  del  tener  que  provocan  en  nuestra  vida  y  en  la  sociedad  violencia,  discriminación   y  muerte:  “La idolatría de los bienes… no sólo aleja del otro, sino que despoja al hombre, lo hace infeliz, lo engaña, lo defrauda sin realizar lo que promete, porque sitúa las cosas materiales en el lugar de Dios, única fuente de vida” (Benedicto  XVI,  Mensaje  de  Cuaresma  2011).  Enfoquemos  la   cuaresma  a  lograr  en  nosotros  la  conversión    del  corazón  en  el  Señor  resucitado,  que  nos  lleve  a  convertirnos  en  constructores  de  paz.

La formación de la persona para la construcción de la paz Por   esto,   quiero   seguir   insistiendo   que   la   situación   actual   de   violencia   que   estamos   viviendo   es   un   problema   complejo,     para   el   que   no   podemos  asumir  soluciones  fáciles.  Una  de  las  raíces  profundas  de  la  violencia  en  México  es  la  desintegración  real  de  la  persona,  es  decir,  la  pérdida   del  sentido  del  valor  y  la  dignidad  de  la  persona  humana.  La  crueldad,  el  odio,  el  desprecio,  la  venganza,  la  discriminación  son  consecuencia  de  la   herida  profunda  que  en  su  naturaleza  ha  sufrido  el  ser  humano. Desde  esta  perspectiva,  creemos  que  el  proceso  para  la  construcción  de  la  paz  tiene  como  base  la  formación  y  la  promoción  integral  de   la   persona   humana   (Cf.   Que en Cristo Nuestra Paz México tenga Vida Digna, 177-191).   Por   lo   tanto,   desde   nuestra   condición   de   discípulos,   impulsemos  en  nuestros  programas  pastorales,  la  promoción  y  la  atención  pastoral  de  las  personas,  que  valoremos  la  dignidad  del  ser  humano  y  a   la  persona    humana  en  todas  sus  realidades  y  condiciones.  Cuánto  anhelo  que  logremos    promover  caminos  eclesiales  para  la  rehabilitación  de  la   persona,  sobre  todo  la  que  sufre  y  ha  sido  víctima  de  la  injusticia  o  la  violencia.  Asumamos  que  la    primera  tarea  inaplazable  es  la  formación  integral   de  la  persona  en  tres  dimensiones:  consigo  misma,  en  la  formación  moral  y  espiritual  que  le  lleve  a  vencer  al  mal  con  la  fuerza  del  bien;;  en  relación   con  los  demás,  que  le  facilite  establecer  relaciones  fraternas  y  solidarias  basadas  en  la  Caridad  y  la  Verdad;;  y  en  relación  con  Dios,  que  le  favorezca   el  encuentro  y  seguimiento  de  Jesucristo  que  siempre  ha  ofrecido  una  vida  plena  al  hombre  de  todos  los  tiempos,  y  hoy  la  sigue  ofreciendo. Finalmente  en  esta  ocasión  quiero  pedirles  a  todos  que  acompañemos  a  la  hermana  diócesis  de  Netzahualcóyotl  que  mañana  7  de  Marzo   recibe  a  su  nuevo  obispo.  Mons.  Héctor  Luis  Morales  Sánchez.  Acompañemos  al  Señor  obispo  y  a  toda  la  comunidad  diocesana  con  nuestra  oración   y  cariño  para  que  sigan  siendo  entusiastas  discípulos  y  comprometidos  misioneros.  El  Señor  les  colme  de  bendiciones.

DIRECTORIO Presidente  Mons.  Carlos  Garfias  Merlos,  Director y Editor  Pbro.  Víctor  Jesús  Núñez  Radilla,  Consejo Editorial  Pbro.  Manuel  Jacinto  Flores,  P.  Leonardo  Morales  Gutierrez,  P.  Bulmaro  Hernández   Morales.  Asesor de Logística y Administración  Pbro.  Salvador  Humberto  Cisneros  Preciado  Administración  Marisol  Núñez  Radilla  Reporteros  Bernardo  Zúñiga  Fuentes,  Francisco  González,   José  Luis  Velasco  Diseño Editorial René  Donjuan  Corrector de Estilo  José  Salazar,  Intercalado y distribución:  Parroquia  del  Niño  Jesús,  Calle  13.  Oficina  C.  Quebrada  No.  16,  Col.  Centro,  Tel.   483-­78-­55  Impresión  Fotopress  Editores  S.A.  Correo Electrónico  semanariomaradentroacapulco@yahoo.com.mx,  Tiraje  4,200  ejemplares,  Registro  en  trámite,  Los  artículos  y  reportajes  firmados   son  exclusivamente  responsabilidad  del  autor/  Se  autoriza  la  reproducción  de  los  textos  siempre  y  cuando  cite  la  fuente.  Mar Adentro  es  un  periódico  de  publicación  semanal  fundado  por  Mons.   Felipe  Aguirre  Franco,  el  28  de  marzo  de  2004.


