Page 1

Año Nuevo Purépecha En Nahuatzen, Mich. (Dióc. de Zamora) se vivió esta tradición recobrada por el P. Agustín García Alcaraz hace tres décadas (Pág. 28) www.periodicodiocesano.org.mx

Cuaresma, tiempo de conversión

nn Cuarenta días en que estamos lla- nn Oración, penitencia, ayuno y obras mados a la conversión del corazón y a de caridad, son prácticas cuaresmales una oración más profunda que nos disponen a la conversión Páginas 7, 22, 26 y 27

Mensaje del Papa a la Vida Consagrada A alimentarse de una fe que ilumine su vocación, sepa reconocer la sabiduría de la debilidad y les permita ser peregrinos hacia el futuro Páginas 16 y 17

Parten a la Casa del Padre Los PP. Octavio Salazar Murillo y José Carrillo Zavala recibieron el último adiós de sus compañeros, familiares y amigos Página 19 Semanario de orientación católica • Morelia, Mich., Domingo 10 de febrero de 2013 • IV Época • Año LXI • Nº 2567

$6.00


Reflexión

Punt de encuentr

}

La celebración de la Cuaresma, en el marco del Año de la Fe, nos ofrece ocasión preciosa para meditar sobre la relación entre fe y caridad: entre creer en Dios, el Dios de Jesucristo, y el amor, que es fruto de la acción del Espíritu Santo y nos guía por un camino de entrega a Dios y a los demás...” Benedicto XVI, Mensaje para la Cuaresma, 2013.

El acontecer

DURANTE CUARENTA días después del parto, estaba prescrito en la ley judía que la mujer debía purificarse, y los hijos varones primogénitos, una vez transcurridos esos días, debían ser presentados en el Templo para consagrarlos a Dios. Para conmemorar esto, en el siglo IV surgió en Oriente la fiesta de Ypapanti, que asociaba ambos hechos, y que pasó a Occidente en el siglo VII. En el siglo X, en la actual Francia se organizaba en ese día una procesión con candelas que eran bendecidas. De allí que la fiesta se llame de la Presentación, de la Purificación o de la Candelaria, aunque su carácter debe ser propiamente cristológico. ( PÁGS. 13 y 14 )

Esta semana, entre otras cosas... n Cartas a Mí Mismo (Pág. 10); Contextos (Pág. 10); Los Lectores Preguntan (Pág. 11); Iglesia y Mundo (Pág. 12); Santoral (Pág. 6)

n Terminan las tradicionales fiestas en La Inmaculada, en Morelia (Pág. 15) n Festejan al Señor del Rescate en Tzintzuntzan; Conmemoran a San Bernabé de Jesús Méndez Montoya (Pág. 18) n El P. Antonio Ramírez Cervantes toma posesión en Santa Fe de la Laguna (Pág. 19) n Seis Arzobispos de Michoacán (Págs. 20 y 21)

Fe... y cultura n Pastoral Diocesana: La Parroquia que soñamos (Pág. 7) n Siguiendo a Jesús: Un Mártir de la Eucaristía: San Bernabé de Jesús Méndez Montoya (Pág. 9) n Literatura Mexicana: Mons. Luis María Martínez y Francisco de Sales Menocal (Pág. 29) n Arte Sacro: Parroquia de San Buenaventura y Señor de Araró (Pág. 30)


EDITORIAL

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

3

LUMEN GENTUIM

Transformar el mundo con el Evangelio: vocación de los laicos por el hecho de ser cristiano, un profesionista o un funcionario es mejor. Se requiere la ciencia, la capacitación y la habilidad para gestionar rectamente los asuntos propios de cada campo específico. Lo afirma tajantemente la Gaudium et spes en el número 43. Pero es un gravísimo error pensar que el vivir en el mundo y entre las realidades temporales lleve al hombre a alejarse de Dios. Es precisamente ahí donde los cristianos laicos tienen que cumplir su tarea y santificarse, en el ejercicio de su profesión ellos han de practicar las virtudes. La oración no lleva al hombre a vivir en las nubes; dirigiendo la mente y el corazón hacia lo alto, el cristiano debe tener siempre los pies en la tierra. Como alguien decía, el campo del apostolado y el camino de la santidad son igualmente propios del que construye una catedral como de la persona que trabaja en la cocina. El académico y el banquero, el industrial y el obrero, el campesino y el empresario, todos pueden y deben armonizar lo humano y lo divino. Construyendo un mundo de justicia, los seglares van anticipando el Reino de los Cielos.

† ALBERTO SUÁREZ INDA, ARZOBISPO DE MORELIA. ontinuando la reflexión sobre el “carácter secular de los laicos”, recuerdo que el término “seglar” se deriva de la palabra latina “saeculum”, que se refiere a lo temporal del siglo; es decir, a los asuntos del mundo: la economía, la cultura, el deporte, la política, etc. En la Lumen gentium se dice que “a los laicos corresponde, por propia vocación, tratar de alcanzar el Reino de Dios gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según Dios” (31). El Decreto Conciliar “Dinamismo Apostólico” (Apostolicam actuositatem), dedicado precisamente a quienes son la inmensa mayoría del Pueblo de Dios, explica lo específico del apostolado seglar con mayor amplitud y precisión. Años después del Concilio, como fruto de un Sínodo de Obispos de todo el mundo, el Beato Juan Pablo II nos ofreció su Exhortación Apostólica “Los Laicos, Fieles de Cristo”, que contiene riquísima doctrina, líneas de espiritualidad y pautas de acción de gran importancia.

C PALABRA DEL OBISPO nn ...el campo del apostolado y el camino de la santidad son igualmente propios del que construye una catedral como de la persona que trabaja en la cocina”.

Sin embargo, hoy día constatamos con preocupación grandes obstáculos para la vivencia de la fe de los creyentes. Mientras que la “secularidad” y la “laicidad” son términos positivos, se da una desviación exagerada de los “ismos”; secularismo y laicismo. El divorcio entre la fe y la vida hace pensar a muchos que los asuntos temporales, lo que corresponde al mundo y a la sociedad, nada tienen que ver con Dios ni con la religión. El Concilio Vaticano II, de una manera muy equilibrada, nos enseña que la Creación tiene sus propias leyes, que hay que reconocer una cierta autonomía del orden temporal. No

Editorial

El pescador de hombres esús convierte a Pedro en pescador de hombres. La pesca abundante representa la tarea que Pedro y los discípulos realizarán: sacar a los hombres de las fuerzas del mal siguiendo la orden de Jesús de echar las redes para pescar. Y aunque la hora no sea apropiada, con Jesús, la pesca será abundante: «Maestro, hemos trabajado toda la noche y nada hemos pescado». La vida es una larga noche de dura faena, luchando contra el viento y las olas de un mar adverso. Jesús, criado en tierra adentro, en Nazaret, parece no entender el oficio de pescador. Pedro, en cambio, tenía experiencia, pues vivía junto al mar en Cafarnaúm. Pero Jesús no quería dar una lección de pesca, sino de servicio pastoral. Si hubieran pescado lo suficiente esa noche, todo habría seguido igual, es decir, no habría pasado nada. Era necesario que palparan el fracaso de su esfuerzo, para

J

que sucediera la salvación y la vocación; que trabajaran concienzuda y honradamente y vieran remunerado su sacrificio y desvelo, habría sido lo normal y lo calculado, pero lo normal les habría dejado encerrados en la visión propia y en su mundo pequeño y miope. La lucha con las dificultades, el embate del mar en que han tenido que enfrentar, les ha ganado empuje y garra apostólicos. Les ha hecho crecer, les ha madurado. Una entrega a lo exterior, sin vida interior intensa, es un gesto inútil que malgastan las fuerzas en el vacío. No son nuestras palabras las que hacen el bien e instauran o intensifican la gracia en las almas; ese prodigio sólo Dios lo puede hacer, y la gracia sólo la tienen aquellos que están cerca de Jesús por medio de una vida de oración intensa y el desprendimiento de su propia voluntad. La vida interior es el alma de la

vida fecunda. La indicación es totalmente clara: «Lleva la barca mar adentro y echen sus redes para pescar». Es la fuerza de redención silenciosa, pero arriesgada. No nos quedemos en la orilla fácil y cómoda, sino penetremos en la veta misteriosa y sublime del Corazón de Cristo. Contra toda evidencia y contrario a los planes terrenos: «confiado en tu palabra, echaré las redes». Fue una pesca tan impresionante que todos quedaron sorprendidos. Jesús sigue invitando a todos a ser pescadores, allí donde cada cual está realizando su vida o cumpliendo su trabajo. La experiencia de llamada no es necesariamente razonable, coherente y explicable; es misteriosa y humanamente inexplicable. La historia de los llamados da cuenta de factores sorprendentes e injustificables desde la óptica de una lectura exclusivamente racional. La

identidad personal del elegido está enraizada en la llamada: la vocación es una aventura singular de cada elegido con el Dios vivo. No es el hombre quien elige, sino Dios el que mira a los ojos, y no tiene ninguna vinculación ni con las cualidades ni con el origen de los llamados. Sólo depende de la acción gratuita de Dios, que contradice todos los presupuestos humanos. Dios llama a quien quiere y lo dispone para el servicio a que lo ha llamado. El Señor muchas veces oculta a nuestros ojos los frutos para que nuestra fe sea más pura y mantenernos en pobreza y humildad. Y en su Eucaristía, después de ofrecerle a Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo, el Sacrificio que más le agrada, recibiremos la fuerza para cumplir nuestra misión con amor y perseverancia. La Cuaresma que ya viene será una excelente oportunidad para lograrlo.


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

PALABRA DE DIOS

4

V DOMINGO ORDINARIO

“No temas; desde ahora serás pescador de hombres” Entrada: Hoy estamos aquí para celebrar el Misterio Pascual. Demos gracias a nuestro Padre Bueno por enviar a su hijo Jesucristo a salvarnos, y dispongamos nuestro corazón para recibirlo en las dos mesas que instaló para nosotros. Liturgia de la Palabra: En la mesa de la Palabra, Dios nos habla y nos reconoce; nosotros podemos reconocerlo en su amor misericordioso. Escuchemos con atención. Primera lectura • Is 6,1-2.3-8

l año de la muerte del rey Ozías, vi al Señor, sentado sobre un trono muy alto y magnífico. La orla de su manto llenaba el templo. Había dos serafines junto a Él, con seis alas cada uno, que se gritaban el uno al otro: “¡Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los ejércitos; su Gloria llena toda la tierra!” Temblaban las puertas al clamor de su voz y el templo se llenaba de humo. Entonces exclamé: “¡Ay de mí!, estoy perdido, porque soy un hombre de labios impuros, que habito en medio de un pueblo de labios impuros, porque he visto con mis ojos al Rey y Señor de los ejércitos”. Después voló hacia mí uno de los serafines. Llevaba en la mano una brasa, que había tomado del altar con unas tenazas. Con la brasa me tocó la boca, diciéndome: “Mira: Esto ha tocado tus labios. Tu iniquidad ha sido quitada y tus pecados están perdonados”. Escuché entonces la voz del Señor que decía: “¿A quién enviaré? ¿Quién irá de parte mía?” Yo le respondí: “Aquí estoy, Señor, envíame”.†

E

Salmo Responsorial • Sal 137

R/. Cuando te invocamos, Señor, nos escuchaste. De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles. Te adoraremos en tu Templo. R/. Señor, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor: siempre que te invocamos nos oíste y nos llenaste de valor. R/. Que todos los reyes de la tierra te reconozcan al escuchar tus prodigios. Que alaben tus caminos, porque tu Gloria es inmensa. R/. Tu mano, Señor, nos pondrá a salvo, y así concluirás en nosotros tu obra. Señor, tu amor perdura eternamente; obra tuya soy, no me abandones. R/. Segunda Lectura • 1Cor 15,1-11

ermanos: Les recuerdo el Evangelio que yo les prediqué y que ustedes aceptaron y en el cual están firmes. Este Evangelio los salvará, si lo cumplen tal y como yo lo prediqué. De otro modo, habrán creído en vano.

H

Les transmití, ante todo, lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, como dicen las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según estaba escrito; que se le apareció a Pedro y luego a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos reunidos, la mayoría de los cuales vive aún y otros ya murieron. Más tarde se le apareció a Santiago y luego a todos los Apóstoles. Finalmente, se me apareció también a mí, que soy como un aborto. Porque yo perseguí a la Iglesia de Dios, y por eso soy el último de los Apóstoles e indigno de llamarme Apóstol. Sin embargo, por la gracia de Dios, soy lo que soy, y su gracia no ha sido estéril en mí; al contrario, he trabajado más que todos ellos, aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios, que está conmigo. De cualquier manera, sea yo, sean ellos, esto es lo que nosotros predicamos y esto mismo lo que ustedes han creído.† Aclamación • Mt 4,19

R/. Aleluya, aleluya. Síganme, dice el Señor, y Yo los haré pescadores de hombres. R/. Evangelio • Lc 5,1-11

n aquel tiempo, Jesús estaba a orillas del lago de Genesaret y la gente se agolpaba en torno suyo para oír la Palabra de Dios. Jesús vio dos barcas que estaban junto a la orilla. Los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió Jesús a una de las barcas, la de Simón, le pidió que la alejara un poco de tierra, y sentado en la barca, enseñaba a la multitud. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: “Lleva la barca mar adentro y echen sus redes para pescar”. Simón replicó: “Maestro, hemos trabajado toda la noche y no hemos pescado nada; pero, confiado en tu palabra, echaré las redes”. Así lo hizo y cogieron tal cantidad de pescados, que las redes se rompían. Entonces hicieron señas a sus compañeros, que estaban en la otra barca, para que vinieran a ayudarlos. Vinieron ellos y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de

E

Jesús y le dijo: “¡Apártate de mí, Señor, porque soy un pecador!” Porque tanto él como sus compañeros estaban llenos de asombro al ver la pesca que habían conseguido. Lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Entonces Jesús le dijo a Simón: “No temas; desde ahora serás pescador de hombres”. Luego llevaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.† Oración Universal

Presidente: Invoquemos, hermanos, con corazón unánime y plegaria ferviente, a Dios Padre, fuente y origen de todo bien. • Por la Santa Iglesia, reunida aquí en el nombre del Señor y extendida por todo el mundo. Oremos. • Por nuestra ciudad y por el Estado, por su prosperidad y por todos los que en ella (él) moran. Oremos. • Por los que están de viaje, por los enfermos y prisioneros, por los pobres y todos los que sufren. Oremos. • Por nuestros hermanos difuntos, para que Dios los reciba en su Reino de luz y felicidad. Oremos. Presidente: Dios nuestro, que en el profeta recibido por los extranjeros y rechazado en su tierra natal, manifestaste el drama de la humanidad que recibe o rechaza tu salvación, escucha nuestras oraciones y haz que nunca falten en la Iglesia misioneros que, llenos de audacia, proclamen con valentía el Evangelio. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén. Ofrendas: Unidos como hermanos en comunidad y fortalecidos con su Palabra, ofrezcamos a nuestro Padre Bueno, junto con el pan y el vino, nuestro ser. Comunión: Ha llegado el momento de acercarnos a comer del Alimento sagrado, el Cuerpo de Jesucristo, para fortalecer nuestro ser y en la semana que comenzamos glorificarlo con nuestro vivir. Salida: Fortalecidos en cuerpo y espíritu con la Palabra de Dios y el Cuerpo de Cristo, vivamos en el amor de Jesucristo y contagiemos a nuestros hermanos con este amor.


HOMILÍA

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

AGENDAS EPISCOPALES Sr. Arzobispo de Morelia † Alberto Suárez Inda

Domingo 10: 13:00, Bendición de Obras en San Bartolo Cuitareo. Lunes 11: CEM (Comisión de Pastoral Profética). Martes 12: Oficinas • pm Consejo de Economía. Miércoles 13: Oficinas • 18:00, Colegio Valladolid. Jueves 14: Oficinas. Viernes 15: 13:00 Parroquia de San Miguel • 18:00, Acámbaro (Ecce Homo). Sábado 16: Celaya. Sres. Obispos Auxiliares + Octavio Villegas Aguilar Domingo 10: Retiro CIRM • 18:00, Catedral. Lunes 11: Capítulo Electivo RR.MM. Agustinas Recoletas • Rectoría de Lourdes. Martes 12: Oficinas • Consejo de Economía. Miércoles 13: IVQ. Jueves 14: Retiro Sacerdotal. Viernes 15: Parroquia de San Miguel. Sábado 16: Moroleón (Movimiento de Renovación). + Carlos Suárez Cázares Domingo 10: 09:00, Catedral • Nuestra Señora de la Esperanza • 12:00, Señor del Rescate. Lunes 11: Curia de Pastoral. Martes 12: Cerano (Aniv. de la Coronación). Miércoles 13: Oficinas. Jueves 14: Oficinas • 13:00, Misa con Peregrinos in memóriam P. Juan Pierres. Viernes 15: Vía Crucis (Catedral) • 19:00 Rect. Señor de la Esperanza y Santo Domingo Savio. Sábado 16: Toma posesión Pquia. San Luis Gonzaga. + Juan Espinoza Jiménez, Domingo 10: 13:00, Niño de las Maravillas (La Quemada, Gto.). Lunes 11: Reunión de Curia • pm Vicarios Episcopales. Martes 12: Reunión con Sacerdotes encargados del Programa de TV “Pregoneros”. Miércoles 13 y Jueves 14: Morelia. Viernes 15: Toma de posesión P. Juan Carlos Martínez, en Contepec. Sábado 16: El Algodonal (Pquia. de Los Guajes).

V DOMINGO ORDINARIO

† ENRIQUE DÍAZ DÍAZ Obispo Auxiliar de San Cristóbal de las Casass

Por la gracia de Dios Lc 5,1-11 Levantándose

ndudablemente que el ambiente de violencia, vicios y ambición ha penetrado todos los espacios; lastima y daña hasta las mejores familias. No sólo como víctimas, sino también como participantes de esta ola de corrupción. ¿Qué hacer cuando los cercanos y los de casa han sido cooptados por el crimen? Gaby y Andrés se sienten despedazados: uno de sus hijos se encuentra en la cárcel por delitos graves por contrabando y posesión de droga, el otro… fue encontrado muerto en un baldío después de varios meses que no sabían nada de él. ¿Cómo continuar la vida? ¿Cómo seguir ofreciendo su testimonio y dar sus pláticas prematrimoniales, si sienten que la educación de dos de sus hijos ha sido un fracaso? ¿Cómo compartir con las familias el Evangelio, si muy dentro llevan una herida que se recrudece con las palabras, con los propósitos y con sus anhelos de una verdadera paz? Por unos días se retiraron y guardaron discreción y silencio. Pero la fuerza del Evangelio puede más y, más pronto de lo que imaginaba, están de regreso. “No es por nosotros, es por el Evangelio. ¿Qué valemos nosotros y qué valen nuestras vidas? No somos nada, pero Dios es grande y tiene que ser conocido. Sólo así saldremos de esta crisis de violencia”.

I

En sus manos

Hay quien frente a las crisis se siente perdido y opta por la huida, por el conformismo o por la apatía. Hay quien en medio de la crisis se hace fuerte, reconociéndose débil, adquiere fuerza no de su propia debilidad, sino de la gran misericordia que Dios nos tiene, de la grandeza del Dios Todopoderoso, del amor incondicional e infinito que Jesús ha mostrado por cada uno de nosotros. Las tres Lecturas de este día nos hablan de llamada, de vocación, de invitación a la construcción de un mundo nuevo. Y las tres remarcan que toda llamada de Dios es gratuita, es un don que Dios ha dado sin merecimiento nuestro: a Isaías le llama para que sea el cantor de su misericordia, su justicia y su gloria; a Pablo lo sorprende enviándolo a llevar el Evangelio por nuevos rumbos nunca imaginados; y a Pedro le cambia el rumbo de su barca y lo convierte en pescador de hombres. Grandes misiones, sin duda alguna, grandes proyectos para cada uno de ellos, como grande es la misión que, a

cada uno de nosotros, nos confía. ¿Qué misión nos ha encomendado Dios, para qué nos ha dado la vida, cuál es nuestra vocación? Porque Dios a cada uno de nosotros nos llama por nuestro propio nombre, nos ha dado una misión concreta y determinada. Todos y cada uno de nosotros debemos ser cantores de la misericordia, de la justicia y de la gloria de Dios, predicadores de su Evangelio, pescadores de hombres. Debemos hacerlo con nuestra palabra y, sobre todo, con nuestra vida. La vocación se manifiesta y se realiza siempre en un momento determinado, o mejor, en los sucesivos momentos determinados de nuestra vida. La vocación es una respuesta actual y constante al llamado que nos hace Dios. Por la gracia de Dios

Pero el día de hoy me ha impresionado el gran contraste que remarcan cada una de las Lecturas: queda manifiesta la maravillosa gloria de Dios frente a la impureza de Isaías; frente a Pablo, que se considera como un aborto, el último de los Apóstoles e indigno de la misión, resplandece la gracia de Dios; y ante el pecado e indignidad reconocida de Pedro, aparece la confianza de Jesús para darle un nuevo cargo. Como si fuera indispensable reconocer la propia pequeñez, miseria y pobreza para arriesgarse en la nueva misión. Saber que no se es nada, sino que estamos por pura bondad de Dios. Los fracasos son más duros cuando nos consideramos fuertes; las caídas duelen más cuando nos habíamos alzado con soberbia, y la oscuridad es peor cuando sólo nos alumbraban nuestras tinieblas. La misión del discípulo consiste en confiarse plenamente a la misericordia de Dios: Él es el gran protagonista. Fiarse de Dios es trabajar sin descanso, buscando siempre el bien y la justicia, no desanimándonos ante los momentáneos o constantes fracasos que tengamos. La vida muchas veces es dura e injusta; no siempre el que más siembra es el que más recoge. Pero el discípulo no debe desanimarse nunca, no debe nunca tirar la toalla; en nombre de Dios debe siempre seguir echando las redes de su trabajo y de su esfuerzo. Es como si Dios necesitara de nuestra debilidad para realizar su misión. Al final, Dios va a llenarnos las redes y tendremos lo suficiente para nosotros mismos, y aún nos sobrará algo para dar y compartir con los demás. Sólo reconociéndonos débiles podremos confiar en su fuerza y decir como Pablo: “Por la gracia de Dios, soy lo que soy”.

didez@hotmail.com

Pescador de hombres

Desde Europa hasta nuestra patria, la humanidad se encuentra en la cuerda floja. Da la impresión que basta un pequeño detonante para que todo se venga abajo y, lo más triste, se percibe un sentimiento de impotencia y pesimismo que induce a la indiferencia y al fatalismo. Ante los fracasos de las propuestas económicas y sociales, no se encuentran caminos que ayuden a construir un mundo mejor. Claro, todo se ha basado en la economía, en el sistema neoliberal, en el comercio, en los bancos, en la ambición. Cristo hoy propone un nuevo punto de partida: las personas. No partir del dinero, ni del poder, ni de la ambición, sino partir de lo esencial: el valor y la dignidad de las personas y de la comunidad. Ser pescador de hombres, hoy, significa participar en todas las empresas que quieren evitar su perdición y destrucción. Ser pescador de hombres compromete en la búsqueda de una mayor igualdad, de una paz más estable, de un cambio total de los valores que mueven la sociedad. Ser pescador de hombres es construir con los pequeños un nuevo mundo. Jamás podremos decirnos discípulos de Jesús si permanecemos fuera o indiferentes ante estos movimientos de salvación y liberación. No seremos sus seguidores, si nos contentamos con trabajar un poco por las mañanas. Necesitamos fatigarnos toda la noche y, después de haber fracasado una y otra vez, tener los ánimos y la esperanza suficientes para remar mar adentro y lanzar nuevamente las redes. La única forma de manifestar el amor de Dios es compartiendo este amor con todas las personas. Sí, también hoy nosotros como Pedro necesitamos sacudirnos nuestras ataduras y lanzar nuevamente nuestra red “confiando sólo en su palabra”. Ciertamente reconociéndonos pequeños y pecadores, pero con la fuerza del Señor. ¿Cuál será nuestra vocación en este momento de crisis? ¿Cómo mostrar coraje y valor frente a los problemas actuales confiando no en nuestras fuerzas sino en la Palabra de Jesús? ¿Qué te dice Jesús en el momento actual? Señor, que tu amor incansable cuide y proteja siempre a estos hijos tuyos, que han puesto en tu Palabra toda su esperanza. Que el fracaso no nos lleve nunca a dejar de luchar y que la Resurrección de tu Hijo sea el ejemplo y el modelo de toda nuestra vida. Amén.

5


6

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ILUMINACIÓN

SANTORAL San Guillermo de Malavalle (1157) Eremita. 10 de Febrero Francés. Son desconocidos datos anteriores a su carrera militar, donde lleva una vida desordenada sin Dios ni valores. Un día recapacita acerca de su conducta y decide cambiarla. La primera información verídica del cambio es cuando, en calidad de “francés penitente”, viste una burda túnica, con el rostro cubierto por la capucha y descalzo, y en constante oración peregrina a Roma donde visita la tumba de los Apóstoles y conoce al Pontífice Eugenio III a quien –en un acto de humildad y contrición sincera– solicita el perdón de sus pecados. Una vez concedido, el Papa le impone como penitencia peregrinar a Tierra Santa. En dicho lugar, Guillermo se dedica a la oración y la extrema disciplina, arrepentido de su pasado. Después de 8 años, regresa a Italia transformado. Se instala en Lupocavio, sitio solitario cercano a Pisa donde habita como eremita dedicado al estudio y meditación. Dios le concede los dones de taumaturgia y el de profecía. Establece un monasterio, a cuyos miembros se les conoce como los Frailes Guillermitas Descalzos. Su culto es confirmado por Inocencio III en 1202.

Nuestra Señora de Lourdes (1858) Fiesta: 11 de Febrero. El Beato Pío IX (1854) define el Dogma de la Concepción Inmaculada de María. Del 11 de febrero al 16 de julio de 1858, la Virgen se aparece a Bernardita Soubirous en Massabielle, en una gruta cercana al poblado francés de Lourdes. La celestial Señora le dice a la vidente: “Yo soy la Inmaculada Concepción” y solicita se haga oración, en especial el rezo del Santo Rosario y acercarse a los Sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía. San Pío X instituye en 1908 su conmemoración en esta fecha. A partir del año 1992, el Beato Juan Pablo II convoca a la Iglesia a celebrar cada año en esta fecha la Jornada Mundial del Enfermo. SS Benedicto XVI en 2010 señala: “la Iglesia propone la Jornada Mundial del Enfermo. Esta circunstancia, como quiso el Venerable Juan Pablo II, se convierte en una ocasión propicia para reflexionar sobre el misterio del sufrimiento, y sobre todo para hacer a nuestras comunidades y a la sociedad civil más sensible hacia los hermanos y las hermanas enfermos. La medida de la humanidad se determina esencialmente en la relación con el sufrimiento y con el que sufre”.

Beato Reginaldo de Orleáns (1180-1220) Presbítero. 14 de Febrero. Nace en Orleans, Francia. No se cuenta con datos de su familia, infancia y primera juventud. Es docente en la Universidad de París y, de forma paralela, Deán (encargado de dirigir el Cabildo Diocesano) de la Colegiata de Saint Aignan. Acompaña a su Obispo Manasés a Roma, donde escucha hablar de Santo Domingo de Guzmán, a quien quiere conocer; sin embargo, Reginaldo enferma, y el Santo fundador de la Orden de Predicadores va a verle y le invita a unirse a su fraternidad. Se cuenta que la Virgen se le aparece curándole y entregándole el hábito dominico y el Escapulario blanco (el cual no formaba parte del atuendo de esa Orden). Ingresa a la Congregación, es ordenado y designado Vicario del Convento de Bolonia. Al año siguiente se traslada a París donde destaca como catequista, fallece y es sepultado. Durante la Revolución Francesa, su tumba es profanada y el cadáver desaparece. El Pontífice Beato Pío IX confirma el culto inmemorial en 1875. Iconografía: en el momento de la aparición de la Virgen María quien le hace entrega del Escapulario blanco que complementa el hábito dominico.

Santa Juliana de Nicomedia (305) Mártir. 16 de Febrero. De acuerdo al Martirologio, Juliana vivía en la ciudad de Nicomedia, hoy localidad de Turquía. Su padre, llamado Africano, pagano y funcionario de alto rango romano, desprecia a su hija por ser cristiana, hasta expulsarla de su familia. El codicioso Africano desea elevar su poder y categoría por lo que, aun con la negativa de Juliana, la compromete en matrimonio con un miembro del Senado llamado Eleuso; la joven decide entregar su vida al servicio de Dios y permanecer casta. Al rechazar la propuesta, ambos deciden forzar a la joven golpeándola, además de someterla a crueles torturas; al permanecer firme en su decisión, es encarcelada. En su celda es tentada por el maligno, enfrentándose con él y, una vez derrotado, le encadena, manteniendo al espíritu del mal en el piso de su celda. Por permanecer firme en la fe, es nuevamente torturada. Se dice que es quemada parcialmente en una pira, sumergida en una olla de aceite hirviendo, hasta que se le decapita. Su culto es inmemorial. Debido a la gran devoción que se le profesa, muchas ciudades señalan que sus restos descansan en ellas.

COMUNICADO DEL ARZOBISPADO

Mayor impulso y preparación a los Adoradores A los Sacerdotes directores de las Secciones de la Adoración Nocturna Mexicana en las Parroquias de la Arquidiócesis Muy estimados Hermanos: Los saludo con afecto en el inicio de este año, deseándoles toda clase de bendiciones en su vida y ministerio. Es importante que tengan conocimiento de los Nuevos Estatutos de la Adoración Nocturna Mexicana para que se vayan aplicando en las Secciones. Es fundamental que todos los grupos de Adoradores Activos, Honorarias, Tarsicios e Inesitas puedan tener una formación humana y cristiana adecuada a los tiempos que vivimos (cf. art. 5, nn. 3 y 4 Nuevos Estatutos). No resistirá a los embates del tiempo una fe católica reducida a bagaje, a elenco de algunas normas o prohibiciones, a prácticas de devoción fragmentadas, a adhesiones selectivas y parciales de las verdades de la Fe, a una participación ocasional en algunos Sacramentos, a la repetición de principios doctrinales, a moralismos blandos o crispados que no convierten la vida de los bautizados (Aparecida 12). En este Año de la Fe será muy valioso alentar y cultivar un intenso y ele-

vado espíritu de fe. Los Nuevos Estatutos piden una mayor preparación y formalidad para la admisión de nuevos adoradores. Es necesario que se tengan, al menos, seis meses de catequesis previa, y durante esos seis meses se asista a la vigilia mensual ininterrumpidamente antes de la admisión. Para ello es conveniente aprovechar los subsidios catequéticos de formación humana, formación cristiana y formación apostólica que ya existen en la Arquidiócesis. Es también nuestro deseo que la Adoración Nocturna se extienda a un mayor número de Parroquias; los adoradores, además de discípulos, están llamados a ser fervorosos após-

toles que con su testimonio, su palabra y oración atraigan a un mayor número de hermanos a servir y adorar al Señor. A los Sacerdotes Párrocos que ejercen su ministerio en Parroquias donde hubo Adoración Nocturna, los invito a restaurarla, y en donde no ha existido, ojalá la promuevan. Otro aspecto importante es la colaboración con el Consejo Superior Arquidiocesano, tanto en las diversas actividades diocesanas como en la cooperación económica, concretamente en la Colecta que se ha de realizar en las secciones durante la adoración del Jueves Santo, aportando lo que cada uno buenamente pueda, para los gastos que dicho Consejo necesariamente tiene que realizar en su servicio de coordinación y animación de la Adoración Nocturna (cf. Art. 47, n. 6 Nuevos Estatutos). En el presente año son llamados a participar en las siguientes actividades: • Reunión con el Consejo Superior Arquidiocesano, incluyendo los coordinadores regionales, el domingo 17 de marzo a las 10:30 am en la Parroquia de San Judas Tadeo de Morelia.

Con el favor de Dios, les acompañaré en esta reunión. • Reunión de Directores Espirituales y Presidentes de Sección, el jueves 18 de abril de 10:30 am a 2 pm, en la “Casa San Luis” de Morelia. • Vigilia Diocesana de Tarsicios e Inesitas, el sábado 27 de julio de 9:30 am a 12:00 md en la Catedral de Morelia. • Asamblea Diocesana, el sábado 9 de noviembre de 10:00 am a 6 pm, en la Parroquia de San Judas Tadeo de Morelia, convocando a los Consejos Directivos de cada Sección. Posteriormente, ese mismo día, la Vigilia en la Catedral. En esta Vigilia están convocados todos los adoradores que puedan asistir. A los todos Sacerdotes que dirigen y acompañan a los diversos grupos de la Adoración Nocturna, así como a los Adoradores Activos, Honorarias, Tarsicios e Inesitas, ofrezco mi oración y mi bendición. Morelia, Mich., 23 de enero de 2013, Año de la Fe. Su servidor en Cristo: +Alberto Suárez Inda, Arzobispo de Morelia


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

FE

7

fe ...y cultura f

PASTORAL DIOCESANA

La Parroquia que soñamos P. LEOPOLDO SÁNCHEZ PÉREZ ontinuando con nuestro comentario al temario de formación para los Consejos de Pastoral Parroquial, hoy tomaremos el guión número dos: “Seamos una CPP que edifica la Parroquia según nuestro Plan Diocesano de Pastoral”. La manera de hacerlo será comentando un decálogo conformado por aquellos aspectos de la Parroquia que aparecen en nuestro PDP de los números 92 al 96, inspirados fundamentalmente en el Documento de Aparecida, y que, según mi consideración, son los que más urge que promovamos. Como Arquidiócesis, soñamos y queremos luchar por tener: • Parroquias que sean «células vivas de la Iglesia» (Santo Domingo 55). Células que constituyen el Cuerpo Místico de Cristo que se edifica día a día con el esfuerzo de todos. • Parroquias que sean «lugares privilegiados en los que la mayoría de los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y su Iglesia» (Ecclesia in America 41). Comunidades en don-

C

f

de todas las personas contemplan y tienen un encuentro inolvidable con Jesucristo en la experiencia de una Parroquia que es familia de Dios. • Parroquias que sean centros de irradiación misionera en sus propios territorios. En donde el espíritu de Pentecostés empuje las velas de todas sus pequeñas comunidades y las lleve a predicar la Buena Nueva a todos los alejados y los indiferentes.

• Parroquias donde se organicen variadas instancias formativas que aseguren el acompañamiento y la maduración de todos los agentes pastorales y de los laicos insertos en el mundo (Aparecida 306). • Parroquias en las que sus miembros tienen una rica imaginación para encontrar respuesta a los muchos y siempre cambiantes desafíos que plantea la realidad, y que exigen nuevos servicios y ministerios dentro de la comunidad parroquial. • Parroquias que sean casas y escuelas de comunión. En donde se aprende a vivir juntos, a construir relaciones fraternas que conforman comunidades incluyentes. Comunidades que son respetuosas de las diferencias, pero llegan a alcanzar un profundo grado de comunión. • Parroquias que sean de verdad «espacios de la iniciación cristiana, de la educación y la celebración de la fe, abiertas a la diversidad de carismas, servicios y ministerios, organizadas de modo comunitario y responsable, integradoras de movimientos de apostolado ya existentes, atentas la diversidad cultural de sus habitantes,

abiertas a los proyectos pastorales y supraparroquiales y a las realidades circundantes» (Ecclesia in America 41; cf. Christifideles laici 26). • Parroquias que reformulan sus estructuras, para llegar a ser una red de comunidades y grupos, capaces de articularse logrando que sus miembros se sientan y sean realmente discípulos misioneros de Jesucristo en comunión. • Parroquias donde se anuncia lo que Jesucristo “hizo y enseñó” (Hch 1,1)» (Aparecida 172). Donde Jesucristo es el centro, es la inspiración, es el origen y la meta de todo proyecto que se realice en ella. • Parroquias que tratan de responder a la evangelización de las grandes ciudades como del mundo rural, exigiéndose «imaginación y creatividad para llegar a las multitudes que anhelan el Evangelio de Jesucristo» (Aparecida 173). Con el aumento de una buena dosis de esperanza, de un trabajo más planificado y en un espíritu de corresponsabilidad, estas Parroquias irán siendo realidad cada vez más en nuestra iglesia particular.

CATEQUIZANDO HOY

La Cuaresma, momento para fortalecer la fe P. JAIME OCEGUERA SALDAÑA a Cuaresma en este año se da dentro de un marco muy especial: el Año de la Fe. Desde esta perspectiva, como Arquidiócesis, se han elaborado cinco catequesis que nos permitan reflexionar en la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, y desde estos misterios, fortalecer nuestra fe. La temática elegida es: La familia, don de Dios y respuesta del hombre; La familia, cenáculo de fe; San Bernabé de Jesús Méndez Montoya, testigo de la fe; María, modelo de fe; En la espera de Cristo resucitado y el origen de la fe, un encuentro con Jesucristo. Estos temas se relacionan con el misterio que se celebra el Domingo de Ramos, el Jueves, el Viernes y Sábado

L

Santos, culminado con el Domingo de Resurrección. La catequesis en este tiempo litúrgico tiene un papel importante: 1. Profundizar en los misterios que vamos a celebrar: Las catequesis cuaresmales ayudan a profundizar los misterios de nuestra fe; además, los signos que se llevan a cabo, de manera especial, en el Triduo Pascual, no pueden entenderse ni ser significativos sin una debida catequesis. 2. Suscitar la conversión: Las catequesis que anteceden a la celebración litúrgica con las prácticas de oración, ayuno y penitencia, suscitan la conversión de los fieles. Si bien es cierto que toda la vida es un camino de conversión, el tiempo de Cuaresma es un tiempo especial para ello. De ahí la importancia de catequizar y de unir la

catequesis con las prácticas propias del tiempo. 3. Fortalecer la vida comunitaria: La catequesis incide en la vida comunitaria de los fieles cristianos. Cuando se llevan a cabo las catequesis para los diversos interlocutores, se propicia una sólida vida en comunidad, donde nadie es ajeno de lo que se vive en comunidad. Lo que acontece en la vida comunitaria afecta a todos; por ello, la comunidad se ha de instruir, en cada uno de sus miembros, para asumir los compromisos que le permiten celebrar y vivir su fe. 4. Preparar a la celebración de los Sacramentos: En muchas comunidades este tiempo es un tiempo especial para concluir la vivencia del catecumenado, es decir, el proceso de iniciación cristiana de algunos miembros

de la comunidad que quiere formar parte de la Iglesia, o bien, adherirse más plenamente a ella. La catequesis prepara a las personas para que la gracia que han de recibir en el Sacramento dé el fruto anhelado, por la disponibilidad de quien lo recibe. El tiempo de Cuaresma es un tiempo de gracia, así lo describe el Papa Benedicto XVI: «La celebración de la Cuaresma en el Año de la Fe nos ofrece una ocasión preciosa para meditar sobre la relación entre fe y caridad: entre creer en Dios, el Dios de Jesucristo, y el amor que es fruto de la acción del Espíritu Santo y nos guía por un camino de entrega a Dios y a los demás». Esperamos que estas catequesis cuaresmales cumplan este objetivo.


f

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

FE

8

PASTORAL DE LA MOVILIDAD HUMANA

El proceso migratorio durante 2006-2012 (continuación) HNA. ALEJANDRA SAMANIEGO MOVILIDADMORELIA@YAHOO.COM os y las migrantes deportados. En el Gobierno del presidente Obama se ha tenido la mayor cantidad de deportaciones. Las y los migrantes deportados también son víctimas de secuestro y extorsión, tanto en Estados Unidos como en México. Además, han sido estigmatizados en las ciudades fronterizas, debido en parte a la propaganda que se ha hecho de que se está repatriando a criminales convictos. Las deportaciones masivas también han provocado la desintegración de las familias. Vemos a muchas personas migrantes que salen deportadas, después de haber vivido más de veinte o treinta años en Estados Unidos; son separadas de sus hijos e hijas, lo cual conlleva daños emocionales para todas las personas involucradas. La Iglesia ha hecho un gran esfuerzo por atenderlos, dando respuestas pastorales en las comunidades de retorno para su inserción en la comunidad. Es igualmente considerable la respuesta y creatividad pastoral que ha tenido la Iglesia para acompañar y atender a las personas migrantes de-

L

f

portadas en la zona fronteriza del Norte. Las obras pastorales del Norte cambiaron sus destinatarios y se convirtieron en receptoras de personas deportadas de los Estados Unidos en un 90%, y sólo el 10% de quienes atienden son migrantes en tránsito por México. Las comunidades también se han modificado; uno de los factores de este cambio es la violencia, que ha ocasionado una migración forzada, entre

otras cosas. Además, existen dificultades en las familias que permanecen en la comunidad, a pesar de recibir remesas. El problema principal es que la circularidad migratoria ha cambiado: hay personas que no han visto a sus familiares hasta por 20 años. Estas familias sufren separación familiar, soledad y tristeza. Quienes regresan no se reintegran con facilidad a las comunidades. Además, alrededor de algunas obras que eran de tránsito, encontra-

mos asentamientos humanos, pues a pesar de la violencia y las dificultades, muchas de nuestras comunidades, especialmente las fronterizas, son lugares que aceptan al forastero, dándole oportunidad de iniciar una nueva vida. Encontramos, pues, actitudes de generosidad, de acogida, de preocupación por las personas migrantes y de amor por los necesitados. De esto se ha visto favorecida la labor pastoral. Al mismo tiempo, en un sector de la sociedad encontramos actitudes xenofóbicas, de discriminación y de verdadero odio hacia las personas migrantes y sus familias. Los hechos recientes de violencia contra migrantes en Lechería llegaron al límite de obligar a la Iglesia a cerrar la Casa del Migrante, para evitar una masacre de parte de la población. Es importante que vayamos pasando de un sistema de rechazo, de estigma y de xenofobia hacia un reconocimiento del hermano y una práctica de la acogida, de la bienvenida. En este nuevo periodo de la Dimensión Nacional de la Pastoral de la Movilidad Humana que iniciamos pronto, haremos saber el plan de trabajo apostólico. Nos encomendamos a sus oraciones.

PROVERBIOS

Se conquista al mundo sombrero en mano” (proverbio alemán) J. ARMANDO ABURTO C. oy quiero referirme, con la oportunidad que me da este proverbio, a un hábito social muy poco apreciado actualmente por muchas personas, sobre todo jóvenes: la urbanidad. Los argumentos que se esgrimen para tal oposición son variados: que son imposiciones absurdas de los adultos; que son cosas que deben quedarse en la decisión de cada quien; que esas cosas son de hace dos siglos y sólo de familias que se creen mucho, etc. Y lo que es cierto es que no dejan de tener vigencia. Las empresas de mayor relevancia a nivel mundial invierten cantidades importantes en medir la satisfacción en la adquisición de sus servicios y productos; a todos nos gusta que nos traten bien, que nos hagan sentir bien, aunque pocas veces pensamos en cómo hacemos sentir a las personas que nos rodean, con la forma de hablar, de comportarnos en la mesa o de vestir. Las buenas maneras o normas de urbanidad son expresiones de una decencia social apreciadas en varias épocas de la humanidad, tan importantes, que han propiciado que no se des-

H

aten guerras o se vuelvan superables los obstáculos que humanamente se habían desarrollado entre enemigos declarados. Sobra decir que la defensa de los principios, valores o argumentos no deben llevarnos a ser groseros, sucios o patanes. El proverbio a que hacemos mención en esta columna nos lleva a reflexionar en aquellos hábitos que nunca nos sobran en la relación con los otros, y sí en cambio nos pueden facilitar la comunicación y la relación entre pares. No es por miedo, tampoco por fingir lo que no somos, es por darle al otro lo que debemos darle: nuestro reconocimiento de personas, de seres humanos que venimos de familias distintas, orígenes sociales diferentes, culturas con antecedentes distintos a los nuestros, pero que esperan de nosotros un acto de caballerosidad, o la expresión genuina de una dama que sabe cuál es su lugar en esta sociedad y que puede relacionarse con personas que no son de la misma colonia o calle en la que nació. De pequeños creemos que todos deben aceptarnos como somos, sólo porque nosotros lo decimos o así lo sentimos, pronto nos damos cuenta que para tener un trabajo decente, un negocio con posibilidades de éxito o amistad con personas con las que jamás ha-

bíamos convivido, nunca sobra un “buenos días” o un “por favor”, menos el dejar el lado interno de una acera a la dama que nos acompaña en una caminata u ofrecer el respeto al otro llegando a tiempo a una cita. Estas son prácticas internacionales muy útiles en el mundo de los negocios o de la simple vinculación social que se da en un viaje de placer o de negocios. De hecho, tomemos las citadas prácticas aun por conveniencia, si es que no las asumimos por convicción. Causa hilaridad cada vez que asistimos a la casa de algunos conocidos a una comida o cena, y que los anfitriones se deshacen en explicaciones de por qué los hijos no se comportan adecuadamente en la mesa o hacen alguna majadería a los invitados. Para nuestros adentros, siempre cabe decir: bien que sabían qué hacer para enseñar buenos modales a los hijos, pero cómodamente hemos creído que son cosas que sólo son motivo de conflicto con los menores y no sirven para nada. ¡Sorpresa! Finalmente debemos decir que en expresiones como las descritas en este artículo hay recordar aquel otro adagio muy parecido al del inicio de esta columna: lo cortés no quita lo valiente.


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

f

FE

9

SIGUIENDO A JESÚS

San Bernabé de Jesús Méndez Montoya. Un Mártir de la Eucaristía l Presidente Plutarco Elías Calles (19241928), que aplicó la Constitución de 1917 que no reconocía personalidad jurídica a la Iglesia Católica y que iba en contra de la libertad religiosa, provocó gran malestar entre los católicos. De nada sirvieron las peticiones de los Obispos mexicanos para que el Presidente desistiera de sus propósitos. Este odio a la Iglesia llevaría al levantamiento armado de muchos fieles católicos, dando origen a la Guerra Cristera. Durante los años de persecución religiosa (1926-1929), los Obispos fueron expulsados del país y a los Sacerdotes se les prohibía ejercer el culto, so pena de ser fusilados si quebrantaban tales órdenes. Por esos años ejercía su ministerio sacerdotal en Valtierrilla, Gto., un joven Sacerdote, el Padre Bernabé de Jesús Méndez Montoya, con mucho celo apostólico, con un profundo amor a la Eucaristía, que manifestaba en las muchas horas de meditación que pasaba delante el Sagrario. Tuvo profunda devoción a la Virgen María y al Sagrado Corazón, haciendo honor a su nombre Bernabé de Jesús. En su sólida espiritualidad brotaba su entrega generosa al catecismo, a la promoción del culto al Santísimo Sacramento y a las obras sociales en favor de los pobres, con quienes convivía y por quienes oraba. Diariamente, muy de madrugada, celebraba la Santa Misa, bautizaba y confesaba, y por las noches atendía a los enfermos. Por el grave peligro de perder la vida, feligreses de Valtierrilla, Gto., aconsejaban al Padre Méndez que se fuera de su Parroquia; pero él decidió quedarse para no dejar a sus fieles “como ovejas sin pastor”, no obstante que en Sarabia, a pocos kilómetros de Valtierrilla, estaban acuartelados los soldados. Una vez que fueron agotados los medios pacíficos legales para derogar las leyes persecutorias contra la Iglesia, varios feligreses de Valtierrilla, Gto., planearon enrolarse en las filas de los “Cristeros”, pero fueron descubiertos y delatados. Por esto, en la mañana del domingo 5 de febrero entraron a Valtierrilla los soldados de caballería. El Padre Méndez ya había celebrado la Santa Misa en una habitación contigua al templo parroquial. Aquellos

despojaron de ellas y el mismo capitán le disparó cayendo el Padre fulminado por tres balazos, con un gesto de paz y el rostro ensangrentado, como a las 7 am del 5 de febrero de 1928. Ahí permaneció el cadáver hasta las 3 de la tarde y todos los transeúntes lloraban, pero se fortalecía su fe. Los soldados pidieron a un lugareño llamado Elías Torres que llevara en su camión los restos del Padre Méndez, a Cortazar, donde fue sepultado, siendo su tumba muy visitada por muchos feligreses de Valtierrilla. Cinco años después de su muerte, fueron exhumados sus restos, a instancias del Padre Segoviano, quien trasladó sus restos a Valtierrilla, colocados en el piso del Presbiterio del templo parroquial, donde están hasta la fecha.

E

Cuestionamientos

soldados llegaron al templo disparando y matando a algunos parroquianos. El P. Bernabé de Jesús sacó el copón con el Santísimo y lo colocó sobre su pecho, y se sentó en la Notaría. Al ser descubierto por uno de los soldados, creyeron que portaba algún arma. Le preguntaron: –¿Es usted el Cura? –Sí, yo soy el Cura –respondió–, pero no traigo ningún arma. Lo aprehendieron inmediatamente. Él pidió a los soldados tiempo para consumir el Santísimo Sacramento, ayudado por su hermana Luisa y su sirvienta Concepción, a lo que los soldados accedieron de mala gana. Ellas, por más que les rogaron que lo soltaran, no lograron nada. Pero el Padre Méndez les dijo: “Es voluntad de Dios; que se haga su voluntad”. Los soldaos sacaron al Padre cruzando el atrio y la calle de enfrente, y junto a una barda de adobe lo sentaron en un tronco. El capitán Muñiz accionó su pistola, pero no funcionó; ordenó que lo hicieron los soldados, pero ningún dio en el blanco, porque no hayan querido o no hayan podido. Muy indignado y profiriendo insolencias, el capitán ordenó que lo registraran y le encontraron un crucifijo y varias medallas. Con violencia, lo

La Arquidiócesis de Morelia y Comunidad Cristiana se unen a la pena que embarga al Presbiterio diocesano y a los familiares, amigos y fieles del

P. Octavio Salazar Murillo,

¿Por qué no quiso dejar su Parroquia el Padre Méndez? ¿Por qué no evitó que lo aprehendieran, escondiéndose en algún rincón, quitándose la sotana y abandonando el Santísimo? ¿Qué palabras dijo el Padre Méndez a su hermana y a su sirvienta, con las cuales aceptaba el Martirio? ¿Sería pura casualidad que no pudieron disparar, o no quisieron disparar los soldados, mientras el Padre Méndez portaba el Crucifijo y varias medallas? ¿Qué lección deja a tu fe la vida del P. Méndez? En tu vida diaria, ¿de qué modo debes manifestar tu amor al Santísimo Sacramento? Si verdaderamente fuera grande tu fe en el Santísimo Sacramento, ¿a qué estarías dispuesto? Las siguientes frases de Pedro y los Apóstoles, ¿qué exigen a tu fe?: “Hay que obedecer a Dios antes a que a los hombres” (Hch 5,29). “El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús… y lo exaltó con su diestra, como Jefe y Salvador… Nosotros somos testigos de estas cosas y también el Espíritu Santo”. (Hch 5,30-32). Canto: Por Ti, mi Dios, cantando voy, la alegría de ser tu testigo, Señor.

La Arquidiócesis de Morelia y Comunidad Cristiana se unen a la pena que embarga a la Comunidad Marista de Morelia, y a los familiares y amigos del

Hno. José Jorge Nuño Preciado, FMS,

fallecido el pasado 31 de enero, en Santiago Conguripo, Mich., y eleva sus plegarias por su eterno descanso y por que el Señor dé consuelo y esperanza cristiana a sus deudos.

fallecido en esta ciudad, y eleva sus plegarias por su eterno descanso y por que el Señor dé consuelo y esperanza cristiana a sus deudos.

Morelia, Mich., a 10 de febrero de 2013.