3

Domingo 6 de marzo de 2011

Acapulco,  Gro.,  a  27  de  febrero  de  2011 Acapulco,  Gro.,  a  23 de  enero  de  2011   •  Construir la paz en la conciencia de las personas. Comunicado  05-­11 •  LaCorresponsabilidad y nuevo gobierno. construcción de la paz, un enfoque global social de la evangelización. La   delicada   situación   de   inseguridad   provocada   por   la   violencia   impone   a   todos,   personas   e   instituciones,   una   decidida   salen   las   malas  La   intenciones”.   mediante  las  legislaciones  apropiadas   opción   por  la la  paz paz,   en mediante   palabras   y   acciones.   violencia   doméstica,   la   violencia   Construir la gestos,  “donde   El  mal  no  está  en  la  creación,  marcada   y   l as   p olíticas   públicas  que  fortalezcan   común,   la   violencia   política   y   la   violencia   generada   por   el   crimen   organizado   son   expresiones   conciencia de las personas. diferentes   de   un   mismo   mal   que   se   ha   en  del   la   sociedad   paraliza   el  ciudadanos   y   el   por  arraigado   la   bondad   Creador,  que   sino  produce   en   la  miedo,   identidad   de   los   progreso  y  humilla  a  la  dignidad  humana.  Este  hecho  ha  llevado  a  la  Iglesia  católica  en  México  a   el   corazón   del   hombre   que,   desde   su   fortalecimiento   de   las   familias   que   Quiero   seguir   insistiendo   en   el   enfocar   la   evangelización   en   la   perspectiva   de   la   paz:   evangelizar   es   construir   la   paz.   Este   es   un   libertad,  se  llena  de  soberbia  y  se  deja   tienen   u n   p rimer   l ugar   en  la  formación   tema   de   la   paz,   reflexionando   sobre   planteamiento  fundamental  que  queremos  transmitir  a  todas  las  personas  de  buena  voluntad:  la  paz   distintos   aspectos   que   nos   ayuden   engañar.  Es  importante  advertir  que  la   de  la  conciencia  personal.   a   es  posible  porque  es  un  don  que  Dios  nos  ofrece  y  que  podemos  recibir  en   profundizar   en   lo   que   es   la   paz   raíz  de  la  violencia  está  en  el  corazón   la  medida  en  que  nos   abrimos  a  Él. La   Iglesia   busca   asumir   su   tarea   en   y   la   manera   de   generarla   entre   del  ser  humano. la   formación   de   la   conciencia   de   nosotros.     Muchas   explicaciones   se   “El   debilitamiento,   en  la   vida   práctica,   del  sentido   de   Dios   y   del  sentido   del   hermano,   de   la vida  el   ámbito   de   la   personas   desde   han   dado   acerca   de   la   inseguridad   La   conciencia   personal   es   el   recinto   las   comunitaria   y   del   compromiso   ciudadano,   es   un   desafío que cuestiona a fondo la manera como y   la   violencia,   que   corresponden   al   interior   donde   se   imagina   el   mundo,   educación   en   la   fe   y   de   la   formación   estamos educando en la fe y como estamos alimentando la vivencia cristiana. Este   desafío lo entorno   social.   Hay   que   reconocer   se   sueña,   se   construye   la   imagen   de   moral.   El   proyecto   de   la   Iniciación   queremos  asumir  con  creatividad  y  decisión”  (Exhortación  pastoral  En Cristo nuestra paz, México que   los   factores   son   múltiples   y   que   sí   mismo,   se   proyecta   el   futuro   y   se   Cristiana   de   Adultos   que   impulsa   la   tenga vida digna, 185). Consideramos  que  lo  primero  que  hay  que  hacer  para  superar  la  crisis  de   se  trata  de  un  asunto  complejo  y  que   elabora   la   conducta.   Pero   también   arquidiócesis  tiene  como  fin  fortalecer   inseguridad   y   violencia   es   la   renovación   de   los   mexicanos.   México   será   nuevo   sólo   si   nosotros   nadie   tiene   la   explicación   íntegra   es   el   lugar   donde   puede   prevalecer   una  conciencia  cristiana  que  se  pueda   mismos  nos  renovamos.   ni   la   solución   total.   Entre   todos   el   caos,   se   conservan   los   odios,   se   proyectar  en  la  familia  y  en  la  sociedad   podemos   acercarnos   a   reconocer   los   destruyen  las  relaciones  con  el  mundo   de  manera  constructiva  y  responsable,   Además,  hay  que  trabajar  otros  aspectos  indispensables  para  disminuir  sustancialmente  la  violencia   y   con   la   sociedad.   En   el   interior   de   con  una  colaboración  inmediata  en  la   factores  y  las  soluciones.  Más  allá  del   como   la   promoción   de   relaciones   saludables   en   las   familias,   el   respaldo   de   los   medios   de   la   conciencia   se   elaboran   procesos   construcción  de  la  paz.   entorno  que  puede  explicar  o  matizar   comunicación  social,  el  fortalecimiento  de  los  grupos  vulnerables a  la  violencia,  la  promoción  de la las  vida  comunitaria  y  de  una  sociedad  civil  responsable,  el  desarrollo  integral  para  la  lucha  contra  la   causas   de   la   violencia   como   la   como   la   discriminación   de   los   otros,   las   imposiciones,   las   amenazas   y   la   Corresponsabilidad social y pobreza,  la  ignorancia,  la  degradación   pobreza  y  la  formación  de  ciudadanía.   nuevo gobierno. del  ambiente,  la  falta  de  educación,  la   violencia.   ausencia   de  oportunidades,  situaciones   La  Conferencia  del  Episcopado  Mexicano,  a  través  de  la  Comisión  Episcopal  para  la  Pastoral  Social   Es  multiplicación   necesario   enfocar   la   importancia   hacia   que   son  promoviendo   reales  y  tienen  iniciativas   su  importancia,   está   como   la   de   agentes   de   pastoral  La   que  transición   trabajen   en   la   la   toma   de   fundamental   de   la   formación   de   la   posesión   del   nuevo   gobierno   estatal   la  construcción   raíz   fundamental   de   paz   la   violencia   de   la   a   través  y   de   las   redes   sociales,   mismas   que   asumiremos   en   nuestra   conciencia   personal   para   construir   puede   s er   u n   t iempo   oportuno  para  una   agresividad   está   en   la   orientación   arquidiócesis.   Además,   está   en   puerta   un   encuentro   de   obispos,   expertos   y   representantes   de   la   la   paz.   La   salud   afectiva   y   espiritual   fructífera   relación   entre   la   sociedad   del  corazón  de  cada  ser  humano,  que   sociedad  civil  para  diseñar  instrumentos  concretos  para  la  construcción  de  la  paz.     son   de   una   importancia   determinante   civil   y   el   nuevo   gobierno   del   estado.   tiene   en   sí   mismo   la   grandeza   de   la   para  tener  personas  constructivas  que   Se   han   estado   escuchando   voces   de   Estamos  convencidos  de  que  la  respuesta  a  los  desafíos  de  la  inseguridad  y  la  violencia  no  puede  ser   libertad  y  por  ello  el  riesgo  del  error;;   sólo   responsabilidad   de   la   autoridad  sean   pública,   sino   los   ciudadanos   que   asumen   su   relacionadas  con   capaces   de  también   amar,  de  cde   olaborar,   de   organizaciones   la  capacidad  de  decidir  y  por  tanto  la   civiles   responsabilidad   social   y   que,   de   manera   individual   o   asociados,   asumen   sus   compromisos   y   hacerse   r esponsables   d e   s í   m ismas   y   d e   responsabilidad  de  sus  decisiones.  En   el   gabinete   que   el   gobernador   electo   obligaciones   para   con   los   miembros   de   la   sociedad   a   la   que   pertenecen   constituyendo   lo   que   construir   u n   m undo   m ejor.   E ste   e nfoque   palabras   sencillas   lo   expresó   Jesús   está  conformando.  Es  positivo  que  en   llamamos  la  sociedad  civil  responsable.  En  esta  arquidiócesis  queremos  colaborar  y  ser  creativos  en   cuando   dijo   que   el   mal   no   está   en   lo   merece  la  atención  de  todos,  desde  las   este   momento   se   emitan   opiniones   y   la  motivación,  preparación y  compromiso  de  la  ciudadanía  para instrumentar  medios  específicos de   instituciones   públicas   que   debieran   propuestas  para  que   que  nos  rodea,  sino  en  el  corazón,  de   el  nuevo  gobierno   paz   como   una   estrategia   que   abrirá   horizontes   esperanzadores   para   la   construcción   de   la paz   en   ocuparse   de   incidir   positivamente   nuestra  región.    

cuente   con   diversos   puntos   de   vista   desde  la  sociedad  civil.   Es   deseable   que   la   estructuración   del   nuevo   gobierno   se   realice   con   criterios   muy   transparentes   para   que   goce  de  la  confianza  de  la  sociedad.  El   bien   común   debiera   ser   un   principio   aplicable   a   esta   y   otras   acciones   de   gobierno   y   no   tanto   las   cuotas   de   poder,  que  suelen  alejar  a  la  autoridad   de  los  intereses  legítimos  del  pueblo  a   quien  se  debe.   Una   virtud   muy   valiosa   en   los   gobernantes  es  la  de  escuchar  a  todos   y,   particularmente,   a   quienes   más   sufren   o   son   víctimas   de   los   grandes   flagelos  que  agobian  a  nuestra  región.   El  diálogo  entre  la  sociedad  civil  y  el   gobierno  es  muy  saludable  y  conduce   hacia   la   corresponsabilidad   que   reditúa  buenos  resultados  y  eficacia  en   el  ejercicio  del  poder  público.   En   esta   transición   será   benéfica   una   actitud   de   acercamiento   y   de   buena   voluntad  entre  sociedad  y  gobierno  para   que  se  superen  los  intereses  facciosos   que   redundan   en   la   agudización   de   ancestrales   problemas   que   siempre   se   postergan   y   cuya   superación   se   podrá  lograr  con  una  nueva  actitud  de   diálogo   y   corresponsabilidad   entre   la   sociedad    civil  y  el  gobierno.

Todos a votar. A  una  semana  de  la  jornada  electoral,  la  Iglesia  quiere  insistir  en  la  necesidad  de  la   participación   responsable   de   los   ciudadanos   en   este   momento   tan   decisivo   para   el   estado   de   Guerrero. El   instrumento   privilegiado   que   los   ciudadanos   tenemos   para   responsabilizarnos   de   la  

Cine familiar en San José, Tres Palos

Sem. Alejandro Gómez

Acapulco,   Gro.   19   de   febrero   de   2011.   La   Dimensión   Diocesana   de   Pastoral  Vocacional  con  el  objetivo  de  promover  una  cultura  vocacional   y  recabar  fondos  para  la  promoción,  realizó  en  la  parroquia  de  San  José   en  Tres  Palos  la  proyección  de  tres  funciones  de  cine.   Las   dos   primeras   llevada   a   cabo   a   las   10:00   am   y   3:30   pm   con   la   película  “Entrenando  a  mi  dragón”  y  a  la  que  asistieron  más  de  ciento   cincuenta   niños.   Por   la   tarde   concluimos   con   la   función   “La   decisión   más   difícil”   en   la   que   nos   acompañaron   algunos   jóvenes   y   adultos   de   la   comunidad.  Al   finalizar   cada   función   se   realizaba   un   pequeño   cine   fórum  con  mensaje  vocacional  y  se  rifaban  algunos  premios,  además  de   una  pequeña  kermés  y   una   expo   vocacional.  Agradecemos   al   párroco,   pbro.   Leonardo   Gutiérrez   Morales   por   todo   el   apoyo   brindado   para   la   realización  de  este  evento.