Morelia, Mich., a 10 de febrero de 2013.


10

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

FE

CONTEXTOS

CARTAS A MÍ MISMO

La profesora dos caras

Por Mario Medina Correa (Mac)

Piensa bien, Mac Mac, querido amigo: uentan que un maestro repartió a sus alumnos una hoja en blanco en la que previamente escribió un punto negro en el centro; las puso en cada pupitre, sin que el punto se viera, y en un momento dado les dijo: “Den vuelta a la hoja y digan qué es lo que observan en ella”. Todos sin excepción dijeron que lo único que advirtieron fue el punto en el

cerrado a su hijo para salir a divertirse y pensamos: ¡padres desnaturalizados! No pensamos que hay millones de padres que trabajan y se desvelan para darles lo mejor. ¡Eso no es noticia! • Un hombre rico gasta una fortuna en rescatar a un perro, y es incapaz de comprar unos zapatos para un niño que anda descalzo. Hay mil ejemplos más. ¿Por qué somos así? En el ser humano influyen muchos factores. La herencia

centro de la hoja. “¿Sólo vieron el punto?, ¿no vieron la hoja?, ¿no advirtieron su color?, ¿no calcularon sus medidas?, ¿no soñaron con escribir algo en su inmaculada blancura? Los jóvenes se quedaron apen… tontados y con un poco de desazón. Si bien observas, mi querido Mac, casi todos tenemos esa tendencia de ver sólo lo que es obvio. ¿Por qué tenemos esa inclinación a ver sólo lo que parece negativo? Casi siempre nos quedamos sólo en lo superficial y lo anecdótico, sin profundizar en lo importante. Te ofrezco algunos ejemplos: • Una artista de cine se atreve a lucir un vestido transparente en el que se adivinan sus encantos; la noticia vuela por el mundo y nos asombra. Se nos olvida que hay millones de mujeres que visten con elegancia y con decoro. ¡Claro, eso no es noticia! • Unos padres dejan en-

genética, el ambiente, la educación, lo que vivimos de niños, alergias, filias y fobias. En cada uno de nosotros coexiste el egoísmo y la generosidad; podemos ser héroes o cobardes; soñadores o emprendedores; tiernos o despectivos. En el interior de cada uno hay una constante lucha entre lo que hemos dado en llamar el bien y el mal. Nosotros decidimos el camino a seguir a pesar de las influencias de todo tipo. La vida es compleja, y las decisiones que tomemos servirán para construir una existencia de la que nos sintamos orgullosos o fracasados. Así que, a reflexionar profundamente el camino a seguir, para que al llegar al término de la vida podamos decir: “hice lo mejor que pude con los dones que el Creador nos dio”. Te envío como siempre mis deseos por tu buenaventura y un abrazo cariñoso. Mac.

C

LEOPOLDO GONZÁLEZ QUINTANA l empezar a escribir estas notas, tuve una vacilación interior: no hallaba si ponerles por título Qué le pasa a Elba Esther, o Doña Flor y sus dos caras, o Qué hacer con Elba Esther, o el que finalmente las encabeza: La profesora dos caras. El origen de esta vacilación para escoger el título de estas reflexiones debe atribuirse a la profesora de Comitán, debido a que, como dirigente visible del SNTE, se ha refugiado en un doble discurso contradictorio y tramposo, respecto a la reforma educativa propuesta por EPN y aprobada por el Congreso y los estados de la Unión. En un libro publicado en 2005 bajo el sello de la editorial Planeta, titulado El paseo de las reformas, donde la señora se muestra decidida partidaria de reformas en beneficio del país, incluida la educativa, señala: “La nación no puede extraviarse ni demorar su camino, por más que insistan en desviarnos quienes no tienen más brújula que su ambición”. Después, en un folleto que publicó a raíz de su separación del PRI, en 2005, bajo el título Creo en el valor absoluto de la verdad, creo en México, vuelve a insistir en que está a favor de un México de cambios, avances y reformas, a diferencia de las visiones mezquinas que entonces alentaban los partidarios del quietismo y la inmovilidad. Luego, en la presentación que escribió en 2007 para El valor de educar, de Fernando Savater, en la que pretende imprimir a sus líneas cierto tufillo intelectual, la señora lamen-

A

EL Sistema Municipal DIF La Piedad Invita 21, 22 y 23 de Febrero

Jornada Quirúrgica de Labio Leporino y Paladar Hendido por la noble fundación filantrópica INTERFACE, atendida por Médicos de San Diego, California Recepción y entrega de fichas: 21 de Febrero, en las instalaciones de la Cruz Roja Mexicana ubicadas en la Calle Pedro Moreno #95, Fracc. Peña, de esta ciudad. Cirugías: 22 y 23 de Febrero, desde las 8:00 a.m. Servicio de albergue y alimentos para los familiares que los acompañan. Todos los servicios serán gratuitos. Mayor información en las instalaciones del SMDIF LA PIEDAD, Calle Enrique Ramírez No. 75 Fraccionamiento Jardines del Carmen, C.P. 59300 La Piedad, Michoacán. TEL (352) 522-01-22 y/ó 52659-67. Teléfono Cruz Roja La Piedad (352) 522 14-81. Correo electrónico: dif@lapiedad.gob.mx / diflapiedad@hotmail.com / www.lapiedad.gob.mx

ta “ese estado de crisis perpetua en que parece haber transcurrido el siglo XX en materia educativa”. La realidad literal y directa, que explica por qué Elba Esther ha cambiado de discurso y ahora se opone con todas sus fuerzas a la reforma educativa, radica en que no es un actor protagónico del Pacto por México, ni forma parte del ‘consenso de Los Pinos’, ni encabeza todo lo relacionado con la reforma educativa propuesta por el presidente Peña Nieto. O sea que, en otras palabras, a esta señora no le interesa tanto lo que le ocurra a México y a su sistema educativo, sino mantener intocado su sistema de privilegios y seguir alimentando la plataforma de intereses políticos en que se fortalece. ¡Qué pena! ¡Qué pena! CAMPO MISIÓN DE LAS OMPE-MORELIA (Del 24 de marzo al 31 de marzo del 2013) Las Obras Misionales Pontificio Episcopales de la Arquidiócesis de Morelia invita a todos aquellos hermanos y hermanas que tienen el deseo de participar en el Campo Misión a que ya nos dispongamos a recibir la preparación, como lo hacemos cada año. La preparación será de la siguiente manera: Los días sábados de 9:00 am a 10:30 am. 16 de febrero; 23 de febrero; 2 de marzo; 9 de marzo; 16 de marzo. Los días martes de 8:00 pm a 9:30 pm. 12 de febrero; 19 de febrero; 26 de febrero; 5 de marzo; 12 de marzo; 19 de marzo. Intensivo Del 26 de febrero al 1 de marzo, de 8:00 pm a 9:30 pm; y del 5 al 8 de marzo, de 8:00 pm a 9:30 pm. Toda la preparación se llevará a cabo en la Curia Diocesana de Pastoral: calle Primero de Mayo 335 en el Centro de Morelia, Mich. Nota: Es conveniente que te inscribas al módulo que deseas participar, la inscripción (gratuita) puedes hacerla al Tel. 3124386, de 11:00 am a 2:00 pm, con la Srita. Angelina Durán Torres, o bien, al 3230594, de 10:30 am a 2:00 pm, y de 4:30 a 7:00 pm con el Pbro. Víctor Alejandre Domínguez.


FE

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

El Sínodo y la conversión personal y social P. RIGOBERTO BELTRÁN VARGAS n diferentes fuentes de información se ha estado insistiendo en algunas coincidencias sobre aspectos positivos y puntos “insuficientes” acerca del desarrollo de este magno evento, como fue el Sínodo de Obispos realizado para una Nueva Evangelización. En cuanto a los aspectos positivos, inspiradores y estimulantes, se ha mencionado: 1) la amplia información recibida de muy diversos países, así como la constatación de que existen interesantes redes entre los laicos comprometidos con la evangelización y una valiosa reflexión sobre sus fundamentos; 2) se reconoció unanimidad en la necesidad de la experiencia religiosa; 3) la urgencia de una buena formación espiritual de los nuevos evangelizadores; 4) la centralidad de la familia; 5) la importancia de la Parroquia y 6) la prioridad de la tarea evangelizadora por sobre la expresión sacramental. En cuanto a los aspectos “insuficientes”, que apuntan a ciertas áreas a las que la Iglesia –o al menos los Padres sinodales– no han llegado todavía, se están mencionando; 7) que la voz del Pueblo de Dios no tiene ocasión de expresarse. Es un Sínodo de Obispos, y por eso no se encuentra con la participación activa del laicado, aun cuando un número de expertos y observadores asisten como invitados. Alguien dijo “que estaba más interesado en escuchar las voces de los clientes que la de los productores”. Para muchos, el sentimiento fue de que se trataba de hombre de Iglesia afirmando la Iglesia, lo cual sin duda es algo bueno; pero no lo que hoy necesitamos cuando se está en la búsqueda de una Nueva Evangelización: 1) para otros, también señalan en este apartado que experimentaron falta de reflexión sobre la Primera Evangelización; 2) deficiente conciencia y conocimiento de la historia de ésta y del papel de religiosos, hombres y mujeres, que se han desempeñado en ésta. Unos y otros son aspectos importantes que hay que tener en cuenta. Existe una excelente Carta Pastoral que profundiza sobre la experiencia de conversión fundamento de nuevas actitudes. Fue elaborada por la Conferencia del Episcopado Mexicano el 25 de marzo del año 2000 y se llama: “Del Encuentro con Jesucristo, a la solidaridad con todos”. Para lograr un cambio verdadero, un cambio pastoral, es necesario dejar atrás actitudes y conductas que no favorecen, sino impiden el crecimiento en la fe y en la corresponsabilidad de los fieles laicos en la vida eclesial y en el compromiso social. Para cambiar, para continuar siendo una persona renovada, con una fe profunda y constituir una Iglesia siempre capaz de compromiso personal y so-

E

cial, es preciso lograr permanentemente un encuentro con Jesús: “La conversión es fruto del encuentro y de la adhesión a Jesucristo, el Hijo de Dios, quien hace presente la misericordia del Padre, nos rescata de la esclavitud del pecado y de la muerte y nos hace volver a la vida de los hijos de Dios por medio de su Espíritu…” (E. 119) La misma Carta describe lo que exige este encuentro: “La conversión es un don que implica necesariamente un proceso personal de reencuentro y reconciliación con Dios, de reincorporación a la comunidad y de compromiso social que lleva a la búsqueda del perdón a través del arrepentimiento sincero, el propósito de enmienda, el rechazo del mal y del desorden y orienta el rescate de los valores perdidos.” (E.120). La conversión no es sólo de palabra, ni tan sólo una actitud sentimental; por el contrario, “exige romper los lazos que nos esclavizan, dejar los apegos que impiden vivir como hombres nuevos”. La conversión no tiene fin, ni puede ser en ratos, sino permanente, por lo tanto, con mucha humildad, “es una tarea ininterrumpida” “para toda la Iglesia que, siendo Santa, al mismo tiempo necesita de purificación constante busca sin cesar la penitencia y la renovación. Este esfuerzo de conversión no es sólo una obra humana en el movimiento del corazón contento, movido y atraído por la gracia a responder al amor misericordioso de Dios que nos ha amado primero” (E. 122). La conversión también tiene una dimensión eclesial “que interpela a todos los miembros de la Iglesia a una creciente identificación con el estilo personal de Jesucristo, que nos lleva a la sencillez, a la pobreza, a la cercanía, a la carencia de ventajas…” (E. 123) La conversión finalmente nos tiene que llevar a cambiar reales en nuestras relaciones sociales, políticas, económicas y culturales de manera que transformemos este mundo a la luz del Reino de Dios y en la esperanza. Por lo tanto, los cristianos estamos llamados no sólo a una honestidad ética individual, sino a una búsqueda con dimensiones sociales. “A la luz de la Doctrina Social de la Iglesia, se aprecia también, más claramente, la gravedad de los pecados sociales que claman al Cielo, porque generan violencia, rompen la paz y la armonía entre las comunidades de una misma nación, entre las naciones y entre las diversas partes del continente. Entre estos pecados se deben recordar el comercio de drogas, el lavado de las ganancias ilícitas, la corrupción en cualquier ambiente, el terror de la violencia, el armamentismo, la discriminación racial, las desigualdades entre los grupos sociales, la irrazonable destrucción de la naturaleza” (E. en A. 56).

11

LOS LECTORES PREGUNTAN Por El Padre Pegueros pmauriciopq@gmail.com

¿Qué significa propiamente creer? P. PEGUEROS: ¿Qué significa propiamente creer?... ¿Qué significa para el hombre, en la práctica, creer en Dios?... ¿La fe es un don de Dios o algo que el hombre decide escoger?... ¿Es posible trasmitir la fe a otros?... le agradecemos… y le pedimos una oración por una necesidad…” ”CARLOS HUERTA SORIA (PÁTZCUARO, MICH.).

ios, lleno de amor al hombre, se nos revela y se nos da en una historia entretejida de palabras y de acontecimientos. El hombre responde libremente, comprometiéndose a sí mismo de manera total con su inteligencia, su voluntad y su corazón, confiando a Dios su propio futuro, aceptando las verdades que se le revelan. Esta aceptación plena y que implica todo el ser del hombre, va mucho más lejos de todo sentido común religioso y se llama Fe. La fe es una actitud fundamental: nos da la convicción de ser amados, nos libra de la soledad y de la angustia de la nada, nos dispone a aceptarnos a nosotros mismos y amar a los demás, nos da la fuerza de afrontar lo desconocido. Abraham, nuestro padre en la fe, la Virgen María, dichosa y feliz por haber creído, Juan Bautista, los Apóstoles y miles de santos nos dan ejemplo vivo de fe, nos enseñan a abrirnos, confiarnos, obedecer, correr riesgos, seguir a Jesús, entrar en su camino hacia las cosas que no se ven. Creer en Dios significa para el hombre adherirse a Dios mismo, confiando plenamente en Él y dando pleno asentimiento a todas las verdades por Él reveladas, porque Dios es la Verdad. Significa creer en un solo Dios en tres Personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Ya en el Antiguo Testamento se tenía la certeza de que la fe era fruto de la iniciativa de Dios. Se trata de una elección divina, un regalo al cual el hombre debe dar una respuesta. Jesús mismo ha declarado con exactitud: “Ninguno puede venir a Mí si no lo atrae el Padre que me ha enviado” (Jn 6,44). La fe es un don del Espíritu Santo, que la prepara, la hace nacer, la sostiene, la ayuda a crecer. Es el Espíritu el que ilumina la inteligencia, atrae la voluntad, encamina el corazón hacia Dios, haciendo aceptar

D

con alegría y comprender siempre mejor la revelación histórica de Cristo, sin añadir nada extraño. Alguno puede pensar: si la fe es un don, tal vez yo no lo he recibido y por eso no creo. Conviene recordar que el Crucificado-Resucitado nos abrió a todos un nuevo tiempo de gracia y bendición. Dios ofrece a todos el don de creer, como para todos hace salir su sol. No excluye el Señor a nadie. Si alguien de verdad es incrédulo, quiere decir que rechaza su cooperación, como uno que cierra los ojos a la luz del sol y así permanece en la obscuridad. Por tanto la fe es al mismo tiempo don de Dios y decisión libre del hombre. Dios no se impone, pero sí propone; no sólo respeta, sino que causa y sostiene la libertad. ¿La fe se transmite? A esta pregunta hay que responder que no, si hablamos de la fe que es don de Dios y decisión personal de creer, en respuesta y obediencia a Dios. Esta fe se despierta, brota inédita cada vez que una persona o un grupo humano dice sí al Evangelio. La fe, en este sentido, es una decisión estrictamente personal y libre; original, en consecuencia, de cada uno. También en este sentido, la fe no se transmite como un objeto que se da; puede, no obstante, suscitarse, hacerse admirable y apetecible por medio de la palabra y el testimonio de un creyente y de la comunidad creyente. Pero la fe sí se transmite, si la consideramos en su sentido objetivo como el contenido o conjunto de las creencias cristianas. Los contenidos de la fe pueden y deben ser transmitidos. El Credo puede transmitirse de generación en generación, de la misma manera que se transmiten o pasan de una generación a otra todos los tesoros de la familia. Todo bautizado hoy ha de descubrir, para sí y para los demás, que creer es hermoso, que la fe es un regalo para ser regalado a su vez, que la fe es la salvación del hombre.


12 f

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

CULTURA

MÚSICA LITÚRGICA

¿Por qué se canta en las Celebraciones? ROGELIO VÁZQUEZ CARMONA unque casi nunca surge la pregunta por qué cantamos en nuestras celebraciones, es bueno dar razones desde una perspectiva, por lo menos muy general, porque la Iglesia ha admitido desde los primeros siglos el arte de los sonidos en las celebraciones sacramentales. El canto expresa y realiza nuestras actitudes interiores Debemos recordar que la música, ante todo, expresa las ideas y los sentimientos, las actitudes y los deseos. Es un lenguaje universal con un poder expresivo que muchas veces llega a donde no llega la sola palabra. En la liturgia, el canto tiene una función clara: expresa nuestra postura ante Dios (alabanza, petición) y nuestra sintonía con la comunidad y nos introduce al misterio que celebramos.

A

El canto hace comunidad

El canto pone de forma visible, de un modo pleno y perfecto, la índole comunitaria del culto cristiano. Cantar en común une. Nuestra fe no es sólo asunto personal nuestro: somos comunidad, y el canto es uno de los mejores signos del sentir común. De ahí que se insista mucho sobre la necesidad de la participación activa de la asamblea tal y como lo solicita el número 114 de la SC, capítulo VI. El canto hace fiesta

El valor del canto litúrgico es el de crear un clima más festivo, solemne, que realce los momentos celebrativos y los tiempos litúrgicos; ya sea expresado con mayor delicadeza la oración o fomentando la unidad. “Nada más festivo y más grato en las celebraciones sagradas que exprese su fe y su piedad por el canto” (MS 16). La función ministerial del canto

La razón de ser de la música

en la celebración cristiana le viene de la celebración misma y de la comunidad celebrante. La música debe introducir y profundizar cada uno de los momentos que conforman el rito que se celebra, en este caso de la Eucaristía. Debe ayudar a que la comunidad viva de manera más consciente y profunda su oración a lo largo del año litúrgico. El canto, sacramento

Dentro de la celebración, el canto y la música se convierten en un signo eficaz, en un sacramento del acontecimiento interior. Dios habla y la comunidad responde con fe y con actitudes de alabanza; se encuentran en comunión interior. El canto es un verdadero “sacramento”, que no únicamente expresa los sentimientos íntimos, sino que los realiza y los hace acontecimiento de vida eterna. Recordemos algunos pensamientos que grandes santos han mencionado a este respecto • Dice el Apóstol a sus fieles, los cuales esperan la venida del Señor: “Canten todos juntos con Salmos, himnos y cantos espirituales (Col 3,16)”. “El canto es una señal de gozo del corazón (Hch 2,46)”. “El cantar es propio del enamorado”, o también la frase tan famosa de “quien bien canta, ora dos veces” (San Agustín). “Por tanto, téngase en gran estima el uso del canto dentro de las celebraciones litúrgicas, principalmente en la Eucaristía, según la forma de expresarse en cada pueblo y las posibilidades de la asamblea. Dese preferencia a las partes que forman parte del rito, siendo importante mencionar el cantar algunas partes en latín usando para ello las melodías más fáciles” (Institución General del Misal Romano. Tercera Edición Típica, aprobada por la CEM. Cap. II, No. 39-40).

IGLESIA... Serán declarados santos 800 Mártires asesinados por musulmanes en el siglo XV. 6 de febrero. (ACI). El próximo lunes 11 de febrero, a las 11 am, en el Palacio Apostólico del Vaticano, se celebrará el Consistorio Ordinario Público para la Canonización de ochocientos Mártires asesinados en el siglo XVI por los musulmanes del imperio otomano.

nnn La imagen más grande del mundo dedicada a la Virgen. 6 de febrero. (AICA). Fue inaugurada el viernes 1 de febrero, en la ciudad boliviana de Oruro, la imagen más grande del mundo dedicada a la Virgen María, concretamente la advocación de la Virgen de la Candelaria, que localmente se conoce como Virgen del Socavón, ubicada en el Cerro Santa Bárbara. Tiene una altura de 45.5 metros, 7 metros más que el Cristo del Corcovado en Brasil.

nnn Una red social católica alternativa a las existentes. 6 de febrero. (Zenit). Madrid. Hace poco más de cuatro meses, tras haber creado más de tres perfiles en Facebook, con unos cien mil seguidores, los impulsores de la página web “Somos tu Iglesia” se vieron obligados a crear la primera red social del mundo católico de habla hispana, www.somostuiglesia.com, ya que, afirman, Facebook nos cerraba cada perfil que creábamos nuevo.

nnn El Papa concedió la Comunión eclesiástica al nuevo Patriarca de Babilonia de los Caldeos. 6 de febrero. (AICA). Benedicto XVI envió una carta a Su Beatitud Louis Raphäel I Sako, nuevo Patriarca de Babilonia de los Caldeos, comunicándole la concesión de la Comunión eclesiástica que había solicitado. En el texto, el Papa pide al Señor que colme al Patriarca de “toda gracia y bendición” y que “lo ilumine para proclamar incansablemente el Evangelio.

... Y MUNDO Obama exige acelerar la reforma migratoria. 6 de febrero. (El Nuevo Herald). . Obama desea ver un proyecto de ley sobre reforma migratoria durante las próximas 4 semanas. Cecilia Muñoz, directora de Políticas Nacionales de la Casa Blanca, dijo durante una conferencia telefónica que Obama tiene “un sentido de urgencia” sobre la reforma migratoria.

nnn

nnn

nnn

Europeos reclaman diálogo al Reino Unido por Malvinas. 6 de febrero. (ANSA) Londres. Escritores, periodistas, académicos y políticos de 18 países europeos instaron al Reino Unido a sentarse a dialogar con Argentina sobre las Islas Malvinas, en una declaración alcanzada en un encuentro en Londres con el canciller Héctor Timerman. “Deseamos hacer un llamado al Gobierno del Reino Unido para reanudar el diálogo con la Argentina”.

PERFILA EL IFE REGRESAR DICTÁMENES A UNIDAD DE FISCALIZACIÓN. 6 de febrero. (Excélsior). Al expresar el sentido de su voto en la primera ronda, cinco Consejeros electorales se pronunciaron por regresar a la Unidad de Fiscalización los dictámenes sobre campañas presidenciales, aunque difieren en los argumentos para hacerlo. Mientras otros pidieron regresarlos para que se aclaren los criterios sobre lo que significan los “beneficios” a las campañas..

Inauguran Séptimas Jornadas de Educación Especial. 6 de febrero. (La Voz) Morelia. Con el objetivo de fortalecer el aspecto académico en torno a la educación especial que impulse la integración de las personas con discapacidad tanto en la escuela como en la sociedad, la Subdirección de Educación Especial de la Secretaría de Educación inauguró las Séptimas Jornadas “Retos de la Educación Inclusiva y Estrategias de Intervención”.


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ACONTECER

Seamos fuertes y valientes como María Fiesta de Nuestra Señora de San Juan, en Tlalpujahuilla, Mich. DULCE MARÍA TORRES MURILLO ran algarabía se vivió en Tlalpujahuilla (Mpio. de Tlalpujahua), Mich., para honrar a Nuestra Señora de San Juan, así como para celebrar la fiesta de la Candelaria, el pasado 2 de febrero. La Parroquia se encontraba abarrotada por multitud de fieles, de distintas partes de Guanajuato, Querétaro, Estado de México y Michoacán, que se dieron cita desde temprano para saludar, honrar y agradecer a la Santa Patrona. Algunos con flores, o rosarios, otros con velas o imágenes, pero todos con la misma devoción y piedad. La Celebración Eucarística se efectuó a las 12:00 p.m. y fue presidida por el Sr. Arzobispo D. Alberto Suárez Inda, acompañado del Párroco P. Martín Corona Pizano, el P. Ulises Vega, Vicario Episcopal, y otros Sacerdotes más. Durante la homilía, Mons. Suárez Inda expresó su satisfacción de estar en un pueblo fervoroso y dijo estar gustoso

G

de compartir ese momento con ellos; además, invitó a los feligreses a ser verdaderos cristianos, y vivir siempre con María: “Han caminado con fe y espíritu de arrepentimiento, confiando en la bendición que nos da Jesús a través de María”, apuntó. Asimismo dijo que la vida es un significado de peregrinar, que vamos caminando, peregrinando para llegar a nuestro Padre, y poder contemplarlo cara a cara. Por otra parte, señaló que, así como Simeón, iluminado por el Espíritu, supo reconocer al Salvador, nosotros pidamos la gracia de reconocer a Jesús,

abrirle nuestro corazón, e invitó a seguir el ejemplo de María que, fuerte y valiente, se unió a su Hijo en todo momento. Los presentes se encontraban atentos a las palabras de D. Alberto en la homilía. Al respecto, el Sr. Florentino, de la ciudad de México, comentó: “La fe, y las hermosas palabras que Dios nos dice a través del Sacerdote es lo que me mueve a venir para acá el día de hoy; cada año asisto, es hermoso.” En el marco de la celebración se llevó a cabo un Novenario preparatorio, y Rosarios.

Cristo es la Luz de la verdad Fiesta de la Virgen de la Luz en Salvatierra ALBERTO CALDERÓN RAMÍREZ “Cristo es la luz de los pueblos que ilumina a toda criatura, y resplandece en la faz de la tierra y en la figura de la Iglesia, que es María”, resaltó el Obispo Carlos Suárez, al presidir la Eucarística solemne, en el Santuario Diocesano de Nuestra Señora de la Luz de Salvatierra Gto., el pasado sábado 2 de febrero, que acogió a numerosas familias que durante este día acudieron al templo parroquial para participar de la festividad en honor de la Patrona de la ciudad, la Virgen de la Luz. Iniciada la celebración, desde la entrada del templo parroquial, el Sr. Obispo ben-

dijo los cientos cirios que portaban los feligreses, y que luego se fueron encendiendo uno a uno, mientras la procesión de entrada se dirigía al altar. Ya en la Santa Misa, concelebrada por el Sr. Cura P. Rafael Espinosa y otros 20 Sacerdotes, el Obispo recordó que la Fiesta de la Luz nos recuerda que Cristo es la Luz de la verdad, que ilumina a todo hombre, y es la fuente de la

felicidad. Ante la multitud que abarrotó el templo parroquial, Don Carlos recordó también que la Luz de Cristo resplandece de manera especial en María, porque Ella fue la primera iluminada de la Palabra. “Por eso en este Año de la Fe debemos, con especial devoción, mirar rostro de María y encomendarnos a Ella porque es la mujer de fe, y nos enseña a poner siempre los ojos en Cristo”, concluyó. Cabe señalar que durante esta festividad, por tradición, durante el día los fieles acuden al templo parroquial con la finalidad de bendecir la imagen del Niño Dios, que se lleva en canastas repletas de dulces, ya que después de la bendición, muchos niños se acercan a las imágenes para besarlas a cambio de un caramelo.

13

Fiesta de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos MARIO GALLARDO TELLO Con un Novenario previo, se celebraron las fiestas en honor a Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, en la comunidad parroquial del mismo nombre, ubicada en la Col. Prados Verdes de la ciudad de Morelia, concluyendo el día 2 de febrero con la solemne Concelebración Eucarística, presidida por el Obispo Auxiliar Juan Espinoza Jiménez y los Sacerdotes pertenecientes a esta Parroquia, encabezados por el Sr. Cura P. Marín Cruz Morales; P. Oscar José García, Vicario Parroquial; P. Elías Cortés y el P. Fernando Trujillo, Rectores de Santa Cecilia y Los Dulces Corazones, respectivamente. En el Evangelio se recordó la Presentación del Señor y la Purificación de Nuestra Señora, y cómo Simeón y Ana reconocen en el Niño Jesús al Salvador: Simeón alababa a Dios y Ana era una mujer de oración que hablaba de las maravillas de Dios. También que la experiencia de Dios en cada persona tiene consecuencias, algunas no muy gratas: A la Virgen María, su Madre: “He aquí, este Niño es puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel y para señal

que será contradicha, para que sean descubiertos los pensamientos de muchos corazones. Y a Ti una espada traspasará tu alma”. Durante la celebración, Mons. Espinoza administró los Sacramentos del Bautismo a dos niños de iniciación cristiana, la Eucaristía y Confirmación a nueve adolescentes de la Parroquia (de entre 10 y 14 años de edad), e invitó a los confirmandos que, al igual que Simeón y Ana, reconozcan a Dios en sus penas y alegrías. Los bautizados recibieron los nombres de Evelyn (de 10 años) y Jaime Porfirio (11 años). Al terminar la Celebración, Mons. Espinoza bendijo y roció con agua bendita a los presentes y a los Niños Dios que los feligreses llevaron vestidos creativamente.

En breve Fiesta de la Candelaria, en Tócuaro. La comunidad de Tócuaro (Mpio. de Erongarícuaro), Mich., integrante de la Parroquia de San Juan Diego, de San Pedro Pareo (Mpio. de Pátzcuaro), Mich., celebró su fiesta en honor de la Virgen de la Candelaria el pasado sábado 2 de febrero. Con gran participación de fieles, en el remozado atrio del hermoso templo barroco de esa comunidad se efectuó la solemne Concelebración Eucarística, presidida por el Vicario Episcopal P. Abel Mora, en compañía de los PP. Rigoberto Abad (Párroco) y Ricardo Mora. Comentando el evangelio del día, el P. Abel resaltó en la Presentación al Templo la doble presencia de Jesús y María, con el trágico y glorioso destino del Hijo junto con el dolor inmenso de la

Madre. Refirió que en una ocasión preguntaron a la Madre Teresa de Calcuta si no es excesiva la importancia que se da a María en la Iglesia, y ella respondió que sin la presencia de la Virgen Madre no es siquiera posible hablar de Jesús. El Vicario Episcopal deseó finalmente que Dios nos siga bendiciendo con muchas vocaciones y espiritualidades , por intercesión de Nuestra Señora de la Candelaria. M.S. Avilés


14

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ACONTECER

FIESTA DE LA CANDELARIA EN TACÍCUARO

Cristo, Luz que alumbra a todas las naciones ALEJANDRO SÁYAGO RODRÍGUEZ

Celebran al Santo Niño de la Salud RODOLFO TORRES BARRIGA Con mucho entusiasmo y gozo, la comunidad de San Pedro Zipiajo –que pertenece a la Parroquia de Coeneo, Michoacán– celebró su fiesta en honor al Santo Niño de la Salud, y a San Pedro Apóstol, el pasado lunes 4 de febrero del presente año. La festividad inició desde muy temprano con la “mañanitas” al Santo Niño de la Salud. Posteriormente se tuvo la Misa de Primeras Comuniones en donde alrededor de 60 niños recibieron por primera vez del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Al mediodía se celebraron las Confirmaciones, presididas por el Vicario Episcopal P. Abel Mora Escobedo, en donde les confirió el Sacramento a 74 fieles. La Celebración Eucarística solemne se ofició alrededor de la una de la tarde, presidida por el Obispo Auxiliar de Morelia Don Octavio Villegas Aguilar, y concelebrada por el Vicario Episcopal P. Abel Mora y el Sr. Cura P. Martín Zapién, además de otros Sacerdotes más que conforman la Foranía 18. Don Octavio, durante su mensaje a los fieles de la comunidad, les dijo que en “primer lugar, quería felicitar a la comunidad de Zipiajo principalmente por su fe, esa fe que se manifiesta en sus tradiciones, en la alegría de una fiesta”. Agregó: “El día de hoy es la fiesta grande y celebramos al Hijo de Dios, al Divino Niño y a San Pedro; dos imágenes que si bien es cierto las veneramos, nuestro amor debe de ir más allá, para amar con el amor que Jesús y Pedro nos testimoniaron”.

a Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de la Candelaria es una de las advocaciones más antiguas de la Virgen María. El pasado sábado 2 de febrero, la comunidad parroquial de Tacícuaro, Mich., festejó a la Santísima Virgen María con una Santa Misa celebrada a la una de la tarde, presidida por el Vicario Episcopal P. Gil Arturo Camacho, acompañado por el P. David Díaz Hernández Párroco de esta comunidad, y por el P. Jerónimo Bucio, Párroco de Capula. Gran número de fieles que se reunieron para festejar y agradecer a la Santísima Virgen y escuchar la Palabra de Dios. En su mensaje, el P. Gil les dijo: “A esta fiesta también se le conoce

L

como la Presentación del Señor, la Purificación de María, la Fiesta de la Luz y la Fiesta de las Candelas; todos estos nombres expresan el significado de la fiesta: La vela encendida es Cristo, quien es la Luz que alumbra a todas las naciones del mundo. En la Presentación

de Jesús en el Templo, también celebramos el Sacrificio de Cristo, quien fue consagrado para liberarnos a todos nosotros del pecado con su Muerte y Resurrección; y hoy, en la fiesta de la Purificación de la Santísima Virgen María, nos da la oportunidad de reflexionar sobre nuestra salvación”. Finalizó diciendo: “Jesús nos invita a la salvación, pero a veces nosotros mismos la rechazamos de muchas formas, y una de ellas es sentirnos superiores a Él, y nos olvidamos que somos como la flor de la mañana, que en la tarde se seca. Pero María nos ofrece a su Hijo, por todos nuestros pecados y para nuestra salvación, así que ofrezcamos nuestra vida para nuestra propia salvación y la de nuestros hermanos en Cristo”.

Fiesta de Nuestra Señora de la Salud RODOLFO TORRES BARRIGA El pasado sábado 2 de febrero del presente año, la comunidad parroquial de Huaniqueo, Michoacán, celebró con mucha alegría la festividad en honor a la Santísima Virgen, en su advocación de Nuestra Señora de la Salud. Los festejos iniciaron a partir de las 6:30 de la mañana, con las tradicionales “mañanitas”, para pasar posteriormente a la celebración de una Misa por todos los niños de la Parroquia. De igual manera se tuvieron los bautizos a las once de la mañana. La Celebración Eucarística solemne se ofició alrededor de la una de la tarde, pre-

sidida por el Vicario Foráneo P. Anacleto Nicolás Sierra y concelebrada por el Sr. Cura P. Daniel García, además de otros Sacerdotes más que conforman la Foranía 18. En su mensaje, el Vicario Foráneo expresó: “Hay toda una serie de elementos fundamentales para reflexionar el día de hoy. Lo más importante son los valores,

las exhortaciones que nos hace toda la liturgia. Además, todos tenemos mucho cariño, mucho afecto, por la Santísima Virgen de la Salud; y que, junto con la Virgen de la Candelaria, son dos celebraciones que nos mueven a tener principalmente una experiencia de fe, de confianza en Dios”. Finalmente, invitó a que en esta celebración contemplemos la actitud de fe de María Santísima, actitud de humildad; la actitud de fe del anciano Simeón, y la actitud de fe de Santa Ana. Por la tarde se tendría una procesión por la calles de la comunidad con la imagen de Nuestra Señor de la Salud.

Festejan la Presentación del Señor Las Parroquias de la Foranía 30 (Cd. Hidalgo) celebraron con gran participación de los fieles la fiesta de la “Candelaria”, principalmente las comunidades de San Juan Bautista, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, y Señor San José. Los sacerdotes que presidieron dichas celebraciones se dijeron muy contentos por obtener una respuesta positiva entre sus fieles: “Es un gusto saber que día con día conocen y viven su fe apegados a las enseñanzas de la Iglesia”. Los tres sacerdotes hicieron mención al nombre con que se debe referir a esta fiesta: “Antes del Concilio Vaticano II, se le denominaba como día de la Candelaria por la advocación mariana en las Islas Canarias y por las procesiones penitenciales realizadas en Roma y avaladas por el Papa Sergio I en el Siglo VII, estas adquirían un tinte mariano por la conmemoración de la purificación de la Santísima Virgen; ahora, todo se enmarca en un ambiente Cristocéntrico, celebremos pues la Presentación del Niño Jesús en el templo”. Se consagraron también a los niños de carne y hueso allí presentes. Recomendaron que para próximas fechas no se vistan las imágenes de Jesús Niño con atuendos de futbolistas, personajes famosos, obispos, ángeles o santos; ya que es una ofensa y muestra de desconocimiento de la persona de Cristo. Informó: David

En breve Celebran la Presentación del Señor, en Pátzcuaro.También la Parroquia Basílica de María Inmaculada de la Salud, de Pátzcuaro, fue punto de reunión de cientos de familias de esta localidad y muchas aledañas, que se dieron ci-

ta para bendecir a sus niñosdiós, veladoras, rosa-

rios y otros objetos devocionales, en ocasión de la fiesta de la Presentación del Señor (o de la Candelaria). A las siete de la noche, el vicario parroquial P. Javier Ballesteros ofició la Eucaristía. A un lado del presbiterio, lucía la fi-

gura de Jesús Niño iluminada. Asistieron también con gran alegría las Religiosas Dominicas del contiguo Monasterio, quienes portaron, a la hora de las ofrendas, el pan que se bendeciría y luego se habría de obsequiar a todos.


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ACONTECER

Concluyen tradicionales fiestas de La Inmaculada ALBERTO CALDERÓN RAMÍREZ uego de dos meses de intensas actividades, las fiestas de la Parroquia de la Inmaculada de Morelia concluyeron el pasado domingo 3 de febrero; en el marco del fin de fiestas, el Sr. Arzobispo Don Alberto Suárez Inda acompañó a la comunidad para presidir la Eucaristía solemne al mediodía, acompañado del Sr. Cura P. Martín Barbosa, el Vicario Episcopal P. Guillermo Reyes y tres Sacerdotes más. Durante más de cincuenta años, las fiestas de la Inmaculada se han convertido en un icono de la ciudad, ya que miles de personas de todo el país, así como del extranjero, visitan esta comunidad para deleitarse con los platillos de antojitos mexicanos variados que cada noche se ofrecen, así como para admirar la peculiar alegoría de columnas estilo romano que adornan la calle principal del templo

L

parroquial, y la representación de la lucha del Ángel contra el Dragón, que es vencido finalmente por la Santísima Virgen María. En lo que fueron los festejos del último domingo, la comunidad se

congregó muy temprano para cantarle las “mañanitas” a la Santísima Virgen. Posteriormente, se llevó a cabo la carrera atlética para niños, en la que participaron decenas de pequeños de distintas edades. Al mediodía tuvo lugar la Celebración Eucarísti-

ca, en la que participaron los fieles que colaboran en el apostolado de la Parroquia. En ella, el Sr. Arzobispo recordó durante la homilía que la Santísima Virgen María fue la primera discípula, la Mujer de fe, que vivió la caridad mejor que nadie. A semejanza de su Hijo, “la Virgen María era una mujer de fe, y su fe se tradujo en obras, y todos los cristianos estamos llamados a vivir una fe que se traduzca en obras, en el servicio humilde, en la entrega diaria, en un amor sin límites hasta el sacrificio”, concluyó. Ya por la tarde, se tuvo una multitudinaria procesión por las calles de la colonia con la imagen de la Santísima Virgen, y engalanada por la participación de los grupos apostólicos, así como de niños vestidos de angelitos, pastorcillos, danzantes, los reyes magos y numerosos feligreses que devotamente iban rezando el rosario, la cual, luego de más de una hora de recorrido, finalizó en el templo parroquial; de esta manera llegaron a su fin las fiestas más largas del Arzobispado, y tal vez de todo México.

15


16

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ACONTECER

EN LA XVII JORNADA DE LA VIDA CONSAGRADA

Una Fe que ilumine, fortalezca y anime en el camino y la donación de sí BENEDICTO XVI, PAPA* Queridos hermanas y hermanos: n su relato de la infancia de Jesús, San Lucas subraya cómo María y José fueron fieles a la Ley del Señor. Con profunda devoción cumplieron todo aquello que estaba prescrito para después del parto de un varón primogénito. Se trata de dos prescripciones muy antiguas: una con relación a la madre y la otra relativa al hijo recién nacido. Para la mujer, estaba prescrito que se abstuviera por cuarenta días de las prácticas rituales, luego que ofreciera un doble sacrificio: un cordero en holocausto o una tórtola o un pichón por el pecado; pero, si la mujer era pobre, podía ofrecer dos tórtolas o dos pichones (cfr. Lv 12,1-8). San Lucas precisa que María y José ofrecieron el sacrificio de los pobres (cfr. 2,24), para evidenciar que Jesús había nacido en una familia de gente sencilla, humilde pero muy creyente: una familia perteneciente a aquellos pobres de

E

Israel que forman el verdadero pueblo de Dios. Por su parte, para el primogénito varón, que según la Ley de Moisés es propiedad de Dios, estaba prescrito el rescate, establecido en la ofrenda de cinco siclos, que debían pagarse a un sacerdote en cualquier lugar. Esto, para perpetua memoria del hecho de que, en el tiempo del Éxodo, Dios puso a salvo a los primogénitos de los hebreos (cfr. Éx 13,11-16). Es importante observar que para estos dos actos –la purificación de la madre y el rescate del hijo– no era necesario acudir al Templo. Sin embargo, María y José deseaban cumplir todo en Jerusalén, y San Lucas hace ver cómo toda la escena converge en el Templo y por tanto se enfoca sobre Jesús que entra en él. Y he aquí que, precisamente a través de las prescripciones de la Ley, el acontecimiento principal viene a ser otro, es decir, la “Presentación” de Jesús en el Templo de Dios, que significa el acto de ofrecer el Hijo del Altísimo al Padre que lo ha enviado” (cfr. Lc 1,32.35). Este relato del Evangelista

halla un eco en la palabra del profeta Malaquías, que hemos escuchado al inicio, en la Primera Lectura: “Esto dice el Señor: ‘He aquí que yo envío a mi mensajero. Él preparará el camino delante de mí. De improviso entrará en el santuario el Señor, a quien ustedes buscan, el mensajero de la alianza a quien ustedes desean... Él refinará a los hijos de Leví y así podrán ellos ofrecer, como es debido, las ofrendas al Señor” (Mal 3,1.3). Claramente aquí no se habla de un niño, y no obstante esta palabra halla cumplimiento en Jesús, porque “de improviso”, gracias a la fe de sus padres, Él ha sido llevado al Templo, y en el acto de su “presentación”, o de su “ofrenda” personal a Dios Padre, deja ver claramente el tema del sacrificio y del Templo, y ese mismo que, una vez adulto, purificará el Templo (cfr. Jn 2,13-22); Mc 11,15.19 y paralelos) y sobre todo hará de Sí mismo el sacrificio y el Sumo Sacerdote de la Nueva Alianza. Ésta es también perspectiva de la Carta a los Hebreos, de la que ha sido proclamado un pasaje en la Segunda Lec-

Jornada Mundial de la Vida Consagrada, en Catedral.

El pasado sábado 2 de febrero, en la Catedral de Morelia se efectuó la Eucaristía con ocasión de celebrarse la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. Con asistencia de buen número de Religiosas de muy distintas Congregaciones, y con la participación alegre y discreta de un coro unido de Hermanas Misioneras de Jesús María y José y Hermanas del Sagrado Corazón y de los Pobres, la Concelebración fue presidida por el Sr. Obispo Auxiliar y Vicario Episcopal para la Vida Consagrada D. Octavio Villegas, en compañía del R.P. Rubén López MSP y

tura, de manera que el tema del nuevo Sacerdocio resulta reforzado: un Sacerdocio –el inaugurado por Jesús– que es existencial, pues “Como Él mismo fue probado por medio del sufrimiento, puede ahora ayudar a los que están sometidos a la prueba” (Heb 2,18). Y así encontramos también que el tema del sufrimiento, muy marcado en el pasaje del Evangelio donde Simeón pronuncia su profecía sobre el Bautismo y sobre la Madre: Simeón les bendijo y dijo a María, su Madre: “Este Niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a Ti [María], una espada te atravesará el alma (Lc 3,34-35). La salvación que Jesús trae a su pueblo, y que encarna en Él mismo, pasa a través de la Cruz, a través de la muerte violenta que Él vencerá y transformará con la oblación d ela vida por amor. Esta oblación está totalmente preanunciada en el gesto de la

Presentación en el Templo, un gesto ciertamente motivado por la tradición de la Antigua Alianza, pero íntimamente animado por la plenitud de la fe y del amor que corresponde a la plenitud de los tiempos, a la presencia de Dios y de su Santo Espíritu en Jesús. El Espíritu, en efecto, aletea sobre toda la escena de la Presentación de Jesús en el Templo, en particular sobre la figura de Simeón, pero también sobre Ana. Es el Espíritu “Paráclito”, que trae el “consuelo” de Israel y mueve los pasos y los corazones de aquellos que la esperan. Es el Espíritu que sugiere las palabras proféticas de Simeón y Ana, palabras de bendición, de loa a Dios, de fe en su Consagrado, de agradecimiento porque finalmente nuestros ojos pueden ver y nuestros brazos estrechar “su salvación” (cfr. 2,20) “Luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel” (2,32): así, Simeón define al Mesías del Señor, al término de su canto de bendición. El tema de la luz, que aluden a la primera y segunda

Festeja la Familia Salesiana a Don Bosco

varios otros Sacerdotes Religiosos. En su homilía, D. Octavio señaló que esta Jornadaes un momento de unión en oración y acción de gracias por este Don, en especial por la llamada de Dios a transmitir su Palabra. Recordando que el mundo de hoy busca, más que maestros,

testigos, indicó que necesitamos ser maestros y testigos de la fe: “No basta realizar la misión nada más, sino llenarla del amor de Dios”, y que el ejemplo de María es el mejor modelo de Vida Consagrada. M.S. Avilés

En la Rectoría de María Auxiliadora, de Morelia, el pasado 31 de enero la familia Salesiana culminó los festejos de ese día, en honor de San Juan Bosco, fundador de la gran Familia Salesiana. La Celebración fue presidida por el P. José Luis Anguiano, SDB, en compañía del R.P. Ambrosio Boem, SDB. En su homilía, el P. Anguiano, aludiendo a la lectura de Ezquiel, señaló que aún hoy vemos que la labor de suscitar pastores no termina; así, hace casi dos siglos, en 1815 vino al mundo San Juan Bosco, quien fue llamado por Dios a enfrentar una lacerante realidad de abandono de la niñez y juventud de mediados y

finales del siglo XIX., y señaló que el Señor también “hoy nos invita a nosotros, que hemos conocido el amor de Dios, a que seamos los pastores que hoy se necesitan”, y a todos esos adolescente y jóvenes desubicados y confundidos, enseñarles a estar alegres en el Señor, e imitando a Don Bosco, “sean luz para los demás, para decirles que Dios no se ha olvidado de ellos”. M.S. Avilés


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

aparición del Siervo Doliente del Señor, en el Deutero-Isaías (cfr. Is 42,6; 49,6), está fuertemente presente en la liturgia de hoy. De hecho, ésta inició con una sugerente procesión, en la que participaron los Superiores y Superioras generales de los Institutos de Vida Consagrada, cuyos representantes portaban cirios encendidos. Este signo, específico de la tradición litúrgica de esta fiesta, es muy expresivo. Manifiesta la belleza y el valor de la Vida Consagrada como reflejo de la luz de Cristo; un signo que recuerda el ingreso de María en el Templo: La Virgen María, la Consagrada por excelencia, llevaba en brazos a la Luz misma, el Verbo Encarnado, venido a disipar las tinieblas del mundo con el amor de Dios. Queridos hermanos y hermanas consagradas, todos us-

ACONTECER

tedes están representados en ese simbólico peregrinaje, que en el ‘Año de la Fe’ explica todavía más su presencia en la Iglesia, para ser confirmados en la fe y renovar la ofrenda de sí mismos a Dios. A cada uno de ustedes, y a sus Institutos, dirijo con afecto mi más cordial saludo y les agradezco su presencia. En la luz de Cristo, con los múltiples carismas de vida contemplativa y apostólica, ustedes cooperan en la vida y en la misión de la Iglesia en el mundo. En este espíritu de reconocimiento y de comunión, quisiera dirigirles tres invitaciones a fin de que puedan entrar plenamente en esa “puerta de la Fe” que está siempre abierta para nosotros (cfr. Carta Apostólica Porta fidei, 1). Los invito, en primer lugar, a alimentarse de una fe capaz de iluminar su vocación. Los exhorto por ello a hacer me-

Clausuran una etapa más de la Misión Redentorista en Ciudad Hidalgo

Con una emotiva Concelebración Eucarística, el pasado domingo 3 de febrero a las 11:00 de la mañana, la comunidad parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, congregada en las canchas deportivas de la calle Cuauhtémoc, al norte de Ciudad Hidalgo, dio gracias a Dios por una etapa más de la “Gran Misión Redentorista”, que desde la Cuaresma de 2012 se ha llevado a cabo en la Parroquia y las comunidades que la conforman, y que se han repartido en ocho sectores, involucrando a las más de diez Capillas que en alegres procesiones poco a poco iban

llegando a este recinto. Esta Santa Misa fue presidida por el P. Rafael Tapia, CSR, acompañado de los PP Héctor Jiménez, Guadalupe Nasarín, César Cerón, todos ellos de la misma Congregación; el Párroco de este lugar, P. José del Carmen Cervantes Contreras, y el Rector a cargo de Nuestra Señora de Guadalupe, P. Salva-

moria, como en un peregrinaje interior, del “primer amor” con que el Señor Jesucristo ha calentado su corazón, no con nostalgia, sino para avivar esa llama. Y para ellos, se requiere estar con Él, en el silencio de la adoración, y así despertar la voluntad y el gozo de compartir la vida, las opciones, la obediencia de fe, la beatitud de los pobres, la radicalidad del amor. Al partir siempre de nuevo de este encuentro, ustedes dejan atrás todo para estar con Él y ponerse como Él al servicio de Dios y de los hermanos (cfr. Exhort. apost. Vita consecrata, 1). En segundo lugar, los invito una fe que sepa reconocer la sabiduría de la debilidad. En los gozos y en los sufrimientos del tiempo presente, cuando la direza y el peso de la cruz se hacen sentir, no duden de que la kénosis [vaciamiento de la dor Olivares Ponce. En la homilía, el P. Héctor Jiménez destacó que “Jesús es el ejemplo de misionero. El Evangelio de hoy nos lo muestra como el candil de la calle y oscuridad de la casa; claramente vemos que los paisanos que escucharon a Nuestro Señor no todos aceptaron su mensaje, por el contrario, le exigían pruebas de ello. Es lo que pasa hoy en día: la gente que conoce a los coordinadores y anfitriones de grupo saben que viven en su comunidad, es normal que les cierren la puerta y los vean como a Jesucristo. Es ahí donde comienza la labor, porque somos miembros de esta comunidad, debemos empaparla de Dios, tenemos una fe qué compartir.

propia voluntad para disponerla a Dios] de Cristo es ya una victoria pascual. Precisamente en el límite y en la debilidad humana estamos llamados a vivir la conformación a Cristo, en una tensión totalizante que anticipa, en la medida de lo posible en el tiempo, la perfección escatológica (ibíd., 16). En la sociedad de la eficiencia y del éxito, su vida signada por la “minoridad” y por la obediencia de los pequeños, por la empatía con aquellos que no tienen voz, resulta un signo evangélico de contradicción. Finalmente, los invito a renovar la fe que los hace ser peregrinos hacia el futuro. Por su naturaleza, la Vida Consagrada es un pergerinaje del espíritu, en busca de un Rostro que a veces se manifiesta y a veces se oculta: “Dice de ti mi corazón: ‘Busca su rostro’. Sí, Yahvéh, tu rostro busco” (Sal 26,8). Que éste sea el anhelo constante de su corazón, el criterio fundamental que oriente su camino, sea en los pequeños pasos cotidianos, sea en las decisiones más importantes. No se unan a los profetas del infortunio que proclaman el fin o el sinsentido de la Vida Consagrada en la Iglesia de nuestros días; más bien, revístanse de Jesucristo y revístanse de las armas de la luz, como exhorta San Pablo (cfr. Rom 13,1114), permaneciendo despiertos y vigilantes. San Cromacio de Aquileya escribió: “Aleje de nosotros el Señor tales peligros para que nunca nos dejemos vencer por el sueño de la infidelidad, sino que nos conceda su gracia y su misericordia para que po-

17

damos velar siempre en la fidelidad a Él. Porque, en verdad, nuestra fidelidad sólo puede permanecer despierta en Cristo” (Sermones, 32,4). Queridos hermanos y hermanas, el gozo en la Vida Consagrada pasa necesariamente a través de la participación en la Cruz de Cristo. Así fue para María Santísima: el suyo fue el sufrimiento del Corazón que forma un solo todo con el Corazón del Hijo de Dios, herido por amor. De esa herida mana la luz de Dios; así también de los sufrimientos, de los sacrificios, del don de sí mismos que por amor de Dios y de los otros viven los consagrados se irradia la misma luz que evangeliza a las gentes. En esta fiesta, les auguro en particular, a ustedes consagrados, que su vida tenga siempre el sabor de la parresia [1] evangélica, para que en ustedes la Buena Nueva sea vista, testimoniada, anunciada y resplandezca como Palabra de verdad. (Porta fidei, 6). Así sea. Notas.* Homilía del Santo Padre en la Eucaristía de la Presentación del Señor, celebrada con miembros de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, con ocasión de la XVII Jornada de la Vida Consagrada. San Pedro, Roma, 2 de febrero de 2013. (Fuente: www.vatican.va; traducción: Comunidad Cristiana). [1] parresia. (Del lat. parrhesia). En Retórica, figura que consiste en aparentar que se habla audaz y libremente al decir cosas, ofensivas al parecer, y en realidad gratas o halagüeñas para aquel a quien se le dicen.