4

Domingo 6 de marzo de 2011

Conocerte para conocerme Sem. Víctor Manuel Rendón Santana

¿Quién  soy  yo?,  ¿Qué  hago  aquí?,   ¿Se   puede   amar   a   Dios?   En   un   artículo  pasado  escribía  acerca  de  la   posibilidad  de  amar  a  los  demás,  y   concluíamos  que  sí  es  posible  amar   a  los  demás,  siempre  y  cuando  este   amor  parta  del  amor  sincero  hacia   Cristo.  Resaltaba  desde  la  Primera   Carta   de   Juan,   que   si   alguien   afirmaba   amar   a   Dios   y   odiaba   a   su  hermano  era  un  mentiroso,  pues   si  no  amas  a  quien  ves,  no  puedes   amar   a   quien   no   ves.   Hoy   quiero   complementar   hablando   del   amor   propio,  el  amor  hacia  uno  mismo,   que   es   parte   fundamental   para   amar   a   nuestros   hermanos   y   en   consecuencia  a  Dios.  Claro,  no  es   que   este   amor   se   vaya   dando   por   niveles,  primero  yo,  luego  los  otros   y  al  último  Dios,  sino  que  todo  se   va  dando  de  la  mano. La   Iniciación   Cristiana   es   una   excelente  oportunidad  que  además   de   acercarnos   a   Dios,   nos   va   acercando  a  nosotros  mismos  y  a  los   demás.  De  modo  que  en  la  medida   que   vamos   conociendo   a   Cristo,   nos   vamos   conociendo   a   nosotros   mismos   y   vamos   descubriendo   a   nuestros  hermanos.  

descubrirnos,   pero   permitiendo   que   sea   Cristo   quien   con   su   Luz   ilumine   nuestras   oscuridades,   permitamos   que   sea   Él   quien   nos   muestre   lo   que   somos.   Tenemos   que  conocernos  y  amarnos,  pero  no   con  un  amor  egoísta,  sino  un  amor   abierto  y  maduro  que  se  proyecte  a   los   demás,   pues   en   la   medida   que   me  ame  yo,  podré  amar  a  los  demás   y   por   consecuencia   a   Dios.   Quien   no  experimenta  amor  por  sí  mismo   ¿podrá   experimentar   amor   por   los   demás?,   ¿podrá   experimentar   el   amor  por  Dios?,  incluso  podría  no   comprender  la  entrega  de  Amor  tan   grande   que   Cristo   ha   hecho   en   la   cruz,   por   lo   tanto,   terminará   por   ver   los   misterios   de   Cristo   como   ridículos.  

La  Iniciación  Cristiana  se  empieza   a   vivir   como   un   compromiso.   No   es   sólo   crecer   en   mi   relación   con   Dios   y   dejar   a   un   lado   mi   crecimiento   humano,   para   nada,   todo   lo   contrario.  Seguramente  en   nuestras   parroquias   conocemos   personas  que  son  muy  coherentes,   dicen   lo   que   piensan   y   viven   lo   que   dicen,   esto   es   posible   sólo   gracias   al   conocimiento   personal,   entre   más   conscientes   seamos   de   quiénes   somos,   seremos   también   conscientes   de   quiénes   son   los   demás  y  nos  maravillaremos  de  la   Crecer   cristianamente,   implica   grandeza  de  Dios. un   crecimiento   personal   que   tiene   como   base   el   autoconocimiento,   En  el  Bautismo,  Dios  por  su  Gracia   si   no   somos   conscientes   de   esto,   nos   hace   hijos   suyos,   esta   es   una   los  sacramentos  que  recibamos  no   realidad   que   debe   transformar   efectuarán  frutos  en  nosotros,  y  no   nuestras   vidas   y   nuestra   manera   por  que  sean  inútiles,  no  es  por  esto,   de  ver  a  Dios  y  a  los  demás,  pues   porque   la   Gracia   de   Dios   siempre   en   esto   descubrimos   que   nuestra   actúa,  serán  nuestros  corazones  los   dignidad   se   fundamenta   en   Dios,   que   no   dejen   actuar   esta   Gracia   y   descubrimos   también   la   dignidad   si  no  la  dejamos  actuar,  muchos  se   de   las   demás   personas   y   si   somos   bautizarán,   se   confirmarán,   harán   conscientes   de   esta   Gracia,   nos   la   primera   comunión,   pero   pocos,   llevará  a  una  vivencia  concreta  de   muy   pocos   permanecerán   en   el   la  vida  cristiana.   seguimiento  de  Cristo  y  si  no  inician   un   proceso   de   autoconocimiento,   Es  pues  necesario  que  procuremos   más   pocos   podrán   ser   felices   en   no   sólo   nuestro   crecimiento   plenitud.   cristiano,   sino   también   nuestro   conocimiento   personal.   Hay   Es   necesario   conocernos,   que   explorarnos,   conocernos,   reafirmar   nuestra   identidad  

dejándonos   cuestionar   por   Dios   y   por   los   hermanos   propiciando   así   un   crecimiento   que   integre   a   toda   nuestra   persona.   Sólo   así   tendremos   cristianos   coherentes   y   verdaderamente   comprometidos   con  Cristo.  

sentido  que  le  des  a  tu  vida,  pero   que   no   puede   ser   respondido   si   antes   no   descubres   tu   identidad   personal  y  cristiana  y,  por  último,   ¿se  puede  amar  a  Dios?,  claro  que   se  puede  amar  a  Dios,  en  la  medida   que  tengas  amor  por  ti,  pues  Cristo   habita  muy  dentro  de  ti,  allí  donde   A   la   pregunta   ¿quién   soy?,   quizá  todavía  no  has  llegado. tenemos   que   buscar   respuesta   en   el   silencio,   allí   donde   se   Alégrate,  eres  Hijo  de  Dios.  Pero   encuentra   a   Dios,   bueno   es   te   toca   descubrirlo   y   vivirlo   a   ti.   propiciar   espacios   y   ambientes   Entonces  hay  que  tener  claro  que   personales   que   favorezcan   mi   la  Iniciación  cristiana  es  el  inicio   autoconocimiento,   hay   muchas   del   enamoramiento   conmigo,   con   personas   que   le   tienen   pánico   Cristo  y  con  los  demás. al   silencio,   no   tengamos   miedo,   descubrámonos   y   descubramos   a   Aprovecho   la   ocasión   para   Cristo,  en  Él  encontraremos  todas   enviar   un   saludo   a   los   niños   de   las   respuestas.   ¿Qué   hago   aquí?,   la   catequesis   de   la   parroquia   del   esta  respuesta  la  encontrarás  en  el   Señor  del  Perdón  en  la  Garita.


5

Domingo 6 de marzo de 2011

Tercer Encuentro Provincial de Seminarios Mayores Sem. Arturo Alejandro Lara Nájera

CD.   ALTAMIRANO,   GRO.   28   FEB   11.   En   medio   de   mucha   alegría   y   gozo,   nos   volvimos   a   reunir,   después   de   un   año,   los   cuatro  Seminarios  de  la  Provincia   Acapulco,   constituidos   por:   CD.   Altamirano,   Chilpancingo-­   Chilapa,   Tlapa   y   Acapulco.   El   evento   se   llevó   a   cabo   en   las   instalaciones   del   Seminario   de   la   Anunciación,  de  la  Diócesis  de  Cd.   Altamirano,  los  días  25,  26  y  27  de   febrero.  En  él  se  buscó  abarcar  las   cuatro  áreas  de  formación  (humana,   espiritual,   académica   y   pastoral)   por  medio  de  diversas  actividades.

de   Acapulco   y   concelebraron   los   demás   presbíteros.   En   este   día   se   jugó   futbol.   El   equipo   ganador   fue   nuevamente   el   Seminario   de   Altamirano.  En  la  tarde  se  hizo  la   conferencia   sobre   la   exhortación   Apostólica   Postsinodal   “Verbum   Domini”   (La   Palabra   del   Señor),   donde  se  reflexionó  en  tres  partes:   “Verbum  Dei,  Verbum  in  Ecclessia   y  Verbum  Mundo”.  Por  la  noche  se   llevó  a  cabo  el  programa  cultural,   donde   cada   Seminario   mostró   sus   talentos  al  presentar  dos  números:   una  danza  típica  de  la  región  y  un   número  sorpresa.

  El   encuentro   inició   alrededor   de   las   4:00   pm   con   las   palabras  de  bienvenida  del  P.  Otón   Carranza,   rector   del   Seminario   anfitrión   y   continuamos   con   la   primera   actividad:   el   torneo   de   voleibol;;  en  el  cual  resultó  vencedor   el   Seminario   de   Cd.   Altamirano.   En   la   tarde   participamos   de   la   Eucaristía,  presidida  por  el  Obispo   de   la   diócesis   Dn.   Maximino   Martínez  Miranda  y  concelebraron   los  sacerdotes  del  equipo  formador   de   los   diferentes   Seminarios.   En   la  noche  se  realizó  la  presentación   oficial  de  cada  Seminario.

  El  último  día  de  encuentro   lo  iniciamos  con  la  Lectio  Divina,   coordinada   por   el   Seminario   de   Chilpancingo-­Chilapa.   Durante   la   mañana   se   organizó   el   torneo   de   basquetbol,   el   seminario   ganador   fue   Tlapa.   Proseguimos   con   la   Eucaristía  presidida  por  el  Obispo   Dn.   Maximino   y;;   al   finalizar,   el   P.   Pedro,   rector   del   Seminario   de   Chilapa,   nos   invitó   al   Cuarto   Encuentro  Provincial  de  Seminarios   Mayores,   que   se   llevará   a   cabo,   dentro  de  un  año,  en  su  Seminario.   Después   de   la   comida,   todos   nos   despedimos   y   regresamos   a   nuestros  Seminarios,  mientras  que   el   Seminario   Mayor   de   Acapulco   partió   hacia   Atlacomulco,   a   disfrutar  de  su  paseo  anual.

  El  sábado  26  comenzamos   con   la   Eucaristía,   presidida   por   el   Pbro.   Gustavo   Alfonso   Sánchez,   rector   del   Seminario  


Domingo 6 de marzo de 2011 6

Domingo 6 de marzo de 2011

Mensaje del Santo Padre

«Con Cristo sois sepultados en el Bautismo, co Queridos hermanos y hermanas:

La   Cuaresma,   que   nos   lleva   a   la   celebración  de  la  Santa  Pascua,  es   para  la  Iglesia  un  tiempo  litúrgico   muy  valioso  e  importante,  con  vistas   al   cual   me   alegra   dirigiros   unas   palabras   específicas   para   que   lo   vivamos  con  el  debido  compromiso.   La   Comunidad   eclesial,   asidua   en   la  oración  y  en  la  caridad  operosa,   mientras   mira   hacia   el   encuentro   definitivo   con   su   Esposo   en   la   Pascua  eterna,  intensifica  su  camino   de  purificación  en  el  espíritu,  para   obtener   con   más   abundancia   del   Misterio   de   la   redención   la   vida   nueva  en  Cristo  Señor  (cf.  Prefacio   I  de  Cuaresma).

y  resurrección  de  Cristo»  comenzó   para   nosotros   «la   aventura   gozosa   y   entusiasmante   del   discípulo»   (Homilía  en  la  fiesta  del  Bautismo   del   Señor,   10   de   enero   de   2010).   San   Pablo,   en   sus   Cartas,   insiste   repetidamente   en   la   comunión   singular  con  el  Hijo  de  Dios  que  se   realiza  en  este  lavacro.  El  hecho  de   que   en   la   mayoría   de   los   casos   el   Bautismo   se   reciba   en   la   infancia   pone   de   relieve   que   se   trata   de   un   don   de   Dios:   nadie   merece   la   vida   eterna   con   sus   fuerzas.   La   misericordia   de   Dios,   que   borra   el   pecado   y   permite   vivir   en   la   propia   existencia   «los   mismos   sentimientos   que   Cristo   Jesús»   (Flp   2,   5)   se   comunica   al   hombre   gratuitamente.

sentido   de   la   transformación   que   tiene   lugar   al   participar   en   la   muerte   y   resurrección   de   Cristo,   indicando   su   meta:   que   yo   pueda   «conocerle   a   él,   el   poder   de   su   resurrección   y   la   comunión   en   sus   padecimientos   hasta   hacerme   semejante   a   él   en   su   muerte,   tratando   de   llegar   a   la   resurrección   de   entre   los   muertos»   (Flp   3,   10-­11).   El   Bautismo,   por   tanto,   no   es   un   rito  del  pasado  sino  el  encuentro   con  Cristo  que  conforma  toda  la   existencia   del   bautizado,   le   da   la   vida   divina   y   lo   llama   a   una   conversión   sincera,   iniciada   y   sostenida   por   la   Gracia,   que   lo   lleve  a  alcanzar  la  talla  adulta  de   Cristo.

1.   Esta   misma   vida   ya   se   nos   transmitió   el   día   del   Bautismo,   El   Apóstol   de   los   gentiles,   en   la   Un   nexo   particular   vincula   al   cuando  «al  participar  de  la  muerte   Carta   a   los   Filipenses,   expresa   el   Bautismo   con   la   Cuaresma   como   momento   favorable   para   experimentar   la   Gracia   que   salva.   Los   Padres   del   Concilio   Vaticano  II  exhortaron  a  todos  los   Pastores  de  la  Iglesia  a  utilizar  «con   mayor   abundancia   los   elementos   bautismales   propios   de   la   liturgia   cuaresmal»   (Sacrosanctum   Concilium,   109).   En   efecto,   desde   siempre,   la   Iglesia   asocia   la  Vigilia  Pascual  a  la  celebración   del   Bautismo:   en   este   Sacramento   se   realiza   el   gran   misterio   por   el   cual   el   hombre   muere   al   pecado,   participa   de   la   vida   nueva   en   Jesucristo   Resucitado   y   recibe   el   mismo   espíritu   de   Dios   que   resucitó   a   Jesús   de   entre   los   muertos   (cf.   Rm   8,   11).   Este   don   gratuito  debe  ser  reavivado  en  cada   uno   de   nosotros   y   la   Cuaresma   nos   ofrece   un   recorrido   análogo   al   catecumenado,   que   para   los   cristianos  de  la  Iglesia  antigua,  así   como  para  los  catecúmenos  de  hoy,   es  una  escuela  insustituible  de  fe  y   de   vida   cristiana:   viven   realmente   el  Bautismo  como  un  acto  decisivo   para  toda  su  existencia.

intenso  con  el  Señor,  haciéndonos   recorrer   las   etapas   del   camino   de   la   iniciación   cristiana:   para   los   catecúmenos,   en   la   perspectiva   de   recibir   el   Sacramento   del   renacimiento,   y   para   quien   está   bautizado,   con   vistas   a   nuevos   y   decisivos   pasos   en   el   seguimiento   de  Cristo  y  en  la  entrega  más  plena   a él. El   primer   domingo   del   itinerario   cuaresmal   subraya   nuestra   condición   de   hombre   en   esta   tierra.   La   batalla   victoriosa   contra   las   tentaciones,   que   da   inicio   a   la   misión  de  Jesús,  es  una  invitación   a   tomar   conciencia   de   la   propia   fragilidad   para   acoger   la   Gracia   que   libera   del   pecado   e   infunde   nueva   fuerza   en   Cristo,   camino,   verdad  y  vida  (cf.  Ordo  Initiationis   Christianae  Adultorum,   n.   25).   Es   una  llamada  decidida  a  recordar  que   la  fe  cristiana  implica,  siguiendo  el   ejemplo  de  Jesús  y  en  unión  con  él,   una  lucha  «contra  los  Dominadores   de   este   mundo   tenebroso»   (Ef   6,   12),  en  el  cual  el  diablo  actúa  y  no   se   cansa,   tampoco   hoy,   de   tentar   al   hombre   que   quiere   acercarse   al   Señor:  Cristo  sale  victorioso,  para   abrir  también  nuestro  corazón  a  la   esperanza   y   guiarnos   a   vencer   las   seducciones  del  mal.

2.   Para   emprender   seriamente   el   camino   hacia   la   Pascua   y   prepararnos   a   celebrar   la   Resurrección   del   Señor   "la   fiesta   más   gozosa   y   solemne   de   todo   el   Año   litúrgico",   ¿qué   puede   haber   de  más  adecuado  que  dejarnos  guiar   por  la  Palabra  de  Dios?  Por  esto  la   Iglesia,   en   los   textos   evangélicos   El  Evangelio  de  la  Transfiguración   de  los  domingos  de  Cuaresma,  nos   del  Señor  pone  delante  de  nuestros   guía  a  un  encuentro  especialmente   ojos   la   gloria   de   Cristo,   que  


Domingo 6 de marzo de 2011 7

Domingo 6 de marzo de 2011

e para la Cuaresma 2011

on él también habéis resucitado» (cf. Col 2, 12) El   domingo   del   ciego   de   nacimiento   presenta   a   Cristo   como   luz   del   mundo.   El   Evangelio  nos  interpela  a  cada   uno  de  nosotros:  «¿Tú  crees  en   el   Hijo   del   hombre?».   «Creo,   Señor»  (Jn  9,  35.38),  afirma  con   alegría  el  ciego  de  nacimiento,   dando   voz   a   todo   creyente.   El   milagro   de   la   curación   es   el   signo   de   que   Cristo,   junto   con   la   vista,   quiere   abrir   nuestra   mirada   interior,   para   que   nuestra   fe   sea   cada   vez   más   profunda  y  podamos  reconocer   en  él  a  nuestro  único  Salvador.   Él  ilumina  todas  las  oscuridades   de   la   vida   y   lleva   al   hombre   a   vivir  como  «hijo  de  la  luz».

anticipa   la   resurrección   y   que   anuncia  la  divinización  del  hombre.   La   comunidad   cristiana   toma   conciencia  de  que  es  llevada,  como   los   Apóstoles   Pedro,   Santiago   y   Juan  «aparte,  a  un  monte  alto»  (Mt   17,  1),  para  acoger  nuevamente  en   Cristo,  como  hijos  en  el  Hijo,  el  don   de  la  gracia  de  Dios:  «Este  es  mi  Hijo   amado,   en   quien   me   complazco;;   escuchadle»  (v.  5).  Es  la  invitación   a  alejarse  del  ruido  de  la  vida  diaria   para  sumergirse  en  la  presencia  de   Dios:  él  quiere  transmitirnos,  cada   día,  una  palabra  que  penetra  en  las   profundidades   de   nuestro   espíritu,   donde  discierne  el  bien  y  el  mal  (cf.   Hb  4,  12)  y  fortalece  la  voluntad  de   seguir  al  Señor. La  petición  de  Jesús  a  la  samaritana:   «Dame  de  beber»  (Jn  4,  7),  que  se   lee  en  la  liturgia  del  tercer  domingo,   expresa  la  pasión  de  Dios  por  todo   hombre  y  quiere  suscitar  en  nuestro   corazón  el  deseo  del  don  del  «agua   que  brota  para  vida  eterna»  (v.  14):   es   el   don   del   Espíritu   Santo,   que   hace  de  los  cristianos  «adoradores   verdaderos»   capaces   de   orar   al   Padre  «en  espíritu  y  en  verdad»  (v.   23).  ¡Sólo  esta  agua  puede  apagar   nuestra   sed   de   bien,   de   verdad   y   de  belleza!  Sólo  esta  agua,  que  nos   da   el   Hijo,   irriga   los   desiertos   del   alma  inquieta  e  insatisfecha,  «hasta   que   descanse   en   Dios»,   según   las   célebres  palabras  de  san  Agustín.