20º Aniversario Sacerdotal generación 1993

Emotividad y júbilo fue el ambiente que vivió la generación de Sacerdotes ordenados en el año de 1993 que el pasado 31 de enero celebraron 20 años de su Ordenación Sacerdotal. La solemne y emotiva celebración Eucarística se llevó a cabo a las 7 de la noche en el templo parroquial del Divino Niño Jesús, lleno de fieles, presidida por el Sr. Arzobispo D. Alberto Suárez, acompañado del Sr. Obispo Auxiliar D. Juan Espinoza Jiménez (quien pertenece a esta generación), y el P. Jesús Chicano, Párroco del lugar, también de dicha promoción. La homilía estuvo a cargo del Vicario Episcopal de Pastoral P. Leopoldo Sánchez, compa-

ñero de ese grupo, quien expresó que el Sacerdote tiene que ser palabra, oración y caridad misericordiosa: “Somos palabra de esperanza; el Sacerdote es el hombre que lleva el clamor angustioso del pueblo que muchas veces vive oprimido; el Sacerdote es caridad que en estos tiempos tiene que tener un rostro muy específico: el amor misericordioso”.


18

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ACONTECER

En breve Honran al Señor del Rescate en Tzintzuntzan MAYRA RAQUEL GÓMEZ CEDEÑO ntre armónicos cánticos y llamativas vestimentas purépechas, se llamó a los fieles a reunirse para participar de la hermosa celebración del Señor del Rescate, en Tzintzuntzan, Mich. El pasado 5 de febrero, en punto de la 1:00 pm., mediante una solemne Eucaristía, se festejó –como cada año, el martes antes de Carnaval– a la imagen de Cristo de esta advocación en el templo parroquial de San Francisco de Asís, en esta localidad ribereña del Lago de Pátzcuaro. En esta ocasión, al igual que el año pasado, los feligreses se congratularon con la presencia del Vicario Episcopal P. Abel Mora, quien presidió la Santa Misa, siendo ésta concelebrada por el Párroco P. Tobías Cortés Pantoja junto con otros Padres de la Foranía. En entrevista con un habitante de Tzintzuntzan, éste expresó: “Nosotros vivimos la fiesta a lo máximo, ya que somos católicos. Ésta es la fiesta para darle gracias al Señor del Rescate porque hace muchos años libró a esta comunidad de una

E

peste de viruela (cuando ésta todavía no tenía cura), en donde todos los habitantes del pueblo estaban muriendo” afirmó. Durante la Santa Misa se disfrutó de un grupo de danzantes con unas vestimentas muy particulares y vistosas. En medio de la música de banda, junto a los fuegos artificiales, el P. Abel comentó a los asistentes: “Aproximadamente 40 mil personas vienen de distintos lugares a honrar a Jesús con el nombre de ‘Señor del Rescate’”, cada uno de nosotros podemos cuidar esta bendita imagen y también aprender de lo que Él quiere transmitirnos a través de ella”. Ante la ferviente comunidad, el P. Abel dijo:

“Debemos aprender del Señor que tenemos que ser generosos y entregar nuestras vidas siempre al bien de los demás, debemos tener la fortaleza y la fuerza del alma para que los problemas y las adversidades no nos hagan caer”. Añadió que “el Señor nos dice que debemos seguir caminando porque sabemos que, al final de todo, Dios nos tiene nuestra recompensa. Esta imagen la debemos relacionar con nuestra realidad y nuestra vida en familia”. Al finalizar la Eucaristía, el P. Abel exhortó a los fieles a mirar y aprender de esta imagen, cuyo rostro, no es una faz amargada ni desilusionada, sino alegre: el solo contemplarlo nos debe motivar”.

San Bernabé vivió su Sacerdocio con intensidad y amor DULCE MARÍA TORRES MURILLO Con gran fervor y alegría, la comunidad de Tarímbaro, Mich., festejó al primer Santo de la arquidiócesis, San Bernabé de Jesús Méndez Montoya, el pasado martes 5 de febrero. En la tierra en la que naciera el primer santo moreliano, feligreses y habitantes de otras localidades acudieron a los festejos que se realizaron para conmemorar el 85° aniversario de su martirio. A unas calles del Templo, los habitantes de la localidad, visiblemente emocionados, y entre aplausos y con la banda de música dieron la bienvenida al Sr. Obispo Auxiliar D. Octavio Villegas. Al comienzo de la Eucaristía, la cual se celebró en punto de la 1:00 p.m., Mons. Villegas bendijo la nueva imagen de San Bernabé de Jesús, la cual fue tomada de una fotografía original.

El templo se encontraba abarrotado por gran cantidad de fieles que se congregaron para participar, con gran devoción, de la acción de gracias. “Es un orgullo muy grande que San Bernabé fuera originario de esta comunidad; además de que tenemos que aprender de él, creo que los primeros en seguir su ejemplo debemos ser los que vivimos aquí en la localidad”, comentó un feligrés. En su mensaje, Mons. Octavio, acompañado del Párroco P. Roberto García, y otros Sacerdotes, dijo: “Acostumbramos a contar la vida por meses y años, pero a los ojos de Dios la vida no se mide por el tiempo, sino por la intensidad de amor con la que vivimos; y este testimonio lo encontramos en San Bernabé que vivió su sacerdocio con intensidad de amor, centrado en la oración, la Eucaristía y el servicio a los demás”. Asimis-

mo expresó que todos estamos llamados a la santidad, que consiste en vivir el amor de Dios que está en nosotros. Cabe destacar que al final de la Celebración Eucarística se proyectó un video breve con la biografía de nuestro Santo, y se trasladaron las dos reliquias de San Bernabé (un trozo de la columna vertebral y un trozo de la tilma con la que fue envuelto) al centro del templo, lugar donde fue colocada la nueva imagen. Para la preparación de la fiesta se realizó además del Novenario y Confirmaciones, 24 matrimonios comunitarios.

Fiesta de San Felipe de Jesús.- Los fieles de la Capilla de San Felipe de Jesús, adscrita a la Parroquia de la Santísima Trinidad, de la Col. Obrera de Morelia, celebraron su fiesta patronal el pasado martes 5 de febrero. Al mediodía se reunieron para participar de la Celebración Eucarística que presidió el P. Antonio Abad, acompañado del Sr. Cura de esta comunidad P. Jenaro Ramos. En la celebración, que también se ofreció por los enfermos, el P. Antonio dijo que para los católicos es un orgullo tener hombres y mujeres que han sido reconocidos como santos, “que han ganado la gloria de Reunión de ex Seminaristas en el Seminario Diocesano .- El pasado Domingo 3 de Febrero del 2013, en el Seminario se reunieron algunos ex seminaristas de las diferentes generaciones, junto con sus familias. La reunión inició con la Celebración Eucarística, que se ofició en la Capilla del Menor, presidida por Sr. Arzobispo D. Alberto Suárez Inda. Después de la Celebración Eucarística se tuvo la foto general de todos los ex Seminaristas con el Pastor diocesano, y también con las familias Apertura del Año Judicial.En un acto solemne encabezado por el Sr. Arzobispo Don Alberto Suárez Inda, el pasado jueves 31 de enero se llevó a cabo la apertura del Año Judicial del Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de Morelia, evento que se realizó en las instalaciones de dicho Tribunal. Durante una sencilla ceremonia en la que también estuvieron presentes el Vicario Judicial P. Faustino Aguilar, además de otros Sacerdotes que colaboran en este Tribunal en diferentes servicios, y el personal administrativo, fue precisamente el P. Faustino quien resaltó que la tarea principal de esta institución es hacer justicia en el nombre del Señor, y la misión es dar a los fieles lo que les

Dios, como San Felipe, que dio testimonio con su vida, del amor de Dios”. Asimismo exhortó a los fieles a afianzar su fe, a ejemplo de San Felipe, y profesarla abiertamente; y pidió a los padres de familias trabajar intensamente para trasmitir la fe a sus hijos.

de aquéllos. Posteriormente se pasó al Auditorio del mismo Seminario, donde tuvieron su reunión. Rodolfo Torres Barriga

corresponde en este acto de justicia. “Esta tarea es una oportunidad de servir al Pueblo de Dios, que sufre en el rompimiento familiar y conyugal”, explicó. Después del acto de apertura a los trabajos para este año, y que concluirá en el mes de diciembre, se tuvo una pequeña convivencia. Alberto Calderón Ramírez


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ACONTECER

ASUME EL P. ANTONIO RAMÍREZ CERVANTES

Toma de posesión en Santa Fe de la Laguna ALBERTO CALDERÓN RAMÍREZ l hacer su profesión de fe y renovar sus promesas sacerdotales, el P. Antonio Ramírez Cervantes inició su ministerio de Párroco de la Parroquia de San Nicolás de Bari, de Santa Fe de la Laguna, durante la Eucaristía que presidió el Vicario Episcopal P. Abel Mora, la cual tuvo lugar el pasado miércoles 6 de febrero al mediodía. Fíeles de esta comunidad, así como de la Parroquia de Cristo Rey de Pátzcuaro, se congregaron en una de las entradas del pueblo para darle la bienvenida al P. Antonio, quien después de saludar a la comunidad se dirigió caminando al templo parroquial donde se oficiaría la Eucaristía. Asimismo unos 15 Sacerdotes acompañaron al nuevo Párroco en la celebración de toma de posesión, en la que el Vicario Episcopal, durante la homilía, señaló que esta celebración es “ante todo para agradecer a Dios su bendición a través de la presencia del P. Antonio, que hoy toma po-

A

Para saber EL P. ANTONIO RAMÍREZ CERVANTES nació el 19 de agosto de 1962. Es originario de Galeana, municipio de Puruándiro. Fue ordenado Sacerdote el 28 de mayo de 1992. Anteriormente se desempeñó como Párroco de la Parroquia de Cristo Rey de Pátzcuaro.

sesión de esta Parroquia que le confía el Señor”. Dijo también que la presencia del Sacerdote en la comunidad es la misma presencia de Cristo en medio de su pueblo; y resaltó que

es muy significativo para el pueblo contar con la presencia de un pastor que viene a hacer presente a Dios, principalmente a través de los Sacramentos. Luego, el P. Antonio renovó sus promesas sacerdotales, realizó su profesión de fe y pasó a varios lugares del templo parroquial, siguiendo el rito de toma de posesión; asimismo recibió el bastón de mando por los cargueros de la comunidad, para culminar su recorrido al sentarse por primera vez en la sede desde donde continuó presidiendo la celebración.

Tú eres sacerdote eterno Exequias del P. Octavio Salazar Murillo OMAR ORTIZ BRAVO El pasado jueves 31 de enero partió a la Casa del Padre el Pbro. Octavio Salazar Murillo, a la edad de 78 años, sacerdote diocesano, originario de Santiago Conguripo Mich., y en donde era Rector del Templo de San Pedro. Durante el jueves y viernes 1° de Febrero se notó muchísimo la asistencia de la feligresía en torno al P. Octavio quienes querían darle el último adiós. El jueves por la tarde ofició el Sr. Obispo Auxiliar D. Carlos Suárez Cázares una misa de cuerpo presente y otras más que celebraron amigos y compañeros sacerdotes del P. Octavio Salazar Murillo. La última Misa de cuerpo presente fue el viernes 1° de Febrero a las 3:00 p.m. en la Parroquia de Santiago Apóstol de esa comunidad, misma que fue pre-

sidida por el Pbro. Jerónimo Cabrera, quien fue compañero de Seminario del P. Octavio y actualmente es sacerdote diocesano del clero de Celaya. En la misa se unieron a concelebrar el Vicario Episcopal P. Leopoldo Maldonado Razo, los M.I. Sres. Cngos. José Maciel Ramos, J. Socorro Zamudio Pineda y Abel Garnica Salinas, así como el Párroco Felipe Pérez Torres, y los PP. Alberto Carrillo, Francisco Zambrano y Javier Gutiérrez. En la homilía el P. Jerónimo Cabrera recordó algunos datos de lo que compartió con el P. Octavio. “El 26 de diciembre de 1947, llegamos al Seminario Tridentino de Morelia, éramos un grupo muy pequeño oriundo del Bajío Michoacano, entre ellos estábamos el P. Octavio y un servidor; Jesucristo tiene como base la obediencia y la raíz de toda felicidad es el cumplimiento de la voluntad del Padre…; hemos sido creados para ser felices y en la vida del P. Octavio su principal objetivo fue

19

El Padre José Carrillo ya es partícipe de los gozos de la salvación DULCE MARÍA TORRES MURILLO En Eucaristía presidida por el Vicario Episcopal P. Guillermo Reyes Carmona, el pasado jueves 31 de enero al mediodía, en la Parroquia de San Antonio de Padua en Morelia, fieles, amigos y familiares le dieron el último adiós al P. José Carrillo Zavala, quien falleciera a los 60 años de edad y 33 años de Sacerdocio, a causa de las complicaciones de la diabetes, el pasado miércoles 30 de enero. El cuerpo del P. Carrillo fue trasladado a esta comunidad, donde fuera su última Parroquia, para que los fieles le rindieran el último homenaje. En la santa Misa, el P. Reyes, quien estuvo acompañado por varios Sacerdotes, dijo: “Aunque veamos que la morada terrena se desmorona, tenemos la certeza, la fe, de la morada que nos prometió el Señor Jesús. Él nos ofrece de manera muy familiar la Casa del Padre”. Asimismo explicó que Dios

nos da la vida, y es Él quien nos llama, por eso siempre debemos centrar nuestra vida en Dios, confiar plenamente en Él. “El Señor llamó a nuestro hermano Sacerdote, el Padre José, y tomará en cuenta su trabajo, su entrega, su capacidad de ser pastor; y sus limitaciones y pecados los hace a un lado, pues con su infinita misericordia, le cumple la promesa de la vida eterna... Al pie del Altar, de forma amorosa digamos al Señor: en tus manos Dios te encomendamos su espíritu, recíbelo, acógelo y hazlo partícipe de los gozos de tu salvación”.

para saber... Nació en La Magdalena, Gto., el 8 de diciembre de 1953. Recibió la Ordenación Sacerdotal de manos de Mons. Ramón Acevedo, el 16 de diciembre de 1979. Ejerció su ministerio en Estación de Pénjamo, Gto., Ciudad Hidalgo en la Parroquia de San José, Valle de Santiago, Zurumbeneo, Bellas Fuentes, Tacubaya, Gto.; en Puruándiro, en la Parroquia del Señor de la Higuerita, y la Parroquia de San Antonio de Padua en Morelia.

buscar la felicidad…muchas veces se equivocó, pero jamás se cansó en buscar la felicidad; ya no puede equivocarse; todos esperamos que el Señor le haya dado la felicidad completa y que pueda interceder por nosotros y dotándonos de la felicidad” dijo. Posterior a la santa misa, el féretro fue incensado y despedido por el acompañamiento de los sacerdotes hasta su lugar de sepultura (en el atrio de la parroquia) acompañados de una banda de música con la canción “Dios nunca muere”.


20

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

NUESTRO TEMA

Seis Arzobispos de Michoacán* 2

Ignacio Árciga y Ruiz de Chávez

* Semblanzas –por el Dr. Carlos Herrejón, en el Sesquicentenario de la Provincia de Morelia, 22-II-13– de los Arzobispos que median entre el 1º, D. Clemente de J. Munguía y el 8º (actual), D. Alberto Suárez Inda.

D. Ignacio nació en Pátzcuaro el 19 de mayo de 1830. Estudió y fue maestro en el Seminario de Morelia. Padeció el sorpresivo despojo del edificio del Seminario en 1859 y partió al destierro a Celaya. Luego, fungió como Párroco de Guanajuato. Trasladado a Morelia como Canónigo y Rector del Seminario, muy pronto fue preconizado Obispo Auxiliar del Arzobispo Munguía, desterrado, a la sazón, en Roma. El Gobierno de Maximiliano retrasó el pase de las Bulas y Árciga no fue consagrado sino hasta 1867. Muerto Munguía, Árciga le sucedió en 1869; estaba por cumplir los 39 años de edad. Gobernó el Arzobispado durante 32 años. Con justa causa se le ha llamado el “Segundo Padre de la Iglesia en Michoacán”, que reconstruyó espiritual y materialmente,

4

recorriéndola varias veces en Visita Pastoral, evangelizando pueblos y restableciendo la disciplina del Clero y las costumbres cristianas. Promovió escuelas parroquiales en muchos pueblos así como dos importantes Colegios femeninos en la Sede. Para el Seminario, levantó magnífico edificio, que albergaba gran biblioteca, así como observatorios astronómico y meteorológico, junto con gabinetes de Física y Química. Ahí se restauró el Tomismo, bajo el Rectorado de Agustín Abarca. Ordenó 764 Presbíteros y consagró seis Obispos. De extremada

austeridad en su persona, socorría largamente a los desvalidos y ordenaba se buscase trabajo a los desocupados. En años de escasez compraba grandes cantidades de granos para ofrecerlos luego a precios irrisorios. Fustigaba reiteradamente la usura. Asistió al Primer Concilio Vaticano. Celebró, en unión de otros cuatro Obispos, el Primer Concilio Provincial en 1897. Promovió el culto mariano en las advocaciones de la Salud y Guadalupe, así como la del Sagrado Corazón de Jesús, haciendo, del Apostolado de la Oración punto básico de su proyecto pastoral. A este propósito, decía: “Pidiendo nosotros, orando, hacemos lo que es imposible o, mejor dicho, nada es imposible con la oración para el cristiano. Con ella, el que pide puede lo que Dios puede, porque aquel que ora está en todas partes, porque está en Dios; obra y hace todo el bien que desea y que pide porque obra junto al Padre de las Luces”. Murió junto al Tepeyac el 7 de enero de 1900. Estaba por cumplir 70 años.

3

Atenógenes Silva y Álvarez Tostado

Nació el 26 de agosto de 1848 en Guadalajara, de cuyo Seminario fue alumno y maestro. Párroco de Zapotlán y luego Obispo de Colima en 1892. Fundó una Congregación Religiosa femenina que luego se llamaría Hermanitas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Niños Pobres. Preconizado Arzobispo de Morelia, tomaría posesión de su nueva sede en noviembre de 1900, a los 52 años de edad. Consagró el Arzobispado al Sagrado Corazón de Jesús y, en especial, la ciudad de Morelia, cuya Catedral a partir de entonces sería el destino de peregrinaciones durante el mes de junio. Puso en práctica las reformas de San Pío X e impulsó la catequesis mediante la Congregación de la Doctrina Cristiana. Prosiguió el apostolado obrero que había iniciado en Colima bajo la guía de la Rerum novarum. A su iniciativa, aparecieron los periódicos El Progreso Cristiano y La Nueva Era. Al inicio de su gestión, hizo cambios en el Seminario Tridentino que luego, con mejor conocimiento, revo-

có, poniéndolo bajo el Rectorado de Francisco Banegas, futuro Obispo de Querétaro. Fortaleció el Instituto Científico del Sagrado Corazón de Jesús y apoyó en mucho al Colegio Salesiano. Organizó y llevó a feliz término, en octubre de 1904, el Segundo Congreso Católico de México y Primero Mariano. Erigió en Colegiata de Nuestra Señora de la Salud la iglesia parroquial de Pátzcuaro y coronó a la Inmaculada de Celaya. Murió en Guadalajara el 26 de febrero de 1911. Tenía algo más de 62 años de edad y menos de 11 de Pontificado en Morelia.

en 1929, los arreglos al conflicto religioso, por los que se reabría el culto católico y volvían los Obispos desterrados. La persecución cesó sólo parcialmente. Estuvo al pendiente del Seminario Tridentino, que fue despojado de su nuevo edificio y de cuantas casas ocupaba en Morelia, hasta que en 1935 la institución hubo de emigrar y dispersarse en pueblos y rancherías del Bajío y de la Sierra de Tlalpujahua. Ante la persecución implacable, el Seminario, apoyado firmemente por su Arzobispo en aquella diáspora heroica, nunca cerró sus puertas. Los alumnos del Seminario Mayor hubieron de ir a cofundar con seminaristas de otras Diócesis y el auxilio del Episcopado de Estados Unidos el Seminario de Montezuma, en Nuevo México. A pesar de estas y otras contradicciones,

el prelado había estado al pendiente de que se fomentara la instrucción religiosa, los apostolados y la devoción mariana. D. Leopoldo no perdió nunca su sencillez amable, su claridad en el juicio, su seguridad en el obrar y, sobre todo, su paz, verdaderamente evangélica. Desde junio de 1923, logró tener Obispo Auxiliar, luego Coadjutor con derecho a sucesión, en la persona de D. Luis Mª Martínez, cosa que no ocurrió, pues éste sería preconizado Arzobispo de México. D. Leopoldo Ruiz pudo regresar definitivamente a Morelia a fines de diciembre de 1937. Murió en su sede la madrugada del 12 de diciembre de 1941 a la edad de 76 años. Para entonces, desde mayo de 1937, ya le auxiliaba otro Arzobispo Coadjutor, también con derecho a sucesión: Luis Mª Altamirano y Bulnes.