Cuando,  en  el  quinto  domingo,   se  proclama  la  resurrección  de   Lázaro,  nos  encontramos  frente   al   misterio   último   de   nuestra   existencia:  «Yo  soy  la  resurrección   y  la  vida...  ¿Crees  esto?»  (Jn  11,  25-­ 26).  Para  la  comunidad  cristiana  es   el  momento  de  volver  a  poner  con   sinceridad,  junto  con  Marta,  toda  la   esperanza  en  Jesús  de  Nazaret:  «Sí,   Señor,  yo  creo  que  tú  eres  el  Cristo,   el  Hijo  de  Dios,  el  que  iba  a  venir   al   mundo»   (v.   27).   La   comunión   con  Cristo  en  esta  vida  nos  prepara   a   cruzar   la   frontera   de   la   muerte,   para  vivir  sin  fin  en  él.  La  fe  en  la   resurrección   de   los   muertos   y   la   esperanza   en   la   vida   eterna   abren   nuestra  mirada  al  sentido  último  de   nuestra  existencia:  Dios  ha  creado   al   hombre   para   la   resurrección   y   para   la   vida,   y   esta   verdad   da   la   dimensión   auténtica   y   definitiva   a   la   historia   de   los   hombres,   a   su   existencia   personal   y   a   su   vida   social,  a  la  cultura,  a  la  política,  a   la  economía.  Privado  de  la  luz  de  la   fe  todo  el  universo  acaba  encerrado   dentro   de   un   sepulcro   sin   futuro,   sin  esperanza. El   recorrido   cuaresmal   encuentra   su   cumplimiento   en   el   Triduo   Pascual,   en   particular   en   la   Gran   Vigilia   de   la   Noche   Santa:   al   renovar   las   promesas   bautismales,   reafirmamos  que  Cristo  es  el  Señor   de   nuestra   vida,   la   vida   que   Dios   nos   comunicó   cuando   renacimos   «del   agua   y   del   Espíritu   Santo»,   y   confirmamos   de   nuevo   nuestro  

firme  compromiso  de  corresponder   para   el   cristiano   un   significado   a  la  acción  de  la  Gracia  para  ser  sus   profundamente  religioso:  haciendo   discípulos. más  pobre  nuestra  mesa  aprendemos   a   superar   el   egoísmo   para   vivir   3.  Nuestro  sumergirnos  en  la  muerte   en   la   lógica   del   don   y   del   amor;;   y   resurrección   de   Cristo   mediante   soportando   la   privación   de   alguna   el   sacramento   del   Bautismo,   nos   cosa "y   no   sólo   de   lo   superfluo" impulsa   cada   día   a   liberar   nuestro   aprendemos   a   apartar   la   mirada   corazón   del   peso   de   las   cosas   de   nuestro   «yo»,   para   descubrir   a   materiales,   de   un   vínculo   egoísta   Alguien  a  nuestro  lado  y  reconocer   con  la  «tierra»,  que  nos  empobrece   a   Dios   en   los   rostros   de   tantos   de   y   nos   impide   estar   disponibles   y   nuestros  hermanos.  Para  el  cristiano   abiertos   a   Dios   y   al   prójimo.   En   el  ayuno  no  tiene  nada  de  intimista,   Cristo,   Dios   se   ha   revelado   como   sino  que  abre  mayormente  a  Dios  y   Amor   (cf.   1   Jn   4,   7-­10).   La   Cruz   a  las  necesidades  de  los  hombres,  y   de  Cristo,  la  «palabra  de  la  Cruz»   hace  que  el  amor  a  Dios  sea  también   manifiesta   el   poder   salvífico   de   amor  al  prójimo  (cf.  Mc  12,  31). Dios   (cf.   1   Co   1,   18),   que   se   da   para   levantar   al   hombre   y   traerle   En   nuestro   camino   también   nos   la   salvación:   amor   en   su   forma   encontramos   ante   la   tentación   del   más   radical   (cf.   Enc.   Deus   caritas   tener,   de   la   avidez   de   dinero,   que   est,   12).   Mediante   las   prácticas   insidia  el  primado  de  Dios  en  nuestra   tradicionales  del  ayuno,  la  limosna   vida.   El   afán   de   poseer   provoca   y   la   oración,   expresiones   del   violencia,   prevaricación   y   muerte;;   compromiso   de   conversión,   la   por   esto   la   Iglesia,   especialmente   Cuaresma   educa   a   vivir   de   modo   en  el  tiempo  cuaresmal,  recuerda  la   cada   vez   más   radical   el   amor   de   práctica  de  la  limosna,  es  decir,  la   capacidad  de  compartir.  La  idolatría   Cristo.   El   ayuno,   que   puede   tener   de  los  bienes,  en  cambio,  no  sólo   distintas   motivaciones,   adquiere  


Domingo 6 de marzo de 2011

8

El diezmo y el CCyAS Gesto de solidaridad, fruto de la comunión fundamentado en el amor. Otro   servicio   de   la   ofrenda   del   diezmo  en  nuestra  Iglesia  particular   de   Acapulco   es   apoyar   a   los   sacerdotes   en   sus   necesidades   de   salud,  invalidez  y  vejez.  Tu  diezmo   es  un  gesto  de  la  comunidad  eclesial   que   manifiesta   que   la   fraternidad   y   los   bienes   no   pertenecen   a   nadie  en  exclusiva,  es  un  gesto  de   solidaridad   fruto   de   la   comunión   fundamentado  en  el  amor.

los   sacerdotes;;   también   con   un   porcentaje   económico   obtenido   de   la   colecta   del   diezmo,   luego   entonces,   tu   diezmo   también   favorece   de   manera   especial   a   aquellos   sacerdotes   que   viven   una   situación   difícil   por   razón   de   edad,   enfermedad   o   condición   económica.  Tu  diezmo  se  convierte   así  en  gesto  de  comunión  que  ayuda   al  sostenimiento  de  la  Iglesia  y  sus   ministros.

Los  sacerdotes  de  la  Arquidiócesis   de   Acapulco,   unidos   a   todos   los   sacerdotes  de  la  nación  mexicana,   cuentan   con   una   institución   promovida  e  impulsada  por  nuestros   obispos   que   nos   favorece   en   la   asistencia   social,   esta   institución   la   conocemos   con   el   nombre   de   CCyAS   (Centro   Cultural   y   de   Asistencia   Sacerdotal,   A.C.   )   que   otorga  básicamente  dos  servicios:  El   Plan  Mexicano  de  Previsión  Social   Sacerdotal,   el   cual   promueve   las   pensiones  de  los  sacerdotes  mayores   de  70  años  (en  la  Arquidiócesis  son   13  los  sacerdotes  que  reciben  este   beneficio)  ,  y  el  Plan  de  Salud  que   se  encarga  de  cubrir  gastos  médicos   (con   este   beneficio   están   inscritos   97   sacerdotes,   el  Arz.   titular   y     el   Arz.  emérito) Para   financiar   todos   estos   gastos,   es   necesario   que   los   sacerdotes   colaboren   con   la   aportación   de   los   recursos   para   poderse   repartir  

VIENE DE L A PÁG. 7

aleja   del   otro,   sino   que   despoja   al   hombre,  lo  hace  infeliz,  lo  engaña,   lo   defrauda   sin   realizar   lo   que   promete,   porque   sitúa   las   cosas   materiales   en   el   lugar   de   Dios,   única   fuente   de   la   vida.   ¿Cómo   comprender   la   bondad   paterna   de   Dios  si  el  corazón  está  lleno  de  uno   mismo  y  de  los  propios  proyectos,   con   los   cuales   nos   hacemos   ilusiones  de  que  podemos  asegurar   el   futuro?   La   tentación   es   pensar,   como  el  rico  de  la  parábola:  «Alma,   tienes   muchos   bienes   en   reserva   para   muchos   años...   Pero   Dios   le   dijo:   "¡Necio!   Esta   misma   noche   te   reclamarán   el   alma»   (Lc   12,   19-­20).   La   práctica   de   la   limosna   nos  recuerda  el  primado  de  Dios  y   la   atención   hacia   los   demás,   para   redescubrir  a  nuestro  Padre  bueno   y  recibir  su  misericordia.

En   resumen,   el   financiamiento   para   atender   al   sacerdote   en   sus   necesidades   de   salud   y   vejez,   está   sostenido   solamente   en   tres   soportes  solidarios: 1. La   aportación   anual   de   cada   sacerdote 2. La  colecta  anual  a  favor  de  los   sacerdotes:  CCyAS 3. La   aportación   anual   del   diezmo

conforme  a  necesidades    y  eventos   que   se   presenten.   Anualmente   el   presbiterio   de   Acapulco   se   ve   favorecido  con  la  colecta  realizada  

En   todo   el   período   cuaresmal,   la   Iglesia   nos   ofrece   con   particular   abundancia   la   Palabra   de   Dios.   Meditándola  e  interiorizándola  para   vivirla   diariamente,   aprendemos   una   forma   preciosa   e   insustituible   de   oración,   porque   la   escucha   atenta  de  Dios,  que  sigue  hablando   a   nuestro   corazón,   alimenta   el   camino   de   fe   que   iniciamos   en   el   día   del   Bautismo.   La   oración   nos   permite  también  adquirir  una  nueva   concepción   del   tiempo:   de   hecho,   sin  la  perspectiva  de  la  eternidad  y   de   la   trascendencia,   simplemente   marca   nuestros   pasos   hacia   un   horizonte  que  no  tiene  futuro.  En  la   oración   encontramos,   en   cambio,   tiempo   para   Dios,   para   conocer   que  «sus  palabras  no  pasarán»  (cf.   Mc  13,  31),  para  entrar  en  la  íntima   comunión  con  él  que  «nadie  podrá   quitarnos»  (cf.  Jn  16,  22)  y  que  nos   abre  a  la  esperanza  que  no  falla,  a   la  vida  eterna.

El   día   20   de   marzo   próximo   es   la   fecha  especial  para  ofrendar  nuestro   diezmo,  sin  embargo,  durante  todo   el   mes   puede   hacerse   llegar   esta   colaboración  mediante  tu  parroquia   o   directamente   a   las   oficinas   del   obispado,   también   a   la   cuenta     6550099154-­8   de   Santander.   Las   en   una   fecha   cercana   al   día   4   de   misiones   diocesanas,   el   CCyAS,   agosto,   fecha   en   que   recordamos   los   sacerdotes   y   toda   la   Iglesia   al   Santo   Cura   de   Ars,   san   Juan   agradecemos  tu  donación. María   Vianney,   patrono   de   todos  

con   nuestro   Redentor   y   mediante   el   ayuno,   la   limosna   y   la   oración,   el   camino   de   conversión   hacia   la   Pascua   nos   lleva   a   redescubrir   nuestro   Bautismo.   Renovemos   en   esta   Cuaresma   la   acogida   de   la  Gracia  que  Dios  nos  dio  en  ese   momento,  para  que  ilumine  y  guíe   todas   nuestras   acciones.   Lo   que   el   Sacramento   significa   y   realiza   estamos   llamados   a   vivirlo   cada   día   siguiendo   a   Cristo   de   modo   cada  vez  más  generoso  y  auténtico.   Encomendamos   nuestro   itinerario   a  la  Virgen  María,  que  engendró  al   Verbo  de  Dios  en  la  fe  y  en  la  carne,   para   sumergirnos   como   ella   en   la   muerte   y   resurrección   de   su   Hijo   Jesús  y  obtener  la  vida  eterna.

En  síntesis,  el  itinerario  cuaresmal,   en   el   cual   se   nos   invita   a   contemplar  el  Misterio  de  la  cruz,   es   «hacerme   semejante   a   él   en   su   muerte»   (Flp   3,   10),   para   llevar   a   cabo   una   conversión   profunda   de   nuestra  vida:  dejarnos  transformar   por   la   acción   del   Espíritu   Santo,   como   san   Pablo   en   el   camino   de   Damasco;;   orientar   con   decisión   nuestra   existencia   según   la   voluntad   de   Dios;;   liberarnos   de   nuestro   egoísmo,   superando   el   instinto   de   dominio   sobre   los   demás  y  abriéndonos  a  la  caridad  de   Cristo.  El  período  cuaresmal  es  el   momento  favorable  para  reconocer   nuestra  debilidad,  acoger,  con  una   sincera  revisión  de  vida,  la  Gracia   renovadora   del   Sacramento   de   la   Vaticano,  4  de  noviembre  de  2010 Penitencia  y  caminar  con  decisión   hacia  Cristo. BENEDICTUS  PP.  XVI Queridos   hermanos   y   hermanas,   Autor:  S.S.-­  Benedicto  XVI  |   mediante   el   encuentro   personal   Fuente:  http://www.vatican.va/


9

Domingo 6 de marzo de 2011

Avisos Pastorales Marzo Vicaría de Pastoral pastoralacapulco@yahoo.com (01 744) 482 96 57

ARQUIDIÓCESIS DE ACAPULCO EFEMÉRIDES MARZO 2011 1  Marzo.  1966.  Nace  en  Acapulco,  Gro.  Rafael  Soberanis  Zurita. 2007.   Nombramiento   de   Asistente   Eclesiástico   de   la   Junta   Diocesana;;  de  la  Acción  Católica  de  Adolescentes  y  Niños;;  de  la   Acción  Católica  de  la  Juventud  Mexicana;;  de  la  Juventud  Católica   Femenina   Mexicana;;   de   la   Unión   de   Católicos   Mexicanos;;   y   de   la   Unión   Femenina   Católica   Mexicana   del   presbítero   Landolfo   Salvador  Heredia. 1-­2  de  Marzo.  Jubileo  Circular  de  las  40  Horas  en  la  Parroquia  de   la  Sagrada  Familia  en  la  Col.  Progreso,  Acapulco,  Gro. 2   Marzo.   1976.   Nace   en   Acapulco,   Gro.   Agapito   Patricio   Bautista. 3-­6   Marzo.   Jubileo   Circular   de   las   40   Horas   en   la   Parroquia   de   Santiago  Apóstol  en  Ometepec,  Gro. 7   Marzo.   1926.   Nace   en   Tecpan   de   Galeana,   Gro.   Rafael   Bello   Ruiz. 1979.  Nace  en  Ayutla  de  los  Libres,  Gro.  Harvey  Morales   Victorino. 2010.  Nombramiento  de  Vicario  Judicial  Adjunto.  del  Presbítero   Eduardo  Mercado  Hernández.

Nota:    de  parte  de  la  Dipak  se    les  comunica  que  las  actividades   programadas  del  15  al  19  para  Costa  Chica  se  cancelan.

Inauguran biblioteca en la parroquia San Nicolás de Bari Parroquia San Nicolás de Bari

Acapulco,   Gro.   21   de   febrero   de   2011.   La   parroquia   San   Nicolás   de   Bari,  en  la  Col.  La  laja,    inauguró  su  biblioteca  parroquial  con  el  fin  de   que  los  laicos  se  interesen  por  conocer  la  Palabra  de  Dios  y  tengan  más   herramientas  que  les  ayuden  a  mejorar  sus  capacidades  para  transmitir   el  evangelio.

7-­10  de  Marzo.  Jubileo  Circular  de  las  40  Horas  en  la  Parroquia   de  San  Antonio  de  Padua,  Colonia  Hogar  Moderno  en  Acapulco,   Gro. 9   Marzo.   Miércoles   De   Ceniza.   Inicia   la   Cuaresma.   Ayuno   y   abstinencia. 10   de   Marzo.   1928.   Memoria   del   Martirio   del   Beato   Elías   del   Socorro  Nieves  del  Castillo.  Sacerdote  Agustino,  fusilado  en  “El   Llano”,  Cortázar,  Guanajuato. 1959.  El  Primer  Obispo  de  Acapulco,  Siervo  de  Dios  Monseñor  José   Pilar  Quezada  Valdés,  determina  una  desmembración  del  territorio   de  la  Parroquia  de  Nuestra  Señora  del  Carmen,  con  sede  en  el  Barrio   del  Hueso,  en  Acapulco,  para  dar  paso  a  las  nuevas  Parroquias  del   Fraccionamiento  Costa  Azul  y  la  Colonia  Progreso. 11  Marzo.  Primer  Viernes  De  Cuaresma.  Celebración  Litúrgica  del   Santo  Señor  de  Chalma,  en  La  Venta,  Municipio  de  Acapulco.

Además  de  tener  este  espacio  para  la  lectura  también  se  podrán  prestar   los   libros   que   se   deseen;;   se   desarrollarán   concursos   de   lectura   y   de   conocimiento  abarcando  desde  niños  hasta  adultos.

1813.  El  Generalísimo  Don  José  María  Morelos  y  Pavón  Proclama   en  Ometepec  su  Manifiesto  Guadalupano.

Este   es   un   gran   paso   para   lograr   que   la   parroquia   se   convierta   en   un   espacio  de  gente  que  lee,  que  se  interesa  por  conocer  más  su  fe,  sus  bases   y  los  objetivos  que  se  persiguen  como  parroquia.