Leopoldo Ruiz y Flores

Nació el 13 de noviembre de 1865 en Amealco, Qro. y creció en Temascalcingo, Méx. Habiendo cursado en el Colegio Clerical de San José de la Cd. de México con José María Villaseca, partió a Roma, donde fue seminarista del Colegio Pío Latinoamericano y alumno de la Universidad Gregoriana. Ordenado Sacerdote y vuelto a la Patria, ejerció el magisterio, colaboró en la Curia, se desempeñó como Párroco y luego como Canónigo y Abad de la Basílica de Guadalupe. Secretario del Concilio Plenario de América Latina en Roma. En 1900, fue preconizado Obispo de León, y en septiembre de 1907 fue nombrado Arzobispo de LinaresMonterrey, sede que ocuparía por cuatro años y medio. Preconizado Arzobispo de Michoacán, llegaba a Morelia el 12 de enero de 1912. A la sazón tenía poco más de

45 años de edad. De los 30 como Arzobispo de Michoacán, solamente 13 podría estar en términos de su Arquidiócesis, en razón, primero, de tres destierros que padeció por oponerse a la aplicación de leyes antieclesiásticas y, en segundo lugar, por cumplir encomiendas que le hacía el Papa Pío XI, incluso hasta nombrarlo Delegado Apostólico. En su tiempo, se erigió el Obispado de Tacámbaro con Parroquias de esta Arquidiócesis y del Obispado de Zamora. Asimismo, se cambió el nombre de Arquidiócesis de Michoacán por el de Arquidiócesis de Morelia. Erigió nuevas Parroquias, trajo a Morelia las Obras de la Cruz (Misioneros del Espíritu Santo, Religiosas de la Cruz). Fundó juntamente con el P. Rougier la Congregación de Misioneras Catequistas. Cuando, en uno de sus destierros, estuvo

en Estados Unidos, junto con otros prelados contribuyó eficazmente a orientar la opinión pública de aquel país en favor de la Iglesia de México. En unión del Arzobispo de México D. Pascual Díaz y por instrucciones precisas del Papa Pío XI, llevó a cabo,


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

5

21

Luis Mª Altamirano y Bulnes

Había nacido en San Andrés Chalchicomula, Pue., hoy Cd. Serdán, el 27 de agosto de 1887. Estudió en el Colegio del Sagrado Corazón, de Puebla, y en el Seminario Palafoxiano, para pasar luego al Colegio Pío Latinoamericano de Roma y estudiar en la Universidad Gregoriana. Ordenado Sacerdote, volvió a Puebla, enseñó en el Seminario, del que fue Rector. Siendo Canónigo Magistral de Puebla fue consagrado Obispo de Huajuapan, y luego, a partir de agosto de 1933, lo fue de Tulancingo. Llegó, pues, como Coadjutor en Morelia en 1937 y fue su Arzobispo propio desde aquel 12 de diciembre de 1941. El largo episcopado del Sr. Altamirano en Morelia –tiempos de Pío XII, Juan XXIII y Pablo VI–, estuvo marcado por una gran obra

6

NUESTRO TEMA

de reconstrucción general y florecimiento. La niña de sus ojos fue el Seminario. Vuelto éste a Morelia en 1943, se le fue construyendo nuevo edificio en San José de la Montaña. D. Jesús Tirado y D. Antonio Álvarez estuvieron al frente de un brillante equipo de maestros y formadores sacerdotes. La administración de toda la Arquidiócesis se reorganizó. El Cabildo Catedral recobró, con creces, su función como senado del Arzobispo y coro de plegaria cotidiana. En un primer tiempo, las devociones, los apostolados y movimientos tradicionales tuvieron época de pujanza, como las celebraciones marianas del 10 de mayo y las del Sagrado Corazón en junio. La Adoración Nocturna, bajo la dirección del P. Jesús Quintana, o los Obreros Gua-

Manuel Martín del Campo y Padilla

Era “de casa”, pues había nacido en Morelia el 28 de enero de 1904. Aquí mismo, fue alumno del Seminario, bien que luego marchara a Roma para vivir en el Colegio Pío Latinoamericano, mientras estudiaba en la Gregoriana. De vuelta a su tierra, fue Secretario de la Mitra, y en 1946 sería preconizado Coadjutor con derecho a sucesión de D. Emeterio Valverde y Téllez, Obispo de León. Tomó posesión como Obispo propio en diciembre de 1948. Aun cuando en Morelia fue Arzobispo residencial sólo dos años: de febrero de 1970 a abril de 1972, en realidad, de hecho, dirigió la Arquidiócesis desde su llegada en 1965 por las enfermedades y edad avanzada del Sr. Altamirano. De tal manera, su gobierno se extendería por más de seis años. Creó muchas Parroquias, ordenó más de cien sacerdotes. Contó con el Obispo Auxiliar D. Román Acevedo, y sobre todo dio inicio a la renovación del Concilio Vaticano II, lo cual sin embargo fue un gran desafío, pues los principios y normas del Concilio eran generales y su aplicación iba a requerir de muchos ordenamientos a todos los niveles, que se irían dando sólo paulatinamente. D. Manuel se mantuvo en el justo medio. Apoyó a sacerdotes para que salieran a actuali-

zarse en diversos estudios, desde luego los pastorales. Por lo demás, su temperamento era de generosidad; de trato abierto, afable y afectuoso, lo cual se traducía en un gran acercamiento con ambos Cleros, religiosas y el laicado. En la Pascua de 1971, un año antes de morir, escribió una exhortación pastoral a sus sacerdotes; les decía: “No desconozco las dificultades de nuestra naturaleza frágil, de vuestro ambiente o de vuestro trabajo sacerdotal; pero también, estoy seguro de la presencia del Señor en nosotros, de la fuerza de la gracia, de la demostración de su espíritu en nuestra vida. Por esto, hoy siento la necesidad de recordaros que es posible y urgente en nuestros tiempos y en nuestra Arquidiócesis esta renovación interior de nuestro espíritu, esta resurrección de Cristo en nuestra vida, esta restauración por el auténtico espíritu del Señor en todos los aspectos de nuestra vida sacerdotal”. Descansó en el Señor a la edad de 68 años.

dalupanos, a cargo del P. José Ibarrola. La Música Sagrada conoció años de esplendor gracias a los empeños del Cngo. José Mª Villaseñor, auxiliado por el músico Miguel Bernal Jiménez. La Acción Católica, y sobre todo la Catequesis, contaron con un promotor de primer orden, Mons. Juan Navarro, autor de métodos y multitud de textos que circularon dentro y fuera

7

de la Arquidiócesis. Las Congregaciones Religiosas femeninas de vida contemplativa y activa florecieron por doquier dando apoyo decisivo a toda la acción de la Iglesia. Notables Párrocos de ambos Cleros, ejemplos de piedad y entrega al ministerio, los hubo en muchas Parroquias de los cuatro puntos cardinales. En todo, estaba el apoyo del Arzobispo, con discreta presencia, ayudado por un inteligente e íntegro secretario, Mons. Joaquín Campos. A partir de 1951, contó con Obispo Auxiliar y Vicario General: el zamorano Salvador Martínez Silva. Por unos dos años, hacia el final de su gestión, tuvo otro Auxiliar, D. Jesús Tirado. En una segunda parte del episcopado de Mons Altamirano, nuevos movimientos e instituciones de apostolado se

expandieron con su venia y con éxito en la Arquidiócesis, como el MFC y los Cursillos de Cristiandad. El periódico Comunidad Cristiana, fundado por el P. Alberto Carrillo y dirigido luego por el P. Francisco Villaseñor, daba cuenta de los vientos renovadores. Tanto el Sr. Altamirano como el Sr. Martínez Silva participaron en el Concilio Vaticano II. De las notables características de la personalidad del Sr. Altamirano, fueron la delicadeza y prudencia con que hacía los cambios de su Clero y trataba las quejas de la feligresía. Por otra parte, predicaba los misterios de la fe con gran elocuencia. En 1965 era nombrado un Coadjutor: D. Manuel Martín del Campo. Murió D. Luis Mª Altamirano el 7 febrero de 1970, a la edad de 82 años.

Estanislao Alcaraz Figueroa

Nació en Pátzcuaro el 23 de octubre de 1918. Estudió en el Seminario de Morelia y en Montezuma (Nuevo México). Fue Párroco de Teremendo, Huandacareo, Angangueo y La Piedad. Desde 1959, Primer Obispo de Matamoros; en 1968 es trasladado a San Luis Potosí y le toca ser Administrador Apostólico también de Cd. Valles, en sede vacante. Padre Conciliar del Vaticano II. En junio de 1972, fue designado Arzobispo de Morelia, donde tomó posesión en agosto. A poco más del año, se segrega una parte de la Arquidiócesis para crear la Diócesis de Celaya junto con territorio de la Diócesis de León. Con la llegada del Sr. Alcaraz, sopla un viento poderoso para continuar, con paso firme, la renovación. Prudencia y fervor fueron las actitudes pastorales con las que llevó a cabo su tarea. Se decidió a renovar el Seminario en toda su estructura: planes de estudio, de disciplina, de espiritualidad, de pastoral, de formación humana. Creación del Curso Introductorio, en Erongarícuaro, con todos los costos necesarios, aun los más difíciles y dolorosos, como fue el cambio de muchos formadores... Abrió la puerta a la pastoral planificada, con

marcos referenciales de la realidad y de doctrina, objetivos, estrategias, metas, acciones, programas, evaluaciones, todo a través de asambleas de Parroquia, de Foranía, de Zona y de Diócesis. Para ello, reformó o instauró estructuras diocesanas con misión pastoral. Punto fundamental fue la renovación de las agrupaciones de Parroquias llamadas Foranías. Al efecto, promovió cursos cuyo objetivo era estructurar la pastoral diocesana, a partir de esa base. Muy pronto siguieron otras instancias importantes, como las Vicarías Episcopales, organismos por los que el vasto territorio de la Arquidiócesis se dividía y mediante los cuales el Arzobispo compartía amplia-

mente su potestad y se acercaba más al Presbiterio... Echó a funcionar el Consejo Presbiteral, el Cuerpo de Foráneos, el Colegio de Consultores... Estructuró la Curia Administrativa, y relacionado con ello, estableció el ordenamiento de aranceles e información administrativa. Esto le significó un difícil reto, que provocó resistencia por parte de algunos Párrocos de ambos Cleros. Pero, al final de su gestión, dejaba la Diócesis y el Seminario con saludables finanzas. Más allá de los linderos del Arzobispado, lo abrió al trabajo de comunión con las demás Iglesias particulares, empezando con la Región Pastoral “Don Vasco”, uno de cuyos frutos fue la creación del Instituto Pastoral “Don Vasco”. Cuando iba a Pátzcuaro, solía decir: “De María Inmaculada de la Salud, he recibido la ternura de Madre y la comprensión de Reina”. Por edad, dimitió en enero de 1995 y pasó a la categoría de Arzobispo Emérito. El Pastor experimentado dejaba camino de animación e impulso en la misión de la Iglesia. Murió aquí en Morelia el 13 de julio de 2006, contaba 87 años. Presidió sus funerales quien era su Sucesor desde 1995, D. Alberto Suárez Inda.


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

22 INICIA ESTE MIÉRCOLES 13

Cuaresma, tiempo de conversión L

a Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza y finaliza el Domingo de Ramos antes de la Misa de la Última Cena de Jesús con sus Apóstoles. Son cuarenta días especiales en los que estamos llamados a la conversión del corazón y a una oración más profunda. Cuarenta días para acompañar a Jesús desde su desierto hasta el día de su triunfo, que es el Domingo de Resurrección. Preparémonos para celebrar dignamente la Pasión, Muerte y Resurrección. Con Él debemos sufrir, cumpliendo nuestro deber con toda fidelidad; con Cristo debemos dar muerte en nosotros al pecado, para vivir la nueva vida de los hijos de Dios, vivir en su amistad permanente, resucitar con Cristo a la vida de la Gracia, mirar el mundo con ojos de fe, como el gran regalo que Dios nos dio, y enfrentarnos con valentía y esperanza a los retos de la vida diaria. Resucitar con Cristo es vivir siempre en la luz de la verdad y del bien. Jesús en el desierto

La duración de cuarenta días simboliza el retiro de Jesús –40 días, precisamente– en el desierto antes de su vida pública. “En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto, y ahí permaneció cuarenta días, dejándose tentar

nnn

por Satanás” (Mc 1,12). Después del bautismo en el Jordán, Jesús se retira al desierto para reflexionar, para asumir su misión, su vocación de Mesías, en una intensa oración. Fue empujado por el Espíritu al desierto, a la soledad, para contemplar y reflexionar las palabras de su Padre: “Tú eres mi Hijo amado”. Ahí, el demonio quiso tentar al hombre, intentó disuadir a Jesús de su misión. Pero Jesús venció al demonio, fue obediente al Padre y se dejó llevar por el Espíritu. Nosotros también debemos ser dóciles al Espíritu que nos llama a la reflexión, al recogimiento, a la escucha de la Palabra del Señor, a la oración. A lo largo de este tiempo, los fieles católicos estamos llamados a reforzar nuestra fe mediante diversos actos de penitencia y reflexión: prepararnos para la Pascua.

Sentido de la Cuaresma: arrepentirse

La Cuaresma nos exhorta a voltear la mirada al Salvador, experimentar su misericordia; nos invita al arrepentimiento; a hacer un alto en la vida para examinar la conciencia de lo que hemos hecho mal; de ver si hemos fallado a Dios, a uno mismo o a alguien a quien queremos; ver los desajustes

de nuestras vidas ante los planes de Dios y poder reorientarnos al proyecto que Él tiene para cada uno de nosotros, según la vocación a la que hemos sido llamados: solteros, casados, Sacerdotes. También nos lleva a analizar nuestra labor en la comunidad donde vivimos y nos desarrollamos; ver si nuestro trabajo está basado en la justicia, la verdad, el amor y el bien común.

Conversión

La conversión es una actitud, un proceso de renovación interior, no un acto aislado de pedir perdón para seguir con el mismo estilo de vida. Es propiciar un cambio positivo en la vida y prepararnos para vivir la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Un cambio en nuestro comportamiento, volviendo a Dios,

que es la verdadera razón de nuestro existir. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos, que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. “Arrepiéntete y cree en el Evangelio” es una invitación a llevar una vida siguiendo el ejemplo de Cristo, porque Él es el Evangelio viviente.

Las prácticas Cuaresmales

En la Cuaresma se busca una auténtica y profunda conversión personal, por lo mismo las distintas prácticas cuaresmales son base importante para prepararnos debidamente para la Resurrección del Señor. Oración DURANTE LA CUARESMA, la Iglesia nos invita a hacer oración, a meditar, contemplando a un Jesucristo que, retirado en el desierto, pasó cuarenta días y cuarenta noches en oración y sacrificio preparándose para su vida pública, pues tenía por delante la misión que su Padre le había encomendado: predicar la Buena Nueva del Reino, es decir, enseñar a los hombres el camino de la salvación; de allí la importancia de conocer el mensaje de Jesús, para llegar al Padre, que es nuestra meta. La oración en este tiempo es importante, ya que nos ayuda a estar más cerca de Dios para poder cambiar interiormente, abandonando el pecado

que nos aleja de Él. Sólo en la oración encontraremos el amor de Dios, la dulce y amorosa exigencia de su voluntad.

Penitencia LA PENITENCIA, RECONCILIACIÓN o Confesión es el Sacramento instituido por Jesús para borrar los pecados cometidos, para corregir lo que hemos hecho mal. La penitencia no debe darse sólo durante la Cuaresma, es algo esencial y permanente de la vida cristiana. Hay varias formas: siendo más pacientes con los demás, pedir perdón a personas que hemos ofendido u ofrecer algún sacrificio. Al ofrecer sacrificios, debemos hacerlo con alegría, ya que es por

amor a Dios. Las prácticas de la penitencia son una expresión visible de nuestros deseos sinceros de alejarnos del pecado y de ser fieles al Evangelio. La Cuaresma es un tiempo apropiado para aprovechar la gracia sacramental de la Reconciliación y enriquecer nuestra condición humana.

Ayuno y abstinencia OTRA PRÁCTICA CUARESMAL es el ayuno y la abstinencia, disciplina espiritual por la que voluntariamente se renuncia a ciertos alimentos por un tiempo definido, con el fin de liberarse de los apegos carnales y poner todo el corazón en Dios. La invitación a ayu-

nar, sobre todo en el tiempo de Cuaresma, no se trata solamente de dejar de comer alimentos, ni de una simple mortificación corporal; sino de ayunar y abstenerse de pecado, de las críticas destructivas, de pleitos en familia; dejar a un lado el consumo y prácticas que dañen la salud, la paz familiar. El ayuno ha de vivirse bien, con alegría cristiana, sin angustias ni exageraciones. “Cuando ayunen no parezcan tristes, como los hipócritas que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan” (Mt 6,6).

Obras de caridad LA IGLESIA INVITA A HACER de este tiempo un retiro espiritual en

el que la meditación, el ayuno y la oración deben estar sostenidas en nuestros actos, que dependen de la generosidad de cada uno. Ante la pobreza, la indiferencia, la violencia, el egoísmo y el rencor, estamos llamados a expresar la caridad. El Señor hizo milagros, curaciones, consoló; en resumen, obró para confirmar lo que anunciaba. Nosotros debemos seguir su ejemplo anunciando el amor de Dios, mostrar el rostro misericordioso de Jesucristo con nuestras buenas obras. Con la misma compasión de Jesús por el prójimo, nuestra tarea consiste en promover el desarrollo de la dignidad de todo hombre. El camino de la caridad se convierte en un camino de recuperación de la fe.


Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ENTRETENIMIENTO Y SERVICIOS

CRUCI verbo

Lo que hicieron a cada uno de estos pequeños, a Mí me lo hicieron (Mt 25, 40) ¡Hola! Me llamo Carlos Daniel López Zurita. Tengo 8 años, pertenezco a la Parroquia de Santa María Magdalena en Cuitzeo del Porvenir. Cuando tenía 2 años, me diagnosticaron déficit de atención e hiperactividad en el Hospital Infantil de Morelia; he tenido varios tratamientos, y necesito: Tradea 20 mg. Mi papá es peón de albañil y no le alcanza para comprar mi tratamiento. ¡Gracias. Dios te pague!

JUAN MANUEL FERREYRA CERRITEÑO

SOLUCIÓN: Horizontales: 1. Mesa / Médico. 2. Necias / Reo. 3. Eva / Ritual. 4. Vi / Mozas / oT. 5. Aarón / Rut. 6. nM / Ría / Ruge. 7. Geriatra / Rn. 8. ¡Ea! / Au / Paz. 9. LED / Ej / Vaca. 10. In / Bueno / Ir. 11. Odre / Nazca. Verticales: 1. Evangelio. 2. Envíame / end. 3. Sea / Red. 4. Ac / Moría / ¡Be! 5. Ironía / Eu. 6. Maíz / Atajen. 7. Estar / Ru / Na. 8. Usura / Voz. 9. Ira / Tú / Pa. 10. Celo / Gracia. 11. OO / Trenzar.

SOLUCIÓN

HORIZONTALES: 1. Plato de segunda (…), ni en la otra vida, menos en ésta / ¡Apártate de mí, Señor, porque soy un pecador! (Lc 5,8): Un día comprenderá Pedro que precisamente porque somos pecadores, no podemos decirle a Jesús que se aleje, sino que venga como (…). 2. “A palabras (...), oídos sordos” / Espera la inyección letal. 3. La mujer que no fue niña / Ceremonial. 4. Contemplé / “Los ojos pequeños tienen niñas, y los grandes, (…)”, según Quevedo / (Inv.) Todos menos dos. 5. Hermano mayor de Moisés / La bisabuela del rey David. 6. (inv.) Manganeso / Penetración que forma el mar en la costa / Se pone el león hecho una fiera. 7. Médico especializado en geriatría / Radón. 8. Incitativa interjección / Oro / «Si desean (…) en sus corazones y en sus hogares, recen diariamente el Santo Rosario» (San Pío X). 9. Diodo emisor de luz / Breve ejemplo / Hembra del toro. 10. Indio / Obra tuya soy (Sal 137,8): Al respecto, comenta San Agustín: «Señor, no mires mi obra sino tu obra; porque si algo (…) hay en mí, de Ti viene y, por tanto, es tuyo más que mío / Dirigirse. 11. Pellejo de vino / Vea la

luz. VERTICALES: 1. Pescador de hombres (Lc 5,10): ¡Maravillosa promesa de eficacia en nuestro apostolado!: Aun en medio de este mundo malo, podremos pescar hombres sin número, si usamos para ello las palabras del (…) y no las nuestras. 2. (Is 6,8): Aquí estoy, Señor, (…). «El Profeta no dice: Yo iré, sino: (…), lo que quiere decir que no es el hombre quien se viste de un cargo, sino que sólo Dios nos llama a la misión que debemos desempeñar» (San Jerónimo) / The (...): El fin de Hollywood. 3. Hágase / El balón la busca. 4. Actinio / Pasaba a mejor vida / Palabra de oveja. 5. Burla fina y disimulada / Europio. 6. De esto hay mucha palomita / Vayan por camino más corto. 7. No haberse ido / Rutenio / Sodio. 8. Interés excesivo en un préstamo / La de la conciencia, es el remordimiento. 9. Furia ciega / Pronombre personal / Por ausencia. 10. Época en que a los animales les da por el sexo / La (…) de Dios conmigo (1Cor 15,10): «Como el hierro –de suyo rudo, frío e informe–, se vuelve ardiente, luminoso, flexible, cuando se lo coloca en el fuego y éste lo penetra. La (…) es el fuego que nos transforma» (Santo Tomás). 11. Doble nada / Hacer trenzas.

Pizarra DIOCESANA nn Programa Participación. Sábados, de 8:00 a 9:30 a.m., por Radio Nicolaita XESV 1370 de A.M., conducido por D. J. Guadalupe Chávez. Incluye lectura de materiales de Comunidad Cristiana.

23

Mi nombre es Martín Reséndiz Farfán. Tengo 62 años y pertenezco a la Basílica de María Inmaculada de la Salud en Pátzcuaro. Desde hace 20 años padezco de diabetes, lo que me ocasionó insuficiencia renal. Me atienden en el Hospital Civil, y desde octubre 2012 me hemodializan en particular por falta de cupo en el Civil. Necesito: Eritropoyetina, Tums, Complejo B, Fumarato Ferroso, Parches Hypafix y crema Mupirocina. Mis hijos y nietos me apoyan dentro de sus posibilidades, ya que tienen familia que mantener. Mis gastos mensuales ascienden a $12,000.00. ¡Gracias por tu ayuda económica! ¡Hola! Me llamo Araceli Vaca Boyzo, y vivo con mis papás en El Devanador, municipio de Tzitzio. Tengo 34 años y necesito tu ayuda porque en noviembre de 2011 me diagnosticaron cáncer de ovario, y en enero 2012 me realizaron una histerectomía. Me aplicaron ocho quimioterapias, estuve en revisión médica seis meses y en enero de 2013 me regresó la enfermedad, por lo que necesito de tres de cuatro quimioterapias, con el siguiente medicamento: Paclitaxel, Carboplatino y Ondansetron. Cada sesión cuesta $3,000.00, y como mis familiares son campesinos, no tenemos los medios para mi tratamiento. Pido tus oraciones. ¡Gracias por tu apoyo! ¡Hola! Me llamo Ángel Tinoco Calvillo. Tengo 5 años y soy de Pátzcuaro. Me atienden en el Hospital Infantil a causa de un tumor cerebral que me detectaron en diciembre de 2012. Estoy en estudios para saber el tipo tumor que tengo; por el momento, para evitar convulsiones, necesito: Atemperator Suspensión 40 mg. Mi papá es jornalero, y mi mamá nos atiende a mí y a mis dos hermanos. ¡Gracias por tus oraciones! Dios te pague.

Mi nombre es María Guadalupe Martínez Pizano. Tengo 22 años, pertenezco a la Parroquia de San Buenaventura en Huacao, Mich. Me diagnosticaron epilepsia retractaria (crisis epilépticas frecuentes), pido tu apoyo para el siguiente medicamento: Oxcarbazepina 300 mg. Mis padres no me pueden surtir el medicamento. El costo mensual de mi tratamiento asciende a los $3,000.00. Mi papá es jornalero y mi mamá se dedica al hogar, y llevo mucho tiempo en tratamiento. Ojalá me puedas ayudar. ¡Gracias y Dios te bendiga! Mi nombre es Mario Castro Alcántar, de 21 años; pertenezco a la Parroquia de Sagrado Corazón de Jesús en Uriangato, Gto. Me atienden en el Hospital Regional de Uriangato desde hace tres años, ya que padezco de insuficiencia renal. Hace unos dos años empecé a convulsionar. Me hemodializan en una clínica particular con un costo semanal de $2,000.00. También necesito Eritropoyetina, Hierro Dextran, Fenitoina y Meloxicam. Mi mamá quedó viuda y es empleada doméstica. Pido de tu ayuda económica y de tus oraciones. Mi nombre es Salvador Rangel Rodríguez, originario de Huaniqueo. Tengo 45 años, y hace cuatro años me trasplantaron un riñón. Gracias a Dios, el trasplante fue exitoso; pero después me detectaron diabetes y perdí la vista. Por eso ocupo Insulina, Tracolimus, Acido Micofenólico, Prednisona y Angiotrofin. Estoy casado, tengo tres hijos; y mi papá, que es campesino, nos apoya. ¡Dios bendiga a los que por medio de Cáritas me han apoyado! Soy moreliana. Tengo 41 años, y me llamo Maricela Gómez Aldama. Hace un año me diagnosticaron insuficiencia renal en el Hospital de la Mujer. Necesito bolsas con agua para diálisis Pisa 1.5%, Eritropoyetina, Calcio-Vitamina D, Fenitoina, Complejo B, Except y Pantoprazol. El costo de mi tratamiento es de $9,000.00. Mi situación es complicada porque mi esposo se dedicaba a vender en los tianguis, pero ya no puede trabajar por atenderme a mí y a nuestros tres hijos. ¡Muchas gracias por todo!

Gracias por tu gran generosidad. Para todos los casos: (443) 312 8981. Deposite donativos en las cuentas Banamex número 310971, sucursal 118 ó HSBC número 4036682656. Ambas cuentas a nombre de Cáritas Diocesana Morelia I.A.P. Enviar ficha de depósito al fax (443) 312 8981 de 9:00-14:30 ó entregarlo en Zaragoza 230, Centro, Morelia.

Servicios DIOCESANOS nn Farmacia Virtual. De la Parroquia de San Luis Gonzaga. Solicite u ofrezca medicamentos gratuitamente: Tel. 320-6140. nn Hospital de “Nuestra Señora de la Salud” (Hijas de María Inmaculada de Guadalupe). Zaragoza 276, Centro, Morelia, Mich. (443) 312 0990. nn Sanatorio de la Inmaculada (Misioneras de la Caridad de María Inmaculada). Tejedores de Aranza #

243, Col. Vasco de Quiroga, C.P. 58230, Morelia, Mich. (443) 314 2966, 314 2595. nn Sanatorio del Sagrado Corazón de Jesús (Hijas del Sagrado Corazón de Jesús). Juárez # 718, Salvatierra, Gto. (466) 663 0201, 663 1225.. nn Centro Materno Infantil “San José” (Hijas de la Caridad de María Inmaculada. Mariano Elízaga # 164, Centro. Morelia. (443) 312 5729.