1923.  Nace  en  Ometepec,  Gro.  Rafael  Cortés  Gaspar. 11-­14  de  Marzo.  Jubileo  Circular  de  las  40  Horas  en  la  Capilla  de   San  José,  de  la  Parroquia  de  Santiago  Apóstol  en  Ometepec,  Gro. 12   Marzo.   1957.   El   Señor   Cura   Párroco   de   San   Cristóbal,   en   la   Colonia  Progreso,  Don  Jesús  Jiménez  Abarca  funda  la  Legión  de   María. 1974.   Es   Elegido   a   la   Iglesia   Titular   de   Otrícoli   Mons.   Felipe   Aguirre  Franco,  por  S.  S.  Pablo  VI. 1968.   Nace   en   Coyuca   de   Benítez,   Gro.   Gregorio   Javier   Ríos   Fajardo. 2004.  Se  constituye  canónicamente  la  Casa  de  la  Iglesia,  Siervo  de   Dios  Monseñor  José  Pilar  Quezada  Valdés,  en  el  Fraccionamiento   Las  Playas,  Acapulco,  Gro.


10

Domingo 6 de marzo de 2011

Saludos amiguitos a todos los niños, espero que se porten bien, recuerden hacer su tarea y obedecer a sus papás, pues el niño Jesús estará muy contento. Sem. José Alejandro Gómez Hernández

¿Sabías que…? rte de dad, en el no ci li e F y a tu res e los emperado Santas Perp e s d la o p a m s e o ti m n ra e o conmemo s 202 y 205, El 7 de marz entre los año o ri ti ar m l e eron África. Sufri . tiana, ro y Caracalla ve da por ser cris la ce Septimio Se ar nc e e s, cuando fu n el circo un s para dar e a de ocho mese ta ad n az sa ar s b o d m Roma a e as dad s que imponía servadas est o Estaba Felici re ig n st ro ca s ue F lo , pues, rpetua. a todos sobre Se les azotó . o is as n junto con Pe av ri e ct d o d se as on y que sirvie dos de aquell e las cornear ja e qu al í as d espectáculo as ci s o re rl para tene ó grabado as vacas enfu martirio qued los cristianos, ntra ellas un e co st n E o . n ar o lt ar so ego las decapit en el circo, lu , y finalmente lo e su l e r o p cristianos. revolvieron emoria de los m la las n e le b le e santas entre s o d as de forma ind st e a s son las glesia tiene todos los día e marzo. La I d so e 7 r l o e p , ra o b m tros le is a se ce ambién a noso s del cristian io "T ic a in is La onomástic s m lo la e e d d on uan... e mención mpañía de J oria en el can m co e la m más dignas d e e d ac h ar santos..." . dones y goz e primero se de todos tus arte en tus santas de qu p y s a o si n ta ar d as n e A dígnat és, Cecilia, pecadores... ata, Lucía, In g Á a, tu e rp Felicidad, Pe

¿Eres chistolín? Al borde de un precipicio, un indio le da un empujón a otro. - ¿Te he asustado, Ojo de Águila? - Si, Hijo de...

Sopa de la Fe Los dos cimientos "Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena” Mateo 7,24-27 Palabras Práctica Hombre Prudente

Construyó Casa Roca Lluvias

Ríos Vientos Soplaron Cimentada

Insensato Arena Derrumbó Ruina

Un "sargento de hierro" les esta echando el rollo a los recién llegados a la mili, y le pregunta a uno : - Y a usted, ¿que rango le gustaría alcanzar en el ejercito? - General. - ¿General? ¿Esta usted loco? - No, ¿a poco es un requisito?

¿Te crees muy listo? Un mudo entra a una farmacia, pide un cepillo de dientes haciendo gestos con sus dedos sobre sus dientes, luego un ciego entra a una óptica. ¿Cómo pide un par de gafas?

Respuesta anterior

Respuesta: Los tres son padres abuelo, hijo y nieto. Y en este caso solo son dos hijos…


11

Domingo 6 de marzo de 2011

Dos Diáconos para la Diócesis de Cd. Altamirano La  misión  del  diácono:  “La  Palabra,  la  Liturgia  y  la  Caridad” Gustavo Hernández Fuyivara En    una  solemne  celebración  de  la   Santa  Misa,  el  Sr.  Obispo  de  Ciudad   Altamirano,   Mons.   Maximino   Martínez   Miranda,   confirió   el   diaconado   a   los   ministros   Ignacio   Martínez  Bartolo  y  Cristóbal  Reyes   Trujillo  este  jueves  24  de  febrero.   Un   considerable   número   de   sacerdotes,  religiosas,  seminaristas,   fieles  y  familiares  de  Ignacio  y  de   Cristóbal,   se   hicieron   presentes   en   tan   importante   momento   de   su   vida  en  su  paso  hacia  el  sacerdocio   ministerial. La   característica   principal   del   diácono  es  el  servicio  a  la  imagen   del   Señor,   especialmente   hacia   los   pobres.   Las   labores   propias   del   diácono   son   asistir   en   los   sacramentos   del   Bautismo   y   el   Matrimonio,   proclamar   el   Evangelio,   saludar   a   la   asamblea   y   despedirla   con   las   palabras   litúrgicas,   bendecir,…   entre   otras   que   contemplan   la   Palabra,   la   Liturgia  y  la  Caridad.  

de   la   Santa   Misa   agradecieron   a   todos   aquellos   que   apoyan   al   Seminario   Diocesano   a   través   de   la   Obra   de   las   Vocaciones   Sacerdotales   (OVS),   ya   que   con   esto   colaboran   en   la   formación   de   los   futuros   sacerdotes.   Sin   mencionar   nombres   agradecieron   a   todos:   sacerdotes,   religiosas   y   fieles  que  los  han  apoyado  con  su   paciencia,   su   oración,   su   ayuda   a   través   de   la   formación   sacerdotal   en  el  Seminario.  

Ignacio  y  Cristóbal  fueron  revestidos   por  el  P.  Gabriel  Jaimes  Rebollar  y   el  P.  Fidencio  Avellaneda  Reynoso   con   las   vestiduras   litúrgicas   propias  del  diácono:  la  estola  y  la   dalmática.  

Monseñor   Maximino   les   hizo   entrega   de   los   Evangelios   y   después   de   ser   felicitados   por   él,   se   dispusieron   a   preparar   la   Mesa   del  Altar,   labor   propia   del   que   ha   sido   ordenado   diácono.   Al   final  

Ignacio   presta   su   servicio   en   la   comunidad   parroquial   de   Zirándaro   y,   Cristóbal,   en   la   cuasiparroquia   de   Guayameo.   Esta   experiencia   del   diaconado   es   un   tiempo   de   gracia   para   renovar  la  vocación  al  sacerdocio   ministerial.   Ahí   continuarán   su   formación   a   través   del   ejemplo,   la   orientación,   el   diálogo,   la   fraternidad,   el   acompañamiento   pastoral,   la   planeación,   y   la   corrección  fraterna.

El libro de Benedicto XVI sobre Jesús sale la semana que viene La  Santa  Sede  avanza  una  parte  del  contenido  del  libro ROME,   miércoles   2   de   marzo   de   2011   (ZENIT.org).-­   “Jesús   de   Nazareth.   De   Nazareth   a   Jerusalén”:  en  el  segundo  volumen   de  su  libro  sobre  Jesús,  Benedicto   XVI   presenta   la   muerte   de   Cristo   como  “reconciliación”  (expiación)   y   salud,   y   evoca   la   naturaleza   y   el   “significado   histórico”   de   la   resurrección. El   libro   será   presentado   en   el   Vaticano   el   10   de   marzo   por   el   cardenal   Marc   Ouellet,   pero   hoy   ya  se  han  dado  a  conocer  algunos   extractos   (ver   www.zenit.org/ article-­38456?l=spanish)   y   el   índice  de  contenidos  (9  capítulos).   En   España   lo   edita   Ediciones   Encuentro. En   el   primer   volumen,   “Jesús   de   Nazaret,  del  bautismo  en  el  Jordán   a   la   Transfiguración”,   el   segundo   tomo   propone   “una   reflexión   personas”  sobre  la  misión,  la  pasión   y  la  resurrección  de  Cristo. En   él   aborda   cuestiones   fundamentales   como   el   mal   en   el  

mundo,  y  la  discreción  de  Dios. El  Papa  trata  cuestiones  exegéticas   como   la   fecha   de   la   Última   Cena,   pues   los   relatos   de   los   evangelios   sinópticos   –   Marcos,   Mateo   y   Lucas   –   y   el   evangelio   de   Juan   colocan   los   acontecimientos   de   forma  diferente. Se  aclara  por  ejemplo  el  “misterio   del   traidor”   en   el   capítulo   consagrado   al   apóstol   Judas   Iscariote.   El   lavatorio   de   los   pies,   subraya   el   Papa,   presenta   dos   formas   diferentes   de   reacciones   humanas  ante  el  don  de  Dios,  la  de   Pedro  y  la  de  Judas. El   capítulo   1   está   dedicado   a   la   entrada  de  Jesús  y  a  la  purificación   del   Templo;;   el   2,   al   discurso   escatológico  (El  fin  de  los  tiempos,   El  tiempo  de  las  naciones,  Profecía   y   apocalíptica   en   el   discurso   escatológico). El   capítulo   3   está   consagrado   al   lavatorio   de   los   pies   (La   hora   de   Jesús   “Vosotros   estáis   puros”,   Sacramento  y  ejemplo,  Don  y  deber,  

El  mandamiento  nuevo,  El  misterio   del   traidor,   Dos   conversaciones   con  Pedro,  Lavatorio  de  los  pies  y   Confesión  del  pecado). El   capítulo   4   está   dedicado   a   la   oración   sacerdotal   de   Jesús   (La   fiesta   judía   de   la   Expiación   como   trasfondo,   Fundamento   bíblico   de   la  oración  del  gran  sacerdote,  Otros   grandes  temas  de  la  oración:  la  vida   eterna,  santifícalos  en  la  verdad,  yo   les   he   dado   a   conocer   tu   nombre,   que  todos  sean  uno). El   capítulo   5   está   dedicado   a   la   Última  Cena:  datación,  institución   de   la   Eucaristía,   teología   de   las   palabras   de   la   institución,   de   la   Última   Cena   a   la   Eucaristía   del   alba  del  domingo. El  capítulo  6  está  consagrado  a  la   agonía   en   el   Getsemaní:   Hacia   el   Monte   de   los   Olivos,   Oración   de   Jesús,  Voluntad  de  Jesús  y  Voluntad   del  Padre,  Oración  en  Getsemaní  y   carta  a  los  Hebreos. El  capítulo  7  se  dedica  al  proceso   de  Jesús;;  Discusión  en  el  Sanedrín,  

www.arquidiocesisdeacapulco.org

Jesús   ante   el   Sanedrín,   Jesús   ante   Pilato. El  capítulo  8  trata  de  la  crucifixión   y  de  la  sepultura:  Jesús  en  la  cruz   (Padre,   perdónalos,   Jesús   burlado,   Grito   de   abandono,   La   túnica,   Tengo  sed,  Las  Mujeres,  La  Madre   de   Jesús,   La   muerte   de   Jesús,   La   sepultura),   la   muerte   de   Jesús   como  reconciliación  (expiación)  y   curación. El   capítulo   9,   el   último,   evoca   la   resurrección   de   Jesús:   ¿Qué   significa   la   resurrección   de   Jesús?   Dos  tipos  diferentes  de  testimonios   sobre   la   resurrección   (Muerte   de   Jesús,   Tumba   vacía,   Tercer   día,   Testigos/apariciones   de   Jesús   a   Pablo,   Apariciones   de   Jesús   en   los   evangelios);;   naturaleza   de   la   resurrección   y   significado   histórico.   En   el   Epílogo,   el   Papa   aborda   los   demás   artículos   del   Credo:   Subió   al  Cielo,  está  sentado  a  la  derecha   del  Padre,  volverá  en  la  gloria.


REMANSO DOMINICAL

Domingo 6 de marzo de 2011

El acceso al Reino: hacer la voluntad del Padre 9° Domingo del Tiempo Ordinario

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No todo el que me diga ‘¡Señor, Señor!’, entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumpla la voluntad de mi Padre, que está en los cielos. Aquel día muchos me dirán: ‘¡Señor, Señor!, ¿no hemos hablado y arrojado demonios en tu nombre y no hemos hecho, en tu nombre, muchos milagros?’ Entonces yo les diré en su cara: ‘Nunca los he conocido. Aléjense de mí, ustedes, los que han hecho el mal’. El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica, se  parece  a  un  hombre  prudente,  que  edificó  su  casa  sobre  roca.   Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa; pero no se cayó, porque estaba construida sobre roca. El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica, se  parece  a  un  hombre  imprudente,  que  edificó  su  casa  sobre   arena. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos, dieron contra aquella casa y la arrasaron completamente”. Mt 7, 21-27

1. No todo el que me dice: “Señor, Señor” (v. 21) *    La  enseñanza  de  Jesús  en  este  texto  es  sobre  la  coherencia  entre  fe  y   obras,  entre  oración  y  conducta,  entre  lo  que  creemos  y  realizamos. *  El  sólido  fundamento  para  nuestra  construcción  personal  ha  de  estar   basado   en   roca   firme,   no   en   arena   que   fácilmente   se   mueve   y   no   es   estable.   *   Es   una   llamada   que   nos   hace   Jesús   para   integrar   toda   nuestra   vida   desde   la   fe   en   Él   y   unificar   nuestra   espiritualidad:   fe   y   obras,   lo   que   creemos  y  lo  que  practicamos. *    El  que  así  obra  se  parece  al  que  construye  su  casa  sobre  roca.  Edifica   su  vida  sobre  cimientos  y  fundamentos  sólidos.  Vendrán  las  tentaciones   y  las  tempestades.  Pero,  el  discípulo  fiel  se  mantendrá  inconmovible  en   su  adhesión  firme  a  Jesucristo. *     La   Roca   sólida   es   el   mismo   Jesucristo.   Es   el   único   capaz   de   hacer   inquebrantable  nuestra  fe. *    Junto  a  esa  fe  firme,  necesitamos  aferrarnos  a  un  compromiso  de  vida   (oración  y  acción),  para  pasar  de  las  palabras  a  los  hechos. *     La   unificación   de   nuestra   actitud   interior   con   la   conducta   exterior   irá   convirtiendo   nuestra   persona   conforme   al   modelo   Jesús,   siempre   coherente,  y  en  conformidad  constante  con  la  voluntad  del  Padre. *     Ni   se   puede   prescindir   de   la   oración   ni   se   puede   quedar   sólo   en   la   oración.  La  oración  que  no  vaya  convirtiendo  las  obras,  será  una  oración   estéril.  Y  la  vida  (conducta,  sentimientos,  valores,  actitudes)  que  no  sea   confrontada  constantemente  por  los  valores  y  criterios  del  Evangelio,  no   será  una  vida  auténticamente  cristiana. 2. El que hace la voluntad de mi Padre (v. 21) *    Obras  son  amores  y  no  buenas  razones.  Lo  dice  el  sabio  refrán  popular.   Nosotros   damos   crédito   a   aquella   persona   que   hace   lo   que   piensa   y   que   conforma   sus   palabras   con   el   estilo   de   su   vida.   Lo   demás   es   una   hipocresía. *     Vivimos   en   una   sociedad   invadida   por   un   exceso   insoportable   de   palabras.   Por   todos   los   lados   escuchamos   buenas   palabras,   si   el   interesado   quiere   presentarse   ante   los   demás.  Y   el   exceso   de   palabras   también  se  manifiesta  en  las  opiniones  que  vertimos  sobre  la  conducta   de  los  demás. *    Según  el  Evangelio,  esto  es  construir  la  casa  sobre  arena.  Pues  no  hay   mayor  testimonio  que  el  de  nuestras  obras.  Si  yo  no  realizo  obras  iguales   a  las  de  mi  Padre,  no  me  crean.  Pero  si  las  realizo,  acepten  el  testimonio   de  las  mismas,  aunque  no  quieran  creer  en  mí.  De  este  modo  reconocerán   que  el  Padre  está  en  mí  y  yo  en  el  Padre  (Jn  10,  38).

*    La  vida  cristiana  ha  de  conformarse  a  la  voluntad  de  Dios.  No  a  otras   opiniones  o  criterios.  Y  la  voluntad  de  Dios  se  va  realizando  cuando  los   cristianos  sintonizan  todo  su  ser  al  proyecto  del  mismo  Dios:  el  Reino   de  Dios  en  la  tierra.  Que  todos  vivamos  como  hijos  suyos,  amándonos,   ayudándonos,  respetándonos,  formando  la  comunidad  de  discípulos  de   Jesús.  El  plan  de  Dios  es  que  seamos  felices,  por  los  caminos  trazados   por  el  mismo  Dios. *     Así   se   construye   el   edificio   de   nuestra   propia   existencia.   Si   nos   apoyamos   en   nuestro   propio   modo   de   vivir   una   religión   inventada   y   acomodada  a  nuestro  modo  de  pensar,  entonces  estamos  construyendo   sobre  arena. *    La  persona  fiel  al  Evangelio  es  la  que  está  preparada  para  el  momento   de   la   prueba.   Aquella   persona   que   sólo   se   fundamenta   en   sus   actos   religiosos,   se   verá   sacudida   fuertemente   en   momentos   de   prueba.   Y   seguramente  no  resistirá  tales  embates. Fuente:  Catholic.net


Semanario Mar Adentro Edición 361