24

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

ACONTECER

El camino sacerdotal del Pbro. José Carrillo Zavala J. TRINIDAD LOMELÍ O. osé Carrillo Zavala fue hijo de D. José Carrillo Chávez y de D. Josefina Zavala Pérez, padres muy cristianos, que engendraron para el mundo y educaron en la fe a 8 hijos, siendo el P. José el quinto de entre ellos. Este pequeño de ojos negros, inquieto y juguetón, nació el 8 de diciembre de 1953 en La Magdalena de Araceo, municipio de Valle de Santiago, Gto. Su niñez transcurrió en su tierra natal, entre la asistencia al catecismo al lado de una de sus tías, las tareas de la Escuela, juegos y travesuras con sus hermanos. Motivado por el P. Lupe Vargas, por entonces Vicario Fijo en su tierra, en julio de l965 pasó a la Escuela Apostólica de Salamanca, Gto., donde los P.P. David Gómez y Gilberto Núñez preparaban a los que querían entrar al Seminario, cursando a la vez el 6° año de Primaria. Ahí aprendió José Carrillo desde aritmética, gramática española hasta las 3 declinaciones latinas, recitando de memoria el “Asinus pelle indutus”. Ahí, en esa nueva familia, junto con unos 15 niños como él, se emocionaría con los primeros zapatos de futbol que estrenó en el Molinito y bebiendo una Coca-Cola que sabía a gloria, después del juego. Ahí aprendió a rezar en comunidad las oraciones del devocionario cristiano, las normas de urbanidad y la colaboración en el aseo de la casa. Con esta grata experiencia vocacional en Salamanca, con la fe aprendida en su familia e inspirado por el ideal sacerdotal, se enfiló el 16 de diciembre de l966 hacia el Seminario de Morelia, acompañado por sus papás. En ese año cruzaron las puertas del Seminario unos 90 niños entre los 11 y 13 años de edad, de los cuáles llegarían sólo 6 al sacerdocio. A este grupo le tocó una nueva etapa, pues con ellos comenzó la Secundaria en el Seminario, en lugar de los 5 años de Latín, ahora serían 3 de secundaria y 2 de humanidades. Esta nueva modalidad traía sus “bemoles”, pues les tocaba bajar corriendo las escaleras que dan al Parque Juárez a las 6.30 am para estar en las aulas de la Esc Sec. “Mariano Elízaga” a las 7am; y regresar al Seminario las 2.15pm, “con una hambre de aquéllas”, que ni sentían, aquel puñado de niños, entre ellos el P. José. En medio del juego, la competencia y la inquietud, subían corriendo las mismas escaleras con un sol a plomo. José Carrillo fue de baja estatura, tez morena, voz fuerte, ojos negros grandes, cabello rebelde, incluso a la brillantina Wildrot, de moda en aquel tiempo; buen deportista tanto en el futbol como en el básquet, de inteligencia aguda, casi siempre fue de promedio excelente. Terminada su preparación hacia el

J

En sus Bodas de Plata Sacerdotales (2004)

Sacerdocio, lleno de vida e ilusiones el 30 de septiembre de l979 recibió el Diaconado en la Parroquia del Santo Niño de la Salud de Morelia, Mich., y lo ejerció en La Estación de Pénjamo, Gto. Y ahí mismo entregó las primicias de su Sacerdocio, que le fue conferido en la Catedral de Morelia por el Sr. Obispo, D. Román Acevedo, el 16 de diciembre de l979, exactamente 13 años después de su ingreso al Seminario. En La Estación de Pénjamo pasó unos meses más, predicando con alegría, cantando con los coros que formó y gozando en ser Ministro del Señor, visitando las numerosas comunidades de esa parroquia, por los difíciles caminos entre piedras, hoyos y polvaredas. Después fue trasladado como Vicario a la Parroquia de San José, en Ciudad Hidalgo, donde el Santo Patriarca sin duda custodió al joven Sacerdote, que ahora en un ambiente urbano tendría nuevos horizontes pastorales: los numerosos grupos apostólicos, las familias, los monaguillos, etc. Después de unos dos años en esa Parroquia pasó con el mismo oficio a la Parroquia de Valle de Santiago, Gto., donde, ya con la experiencia adquirida, se lanzó a organizar estudios sobre Paternidad Responsable, atendió a los Cursillistas, contando con el apoyo pastoral muy cercano de sus hermanos de sangre. Del Bajío guanajuatense pasó como Párroco, durante unos 6 años a Zurumbeneo, Mich., entre la Ciudad Episcopal y la Sierra de Mil Cumbres. Aquí plasmó ya como Pastor sus ideales, se movió por los polvorientos caminos de Pie de la Mesa y Vaqueritos, y etc., etc. De esta Parroquia fue trasladado como Párroco a Bellas Fuentes, municipio de Coeneo, Mich., donde permaneció unos 7 años, con un clima más benévolo y comunidades mejor comunicadas, pero algunas un poco frías en la fe, afectadas por el agrarismo. Y como todo inquieto Pastor de al-

mas, sintió la necesidad de continuar su preparación ministerial, pasando a la Universidad Pontificia de México, donde obtuvo la Licenciatura en Teología Pastoral. Aquí comenzó a sentir los primeros malestares físicos, aviso de lo que sería en adelante la cruz su vida. Terminada su estancia de 3 años y medio en México, D.F., fue nombrado párroco de Tacubaya, municipio de Pénjamo, Gto, por unos dos años, ya con más limitantes físicos, no obstante los cuales se entregó a consolidar la comunidad como Parroquia. Después por 6 años fue Párroco del Señor de la Higuerita, en Puruándiro, Mich, con varias comunidades a su cuidado, donde prosiguió su ministerio con su entrega característica, no obstante sentir mermadas sus fuerzas físicas, por su enfermedad, tanto que hubo un momento en que casi ya no se le contaba con vida, pero milagrosamente se recuperó y prosiguió “como si nada” en su entrega pastoral. Y luego fue nombrado Párroco de San Antonio de Padua en Morelia, Mich., ubicada en las faldas del Punhuato, con unos 30,000 habitantes, donde fue admirable porque, ya con marcadas señales de enfermedad, atendió con solicitud casi heroica las 13 capillas y prosiguió la construcción de algunos salones parroquiales. De esta manera rubricó su Sacerdocio, olvidándose de sí mismo y entregándose a los demás sin descanso. Estuvo al frente de esa encomienda casi por dos años. Pasó los últimos 6 meses de su vida, quizá los más dolorosos, pero los más valiosos desde la fe, donde se ofreció como Hostia Viva, en el silencio y anonimato, permanentemente clavado a su cruz. Hubo en la vida del Pbro. José Carrillo Zavala muchos hechos providenciales: fue el único que se ordenó Sacerdote entre los 12 niños de La Magdalena, que fueron enviados al Seminario por el P. Lupe Vargas en la década de los años 60; su Ordenación Sacerdotal fue el mismo día que ingresó al Seminario, 13 años más tarde; siendo tan sano y tan deportista casi durante toda su vida, le tocó la cruz pesada de la enfermedad los últimos 10 años y lo hizo con temple, mirando hacia delante y sobre todo viviendo de la fe transmitida en su familia de La Magdalena y en su Nueva Familia Presbiteral de Morelia. Quien fue probado en su fe, murió el 30 de enero en el año de la fe 2013. Me tocó darle los últimos auxilios espirituales y celebrar la Santa Misa junto a él, todavía el mismo respondiendo algunas frases y cantando el Santo, Santo, Santo, unas 3 horas antes de su muerte. Y, como en muchos campos fue el primero entre sus compañeros y amigos sacerdotes, también es el primero en ser llamado a la Casa del Padre.

DE

BUEN VER ALMA IBARROLA MACOUZET a_i_rinasz@yahoo.com

El ejecutor Noventa minutos de matanzas, con un diálogo trivial y casi sin trama, esta película ofende en todos los niveles, un caos sin sentido; con Sylvester Stallone haciendo otro de sus papeles típicos: un hombre violento con un mínimo de inteligencia y un vocabulario ídem. Adaptada de una serie de novelas francesas, llega a una cantidad de muertos increíble y un nivel de aburrimiento por el estilo. Sería interesante tratar de adivinar cuánto tardarán en matar a todo el elenco. Violencia despiadada, venganza, desnudos, palabrotas, insultos racistas. No se la recomendamos a nadie. Adultos, con restricciones. Alex Cross-En la mente de un asesino Alex Cross es un detective y psicólogo forense en la Policía de Detroit, y un devoto padre de familia. Lo acompañan un experimentado policía de origen irlandés y una recluta ansiosa de dar la medida. Cuando varios hombres de negocios son brutalmente torturados y asesinados, es obvio que se trata de un asesino en serie y empieza una cacería del gato y el ratón en la que los detectives se ven involucrados personalmente cuando la tragedia los toca de cerca. Afortunadamente la violencia frecuente se aligera con momentos de humor, algunos muy graciosos. También vemos el lado tierno del héroe, en conmovedoras escenas familiares y otras que muestran la importancia de la fe en su vida. (Violencia intensa, tortura, drogas, desnudos parciales, lenguaje crudo. Adultos. No apta para menores de 13 años.) Ciudad de sombras Otra sórdida historia de violencia extrema. Un policía acusado de matar a un sospechoso en circunstancias no muy claras. Aunque es absuelto, la gente lo culpa de haber tomado la ley en sus manos, pero el alcalde lo declara héroe, aun así, ya no puede ser policía. Siete años después, Billy es investigador privado y lo contratan para que averigüe si la esposa del alcalde lo engaña, antes de que sus enemigos políticos lo descubran. De paso, descubre unos enjuagues políticos y salva a una buena parte de Nueva York. Cuando su novia filma una escena erótica, la acusa de infidelidad y se emborracha, y no lo volvemos a ver sobrio, y pasa de héroe a borracho común. Un enredo de corrupción policiaca que no entusiasma ni conmueve, una historia que pretende moralizar, pero que es totalmente inmoral. A pesar de un fuerte elenco, la película falla totalmente. (Adultos con serias reservas. No apta para menores de 17 años. )


Sección interdiocesana de los periódicos de las Diócesis de Morelia, Apatzingán, Cd. Lázaro Cárdenas, Tacámbaro y Zamora • Año VI No 286 • Domingo 10 de Febrero de 2013

V domingo del tiempo ordinario

“DESDE AHORA SERÁS PESCADOR DE HOMBRES” (Lc 5,1-11) P. Rubén Cervantes González • Morelia

EL RELATO DE LA PESCA MILAGROSA EN LUCAS, muy parecido al de Jn 21,1-14, nos sitúa en la predicaciónmisión de Jesús y en la rehabilitación de la fe de Pedro, después de su traición. Lucas, buen conocedor de la pesca en el ambiente judaico, nos describe en qué consiste la misión de Jesús: ha venido a pescar hombres. A cautivar con sus palabras, con su Buena Noticia de Salvación: “El Espíritu del Señor está sobre mí, me ha ungido, para llevar a los pobres la Buena Nueva, la liberación a los oprimidos y anunciar el año de gracia del Señor”. A los oprimidos por el sistema dominante de su tiempo les cae de perlas este anuncio. Simpatiza con ellos, porque anda con ellos, se mete a su mundo de trabajo, en este caso, el de la pesca. De lo humilde se pasa a lo grande, porque el reino de Dios es como una semilla de mostaza. Escoge una barca, símbolo del trabajo humilde, pesado y mal pagado. CONVIERTE LA BARCA EN SU CÁTEDRA y, después de mostrarles su poder con signos milagrosos (4,31-44), invita a un grupo de pescadores, liderados por Simón, a comprobar quién es el que los visita: “Lleven la barca mar adentro y echen sus redes para pescar”. El prototipo de los creyentes, Simón-Pedro, es dibujado por Lucas como el hombre frágil, que de momento, no abre su corazón completamente al misterio de la salvación, porque confía más en las falsas seguridades humanas: recordemos que había negado a Jesús tres veces. Observemos que Simón lo llama primero Maestro a Jesús y luego Señor, acto seguido de la pesca milagrosa. Alegóricamente, podríamos decir que después de la resurrección, de la escena de Pentecostés, la comunidad cristiana, que se encuentra en pañales, paulatinamente, va comprendiendo la Palabra de su Maestro y Señor, y, con su testimonio de caridad fraterna, van pescando muchos hombres y mujeres, para que se suban a la barca de la Iglesia, representada en la barca de Pedro. Jesús tiene que dejar bien “amaestrado en su fe” al que será el capitán de su barca, de su Iglesia, partícipe del Reino de Dios. Desde la Iglesia y para el mundo entero se anuncia la salvación conquistada por Jesucristo. Al paso de los siglos, cuando se ha obrado con fe, ha tenido pesca milagrosa nuestra Santa Madre Iglesia. Renovemos hoy y siempre nuestra confianza en Jesús: en su nombre sigamos predicando y pescando.

96 Aniversario de la Constitución Política de los EUM El derecho positivo, necesidad siempre actual y perfectible, ha de comprenderse, producirse y aplicarse rectamente, para la consecución de una vida plenamente humana.

EL 5 DE FEBRERO CELEBRAMOS EL 96 ANIVERSARIO DE LA PROMULGACIÓN de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que rige la vida política y social de nuestro país, así como la relación de nuestra nación con otros estados. La intención del Congreso Constituyente que la promulgó en 1917, fue la de abrogar la Constitución de 1857 y elevar a rango constitucional las demandas exigidas durante la Revolución Mexicana. Para mejor responder a su fin, el contenido de la Ley Fundamental ha sido reformado varias veces, a lo largo de los años. Entre esas reformas destaca la del 10 de junio del 2011, que pone de manifiesto que la persona posee derechos emanados de su propia dignidad, que el Estado reconoce, no otorga. Así, el artículo primero señala que las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de acuerdo con la Constitución y los tratados internacionales de los que el Estado mexicano es parte, de la manera que más favorezca a la persona. Nuestra Carta Magna, que cuenta con 136 artículos y 19 transitorios, está conformada por 2 grandes partes: la dogmática, que trata “de los derechos humanos y sus garantías", y la orgánica, que trata acerca de la división de los Poderes de la Unión y el funcionamiento de las instituciones del Estado. Su objetivo es, sin duda, responder al anhelo de un orden político y social que haga posible el ideal de justicia que conduce a la paz. Efectivamente, en este mundo estupendo y dramático, el derecho positivo se presenta como una necesidad siempre actual y perfectible, que ha de comprenderse, producirse y aplicarse rectamente, para la consecución de una vida plenamente humana. Esto exige el reconocimiento de que la persona posee una grandeza tal que su dignidad constituye un valor

trascendente del que brotan derechos innatos, universales e inalienables, como el derecho a la vida, a la propia identidad, a la integridad física, psíquica, moral y patrimonial; a la salud, a la seguridad, a un trato justo, a lo necesario para conservar y desarrollar la propia existencia y alcanzar la plena realización; a la libertad de conciencia, de pensamiento, de religión; de residencia, de tránsito y de acción; a formar y tener una familia; a asociarse libremente; a vivir en un medio ambiente sano; a la educación, a la cultura, a la formación integral y profesional; a un trabajo digno y justamente remunerado; a la información, a la verdad, a la participación social, al descanso y a la paz. Dar a cada uno lo suyo significa dar a la persona lo que le corresponde conforme a su naturaleza y dignidad y a sus acciones deliberadas. Sólo así se puede vivir en la tranquilidad del orden que, como decía san Agustín (354-430), “es la disposición que asigna a las cosas diferentes y a las iguales, el lugar que les corresponde”. Por eso, Publio Iuventius Celso (s. II d. C.) afirmaba: “Saber leyes no es conocer sus palabras, sino su fuerza y valor”. Ciertamente, saber leyes significa comprender que el derecho positivo existe como una regla de vida social, que tiende a establecer un orden que responda a las exigencias de la justicia, haciendo que las personas se encuentren entre sí con la dignidad que les es propia. Conscientes de esto, procuremos y promovamos el conocimiento y la observancia responsable de los derechos y deberes propios y ajenos, teniendo presente que, como decía José Campillo Sáinz (1917-1998): “Cuando se vulnera el derecho de uno solo, se agravia y pone en peligro el derecho de todos”. + Mons. Eugenio Lira Rugarcía Obispo Auxiliar de Puebla y Secretario General de la CEM


PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE MORELIA • No 286 • DOMINGO 10 DE FEBRERO DE 2013

II

Mensaje del Papa para la Cuaresma 2013

Creer en la Caridad Suscita Caridad «Hemos conocido el amor que Dios nos tiene, y hemos creído en él» (1 Jn 4, 16). QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS: La celebración de la Cuaresma, en el marco del Año de la Fe, nos ofrece ocasión preciosa para meditar sobre la relación entre fe y caridad: entre creer en Dios, el Dios de Jesucristo, y el amor, que es fruto de la acción del Espíritu Santo y nos guía por un camino de entrega a Dios y a los demás.

al don del amor, con el cual Dios viene a nuestro encuentro» [Deus cantas est, 1). La fe constituye la adhesión personal -que incluye todas nuestras facultades- a la revelación del amor gratuito y «apasionado» que Dios tiene por nosotros y que se manifiesta plenamente en Jesucristo. El encuentro con Dios Amor, no sólo comprende el corazón, sino también el entendimiento: «El reconocimiento del Dios vivo es una vía hacia el 1. La fe como respuesta al amor, y el sí de nuestra voluntad amor de Dios a la suya abarca entendimiento, En mi primera encíclica voluntad y sentimiento en el acto expuse ya algunos elementos para único del amor. comprender el estrecho vínculo Sin embargo, éste es un entre estas dos virtudes teologales, proceso que siempre está en camino: la fe y la caridad. Partiendo de el amor nunca se da por "concluido" la afirmación fundamental del y completado» {ibídem, 17). De apóstol Juan: «Hemos conocido aquí deriva para todos los cristianos el amor que Dios nos tiene y y, en particular, para los «agentes hemos creído en él» {1 Jn 4, 16), de la caridad», la necesidad de la fe, recordaba que «no se comienza del «encuentro con Dios en Cristo a ser cristiano por una decisión que suscite en ellos el amor y abra ética o una gran idea, sino por el su espíritu al otro, de modo que, encuentro con un acontecimiento, para ellos, el amor al prójimo ya no con una Persona, que da un nuevo sea un mandamiento por así decir horizonte a la vida y, con ello, impuesto desde fuera, sino una una orientación decisiva... Y consecuencia que se desprende de puesto que es Dios quien nos ha su fe, la cual actúa por la caridad» amado primero (cf. 1 Jn 4,10), (ib., 31a). ahora el amor ya no es sólo un El cristiano es una persona "mandamiento'', sino la respuesta conquistada por el amor de Cristo

La caridad comienza con los de casa

y movido por este amor -caritas Christi urget nos» (2 Co 5, 14)-, está abierto de modo profundo y concreto al amor al prójimo (cf. ib., 33). Esta actitud nace ante todo de la conciencia de que el Señor nos ama, nos perdona, incluso nos sirve, se inclina a lavar los pies de los apóstoles y se entrega a sí mismo en la cruz, para atraer a la humanidad al amor de Dios. «La fe nos muestra a Dios que nos ha dado a su Hijo y así suscita en nosotros la firme certeza de que realmente es verdad que Dios es amor... La fe, que hace tomar conciencia del amor de Dios revelado en el corazón traspasado de Jesús en la cruz, suscita a su vez el amor. El amor es una luz -en el fondo la única- que ilumina constantemente a un mundo oscuro y nos da la fuerza para vivir y actuar» (ib., 39). Todo esto nos lleva a comprender que la principal actitud característica de los cristianos es, precisamente, «el amor fundado en la fe y plasmado por ella» (ib., 7). 2. La caridad como vida en la fe Toda la vida cristiana consiste en responder al amor de Dios. La primera respuesta es precisamente la fe, acoger llenos de estupor y

gratitud una inaudita iniciativa divina que nos precede y nos reclama. Y el «sí» de la fe marca el comienzo de una luminosa historia de amistad con el Señor, que llena toda nuestra existencia y le da pleno sentido. Sin embargo, Dios no se contenta con que nosotros aceptemos su amor gratuito. No se limita a amarnos; quiere atraernos hacia sí, transformarnos de un modo tan profundo que podamos decir con san Pablo: ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí (cf. Ga 2, 20). Cuando dejamos espacio al amor de Dios, nos hace semejantes a él, partícipes de su misma caridad. Abrirnos a su amor significa dejar que él viva en nosotros y nos lleve a amar con él, en él y como él; sólo entonces nuestra fe llega verdaderamente «a actuar por la caridad» (Ga 5, 6) y él mora en nosotros (cf. 1 Jn 4, 12). La fe es conocer la verdad y adherirse a ella (cf. 1 Tm 2, 4); la caridad es «caminar» en la verdad (cf. Ef 4, 15). Con la fe se entra en la amistad con el Señor; con la caridad se vive y se cultiva esta amistad (cf. Jn 15,14s). La fe nos hace acoger el mandamiento del Señor y Maestro; la caridad nos da la dicha de ponerlo en práctica (cf. Jn 13, 13-17). En la fe somos engendrados como hijos de Dios (cf. Jn 1, 12s); la caridad nos hace perseverar concretamente en este vínculo divino y dar el fruto del Espíritu Santo (cf. Ga 5, 22). La fe nos lleva a reconocer los dones que el Dios bueno y generoso nos encomienda; la caridad hace que fructifiquen (cf. Mt 25, 14-30). 3. El lazo indisoluble entre fe y caridad A la luz de cuanto hemos dicho, resulta claro que nunca podemos separar, o incluso oponer, fe y caridad. Estas dos virtudes teologales están íntimamente unidas por lo que es equivocado ver en ellas un contraste o una «dialéctica». Por un lado, en efecto, representa una limitación la actitud de quien hace fuerte hincapié en la prioridad y el carácter decisivo de la fe, subestimando y casi despreciando las obras concretas de caridad y reduciéndolas a un humanitarismo


PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE MORELIA • No 286 • DOMINGO 10 DE FEBRERO DE 2013

genérico. Por otro, sin embargo, también es limitado sostener una supremacía exagerada de la caridad y de su laboriosidad, pensando que las obras puedan sustituir a la fe. Para una vida espiritual sana es necesario rehuir tanto el fideísmo como el activismo moralista. La existencia cristiana consiste en un continuo subir al monte del encuentro con Dios, para después volver a bajar, trayendo el amor y la fuerza que derivan de éste, a fin de servir a nuestros hermanos y hermanas con el mismo amor de Dios. En la Sagrada Escritura vemos que el celo de los apóstoles en el anuncio del Evangelio que suscita la fe está estrechamente vinculado a la solicitud caritativa respecto al servicio de los pobres (cf. Hch 6, 1-4). En la Iglesia, contemplación y acción, simbolizadas de alguna manera por las figuras evangélicas de las hermanas Marta y María, deben coexistir e integrarse (cf. Le 10, 3842). La prioridad corresponde siempre a la relación con Dios y el verdadero compartir evangélico debe estar arraigado en la fe (cf. Audiencia general 25 abril 2012). A veces, de hecho, se tiene la tendencia a reducir el término «caridad» a la solidaridad o a la simple ayuda humanitaria. En cambio, es importante recordar que la mayor obra de caridad es precisamente la evangelización, es decir, el «servicio de la Palabra». Ninguna acción es más benéfica y, por tanto, caritativa hacia el prójimo que partir el pan de la Palabra de Dios, hacerle partícipe de la Buena Nueva del Evangelio, introducirlo en la relación con Dios: la evangelización es la promoción más alta e integral de la persona humana. Como escribe el siervo de Dios, el Papa Paulo VI, en la Encíclica “Populorum progressio”, es el anuncio de Cristo el primer y principal factor de desarrollo (cf. n. 16). La verdad originaria del amor de Dios por nosotros, vivida y anunciada, abre nuestra existencia a aceptar este amor haciendo posible el desarrollo integral de la humanidad y de cada hombre (cf. Cantas en veritate, 8). En definitiva, todo parte del amor y tiende al amor. Conocemos el amor gratuito de Dios, mediante el anuncio del Evangelio. Si lo acogemos con fe, recibimos el primer contacto -indispensable- con lo divino, capaz de hacernos «enamorar del Amor», para después vivir y crecer en este

III

La caridad se otorga...

...y se solicita

Amor y comunicarlo con alegría a los demás. A propósito de la relación entre fe y obras de caridad, unas palabras de la Carta de san Pablo a los Efesios resumen quizá muy bien su correlación: «Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de vosotros, sino que es un don de Dios; tampoco viene de las obras, para que nadie se gloríe. En efecto, hechura suya somos: creados en Cristo Jesús, en orden a las buenas obras que de antemano dispuso Dios que practicáramos» (2, 8-10). Aquí se percibe que toda la iniciativa salvífica viene de Dios, de su gracia, de su perdón acogido en la fe; pero esta iniciativa, lejos de limitar nuestra libertad y nuestra responsabilidad, más bien hace que sean auténticas y las orienta hacia las obras de la caridad. Éstas no son, principalmente, fruto del esfuerzo humano, del cual gloriarse, sino que nacen de la fe, brotan de la gracia que Dios concede abundantemente.

Una fe sin obras es como un árbol sin frutos: estas dos virtudes se necesitan recíprocamente. La Cuaresma, con las tradicionales indicaciones para la vida cristiana, nos invita precisamente a alimentar la fe a través de una escucha más atenta y prolongada de la Palabra de Dios y la participación en los sacramentos y, al mismo tiempo, a crecer en la caridad, en el amor a Dios y al prójimo, también a través de las indicaciones concretas del ayuno, de la penitencia y de la limosna. 4. Prioridad de la fe, primado de la caridad Como todo don de Dios, fe y caridad se atribuyen a la acción del único Espíritu Santo (cf. 1 Co 13), ese Espíritu que grita en nosotros «¡Abbá, Padre!» (Ga 4, 6), y que nos hace decir: «¡Jesús es el Señor!» (1 Co 12, 3) y «¡Maranatha!» (1 Co 16, 22; Ap 22, 20). La fe, don y respuesta, nos da a conocer la verdad de Cristo como Amor encarnado y crucificado,

adhesión plena y perfecta a la voluntad del Padre e infinita misericordia divina para con el prójimo; la fe graba en el corazón y la mente la firme convicción de que precisamente este Amor es la única realidad que vence el mal y la muerte. La fe nos invita a mirar hacia el futuro con la virtud de la esperanza, esperando confiadamente que la victoria del amor de Cristo alcance su plenitud. Por su parte, la caridad nos hace entrar en el amor de Dios que se manifiesta en Cristo, nos hace adherir de modo personal y existencial a la entrega total y sin reservas de Jesús al Padre y a sus hermanos. Infundiendo en nosotros la caridad, el Espíritu Santo nos hace partícipes de la abnegación propia de Jesús: filial para con Dios y fraterna para con todo hombre (cf. Rm 5, 5). La relación entre estas dos virtudes es análoga a la que existe entre dos sacramentos fundamentales de la Iglesia: el Bautismo y la Eucaristía. El bautismo (sacramentum fidei) precede a la Eucaristía (sacramentum caritatis), pero está orientado a ella, que constituye la plenitud del camino cristiano. Análogamente, la fe precede a la caridad, pero se revela germina sólo si culmina en ella. Todo parte de la humilde aceptación de la fe («saber que Dios nos ama»), pero debe llegar a la verdad de la caridad («saber amar a Dios y al prójimo»), que permanece para siempre, como cumplimiento de todas las virtudes (cf. 1 Co 13,13). Queridos hermanos y hermanas, en este tiempo de Cuaresma, durante el cual nos preparamos a celebrar el acontecimiento de la cruz y la resurrección, mediante el cual el amor de Dios redimió al mundo e iluminó la historia, os deseo a todos que viváis este tiempo precioso reavivando la fe en Jesucristo, para entrar en su mismo torrente de amor por el Padre y por cada hermano y hermana que encontramos en nuestra vida. Por esto, elevo mi oración a Dios, a la vez que invoco sobre cada uno y cada comunidad la Bendición del Señor. Ciudad del Vaticano, 15 de octubre de 2012. Benedicto XVI


PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE MORELIA • No 286 • DOMINGO 10 DE FEBRERO DE 2013

IV

Año Nuevo Purépecha

P´urhepecheri Jimbanhi Uéxurhini Nahuatzen 2013

José Antonio Villanueva y Chávez.- Uruapan

LA GRAN CELEBRACIÓN DEL AÑO NUEVO PURÉPECHA ES TAMBIÉN CONOCIDA COMO LA DEL ENCENDIDO DEL FUEGO NUEVO, retomada a principios de la década de los 80s del siglo pasado, con el apoyo de un grupo de historiadores y promotores culturales, a los que ha seguido un sin número de profesionistas de origen purépecha. Una vez rescatada la tradición, la llegada del Año Nuevo Purépecha se celebró por primera vez en la comunidad de Tzintzuntzan, en 1983, con los símbolos en honor a Kurhikuauerhi o Curicaveri, dios del sol y el fuego. Esta celebración tiene como objetivos unir y fortalecer al pueblo purépecha, recuperando sus principales elementos y valores culturales, los indispensables para mantener una identidad, tales como el idioma, las costumbres y tradiciones, la alimentación y el sistema de trabajo, entre otros, de las 4 regiones de Michoacán. La festividad se realiza el 1 de febrero, fecha que determinaron el antropólogo Agustín García Alcaraz y el Profr. Valente Soto Bravo; inicia en la media noche, con el encendido del fuego, en sede diferente cada año. En cuanto a los símbolos, el primero es una piedra piramidal, en la cual cada comunidad sede del encendido del Fuego Nuevo, determina grabar una imagen que la represente; la piedra

tiene espacio para 52 comunidades, es decir, 52 años, que en la concepción prehispánica del pueblo purépecha equivalen a un siglo; el segundo es una bandera que en sus 4 colores representa a las regiones del territorio purépecha: morado (Ciénega de Zacapu), azul (Lago de Pátzcuaro), amarillo (Cañada de los Once Pueblos) y verde (Meseta Purépecha); en el centro de la bandera se aprecia una punta de pedernal, que representa a Kurhika K´eri, la Gran lumbrera o el Sol, rodeado por varias flechas y una mano empuñada, acompañada por la frase: ”Juchari

Uianapikua” (Nuestra Fuerza). Otros símbolos son: un bastón de mando, un guaje maqueado, un pescado y un coyote de cantera, que representan al pueblo purépecha; éstos y los anteriores son custodiados durante un año por la comunidad anfitriona del Año Nuevo, la cual los entregará al inicio de un nuevo ciclo, a la población elegida para celebrar la próxima ceremonia del Encendido del Fuego Nuevo. Entre las principales actividades delAño Nuevo Purépecha en Nahuatzen, el jueves 31 de enero pasado, la tarde de ese día se llevó a cabo la recepción del

Fuego Viejo, procedente de la comunidad de Santo Santiago Conguripo, localizada en el municipio de Angamacutiro, sede en 2012 del Año Nuevo Purépecha. El viernes 1 de febrero, muy temprano se celebró el amanecer purépecha, con el saludo a la bandera purépecha, en la plaza principal del lugar. Por la mañana hubo una serie de conferencias sobre la propia cultura, tradiciones y costumbres; durante el día se desarrolló un programa artístico en la pérgola municipal, donde se presentaron diversas danzas y agrupaciones musicales de Tingambato, Ichán e Ihuatzio. También se llevó a cabo la muestra y trueque artesanal. No pudo faltar, al medio día, la solemne concelebración eucarística en lengua purépecha, en el templo parroquial de San Luis Rey, con un sin número de ofrendas representativas de cada comunidad participante. Al terminar la misa se llevó a cabo el tradicional recorrido del Corpus, con productos y danzas de cada región, y por la tarde, en los alrededores de la plaza principal, hubo gran convivencia y tianguis artesanal. Finalmente, varios equipos de jóvenes exhibieron el tradicional juego de pelota, conocido como Urhuakua, y se eligió la sede del Año Nuevo Purépecha del 2014: Tarejero, una comunidad de la región Ciénega de Zacapu. ¡Enhorabuena!

Nuevo Año Purépecha, ocasión de agradecer y fortalecerse ENLAPLAZADENAHUATZEN, Mich. (Dióc. de Zamora), desde temprana hora comenzaron a congregarse delegados de muy diversas localidades purépechas de Michoacán, aunque no faltaron otros visitantes, atraídos por la fama que ha ganado esta manifestación única de la cultura autóctona del Estado, revivida hace tres décadas por el zacapense P. Agustín García Alcaraz († 1995). Un alto pedestal de piedra, frente a la Parroquia, sirvió para enarbolar la bandera purépecha y como estrado a quienes, de cuando en cuando, y por motivos varios, se dirigían a los presentes. En el templo parroquial de San Luis Rey, se efectuó, al mediodía del día 1º de febrero pasado, la solemne Concelebración Eucarística, culminación

Provincia Eclesiástica de Morelia AÑO VI No 286 • 10-02-2013

litúrgica de ese Nuevo Año. Presidida por el Párroco de San Miguel Arcángel, de Morelia, P. Antonio Abad Valdovinos, en compañía de sus hermanos también Sacerdotes purépechas Rodolfo y Rigoberto, el Sr. Cura anfitrión P. Francisco Martínez, y otros Sacerdotes de las Diócesis de Morelia y Zamora. Las amplias naves del templo se vieron llenas de fieles purépechas provenientes de muy diversas localidades de Michoacán. En lo alto, pendían como ofrenda atuendos típicos, coloridos y lindamente confeccionados (huipiles, guanengos, jorongos, pantalones, etc.). Toda la Eucaristía fue dicha en la lengua autóctona de este mismo pueblo, con la sola excepción de la homilía, que predicó en castellano el

† Miguel Patiño Velázquez, MSF Obispo de Apatzingán

Pbro. Miguel A. Carrasco Ocam (01-453) 534-22-26

† Fabio Martínez Casillas Obispo de Cd. Lázaro Cárdenas

Pbro. Sergio Sánchez (01-753) 537-40-82

P. Juan Antonio Valdez, Sr. Cura de las Parroquias de San Andrés Tziróndaro y San Jerónimo Purenchécuaro (Mpio. de Quiroga). El P. Juan Antonio reconoció que, aunque desde hace varios años había trabajado con este pueblo, “se había quedado sólo con la ‘cáscara’”, pero ahora lo ha comprendido mejor y aprecia y entiende mejor la multitud de signos que la nación p’orhé emplea en sus celebraciones: colores, aromas, cantos: “un pueblo de signos, de expresiones”, y se refirió en particular a tres signos: la bandera que, partida en cuarteles significa “la unidad en la pluralidad”, con unidad de lengua, fe y raza; la piedra, que alude al cimiento social, a la familia; y el fuego nuevo, † Alberto Suárez Inda Arzobispo de Morelia

Pbro. Guillermo Reyes Carmona (01-443) 317-24-77 313-96-67

M.S. Avilés

con que “celebran la vida que comienza, por eso no la separan de la Eucaristía”, que representa “la esperanza de todos los pueblos en la vida que Dios nos promete”. En diversos momentos de la Misa, pero en especial a la hora de las Ofrendas, se manifestó, con abundancia de dones y gestos, la gratitud y fe de los fieles purépechas, patentes en el vestuario, la danza y el acompañamiento rítmico y musical. Al finalizar la Eucaristía, el Párroco invitó a todos a compartir los alimentos, que supuso la instalación de centenares de lugares en varias calles del pueblo. Más tarde, vendría el “Corpus”, en que propios y extraños todos compartieron un poco de todo aquello con que Dios los ha bendecido.

† José Luis Castro Medellín, MSF Obispo de Tacámbaro

Pbro. Iván Torres Martínez (01-459) 596-11-53

† Javier Navarro Rodríguez Obispo de Zamora

MENSAJE

Pbro. Rafael Morales Navarro (01-351) 512-54-26 (Responsable de esta edición 286)


Domingo 3 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2566

c

CULTURA

29

CONTEMPLANDO LA CREACIÓN

Qué es el ADN y las indicaciones para la vida “Quien no valora la vida, no la merece”. (Anónimo.) P. ÁNGEL ESPINO GARCÍA uenta la historia que en el año 1927 un intrépido piloto llamado Carlos Lindbergh, asombró al mundo volando desde Nueva York a París, sin escalas, en un lapso de 33 horas. Un niño de once años, muy inteligente llamado Christopher Lee Marshall, quiso repetir la legendaria hazaña de aquel piloto, sobrevolando el Atlántico en un avión de un motor, haciendo escala en Canadá, Groenlandia y Escocia. Llegó a París después de una semana, el día 14 de julio de 1988. Ese niño ha sido el piloto más joven que ha sobrevolado el Océano Atlántico, pues desde los 4 años de edad acompañaba a su padre, que era piloto de una línea comercial aérea. Ese pequeño, a los 7 años, inició sus clases con los mejores pilotos de California. El día en que logró su hazaña declaró ante los periodistas: “A todos los niños de mi edad, tanto de mi país como del mundo, quiero decirles que al sobrevolar tan grandes distancias, he querido demostrar que aún los sueños más increíbles pueden convertirse en realidad, si uno quiere y se lo propone. Es cuestión de esfuerzo y de perseverancia”.

C

c

Así en la ecología: cuando los pequeños aprenden de sus padres y de sus maestros el amor a la naturaleza, y cuando aprenden que los árboles son poemas que nos regala el cielo, y que cada árbol nos ofrece un clima nuevo bajo su sombra. Cuando los

maestros enseñan a los alumnos a colocar la basura en su lugar, a evitar fogatas junto al bosque y a plantar arbolitos en temporada de lluvias, ciertamente van a pasar por el océano de la vida valorando y respetando la Creación, porque así aprendieron de sus

mayores, y sus sueños de disfrutar un buen ambiente sería una hermosa realidad. Mas, si no somos cuidadosos de la naturaleza, vendrá el fracaso. Hace quince días vimos cómo el ARN ha sido la primera molécula capaz de multiplicarse. Hoy veremos cómo el ADN es la molécula que ofrece la información a la mayoría de los organismos que contiene el planeta, a excepción de los virus de ARN. El ADN tiene en su estructura una doble espiral que le da una gran estabilidad, la cual es necesaria para poder contener las instrucciones en pro de la vida de los organismos y poder transmitirlas a las siguientes generaciones. Las instrucciones se transmiten de diferentes maneras: en primer lugar, por el código genético que está formado por grupos de tres letras que forman un alfabeto de 64 palabras. En segundo lugar, la lectura se encuentra en la forma en que las proteínas que regulan el lenguaje de los genes reconocen las consecuencias lógicas del ADN para activar o reprimir la producción de tal o cual proteína. Como vemos, el planeta es un tejido de maravillas. Si cuidamos la tierra, todo irá bien, pues la vida es como una nuez que no puede perjudicarse cuando está entre almohadones de plumas. Bien decía Víctor Hugo: “La vida es como una flor cuya miel es el amor”.

LITERATURA MEXICANA

Mons. Luis María Martínez y Francisco de Sales Menocal P. ISRAEL GONZÁLEZ SALAZAR ons. Luis María Martínez nació en la Hacienda Molino de Caballeros, del municipio de Epitacio Huerta, el 9 de julio de 1881. Estudió las primeras letras en Morelia, y aquí mismo ingresó al Seminario, en donde realizó una brillante carrera ordenándose Sacerdote el 25 de diciembre de 1904. Ya como Sacerdote, fue nombrado Prefecto de Disciplina del Seminario, Vicerrector y después Rector. A Don Luis María lo nombraron Obispo de Chilapa en 1922, Obispo Auxiliar de Morelia en 1923, y en 1937 tomó posesión del Arzobispado de México. Como poeta, Mons. Martínez dejó su huella en poemas inspirados y sencillos, de los que es buena muestra el soneto que aquí les presento.

M

El fruto de la vid sin el pesado esfuerzo del lagar no fuera vino, ni el trigo candeal sin el molino se convirtiera en pan inmaculado; si por dolor no fuera trasformado en pan de vida y en licor divino

el amor, no cumpliera su destino de darse en comunión siempre el Amado; sin la Cruz, para mí Jesús no fuera Pan de salud y Cáliz de alegría y Él mismo en mi miseria no viviera, y pues su amor me dio la Eucaristía, mi amor no fuera amor si no le diera, por un milagro de dolor, la mía… Monseñor Martínez muere en la Ciudad de México en febrero de 1956. Francisco de Sales Menocal nació en Morelia el 4 de octubre de 1882. Hizo estudios en el Colegio de San Nicolás, sin concluirlos; se dedicó a servir a la administración pública en el área de Correos. Francisco de Sales falleció trágicamente en la ciudad de Morelia el 11 de agosto de 1903. La poesía de Menocal fue tan breve como la vida del poeta, sin embargo, tiene calidad y gran valor. Les presento aquí el poema Íntima No vayas a buscarme al hondo valle donde forma sus nidos la torcaz, donde crece el mastranto y el tomillo porque no me has de hallar.

Ve a buscarme a la cumbre de los montes, a donde habita el águila caudal, donde no hay floraciones en las peñas. Allí me encontrarás. No preguntes por mí a la onda mansa que besa las arenas al morir, esas ondas de espumas trasparentes ¿qué te dirán de mí? Pregúntale a la furia del torrente, cuyo bramido el eco, al repetir parece que remeda el grito airado de mi penar sin fin. Nunca busques mi voz entre la brisa que viene tus cabellos a besar, trayendo entre sus alas los perfumes del mirto y arrayán. Oye mi voz en el rugiente trueno, presagio de la ronca tempestad. Soy como él: estrago aquí en la tierra; luz en la inmensidad. Águila, grito, luz, trueno, torrente, como vosotros es mi corazón: llevo vuestra grandeza dentro del alma, y entre las sombras voy.


30 c

Domingo 10 de febrero de 2013, Comunidad Cristiana • Nº 2567

CULTURA

ARTE SACRO

Conjunto parroquial de San Buenaventura y Señor de Araró (I) La imagen del Señor

uien contempla la imagen del soberano Señor de Araró siente en el espíritu un hondo placer estético- y una tierna devoción nacida de los más profundos hontanares del alma. El placer estético nace de la contemplación de una obra de escultura perfecta. Hay proporción en las partes de la imagen. Es la de un hombre de estatura normal. Tiene la serena quietud de quien acaba de morir en infinita paz. El color dominante es el de un cuerpo humano que estuvo bajo el castigo de, los azotes, bajo la ignominia de los salivazos y la inmundicia del polvo de la calle incrustado en la carne macerada. La sangre que se derramó de la espalda desgarrada le mancha la cintura y las piernas; en los pies y en los brazos están pintados al vivo con indelebles colores amoratados las huellas del látigo de la soldadesca. Cristo duerme el apacible sueño de la muerte en la imagen sagrada. Siempre la han venerado los fieles con profunda y constante devoción. Desde lejanas tierras han venido en el correr de los años grandes grupos de peregrinos a visitarla. Y ni las largas caminatas a pie en años anteriores, cuando no había los medios de comunicación que hoy tenemos, ni las dificultades que en tiempo de persecución religiosa se presentaban por parte de las autoridades civiles, han sido razón para que disminuya el fervor y el entusiasmo para venir a Araró a dar gracias por los favores recibidos y a implorar nuevas mercedes del Cristo milagroso. A pesar del tamaño de la imagen, su peso es apenas de

Q

doce kilos y medio. Pesa únicamente eso, porque fue hecha de una pasta que se hacía con la médula de caña de maíz, una orquídea que le daba consistencia y un preservativo contra la polilla. El cronista La Rea nos dice cómo se preparaba la pasta para hacer las imágenes de caña en aquellos tiempos: “Los indígenas cogen la caña de maíz y le sacan el corazón, que es a modo de cañeja, pero más delicado. Y moliéndolo, se hace una pasta con un género de engrudo que ellos llaman ‘tatzingueni’, tan excelente, que se hacen de ella las famosas hechuras de Cristos de Michoacán, que fuera de ser tan propios y con tan lindos primores, son tan ligeros que siendo de dos varas, al respecto pesan lo que pesaran siendo de pluma, y así han sido y son las hechuras más estimadas que se conocen”. ¿Quién fue el artista que la forjó y desde cuándo se le tributa culto en estos lugares? Son estas dos preguntas a las que no podemos dar una respuesta por falta de documentos. La tradición popular dice que el Señor de Araró se llama así por haber tenido los primeros cultos en las salinas de un pueblo conocido bajo ese nombre, en donde estuvo colocada la imagen desde el principio del siglo XVI en una pobre capilla de adobe, hasta que se trasladó al templo en que hoy se venera. El santuario

En los libros del archivo parroquial de Zinapécuaro anteriores a la administración del primer párroco secular, el Bachiller D. José Domingo Dutari, ya se habla de Araró, mas no se hace mención del santuario ni del culto que se

da a la imagen del Cristo. Pero cuando empieza el Sr. Dutari sus anotaciones en el libro de la Fábrica Espiritual de la Parroquia en el año de 1761, se habla expresamente del Santuario. En la foja número 4 se encuentra lo siguiente: “Doy en data diez y nueve pesos que ha habido de gasto de vino para celebrar tres misas corrientemente desde el día 1º de junio hasta el último de diciembre del citado año y otras muchas que dicen sacerdotes pasajeros por este pueblo (Zinapécuaro), tránsito de lo más del obispado para la capital, y varios que vienen al santuario de Araró”. De las últimas palabras trascritas se desprende que ya para 1761 varios sacerdotes venían a visitar el Santuario. Por consiguiente, ya de tiempo atrás estaba ahí la imagen. Ya la noticia de sus favores se había extendido por muchas partes. Natural es también suponer que desde tiempo atrás existía un templo en Araró, llamado el Santuario. Ese primer santuario fue sustituido por el actual. Ahora bien, ¿cuándo se empezó a edificar este nuevo templo? Fue durante el tiempo en que administraron la Parroquia los Padres Franciscanos. ¿Quién de ellos lo em-

pezó a edificar? No tenemos documento que nos lo diga. En el año de 1761, el templo estaba en vías de terminarse en su construcción. En el inventario que hicieron los Religiosos Franciscanos al entregar la Parroquia al Clero secular se halla la descripción del Santuario. Dice así: “En el pueblo de San Buenaventura de Aguas Calientes de Araró hay una iglesia. Tiene de largo 42 varas, de ancho 10, y de alto 14 varas. Tiene su crucero. El templo está cubierto de seis bóvedas y el cimborrio. Una bóveda está sobre el presbiterio. Otras dos y el cimborrio forman el cuerpo de la iglesia. Dos bóvedas están sobre los cruceros y otra sobre el coro. Las bóvedas están sobre arcos de piedra de sillería y las extremidades de los arcos descansan sobre pilares de lo mismo. En el cimborrio, así la cornisa como el medio anillo, son de piedra labrada de cantería y tiene cuatro ventanas de tres varas de alto, y tiene también cuatro nichos del mismo alto. El presbiterio tiene hacia la derecha una puerta que da entrada a la sacristía con marco de piedra labrada de cantera con bases y cornisas de lo mismo. Y su puerta es de una mano, labrada de cojinillo, con alcayatas, chapa y llave. La sacristía tiene nueve varas

y tres cuartos de largo por cuatro y medio de ancho, y cinco y medio de alto. La cubren dos bóvedas, a las que recibe un arco de piedra de cantería. Tiene una ventana que ve al oriente con marco de cantera y puertas de cojinillo. Otra puerta que da a un cuarto. Este cuarto tiene dos puertas, una da al templo y otra a un patio. “El templo tiene en la pared de la derecha cuatro ventanas y en la pared de la izquierda tiene tres. El coro es de bóveda. Tiene una ventana que da al frente de la iglesia. A ambos lados del coro hay una puerta. Debajo del coro, y dentro de la iglesia, está el bautisterio con una ventana al poniente. La portada del templo ve al poniente. Son buenas su estructura y sus molduras. En la superficie, sobre la ventana del coro, está grabada en piedra una imagen de nuestra Señora de los Dolores al pie de una cruz. Y en el remate del arco que forma la portada están figuradas en piedra tres imágenes: en medio el Salvador y a los lados San Pedro y San Pablo, de medio cuerpo. * Fragmentos transcritos de Zinapécuaro: tres épocas de una Parroquia, del P. Ramón López Lara. Morelia, Fimax, 1976, págs. 212-214.


31 AÑO XIV • Número 578 en la edición Nº 2566 de Comunidad Cristiana del Domingo 10 de febrero de 2013 Coordina: Martha Ruano Hurtado Viñetas: María Elena Caballero Díaz e-mail: martharuanoh@hotmail.com

El arte de la escultura María Elena Caballero Díaz

Esculpir o modelar una figura es utilizar la materia inerte para crear una forma. Así podemos decir que Dios es el primer escultor del universo, porque moldeó al ser humano utilizando la tierra y el agua, y también creó todo lo que existe en el universo, sólo que a nosotros nos dotó de una espiritualidad que nos permite la fe en Él y del talento creativo que podemos utilizarlo para el bien o para el mal. El hombre, desde los primeros tiempos de su existencia, ha intentado esculpir utilizando diferentes materiales, como barro o arcilla, piedra, mármol o madera; posteriormente fue usando también el hierro y haciendo aleaciones en las que resultó el bronce. También surgieron otras materias primas como la cera, yeso, porcelana, plastilina, resina de poliéster y plásticos con refuerzo de fibra de vidrio, así como actualmente se utiliza el látex. Para elaborar esculturas se utilizan varias técnicas: • Esculpir consiste en quitar partículas a un bloque de piedra o mármol. • Moldear es dar a una pasta la forma deseada. • Vaciar es hacer una forma en hueco o vacío para llenarla después con metal o pasta. • Cincelar es retocar con cincel las figuras obtenidas por el vaciado o formar bajorrelieves con el cincel en una lámina metálica. • Embutir es aplicar sobre un molde duro una delgada chapa de metal precioso para que, a fuerza de golpes, tome sus formas y después, quitando la chapa y uniendo los bordes de ella, quede una estatua u objeto artístico hueco, pero con apariencia maciza. Existen otras técnicas que se encuentran unidas a otras artes visuales: • Repujar es producir relieves y huecos en una lámina de metal a fuerza de martillo o punzón sobre un molde duro. • Grabar es rehundir o fijar por incisión (mediante cincel, buril o agua fuerte) un dibujo cualquiera sobre material duro. Estampar o troquelar es imprimir un dibujo sobre una lá-

¡Quiero que moldees mi carácter

mina de metal o de pasta. La escultura, igual que la arquitectura y la pintura, son disciplinas que se agrupan como “artes del diseño”; es una de las Bellas Artes en la que el escultor se expresa creando volúmenes y espacios; en ella se conjuntan las artes de talla y cincel, fundición y moldeado. En el Vaticano se encuentran muchas esculturas que representan imágenes de Cristo, de vírgenes y personajes bíblicos como el David o el Moisés o La Piedad de Miguel Ángel Buonarroti, en las que el mármol cobra vida creando texturas suaves y expresio nes faciales en las que se olvida la dureza y la frialdad de los materiales.

Carnaval y Cuaresma En muchas partes del mundo se hace el carnaval, sobre todo en Europa y América Latina. En Morelia y otros lugares de Michoacán, se sacan en procesión a la calle los toritos de petate, porque originalmente están hechos de ese material, simulando una corrida de toros que quiere cornear a los demás integrantes de la comparsa que va con él, y se acompaña con música popular. La danza recorre las calles en procesión, deteniéndose en algunas casas donde se les invita a que realicen una representación, por la que se les da dinero. El carnaval es una fiesta popular que se hace tres días antes de la Cuaresma, es decir, el Domingo, Lunes y Martes antes del Miércoles de Ceniza. Carnaval viene del latín

‘carnevale’, compuesta de las palabras ‘carne’: carne y ‘vale’: adiós, y se refiere a la despedida de la carne, tanto de las pasiones del cuerpo como de comer la carne animal los días viernes de la Cuaresma. El mismo significado tiene la palabra carnestolendas, para designar el carnaval, pues ‘toles’ significa ‘quitar’, para cambiar nuestro cuerpo y corazón por el arrepentimiento de nuestros pecados y los sacrificios personales, los ayunos y las abstinencias de los 40 próximos días de la Cuaresma, que comienza el Miércoles de Ceniza; y es un tiempo para quitar de la mente las inclinaciones del cuerpo y dedicarse al espíritu para prepararnos a celebrar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. ¿Cómo vas a vivir esta Cuaresma?

Jesús mío, yo quiero que Tú moldees mi carácter para que responda a lo que esperas de mí; que sea dócil a tus Mandamientos, para que pueda cumplir tu voluntad y realizar la misión que me has encomendado para mi vida. Todavía soy un ser pequeño y en formación, y quiero aprender lo que necesite para lograr llegar a la superación y al pleno desarrollo de los talentos de los que me has dotado. Que acepte los retos como parte de mi crecimiento, y me esfuerce cada día más para llegar un día ante Ti con mis manos llenas de las obras, que me permitan permanecer a tu lado durante toda la eternidad. Así sea.


Cuaresma, tiempo de conversión  

comunidad cristiana de morelia

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you